United Fruit Company

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
United Fruit Company
1920UnitedFruitCompanyEntrance.jpg
Fachada de la entrada del viejo edificio United Fruit en la avenida St. Charles, Nueva Orleans, Luisiana, EE. UU..
Acrónimo UFCO
Tipo Privada
Industria alimentaria
Género frutera
Fundación 1899
Fundador(es) Minor Keith, Andrew W. Preston
Desaparición 1970
Sede central Nueva Orleans, Luisiana, Flag of the United States.svg Estados Unidos
Ámbito Iberoamérica y Estados Unidos
Presidente Samuel Zemurray
Productos frutas tropicales
Servicios ferrocarriles, vapores («Gran Flota Blanca»), producción agrícola
Divisiones
  • International Railways of Central America (IRCA)
  • Great White Fleet
Reestructuración Chiquita Brands International
Cronología
«Tropical Trading and Transport Company» y «Boston Fruit Company» UFCO
[editar datos en Wikidata]

La United Fruit Company (UFCO) (18991970), conocida como la frutera o el Pulpo, era una firma comercial multinacional estadounidense, fundada en 1899 que producía y comercializaba frutas tropicales (principalmente banano) cultivados en América Latina, y que se convirtió en una fuerza política y económica determinante en muchos países de dicha región durante el siglo XX, influyendo decisivamente sobre gobiernos y partidos para mantener sus operaciones con el mayor margen posible de ganancias, al extremo de auspiciar golpes de estado y sobornar políticos. Esta empresa es conocida por una disputa en el territorio de Colombia llamada la Masacre de las Bananeras en el año 1928. Tras su quiebra en la década de 1970, se reorganizó como «Chiquita Brands International».

Surgimiento[editar]

El empresario estadounidense Minor Keith se estableció en Costa Rica en 1871. Costa Rica era entonces un país con una economía casi exclusivamente agrícola, y Keith había empezado sus actividades empresariales dedicándose a los ferrocarriles, apoyando los negocios de su tío, el empresario de ferrocarriles Henry Meiggs hasta la muerte de éste en 1877.

En tanto el tráfico de pasajeros y mercancías en Costa Rica no era lo suficientemente rentable, Keith descubrió pronto que su ferrocarril podría usarse para transportar bananos para su exportación a EE. UU., reduciendo significativamente su costo de transporte, por lo cual en la década de 1880 se dedicó al negocio de siembra y exportación de plátanos comprando para ello vastas fincas agrícolas situadas a los costados de su vía férrea y creando la empresa «Tropical Trading and Transport Company» que años después controlaría gran parte de la producción de plátanos en Costa Rica, Guatemala y Nicaragua, Panamá y Honduras, además de piña y ciruelas), en plantaciones de América Central.

A cambio de negociar con banqueros de Gran Bretaña nuevas condiciones de pago de la deuda externa de Costa Rica, Keith logró que en 1884 el gobierno de dicho país, presidido por Próspero Fernández Oreamuno, le otorgara una gran concesión de casi 800 hectáreas de tierra cultivable. Poco después las propiedades de Keith abarcaban grandes extensiones de Centroamérica y el Caribe donde la empresa era conocida como «Mamita Yunai» (nótese que «Yunay» es una deformación al español del término inglés «United»). Éstas frutas eran vendidas en Estados Unidos y Europa.

Pronto Keith amplió sus negocios a El Salvador, y Honduras, aprovechando que en el mercado estadounidense los frutos tropicales como el plátano alcanzaban altos precios al ser considerados bienes exóticos y de elevado costo para el público, mientras que en 1890 concluía la línea de ferrocarril para transportar dichos productos. No obstante, Keith quedó endeudado ante la banca de Nueva York sufriendo la bancarrota en 1899 y debió buscar un socio con suficiente capital para sostener su negocio.

La United Fruit Company o UFCO nació así en 1899, cuando Minor Keith tuvo que fusionar su empresa «Tropical Trading and Transport Company» con una importante compañía competidora: la «Boston Fruit Company» de su compatriota Andrew W. Preston.

Apogeo[editar]

Edificio que albergó la sede central de la United Fruit Company en Nueva Orleans.

Keith y Preston se repartieron los cargos de presidente y vicepresidente de la UFCO, complementando sus respectivas empresas pues Preston poseía una vasta flota de buques mercantes (conocida como la «Gran Flota Blanca» o «Great White Fleet») así como contactos de gran importancia en los mercados del norte de EE. UU., junto con plantaciones en islas del Caribe. Por su parte, Keith aportaba extensiones de cultivo mucho más vastas que poseía hace años en América Central, una amplia red de ferrocarriles en dichas regiones y además su dominio de los mercados de frutas del Sur de EEUU, lo cual hacía la fusión muy atractiva también para Preston.

Residencia de Samuel Zemurray en Nueva Orleans, tras trasladar la sede de la UFCO a esa ciudad.

La empresa resultante, la «United Fruit Company», empezó a comprar acciones de empresas rivales por consejo de su asesor legal, el abogado Bradley Palmer, ofreciendo a sus competidores acceso al 80% del mercado de frutas tropicales de Estados Unidos (que las extintas «Tropical Trading and Transport Company» y «Boston Fruit Company» ya controlaban), logrando así dominar el accionariado de 14 empresas rivales y obteniendo así un casi monopolio del mercado de frutos tropicales en el sur de EE.UU.

Hacia 1930 la UFC había logrado absorber a unas 30 empresas estadounidenses en América Central, creciendo aún más su poderío económico y penetración financiera en la región, habiendo sido su última adquisición en 1930 la empresa Cuyamel Fruit Company del estadounidense Samuel "Sam" Zemurray.

No obstante, debido a la Gran Depresión de 1929 y el estancamiento del mercado de frutas tropicales en EE.UU., el valor de las acciones de la «United Fruit Company» empezó a disminuir aceleradamente. Al reducirse el valor de mercado de la empresa, Zemurray lanzó una oferta hostil contra «United Fruit Company» en 1933 y compró la mayor parte de acciones de dicha empresa, tomando Zemurray el control pleno sobre ella.

Sam Zemurray trasladó la sede central de United Fruit Company a Nueva Orléans, desde la cual se dirigiría todas las operaciones agrícolas y comerciales en el extranjero, y fue desde mediados de la década de 1930 cuando la UFC alcanzó su mayor poderío financiero y político en América Central.

Operaciones en América Central[editar]

Desde su fundación en 1899 la UFCO ya era propietaria de grandes extensiones de tierras dedicadas al cultivo del plátano, destinado casi en su totalidad a la exportación al mercado de Estados Unidos, aunque posteriormente fue diversificando sus cultivos de frutas. Inclusive, aprovechando su poderío financiero la «frutera» había establecido la primera gran red ferroviaria de Guatemala y El Salvador, administrando junto con ello el servicio postal guatemalteco desde 1908, aunque dicha vía férrea era destinada casi exclusivamente al transporte de frutas en sus inicios; posteriormente esta red ferroviaria fue transformada en un monopolio con autorización del gobierno guatemalteco.

Un mecanismo ampliamente utilizado por la UFCO era comprar a precios bajos grandes cantidades de tierras en América Central. Esto era una herramienta para evitar que surgieran competidores y mantener así un monopolio sobre la producción de plátanos, inclusive conservando extensas zonas agrícolas sin cultivar bajo pretexto que sequías o huracanes le obligaban a mantener «en reserva» grandes extensiones de terreno sin usar.

Mapa de rutas de la «Gran Flota Blanca» de la «United Fruit Company», la cual tenía el monopolio de transporte de carga y personas en muchos de los países latinoamericanos.

No obstante, los detractores de la empresa sostuvieron que la finalidad de esta compra masiva de tierras era evitar una sobreproducción capaz de reducir los precios del plátano, eliminar competidores del mercado; otra meta era forzar a que los campesinos más pobres abandonaran el cultivo en pequeñas propiedades individuales y se tornaran en «peones» de la UFCO, como mano de obra muy barata debido a los sueldos artificialmente bajos que abonaba la UFCO. Tal política implicaba una oposición frontal de la «United Fruit Company» a todo tipo de reparto de tierras en Centroamérica, inclusive si tales repartos afectaban a sus fincas que llevaban varios años sin cultivar.

De igual forma otra preocupación constante de la empresa era mantener unos reducidos costos tributarios y laborales, siendo acusada de sobornar masivamente líderes políticos de América Central para liberarse de toda presión de pago de impuestos y obtener beneficios y exenciones de tributos, así como para obtener de las autoridades locales un "trato preferencial" en cuanto a aranceles a cambio que la UFCO financiara diversos regímenes de toda especie, siempre que éstos cuidaran en simultáneo de los intereses de la empresa.

La reducción de costos afectaba también los salarios de los peones agrícolas que eran mantenidos bastante bajos por la UFCO con ayuda de las autoridades nacionales de cada país, criticadas frecuentemente por emitir leyes solo para "satisfacer" a la «estructura de costos» de la «United Fruit Company» sin importar el destino de los peones locales. Del mismo modo, una preocupación de la UFCO era impedir toda formación de sindicatos de trabajadores y reprimir violentamente toda protesta laboral, contando para esto con el decidido apoyo de las autoridades locales de cada país, dependientes del dinero aportado por la UFCO en tributos y sobornos. Durante el gobierno del primer presidente civil de Guatemala, licenciado Manuel Estrada Cabrera (1898-1920), la UFCO se convirtió en la principal fuerza económica de Guatemala, con grandes concesiones otorgadas por el gobierno ya que Estrada Cabrera tenía acciones en la compañía, y además le interesaba obtener el apoyo norteamericano para evitar un posible ataque de la flota británica (lo cual era muy posible debido a las deudas que dejara su antecesor, el general Reyna Barrios tras el fracaso de la Exposición Centroamericana); en cuanto a la política exterior de los Estados Unidos para Centro América consistía en mantener gobiernos afines y los más pacíficos posible para facilitar la construcción del canal interoceánico que primero estuvo planificado para Nicaragua, luego en Colombia y por último en Panamá, tras la Separación de Panamá de Colombia; esta política económica norteamericana fue conocida como el «Gran Garrote de las Guerras bananeras de Teddy Roosevelt» [a] y sus operaciones contaron frecuentemente con el respaldo militar de los Marines de los Estados Unidos.[1]

Caricatura de la política del «Gran Garrote» (del inglés «Big Stick») del gobierno del presidente estadounidense Theodore Roosevelt, que mantuvo a todos los países del Caribe bajo un dominio férreo a fin de que la construcción del Canal de Panamá ocurriera sin problemas.

Posiblemente, el oficial militar más activo de las Guerras bananeras haya sido el Mayor General del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos Smedley Butler[b] quien en 1935 escribió en su famoso libro «La guerra es un latrocinio»[2] [3] [4] [5]

«He servido durante 30 años y cuatro meses en las unidades más combativas de las Fuerzas Armadas estadounidenses: en la Infantería de Marina. Tengo la sensación de haber actuado durante todo ese tiempo de bandido altamente calificado al servicio de las grandes empresas de Wall Street y sus banqueros. En otras palabras, he sido un pandillero al servicio del capitalismo. De tal manera, en 1914 afirmé la seguridad de los intereses petroleros en México, Tampico en particular. Contribuí a transformar a Cuba en un país donde la gente del National City Bank podía birlar tranquilamente los beneficios. Participé en la "limpieza" de Nicaragua, de 1902 a 1912, por cuenta de la firma bancaria internacional Brown Brothers Harriman. En 1916, por cuenta de los grandes azucareros estadounidenses, aporté a la República Dominicana la "civilización". En 1923 "enderecé" los asuntos en Honduras en interés de las compañías fruteras estaodunidenses. En 1927, en China, afiancé los intereses de la Standard Oil. Cuando miro hacia atrás considero que pude haber dado a Al Capone algunas sugerencias. Él, como gángster, operó en tres distritos de una ciudad. Yo, como Marine, operé en tres continentes.»

