Mario Vargas Llosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mario Vargas Llosa
Vargas Losa Göteborg Book Fair 2011b.jpg
Vargas Llosa en la Feria del Libro de Gotemburgo, jueves 22 de septiembre 2011.
Nombre de nacimiento Jorge Mario Pedro Vargas Llosa
Nacimiento 28 de marzo de 1936 (78 años)
Bandera del Perú Arequipa, Perú
Nacionalidad Peruano-español
Ocupación Escritor y político
Alma máter UNMSM coatofarms seal.svg Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Escudo de la Universidad Complutense de Madrid.svg Universidad Complutense de Madrid
Período Siglo XX, siglo XXI
Género Realismo social, literatura hispanoamericana
Movimientos Boom latinoamericano
Cónyuge Julia Urquidi Illanes (1955-1964)
Patricia Llosa (1965-presente)
Descendencia Álvaro, Gonzalo y Morgana
Firma Mario Vargas Llosa Signature.svg
Premios Premio Nobel de Literatura Nobel de Literatura (2010)
Premio Cervantes Miguel de Cervantes (1994)
Premio Príncipe de Asturias Príncipe de Asturias de las Letras (1986)
PER Order of the Sun of Peru - Grand Cross BAR.png Gran Collar de la Orden El Sol del Perú
Otros

Jorge Mario Pedro Vargas Llosa (Arequipa, Perú, 28 de marzo de 1936), I marqués de Vargas Llosa,[1] [2] conocido como Mario Vargas Llosa, es un escritor peruano. Uno de los más importantes novelistas y ensayistas contemporáneos, su obra ha cosechado numerosos premios, entre los que destacan el Príncipe de Asturias de las Letras 1986 y el Nobel de Literatura 2010 —este último otorgado «por su cartografía de las estructuras del poder y sus imágenes mordaces de la resistencia del individuo, su rebelión y su derrota»—;[3] [4] [5] el Cervantes (1994), el Planeta (1993), el Biblioteca Breve (1963), el Rómulo Gallegos (1967), entre otros. Desde 2011 recibe el tratamiento protocolar de Ilustrísimo Señor al recibir del Rey Juan Carlos I el título de marqués de Vargas Llosa.

Vargas Llosa alcanzó la fama en la década de 1960 con novelas, tales como La ciudad y los perros (1962), La casa verde (1965) y Conversación en La Catedral (1969). Continúa escribiendo prolíficamente en una serie de géneros literarios, incluyendo la crítica literaria y el periodismo. Entre sus novelas se cuentan comedias, novelas policiacas, históricas y políticas. Varias de ellas, como Pantaleón y las visitadoras (1973) y La Fiesta del Chivo (1998), han sido adaptadas y llevadas al cine.

Muchas de las obras de Vargas Llosa están influidas por la percepción del escritor sobre la sociedad peruana y por sus propias experiencias como peruano; sin embargo, de forma creciente ha tratado temas de otras partes del mundo. Ha residido en Europa (entre España, Gran Bretaña, Suiza y Francia) la mayor parte del tiempo desde 1958, cuando inició su carrera literaria, de modo que en su obra se percibe también una cierta influencia europea. Desde 1993 cuenta también con la nacionalidad española.[6]

Al igual que otros autores latinoamericanos, ha participado en política, siendo defensor de las ideas liberales. Fue candidato a la presidencia del Perú en las elecciones de 1990 por la coalición política de centroderecha Frente Democrático (Fredemo).

Biografía[editar]

Vargas Llosa nació en el seno de una familia de clase media de ascendencia mestiza[7] y criolla en la ciudad de Arequipa, en el sur del Perú.[8] Fue el único hijo de Ernesto Vargas Maldonado y de Dora Llosa Ureta, quienes se separaron meses antes de su nacimiento[8] para divorciarse luego del mismo, de mutuo acuerdo.[9] Poco después de que Mario naciera, su padre reveló que tenía una relación con una mujer alemana y, como resultado de dicha unión nacieron dos medio hermanos menores del escritor: Enrique y Ernesto Vargas[10] (el primero falleció de leucemia a los once años de edad; el segundo es abogado y ciudadano estadounidense).[11]

Mario vivió con su familia materna en Arequipa hasta un año después del divorcio de sus padres, momento en que su abuelo Pedro J. Llosa Bustamante se trasladó con toda su familia a Bolivia, donde había conseguido un contrato para administrar una hacienda algodonera cercana a Cochabamba.[12] En dicha ciudad pasó Mario los primeros años de su niñez, junto con su madre y la familia de esta, cursando estudios primarios en el Colegio La Salle, hasta el cuarto grado.[13] [14] Hasta los diez años, se le hizo creer que su padre había fallecido, ya que su madre y su familia no querían explicarle que se habían separado.[15] [16]

Al iniciarse el gobierno del presidente José Luis Bustamante y Rivero en 1945, su abuelo, que era primo hermano del presidente, obtuvo el cargo de prefecto del departamento de Piura, por lo que la familia entera regresó al Perú. Los tíos de Mario se establecieron en Lima, mientras que Mario y su madre siguieron al abuelo a la ciudad de Piura.[17] [18] Allí Mario continuó sus estudios de primaria en el Colegio Salesiano Don Bosco,[19] cursando el quinto grado y donde hizo amistad con uno de sus compañeros, Javier Silva Ruete, quien tiempo después sería ministro de economía.[20]

A fines de 1946 o principios de 1947, y cuando tenía diez años de edad, Mario se encontró con su padre por primera vez en Piura.[21] Sus padres restablecieron su relación y se trasladaron a Lima, instalándose en Magdalena del Mar, un distrito de clase media.[22] Luego se trasladaron a La Perla, en el Callao, donde vivieron en una pequeña casa aislada. Los fines de semana Mario solía visitar a sus tíos y primos que vivían en el barrio de Diego Ferré, en el distrito de Miraflores, donde hizo muchos amigos y donde tuvo sus primeros enamoramientos.[23]

En Lima estudió en el Colegio La Salle, de la congregación Hermanos de las Escuelas Cristianas, de 1947 a 1949,[24] cursando el sexto grado de primaria en 1947, y los dos primeros años de secundaria de 1948 a 1949. La relación con su padre, siempre tortuosa, marcaría el resto de su vida. Por años, guardó hacia él sentimientos entremezclados, como el temor y el resentimiento, debido a que durante su niñez debió soportar violentos arrebatos de parte de su padre, además de un resentimiento hacia la familia Llosa y grandes celos para con su madre; pero, sobre todo, a causa de la repulsión de su padre hacia su vocación literaria, que nunca llegó a comprender.[25]

