Costa Rica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
República de Costa Rica
Flag of Costa Rica.svg
Bandera
Coat of arms of Costa Rica.svg
Escudo
Lema: ¡Vivan siempre el trabajo y la paz!
Himno: Himno Nacional Costarricense

CRI orthographic.svg

Capital San José
Blason de San José (Costa Rica).svg

9°56′00″N 84°05′00″O / 9.9333333333333, -84.083333333333
Ciudad más poblada San José
Blason de San José (Costa Rica).svg
Idioma oficial Español
 • Hablados Lenguas de Costa Rica
Gentilicio Costarricense
Forma de gobierno República presidencialista
 • Presidente Luis Guillermo Solís Rivera
 • Vicepresidentes Helio Fallas Venegas
Ana Helena Chacón Echevería
Órgano legislativo Asamblea Legislativa de Costa Rica
Independencia
 • Firma del  acta

Primera  constitución

República Federal de Centroamérica

Estado Libre


Primera  República

Segunda  República
del Imperio Español
15 de septiembre de 1821

Pacto de Concordia

22 de noviembre de 1824

14 de noviembre de 1838

31 de agosto de 1848

8 de noviembre de 1949
Superficie Puesto 129.º
 • Total 51 100 km²
 • Agua (%) 0,7
Fronteras 516 km
Línea de costa 1412 km
Punto más alto Cerro Chirripó
Población total Puesto 123.º
 • Censo 4 937 755 hab. (2014[1] )
 • Densidad 93,9 hab./km²
PIB (PPA) Puesto 87.º
 • Total (2016) US$ 78.756 millones[2]
 • Per cápita US$ 16,072 (2016)[3]
PIB (nominal) Puesto 87.º
 • Total (2015) US$ 51.117 millones[4]
 • Per cápita US$ 11,362(2016)[5]
IDH (2015) Sin cambios 0,766[6] (69.º) – Alto
Moneda Colón costarricense (₡, CRC)
Huso horario UTC-6
Código ISO 188 / CRI / CR
Dominio internet .cr
Prefijo telefónico +506
Prefijo radiofónico TIA-TIZ, TEA-TEZ
Código del COI CRC

1 El Artículo 76 de la Constitución Política de la República de Costa Rica de 1949 solamente reconoce el español como idioma oficial del país.

[editar datos en Wikidata]

Costa Rica, denominada oficialmente República de Costa Rica, es un país de Centroamérica. Su territorio, con un área total de 51 100 km², limita con Nicaragua al norte, el mar Caribe al este, Panamá al sureste y el océano Pacífico al oeste. En cuanto a los límites marítimos, colinda con Panamá, Nicaragua, Colombia y Ecuador (a través de la Isla del Coco).[7] [8] Cuenta con 4 937 755 habitantes según el último censo de población.[1] Su capital, centro político y económico es San José, y su idioma oficial es el español.[9]

Es una de las democracias más consolidadas del mundo.[10] [11] [12] Ganó reconocimiento mundial por abolir el ejército el 1 de diciembre de 1948, abolición que fue perpetuada en la Constitución Política de 1949.[13] Ocupó el quinto lugar a nivel mundial en la clasificación del índice de desempeño ambiental de 2012 y el primer lugar entre los países del continente americano.[14] En la clasificación del Índice de Competitividad Global de 2016 se ubicó en el lugar 54 a nivel mundial y tercero a nivel latinoamericano, destacándose en los índices de salud y educación, donde obtuvo las mejores posiciones de Latinoamérica.[15] Costa Rica es catalogado en 2015 como el país con mayor libertad de prensa de América Latina y el número 16 a nivel mundial, según el ranking realizado por Reporteros sin Fronteras.[16] De acuerdo al Índice de la Paz Global 2016 está en el segundo lugar entre los países más seguros de América Latina, superado solo por Chile;[17] y en primer lugar según Latin Security Index de Latin Business Chronicle (FTI Consulting).[18]

Su índice de desarrollo humano de 2015 es el sexto mejor de Latinoamérica y el segundo en América Central.[6] Para 2010, según el Índice de Desigualdad de Género Costa Rica es el país más igualitario de América Latina.[19] En 2010 el PNUD destacó que Costa Rica está entre los pocos países que han alcanzado un desarrollo humano mucho más alto que otros países de su mismo nivel de ingreso.[20]

En el reporte del PNUD de 2013, Costa Rica fue el país que registró la mayor esperanza de vida de América Latina (79.4 años).[21] Costa Rica es uno de los países más democráticos de Latinoamérica, según la Fundación Konrad Adenauer,[22] debido a la alta participación de mujeres en cargos de elección popular, la abundante participación de partidos en el Congreso y la eficiencia y cobertura en los servicios de salud y educación. Es el país de América Latina y el Caribe, con el menor déficit habitacional, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En 2014, el país se ubica en el primer lugar de América Latina en el Índice de Progreso Social[23] y el sistema de salud del país fue calificado entre los cinco mejores del mundo según International Living.[24]

En 2007 el Gobierno de Costa Rica anunció planes para convertirse en el primer país del mundo neutral en carbono para el año 2021, cuando cumplirá su bicentenario como nación independiente.[25] [26] El país se destaca como el más feliz, ecológico, verde y sustentable de todo el planeta, según el Happy Planet Index de 2016,[27] publicado por el think tank británico New Economics Foundation, distinciones que Costa Rica recibe consecutivamente desde hace 7 años cuando también ocupó el primer puesto mundial en las clasificaciones de 2009 y 2012.[28] [29] En 2012 se convirtió en la primera nación del continente americano en prohibir la cacería deportiva, una ley de iniciativa popular[30] En 2014, el acceso al agua es declarado un derecho humano según el proyecto 17.742 y establece como prioritario el abastecimiento a las comunidades.[31] En 2015 se le proclama constitucionalmente una república multiétnica y pluricultural.[32]

Índice

Toponimia[editar]

La creencia por parte de los conquistadores españoles de la existencia de una costa rica en oro es una de las teorías que explican el origen del nombre del país. A la izquierda, Playa Negra en el Parque Nacional Cahuita. A la derecha, ranitas de oro de la cultura del Diquís, en el Museo del Oro Precolombino de San José.

Se han planteado dos teorías acerca del origen del nombre de Costa Rica. La primera y más difundida es que este se encuentra en el arribo colombino al país. Cristóbal Colón llegó al territorio costarricense el 25 de septiembre de 1502, en su cuarto viaje.[33] Impresionado por la exuberancia de la vegetación, por la abundancia de la joyería y por los adornos de oro de los indígenas, Colón pensó que en estas tierras existían muchas riquezas. Según los diarios escritos por Colón a los reyes católicos de España, en el territorio existía mucho oro, como lo dejó escrito en su "Carta de Jamaica", y la caracterizó como "una tierra con un gran litoral lleno de bellezas naturales nunca antes vistas, y muy rica en oro",[33] lo que se considera pudo influir en la posterior atribución del nombre de "Costa Rica" entre los exploradores españoles que ingresaron al territorio años después, para diferenciarla de la región de Veragua. Esa fama sobre las supuestas riquezas del país fue lo que impulsó a los aventureros a emprender otras exploraciones y sirvió de polo de atracción para los colonizadores e inmigrantes europeos.

Cabe señalar, sin embargo, que Colón no usó específicamente el nombre "Costa Rica" al referirse al territorio, sino que este apareció por primera vez en una cédula real fechada el 17 de diciembre de 1539[34] y enviada a la Audiencia de Panamá en 1543, en la que el rey español Carlos V otorgó un permiso especial a Diego Gutiérrez y Toledo para que realizase la conquista y colonización del territorio costarricense, que en adelante se denominó "Nuevo Cartago y Costa Rica".[33] Se cree que para esa época, el nombre de Costa Rica se había difundido entre los exploradores españoles para designar el hasta ese momento inexpugnable territorio, basándose en lo expresado por Colón acerca de él.

La segunda teoría acerca del origen del nombre de Costa Rica fue propuesta como una hipótesis por parte de Dionisio Cabal Antillón[35] , cuya premisa era que Costa Rica era la castellanización de una palabra indígena de origen huetar (a la llegada de los españoles, el grupo autóctono más numeroso del país) con que este pueblo designaba al país o a un asentamiento importante dentro de él. Según Cabal, Costa Rica derivaría de un huetarismo (un vocablo indígena), posiblemente "Coquerrica", "Coquerrique" o "Cotaquerrique", y que los españoles simplificaron bajo el término "Costarrica", es decir, los españoles pronunciaban de esa forma, en su idioma, el nombre que los indígenas ya daban a su propio país, en forma similar como ocurrió con otros países americanos, como México (México-Tenochtitlan), Nicaragua (Nicarao) o Chile (Chili). Para sustentar su hipótesis, Cabal sostenía que el caso de "Costarrica", con doble erre y en una sola palabra, era el mismo de otros topónimos huetares que se usan actualmente en el país: Tucurrique, Turrialba, Turrujal, Suerre, Siquirres, Curridabat, Aserrí, Ujarrás, y palabras de uso cotidiano como turruja, yigüirro, yurro, curré etc.[36]

Historia[editar]

Periodo precolombino[editar]

La cultura de Nicoya, asentada en la actual provincia de Guanacaste y de fuerte influencia mesoamericana, se caracterizó por la calidad de su cerámica policroma, así como la elaboración de objetos de jade y metates ceremoniales de piedra.

La evidencia más antigua de ocupaciones humanas en Costa Rica se asocia a la llegada de grupos de cazadores-recolectores alrededor de 12.200 años, con el hallazgo en el cantón de Siquirres de 66 asentamientos humanos donde se recuperaron elementos funerarios, petroglifos, basamentos de viviendas, calzadas, herramientas de piedra, alfarería, cerámica, los cuales datan del Paleoindio y que corresponden a la etnia cabécar, constituyéndose en el sitio arqueológico más antiguo de Centroamérica.[37]

De 10 000 a 7 000 años a.C datan antiguas evidencias arqueológicas (fabricación de herramientas de piedra) localizadas en el Valle de Turrialba, con presencia de puntas de lanza tipo clovis (norteamericana) y cola de pez (sudamericana), lo cual abre la posibilidad de que en esta zona convergieran dos tradiciones diferentes de cazadores especializados.[38]

La agricultura incipiente aparece hacia 5 000 a.C, principalmente dada por tubérculos y raíces. Para el primer y segundo milenios a.C ya existían comunidades agrícolas sedentarias, pequeñas y dispersas, aunque la transición de la caza y recolección a la agricultura como principal medio de subsistencia en el territorio es aún desconocido.[39]

Hacia 2000-3000 a.C, aparece el uso más antiguo que se conoce de la cerámica, con fragmentos de ollas, vasijas cilíndricas, platones, tecomates y otras formas de vasijas, decoradas con técnicas como incisos o acanaladuras, estampados y modelados.[40]

Entre 300 a.C y 500 d.C hay un cambio de una organización tribal a una sociedad cacical. Se da la construcción de basamentos con cantos rodados, montículos, hornos, pozos de almacenamiento, y estatuaria. El maíz llega a consolidarse como el cultivo principal en algunas regiones, mientras que en otras se da un sistema mixto, además del uso de recursos costeros (pesca) y cacería.[41]

El centro del país (Valle Central, llanuras del Norte, Caribe y Pacífico Central) fue ocupado por pueblos de cultura del Área Intermedia y lenguas chibchas. Se destacaron por la escultura en piedra (guerreros, cabezas-trofeo, metates de panel colgante), la cerámica ceremonial de jarrones trípodes para uso funerario, y la orfebrería. Construyeron importantes centros ceremoniales como Guayabo.

En este periodo aparece la producción y uso de artefactos de jade y otras piedras verdes, metates ceremoniales, remates de piedra para bastones y cerámicas especiales, se inicia el uso de objetos de metal (cobre y oro) en especial en el Valle Central, el Caribe Central y Norte.[42]

Los llamados metates trípodes de panel colgante son una manifestación sobresaliente y única del arte precolombino costarricense, decorados con elementos animales y humanos. Su manufactura se inicia en la parte tardía de este periodo (0-500 a.c).[43]

Entre 300 y 800 d.C aparecen los primeros cacicazgos complejos, con presencia de aldeas grandes y obras de infraestructura (basamentos, calzadas y montículos funerarios). Hay jerarquización de asentamientos, con aldeas principales y poblados secundarios, formación de linajes de poder hereditario y especialización de labores, con aparición de un cacique en la aldea principal y caciques secundarios en aldeas subordinadas.[44]

La cultura del Díquis, ubicada en el Pacífico sur de Costa Rica, en el Valle del río Grande de Térraba (Díquis), construida por los ancestros de los actuales borucas y térrabas, se distinguió por la calidad de sus objetos de oro y la elaboración de esculturas en piedra, sobre todo las esferas de piedra que son símbolo de identidad nacional en la actualidad.

A partir de 800 d.C y hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI, se presentó un incremento en el tamaño y complejidad del diseño interno de las aldeas, y las diferencias regionales se acentuaron. La presencia de numerosos cementerios, simples y complejos, obras de infraestructura masivas, diversidad de bienes domésticos y suntuarios, desarrollo de orfebrería, intercambio regional y conflictos entre cacicazgos por territorios y recursos son elementos característicos de esta época. La jerarquización social incluye individuos principales como el cacique y el chamán, y el pueblo común formado por artesanos y agricultores. El oro substituye al jade como símbolo de rango, en especial en las regiones Central y Diquís, aunque también se utilizó en Nicoya.[45] En la región del Valle del Díquis, se fabrican las esferas de piedra distintivas de la región, en el delta de los ríos Térraba y Sierpe, las cuales se postula que fueron utilizadas como símbolo de rango y marcadores territoriales. Otras obras de piedra incluyen figuras de bulto de formas humanas y animales, metates en forma de jaguar y estatuas antropomorfas.[46]

Esta época fue rica en grupos aborígenes localizados por todo el territorio, aunque no densamente poblado. Estos grupos se redujeron considerablemente luego de la llegada de los españoles al territorio costarricense puesto que algunos no se dejaron someter y fueron asesinados o enviados a otros países.[47]

Algunos historiadores han incluido el área conformada actualmente por las zonas sur y atlántica del país como de influencia sudamericana, debido a la presencia de grupos que hablan lenguas chibchas. La actual provincia de Guanacaste se convirtió en la frontera sur de Mesoamérica con la llegada de los chorotegas para el periodo comprendido entre los años 900 al 1000 d.C.[48] Los asentamientos humanos en la Costa Rica prehispánica cumplieron una función de puente cultural entre el Sur y el Norte del continente, y la orfebrería y la artesanía policromada en barro, tuvieron un amplio desarrollo y bellísimos resultados.[48]

Exploración y conquista - siglo XVI[editar]

La conquista de Costa Rica fue un proceso lento y dividido en dos etapas, que se prolongó por casi tres cuartos de siglo a causa de diversos factores. A la izquierda, monumento a Juan Vázquez de Coronado en el Parque España, San José de Costa Rica. A Vázquez de Coronado se le considera el verdadero conquistador del país por su papel pacificador con los indígenas y su amplio conocimiento del territorio. A la derecha, monumento en San José al indomable rey Garabito, el más importante caudillo de la resistencia huetar.

Cristóbal Colón arribó a la costa atlántica de Costa Rica el 25 de septiembre de 1502, en su cuarto viaje, visitando la isla Uvita (llamada Quiribrí por los indígenas y bautizada La Huerta por Colón), y el poblado de Cariay.[33] Según los diarios escritos por Colón, en el territorio existía mucho oro,[33] lo que impulsó a los aventureros a emprender otras exploraciones y sirvió de polo de atracción para los colonizadores. A las expediciones iniciales de Diego de Nicuesa y Alonso de Ojeda sobre el litoral atlántico, siguió la de Vasco Núñez de Balboa, quien descubrió el Océano Pacífico en 1513 luego de atravesar el istmo de Panamá.[49] En 1519 Juan de Castañeda y Hernán Ponce de León descubrieron el Golfo Dulce y el Golfo de Nicoya.[50] Gil González Dávila recorrió el litoral pacífico costarricense, arribó a Nicoya y continuó hacia Nicaragua, donde fue obsequiado ricamente por el cacique Nicarao.

Las riquezas encontradas por González Dávila hicieron que el gobernador de Panamá, Pedrarias Dávila, enviara una misión al mando de Francisco Hernández de Córdoba, quien bordeando el litoral pacífico desembarcó en el río Grande de Tárcoles y fundó la Villa de Bruselas en 1524, siendo esta la primera población colonial en territorio costarricense.[51] En 1534 Felipe Gutiérrez obtuvo permiso para conquistar la Gobernación de Veragua y en 1538, Hernán Sánchez de Badajoz se convirtió en adelantado y mariscal de Costa Rica, fundó la efímera ciudad de Badajoz en Talamanca y el puerto de San Marcos. En 1540, Diego de Gutiérrez recorrió el litoral caribeño hasta llegar al río San Juan. Fundó las poblaciones de Santiago y San Francisco en el territorio de Cartago. Apresó luego a los caciques Camaquire y Cocorí para pedir recompensa (a pesar de que fue bien recibido por los aborígenes), y tras internarse en las llanuras de Santa Clara para salir a la Cordillera Central, fue emboscado y murió. Tras esto, no hubo más expediciones al país por un lapso de diez años.[51]

En enero de 1561, Juan de Cavallón recorrió Nicoya y entró en el Valle Central, donde fundó Castillo de Garcimuñoz, la primera población del Valle Central. A Juan de Cavallón se le considera como el primer conquistador de Costa Rica,[51] si bien no pudo ejercer un control absoluto de la población indígena y se vio envuelto en una lucha contra el cacique Garabito, rey de los huetares, para poder adquirir víveres. El reino de Garabito se extendía desde el río Virilla hasta las costas del Pacífico (Jacó y Tilarán) y desde la cordillera Volcánica Central hasta el río San Juan, y su influencia en el país era enorme, aun entre sus enemigos los chorotegas, que controlaban Nicoya. Garabito, símbolo de la resistencia huetar, no se enfrentó abiertamente a los españoles, sino que usó tácticas de guerrilla, con emboscadas e incursiones rápidas en los campamentos y las poblaciones españolas.[52]

En 1562, Juan Vázquez de Coronado recorrió los cuatro costados del territorio costarricense y participó en dos expediciones, la primera, penetrando en Nicoya desde Nicaragua, hasta Garcimuñoz, luego Quepos y Coto, en el Pacífico Central. Fue nombrado alcalde mayor de Costa Rica y Nueva Cartago ese año.[53] En la segunda expedición, recorrió la desembocadura del río Grande de Térraba hasta la cordillera de Talamanca, llegó a las llanuras del Caribe y luego a Garcimuñoz, la cual trasladó al Valle del Guarco en 1564 y renombró como Cartago.[54] A Vázquez de Coronado se le conoce como el verdadero conquistador de Costa Rica por el papel pacificador que desempeñó al lado de los indígenas, ganándose su confianza y adhesión, empleando el diálogo en lugar de la violencia y entablando amistad entre españoles y aborígenes, además de que fue el que tuvo un mayor conocimiento del territorio costarricense.[55] Más tarde, fue nombrado gobernador y adelantado de la Provincia de Costa Rica, pero no asumió el cargo al morir en el naufragio de su nave en 1565. Con su ausencia, los soldados españoles iniciaron la represión de los indígenas,[53] que se alzaron en todo el país y sitiaron Cartago en 1566,[54] por lo que se nombró a un nuevo gobernador, Perafán de Rivera, quien liberó Cartago en 1568, y un año después, sometió a encomienda a los indígenas y repartió la tierra entre los conquistadores, iniciando de este modo el periodo colonial.[56]

Período colonial (1573-1821)[editar]

Iglesia colonial de Nicoya (1644), la tercera más antigua del país
Iglesia colonial de Orosi (1743), declarada monumento nacional.

Costa Rica fue desde 1574 la dependencia más austral de la Capitanía General de Guatemala, parte del Virreinato de Nueva España, situación en la que permaneció hasta su independencia. La lejanía de la ciudad de Guatemala y su carencia de riquezas agrícolas o mineras provocaron que se encontrara en total abandono por parte de las autoridades españolas de México y Guatemala, sin embargo esto facilitó que Costa Rica se desarrollara con mucha mayor autonomía que otras provincias de Centroamérica. El interés relativo que mostraron los colonizadores hacia esta región modificó algunas de las situaciones características que se dieron en otras naciones, dotando a Costa Rica de algunas peculiaridades, por ejemplo algunos estudiosos, entre ellos Carlos Gagini y Roberto Brenes Mesén, sostienen que parte de la idiosincrasia nacional se formó durante esta época colonial, en donde las privaciones de tipo material eran el común para todos y al no haber una fuerte mano de obra indígena y africana, tanto el Gobernador Provincial como el más humilde de los campesinos, esclavos y amerindios, tenían que velar cada cual por su sustento y por el de sus familias, creándose así una sociedad más igualitaria y menos regida por castas.[57] Nuevos estudios han demostrado que en la Costa Rica colonial, y sobre todo, a partir del siglo XVII, se empezó a cimentar una marcada diferenciación social, con una élite comercial y terrateniente que manejaba a antojo los hilos de la economía y la política interna.[57] El número de oficiales del gobierno y de representantes de la Iglesia fue menos relevante, por lo que la provincia de Costa Rica desempeñó solo un papel menor en la Capitanía General de Guatemala; todo ello provocó una evolución diferenciada del resto de América Latina.

En 1573, el gobernador Alonso Anguciana de Gamboa consolidó la colonización del territorio.[58] A esto se sumó la desaparición de Garabito (muerto o ya muy viejo), lo que permitió el control de gran parte del Valle Central Occidental, que se encontraba sujeto a su dominio.[58] Además, se asentaron nuevos colonos en las ciudades de Cartago y Espíritu Santo (la antigua Aranjuez, refundada con este nombre por Anguciana de Gamboa en 1574, y luego llamada Esparza por el gobernador Diego de Artieda Chirinos), principalmente campesinos labradores.[59] El cabildo colonial de Cartago mantuvo su jurisdicción hasta la instauración de la figura del Gobernador.[60]

Ruinas de la parroquia de Santiago Apóstol en Cartago, Patrimonio Cultural de Costa Rica. La parroquia fue fundada en 1575 y ha sido destruida tres veces por distintos terremotos. Cartago fue la capital de Costa Rica desde la fundación de la ciudad, en 1563, hasta 1823.

En el plano territorial, la Gobernación de Costa Rica se extendió desde el río Tempisque y la margen derecha del río San Juan de Nicaragua, al oeste y norte, hasta la isla del Escudo de Veragua en Bocas del Toro y el río Chiriquí en el sureste. Sin embargo, el dominio efectivo español sobre el territorio fue más pequeño: comprendió básicamente el Valle Central, la región del Pacífico seco, el Valle del río Reventazón hasta el Caribe central y parte del Pacífico sur. La capital provincial se ubicaba en Cartago.[60] Talamanca, algunas secciones del Pacífico sur y las llanuras del norte (actual San Carlos) funcionaron como refugio para los indígenas por su difícil acceso o falta de interés de las autoridades en controlarlas. Nicoya se constituyó en una Alcaldía Mayor con fuertes lazos con la Provincia de Nicaragua en parte cimentadas por el comercio ganadero. Entre 1570 y 1581 surgieron varias villas que se fundaron primeramente como pueblos de indios, a cargo de un corregidor y bajo el adoctrinamiento religioso de frailes franciscanos: Barva, Pacaca, Aserrí y Curridabat en el Valle Occidental; Cot, Quircot, Ujarrás y Tobosi en el Valle del Guarco; Corrosí, Orosi, Turrialba, Tucurrique y Pejibaye en la zona del Reventazón; Atirro, Teotique y Chirripó en la frontera con Talamanca; Bagaces, Abangares, Chomes y Garabito en el Pacífico central; Quepos y Boruca en la zona sur; y San José Cabécar y Ara en el Caribe sur.[61]

En el plano económico, la provincia tuvo una economía de subsistencia basada en los tributos indígenas en especie (encomienda) y en el trabajo de labradores sin derecho a encomienda (o encomenderos empobrecidos, que se volvieron campesinos), que subsistían mediante la chacra, por lo menos hasta 1610.[62] Las rutas de comercio, que se hacía mediante mulas, se construyeron sobre los antiguos caminos prehispánicos que comunicaban el Valle Central con el Pacífico, conectando Cartago con Esparza y La Caldera, y luego, por el Caribe, Cartago con el puerto de Suerre en el Reventazón. La exportación de maíz, trigo, harina, bizcocho, sebo, cerdos y capones se daba principalmente hacia Panamá por la vía marítima, y en menor medida, hacia Granada y León en Nicaragua por vía terrestre por medio de Nicoya.[62] A mediados del siglo XVII y hasta el siglo XVIII, se abrió un nuevo ciclo comercial con la explotación del cacao en el valle de Matina, en el Caribe central, pero su mercado quedó restringido a comerciantes extranjeros ingleses y holandeses provenientes de Jamaica, la Mosquitia o Curazao, el cual se consideraba ilegal por las autoridades españolas.[63] En toda América española se comerciaba por medio del contrabando con los ingleses; los vecinos de Cartago, con el pretexto de visitar sus haciendas de cacao, iban a comerciar con barcos ingleses y holandeses, provocando incluso que el gobernador de Costa Rica, Francisco Serrano de Reyna y Céspedes, fuere acusado y sentenciado por comercio ilícito. Hasta finales del siglo XVIII los españoles se interesaron en el cultivo del tabaco, que Costa Rica recibió como monopolio en 1787, como exportación principalmente a Granada (Nicaragua). El tabaco se cultivó principalmente en el Valle Central, lo que permitió que se consolidaran algunas poblaciones en lo que luego serían San José y Heredia. Existió también cierta explotación agropecuaria de ganado entre los pobladores de origen hispánico, sobre todo en Cartago.[62]

Con el fin de concentrar a una población cada vez más dispersa, las autoridades civiles y eclesiásticas ordenaron la fundación de iglesias, oratorios y parroquias en el Valle Central. En 1707, se erigió una ermita en el valle de Barva, la cual se llamó Villa Vieja, y que hoy es la ciudad de Heredia. En 1738, se construyó la primera iglesia de la Villa Nueva de la Boca del Monte, que daría lugar a San José, poblada con habitantes provenientes de la villa de Escazú, habitada desde 1600; y en 1782, se autorizó la primera ayuda de parroquia de la Villa Hermosa, hoy ciudad de Alajuela. En el Pacífico, Esparza fue la ciudad más importante, que se fue despoblando por los ataques piratas, por lo que mucha población se trasladó hacia el valle de Bagaces, dando lugar a la población de Cañas en 1751. Hacia la segunda mitad del siglo XVIII, se inició la actividad en el puerto de Puntarenas, principalmente para comerciar tabaco, pero no fue declarado oficialmente puerto hasta 1814. En Nicoya, la actividad ganadera con Nicaragua permitió una fuerte influencia de esa provincia en toda la región hasta el valle del Tempisque, la cual, sin embargo, contaba con una población dispersa, por lo que en 1769 se fundó una ermita en un importante cruce de caminos. De esa manera surgió la ciudad de Liberia.[64]

Ruinas de la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Ujarrás, construida entre 1686 y 1693, en Paraíso de Cartago.

La población indígena, que siempre fue escasa, disminuyó aún más debido a las guerras de conquista,[65] y a las enfermedades traídas de Europa a partir especialmente de 1650. Los pocos indígenas que quedaron en la provincia de Costa Rica en ese entonces, debieron realizar servicios personales a los peninsulares,[65] ya que estos carecían de suministros de leña, cuidado del ganado, el cultivo del maíz y del trigo, los oficios domésticos entre otros. Hubo varias rebeliones indígenas: en 1610, la ciudad de Santiago de Talamanca,[66] fundada en 1605 por Juan de Ocón y Trillo, fue incendiada por los pueblos ateo, viceita, térraba y cabécar al mando del rey Guaycorá, señor del Caribe sur, lo que inició una época muy violenta en la región, que se extendió hasta 1620; en 1678, los urinamas, utilizados en las plantaciones de cacao desde 1670, huyeron hacia las montañas de Talamanca, lo que motivó que la Audiencia de Guatemala prohibiese el uso de indígenas en estas plantaciones, y se trajese mano de obra africana para realizar este trabajo entre 1680 y 1690.[66] Muchos de estos africanos fueron llevados a vivir a la periferia de Cartago, donde dieron lugar a los pardos, que fundaron su propia villa: la Puebla de los Ángeles de Cartago, conocida también como la Puebla de los Pardos. Fue en esta villa donde, según la tradición, se encontró algunos años después, una imagen de talla rústica que representa a una mujer con un niño en brazos por parte de una mulata. El culto a la Virgen de los Ángeles, la «Negrita», como fue llamada en contraposición a la imagen más blanca y fina de la Señora del Rescate de Ujarrás, regalada por Felipe II a los habitantes de Cartago, permitió satisfacer las necesidades espirituales de las masas campesinas mestizas, mulatas y españolas, permitiendo de alguna manera una mayor integración de estos grupos sociales.[67]

A la izquierda, busto de Pablo Presbere en la Asamblea Legislativa de Costa Rica. A la derecha, la rebelión de Pablo Presbere según el Álbum de Figueroa.

La rebelión más importante que se recuerda, no obstante, fue la que protagonizaron los reyes indígenas Presbere, cacique bribri de Suinse, y Comesala, señor de los cabécares, en 1709, quienes aglutinaron bajo su mando a los borucas, cabécares, bribris y terbis (tradicionalmente rivales entre sí), y con la sistemática destrucción de catorce ermitas, recuperaron la soberanía de sus territorios en Talamanca, obligando a frailes franciscanos y soldados españoles a huir hacia Cartago. Los españoles organizaron una contraofensiva en 1710, capturando 700 indígenas, Presbere entre ellos, el cual fue ejecutado en Cartago el 4 de julio de 1710. La rebelión de Presbere, sin embargo, permitió que los indígenas de Talamanca continuaran dominando la región a pesar de los españoles, cuyo control no logró extenderse hacia esa región y permitió, de esa manera, que las tradiciones de estos pueblos indígenas lograsen persistir hasta la actualidad. Las llanuras del norte, finalmente, permanecieron ajenas al control español salvo algunas expediciones misioneras de frailes franciscanos, por lo que permanecieron en control de los indígenas guatusos hasta 1860, cuando comenzaron a ingresar buscadores de caucho a la región.[66]

Reproducción de una pintura del presbítero Florencio del Castillo, diputado por Costa Rica y Nicoya en las Cortes de Cádiz en 1812, realizada en 1832 por Francisco López. Ubicada en la Universidad Benito Juárez, Oaxaca, México.

Durante el siglo XVII, el país se vio azotado por las constantes invasiones de piratas provenientes del Reino de la Mosquitia (litoral atlántico de Honduras y Nicaragua), una especie de protectorado británico que duró hasta fines de siglo XIX. En 1666, se dio la primera invasión a cargo de Eduard Mansvelt y Henry Morgan, que penetró en territorio costarricense en abril y saqueó la villa de Matina. Esta invasión fue repelida con una batalla en Turrialba y varios piratas fueron fusilados. Pero el camino ya estaba señalado para los piratas y por ello siguieron saqueando la región; además, al arrasar con las cosechas de cacao, destruían la principal actividad económica del momento, lo cual generó serios trastornos en la economía colonial.[63] En 1676, 1681 y 1687, Matina fue de nuevo invadida y arrasada por los piratas. En 1742 los españoles construyeron el fuerte San Fernando, en Matina, pero este duró pocos años, pues fue destruido en una incursión pirata en 1747, por lo que la costa caribeña siguió desguarnecida. La costa pacífica tampoco escapó a la acción de los piratas; ya que en 1681, John Cook, luego de una acción de saqueo en Perú, arribó a las costas de Guanacaste, saqueando villas como Chomes y Diriá e incluso incendió la ciudad colonial de Nicoya. En 1685 y 1686 le tocó el turno a Esparza, la cual fue saqueada y destruida.

Hacia 1778, se realizó el censo borbónico, que permitió conocer la composición étnica de la población: 12% indígenas; 18% negros y mulatos; 60% mestizos "claros" (según consta en el documento), y 10% españoles.[68] Socioculturalmente, era un mundo de campesinos y comerciantes donde se imponía una cultura criolla-mestiza que incorporaba elementos africanos e indígenas. Costa Rica, con apenas 50 000 habitantes hacia 1800,[68] no tenía suficiente población para colonizar todo el territorio nacional. Las enfermedades tropicales, de pantanos, y la falta de tierras fértiles, la escasez de mano de obra por ser tierras poco aptas para las poblaciones densas los limitados recursos mineros, y lo accidentado del terreno que conforma la mayoría del Valle Central (el área fértil del país, donde finalmente se pudieron realizar asentamientos y ciudades) se unieron para que la colonización española fuera muy lenta y se enfrentara a serias limitaciones económicas para poder llevarse a cabo. Costa Rica fue entonces la provincia más austral y pobre de la Nueva España.[69] Al término del periodo colonial, coexistían en Costa Rica dos sociedades: la de origen hispánico, implantada en el Valle Central y con prolongaciones hacia el Caribe central y Pacífico seco, central y sur; y la sociedad indígena que no pudo ser sometida en Talamanca, las llanuras de los guatusos y parte del Pacífico sur.

En 1812, siendo gobernador Tomás de Acosta y Hurtado de Mendoza, se nombra al presbítero Florencio del Castillo como diputado a las Cortes de Cádiz por la provincia de Costa Rica y el Partido de Nicoya, esto por la exigua población de ambas dependencias como para nombrar un representante cada uno. Durante este periodo, se introduce el café en el Valle Central, el cual será vital para el futuro desarrollo del estado luego de la independencia.

Independencia (1821) y Guerra de Ochomogo (1823)[editar]

Costa Rica se independizó del Imperio español el 15 de septiembre de 1821, junto a las demás provincias que formaban parte de la Capitanía General de Guatemala. Después de recibir el pronunciamiento de la ciudad de León, establecido en el "Acta de los Nublados", que estipulaba la independencia del gobierno español y la continuidad de las autoridades,[70] el ayuntamiento de Cartago emitió el acta del 29 de octubre, declarando su independencia, y, el 1 de diciembre, una Junta de Legados promulgó el Pacto Social Fundamental Interino o Pacto de Concordia, considerada la primera Constitución de la nación pues estableció el derecho absoluto de la provincia de constituir su propia forma de gobierno, se reconocieron los derechos civiles de los habitantes, se proclamó la libertad de comercio y se estableció que el gobierno quedase a cargo de una Junta Superior Gubernativa.[71] El 3 de marzo de 1823, se forma el primer Congreso de Costa Rica con diputados de las cuatro ciudades principales del Valle Central, profundamente localistas y fuertemente fragmentadas entre sí, en especial porque el Pacto de Concordia también establecía la rotación de la capital entre estas ciudades, algo que Cartago, la capital colonial, no aceptó.

La independencia trajo consigo un enfrentamiento por el poder entre las ciudades conservadoras de Cartago y Heredia, que abogaron por unirse al Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide, y las ciudades liberales de San José y Alajuela que querían ser independientes, consecuencia de lo cual el 5 de abril de 1823 se libró una batalla en el Alto de Ochomogo, que resultó en la victoria de los republicanos, dirigidos por Gregorio José Ramírez. Tras esta batalla, la ciudad de Cartago dejó de ser capital de Costa Rica, la cual pasa a la ciudad de San José.[72]

Ramírez devolvió el poder a los pocos días, y se nombró una nueva Junta Gubernativa que gobernó hasta 1824, año en que se nombró al primer Jefe de Estado.

Costa Rica en la República Federal de Centroamérica (1824-1838)[editar]

Con la llegada de la independencia, también había llegado la invitación a los costarricenses para formar parte de la República Federal de Centroamérica (1823), no obstante, esto no fue visto con gran entusiasmo dado el aislamiento de la distante provincia, pues existía la creencia generalizada de que las penurias económicas, culturales, sociales y políticas se debían al abandono por parte de las autoridades coloniales radicadas en Guatemala. La escasa población de Costa Rica, además, solamente le daba derecho a 2 diputados, por lo que su participación en la República (1823-1842) fue bastante marginal. Esto motivó que Costa Rica fuese el último miembro en incorporarse a la República Federal (1824), y que por esta particularidad, buscase solucionar sus problemas por sí misma. Para 1825, Costa Rica contaba con su propia moneda, Jefe de Estado, Asamblea Legislativa y Corte Suprema de Justicia. Entre 1825 y 1833, mientras la República Federal se debate en la anarquía política y la guerra civil (1826-1829), Costa Rica vive un periodo de reacomodo y relativa estabilidad política. No obstante y a pesar de esto, la República Federal sirvió a los representantes costarricenses como escuela política, en especial en el caso de Braulio Carrillo Colina, quien fue diputado en esa instancia, y con cuya experiencia le permitió, más tarde, forjar su visión de estadista que sentó las bases del estado costarricense.

