Miguel Delibes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Miguel Delibes
"Retrat de l'escriptor Miguel Delibes (1920-2010)".png
Retrato de Miguel Delibes
Nombre de nacimiento Miguel Delibes Setién
Nacimiento 17 de octubre de 1920
Bandera de España Valladolid, España
Defunción 12 de marzo de 2010 (89 años)
Bandera de España Valladolid, España
Nacionalidad español
Seudónimo Max
Ocupación Escritor y novelista
Lengua de producción literaria español
Lengua materna español
Género Ficción narrativa y ensayo
Movimientos Literatura posterior a la Guerra Civil
Cónyuge Ángeles de Castro
Descendencia Miguel, Ángeles, Germán, Elisa, Juan Domingo, Adolfo y Camino
Firma Firma de Miguel Delibes.svg
Premios Nadal, Nacional de Narrativa
Prince of Asturias Foundation Emblem.svg Príncipe de Asturias
Ver todos

Miguel Delibes Setién (Valladolid, 17 de octubre de 1920[1] – ibíd., 12 de marzo de 2010)[2] fue un novelista español y miembro de la Real Academia Española desde 1975 hasta su muerte, ocupando el sillón "e".[3] Licenciado en Comercio, comenzó su carrera como columnista y posterior periodista de El Norte de Castilla, periódico que llegó a dirigir, para pasar de forma gradual a dedicarse enteramente a la novela.

Gran conocedor de la fauna y flora de su entorno geográfico, apasionado de la caza y del mundo rural, supo plasmar en sus obras todo lo relativo a Castilla y a la caza.

Se trata de una de las primeras figuras de la literatura española posterior a la Guerra Civil, por lo cual fue reconocido con multitud de galardones; pero su influencia va aún más allá, ya que varias de sus obras han sido adaptadas al teatro o se han llevado al cine, siendo premiadas en certámenes como el Festival de Cannes.

La muerte de su mujer en 1974 le marcó profundamente y en 1998 padeció un cáncer de colon, del que nunca llegó a recuperarse completamente, lo que detuvo casi por completo su carrera literaria y le llevó a la apatía y prácticamente al ostracismo hasta su muerte en 2010.

Biografía[editar]

Primeros años y formación[editar]

Casa de la Acera de Recoletos de la ciudad de Valladolid en la que nació Miguel Delibes el 17 de octubre de 1920. A mano izquierda de la puerta hay una placa en la que se indica esta circunstancia, junto a la frase del autor: "soy como un árbol que crece donde lo plantan".[4]
Miguel Delibes a los seis años de edad en una fotografía del Colegio de las Carmelitas de Valladolid.

Fue el tercero de los ocho hijos del matrimonio entre María Setién y Adolfo Delibes. Su padre —que fue catedrático de Derecho en la Escuela de Comercio de Valladolid—[5] nació y murió en el municipio cántabro de Molledo, donde Miguel pasó numerosos veranos y del que fue nombrado hijo adoptivo en 2009.[6] [7] El apellido Delibes, de origen francés, provenía de Toulouse, ya que el abuelo de Miguel, hermano del compositor francés Léo Delibes, se había desplazado a España para participar en la construcción del ferrocarril en Cantabria.[8]

Cursó sus estudios en el colegio de Lourdes, donde terminó el bachillerato en 1936. Tras estallar la Guerra Civil Española, se enroló como voluntario en la Marina del Ejército sublevado en 1938. Como voluntario, prestó servicio en el crucero Canarias, que realizaba sus operaciones en la zona de Mallorca.[5] [9] En 1939, al concluir la contienda, regresó a su ciudad natal e ingresó en la Escuela de Comercio. Tras finalizar esta carrera, inició la de Derecho y se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios de Valladolid, lo que le sirvió para mejorar sus dotes artísticas y ser contratado en 1941 como caricaturista en El Norte de Castilla, el diario vallisoletano por excelencia y decano de la prensa diaria española.[10]