Gracias a las concesiones otorgadas a extranjeros, para 1901 la UFCO[c] comenzó a volverse la fuerza principal en Guatemala, tanto política como económica. El gobierno se subordinaba a menudo a intereses de la Compañía (una de las principales de Centroamérica). La UFCO llegó a controlar más del 40% de la tierra cultivable del país y de otros países centroamericanos, así com también las instalaciones de los puertos (especialmente Puerto Barrios). Se debe recordar que la política económica norteamericana en ese momento estaba dirigida hacia el Canal de Panamá: con el canal en construcción desde 1903, su principal fin era asegurarse de una atmósfera pacífica y estable en toda la región centroamericana sin intervención de potencias europeas. Por esta razón hubo un incremento en las operaciones de empresas norteamericanas en Centroamérica, entre los que se incluyó el crecimiento exponencial de las operaciones de la «United Fruit Company».[1] Además, Estrada Cabrera también tenía otro motivo para acercarse a los Estados Unidos: el principal era que podía pedirle ayuda militar en caso de que Inglaterra enviara una flota militar para reclamar el pago de la deuda que Guatemala tenía con los bancos ingleses, y que se incrementó luego del gobierno de Barrios y, especialmente, tras el fracaso de la Exposición Centroamericana de 1897.[1]

Otro de los países que intento influir en la política de Guatemala durante el gobierno de Estrada Cabrera fue México, que estaba gobernado por el general Porfirio Díaz y que estaba preocupado por la creciente presencia norteamericana, la cual se había incrementado desde la guerra con España por Cuba en 1898 y luego con la ayuda militar durante la Separación de Panamá de Colombia que les permitió a los norteamericanos construir el Canal de Panamá. Díaz y el resto de presidentes de la región veían con preocupación como Estrada Cabrera se había plegado a los intereses norteamericanos[1]

El monopolio de exportación de plátano y las necesidades de la UFCO de asegurarse un «ambiente favorable de negocios» motivaron que esta empresa necesariamente se envolviera en la política doméstica de los países de América Central, apoyada por su condición de mayor empleador de la región con el impacto que esto generaba en la sociedad, imponiendo su influencia sobre los gobiernos de la zona para que éstos emitieran leyes favorables a las intereses y necesidades de la UFCO.

Asimismo, aunque los tributos que la UFCO pagaba eran muy bajos, constituían la mayor parte de los ingresos por exportación que percibían los gobiernos de América Central, que se mantenían así preocupados en mantener una relación "amistosa" con United Fruits Company. La participación de la UFCO en los monopolios de ferrocarriles y correos aumentaban el poder de la empresa, que con el control de estas dos indispensables vías de comunicación podía fácilmente presionar y amenazar a las autoridades locales o estatales que se mostrasen «poco colaboradoras» con la empresa.

Estudio de la civilización maya[editar]

El lado de una estela, dividido en paneles cuadrados con jeroglíficos esculpidos
Una compleja figura jeroglífica en el lado oeste de la Estela D de Quiriguá[6]

En 1910, la United Fruit Company recibió el sitio arqueolígico de Quiriguá y toda la tierra en los alrededores para la producción de plátano por intermedio de una generosa concesión otorgada por el gobierno de Estrada Cabrera.[7] La frutera reservó treinta hectáreas alrededor del centro ceremonial y las clasificó como parque arqueológico, dejando así una isla de selva entre las plantaciones.[8] Trabajo arqueológico fue realizado de 1910 a 1914 por Edgar Lee Hewett y por el espía de la Oficina Naval de Inteligencia norteamericana y arqueólogo Sylvanus Morley de la Escuela de Arqueología Americana en Santa Fe,[8] y réplicas de yeso de las estelas de Quiriguá hechas con los moldes de Hewitt fueron exhibidas en la Exposición Panamá-California de 1915 en San Diego, California.[8] [d] [9] Finalmente, el Instituto Carnegie llevó a cabo varios proyectos en Quiriguá desde 1915.[8] [10]

Excursión a Quiriguá en 1923[11]
Cobertizo de un monumento
Detalle de un monumento
Artista argentina Berta Singerman
Visitantes observando una estela.
Visitantes al pie de una estela
Imágenes tomadas durante una excursión organizada por la Academia de Geografía e Historia de Guatemala y patrocinada por la United Fruit Company a Río Dulce y Livingston.[11]

En 1953, se publicó en dos volúmenes el estudio realizado por Richard Woodbury and Aubrey S. Trik sobre las ruinas de Zaculeu, en Huehuetenango que fue patrocinado por la United Fruit Company.[12] De acuerdo a la introducción del trabajo, éste fue patrocinado por la frutera para «expresar su responsabilidad social y para mejorar el entendimiento entre ambas Américas». Los antropólogos que trabajaron en el proyecto manifestaron también su gratitud para con la UFCO por sus valiosas contribuciones al conocimiento de la arqueología mesoamericana.[12]

El proyecto de Zaculeu se realizó por dos razones: para ampliar el conocimiento sobre la prehistoria de los Mayas y para incrementar el flujo de turistas a Guatemala.[12] El sitio arqueológico se escogió por la facilidad de acceso al mismo y porque las ruinas se encontraban en un buen estado de conservación.[12]

International Railways of Central America (IRCA)[editar]

Mapa de los ramales ferroviarios en Guatemala y El Salvador, los cuales eran propiedad de la IRCA, la subsidiaria de la UFCO que controlaba el ferrocarril en ambos países, mientras el único puerto en el Atlántico era controlado por la Great White Fleet, marina mercante también propiedad de la UFCO.

En 1904 socios de Minor Keith, quien ya había construido algunas líneas férreas en Centro América, empezaron a ganar control de varios ramales de ferrocarril en Guatemala y en El Salvador, gracias a generosas concesiones de los presidentes de ambos países; en ese mismo año, se incorporó la compañía «International Railways of Central American (IRCA)» se incorporó en el estado estadounidense de Nueva Jersey, aun cuando los diferentes ramales ferroviarios continuaron funcionando independientemente.[13]

Expansión[editar]

El reporte anual de actividades de 1912, describe la consolidación de los diferentes ramales: el ferrocarril guatemalteco asumió el control de los ramales «Central», «Occidental» y el «de Ocós» en 1912, cuando la fuerza laboral de las oficinas generales y de la estación y talleres de Zacapa y la ciudad de Guatemala se consolidaron en los edificios de la Compañía Ferroviaria Central en Guatemala; la unión de todo esto recibió el nombre de «International Railways of Central America» (IRCA). A partir de ese momento, los trenes de Guatemala se conocieron como:

  • «Ferrocarril del Distrito del Atlántico»
  • «Ferrocarril del Distrito del Pacífico»: los antiguos ferrocarriles «Central», «Occidental», «Panamericano» y «de Ocós»
  • «Ferrocarril Panamericano» (en construcción por la «Compañía Ferrocarrilera Central»[13] )

El reporte anual también reportó la construcción de la línea entre La Unión y San Miguel en El Salvador y menciona que el director de la IRCA era William C. Van Horne, quien ya había ganado cierta reputación en el «Canadian Pacific Railroad».[e]

Keith tenía la idea de construir un ferrocarril «panamericano» que atravesara todas las repúblicas centroamericanas, y que se conectara a México con Panamá y eventualmente con la América del Sur. En estos momentos la construcción del Canal de Panamá estaba bastante avanzada, y los intereses norteamericanos en la región crecían. La IRCA impulsó la construcción de líneas férreas a lo largo de la costa del Pacífico, conectando con las líneas ya existentes, y proporcionando la conexión con México en Tecún Umán, en Guatemala.[f] Los mapas de este período muestran que había proyectos para conectar la línea Central de Guatemala desde Santa María en Guatemala a Santa Ana en El Salvador, en donde se conectaría con las línea férreas salvadoreñas; esta línea hubiera dado a El Salvador acceso directo a las líneas mexicanas, pero nunca se construyó. IRCA solo llegó a El Salvador por Zacapa, pero esta línea pasaba por muchas montañas y hacía impráctico cualquier intento de ferrocarril comercial con México.[13]

La conexión entre Zacapa y San Salvador se completó hasta en 1929; conectaba a las líneas que la IRCA ya tenía en ambos países, llegando hasta La Unión, desde donde se podía pasar a Nicaragua por medio de un ferry en el Golfo de Fonseca. Por su parte, la ruta directa de El Salvador a Puerto Barrios en el Atlántico justificaba lo caro de la construcción entre las montañas. Con este ramal en El Salvador, la IRCA había creado un imperio de carriles con línea angosta que se extendía desde México hasta el Golfo de Fonseca, y desde el Atlántico hasta el Pacífico, un sistema de más de ochocientas millas de línea férrea. Incluso, en 1930, la «United Press» reportó que con este ramal ya concluido, la travesía en tren más larga sin transbordos en Norteamérica iba desde Hudson Bay en Canadá hasta La Unión en El Salvador, un viaje de poco más de cinco mil millas.[13]

Documental fílmico sobre un viaje en tren de vapor en Guatemala en 2006:

Secciones Descripción
Parte 1 Salida de la Estación de «El Rancho»
Parte 2 Entrada a la Ciudad de Guatemala

La Gran Depresión[editar]

En 1933 la IRCA estaba en crisis: a pesar de que la línea era altamente rentable, la Gran Depresión hizo que repentinamente la IRCA no pudiera obtener financiamiento para la extensión de sus ramales en El Salvador; se produjo una crisis de liquidez cuando no había suficiente efectivo para pagar sus deudas a corto plazo y la compaña iba derecho a la bancarrota. Además existía otro problema: la United Fruit Company llegó a un acuerdo con el gobierno de Jorge Ubico en Guatemala para que la UFCO construyera un moderno puerto en «Concepción del Mar» en la costa del Pacífico guatemalteco, a cambio de una gran concesión de tierras para la plantación de bananos en Tiquisate. Se esperaba que los bananos se transportaran vía marítima a través del Canal de Panamá y, por si no fuera poco, se esperaba que un puerto con nuevas instalaciones atrajera mucho del rentable negocio del transporte del café, azúcar y banano que la IRCA había hasta entonces transportado hacia Puerto Barrios. La situación no pintaba bien para la IRCA.[13]

Pero la IRCA logró convencer a sus socios de la UFCO que el transporte transcontinental terrestre hasta Barrios era más eficiente que el transporte marítimo via Canal de Panamá; con esto la IRCA se salvó del desastre: tuvo más tráfico hacia Barrios, saliendo ahora de Tiquisate. Adicionalmente, la UFCO no solo salvó al ferrocarril de la bancarrota, sino que adquirió nuevo equipo para éste. El contrato con Ubico se renegoció, eliminando la construcción del puerto (pero manteniendo la jugosa concesión). En 1936 la IRCA y la UFCO firmaron un acuerdo por medio del cual la «frutera» pagó 2,6 millones de dólares de las obligaciones financiera del ferrocarril a cambio de obtener una pagaré por 1,75 millones de dólares más 186.00 acciones de IRCA. [13]

Declive[editar]

Después de esto, las cosas empezaron a decaer para el ferrocarril. El último año que IRCA reportó una ganancia fue en 1957. En 1959, la carretera al Atlántico desde la Ciudad de Guatemala hasta Puerto Barrios fue inaugurada, lo que dio como resultado que los camiones hicieran que el tren bajara sus precios, además de que perdió mucha clientela. Y en 1964, debido a un huracán y a enfermedades de los árboles, cerró su extensa operación en Tiquisate, dejando a IRCA sin el 10% de sus ganancias.[13]

Bluefields Steamship Company[editar]

En Nicaragua, la producción del banano de exportación inicialmente se desarrolló en la Costa Atlántica: la United Fruit Company se estableció en 1899 con su sucursal la «Bluefields Steamship Company» en las proximidades de Bluefields, pero en 1911 decidió retirarse de Nicaragua ya que su explotación de banano en la Costa Atlántica no resultó exitosa. La «Standard Fruit Co.» de Nueva Orleans entró en su lugar, pero terminó retirándose también por lo insalubre de la región.[14]