Juan Mora Fernández, primer Jefe de Estado (1824-1833)[editar]

Juan Mora Fernández (1824-1833), primer Jefe de Estado de Costa Rica, fue un josefino liberal con amplia experiencia administrativa, bajo cuyo gobierno se introdujo la imprenta, se estableció la primera casa de moneda y se reorganizó la Casa de Enseñanza de Santo Tomás, considerada la primera universidad de Costa Rica. En su gobierno se promulgó una nueva constitución, llamada Ley Fundamental del Estado Libre de Costa Rica (1825), así como la Ley Aprilia, que separaba temporalmente (aunque en la práctica, la separación era definitiva) a Costa Rica de la República Federal. Fue también en su gobierno que se declaró a la Virgen de los Ángeles patrona de la nación, así como la Anexión del Partido de Nicoya (gran parte de la actual Guanacaste) al país, el 25 de julio de 1824.[73] [74] De su tino como gobernante responde el periodo de ocho años de tranquilidad y progreso que caracterizaron a Costa Rica, en una época en que la guerra arreciaba en el resto de América Central.

Los gobiernos de Braulio Carrillo (1833-1838)[editar]

Braulio Carrillo Colina, arquitecto del Estado costarricense.

A Juan Mora le sucedió José Rafael de Gallegos en 1833, quien no tuvo la brillantez de su antecesor, entre otras cosas, por la creación de la Ley de la Ambulancia, que rotaba la capital del país entre las cuatro principales ciudades del Valle Central: San José, Alajuela, Heredia y Cartago. Gallegos fue obligado a renunciar en 1835,[75] por lo que Braulio Carrillo Colina toma el poder para terminar su periodo.

Carrillo impuso el orden del país fortaleciendo las instituciones públicas, creando el pago de impuestos, impulsando el cultivo del café, que permitió el despegue económico del país en la década de 1840. Promulgó la Ley Contra la Vagancia y el respeto a las autoridades. Derogó la Ley de la Ambulancia, lo cual originó descontento en las ciudades de Cartago, Heredia y Alajuela, hecho que culminó con la Guerra de la Liga, la segunda guerra civil de Costa Rica, que buscaba establecer la hegemonía capitalina, en la que batallones de la ciudad de San José vencieron a las tropas de las ciudades de Heredia, Cartago y Alajuela en forma definitiva, por lo que se afianzó San José como capital del país.[76]

Braulio Carrillo fue candidato para reelegirse en las votaciones de 1837, pero fue derrotado por Manuel Aguilar Chacón, cuya política tendía a robustecer los nexos de Costa Rica con la República Federal, algo a lo que Carrillo era contrario. Aguilar fue derrocado en 1838, y los militares de San José restablecieron a Braulio Carrillo como Jefe de Estado, quien durante su segundo periodo al frente del país, estableció códigos en materia penal, civil y de procedimientos, fundamentales para el país, y derogó la constitución de 1825 promulgando una nueva, el Decreto de Bases y Garantías, en el cual, entre otras cosas, se proclamaba Jefe Vitalicio.[76] La falta de apoyo por parte de la República Federal de Centro América ante la ocupación de Bocas del Toro de 1836 por la República de la Nueva Granada, además de otras razones, motivó que el 15 de noviembre de 1838 el país se separara de manera definitiva de la República Federal y se proclamara estado libre, soberano e independiente. Por su obra monumental, a Carrillo se le conoce como el "Arquitecto del Estado Costarricense".[76]

La Ley de Bases y Garantías motivó que en 1842, los adversarios políticos de Carrillo convocaran al país a Francisco Morazán, ex-presidente de la República Federal Centroamericana en 1830. Morazán derrocó a Carrillo, quien se exilió en El Salvador, donde fue asesinado en 1844. El interés de Morazán, no obstante, era usar a Costa Rica como base militar para reconstruir la República Federal, misma que fue disuelta en 1839, esta actitud hizo que los liberales se volvieran en su contra y determinó su caída y fusilamiento en San José el 15 de septiembre de 1842.[77]

En 1844, fue nombrado jefe provisional José María Alfaro Zamora, quien entre otras cosas fomentó el cultivo del café como principal producto de exportación, fortaleció la apertura de caminos desde San José hacia Puntarenas, y creó la Universidad de Santo Tomás a partir de la antigua Casa de Enseñanza.[78]

Fundación de la República (1848)[editar]

José María Castro Madriz, primer presidente y fundador de la república.

En 1847 accedió al poder José María Castro Madriz, doctor en leyes y hombre culto que llegó a ocupar la presidencia de los tres poderes de la República. Propició la educación de la mujer, la libertad de prensa y la gestión para crear la primera diócesis en Costa Rica en 1850, con Monseñor Anselmo Llorente y Lafuente como el primer obispo de Costa Rica El día 31 de agosto de 1848 promulgó una nueva constitución en la que declaró a Costa Rica como nación soberana e independiente de cualquier otro estado, nombrándola definitivamente como República de Costa Rica.

El 29 de septiembre de 1848 dotó al país de la primera bandera tricolor, obra de su esposa, Pacífica Fernández, y las bases del actual escudo, además de proclamar el 15 de septiembre como feriado para celebrar la independencia de Centroamérica. La Constitución de 1848 estableció un Poder Ejecutivo fuerte frente al Legislativo, lo que le permitió al país adquirir agilidad para nombrar funcionarios públicos, acelerando la centralización del poder y el camino del país en su conversión hacia un Estado moderno.[78] El Congreso de la República le confirió el título de Fundador de la República en 1849.

Estado Oligárquico (1849-1870)[editar]

Juan Rafael Mora, segundo presidente y héroe nacional.

Castro Madriz renunció en 1849 por diferencias políticas, lo que permitió el ascenso al poder de su vicepresidente, Juan Rafael Mora Porras, posteriormente electo al año siguiente. La obra de Mora fue polémica para muchos historiadores, porque encontró una oposición muy fuerte a su gestión; sin embargo, tuvo el mérito de que contribuyó a dar solidez económica al país al incrementarse las exportaciones de café a Gran Bretaña, lo cual permitió la inversión en obras públicas y edificios que le dieron mejor configuración urbana a San José.

Durante la década del gobierno de Mora, se dio un gran auge económico y social, secundario al establecimiento de un modelo agroexportador basado en el café, lo que permitió la formación y fortalecimiento de una oligarquía cafetalera de gran influencia sobre los asuntos del estado. Durante el gobierno de Mora, se importaron nuevas tecnologías, se abrieron vías de comunicación, se mejoraron los caminos y puertos, se fortaleció el poder central del Estado, eliminándose los localismos, se fortaleció y modernizó el ejército, se creó el primer banco nacional y el primer teatro, se construyeron importantes obras de infraestructura pública como el Palacio Nacional, el Hospital San Juan de Dios, el edificio de la Universidad de Santo Tomás, la primera Facultad de Medicina, la Fábrica Nacional de Licores, y se compuso la música del actual Himno Nacional, obra de Manuel María Gutiérrez Flores.[79] En 1858, se firmó el Tratado Cañas-Jerez que delimita la frontera con Nicaragua, tratado que es confirmado en 1888 por el Laudo Cleveland.[80]

Campaña Nacional de 1856 - 1857[editar]

La mayor amenaza a la estabilidad política y cultural del país se vivió durante el ascenso al poder en la vecina Nicaragua del filibustero estadounidense William Walker, quien arribó a Nicaragua durante la guerra civil de ese país. Walker aprovechó la situación para hacerse nombrar presidente del país, tras lo cual emitió un decreto de colonización y otro de esclavitud. Su presencia en Nicaragua significaba un peligro para integridad territorial de Costa Rica, por lo que el presidente Mora llamó a las armas al pueblo costarricense, marchando el ejército el 4 de marzo hacia Nicaragua, con 4000 efectivos al mando de José Joaquín Mora Porras, hermano del presidente. A la victoria costarricense en la Batalla de Santa Rosa el 20 de marzo de 1856, siguió el enfrentamiento en Rivas, Nicaragua, el 11 de abril de 1856. La batalla de Rivas fue cruenta y larga, con grandes pérdidas para ambos bandos y muchas muestras de heroísmo, la más recordada la del soldado alajuelense Juan Santamaría.[81]

A la izquierda, detalle del monumento al héroe nacional Juan Santamaría. A la derecha, retrato de la heroína Francisca Carrasco Jiménez.

Tras la victoria de Rivas, el ejército costarricense se vio obligado a replegarse de la ciudad ante la aparición de la epidemia de cólera morbus, que terminó costando la vida a 10 000 costarricenses (el 10% de la población nacional en esa época), al dispersarse la infección con el regreso del ejército al país. No fue sino hasta 1857 cuando Costa Rica vuelve a entrar en la guerra, ahora aliada con el resto de los ejércitos centroamericanos, con la decisiva Campaña de la Vía del Tránsito, en la cual toma el río San Juan para cortar la ruta de aprovisionamiento de los ejércitos filibusteros, obligando a Walker a rendirse el 1 de mayo de 1857. La Campaña Nacional es la culminación del proceso de consolidación de la independencia y el inicio del proceso de formación de la identidad nacional. El epílogo de la Campaña Nacional fue sangriento: en 1859, Mora fue derrocado y exiliado por sus enemigos políticos. En 1860, intentó recuperar el poder por la fuerza. Derrotado en la batalla de La Angostura, fue fusilado, junto al general Cañas, en la ciudad de Puntarenas.[81]

La caída de Mora trajo un periodo de inestabilidad política donde dominaron los militares, en el cual los generales Máximo Blanco y Lorenzo Salazar colocan y quitan a los gobernantes de acuerdo a los intereses propios y de la oligarquía económica. A Mora le sucedieron José María Montealegre Fernández (1859-1863), Jesús Jiménez Zamora (1863-1866 y 1868-1870) y José María Castro Madriz (1866-1868). Durante este periodos se dan algunos hitos como la fundación del Banco Anglo Costarricense (1864), la creación de la primera línea de telégrafos (1866) y la declaración de la educación básica como gratuita y obligatoria. En 1868, Jiménez logró apartar del poder a los militares Blanco y Salazar, pero a su vez él sería derrocado en 1870 por Tomás Guardia Gutiérrez.

Estado Liberal (1870 - 1940)[editar]

El liberalismo en Costa Rica está fuertemente ligado a la figura del general Tomás Guardia Gutiérrez, quien dominó el escenario de la política costarricense por una década.

Las políticas liberales de Guardia serían continuadas durante los gobiernos de sus sucesores, Próspero Fernández Oreamuno (izquierda) y Bernardo Soto Alfaro. Las ideas liberales estaban vinculadas al pensamiento de la época de modernización y progreso, y su importancia radicó en que muchas de las características actuales del Estado costarricense se definieron en este periodo.

Se considera uno de los periodos más importantes de la historia costarricense, pues es la época durante la cual las instituciones liberales maduraron y se consolidaron. Las ideas liberales definieron el país en lo económico, social e institucional, y su importancia en la orientación política costarricense se debió en gran medida al peso del sector cafetalero en la política interna. Por otro lado, fue la consecución del liberalismo la que determinó la creación del Estado costarricense, cuyas bases son todavía vigentes. El pensamiento de la época estaba vinculado con los ideales de modernización y progreso, y el Estado se volvió garante y protector de los más preciados valores de la sociedad burguesa: la propiedad y la libertad, al mismo tiempo que se daba la separación entre Estado e Iglesia. En lo económico, se caracterizó por una economía agro-exportadora basada en el bicultivo café-banano.[82]

Desarrollo del Estado Liberal 1870 - 1929[editar]

En 1870, Jesús Jiménez Zamora fue derrocado por Tomás Guardia Gutiérrez, quien llamó a una nueva Asamblea Nacional Constituyente para redactar una nueva Constitución en 1871, siendo esta la carta que tuvo más vigencia en la historia del país hasta 1949. Guardia abolió la pena de muerte y fijó el periodo presidencial en cuatro años.[82]

En 1876 fue elegido Aniceto Esquivel Sáenz, con Guardia como jefe del ejército y teniendo siempre el control del país, tomando de nuevo el poder en 1880. Guardia, de corte liberal, protagonizó un gobierno duro y progresista. Inició la concesión para la construcción del primer ferrocarril al Atlántico, obra encargada al ingeniero estadounidense Minor Cooper Keith, que a la postre también desencadenó la explotación del banano como recurso de exportación. En esta época se dan las primeras inmigraciones masivas de italianos, jamaiquinos y chinos para trabajar en la construcción del ferrocarril. Guardia murió en el cargo y fue sucedido por Próspero Fernández, quien preparó al país para una eventual guerra contra las intenciones del general guatemalteco Justo Rufino Barrios, que intentó reunificar Centroamérica por la fuerza, pero con la muerte de Barrios se evitó la guerra. En su gobierno se redactaron nuevos códigos civil, militar y fiscal. Fernández también expulsó del país, en 1884, a los jesuitas, junto con el obispo Bernardo Augusto Thiel, acusando al clero de tener injerencia política.[82]

A la muerte de Fernández en el cargo, el gobierno pasó a Bernardo Soto Alfaro, quien dedicó su gestión al desarrollo cultural y material del país. Durante su gobierno se destacó la labor de Mauro Fernández Acuña, quien fundó la Escuela Normal, para formación de personal docente, firmó la Ley General de Educación Común, que ampliaba la educación secundaria, así como la fundación del Liceo de Costa Rica, el Instituto de Alajuela y el Colegio Superior de Señoritas entre 1887 y 1888, y el cierre de la Universidad de Santo Tomás. En 1887, se creó el Museo Nacional de Costa Rica. Durante esta década, también, se inauguró el servicio nacional de teléfonos. En 1888, se introdujo el matrimonio civil y el divorcio, así como la secularización de los cementerios.[82]

Durante el gobierno de Soto, se estableció en el país la Cruz Roja y se creó la lotería nacional para el financiamiento de hospitales. Tras las elecciones de 1889, el gobierno de Soto intentó desconocer el resultado que daba ganador, por abrumadora mayoría, a José Joaquín Rodríguez Zeledón. El 7 de noviembre de ese año, la población entera, bajo el liderazgo de Rafael Yglesias Castro, se levantó a favor del triunfo electoral de Rodríguez en la primera jornada cívica y popular de la historia costarricense, por lo cual ese día es recordado como el Día de la Democracia Costarricense. Soto prefirió apartarse del poder antes que reprimir a la población, entregando el gobierno al Dr. Carlos Durán Cartín, primer designado, quien seis meses después entregó el gobierno a Rodríguez.

Fotografía histórica de la Inauguración del Monumento Nacional de Costa Rica el 15 de septiembre de 1895.

El gobierno de Rodríguez Zeledón se caracterizó por actuaciones arbitrarias en el ejercicio de sus funciones. Durante su gobierno se inauguró el monumento a Juan Santamaría (1891). Le sucedió en el cargo Rafael Yglesias Castro, cuya administración fue dinámica y progresista. En su gestión se inauguró el Monumento Nacional de Costa Rica (1895), la Escuela de Bellas Artes y el Teatro Nacional (1897), se implantó el Patrón Oro, se inició la construcción del ferrocarril al Pacífico y se efectuaron muchas otras obras de progreso. En 1899, se fundó la compañía transnacional United Fruit Company, que llegó a controlar la producción y exportación del banano durante el siglo siguiente, y cuya presencia fue desencadenante de importantes movimientos sociales en el siglo XX.[83]

El Teatro Nacional de Costa Rica en 1909, símbolo de la Costa Rica liberal y progresista de finales del siglo xix y principios del siglo xx.

Durante el segundo período de Rafael Yglesias, en 1900, se inauguró el tranvía en San José, se publicaron las primeras novelas costarricenses (El Moto y Las Hijas del Campo, de Joaquín García Monge) y se introdujo el primer automóvil, propiedad de Enrique Carranza. En 1902, Yglesias fue sucedido por Ascensión Esquivel Ibarra, cuyo gobierno fue austero y con una severa economía. Durante este gobierno, se adoptó la actual letra del Himno Nacional, escrita por José María Zeledón Brenes.

En 1906 inició el primer mandato de Cleto González Víquez, quien amplió la cañería de San José y las de otras ciudades. Se preocupó grandemente por la higiene pública y los servicios municipales. Construyó el edificio (ya derribado) de la antigua Biblioteca Nacional y terminó el ferrocarril al Pacífico (1910). Le sucedió Ricardo Jiménez Oreamuno (1910-1914), bajo cuyo mandato se aprobó el voto directo y se graduó la primera mujer bachiller de secundaria del Liceo de Costa Rica, Ángela Acuña. En 1910, un terremoto destruyó la ciudad de Cartago, que debió ser reconstruida.[82] [83]

En 1914 ascendió al poder Alfredo González Flores, quien creó el Banco Internacional de Costa Rica. Durante su gobierno se dictaron importantes leyes en materia tributaria. Fue derrocado en 1917 por su Ministro de Guerra, Interior y Defensa Nacional, Federico Tinoco Granados, rompiendo con 27 años de estabilidad política y orden constitucional. El gobierno de Tinoco se caracterizó por su carácter represivo y la constante violación de los derechos civiles y políticos, así como el abuso en el manejo de los fondos públicos. Hubo varios levantamientos en su contra, como la «Revolución del Sapoá», dirigida por Julio Acosta García, sin embargo, fueron reprimidos con dureza e incluso con el asesinato de varios líderes opositores como el periodista Rogelio Fernández Güell y el educador Marcelino García Flamenco en 1918.

La construcción del ferrocarril al Atlántico (1870-1890) es un hito del periodo, puesto que permitió la comunicación del Valle Central con el Caribe, la exportación transoceánica de productos como el café y el banano, y la llegada de inmigrantes afroantillanos, chinos y europeos que trabajaron en su construcción.

La caída de Federico Tinoco comenzó en 1919, cuando la población del Gran Valle Central -encabezada por educadores como Carmen Lyra, los estudiantes de secundaria y trabajadores- se lanzaron a las calles a protestar contra una exacción que el gobierno pretendía hacer en los sueldos de los maestros, y proletarios. Las manifestaciones y desfiles terminaron por incendiar «La Información», periódico al servicio de la dictadura. Pocas semanas después, el hermano del dictador y Ministro de Guerra José Joaquín Tinoco Granados, es asesinado en la esquina de su casa por un desconocido y pocos días después, el dictador, su familia y sus gentes más cercanas, fueron exiliados del país y se establecieron en Francia, dejando al país arruinado y agotado.

Tarjeta postal Memorias de Costa Rica, escrita y circulada en el año 1898.

Tras los interinatos de Juan Bautista Quirós Segura y de Francisco Aguilar Barquero, las elecciones de 1920 las ganaría Julio Acosta García. En este mismo año haría su debut en el Metropolitan Opera House el tenor costarricense Manuel Melico Salazar, con una obra de Verdi.[83]

En 1921 el país se vio envuelto en un conflicto armado con la República de Panamá conocido como la Guerra de Coto. En 1922, el Banco Internacional es declarado única entidad emisora de moneda, y un año después, Costa Rica obtendría una importante victoria judicial contra la Gran Bretaña en el litigio arbitral fallado por el Laudo Taft.[83]

En 1924, Ricardo Jiménez vuelve a ser electo presidente de la república. Durante ese período creó el Banco Nacional de Seguros (hoy Instituto Nacional de Seguros) y el Banco de Crédito Hipotecario. Impulsó la ganadería y la agricultura, creó la escuela de Agricultura y el Ministerio de Salud. Inició la electrificación del ferrocarril al Pacífico y la construcción del nuevo muelle de Puntarenas. En 1928 Cleto González Víquez es nuevamente electo. Durante esta administración comenzó la pavimentación de las calles de San José, mejoró algunas carreteras en el Valle Central, y terminó la obra de la electrificación del ferrocarril al Pacífico.[82]

Crisis del Estado Liberal 1929 - 1940[editar]

Don Cleto y Don Ricardo
Las figuras de los expresidentes Cleto González Víquez (1906-1910 y 1928-1932, a la izquierda) y Ricardo Jiménez Oreamuno (1910-1914, 1924-1928 y 1932-1936) han quedado grabadas en el imaginario costarricense como los modelos de lo que debe ser «un buen presidente». Parte de esto se debe a que les tocó gobernar en la difícil época de la crisis económica mundial de 1929 y el periodo de entreguerras, y aun así, sus gobiernos se recuerdan como de paz social y estabilidad económica.[84]

La Costa Rica del siglo XIX, liberal y creyente en la ideología del progreso, fue construida sobre el principio de que, dejadas en libertad las fuerzas del mercado, una economía basada en las exportaciones agrícolas conduciría a la civilización y a la prosperidad para todos. Sin embargo, el contexto de crisis mundial encarnado por la Primera Guerra Mundial y luego por la Gran Depresión de 1929 evidenció que el proyecto liberal carecía de una respuesta adecuada a la nueva situación económica, y ante el derrumbe del modelo agro-exportador (la caída de los precios del café y el banano en el mercado internacional), surgió una nueva filosofía: la intervención del Estado era necesaria para mantener la buena salud de la economía nacional. Al mismo tiempo, durante la década de 1920 se empezaron a producir avances importantes en materia social (la puesta en práctica de la jornada de 8 horas, las leyes de inquilinato, ley de accidentes del trabajo, fundación del Banco de Seguros, la creación de los Despachos de Trabajo y de Previsión Social), a partir de la fundación del Partido Reformista por Jorge Volio Jiménez en 1923.[83]

En 1929, el gobierno de Ricardo Jiménez debió afrontar una difícil situación fiscal, que se había extendido a todos los países del mundo como resultado de la Gran Depresión iniciada en los Estados Unidos. En 1930, estallan gran cantidad de movimientos obreros a causa de la crisis económica que sufre el país, lo que desembocaría en 1931 con la fundación del Partido Comunista por Manuel Mora Valverde. Este partido dirigiría la huelga bananera de 1934 contra la United Fruit Company, lo que constituyó la primera huelga bananera centroamericana, y su importancia radicó en que su alcance fue tal, que colocó la cuestión social en el primer plano del debate y la agenda nacionales.[82]

Para 1932 gobernaba una vez más Ricardo Jiménez, en su tercer periodo, durante el cual llevó de Ojo de Agua la cañería hasta el puerto de Puntarenas. Construyó grandes edificios para escuelas primarias y numerosas carreteras a diversos lugares del país, el Estadio Nacional y la Dirección General de Correos. En general, los periodos de gobierno de Cleto González Víquez y Ricardo Jiménez Oreamuno se recuerdan como estables y de paz social.

En 1936 ascendería al poder León Cortés Castro. Anteriormente Ministro de Fomento (actual Ministerio de Obras Públicas y Transportes) del gobierno de Ricardo Jiménez, su administración se distinguió por una dinámica y brillante política en materia de obras públicas (construyó escuelas, aeropuertos, edificios públicos, carreteras y cañerías). Además, adoptó una política de desarrollo económico fortaleciendo el Banco Nacional de Costa Rica. Durante su gobierno, sería asesinado el reconocido médico, Dr. Ricardo Moreno Cañas, en circunstancias misteriosas.[82] [83]

Estado Reformista (1940 - 1948)[editar]

En 1940, inicia la administración del Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, caracterizada por una serie de reformas sociales. En su gobierno con el apoyo de la Iglesia católica (en la figura de su arzobispo Víctor Manuel Sanabria Martínez) y el líder comunista Manuel Mora Valverde se promulgó el capítulo de la Garantías Sociales en la Constitución Política y el Código de Trabajo.

Se inaugura el Aeropuerto Internacional de La Sabana, se crea la Universidad de Costa Rica, la Caja Costarricense del Seguro Social y la Orquesta Sinfónica Nacional, se firma el Tratado de límites Echandi Montero-Fernández Jaén,[85] que dilimita la frontera con Panamá, además de declararle la guerra a la Alemania nazi en 1941. En un discurso radiofónico dado el 8 de julio de 1942, José Figueres Ferrer denuncia actos irregulares y corruptelas por parte del gobierno de entonces. Antes de poder concluir su alocución, las autoridades toman la radioemisora y apresan y encarcelan a Figueres. Cuatro días después se le intima a que se exile, lo cual hace escogiendo México, donde residirá hasta 1944.

A Calderón Guardia le sucedió Teodoro Picado Michalski. Durante su administración Costa Rica ingresó como miembro fundador en las Naciones Unidas, se promulgó el primer Código Electoral y una importante ley de Ordenamiento Fiscal, se creó el Instituto Geográfico Nacional de Costa Rica y se normalizaron las relaciones entre Costa Rica y los países europeos antes ocupados por Alemania, que se habían visto interrumpidas de hecho durante la Segunda Guerra Mundial.

Guerra Civil de 1948[editar]

Fusil y casco utilizados durante la guerra civil de Costa Rica de 1948. Exhibición temporal en el Museo Nacional de Costa Rica.

La Guerra Civil de Costa Rica fue desencadenada primordialmente por la nulidad de las elecciones de 1948,[86] con el fin de defender la transparencia del sufragio frente a un supuesto fraude, aunque realmente las causas son diversas y complejas, con causas internas[87] y externas[88] que se venían gestando a lo largo de una década. Es la última guerra civil de la historia costarricense, y la última vez que se interrumpió el gobierno constitucional en la historia del país. Las elecciones, por primera vez en la historia dirigidas por un tribunal electoral,[89] se habían efectuado el 8 de febrero de 1948 donde, según el conteo de votos del tribunal, los resultados favorecían claramente al candidato de la oposición Otilio Ulate Blanco.[90] El bando republicano en el poder, el perdedor, denuncia entonces un supuesto fraude.[91] El Tribunal debía hacer la declaratoria de Presidente de la República el 28 de febrero a más tardar,[91] día en que declara a Ulate presidente electo, con 54931 votos por 44438 del Partido Republicano. El partido del expresidente Calderón Guardia solicitó la declaratoria de nulidad de las elecciones al Tribunal Electoral. Este no la acogió, entonces el Partido Republicano, pidió al Congreso que declarara la elección nula. El Congreso de la República, con diputados republicanos y comunistas como mayoría, fue convocado a sesiones extraordinarias el día 1 de marzo. Al final de una acalorada sesión, se declararon nulas las elecciones presidenciales, pero, paradójicamente, no las elecciones de diputados.[89]

El 12 de marzo Figueres se alzó en armas en su finca "La Lucha" al frente del Ejército de Liberación Nacional. Ese mismo día el empresario Francisco José Orlich Bolmarcich abre un segundo frente en el norte del país. En poco tiempo las fuerzas de Figueres toman las ciudades de Cartago, con 600 hombres, y San Isidro del General. La ciudad de Puerto Limón es tomada por asalto por un grupo aliado de las fuerzas insurrectas llamado "Legión del Caribe", que con anterioridad había bombardeado con avionetas puntos estratégicos de la ciudad, siendo esta la primera y la única ciudad costarricense que ha sido bombardeada.[92] [93]

El presidente Teodoro Picado Michalski convoca al cuerpo diplomático para dialogar con Figueres. Delegados viajan hasta la ciudad de Cartago y encuentran a Figueres en su cuartel general, en el edificio del Colegio San Luis Gonzaga. Figueres pide la rendición incondicional y la entrega del poder a tres designados: José Figueres, Alberto Martén y Fernando Valverde Vega. Picado rechaza la propuesta y propone a un tercer designado: el ingeniero Santos León Herrera. El cuerpo diplomático se reúne en la embajada de México y sale el pacto del mismo nombre.[93]

Las fuerzas marxistas representadas por el Partido Vanguardia Popular habían participado en la lucha armada como aliados del gobierno de Teodoro Picado. Figueres se reunió con Manuel Mora Valverde, líder de dichas fuerzas, en el Alto de Ochomogo. Figueres acepta las propuestas del Lic. Manuel Mora, que eran mantener las garantías sociales, y además manifiesta que las mismas deben mejorarse. El 20 de abril de 1948 el presidente Picado entrega el poder a Santos León Herrera. Y el 27 de abril José Figueres Ferrer entra a la ciudad capital. Calderón Guardia es exiliado en Nicaragua y luego en México.[93] [92]

La Guerra civil del 48 se peleó entre el 12 de marzo y el 19 de abril de ese año, y se calcula que hubo unos 2000 muertos en todo el país.[93]

Fundación de la Segunda República y Estado Benefactor (1949-1979)[editar]

Desde 1948 dos bandos políticos oscilarían en el poder, el bando figuerista representado por el PLN (Liberacionista), y el bando calderonista representado por distintos partidos y coaliciones entre ellos el Partido Unión Nacional, Partido Unificación Nacional, Coalición Unidad y Partido Unidad Social Cristiana, generalmente definidos como demócrata cristianos y conservadores. A partir de la fundación del PUSC en 1983 se gestó el sistema bipartidista costarricense que imperó desde entonces hasta 2002, donde los dos partidos mayoritarios y oscilantes en el poder, el PLN y el PUSC, hegemonizaban la política nacional.

Tras la guerra, se organiza una junta que asume los poderes Ejecutivo y Legislativo hasta 1949. El 1 de diciembre de 1948, es abolido el ejército en el Cuartel Bellavista (actual Museo Nacional de Costa Rica), con las palabras del Presidente José Figueres Ferrer: «No quiero un ejército de soldados, sino uno de educadores»; mostrando su interés en mejorar el nivel en educación del país, con lo cual Costa Rica se convirtió en una de las primeras naciones en el mundo en no contar con fuerzas armadas. Además, se nacionaliza la Banca Popular y se integra el Tribunal Nacional Electoral, se crea el Instituto Costarricense de Electricidad, la Oficina del Café, se deroga una disposición de 1934 que discriminaba a los ciudadanos negros y se aprueba el sufragio femenino. En 1949, se funda la Segunda República y nace la actual Constitución Política. En noviembre de ese año, la Junta entrega el poder al presidente electo Otilio Ulate.

La histórica erupción del volcán Irazú en 1963.

Durante la gestión de Ulate, se fundó el Consejo Nacional de Producción (CNP), el Banco Central de Costa Rica (ente principal financiero del país), la Contraloría General de la República, la Ley del Aguinaldo, el voto femenino y el servicio civil, y el Consejo Superior de la Educación. En 1950, el esfuerzo diversificador se concentra en el agro y se fundan cincuenta instituciones nuevas para descentralizar el poder. Entre 1952 y 1954 hace erupción el volcán Poás. En 1952 se iniciaron en Alajuela las obras del que se llamaría Aeropuerto Internacional del Coco, inaugurado en 1958 y rebautizado Aeropuerto Internacional Juan Santamaria en 1971. A Ulate le sucede José Figueres, quien gana las elecciones de 1953. En este gobierno se da la creación del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), se escribe la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Producción (CNP) y se amplían programas de salud. En 1955, el país hace frente a una invasión desde Nicaragua de parte de partidarios del expresidente Calderón Guardia, que son derrotados en Santa Rosa, Guanacaste. En 1957, Rodrigo Facio impulsa la reforma universitaria que transforma la Facultad de Ciencias y Letras de la Universidad de Costa Rica.

En 1958 Mario Echandi Jiménez es elegido Presidente. Calderón Guardia regresó al país para ser diputado en el gobierno de Mario Echandi Jiménez, aunque no ejerció el cargo. Fue candidato a la presidencia otra vez en 1962, y a pesar de su derrota, hasta su muerte continuó siendo una figura política muy influyente. En 1959, se crea la Editorial Costa Rica. En 1960 se firma el Tratado de Integración Económica Centroamericana, y también se da la primera transmisión de televisión. En 1961, se crea el Servicio Nacional de Acueductos y Alcantarillados, y el Instituto de Tierras y Colonización, hoy Instituto de Desarrollo Agrario (IDA). Se rompen las relaciones diplomáticas con Cuba.

La segunda mitad del siglo XX se caracterizó por la creación de instituciones estatales como los CEN-CINAI.

En 1963, durante la administración de Francisco Orlich (sucesor de Echandi), Costa Rica se une al Mercado Común Centroamericano, y se crea la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica de Costa Rica (JAPDEVA). En este año, hace erupción el Volcán Irazú, precisamente el mismo día de la visita del presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy. En 1964, se le agregan siete estrellas al escudo nacional y se funda el Hospital Nacional de Niños y el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA). A Orlich le sucede José Joaquín Trejos Fernández en 1966. El 29 de julio de 1968 hace erupción el Volcán Arenal, que destruyó los pueblos de Tabacón y Pueblo Nuevo, mató unas 87 personas, y creó 3 cráteres. En 1969, es creado el Banco Popular y la Escuela Normal Superior (hoy Universidad Nacional de Costa Rica). El 24 de abril de 1970, miles de estudiantes y trabajadores apedrean la Asamblea Legislativa por el traspaso de tierras a la transnacional Alcoa, de carácter minero.

En 1970 inicia la tercera administración Figueres. Es creado el Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes de Costa Rica, el Instituto Mixto de Ayuda Social y se promulga la Ley de Carrera Docente. En 1971 se establece el Premio Nacional de Cultura Magón y se crea el Instituto Tecnológico de Costa Rica. Le sucede Daniel Oduber Quirós en 1974. Durante este gobierno se promulga la Ley de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares y se crea la Universidad Autónoma de Centro América (UACA), primera universidad privada del país. En 1977, es fundada la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

La crisis económica de 1980 y el Estado neoliberal[editar]

La década de 1980 estuvo marcada por una fuerte crisis económica, agudizada en el gobierno de Carazo (arriba, izquierda). Esto significó el inicio de una serie de políticas de corte neoliberal iniciadas en el gobierno de Monge (arriba, centro), y profundizadas en el primer mandato de Arias (arriba, derecha), Calderón (abajo, izquierda), Figueres (abajo, centro) y Rodríguez (abajo, derecha). En 20 años, Costa Rica cambió su modelo agroexportador por una economía diversificada y de servicios, apostando por la reducción del Estado, con resultados diversos.

El país experimentó una fuerte crisis económica durante la década de 1980,[94] motivada por el agotamiento del modelo económico y de la frontera agrícola, la imposibilidad de seguir expandiendo el sector público, el afianzamiento del gremialismo y el endeudamiento externo, sumado a la crisis petrolera de finales de la década de 1970; los conflictos bélicos en Centroamérica, que desarticularon el comercio del istmo e incrementaron el número de refugiados en Costa Rica;[95] y el aumento de los intereses del mercado financiero internacional. Esto produjo malestar social, con actos violentos en 1981, y protestas y huelgas en 1983 y 1985.[96] La crisis se agravó en 1983 con el cierre de operaciones de la United Fruit Company en el Pacífico Sur.[94] El gobierno de Rodrigo Carazo (1978-1982) firmó dos acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, pero sus recomendaciones, de ideología neoliberal, implicaban costos sociales inaceptables (venta o cierre de instituciones públicas, reducción del empleo y el gasto social, etc), por lo que se declaró una moratoria en el pago de la deuda y el gobierno rompió con el FMI.[97] La deuda externa se incrementó pero el sistema político no colapsó.[98] En 1982, el PLN volvió al poder con Luis Alberto Monge Álvarez (1982-1986), en cuyo gobierno se estabilizó la economía implementando un cambio del modelo económico en 1982, con una apertura de la economía al mercado mundial y el financiamiento externo, baja del gasto público y de las tarifas a las importaciones, privatización de empresas estatales (como CODESA), fomento a las exportaciones no tradicionales y creación de bancos privados, a lo que se sumó la aprobación de la Iniciativa para la Cuenca del Caribe por parte de Estados Unidos, así como la presencia de la Agencia Internacional para el Desarrollo (AID) en Costa Rica, que transfirió al país casi 1.300 millones de dólares entre 1982 y 1990.[98]

El modelo neoliberal se profundizó con la elección de Óscar Arias Sánchez (1986-1990), con una reducción del apoyo estatal a los productores agrícolas, que provocó fuertes protestas por parte de campesinos y agricultores. La intención del gobierno de Ronald Reagan de militarizar el país para enfrentar el avance de la revolución sandinista en Nicaragua, que motivó que Luis Alberto Monge declarara la Ley de Neutralidad Perpetua, con un masivo apoyo popular, en 1984,[96] hizo que el eje de política exterior de Arias fuese la pacificación de Centroamérica.[99] La política militar de Reagan en Centroamérica fracasó y en 1987, Arias recibió en nombre de Costa Rica el Premio Nobel de la Paz luego de la firma del Acuerdo de Esquipulas por los cinco presidentes de Centroamérica.[99] Los cambios producidos con la desintegración de la Unión Soviética en 1989 hicieron que Estados Unidos perdiera interés en Centroamérica que llevó a una reducción en la ayuda estadounidense a Costa Rica, lo que fue compensado con una alza en la inversión extranjera directa, que alcanzó los 542 millones de dólares en 2004.[100]

El gobierno de Rafael Ángel Calderón Fournier (1990-1994) aplicó nuevas medidas para acentuar la política neoliberal, justificada en el creciente déficit fiscal, entre ellas una elevación del impuesto de ventas al 13%, congelamiento de salarios, recorte de presupuestos y reducción del empleo público, con disminución en el gasto en educación, salud y vivienda (de 17 a 15% del PIB), lo que incrementó el alza del empleo informal, la deserción estudiantil y el aumento de la pobreza (27 a 32% entre 1990 y 1991).[101] Esto motivó 89 paros y huelgas entre 1990 y 1993 y la crítica de la Iglesia Católica, lo que hizo que el gobierno abandonara esta política, redundando en una recuperación económica y reducción de la pobreza (1994-2005).[102] Sucedió a Calderón José María Figueres Olsen (1994-1998), quien en 1995 firmó con Calderón un pacto para acelerar el ajuste neoliberal y reducir las funciones del Estado,[102] lo que movilizó una protesta de la ciudadanía y vastas manifestaciones populares, reprimida por fuerzas de seguridad.[103] La movilización logró frenar la privatización de empresas estatales, aunque algunas se cerraron (Instituto Costarricense de Ferrocarriles, Banco Anglo Costarricense), y se firmaron programas de ajuste estructural con el Banco Mundial y el FMI.[104] La administración de Miguel Ángel Rodríguez Echeverría (1998-2002) concentró su esfuerzo en lograr una concertación nacional para privatizar activos estatales, en particular el ICE, que la ciudadanía rechazó con un movimiento nacional de protesta en 2000, con bloqueos de vías, paros laborales y actos de desobediencia civil que obligaron al gobierno a retirar el proyecto.[104]

Al finalizar la década de 1990, Costa Rica había sufrido una transformación económica importante: un incremento del valor de las exportaciones comandada por productos no tradicionales, ajenos al café y el banano, además del crecimiento económico que se dio con la llegada de empresas de alta tecnológica encabezadas por la transnacional Intel (1996),[105] la promoción del ecoturismo aprovechando la excepcional biodiversidad del país,[106] y el cambio a una economía basada en el sector servicios. En lo social, hubo un fortalecimiento de los derechos civiles con el establecimiento de la Sala Constitucional (1989) y la Defensoría de los Habitantes (1992), además de un aumento en los esfuerzos del Estado en acrecentar las oportunidades de segmentos específicos de la población,[107] mientras que el giro hacia el mercado incrementó el número de entes privados en los campos de educación, salud y seguridad.[108] En lo político, el ascenso del neoliberalismo supuso la desarticulación de las vanguardias sociales y culturales del país, a lo que se sumó el desgaste del sindicalismo y las disputas internas de los partidos de izquierda,[109] lo que significó un deterioro de los derechos laborales.[110] Sin embargo, la impugnación del neoliberalismo resultó electoralmente ventajoso, lo que propició el ascenso de nuevos partidos políticos que tendrán un papel protagónico a inicios del siglo XXI.[107]

El nuevo milenio - siglo XXI[editar]

Tras un polémico fallo de la Sala Constitucional de Costa Rica, Óscar Arias Sánchez logró su segundo mandato luego de una reñida elección con un alto nivel de abstencionismo. Su gobierno se vio marcado por la larga discusión acerca de la aprobación de un tratado de libre comercio con los Estados Unidos, que incluso requirió de un referendo donde triunfó el «Sí» por cerrado margen. En la foto, Arias con el presidente de Estados Unidos Barack Obama, el presidente de Brasil, Lula da Silva, y el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, en la recepción de la V Cumbre de las Américas en 2009.