A partir de ese momento, se abrieron las puertas del periodismo para un joven Delibes de apenas 21 años. Publicó su primer artículo periodístico en El Norte de Castilla, titulado El deporte de la caza mayor, y obtuvo el carné de periodista profesional en 1943, tras un curso intensivo en Madrid.[11] El diario le otorgó el cargo de redactor, ocupándose de la sección dedicada a las críticas cinematográficas mientras continuaba realizando caricaturas. Dos años más tarde, obtuvo la cátedra de Derecho mercantil, por lo que comenzó a impartir clases en la Escuela de Comercio. El 23 de abril de 1946 contrajo matrimonio con Ángeles de Castro, quien posteriormente se convirtió en una de sus mayores inspiraciones literarias.[11] Su viaje de novios transcurrió en Molledo.[12]

Inicio de su carrera literaria[editar]

Iglesia de Santa María, en Sedano, pequeña localidad de la provincia de Burgos en la que veraneaba Delibes y que sirvió para ambientar muchas de sus historias.

Fue tras contraer matrimonio cuando comenzó la carrera literaria de Miguel Delibes. Se inició entonces un trienio clave que marcó su carrera: en 1947 comenzó a escribir su primera obra, La sombra del ciprés es alargada, y nació su hijo Miguel, que llegaría a ser un conocido biólogo.[11] En 1947, recibió el Premio Nadal por La sombra del ciprés es alargada, comenzando así a despuntar en el panorama novelístico español. Poco después nació su hija Ángeles, conocida bióloga e investigadora. 1949, último año de ese trienio, estuvo marcado por la publicación de un nuevo libro, Aún es de día, que sufrió la acción de la censura. Como catedrático de Historia en la Escuela de Comercio, hubo de enfrentarse también a los censores franquistas a la hora de tratar en sus clases lo concerniente a la victoria de los "nacionales" en la Guerra Civil (victoria por la que él mismo había combatido voluntariamente durante tres años). A mediados de año nació Germán, su tercer hijo, actualmente catedrático de Prehistoria en la Universidad de Valladolid y reconocido arqueólogo.[13]

La caza, a la que Delibes era un gran aficionado, es un tema recurrente en sus obras.

En 1950 se inició una nueva etapa en la carrera literaria del escritor: tras sufrir un brote de tuberculosis,[14] publicó El camino, su tercera novela, en la que narra el proceso que sufre un niño en el descubrimiento de la vida y de la experiencia ante la amenaza de dejar el campo y marchar a la ciudad, obra que constituye su consagración definitiva en la narrativa española de la Posguerra. Ese año nació su hija Elisa, licenciada en filología hispánica y francesa.[13]

Nombrado subdirector del diario El Norte de Castilla en 1952, sus enfrentamientos con la censura se volvieron cada vez más directos y frecuentes. El escritor abrió una etapa en la que publicaba una nueva obra de manera prácticamente anual, a saber: Mi idolatrado hijo Sisí (1953), La partida (1954), Diario de un cazador (1955) –Premio Nacional de Narrativa–, Un novelista descubre América (1956), Siestas con viento sur (1957) –Premio Fastenrath–, Diario de un emigrante (1958) y La hoja roja (1959), de contenido existencialista, donde un funcionario de limpieza aficionado a la fotografía rememora su vida al borde de la jubilación. En 1956, en pleno apogeo de este periodo, nació su hijo Juan, biólogo y aficionado a la caza y la pesca como su padre,[15] y ya en 1958 fue nombrado director de El Norte de Castilla.[16]

Apogeo literario[editar]

