Camilo José Cela

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Camilo José Cela Nobel prize medal.svg Prince of Asturias Foundation Emblem.svg Medal of the Miguel de Cervantes Prize.svg
Camilo José Cela Madrid 1996.jpg
Premio Nobel de Literatura en 1989
Nombre de nacimiento Camilo José Cela Trulock
Nacimiento 11 de mayo de 1916
Bandera de España Iria Flavia, Padrón, La Coruña, Galicia, España
Defunción 17 de enero de 2002 (85 años)
Bandera de España Madrid, España
Nacionalidad Española
Ocupación Escritor, político
Período Segunda mitad del siglo XX
Lengua de producción literaria Español
Lengua materna Español
Género Todos los géneros
Movimientos Tremendista
Cónyuge Rosario Conde Picavea (1944-1990)
Marina Castaño López
(1991-2002)
Descendencia Camilo José Cela Conde
Premios Premio Príncipe de AsturiasPríncipe de Asturias de las Letras (1987)
Premio Nobel de LiteraturaNobel de Literatura (1989)
Medal of the Miguel de Cervantes Prize.svg Premio Cervantes (1995)
Camilo José Cela

15 de junio de 1977-2 de enero de 1979
(Legislatura Constituyente)

Datos personales
Partido Grupo Parlamentario Agrupación Independiente (GPAI)

Camilo José de Cela y Trulock,[1] I marqués de Iria Flavia, (Iria Flavia, Padrón, La Coruña, 11 de mayo de 1916Madrid, 17 de enero de 2002) fue un escritor español. Autor prolífico (como novelista, periodista, ensayista, editor de revistas literarias, conferenciante...), fue académico de la Real Academia Española durante 45 años y galardonado, entre otros, con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1987, el Premio Nobel de Literatura en 1989, y el Premio Cervantes en 1995. Por sus méritos literarios, en 1996 el rey Juan Carlos I le otorgó el Marquesado de Iria Flavia, creado ex profeso.

Biografía[editar]

Placa conmemorativa en Vigo.

Camilo José Cela nació en la parroquia de Iria Flavia, perteneciente al término de Padrón, en la provincia de La Coruña, el 11 de mayo de 1916. Su padre (Camilo Crisanto Cela y Fernández)[2] era gallego y su madre gallega de ascendencia inglesa e italiana (Camila Emanuela Trulock y Bertorini); su sexto apellido es belga, Lafayette.[3] Fue el primogénito de la familia Cela Trulock y bautizado con los nombres de Camilo José María Manuel Juan Ramón Francisco Javier de Jerónimo en la Colegiata de Santa María la Mayor. Durante los años 1921 a 1925 la familia vivió en Vigo, instalándose en 1925 en Madrid. Donde Camilo cursó estudios en el colegio de los Escolapios de la calle General Porlier.

En 1931, hubo de ser internado en el Sanatorio antituberculoso de Guadarrama, experiencia que aprovechó posteriormente para su novela Pabellón de reposo. Empleó los periodos de inacción que su enfermedad le impuso en intensas lecturas de Ortega y Gasset y la colección de autores clásicos españoles de Rivadeneyra, según él mismo indicó más tarde. En 1934 terminó sus estudios secundarios en el Instituto San Isidro de Madrid e inició la carrera de Medicina. No se ha abundado suficientemente sobre las actividades que nutrieron su acervo intelectual (académicas, influencias, amistades, viajes, idiomas o lecturas) con el que el joven Cela cimentara su erudición. Se sabe que gustaba asistir de oyente a las clases de Literatura Española Contemporánea de Pedro Salinas en la nueva Facultad de Filosofía y Letras. Allí se hizo amigo del escritor y filólogo Alonso Zamora Vicente. También trató a Miguel Hernández y María Zambrano, en cuya casa de la plaza del conde de Barajas conoció en tertulia a Max Aub y otros escritores e intelectuales.

La Guerra Civil estalló mientras él estaba en Madrid, con 20 años y recién convaleciente de tuberculosis. Cela, de ideas conservadoras, logró escapar a la zona sublevada y se alistó como soldado, fue herido y hospitalizado en Logroño.