La entrada del país al siglo XXI se ha visto marcada por un cuestionamiento de su modelo democrático. El sistema bipartidista comenzó a decaer en el 2002 cuando fuerzas políticas nuevas, comenzaron a tener gran protagonismo, al tiempo que los partidos tradicionales (Partido Liberación Nacional y Partido Unidad Social Cristiana) perdían peso electoral, algo similar a lo ocurrido en casi toda Latinoamérica recientemente. Algunos analistas consideran que dicha situación se debe en gran parte a los escándalos de corrupción en que se han visto envueltos ex presidentes y altos dirigentes de los dos partidos tradicionales. A su vez, existe una apatía y un descontento generalizados debido al desempeño de muchas de las instituciones públicas, todo lo cual se evidenció con el fortalecimiento de varios partidos políticos (Movimiento Libertario, Partido Acción Ciudadana y Partido Frente Amplio, entre otros).

Durante el gobierno de Abel Pacheco de la Espriella, elegido en 2002 en segunda ronda electoral, algo que no sucedía desde 1948, el país se vio sacudido por el descubrimiento de dos casos de corrupción donde se involucra a dos ex-presidentes de la república (Calderón Fournier y Rodríguez Echeverría) y posteriores cuestionamientos a otro (Figueres Olsen). Además, se inaugura el Puente La Amistad sobre el río Tempisque, obra de la República de China en Taiwán, que permite al país una mejor comunicación con la Península de Nicoya. A pesar del gran apoyo inicial por parte del pueblo, el gobierno de Pacheco se caracterizó por no tener el apoyo de su partido, por lo que fue de gran austeridad y hubo una sensación de que el país "se estancaba", lo que fue en detrimento de su figura. A esto se le une que en 2003, la jueza costarricense Elizabeth Odio Benito es nombrada jueza del Alto Tribunal de la Corte Penal Internacional, sin el apoyo del gobierno de Pacheco, y que ese mismo año Pacheco manifiesta su apoyo a la invasión estadounidense a Iraq, lo que iba contra la mayoría de la opinión pública y contra la política de neutralidad del país.

La Costa Rica del siglo XXI plantea grandes desafíos para el pueblo costarricense y sus gobernantes. Durante la última década, el país se ha visto sacudido por sonados casos de corrupción, agravados por una larga crisis de gobernabilidad nacional, desencanto con los políticos de turno y cuestionamientos a las políticas usadas en temas como ambiente, infraestructura, derechos humanos, seguridad ciudadana, servicios de salud, empleo y vivienda. A la izquierda, diputados, ministros e invitados a la entrega del informe de labores de la presidenta Laura Chinchilla Miranda el 1 de mayo de 2012. A la derecha, protestas sindicales en San José ese mismo día.

En 2006, se da el segundo periodo de gobierno de Oscar Arias Sánchez, quien ganaría por estrecho margen las elecciones a su contendiente Ottón Solís Fallas,[111] en medio de una polémica suscitada por la aprobación de la reelección presidencial mediante la derogación de un artículo de la Constitución Política realizado por la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica, a pesar de haber fallado en contra de la reelección en dos oportunidades anteriores.[112] El segundo gobierno de Arias se vería enmarcado por la confrontación de los grupos a favor y en contra del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que incluso provocarían la renuncia del entonces vicepresidente de la república Kevin Casas Zamora.[113] El tratado sería finalmente aprobado en referendo en 2007,[114] también por estrecho margen, en un hecho sin precedente en el país: era la primera vez que se consultaba al pueblo por la aprobación de un tratado comercial. Durante el mismo gobierno de Arias rompió relaciones diplomáticas con Taiwán para iniciarlas con la República Popular de China.[115] Hacia el final de su gobierno, es derrocado el presidente de Honduras, Manuel Zelaya,[116] y llevado a Costa Rica, desde donde Arias trata de mediar para solucionar la crisis política de aquel país, cosa que al final no lograría.[117]

Desde el 2008, el país se ve afectado, como el resto del mundo, por la Crisis económica de 2008-2015, así como, desde mediados de marzo de 2009, por la pandemia de gripe H1N1, hecho que llevó incluso a suspender la tradicional romería a Cartago[118] ese año.

El presidente Luis Guillermo Solís junto a Michelle Bachelet, mandataria chilena, durante la III Cumbre de la CELAC de 2015 efectuada en Costa Rica.

En las elecciones nacionales del 7 de febrero del 2010 venció la oficialista Laura Chinchilla Miranda, siendo la primera vez que una mujer ejerce la primera magistratura costarricense, y la quinta en América Latina. El gobierno de Chinchilla recibió críticas principalmente hacia las medidas para mejorar la seguridad ciudadana, considerado por los costarricenses como el principal problema del país,[119] así como problemas de infraestructura vial y de puentes (como la carretera a Caldera, inaugurada en el gobierno de Arias,[120] o el puente sobre el río Virilla[121] en la vía que une Alajuela y San José), y crisis en finanzas de instituciones públicas como la Caja Costarricense de Seguro Social.[122] A pesar de todo esto, el 26 de marzo de 2011 se inaugura el Nuevo Estadio Nacional de Costa Rica, construido con una donación de la República Popular de China, en medio de celebraciones deportivas y culturales.[123] Dos meses después, se aprobaría un tratado de libre comercio con esa nación.[124]

En 2014 es electo presidente el académico Luis Guillermo Solís Rivera del Partido Acción Ciudadana, consolidándose la ruptura del bipartidismo, así como la aparición de fuerzas políticas emergentes que le han dado pluralidad al Poder Legislativo. Durante el 2014 y 2015 el país incrementó sus lazos económicos con Europa,[125] [126] y logró un acuerdo con Alemania de cooperación en educación.[127] En 2015 la FAO premió a Costa Rica junto con Bolivia y República Dominicana por haber reducido el hambre en sus países, en el caso de Costa Rica la población que pasa hambre (que oscilaba en el 5%) se redujo a la mitad según cálculos de Naciones Unidas.[128] También se convirtió en el país con mayor expectativa de empleo de Latinoamérica según encuesta de la firma estadounidense Manpower.[129] A lo interno, se ha continuado con la discusión sobre la aprobación de reformas fiscales, a la vez que se ha puesto en tela de juicio el gasto del gobierno por concepto de convenciones colectivas, altos salarios en instituciones estatales, lo que sumado al desgaste del modelo sindical, ha generado inconformidad en cierto sector de la población.

En el plano internacional, desde 2010 el país se vio inmiscuido en un conflicto diplomático con Nicaragua[130] en torno a la costarricense Isla Calero,[131] que debió resolverse en la Corte Internacional de Justicia,[132] la cual reconoció en 2015 la soberanía de Costa Rica sobre la isla.[133] [134]

Gobierno y política[editar]

Casa presidencial.

Costa Rica está regida por la constitución política del 7 de noviembre de 1949, en la cual se establece un sistema presidencialista y un estado unitario.

Poder Ejecutivo[editar]

Es ejercido por el Presidente de la República, quien es electo por voto popular directo, secreto y universal durante un periodo de 4 años, entre sus facultades está el nombramiento de los presidentes de las Instituciones Autónomas, nombramiento o destitución de ministros y diplomáticos costarricenses, vetar leyes, firmar decretos, indulto de penas, asueto nacional y duelo o luto nacional. La Presidencia actual es ocupada por Luis Guillermo Solís, desde el 8 de mayo de 2014. Le acompañan dos vicepresidentes también elegidos por voto popular: Helio Fallas Venegas y Ana Helena Chacón Echeverría, ambos también desde el 8 de mayo de 2014.

Poder Legislativo[editar]

El Castillo Azul, edificio anexo de la Asamblea Legislativa de Costa Rica y patrimonio arquitectónico del país.

Recae en la Asamblea Legislativa de Costa Rica, la cual es un órgano unicameral con 57 diputaciones encargado de aprobar, reformar o derogar leyes y decretos. Los legisladores son electos por voto popular directo, secreto y universal durante un período de 4 años y tienen carácter provincial. Entre sus funciones destacan el nombramiento de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, nombrar comisiones legislativas encargadas de estudiar los proyectos de ley, aprobar cada mes de noviembre el Presupuesto de la República, levantar la inmunidad diplomática a los miembros de los Supremos Poderes, reformar la Constitución Política, aprobar o rechazar convenios y tratados internacionales y llamar a funcionarios públicos o ciudadanos para rendir cuentas en los casos que se amerite. El presidente del directorio legislativo podrá asumir la presidencia de la República en ausencia del presidente y de sus vicepresidentes. La presidencia de la Asamblea Legislativa se renueva cada 1º de mayo mediante voto indirecto ejercido por el Plenario Legislativo. Su actual presidente es Antonio Álvarez Desanti.

Además, la Asamblea Legislativa cuenta con dos órganos auxiliares: la Contraloría General de la República, la cual fiscaliza el uso de los fondos públicos para mejorar la gestión de la Hacienda Pública y contribuir al control político y ciudadano, y la Defensoría de los Habitantes, la cual vela porque la actividad del sector público se ajuste al ordenamiento jurídico y la moral, de forma tal que los derechos e intereses de los habitantes de Costa Rica siempre estén protegidos.

Poder Judicial[editar]

La Corte Suprema de Justicia de Costa Rica, sede del poder judicial.

Está conformado por la Corte Suprema de Justicia. Es el órgano que administra justicia en forma pronta, cumplida, sin denegación y en estricta conformidad con las leyes, cuya obligación es hacer respetar las leyes de la república, además de las funciones que la Constitución le señala, debe conocer de los procesos civiles, penales, penales juveniles, comerciales, laborales, contencioso-administrativo y civiles de hacienda, constitucionales, de familia y agrarios, así como de las otras que establezca la Ley; debe resolver definitivamente sobre ellos y ejecutar las resoluciones que pronuncie, con la ayuda de la Fuerza Pública si fuese necesario.

La Corte está compuesta por 22 magistrados electos por la Asamblea Legislativa durante un período de 8 años. Su actual presidente es la magistrada Zarela Villanueva Monge.[135] Para cumplir en sus funciones, el poder judicial en Costa Rica está estructurado en tres ámbitos: Jurisdiccional (magistrados que forman la Corte Suprema de Justicia, Salas de Casación y los distintos jueces que laboran en los diferentes Tribunales de Casación, Tribunales Colegiados, Juzgados de Primera Instancia y Penales, Juzgados y Tribunales de Menor Cuantía, Contravencionales y de asuntos sumarios y pensiones alimentarias, y los Juzgados especializados en violencia doméstica); Auxiliar de Justicia (Organismo de Investigación Judicial, Ministerio Público, Departamento de Defensores Públicos, Escuela Judicial, Centro Electrónico de Información Jurisprudencial, Archivo y Registro Judiciales) y Administrativo (Consejo Superior, Dirección Ejecutiva, Departamento de Proveeduría, Contraloría de Servicios, Consejo de la Judicatura y Órganos Asesores).

Sobre la Corte Suprema de Justicia recae el nombramiento de los Magistrados que conforman el Tribunal Supremo de Elecciones.

Poder Electoral[editar]

Edificio del Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica.

En Costa Rica las elecciones generales (Presidente y Diputados a la Asamblea Legislativa) son realizadas cada cuatro años y las municipales (Alcaldes, Regidores, Síndicos, Concejales de Distrito e Intendentes, donde corresponda elegir está última figura) desde 2016 se realizan cada 4 años, pero sin coincidir con las elecciones generales (dos años después de estas), y son organizadas por el Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica,[136] creado en 1949 por la actual Constitución Política. El Tribunal Supremo de Elecciones es el Órgano Constitucional superior en materia electoral y por lo tanto responsable de la organización, dirección y vigilancia de los actos relativos al sufragio. Goza de independencia en el desempeño de su cometido.

Las elecciones se efectúan mediante voto directo de todos los ciudadanos mayores de 18 años inscritos en el padrón electoral, de manera ininterrumpida desde 1949, y se realizan elecciones para Presidente, diputados y regidores municipales. Desde el año 1998 se realizan, también cada cuatro años, elecciones para alcalde en cada uno de los cantones del país. Su actual presidente es el magistrado Luis Antonio Sobrado González.

Partidos políticos[editar]

Los partidos principales del país son,[137] en orden alfabético, Acción Ciudadana, Frente Amplio, Liberación Nacional, Movimiento Libertario y Unidad Social Cristiana. Sin embargo hay más de doce partidos inscritos a escala nacional y varios más a escala provincial y cantonal.

Relaciones exteriores[editar]

La Casa Amarilla, sede el Ministerio de Relaciones Exteriores del país.

Costa Rica es miembro fundador de la Organización de las Naciones Unidas, sostiene relaciones diplomáticas con casi todos los países de América y Europa. En tres ocasiones ha sido parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas: 1974-1975, 1997-1998 y 2008-2009. No es miembro del Parlamento Centroamericano.

Costa Rica enfrenta realidades muy distintas en las relaciones diplomáticas con sus dos países vecinos. La situación más complicada es la larga disputa que sostiene con Nicaragua por el derecho de navegación del Río San Juan. Con Panamá, ambos países tienen relaciones cordiales y amistosas, y una frontera abierta.

Las relaciones con Estados Unidos, principal socio comercial, datan de 1851. El país ha sido visitado por siete presidentes de Estados Unidos: Hoover (1928), Kennedy (1963), Johnson (1968), Reagan (1982), Bush (1989), Clinton (1997) y Obama (2013).[138] Las relaciones con México datan de 1831 y con Brasil desde 1907. Las relaciones con Cuba estuvieron interrumpidas por cuestiones políticas entre 1961 y 2009. La embajada en La Habana fue reabierta en 2009,[139] y en 2015 Luis Guillermo Solís se convirtió en el primer presidente en realizar una visita oficial a Cuba desde la ruptura de relaciones. El país debió enfrentar la crisis migratoria cubana de 2015-2016, lo que motivó su retiro político del SICA, aunque mantuvo sus responsabilidades comerciales y económicas.

Costa Rica mantiene relaciones diplomáticas con 34 países europeos, las más antiguas con Reino Unido (1848), Alemania (1848, rotas brevemente durante la Segunda Guerra Mundial), España (1850), Italia (1853) y Rusia (1872, interrumpidas entre 1948 y 1970). Costa Rica es uno de los países que reconoce la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y a Kosovo como nación soberana.

Con Israel, Costa Rica mantiene relaciones desde 1954. Hasta 2007, el país no mantenía relaciones diplomáticas con ningún país árabe, excepto Líbano, debido a la presencia de su embajada en Jerusalén, la cual trasladó a Tel Aviv ese año. Actualmente sostiene relaciones con la Autoridad Nacional Palestina, Egipto, Baréin, Kuwait, Jordania, Omán, Yemen y Catar. Costa Rica fue uno de los 130 países que votó a favor de la incorporación de Palestina como estado observador en Naciones Unidas.[140] [141]

El país estableció relaciones diplomáticas con la República Popular de China en 2007, luego de romper relaciones con Taiwán, que se habían mantenido desde 1949. Dos presidentes chinos, Hu Jintao (2008) y Xi Jinping (2013), han visitado Costa Rica. El líder tibetano Dalai Lama Tenzin Gyatso visitó el país en dos ocasiones, su tercera visita planeada para 2008 fue cancelada tras la reanudación de relaciones con China.

En África, Costa Rica mantiene relaciones con Angola, Egipto, Botsuana, Uganda, República del Congo, Suazilandia, Burundi, Ghana, Guinea, Mozambique, Ruanda, Seychelles y Sudáfrica, pero no tiene sedes diplomáticas permanentes en estos países. En la actualidad, el país debe enfrentar una crisis migratoria por el paso de migrantes africanos hacia Estados Unidos.[142]

La República de Costa Rica mantiene sedes consulares y diplomáticas en los siguientes países:[143]

Seguridad[editar]

Una unidad de mujeres policías de la Fuerza Pública de Costa Rica.

Costa Rica no tiene ejército, pues este fue abolido el 1 de diciembre de 1948, abolición que fue perpetuada en el artículo 12 la Constitución Política de 1949. Este mismo artículo contempla la formación de un ejército ya sea por convenio continental o para la defensa nacional, el cual siempre estará subordinado al poder civil. La seguridad ciudadana del país recae en el Ministerio de Seguridad Pública, el cual también es el encargado de la defensa de la soberanía nacional en caso de ser necesario, aunque la política exterior del país en caso de conflictos internacionales se ha orientado hacia el derecho internacional. El Ministerio de Seguridad Pública está dividido en varias Direcciones: Fuerza Pública, Servicio Nacional de Guardacostas, Vigilancia Aérea, Policía de Control de Drogas, Escuela Nacional de Policía, Armamento, Reserva y Servicios de Seguridad Privada. Costa Rica destina el 0.69 % del Producto Interno Bruto (29.240 millones de dólares), y el 0.03 % del presupuesto nacional, para la seguridad nacional.

La Fuerza Pública cuenta con 12 600 policías de ambos sexos, y abarca desde especialistas en minas y explosivos hasta especialistas en la prevención del delito. La Fuerza Pública de Costa Rica posee unidades de combate urbano, criminalística, antimotines, patrulla de fronteras, policía montada, policía en bicicleta, unidad canina, etc. La Fuerza Pública de Costa Rica no posee unidades artilladas ni tiene rangos militares.

El Servicio Nacional de Guardacostas es el encargado de resguardar la seguridad en las aguas navegables del Estado. Sus funciones también incluyen el resguardo de los recursos naturales marítimos, el rescate de personas extraviadas en el mar y velar por la seguridad de los puertos. En 2010, la flotilla de patrulleras costarricenses estaba compuesta por un patrullero mayor de 105 pies de eslora equipado con tres motores diésel MTU 331B, tres patrulleros de 82 pies con motores Caterpillar, dos de 65 pies con dos MTU 8V331 diésel, uno de 42 pies con dos MTU 8V331 diésel, tres de 38 pies (dos con motor fuera de borda y uno con motor central), dos de 32 pies de tipo RIB ABEX con motor fuera de borda, dos de 26 pies con motor fuera de borda, uno de 22 pies con motor fuera de borda, dos de 22 pies y dos interceptores de 33 pies de tipo SAFE. Para 2015, Costa Rica contaba con 12 patrulleros fluviales tipo 195, tres patrulleros marítimos tipo 310, 11 patrulleros marítimos tipo 195 y un patrullero de 450. El Servicio Nacional de Guardacostas realiza patrullajes marítimos conjuntos con la Armada de los Estados Unidos para combatir el narcotráfico, desde 1999.

La Dirección de Vigilancia Aérea cuenta con siete aeronaves, compuestas por un helicóptero MD Helicopters MD 500, un Aero Commander, avionetas Piper PA-31 Navajo, Piper PA-34 Seneca, Cessna 206, Cessna 207 y un avión de Havilland Canada DHC-4 Caribou. Cuenta con un departamento de seguridad aeroportuaria que opera en los cuatro principales aeropuertos internacionales del país.

La Dirección de Armamento es la encargada de realizar las acciones necesarias para recuperar armas, cargadores, municiones, explosivos, aditamentos y accesorios. La Reserva de la Policía está dividida en tres unidades: un grupo de capacitación, un grupo médico y un grupo de apoyo aeroportuario.

Derechos humanos[editar]

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), ha firmado o ratificado:

UN emblem blue.svg Estatus de los principales instrumentos internacionales de derechos humanos[144]
Bandera de ?
Tratados internacionales
CESCR[145] CCPR[146] CERD[147] CED[148] CEDAW[149] CAT[150] CRC[151] MWC[152] CRPD[153]
CESCR CESCR-OP CCPR CCPR-OP1 CCPR-OP2-DP CEDAW CEDAW-OP CAT CAT-OP CRC CRC-OP-AC CRC-OP-SC CRPD CRPD-OP
Pertenencia Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado.
Yes check.svg Firmado y ratificado, Check.svg firmado pero no ratificado, X mark.svg ni firmado ni ratificado, Symbol comment vote.svg sin información, Zeichen 101 - Gefahrstelle, StVO 1970.svg ha accedido a firmar y ratificar el órgano en cuestión, pero también reconoce la competencia de recibir y procesar comunicaciones individuales por parte de los órganos competentes.

Organización territorial[editar]

La división territorial de Costa Rica comprende 7 Provincias divididas en 81 Cantones y estos a su vez, subdivididos en 470 Distritos Colegiados[154]

Mapa CR Provincias.svg
  Provincia Cabecera Cantones Distritos Área (km²) Población*
1 Bandera de la Provincia de San José.svg San José San José 20 118 4.965,90 1 633 282
2 Bandera de la Provincia de Alajuela.svg Alajuela Alajuela 15 108 9.757,53 876 073
3 Bandera de la Provincia de Cartago.svg Cartago Cartago 8 48 3.124,67 510 727
4 Bandera de la Provincia de Heredia.svg Heredia Heredia 10 46 2.656,98 449 257
5 Bandera de la Provincia de Guanacaste.svg Guanacaste Liberia 11 59 10.140,71 280 488
6 Bandera de la Provincia de Puntarenas.svg Puntarenas Puntarenas 11 57 11.265,69 368 827
7 Bandera de la Provincia de Limón.svg Limón Limón 6 27 9.188,52 444 884
* Censo del año 2011[155]

Geografía[editar]

Imagen satelital de Costa Rica.

Costa Rica está localizada en el istmo de América Central, entre las latitudes 8° y 12°N, y las longitudes 82° y 86°O. Limita al este con el Mar Caribe y con el Océano Pacífico al oeste, con una extensión total de 1290 km en costas: 212 km en la costa caribeña y 1 016 km en la costa pacífica.

Costa Rica además limita al norte con Nicaragua (309 km de frontera) por el tratado Cañas-Jerez de 1858 y el Laudo Cleveland de 1888 y con Panamá al sureste (639 km de frontera) por el tratado Echandi-Fernández de 1941. En cuanto a los límites marítimos, Costa Rica limita con Ecuador en el Océano Pacífico por el tratado Gutiérrez-Terán de 1985, con Colombia en el Mar Caribe por el tratado Facio-Fernández de 1977 y el tratado Gutiérrez-Lloreda de 1984 y con Panamá por el tratado Calderón-Ozores de 1980. En total, Costa Rica comprende 51 100 km2 más 589 000 km2 de aguas territoriales.

Relieve[editar]

Costa Rica es un país muy montañoso y la mayor parte del territorio está formado por elevaciones de entre 900 y 1800 metros sobre el nivel del mar. Existen cuatro sistemas montañosos principales: la cordillera Volcánica de Guanacaste, la sierra Minera de Tilarán, la cordillera Volcánica Central y la cordillera de Talamanca, existen además cuatro sistemas montañosos secundarios: serranías de Nicoya ubicadas en la provincia de Guanacaste; fila Brunqueña o fila Costera que recorre la provincia de Puntarenas en forma paralela a la costa; y la sierra de Osa, en el Pacífico Sur, una serie de montañas que se extienden hasta Panamá, posee alturas entre los 600 y 1500 msnm. El punto más alto en el país es el cerro Chirripó (3820 msnm), el quinto pico más alto en América Central. El volcán más alto es el volcán Irazú (3432 msnm). El país posee cerca de 200 volcanes, de los cuales cinco se encuentran activos: Irazú, Poás, Arenal, Rincón de la Vieja y Turrialba. Los ciclos eruptivos más importantes en tiempos históricos los han protagonizado el Irazú (1963), el Arenal (1968-2004) y el Turrialba (2014-2016). Costa Rica es un país altamente sísmico: la mayoría de los terremotos son producidos por la interacción de las placas Cocos y Caribe, además del fallamiento local. Algunos de los terremotos de mayor impacto han sido: terremoto de Santa Mónica o de Cartago (1910), Alajuela (1990), Limón (1991), Parrita (2004), Cinchona (2009)[156] y Nicoya (2012).

El eje montañoso central del país produce áreas bajas hacia el Caribe norte y el Pacífico, originadas por acumulación de materiales sedimentarios. Las más extensas son las llanuras del Norte y el Caribe, surcadas por ríos largos y caudalosos que forman meandros. Toman distintos nombres según las zonas: Guatusos, San Carlos, Sarapiquí, Tortuguero, Santa Clara, Pacuare, Matina y Estrella, además de los valles de Sixaola y Talamanca. La llanura costera del Caribe tiene poca altitud y está parcialmente cubierta de selvas tropicales. Sus suelos se usan en plantaciones de banano y cacao, ganadería de carne y leche. El canal de Tortuguero, de 112 km de largo, comunica Moín con la frontera con Nicaragua. En el Pacífico norte, la llanura más grande, conocida como la pampa, se ubica en Guanacaste, donde alcanza 75 km de anchura. En el Pacífico central la llanura se estrecha por la presencia de la fila Brunqueña, y vuelve a ensancharse hasta 50 km en el Pacífico sur. La pampa guanacasteca se extiende desde la meseta de Santa Rosa hasta el golfo de Nicoya, y está conformada por planicies de aluviones y mantos de cenizas volcánicas. La franja central posee dos terrazas marinas, interrumpidas por algunos cerros no mayores de 100 m de altitud. El valle de Parrita se extiende hasta punta Uvita y está formado por material sedimentario y volcánico, procedente de la cordillera de Talamanca. El Pacífico sur posee una llanura peninsular en Osa, además de los valles de Diquís y Coto Brus, formados por materiales marinos, fluviales y volcánicos. Los terrenos del Pacífico son propicios para la agricultura, poseen mayor infraestructura turística y en sus costas se desarrolla la mayoría de la actividad pesquera del país.

En el centro del país se encuentra el Valle Central, una meseta tectónica caracterizada por su fertilidad y abundancia de fuentes hídricas, rodeada por montañas y volcanes, presenta un clima muy agradable, aquí reside la mayor parte de la población del país, aproximadamente 60% de los habitantes. La única provincia que no limita con la provincia de San José es la provincia de Guanacaste.

Costa Rica posee muchas islas. En el Caribe, destacan las islas fluviales, como isla Calero, que es además la isla más grande del país con 151.6 km². Otra isla importante del Caribe es la isla Uvita, ubicada frente al puerto de Limón. En el océano Pacífico, se encuentran las islas del archipiélago del golfo de Nicoya, muchas de ellas habitadas (Chira, Venado, Caballo), con importancia para el turismo (San Lucas, Tortuga) y otras que constituyen reservas biológicas (Guayabo, Pájaros, Negritos). En bahía Salinas, se encuentra la isla Bolaños, que también es refugio de fauna silvestre. En el Pacífico sur, la isla del Caño tiene importancia ecológica y arqueológica. La Isla del Coco (24 km²) es la isla de Costa Rica más conocida a nivel internacional. Ubicada en el océano Pacífico, a 500 km del puerto de Puntarenas, se destaca por su distancia a la plataforma continental. Es de gran importancia por su biodiversidad y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

Cerca del 25 % del territorio nacional se encuentra protegido por el SINAC (Sistema Nacional de Áreas de Conservación), que supervisa todas las áreas protegidas del país. Costa Rica posee la mayor densidad de especies del mundo.[157]

Hidrografía[editar]

Rafting en el río Pacuare.

Costa Rica cuenta con una red hidrográfica extensa, la cual se encuentra distribuida en tres vertientes, delimitadas naturalmente por el sistema montañoso del país, y se clasifican según su desembocadura en vertientes norte, Caribe y Pacífico.[158]

Los ríos que forman la vertiente norte desembocan en el lago de Nicaragua o en el río San Juan, son generalmente cortos y tienen un régimen torrencial. Algunos nacen en las faldas de los volcanes. Los ríos más importantes de esta vertiente son: Sapoá (32 km), Frío (70 km), Haciendas y San Carlos (125 km). A este se le unen los ríos Tenorio, Arenal, Coto y La Muerte, para formar el sistema hidrográfico que baña las llanuras de San Carlos y los Guatusos. El otro sistema hidrográfico de esta vertiente lo forman los ríos Sucio, Toro, Toro Amarillo, Blanco y Cuarto, que se unen para formar el río Sarapiquí (103 km), el cual es navegable en más de la mitad de su curso.

Los ríos de la vertiente del Caribe tienen un torrente constante durante todo el año, relacionado con las abundantes precipitaciones de la región atlántica. El más importante es el río Reventazón (110 km), el segundo más largo del país y el de mayor capacidad para la generación de energía hidroeléctrica de Centroamérica. Junto con el río Parismina (92 km) forma la tercera cuenca hidrográfica del país. El río Sixaola (76 km) forma límite natural con Panamá, nace en las faldas de la cordillera de Talamanca y es navegable. Destacan también los ríos Colorado (navegable), Chirripó Norte (96 km), Tortuguero (85 km), Pacuare (133 km), Jiménez, Matina, Moín, Limón, Banano, Bananito y La Estrella.

Los ríos de la vertiente del Pacífico suelen ser tranquilos, con un caudal menos torrentoso, que nacen en las faldas de los volcanes. El río más importante es el río Tempisque, cuya longitud es de 144 km, es navegable, y forma un gran sistema hidrográfico compuesto por ríos como Liberia, Bolsón, Salto, Potrero, Piedras Blancas, Tenorio, Corobicí, Cañas y Lajas, lo que le da irrigación a la importante región agrícola de Guanacaste. En la península de Nicoya destacan los ríos Morote, Nosara, Lajas y Bongo.

En la región del Pacífico Central se ubican los ríos Jesús María y Grande de Tárcoles, cuyas aguas provienen del Valle Central Occidental; sus afluentes son el río Grande y el Virilla, que tienen sus cuencas en las provincias de San José, Heredia y Alajuela. La cuenca del río Grande de Tárcoles (111 km) es muy importante para el país, dado que aporta toda la riqueza de sus recursos naturales. Tiene un área de 2.121 km², una precipitación de 2 456 mm y un caudal de 48 litros por segundo y kilómetro cuadrado. Los ríos Guacimal, Abangares, Aranjuez y Barranca nacen de la sierra de Tilarán y durante la estación seca su caudal merma.

Los ríos Parrita (82 km), Naranjo y Savegre depositan sus aguas en el Pacífico sur del país. El río Grande de Térraba (o Díquis, su nombre aborigen), formado por los ríos General y Coto Brus, es el más extenso (186 km) y caudaloso del país. Solo es navegable en su curso inferior (22 km), cuando recorre una extensa zona sembrada de palma africana. Desemboca mediante un amplio delta cubierto de manglares en el Golfo Dulce.

Clima[editar]

Costa Rica se encuentra en la región del Neotrópico, por lo que presenta un clima tropical, con dos estaciones bien definidas: la seca (llamada también verano) y la lluviosa (llamada invierno). La época seca inicia desde principios de diciembre hasta finales de abril, mientras que la lluviosa inicia desde principios de mayo hasta finales de noviembre. Sin embargo, la topografía del país es muy variada, con presencia de montañas, valles y llanuras en un territorio pequeño. Debido a su ubicación tropical, la temperatura no sufre variaciones drásticas. En las costas oscila entre los 28° y 37 °C. Al estar ubicado en el hemisferio norte, el país se ve afectado durante los cambios de estación, durante el mes de diciembre, cuando las temperaturas suelen descender considerablemente por los vientos del norte en los lugares más altos del país. La duración del día se ve afectada durante los solsticios y equinoccios. Los sistemas montañosos corren longitudinalmente de noroeste a sureste, determinando tres grandes regiones climáticas:

La Región Tropical Húmeda del Atlántico incluye las llanuras del norte y el Caribe, la provincia de Limón y la vertiente atlántica de las Cordilleras de Guanacaste, Volcánica Central y Talamanca, presenta un clima tropical húmedo, con un alto régimen de precipitaciones (casi hasta los 5.000 mm anuales), lluvioso todo el año, sobre todo en las faldas de las cordilleras, con disminución de las lluvias en febrero, marzo y octubre, y temperaturas que nunca son inferiores a los 22 °C.

La Región Intermontana Central abarca el Valle Central y las cadenas montañosas del sur. Presenta relieve montañoso con altitud promedio entre 800 y 1000 msnm, registrándose temperaturas cálidas en las partes bajas y frías en las partes altas. En el Valle Central la altitud suaviza los efectos del clima tropical, con temperaturas relativamente benignas, entre los 12 y 28 °C, aunque en los meses de verano suelen ser calurosas ya que fácilmente alcanzan los 31 °C o en ocasiones 35 °C, y en las cimas más altas (Volcán Irazú y Cerro Chirripó) puede descender a menos de 0 °C. En la región oriental del Valle Central, llamada Valle del Guarco, el clima es fresco todo el año, con temperaturas que rondan los 15 y 25 °C, aunque durante los meses de verano suelen ser más calurosos con temperaturas de 18 a 29 °C. Posee un clima tropical húmedo modificado por la altura, propio de meseta, ya que combina el tipo de clima de las faldas del Caribe con el clima de las faldas del Pacífico. Se caracteriza por lluvias moderadas y temperaturas frescas. Mantiene precipitaciones cercanas a los 2000 mm por año, con 128 días con lluvia y un solo mes seco. Las temperaturas extremas registradas son de -9 °C y 32 °C.

En la Región Tropical del Pacífico es más clara la división entre las dos estaciones, con un clima tropical con estación seca bien definida, con temperaturas máximas de hasta 30 °C en invierno y 38 °C en verano, la época lluviosa en la zona es corta. Esta región posee tres subregiones: Pacífico Norte, que incluye la provincia de Guanacaste, los cantones de Esparza y Montes de Oro de la provincia de Puntarenas, y los cantones de Orotina y San Mateo de la provincia de Alajuela, con una temperatura media anual que oscila entre 26 y 33 °C en la parte baja, y entre 9 y 11 °C en la parte alta, siendo la zona del Arenal la más fría y húmeda, y con una precipitación anual entre 1 500 y 2 000 mm; Pacífico Central, que se extiende desde Jacó hasta Parrita, cuya posición geográfica al sureste, con la protección al norte por la cadena montañosa de la Fila Brunqueña, impiden la incursión de vientos alisios del noreste, por lo que presenta un clima tropical con estación seca, un período lluvioso muy severo y largo, y un período seco corto y moderado; y Pacífico Sur, ubicada al sureste del país hasta la frontera con Panamá, presenta contraste geográficos (extensos valles, la barrera montañosa de la Cordillera de Talamanca al norte, como su influencia oceánica, etc), generan en esta región un régimen de lluvias sumamente contrastado con relación al resto de las regiones de la vertiente, esta heterogeneidad se percibe en un clima en donde el período seco es muy favorable y corto y el lluvioso intenso, además, aparecen áreas pequeñas con clima tropical húmedo y lluvias todo el año.

