Pedro Salinas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pedro Salinas
PedroSalinas.jpg
Pedro Salinas (hacia 1930)
Nacimiento 27 de noviembre de 1891
Madrid, España
Defunción 4 de diciembre de 1951 (60 años)
Boston, Estados Unidos
Nacionalidad Español
Ocupación Escritor
Período Siglo XX
Género Poesía, ensayo y teatro
Movimientos Generación del 27

Pedro Salinas Serrano (Madrid, 27 de noviembre de 1891Boston, 4 de diciembre de 1951) fue un escritor español conocido sobre todo por su poesía y ensayos. Dentro del contexto de la Generación del 27 se le considera uno de sus poetas mayores. Sus traducciones de Proust contribuyeron al conocimiento del novelista francés en el mundo hispano-hablante. Al concluir la guerra civil española se exilió en Estados Unidos hasta su muerte.

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Pedro Salinas nació en la madrileña calle de Toledo, hijo de Soledad Serrano Fernández y de Pedro Salinas Elmos, comerciante en géneros, del que quedó huérfano con apenas seis años. Fue alumno en el Colegio Hispano-Francés y el Instituto de San Isidro de Madrid. Se trasladó con su madre a la calle de Don Pedro y comenzó a estudiar Derecho en la Universidad de Madrid, que abandonó a los dos años para matricularse en Filosofía y Letras (materia en la que se doctoraría en 1917 con una tesis sobre las ilustraciones del Quijote).[1] De 1911 son sus primeros poemas ("espeluznantes", según posterior confesión de Salinas) publicados por Ramón Gómez de la Serna en su revista Prometeo. En 1913 fue nombrado secretario de la sección de Literatura del Ateneo de Madrid, institución donde, con Enrique Díez-Canedo y Fernando Fortún, se plantean la misión de liberar el verso español del yugo de la métrica.[2]

Matrimonio, Sorbona y Proust[editar]

En 1914 consiguió plaza de lector de español en La Sorbona. Durante el verano de 1915, con 24 años, Salinas se casó en Argel con Margarita Bonmatí Botella,[nota 1] El matrimonió se instaló en París donde el poeta inició sus lecturas de Proust, cuyos tres primeros volúmenes de la saga A la recherche du temps perdu, tradujo más tarde en colaboración con José María Quiroga Plá.[3]

Catedrático[editar]

En 1917 el matrimonio Salinas regresó a España y un año después, él consiguió una cátedra en la Universidad de Sevilla, donde vivieron hasta 1929. En la capital hispalense, entre otros futuros personajes tuvo como alumno a Luis Cernuda).[4] Solicitó excedencia en 1922 y 1923 para ocupar un lectorado en la Universidad de Cambridge, y de regreso publica su primer poemario, Presagios. Tras pasar por Murcia, se instaló en la Universidad de Madrid donde más tarde, en 1932, fundó la revista Índice Literario. Entre 1928 y 1936, integrándose en las actividades y objetivos de la Institución Libre de Enseñanza, a través del Centro de Estudios Históricos, se encargó entre otras diversas tareas de la Sección de Literatura Moderna y la organización de la Universidad de Verano.[5]

Santander[editar]

Implicado en la creación de la Universidad Internacional de Verano de Santander (de la que sería secretario general entre 1933 y 1936), conoció en el verano de 1932 a una estudiante estadounidense, Katherine R. Whitmore, que sería luego profesora de lengua y literatura española en el Smith College (Northampton, Massachusetts). Ella fue la destinataria de su trilogía poética La voz a ti debida, Razón de amor y Largo lamento. El romance se mantuvo, en forma epistolar, cuando Katherine regresó a Estados Unidos para proseguir sus estudios; volvió la joven para el curso académico 1934–1935, pero la mujer de Salinas descubrió la infidelidad e intentó suicidarse, por lo que Katherine decidió poner fin a la relación. La Guerra Civil y el exilio de Salinas en Norteamérica, dificultaron aquella ruptura; a pesar de ello, Katherine se casó en 1939 con su colega Brewer Whitmore y, aunque tuvo aún esporádicas noticias sobre Salinas, la relación se acabó marchitando. Se vieron por última vez en 1951, poco antes de la muerte del poeta. Ella, que falleció en 1982, autorizó la publicación de su Epistolario con Salinas, guardado en la biblioteca de la Universidad Harvard, siempre que fuera 20 años después de su muerte y se omitieran las cartas que ella le envió. Las de Salinas son unas trescientas, testimonio de una relación que duró quince años hasta su conclusión en 1947.[6]