Tres margaritas visitaron la sala n.° 5, en una cesta llevaban los regalos.
—Soldadito, te voy a condecorar con un escapulario del Sagrado Corazón
para que te preserve de todo mal, mira lo que dice: «Deténte, bala, el Corazón de
Jesús está conmigo»—.
El artillero Camilo se puso pálido, se le escapó todo el color de la cara.
—«No, no, muchas gracias, condecore usted a otro, se lo ruego, se lo pido
por favor, yo llevaba uno prendido con un imperdible en la guerrera y aún no hace un mes me lo sacaron por la espalda, se lo digo con todo respeto, señorita, pero para mí que el Sagrado Corazón es gafe»—.
Mazurca para dos muertos, pág. 183

Al acabar la guerra mostró indecisión en sus estudios universitarios y entró a trabajar en una Oficina de Industrias Textiles, donde empezó a escribir lo que será La familia de Pascual Duarte. «Empecé a sumar acción sobre acción y sangre sobre sangre y aquello me quedó como un petardo».[4]

A los 50 años comenzó Cela a escribir sus memorias y trazó entonces un amplio proyecto que llamó La cucaña. De aquel plan sólo se editó en libro La rosa[5] que termina en los recuerdos de su infancia. El volumen II se publicó en el año 2001[6] abarca parte de la infancia, la adolescencia y juventud del autor.

Se casó en 1944 con María del Rosario Conde Picavea, maestra de formación,[7] con quien tuvo dos años después su único hijo, Camilo José. Se divorció de Rosario Conde en 1990[8] para casarse en 1991 con Marina Castaño López,[9] periodista con la que compartió sus últimos doce años.

Orientado a la literatura y ambicioso, puso en marcha en plena autarquía un mecanismo que el poeta falangista Dionisio Ridruejo definió como «estrategia de la fama, el culto a la personalidad y la voluntad imperativa».

Utilizó para ello una triple estrategia a largo plazo: colaboracionismo político con el Régimen, estilo literario impactante e imagen pública epatante (aparte, naturalmente, de escribir mucho).

Estrategia política[editar]

Cela malvivió de colaboraciones con la prensa en la posguerra. Obtuvo el imprescindible carné de periodista con el apoyo de Juan Aparicio en 1943.[10] Fue censor del régimen. El periodista Eugenio Suárez, censor confeso, refiere estos primeros años difíciles de Cela.[11] Optó y ocupó un puesto en el Cuerpo Policial de Investigación y Vigilancia del Ministerio de la Gobernación del régimen franquista donde trabajó como censor (véase el recuadro) durante 1943 y 1944. Sus dos primeras obras literarias fueron censuradas lo que hizo aumentar las expectativas de los lectores.

EXCELENTÍSIMO SEÑOR COMISARIO GENERAL DE INVESTIGACIÓN Y VIGILANCIA.

El que suscribe, Camilo José Cela Trulock, de 21 años de edad, natural de Padrón (La Coruña) y con domicilio en esta capital, Avenida de la Habana 23 y 24, Bachiller Universitario (Sección de Ciencias) y estudiante del Cuerpo Pericial de Aduanas, declarado Inútil Total para el Servicio Militar por el Tribunal Médico Militar de Logroño en cuya Plaza estuvo prestando servicio como soldado del Regimiento de Infantería de Bailén (nº 24), a V.E. respetuosamente expone:

Que queriendo prestar un servicio a la Patria adecuado a su estado físico, a sus conocimientos y a su buen deseo y voluntad, solicita el ingreso en el Cuerpo de Investigación y Vigilancia.

Que habiendo vivido en Madrid y sin interrupción durante los últimos 13 años, cree poder prestar datos sobre personas y conductas, que pudieran ser de utilidad.

Que el Glorioso Movimiento Nacional se produjo estando el solicitante en Madrid, de donde se pasó con fecha 5 de octubre de 1937, y que por lo mismo cree conocer la actuación de determinados individuos.

Que no tiene carácter de definitiva esta petición, y que se entiende solamente por el tiempo que dure la campaña o incluso para los primeros meses de la paz si en opinión de mis superiores son de utilidad mis servicios.

Que por todo lo expuesto solicita ser destinado a Madrid que es donde cree poder prestar servicios de mayor eficacia, bien entendido que si a juicio de V.E. soy más necesario en cualquier otro lugar, acato con todo entusiasmo y con toda disciplina su decisión.