A los 14 años, su padre lo envió al Colegio Militar Leoncio Prado, en el Callao, un internado donde cursó el 3º y el 4º año de educación secundaria, entre 1950 y 1951. Allí soportó una férrea disciplina militar, y, según su testimonio, fue la época en la que leyó y escribió «como no lo había hecho nunca antes», consolidando así su precoz vocación de escritor.[26] Sus lecturas predilectas fueron las novelas de los escritores franceses Alejandro Dumas y Victor Hugo. Entre sus profesores figuró el poeta surrealista César Moro, quien por un tiempo le dio clases de francés.[27]

Durante las vacaciones veraniegas de 1952, Vargas Llosa empezó a trabajar como periodista en el diario limeño La Crónica donde se le encomendaron reportajes, notas y entrevistas locales.[28] Ese mismo año se retiró del colegio militar y se trasladó a Piura, donde vivió con su tío Luis Llosa (el “tío Lucho”) y cursó el último año de educación secundaria en el colegio San Miguel de Piura.[17] [29] Simultáneamente trabajó para el diario local, La Industria, y presenció la representación teatral de su primera obra dramatúrgica, La huida del Inca, en el teatro «Variedades».[17] [30]

Bases para una interpretación de Rubén Darío, tesis presentada por Mario Vargas Llosa a su alma máter, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima, 1958).

En 1953, durante el gobierno de Manuel A. Odría, Vargas Llosa ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde estudió Derecho y Literatura.[31] Participó en la política universitaria a través de Cahuide, nombre con el que se mantenía vivo el Partido Comunista Peruano, entonces perseguido por el gobierno, contra el que se opuso a través de los órganos universitarios y en fugaces protestas en plazas. Poco tiempo después, se distanció del grupo y se inscribió en el Partido Demócrata Cristiano de Héctor Cornejo Chávez, esperanzado en que esa agrupación lanzara la candidatura de José Luis Bustamante y Rivero, quien, por aquel entonces, regresaba del exilio. Dicha expectativa no se cumplió. Durante este tiempo, trabajó como asistente del renombrado historiador sanmarquino Raúl Porras Barrenechea en una obra que nunca llegó a concretarse: varios tomos de una monumental historia de la conquista del Perú.

En 1955, a la edad de 19 años, contrajo matrimonio con Julia Urquidi, su tía política por parte materna, quien era 10 años mayor.[32] Debido al rechazo que este acto causó en su familia, se vieron forzados a separarse durante un tiempo estando recién casados. Para lograr mantener una vida en común, el joven Mario, ayudado por Porras Barrenechea, consiguió hasta siete trabajos simultáneos: como asistente de bibliotecario del Club Nacional, escribiendo para varios medios periodísticos e incluso catalogando nombres de las lápidas del Cementerio Presbítero Matías Maestro de Lima; finalmente ingresó a trabajar como periodista en Radio Panamericana, aumentando sustantivamente sus ingresos.[13] [33]

Por entonces, Vargas Llosa empezó con seriedad su carrera literaria con la publicación de sus primeros relatos: El abuelo (en el diario El Comercio, 9 de diciembre de 1956)[34] y Los jefes (en la revista Mercurio Peruano, febrero de 1957).[35] A fines de 1957 se presentó a un concurso de cuentos organizado por La Revue Française, una importante publicación francesa dedicada al arte. Su relato titulado El desafío obtuvo el primer premio, que consistía en quince días de visita en París, hacia donde partió en enero de 1958. Su estadía en la capital de Francia se prorrogó durante un mes, antes de retornar a Lima.[13] [36] Ese mismo año se graduó de bachiller en Humanidades en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, a mérito de su tesis sobre las Bases para una interpretación de Rubén Darío.[37] Fue, además, considerado como el alumno sanmarquino más distinguido de Literatura,[38] por lo que recibió la beca Javier Prado para seguir cursos de posgrado en la Universidad Complutense de Madrid, en España.[39] Antes de partir hacia Europa, hizo un corto viaje por la amazonía peruana, experiencia que después le serviría para ambientar tres de sus novelas —La casa verde, Pantaleón y las visitadoras y El hablador— en dicho espacio geográfico.[40]

En 1960, luego de terminarse la beca en Madrid, Vargas Llosa se mudó a Francia creyendo que iba a obtener una beca para estudiar ahí; sin embargo, llegado a París se enteró que su solicitud había sido denegada.[41] A pesar del inesperado estado financiero de Mario y Julia, la pareja decidió quedarse en París donde Vargas Llosa comenzó a escribir de forma prolífica.[41] Su matrimonio duró algunos años más, pero terminó en divorcio en 1964.[42] Un año después, Vargas Llosa se casó con su prima, Patricia Llosa,[42] con quien tuvo tres hijos: Álvaro Vargas Llosa (1966), escritor y editor; Gonzalo (1967), empresario; y Morgana (1974), fotógrafa.

En la capital francesa, terminó de escribir su primera novela, La ciudad y los perros, y allí, a través del hispanista Claude Couffon, entró en contacto con Carlos Barral, director de la editorial Seix Barral. La novela consiguió en 1962 el Premio Biblioteca Breve y se publicó al año siguiente en la editorial barcelonesa. En 1966, durante la lectura que hizo de La casa verde, la entonces responsable de derechos de la editorial, Carmen Balcells, decidió proponerse al escritor para convertirse en su agente literario. Lo animó a centrarse exclusivamente en la literatura y le consiguió sustento económico durante el tiempo que durase la redacción de Conversación en La Catedral, a condición de que el contrato con la editorial lo hiciese ella. A partir de ese momento, se convirtió en su agente y llegó a conseguirle contratos extraordinarios.[43]

En 1971, bajo la dirección del profesor Alonso Zamora Vicente, obtiene un Doctorado en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid con la calificación de sobresaliente cum laude por su tesis García Márquez: lengua y estructura de su obra narrativa, publicada luego bajo el título de García Márquez: historia de un deicidio.[44] Fue jurado del Festival de Cannes de 1976.

Aficionado al fútbol, Vargas Llosa es un experto en estadísticas de este deporte[45] y durante el Mundial España 1982 ejerció como periodista deportivo.[46] [47]

En 1983 su exesposa Julia Urquidi publicó sus memorias tituladas Lo que Varguitas no dijo en respuesta a la novela La tía Julia y el escribidor, basadas en la relación entre ambos,[48] que fueron reeditadas en 2010.[49]

Obra[editar]

Mario Vargas Llosa en 1982.