En 1960 la UFCO regresó a invitación del Instituto Nicaragüense de Fomento Nacional (INFONAC) y esta vez se instaló en el litoral del Pacífico. Pero en 1965 esta compañía se retiró nuevamente aduciendo que «no disponía de tecnología adecuada, que la actividad no le era rentable y que Nicaragua proveía escasa asistencia técnica»; sin embargo, la verdadera razón de la salida de UFCO en 1965 fue que no llegó a un acuerdo con el gobierno sobre el precio del banano. El instituto demandaba un precio mayor por la producción exportada, lo cual no fue aceptado por la United Fruit Company. El INFONAC se hizo cargo de la comercialización y producción del banano, pero por su inexperiencia fracasó y decidió llamar nuevamente a la Standard Fruit para que se hiciera cargo de la producción bananera.[14]

Compañía Bananera de Costa Rica[editar]

Los ricos suelos aluviales de esta región de El Palmar Sur en Costa Rica facilitaron la agricultura histórica desde 1930. La UFCO había dominado esta región meridional con plantaciones de banano desde 1920 en Parrita y Quepos, y entró en Palmar Sur en la década de 1930 bajo el nombre de «Compañía Bananera de Costa Rica» en un esfuerzo por evitar la legislatura antimonopolio.[15]

Chiriquí Land Company[editar]

El «ferrocarril de Chiriquí» fue un antiguo ferrocarril que sirvió a la provincia de Chiriquí, Panamá durante gran parte del siglo xx. Tenía cuatro ramales que partían desde la estación principal ubicada en la ciudad de David, capital de la provincia hacia La Concepción.[g] La suma de todas las líneas era de 81 kilómetros. El proyecto de un ferrocarril por la provincia fue gestado por el presidente Pablo Arosemena en 1911 para conectar la ciudad de Panamá con David, con un ramal hacia la provincia de Los Santos, pero no se concretó por el excesivo presupuesto. Posteriormente, durante la presidencia de Belisario Porras a través de la ley 20 del 19 de febrero de 1913 se inician los estudios de factibilidad de un ferrocarril provincial bajo el contrato de la empresa estadounidense R.W. Heabard.[16] Las obras comenzaron el 23 de abril de 1914 y fue inaugurado por el presidente Porras el 22 de abril de 1916, con un presupuesto de 21 millones de dólares. En 1928, bajo la presidencia de Rodolfo Chiari, se extiende la ramal de La Concepción hasta el pueblo de Puerto Armuelles y se construye una estación. Posteriormente, la empresa Chiriqui Land Company, filial de la United Fruit Company, consiguió que el gobierno construyera más ramales que pudieran transportar sus cosechas de banano. El ferrocarril de Chiriquí llegó a ser el único medio de transporte de la provincia previa a la construcción de la carretera Panamericana, y comenzó a decaer tras la construcción de la carretera que conecta Puerto Armuelles con la carretera Panamericana en 1970.[17]

La Gran Flota Blanca (Great White Fleet)[editar]

Anuncio publicitario de la Gran Flota Blanca de la UFCO en 1916.
USS Taurus, Construido como «San Benito» en 1921, fue quizá el primer buque mercante turbo-eléctrico del mundo.
SS «Abangarez», 1945

El nombre de «Great White Fleet» se inició cuando en 1907 el presidente Theodore Roosevelt envió a varios buques de guerra a un viaje de buena voluntad en circunvalación por el mundo, tras la victoria en su guerra contra España en 1898; los buques estaban pintados de blanco y no de gris, como el resto de la Armada norteamericana. Luego, cuando la United Fruit Company empezó a pintar sus buques de blanco para mejorar las condiciones del banano que transportaban, se le empezó a conocer a su flota como la «Gran Flota Blanca».[18] Tras la quiebra de la United Fruit Company y su reorganización en Chiquita Brands International la Flota Blanca pasó a formar parte de esta última y continúa transportando fruta y otros bienes desde los países latinoamericanos con el nombre de «Great White Fleet Liner Service, LTD».

Buques de la Great White Fleet[18] [19]
Buque Año de
adquisición
Descripción
«Admiral Dewey» 1899 Buques mercantes de la Armada de los Estados Unidos que fueron decomosionados después de la Guerra contra España. Cada uno llevaba cincuenta y tres pasajeros y treinta y cinco mil racimos de banano.
«Admiral Schley»
«Admiral Sampson»
«Admiral Farragut»
«Venus«» 1903 Primer buque mercante refrigerado de la UFCO.
«San Jose» 1904 Primeros transportes bananeros construidos con las especificanos de la «frutera». El «San Jose» y el «Esparta» fueron hundidos por submarinos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.
«Limon»
«Esparta»
«Atenas» 1909 Transporte bananero, parte de un lote de trece buques de 5 000 toneladas construido en Irlanda.
«Pastores» 1912 Crucero de 7 241 toneladas.
«Calamares» 1913 Transporte bananero de 7 622 toneladas
«Toloa» 1917 Transporte bananero de 6494 toneladas
«Ulua»
«San Benito» 1921 Transporte bananero de 3724 toneladas
«Mayari»
«Choluteca»
«La Playa» 1923 Transporte bananero
«La Marea» 1924 Transporte bananero de 3689 toneladas diesel-eléctrico y luego se convirtió en el «Darien» de 4281 toneladas en 1929–31[20]
«Telda» 1927 Transportes bananeros
«Iriona»
«Castilla»
«Tela»
«Aztec» 1929 Transporte bananero
«Platano» 1930 Transportes bananeros turboeléctricos
«Musa»
«Jamaica» 1932 Paquebote turbo-eléctrico de carga y pasajeros de 6 968 toneladas
«Chiriqui» Paquebotes turbo-eléctrico de carga y pasajeros de 6 963 toneladas
«Talamanca»
«Veraqua» Paquebotes turbo-eléctrico de carga y pasajeros de 6 982 toneladas
«Quiriqua»
«Antigua» Paquebote turbo-eléctrico de carga y pasajeros que se utilizaba para cruceros de dos semanas a Cuba, Jamaica, Colombia, Honduras y el Canal de Panamá.
«Oratava» 1936 Buque mercante para transporte de banano
«Comayagua» 1946 Buques mercantes para transporte de banano
«Junior»
«Metapan»
«Yaque»
«Fra Berlanga»
«Manaqui» 1946 Buque mercante para transporte de azúcar
Vista de la «Gran Flota Blanca» de la «United Fruit Company» en los muelles de Nueva Orleans, en 1910.
Vista de la «Gran Flota Blanca» de la «United Fruit Company» en los muelles de Nueva Orleans, en 1910.

La Gran Flota Blanca existe en la actualidad, es manejada por Chiquita Brands International, pero ya no tiene el monopolio del que una vez disfrutó. Ahora compite con otras navieras por el transporte de las frutas desde los destinos de Iberoamérica.

Buque mercante frutero de la compañía «Dole», la cual compite en la actualidad con la «Gran Flota Blanca».

Abusos de la UFCO en Hispanoamérica[editar]

El modus operandi de la UFCO fue expuesto en la siguiente conversación que aparece en la obra de teatro El tren amarillo por el autor guatemalteco -y exministro de educación y embajador de los gobiernos revolucionarios de Juan José Arévalo y Jacobo Arbenz Guzmán- Manuel Galich. En esta escena, Mr. Whip es el gerente de la UFCO en un país latinoamericano, Mr. Bomb es el presidente de la casa matriz en Nueva Orleans y Bracamoente es un personaje modelado en base al general guatemalteco José María Orellana:
  • Mr. Whip: «Todos los rivales aplastados. Es nuestra, exclusivamente nuestra esa riqueza inagotable. Solos, solos en el Caribe fecundo. Las rutas abiertas a nuestro avance, hacia el infinito. Gracias a nuestros ferrocarriles.»
  • Mr. Bomb: «Mejor dicho a nuestras finanzas, Mr. Whip.»
  • Mr. Whip: «Buenas tardes, Mr. Bomb.»
  • Mr. Bomb: «Las finanzas son una suerte de magia extraordinaria. Un montón de papeles viejos se transforman en millones de dólares. He aquí como. Este montón de papeles son los bonos de una vieja deuda del Gobierno, la cual no ha pagado ni el principal, ni los intereses. Naturalmente no valen nada y por nada los hemos comprado nosotros, los tenedores. Proponemos una ventajosa operación al Gobierno, que éste acepta razonablemente: consolidar de la deuda. Gran beneficio para el deudor y bonos nuevos para nosotros. Como financiadores de la consolidación cobramos los gastos de ésta. Y como tenedores de los nuevos bonos cobramos dos años anticipados de intereses. ¿Cómo? Con los propios bonos de la nueva emisión. Honorable, lícito y ventajoso para el gobierno. Intereses posteriores se garantizarán, por ejemplo pignorándose los ingresos de las Aduanas. Ahora bien, a cambio del inapreciable servicio de la consolidación, el Gobierno autoriza la constitución de una Compañía, que concluya el ferrocarril. Las acciones e esa Compañía se distribuyen en tres partes. Una, para los contratistas del ferrocarril, que somos nosotros, por su trabajo. Otra para los tenedores de la antigua deuda, por los intereses que se les adeudaban, que también somos nosotros. Y otra parte para el Gobierno por haber construido casi todo el ferrocarril. A cada uno lo suyo. ¡Somos acreedores de la deuda y dueños del sesentiséis por ciento de las acciones del ferrocarril! ¡Se nos ha traspasado el ferrocarril, sin reclamo, ni gravamen alguno! Eso comprende el muelle, las propiedades, el material rodante, los edificios, las líneas telegráficas, los terrenos, las estaciones, los tanques y los hombres. Miles de hombres para hace rodar el ferrocarril. Exenciones de impuestos de importación de cuanto necesitamos para el ferrocarril. A los noventinueve años lo devolveremos. Pero no gratis. Ya habrá transportado millones de toneladas de banano, lo que se traduce en miles de millones de dólares para la Compañía. He aquí lo que importa un montón de papeles viejos de una vieja deuda externa. Y además, una página en la historia para el Gobierno que consolidó la deuda pública y construyó el ferrocarril para felicidad de la Nación. ¿Ha visto?»
  • Mr. Whip: «¡Es admirable!»
  • Mr. Bomb: «Le corresponde a usted el otro frente. Diríamos el administrativo, por llamarlo de algún modo. Y lo hace muy bien. Me felicito, míster, de haberlo descubierto hace diez años. Su conocimiento de estas tierras y de los hábitos del país han sido una valiosa contribución al éxito. Por eso es usted un alto funcionario y un fuerte accionista.»
  • Mr. Whip: «¡Asombroso, Mr. Bomb!»
  • Mr. Bomb: «Pero todo eso hay que conservarlo y engrandecerlo, Mr. Whip. El Pacífico nos espera. ¿Qué hace falta?»
  • Mr. Whip: «Que no haya ni una voz en contra. Ni un diputado, ni un diario, nada.»
  • Mr. Bomb: «Instaure un gobierno más enérgico. Usted tiene al hombre.»
  • Mr. Whip: «¿Quién?»
  • Mr. Bomb: «Ese que da órdenes por teléfono.»
  • Mr. Whip: «¿Bracamonte? Imposible. Es analfabeto.»
  • Mr. Bomb: «En un país de analfabetos, el Presidente debe ser un analfabeto. Inobjetablemente democrático.»
  • Mr. Whip: «¿Y la opinión internacional?»
  • Mr. Bomb: «¿La opinión internacional? ¡Qué cosas se le ocurren! Usted necesitas unas vacaciones, Míster Whip. No le hace bien a la mollera el sol del trópico. ¿Ignora usted que nuestras cadenas de diarios son tan poderosamente mágicas como las finanzas? Bracamonte analfabeto se convierte en Bracamonte patriota ilustre. ¡Es un truco de aficionados, míster Whip! Póngale en las manos la bandera del Partido Liberal.»
  • Mr. Whip: «Es el que está en el poder.»
  • Mr. Bomb: «Entonces póngale la del Conservador. Siempre habrá una razón democrática. Adelante míster Whip. Usted es el dueño del futuro.» El frente de las finanzas y el de las noticias están en nuestras manos. Haga usted lo suyo, míster Whip.»
  • Mr. Whip: «OK. - hablándole a Bracamonte- Coronel, ¿le gustaría ser Presidente?»
Manuel Galich
El tren amarillo, drama del Caribe en tres actos
Buenos Aires, 8 de agosto de 1954[21]

Diversas actuaciones en América Latina fueron notorias en la historia de la UFCO:

Argentina Bandera de Argentina[editar]

En 1948 el embajador estadounidense en Argentina, Spruille Braden, conocido por su intervención durante las elecciones argentinas de 1946 -donde requirió públicamente a los votantes argentinos a no votar por Juan Domingo Perón-, percibió un sueldo para cabildear en nombre de la compañía en América Central.