Dios guarde a V.E. muchos años.

La Coruña a 30 de marzo de 1938. II Año Triunfal.

Fdo. Camilo José Cela

Conquistado literariamente Madrid, se trasladó a Palma de Mallorca (1954–1989), donde se introdujo en el negocio editorial creando en 1956, con Caballero Bonald como secretario de redacción, una revista literaria llamada Papeles de Son Armadans (1956–1979) que Cela supo orientar más allá del sectarismo propio de aquellos tiempos, apoyando la participación de relevantes escritores del exilio.[12] También creó la editorial Alfaguara, donde se publicaron sus obras y las de otros muchos autores del momento.[13] A pesar de su mayor estabilidad económica Cela demostró su talante mercantilista y su connivencia con el poder político del tardofranquismo.

El profesor Ysàs desveló recientemente con documentos cómo personas de renombre de la literatura española, como era ya Camilo José Cela, se ofrecieron a colaborar con el Ministerio de Información en los años de la Transición con el objeto de reconducir, o mejor dicho frenar, la disidencia de otros compañeros.[14] Cela sugirió que algunos intelectuales, disidentes en apariencia, podrían ser sobornados, «domesticados» o convertidos en fieles al sistema. Incluso llegó a sumarse a un grupo de escépticos e inconformistas simulados para poder así espiar sus actividades. Conociendo las dificultades del oficio, entre otros trucos Cela proponía la compra de libros a ciertos autores para favorecerlos, o hacerles contratos de edición en alguna editorial que colaborara con el franquismo, y si era preciso que se crease al efecto, aumentándoles el porcentaje a percibir para ganárselos.

Presidió la Sociedad de Amistad España-Israel, constituida en los años 70 con el fin de ayudar al establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países y a fomentar las relaciones culturales, bajo la idea de los elementos constitutivos judíos de la cultura española.

Cela fue nombrado senador en las primeras Cortes Generales de la transición democrática y tomó parte activa en la revisión que el Senado efectuó del texto constitucional elaborado en el Congreso de los Diputados. Su enmienda consistió en denominar a la lengua oficial del Estado como «castellano o español» y que el color «gualda» (término casi exclusivo del léxico de la heráldica) de la bandera española sea designado como «amarillo». Con el comienzo del año de 1979 y con la convocatoria de nuevas elecciones generales, Cela concluyó su etapa de senador por designación real.

Obra literaria[editar]

En 1938, concluyó Pisando la dudosa luz del día, poemario surrealista, cuando la Guerra Civil española ya había estallado y Madrid estaba asediado (el libro sería publicado luego en 1945). En 1942, la Editorial Aldecoa, situada en la calle Diego de Siloe de Burgos, publicó la primera novela del joven escritor gallego. [15] La familia de Pascual Duarte, novela que se desarrolla en la Extremadura rural de antes de la Guerra Civil y durante ella y en la que su protagonista cuenta la historia de su vida, en la que se presenta la violencia más cruda como única respuesta que conoce a los sinsabores de su existencia. Este libro inauguró un nuevo estilo en la narrativa española, conocido con el término «tremendismo».

A partir de aquí Cela concibió la novelística como un género en libertad: el escritor no debe someterse a ninguna norma, de ahí su voluntad experimental que hace que cada una de sus obras sea diferente y que en cada una ensaye una técnica diferente. Mezclando sabiamente los recursos narrativos de las vanguardias del siglo XX , se convirtió en un artista «rompedor». Descubrió la infalible fórmula literaria que utilizará en adelante: equilibrada aleación de humor, ternura, horror, desenfado verbal y léxico escatológico.[16] Al contrario de otros autores, Cela explica detenidamente o anuncia, en prólogos, paratextos y entrevistas todo lo que escribe y por qué lo hace.