Costa Rica, por su ubicación geográfica, es afectada anualmente por la temporada de huracanes, con mayor afectación en tiempos históricos por el huracán Fifi-Orlene (1974), hurácan Juana (1985), huracán Cesar-Douglas (1996), huracán Mitch (1998), la tormenta tropical Alma (2008),[159] huracán Tomás (2010),[160] y huracán Otto (2016).

Biodiversidad y recursos naturales[editar]

Parque nacional Isla del Coco. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997.

Con tan solo el 0.03% de la superficie terrestre mundial, Costa Rica posee aproximadamente el 6% de la biodiversidad del planeta. Es el país con mayor biodiversidad del planeta por kilómetro cuadrado de territorio. Para el año 2013 , un 52.4% de la superficie continental total del país se encontraba cubierta de bosques y selvas, mostrando un incremento de un 12% en la recuperación de la cobertura boscosa en los últimos 17 años.[161] [162] Aproximadamente el 25% del territorio se encuentra protegido. Entre 2005 y 2010, el país presentó una reducción en su tasa de deforestación.[163]

Costa Rica cuenta con una mayor superficie marítima que continental dado que la zona oceánica es de 589.000 km² aproximadamente,[164] que incluye la Isla del Coco la cual está situada a unos 480 km al suroeste de la Península de Osa, en la costa del Océano Pacífico. Esta isla fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997.[165]

El país cuenta con más de 1000 especies de orquídeas, siendo Monteverde la región con mayor densidad de orquídeas del planeta. En total Costa Rica alberga a más de 10.000 especies de plantas. Además Costa Rica obtiene cerca $1 millón al año por la exportación de más de 900.000 crisálidas de 150 especies de mariposas, como la Morpho –una de las más grandes y de color azul intenso.[166]

En este país hay un verdadero paraíso conocido por la diversidad de su fauna. Da cobijo a 232 especies de mamíferos, 838 especies de aves, 183 especies de anfibios, 258 especies de reptiles y 130 especies de peces de agua dulce. Entre las especies más sobresalientes que habitan el país están el puma, el jaguar, el venado, el mono, el coyote, el armadillo y varias especies de aves entre las que destacan el quetzal, el yigüirro y el colibrí. En el país se hallan 14 de las 149 especies conocidas de ranas de cristal. Desde 1973, no se había encontrado ninguna nueva especie de rana traslúcida.[167] Costa Rica es el primer país del continente americano en prohibir la cacería de animales por deporte.[168]

La primera reserva natural histórica del país fue Cabo Blanco, fundada en 1963. Costa Rica creó en 1970 su red de parques nacionales, la cual es administrada por el SINAC desde 1994, este es un departamento del Ministerio del Ambiente y Energía encargado del mantenimiento, organización y planificación estratégica de todas las áreas protegidas del territorio.

Cinco de los símbolos patrios de Costa Rica tienen que ver con su biodiversidad: el yigüirro, la guaria morada, el árbol de guanacaste, el manatí del Caribe y el venado cola blanca.

El SINAC cuenta a su cargo 27 parques nacionales (UICN-II) y varias reservas biológicas y forestales que entran en categorías de manejo diferentes. La Cordillera de Talamanca cuenta con un gran número de estas áreas protegidas, incluyendo el Parque internacional La Amistad, que se extiende sobre esta y hasta dentro del territorio panameño, en la península de Osa se encuentra el Parque nacional Corcovado, el cual, es un remanente de bosque tropical lluvioso de tierras bajas único en el mundo, por la gran cantidad de especies que viven allí.

En la región del pacífico noroeste, el Parque nacional Marino Las Baulas es el área de conservación más importante del Pacífico americano para el desove de la tortuga baula,[169] en peligro de extinción. En Costa Rica, también, existen cerca de 350 humedales, que cubren aproximadamente un 7% del territorio nacional, de los cuales 11 se han identificado como «Sitios Ramsar», de importancia a nivel mundial.[170]

Costa Rica cuenta con tres Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO que son todos, bienes naturales y son los siguientes:

En el caso de la investigación en el campo de la ecología tropical, destaca la Organización para Estudios Tropicales. Fundada en 1963, agrupa 63 instituciones, universidades, museos y fundaciones de Estados Unidos, América Latina y Australia. Está compuesta por una red de tres estaciones biológicas destinadas a este fin: la Estación Biológica La Selva, ubicada en las llanuras del Caribe, al norte del Parque nacional Braulio Carrillo; la Estación Biológica Palo Verde, en el parque del mismo nombre; y la Estación Biológica Las Cruces y el Jardín Botánico Wilson, en las costas del Pacífico Sur. La investigación en biología y ecología ha sido de gran sustento para el desarrollo de las comunidades y el progreso sostenible e integral en economía y sociedad. Mediante proyectos de comunicación se ha educado a la población acerca de temas muy importantes para el desarrollo sostenible y la conservación del medio ambiente. Esta incipiente formación se ha ido inculcando desde etapas muy tempranas en la vida de los costarricenses, lo que ha fomentado en la ciudadanía una valoración hacia los recursos naturales que el país posee. Asimismo, se ha instruido a la ciudadanía a cambiar hábitos, denunciar delitos y tener conocimiento básico de la legislación en términos de manejo del medio ambiente.

Economía[editar]

Representación gráfica de los productos de exportación del país en 28 categorías codificadas por color.

Costa Rica posee una economía mixta,[171] que ha sufrido una fuerte evolución, pasando de ser un país eminentemente agrícola a una economía de servicios. Según el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, en el 2014 Costa Rica ocupó el tercer lugar entre las mejores economías de América Latina y el Caribe, por detrás de Chile y Panamá.[172]

Continúan siendo importantes los ingresos por exportaciones de Costa Rica que proceden de productos agrícolas tradicionales, como lo son el banano, el café, el azúcar, el cacao y la piña. Destaca la producción de café costarricense de alta calidad y su exportación al mercado estadounidense en donde es muy apreciado.[173] [174] [175] Sin embargo los ingresos provenientes de la exportación de productos no tradicionales -como las flores y los mini vegetales- han superado en gran medida a los anteriores y el sector de servicios ha crecido fuertemente en los últimos años, generando más de 10 mil empleos.

Tratados de libre Comercio Costa Rica      Costa Rica      Tratados Activos      Tratados firmados pero aun no ratificados

El turismo es la industria con mayor crecimiento y desde inicios de la década de 2000 genera más divisas que cualquiera de los principales productos agrícolas de exportación.[176]

Debido a su ambiente pacífico, el alto nivel educativo de sus habitantes y adecuadas políticas de estímulo a empresas, en el país se inició a mediados de los años 90 la producción de materiales y productos tecnológicos y de microtecnología. De esta manera, desde el año 1997 y con la entrada de la multinacional de microprocesadores Intel, el país ha contado con una fuente adicional de ingresos. En 2006 la planta de microprocesadores de Intel fue responsable por el 20% del total de las exportaciones y produjo un 4,9% del PIB del país.[177] [178] En 2014, Intel cerró su fábrica de microprocesadores y lo substituyó por un Centro de Investigación y Desarrollo que se dedica al diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados y desarrollo de software, y un Centro de Servicios Globales que desarrolla otras actividades de alta complejidad. Entre ambos centros se emplean 2000 personas graduadas en áreas de ingeniería, ciencias, tecnologías, recursos humanos y finanzas.[179] Los servicios de software en Costa Rica representan un 1.3% de la producción local, aportando un 0.28% del PIB, con un crecimiento constante del peso del sector en la economía nacional y más de 1300 empresas nacionales vinculadas al desarrollo de software.[180]

Costa Rica es un país del agrado de muchas multinacionales para asentar sus centrales o delegaciones de servicios dentro de la región, destacando Amazon, Procter & Gamble, Coca-Cola, Intel, Hewlett-Packard, Sykes, Sony, DHL, GlaxoSmithKline, Pfizer, Western Union, Baxter, IBM, Oracle, Walmart y Dole Food Company.

Exportaciones a[181] Importaciones de[181]
País/Región  % País/Región  %
Flag of the United States.svg Estados Unidos 25.7 Flag of the United States.svg Estados Unidos 41
Bandera de República Popular China China 14.1 Flag of Mexico.svg México 6.1
Flag of the Netherlands.svg Países Bajos 10.9 Flag of Venezuela.svg Venezuela 5.7
Bandera de Reino Unido Reino Unido 6.3 Bandera de Japón Japón 5.4
Flag of Mexico.svg México 5 Bandera de República Popular China China 5.1
Otros 38 Otros 36.7

La economía del país creció un 8.8% en 2006, un 6.8% en 2007 y un escaso 3% en el 2008. Para finales del 2015, la actividad económica del país creció en un 4.3%, el mejor cierre de los últimos cuatro años.[182] Para el 2014, el PIB interanual ascendió un 3,5% con respecto al de 2013.[183] El país tiene la sexta tasa de inflación más alta del Hemisferio.[184] Durante el 2015, el país experimentó deflación.[185]

La pobreza está estimada en 17.7%, lo que la ubica en el tercer lugar entre los países de América Latina con menos pobreza, según Cepal.[186] Según la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos, dicho rubro alcanzaba en 2015 el 21.7%.[187]

Turismo[editar]

Erupción nocturna del volcán Arenal.

El turismo es la principal fuente de ingreso de divisas de la economía costarricense.[188] El sector de turismo da empleo directo a 130.000 personas.[188] Costa Rica ofrece actualmente 45.531 habitaciones.[188] Con un ingreso anual de US$ 2.636 millones en 2014,[189] la industria turística de Costa Rica obtuvo un 30% de los ingresos por turismo de región centroamericana, y destaca como el destino más visitado del istmo, ya que en 2014 el país alcanzó un nuevo récord histórico de visitantes con 2.526.817 turistas.[188] Para 2015, el número de visitantes creció en un 5.5%, para 2.665.608 visitantes.[190] Con alrededor de 500 visitantes por cada mil habitantes, Costa Rica tiene uno de los índices más altos de turistas per cápita de la Cuenca del Caribe.

La mayoría de los visitantes extranjeros proviene de los Estados Unidos y Canadá (67.5%)[188] y de países de la Unión Europea (16%),[189] lo que le permite recibir en media aproximadamente entre US$1.300 y $1.400 por visitante,[191] valor por visita entre los más altos de América Latina. En 2005 el turismo contribuyó con un 8,1% del PIB del país, y represento un 13,3% de los empleos directos e indirectos. Desde inicios de los años 2000, el turismo genera para el país más ingreso de divisas que la exportación de banano y café juntos.[176]

El país ofrece condiciones de sol, playa, selva, montaña, aventura, ecoturismo, turismo rural comunitario, y presenta potencial en las áreas de deportes, bienestar y salud, moda y turismo de reuniones.[188] El ecoturismo es extremadamente popular entre los turistas extranjeros que visitan la amplia cantidad de parques nacionales y áreas protegidas que existen por todo el país. Costa Rica fue uno de los pioneros en ecoturismo y es reconocido como uno de los pocos destinos internacionales con verdaderas opciones de turismo ecológico.[192] En la clasificación del Índice de Competitividad en Viajes y Turismo de 2015, Costa Rica alcanzó el lugar 42, siendo el tercer clasificado entre países de América Latina después de México y Panamá.[193]

Las ventajas competitivas para desarrollar emprendimientos turísticos son en el área de recursos humanos, culturales y naturales, en la cual Costa Rica se clasifica en el lugar 33 a nivel mundial, y clasifica en el sexto lugar cuando se considera aisladamente el factor recursos naturales. El reporte del TTCI de 2011 también señala que las principales debilidades del sector turístico costarricense son su reducido número de sitios de interés cultural (clasificado 104), el tiempo necesario para abrir un establecimiento comercial (clasificado 125), el estado de la infraestructura de transporte terrestre (lugar 111) y la pobre calidad de la infraestructura portuaria (lugar 132).

El turismo de salud se perfila como una gran oportunidad para Costa Rica, y el 26 de noviembre de 2012 el Gobierno de Costa Rica declara, mediante decreto ejecutivo, el turismo de salud y bienestar como interés público. En 2015, Costa Rica fue elegido como el mejor destino de Centro y Suramérica, de acuerdo con los resultados que arrojó la XIII edición anual de los Readers Choice Awards organizado por la revista Travel Weekly.[194]

Agricultura[editar]

Cultivos de hortalizas en el cantón de Oreamuno, provincia de Cartago.

Costa Rica actualmente cuenta con aproximadamente 8 mil hectáreas consagradas a la producción de cultivos sin químicos y más de 3 mil productores encargados de ofrecer los productos debidamente certificados, tanto en el mercado nacional como internacional. Según el último censo agropecuario realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, la superficie total de productos cultivados asciende a 557.888,6 hectáreas, siendo el principal cultivo el café, seguido de la palma africana, el banano, la caña de azúcar y la piña.[195]

Las principales zonas de siembra de productos orgánicos se encuentran en Talamanca, Zarcero, Turrialba, Zona Norte, Cartago, entre otros. Destacan frutas, raíces tropicales, hortalizas, productos de origen animal, legumbres y otros productos procesados, siendo los de mayor exportación a Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón. Así mismo, hacia algunos países latinoamericanos llega el banano, la piña, el café, jugo de naranja, la mora y el cacao dulce granulado. Según datos de PROCOMER, en el 2009 se exportaron más de 36 mil toneladas de productos debidamente certificados, con un valor superior a los 26 millones de dólares.

El café fue el principal motor económico del Estado costarricense durante el siglo XIX y gran parte del siglo XX. Por eso, se le conoció como "el grano de oro".

Uno de cada siete costarricenses trabaja en el sector agrícola.[196] Las exportaciones de productos agrícolas conforman el 8% del PIB del país.[197] Aproximadamente un 5.9% del territorio está conformado por cultivos permanentes y otro 4.4% está conformado por tierras de cultivo.[197]

Cafetal en Chahuites de Santa Bárbara de Heredia.

El café, uno de los cultivos de mayor valor, se cultiva en ocho regiones cafetaleras del país, clasificadas según sus características climáticas, altitud y suelos:

La Unión Europea calificó en 2015 al banano de Costa Rica como el mejor del mundo.[198]

Históricamente, este producto se conoce como el "grano de oro". Fue el motor de la economía en la Época Liberal (siglo XIX), suponiendo su venta casi el 90 por ciento de lo exportado por el país entre 1850 y 1890,[199] convirtiéndose en una temprana fuente de estabilidad y riqueza para la burguesía que explotaba el cultivo, que se exportaba principalmente a Inglaterra. Las exportaciones de café han tenido varios periodos históricos, con altibajos en los precios del grano que han influido directamente en la economía nacional: entre 1847 y 1849 hubo una crisis producida por una baja en la cotización del grano en Europa, seguido de un periodo de bonanza en la década de 1850; entre 1927-1936, otra crisis se produjo como consecuencia de la Gran Depresión. En 1933, se fundó el Instituto del Café de Costa Rica (ICAFE). A partir de 1936, la economía dependiente del café experimentó una recuperación con la reorientación de las exportaciones a los Estados Unidos, tras el cierre de los mercados europeos por la Segunda Guerra Mundial.[200] Tras la guerra, el precio del quintal subió entre 1940 y 1956, triplicándose la producción cafetalera entre 1950 y 1970 con la introducción de los agroquímicos,[201] convirtiéndose el modelo agroexportador café-banano en el principal motor del desarrollo nacional. Para 1980, la caída en la cotización del precio del café, junto a otros factores, motivó un cambio hacia otro modelo de desarrollo, basado en la inversión extranjera, el turismo y una economía de mercado y servicios.[202] El café, sin embargo, permanece como el tercer producto agrícola de exportación de Costa Rica, detrás de la piña y el banano. En 2007 se produjeron 110,400 toneladas métricas de café.[203] Para el 2012 las exportaciones de café de Costa Rica alcanzaron los 412,2 millones de dólares, mientras para 2013 sumaron 301,9 millones de dólares, y se espera que para el 2014-2015 la producción crezca un 4.5% con respecto a la del año anterior.[204] Asociado a la producción de café, existe toda una industria paralela basada en la producción de café refinado (gourmet), coffee tours y producción de artesanías y productos alusivos al grano.

Costa Rica es el principal productor mundial de piña.

Costa Rica es el séptimo mayor productor de bananos a nivel mundial, con una exportación de 100 millones de cajas anuales (1.8 millones de toneladas métricas), lo que significó ventas en 2014 por 903 millones de dólares.[205] [206] El banano tuvo su auge durante la Época Liberal con la construcción del ferrocarril al Atlántico, lo que estimuló la inmigración de diversos grupos étnicos (afrocaribeños, europeos, chinos), y a la vez permitió abrir una ruta de comercio transoceánica. Para el año 2014, la exportación bananera significó el 8% del total de las exportaciones del país.[206] Los principales destinos de las exportaciones bananeras son la Unión Europea (48.5%), principalmente Reino Unido, Bélgica, Italia, Alemania, Grecia, España y Suecia, y los Estados Unidos (40.5%).[206] El cultivo se realiza principalmente en la provincia de Limón, aunque también hay plantaciones bananeras en el Pacífico Central y Sur. Un 1% (unas 44.000 hectáreas) del territorio nacional está destinado a su producción,[206] y el sector genera 40.000 empleos directos y 100.000 indirectos.[206] Costa Rica es el único país exportador de banano que cuenta con indicación geográfica, otorgado por la Unión Europea en el Acuerdo de Asociación entre esta y Centroamérica (AACUE), lo que supone un sello de calidad para este producto.[205]

La piña es uno de los principales productos agrícolas de exportación de Costa Rica, cuyo cultivo permanece en constante incremento desde la apertura del sector hace más de 30 años, siendo inicialmente un producto no tradicional. Para el año 2014, el país sumó 37.659,9 hectáreas cultivadas de piña, localizados los principales productores en Buenos Aires de Puntarenas, San Carlos de Alajuela y Sarapiquí de Heredia, lo que representa el 10,6% del área cultivable del país.[207] Durante el año 2013, el cultivo de piña generó $834 millones, constituyéndose en un 7.3% de las exportaciones ese año, y superando al banano como principal producto agrícola de exportación en 2010.[208] En 2011, Costa Rica fue el principal exportador mundial de piña, generando 27.000 empleos directos y 110.000 indirectos.[209] Para 2013, el país se consolidó como el primer productor de piña del mundo.[210] El 50% de la exportación de piña se destina a los Estados Unidos, seguido de Chile, China y algunos países del Caribe.[211] El sector, no obstante, enfrenta diversas críticas en cuanto a sostenibilidad, uso de plaguicidas y contaminación de recursos hídricos, lo que ha generado conflictos comunales, ambientales y laborales.[212]

El cacao producido por los bribris en Talamanca ha sido calificado entre los mejores 10 del mundo por su calidad.

El cacao producido en el país se destaca principalmente por su calidad. Con siglos de importancia para el proceso social de los pueblos autóctonos durante la época precolombina, cuando fue utilizado ritualmente y como moneda, y también durante la colonia, destacándose un ciclo económico en Matina (1727-1747), el cacao tuvo un peso importante en la economía nacional hasta finales de la década de los 1980, cuando alcanzó las 20.000 hectáreas cultivables, pero en 1978 la producción decayó vertiginosamente, hasta casi desaparecer, debido a una epidemia de moniliasis y a la caída de los precios internacionales.[213] En la última década y a pesar de carecer de tecnología para procesar a gran escala el grano nacional, el sector cacaotero costarricense ha mostrado una reactivación, alcanzando las 4.660 hectáreas en 2012,[213] con 2.262 productores.[214] El cacao se siembra especialmente en la región del Caribe y en la Zona Norte (San Carlos y Los Chiles).[213] Destaca la producción de cacao orgánico, de forma artesanal, realizada por los indígenas bribri de Talamanca,[215] cuyo producto ha sido calificado como uno de los de mejor calidad y más finos del mundo, llegando a ubicarse entre los 10 mejores.[216] El cultivo del cacao de Talamanca también resalta por su armonía con el ambiente, al ser cultivado con métodos tradicionales.[217] En el repunte del cacao ha resultado vital el aporte del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie), que logró desarrollar seis variedades del grano más resistentes y aromáticas.[214] Costa Rica produce unas 700 toneladas de cacao mensuales,[213] cotizándose la tonelada de cacao fino de Costa Rica en $3.500, superior a los $2.200 en la que se cotiza la tonelada promedio.[214]

Otros cultivos importantes son caña de azúcar y palma africana.

Infraestructura[editar]

Transportes[editar]

La Ruta 27, una de las carreteras de más reciente construcción, conecta el Valle Central con la región del Pacífico Central de Costa Rica.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) es la institución pública encargada de la construcción y el mantenimiento de la infraestructura vial, aeroportuaria y portuaria del país, la regulación del tránsito, la elaboración de mapas y cartas geográficas del país, y la atención de calamidades y desastres que afecten la infraestructura nacional. Esta institución fue creada en 1860 como Dirección General de Obras Públicas, adscrita a una de las Secretarías del Estado. A partir de 1870, pasó a formar la Cartera de Obras Públicas y en 1948, se convirtió en Ministerio de Obras Públicas, que luego pasó a llamarse Ministerio de Transportes (1963), y finalmente tomó su nombre actual en 1971.

Costa Rica cuenta con 35.330 km de carreteras nacionales y regionales que interconectan las principales ciudades del país,[218] de los cuales 8.621 km están pavimentados.[218] El Consejo Nacional de Viabilidad (CONAVI), creado en 1998, es el departamento del MOPT encargado del mantenimiento de las carreteras nacionales, mientras que las municipalidades se encargan del mantenimiento de las carreteras y caminos cantonales. Según expertos, Costa Rica cuenta con entre 30 y 50 años de retraso en infraestructura vial,[219] con un deterioro en las carreteras nacionales que supera el 75%, aquejando problemas de funcionalidad y calidad. Entre las razones de este deterioro, se ha citado que las condiciones de diseño de la red vial responden a las condiciones de un país de hace tres décadas, sumado a la falta de recursos, la falta de planificación en el mantenimiento vial, rezago tecnológico y los problemas en los materiales utilizados en el asfaltado,[220] así como la corrupción,[221] y un relativamente bajo presupuesto destinado a infraestructura vial (2%).[219] Para solucionar este rezago, existen varias propuestas como la creación de un Instituto Nacional de Infraestructura que substituya al CONAVI,[222] así como encargar la construcción de obra pública al Instituto Costarricense de Electricidad.[223] Actualmente la construcción de las principales obras públicas se da por el sistema de concesión.[224]

Una parada de taxis frente al Parque Central de San José.

El país cuenta con una flota vehicular que asciende a aproximadamente 1.3 millones de vehículos.[225] En el país operan muchas compañías que hacen el servicio regular de autobuses, comunicando San José con el resto del país y diversas comunidades entre sí. El servicio de taxi es realizado por cooperativas. Los taxis se distinguen por ser de color rojo (excepto los que operan en los aeropuertos, que son anaranjados), y cuentan con taxímetro. Existe también el sistema de porteo, transporte informal y desde agosto de 2015, la plataforma digital Uber. También operan muchas compañías de alquiler de vehículos, que cuentan con oficinas en las principales ciudades y en los puntos de interés turístico. El país cuenta con un sistema de restricción vehicular en San José, como una medida de gestión para regular el alto tránsito en la capital nacional, reducir los gases contaminantes y bajar el gasto público en hidrocarburos. La Dirección General de la Policía de Tránsito, adscrita al Consejo de Seguridad Vial (COSEVI), es la encargada de la regulación del tráfico vehicular, la promoción de la seguridad vial y la atención de accidentes.

Tren interurbano entre San José y Montes de Oca.

El sistema ferroviario de Costa Rica cuenta con 278 km y está a cargo del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER). La construcción del ferrocarril al Atlántico durante la administración de Tomás Guardia Gutiérrez, fue un proyecto-país que se inició en 1871 y finalizó en 1890, permitiendo la comunicación del Valle Central con Limón, el principal puerto del Caribe. Por muchos años, dicho ferrocarril fue la principal vía de comunicación con la costa atlántica, hasta la construcción de la ruta 32. El ferrocarril al Pacífico, en tanto, se completó en 1910, durante el gobierno de Cleto González Víquez, y permitió la comunicación de ambos litorales del país de este a oeste y viceversa.[226] Un servicio de tranvía comunicó la ciudad de San José entre 1899 y 1950.[227] En 1995, el entonces presidente José María Figueres Olsen decretó el cese de operaciones del ferrocarril, en una decisión que luego se consideró equivocada.[228] En 2005, durante el gobierno de Abel Pacheco de la Espriella, entró en funcionamiento el primer tren interurbano entre Pavas y Montes de Oca. Actualmente, existen rutas de tren interurbano entre las ciudades de Pavas-San Pedro-Curridabat, San José-Belén, San José-Heredia, San José-San Joaquín de Flores,[229] San José-Cartago y San José-Alajuela.[230] También existen proyectos para la rehabilitación de las rutas ferroviarias al Pacífico y el Atlántico, así como la construcción de una vía férrea que una el puerto de Limón con Guanacaste.[231]

Interior de la terminal del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

Costa Rica posee en total 151 aeropuertos y pistas de aterrizaje, de los cuales 36 cuentan con caminos pavimentados.[218] De ellos, existen cuatro aeropuertos internacionales: el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, ubicado en la ciudad de Alajuela; el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós, en la ciudad de Liberia, Guanacaste; el Aeropuerto Internacional de Limón, en esta provincia del Caribe; y el Aeropuerto Internacional Tobías Bolaños, en San José. El Juan Santamaría se considera el principal aeropuerto del país, con capacidad para albergar aviones como A319, A320, A321, A340, Boeing 737, Boeing 747, Boeing 757, Boeing 767, Boeing 777 y Embraer 190. En él operan actualmente 22 aerolíneas de pasajeros de manera regular a 40 destinos en 18 países a lo largo de América y Europa. Varias aerolíneas ofrecen sus servicios en el país, entre ellas Taca International Airlines, Copa Airlines, Alaska Airlines, US Airways, American Airlines, Frontier Airlines, Delta Airlines, JetBlue, Spirit, Iberia, Aeroméxico, Air Canada, Avianca, Air Costa Rica y Air France. La compañía Sansa realiza vuelos nacionales a varios sitios del país.

Vista general de Puerto Limón.

Los dos principales puertos de Costa Rica son Puerto Limón, en el Caribe, y Puerto Caldera, en el Pacífico, por donde se realizan las exportaciones e importaciones del país por vía marítima. El puerto de Limón cuenta con un área de 9.188 m², la mayor para un puerto del país. Cuenta con el muelle de Moín, que es el más importante del país y se encuentra administrado por la Junta de Administración Portuaria y Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA). Por Limón se realiza la mayoría del comercio exterior marítimo de Costa Rica.[232] Los principales destinos de las exportaciones son Centroamérica, Estados Unidos, Países Bajos, Reino Unido, Italia y Colombia, y lo que se trae proviene principalmente de Estados Unidos, Centroamérica, Colombia y Países Bajos. Además, el puerto de Limón recibe trasatlánticos que realizan la ruta del Caribe. Se encuentra en proyecto la construcción de una megaterminal portuaria concesionada a la empresa APM Terminals, que ha encontrado oposición entre diversos sectores locales y nacionales.[233] Los puertos del Pacífico son responsabilidad del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (INCOP), aunque Caldera se encuentra concesionado a la Sociedad Portuaria de Caldera S.A.[234] El muelle de Caldera tiene 180 metros de longitud, 13 metros de profundidad y un área de planta de 6.000 metros cuadrados.[235] Puntarenas es el puerto pesquero más importante del país. Cuenta con un servicio de cabotaje entre la ciudad y las localidades de Paquera y Playa Naranjo, en la península de Nicoya. Además, es centro de recepción de cruceros internacionales que realizan rutas por el Pacífico. Otros puertos importantes del país son Quepos y Punta Morales, en el Pacífico. Costa Rica cuenta con 730 km de ríos navegables, especialmente por naves de poco calado.[218]

Medios de comunicación[editar]

Prensa escrita[editar]

Costa Rica tiene una gran tradición periodística. Han existido publicaciones de todos los temas, tanto políticos, religiosos, como de protesta. El periodismo en Costa Rica como tal fue creado el 25 de noviembre de 1824 mediante el decreto 23 de la Colección de Leyes de ese año, durante el gobierno de Juan Mora Fernández, el cual hace una invitación a los ciudadanos a establecer periódicos manuscritos. La imprenta fue introducida a Costa Rica en 1830, importada por Miguel Carranza Fernández, y se llamó La Paz.[236] El primer medio impreso de Costa Rica fue creado por Joaquín Bernardo Calvo (a quien se considera como «Padre del periodismo costarricense») cuando el 4 de enero de 1833 circuló el primer número del semanario El Noticioso Universal. Un día después, empezó a circular también el Correo de Costa Rica.[237]

Entre 1834 y 1875 circularon gran cantidad de medios impresos de publicación quincenal o semanal, entre los que destacan La Tertulia (1834), de creación política, a cargo de Vicente Castro; Aurora de la Constituyente de Costa Rica (1838), que promueve la separación de Costa Rica de la República Federal de Centroamérica; El Mentor costarricense (1842-1846), creado por iniciativa de José María Castro Madriz; la Gaceta Oficial (1844); El Costarricense (1846), establecido por decreto oficial; El Guerrillero (1850), el primer periódico satírico del país; Eco de Irazú (1854), uno de los más importantes de la época, trataba de temas de interés general con mucha libertad; El Estudiante, El Rayo, La Crónica de Costa Rica, El País, La Nave, etc.[237]

Fue en 1875 que aparece en Cartago El Telégrafo, el primer diario de Costa Rica, creado por los hermanos Francisco y Pedro Ulloa. En 1878 empieza a circular La Noticia a instancias del periodista colombiano Juan N. Venero, director de La Gaceta, a la que además dividió por primera vez por secciones. De 1883 data el semanario más antiguo del país aún en circulación, el Eco Católico.

El 1 de enero de 1885, vio la luz el emblemático Diario de Costa Rica, dirigido por Joaquín Bernardo Calvo y fundado por el periodista y diplomático salvadoreño Alberto Masferrer y el poeta y escritor guatemalteco Máximo Soto Hall.[237] Su importancia radica en que fue el que fijó el diarismo en el país.[237]

El Heraldo fue el periódico más importante del país durante la primera mitad del siglo XX.[237] Empezó a publicarse el 30 de octubre de 1890 y se mantuvo 33 años ininterrumpidos. Entre sus directores sobresalen Pío Víquez y Aquileo Echeverría. Marcó cambios importantes en el periodismo, especialmente por la calidad de sus contenidos.

El 11 de junio de 1899, nace La Prensa Libre, el diario más antiguo aún en circulación en el país,[238] bajo la dirección de Juan Fernández Ferraz. Se le considera el decano de la prensa nacional. Entre sus directores históricos se cuentan al periodista, poeta e historiador salvadoreño Francisco Gaviria, el poeta nicaragüense Rubén Darío, los escritores costarricenses Roberto Brenes Mesén y José Marín Cañas. Luego, el periódico sería adquirido por José Borrasé Rovira. El 15 de enero de 1949 asumió la dirección Andrés Borrasé Sanou, quien mantuvo el cargo por espacio de 49 años, récord no superado todavía en la dirección de un periódico en América Latina.[238]

El periódico La Información tuvo importante impacto en las primeras décadas del siglo XX, hasta que fue quemado por una muchedumbre enardecida en 1919 por servir a la dictadura de Federico Tinoco Granados. Rogelio Fernández Güell, fundador de El Imparcial, había sido asesinado un año antes por enfrentarse, desde la trinchera periodística, a los desmanes del dictador.[238]

Entre 1919 y 1958 se publicó la importante revista Repertorio Americano, dirigida por Joaquín García Monge, donde publican grandes escritores nacionales e internacionales como Rómulo Tovar, Omar Dengo, Roberto Brenes Mesén, Fabián Dobles, Emma Gamboa Alvarado, Yolanda Oreamuno, Luis Dobles Segreda, Abelardo Bonilla, Juan Marinhelo (cubano), Alfonso Reyes Ochoa (mexicano), Pedro Henríquez Ureña (filólogo dominicano), Jaime Torres Bodet (mexicano), Arturo Capdevilla (poeta argentino), Marcelino Menéndez Pelayo (políglota español), José Vasconcelos (mexicano), Rafael Arévalo Martínez (novelista guatemalteco), Alberto Masferrer (periodista y diplomático salvadoreño) y Gabriela Mistral (premio Nobel de Literatura chilena) entre otras figuras.[238]

De los años 30 proviene el periódico La Hora, creado por el novelista José Marín Cañas, y que cerró sus puertas en 1973. La década de los 40 destaca por el enfrentamiento ideológico entre los ya desaparecidos Diario de Costa Rica (1919), dirigido por Otilio Ulate Blanco, y La Tribuna (1920), que apoya a Rafael Ángel Calderón Guardia, en el marco de la lucha política de mediados de siglo que va a derivar en la Guerra Civil de Costa Rica de 1948.[238]

El 12 de octubre de 1946 circula el primer número del diario La Nación, fundado por Ricardo Castro Beeche. Desde entonces, La Nación es uno de los diarios de mayor influencia en la vida del país.[238] En la década de los noventa, publicó revistas y suplementos como Rumbo, Triunfo, Perfil, Tambor, Zurquí, etc. Actualmente, pertenece al Grupo Nación, dueño también de otros diarios y revistas como Al día, El financiero, La Teja, Vuelta en U y Perfil.

En 1950, es fundado el periódico La República, cuyo primer director es el periodista, escritor y político Alberto Cañas Escalante. Actualmente tiene una orientación enfocada a los asuntos económicos y financieros.[238] De septiembre de 1970 data el Semanario Universidad, perteneciente a la Universidad de Costa Rica, de contenido social y de denuncia.

El Diario Extra, de estilo populista y sensacionalista, nace el 17 de septiembre de 1978, obra de José Andrés Borrasé, hijo de Andrés Borrasé Sanou, director de La Prensa Libre. Ambos periódicos forman parte del Grupo Extra (que incluye una frecuencia de radio y un canal de televisión), y fueron dirigidos por el periodista William Gómez Vargas hasta su muerte en 2012.[238]

Televisión[editar]

La historia de la televisión de Costa Rica inicia el 9 de mayo de 1960 cuando el empresario René Picado y Carlos Manuel Reyes crean la primera compañía de televisión en el país denominada Televisora de Costa Rica (Teletica) o más popularmente conocida, Canal 7. Televisora de Costa Rica empezó a transmitir varias series compradas a los Estados Unidos tales como la Familia Monster, Mister Ed y otras más. Posteriormente iniciaron las transmisiones en vivo. La primera en estrenar esta modalidad fue la visita del entonces Presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy a Costa Rica en 1963. Otro recordatorio de las primeras transmisiones en vivo vía microonda y satélite fue la llegada del primer hombre a la luna el 20 de julio de 1969. En ese entonces 600 millones de personas vieron el espectáculo alrededor del mundo.

En la década de los 70 inició la transmisión de teleseries nacionales, lo que se extendió hasta la actualidad. Los presentadores más destacados en ese entonces fueron Rodrigo Sánchez y Santiago Ferrando.[cita requerida] Luego nace el primer noticiero en la historia de Costa Rica, denominado Telenoticias.

Hasta finales de la década de los 80 se inició la venta de transmisiones por cable, por lo que aumentaron las opciones de poder ver eventos deportivos, series de entretenimiento, cultura y programas educativos y hasta científicos.

En noviembre de 1994 aparece la empresa Representaciones Televisivas S.A., mayormente conocida como Repretel. Como inauguración adquieren el Canal 9, que pertenecía a Multivisión. Meses más tarde y ya para mayo de 1995, Repretel adquiere la frecuencia que durante varios años perteneció a Telecentro, el Canal 6.

En 1996, se adquirió el Canal 11 donde empezaría a transmitir programación destinada a los más pequeños y a público en general. En 2000, se devolvió a su concesionario el Canal 9 e inmediatamente se empezó a transmitir en el Canal 4 (que también pertenecía a Multivisión, cadena que años más tarde fue organizada de una sociedad cooperativa).

Emisora Pública

Emisoras Privadas

Radio[editar]

Interior del estudio 1 de Radio Universidad de Costa Rica, en San Pedro de Montes de Oca.