Los años 1960 representan el apogeo de Delibes como escritor. El periodo viene marcado por el nacimiento de su sexto hijo, Adolfo, licenciado en biología, y por el viaje que realiza el escritor a Alemania, donde visitó varias universidades. La etapa literaria se abrió con la publicación de Viejas historias de Castilla la Vieja (1960) y Por esos mundos (1961).[17] En 1962, Delibes publicó Las ratas, uno de sus grandes libros, historia construida a partir de una sucesión de anécdotas autobiográficas en las que se evoca el ambiente rural de un pueblo castellano desaparecido, con el que ganó el Premio de la Crítica;[17] nació Camino, última de sus siete hijos, licenciada en Filosofía y Letras; y se rodó la versión cinematográfica de El camino, dirigida por Ana Mariscal. El año siguiente fue turbulento: Delibes dimitió el 8 de junio como director de El Norte de Castilla tras varias desavenencias con Manuel Fraga, ministro de Información y Turismo.[17] En los años siguientes, pasó seis meses de 1964 en los Estados Unidos como profesor visitante del Departamento de Lenguas y Literaturas Extranjeras de la Universidad de Maryland. Tras su regreso, redactó y publicó Cinco horas con Mario, considerada su obra maestra, donde una mujer vela el cadáver de su marido durante toda una noche mientras realiza un monólogo lleno de recuerdos hacia su esposo; USA y yo y La milana. En los años siguientes visitó Checoslovaquia y publicó Parábola del náufrago.[18] Continuó, ya en los años 1970, con varios libros de caza, actividad de la que es apasionado, y cuentos, para a continuación publicar Un año de mi vida, un diario personal.

El 1 de febrero de 1973, Miguel Delibes fue elegido miembro de la Real Academia Española, ocupando el sillón "e", vacante por la muerte de Julio Guillén.[19] [3] Ese mismo año, en diciembre, fue también elegido miembro de la Hispanic Society of America. Antes de terminar el año, publicó El príncipe destronado, su undécima novela.[20] El 22 de noviembre de 1974 falleció su esposa, Ángeles de Castro, a los 50 años de edad, algo que marcó profundamente al escritor para el resto de su vida.

Finalmente, el 25 de mayo de 1975 pronunció su discurso de ingreso en la Real Academia Española, siendo Dámaso Alonso, uno de los miembros destacados de la Generación del 27, y por aquel entonces presidente de la RAE, quien hizo entrega a Miguel Delibes de la medalla de académico.[20] [3] Su discurso de ingreso versó sobre El sentido del progreso desde mi obra, que posteriormente editaría como libro bajo el título de Un mundo que agoniza. Ese mismo año, salió a la luz su duodécima novela: Las guerras de nuestros antepasados. En los tres años siguientes, publicó varios libros sobre caza y uno sobre pesca, el único, Mis amigas las truchas. El periodo se cierra con la publicación de El disputado voto del señor Cayo, su decimotercera novela,[21] y en 1979, España asistió al estreno de la adaptación teatral de Cinco horas con Mario, siendo la protagonista la actriz vallisoletana Lola Herrera. Debido al gran éxito registrado, hubo de ser repuesta en varias ocasiones. Ese año, lanzó Castilla, lo castellano, los castellanos, una antología narrativa.[21]

Años 1980 y 1990: reconocimientos[editar]

En 1980, el VII Congreso Internacional de Libreros, celebrado en Valladolid, rindió homenaje al escritor. El gran título de este periodo fue Los santos inocentes, publicado en 1981, radiografía social donde noveliza la degradación de una familia rural explotada por los caciques de la Extremadura rural. En 1982 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, ex aequo con Gonzalo Torrente Ballester;[22] participó en el Congreso "Una literatura para el hombre", celebrado en Reggio Emilia, Italia. Durante esta década, publicó libros sobre caza, cuentos, y recopilaciones de artículos de prensa. En 1983 fue investido Doctor honoris causa por la Universidad de Valladolid. Al año siguiente, la Junta de Castilla y León le concede el Premio de las Letras[23] y los libreros españoles le nombraron autor del año, recibiendo el Libro de Oro como reconocimiento.[24] A finales de año, Los santos inocentes fue adaptado al cine, recibiendo Alfredo Landa y Francisco Rabal, actores de la película, el premio a la interpretación en el Festival de Cannes.[25] En 1985 publicó El tesoro y fue nombrado Caballero de las Artes y de las Letras de la República Francesa. En los años siguientes fue nombrado hijo predilecto de Valladolid, publicó Castilla habla, fue investido Doctor honoris causa por la Universidad Complutense de Madrid y asistió a la adaptación teatral de obras como La hoja roja y Las guerras de nuestros antepasados.[26]