Una de sus obras maestras, La colmena, se editó primeramente en 1951 en Buenos Aires, ya que la censura había prohibido su publicación en España a causa de sus pasajes eróticos. Posteriormente, durante el mismo franquismo, Manuel Fraga, como Ministro del Interior, autorizó personalmente la primera edición española. La novela cuenta retazos de las historias de múltiples personajes que se desarrollan en el Madrid de los primeros años del franquismo. Muchos críticos consideran que esta obra incorpora la literatura española a la novelística moderna. El mismo autor definió esta obra como «esta crónica amarga de un tiempo amargo» en el que el principal protagonista es el «miedo». Está considerada por parte de la crítica especializada como una de las mejores novelas españolas del segundo tercio del siglo XX. Fue llevada al cine bajo la dirección de Mario Camus en 1982, en película donde el propio Cela participó como guionista y actor.

Tenía pactadas con el régimen del dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez,[17] a precio de oro y para los siguientes 10 años, una serie de cinco o seis novelas (Historias de Venezuela) propagandísticas para aquella dictadura. La catira fue la primera, publicada en 1955. Cela quiso refundar literariamente Venezuela; incluso se aplicó para crear una nueva lengua, la llanera, que fue una impostura absoluta. Se parecía al español rústico, una lengua barbárica que cortaba las palabras por el final. Cela cobró por La catira una suma bastante alta para la época: unos tres millones de pesetas, según el testimonio de su hijo en su biografía Cela, mi padre.[18]

El caso de Cela fue especial. Su encargo se insertó en una ofensiva diplomática para promocionar el Perezjimenismo y sus programas de inmigración en el exterior, pero también para vender culturalmente el franquismo. No hay que olvidar que 160.000 españoles se instalaron por entonces en Venezuela. Pero La catira provocó tal escándalo en los círculos culturales del país que la colaboración entre la dictadura del coronel Pérez Jiménez y el escritor gallego quedó liquidada y no hubo más Historias de Venezuela.[19] [20]

«Siempre bajo el título genérico de Historias de Venezuela voy anotando datos y escenas para los siguientes libros, aparte del que hoy me ocupa, claro es [La catira], y que podríamos llamar la novela del llano: La flor del frailejón, novela de los Andes, La cachucha y el pumpá, novela de Caracas, Oro chocano, la novela de Guayana, Las inquietudes de un negrito mundano, novela del Caribe, y una última aún sin título definitivo sobre el mundo del petróleo» (...). «Pienso que, si en un plazo de 10 años, lográsemos tener esa panorámica literaria de nuestro —¿por qué va ser más de usted que mío?— complejo y apasionante país, Venezuela se encontraría a la cabeza de todos los temarios novelísticos de cualquier escritor europeo».
Busto de Camilo José Cela en Guadalajara.

San Camilo, 1936 (1969), obra de gran categoría, ambientada, como su título indica («Vísperas, festividad y octava de San Camilo 1936 en Madrid»), en la semana precedente al estallido de la Guerra Civil Española, está escrita en un monólogo interior continuo. Estilo parecido se encuentra en su obra Cristo versus Arizona (1994), una de sus novelas más enigmáticas, basada en los sucesos de 1881 del OK Corral, la cual está escrita en una única y larga oración con el uso de un solo punto (el final). Son narraciones caóticas, con aparición de cientos de personajes y empleo de técnicas cubistas de fragmentación y collage.

Fue un viajero incansable que anduvo con la mochila al hombro por las tierras de España. El escritor manifestó su voluntad de recorrer únicamente tierras españolas, no le interesaba lo exótico, ni lo lejano.[21] Sus libros de viaje, que incluyen Viaje a la Alcarria (1948), el más célebre, y Del Miño al Bidasoa (1952), le dieron cierta fama de hombre andariego, fornicador y tragaldabas.[16]

La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona (1977), no demasiado conocida para el público en general, es, sin duda, una de sus obras más divertidas, destacándose que narra un hecho real. Literariamente pertenece al género epistolar: reúne la delirante correspondencia mantenida entre Cela y su amigo y académico Alfonso Canales.[22] Básicamente se comentaban todo suceso extraordinario y normalmente relacionado con la gente común y sus costumbres y hábitos sexuales o estrambóticos en general. Fue llevada al cine con mucho éxito.