Narrativa[editar]

Características generales[editar]

Mario Vargas Llosa ha sido definido como uno de los más completos narradores de su generación y una figura destacada de la literatura hispanoamericana.[50] Representante ideal del espíritu del Boom latinoamericano, pues nació literariamente con él y ayudó a definirlo y a identificarlo con una nueva generación de escritores,[51] su obra narrativa se caracteriza por la importancia de la experimentación técnica, aspecto por el que es valorado como un maestro de la composición novelística y en el que se ha desempeñado como un notable innovador de posibilidades narrativas y estilísticas.[50]

Desde el punto de vista temático, sus novelas tratan de la antinomia entre lo histórico y lo estructural, como así lo expresa el título de varias de sus novelas (La ciudad y los perros, La casa verde, Conversación en La Catedral), en las que la presencia de estructuras demuestra el interés casi obsesivo que el autor tiene por éstas.[52] Asimismo, en cuanto a los tonos, su obra presenta las características más variadas, desde el humor y la comicidad hasta la caída trágica.[50]

Por otra parte, el hecho de que el grueso de su producción literaria la haya realizado desde el extranjero, explica el sesgo retrospectivo que domina buena parte de la misma, así como la reconstrucción constante que hace de vivencias íntimas o colectivas del Perú como base de su ficción, salvo algunas excepciones como La guerra del fin mundo y algunas de sus últimas novelas.[53]

En cuanto a sus modelos literarios, o “precursores” (a los que ha dedicado en varios casos estudios críticos), hay que citar, por un lado, a la novela de caballerías Tirant lo Blanc, de Joanot Martorell, y a Cien años de soledad, de García Márquez, ambas como ideales del concepto de novela total (la que funde lo real con lo irracional y el mito); por otro, son imprescindibles para Vargas Llosa dos escritores en especial: Flaubert, como modelo de la literatura como vocación, de la utilización de la realidad como pozo sin fondo para encontrar contenidos y temas (la mediocridad del ser humano, la violencia y el sexo), como modelo, también, de la importancia de una estructura narrativa rigurosa y de un narrador impasible ante los hechos narrados, etc.; y Faulkner, tanto en lo que respecta a temas y ambientes, como a rasgos formales, especialmente, el multiperspectivismo, los saltos en el tiempo, el uso de varios narradores en vez del omnisciente, la retención de información, el uso de historias paralelas, etc.[54]

Trayectoria narrativa[editar]

Los inicios literarios de Vargas Llosa fueron el estreno en Piura, cuando tenía 16 años, de una obra de teatro, hoy probablemente perdida, titulada la La huida del Inca, y algunos cuentos publicados en Lima en diversos medios.

En Lima, la presencia literaria dominante era la de los narradores de la llamada generación del 50. Aunque finalmente se distanciaría de ellos, el grupo estimuló su vocación literaria con su visión realista de la sociedad peruana, especialmente la de Lima. Más en concreto,

Con ellos, aprendió a cultivar el realismo urbano, de clara intención social y testimonial, a veces inspirado en la escuela narrativa norteamericana, el neorrealismo literario y cinematográfico italiano y las ideas del «compromiso» desarrolladas por Sartre. Estos influjos son visibles en los cuentos juveniles de Vargas Llosa y aun en sus primeras novelas.[55]

Luego, la ruptura con los criterios estéticos de esa generación se produce sobre todo en el plano técnico y en la resistencia de Vargas Llosa a defender en sus obras tesis o propuestas ideológicas de determinado signo. Así, la novedad básica que introduce con sus obras es

la ruptura del modelo de representación naturalista y del esquema intelectual algo simplista en el que se apoyaba el documentalismo de ese grupo. La misma evolución de las novelas del autor demostraría su rápida independencia estética, estimulada por su experiencia europea y el descubrimiento de otras formas y propuestas.[56]

La crítica[57] tiende a distribuir su obra narrativa en tres grupos:

En el primero estarían sus obras iniciales: Los jefes, Los cachorros, La ciudad y los perros, La casa verde y Conversación en La Catedral. Aunque se trata de narraciones muy diversas en intención, asunto y formas (y, de hecho, cada obra constituye una intensificación de la complejidad técnica y de contenido respecto de la anterior), presentan una incuestionable unidad en cuanto a la complejidad del proyecto y a la visión narrativa que proponen.

A partir de 1973, con la publicación de Pantaleón y las visitadoras, Vargas Llosa inicia una fase marcada por una actitud cuestionadora tanto de los grandes problemas de la sociedad latinoamericana moderna (en especial, los referidos a Perú, en un momento crítico de su historia), como las del arte narrativo con el que intenta representarlas.[58] Así, y de una forma evidente, se aprecia una moderación de su afán totalizante y una tendencia a la plasmación de historias generalmente menos complejas y dentro de unos márgenes más restringidos, aunque sin prescindir de recursos técnicos esenciales para él como el efecto de contraste que permite el desarrollo paralelo de dos o más historias.[59] Con todo, publica en esta fase una obra, La guerra del fin del mundo, que constituye no solo una excepción a estos rasgos generales (es la obra de mayor ambición y trascendencia del período), sino la primera incursión de Vargas Llosa fuera de la realidad física o histórica de su país.

Desde finales de los setenta, además, su reflexión como narrador aborda especialmente la relación entre lo real y su trasposición literaria, esto es, la, así llamada por él, «verdad de las mentiras», o la constatación de que la palabra crea un mundo propio que se parece a la realidad externa, pero que tiene sus propias reglas y «verdades».[60]

En consecuencia, todos estos rasgos se manifiestan de una u otra manera, en otros dos grupos de obras: uno que comprende una serie de novelas de tema político, como La guerra del fin del mundo, Historia de Mayta, Lituma en los Andes, La fiesta del Chivo, etc.; y otro que empieza con Pantaleón y las visitadoras, y en el que aborda tanto temas centrados en la reelaboración de experiencias más privadas (La tía Julia y el escribidor) o de modelos clásicos de novela policiaca (¿Quién mató a Palomino Molero?) o erótica (Elogio de la madrastra).

Obras[editar]

Su primer libro publicado fue una colección de cuentos titulada Los Jefes (encabezada por el relato del mismo nombre), que obtuvo el premio Leopoldo Alas (1959).