Guerra Civil y exilio[editar]

Sorprendido en Santander por el levantamiento militar que daría paso a la Guerra Civil Española, se trasladó a Francia, desde donde marchó al exilio en Estados Unidos. Ocupó el cargo de profesor visitante en el Wellesley College (cuyo nombramiento tenía desde 1935); más tarde trabajó para la Universidad Johns Hopkins de Baltimore y en el verano de 1943 se trasladó a la Universidad de Puerto Rico, pero regresando a Baltimore en 1946. Falleció en Boston el 4 de diciembre de 1951, aunque sería enterrado en San Juan de Puerto Rico.[7]

Poeta del 27[editar]

El propio Salinas define la poesía como un ahondamiento en la realidad, "una aventura hacia lo absoluto. Se llega más o menos cerca, se recorre más o menos camino: eso es todo", y reduce a tres los elementos de su creación: "Estimo en la poesía, sobre todo, la autenticidad. Luego, la belleza. Después, el ingenio". Siguiendo esta pauta, Leo Spitzer consideró que la principal característica de Salinas fue el «conceptismo interior», que se manifiesta en paradojas y condensación de conceptos. Un rápido vistazo a sus libros de poesía revela ya que prefiere el verso corto y renuncia casi siempre a la rima. La aparente sencillez de sus versos hizo que Lorca les llamase prosías (según informó Vivanco).[8]

Etapas poéticas[editar]

  • La etapa inicial (19231932) está marcada por la influencia de la poesía pura de Juan Ramón Jiménez y los ecos de las vanguardias futurista y ultraísta. La idea de la depuración y perfección poéticas y el protagonismo que van cobrando en ella los temas amorosos perfilan lo que será su etapa de plenitud. Pertenecen a esta etapa Presagios (1923), Seguro azar (1929) y Fábula y signo (1931).
  • La etapa de plenitud (19331939) está formada por la trilogía amorosa:
La voz a ti debida (título tomado de un verso de la Égloga tercera de Garcilaso de la Vega), (1933) presenta la historia de una pasión amorosa, desde su nacimiento hasta el final.
Razón de amor (1936) examina lo que queda del amor cuando éste acaba. La pasión y el dolor de la separación son, por lo tanto, los temas centrales del libro.
Largo lamento (evocando un verso de Gustavo Adolfo Bécquer)(1939) continúa la línea marcada en las obras anteriores.

Los tres libros están escritos en heptasílabos y octosílabos «blancos» o sin rima, a los que van añadiéndose endecasílabos hasta que la proporción se invierte en el último libro. Se abusa con frecuencia de la enumeración y existe cierto tono conceptista: «Todo quiere ser dos», «Serás, amor, un largo adiós que no se acaba», etc.

  • La etapa del exilio (19401951) está formada por El contemplado (1946), extenso poema en que dialoga con el mar de San Juan de Puerto Rico; Todo más claro y otros poemas (1949), donde trata el tema de la creación a través de la palabra, y su obra póstuma Confianza (1955), afirmación gozosa de la realidad vivida. De esta época se suele destacar su impresionante poema «Cero», suscitado por la destrucción que provocan las armas atómicas.

Poeta del amor[editar]

"He tenido siempre un deseo de amor tan vivo, que por eso he sido poeta".[9]

Pedro Salinas ha sido reconocido por muchos críticos como el "poeta del amor" del 27. Pocos igualaron la sutileza con que supo ahondar en el sentimiento amoroso. Trasciende las puras anécdotas para encontrar la clave más gozosa de las relaciones sentimentales; desde una posición claramente antirromántica, el amor es para él, en vez de sufrimiento, una prodigiosa fuerza que da plenitud a la vida y sentido al mundo, enriquecimiento del propio ser y enriquecimiento de la persona amada, un acontecimiento jubiloso: «¡Qué alegría vivir / sintiéndose vivido...!», exclama. El amor hace amar la vida, decir que sí al mundo: «¡Sí, todo con exceso: — la luz, la vida, el mar!». Sólo en algunos pasajes de Razón de amor aparece a veces un tono más grave, en ciertos poemas que hablan de los límites del amor, de su posible e inevitable final.[10]

Prosista[editar]

Su primer libro en prosa fue Vísperas del gozo (1926), obra inscrita en la línea vanguardista de la época. Siguieron veinticinco años de silencio narrativo, y sólo al final de su vida visitó de nuevo el género con una novela sobre los horrores de la bomba atómica, La bomba increíble (1950), y El desnudo impecable y otras narraciones (1951).