El 7 de mayo de 1990 fue investido Doctor honoris causa por la Universidad del Sarre (Alemania). Un año después, el 30 de mayo de 1991, fue galardonado con el Premio Nacional de las Letras Españolas, otorgado por el Ministerio de Cultura.[27] La Universidad de Málaga le rindió homenaje en el V Congreso de Literatura Española Contemporánea, titulado "Miguel Delibes: el escritor, la obra y el lector." Ese año publicó uno de sus últimos títulos: Señora de rojo sobre fondo gris, una clara evocación de la figura de su esposa.[26] En el año siguiente, se desarrolló el "Encuentro con Miguel Delibes" en Madrid, organizado con motivo de la entrega del Premio Nacional de las Letras Españolas. Se celebraron un total de siete conferencias y cuatro mesas redondas estudiando la obra de Miguel Delibes.[26]

Parón literario y últimos años[editar]

Placa a Miguel Delibes instalada por la ciudad de Valladolid como homenaje por su novela El hereje.

Su última gran obra, El hereje, homenaje a Valladolid, se publicó en 1998, recibiendo el Premio Nacional de Narrativa como reconocimiento.[28] Él mismo declaró al recibir el premio, ya con 79 años, que había colgado los trastos de escribir. Con la entrada del milenio, se creó la Cátedra Miguel Delibes, con sede en las universidades de Nueva York y Valladolid, y cuyo objetivo es el estudio de la literatura española contemporánea, darla a conocer en los Estados Unidos y difundirla mediante las nuevas tecnologías.[29]

Tras la publicación de El hereje su carrera literaria prácticamente se detuvo, principalmente por el cáncer de colon que padecía el escritor, precisamente desde la última fase de redacción de su última gran novela.[30] Se encontraba impedido en gran medida, y experimentaba una apatía cada vez más grande. Recibió en 2007 el Premio Quijote de las Letras Españolas,[31] aunque en sus últimos años su producción literaria había sido prácticamente nula, con apenas unos pocos títulos, siendo el último De Valladolid. Con todo, y a pesar de los dolores que lo aquejaban, el escritor trataría aún de sacar adelante una nueva novela corta mediada la década del 2000. La obra, que iba a llevar por título Diario de un artrítico reumatoide,[32] fue finalmente abandonada después de medio centenar de cuartillas manuscritas. Por su incapacidad, tras ser galardonado con el Premio Vocento a los Valores Humanos, Juan Carlos I y Sofía de Grecia, Reyes de España, visitaron personalmente al escritor en su domicilio vallisoletano.[33] Fue reconocido en su ciudad con la creación de La Ruta del Hereje, basada en su novela y con la construcción del Centro Cultural Miguel Delibes, que es tanto conservatorio y auditorio, como centro de convenciones.[34]

La comunidad autónoma de Castilla y León, de manos de su presidente, Juan Vicente Herrera, le entregó en noviembre de 2009 la Medalla de Oro como reconocimiento por «su defensa del castellano», calificando al autor como «maestro de narradores».[35] De igual modo, tanto la Junta de Castilla y León como numerosas entidades culturales e intelectuales españolas e internacionales propusieron en varias ocasiones a Miguel Delibes como candidato al Premio Nobel de Literatura, la última de ellas la realizada por la Sociedad General de Autores y Editores en 2010 junto a las de Ernesto Cardenal y Ernesto Sabato.[36]

Muerte y legado[editar]

El féretro de Miguel Delibes en la capilla ardiente instalada en el salón de recepciones de la Casa Consistorial de Valladolid.
Los actos en memoria del escritor se sucedieron en Valladolid durante el fin de semana que siguió a su muerte. En la imagen, Mejuto González, árbitro del Real Valladolid-Real Madrid de Liga, acompaña al nieto del escritor durante la suelta de una paloma blanca como homenaje a Miguel Delibes.