Su primera novela, La ciudad y los perros (1963) se desarrolla en medio de una comunidad de estudiantes del Colegio Militar Leoncio Prado (situado en el Callao) y se basa en las experiencias personales del autor.[61] Esta prematura obra adquirió la atención general del público así como un éxito inmediato.[62] Su vitalidad y hábil uso de técnicas literarias sofisticadas impresionó de inmediato a los críticos,[63] y ganó así el Premio de la Crítica Española.[62]

En 1966 aparece su segunda novela, La casa verde, acerca de una casa-burdel del mismo nombre cuya presencia en Piura afecta las vidas de los personajes. La trama se centra en Bonifacia, una chica de origen aguaruna que es expulsada de un convento para transformarse luego en «la selvática», la prostituta más conocida de «La casa verde». La novela obtuvo de inmediato una entusiasta recepción por parte de la crítica, que confirmaba a Vargas Llosa como una importante figura de la narrativa latinoamericana.[64]

Tres años más tarde publica Conversación en La Catedral, su tercera novela, y en 1971 sale García Márquez: historia de un deicidio, que había sido su tesis doctoral en la Universidad Complutense de Madrid.[65]

Después de la publicación de la monumental Conversación en La Catedral, Vargas Llosa se distanció de los temas de mayor seriedad, como son la política y los problemas sociales. Raymond L. Williams, especialista en literatura latinoamericana, describe esta fase de su carrera literaria como «el descubrimiento del humor»,[66] cuyo primer fruto fue Pantaleón y las visitadoras (1973),[67] seguido en 1977 de La tía Julia y el escribidor, basada en parte en el matrimonio con su primera esposa, Julia Urquidi, a quien dedicó la novela.[68]

En 1981 aparece La guerra del fin del mundo, su primera novela histórica y una de las más importantes que ha escrito.[69] Esta obra inició un cambio radical en el estilo de Vargas Llosa hacia temas como el mesianismo y la conducta irracional humana.[70] Ambientada en las profundidades del sertón del siglo XIX, se basa en hechos auténticos de la historia del Brasil: la revuelta antirrepublicana de masas milenaristas sebastianistas guiadas por el taumaturgo iluminado Antonio Conselheiro en el pueblo de Canudos.

Tras un período de intensa actividad política, Vargas Llosa volvió a ocuparse en la literatura y en 1993 sacó su libro autobiográfico, El pez en el agua, la novela Lituma en los Andes y la obra de teatro El loco de los balcones. A la histórica Lituma le seguiría la erótica Los cuadernos de don Rigoberto (1997). La Fiesta del Chivo (2000), sobre el dictador dominicano Trujillo fue llevada al cine con el mismo nombre por su primo Luis Llosa. A esta novela le siguió el El paraíso en la otra esquina (2003), que alterna la historia del pintor Gauguin con la de su abuela .

Otro trabajo destacable es un ensayo que resume el curso que dictó en la Universidad de Oxford sobre la novela Los miserables de Victor Hugo: La tentación de lo imposible (2004). En mayo de 2006, presentó su novela Travesuras de la niña mala, y el 3 de noviembre de 2010 publicó El sueño del celta, obra con la que vuelve al género de la novela histórica y que trata sobre la vida de Roger Casement, cónsul británico en el Congo Belga y en Perú, que entre 1903 y 1911 se dedicó a investigar y a denunciar las atrocidades —explotación salvaje, torturas y genocidio— cometidas por el régimen de Leopoldo II en el Congo y por la compañía C. Arana y la británica Peruvian Rubber Company en la remota selva del Putumayo peruano.[71] En 2013 El héroe discreto vuelve a ambientarse en Perú; en ella narra las vivencias de dos empresarios peruanos.

La persona, curiosidades[editar]

Se declara melómano, sintiendo una especial predilección por Gustav Mahler.[72]

Durante su encuentro con la prensa internacional en el Instituto Cervantes de Nueva York, tras conocer que le había sido otorgado el Premio Nobel 2010, Vargas Llosa declaró que dicho galardón lo consideraba como un reconocimiento al idioma español.[73] Respecto a su producción literaria manifestó: "Lo que hago, lo que digo, expresa el país en el que he nacido, el país en el que he vivido, las experiencias fundamentales que marcan a un ser humano, que son las de infancia y juventud, de tal manera que el Perú soy yo. Yo le puedo agradecer a mi país, a lo que yo soy, el ser un escritor".[74]

Vargas Llosa ha declarado ser hincha del Universitario de Deportes de Perú.[75] y en El pez en el agua cuenta que desde pequeño ha sido hincha del llamado equipo crema, al que vio por primera vez en el terreno de juego un día de 1946 cuando tenía 10 años de edad.[76] En febrero de 2011, dicho club peruano le otorgó la condición de socio honorario vitalicio, en una ceremonia llevada a cabo en el Estadio Monumental.[77] [78]

Premios y distinciones[editar]

A lo largo de su carrera ha recibido innumerables premios y distinciones, entre ellos el Nobel de Literatura (2010) y los dos máximos galardones que se conceden en el ámbito de las letras hispánicas: el Rómulo Gallegos 1967, por su novela La casa verde y el Cervantes (1994).

Otros destacados galardones en su haber son el Premio Nacional de Novela del Perú (1967, por La casa verde), el Príncipe de Asturias (España) (1986) y el de la Paz de los Libreros de Alemania, otorgado en la Feria del Libro de Fráncfort (1997). En 1993 ganó el Planeta por Lituma en los Andes y, anteriormente, había obtenido el Biblioteca Breve 1963 por La ciudad y los perros, que marcó el inicio de su exitosa carrera literaria internacional.

Mario Vargas Llosa recibiendo el birrete de manos del rector de la Universidad de La Rioja (2007).
Calle dedicada a Mario Vargas Llosa en el campus de la Universidad de La Rioja en la ciudad de Logroño (España).

Es miembro de la Academia Peruana de la Lengua desde 1977, y de la Real Española desde 1994. Cuenta con varios doctorados honoris causa por universidades de América, Asia y Europa; pueden citarse los concedidos por Yale (1994), Universidad de Lima (1997), Ben Gurión de Israel (1998), Harvard (1999), su alma mater la Mayor de San Marcos (2001), Oxford (2003), Europea de Madrid (2005), La Sorbona (2005), La Rioja y de Málaga (2007), Alicante, Simón Bolívar y Católica del Perú (2008), Granada (2009), Castilla-La Mancha, Autónoma de México (2010), Cayetano Heredia[79] (2011). Próximamente le será conferido otro doctorado honoris causa por la Universidad de la República en Montevideo, Uruguay.[80]

Ha sido condecorado por el gobierno francés con la Legión de Honor en 1985, y en 2001 recibió de su gobierno la condecoración Orden El Sol del Perú en el Grado de Gran Cruz con Diamantes, la más alta distinción que otorga ese país.

En 2004 obtuvo el Premio Konex MERCOSUR a las Letras, otorgado por la Fundación Konex (Argentina), como el escritor más influyente de la región.

