José Hierro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José Hierro
José Hierro-SSReyes.jpg
Busto de José Hierro en San Sebastián de los Reyes
Nombre de nacimiento José Hierro Real
Nacimiento 3 de abril de 1922
Madrid, España
Defunción 21 de diciembre de 2002
Madrid, España
Nacionalidad Bandera de España española
Período Siglo XX
Lengua de producción literaria Castellano
Género Poesía
Movimientos poesía desarraigada, poesía existencial
Premios Premio Miguel de Cervantes en 1998

José Hierro Real (Madrid, 3 de abril de 1922 - ibídem, 21 de diciembre de 2002), conocido como José Hierro o Pepe Hierro, fue un poeta español. Pertenece a la llamada primera generación de la posguerra dentro de la llamada poesía desarraigada o existencial (publicó en las revistas Espadaña y Garcilaso).

En sus primeros libros, Hierro se mantuvo al margen de las tendencias dominantes y decidió continuar la obra de Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Pedro Salinas, Gerardo Diego e, incluso, Rubén Darío. Posteriormente, cuando la poesía social estaba en boga en España, hizo poesía con numerosos elementos experimentales (collage lingüístico, monólogo dramático, culturalismo...).[1]

Biografía[editar]

Nació en Madrid en 1922, aunque la mayor parte de su vida la pasó en Cantabria, puesto que su familia se trasladó a Santander cuando José contaba apenas dos años. Allí cursó la carrera de perito industrial, pero se vio obligado a interrumpirla en 1936, al comienzo de la Guerra Civil Española.

Al finalizar la guerra fue detenido y encarcelado por pertenecer a una "organización de ayuda a los presos políticos", uno de los cuales era su propio padre, Joaquín Hierro, un funcionario de Telégrafos que el 18 de julio de 1936 interceptó el cable con que la Capitanía Militar de Burgos quería sublevar a la guarnición de Santander, pagándolo con la cárcel. Su hijo también fue a prisión por sacar información de la misma cuando lo visitaba. Pasó cinco años encarcelado y fue liberado en enero de 1944 en Alcalá de Henares. Hasta 1946 vivió en Valencia. Allí, en el Café El Gato Negro, participó en una tertulia literaria a la que asistían Ricardo Blasco, Angelina Gatell, Alejandro y Vicente Gaos, y Pedro Caba Landa, entre otros. Desempeñó entonces diversos oficios pane lucrando. En 1948, en el Diario Alerta de Santander, hizo su primera crítica pictórica, sobre la obra del pintor burgalés Modesto Ciruelos (íntimo amigo que falleció también en 2002), labor que continuó ejerciendo en distintos medios de comunicación, especialmente en Radio Nacional de España y el Diario Arriba de Madrid. En 1949 contrajo matrimonio con María de los Ángeles Torres. Fundó la revista Proel, junto con Carlos Salomón y hasta 1952 dirigió las publicaciones Cámara de Comercio y Cámara Sindical Agraria, para instalarse al fin en Madrid, donde reanudó su carrera de escritor. Trabajó en el CSIC y en la Editora Nacional. Colaboró en las revistas poéticas Corcel, Espadaña, Garcilaso. Juventud creadora, Poesía de España y Poesía Española, entre otras. Participó en los Congresos de Poesía de Segovia, (del 17 al 24 de junio de 1952) y Salamanca (5 de julio de 1953). En 1995 es nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo de Santander. Además en 1998, recibe, como reconocimiento final a su grandísima carrera, el Premio Cervantes. Fue elegido miembro de la Real Academia Española en 1999. En 2002 es nombrado también Doctor Honoris Causa de la Universidad de Turín.

Fallece el 21 de diciembre de 2002 a los 80 años de edad en Madrid.

Poseía la curiosa superstición de no poder escribir nunca en su propia casa; era normal verlo en la cafetería de Avenida Ciudad de Barcelona, en Madrid; en ella y en otros cafés escribió toda su obra. Era sin embargo un trabajador lento y minucioso: algunos de sus poemas tardaron años en encontrar la forma definitiva.