Durante los primeros días de marzo de 2010 su salud empeoró, y el 11 de marzo el escritor se encontraba ya en estado crítico, consciente pero muy sedado, esperando su familia el fallecimiento en cuestión de horas.[37] La muerte de Miguel Delibes ocurrió finalmente en su domicilio vallisoletano a primera hora de la mañana del 12 de marzo de 2010, a los 89 años de edad, como consecuencia del cáncer de colon que se le diagnosticó en 1998 y del que no pudo recuperarse.[38] Su capilla ardiente se instaló esa misma mañana en el salón de recepciones de la Casa Consistorial; a ella acudieron numerosas personalidades como Lola Herrera, Concha Velasco, la vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, el presidente de la Junta de Castilla y León Juan Vicente Herrera, o la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde, entre otros, así como más de 18.000 personas.[39]

Su funeral se ofició al día siguiente, 13 de marzo, por la mañana, en la catedral de Valladolid, y posteriormente fue incinerado y enterrado en el panteón de Hombres Ilustres de Valladolid junto a personajes como José Zorrilla y Rosa Chacel. El Ayuntamiento de Valladolid otorgó el privilegio de trasladar y sepultar en dicho panteón los restos incinerados de Ángeles, esposa del escritor, junto a los del propio Delibes, para cumplir el deseo que éste siempre había expresado.[40]

El último día de ese mes, el alcalde de Valladolid, Javier León, anunció la creación de la Biblioteca Miguel Delibes en las instalaciones de lo que eran el depósito de locomotoras de RENFE. En la ciudad ya hay una calle que lleva su nombre, y el principal centro cultural de Valladolid ha sido bautizado en honor al escritor.[41]

El 12 de marzo de 2011 se constituyó la Fundación Miguel Delibes bajo la presidencia de su hija Elisa; su director gerente es Alfonso León López.[42] Del legado que custodia la fundación, forma parte la biblioteca personal de Delibes, unos 10.000 volúmenes repartidos entre Valladolid, Sedano y Tordesillas.[43] La Fundación Miguel Delibes tiene su sede temporal en varias estancias de la Casa Revilla de Valladolid.[44]

Premios y reconocimientos[editar]

Obras[editar]

En la obra de Miguel Delibes hay un compromiso ético con los valores humanos, con la autenticidad y con la justicia social. Fue un escritor fiel a sus ideas y a su tierra castellana.

La preocupación por las consecuencias negativas que el progreso puede tener para la naturaleza y el hombre, por Castilla y la situación del campo castellano y por la dignidad y la libertad humanas son los ejes principales de sus obras. La naturaleza, el campo y el ambiente rural aparecen en primer plano en El camino, Las ratas, Viejas historias de Castilla la Vieja, La caza de la perdiz roja, El libro de la caza menor, Diario de un cazador o El disputado voto del señor Cayo.