El 7 de octubre de 2010 se le concedió el Premio Nobel de Literatura y el discurso de aceptación, titulado Elogio de la lectura y la ficción, lo pronunció en la Gran Sala de la Academia Sueca el 7 de diciembre.[81] [82] Tres días después recibió el galardón de manos del rey Carlos XVI Gustavo en la Sala de Conciertos de Estocolmo.[83] [84] Durante el banquete de gala posterior a la recepción de los Premios Nobel, Vargas Llosa pronunció un brindis de agradecimiento en forma de cuento.[85]

Premios Internacionales del libro latino (Internacional Latino Book Awards)

El 13 de diciembre del mismo año se le otorgó la Orden de las Artes y Las Letras por su "extraordinaria contribución a la literatura universal y el aporte al desarrollo cultural del país",[86] en ceremonia llevada a cabo dos días después en el Palacio de Gobierno del Perú.[87] [88]

El 4 de febrero de 2011 se publica en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto con el cual el rey Juan Carlos I le concede el título de marqués de Vargas Llosa, que de acuerdo con la legislación nobiliaria española es hereditario, mencionando como fundamento "su extraordinaria contribución, apreciada universalmente, a la Literatura y a la Lengua española, que merece ser reconocida de manera especial".[89] Comentando este acontecimiento, el escritor dijo: "Hay que tomarlo con humor, viviendo y siendo de un país republicano; con agradecimiento porque es un gesto muy cariñoso del rey de España; y con una sorpresa descomunal pues jamás imaginé que me harían marqués [...]. Agradezco a España, agradezco al rey. Y al mismo tiempo digo que yo nací plebeyo y voy a morir plebeyo, a pesar del título”.[2]

El 4 de marzo, recibe de manos del presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, la condecoración de la Orden del Águila Azteca, en el grado de Insignia, máximo reconocimiento que otorga ese país a un extranjero, por su labor a favor de la Humanidad.[90]

El 16 del mismo mes fue condecorado con la Orden Peruana de la Justicia en el grado de Gran Cruz por el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la República del Perú, Javier Villa Stein, como Gran Maestre de la orden. Como homenaje por la obtención del Premio Nobel, en el marco de las celebraciones por el 460º aniversario de la Universidad de San Marcos, su alma mater lo distiguió el 30 de marzo con su máxima condecoración: la Medalla de Honor Sanmarquina en el grado de Gran Cruz, además de crear una cátedra que lleva su nombre e inaugurar una sala museo sobre el laureado escritor y sus años en ese establecimiento educativo.[91] La ceremonia se realizó en la histórica Casona de San Marcos y contó con la participación de destacados intelectuales sanmarquinos quienes también han sido compañeros, amigos y profesores de Vargas Llosa.[92]

En 2012 fue reconocido como uno de los "10 intelectuales más influyentes de Iberoamérica" por los lectores de la revista Foreign Policy.[93] El 11 de noviembre del mismo año, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (Conaculta), le otorga el Premio Internacional Carlos Fuentes por su contribución al enriquecimiento del patrimonio literario de la humanidad.

Además de los numerosos reconocimientos que ha recibido, en abril de 2013 se lanzó oficialmente en Lima el Premio Vargas Llosa de novela iberoamericana.[94]

En el año 2011 surgió La Cátedra Vargas Llosa como una iniciativa de la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes y 10 universidades españolas, con el proyecto de buscar fomentar y apoyar el estudio de la literatura contemporánea, potenciar el interés por la lectura y la escritura, apoyar la nueva creación literaria iberoamericana, difundir la obra de Vargas Llosa y promover estudios de investigación, entre otros temas. Esta cátedra creo en setiembre del año 2013 el "Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa" el cual es dotado de una recompensa de 100,000 dólares (75,000 euros).

Participación política[editar]

Durante el régimen militar de Juan Velasco Alvarado aplaudió las reformas revolucionarias como la entrega de la tierra a los campesinos, la participación de los trabajadores en la gestión y propiedad de las empresas, el rescate de las riquezas naturales y la política nacional independiente.[95] En varias oportunidades calificó al régimen de audaz e imaginativo en las reformas económicas y sociales; pero mostró su desacuerdo con el gobierno tras el cierre de diversos medios de comunicación, diciendo que este padecía de síntomas de autoritarismo. A partir de 1976 manifestó su distancia con el gobierno militar, criticando las acciones en contra de la libertad de expresión.[96]

Mario Vargas Llosa en discurso como candidato a la presidencia del Perú (1990).

Como presidente del PEN Internacional, organización mundial de escritores, el 22 de octubre de 1976 envió una carta al dictador argentino Jorge Rafael Videla denunciando que fuerzas oficiales y comandos armados vestidos de civil han perseguido intelectuales, secuestrándolos en sus casas y luego asesinándolos, torturándolos o haciendo desaparecer sin que se tengan noticias de su paradero. Señaló también que decenas de escritores, artistas y periodistas habían debido huir del país, por amenazas de muerte recibidas. Esta carta fue difundida por diversos medios periodísticos del mundo.[97]

En la década de 1980, Vargas Llosa se volvió políticamente activo y causó sorpresa por sus posiciones liberales, ya que la intelectualidad de la época se caracterizaba por su perfil izquierdista.

En 1983 fue nombrado por el entonces presidente del Perú, Fernando Belaúnde Terry, al frente de la Comisión Investigadora del Caso Uchuraccay, cuya misión era aclarar el asesinato de ocho periodistas que habían viajado a la aldea para dilucidar anteriores masacres en Huaychao, en las que sospechaban que podían estar involucrados elementos de las Fuerzas Armadas. Pese a que la comisión presidida por Vargas Llosa exculpaba a los militares, más tarde se demostraría su implicación en los asesinatos y algunos, como el general Clemente Noel Morán, fueron procesados y condenados a varios años de cárcel.[98]

En abril de 1984, el presidente Fernando Belaúnde Terry le propuso ser el Presidente del Consejo de Ministros del Perú, ante lo cual Vargas Llosa en un primer momento aceptó y planeó formar un gabinete de consenso, independiente y de absoluta imparcialidad; sin embargo, el escritor desistió a hacerse cargo por creer que no es la solución que conviene al país en las actuales circunstancias.[99]

Ante los intentos del gobierno aprista de Alan García de nacionalizar la banca peruana, Vargas Llosa se perfiló como líder político, encabezando la protesta contra esa acción en 1987. Inició su carrera política fundando el movimiento Libertad y se presentó como candidato a la presidencia del Perú en 1990. Durante gran parte de la campaña electoral, fue el candidato favorito. El súbito crecimiento de la popularidad de Alberto Fujimori, quien hasta 15 días antes de la elección aparecía con menos del 10% de las preferencias, forzó una segunda vuelta electoral en la cual Vargas Llosa fue derrotado.

Mario Vargas Llosa en el acto fundacional de Unión, Progreso y Democracia.

Después de las elecciones, se instaló en Madrid. El gobierno de Alberto Fujimori amenazó con quitarle la nacionalidad peruana, por lo que para evitar convertirse en un apátrida,[100] a petición del escritor, el Gobierno español le concedió la ciudadanía española en 1993, sin que tuviera que renunciar a la peruana[101] gracias al convenio de doble nacionalidad vigente entre ambos países.