Mayor consistencia e influencia tuvieron sus ensayos sobre literatura, Literatura española. Siglo XX (1940), Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947), La poesía de Rubén Darío (1948, y las ediciones que preparó sobre Fray Luis de Granada y San Juan de la Cruz.

Dramaturgo[editar]

Quizá la vertiente menos estudiada de Salinas, autor de catorce piezas dramáticas, entre 1936 y 1947, para Max Aub "con escenas de un evidente hálito poético".[11] [12] [13]

Obra[editar]

Poesía[editar]

(primeras ediciones)

  • Presagio, Madrid, Índice, 1923.
  • Seguro azar, Madrid, Revista de Occidente, 1929.
  • Fábula y signo, Madrid, Plutarco, 1931.
  • La voz a ti debida, Madrid, Signo, 1933.
  • Razón de amor, Madrid, Ediciones del Árbol; Cruz y Raya, 1936.
  • Error de cálculo, México, Imp. Miguel N. Lira, 1938.
  • Lost Angel and Other Poems, Baltimore, The Johns Hopkins Press, 1938 (antología bilingüe con poemas inéditos. Trad. de Eleanor L. Thurnbull).
  • Poesía junta, Buenos Aires, Losada, 1942.
  • El contemplado (Mar; poema), México, Nueva Floresta; Stylo, 1946.
  • Todo más claro y otros poemas, Buenos Aires, Sudamericana, 1949.
  • Poesías completas, Madrid, Aguilar, 1955 (incluye el libro inédito Confianza).
  • Poesías completas, Madrid, Aguilar, 1956 (edición de Juan Marichal).
  • Volverse y otros poemas, Milán, All'insegna del pesce d'oro, 1957.
  • Poesía completas, Barcelona, Barral, 1971.

Teatro[editar]

  • El director (1936)
  • El parecido (19421943)
  • Ella y sus fuentes (1943)
  • La bella durmiente (1943)
  • La isla del tesoro (1944)
  • La cabeza de la medusa (1945)
  • Sobre seguro (1945)
  • Caín o Una gloria científica (1945)
  • Judit y el tirano (1945)
  • La estratosfera. Vinos y cervezas (1945)
  • La fuente del arcángel (1946)
  • Los santos (1946)
  • El precio (1947)
  • El chantajista (1947)

Traducciones[editar]

Portada de la primera edición en castellano de Por el camino de Swan (en dos tomos), de Marcel Proust, en Espasa-Calpe, en 1920.
  • Los caprichos de Mariana, (1920), de Alfred de Musset.
  • Por el camino de Swann (1920), de Marcel Proust.
  • A la sombra de las muchachas en flor (1922), de Marcel Proust.
  • El mundo de Guermantes (1931), de Marcel Proust.[nota 2] [14]

Narrativa[editar]

  • Versión modernizada del Cantar de Mio Cid (1926).
  • Víspera del gozo (1926).
  • La bomba increíble (1950).
  • El desnudo impecable y otras narraciones (1951).
  • El defensor, Alianza Editorial, Madrid, 2002.

Ensayo[editar]

  • Literatura española. Siglo XX (1940).
  • Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947).
  • La poesía de Rubén Darío (1948).
  • La responsabilidad del escritor. Barcelona: Seix Barral (1961).
  • Ensayos completos. Edición: Salinas de Marichal. Madrid: Taurus, (1983); t. I. y t. II.
  • Ediciones de Fray Luis de Granada y San Juan de la Cruz.

Epistolario[editar]

  • Cartas de amor a Margarita (1912–1915), edición de Soledad Salinas de Marichal, Madrid, Alianza Editorial, 1986.
  • Cartas a Katherine Whitmore. Epistolario secreto del gran poeta del amor, Barcelona, Tusquets, 2002.
  • Salinas, Pedro. (1988 a). Cartas a Jorge Guillén. Christopher Maurer, ed. Boletín de la Fundación García Lorca, n.3, p. 34- 37.
  • Ocho cartas inéditas a Federico García Lorca. Christopher Maurer (ed.) Boletín de la Fundación García Lorca, n. 3, (1988); p. 11- 21.
  • Cartas de Pedro Salinas a Guillermo de Torre. Renacimiento,  n. 4, (1990) p. 3- 9.
  • Ocho cartas de Pedro Salinas. Enric Bou (ed.) Revista de occidente, n.126, nov.(1991); p. 25- 43.
  • Salinas/Jorge Guillén correspondencia (1923-1951). Edición, introducción y notas de Andrés Soria Olmedo. Barcelona: Tusquets (1992).