A Miguel Delibes se le ha censurado que estuviera contra el progreso, pero él mismo discrepaba de quienes le veían como un autor que alaba la Aldea y desprecia la Corte: a lo que él se oponía es a la deshumanización y falsedad que genera la vida en la gran ciudad. Según decía él mismo: "Cuando escribí mi novela El camino, donde un muchachito, Daniel el Mochuelo, se resiste a abandonar la vida comunitaria de la pequeña villa para integrarse en el rebaño de la gran ciudad, algunos me tacharon de reaccionario. No querían admitir que a lo que renunciaba Daniel el Mochuelo era a convertirse en cómplice de un progreso de dorada apariencia pero absolutamente irracional".[48]

La postura de Delibes no era en contra del progreso en general, sino contra el modelo elegido, es decir, contra el progreso devastador que sacrifica todo lo humano en aras del consumo: "Es la civilización del consumo en estado puro, de la incesante renovación de los objetos -en buena parte, innecesarios- y, en consecuencia, del desperdicio".[48]

Para él, el nuevo orden socioeconómico está generando un modo de alienación poderosísimo. En los grandes centros urbanos se levantan gigantescas torres-colmenas en las que viven apiñados estos nuevos hombres, que han perdido todo rasgo individualizador. "El hombre, de esta manera, se despersonaliza y las comunidades degeneran en unas masas amorfas, sumisas, fácilmente controlables desde el poder concentrado en unas pocas manos”. Pero no idealiza la vida de los pueblos y aldeas castellanas para esgrimirla como arma en contra del progreso, sino que censura sus carencias, urgiendo a quien corresponda para que dote de servicios y equipamiento al campo. “Hoy nadie quiere parar en los pueblos porque los pueblos son el símbolo de la estrechez, el abandono y la miseria".[48] En sus obras reivindica que nuestras raíces están en la cultura rural y que, hoy por hoy, los reductos de integridad y autenticidad están en el campo. "Pero el hombre, nos guste o no, tiene sus raíces en la Naturaleza y al desarraigarlo con el señuelo de la técnica, lo hemos despojado de su esencia”.[48] Sostiene que, en la antigua estructura rural, el hombre estaba dedicado a tareas mucho más humanas, lejos de la masificación ciudadana, manteniendo sus rasgos individualizadores y ostentando una personalidad irrepetible. "…mis personajes se resisten, rechazan la masificación. Al presentárseles la dualidad Técnica-Naturaleza como dilema, optan resueltamente por ésta que es, quizá, la última oportunidad de optar por el humanismo. Se trata de seres primarios, elementales, pero que no abdican de su humanidad; se niegan a cortar las raíces. A la sociedad gregaria que les incita, ellos oponen un terco individualismo".[48]

En su personaje el señor Cayo, un anciano a punto de cumplir ochenta y tres años, quedan representados los valores culturales de esa tradición milenaria que se encuentra en trance de desaparecer. El disputado voto del señor Cayo es una elegía dolorida ante la desaparición de la cultura rural, creada a través de los siglos, y que, en poco tiempo, ha sido barrida y sustituida por la industrial: "Hemos matado la cultura campesina pero no la hemos sustituido por nada, al menos, por nada noble".[48]

Novela[editar]

Relatos[editar]

  • La partida (1954)
  • Siestas con viento sur (1957). Premio Fastenrath
  • Viejas historias de Castilla la Vieja (1964)
  • La mortaja (1970)
  • Viejas historias y cuentos completos (2006)

Libros de viajes[editar]

  • Un novelista descubre América (1956)
  • Por esos mundos: Sudamérica con escala en las Canarias (1961)
  • Europa: parada y fonda (1963)
  • USA y yo (1966)
  • La primavera de Praga (1968)
  • Dos viajes en automóvil: Suecia y Países Bajos (1982)

Libros de caza[editar]

  • La caza de la perdiz roja (1963)
  • El libro de la caza menor (1966)
  • Con la escopeta al hombro (1970)
  • La caza de España (1972])
  • Alegrías de la caza (1977)
  • Mis amigas las truchas (1977)
  • Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo (1979)
  • Las perdices del domingo (1981)
  • Tres pájaros de cuenta (1987)
  • Dos días de caza (1988)
  • El último coto (1992)

Ensayos y artículos[editar]