Vargas Llosa calificó en 1990 como la dictadura perfecta al sistema político de México, con Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) en la presidencia y más de seis décadas de predominancia del PRI en el gobierno, lo que lo obligó a salir rápidamente de ese país para evitar un problema político.[102]

Ha sido un permanente crítico de las dictaduras y de aquellos gobiernos que considera autoritarios, cuestionándolos desde artículos periodísticos y declaraciones públicas.[103] [104]

En años recientes ha evolucionado a posturas ideológicas más liberales y mantiene vínculos con importantes exdirigentes de la derecha de varios países, como José María Aznar (exjefe del Gobierno español) o Francisco Flores (expresidente de la República de El Salvador).

El 29 de septiembre de 2007 participó en el acto de presentación del partido español Unión, Progreso y Democracia, de cuya Fundación Progreso y Democracia fue nombrado patrono de honor.[105] Apoyó la candidatura presidencial del empresario chileno de derecha, Sebastián Piñera y, además, fue invitado a participar junto a la presidenta de ese país, Michelle Bachelet, en la inauguración del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, en conmemoración de las víctimas en la dictadura militar de Augusto Pinochet. Hasta su renuncia irrevocable, en setiembre de 2010, como protesta "contra la aprobación de decretos legislativos cuya vigencia hubiera permitido la liberación de violadores de Derechos Humanos" , Vargas Llosa presidió la Comisión de Alto Nivel para la constitución del Lugar de la Memoria del Perú,[106] dedicado a la dignificación de las víctimas del conflicto armado interno de ese país.

En las elecciones generales de abril de 2011, votó en favor de Alejandro Toledo (expresidente en 2001-2006)[107] [108] y al conocerse que Keiko Fujimori y Ollanta Humala serían quienes definirían la presidencia del Perú en una segunda vuelta, declaró que respaldaría a este último para impedir el «retorno de la dictadura que gobernó el país en la década de los noventa», en clara alusión a la candidatura de la hija de Alberto Fujimori.[109]

El 19 de mayo, en la histórica Casona de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Ollanta Humala realizó el juramento Compromiso en defensa de la democracia en presencia de varios destacados intelectuales y artistas peruanos quienes le brindaron su apoyo. Durante la ceremonia se proyectó un video que envió Vargas Llosa, en el cual le reiteraba su apoyo en los siguientes términos:

Yo creo que este juramento y su plan de gobierno rectificado deberían desvanecer todas las dudas que aún persisten en quienes no han decidido su voto. Yo los exhorto a votar por Ollanta Humala para defender la democracia en el Perú y evitarnos el escarnio de una nueva dictadura.[109]

A menos de una semana de la votación, Vargas Llosa rompió relaciones con El Comercio, periódico que publicaba su columna Piedra de Toque, por considerar que este se había convertido «en una máquina propagandística de Keiko Fujimori que, en su afán de impedir por todos los medios la victoria de Ollanta Humala, viola a diario las más elementales nociones de la objetividad y de la ética periodísticas».[110] Terminados los comicios y conocida la victoria de Ollanta Humala, Vargas Llosa manifestó que su partipación activa en la campaña electoral salvar la democracia de su país había terminado.[111]

Participación en los medios de comunicación[editar]

Mario Vargas Llosa publicó su primer artículo periodístico en el número 198 de la revista Caretas en mayo de 1960. El 25 de julio de 1977 estrenó su columna Piedra de toque, meditación desde el punto de vista de un escritor sobre el acontecer humano. Estas columnas han sido muy leídas y desde 1997 vienen siendo publicadas quincenalmente en Caretas, así como en más de 20 diarios y revistas de diferentes partes del mundo. A lo largo de sus intervenciones en Piedra de Toque, el autor ha tratado los siguientes temas:[112]

  1. Debates de actualidad: temas de reflexión abiertos
  2. Sobre todas las dictaduras: el escritor recuerda su animadversión hacia toda clase de dictaduras y su respeto por el proceso democrático
  3. Tratados de los efectos de la globalización y la democracia
  4. Ensayos sobre personajes contemporáneos
  5. Vargas Llosa según Vargas Llosa: escribe acerca de su obra y sus experiencias
  6. Temas culturales de diferentes países del mundo
  7. Temas acerca de la política del Perú:

Además de ser constantemente entrevistado por otros periodistas en la radio y la televisión, y de participar como colaborador o invitado especial en programas de televisión y de radio, Vargas Llosa tuvo su propio programa en la televisión peruana, titulado La torre de Babel.

Bibliografía de Mario Vargas Llosa[editar]

Novela[editar]

Cuento[editar]

  • Los jefes (1959); incluye 6 relatos:
  • Fonchito y la luna (2010), cuento infantil ilustrado.
  • Helenita, me muero por ti

Ensayo[editar]


Teatro[editar]

Memoria[editar]

Otras obras y publicaciones[editar]

Los ensayos y artículos periodísticos de Vargas Llosa han sido recopilados en tres volúmenes bajo el título Contra viento y marea: escritos de 1962 a 1982 (1983), de 1972 a 1983 (1986) y de 1984 a 1988 (1990). Posteriormente, en 2012, estos ensayos y artículos junto con los incluidos en El lenguaje de la pasión, Desafíos a la Libertad, Diario de Irak e Israel/Palestina. Paz o guerra santa, aparte de otros recogidos en antologías, y más de seiscientos no publicados hasta entonces en libro, y ordenados por su fecha de aparición, fueron recopilados, dentro de sus Obras Completas, bajo el título Piedra de Toque en tres volúmenes (volumen I, escritos de 1962 a 1983, volumen II, escritos de 1984 a 1999 y volumen III, escritos de 2000 a 2012)

  • A Writer's Reality ('Una realidad de un escritor', 1991), colección de conferencias dictadas en la Universidad de Siracusa
  • Making Waves ('Haciendo olas', 1996), selección de ensayos de Contra viento y marea, publicado solo en inglés
  • Nationalismus als neue Bedrohung (2000), selección de ensayos políticos, publicada solo en alemán
  • El lenguaje de la pasión (2001), selección de artículos de la serie «Piedra de toque».
  • Diario de Irak (2003), selección de artículos sobre la guerra de Irak
  • Un demi-siècle avec Borges (2004), entrevista y ensayos sobre Jorge Luis Borges, publicado solo en francés.
  • Mario Vargas Llosa. Obras Completas, Vol. III Novelas y Teatro (1981-1986), (2005)
  • Dictionnaire amoureux de l’Amérique Latine (2005), ensayos publicados inicialmente solo en francés, (2005)
  • Diccionario del amante de América Latina (2006), edición en español
  • Israel/Palestina. Paz o guerra santa (2006), recopilación de artículos sobre el conflicto árabe-israelí
  • Diálogo de damas (2007), poemas relacionados con las esculturas de Manolo Valdés, Aeropuerto Barajas de Madrid
  • Ma parente d'Arequipa, octubre 2009, textos cortos, en francés
  • Comment j'ai vaincu ma peur de l'avion, octobre 2009, textos cortos, en francés
  • Sables y utopías, recopilación de sus artículos y cartas sobre América Latina (2009)