Galardones y reconocimientos[editar]

José Hierro fue Premio Adonáis en 1947, Premio Nacional de Poesía (1953 y 1999), Premio de la Crítica (1958 y 1965), Premio de la Fundación Juan March (1959), Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1981, Premio Fundación Pablo Iglesias en 1986, Premio Nacional de las Letras Españolas en 1990, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1995, Premio Cervantes y de nuevo el Premio de la Crítica en 1998,[2] Premio Europeo de Literatura Aristeión, Premio Francisco de Quevedo y el Premio Ojo Crítico Especial por la belleza de su obra en 1999.[3]

Fue declarado Hijo Adoptivo de Cantabria en 1982. En 2002 el Ayuntamiento de Madrid le concedió la Medalla de Oro de la ciudad. El 25 de abril de 2008 la ciudad de Santander le rindió homenaje colocando un busto del poeta en el Paseo Marítimo, junto a Puertochico, inspirado en los versos de uno de sus poemas sobre la bahía: "Si muero, que me pongan desnudo, desnudo junto al mar. Serán las aguas grises mi escudo y no habrá que luchar".

En San Sebastián de los Reyes (Madrid) también existe un busto del poeta frente al edificio que alberga la Universidad Popular José Hierro. En esta localidad tiene lugar el Premio Nacional de Poesía José Hierro, organizado por la Universidad Popular José Hierro y dotado con un único premio de 9000 euros.[4] En Cabezón de la Sal (Cantabria), lugar que visitaba cada año con motivo de la velada de la poesía en el Día de Cantabria, también se le rindió tributo dedicándole una calle y colocando otro busto en el Parque del Conde San Diego. [5]

Legado[editar]

En 2003, con el impulso de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Getafe y la familia Hierro se creó el Centro de Poesía José Hierro, un proyecto dedicado íntegramente al estudio, difusión y creación de su poesía y a perpetuar la memoria del poeta. En 2006 pasó a ser la Fundación Centro de Poesía José Hierro donde se imparten talleres y seminarios y se organizan recitales de poesía y otros eventos de carácter artístico y literario. Además se puede disfrutar allí de la única exposición de pintura de José Hierro con carácter permanente. Era una afición que muchos desconocen más allá de lo meramente anecdótico, pero a la que José Hierro dedicó gran parte de su vida, sobre todo en sus últimos años.

Análisis de su obra[editar]

Sus primeros versos aparecen en distintas publicaciones del frente republicano. Acabada la contienda, pasa cuatro años en la cárcel, y esta experiencia lo marca indeleblemente. De ahí que, al reaparecer en el panorama lírico de los años cuarenta, con dos libros casi simultáneos, lo haga urgido por un amargo poso autobiográfico que dota a su poesía de una madurez poco frecuente en jóvenes poetas. Se titula el primero Tierra sin nosotros (1947), marbete que nos proporciona las desoladas claves donde arraiga, no ya sólo este libro, sino buena parte de la producción surgida de la guerra: la patria un día habitable aparece en ruinas.

El libro siguiente, Alegría (1947) (Premio Adonáis), continúa la reflexión de Tierra sin nosotros.

Con las piedras, con el viento (1950), es el testimonio de una experiencia amorosa abocada, también, al fracaso.

Con Quinta del 42 (1953) comienza la exploración de la vía solidaria, nunca ajena a Hierro, pero, hasta ahora, sostenida en penumbra; no es, sin embargo, la suya una poesía social al uso, y esta diferencia desencadena, con anticipación de años, los mecanismos superadores de un realismo que por entonces amordazaba a la poesía española.

Antirrealista es, en efecto, Cuanto sé de mí (1957), libro que acentúa la preocupación verbal, reivindica ámbitos imaginativos y se aleja de la historia y del tiempo para acceder a la «sonora gruta del enigma».

Estos elementos culminan en el Libro de las alucinaciones (1964). Marcado por una poderosa veta irracionalista que se canaliza con frecuencia en el versículo, este poemario rompe definitivamente con las categorías espacio-temporales.