María Sabina. Oratorio dividido en 1 pregón (que se repite) y 5 melopeas. Libreto inspirado en la celebrada mujer de conocimiento mazateca. La primera edición de esta obra fue publicada en la revista Papeles de Son Armadans, en diciembre de 1967. Se estrenó, con música de Leonardo Balada, en el Carnegie Hall de Nueva York, el 17 de abril de 1970. Un mes más tarde, el Teatro de la Zarzuela recibía con manifiesta hostilidad de crítica y público esta ópera inscrita en una línea de ruptura que por aquellos tiempos alcanza otra significativa expresión novelística.

Camilo José Cela fue elegido, en febrero de 1957, miembro de la Real Academia Española, donde ocupó el sillón Q. Su discurso de presentación tuvo lugar el día 27 de mayo del mismo año. En su discurso, al que respondió Gregorio Marañón, trató de la obra literaria del pintor José Gutiérrez Solana (1886–1945).

La imagen[editar]

Estatua de Camilo José Cela en Padrón.

Tenía grandes dotes de actor, entre ellas una voz poderosa, una excepcional capacidad paródica, sabia dosificación de la expectativa y la sorpresa, empatía con el auditorio y un gran sentido del espectáculo.[23] Cela siempre se mantuvo independiente y a contrapelo de muchas tendencias aun reconociendo una «grave falta de interés por la aventura intelectual». Mantuvo sus ideas políticas derechistas, y el hecho de haber combatido y trabajado a favor del campo nacionalista, le granjearon la enemistad del establishment literario "progresista" y la de los gobiernos socialistas de la época.[16] A ello contestaba Cela con su humor dedicando algunos de sus libros «a mis enemigos que tanto me han ayudado en mi carrera».

Considerado como «gran farsante», por la constante antinomia que mantuvo durante su vida entre lo que decía y lo que hacía, Cela propició una especie de relaciones públicas al revés. Era pronto para la imprecación y el exabrupto.[24]

En octubre de 1989 le fue concedido el Premio Nobel de Literatura según la propia Academia sueca: «...por la riqueza e intensidad de su prosa, que con refrenada compasión encarna una visión provocadora del desamparo de todo ser humano».

En 1994 recibió el Premio Planeta. La obra premiada de Cela, La Cruz de San Andrés, dio origen a un juicio por supuesto plagio que ha sido reabierto,[25] al haber sido denunciado por una de las participantes que enviaron manuscritos al citado certamen, si bien los peritos judiciales que intervinieron descartaron la existencia de plagio.

En 1995 recibió el Premio Cervantes, el más prestigioso galardón literario de los países de lengua española.

Murió el 17 de enero de 2002 a los 85 años. Sus últimas palabras fueron: ¡Viva Iria Flavia!.[26]

Premios[editar]

Obra[editar]

Novela larga[editar]

Novela corta, cuentos, fábulas y apuntes carpetovetónicos[editar]

  • Esas nubes que pasan (1945)
  • El bonito crimen del carabinero y otras invenciones (1947)
  • El gallego y su cuadrilla y otros apuntes carpetovetónicos (1949)
  • Timoteo el incomprendido (1952)
  • Santa Balbina 37, gas en cada piso (1952)
  • Café de artistas y otros relatos (1953)
  • Baraja de invenciones (1953)
  • Ensueños y figuraciones (1954)
  • El molino de viento y otras novelas cortas (1956)
  • Nuevo retablo de don Cristobita. Invenciones, figuraciones y alucinaciones (1957)
  • Historias de España. Los ciegos. Los tontos (1958)
  • Los viejos amigos (1960)
  • Gavilla de fábulas sin amor (1962)
  • El solitario y los sueños de Quesada (1963)
  • Toreo de salón. Farsa con acompañamiento de clamor y murga (1963)
  • Once cuentos de fútbol (1963)
  • Izas, rabizas y colipoterras. Drama con acompañamiento de cachondeo y dolor de corazón (1964)
  • Nuevas escenas matritenses (1965)
  • La familia del héroe (1965)
  • El ciudadano de Iscariote Reclús (1965)
  • La bandada de palomas (1970)
  • La mancha en el corazón y los ojos (1971)
  • Cinco glosas y otras tantas verdades de la silueta que un hombre trazó de sí mismo (1971)
  • Balada del vagabundo sin suerte (1973)
  • El tacatá oxidado. Florilegio de carpetovetonismos y otras lindezas (1974)
  • Cuentos para después del baño (1974)
  • Rol de cornudos (1976)
  • La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona (1977)
  • El espejo y otros cuentos (1981)
  • Las orejas del niño Raúl (1985)
  • Vocación de repartidor (1985)
  • Los Caprichos de Francisco de Goya y Lucientes (1989)
  • El hombre y el mar (1990)
  • Torerías (1991)
  • Cachondeos, escarceos y otros meneos (1993)
  • La sima de las penúltimas inocencias (1993)
  • La dama pájara y otros cuentos (1994)
  • Historias familiares (1999)
  • Cuaderno de El Espinar. Doce mujeres con flores en la cabeza (2002)