Colombia Bandera de Colombia[editar]

Líderes de la huelga de los trabajadores en las plantaciones bananeras colombianas en 1928. De izquierda a derecha: Pedro M. del Río, Bernardino Guerrero, Raúl Eduardo Mahecha, Nicanor Serrano y Erasmo Coronel.

En Colombia en 1928, donde ante las protestas de los trabajadores agrícolas [h] demandando mejoras laborales en la ciudad de Ciénaga, la «United Fruit Company» logró que las Fuerzas Militares de Colombia reprimiesen la manifestación con disparos, asesinando cerca de mil ochocientos trabajadores colombianos.[22] Es lo que se conoce como la «Masacre de las Bananeras», denunciada en el Congreso colombiano por Jorge Eliécer Gaitán e inmortalizada por Gabriel García Márquez en el momento cúspide de su famosa novela Cien Años de Soledad[23] [24] ; quien ostentaba en ese sangriento suceso la presidencia de Colombia era el político conservador Miguel Abadía Méndez.[22] Así también, la primera novela del escritor Álvaro Cepeda Samudio, La Casa Grande, se centra en este evento, ya que el propio autor vivía en las cercanías de donde ocurrió el suceso.

El general Cortés Vargas, quien dio la orden de disparar, se defendió posteriormente aduciendo que dio la orden porque le habían informado que había barcos de la Marina estadounidense listos para desembarcar en las costas colombianas para defender al personal norteamericano y los intereses de la United Fruit Company. Vargas habría dado la orden para evitar que los Estados Unidos invadieran Colombia. Esta postura fue fuertemente criticada por el Senado, especialmente por Jorge Eliécer Gaitán, quien argumentó que las mismas balas que mataron a los trabajadors desarmados se podrían haber utilizado contra el enemigo invasor.[cita requerida]

La embajada de los Estados Unidos en Bogotá envió los siguientes comunidados al Departamento de Estado de su país:

Fecha Información
5 de diciembre de 1928 «He estado siguiendo la huelga frutera de Santa Marta por intermedio de los representates de la United Fruit Company aquí; además, por intermedio del Ministro de Relaciones Exteriores quien el sábado me dijo que el gobierno enviaría tropas adicionales y arretaría a todos los líderes de la huelga y los transportaría a la prisión en Cartagena; que el gobierno prestaría protección adecuada a los intereses estadounidenses involucrados.»[25]
7 de diciembre de 1928 «La situación en las afueras de la ciudad de Santa Marta es muy seria sin lugar a dudas: las zonas de las afueras están en franca revuelta; los militares, que tienen órdes de "no reparar en gasto de municiones", ya han asesinado y herido a cerca de cincuenta obreros en huelga. El gobierno esta hablando ahora de una ofensiva general contra los huelgueros tan pronto como los buques de guerra que se encuentra ahora en camino arriben a principios de la semana próxima».[26]
29 de diciembre de 1928 «Tengo el honor de reportar que el consejero legal de la United Fruit Company aquí en Bogotá dijo ayer que el número total de obreros en huelga muertos por las autoridades del ejército colombiano durante los disturbios recientes ascendió a quinientos o seiscientos; mientra que el número de soldados muerte fue uno».[27]
16 de enero de 1929 «Tengo el honor de reportar que el representante de la United Fruit Company en Bogotá me dijo ayer que el número total de obreros en huelga muertos por el ejército colombiano superó el millar».[28]

Costa Rica Bandera de Costa Rica[editar]

Muerte de Antonio Saldaña en 1910[editar]

Antonio Saldaña fue un cacique bribri y último rey de Talamanca en Costa Rica. Se opuso a la operación de la frutera en sus tierras. Murió envenenado en 1910, y varias versiones apuntan a que murió por instrucciones de los personeros de la UFCO.[29]

Huelga bananera de 1934[editar]

Esta huelga ocurrió en el Puerto González Víquez, siendo uno de sus líderes el escritor comunista costarricense Carlos Luis Fallas.[30] El poeta chileno Pablo Neruda, premio Nobel de Literatura, contribuyó a la divulgación de la obra Mamita Yunai del costarricense Carlos Luis Fallas y a la fama de la misma al dedicar un poema a «Calero, trabajador del banano», uno de los personajes de Mamita Yunai, en su Canto general.[31]

«No te conozco. En las páginas de Fallas leí tu vida,
gigante oscuro, niño golpeado, harapiento y errante.
De aquellas páginas vuelan tu risa y las canciones,
entre los bananeros, en el barro sombrío, la lluvia y el sudor.
¡Qué vida la de los nuestros, qué alegrías segadas,
qué fuerzas destruidas por la comida innoble,
qué cantos derribados por la vivienda rota,
qué poderes del hombre deshechos por el hombre!
Pero cambiaremos la tierra. No irá tu sombra alegre
de charco en charco hacia la muerte desnuda.
Cambiaremos, uniendo tu mano con la mía,
la noche que te cubre con su bóveda verde.
(Las manos de los muertos que cayeron
con estas y otras manos que construyen
están selladas, como las alturas andinas
con la profundidad de su hierro enterrado.)
Cambiaremos la vida para que tu linaje
sobreviva y construya su luz organizada».
—Tomado de: Neruda, P., Canto general,
poema XV del canto octavo «La tierra se llama Juan:
Calero, trabajador del banano» (Costa Rica, 1940)[31]

Cuba Bandera de Cuba[editar]

En Cuba la UFCO era una de las compañías estadounidenses que controlaban la producción de azúcar y que fueron expulsadas en 1959, tras el triunfo de la revolución cubana. Un año más tarde, el 1 de enero de 1960, el gobierno comunista cubano nacionalizó todas las posesiones de la frutera sin derecho a compensación. Ante ello la UFCO ofreció algunos de sus barcos a los exiliados cubanos que intentaron derrocar a Fidel Castro en la fallida Invasión de Bahía de Cochinos de 1961, pero la oferta no fue aceptada por el gobierno de Kennedy.

Guatemala Bandera de Guatemala[editar]

Concesiones a cambio de financiamiento[editar]

En 1904, como parte de la política del gobierno de Theodore Roosevelt para lograr un ambiente pacífico en la región centroamericana durante la construcción del Canal de Panamá, las empresas norteamericanas empezaron a buscar negocios con los países centroamericanos. Una de ellas fue la United Fruit Company, la cual consiguió grandes concesiones del gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera a cambio de financiamiento para su gobierno.

Instalaciones de la United Fruit Company en Izabal en 1923[10]
Estación de la IRCA en Quiriguá
Instalaciones de la UFCO en Izabal
Estación de la IRCA en las instalaciones de la UFCO
Vapor de la Great White Fleet en Puerto Barrios
Instalaciones de Puerto Barrios
Imágenes tomadas durante una excursión organizada por la Academia de Geografía e Historia de Guatemala y patrocinada por la United Fruit Company a Río Dulce y Livingston.[10]

Conato de huelgas en Izabal[editar]

Presidente guatemalteco, general José María Orellana y su ministro de Guerra. general Jorge Ubico Castañeda. Fotografía de 1922.[32]

A mediados de 1924, los portuarios de Puerto Barrios, claves para la exportación de banano y para las importaciones a Guatemala, demandaron la jornada de 8 horas y aumento de sus salarios. La UFCO se negó a aceptar y no cedió; los trabajadores entonces se fueron a la huelga, a la cual se solidarizaron todos los trabajadores de las fincas de la frutera. La UFCO pidió ayuda al gobierno del general José María Orellana[i] que actuó con rapidez: tropas fueron enviadas a imponer el orden en Barrios; el choque fue brutal, saldándose con muerte y heridos entre los obreros. La huelga tardó veintisiete días, pero la represión logró acabarla: veintidós dirigentes fueron encarcelados y luego expatriados.[33]

A finales de 1924, los trabajadores de la «International Railways of Central America» (IRCA) demandaron la reducción de horas de trabajo, el aumento de salario y el respeto para su organización «Sociedad Ferrocarrilera». Una vez más, la «frutera» (propietaria de la IRCA) se negó rotundamente a aceptar estas demandas y movilizó al gobierno de Orellana para reprimir violentamente la huelga de cinco mil trabajadores.[33]

Intento de soborno al presidente Arévalo[editar]

Terminal de la IRCA y de la Great White Fleet en el Puerto de San José, Escuintla en la década de 1940.

El 17 de noviembre de 1948, arribó a Guatemala el nuevo embajador de Estados Unidos, Richard Patterson. Los enemigos políticos de Arévalo esperaban al nuevo embajador para salvar a la nación, amenazada por los comunistas que presuntamente su gobierno toleraba y hasta protegía. Patterson era un hombre enérgico, que no reía ni sonreía fácilmente y era copropietario de una fábrica de plumas fuente. Su designación de embajador había sido solicitada por la United Fruit Company, para que se modificara el Código de Trabajo aprobado por el gobierno arevalista, ya que éste afectaba los intereses de la frutera.[34]

Un embajador de un país de América del Sur, que residía en Honduras, le dijo al presidente Arévalo que tenía información confiable según la cual la misión de Patterson era derrocarlo. Arévalo entonces le dijo a su Ministro de Relaciones Exteriores, Enrique Muñoz Meany, que no atendería al nuevo embajador en la oficina presidencial porque quería evitar expulsarlo de esa oficina. Prefirió, entonces, atenderlo, la primera vez, para que presentara sus cartas credenciales, en el Salón de Recepciones, y las veces siguientes, en el Salón de Banquetes, ambos en el Palacio Nacional. El primer encuentro entre ambos ocurrió el 18 de noviembre, para la presentación de cartas credenciales; Patterson no hablaba castellano, y Arévalo no quiso hablarle en inglés. Transcurridos ocho días, Patterson solicitó la primera entrevista, en la cual le informó al presidente que la United Fruit Company se oponía a que el Código de Trabajo se aplicara a los ciudadanos de Estados Unidos que trabajaban en la empresa y que dicha ley debía reformarse, para excluir a esos ciudadanos. Patterson le dijo a un traductor de Puerto Rico, contratado por él: «Dígale al Señor Presidente que yo soy hombre de negocios y que hablo poco», a lo que Arévalo respondió: «Por favor, dígale usted al Señor Embajador que yo soy político y que hablo mucho».[34]

Un semana después, el embajador solicitó una segunda entrevista; en esta ocasión Patterson le dijo al traductor: «Dígale al Señor Presidente que estoy estudiando español. Así pronto hablaremos sin intermediario», a lo que Arévalo respondió: «Dígale al Señor Embajador que no se tome esas fatigas. Yo tengo cuarenta años de estar estudiando el idioma, y todavía no lo domino.» Patterson no se percató de la ironía presidencial. Las entrevistas continuaron. Al fin, Arévalo optó por atenderlo en la oficina presidencial, pero con un traductor elegido por el presidente.[j] En la sexta o en la séptima entrevista, el embajador le dijo al traductor: «Dígale al Señor Presidente que vengo a ofrecerle un viaje a Estados Unidos, con el recorrido que él desee y durante el tiempo que le parezca; que mi gobierno no otorga condecoraciones pero que el Presidente Arévalo será condecorado en Washington; que será recibido espléndidamente y que, además, le daremos lo que él pida; pero que cambie de política»; Arévalo respondió: «Dile al Señor Embajador que mi esposa y yo hemos estado muy preocupados, en días pasados, por la noticia de que la señora de Patterson padecía un ataque de gripe, y que nos gustaría saber que ya está fuera de peligro». La respuesta ya no era irónica; era una franca manera de decirle al embajador norteamericano que su propuesta era denegada. El embajador se quedó atónito y sólo pudo preguntar: «¿Usted le comunicó al presidente mi mensaje?», quien respondió: «Sí, Señor Embajador». Arévalo comentó en sus memorias: «La batalla estaba ganada. Guatemala se había salvado de un vil negocio, de esos viles negocios que suelen producirse en el escritorio presidencial».[34]

