Thrash metal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Thrash metal
Orígenes musicales Heavy metal (en especial el movimiento NWOBHM)
Speed metal, Hardcore punk, Anarcopunk
Orígenes culturales Comienzos de los años 1980. Iniciado principalmente en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Alemania.
Instrumentos comunes Guitarra eléctrica - Bajo - Batería
Popularidad Alta en la década de 1980, actualmente media en Japón, Estados Unidos, Europa y América Latina.
Subgéneros
Death metal - Groove metal - Black metal
Fusiones
Crossover thrash, Metalcore, Metallic hardcore.
Enlaces
Grupos de thrash metal

El thrash metal es un subgénero del heavy metal que se caracteriza generalmente por sus ritmos similares al speed metal y el hardcore punk en la agresividad y contundencia. Las canciones del género suelen utilizar percusión rápida y un bajo registro de riffs de guitarra, los cuales suelen ser así mismo rápidos y cortantes. Las letras de las canciones de thrash metal a menudo se enfrentan con los problemas sociales, en muchas ocasiones con un lenguaje directo y de denuncia. Fue uno de los primeros subgéneros del heavy metal en aparecer, y su influencia en este estilo ha sido y sigue siendo muy grande. De esta forma, el thrash metal es la base y la mayor influencia en el metal extremo, donde se incluye principalmente al death metal y el black metal; además de ser una importante influencia (junto con el speed metal) en el power metal, si bien este estilo llevó la música por un camino más melódico. También el género ha influido en el metalcore, esto lo demuestran bandas como Trivium, Unearth o Chimaira como algunos de los ejemplos más populares. También hay una lista de aspectos comerciales, integrada por bandas de este género "Los cuatro grandes del thrash metal".

El nombre correcto de este género es thrash metal. El nombre de thrash se le dio por el sonido que genera la púa cuando se recarga con más fuerza y raspa la cuerda de la guitarra.

Rasgos musicales[editar]

El thrash metal en general se caracteriza por el uso de tempos rápidos, riffs de guitarra más agresivos y con un mayor uso de palm mute, solos bastante rápidos pero con muchas notas que escapan a la tonalidad , dándole un sonido característico, sonidos de bajo bastante pronunciados heredados de la NWOBHM. Algo muy especial en el estilo es la batería en donde se alternan pedal y bombo a velocidades por encima de los 180 bpm, mientras que también se vale de el doble pedal o doble bombo y voces agresivas pero sin llegar al extremo de estilos más pesados como el black metal, quizás la velocidad rápida y agresiva está más heredada del hardcore punk sin embargo el thrash adquiere más técnica a la hora de ejecución.

La mayoría de los solos de guitarra del thrash se reproducen a gran velocidad, ya que se caracterizan por la fragmentación, y las técnicas de uso, tales como sweep picking, fraseo legato, y tapping a dos manos. Los guitarristas del thrash metal son general y completamente influenciados por la NWOBHM.

Velocidad, ritmo y los cambios de tiempo también definen el thrash metal. El thrash metal tiende a tener una sensación de aceleración que puede ser debido en gran parte a su estilo de batería agresiva, combinación entre la batería de la NWOBHM y el hardcore punk. Por ejemplo, las baterías de thrash suelen utilizar dos bombos, o un contrabajo de pedal, con el fin de crear un sonido bastante más crudo, acelerado y potente. Para mantenerse al día con los demás instrumentos, muchos bajistas de thrash metal suelen utilizar una púa. Sin embargo, algunos destacados bajistas de thrash metal utilizan sus dedos, como Frank Bello, Greg Christian, Jack Gibson, Steve DiGiorgio y Cliff Burton. Varios bajistas usan un tono bajo distorsionado, un enfoque popularizado por Lemmy de Motörhead, Tom Araya (Slayer), David Ellefson (Megadeth), Cliff Burton (Metallica), entre otros.

Las letras de las canciones de thrash metal incluyen el aislamiento, la corrupción, la injusticia, la adicción, el suicidio, la muerte, el asesinato, la guerra, y otros males que afligen a la persona y la sociedad, incluyendo mutilaciones y otros horrores en ejemplos más extremos. El humor y la ironía a veces se pueden encontrar, pero son limitados, y son la excepción y no la regla. La gran mayoría de las bandas que manejan estos temas son del estilo crossover thrash.

La Historia[editar]

Origen e influencias[editar]

El grupo Overkill, es considerado uno de los creadores del thrash metal.

Los orígenes del thrash metal se sitúan a finales de los años 1970 y comienzos de los 1980, cuando un grupo de bandas de speed metal influenciadas por la NWOBHM, con bandas como Judas Priest, Iron Maiden, Motörhead, Venom, Diamond Head y sucedáneas, aumentaron aún más su velocidad y comenzaron a incorporar variantes: thrashcore, además de un sentimiento anarquista —similar al del hardcore punk- a su música. Los considerados como creadores de esta forma de metal son el grupo Overkill con la canción "The Beast Within" y Metallica con la canción "Hit the Lights", compuesto meses antes de lo que la gran mayoría considera como los primeros temas de thrash.