Artículos y ensayos[editar]

  • Mesa revuelta (1945)
  • La naranja es una fruta de invierno (1951)
  • Mis páginas preferidas (1956)
  • Recuerdo de don Pío Baroja (1957)
  • Cajón de sastre (1957)
  • La obra literaria del pintor Solana (1957)
  • La rueda de los ocios (1957)
  • Cuatro figuras del 98: Unamuno, Valle-Inclán, Baroja y Azorín (1961)
  • Garito de hospicianos o guirigay de imposturas o bombollas (1963)
  • Las compañías convenientes y otros fingimientos y cegueras (1963)
  • Diez artistas de la escuela de Mallorca (1963)
  • Al servicio de algo (1969)
  • La bola del mundo. Escenas cotidianas (1972)
  • Fotografías al minuto (1972)
  • A vueltas con España (1973)
  • Los sueños vanos, los ángeles curiosos (1979)
  • Los vasos comunicantes (1981)
  • Vuelta de hoja (1981)
  • Lectura del Quijote (1981)
  • El juego de los madroños (1983)
  • El asno de Buridán (1986)
  • Dedicatorias (1986)
  • Conversaciones españolas (1987)
  • Páginas escogidas (1991)
  • Desde el palomar de Hita (1991)
  • El camaleón soltero (1992)
  • El huevo del juicio (1993)
  • A bote pronto (1994)
  • El color de la mañana (1996)

Libros de viajes[editar]

  • Viaje a la Alcarria (1948)
  • Ávila (1952)
  • Del Miño al Bidasoa. Notas de un vagabundaje (1952)
  • Cuaderno del Guadarrama (1952)
  • Vagabundo por Castilla (1955)
  • Judíos, moros y cristianos. Notas de un vagabundaje por Ávila, Segovia y sus tierras (1956)
  • Primer viaje andaluz. Notas de un vagabundaje por Jaén, Córdoba, Sevilla, Huelva y sus tierras (1959)
  • Páginas de geografía errabunda (1965)
  • Viaje al Pirineo de Lérida (1965)
  • Madrid. Calidoscopio callejero, marítimo y campestre de Camilo José Cela para el Reino y Ultramar (1966)
  • Barcelona. Calidoscopio callejero, marítimo y campestre de Camilo José Cela para el Reino y Ultramar (1970)
  • Nuevo viaje a la Alcarria (1986)
  • Galicia (1990)

Poesía, romances de ciego[editar]

  • Pisando la dudosa luz del día. Poemas de una adolescencia cruel (1945)
  • El monasterio y las palabras (1945)
  • Cancionero de la Alcarria (1948)
  • Tres poemas gallegos (1957)
  • La verdadera historia de Gumersinda Costulluela, moza que prefirió la muerte a la deshonra (1959)
  • Encarnación Toledano o la perdición de los hombres (1959)
  • Viaje a U.S.A. o el que la sigue la mata (1965)
  • Dos romances de ciego (1966)
  • Reloj de arena, reloj de sol, reloj de sangre (1989)
  • Poesía completa (1996)

Otros géneros[editar]

  • La cucaña, I. Memorias de Camilo José Cela. La rosa (1959) — memorias
  • María Sabina (1967) — teatro
  • Diccionario secreto. Tomo 1 (1968) — lexicografía
  • Homenaje a El Bosco, I. El carro de heno o el inventor de la guillotina (1969) — teatro
  • Diccionario secreto. Tomo 2 (1971) — lexicografía
  • Enciclopedia del erotismo (1976) — lexicografía
  • La cucaña, II. Memorias de Camilo José Cela. Memorias, entendimientos y voluntades (1993) — memorias
  • Diccionario geográfico popular de España (1998) — lexicografía
  • Homenaje a El Bosco, II. La extracción de la piedra de la locura o la invención del garrote vil (1999) — teatro.