Costa Rica es uno de los países pioneros en América Latina en cuanto a radiodifusión. En 2012, se reportaron un total de 125 radioemisoras transmitiendo desde todo el territorio nacional, tanto en amplitud modulada como en frecuencia modulada, agrupadas en la Cámara Nacional de Radios (CANARA).[240] Existen desde grandes grupos radiofónicos como Central de Radios (Monumental), Grupo Radiofónico Omega y Columbia, hasta pequeños radiodifusores independientes. Los programas tratan temas de la más diversa índole: deportivos, radionoticieros, musicales, juveniles, infantiles, religiosos, humorísticos, políticos y otros. Entre las principales radioemisoras del país pueden mencionarse: Monumental, Columbia, Omega, Sinfonola, Fides, Faro del Caribe, EXA, Los 40 Principales, Musical, WAO, La mejor FM, Zeta FM, Bahía Puntarenas, Bésame, 95.5 Jazz, Malpaís, 979, 103 FM, Radio U, Momentos Reloj, 106.3 Pura Vida, 94.7, Radio Dos y muchas otras más.

La primera radiodifusión en Costa Rica fue realizada en 1920 por Amando Céspedes Marín, a través de la primera estación de radio de onda corta de América Latina, "La voz de Costa Rica". También realizó la primera transmisión de onda larga de la historia del país el 27 de diciembre de 1927, la cual llegó a ser captada hasta Nueva Zelanda. Céspedes fue declarado Benemérito de la Patria en 1981 por sus aportes como uno de los precursores de la radio en el país.

El 15 de enero de 1928 se realizó la primera transmisión deportiva del país desde el Estadio Nacional de Costa Rica, un encuentro de fútbol entre el Alianza Lima de Perú y el Club Sport Herediano, y fue efectuada por Carlos Salazar, director del Diario de Costa Rica, quien también fue el primer narrador deportivo del país. El Ing. Wálter Sagot fue el encargado de la instalación del equipo de transmisión. En 1929, el lic. Gonzalo Pinto Hernández fundó Radio Monumental. En 1932 se realizó la primera transmisión de radioteatro, la obra "Luces de San José", de Ricardo Jiménez Alpízar, interpretada por los actores del Teatro Burlesco. En 1936 se utilizó por primera vez a la radio para la transmisión de propaganda política, en ocasión de las elecciones de ese año donde resultó ganador León Cortés Castro. Un año después, en 1937, se reportó desde Alemania, Estados Unidos y Cuba la escucha del programa de radio "La voz del trópico", de Eduardo Pinto. En 1942, José Figueres Ferrer realizó un discurso transmitido por radio, cuyo contenido, contrario al gobierno, motivó la interrupción de la policía y el posterior exilio del político, iniciándose de esta manera el proceso que llevaría a convertirlo en caudillo de la Guerra Civil de 1948.

El primer noticiero de radio fue el "Diario al aire", que inició transmisiones en 1947 a través de Radio Monumental. Un año después, en 1948, salió al aire Radio Faro del Caribe, convirtiéndose en la segunda radio religiosa protestante del mundo. En 1949 nace Radio Universidad, de la Universidad de Costa Rica, que posteriormente lanzará al aire dos radioemisoras más (Radio U y 870 UCR). En 1950, Carlos Alfaro McAdam fundó Radio Columbia, que fue la primera emisora de América Central y el Caribe que transmitió un mundial, México 1970. En 1952, salió al aire Radio Fides, primera emisora católica del país. En 1958, el periodista Rolando Angulo Zeledón creó Radioperiódicos Reloj, que se mantuvo como el noticiero número uno del país por varias décadas, transmitiéndose por Radios Reloj, Columbia y Nacional hasta su desaparición en 2006. En 1968 se fundó la Escuela de comunicación de la Universidad de Costa Rica, de donde se graduarán la mayoría de los periodistas del país. En 1978 aparece Radio Nacional, del estatal Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart).[241]

En 2001, el periodista Parmenio Medina, director del por muchos años popular programa cómico y deportivo "La Patada", fue asesinado consecuencia de sus denuncias en torno a irregularidades con la emisora Radio María, considerándose este crimen el primero relacionado con periodismo radiofónico en la historia de Costa Rica.[242] A partir de 2007, con la fusión de Radio Reloj y Radio Monumental, se inició la era de los grandes grupos radiodifusores del país. En 2007 nació Radio Malpaís, la primera radiodifusora transmitida por internet. Actualmente, una gran número de radioemisoras cuentan con su propia versión difundida a través de la web.

Energía y producción eléctrica[editar]

La represa hidroeléctrica Reventazón, construida por el Instituto Costarricense de Electricidad, es la más grande de Centroamérica y la segunda obra de infraestructura más grande del istmo luego del Canal de Panamá.

En Costa Rica se explotan cinco fuentes de energía, en orden de importancia: hídrica, térmica, geotérmica, eólica y solar. En América Latina, Costa Rica destaca como líder en la producción de energía renovable, debido principalmente a la producción de energía hidroeléctrica, según el informe Líderes en energía limpia de la organización World Wildlife Fund (WWF).[243] [244]

La primera planta hidroeléctrica del país, Aranjuez y ubicada en el centro de San José, entró en operación en 1884, convirtiendo en esa época a la capital costarricense en la tercera ciudad del mundo iluminada por energía eléctrica, luego de Nueva York y París. A partir de ese acontecimiento se continuaron construyendo diversas obras de generación eléctrica en varios lugares del país, como producto de iniciativas de las municipalidades y de empresarios privados, tanto nacionales como extranjeros.

La producción de energía eléctrica en Costa Rica está a cargo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE, 1949), empresa estatal que también brinda el servicio de telecomunicaciones. Entre las funciones del ICE están:

  • Construir plantas de generación eléctrica.
  • Unificar toda la capacidad instalada en un único sistema.
  • Expandir los servicios mediante la edificación de redes de distribución.
Generación de energía eólica en Tilarán.

El desarrollo de la cobertura eléctrica del país a través de los años y como consecuencia de la obra realizada por el ICE, y otras empresas de distribución eléctrica, ha tenido un desarrollo vertiginoso en las tres áreas que componen un sistema eléctrico: Generación, Transmisión y Distribución. Cuando se creó el Instituto aproximadamente el 15% del territorio nacional continental tenía cobertura eléctrica. Cincuenta y un años después, en el año 2000, ese porcentaje llegaba a un 94.4%. Para 2009, el porcentaje de cobertura energética alcanza el 98.6% del país, un porcentaje comparable al de países desarrollados. En 2014, el servicio eléctrico costarricense fue catalogado como el segundo mejor de América Latina, superado únicamente por Uruguay, según un estudio realizado por la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FICC).[245]

En 2015, Costa Rica cerró el año con un 99% de generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, sin utilizar hidrocarburos. Esto le valió un reconocimiento al país en el marco de la XXI Conferencia sobre Cambio Climático (COP21) celebrada en París, al ser iluminada la emblemática Torre Eiffel con el lema "100 % Pura Vida", en alusión a Costa Rica, como parte de la campaña "One Heart, One Tree".[246] El 16 de septiembre de 2016, el ICE puso en total funcionamiento el Proyecto Hidroeléctrico Reventazón, la planta hidroeléctrica más grande de Centroamérica, la mayor obra de infraestructura construida en el país en toda su historia y la segunda construcción en tamaño en la región después del Canal de Panamá, con una capacidad instalada de 305.5 megavatios y una inversión de US$1.400 millones.[247] [248] Costa Rica es el tercer país de América con mayor producción de energía geotérmica, después de Estados Unidos y México.[249]

Demografía[editar]

Niños costarricenses.JPG
A Costa Rican boy waits to receive care at a medical site in Limon, Costa Rica, during Continuing Promise (CP) Aug. 22, 2010 100822-M-PC721-408.jpg Costa Rica asian girl.jpg Defense.gov photo essay 100823-M-9206G-167.jpg
Jóvenes de familia tradicional tica.JPG Joven etnia indígena bibri.JPG Yami and Vale.jpg
Costarricenses.jpg

Costa Rica es un país multiétnico y pluricultural.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos la población de Costa Rica al 3 de julio de 2013 es de 4.652.459 habitantes.[250] [251] [252]

En cuanto a su crecimiento, la misma lo hace anualmente al alto ritmo de 1,4%. Esto se debe a una natalidad moderadamente alta, 18 cada 1000 y a una mortalidad bastante baja, 4,3 cada 1000.

Etnografía[editar]

Etnográficamente, la población es de diferentes etnias,[253] y es el resultado de la mezcla entre los indígenas que habitaron el país, los españoles, judíos conversos (sefarditas) y los esclavos africanos,[254] que arribaron a este durante la colonia. Para el siglo XIX llegaron oleadas de inmigrantes europeos particularmente de italianos, españoles, franceses, alemanes, británicos, entre otros países, que fueron atraídos por la construcción del ferrocarril al Atlántico, así como una economía estable, un clima benigno y las oportunidades de hacer negocios como bancos y hoteles. En 1872, con la construcción del ferrocarril al Atlántico, llegaron inmigrantes caribeños, mayoritariamente jamaiquinos, de etnia negroide, lengua inglesa y cultura afrobritánica, que se asentaron principalmente en Limón,[255] así como chinos, que llegaron primeramente a Puntarenas y se establecieron posteriormente en Guanacaste y Limón.[256] Para finales de la I Guerra mundial se atrajo a inmigrantes de otros países como rusos, suizos y judíos asquenazíes originarios de Polonia.

Según los datos arrojados por el censo del 2011 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, la población por autoidentificación étnica se compone de la siguiente manera: 65,80% blancos, 13.65% mestizos, 6.72% mulatos, 2,42% amerindios, 2% afrodescendientes, 0,21% chinos, 5,95% otros o sin declarar. Un estudio realizado por el Centro de Investigación de Biología Molecular y la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica, publicado en 2013 en la revista Human Biology, determinó que la composición genética de los costarricenses está conformada por un 45.6% de genes europeos, 33.5% indígenas, 11.7% africanos y 9.2% asiáticos.[257] Otro estudio genético realizado por la Universidad de Costa Rica, en asociación con otras instituciones internacionales, denota que la mayoría de la población del Valle Central de Costa Rica tiene una herencia de 67.5% de genes europeos, un 29.3% de genes indígenas mayormente cabécares y un 3.2% de genes africanos.[258]

El censo de 2011 indica, además, que el 9% de los de habitantes de Costa Rica son inmigrantes. Los grupos migratorios más importantes son los provenientes de Nicaragua, que iniciaron alrededor de 1927, registrando su mayor pico entre 1995 - 2000 debido a los conflictos políticos, sociales y económicos de Nicaragua a lo largo de su historia, mientras que los colombianos iniciaron su flujo migratorio a partir del año 2000, estableciéndose como refugiados y por último, los estadounidenses que empezaron un flujo migratorio regular a partir de los años 1990.

Poblaciones autóctonas[editar]

Indígena maléku representando una ceremonia tradicional en Palenque Tonjibe, cantón de Guatuso.

A la llegada de los españoles al continente americano, los habitantes originales de lo que hoy es Costa Rica sumarían unas 400 000 personas, diseminadas en distintas regiones del país y ocupando gran parte de su territorio. Estas poblaciones se encontraban organizadas política y económicamente en cacicazgos, que eran estructuras complejas y socialmente jerarquizadas, con especializaciones del trabajo, regidas por un cacique, su grupo de principales y la clase sacerdotal.

Los chorotegas, de cultura mesoamericana, ocupaban Guanacaste, con el Reino de Nicoya como el cacicazgo más importante. La zona de Cañas era asiento de los corobicíes, de los cuales descienden los actuales maléku. Pertenecientes a la cultura del Área Intermedia, los huetares eran el grupo más importante en la región central y la vertiente del Pacífico del país. Los huetares conformaron dos grandes señoríos: el de Garabito o Reino Huetar de Occidente, y el de El Guarco o Reino Huetar de Oriente. Entre los huetares existieron otros cacicazgos menores como Pacaca, Aserrí, Curriravá y Toyopán. En las llanuras del norte, habitaron los botos, tises y katapas. En la zona del Atlántico, el cacicazgo más importante fue el de Talamanca, que agrupaba a bribris, cabécares y térrabas, mientras que Tariaca, Suerre y Pococí eran otros cacicazgos menores. En la zona sur del país, habitaban los quepoas, borucas, cotos y guaymíes.

Tras la conquista de Costa Rica, la población indígena sufrió una drástica disminución demográfica, de modo que para la colonia solamente el 10% de la población era autóctona. Según el Censo 2011, el 2,41% de la población de Costa Rica se declaró amerindia, las poblaciones autóctonas indígenas son alrededor de 104,000 habitantes nativos americanos u originarios del territorio nacional. Muchos aspectos de su cultura, incluido el idioma en algunos casos, han logrado persistir hasta el siglo XXI a pesar del proceso de transculturación iniciado durante la conquista española y persistente en la actualidad. Los pueblos indígenas han sufrido, a lo largo de su historia, una continua reducción de su territorio, el desmembramiento de su población, y la desintegración de muchos de sus elementos culturales.

Están divididos en 9 grupos étnicos y cada uno tiene un territorio reservado:

Huetares Chorotegas Maléku Bribri Miskito Cabécar Ngöbe Boruca y Térraba
Quitirrisí y Zapatón
Valle Central
Guaitil de Santa Cruz y Matambú
Guanacaste
Cuenca del río Frío
Zona Norte
Atlántico Sur
Atlántico Norte
Cordillera de Talamanca
Sureste
Pacífico Sur
Canasto huetar.
Cerámica chorotega.
Máscara maléku.
Usure (templo) bribri.
Máscara miskito.
Casa cónica cabécar.
Niños ngöbe con vestimenta tradicional.
Máscara boruca.

Reseña histórica de la población[editar]

En 1821 Costa Rica había alcanzado su independencia y presentaba un panorama de población escasa con apenas 65.000 habitantes en 1824. La población criolla, mestiza y mulata, en su mayoría campesinos, estaba asentada en núcleos dispersos en el Valle Central llamados chacras, dedicadas a una agricultura de subsistencia, cultivo del café y tabacaleras, así mismo en Guanacaste y la Zona Norte se encontraban las haciendas, dedicadas principalmente a la ganadería y cultivos como caña de azúcar, en el Pacífico Central y Sur se encontraban las comarcas y comunas, dedicadas a la pesca, minería, agricultura y el comercio mientras que en el Caribe se ubicaban en las plantaciones dedicadas al cultivo de banano, cacao, la pesca y el comercio. Los amerindios por su parte se ubicaban en tribus, principalmente en las montañas de Talamanca y las llanuras del Norte,[259] así como las selvas del resto del país, mientras que muchos afrocostarricenses estaban asentados en quilombos.

Fotografía de principios de siglo XX de una familia campesina costarricense.

En la década de 1830 –con la expansión del cultivo cafetalero– el país se articuló tempranamente al mercado mundial y se abrieron nuevas perspectivas. Para la década de 1840 y comienzos de 1850, los viajeros extranjeros europeos (en especial italianos y españoles) que pasaban por Costa Rica se quedaban impresionados por la prosperidad general que veían y el desarrollo del mercado interno en relación con el resto de Centroamérica. Hacia 1850 se divisaba con claridad que se había iniciado un proceso de consolidación económica basado en la agricultura cafetalera y el enclave bananero.

Los emigrantes europeos bien podían sentirse atraídos por las promesas de una pequeña y lejana nación en pleno proceso expansivo. Durante su historia, Costa Rica ha recibido un flujo regular de inmigrantes de todos los países y de diferentes grupos étnicos. Desde el inicio de la construcción del ferrocarril en la costa caribeña a partir de 1871, ingresan al país inmigrantes jamaiquinos, chinos e italianos.

A los trabajadores de origen jamaiquino se les prohíbe por ley entrar en el Valle Central, por lo cual se establecen en la provincia de Limón hasta 1949. Muchos otros inmigrantes se dispersan por todo el país: los que deciden permanecer en la ciudad capital y sus alrededores contribuyen en mucho a la variedad de la vida cotidiana capitalina.

Actualmente, la mayoría de la población reside en el Valle Central, conformada por gente de diferentes grupos étnicos y todas sus posibles mezclas.

Sociedad[editar]

A raíz de condiciones coloniales donde incluso la aristocracia en muchos casos debía trabajar y realizar ciertas labores impensables en otras partes del continente, es que en Costa Rica las diferencias sociales nunca fueron demasiado radicales en comparación a otros países.[260] Como ejemplo de esto podría mencionarse que hasta bien entrado el siglo XX era común que los hijos de los ricos y de los pobres asistieran a los mismos centros educativos, los matrimonios entre personas de distintas clases sociales no eran necesariamente tabú (incluso algunas primeras damas fueron de origen humilde)[261] [262] o que las clases medias podían acceder a cargos públicos y políticos.

En Costa Rica era posible desde el siglo XIX y principios del XX que los hijos de obreros, campesinos o artesanos pudieran ir a la universidad y convertirse en abogados, médicos, etc., y muchos políticos que han llegado a ejercer cargos públicos provenían de hogares de clase media y baja, casos como los presidentes Luis Alberto Monge (campesino y sindicalista) y Luis Guillermo Solís (profesor universitario), o diputados como Arnoldo Segura Ferreto (maestro), Francisco Vargas Vargas (médico proveniente de una familia humilde de agricultores), Juan Guillermo Brenes Castillo (campesino), etc. Si bien muchas de estas tradiciones, como la igualdad de oportunidades indistintamente de la profesión de los padres o el que menores de distintas clases sociales asistan juntos a los mismos centros se ha ido perdiendo especialmente a partir de las reformas neoliberales de los ochentas,[263] aún es común que en Costa Rica los presidentes, diputados, alcaldes y otras figuras políticas caminen por las calles sin escolta de seguridad, asistan a eventos públicos como un ciudadano más o haga uso de servicios públicos.[264]

Migración[editar]

Total de población extranjera 2012[265]
No. País Hab.
1 Bandera de Nicaragua Nicaragua 287 000
2 Bandera de Colombia Colombia 20 000
3 Bandera de Estados Unidos Estados Unidos 16 000
4 Bandera de Panamá Panamá 11 427
5 Bandera de España España 10 100
6 Bandera de Canadá Canadá  10 000
7 Bandera de El Salvador El Salvador 7 189
8 Bandera de Honduras Honduras 5 669
9 Bandera de Reino Unido Reino Unido 5 200
10 Bandera de Venezuela Venezuela 5000[266]
11 Bandera de República Popular China China 4 500
12 Bandera de México México 4 285
13 Bandera de Argentina Argentina  3 600
14 Bandera de Perú Perú 2 700
15 Bandera de Chile Chile  2 600
16 Bandera de Italia Italia 2 300
17 Bandera de Rusia Rusia 2 300
18 Bandera de Alemania Alemania 2 100
19 Bandera de Polonia Polonia 1 900
20 Bandera de Cuba Cuba 1 700
21 Bandera de Suiza Suiza 1 642
22 Bandera de República Dominicana República Dominicana 1 475
23 Bandera de Brasil Brasil 1 300
24 Bandera de Belice Belice 1 270
25 Bandera de Guatemala Guatemala 1 200
26 Bandera de Uruguay Uruguay 1 200
27 Bandera de Francia Francia 1 000
28 Bandera de Ecuador Ecuador 900
29 Bandera de Corea del Sur Corea del Sur 520
30 Bandera de Japón Japón 190
31 Bandera de Haití Haití 150[267]
La migración en Costa Rica: a la derecha, Maribel Guardia, actriz costarricense radicada en México. A la izquierda, Óscar Duarte, futbolista de la Selección Nacional, nacido en Nicaragua y quien juega en España.

Costa Rica es el país latinoamericano con mayor cantidad de inmigrantes porcentualmente.[268] Según un estudio elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos de Costa Rica, para el año 2012 el 9% de la población del país estaba constituida por inmigrantes.[268] En el país existe una población principalmente de inmigrantes económicos sobre todo de la vecina Nicaragua.[268] También existe un porcentaje de refugiados políticos que han pedido asilo escapando de persecuciones en otros países.[266]

Actualmente las comunidades de inmigrantes más grandes son las provenientes de Nicaragua (74,5%), Colombia (4,3%), Estados Unidos (4,1%) y Panamá (2.4%). Hay un 11,8% que corresponde a otras nacionalidades, con comunidades importantes de argentinos (3600),[269] chilenos (2466), mexicanos (4000), salvadoreños (5600) y venezolanos (5000).[266] Desde hace varios años hay un movimiento migratorio destacable de europeos (especialmente españoles, búlgaros, rusos, ucranianos, suizos y suecos), asiáticos (chinos, taiwaneses y japoneses) que se afincan en el país atraídos por la estabilidad política, un modo de vida alternativo y un clima benigno.[270]

Más de 300.000 costarricenses viven en el exterior.[271] La emigración de Costa Rica es la más baja del istmo centroamericano con un 2.70% de la población en el exterior.[cita requerida] Según un estudio elaborado por American Community Survey en 2010, Costa Rica es el segundo país de América Latina con menor número de inmigrantes en Estados Unidos, después de Bolivia.[272] El 65.75% de los emigrantes costarricenses elige como destino principal los Estados Unidos, la mayoría en California, Nueva Jersey y Florida,[272] sin embargo, se determinó que la mayoría de estas personas son hijos de costarricenses nacidos en ese país, a los cuales se les otorga la ciudadanía de acuerdo con el inciso 2 del artículo 13 de la Constitución Política, que otorga este derecho a las personas que tengan por lo menos a un costarricense como padre, pero muchos de ellos no conocen el país.[272] También existen nutridas colonias de costarricenses en grandes ciudades como Buenos Aires, México, Madrid, Barcelona, Londres, Ontario, Quebec y Montreal.

La mayoría de los hombres costarricenses que viven en los Estados Unidos se dedican a la construcción y labores de mantenimiento, mientras que las mujeres realizan ocupaciones de servicio. En promedio, los emigrantes costarricenses ganan más que los emigrantes de otros países centroamericanos, debido a aspectos formativos y culturales que les permiten surgir, como el emprendedurismo, así como la calidad de la educación recibida.[272] En 2011, Costa Rica recibió más remesas que lo que envía al exterior. De acuerdo a los datos proporcionados, Costa Rica recibió cerca de 612 millones de dólares en remesas, 86 millones más que en el 2010.[271]

Idioma[editar]

Según la Constitución Política de la República de Costa Rica en su artículo 76, el idioma español es el idioma oficial de la nación; sin embargo, Costa Rica es un país multilingüístico pues considerando su pequeña extensión territorial, se hablan 5 lenguas autóctonas, a saber, el maleku, cabécar, bribri, guaymí y bocotá.

En la zona caribeña del país se habla mekatelyu, es lo que académicamente se conoce como inglés criollo limonense, o bien, se podría definir como una combinación de patois (Inglés jamaiquino) con "tico" (Español costarricense). Este nombre es una suerte de onomatopeya formada a partir de la pronunciación de la frase "May I tell you" en esta variante del inglés.

Además en el sur-este del país, en San Vito y otras comunidades de la región, se encuentran numerosas colonias de habla italiana de mayoría sarda y siciliana, sin embargo por el paso del tiempo y la inmigración costarricense hacia el sur ha creado que los pobladores hablen una variante lingüística que hace que mezclen ambos idiomas, creando así un dialecto propio del lugar. Incluso, en las escuelas públicas de esta zona el italiano es impartido como una asignatura más.

Según el Índice de Nivel de inglés de la escuela internacional de idiomas Education First, Costa Rica ocupa la tercera posición a nivel latinoamericano en conocimiento del idioma inglés. Según el estudio, el 15% de la población costarricense asegura tener dominio total del idioma inglés.[273] Este idioma es impartido obligatoriamente en la mayoría de escuelas y colegios del país. Además, cuenta con la presencia de más de 20000 estadounidenses y alrededor de 6000 británicos que habitan en el país y es ampliamente utilizado en poblaciones de Monteverde, Santa Elena y el noroeste de la Provincia de Puntarenas donde se encuentran colonias de cuáqueros y sus descendientes. Inclusive se pueden encontrar escritas en español e inglés la información de numerosas etiquetas, empaques y recipientes de productos de fabricación nacional.

Mapa lingüístico de Costa Rica, donde se distinguen:     Español. (hablado en todo el país)      Inglés criollo limonense.     Inglés cuáquero.      Idiomas indígenas.      Chino.      Italiano cotobruseño.      Alemán sarapiqueño.

Por otro lado, en la zona norte del país, en San Carlos, Sarapiquí y la Región Huetar Norte se encuentran numerosas colonias de alemanes y menonitas de ascendencia alemana que practican el idioma alemán y un dialecto derivado del alemán antiguo llamado platzdutch. Sin contar la fuerte influencia del alemán con el establecimiento de colegios, instituciones y alianzas culturales e incluso iglesias alemanas.

También es destacable la presencia del idioma chino, en sus variantes del mandarín y cantonés que se hablan en el país por la numerosa comunidad de inmigrantes chinos y sus descendientes que se asentaron en Costa Rica. Creándose, además, decenas de instituciones y alianzas culturales chinas en la nación y destacando la implementación de la enseñanza del mandarín en diversos colegios por todo el país.

Otros idiomas que tienen presencia importante en Costa Rica son: el francés, que constituye una asignatura impartida obligatoriamente en varias escuelas y en el Tercer Ciclo de la Educación Básica, sin contar que es hablado por la numerosa comunidad francesa del país y sus descendientes y es promovido por decenas de instituciones culturales, el idioma árabe también tiene presencia debido a la inmigración libanesa y de otros países levantinos, el hebreo también es utilizado por alrededor de 1000 israelíes que viven en el país y por la extensa comunidad judeo-costarricense, finalmente el idioma portugués cuenta con la presencia de 1500 brasileños que habitan en el país y es un idioma que cada vez es más promovido e impartido en diversas escuelas y colegios.

Fonética[editar]

Dentro de las características únicas o distintivas de la fonética costarricense se incluyen las siguientes:

Muchos costarricenses pronuncian la "rr" no como un trino alveolar, como se hace en la mayoría de las regiones de habla española, sino como una consonante similar a como se hace la R inglesa o siciliana (Italia). La pronunciación de la "R" es fricativa y sorda (sin vibración de las cuerdas vocales). Esta ocurre espontáneamente, en cualquier posición de la palabra y afecta tanto a la "r" trinante como a la simple. Esta variante ocurre más comúnmente en las zonas rurales y convive con la primera. Popularmente en Costa Rica a este fenómeno se le conoce como 'R' arrastrada o vaga.

Otro fenómeno característico del habla de los costarricenses es la pronunciación de "s" en posición final o antes de consonante en una palabra, en contraposición al resto de Centroamérica donde muchas veces esta se omite. En Costa Rica más bien se hace un énfasis en las mismas a la hora de pronunciarlas. También, en las zonas rurales se omite la pronunciación de la 'd' al final de una palabra y se acentúa la última vocal. (ej. calidad-calidá / usted-usté). En cuanto al acento, el acento costarricense del Valle Central tiene más similaridades al acento específicamente de Bogotá, Colombia que al del resto de Centroamérica, hay que recordar que durante la colonia Costa Rica era el territorio más austral de la Nueva España y Panamá era parte de la Gran Colombia, el de Guanacaste es similar al de Nicaragua y el de Limón es fuertemente influenciado por el inglés criollo.

Pronombres singulares en segunda persona (usted y vos)[editar]

En Costa Rica la opinión general es que existen dos pronombres singulares en segunda persona: usted y vos. El "usted" es la forma dominante, pero el voseo es muy usado también.[274] El uso del tuteo es mal visto si es usado por un costarricense,[275] [276] sin embargo, es tolerado si lo habla un extranjero.

Los costarricenses suelen mostrar más apego al usted y luego al voseo en situaciones en que el resto de centroamericanos tutearían (a excepción de Nicaragua, donde según la Real Academia Española el voseo es también considerado formal). Existen registros elaborados por viajeros europeos y latinoamericanos sobre el uso del voseo en Costa Rica desde el Siglo XIX.[277] A pesar de su tamaño, Costa Rica posee diferentes acentos y usos del pronombre singular de acuerdo a la zona: en las provincias de Cartago y San José el uso del 'vos' es bastante común, mientras que en Alajuela, Heredia y zonas rurales el 'usted' es dominante. En Guanacaste se utiliza 'vos' y en las provincias costeras (Limón y Puntarenas) se utilizan ambos. Para finales del 2014 el Ministerio de Educación anunció un proyecto para fomentar el uso del voseo en la población costarricense.[278]

Religión[editar]

Religión en Costa Rica
Religión Porcentaje
Catolicismo Romano
  
62 %
Protestantismo
  
21 %
Sin religión
  
9 %
Budismo
  
2.0 %
Religión bribri
  
0.1 %
Judaísmo
  
0.1 %
Iglesia ortodoxa
  
0.6 %
Islam
  
0.5 %
Otras
  
1.7 %
No sabe/No responde
  
3 %
Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles ubicada en la ciudad de Cartago, es el templo católico más importante del país.

Costa Rica es un país que recibe abundante inmigración por parte de personas de muy variado origen étnico: europeos, asiáticos y otros latinoamericanos desde hace muchas décadas, lo que ha provocado una gran diversidad cultural y religiosa.

La religión predominante es el cristianismo. Un 65% de la población se declara católica,[279] si bien 23% no se considera católico practicante. Según la Constitución Política, es la religión oficial de la República, aunque existe libertad de creencias. Según una encuesta de la Universidad de Costa Rica de 2012,[280] solo el 46% de los costarricenses son católicos practicantes, uno de los porcentajes más bajos de América Latina. Entre las festividades religiosas celebradas por los católicos destacan la Semana Santa, la Navidad y el 2 de agosto, día de la Virgen de los Ángeles, patrona de Costa Rica y Protectora de las Américas, caracterizada por la peregrinación o romería hasta la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles ubicada en Cartago.

Los protestantes o evangélicos representan un 21% de la población costarricense, siendo un grupo religioso que ha experimentado un cierto crecimiento las últimas décadas.[279] Existen diferentes denominaciones: pentecostales, luteranos, anglicanos, bautistas, metodistas, adventistas del Séptimo día, cuáqueros, amish, entre otros.

Existe además una pequeña comunidad de cristianos ortodoxos que representan un 0.6% de la población, este grupo se compone principalmente entre los emigrantes de origen griego, ruso, rumano, etc., con una única iglesia ortodoxa ubicada en Coronado, y un único sacerdote ortodoxo que ejerce para todas las denominaciones ortodoxas.

Las personas sin religión (agnósticos, ateos, seculares, etc.) son el 9%.[279]

Iglesia metodista de Alajuela. Los protestantes en Costa Rica ascienden al 21%.

La inmigración por parte de orientales; chinos, taiwaneses, coreanos, japoneses, etc., generó la existencia de comunidades budistas, taoístas, etc., así como la práctica sincrética del catolicismo, el budismo y la religión tradicional china, en todo caso, entre extranjeros y nacionales conversos, Costa Rica tiene la comunidad budista más grande de Centroamérica que representa el 2% de la población.

Los judíos emigraron en tres grandes oleadas: la primera durante la persecución judía en Europa durante el periodo colonial, la segunda durante la I y II Guerra Mundial a principios y mediados del siglo XX y la tercera durante las dictaduras latinoamericanas de los años 70, esto generó una nutrida comunidad judía mayoritariamente askenazí que actualmente representan el 0.10% de la población.

Los emigrantes de Medio Oriente, libaneses, palestinos, sirios, egipcios, iraquíes, marroquíes, iraníes y otros árabes, también generan una de las más nutridas comunidades musulmanas de Centroamérica y el Caribe. Su punto de encuentro es La Mezquita de Omar, ubicada en Monte Limar, municipio de Goicoechea, la cual también es sede del Centro Cultural Musulmán. Se calcula la comunidad musulmana en Costa Rica en unas 1500 personas.[281]

Sumado a esta variedad se cuenta la presencia de hinduistas, bahais, wiccanos, rastafaris y los propios indígenas que preservan sus creencias religiosas (religión bribri), entre otros.

Salud[editar]

Índice de desarrollo humano costarricense (2010), comparado con cinco países centroamericanos.

Costa Rica invirtió en salud, durante el 2014, un 9.3% de su PIB.[282] Esto lo ubica entre los doce países del mundo que más invierte en salud y el que más invierte a nivel de América Latina, según la OCDE.[283] Costa Rica es el país con la mayor esperanza de vida de América Latina (80 años).[284] En 2015 reportó una tasa bruta de natalidad de 14.86 y una tasa de mortalidad de 4.35.[285] Desde 2011, la tasa de mortalidad infantil ha venido descendiendo continuamente hasta alcanzar niveles históricos en 2015: 7.8 muertes por cada 1000 nacidos vivos.[286] La península de Nicoya es una de las cinco zonas azules del mundo por la longevidad de sus habitantes.[287]

El sistema de salud de Costa Rica ha sido catalogado en varias ocasiones como uno de los mejores en el mundo por diversas instituciones y organizaciones internacionales: en 2000 la OMS lo calificó el tercer mejor sistema de América Latina y el número 36 a nivel mundial;[288] en 2014, el Índice Global Retirement 2014 de la revista International Living lo ubicó en el quinto puesto a nivel mundial;[289] [290] en 2015, el ranking Bloomberg lo ubicó en el puesto 24 a nivel mundial y el mejor de América Latina;[291] en 2016, un estudio de la Universidad de Berkeley calificó al país como el más saludable del mundo, basándose en índices de equidad en salud y con datos emitidos por la ONU.[292] El Índice de Competitividad Global de 2016 destacó al país como el que posee el mejor índice en salud de América Latina.[15]

El sistema de salud está a cargo de diversas instituciones estatales: el Ministerio de Salud Pública, encargado de la rectoría del sector; la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), encargada de la seguridad social, la atención médica y hospitalaria; el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), que garantiza los servicios de agua potable y alcantarillado; y el Instituto Nacional de Seguros, que ofrece seguros y se encarga de la atención de patologías relacionadas con los riesgos del trabajo y los accidentes de tránsito.

Fachada del Hospital Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia en San José.

La Caja Costarricense del Seguro Social es una institución autónoma creada en 1940 y es la encargada principal de los programas de promoción de la salud, prevención de la enfermedad y atención de los enfermos. Se basa en un sistema de seguridad social solidario en el que trabajadores, patronos y Estado cotizan sus aportes, de modo que se pueda garantizar la atención médica a todos los sectores de la población. A la Caja se le considera el pilar fundamental de la paz social de Costa Rica.[293] Un 85% de la población del país se halla cubierta por el seguro social suministrado por la Caja.[294] La atención médica que brinda la Caja se encuentra organizada en 3 niveles:

  • El primer nivel o nivel de atención primaria, conformado por los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (EBAIS), las clínicas periféricas y otros centros de atención en salud, que se encargan de la atención de consulta general básica.
  • El tercer nivel, que se encarga de la atención de casos medicoquirúrgicos complejos, y está conformado por 3 hospitales generales «clase A»: el Hospital San Juan de Dios, el Hospital México y el Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, y 5 hospitales nacionales especializados: el Hospital Nacional de Niños, el Hospital Geriátrico Dr. Raúl Blanco Cervantes, el Hospital Nacional de la Mujer Dr. Adolfo Carit Eva, el Hospital Nacional Psiquiátrico y el Centro Nacional de Rehabilitación (CENARE). La Caja también posee un centro especializado para el tratamiento del cáncer, segunda causa de muerte del país, ubicado en el Servicio de Radioterapia y Quimioterapia del Hospital México.[295]

Existen numerosos centros médicos privados.[296]

Educación[editar]

Un preescolar con el tradicional uniforme del jardín de niños. La educación general básica costarricense es gratuita y obligatoria desde 1869.

La enseñanza general básica es obligatoria y gratuita. Esta es supervisada por el Ministerio de Educación Pública. La cobertura en primaria es prácticamente universal mientras que en secundaria ronda el 70%. La tasa de alfabetización del país es de un 94,9%.[297] En 2016, el Índice de Competitividad Global destacó a Costa Rica como el país con mejor índice de educación de América Latina, además ocupando el lugar 40 a nivel mundial en inscripción en educación primaria, décimo en educación secundaria, y en general, colocando a la educación del país, hasta la terciaria, entre las primeras 30 mejores del mundo.[15] Cabe destacar que el Gobierno Mexicano consideró a la educación costarricense como una de las mejores en América Latina.[298]

Posee cinco universidades públicas: el Instituto Tecnológico de Costa Rica, la Universidad Nacional, la Universidad Estatal a Distancia, la Universidad de Costa Rica y la Universidad Técnica Nacional de Costa Rica.[299] Cuenta también con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), institución pública encargada de formar a la clase trabajadora y a los menos favorecidos, capacitándolos en áreas técnicas para la generación de nuevas empresas y la continuación de sus estudios de nivel superior. Cuenta con sedes en San José, Cartago, Naranjo, San Carlos, Moín, Liberia, Pérez Zeledón y Barranca.[300] Funcionan más de cincuenta universidades privadas, entre ellas la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA), la Universidad Latina de Costa Rica, la Universidad de Ciencias Médicas (UCIMED), la Universidad de Iberoamérica (UNIBE), la Universidad Católica de Costa Rica, la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (ULACIT), la Universidad Véritas, etc. Existen algunas instituciones de sistema de enseñanza superior parauniversitraria, como el Colegio Universitario de Cartago, el Colegio Universitario de Limón y el Colegio Universitario Boston, entre otros. El número de estudiantes universitarios asciende a 175.000 entre las diversas universidades públicas y privadas.