Patterson, sin embargo, era obstinado, y sin pedir previamente audiencia, solicitó hablar con el presidente una vez más. Esta vez el traductor fue Raúl Osegueda, Secretario Privado de la Presidencia. El embajador dijo: «Infórmele al Señor Presidente que estaré ocho días en Washington. Dígale que me han dicho que a él le gustan las mujeres; que quiero traerle una pero deseo saber si la prefiere rubia o de pelo negro». Arévalo menciona en sus memorias: «Yo nunca había escuchado de un diplomático semejante ofrecimiento de servicios celestinos que solamente se justifican en un plano de íntima amistad. Me dió una profunda pena pensar que este hombre representaba a la nación que acababa de ganar una guerra mundial.[k] Con no poco desprecio brindé la respuesta, ya sin ironía». La respuesta del presidente, comunicada por el traductor, fue ésta: «Efectivamente, me gustan las mujeres; pero que suelo buscármelas yo mismo».[34]

El embajador norteamericano se convenció de que era demasiado difícil someter a Arévalo, y optó, entonces, por un recurso que resultó tan inútil como lo habían sido ya todos sus intentos hasta el momento: conspirar para derrocarlo.[34]

Conflicto laboral de 1951[editar]

Al poco tiempo de iniciar el gobierno del coronel Jacobo Árbenz Guzmán, el 15 de marzo de 1951, se inició un conflicto laboral entre la UFCO y sus trabajadores por la renovación de los contratos laborales. Esta situación se mantuvo hasta marzo de 1952, y la compañía demostró que no había perdido nada de su arrogancia ni de su intransigencia, pues despidió a más de tres mil quinientos trabajadores y no quiso aceptar la mediación del gobierno arbencista; al final, los trabajadores cedieron y aceptaron las condiciones que ofrecía la frutera.[35]

Golpe de estado de 1954[editar]

El PGT, fundado por José Manuel Fortuny en 1949, alcanzó una gran preponderancia en el gabinete del gobierno del coronel Jacobo Árbenz.
Entrada de la sede de United Fruit Company. La multinacional frutera impulsó el golpe ante la repartición de tierras baldías.[36]
Muralista mexicano Diego Rivera quien pintó el cuatro «Gloriosa victoria». En el centro del cuadro, el secretario de estado de los EE.UU, John Foster Dulles le da la mano a Castillo Armas. El jefe de la CIA, Allen Dulles, y el embajador estadounidense en Guatemala, John Peurifoy están regalando dinero a los comandantes militares, mientras que los indígenas trabajan como esclavos, cargando los barcos de la United Fruit Company con bananos. A los pies del embajador, hay un bomba antropomorfizada que contiene la cara sonriente del presidente Dwight Eisenhower. En el fondo está el arzobispo Mariano Rossell y Arellano oficiando una misa sobre los cuerpos masacrados de los trabajadores. Este cuadro fue prohibido en los Estados Unidos y desapareció completamente durante los siguientes cincuenta años. En el año 2000, fue encontrado en una bodega del museo Pushkin, en Rusia y desde entonces, está en calidad de préstamo y en exhibición permanente en México.

El gobierno de Dwight Eisenhower consideró un atropello que el gobierno de Guatemala se tomara en serio los libros de contabilidad de la United Fruit Company, y lo hizo saber a Árbenz mediante Peurifoy. Árbenz pretendió pagar, como indemnización, el valor que la propia empresa había atribuido a sus tierras;[37] John Foster Dulles, Secretario de Estado, exigió veinticinco veces más.[38]

La UFCO se veía amenazada en sus intereses económicos por la reforma agraria de Árbenz, que le quitaba importantes cantidades de tierras ociosas, y el nuevo Código de Trabajo de Guatemala, que ya no le permitía utilizar las fuerzas militares guatemaltecas para contrarrestar las demandas de sus trabajadores.[36] Como la mayor terrateniente y patrona de Guatemalan, el Decreto 900 resultó en la expropiación del 40 % de sus terrenos.[36] Los oficiales del gobierno norteamericano tenían pocas pruebas del crecimiento de la amenaza comunitsa en Guatemala, [39] pero sí una fuerte relación con los personeros de la UFCO, demostrando la fuerte influencia que los intereses corporativos tenían sobre la política exterior norteamericana:[40]

  • El Secretario de Estado norteamericano John Foster Dulles era un enemigo declarado del comunismo y un fuerte macartista, y su firma de abogados Sullivan and Cromwell (en inglés) ya había representado los intereses de la United Fruit y hecho negociaciones con gobiernos guatemaltecos;[41]
  • Por su parte, su hermano Allen Dulles era el director de la CIA y además, miembro del consejo directivo de la UFCO; de hecho, la United Fruit Company es la única corporación norteamericana que se ha sabido que tiene su propio código en la CIA. Junto a su hermano, estuvo en la planilla de la UFCO durante 38 años.
  • El hermano del Subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos John Moors Cabot (en inglés) había sido presidente de la «frutera» y
  • Ed Whitman, quien era el principal lobista de la United Fruit ante el gobierno, estaba casado con la secretaria personal del presidente Eisenhower, Ann C. Whitman (en inglés).[41]

A comienzos de 1953 se puso en marcha un plan preparado por expertos norteamericanos para expulsar a Árbenz del Gobierno, fijándose el cuartel operativo en Opa Locka, Florida. En agosto de 1953, J. C. King, jefe de la CIA para el hemisferio occidental, informó al presidente estadounidense sobre el plan Operación PBSUCCESS (con un presupuesto inicial de 3 millones de dólares), que consistía en desplegar una enorme operación de propaganda anticomunista en la que también se llevaría a cabo una invasión armada de Guatemala. El proyecto contaba con el apoyo activo de los dictadores de la cuenca del Caribe: Anastasio Somoza de Nicaragua, Marcos Pérez Jiménez de Venezuela y Rafael Leónidas Trujillo de la República Dominicana. De esa forma, la CIA fue la que organizó, financió y dirigió una operación, encubierta en la que incluso se autorizaron vuelos de los B-26 y de los P-47 desde Nicaragua.[42]

La decisión de quién de los opositores encabezaría la invasión en el plano político tomó más tiempo que el operativo final, debido a que la oposición anticomunista estaba fuertemente dividida. Finalmente fue escogido el coronel Carlos Castillo Armas, un decidido rival en el ámbito castrense del presidente Árbenz. El proyecto requirió la creación de un organismo partidario para que la acción militar tuviese una dimensión política. Así fue como, bajo la supervisión de los Estados Unidos, se creó el Movimiento de Liberación Nacional, que salió a la luz pública el 23 de diciembre de 1953 presentando el «Plan de Tegucigalpa» como plataforma política.[43]

El 19 de febrero de 1954, la CIA comenzó la Operación WASHTUB, un plan para plantar armas soviéticas falsas en Nicaragua que demostrarían los nexos de Guatemala a Moscú.[44]

Con el apoyo de los Estados Unidos, bajo el mando del coronel Carlos Castillo Armas que se encontraba exilado en Honduras, y de Juan Córdova Cerna, director de la CIA en Centro América; en junio de 1954, Castillo Armas entró desde Honduras al municipio de Esquipulas junto con el llamado Ejército de Liberación, manteniéndose refugiado varios días en la localidad, y fue desde allí donde busco aliarse con otros municipios.[45] Durante el mes de junio de 1954 se vivía en Guatemala un clima de confrontación irremediable. En el campo, las invasiones de tierra sucedían una tras otra, en tanto que, los mítines y las manifestaciones de apoyo al régimen iban siendo cada vez menos. Los sermones y advertencias de la Iglesia arreciaban y aparecieron una serie de rótulos en las principales ciudades del oriente guatemalteco, los cuales decían: «El día de la Liberación: los que apoyen a Castillo Armas vivirán, los que apoyen a Árbenz morirán».[46]

La invasión desde Honduras, no constituyó, según expertos históricos, una seria amenaza militar; sin embargo tuvo efectos psicológicos y propagandísticos decisivos. Esta fue precedida por incursiones aéreas y por la acción de una radio clandestina, La Voz de la Liberación. El bombardeo de la capital y otras zonas urbanas fue resistido inicialmente por el Ejército, pero los efectos del ataque reventaron su efectividad entre los funcionarios y los políticos —tanto civiles como militares— y en distintos sectores de la población guatemalteca. El ruido de los aviones y la propaganda radial contagiaron el descontento y, sobre todo, ablandaron la voluntad del régimen arbencista.[47] [48]

La siguiente es una cronología de los principales sucesos que llevaron al derrocamiento del presidente Árbenz:

