Manuel Rivadeneyra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Manuel Rivadeneyra (Barcelona, 1805 - Madrid, 1 de abril de 1872) fue un editor e impresor español.

Biografía[editar]

Hizo su aprendizaje como impresor en Barcelona con Antonio Bergnes y, más tarde, en París. Luego publicó el periódico barcelonés El Vapor. Con la idea de editar una colección de clásicos españoles (la después famosa BAE o Biblioteca de Autores Españoles) no dudó en viajar dos veces a América con la intención de hacer fortuna para financiar su empresa. Con este motivo visitó Chile, donde montó una imprenta en Valparaíso, compró el diario El Mercurio, publicó obras de su amigo Andrés Bello e introdujo las técnicas modernas de impresión de libros. En una de sus estancias en Chile, en 1841 nació su hijo Adolfo, que posteriormente sería un famoso diplomático, orientalista y viajero.

A su regreso a España se estableció en Madrid, desde donde impulsó, a partir de 1846 la edición de la Biblioteca de Autores Españoles, que puso bajo la dirección de Buenaventura Carlos Aribau. El objetivo de la empresa era reimprimir, en cuarto y con gran calidad tipográfica, las obras clásicas de la literatura española, añadiendo a veces obras inéditas o recuperando otras olvidadas. En esta colección se forjó toda una generación de críticos y editores de literatura clásica española, con desiguales criterios ecdóticos. El gobierno ayudó a la publicación de esta obra adquiriendo ejemplares por un valor se 400.000 reales para las bibliotecas del Estado.

El título completo es Biblioteca de Autores Españoles desde la formación del lenguaje hasta nuestros días, Madrid: Rivadeneyra, 1846-1888. En 1905 Marcelino Menéndez Pelayo quiso ampliar la colección con un el título de Nueva Biblioteca de Autores Españoles (dirigida por Menéndez Pelayo hasta el vol. XX), Madrid: Bailly-Baillière, 1905-1918 (26 vols.). A partir de 1954 la continuó la Editorial Atlas hasta un número total de más de 300 vols.

Rivadeneyra abordó la publicación de las obras completas de los autores, si bien este empeño resulta frustrado en muchas ocasiones; además los textos no siempre están editados con el rigor debido. Los estudios preliminares son útiles, pero, en ocasiones, han quedado anticuados -como por otra parte resulta comprensible-. En algunos casos, y hasta fechas muy recientes, constituía una referencia inexcusable para conocer la literatura de un período (era el caso de la poesía del XVII o del XVIII, por ejemplo).

Rivadeneyra fue invitado por el infante Sebastián Gabriel de Borbón, prior de la orden de San Juan, para que trasladase su imprenta a la Cueva de Medrano en Argamasilla de Alba, a fin de hacer la famosa edición del Quijote de 1863, con prólogo del dramaturgo español Hartzenbusch.

Una vez fallecido, su hijo Adolfo Rivadeneyra, orientalista y cónsul de España en Chile, continuó la colección y sus nietos hasta su conclusión en 1888. El 29 de septiembre de 1977 España emitió un sello postal de 7 pesetas reproduciendo un retrato de Rivadeneyra debido al pintor Federico Madrazo.

Enlaces externos[editar]