El país cuenta además con importantes centros de estudio e investigación como son la Escuela de Agronomía de la Región Trópico Húmedo (EARTH); el Instituto Nacional de Biodiversidad (InBio), donde se estudia la flora y la fauna del país; el INCAE Business School, escuela de posgrado en Administración de Empresas adscrita a la Universidad de Harvard; la Universidad para la Paz, universidad adscrita a la Organización de las Naciones Unidas; y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) en Turrialba.

El sistema de educación formal en secundaria se forma por Colegios Académicos (centros de estudio académicos para el avance dentro del sistema formal) y Colegios Técnicos Profesionales que brindan la posibilidad a los muchachos de obtener un diplomado en Técnico Medio con la mención de la especialidad que ellos matriculen estando en noveno año antes de pasar al cuarto ciclo, la cual podrán utilizar para conseguir un trabajo y financiar sus estudios superiores. También existe la posibilidad de asistir a un Colegio Científico Costarricense, colegios administrados por el Sistema Nacional de Colegios Científicos de Costa Rica, financiado por el estado, los cuales son los que han liderado en calidad de enseñanza y calidad estudiantil en las distintas pruebas a nivel nacional.

Principales ciudades[editar]


San José
San José
Alajuela likeluis.jpg
Alajuela
Cartago.basilica.jpg
Cartago

Ciudades más pobladas de Costa Rica
Nro. Ciudad Provincia Pob. Nro. Ciudad Provincia Pob.

Heredia
Heredia
Puntarenas
Puntarenas
Limón
Limón

1.º Blason de San José (Costa Rica).svg San José San José 322.155 5.º Escudo de Puntarenas.svg Puntarenas Puntarenas 122.335
2.º Alajuela.canton.png Alajuela Alajuela 276.794 6.º Escudo de Limon-Limon.png Puerto Limón Limón 96.314
3.º Cartago.canton.png Cartago Cartago 151.744 7.º Liberia.canton.gif Liberia Guanacaste 64.797
4.º Coat of arms of Heredia.svg Heredia Heredia 128.550 8.º Perez.Zeledon.canton.gif San Isidro de El General San José 45.773
Fuente:Censo Nacional 2011 - INEC.[301]


Cultura[editar]

Rueda de carreta pintada, uno de los símbolos representativos de la cultura costarricense.

La cultura de Costa Rica es rica, reconocible y variada al poseer influencias culturales indígenas, españolas, afrocaribeñas y asiáticas. Costa Rica es un país mestizo,[302] multiétnico y pluricultural.[303] Existen en el país tecnologías tradicionales, prácticas agrícolas, culturales y religiosas, y creencias, que conectan en los campos genético y cultural a la población actual con sus antepasados indígenas, europeos y africanos. Costa Rica es un país multilingüe y multicultural, en la que coexisten sistemas de comunicación social muy diversos que van desde el creol limonense hasta usos y costumbres de origen ibérico, pasando por culturas y formas de pensamiento tan disímiles como la china, la indígena o la menonita. Sus rasgos culturales han sido marcados por su carácter ístmico, como puente entre dos grandes masas continentales de gran poder biológico, económico y geopolítico, generando un punto de encuentro o una línea de paso de todo tipo de corrientes e influencias. Costa Rica en lo particular presenta áreas de desarrollo local muy antiguas, independientes del papel de receptor pasivo que el término de puente cultural puede invocar.[304]

En las expresiones artísticas del país se puede reconocer un hilo conductor a través de más de 8.000 años, además identificables en sus mitos, héroes, leyendas y expresiones populares. Costa Rica ha dado artistas de alta calidad: pintores (Enrique Echandi, Francisco Amighetti, Teodorico Quirós, Fausto Pacheco, Margarita Bertheau, Manuel de la Cruz González, Rafael Ángel García); una fuerte tradición escultórica que tiene sus raíces ancestrales en las esferas de piedra, esculturas en piedra, jade y cerámicas precolombinas (escultores como Francisco Zúñiga, Juan Manuel Sánchez Barrantes, Ibo Bonilla y Jorge Jiménez Deredia); así como el surgimiento de varias generaciones de escritores ilustres cuyas obras han alcanzado cierto reconocimiento mundial, como es el caso de autores como Joaquín García Monge, Carmen Lyra, Carlos Luis Fallas, Joaquín Gutiérrez Mangel y Fabián Dobles, y los poetas Aquileo Echeverría, Roberto Brenes Mesén, Isaac Felipe Azofeifa, Julián Marchena, Eunice Odio, Jorge Debravo y Julieta Dobles.

La cultura popular de Costa Rica es rica y variada, manifestada a través de tradiciones y costumbres de rancio abolengo. A través del conocimiento y las vivencias de estas costumbres y tradiciones, conservadas a nivel familiar, cantonal y nacional, es que se manifiestan las raíces del ser costarricense, el cual se materializa mediante la gastronomía, el folclore, la música y los bailes tradicionales, las creencias y supersticiones y el lenguaje popular distintivos.

Para el año 2006 Costa Rica fue declarada Capital Iberoamericana de la Cultura.

Identidad costarricense[editar]

Gastronomía tica donde destaca el café chorreado en la mesa, el elote tierno, la chorreada con natilla, sobre muebles rústicos.

La identidad costarricense es el conjunto de signos y señas que a modo de tejido sinérgico definen la personalidad tica, el conjunto de rasgos singulares con que los costarricenses se sienten satisfechos y orgullosos que los caractericen, como sentimiento de empatía por su entorno natural, social y nacional. Los acontecimientos más notables de un pasado que se extiende por más de 10.000 años, acaban formando parte de la conciencia colectiva nacional. Además del factor histórico, Costa Rica tiene un conjunto de elementos que lo definen: sus tradiciones, idiomas, gastronomía, héroes, leyendas, mitos, símbolos y todo aquello que está presente en lo cotidiano y es considerado genuino de la nación.[305]

El tema del campesino y la carreta típica son parte de la identidad costarricense.

A lo largo de su historia, Costa Rica ha experimentado hitos que han orientado sus rasgos culturales. El territorio de Costa Rica es una franja estrecha de tierra rodeada por dos océanos, en la cual sin embargo se suma a una gran biodiversidad natural una ocupación humana de gran antigüedad y complejidad, con más de diez mil años de historia precolombina.[302] Durante la época colonial, en el país se consolidó un mundo de campesinos, artesanos y comerciantes en la que se impuso una cultura criollo-mestiza que incorporaba elementos afroamericanos e indígenas.[306] El desarrollo del campesinado fue de gran importancia y tuvo trascendencia en la posterior evolución del Estado costarricense, cuya vocación agrícola influyó de manera determinante en la consolidación de una identidad cultural.[307]

En la formación de la identidad nacional son fundamentales los periodos de la Campaña Nacional de 1856-1857 y la época entre 1870 y 1914, con un Estado liberal y progresista que quiso ver reflejada su filosofía también en aspectos culturales del país como las artes plásticas, la educación y la literatura, donde el arribo de inmigrantes europeos, afroantillanos y asiáticos vino a enriquecer el universo cultural del país, y cuya crisis política y económica tras 1914 impulsó el fortalecimiento de la democracia, la defensa de la libertad electoral, los movimientos vanguardistas de reacción social, la abolición del ejército, la contribución decisiva a la pacificación de Centroamérica en varias oportunidades históricas, valiéndole incluso el Premio Nobel de la Paz, y más reciente, el reconocimiento universal a la vocación ecológica y de una economía basada en la producción de alta tecnología y el ecoturismo.

Arquitectura[editar]

La arquitectura de Costa Rica se construye desde la perspectiva sincrónica a partir de sus particularidades bioclimáticas regionales y desde el eje diacrónico por las influencias propias de un puente ístmico que une dos masas continentales de gran fuerza cultural y geopolítica, por lo que resulta un sincretismo entre lo ancestral, la enorme biodiversidad y la novedad de estilos arquitectónicos de moda o materiales y tecnologías exóticas. [308] [309]

Su identidad tiene ancladas las raíces en las tipologías de urbanización ancestral como en la ingeniería de Guayabo, la cultura simbólica del Valle del Diquís y sus esferas de piedra o el misticismo cósmico de los ranchos habitacionales y ceremoniales Baja Talamanca, que devinieron en una síntesis que oscila entre la importancia bioclimática, los estilos de moda y la creatividad local.

En un punto coinciden los estudiosos de la historia de la arquitectura de Costa Rica: el apreciado pero exigente clima tropical ha logrado que a través de los siglos, los estilos de diseño transnacionales han tenido que adaptarse al bioclimatismo local, porque si el arquitecto no lo prevé, el usuario lo hará de la mano de un operario. Y esto le ha dado a la arquitectura costarricense un hilo conductor dentro de tantas corrientes invitadas a través del tiempo.[308] [309]

Cine[editar]

Sede del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica o Centro de Cine, en el Barrio Amón de San José.

El cine tiene un lugar importante en las preferencias del costarricense, la asistencia a las salas de cine es elevada. Sin embargo, en cuanto a producción nacional, y a pesar de los avances alcanzados en los años sesenta y de la mano de realizadores tales como Víctor Vega, durante su permanencia en el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica (institución cinematográfica oficial, comúnmente conocida como el Centro de Cine), la producción fílmica declinó a finales de los años ochenta.

Se mantiene una constante producción de documentales, muchos de ellos bajo encargo de organizaciones no gubernamentales; y una industria publicitaria vasta que emplea a un buen número de profesionales del audiovisual. En Costa Rica es usual que se realicen campañas publicitarias para el resto de América Central; y muchas producciones estadounidenses, europeas y sudamericanas utilizan al país como locación.

Una única universidad privada oferta la carrera de cine. La Universidad de Costa Rica gradúa productores audiovisuales por medio de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva; y el Instituto Nacional de Aprendizaje posee el Centro de Imagen, una escuela técnica para vídeo y televisión. Hay especialistas graduados en cine en el extranjero, particularmente en Cuba. Esto permite esperar un eventual repunte de la producción en este Arte.

Recientes esfuerzos independientes por crear una industria cinematográfica han chocado con la apatía del Estado y del público. En los últimos 10 años se han producido más largometrajes de ficción que en los 50 años anteriores. Sin embargo, los productores se enfrentan a un mercado sumamente pequeño que les dificulta sufragar los costos de producción ni de distribución (solo buenas perspectivas de exportación podrían dar alguna esperanza en este sentido). La problemática se agrava cuando observamos que el público está más acostumbrado a ver películas estadounidenses que nacionales, una problemática que lejos de ser local, afecta a la totalidad del cine latinoamericano.

El Variedades es el teatro y cine más antiguo de Costa Rica.

El Ministerio de Cultura posee una oficina especializada en velar por el desarrollo del cine costarricense. El Centro Costarricense de Producción Cinematográfica, es la oficina del estado con menor presupuesto, comparándolas con todo el aparato estatal en su totalidad. Sin embargo, se dan esfuerzos de coproducción entre esta oficina, y productores independientes. Además, desde hace 15 años se realiza la Muestra de Cine y Vídeo Costarricense, un festival que reúne el grosso de la producción nacional en ficción, documental y videoarte.

Cabe mencionar, por otra parte, la desaparición de antiguos cines de pueblo, como "El Roble" en Alajuelita, "El Moderno", el "Center City" o el "Rex" (en el centro del la capital). En su lugar han proliferado los cines de grandes centros comerciales.

No obstante, el cine presenta una excepción importante en el panorama cultural costarricense, dado que en el país existe un público acostumbrado a ver cine de autor, cine alternativo (además de mostrar aprecio por las producciones corrientes hollywoodenses), en suma, lo que en algunos círculos se considera, con o sin razón, como cine de calidad.

El motivo de esto es, por un lado, la existencia, desde hace varias décadas, de una conocida sala de cine especializada en cine alternativo y de autor (la Sala Garbo), y, por el otro, el esfuerzo efectuado en algunas universidades, centros culturales periféricos e incluso centros de alquiler de videos por proponer tales producciones dentro del marco de series temáticas (gay, latinoamericano, de derechos humanos, de autor (como Eisenstein o Truffaut), etcétera).

Teatro[editar]

En el campo de las artes escénicas, la actividad teatral del país es muy dinámica, posee una compañía estatal (la Compañía Nacional de Teatro) y la disciplina se enseña profesionalmente en dos universidades estatales, en varios institutos privados y en el Taller Nacional de Teatro. Funcionan en 14 salas de teatro independiente, tres salas estatales y algunas regionales; en las que se puede ver desde teatro clásico hasta vodevil. Además, es frecuente que haya grupos teatro de aficionados en algunas comunidades. El país cuenta con importantes recintos como el Teatro Nacional de Costa Rica, el Teatro Popular Melico Salazar, el Teatro Variedades, el Teatro Municipal de Alajuela, el Teatro Oscar Fressler (proyectado a las comunidades), el Teatro de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica y el Auditorio Nacional.

Con la fundación del Teatro Universitario y el Teatro Arlequín en 1950, la actividad teatral costarricense experimentó un periodo de auge en la década de 1970, con la fundación de la Compañía Nacional de Teatro, la Escuela de Artes Dramáticas, y gracias sobre todo al aporte de reconocidos actores y directores argentinos y chilenos, quienes abandonaron sus países en la década de los años setenta, huyendo de los regímenes militares que se habían instaurado en el cono sur, los cuales propiciaron una sólida formación profesional. El Teatro Carpa, la familia Catania, el Grupo Zurco y el Teatro del Ángel fueron los principales exponentes durante las décadas comprendidas entre mediados de los años 1970 y fines de 1980. Surgieron tres importantes dramaturgos en la segunda mitad del siglo XX: Alberto Cañas Escalante (La Segua, Uvieta, Ni mi casa es ya mi casa, En agosto hizo dos años), Daniel Gallegos (Los profanos, Ese algo de Dávalos, La casa, En el séptimo círculo, La colina, Punto de referencia) y Samuel Rovinski (Gobierno de alcoba, Las fisgonas de Paso Ancho, Gulliver dormido, El martirio del pastor).

Palcos del Teatro Nacional de Costa Rica.

En comparación con el desarrollo del 70, el teatro costarricense atraviesa un periodo de crisis y decaimiento a partir de las últimas dos décadas del siglo XX, propiciada por el encarecimiento de los montajes - que eleva los precios de los boletos - y la reducción de las políticas estatales de promoción e incentivos a la producción teatral, así como la disminución de los subsidios a los grupos independientes. Esto produce que los grupos teatrales formen elencos con menos actores, además de que los productores buscan repertorios más orientados hacia el teatro comercial como una manera de recuperar más rápidamente su inversión. Como consecuencia inmediata, a pesar de la gran cantidad de teatros y de la variedad de la oferta, la mayoría de las obras disponibles al gran público está basada en comedias de situaciones, de risa fácil y equívocos sexuales, carentes de introspección. A pesar de ello, surge una nueva dramaturgia orientada hacia la indagación de los hechos del pasado como una búsqueda de explicar el desencanto social actual, con la representación de obras que plasman la marginación social de la clase obrera o de la mujer, así como los conflictos sociales, destacándose obras como 1856 (Juan Fernando Cerdas y Rubén Pagura), Pancha Carrasco reclama (Lupe Pérez y Leda Cavallini), Eva sol y sombra (Melvin Méndez), Reflejo de sombras (Arnoldo Ramos), Olimpia (Linda Berrón), La tertulia de los espantos (Jorge Arroyo) y Baby boom en el paraíso (Ana Istarú).

Danza y ballet clásico[editar]

Posee también patrocinio estatal, sin embargo no ha logrado los niveles de alcance popular del teatro. Una de sus máximas ejecutantes ha sido la maestra Cristina Gigirey; a nivel internacional, el grupo independiente "Losdenmedium", dirigido por Jimmy Ortiz alcanzó cierta trascendencia en la década de los noventa con bailarines de reconocida trayectoria como Doris Campbell, Florencia Chaves, David Calderón, Rodolfo Seas, Daniel Marenco y Andrea Catania entre otros. El Festival de Jóvenes Coreógrafos reúne a muchas de las grandes figuras de la danza nacional y a menudo las coreografías son de gran calidad. Sin embargo, igual que en el teatro, las obras originales se caracterizan por un reduccionismo temático (que buscan disimular cambiando el título de la obra) y homogeneización de la expresión corporal, todo lo cual contribuye a dar un sentimiento de monotonía. Esto es resentido por el público y el apoyo a este arte se ve limitado.

El ballet clásico en Costa Rica no cuenta aún con una representación nacional pero sí existen academias de ballet que proyectan este arte al escenario. El Ballet Juvenil Costarricense, la Academia Superior de Ballet Clásico Ruso, el Ballet Atelier, Danza Libre, Magnificat, entre otros, son las principales organizaciones de ballet en el país, llevando a cabo un amplio montaje en escena de obras clásicas como La bella durmiente del bosque, El lago de los cisnes, La sirenita, Coppélia, Don Quijote, La bayadera, El pájaro de fuego, Sueño de una noche de verano entre otras obras. Se cuenta con proyecciones a nivel internacional en festivales y encuentros de ballet a nivel mundial. La Escuela de Danza de la Universidad Nacional es una de las principales instituciones de enseñanza de esta disciplina en el país con programas de grado y posgrado y cursos libres de formación.

El Teatro Nacional cierra su temporada de todos los años presentando el ballet clásico El Cascanueces, el cual ha sido un éxito en taquilla y nivel de los bailarines de ballet clásico costarricenses. Se ha presentado en diciembre desde el 2004 y ha contado con la participación de las primeras figuras del Ballet Nacional de Cuba, American Ballet Theatre y Saint Petersburg Classic Ballet Theatre. Ha sido dirigido en 4 ocasiones por el cubano Pedro Martín Boza, director del Ballet Juvenil Costarricense, grupo que fue el primero en encargarse con gran éxito de inaugurar la obra en el país. Ha sido dirigido también por María Amalia Pendones y Patricia Carreras; y la norteamericana Peggy Willis.

Música[editar]

Grupo de saxofonistas en el Centro Nacional de la Música.

La Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica, fundada en 1940, es una de las orquestas más reconocidas de América. Su actual director es el estadounidense Carl St.Clair, desde el 2013.[310] Esta orquesta se encuentra a la base de un encomiable proyecto cultural nacido a principios de los años setenta por iniciativa del entonces Ministro de Cultura, Guido Sáenz, que consistió en la creación de la Orquesta Sinfónica Juvenil, para lo cual el entonces Presidente, José Figueres Ferrer, invitó al país al director de orquesta estadounidense, Gerald Brown.

Dentro del marco de la música clásica cabe mencionar, además, el Coro Sinfónico Nacional, la Compañía Lírica Nacional y la Dirección General de Bandas. Un importante centro de educación musical media lo constituye el Conservatorio Castella, institución secundaría única en su tipo en América Central. De este conservatorio se ha egresado la gran mayoría de músicos en el país desde su fundación en 1953, entre ellos Eddie Mora Bermúdez, Allen Torres, Francisco Piedra Vargas, Fidel Gamboa, entre otros.[311]

Tradicionalmente, la música tropical ocupa un lugar privilegiado en los gustos del costarricense por su afición al baile. Los ritmos de la salsa, el merengue y el reggae se escuchan en muchos de los rincones más inopinados de este país. Muchos grupos han desfilado por las tarimas nacionales, entre ellos, Los Brillanticos, La Selección, Orquesta Explosión. Es interesante notar que hay músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica que también tocan ya sea en la escena alternativa, ya sea en grupos de música tropical, con lo que el círculo es completo, muestra de amplia apertura a todos los temas y estilos.[312]

José Capmany, considerado el padre del rock nacional.

Entre los ritmos locales, destacan el swing criollo, danza muy popular en el país, y la música conocida como "chiqui-chiqui", que tuvo su auge en la década de 1980 con grupos musicales como Los Hicsos, Taboga, Sus Diamantes, La Banda, La Pandilla, Marfil, La Nota, Jaque Mate, Manantial, Papel y Lápiz, Pura Vida, Los Alegrísimos y otros.

Es importante destacar, que con el paso del tiempo, el acceso a nuevas tecnologías y el hecho de que Costa Rica se ha posicionado como destino en Centroamérica en las giras mundiales de muchas bandas, cantantes contemporáneos y sede de importantes festivales, el gusto musical del público costarricense se ha diversificado abarcando géneros tan diversos como heavy metal, punk rock, funk, ska, rock alternativo, música independiente, reggae, dancehall, diversos tipos de música electrónica, tanto en español e inglés como en otros idiomas, con propuestas musicales provenientes de América, Europa, Asia y Oceanía, que ha llegado a ocupar un lugar privilegiado dentro del gusto de los costarricenses. Por su posición estratégica en el continente y su estabilidad, el país ha contado con visitas tan diversas como Depeche Mode,[313] Iron Maiden,[314] Pearl Jam,[315] Maroon 5,[316] Björk,[317] The Smashing Pumpkins,[318] Shakira,[319] Lady Gaga,[320] Slayer, The Flaming Lips, Major Lazer,[321] Red Hot Chili Peppers,[322] Paul McCartney,[323] entre cientos de bandas, cantantes y otros "performances" musicales en vivo. Esto se traduce en una diversificación del gusto musical del público costarricense en los últimos años, dando paso a una escena musical local cada vez más grande que empieza a obtener proyección internacional, sin contar aún con mayor apoyo de los gobiernos de las últimas décadas.

Literatura[editar]

Aquileo Echeverría, llamado "el Poeta de Costa Rica", autor de Concherías, entre otros.

La literatura costarricense, aunque joven, ha producido algunos escritores de proyección internacional, cuyos trabajos han sido traducidos a varios idiomas. Entre los géneros literarios, predominan la poesía, el cuento y el ensayo. Las primeras creaciones literarias florecieron hacia finales del siglo XIX y principios del siglo XX, con el costumbrismo como el primer movimiento literario: El hojarasca (1894) de Ricardo Fernández Guardia; El Chamarasca (1898) de Carlos Gagini; La propia (1895) de Manuel González Zeledón y El Moto (1900) de Joaquín García Monge. Este movimiento también se manifestó en la poesía, en la que resalta la obra Concherías de Aquileo J. Echeverría, que rescata el folclor costarricense y la vida bucólica del campo. Con la introducción del modernismo surgieron destacados poetas como Roberto Brenes Mesén (En el silencio, 1905; El canto de las horas, 1911), Lisímaco Chavarría (Orquídeas, 1904) y Rafael Ángel Troyo (Poemas del alma, 1906).

Entre 1900 y 1920 aparece el realismo, con tendencias más modernistas y menos idílicas que se contraponían al estilo de vida campesino tradicional. Destacan El árbol enfermo (1898) de Carlos Gagini y Cuentos de mi tía Panchita, de Carmen Lyra, colección de cuentos considerada obra magna de la literatura infantil costarricense.

La fundación de la revista Repertorio Americano por Joaquín García Monge estimuló la literatura vanguardista en Costa Rica. El estilo realista preparó el terreno para la llegada de la literatura socialista, relacionada con el periodo de reformas sociales en Costa Rica que se dio durante los años 40, periodo en el cual se produjeron muchas de las grandes obras de la literatura nacional, por lo que se considera una etapa fundamental en la formación de la literatura contemporánea costarricense. Muchos de los autores de este época fueron activistas de los movimientos socialistas, comunistas y reformistas de este periodo de la historia costarricense. Autores como Carmen Lyra (En una silla de ruedas, Bananos y hombres) y Carlos Luis Fallas (Mamita Yunai, Gentes y gentecillas, Marcos Ramírez, Mi madrina), quien expone en sus obras los abusos hacia los trabajadores por parte de la compañía bananera United Fruit Company, se caracterizan por el eclecticismo y la mezcla de elementos disimiles, combinando el romanticismo, modernismo y la experimentación vanguardista.

Mamita Yunai, de Carlos Luis Fallas, es una de las novelas más importantes de la literatura costarricense.

La década del 40 es una época cumbre de la literatura costarricense, con autores cuyas obras hoy se consideran clásicos: Joaquín Gutiérrez Mangel (Cocorí, Puerto Limón, La hoja de aire, Murámonos Federico); Fabián Dobles, (Historias de Tata Mundo; Una burbuja en el limbo, 1946; y El sitio de las abras, 1950); José Marín Cañas, cuya obra Pedro Arnáez (1942) explora las tribulaciones de un trabajador de una compañía minera; Carlos Luis Sáenz destaca por su obra infantil (Mulita mayor, El abuelo cuentacuentos) y los poetas Isaac Felipe Azofeifa (El viejo liceo, 1937; Trunca Unidad, 1958; Vigilia en pie de muerte, 1962; Canción, 1964), Julián Marchena (Alas en fuga, Romance de las carretas); Yolanda Oreamuno, cuya literatura explora las dimensiones psicológicas y ocultas de la psique femenina (La ruta de su evasión, 1949); Carlos Salazar Herrera, conocido por sus Cuentos de angustias y paisajes (1947), que exploran historias desarrolladas en el ámbito rural pero con ámbitos psicológicos más profundos que las historias regionales.

En los años 1960 surgieron autores muy importantes: el poeta turrialbeño Jorge Debravo (Nosotros los hombres), Laureano Albán y Alfonso Chase, cuyas obras no solo critican la realidad social sino que se esperanzan en la posibilidad del cambio. En la prosa, destacan Alberto Cañas Escalante (Oldemar y los coroneles, Los molinos de Dios), Carmen Naranjo (Más allá del Parismina), José León Sánchez (La isla de los hombres solos, Tenochtitlan: la última batalla de los aztecas) y en la poesía, Julieta Dobles (Costa Rica poema a poema).

La crisis económica de los años 1970 y 1980 impulsó del desarrollo de una literatura más dedicada a explorar la identidad nacional, con temática de crítica y denuncia social, desde un punto de vista de desencanto con el desgaste del modelo de desarrollo del Estado costarricense, con autores como Rafael Ángel Herra (La guerra prodigiosa, 1986), Fernando Contreras Castro (Única mirando al mar, 1983), Fernando Durán Ayanegui (Las estirpes de Montanchez, 1992), Tatiana Lobo (Asalto al Paraíso, 1992), Anacristina Rossi (La loca de Gandoca, Limón Blues, Limón Reggae). Costa Rica también posee una basta producción de historiadores nacionales, donde destacan Cleto González Víquez, Rafael Obregón Loría, Ricardo Fernández Guardia y Carlos Meléndez Chaverri.

Escultura[editar]

Los héroes de la miseria, de Juan Ramón Bonilla. Mármol, 166 x 83 x 61. 1908. Vestíbulo del Teatro Nacional de Costa Rica.

La tradición escultórica costarricense cuenta con sólidas raíces ancestrales que se remontan a la época prehispánica, cuyo epítome son las esferas de piedra de Costa Rica por su síntesis formal, es decir, que para una cultura en que lo común eran las formas altamente elaboradas y llenas de pictogramas, la conceptualización de la esfera como síntesis artística, simbólica y formal denota un grado de madurez plástico único.

La escultura costarricense cuenta también con fuerte influencia europea a partir de la llegada de los españoles al territorio nacional, manifestada por la formación de maestros imagineros que producirán gran cantidad de arte religioso. Es de los talleres de imaginería de donde saldrán los primeros escultores laicos de la historia del país.

Hacia finales del siglo xix, surgen los primeros escultores educados en la tradición académica europea, pero a partir de 1930, una nueva generación de artistas con fuerte sentimiento nacionalista abogará por un arte más cercano a las raíces indígenas, con el uso de materiales autóctonos como la piedra volcánica en lugar del mármol, y temáticas vernáculas, del pasado prehispánico y de la fauna nacional, reinterpretando la estética precolombina en la escultura moderna.

En los años 1960 y 1970, con la introducción del arte abstracto, la escultura costarricense se abrirá a nuevos estilos, búsquedas, lenguajes y materiales, dividiéndose en dos corrientes temáticas: la naturalista/realista y la simbólica abstracta. La escultura en piedra y madera, no obstante, mantendrá su vigencia hasta nuestros días.

Entre los grandes escultores de la historia costarricense, sobresalen los nombres de Juan Ramón Bonilla, Juan Rafael Chacón, Francisco Zúñiga, Juan Manuel Sánchez Barrantes, Néstor Zeledón Varela, Néstor Zeledón Guzmán, Hernán González Gutiérrez, Ólger Villegas, Crisanto Badilla, Mario Parra, Leda Astorga, José Sancho, Aquiles Jiménez, Domingo Ramos, Ibo Bonilla y Jorge Jiménez Deredia.

Pintura[editar]

Domingueando, de Tomás Povedano.

La pintura en Costa Rica comenzó a crecer en el país a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, principalmente entre la alta sociedad y con influencia de pintores extranjeros establecidos en el país, como Santiago Páramo, Henry Etheridge, Emil Span, Tomás Povedano y Aquiles Bigot. De esta época destacan pintores importantes como Ezequiel Jiménez Rojas, Wenceslao de la Guardia y Enrique Echandi. En 1897, se fundó la Escuela Nacional de Bellas Artes, lo que propició la prosperidad de este arte en el siglo siguiente.

Barca en la playa, de Emilio Span.

Durante el siglo XX, surgieron destacados pintores como Francisco Zúñiga, Teodorico Quirós, Francisco Amighetti, Rafa Fernández y Margarita Bertheau. Estos artistas no solamente utilizaron las técnicas europeas heredadas de los artistas del siglo anterior, sino que empezaron un nuevo ámbito de arte propio costarricense, independiente de Europa y abierto a muchas clases sociales. Francisco Amighetti, uno de los pintores costarricenses más famosos de todos los tiempos, destacó principalmente por su arte surrealista, plasmado en varias formas desde acuarelas tradicionales hasta grabados en madera. Se interesó también en la xilografía, elaborando piezas que alcanzaron renombre internacional junto a algunos de sus óleos y acuarelas. Amighetti produjo más de 500 piezas de arte que se encuentran expuestas en varios museos del mundo.

Teodorico Quirós, por su parte, centró su obra en la técnica impresionista del empaste y la pincelada fuerte. Incorporó el paisaje rural y la cultura autóctona (el boyero, la carreta, la casa de adobe, el trapiche). Otro reconocido paisajista fue Fausto Pacheco, quien plasmó en sus obras lo pintoresco y característico del paisaje nacional. Francisco Zúñiga, reconocido principalmente como escultor, cuenta también con una importante obra pictórica, basada en la temática de la maternidad y los motivos indígenas. Rafael Ángel Fernández Piedra (Rafa Fernández), por su parte, desarrolló en sus óleos un arte iconográfico propio cuya principal temática es la figura femenina y sus misterios, caracterizada por personajes de volúmenes monumentales, combinadas con patrones abstractos y atmósferas metafísicas.

Casa de adobes de Ezequiel Jiménez.

Otro pionero de la plástica costarricense fue el pintor, escultor y escritor Max Jiménez, quien fundó en Costa Rica un círculo de amigos del arte que fue vanguardia de la pintura muralista en Costa Rica, dado que Jiménez, por su posición económica, pudo relacionarse con artistas de la talla de Pablo Picasso, David Siqueiros y Diego Rivera. Artistas como Amighetti (Medicina indígena y medicina preventiva, 1952), Manuel de la Cruz González (Mural espacial, 1960), Margarita Bertheau (Maternidad soltera) y especialmente César Valverde Vega (diversos murales en la Asamblea Legislativa, la Caja Costarricense del Seguro Social, el Museo del Jade) adoptaron en diversas fases de su arte la técnica muralista.

Mural de César Valverde.

A partir de 1961, se dio un impulso de la idea abstracta, destacando artistas como Luisa González y Lola Fernández, siendo también Manuel de la Cruz González uno de sus principales exponentes, junto a Rafael Ángel García en el llamado Grupo Ocho, que despertó el arte plástico del país. El acento expresionista, identificado con un mundo personal e intimista, surge a partir de la I Bienal Centroamericana de 1971. Entre los exponentes de la acuarela, además de Bertheau y Amighetti, destacan también Ana Griselda Hine, Luis Daell y Fabio Herrera.

Entre los artistas contemporáneos, destaca también el trabajo hiperrealista del pintor Gonzalo Morales Sáurez, hijo de otro reconocido pintor costarricense, Gonzalo Morales Alvarado; el arte colorido con temática del Caribe de Leonel González Chavarría; el arte de Isidro Con Wong, Guillermo Trejos Cob, Miguel Hernández, Rafael Sáenz Rodríguez y muchos otros.

Gastronomía[editar]

La cocina criolla costarricense se ha constituido con el aporte de tres influencias culturales principales: la aborigen, la española y la africana.[324] Es, por tanto, una cocina mestiza, donde se mezcla lo que se cocinaba en el comal precolombino con la olla española, más el aporte creativo de la cultura africana y otros pueblos que han arribado a suelo costarricense.

De la culinaria prehispánica provienen la tortilla de maíz, el aguacate, el palmito, el pejibaye y el tamal (este último suele prepararse, en Costa Rica, para la festividad de Navidad y fin de año, y se envuelve en hojas de plátano). Los europeos, a su llegada a América, encontraron el maíz, el cacao, el achiote, la papa, el zapallo, el ayote, el chayote, el chile, el tomate, la yuca, el aguacate, la anona, la piña, la papaya y la guanábana. Los aborígenes, previo a la llegada española, poseían un rico universo dietético con el maíz como fuente de energía, el frijol de proteína, variados frutos silvestres, sumado a una gran variedad de caza (saínos, cerdos de monte, venados, iguanas, conejos, dantas, manatíes, tepezcuintles, armadillos, aves diversas, entre las que destaca el chompipe, desconocida para los europeos) y pesca, cocina sabrosamente condimentada con sal, apazote, vainilla, variedades de chile, culantro coyote y otros, usando manteca de cacao para cocinar. Destaca, en el Valle Central, el pipián, salsa de tomate a base de ayote y chile rojo, herencia de los aztecas y traída al país por los chorotegas, que aún se prepara de la misma forma que en la época prehispánica.[325]

Con el arribo español, llegaron el ganado vacuno, las cabras, el cerdo y las aves de corral, así como las técnicas para su conservación (ahumado, secado, inversión en vinagre y sal, envolvimiento en grasa), además de la conformación de los picadillos (según se cree, derivados de los guisos andaluces llamados entremeses), platillo al que los indígenas agregaron el consumo acompañado de tortillas. La influencia andaluza aparece en otros platillos costarricenses como las albóndigas, así como en la panadería: las orejas, los buñuelos, los tosteles, los cachitos (que adquirieron tono tropical al agregárseles la jalea de guayaba), los prestiños (mezcla de harina de trigo horneada y crujiente, acompañado de miel de caña de azúcar), las quesadillas y las costillas. Cabe destacar que los andaluces fueron uno de los primeros grupos más numerosos de españoles en arribar a Costa Rica.[326]

Entre los picadillos, destaca el picadillo de arracache (raíz proveniente de la zona del Díquis), el picadillo de ajiaco (mezcla de chayote y maíz tierno), que encuentra variantes cantonales (como, por ejemplo, en Grecia, en que consiste en chayote y frijoles blancos, y en Atenas, con papa y esos mismos frijoles); el picadillo de papa con carne; el picadillo de flor de itabo con huevo (que se consume especialmente en lugares del Valle Central, como el cantón de Acosta, por ejemplo); el picadillo de vainicas con carne, etc.[327]

El plato costarricense que mejor resume la mezcla entre lo aborigen y lo español es la olla de carne, considerado por algunos autores como el plato criollo por excelencia,[328] que se sirve caliente generalmente acompañada de arroz blanco (o achiotado) y tortillas. Se origina la olla de carne de la olla podrida española, que los europeos enriquecieron con las verduras propias del país.