Cronología de los sucesos del golpe de estado de Guatemala de 1954[49]
Fecha Suceso
15 de mayo de 1950 Thomas Corcoran, quien cabildeaba para la United Fruit Company en el congreso de los Estados Unidos, se reunió con el asistente del secretario para asuntos interamericanos, Thomas Mann, para solicitarle ayuda para derrocar al presidente Juan José Arévalo.
3 de septiembre de 1950 Un operativo de la CIA llegó a la Ciudad de Guatemala y estableció contacto con un grupo estudiantil anticomunista.
11 de noviembre de 1950 Árbenz fue electo presidente.
15 de marzo de 1951 Árbenz tomó posesión como presidente.
22 de agosto de 1951 La United Fruit Company advirtió a sus trabajadores de que cualquier incremento en los sueldos haría insostenibles las operaciones en Guatemala y la forzaría a retirarse del país.
15 de septiembre de 1951 Una tormenta tropical arrasó con las principales plantaciones de la United Fruit Company en Tiquisate; la frutera anunció posteriormente que no iba a rehabilitar las plantaciones hasta que hubiese concluido un estudio económico de sus operaciones en Guatemala.
26 de septiembre de 1951 La United Fruit Company suspendió a tres mil setecientos cuarenta y dos empleados, rehusándose a cumplir con la orden del inspector general de trabajo de Guatemala para que rehabilitara a los trabajadores suspendidos.
30 de octubre de 1951 Walter Turnbull, vicepresidente de la United Fruit Company le dio un ultimátum a Árbenz: la UFCO no iba a reabrir sus plantaciones sin que tuviera la seguridad de que los costos de la mano de obra se mantuvieran estables por tres años y sólo con la eliminación de leyes desfavorables.
5 de noviembre de 1951 El director de la Central de Inteligencia Americana Dulles y King recibieron a representantes de la UFCO, quienes les ofrecieron inteligencia, ayuda logística y financiera para cualquier programa que la CIA desarrollara para derrocar al presidente Árbenz.
19 de diciembre de 1951 La Great White Fleet de la United Fruit Company anunció que iba a bajar el número de viajes de pasajeros a Guatemala.
2 de enero de 1952 La Corte de Apelaciones de Trabajo dictaminó que la United Fruit Company debía reanudar sus operaciones en Tiquisate y pagarle a sus tres mil setecientos cuarenta y dos empleados los sueldos atrasados.
12 de marzo de 1952 El inspector general de la CIA, Stuart Hedden, se reunió con el abogado de la United Fruit Company Thomas Corcoran quien le aseguró que la UFCO apoyaba el movimiento revolucionario de Castillo Armas.
22 de marzo de 1952 Memo interno de la CIA indicó que la agencia iba a ayudar a Castillo Armas desde ese momento.
25 de marzo de 1952 La oficina de la CIA en la Ciudad de México empezó a recibir reportes semanales de parte de Castillo Armas.
abril de 1952 El presidente Somoza de Nicaragua visitó Washington, D.C.
17 de junio de 1952 Árbenz aprobó la ley de Reforma Agraria.
julio de 1952 El presidente Anastasio Somoza García de Nicaragua regresó a Managua a bordo de un avión militar norteamericano. Durante el vuelo convenció al coronel Cornelius Mara, asistente militar del presidente Truman de presentarle al presidente el plan para ayudar a Castillo Armas.
10 de julio de 1952 Allen Dulles se entrevistó con el secretario de Estado Mann para solicitar la aprobación de la operación PBFORTUNE: un plan para derrocar a Árbenz con la ayuda de Carlos Castillo Armas.
7 de agosto de 1952 Se inició la distribución de tierras en Guatemala de acuerdo a la Reforma Agraria.
18 de agosto de 1952 El director de la Central de Inteligencia Americana aprobó la operación PBFORTUNE.
2 de octubre de 1952 La aerolínea estadounidense Pan American llegó a un acuerdo con sus trabajadores guatemaltecos que habían estado en huelga por tres meses, incrementándoles el sueldo en veintitrés centavos.
3 de octubre de 1952 Luego de varios cuestionamientos indiscretos por parte de algunos diplomáticos latinoamericanos acerca de la inminente operación encubierta, el asistente del secretario de Estado Mann envió un telegrama al secretario de Estado Achesn para informarle de estos cuestionamientos y del descubrimiento de que el plan contemplaba suministrarle armas a Castillo Armas, y no sólo la ayuda financiera originalmente autorizada por el estado.
8 de octubre de 1952 Acheson y Bruce convocaron a Wisner y a King y les ordenaron detener la operación PBFORTUNE.
diciembre de 1952 El general Dwight Eisenhower y los republicanos ganaron las elecciones presidenciales en los Estados Unidos con la promesa de repeler la amenaza comunista.
11 de diciembre de 1952 El partido comunista de Guatemala inauguró el segundo congreso del partido, al que asistieron importantes miembros del gobierno de Árbenz.
12 de diciembre de 1952 Trabajadores de la plantación bananera en Tiquisate de la United Fruit Company solicitaron que se decomisaran veintidós mil trescientas hectáreas de tierras ociosas a la frutera.
19 de diciembre de 1952 Se legalizó el partido comunista de Guatemala, el Partido Guatemalteco del Trabajo.
5 de febrero de 1953 El Congreso de Guatemala desconoció a la Corte Suprema de Justicia por ignorancia de la ley e incompetencia manifiesta para administrar justicia luego de que la Corte emitió un recurso de amparo en contra de la confiscación de tierras ociosas.
25 de febrero de 1953 El gobierno de Guatemala confiscó noventa y seis mil hectáreas de tierras ociosas a la United Fruit Company, como parte de la Reforma Agraria.
18 de marzo de 1953 NSC 144/1, Objetivos y Cursos de los Estados Unidos con respecto a América Latina, advierte de un cambio en el área hacia los regímenes nacionalistas y radicales.
29 de marzo de 1953 Alzamiento de Salamá; con este intento de sublevación comenzó la campaña para suprimir a los anticomunistas en Guatemala.
19 de agosto de 1953 La Oficina de Asuntos Interamericanos de los Estados Unidos hizo un boceto de un documento en el que se oponía a una política de intervencionismo solapado en Guatemala.
11 de septiembre de 1953 El coronel J.C. King recibió el plan general de acción de PBSUCCESS.
octubre de 1953 John Puerifoy, experto en anticomunismo del Departamento de Estado estadounidense, llegó a la Ciudad de Guatemala como embajador de los Estados Unidos.
9 de noviembre de 1953 José Manuel Fortuny viajó a Praga para negociar la compra de armas a Checoslovaquia.
16 de noviembre de 1953 Frank Wisner aprobó el plan y recomendó al director de la CIA que lo aceptara.
25 de noviembre de 1953 Una reunión de alto nivel se realizó en la CIA para discutir mantener a Cabot ajeno a PBSUCCESS.
9 de diciembre de 1953 El director general de la Central de Inteligencia Americana Allen Dulles aprobó el plan general para PBSUCCESS y le asignó tres millones de dólares.
23 de diciembre de 1953 La estación LINCOLN de la CIA —cuartel general de la operación PBSUCCESS en la Florida— inició sus operaciones.
18 de enero de 1954 Alfonso Martínez, director del Departamento Agrícola huyó a Suiza y luego se dirigió a Praga para concluir la negociación de armamento.
25 de enero de 1954 El gobierno guatemalteco ordenó arrestos masivos de sospechosos de subversión.
29 de enero de 1954 La prensa guatemalteca acusó al gobierno de los Estados Unidos de estar planeando una invasión al país; reveló detalles sustanciales de la Operación PBSUCCESS.
2 de febrero de 1954 Sydney Gruson, corresponsal del periódico The New York Times fue expulsado de Guatemala por el canciller guatemalteco Guillermo Toriello. Wisner y King se reunieron para decidir si era prudente abortar la operación PBSUCCESS]] debido a las filtraciones a la prensa.
19 de febrero de 1954 Comenzó la operación WASHTUB, que era un plan para implantar un depósito de armas soviéticas falso en Nicaragua para demostrar que Guatemala tenía nexos con Moscú. La operación tuvo muy poca credibilitad.
24 de febrero de 1954 El gobierno de Guatemala confiscó setenta mil hectáreas de tierras ociosas a la United Fruit Company, como parte de la Reforma Agraria.
1.º de marzo de 1954 Empezó la conferencia de Caracas de la Organización de los Estados Americanos.
4 de marzo de 1954 John Foster Dulles habló en la conferencia de Caracas.
5 de marzo de 1954 El ministro de relaciones exteriores de Guatemala, Guillermo Toriello, refutó los cargos hechos por los Estaods Unidos.
13 de marzo de 1954 La Organización de los Estados Americanos condenó el Comunismo en Guatemala por una votación de 17 a 1.
21 de marzo de 1954 El programa de entrenamiento paramilitar graduó a treinta y siete alumnos guatemaltecos en sabotaje.
9 de abril de 1954 El arzobispo guatemalteco Mariano Rossell y Arellano emitió una carta pastoral pidiendo por una cruzada nacional contra el Comunismo.
10 de abril de 1954 Wisner le informó al secretario de Estado asistente, Henry Holland, de PBSUCCESS. Holland, muy asustado, exige que se haga una revisión del proyecto al más alto nivel.
17 de abril de 1954 John Foster Dulles, secretario de Estado y accionista de la UFCO y su hermano Allen Dulles, director de la CIA dieron luz verde a la operación PBSUCCESS.
1.º de mayo de 1954 La radio Voz de la Liberación —operación SHERWOOD— principió sus transmisiones clandestinas.
15 de mayo de 1954 El SS Alfhem atracó en Puerto Barrios con un cargamento de armas provenientes de Checoslovaquia.
20 de mayo de 1954 Un comando de saboteadores atacó un tren con las armas que venían en el Alfhem; un saboteador y un soldado murieron. Hubo otros intentos de sabotaje el 21 y el 25 de mayo, pero todos fracasaron. La radio oficial de Guatemala se retira del aire para reemplazar su transmisor. No retomó las emisiones hasta mediados de junio. Nicaragua rompió relaciones diplomáticas con Guatemala.
24 de mayo de 1954 La marina de los Estados Unidos dio comienzo a la operación HARDROCK BAKER, para bloquear el espacio marítimo de Guatemala.
29 de mayo de 1954 Árbenz hizo una redada de subversivos, capturando a casi todos los miembros del aparato clandestino de Carlos Castillo Armas.
31 de mayo de 1954 Árbenz ofreció reunirse con Eisenhower para disminuir la tensión.
4 de junio de 1954 El coronel Rodolfo Mendoza de la fuerza aérea guatemalteca deserta hacia El Salvador en un avión privado.
8 de junio de 1954 Víctor Manuel Gutiérrez, secretario general de la Central General de Trabajadores de Guatemala —CGTG— tiene una reunión especial con los dirigentes de los sindicatos de trabajadores agrícolas y obreros y les insta a movilizarse para la autodefensa.
15 de junio de 1954 Se lanzó a los equipos de sabotaje. Las fuerzas invasores se desplazaron a zonas estratégicas.
18 de junio de 1954 A las 17:00 horas, Árbenz llevó a cabo un masivo mitín en la estación del ferrocarril, mientras aviones de la CIA surcaban el espacio aéreo. A las 20:20 horas, Castillo Armas cruzó la frontera.
19 de junio de 1954 A la 1:50 de la madrugada, los invasores dinamitaron el puente de Gualán.
20 de junio de 1954 Los rebeldes tomaron Esquipulas pero fueron derrotados en Gualán.
21 de junio de 1954 La mayor fuerza de los rebeldes sufrió una desastrosa derrota en Puerto Barrios.
25 de junio de 1954 Los rebeldes bombardearon el fuerte de Matamoros y capturaron Chiquimula. Aviones de la CIA atacaron trenes de transporte de tropas.
27 de junio de 1954 Árbenz renunció sorpresivamente. Castillo Armas atacó Zacapa pero fue derrotado y tuvo que regresar a Chiquimula. Aviones de la CIA bombardearon un carguero británico en el Puerto de San José.
28 de junio de 1954 Díaz, Sánchez y Monzón formaron una junta de gobierno a las 11:45. Se rehusaron a negociar con Castillo Armas. Los F-47 arrojaron dos bombas a las 15:30.
29 de junio de 1954 Monzón tomó el control de la junta y solicitó negociaciones con Castillo Armas. El Batallón de Zacapa negoció el cese al fuego con Castillo Armas.
30 de junio de 1954 Wisner envió el telegrama de cambio de dirección, solicitando a los oficiales que se retiraran de cuestiones políticas.
1.º de julio de 1954 Monzón y Castillo Armas se reunieron en Honduras para limar sus diferencias.
2 de julio de 1954 SHERWOOD dejó de transmitir y empezó a retirarse de Guatemala.
4-17 de julio de 1954 Un equipo de recuperación de la CIA recopiló ciento cincuenta mil documentos relacionados con el comunismo en la Ciudad de Guatemala.
12 de julio de 1954 Se cerró la oficina LINCOLN de la CIA en Florida.
1.º de septiembre de 1954 Carlos Castillo Armas asumió la presidencia de Guatemala.
26 de julio de 1957 Carlos Castillo Armas fue asesinado.
1958 El historiador Ronald Schneider analizó los documentos comunistas guatemaltecos confiscados como parte de la operación PBHISTORY. Schneider concluyó que el gobierno de Guatemala estaba fuertemente influenciado por el comunismo pero no encontró evidencias de que hubiera influencia comunista en las filas del Ejército de Guatemala.
1982 Los historiadores Schlesinger, Kinzer[50] e Immerman[51] obtuvieron cien páginas de documentos archivados relaciones con el golpe de estado en Guatemala gracias al Acta de Libertad de Información de los Estados Unidos. Schlesinger y Kinzer[52] concluyeron que el régimen de Árbenz era de tendencia nacionalista en vez de comunista y que la intervención norteamericana se debió a los problemas de la United Fruit Company y que fue un curso en imperialismo económico. Asimismo, Immerman concluyó que el régimen de Árbenz no era comunista sino que era nacionalista;[53] pero Immerman indica que la intervención norteamericana ocurrió porque el gobierno del presidente Eisenhower creyó equivocadamente que el régimen de Árbenz era comunista.[53]
1991 Piero Gleijeses concluyó un estudio de la intervención de 1954 basado en entrevistas post facto con los principales participantes guatemaltecos de los eventos de 1944 a 1954. Concluyó que el gobierno de Árbenz estuvo fuertemente influenciado por el Comunismo y que la intervención norteamericana fue un acto de negligencia criminal sin provocación. El estudio se enfoca principalmente en la versión guatemalteca de la historia y presenta muy poco análisis del proceso de toma de decisiones de los Estados Unidos.
1997 La CIA desclasificó una pequeña parte de su colección de sus documentos clasificados como parte de la campaña de apertura de información del presidente Clinton. Incluyó el estudio de Nicholas Cullather sobre el golpe de estado en Guatemala.[54]
mayo de 2003 La CIA desclasificó doce mil ochocientos cincuenta documentos archivados, lo que da una muestra de la gran cantidad de inteligencia documentada que hubo para el golpe de estado en Guatemala.