  • Castilla en mi obra (1972)
  • Un año de mi vida (1972)
  • Vivir al día (1975)
  • SOS: el sentido del progreso desde mi obra (1976)
  • Un mundo que agoniza (1979)
  • El otro fútbol (1982)
  • La censura en los años cuarenta (1984)
  • Castilla habla (1986)
  • Mi querida bicicleta (1988)
  • Castilla, lo castellano y los castellanos (1988)
  • Mi vida al aire libre (1989)
  • Pegar la hebra (1990)
  • La vida sobre ruedas (1992)
  • Un deporte de caballeros (1993)
  • 25 años de escopeta y pluma (1995)
  • He dicho (1996)
  • Los estragos del tiempo (1999)
  • Castilla como problema (2001)
  • Delibes-Vergés. Correspondencia, 1948-1986 (2002)
  • España 1939-1950: Muerte y resurrección de la novela (2004)
  • La tierra herida: ¿qué mundo heredarán nuestros hijos?, conjuntamente con su hijo Miguel Delibes de Castro (2005)

Adaptaciones en televisión[editar]

Adaptaciones al cine[editar]



Predecesor:
José Hierro
Prince of Asturias Foundation Emblem.svg
Premio Príncipe de Asturias de las Letras

1982
junto a Gonzalo Torrente Ballester
Sucesor:
Juan Rulfo
Predecesora:
Dulce María Loynaz
Medal of the Miguel de Cervantes Prize.svg
Premio Miguel de Cervantes

1993
Sucesor:
Mario Vargas Llosa

Referencias[editar]