Al igual que Overkill, Metallica es considerado creador del thrash metal con su tema "Hit the Lights".

Es considerada como la primera canción de thrash metal "Stone Cold Crazy" de la banda inglesa Queen, incluida en su tercer disco, Sheer Heart Attack de 1974. Dicho por los propios miembros de la banda esta canción en su inicios era más lenta y fue la primera de las canciones en ser tocada por la banda en sus principios. Ese mismo año, la canción "Parasite", compuesta por Ace Frehley del álbum Hotter Than Hell del grupo Kiss, también mostró ser adelantado a su época, siendo una especie de prototipo de thrash metal, siendo inmortalizada por Anthrax en el home video Live Noize.

Desde sus inicios, el thrash metal se ha considerado como la respuesta de los metaleros más duros contra el metal más comercial de los años 1980, en especial las bandas de glam metal como Mötley Crüe, Ratt y Twisted Sister, a las que los grupos underground acusaban de haber vendido el heavy metal a los medios de comunicación masivos solo para ganar fama y popularidad, razón por la cual los llamaban "posers", "hair bands" o también "light metal".

El año 1981 es considerado como "crítico" para este género por muchos fanes, mientras que otros nombran influencias críticas anteriores como la citada canción de Queen. Se pueden apreciar varias ideas que se incorporarían al thrash metal, incluyendo entre estas el riff de la canción "Saints in Hell" o la estructura de la canción "White Heat, Red Hot" de la banda inglesa Judas Priest, así como la versión en directo de "Tyrant" en el disco de 1979 Unleashed in the East, que es muy cercana al concepto de thrash; sin embargo, sería en 1980 la canción "Rapid Fire", del álbum British Steel, la que definiría al fin este género, junto con la canción "Iron Maiden", del disco debut de la banda homónima, y los trabajos ochenteros del grupo Motörhead.[1]

La banda Overkill publicó su primer demo, Power in Black, por esta época. El grupo Metal Church grabó algunas maquetas a comienzos de la década de 1980 similares a los trabajos de Overkill, aunque sin un género musical thrash muy marcado como los de estos últimos.

La primera demo representante del thrash metal puede ser Red Skies del grupo Metal Church, de finales del año 1981. Era una demo instrumental que combinaba el aire puramente thrash, la velocidad arrolladora y algunos detalles de power metal. Sin trascender demasiado, poco después fue eclipsada por la demo de octubre de 1982 Four Hymns. Cronológicamente Metal Church fue probablemente el primer grupo en cultivar este género.[1]

La primera banda que llegaría a convertirse en masiva dentro del estilo fue Metallica, apareciendo en la escena con las demos Power Metal en abril de 1982, seguida por No Life 'til Leather en julio y su primer disco de estudio (Kill 'Em All, julio de 1983). Este es un disco que asienta las bases del thrash metal; cargado de velocidad y solos de guitarra arrolladores, crudo, ecléctico y que no planteaba compromisos con nada ni con nadie ya que era un género musical desarrollándose libremente. Destaca la composición musical de su ex-guitarrista Dave Mustaine. En seguida fueron influencia de bandas como Slayer o Exodus, llevando a ambas a un sonido más agresivo aún. Mientras tanto, en Europa, Artillery grabó una demo en noviembre de 1982, We Are the Dead, que tomó un sonido más cercano al del grupo Black Sabbath y dio origen a un thrash.

Megadeth utilizó el estilo thrash metal y lo desarrolló ampliamente en sus producciones sonoras.

El despegue del thrash se produjo en 1985, cuando la banda Overkill publicó su álbum debut, Feel the Fire, y Slayer hizo lo propio con su fundamental EP Haunting the Chapel de 1984, el cual incluía la canción "Chemical Warfare". Estos hechos llevaron a la formación de un thrash más oscuro y duro, como el que se puede observar en el disco de Exodus, Bonded by Blood, o el de Slayer, Hell Awaits, ambos de 1985. Este año también debutaba Artillery con Fear of Tomorrow y Megadeth, banda del ex-guitarrista de Metallica Dave Mustaine, con Killing Is My Business... And Business Is Good!.[1] Metallica también lanza su segundo disco en 1984 Ride the Lightning, donde sentaba las bases para una evolución a un estilo más oscuro y depurado, alejándose del primer thrash ruidoso y desprolijo de Kill 'Em All. Pero es en el año de 1986 cuando el thrash llegó a su punto más alto, cuando salieron a la luz varios álbumes, por destacar algunos; Peace Sells... But Who's Buying?, Reign in Blood, Darkness Descends, Obsessed By Cruelty, Pleasure to Kill, Zombie Attack, Queen of Siam, Game Over, Eternal Devastation y Master of Puppets, llegando a ser considerado el "año mundial del metal". Master of Puppets es considerado como el trabajo más grande del thrash y del metal en general de todos los tiempos por su influencia y por el desarrollo brutal del género.[2] Estos cuatro álbumes fueron los que le valieron a Metallica, Megadeth, Slayer y Anthrax el apodo de "Los cuatro grandes del thrash metal".