Predecesor:
Naguib Mahfuz
Nobel prize medal.svg
Premio Nobel de Literatura
1989
Sucesor:
Octavio Paz
Predecesor:
Mario Vargas Llosa
Medal of the Miguel de Cervantes Prize.svg
Premio Miguel de Cervantes

1995
Sucesor:
José García Nieto

Notas[editar]

  1. Ficha de Senador en las Cortes Generales Constituyentes
  2. Nombre completo padre de Cela
  3. Ángel Díaz Arenas. «Foto Matón Humano y literario de Camilo José Cela y su obra». Consultado el 1–11–2008.
  4. Cela, C. J.: Algunas palabras al que lo leyere. Mrs. Caldwell habla con su hijo. Barcelona. Destino. 1969 (pág. 10)
  5. Cela, C. J.: La rosa. Correo literario de Madrid (1 de junio a 15 de noviembre de 1950)
  6. Camilo José Cela : Memorias, entendimientos y voluntades. Ed.: Espasa Calpe. 2001.
  7. Hemeroteca El País
  8. Divorcio Camilo José Cela
  9. Revista Legal
  10. Haro Tecglen, Eduardo: El niño republicano. Madrid: Alfaguara, 1996
  11. Eugenio Suárez (21–1–2002). «El Cela celado». El País. Consultado el 1–11–2008.
  12. José Manuel Caballero Bonald (17–1–2002). «La voz tras la mordaza». Consultado el 1–11–2008.
  13. Trapiello, Andrés: Las armas y las letras: literatura y guerra civil (1936–1939). Barcelona: Planeta, 1994.
  14. Pere Ysàs: Disidencia y subversión. La lucha del régimen franquista por su supervivencia, 1960–1975, Barcelona, Crítica, 2004.
  15. Diario de Burgos, Publicada en Burgos la primera novela de Camilo José Cela, 27 de diciembre de 1942. Hemeroteca
  16. a b c Santiago Rodríguez Santerbás (20–6–1970). «C.J.C.: Vivir de las rentas». Revista Triunfo, 420; 47–48. Consultado el 1–11–2008.
  17. Gustavo Guerrero (1–6–2008). «Cela hace Las Indias». El País. Consultado el 1–11–2008.
  18. Cela Conde, Camilo José (2002). Cela, mi padre. Madrid: Temas de Hoy. ISBN 9788484601920. 
  19. Gustavo Guerrero: «Historia de un encargo: «La catira» de Camilo José Cela. Literatura, ideología y diplomacía en tiempos de la hispanidad». Premio Anagrama. ABC 30 abril de 2008
  20. Charo Ramos (30–4–2008). «Un ensayo sobre la obra venezolana de Cela gana el premio Anagrama». Diario de Sevilla. Consultado el 1–11–2008.
  21. Carmen Aznar Pastor (julio–agosto 2004). «Los libros de viaje de Camilo José Cela: ¿relatos autobiográficos o relatos de ficción?». Quimera nº 246–247. Consultado el 1–11–2008.
  22. «La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona». Consultado el 1–11–2008.
  23. Francisco García Marquina: Retrato de Camilo José Cela. Edición de la Society of Spanish and Spanish-American Studies, Universidad de Colorado at Boulder (EE. UU.) 2005, pág. 404. ISBN 0-89295-117-6.
  24. |url=http://www.abc.es/hemeroteca/historico-27-03-2008/abc/Internacional/primas-y-primos-no-tan-lejanas_1641748547760.html |título=Primas, y primos, no tan lejanas |autor=Antonio Astorga |editorial=ABC |fecha=27–3–2008 |fechaacceso=1–11–2008}}
  25. Europa Press (2004). «El Tribunal Constitucional reabrió la investigación de una querella por plagio de una escritora contra Camilo José Cela». Consultado el 1–11–2008.
  26. Hoy.es

Enlaces externos[editar]

«El escritor de la posguerra», Babelia, 26–1–2002