Honduras Bandera de Honduras[editar]

En Honduras, los gobiernos de facto que se sucedieron en ese país centroamericano le hicieron setenta y un concesiones a empresas extranjeras, entre ellas algunas para la United Fruit Company[55] . También era propietaria de la «Tela Railroad Company», con la que obtuvo dos concesiones más.[56]

En Honduras, la Tela Railroad Company es conocida simplemente como «La Compañía», que sigue operando con la empresa trasnancional Chiquita Brands International; y obtuvo su nombre porque sus oficinas centrales estaban en el poblado costero de Tela en donde se estableció en 1912. Durante la época que operó la compañía ferrocarrilera y bananera, la pequeña población tuvo mucho esplendor.[57]

Nicaragua Bandera de Nicaragua[editar]

En 1970 un comando terrorista liderado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua secuestró un avión comercial en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría en Costa Rica, el cual fue llevado a Cuba para esperar allí que fuese pagado el rescate por liberar a un grupo de ejecutivos de la UFCO.[cita requerida]

Declive y quiebra de la UFCO[editar]

En 1969 fue comprada por Zapata Corporation, empresa de propiedad del magnate estadounidense Eli M. Black y luego relacionada con George H. W. Bush, formando así una nueva empresa denominada United Brands Company. La empresa sufrió serias pérdidas por la mala administración de Black, quien creía que la UFCO poseía más liquidez de la realmente existente. Si bien United Brands dejó así atrás un nombre asociado con una larga historia de manipulaciones sociales y políticas, para los trabajadores jornaleros en los campos, las condiciones de trabajo se mantuvieron iguales: trabajo por temporadas que requiere excesivo esfuerzo físico y en el que estaban expuestos a químicos tóxicos que se utilizaban para fertilizar y fumigar las plantaciones.[58]

Eli M. Black se suicidó en Nueva York en 1975 al considerar inviable restaurar las ganancias de la empresa a sus niveles pasados de las décadas de 1950-1970. Poco antes la prensa estadounidense había acusado a la UFCO de pagar sobornos al gobierno de Honduras, presidido por el general Oswaldo López Arellano, a cambio que éste aboliera ciertas leyes tributarias que elevaban los impuestos a la empresa.

Chiquita Brands International[editar]

Plantación bananera en Guatemala en 2004. Obsérvese que el transporte de los racimos ya no se hace con personas sino mediante un transportador mecánico.

En 1975, la empresa American Financial Group, del millonario Carl Lindner Jr., compró las acciones de United Brands Company y cambió el nombre de la empresa a Chiquita Brands International y hasta el día de hoy opera bajo este nombre, aunque la diversificación de las importaciones de frutas a EEUU causaron que la empresa perdiera gran parte de su cuota de consumidores en la década de 1970, con su consiguiente pérdida de rentabilidad e influencia en América Central. La participación de nuevas empresas en el comercio internacional de las frutas tropicales, así como la apertura del mercado estadounidense de frutas a otros países ajenos a América Central causaron que Chiquita Brands perdiera paulatinamente la influencia política y económica que la UFCO ostentaba hasta mediados del siglo xx, manteniendo sus actividades comerciales en un nivel mucho más reducido.

En 2007 Chiquita Brands enfrentó un juicio en Estados Unidos por haber financiado grupos de "autodefensa paramilitar" en Colombia que fueron responsables de la masacre de sindicalistas y campesinos; la compañía tuvo que pagar una multa a las autoridades de su país pero ahora las autoridades colombianas buscan cooperación de Estados Unidos para que extraditen a los funcionarios responsables de estos delitos y sean juzgados en el país.[59] [60]

A pesar del fin de la UFCO, el papel desempeñado por el capital y la iniciativa extranjera en el desarrollo de la actividad exportadora de banano en América Central ha sido importante. Tanto la producción como la exportación de la fruta ha sido del control exclusivo de las empresas transnacionales que siguen dominando el mercado mundial de banano: por ejemplo, las importaciones de banano de los EE.UU. muestran que un 72.4 % de la fruta es comercializada por 3 compañías: «Standard Fruit Co.», «United Brands Co.» y «Del Monte Corp», mientras que en Japón, esas mismas compañías tienen un 80.9 % del mercado.[58]

En la literatura[editar]

Dibujo publicitario de la novela «Mamita Yunai» de Carlos Luis Fallas en el semanario comunista Trabajo, 1941

Varios renombrados escritores latinoamericanos escribieron sobre la experiencia de sus países de origen con la frutera:

Escritores que han escrito sobre la United Fruit Company
Autor País Obra Premios
Miguel Ángel Asturias Flag of Guatemala.svg Guatemala Week-end en Guatemala Premio Nobel de Literatura
Trilogía bananera:
  1. Viento Fuerte
  2. El papa verde
  3. Los Ojos de los Enterrados
Manuel Galich El Tren Amarillo Premio Ollantay de Bogotá
Carlos Luis Fallas Flag of Costa Rica.svg Costa Rica Mamita Yunai
Anacristina Rossi Limón Blues
Joaquín Gutiérrez Mangel Puerto Limón Premio Nacional de Cultura Magón
Gabriel García Márquez Flag of Colombia.svg Colombia Cien años de soledad[23] [24] Premio Nobel de Literatura
Francisco Martín Moreno Flag of Mexico.svg México Las Cicatrices del Viento Laurel de Oro a la Excelencia Literaria de España
Pablo Neruda Flag of Chile.svg Chile Calero, trabajador del banano[61] [62] Premio Nobel de Literatura
Ramón Amaya Amador Bandera de Honduras Honduras Prisión Verde

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Theodore Roosevelt era el presidente de los Estados Unidos en ese entonces.
  2. Smedley Butler combatió en Honduras en 1903 y prestó servicio en Nicaragua de 1909 a 1912. Fue condecorado con la Medalla de Honor por su actuación en Veracruz en 1914 y recibió otra al valor durante la "represión de la resistencia Caco" en Haití en 1915.
  3. Desde la década de 1980 la UFCO se ha llamado «Compañía de Desarrollo Bananero de Guatemala, S.A.» (BANDEGUA), subsidiaria de «Chiquita Brands International».
  4. San Diego Museum of Man. «Maya Monument Casts from Quirigua, Guatemala» (en inglés). «Las réplicas de estos monumentos de Quiriguá están en exhibición desde 1914 en la exposición "Maya: Corazón del Cielo, Corazón de la Tierra" en el Museo del Hombre de San Diego». 
  5. Otros nombres de reconocidos empresarios estadounidenses que estuvieron asociados con la IRCA en algún momento fueron Huntington, Hopkins, Stanford y Vanderbilt.
  6. La conexión con México involucraba no sólo un cambio de rieles, sino que también un viaje en ferry por el río Suchiate; y no fue sino hasta que los Estados Unidos entraron a la Segunda Guerra Mundial en diciembre de 1941, que la amenaza de un posible ataque japonés a las costa del Pacífico centroamericano forzó a la construcción de un puente entre México y Guatemala.
  7. Esta vía luego extendida hasta Puerto Armuelles, Boquete, Pedregal, y Potrerillos.
  8. Aproximadamente unos veinticinco mil trabajadores participaron en estas protestas.
  9. Orellana había llegado al poder tras un golpe de estado en 1921, que se dió cuando su predecesor Carlos Herrera y Luna no ratificó las concesiones que le hizo Manuel Estrada Cabrera a la frutera
  10. El traductor era Miguel Ángel Sandoval, un pianista guatemalteco que había vivido en Estados Unidos durante veinticinco años, y que hablaba perfectamente el idioma inglés.
  11. La Segunda Guerra Mundial.

Referencias[editar]

  1. a b c d Buchenau, 1996.
  2. Schmidt, 1987.
  3. Galeana, 1993.
  4. García Cantú, 1974.
  5. Selser, 1994-1997-2001.
  6. Looper, 2003, p. 144.
  7. Arévalo Martínez, 1945, p. 128.
  8. a b c d Kelly, 1996, p. 244
  9. San Diego Museum of Man, s.f..
  10. a b c Academia de Geografía e Historia, 1923, p. 0:30-16:00
  11. a b Academia de Geografía e Historia, 1923, p. 0:30-8:00.
  12. a b c d Borhegyi, Stephan F. (1954). «Reviewed Work: The Ruins of Zaculeu, Guatemala by Richard B. Woodbury, Aubrey S. Trik, John M. Dimick, Charles Weer Goff, William C. Root, T. Dale Stewart, Nathalie F. S. Woodbury». B.B.A.A. Boletín Bibliográfico de Antropología Americana (Pan American Instituto of Geography and History) 17 (2): 132. 
  13. a b c d e f g West, 2009
  14. a b Gavilán, s.f..
  15. Villalobos, 2005.
  16. Castro, 2006.
  17. Blog del Valle de la Luna, 2008.
  18. a b Carl, 1976, p. 50-56.
  19. Silverstone, 1968, p. 329.
  20. Lloyd's Register, 1931.
  21. Galich, 2013, p. 101-105.
  22. a b Vásquez, 2001, p. 101.
  23. a b García Márquez, 1987.
  24. a b García Márquez, 1967.
  25. Embajada de los Estados Unidos en Bogotá (5 de diciembre de 1928). «Telegram from US Bogotá Embassy to the US Secretary of State, dated December 5, 1928». icdc.com (en inglés). Colombia. Archivado desde el original el 9 de junio de 2012. Consultado el 14 de julio de 2015. 
  26. Embajada de los Estados Unidos en Colombia (7 de diciembre de 1928). «Telegram from US Bogotá Embassy to the US Secretary of State, dated December 7, 1928». icdc.com (en inglés). Colombia. Archivado desde el original el 6 de junio de 2012. Consultado el 14 de julio de 2015. 
  27. Embajada de los Estados Unidos en Colombia (29 de diciembre de 1928). «Telegram from US Bogotá Embassy to the US Secretary of State, dated December 7, 1928». icdc.com (en inglés). Colombia. Archivado desde el original el 26 de julio de 2012. Consultado el 14 de julio de 2015. 
  28. Embajada de los Estados Unidos en Bogotá (16 de enero de 1929). «Dispatch from US Bogotá Embassy to the US Secretary of State, dated January 16, 1929». icdc.com (en inglés). Colombia. Archivado desde el original el 6 de junio de 2002. Consultado el 14 de julio de 2015. 
  29. Palmer, 1994, p. 81-82.
  30. Jones León, 2010.
  31. a b Neruda, 1978, p. 299;568-569.
  32. Revista D, 2004.
  33. a b Bauer Paiz, 1965.
  34. a b c d e «Evocación de un presidente digno: Juan José Arévalo». Promoción 66 Liceo Guatemala. Guatemala. 26 de abril de 2007. Consultado el 16 de octubre de 2014. 
  35. Gleijeses, 1992, p. 164.
  36. a b c Schoultz, 1998, p. 337.
  37. Smith, Peter H. (2000). Talons of the Eagle: Dynamics of US-Latin American Relations (en inglés). Oxford, Inglaterra: Oxford University Press. 
  38. Rabe, Stephen G. (1988). Eisenhower and Latin America: The Foreign Policy of Anticommunism (en inglés). Chapel Hill, Carolina del Norte, EE. UU.: University of North Carolina Press. 
  39. Schoultz, 1998, p. 342.
  40. Schoultz, 1998, p. 340.
  41. a b Schoultz, 1998, p. 338.
  42. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Antecedentes, 1999, p. Sección 79.
  43. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Antecedentes, 1999, p. Sección 80.
  44. Ward, 2004.
  45. The New York Times (1985). «Crisis in Central America on PBS Frontline». The New York Times (en inglés). 
  46. Otherwise1892 (1954). «Esquipulas and Chiquimula». YouTube (en inglés). Consultado el 3 de octubre de 2013. 
  47. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Antecedentes, 1999, p. Sección 81.
  48. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Antecedentes (1999). «Causas y orígenes del enfrentamiento armado; antecedentes inmediatos (1944-1961)» (edición en línea). Guatemala: memoria del silencio (Programa de Ciencia y Derechos Humanos, Asociación Americana del Avance de la Ciencia). Archivado desde el original el 26 de mayo de 2013. Consultado el 20 de septiembre de 2014. 
  49. Ward, Matthew. «Washington Unmakes Guatemala, 1954 Appendix A: Timeline of Events». Council on Hemispheric Affairs. Archivado desde el original el 11 de febrero de 2009. 
  50. Schlesinger, Stephen; Kinzer, Stephen (1982). «Bitter Fruit: The Untold Story of the American Coup in Guatemala». The David Rockefeller Center Series on Latin American Studies (en inglés) (Cambridge, EE. UU.: Harvard University Press): 1–331. ISBN 0-385-14861-5. 
  51. Immerman, Richard H. (1983). The CIA in Guatemala: The Foreign Policy of Intervention (en inglés). Estados Unidos: University of Texas Press. ISBN 9780292710832. 
  52. Schlesinger y Kinzer, 1982.
  53. a b Immerman, 1983.
  54. Cullather, Nicholas (2006). Secret History: The CIA's Classified Account of its Operations in Guatemala 1952-54 (en inglés) (2ª edición). Stanford University Press. ISBN 9780804754682. 
  55. Rodríguez Beteta, 1980, p. 26.
  56. Rodríguez Beteta, 1980, p. 37.
  57. «Tela». hondurastips.hn. Honduras. 2011. Consultado el 13 de enero de 2012. 
  58. a b «Nicaragua y la UFCO». WRM.org. Uruguay. Consultado el 24 de agosto de 2014. 
  59. «Chiquita admits to paying Colombia terrorists». Consultado el 24 de agosto de 2014. 
  60. «Colombia pediría en extradición a ejecutivos de multinacional Chiquita». Terra. Consultado el 20 de septiembre de 2012. 
  61. Neruda, 1978, p. 299.
  62. Neruda, 1967, p. 568-569.