Desarrollo del estilo[editar]

El thrash se desarrolló a finales de los ochenta, influyendo a otros subgéneros y a bandas como Possessed. Possessed es una de las primeras bandas que desarrollaron el género musical denominado death metal y publicaron una demo en 1984 con un thrash metal más oscuro y underground. Uno de los primeros ejemplos de este género musical son los clásicos Seven Churches de dicha banda y Bestial Devastation del grupo Sepultura ambos del año 1985. El disco del grupo Watchtower, Energetic Disassembly (1985) puso nuevos estándares a la composición técnica (que después sería llamado metal progresivo), influenciada por el jazz que ya habían tomado bandas como Megadeth, que luego fue desarrollada por el grupo Coroner o bandas de death metal técnico como Atheist o Cynic, así como los trabajos de la década de los noventa del grupo Death.[1]

También existieron grupos como Dirty Rotten Imbeciles, Suicidal Tendencies y S.O.D. que agregaban aún más influencias hardcore punk al thrash tradicional, creando el llamado crossover thrash, la cual sería una base para la aparición del metalcore y del groove metal en los años 90.

Especial atención merece el thrash desarrollado en Alemania, bastante rápido y agresivo comparado con algunos de sus colegas norteamericanos. Bandas como Sodom y Destruction presentan una propuesta bastante oscura y maligna, que serviría de inspiración al posterior black metal; también bastante destacados son los "cerveceros" Tankard y el grupo Kreator, quienes con sus primeros trabajos demostraron cruzar la línea del thrash metal, metiéndose más a un death metal old school. También destacaremos del thrash metal alemán a Deathrow un grupo que evolucionó a un thrash muy técnico.

En el año 1988 el género estaba saturado con muchísimas bandas. Este hecho no influyó a la hora de que varios discos posteriores fueran considerados "clásicos". Forbidden, un grupo que apareció relativamente tarde en la escena de la Bay Area debutó con el aclamado tema "Forbidden Evil". Testament fue también una banda muy importante que hizo un debut increíble con su álbum The Legacy en el año 1987, y sus álbumes posteriores The New Order y Practice What You Preach consagraron a Testament al grado de colocarse al lado de los "cuatro grandes del thrash metal". También no se pueden olvidar los aportes de algunas bandas, como Atrophy o Sacred Reich, que si bien no tuvieron tanto éxito, sus aportes ayudaron a la escena del momento.

La banda Vio-lence, por ejemplo, debutó con su aclamado álbum Eternal Nightmare que tenía también una clara influencia del thrash metal. Sadus fue también una banda importante, que debutó con su álbum Illusions (Chemical Exposure), que tenía un sonido completamente diferente al de otras bandas, ya que combinaba el thrash metal con el death metal y el metal progresivo. Annihilator, una banda canadiense, debutó en 1989 con su álbum Alice in Hell. De la misma forma, el género se llenó igualmente de grupos que no aportaban nada al sonido del género musical, es decir, no lo hacían evolucionar. En los años 1990 este hecho y la aparición del nuevo género musical grunge hicieron que las empresas discográficas ya no se interesasen por la música de este género hasta que poco a poco fue casi olvidado.[1]

Resurgimiento[editar]

A partir del 2000 el thrash metal empezó a cobrar un poco de fuerza, después del olvido y descuido que sufrió en la década de los años 1990. Bandas que se habían alejado del género empezaron a sacar discos de thrash metal como Kreator con Violent Revolution, Sodom con M-16 Lanzados en el 2001 o Destruction con All Hell Breaks Loose, lanzado en el 2000. Recientemente más bandas comenzaron a sacar álbumes de thrash metal como, Megadeth con Endgame, Death Angel con Killing Season, Exodus con Exhibit B: The Human Condition, Testament con The Formation of Damnation, Overkill con Ironbound, Slayer con Christ Illusion, Anthrax con Worship Music. Quizás el más notable es el retorno de Metallica al thrash metal con su disco de 2008 Death Magnetic, con un sonido a mitad de camino entre sus composiciones barrocas de la década de 1980 como Master of Puppets y …And Justice for All, y el depurado heavy metal de su recordado Álbum Negro.

Bandas que se separaron en los la década de 1990 se reunieron, tal es el caso de Nuclear Assault, Hirax, Toxik, entre otras. Lo que ayudó a un completo resurgimiento del thrash metal, es un movimiento que algunos llaman "Revival thrash metal", que es la aparición de nuevas bandas como Violator, Evile, Warbringer, Kraptor, Municipal Waste, Toxic Holocaust, Kuazar, The Force, Crisix, Angelus Apatrida, entre muchas otras; en su mayoría estas quieren revivir el sonido thrash de los años 1980.

Escenas regionales[editar]

Al igual que muchos géneros musicales, el thrash tiene sus propias escenas de base regional, cada una de las cuales tiene un sonido ligeramente diferente:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e InfiernoMetal.com (ed.): «Historia e influencias - Thrash Metal» (en español). Consultado el 17 de diciembre de 2008.
  2. About.com (ed.): «Best Heavy Metal albums of 1986» (en inglés). Consultado el 18 de enero de 2009.