Con la llegada de los africanos, se introdujo un elemento característico de la cocina afrocaribeña: la cuchara de madera, que permitió nuevos métodos de cocción y preparación de los platillos. Según algunos estudiosos,[329] el platillo costarricense donde más se percibe la influencia africana es el gallo pinto, mezcla de arroz y frijoles negros (a veces rojos), cuyo rastro afrocaribeño puede hallarse en distintos platos de todo el continente. El gallo pinto es frecuentemente usado como desayuno, y se suele acompañar con huevos al gusto, tortillas de maíz y natilla. La preparación del gallo pinto varía no solo en cada país, sino incluso en cada región de Costa Rica, siendo tostado y con grasa en Guanacaste, más húmedo, menos grasoso y con culantro en el Valle Central, y con una preparación especial (a base de coco) y de sabor único en el Caribe: el rice and beans, el cual se puede servir con un bistec de res, una chuleta ó pescado frito, acompañado de patacones (plátanos verdes fritos), y es el platillo limonense por excelencia.[330]

Otros platillos típicos costarricenses con influencia africana son la sopa de mondongo; el arroz con pollo (se prepara con la carne de pollo deshilachada y no entera, mezclada con arroz achiotado, guisantes, maíz dulce y zanahoria); así como postres a base de coco, como las cocadas (también conocidas como tártaras o torrejas, según la zona) y la cajeta de coco. En la gastronomía afrocaribeña costarricense también destacan el pan bon (pan negro con especias), el rondón (sopa de pescado en leche de coco con verduras y chile picante) y el pati (pastel relleno de carne y chile picante).[331]

De la región del Pacífico, en la zona de la provincia de Puntarenas, pueblo costero, provienen algunos platos tradicionales como el vigorón (se prepara con repollo picado, se agrega yuca, chicharrones de concha y carne, se adereza con chimichurri - tomate picado, con salsas y vinagre -, todo servido en una o dos hojas de almendro tropical, árbol representativo de la ciudad); variedades de ceviche (el de chucheca es especial de la región); escabeche; arroz con calamares o con camarones; sopas de camarón, de mariscos; el salpicón (variante de la versión española -generalmente de carne de vaca - hecho a base de atún con especias); el arroz guacho (especie de sopa de arroz con mariscos de la zona, cerdo, pollo); resbaladera (bebida hecha con arroz licuado acompañado de canela, nuez moscada, azúcar al gusto, hielo y leche); los granizados (helado hecho con hielo raspado, endulzado con cualquier tipo de sirope, acompañado de leche en polvo y leche condensada), entre los cuales el más famoso es el churchil, que es más grande y lleva helado.[332]

Otros platillos costarricenses destacados son la boca (conocida en otros países como botana, picada o tapa), que se usa para acompañar a los licores; el gallo (mezcla de tortilla con prácticamente cualquier otra cosa, y al que a veces se le dice "gallito" cuando se quiere agasajar a un visitante con una comida rápida); el casado, plato criollo y popular ejemplo claro del mestizaje, que combina el arroz europeo con el frijol precolombino y la pasta italiana, acompañado de picadillo, algún tipo de carne a elegir, plátano frito (herencia afrocaribeña) y ensalada.[333]

Acompañando a los platos anteriores hay bebidas autóctonas, algunas con cierto grado de alcohol. De origen indígena es el chicheme preparado con maíz, jengibre y dulce negro que se deja fermentar; el chinchiví, hecho con caldo de caña de azúcar; el vino de Coyol que es una bebida derivada de la savia de la palma de coyol fermentada; el rompope, realizado a base de leche, crema, huevo, vainilla y aguardiente; el chan, que es un refresco de una semilla de arbusto de la zona de Guanacaste; la horchata, cuyos ingredientes son arroz hervido, maní tostado, leche y agua condimentados con canela, ron, azúcar, cacao y vainilla. El café es tradicionalmente tomado por el costarricense al desayuno o a media tarde. También hay otras bebidas como el aguadulce (bebida no fermentada a base de caña de azúcar), el chocolate y diversos tipos de té. La bebida alcohólica más tradicional de Costa Rica es el guaro, licor hecho a base de caña de azúcar con un alto contenido de etanol.

Entre los postres, además de la panadería anteriormente mencionada, destacan también las melcochas, la mazamorra, las jaleas de frutas (membrillo, mora, durazno, guayaba, naranjilla, banano), los helados de sorbetera, la miel de ayote, el atol de naranja en su cáscara, el arroz con leche y el sobao. Mención aparte merece el gato, y su variante, el borracho, que son una especie de pastelillos artesanales rellenos con jalea (generalmente de guayaba o piña) y recubiertos de azúcar no molida, herencia de la cocina francesa.[334]

Vale destacar, también, que en el país hay una importante influencia culinaria de otras culturas inmigrantes, como lo son la cocina italiana, peruana, china, mexicana, entre otras.

Folclor[editar]

Los folcloristas Lencho Salazar y María Mayela Padilla.

La tradición folclórica costarricense incluye diversas manifestaciones culturales que incluyen la música, la danza, las leyendas y tradiciones, las bombas y retahílas, los instrumentos coloniales y las canciones tradicionales, que generalmente son utilizadas durante las festividades populares y patronales, y que varían de acuerdo a cada región y pueblo del país.

Música folclórica[editar]

La música folclórica costarricense se produce en cuatro zonas específicas del país: Guanacaste, el Valle Central, Limón y Puntarenas, no obstante, cada provincia cuenta con su propia idiosincrasia, además la música amerindia está presente en las diversas zonas y complementa la cultura nacional.

La música guanacasteca cuenta con diversas influencias. Se manifiesta en la forma de puntos, batambas, arranca terrones, floreos, tambitos, garabitos, parranderas y barranquitas entre otros. El baile y la música se acompañan con la entonación de bombas, que son coplas cortas y alegres en forma de cuartetos, en las cuales los hombres y las mujeres se lanzan frases ingeniosas con fondo romántico o picaresco. Gran cantidad de las canciones típicas o folclóricas que se interpretan en Costa Rica provienen de la región guanacasteca, como por ejemplo el Punto guanacasteco, El torito, Pasión, Amor de temporada, Pampa, Luna liberiana, Caballito nicoyano y muchas otras más. Destacan compositores como Jesús Bonilla Chavarría, Héctor Zúñiga Rovira y Mario Chacón Segura.

Un marimbero en San José. La marimba es símbolo nacional de Costa Rica.

La música del Valle Central tiene más influencia española y se manifiesta en la forma de las serenatas campesinas, valses criollos, batambas del estilo "jorqueño". Las canciones se caracterizan porque cada estrofa es más larga que la frase musical, por lo que la letra "no calza bien" con la música, y el cantor debe "echar una carrera" en ciertas partes para no perder el compás, diciendo la letra en forma "atropellada", lo que le da un matiz característico Ejemplos son: El tambito josefino, La tinaca, Café de Costa Rica, etc. También existe otro género llamado aire nacional, más acompasado y similar al vals, en la que destacan las canciones Caña dulce y Guaria morada.

La música puntarenense se distingue por la campera, que es la combinación de música campesina con algún ritmo criollo, como por ejemplo, la cumbia colombiana y el tambito generaleño que es más alegre y que se toca con guitarra. La zona del Pacífico se caracteriza por la celebración de las tonadas, inspiradas en las "fiestas de los novios", las "velas de los angelitos", el Carnaval de Puntarenas, o las leyendas propias de la región.

La música caribeña limonense tiene dos influencias: la española y la afroantillana. Esta última es la más rítmica del país y se manifiesta en forma de comparsas, con gran cantidad de danzas de carácter bufo o descriptivas, así como el sinkit, más carnavalesco. De la unión de las dos influencias nacen ritmos como el son, melodioso y cadencioso. También está el calipso, ritmo antillano que tiene su manifestación propia en esta provincia del Atlántico. Este ritmo utiliza instrumentos como el bajo de cajón, el ukulele, el sheky-sheky, las maracas, la guitarra, tambores, bongoes, tumbas y cencerro. Entre sus intérpretes más conocidos se encuentran Walter Ferguson (Cabin in the Wata, Callaloo, Carnaval Day), Cyril Silvan, Manuel Monestel, Herberth Glinton (Nowhere like Limón), y el grupo Cantoamérica. También caracteriza a la música limonense la presencia de canciones y melodías tipo góspel, que se entonan principalmente en las iglesias protestantes de la región.

La música amerindia era ante todo de carácter utilitario, es decir, que cumplía una función determinada, en su caso especialmente religiosa: se le utilizaba ante todo para acompañar los ceremoniales y las danzas dedicadas a tal o cual deidad, por ejemplo, «Sibö», máximo dios bribri, o « Cha Cónhe» para los maléku. Incluso la música para bailar, propia de festejos y celebraciones, se incluye en esa categoría porque dichas festividades por lo general estaban asociadas al culto religioso. Si bien no habían, por lo que se sabe, músicos "profesionales" (en el sentido de que su única ocupación fuera la música), sí había el oficio o gremio (en el sentido de un grupo selecto y formado especialmente para ello) de músico, en el cual había aprendices, maestros, y uno o dos músicos principales. La enseñanza era individual, con un maestro a cargo de un aprendiz, al cual le enseñaba básicamente el dominio de su instrumento y las melodías que habría de utilizar en las ceremonias. Se tiene mejor suerte con respecto a sus instrumentos, aunque aquí hay que decir que se conserva memoria histórica sobre todo de aquellos que por su propia constitución y materiales han conseguido sobrevivir a la carcoma del tiempo.

Entre los instrumentos coloniales destaca la marimba, que fue declarada instrumento nacional de Costa Rica el 3 de septiembre de 1996, mediante el decreto Nº 25114-C publicado en el diario oficial La Gaceta Nº 167. Otros instrumentos son el quijongo, las ocarinas, el bajo de cajón, el sabak, las flautas de caña, el acordeón, las chirimías, los tambores, el güiro, la mandolina y la guitarra.[335]

Trajes típicos[editar]

La enagua de vuelos amplios es parte de la indumentaria del traje típico.

Los trajes típicos representan uno de los elementos más importantes del patrimonio histórico y cultural de Costa Rica. Cada región y provincia del país tiene su propio traje de gala o de trabajo, con folclor e historia detrás, así como varios factores que influyen en la manera de vestir: condiciones geográficas, climáticas, económicas y sociales. En la actualidad, los trajes típicos son parte fundamental de las actividades cívicas y folclóricas de cada pueblo del país. Se utilizan en actos conmemorativos, fiestas patrias y actos culturales como las celebraciones de la Independencia, la Anexión del Partido de Nicoya o el 11 de abril.

La mujer generalmente utiliza una blusa blanca con vuelos, de color blanco, con ribetes de diferentes combinaciones de colores. Característica es la falda de vuelos amplios, larga hasta el tobillo, de elástico en la cintura y vivos colores, cuyo diseño recuerda a la rueda de carreta típica pintada. Durante los bailes folclóricos, las mujeres agitan esta falda dándole mucho colorido a la interpretación de la pieza. Se utilizan sandalias de cuero en los pies, aretes y se adornan la cabeza con trenzas, moños y flores, preferiblemente la guaria morada, flor nacional. En ocasiones cargan canastas llenas de flores o portan un delantal que hace juego con la blusa.

El hombre lleva sombrero de ala pequeña. Dependiendo del personaje que representa, el sombrero puede ser de tela blanca (comúnmente conocido como "chonete"), cuando representa al campesino, o bien, un sombrero de paja cuando se representa una persona de más recursos, como el gamonal. Mientras en la mujer destaca la falda, el elemento indispensable del hombre es el pañuelo, que puede ser rojo o azul, con decorados de figuras semejantes a los que se observan en las carretas típicas pintadas. El pañuelo puede ir anudado al cuello o en las manos, o atado a la cintura. La camisa es blanca o de color claro, con pantalón largo. Un fajón de tela hace de cinturón. El caite constituye el calzado. Pueden cargar alforjas o machete.

El primer traje típico costarricense que se conoce históricamente es el indígena, distingüiéndose el que usa la mujer de la etnia ngöbe, de la zona sur del país, tejido de pequeños cuadros de tela de muchos colores. Otro traje típico distintivo es el que corresponde a la provincia de Limón, que revela influencia afroantillana y británica.

Cuentos y leyendas[editar]

La nigüenta, una imagen de una niña sentada quitándose las niguas, es un agüizote (amuleto de la suerte) en las creencias tradicionales costarricenses.

Las leyendas costarricenses pueden clasificarse en tres grupos: leyendas de la tierra, leyendas de la religión y leyendas de la magia.[336]

Las leyendas de la tierra son leyendas propias de alguna zona geográfica del país que narran hechos que ocurrieron en esos lugares y que influyeron para darle su estatus actual, y que se caracterizan por su fuerte influencia indígena. Dentro de ellas se citan las leyendas acerca del cerro Zurquí, del cerro Tapezco, del volcán Irazú, del volcán Turrialba, de la isla de los Negritos, del tesoro de la Isla del Coco, etc.

Las leyendas de la religión como su nombre lo indica, tienen una fuerte tradición religiosa, generalmente católica, que narra apariciones o manifestaciones de la voluntad divina en suelo costarricense, como lo pueden ser la aparición de la Virgen de los Ángeles en Cartago, los milagros del Cristo Negro de Esquipulas en Santa Cruz de Guanacaste y la aparición de la Virgen de Guadalupe en Nicoya en la forma de una yegua negra, que se celebra anualmente con la tradicional Danza de la Yegüita.

Las leyendas de la magia se encuentran dominadas por la presencia de los espantos, espectros fantasmagóricos propios de toda América Latina, que en Costa Rica tienen también su propia manifestación particular, y que en general tienen una función moralizadora, como lo pueden ser la Llorona, la Cegua, el Cadejos, el Padre sin cabeza, la Carreta sin bueyes, la Tulevieja, el Viejo del monte, el Diablo Chingo, el fantasma del llano, el Cuijen (Pisuicas o Chamuko), la Bruja Zárate, las brujas de Escazú, los duendes, la Monja del Vaso, la Mona, el Micomalo, el Coco, así como la práctica de magia blanca y magia negra.

Tradiciones[editar]

Entre las tradiciones costarricenses, se destacan festividades que combinan la influencia indígena con la española, festividades religiosas, festividades cívicas y festividades populares. Existen algunas celebraciones que reflejan la herencia indígena, siendo una de las más importantes el juego de los diablitos de Boruca en Rey Curré, que se celebra los fines de año en el cantón de Buenos Aires de Puntarenas. Algunas fiestas religiosas reflejan sincretismos entre las creencias indígenas y la tradición católica, como por ejemplo la Danza de la Yegüita en Nicoya, que se celebra en honor a la Virgen de Guadalupe y está basada en una leyenda local, o el baile de los indios promesanos durante la celebración del Cristo Negro de Esquipulas en Santa Cruz de Guanacaste.

Entre las celebraciones religiosas más importantes está la romería a Cartago para visitar a La Negrita y agradecer o pedir favores, el 2 de agosto, además de la tradicional pasada de La Negrita en el mes de septiembre. Para el pueblo que profesa la religión católica, es también importante la celebración del Cristo Negro de Esquipulas, sobre todo en el cantón de Santa Cruz y el cantón de Alajuelita, ubicado en el Valle Central. La reunión de Nochebuena el 24 de diciembre y las procesiones religiosas de Semana Santa son otras festividades con trasfondo religioso que se celebran tradicionalmente en el país.

Corrida de toros "a la tica" en las Fiestas de Zapote.

Entre las celebraciones de índole folclórico y popular, destacan las fiestas de Zapote el fin de año. También son populares las fiestas de Palmares. Cada pueblo tiene también sus propias festividades locales, con algún factor distintivo propio de cada comunidad (por ejemplo, la Fiesta del Tamal en Aserrí, la Chicharronada en Puriscal, la Carrera de las Mulas en Parrita, la Fiesta del Boyero en Escazú,[337] los Carnavales de Puntarenas o de Limón, etc), todas ellas contando con denominadores comunes como la presentación de la mascarada tradicional costarricense a ritmo de cimarrona, los topes y cabalgatas, los carnavales, las corridas de toros "a la tica", la monta de toros, las carreras de cintas y los turnos. Existen particularidades como las de la localidad de Ortega de Bolsón (Guanacaste), donde se celebra la lagarteada (caza de un lagarto que luego se libera) el Viernes Santo[338] Cada localidad tiene sus propias festividades patronales. Otras celebraciones de importancia a nivel nacional son la celebración del Día de la Madre el 15 de agosto; el desfile de los faroles el 14 de septiembre (víspera del Día de la Independencia); la decoración de carretas típicas, las pulperías de pueblo, etc.

Expresiones populares[editar]

Una "mejenga" en Puntarenas.

Las expresiones que el pueblo usa reiterada y cotidianamente vienen a ser una declaración de principios de un pueblo, que refleja su cosmovisión, ambiente y estado de ánimo, son una especie de mantra, cuyo significado se filtra en el subconsciente de la población que constantemente la repite y se refleja en la caracterización de la cultura y dinámica social permitiendo perfilara la costarriqueñidad, tal como lo explica el investigador Dionisio Cabal en sus libros "Refranero de uso costarricense" (2010),[339] "Aguizotes: raíces mágicas de Costarrica" (2011)[340] y otros artículos periodísticos. [341] [342] [343]

El origen o etimología de cada una son muy discutidos y no parece que haya certeza de encontrarlos, pero algunas de las expresiones más arraigadas entre los ticos, que las hacen suyas y que los extranjeros los reconocen a través de ellas son: pura vida, ticos, tuanis, mae, en la lucha tenaz de fecunda labor, entre otros.

Patrimonio de la Humanidad[editar]

Actualmente Costa Rica tiene dos elementos inscritos como Patrimonio de la Humanidad: la tradición del boyeo y las carretas como Patrimonio Cultural Inmaterial,[344] y cuatro sitios arqueológicos (Finca 6, Batambal, El Silencio y Grijalba-2) que contienen esferas precolombinas de piedra.

Tradición del boyeo y las carretas[editar]

Carreta típica costarricense.

La tradicional carreta de bueyes pintada de forma de forma característica es el tipo de artesanía más famoso de Costa Rica. Desde mediados del siglo XIX, las carretas de bueyes eran utilizadas para transportar el grano de café desde el Valle Central de Costa Rica, en las montañas, a Puntarenas, en la costa del Pacífico, de donde se exportaba al exterior, en un viaje plagado de peligros que podía durar entre 10 y 15 días. Durante el siglo XIX y gran parte del siglo XX, el café fue el principal motor del desarrollo económico nacional. Las carretas de bueyes se caracterizan por ruedas en forma de disco, sin radios, para avanzar en medio del fango sin atascarse. En muchos casos, las carretas de bueyes eran el único medio de transporte de una familia y simbolizaban su estatuto social.

La tradición de pintar y engalanar las carretas comenzó a principios del siglo XX. Su arte se caracteriza por la decoración con figuras geométricas y puntas de estrella. Originalmente, cada región de Costa Rica tenía su propio diseño, lo que permitía identificar el origen del boyero por los motivos pintados en las ruedas. A principios del siglo XX, flores, rostros y paisajes en miniatura empezaron aparecer al lado de los motivos que representaban estrellas puntiagudas. Se organizaron concursos anuales para premiar a los artistas más creativos, costumbre que perdura hoy día. Los segundos domingos del mes de marzo, se celebra en el cantón de Escazú el Día Nacional del Boyero y la Carreta costarricenses.

La tradición del boyeo y la carreta típica costarricense es Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad de la Unesco desde el 24 de noviembre de 2005. La carreta es uno de los símbolos patrios de Costa Rica, dado que representa la cultura de la paz y el trabajo del costarricense, la humildad, la paciencia, el sacrificio, y la constancia en el afán por alcanzar los objetivos trazados del pueblo costarricense.

Esferas de piedra[editar]

Parte de las esferas retornadas a Osa, en el Parque de las Esferas. Las esferas de piedra precolombinas son parte fundamental de la arqueología nacional y símbolo de la identidad costarricense.

En Costa Rica se han identificado 45 yacimientos de esferas de piedra, uno en el Pacífico norte, seis en la región Central, y el resto en el Pacífico sur,[345] específicamente en la subregión Diquís, donde se han documentado unas 200 esferas, cuyo tamaño varía desde unos pocos centímetros hasta 2.5 metros, con pesos entre varios kilos hasta 30 toneladas, y que se caracterizan por la depuración en sus técnicas de producción. Dichas esferas comenzaron a elaborarse alrededor de 300 a 800 años de nuestra era, siendo los sitios más antiguos Bolas de Buenos Aires de Puntarenas y Piedra Pintada, en San Vito de Coto Brus. La región de Palmar Sur es un importante sitio arqueológico donde se hallan estas esferas. Su fabricación continuó hasta el periodo de los cacicazgos tardíos, en especial en el área del delta formado por los ríos Térraba y Sierpe, y se consideran distintivas de la llamada cultura del Diquís,[346] y en la actualidad, son símbolos de identidad nacional. El 23 de junio de 2014, cuatro sitios arqueológicos costarricenses que contienen esferas de piedra, ubicados en la zona sur del país, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO,[347] y el 16 de julio de 2014 fueron declaradas símbolo nacional de Costa Rica.[348]

Particularidades como la falta de información que date tanto de la época precolombina y colonial y que haya dado noticia de estas esferas, como la perfección de su forma, el gran tamaño de las mismas, la no presencia del material utilizado en la zona donde fueron ubicadas originalmente, la escabrosa topografía de la región, la falta de evidencia de las herramientas utilizadas en su elaboración y la especialización de sus técnicas de fabricación; han llevado a lanzar teorías sobre su existencia, la mayoría sin asidero científico que les de sustento. En esta línea especulativa, se postula que son símbolos de poder,[349] que tienen connotaciones religiosas, que están relacionadas con el ciclo agrícola, que son representaciones mitológicas de los astros y las constelaciones, que forman parte de calendarios astronómicos, que se utilizaron en la navegación, hasta significados mágicos y esotéricos.

Patrimonio nacional[editar]

Cerámica nicoyana[editar]

La cerámica chorotega de Guanacaste, que hoy aún se fabrica usando las mismas técnicas ancestrales, es patrimonio cultural inmaterial de Costa Rica.

La fabricación de objetos de cerámica en la provincia de Guanacaste, cuyo origen se remonta a la época precolombina, es patrimonio cultural inmaterial de esta provincia desde el 14 de agosto de 2013 mediante decreto ejecutivo N°37824-C. La tradición fue iniciada por las culturas precolombinas que habitaron esta región, e incluso fue utilizada como preciado bien de intercambio comercial con otras regiones de Mesoamérica, Sudamérica y dentro del territorio nacional. Se le considera el arte más representativo de la cultura de la Gran Nicoya. Estos objetos son piezas artesanales de cerámica policromada con motivos chorotegas, confeccionadas a mano con elementos naturales que se mezclan con agua y arcilla para obtener sus colores característicos.

Las técnicas para la fabricación de la cerámica nicoyana han persistido hasta la actualidad y son utilizadas por los artesanos guanacastecos para elaborar las piezas modernas. Esta tradición milenaria se mantiene vigente principalmente en las comunidades guanacastecas de Guaitil de Santa Cruz, y en las poblaciones nicoyanas de Las Pozas y San Vicente.[350]

Festividades[editar]

Desfile del 15 de septiembre, Día de la Independencia.
Fecha Festividad Nombre local Notas
1º de enero Año Nuevo Año Nuevo  
Última semana marzo - Primera semana abril Jueves Santo Jueves Santo Fecha variable
Viernes Santo Viernes Santo Fecha variable
Domingo de Resurrección Domingo de Resurrección Fecha variable
20 de marzo Batalla de Santa Rosa Batalla de Santa Rosa Día histórico
11 de abril Batalla de Rivas Día de Juan Santamaría Héroe nacional
1 de mayo Día del trabajador Día del Trabajador  
Tercer Domingo de junio Día del Padre Día del Padre Fecha móvil (siempre tercer domingo del mes)
25 de julio Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica  
2 de agosto Día de la Virgen de los Ángeles Día de la Virgen de los Ángeles  
15 de agosto Día de la Madre Día de la Madre  
24 de agosto Día de los Parques nacionales Día de los Parques nacionales Creado en 1982
9 de septiembre Día del Niño (a) Día del Niño (a)  
15 de septiembre Día de la Independencia Día de la Independencia  
12 de octubre Día del encuentro de las Culturas. Día de la Hispanidad Día del encuentro de las Culturas  
31 de octubre Halloween Día nacional de la Mascarada  
25 de diciembre Natividad del Señor Navidad  

Ciencia y tecnología[editar]

Franklin Chang, primer astronauta costarricense.

El desarrollo científico y tecnológico en Costa Rica ha representado un importante aporte al desarrollo nacional. Muchos de los proyectos de investigación científica y tecnológica se realizan en las universidades nacionales, principalmente Universidad de Costa Rica e Instituto Tecnológico de Costa Rica, así como entidades privadas. A nivel estatal, el país cuenta con el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT), y un Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas que fomenta la investigación científica. De acuerdo con Scopus, Costa Rica se ubica en el lugar 92 a nivel mundial en materia de publicaciones científicas, ocupando el undécimo lugar en América Latina y el primero en América Central.[351]

Entre las disciplinas científicas, la biología se ha ido desarrollando fuertemente, lo que se ha manifestado en muchas otras ramas como la zoología, la botánica, la ecología, la etología, la conservación, así como en la genética y la biotecnología. Costa Rica goza de una posición geográfica estratégica, lo cual le permite tener condiciones atmosféricas y geográficas muy propicias para que se genere una gran diversidad biológica, lo que ha permitido un relevante progreso nacional en ramas de las ciencias biológicas. Estas condiciones particularmente favorables de la nación, han llamado la atención de estudiantes y científicos extranjeros, los cuales han llevado a cabo una serie de estudios en biología y muchas otras ramas. Los estudios en genética realizados en Costa Rica han sido de marcada relevancia y han logrado generar un vínculo interdisciplinario entre la biología y algunas otras profesiones, como la medicina y las neurociencias. Muchas instituciones de investigación han surgido en los últimos cincuenta años, las cuales han posicionado muy favorablemente a Costa Rica en relación con la calidad de las investigaciones biotecnológicas y los aportes que dan al conocimiento y la industria en general. Entre los biólogos y naturalistas costarricenses destacados se pueden mencionar a Anastasio Alfaro y Alberto Manuel Brenes Mora. El país cuenta con varias estaciones biológicas, como La Selva y La Gamba.

En el campo de la investigación biomédica, en el país se realizan trasplantes de riñón (desde 1980), corazón (1991), hígado (1993), pulmón (1994), páncreas-riñón (1994) e intestino (2013). En 1995 se realizaron las primeras fecundaciones in vitro, que fueron permitidas hasta 2000, cuando la Sala Constitucional la prohibió. El país volvió a permitir esta técnica, bloqueada por grupos conservadores, cuando en 2015 fue habilitada tras un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.[352] En 1997, se realizó con éxito la primera cirugía intrauterina.[353] Se ha dado una particular importancia a la bioética; se han instaurado leyes que defienden al paciente frente a fallos de ética por parte de profesionales en salud. En abril de 2015, Costa Rica aprobó una ley que regula la investigación biomédica.[354]

El 29 de junio de 2016, Costa Rica se volvió el primer país de Latinoamérica y sexto del mundo (junto a Estados Unidos, Australia, Japón, Alemania y España), en realizar con éxito una descarga de plasma, utilizando para ello un stellarator, dispositivo diseñado por el Laboratorio de Plasmas para Energía de Fusión y Aplicaciones del Instituto Tecnológico de Costa Rica, bajo la dirección del doctor en física Iván Vargas Blanco (premio nacional de Tecnología 2016), como parte de una investigación de esta universidad con el objetivo de crear un reactor de fusión que permita convertir el plasma en una fuente alternativa de energía.[355] Costa Rica espera convertirse en el primer país centroamericano en lanzar un satélite al espacio, como parte del Proyecto Irazú, desarrollado en conjunto por la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y el Espacio y el Instituto Tecnológico de Costa Rica.[356]

Entre los costarricenses que han destacado en el campo científico, se pueden citar a Clodomiro Picado Twight, quien a principios del siglo XX realizó investigaciones sobre zoología, fisiología y fitopatología vegetal, microbiología industrial, microbiología médica e inmunología, y reconocido principalmente por su trabajo con los sueros antiofídicos, los cuales en la actualidad son producidos en el país por el Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica, además fue uno de los precursores del descubrimiento de la penicilina.[357] En 1952, el químico y físico Gil Chaverri realizó un arreglo a la tabla periódica de los elementos, basada en la estructura electrónica de los elementos, la cual permite colocar las series de los lantánidos y los actínidos en una secuencia lógica de acuerdo con su número atómico.

En 1986, Franklin Chang-Díaz se convirtió en el primer astronauta costarricense, al viajar al espacio al bordo del Transbordador Espacial Columbia como parte de la tripulación STS-61-C. Chang-Díaz participó en siete misiones espaciales entre 1986 y 2002, posee 1601 horas de experiencia espacial, incluyendo 19 horas y media en caminatas espaciales, comparte el récord de número de viajes al espacio a bordo del transbordador espacial, y es miembro del salón de la Fama de la NASA. Posterior a su retiro como astronauta, el Dr. Chang-Díaz dirige el laboratorio Ad Astra Rocket Company, con sede en la ciudad de Liberia, provincia de Guanacaste, el cual fue construido con el objetivo de explorar la optimización de una fuente de plasma para la tecnología VASIMR (Variable Specific Impulse Magnetoplasma Rocket), la cual pretende lograr la propulsión de vehículos espaciales a base de plasma.

En 2013, la física e ingeniera Sandra Cauffman fue destacada por su labor como subdirectora de la misión MAVEN, que envió una sonda de la NASA al planeta Marte. En nanotecnología, destaca el trabajo de Jeanette Benavides Gamboa, quien ha desarrollado investigaciones para la FDA y la NASA. En el área de la genética ha destacado la labor del médico Pedro León Azofeifa, investigador en enfermedades genéticas, y fundador y director del Centro de Investigaciones en Biología Celular y Molecular de Costa Rica. En 2013, Christian Marín Müller, doctor en virología molecular, patentó en los Estados Unidos la primera vacuna contra el cáncer de páncreas.[358] En 2016, la dra Marie Claire Arrieta Méndez recibió el premio nacional de Ciencia por su investigación sobre el rol de la microbiota intestinal en el desarrollo del sistema inmune y el asma pediátrica. En 2016, la Universidad de Costa Rica, en un estudio de investigación realizado en la Estación Biológica La Selva, en conjunto con la Universidad de Harvard y la Universidad de Wisconsin, descubrió el antibiótico selvamicina, que tiene la capacidad de inhibir el crecimiento del hongo Candida albicans.

Deportes[editar]

Los más grandes logros del deporte costarricense se han dado en el deporte de la natación, en el que se han obtenido 4 medallas olímpicas: una medalla de oro (Juegos Olímpicos de Atlanta 1996) y dos medallas de bronce (Juegos Olímpicos de Sídney 2000), obtenidas por Claudia Poll, y una medalla de plata (Juegos Olímpicos de Seúl 1988) obtenida por Sylvia Poll (hermana de Claudia Poll).

Fútbol[editar]

Los jugadores de Costa Rica celebran su primera victoria en la Copa Mundial de Brasil 2014, luego de derrotar a Uruguay. Tras alcanzar los cuartos de final, se considera la mejor participación de una selección centroamericana en esta competición hasta el momento.

El deporte más practicado y seguido por los costarricenses es el fútbol. El campeonato de fútbol de la Primera División se encuentra integrado por 12 equipos. Los equipos con más campeonatos obtenidos son el Deportivo Saprissa con 32 títulos,[359] la Liga Deportiva Alajuelense con 29 títulos, el Club Sport Herediano con 25 títulos,[360] y el Club Sport La Libertad con 6 títulos.[361]

Además en la Primera División Femenina de Costa Rica los clubes más laureados son el Saprissa y Arenal de Coronado con 3 títulos, Moravia con 2 junto con UCEM Alajuela.

La selección nacional mayor ha asistido a cuatro Copas del Mundo:

La Selección Sub-20 ha clasificado a 7 Copas del Mundo. Fue en esta categoría que Costa Rica obtuvo en la Copa Mundial de Fútbol Sub-20 de 2009 celebrada en Egipto la posición número 4. La Selección Sub-17 ha logrado clasificarse a 9 Copas del Mundo y la Selección Olímpica lo ha hecho en 3 oportunidades.

La Selección femenina de fútbol de Costa Rica es una de las potencias en el área. Ha logrado clasificarse a 5 mundiales (4 menores y uno mayor): Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-17 de 2008, la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-20 de 2010, Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-17 de 2014, Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-20 de 2014 y la Copa Mundial Femenina de Fútbol de 2015. Costa Rica fue sede de la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-17 de 2014 de la FIFA.[362]

Ajedrez[editar]

Alejandro Ramírez Álvarez fue el primer Gran Maestro Internacional de Costa Rica, quien a la edad de 15 años se convirtió en el primer centroamericano en obtener el título de Gran Maestro otorgado por la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) y en ese momento, en el segundo Gran Maestro más joven a nivel mundial.

En noviembre de 2014, el ajedrecista nacional de larga trayectoria Bernal González Acosta se convirtió en el segundo Gran Maestro Internacional de la historia del ajedrez de Costa Rica.[363]

Otros ajedrecistas destacados de la historia costarricense son Joaquín Gutiérrez Mangel, Rogelio Sotela, Ricardo Charpentier, Fernando Montero, Juan León Jiménez Molina, William Charpentier, Eugenio Chinchilla y Alexis Murillo.

Atletismo[editar]

La maratonista Gabriela Traña en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

La Federación Costarricense de Atletismo (FECOA), fundada en 1960, es la encargada de reglamentar la práctica del atletismo en el país. En Costa Rica se realizan gran cantidad de torneos en todas las especialidades del atletismo, además de que gran cantidad de atletas costarricenses participan en eventos internacionales, en especial en disciplinas de fondo y medio fondo. A nivel histórico, el atletismo ha deparado algunos éxitos internacionales al país, sobresaliendo las victorias del fondista Rafael Ángel Pérez Córdoba en las maratones de San Silvestre en Brasil (1974) y San Blas de Illescas en Coamo, Puerto Rico (1976). Pérez está considerado por la crítica especializada como el más grande exponente del atletismo en la historia costarricense.[364] Otro hito internacional de la disciplina del maratón para Costa Rica fue la victoria de José Luis Molina Núñez en la maratón de Los Ángeles (1996).

El triatlonista Leonardo Chacón.

El velocista Nery Brenes fue campeón mundial bajo techo de los 400 metros lisos (Estambul, 2012) y campeón panamericano en la misma especialidad, título logrado en Guadalajara 2011, además ganó una de las carreras de la Liga de Diamante en 2010, 3 medallas de oro (incluyendo una en la Copa Intercontinental, en los relevos 4x400m, junto con la selección de Las Américas) y una de plata.

Otros atletas históricos destacados a nivel nacional e internacional fueron Zoila Rosa Stewart (velocidad), Antonio Rodríguez Jiménez (fondo) y Mayra del Carmen Soto Hernández (lanzamiento de disco, bala y jabalina). En la actualidad, entre otros atletas costarricenses destacados pueden citarse: Gabriela Traña (fondo), Leonardo Chacón (triatlón), Roberto Sawyers (lanzamiento de martillo), Sharolyn Scott (velocidad), Ana María Porras (heptatlón) y César Lizano (fondo).

Costa Rica fue sede del Campeonato Clasificatorio para el Mundial de Atletismo del 2015.[365]

Baloncesto[editar]

La Liga de Baloncesto Superior, con sede en el Gimnasio Nacional de La Sabana, San José, fue creada en el año 2005 por la FECOBA (Federación Costarricense de Baloncesto). La LBS, sustituyó al Campeonato Nacional de Baloncesto de Primera División. La LBS fue introducida durante el mandato del señor Heiner Ugalde, presidente de la Federación.

Los equipos masculinos con más campeonatos obtenidos desde 1975 son el Colegio Seminario con 10 títulos, Ferretería Brenes Barva con 8 títulos,[366] el Liceo de Costa Rica con 8 títulos, Limón con 4 títulos, Universidad Internacional de las Américas con 3 títulos, y UACA, UCA Baloncesto, San Ramón (ARBA), Escazú y Grecia con 1 título cada uno.

El baloncesto como deporte fue introducido en Costa Rica en 1905 por Gustavo Michaud, profesor de educación física del Liceo de Costa Rica, de donde se difundió a otros centros educativos del Valle Central, que continuó practicándose de manera informal hasta que en 1922 se organizó el primer partido oficial en el Salón Betty High de Barrio Amón, en San José. El primer partido internacional se disputó en 1922 entre un equipo costarricense y el Panamá Wailling Hall, en una cancha improvisada en el Estadio Nacional. En baloncesto femenino surge en 1928 de la mano de la educadora del Colegio de Señoritas, Cristina Lizano, y Jorge Moreno, entrenador del equipo femenino La Libertad, sobresaliendo la jugadora Avis McClean del equipo Gimnástica. El lustro de 1935 a 1940 se considera la Edad de Oro del baloncesto femenino costarricense, por la amplia y destacada participación internacional.

La primera federación de baloncesto se creó en 1937, de donde data el primer campeonato nacional. Los equipos masculinos destacaron especialmente en la década de 1950 a nivel internacional, popularizándose el deporte a partir de 1960, cuando se construye el Gimnasio Nacional Eddy Cortés para la práctica exclusiva del baloncesto. Esto permite la consolidación de equipos como el del Liceo de Costa Rica, Universidad de Costa Rica y Seminario, destacándose jugadores como Roberto Bourret, Rigoberto Morris, Osvaldo Pandolfo, José Miller y Víctor Aymerich. En los años entre 1975 y 1980 se da una gran promoción colegial con la construcción de gimnasios dentro de las instituciones educativas. Tras un periodo de crisis en la década entre 1980-1990 con la existencia de varias federaciones y la casi desaparición de la rama femenina, el baloncesto logra un nuevo auge en la década de 2000 con la creación de la FECOBA, la reorganización de la Liga de Baloncesto Superior de Costa Rica masculina y femenina, y la aparición de nuevos equipos profesionales y semiprofesionales.[367]

Béisbol[editar]

La Federación Costarricense de Béisbol (FCB) es la principal autoridad que reglamenta la práctica de este deporte en el país. El Campeonato Nacional en la actualidad consisten en dos ligas: la Liga Nacional y la Liga Metropolitana. Hay un torneo de primera división, otro de segunda división y varias ligas menores.