Bibliografía[editar]

  • Academia de Geografía e Historia (1923). «Excursión a lugares históricos de Quiriguá y Río Dulce». Academia de Geografía e Historia de Guatemala (Guatemala). Consultado el 13 de diciembre de 2014. 
  • Arévalo Martínez, Rafael (1945). ¡Ecce Pericles!. Guatemala: Tipografía Nacional. 
  • Bauer Paiz, Alfonso (1965). Compilación de leyes laborales de Guatemala de 1872 a 1930. Guatemala: Centro de Estudios Económicos y Sociales, Universidad de San Carlos de Guatemala. 
  • Blog del Valle de la Luna (2008). «El ferrocarril que Chiriquí perdió». Charco Azul (Chiriquí, Panamá). Consultado el 13 de diciembre de 2014. 
  • Bucheli, Marcelo (2005). Bananas and Business: The United Fruit Company in Colombia, 1899-2000 (en inglés). Nueva York: New York University Press. 
  • — (2008). «Multinational Corporations, Totalitarian Regimes, and Economic Nationalism: United Fruit Company in Central America, 1899-1975». Business History (en inglés) 50 (4): 433–454. doi:10.1080/00076790802106315. 
  • — (2005). «Banana War Maneuvers». Harvard Business Review (en inglés) 83 (11): 22–24. 
  • —; Jones, Geoffrey (2005). «The Octopus and the Generals: the United Fruit Company in Guatemala». Harvard Business School Case (en inglés) (9–805–146). 
  • — (2004). «Enforcing Business Contracts in South America: the United Fruit Company and the Colombian Banana Planters in the Twentieth-Century». Business History Review (en inglés) (The President and Fellows of Harvard College) 78 (2): 181–212. doi:10.2307/25096865. JSTOR 25096865. 
  • — (2006). «The United Fruit Company in Latin America: Business Strategies in a Changing Environment». En Jones, Geoffrey; Wadhwani, R. Daniel. Entrepreneurship and Global Capitalism (en inglés) 2. Cheltenham, Inglaterra: Edward Elgar. pp. 342–383. 
  • Bucheli, Marcelo (1997). «United Fruit Company in Colombia: Impact of Labor Relations and Governmental Regulations on its Operations, 1948-1968». Essays in Economic and Business History (en inglés) 15: 65–84. 
  • —; Read, Ian (2006). «Banana Boats and Baby Food: The Banana in U.S. History». En Topik, Steven; Marichal, Carlos; Frank, Zephyr. From Silver to Cocaine: Latin American Commodity Chains and the Building of the World Economy, 1500-2000 (en inglés). Durham: Duke University Press. ISBN 978-0-8223-3766-9. 
  • — (2003). «United Fruit Company in Latin America». En Moberg, Mark; Striffler, Steve. Banana Wars: Power, Production, and History in the Americas (en inglés). Durham: Duke University Press. ISBN 978-0-8223-3196-4. 
  • — (2003). «Tras la visita del señor Herbert: United Fruit Company, elite local y movimiento obrero en Colombia, 1900-1970». En Dávila Ladrón de Guevara, Carlos. Empresas y empresarios en la historia de Colombia, siglos xix y xx. Bogotá, Colombia: Editorial Norma. 
  • — (2006). «United Fruit Company». En Geisst, Charles. Encyclopedia of American Business History (en inglés). Londres: Facts on File. ISBN 978-0-8160-4350-7. 
  • — (2004). «United Fruit Company». En McCusker, John. History of World Trade Since 1450 (en inglés). New York: Macmillan. 
  • Buchenau, J. (1996). «In the Shadow of the Giant, the Making of Mexico's Central America Policy (1876-1930)». Vintage Intl. (en inglés) (University of Alabama Press). ISBN 0-8173-0829-6. 
  • Cameron, McWhirter; Gallagher, Michael (1998). «How 'el pulpo' became Chiquita Banana». The Cincinnati Enquirer (en inglés). 
  • Carl, Robert, Capt. USNR (1976). «The Banana Navy». Proceedings (en inglés) (Annapolis, Maryland, EE.UU.: United States Naval Institute). ISSN 0041-798X. 
  • Castro, Harry (2006). «Raíces: El ferrocarril de Chiriquí». La Prensa. Archivado desde el original el 29 de octubre de 2013. Consultado el 13 de diciembre de 2014. 
  • Cepeda Samudio, Álvaro (1962). La Casa Grande. ISBN 0-292-74673-3. 
  • Chapman, Peter (2007). Bananas: How the United Fruit Company Shaped the World (en inglés). Canongate Books Ltd. ISBN 1-84195-881-6. 
  • Chomsky, Aviva. West Indian Workers and the United Fruit Company in Costa Rica, 1870-1940 (en inglés). Louisiana State University Press. ISBN 0-585-32582-0. 
  • Colby, Jason (2011). The Business of Empire: United Fruit, Race, and US Expansion in Central America (en inglés). Cornell University Press. 
  • Dosal, Paul (1995). Doing Business with the Dictators: A Political History of United Fruit in Guatemala, 1899-1944 (en inglés). Nueva York: Rowman and Littlefield. 
  • Fallas, Carlos Luis (1940). Mamita Yunai. La Habana, Cuba. 
  • Galeana, Patricia (1993). Cronología Iberoamericana 1803-1992. México: Fondo de Cultura Económica. 
  • Galich, Manuel (2013). «El tren amarillo». Tres obras de teatro, edición conmemorativa del centenario de su nacimiento. Guatemala: Cultura; Ministerio de Cultura y Deportes. ISBN 978-9929-559-44-8. 
  • García Márquez, Gabriel (1987). Cien años de soledad. Colección Letras Hispánicas (4ª edición). Madrid, España: Ediciones Cátedra. ISBN 84-376-0494-X. 
  • García Márquez, Gabriel (1967). Cien años de soledad. Buenos Aires, Argentina: Sudamericana. ISBN 84-376-0494-X. 
  • García Cantú, Gastón (1974). Las invasiones Norteamericanas en México. México: Era. 
  • Gavilán, José (s.f.). «El banano de exportación en Nicaragua». Bananasite (Nicaragua). 
  • Gleijeses, Piero (1992). Shattered hope: the Guatemalan revolution and the United States, 1944-1954 (en inglés). Estados Unidos: Princeton University Press. ISBN 9780691025568. 
  • Kelly, Joyce (1996). An Archaeological Guide to Northern Central America: Belize, Guatemala, Honduras, and El Salvador (en inglés). Oklahoma, Estados Unidos: University of Oklahoma Press. ISBN 0-8061-2858-5. OCLC 34658843. 
  • Lloyd's Register (1931). Lloyd's Register, Steamers & Motorships. Londres, Inglaterra: Lloyd's Register. Consultado el 23 de mayo de 2013. 
  • Looper, Matthew G. (2003). Lightning Warrior: Maya Art and Kingship at Quirigua. Linda Schele series in Maya and pre-Columbian studies (en inglés). Austin: University of Texas Press. ISBN 0-292-70556-5. OCLC 52208614. 
  • McCann, Thomas P. (1987). On the Inside (en inglés). Beverly, Massachusetts: Quinlan Press. ISBN 1-58762-246-7.  Edición revisada de la obra An American Company (1976).
  • Neruda, Pablo (1978). Canto general, poema XV del canto octavo "La tierra se llama Juan": 'Calero, trabajador del banano (Costa Rica, 1940)'. Barcelona, España: Seix Barral. 
  • Neruda, Pablo (1967). «Canto general, poema XV del canto octavo "La tierra se llama Juan": 'Calero, trabajador del banano (Costa Rica, 1940)'». Obras completas (3ª edición). Buenos Aires, Argentina: Losada. 
  • Palmer, P. (1994). Wa’ apin man. La historia de la costa talamanqueña de Costa Rica, según sus protagonistas. San José, Costa Rica: Universidad de Costa Rica. 
  • Revista D (2004). «D todo un poco: una vida de golpes». Prensa Libre (Guatemala). Archivado desde Una vida de golpes el original el 7 de marzo de 2015. 
  • Rodríguez Beteta, Virgilio (1980). No es guerra de hermanos sino de bananos; como evité la guerra en Centroamérica en 1928. Biblioteca de cultura popular "20 de octubre" 53. Guatemala: José de Pineda Ibarra. 
  • San Diego Museum of Man (s.f.). «Maya Monument Casts from Quirigua, Guatemala». Sitio web del San Diego Museum of Man (en inglés) (San Diego, California, EE.UU.). Consultado el 13 de diciembre de 2014. 
  • Schlesinger, Stephen; Kinzer, Stephen (1982). Bitter Fruit: The Untold Story of the American Coup in Guatemala (en inglés). ISBN 0-385-14861-5. 
  • Schmidt, Hans (1987). Maverick Marine: General Smedley D. Butler and the Contradictions of American Military History. Lexington, Kentucky, EE.UU.: University Press of Kentucky. ISBN 0-8131-1619-8. 
  • Schoultz, Lars (1998). Beneath the United States : A History of U.S. Policy toward Latin America (en inglés). Boston: Harvard University Press. p. 496. ISBN 9780674922761. 
  • Selser, Gregorio (1994-1997-2001). Cronología de las Intervenciones Extranjeras en América Latina (1776-1945). México: Universidad Nacional Autónoma de México; Universidad Obrera de México; Universidad Autónoma Metropolitana-Atzcapozalcoy de Guadalajara. 
  • Silverstone, Paul H. (1968). US Warships of World War II (en inglés). New York, EE.UU.: Doubleday & Co. 
  • Striffler, Steve (2002). In the Shadows of State and Capital: The United Fruit Company, Popular Struggle, and Agrarian Restructuring in Ecuador, 1900-1995 (en inglés). Durham, N.C.; Londres: Duke Univ. Press. ISBN 0-8223-2863-1. 
  • Vandermeer, John; Perfecto, Ivette (2005). Breakfast of Biodiversity (en inglés). Oakland, California: Institute of Food an Development Poliy. ISBN 978-0-9350-2896-6. 
  • Vásquez, Edgar (2001). Historia de Cali del siglo xx. Cali, Colombia: Universidad del Valle. p. 101. 
  • West, John (2009). «A brief history of IRCA». Life wasted chasing trains (en inglés). Archivado desde el original el 19 de agosto de 2014. Consultado el 15 de agosto de 2014. 

Bibliografía adicional[editar]

Enlaces externos[editar]