  1. Pilar Celma (ed.): Miguel Delibes: homenaje académico y literario. Universidad de Valladolid, 2003; pág. 32.
  2. El Norte de Castilla (12 de marzo de 2010). «Ha muerto Miguel Delibes». Consultado el 12 de marzo de 2010.
  3. a b c Real Academia Española. «Excmo. Sr. D. Miguel Delibes Setién (1975)». Consultado el 19 de octubre de 2009.
  4. [http://www.20minutos.es/noticia/1756152/0/ Una placa que con una escultura de un membrillero recuerda desde hoy a Miguel Delibes en su casa natal, en Recoletos 12
  5. a b Escuela Internacional del Español. «Miguel Delibes». Consultado el 19 de octubre de 2009.
  6. Molledo saldó su deuda con Miguel Delibes con su familia como testigo, El Diario Montañés, 12.07.2009; acceso 07.06.2013
  7. http://www.nortecastilla.es/20090710/cultura/miguel-delibes-sera-nombrado-20090710.html Angélica Tanarro. Miguel Delibes será nombrado mañana Hijo Adoptivo de Molledo], El Norte de Castilla, 10.07.2009; acceso 07.06.2013
  8. El Norte de Castilla. «Semblanza biográfica». Consultado el 12 de marzo de 2010.
  9. Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 29.
  10. El Norte de Castilla (17 de octubre de 2006). «150 años de El Norte de Castilla». Consultado el 19 de octubre de 2009.
  11. a b c Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 30.
  12. El Norte de Castilla. «Miguel Delibes: cronología 1920-46». Consultado el 19 de octubre de 2009.
  13. a b Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 31.
  14. El Norte de Castilla. «Miguel Delibes: cronología 1947-54». Consultado el 19 de octubre de 2009.
  15. www.vadeando.com. «Juan Delibes de Castro». Consultado el 19 de octubre de 2009.
  16. El Norte de Castilla. «Miguel Delibes: cronología 1955-59». Consultado el 20 de octubre de 2009.
  17. a b c Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 33.
  18. Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 37.
  19. Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 39.
  20. a b Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 40.
  21. a b Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 42.
  22. Fundación Príncipe de Asturias. «Galardonados con los Premio Príncipe de Asturias de las Letras». Consultado el 21 de octubre de 2009.
  23. El Norte de Castilla (8 de junio de 1985). «El Ministro de Cultura presidió ayer el acto de entrega del premio Castilla y León». Consultado el 21 de octubre de 2009.
  24. Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 45.
  25. El País (24 de mayo de 1984). «Premio de interpretación para Alfredo Landa y Francisco Rabal y Palma de Oro para Wenders en el festival de Cannes». Consultado el 21 de octubre de 2009.
  26. a b c Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 46.
  27. Dirección General del Libro y Bibliotecas (Ministerio de Cultura) Miguel Delibes: Premio Nacional de las Letras Españolas 1991, pág 49.
  28. El País (20 de octubre de 1999). «Miguel Delibes obtiene el Premio Nacional de Narrativa con su libro 'El hereje'». Consultado el 22 de octubre de 2009.
  29. Cátedra Miguel Delibes. «La Cátedra Miguel Delibes». Consultado el 22 de octubre de 2009.
  30. La Voz de Cádiz (28 de octubre de 2007). «Elogio de la sencillez». Consultado el 22 de octubre de 2009.
  31. Asociación Colegial de Escritores de España (15 de diciembre de 2007). «Miguel Delibes, Premio Quijote de las Letras Españolas». Consultado el 22 de octubre de 2009.
  32. «Diario de un artrítico reumatoide, el último proyecto literario de Miguel Delibes».
  33. a b El País (18 de octubre de 2006). «Delibes recibe el Premio Vocento». Consultado el 30 de noviembre de 2010.
  34. El Norte de Castilla (marzo de 2007). «El Auditorio Miguel Delibes, listo para la inauguración de hoy». Consultado el 22 de octubre de 2009.
  35. Europa Press (16 de noviembre de 2009). «Miguel Delibes recibe la Medalla de Oro de Castilla y León». Consultado el 13 de marzo de 2010.
  36. nortecastilla.es (5 de enero de 2010). «La SGAE propone de nuevo a Miguel Delibes para el Nobel». Consultado el 5 de enero de 2010.
  37. Público (11 de marzo de 2010). «Miguel Delibes, en estado de máxima gravedad». Consultado el 13 de marzo de 2010.
  38. El País (12 de marzo de 2010). «Muere Miguel Delibes, alma del castellano». Consultado el 12 de marzo de 2010.
  39. RTVE (13 de marzo de 2010). «Más de 20.000 personas dan su último adiós a Miguel Delibes en la capilla ardiente». Consultado el 13 de marzo de 2010.
  40. El Norte de Castilla (13 de marzo de 2010). «Miguel Delibes reposa junto a su esposa tras recibir un sentido y multitudinario adiós en las calles de Valladolid». Consultado el 14 de marzo de 2010.
  41. Una biblioteca llevará el nombre de Delibes, que también tendrá una fundación, Terra, 31.03.2010; acceso 13.10.2011
  42. La Fundación Miguel Delibes designa a un gerente para iniciar su andadura, Terra, 09.06.2011; acceso 13.10.2011
  43. Javier Rodríguez Marcos. Observatorio para la 'galaxia Delibes, El País digital, 13.10.2011; acceso el mismo día
  44. La Fundación Miguel Delibes echa a andar con 300.000 euros para actividades, nota de EFE reproducida en El Mundo, 04.10.2011; acceso 13.10.2011
  45. «Investidura de Miguel Delibes como doctor Honoris Causa por la Complutense. Junio de 1987 (Gaceta Complutense)».
  46. soitu.es (10 de julio de 2009). «Miguel Delibes será nombrado mañana Hijo Adoptivo de Molledo». Consultado el 20 de noviembre de 2009.
  47. Miguel Delibes condecorado con la Medalla de Oro al Mérito Turístico de Cantabria
  48. a b c d e f Miguel Delibes. El sentido del progreso desde mi obra, Discurso leído en el acto de su recepción en la Real Academia de la Lengua, 25-5-1975; acceso 07-6-2013

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]