Referencias[editar]

  1. Pedro Salinas: Víspera del gozo; Alianza Tres, Madrid 1974; (biografía de la solapa); ISBN 8420630041
  2. Prólogo de Soledad Salinas de Marichal a la edición de las Poesías completas (1989); Alianza Editorial, Madrid; p. 8; ISBN 842069830X
  3. Pedro Salinas y sus mujeres en TimeRime.com Consultado en abril de 2014
  4. Canito, Enrique. (1952). Pedro Salinas, profesor en Sevilla. Ínsula, n. 74.
  5. Pedro Salinas: Poesías completas (1989); pp. 7-17.
  6. Bou, Enric (2002)"Razones de amor. Las cartas de Pedro Salinas a Katherine Whitmore" en Salinas, Pedro (2002) Cartas a Katherine Whitmore. El epistolario secreto del gran poeta del amor. Edición y prólogo de Enric Bou. Barcelona: Tusquets ISBN 84-8310-802-X
  7. Cross Newman, Jean (2004) Pedro Salinas y su circunstancia. Biografía. Madrid: Páginas de espuma; ISBN 84-95642-20-4
  8. "Los mitos del yo lírico: La voz a ti debida de Pedro Salinas", estudio de Antonio Carreña (1991). Consultado en abril de 2014
  9. Pedro Salinas: Cartas de amor a Margarita (1912-15), Alianza Editorial, 1984, carta número XXXVI.
  10. Blecua, José Manuel (1977) “El amor en la poesía de Pedro Salinas”, Sobre el rigor poético en España y otros ensayos. Madrid: Ariel ISBN 84-344-8330-0
  11. Aub, Max (1966). Manual de historia de la literatura española. Madrid, Akal Editor. p. 512. ISBN 847339030-X. 
  12. "Pedro Salinas y el teatro desde dentro", por Yolanda Benítez (Departamento de Literatura Española. Universidad de Sevilla) Consultado en abril de 2014
  13. Moraleda, Pilar. (1991). La vocación dramática de Pedro Salinas, Ínsula, n. 540, p. 22- 23.
  14. "Marcel Proust pasea en barca por la bahía de La Habana", artículo de C.Espinosa en el portal de Cubaencuentro/Cultura.

Notas[editar]

  1. Había conocido a Margarita en 1911 (el día de la Magdalena, 22 de julio), veraneando en Santa Pola, en casa de unos amigos de la familia, Adolfo y Magdalena Herreras. Margarita pertenecía a una familia del campo alicantino establecida en Argelia, donde el padre tenía unas destilerías, pero que cada verano viajaban a su tierra. El 4 de septiembre de 1912 el poeta 'pidió su mano' (En Pedro Salinas: Cartas de amor a Margarita (1912- 1915). Madrid: Alianza Editorial, 1984; pp. 12 - 13). Tuvieron dos hijos: Soledad ("Solita") y Jaime.
  2. La traducción del tercer libro de En busca del tiempo perdido quedó inconclusa a la muerte de Salinas y fue terminada por José María Quiroga Pla. No obstante En busca del tiempo perdido no pudo editarse en España hasta 1952 a causa de la guerra civil española y luego, por la homofobia del régimen de Franco.

Véase también[editar]

Bibliografía de refencia[editar]

  • Aleixandre, Vicente. (1976). En casa de Pedro Salinas. En: Pedro Salinas. Andrew Debicki ed. Madrid: Taurus (El escritor y la crítica). ISBN 84-306-2092-3
  • Barrera López, José Mª. (1993). El azar impecable: (vida y obra de Pedro Salinas), Sevilla: Guadalmena. ISBN 9788486448400, 8486448409
  • Travesías. Memorias (1925-1955) de Jaime Salinas. Barcelona, Tusquets, 2003; ISBN 9788483109182
  • Salinas de Marichal, Solita. (1976). Recuerdo de mi padre, Pedro Salinas, Andrew Debicki, ed. Madrid: Taurus (El escritor y la crítica). ISBN 84-306-2092-3