Adaptaciones cinematográficas[editar]

Varias de sus novelas han sido llevadas al cine:

Véase también[editar]


Predecesora:
Herta Müller
Nobel prize medal.svg
Premio Nobel de Literatura
2010
Sucesor:
Tomas Tranströmer
Predecesor:
Miguel Delibes
Medal of the Miguel de Cervantes Prize.svg
Premio Miguel de Cervantes

1994
Sucesor:
Camilo José Cela
Predecesor:
Título creado
Marqués de Vargas Llosa
2011-actualidad
Sucesor:
En el cargo


Predecesor:
V. S. Pritchett
Presidente del PEN Club Internacional
19761979
Sucesor:
Per Wästberg

Referencias[editar]

  1. Real Decreto 134/2011, de 3 de febrero, por el que se le concede el título de marqués de Vargas Llosa; Boletín Oficial del Estado, 04.02.2011; acceso 22.12.2011
  2. a b Mario Vargas Llosa: "Jamás imaginé que me harían marqués", declaraciones al enterarse de la concesión del título nobiliario; RPP, audio y texto, 04.02.2011; acceso 22.12.2011]
  3. Academia Sueca anuncia el Premio Nobel de Literatura 2010. Web oficial. Video. 7.10.2010
  4. Academia Sueca (7 de octubre de 2010). «The Nobel Prize in Literature 2010». Consultado el 7 de octubre de 2010.
  5. Mario Vargas Llosa gana el premio Nobel de Literatura 2010, Público digital, 07.10.2010
  6. Real Decreto 1083/1993, 2 de julio de 1993
  7. Williams 2001, pp. 15–16
  8. a b Williams 2001, p. 17
  9. Vargas Llosa 1993, p. 15.
  10. Morote 1998, p. 14.
  11. Vilela 2003, pág. 55; Vargas Llosa 1993, pp. 61-63.
  12. Morote 1998, pp. 6–7; Vargas Llosa 1993, pp. 16-18.
  13. a b c Forjadores del Perú, pág. 419.
  14. Vargas Llosa 1993, pp. 16-18.
  15. Williams 2001, p.24
  16. Vargas Llosa 1993, pp. 9-16.
  17. a b c Diccionario Biográfico Región Grau, pág. 290
  18. Vargas Llosa 1993, p. 21 a 24.
  19. Williams 2001, p. 30
  20. Vargas Llosa 1993, p. 23-24.
  21. Vilela 2003, pp. 49-50; Vargas Llosa 1993, p. 9.
  22. Williams 2001, p. 31; Vargas Llosa 1993, p. 51.
  23. Vilela 2003, pp. 106-107; Vargas Llosa 1993, pp. 69-78.
  24. Williams 2001, p. 32; Vargas Llosa, p. 51.
  25. Vilela 2003, pp. 52-57; Vargas Llosa 1993, pp. 52-56.
  26. Vilela 2003 pp. 144-146; Vargas Llosa 1993, p. 104.
  27. Vilela 2003, pp. 151-152; Vargas Llosa 1993, p. 112-113.
  28. Vilela 2003, pp. 124-125; Vargas Llosa 1993, p. 122.
  29. Vargas Llosa 1993, pp. 154-155.
  30. Vargas Llosa 1993, p. 193 a 206.
  31. Williams 2001, p. 39; Vargas Llosa 1993, pp. 231-233.
  32. Castro-Klarén 1990, p. 9; Vargas Llosa 1993, pp. 323-333.
  33. Vargas Llosa 1993, pp. 334-349.
  34. Mario Vargas Llosa (10/10/2010). «El Abuelo». El Dominical (El Comercio) Año 57 (28). pág. 4 al 6. http://elcomercio.pe/impresa/notas/abuelo/20101010/651669. 
  35. Vargas Llosa 1993, p. 290-291.
  36. Vargas Llosa 1993, p. 455 a 465.
  37. Vargas Llosa 1993, p. 468.
  38. «Mario Vargas Llosa: Premio Nobel de Literatura 2010. Academia sueca otorga máxima distinción a destacado intelectual sanmarquino.». Nobelprize (7 de octubre de 2010). Consultado el 7 de octubre de 2010.
  39. Vargas Llosa 1993, p. 468-469.
  40. Vargas Llosa 1993, p. 471.
  41. a b Williams 2001, p. 45
  42. a b Williams 2001, p. 54
  43. Juan Cruz. La buena entraña, suplemento cultural Babelia de El País, 04.12.2010; acceso 15.04.2012
  44. Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, antiguo alumno de la Complutense, portal de la Universidad Complutense de Madrid; acceso 22.12.2011
  45. Gonzalo Gorriti: "Espero doblar mis 27 años en los medios", Página siete, 02.02.2012; acceso 15.04.2012
  46. Mario Vargas Llosa. Fin de fiesta italiano, La Vanguardia, 13.07.1982; acceso 27.11.2012
  47. Mario Vargas Llosa. Los leones indomables, ABC, 23.06.1982; acceso 27.11.2012
  48. Marisa E. Martínez Pérsico. Vargas Llosa: sus dos mujeres, en el espacio dedicado al escritor en Litera Terra, s/f; acceso 15.04.2012
  49. Julia Urquidi Illanes. Lo que Varguitas no dijo, ficha del libro en Grupo Editorial La Hoguera, sello La Mancha, Bolivia ISBN: 978-99954-34-75-5; acceso 15.04.2012
  50. a b c Cedomil Goic. Mario Vargas Llosa y la narrativa reciente, en C. G. Historia y crítica de la literatura hispanoamericana. III: época contemporánea, Crítica, Barcelona, 1998, pag. 495
  51. José Miguel Oviedo. Historia de la literatura hispanoamericana, 4. De Borges al presente, Alianza Editorial, Madrid, 2005 (2001), pág. 330
  52. Jean Franco. Historia de la literatura hispanoamericana. A partir de la independencia, Ariel, Barcelona, 1999 (13ª), pág. 339.
  53. José Miguel Oviedo, cit, pág. 331
  54. Rita Gnutzmann. La narrativa peruana del siglo XX: del modernismo a la diversidad, en Trinidad Barrera (coord.), Historia de la literatura hispanoamericana. Tomo III: siglo XX, Cátedra, Madrid, 2008, págs. 339-376 (355)
  55. José Miguel Oviedo, cit., págs. 330-331
  56. José Miguel Oviedo, cit., pág. 331
  57. Cf. José Miguel Oviedo, cit., págs. 331 y ss.
  58. José Miguel Oviedo, cit., pág. 338
  59. José Miguel Oviedo, cit., pág. 339
  60. Rita Gnutzmann, cit., pág. 355.
  61. Kristal 1998, p. 32
  62. a b Cevallos 1991. p. 273
  63. Kristal 1998, p. 33
  64. Kristal 1998, p. xi
  65. Shaw 1973, p. 431
  66. Referido en Cevallos 1991, p. 273