El primer juego de béisbol en Costa Rica se disputó en 1897 en Puerto Limón y enfrentó a un equipo limonense contra uno josefino. Históricamente, su desarrollo estuvo aunado a la construcción del ferrocarril al Atlántico y la presencia de compañías transnacionales extranjeras, principalmente estadounidenses, que explotaban el cultivo del banano. Más recientemente, ha influido la presencia de inmigrantes nicaragüenses, cubanos y panameños, en cuyos países el béisbol es el deporte rey. El primer club fundado fue el Sociedad Sport San José Baseball (1906), seguido de la Sociedad Atlética del Liceo de Costa Rica. El primer campo oficial fue la Plaza González Víquez en San José (1921), siendo también importante la Plaza de Limón. La primera federación surgió en 1923.

Parque de Béisbol Antonio Escarré.

El principal recinto para la práctica de este deporte en Costa Rica es el Estadio Antonio Escarré (1955, llamado así en honor al director general de Deportes de esa época), ubicado en San José, cercano a la Plaza González Víquez. Allí se disputó el primer campeonato oficial y ha sido sede de dos Campeonatos Mundiales (1961 y 1973), ambos ganados por la novena de Cuba. En 1972, fue sede de un campeonato centroamericano, y también ha sido múltiples veces sede de torneos tanto nacionales e internacionales.

El otro parque importante para la práctica del béisbol es el Estadio Big Boy de Limón, nombrado así en honor del pelotero limonense Bancriff “Big Boy” Scout. Otras sedes del béisbol en el país son Liberia, Parque Japón, El Salto en Bagaces, Hacienda La Ponderosa, Polideportivo del Roble en Puntarenas, Polideportivo Montserrat en Alajuela, Polideportivo de Santo Domingo de Heredia, varias fincas bananeras en Sarapiquí (Roble, Guayacán, Canfín), Polideportivo de Guápiles, Piñas del Bosque en Guácimo, Finca Bananito, Flor y Fauna en San Carlos, La Fortuna de San Carlos y el Parque Metropolitano La Sabana.

Entre los equipos que han ganado más campeonatos, están las novenas de Limón (7), U.I.A (7), Glidden (4), Hopec (3), Jazz Casino (3), Nicaragua (2) y Santo Domingo (2). Algunos peloteros históricos de Costa Rica son Donald Hawling Shaw, lanzador limonense quien jugara en forma profesional en Estados Unidos con Dodgers (1950) y Buffalo, y considerado el mejor beisbolista de la historia nacional; Joaquín Masís Mora, lanzador de la Selección nacional quien diera el primer triunfo a Costa Rica en una serie mundial (1945); Juan Martínez Conejo, lanzador quien diera al equipo Glidden una sonada victoria sobre la selección nacional de Cuba, potencia mundial de este deporte (1976); Miguel Masís Acosta, pelotero de la Universidad de Míchigan y lanzador del equipo histórico que logró medalla de plata en los Juegos de la Paz de 1956; Raimundo Martínez Jiménez, medalla de oro como mejor primera base de la Serie Mundial realizada en Colombia en 1946; Agustín Palomo Rojas, quien participó en múltiples Series Mundiales, Juegos Olímpicos Centroamericanos y del Caribe y jugó en muchos países, siendo pionero de este deporte en el país (1925); y Alberto León Guzmán, pelotero limonense quien ganara cuatro campeonatos entre 1966 y 1971 con el equipo de Limón.

Boxeo[editar]

El boxeo en Costa Rica se practica tanto a nivel aficionado como profesional. Existe una Asociación Costarricense de Boxeo Aficionado y varias escuelas, instructores, gimnasios y academias de boxeo a nivel nacional.

La introducción del boxeo en Costa Rica data de 1906 con la fundación de un club atlético dedicado a varias disciplinas. A partir de 1910 se incluyeron eventos boxísticos en las celebraciones populares. La primera junta nacional de boxeo data de 1939, que funcionó hasta 1958. La Asociación Nacional de Boxeo Aficionado data de 1969.

La figura cumbre del boxeo costarricense es Jesús Tuzo Portuguez, considerado el mejor púgil nacional de la historia de este deporte, además de ser el primer centroamericano ranqueado en el ámbito mundial. Estuvo activo entre 1939 y 1961, peleó 235 peleas en 42 países. Durante su etapa como profesional, logró 42 victorias (22 por nocaut), 31 derrotas y 8 empates, en 81 peleas disputadas entre 1946 y 1961. Tres de sus peleas las disputó en el Madison Square Garden de Nueva York. Es miembro de la Galería Costarricense del Deporte, del Comité Mundial de Boxeo y del Salón de la Fama del Consejo Mundial de Boxeo, entre otros. Se le considera un icono del deporte costarricense.

Entre los boxeadores históricos destacados a nivel internacional, se pueden mencionar a Isaac Marín, Álvaro Rojas Delgado, Orlando Hernández Bonilla y Humberto Aranda, que disputaron fallidamente peleas por el campeonato mundial en diversas ocasiones ante rivales de la talla de Ricardo Arredondo (Marín, 1972), Roberto Mano de Piedra Durán (Rojas, 1976), Luis Lumumba Estaba (Hernández, 1977) y Francisco Javier Castillejo (Aranda, 1999).

El primer título mundial para Costa Rica lo obtuvo el boxeo femenino con la joven Hanna Gabriel, actual campeona mundial de la Organización Mundial de Boxeo en las 154 libras. Gabriels también fue campeona mundial de esa misma organización en las 147 libras. En la rama masculina, el escazuceño Bryan Tiquito Vázquez fue campeón mundial interino en las 130 libras (superpluma) de la Asociación Mundial de Boxeo.[368]

A nivel del boxeo aficionado, el hito más destacado es la medalla de bronce del boxeador cartaginés David Medallita Jiménez, obtenida en el Campeonato Mundial de Boxeo Aficionado disputado en Kazajistán, en 2013, la única presea en su tipo para el país en este disciplina.[369]

Ciclismo[editar]

Andrey Amador ganó la 14° etapa del Giro de Italia 2012, disputada entre Cherasco y Breuil-Cervinia. En el Giro de Italia 2015, alcanzó un histórico cuarto lugar general. En el Giro de Italia 2016, se convirtió en el primer centroamericano en vestir la maglia rosa. En la foto, durante su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

El ciclismo en Costa Rica se encuentra regulado por la Federación Costarricense de Ciclismo (FECOCI), adscrita a la Unión Ciclista Internacional. Se practican las modalidades de ruta, pista, ciclismo de montaña y BMX, en categoría masculina y femenina, a nivel amateur y profesional. La FECOCI organiza anualmente la Vuelta Ciclista a Costa Rica en el mes de diciembre, la competición más importante del país en esta disciplina. Además de la Vuelta a Costa Rica, existen otras competencias destacadas como la Vuelta Femenina a Costa Rica, Vuelta Internacional a Higuito, Vuelta a Guanacaste, Vuelta al Caribe, Vuelta a Occidente, la Copa Cross Country AMPM y la Ruta de los Conquistadores, esta última una dura prueba de ciclismo de montaña que cruza el país de costa a costa por caminos rurales atravesando ríos y montañas.

La Ruta de los Conquistadores es una de las carreras de ciclismo de montaña más duras del planeta.

El ciclista más destacado de Costa Rica en la actualidad es Andrey Amador, ganador de una etapa en el Giro de Italia 2012, cuarto lugar general en el Giro de Italia 2015 y octavo lugar en el Giro de Italia 2016. Amador fue el primer ciclista costarricense en disputar el Tour de Francia (2011 y 2013), además de obtener el lugar 35 en ciclismo de ruta en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el mejor puesto de un costarricense en esta disciplina. Amador fue el primer centroamericano en vestir la camiseta de líder de una de las tres grandes vueltas del ciclismo mundial, al alcanzar el primer lugar el 20 de mayo de 2016 durante la etapa 13 del Giro de Italia 2016, disputada entre PalmanovaCividale del Friuli, escribiendo la página más importante de la historia del ciclismo costarricense.[370]

Entre los ciclistas costarricenses destacados históricamente, se pueden mencionar a la cuarteta conformada por Evangelista Chavarría, Rigoberto Salazar, Omar Arce y Leonardo Valverde, quienes en 1946 ganaron la medalla de oro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe disputados en Barranquilla, Colombia; Evangelista Chavarría, en lo particular, ocupó la décima posición en la Vuelta a México de 1950, compitiendo en solitario contra ciclistas profesionales, razón por la cual fue bautizado por la prensa mexicana como "El Águila Solitaria"; Carlos Alvarado se consagró como uno de los mejores ciclistas y deportistas costarricenses de la historia al ganar en 1977 la Vuelta a Costa Rica, los Juegos Centroamericanos disputados en El Salvador, y los premios franceses Peugeot y Seguros Generales; Juan de Dios Castillo, ganador de una Vuelta a Costa Rica y del Gran Premio Igualada, Barcelona, España (1986); José Manuel Soto Delgado, ganador de dos Vueltas a Costa Rica, cinco campeonatos nacionales y 170 de 290 competencias disputadas a nivel nacional e internacional, entre 1963 y 1977; Andrés Brenes, ganador de una Vuelta a Costa Rica y cuarto lugar en ciclismo de montaña en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, la mejor posición alcanzada por un costarricense en esta disciplina en Olimpiadas. También destacan Henry Raabe, ganador de dos Vueltas a Costa Rica y de la Vuelta a Chiriquí 2013, esta última luego de superar un cáncer linfático; Federico Ramírez, ganador de la Vuelta a Costa Rica en una ocasión, de la Ruta de los Conquistadores, y participante en ciclismo de montaña en los Juegos Olímpicos de Londres 2012; Juan Carlos Rojas, ganador de cinco veces la Vuelta a Costa Rica, el mayor de todos los tiempos; Joseph Chavarría, ganador de la Vuelta al Táchira 2016; Román Urbina, creador de la Ruta de los Conquistadores y miembro del Salón de la Fama del mountain bike;[371] José Adrián Bonilla, Luis Morera, Gregory Brenes, etc.

Balonmano[editar]

El balonmano se practica en Costa Rica de forma semiprofesional. La Federación Costarricense de Balonmano (FECOBAL) es miembro de la International Handball Federation desde 1992, con torneos de apertura y clausura en los que participan clubes mayores y juveniles tanto en categoría masculina como femenina, y es un deporte que ha venido en crecimiento durante los últimos años. Algunos equipos importantes a nivel masculino en los últimos años han sido Tres Ríos, la Universidad de Costa Rica (actual campeón del torneo apertura 2012) y la Universidad Nacional, y en femenino, Tarrazú y San José. La Selección costarricense de balonmano es una de las pocas selecciones que se mantiene activa entrenando durante todo el año.

Paintball[editar]

El paintball se practica en Costa Rica de forma aficionada aunque en los últimos años ha crecido considerablemente el número de seguidores llegando a formar 14 equipos oficialmente activos. Han habido intentos de lograr la creación de una Federación Costarricense de Paintball (FECOPAINT) la cual no ha tenido éxito, sin embargo esto no ha sido impedimento para hacer torneos a nivel local los cuales han contado con la participación de algunos equipos panameños. Actualmente los practicantes de este deporte se mantienen activos y realizan diversas actividades tanto recreativas como para la beneficencia. El avance más reciente ha sido la creación de la Liga Costarricense de Woodsball (LCW)la cual dio inicio el 6 de julio de 2014, con la creación de esta liga se pretende darle un nuevo empuje al deporte y lograr organizar una representación del país para el mundial de paintball en su modalidad de speed.

Rugby[editar]

La Selección de Rugby de Costa Rica representa al país en la International Rugby Board (IRB). La Selección de Rugby de Costa Rica es una de las mejores exponentes de este deporte en el área centroamericana.

La Federación de Rugby de Costa Rica es miembro desde el 31 de marzo de 2006 de la Confederación Sudamericana de Rugby (CONSUR).

Surf[editar]

En 2015, el equipo de surf de Costa Rica se proclamó campeón mundial al ganar los World Surfing Games 2015 de la Asociación Internacional de Surf, disputados en Playa Popoyo, Nicaragua.[372] [373] En ese mismo torneo, el costarricense Noe Mar McGonagle se proclamó campeón mundial masculino de la disciplina, mientras su hermana menor Leilani McGonagle obtuvo la presea de plata en la rama femenina.[374] Costa Rica fue sede de este mismo torneo en 2016, disputado en Jacó,[375] en el cual logró la medalla de bronce por equipos. En dicho torneo, Noe Mar McGonagle logró también la medalla de bronce.

Tenis[editar]

En Costa Rica se celebra la Copa del Café, un torneo grado 1 jugado cada mes de enero en San José. El torneo es parte del circuito júnior respaldado por la Federación Internacional de Tenis (ITF por sus siglas en inglés) y apoyado por las federaciones de tenis de varios países. La Copa del Café es el Torneo Júnior de la ITF más antiguo en América Latina y cada año recibe entradas por parte de más de 40 países.

Clasificaciones internacionales[editar]

La clasificación se muestra en el orden de la posición del índice de Costa Rica con respecto la clasificación de los países evaluados en cada categoría. El año mostrado junto con el indicador refleja la fecha de los datos utilizados en la evaluación según lo reporta cada fuente, y no necesariamente corresponde al año de publicación.

Índice (año) Autor / Fuente Año
publicación
Países Posición
Mundial(1)
Posición
A.L.(2)
Índice del Planeta Feliz (2012) New Economics Foundation[376]
2012
143
Desempeño Ambiental (2013) Universidad de Yale
2013
163 54º
Libertad de prensa mundial (2010) Reporteros sin fronteras[377]
2007
178 29º
Grado de Democracia (2006) The Economist[378]
2007
167 25º
Índice de Paz Global (2008) The Economist[379]
2008
140 34º
Índice de Calidad de Vida Mundial|Calidad de vida (2005) The Economist[380]
2007
111 35º
Índice de Prosperidad (2009) Instituto Legatum[381]
2008
104 38º
Competitividad Turística (2011) Foro Económico Mundial
2011
139 44º
Percepción de la corrupción (2008) Transparencia Internacional[382]
2008
180 47º
Libertad económica (2008) The Wall Street Journal[383]
2008
162 49º
Competitividad Global (2011-2012) Foro Económico Mundial[384]
2013-14
148 54º
Desarrollo humano (2014) Naciones Unidas (PNUD)[6]
2014
187 68º
Igualdad del ingreso (1989-2007)(3) Naciones Unidas (PNUD)[385]
2007-2008
126 100º
Índice de Satisfacción de Vida|Índice de Satisfacción de Vida (2006-2007) (4) Banco Interamericano de Desarrollo[386]
2008
24 N/A(4)
Índice de Competitividad Tecnológica|Índice de Competitividad Tecnológica (2010-2011) The Global Information Technology (PNUD)[387]
2010-2011
138 46º
Índice de Progreso Social (2013) The Social Progress Imperative[388]
2013
50 12°
(1) Posición con respecto al total de países evaluados.
(2) Posición con respecto a los países evaluados de América Latina (No incluye Puerto Rico).
(3) Debido a que el Coeficiente de Gini usado en la clasificación corresponde a años diferentes, la posición de un país es solo una referencia, ya que estrictamente no es posible hacer comparaciones entre países por la dispersión de las fechas de los datos.
(4) El Índice de Satisfacción de Vida fue calculado por el Banco Interamericano de Desarrollo para los 24 países miembros del BID en América Latina y el Caribe, con base en la Encuesta Mundial de Gallup (Gallup World Poll) 2006 - 2007 y el World Development Indicators, por lo tanto, es un índice regional.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Crece la población en Costa Rica en 65.589 personas». Expansión. Datosmacro.com. Consultado el 24 de agosto de 2015. 
  2. http://www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2015/01/weodata/weorept.aspx?sy=2013&ey=2020&scsm=1&ssd=1&sort=country&ds=.&br=1&pr1.x=71&pr1.y=12&c=238&s=NGDPD%2CNGDPDPC%2CPPPGDP%2CPPPPC&grp=0&a=.  Falta el |título= (ayuda)
  3. [www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2015/01/weodata/weorept.aspx?sy=2013&ey=2020&scsm=1&ssd=1&sort=country&ds=.&br=1&pr1.x=71&pr1.y=12&c=238&s=NGDPD%2CNGDPDPC%2CPPPGDP%2CPPPPC&grp=0&a= www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2015/01/weodata/weorept.aspx?sy=2013&ey=2020&scsm=1&ssd=1&sort=country&ds=.&br=1&pr1.x=71&pr1.y=12&c=238&s=NGDPD%2CNGDPDPC%2CPPPGDP%2CPPPPC&grp=0&a=] |url= incorrecta (ayuda).  Falta el |título= (ayuda)
  4. «GDP.xls». 1 de julio de 2011. Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  5. http://www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2015/01/weodata/weorept.aspx?sy=2013&ey=2020&scsm=1&ssd=1&sort=country&ds=.&br=1&pr1.x=71&pr1.y=12&c=238&s=NGDPD%2CNGDPDPC%2CPPPGDP%2CPPPPC&grp=0&a=.  Falta el |título= (ayuda)
  6. a b c UNDP Human Development Report 2015 (ed.). «Costa Rica - Country Profile: Human Development Indicators» (en inglés). UNDP. Consultado el 22 de enero de 2016. 
  7. «Costa Rica». Cámara Oficial Española de Comercio e Industria en Costa Rica. Consultado el 17 de mayo de 2013. 
  8. «Convenio sobre delimitación de áreas marinas y submarinas entre Costa Rica y Ecuador». Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica. Consultado el 10 de abril de 2014. 
  9. «Título VII: La educación y la cultura». Constitución Política de la República de Costa Rica. con reformas hasta el 2003. 1949. «Artículo 76.- El español es el idioma oficial de la Nación.» 
  10. Hola Chamy, Constanza (2015). «¿Qué países de América Latina son los más y los menos democráticos?». BBC. Consultado el 8 de octubre de 2016. 
  11. «Costa Rica, el país más democrático de la región». El Heraldo. 26 de abril de 2014. Consultado el 8 de octubre de 2016. 
  12. Zúñiga Guardián, Carlos Iván (2004). «Costa Rica y su democracia ejemplar». La Prensa. Consultado el 8 de octubre de 2016. 
  13. El Espíritu del 48. «Abolición del Ejército». Consultado el 9 de marzo de 2008. 
  14. Yale Center for Environmental Law & Policy / Center for International Earth Science Information Network at Columbia University. «2010 EPI Rankings» (en inglés). Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 25 de enero de 2012. 
  15. a b c Garza, Jeffry (28 de septiembre de 2016). «Costa Rica lidera salud y educación latinoamericana en Índice de Competitividad». La República. Consultado el 29 de septiembre de 2016. 
  16. «Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2015». Reporteros sin Fronteras. 2015. Consultado el 6 de febrero de 2016. 
  17. Mora, Andrea (15 de junio de 2016). «Costa Rica ocupa el primer lugar centroamericano en el Índice de Paz Global». Diario Digital Nuestro País. Consultado el 17 de junio de 2016. 
  18. Calidad de vida, educación y ambiente destacan a Costa Rica en el mundo
  19. http://www.eluniversal.com/2010/11/04/int_ava_chile-lidera-listado_04A4692339.shtml
  20. UNDP Human Development Report 2010. «Table 1: Human development index 2010 and its components» (en inglés). PNUD. Consultado el 5 de noviembre de 2011.  Ver pp. 5
  21. Radio Reloj (14 de marzo de 2013). «Ticos tienen la mayor esperanza de vida de Latinoamérica». Consultado el 15 de marzo de 2013. 
  22. «Costa Rica subió al segundo lugar en Índice de Desarrollo Democrático para América Latina». Presidencia de la República de Costa Rica. 29 de enero de 2016. Consultado el 7 de junio de 2016. «Comunicado de prensa de la Presidencia de Costa Rica sobre la posición de la nación en el Índice de Desarrollo Democrático para América Latina de la Fundación Konrad Adenauer». 
  23. http://www.socialprogressimperative.org/es/data/spi#data_table/regions/spi/dim1,dim2,dim3
  24. «These 5 Countries Provide The Best Health Care In The World». The Huffington Post (en inglés). Consultado el 21 de febrero de 2014. 
  25. Alana Herro (12 de marzo de 2007). «Costa Rica Aims to Become First "Carbon Neutral" Country» (en inglés). Worldwatch Institute. Consultado el 27 de abril de 2009. 
  26. Alejandro Vargas (21 de febrero de 2007). «País quiere ser primera nación con balance neutro de carbono». La Nación. Consultado el 27 de abril de 2009. 
  27. New Economics Foundation (2016). «Costa Rica - Happy Planet Index». Perfil de Costa Rica en el HPI (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  28. New Economics Foundation (4 de julio de 2009). «The Happy Planet Index 2.0» (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. «Resumen e información sobre la clasificación internacional del Happy Planet Index de 2009.» 
  29. New Economics Foundation (14 de junio de 2012). «The Happy Planet Index: 2012 Report» (PDF). Clasificación mundial del Happy Planet Index de 2012 (en inglés). pp. 8-9-10. Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  30. http://elpais.cr/frontend/noticia_detalle/1/73259
  31. http://www.elfinancierocr.com/negocios/Empresarios-conformes-nueva-recurso-hidrico_0_492550744.html
  32. Agencia EFE (12 de junio de 2015). «Celebran declaración constitucional de Costa Rica multiétnica y pluricultural». Radio Columbia. 
  33. a b c d e Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 209
  34. Santos, Ignacio (17 de diciembre de 2013). «Hoy en la historia». Consultado el 19 de diciembre de 2013. 
  35. «‘Costarrica’, nombre indígena - ÁNCORA - nacion.com». wvw.nacion.com. Consultado el 23 de septiembre de 2016. 
  36. Cabal, Dionisio (11 de mayo de 2008). «Costa Rica, nombre indígena». Diario La Nación. Consultado el 27 de julio de 2012. 
  37. Rojas Corrales, María José (16 de marzo de 2016). «Descubren en Costa Rica sitio arqueológico de hace 12.200 años, el más antiguo de Centroamérica». Amelia Rueda.com. Consultado el 16 de marzo de 2016. 
  38. Botey Sobrado, 2002, p. 30-31
  39. Botey Sobrado, 2002, p. 32
  40. Botey Sobrado, 2002, p. 32-33
  41. Botey Sobrado, 2002, p. 35-36
  42. Botey Sobrado, 2002, p. 36
  43. Botey Sobrado, 2002, p. 38
  44. Botey Sobrado, 2002, p. 41
  45. Botey Sobrado, 2002, p. 47-48
  46. Botey Sobrado, 2002, p. 55
  47. Rivas Ríos, 2010, p. 200
  48. a b Meléndez Chaverri, 2010, p. 176
  49. Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 210
  50. Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 211
  51. a b c Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 212
  52. Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 216-217
  53. a b Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 214
  54. a b Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 215
  55. Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 214-215
  56. Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 216
  57. a b Siermann, Carlos Meléndez Chaverri (2010). Historia de Costa Rica - Tomo 3. p. 176. ISBN 978-9968-553-89-6. 
  58. a b Botey Sobrado, 2002, p. 115
  59. Botey Sobrado, 2002, p. 116
  60. a b Botey Sobrado, 2002, p. 119
  61. Botey Sobrado, 2002, p. 126
  62. a b c Quirós, Claudia. (1990). Universidad de Costa Rica, ed. La era de la encomienda. San José de Costa Rica. p. 107. 
  63. a b MacLeod, Phillip S. (1996). Universidad de Costa Rica, ed. Auge y estancamiento de la producción del cacao en Costa Rica en los inicios del ciclo cacaotero en Matina (1690-1695). San José de Costa Rica. pp. 83-107. 
  64. González Víquez, Cleto (1987). Conmemoración nacional de conmemoraciones históricas, ed. San José y sus comienzos: documentos fundamentales. San José de Costa Rica. p. 12. 
  65. a b Solórzano F., Juan Carlos (2002). «La sociedad colonial 1575-1821». En Ana María Botey Sobrado. Costa Rica: de las sociedades autóctonas hasta 1914. Cátedra Historia de las Instituciones de Costa Rica. San José, Costa Rica: Editorial de la Universidad de Costa Rica. pp. 115-167. ISBN 9977-67-694-1. ««...sirven y están de paz algunos pueblos de indios, aunque recatadamente procuramos traerlos a los llanos y juntarlos en pueblos, porque hasta aquí han vivido en los montes, esparcidos por muchas partes (...) y si ha de ser por fuerza, prendiéndoles, robándolos, cargándolos y tomándoles lo que tienen, nunca jamás les agradará la conversión, y la tierra es tal, que no basta fuerza humana para los sujetar.» - Fray Pedro de Ortiz, 1578.» 
  66. a b c Fernández Guardia, Ricardo (1975). Editorial Costa Rica, ed. El descubrimiento y la conquista: reseña histórica de Talamanca (5ta edición). San José de Costa Rica. p. 200. 
  67. Cáceres, Rina (2000). Instituto Panamericano de Geografía e Historia, ed. Negros, mulatos, esclavos y libertos en la Costa Rica del siglo XVII. México. p. 5. 
  68. a b Pérez Brignoli, Héctor (1997). Fondo de Cultura Económica, ed. Breve historia contemporánea de Costa Rica. México D.F. pp. 28-29. ISBN 9681649893. 
  69. Chaverri, Francisco Rivas Ríos (2010). Historia de Costa Rica - Tomo 2. p. 200. ISBN 978-9968-553-91-9. 
  70. Eduardo Manfut P (1821). «ACTA DE LOS NUBLADOS». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  71. Marvin Carvajal Barrantes. «La independencia de Costa Rica». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  72. Delfina Travel Group Inc. (2012). «Cartago, Cartago». Consultado el 1 de agosto de 2012. 
  73. Pan American Union (1899). Bulletin of the Pan American Union (Volume 6 edición). Washington: Government Printing Office. Consultado el 7 de febrero de 2011. 
  74. Santuario Nacional Señora Los Ángeles (2012). «Hallazgo de la imagen». Consultado el 1 de agosto de 2012. 
  75. Sáenz Carbonell, 1989, p. 55
  76. a b c Botey Sobrado, 2002, p. 242-248
  77. Fernández Guardia, 2005, p. 85-86
  78. a b Botey Sobrado, 2002, p. 253
  79. Molina y Palmer, 2011, p. 64-65
  80. Sibaja Chacón, Luis Fernando (2006). Del Cañas-Jerez al Chamorro-Bryan: las relaciones limítrofes entre Costa Rica y Nicaragua en la perspectiva histórica, 1858-1916. Costa Rica: Museo Histórico Cultural Juan Santamaría, Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes. ISBN 9977-953-62-7. 
  81. a b Obregón Loría, 1991, p. 130
  82. a b c d e f g h «Costa Rica. El golpe de Tomás Guardia (1870) y la etapa liberal (1871- 1940).». Consultado el 1 de agosto de 2012. 
  83. a b c d e f «Estado liberal y luchas sociales en Costa Rica: 1870-1920». Consultado el 1 de agosto de 2012. 
  84. Cañas Escalante, Alberto; Fernández Durán, Roberto; Fernández Escalante, Álvaro. Nuestros presidentes y jefes de estado 1821-1986. Litografía Trejos. 
  85. Araya Pochet, Carlos (2005). La historia del derecho constitucional costarricense. ISBN 9968-31-387-4. 
  86. Aguilar Bulgarelli, 2004, p. 173
  87. Aguilar Bulgarelli, 2004, p. 20-172
  88. Aguilar Bulgarelli, 2004, p. 174-187
  89. a b Oconitrillo García, 2004, p. 133
  90. Oconitrillo García, 2004, p. 131-133
  91. a b Oconitrillo García, 2004, p. 132
  92. a b «La Guerra Civil de Costa Rica». Consultado el 1 de agosto de 2012. 
  93. a b c d «La última guerra civil en Costa Rica». Consultado el 1 de agosto de 2012. 
  94. a b Molina y Palmer, 2011, p. 145
  95. Molina y Palmer, 2011, p. 146
  96. a b Molina y Palmer, 2011, p. 151
  97. Molina y Palmer, 2011, p. 148-149
  98. a b Molina y Palmer, 2011, p. 148
  99. a b Molina y Palmer, 2011, p. 152
  100. Molina y Palmer, 2011, p. 153
  101. Molina y Palmer, 2011, p. 154
  102. a b Molina y Palmer, 2011, p. 155
  103. Molina y Palmer, 2011, p. 156
  104. a b Molina y Palmer, 2011, p. 157
  105. Molina y Palmer, 2011, p. 158
  106. Molina y Palmer, 2011, p. 159
  107. a b Molina y Palmer, 2011, p. 166
  108. Molina y Palmer, 2011, p. 167-168
  109. Molina y Palmer, 2011, p. 165
  110. Molina y Palmer, 2011, p. 164
  111. La Nación (22 de febrero de 2006). «Oscar Arias gana las elecciones presidenciales de Costa Rica». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  112. La Nación (8 de mayo de 2006). «El fallo de la Sala Constitucional». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  113. La Nación (23 de septiembre de 2007). «Renuncia Kevin Casas». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  114. La Nación (23 de octubre de 2007). «Triunfo del SÍ ya es oficial». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  115. La Nación (6 de junio de 2007). «Costa Rica rompe relación con Taiwán e inicia con China». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  116. La Nación (de julio de 2011). «Comisión de Verdad de Honduras concluye que Zelaya fue derrocado por ‘golpe’». Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de enero de 2012. .
  117. AFP (3 de agosto de 2009). «Emisarios internacionales intentan reactivar plan de Arias para Honduras». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  118. La Nación (21 de julio de 2009). «Cancelación de romería rompe tradición de 227 años». Consultado el 24 de enero de 2012. .
  119. La Nación (12 de agosto de 2010). «Nada les preocupa más a los ticos que la inseguridad». Consultado el 24 de enero de 2012. .
  120. La Nación (27 de marzo de 2011). «Vía Caldera se construyó sin controles, pese a riesgos». Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de enero de 2012. .
  121. La Nación (17 de agosto de 2011). «Incierta capacidad de puente de la "platina" para resistir sismos». Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de enero de 2012. .
  122. Ross, Amy; Díaz, Luis E: Primer día de huelga le costó a Caja ¢400 millones[1]. La Nación, 20 de julio de 2010. Consultado 18 de agosto de 2010
  123. La Nación (27 de marzo de 2011). «Comunión de identidades para estrenar una joya». Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de enero de 2012. .
  124. «Aprobado TLC con China en el Congreso». 31 de mayo de 2011. Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de enero de 2012. .
  125. «Dos europas reciben el acuerdo de asociación con Costa Rica». .
  126. «Presidente Solís pide a la Unión Europea ratificar Acuerdo de Asociación con Centroamérica». 
  127. «Solís y Merkel acuerdan apoyo del Gobierno alemán para crear vínculo entre educación y trabajo en Costa Rica». 
  128. «FAO premia a Bolivia, Costa Rica y R. Dominicana por reducir hambre». 
  129. «Costa Rica lidera la creación de empleos en América Latina». 
  130. La Nación (8 de marzo de 2011). «Cronología de la disputa fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua». Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de enero de 2012. 
  131. La Nación (1 de noviembre de 2010). «País solicita a OEA verificar incursión militar de Nicaragua». Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de enero de 2012. .
  132. La Nación (9 de marzo de 2011). «Corte de La Haya ordena despejar isla Calero de militares y policías». Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de enero de 2012. .
  133. Sequeira, Aaron (16 de diciembre de 2015). «Costa Rica logra victoria en La Haya: Corte reconoce soberanía sobre isla Calero». La Nación. Consultado el 17 de diciembre de 2015. 
  134. López, Ismael. «Nicaragua pierde casi 2.5 km² de humedales y debe pagar a Costa Rica». La Prensa. Consultado el 17 de diciembre de 2015. 
  135. http://web.archive.org/web/http://www.nacion.com/2013-05-13/Sucesos/zarela-villanueva-es-la-primera-presidenta-del-poder-judicial-en-200-anos.aspx
  136. Gobierno de Costa Rica. «Página web oficial del Tribunal Supremo de Elecciones». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  137. http://www.teletica.com/Noticias/29705-Sondeo-de-la-UCR-Araya-firme-Villalta-y-Guevara-se-reparten-lo-que-dejo-el-doctor.note.aspx
  138. http://www.elfinancierocr.com/blogs/poli-tica/Obama-visitas-presidentes-Estados_Unidos_7_273642636.html
  139. «Costa Rica restablece relaciones diplomáticas con Cuba». La Nación digital. 18 de marzo de 2009. Consultado el 18 de marzo de 2009. 
  140. http://www.informa-tico.com/content/news.aspx?id=3276
  141. http://www.elpais.cr/frontend/noticia_detalle/1/75456
  142. http://www.nacion.com/nacional/politica/Migracion-Gobierno-enfrenta-preguntas-respuestas_0_1555844428.html
  143. Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica. «Representaciones de Costa Rica en el extranjero». Consultado el 27 de septiembre de 2012. 
  144. Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (lista actualizada). «Lista de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas que son parte o signatarios en los diversos instrumentos de derechos humanos de las Naciones Unidas» (web) (en inglés). Consultado el 21 de octubre de 2009. 
  145. Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, vigilado por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
    # CESCR-OP: Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (versión pdf).
  146. Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, vigilado por el Comité de Derechos Humanos.
    # CCPR-OP1: Primer Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, vigilado por el Comité de Derechos Humanos.
    # CCPR-OP2: Segundo Protocolo Facultativo, destinado a abolir la pena de muerte.
  147. Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, vigilada por el Comité para la Eliminación de Discriminación Racial.
  148. Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas.
  149. Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, vigilada por el Comité para la Eliminación de Discriminación contra la Mujer.
    # CEDAW-OP: Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.
  150. Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, vigilada por el Comité contra la tortura.
    # CAT-OP: Protocolo Facultativo de la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. (versión pdf)
  151. Convención sobre los Derechos del Niño, vigilada por el Comité de los Derechos del Niño.
    # CRC-OP-AC: Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación en los conflictos armados.
    # CRC-OP-SC: Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía.
  152. Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares. La convención entrará en vigor cuando sea ratificada por veinte estados.
  153. Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, vigilado por el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
    # CRPD-OP: Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
  154. http://www.ifam.go.cr/Fechasregimen.aspx
  155. Instituto Nacional de Estadísticas y Censo de Costa Rica (2011). «Cifras preliminares: Población y vivienda». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  156. La Nación (20 de mayo de 2009). «Daños por terremoto de Cinchona superaron los ¢280.000 millones». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  157. «Estado de la biodiversidad de Costa Rica». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  158. Enciclopedia de Costa Rica, 2002, p. 34-36
  159. La Nación (29 de mayo de 2008). «Tormenta tropical ‘Alma’ golpea a Centroamérica». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  160. La Nación (18 de agosto de 2011). «Aludes y lluvias dejan 21 muertos y 19 desaparecidos». Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 24 de enero de 2012. 
  161. Rojas, Pablo (2 de enero de 2015). «Recuperación boscosa de Costa Rica ya comienza a asombrar en otras partes del mundo». CRHoy.com. Consultado el 3 de enero de 2015. 
  162. Gillis, Justin (2 de enero de 2015). «Restored Forests Breathe Life Into Efforts Against Climate Change». The New York Times. Consultado el 3 de enero de 2015. 
  163. «Costa Rica Deforestation Rates and Related Forestry Figures». Consultado el 2011. 
  164. «Biodiversidad en Costa Rica». Consultado el 2009. 
  165. a b UNESCO. «Lista del Patrimonio Mundial». Consultado el 24 de enero de 2012. 
  166. Alejandra Vargas, diario La Nación. «Mariposas ticas generan $1 millón al año». Consultado el 31 de marzo de 2013. 
  167. https://es.noticias.yahoo.com/blogs/cuaderno-de-ciencias/descubren-en-costa-rica-una-nueva-especie-de-rana-de-cristal-182945595.html
  168. Diario electrónico El País. «Costa Rica: Aprobadas reformas a Ley de Vida Silvestre, propuestas por iniciativa ciudadana». Consultado el 3 de octubre de 2012. 
  169. Shillinger, George L. (2008). «Persistent Leatherback Turtle Migrations Present Opportunities for Conservation» (pdf). PKoS Biology Julio de 2008 (en inglés) (San Francisco, Calif.: Public Library of Science) 6 (7): 1408-1416. doi:10.1371/journal.pbio.0060171. ISSN 1545-7885. Consultado el 9 de octubre de 2011. 
  170. Jorge Gamboa Elizondo, Programa Nacional de Humedales, Sistema Nacional de Áreas de Conservación. «Humedales». Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2015. Consultado el 12 de octubre de 2011. 
  171. Tacsan Chen, 2016, p. 34
  172. Bilbao, Beñat (4 de septiembre de 2014). «Las 10 economías más competitivas de América Latina y el Caribe». World Economic Forum. Consultado el 22 de marzo de 2015. 
  173. Revista Veja (31 de julio de 2008). «Os melhores grãos do mundo» (en portugués). Editora Abril. Consultado el 29 de julio de 2008.