  67. Castro-Klarén 1990, p. 136
  68. Kristal 1998, p. 91
  69. Kristal 1998, p. 140
  70. Campos 1981, p. 299
  71. Ficha de la novela en Alfaguara; acceso 15.04.2012
  72. A. J. Fernández. Los pecados del nacionalismo en el último libro de Vargas Llosa, Hechos de Hoy, 04.11.2010; acceso 22.12.2011
  73. Vargas Llosa desde el Instituto Cervantes de NY, página de Alfaguara; acceso 04.11.2010
  74. Vargas Llosa al recibir el Nobel: "Agradezco al Perú por lo que soy como escritor", Agencia ANDINA, acceso 24.10.2010
  75. Vargas Llosa amante del fútbol e hincha de Universitario, El Comercio, 07.10.2010; acceso 15.04.2012
  76. Vargas Llosa, un Nobel amante del fútbol e hincha de Universitario, Confederación Sudamericana de Fútbol, acceso 30.12.2010
  77. Vargas Llosa protagonista de la 'noche crema' de Universitario de Deportes, El Mundo digital, 03.02.2011; acceso 14.02.2011
  78. Vargas Llosa: "La 'U' es un mito, una leyenda, una tradición", El Comercio, 02.02.2011; acceso 14.02.2011
  79. a b Vargas Llosa cuestiona la banalización del sexo en su próximo libro, nota de la Agencia EFE reproducida en El Mercurio digital, 20.12.2011; acceso 22.12.2011
  80. Ana Inés Larre Borges (08-06-2012). «Meditaciones ante el birrete». Brecha., Universidad Católica de Córdoba (2013)
  81. Mercedes Bermejo / EFE. Mario Vargas Llosa ofreció discurso de aceptación de Nobel, El Espectador, 07.12.2010; acceso 15.04.2012
  82. Discurso íntegro de Vargas Llosa aceptando el Premio Nobel de Literatura distribuido por la Fundación Nobel, Estocolmo, 7.12.2010
  83. ´Mario Vargas Llosa recibe el Premio Nobel de Literatura 2010, La República, 10.12.2010; acceso 15.04.2012
  84. Mario Vargas Llosa es premio Nobel de Literatura 2010: el Perú lo lleva en las entrañas y el mundo lo declara universal, El Comercio, 10.12.2010; acceso 15.04.2012
  85. Brindis del Nobel, La República, 10.12.2010; acceso 15.04.2012
  86. Resolución Ministerial Nº079-2010-MC, publicada originalmente en el diario oficial El Peruano, 15.12.2010 y reproducida por Educacionenred.com el 16.12.2010; acceso 22.12.2011
  87. Sebastián Ortiz M. Vargas Llosa recibe la Orden de le Artes y Las Letras, El Comercio, 16.12.2010; acceso 22.12.2011
  88. Vargas Llosa recibe importante condecoración peruana de manos de Alan García, nota de la DPA reproducida en El Mercurio, 16.12.2010; acceso 22.12.2011
  89. El decreto, Boletín Oficial del Estado, 04.02.2011, en pdf; acceso 20.02.2013
  90. Felipe Calderón condecora a Vargas Llosa, Uno Noticias, 05.03.2011; acceso 22.12.2011
  91. Homenaje a Mario Vargas Llosa, revista San Marcos al día Nº229, 15-27.03.2011. p.2; acceso 15.04.2012
  92. UNMSM distinguió a Mario Vargas Llosa, Perú.21, 30.03.2011; acceso 15.04.2012
  93. Los laureados
  94. Lanzan oficialmente el Premio Vargas Llosa, El Mercurio, 07.04.2013; acceso 08.04.2013
  95. Premio Nobel del Rencor, artículo de Jaime Bayly reproducido en la página de blogs de la revista peruana Semana Económica, 23.05.2011; acceso 15.04.2012
  96. Julio Roldán. Mario Vargas Llosa y la dictadura militar en el Perú 1968-1980[1], revista Pacarina del Sur Nº10, enero-marzo, 2012; acceso 15.04.2012
  97. Esteban Peicovich. Érase una vez una carta, Perfil, 05.03.2011; acceso 15.04.2012
  98. Un general peruano será juzgado por el asesinato de 8 periodistas, nota de la agencia EFE reproducida en El País, 11.03.1987; acceso 15.04.2012
  99. [1]
  100. Ángel Hugo Pilares. Vargas Llosa y el Premio Nobel que dedicó a su país: “Yo soy el Perú”, El Comercio, 08.10.2010; acceso 15.04.2012
  101. El escritor peruano Mario Vargas Llosa obtiene la nacionalidad española, El País, 03.07.1993; acceso 15.04.2012
  102. Mario Vargas Llosa. La dictadura perfecta, El País, 01.06.1992; acceso 15.04.2012
  103. Mario Vargas Llosa. La derrota de Chávez, El País, 03.10.2010; acceso 15.04.2012
  104. Vargas Llosa arremete contra Cuba y Venezuela, El Universal, 10.11.2010; acceso 15.04.2012
  105. UPyD ficha a Vargas Llosa como patrono de honor de su fundación, nota de Europa Press reproducida en el diario Público digital, 04.11.2009; acceso 22.12.2011.
  106. Renuncia de Mario Vargas Llosa, página del Lugar de la Memoria del Perú, 13.09.2011; acceso 22.12.2011
  107. Mario Vargas Llosa: "Votaré por Alejandro Toledo", El Comercio, 07.04.2011; acceso 15.04.2012
  108. Mario Vargas Llosa: “Espero que la democracia en el Perú salga reforzada”, El Comercio, 10.04.2011; acceso 15.04.2012
  109. a b Vargas Llosa reiteró su respaldo a Ollanta Humala a través de video, El Comercio, 19.05.2011; acceso 22.12.2011
  110. «Vargas Llosa rompió con El Comercio, lo acusó de apoyar a Fujimori». 31 de mayo de 2011. Consultado el 31 de mayo de 2011. 
  111. Vargas Llosa: "Mi trabajo ha terminado con la victoria de Ollanta Humala", El Comercio, 05.06.2011; acceso 22.12.2011
  112. Bibliografía del autor
  113. Hugo Lara Chávez (30 de diciembre de 2006). «Historia. Cronología parcial del cine mexicano (1994-1998). Premios internacionales». 10, 9, 8 Corre cámara. Consultado el 16 de octubre de 2010.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]