En 1974 publicará una nueva edición de Cuanto sé de mí; en 1991, un nuevo libro de poemas titulado Agenda; en 1995 Emblemas neurorradiológicos y a finales de los años 90 Cuaderno de Nueva York, considerada ésta última una obra maestra contemporánea.

Su poesía es poderosamente evocativa y ahonda en una intimidad erosionada por un tiempo implacable. Se percibe la influencia de Gerardo Diego. Se inició con una temática reivindicativa testimonial, la memoria de un niño de la guerra, si bien no es un poeta social al uso; poco a poco fue haciéndose más colectiva y existencial.

Obra[editar]

Libros de José Hierro.

José Hierro produjo las siguientes obras, principalmente poéticas:[6]

Poesía[editar]

  • Alegría (1947)
  • Tierra sin nosotros (1947)
  • Con las piedras, con el viento (1950)
  • Quinta del 42 (1952)
  • Estatuas yacentes (1955)
  • Cuanto sé de mí (1957)
  • Poesía del momento (1957)
  • Libro de las alucinaciones (1964)
  • Agenda (1991)
  • Prehistoria literaria (1991)
  • Cuaderno de Nueva York (1998)
  • Guardados en la sombra (2002)
Dedicatoria y dibujo original de José Hierro a Modesto Ciruelos, en su libro: Con las piedras, con el viento. Santander, 1950.

Antologías poéticas[editar]

  • Antología (1953)
  • Poesías completas. 1944-1962 (1962)
  • Cuanto sé de mí (1974). Poesías completas.
  • Cabotaje (1989)
  • Emblemas neurorradiológicos (1995)
  • Sonetos (1999)
  • José Hierro. Poesías completas (1947-2002) (2009)
  • Hierro ilustrado (2012). Antología poética y gráfica.

Otros[editar]

  • Problemas del análisis del lenguaje moral (1970), ensayo.
  • Reflexiones sobre mi poesía (1984), ensayo.
  • Quince días de vacaciones (1984), prosa.
  • Cuentos reunidos (2012), prosa.




Predecesor:
-
Prince of Asturias Foundation Emblem.svg
Premio Príncipe de Asturias de las Letras

1981
Sucesor:
Gonzalo Torrente Ballester
y
Miguel Delibes
Predecesor:
Guillermo Cabrera Infante
Medal of the Miguel de Cervantes Prize.svg
Premio Miguel de Cervantes

1998
Sucesor:
Jorge Edwards

Referencias[editar]

  1. Cf. Ángel Luis Luján, «Alucinada tentación de lo clásico», Revista de Libros, 161, mayo de 2010, pág. 34.
  2. Poetas premiados por el Ministerio de Cultura
  3. José Hierro, Premio "Miguel de Cervantes". Ministerio de Cultura
  4. XXV Premio Nacional de Poesía José Hierro
  5. José Hierro, un cliente muy especial, El Diario Montañés
  6. Corona Marzol, Gonzalo (1988). Bibliografía de José Hierro Real. Zaragoza. ISBN 84-600-5316-4. 

Bibliografía[editar]

  • Rogers, D. M.: «El tiempo en la poesía de J. Hierro» en Archivum, nos 1-2 (nov. de 1961), pp. 201-230.
  • Jiménez, J.O.: «La poesía de J. Hierro» , en Cinco poetas del tiempo (Madrid, 1972), pp. 177-326.
  • Villar, A. del «El vitalismo alucinado de J. Hierro», en Arbor, nº 349 (enero de 1975), pp. 67-80.
  • Peña, P. J. de la : Individuo y colectividad: el caso de J. Hierro (Valencia, 1978).
  • Albornoz, A. de : José Hierro (Madrid. 1981).
  • González, J.M.: Poesía española de posguerra: Celaya, Otero, Hierro (1950-1960) (Madrid, 1982).
  • Torre, E. E. de: José Hierro: poeta de testimonio (Madrid, 1983).
  • García de la Concha, V.: «Un poeta del tiempo histórico: J. Hierro» , en La poesía española de 1935 a 1975 (Madrid, 1987), tomo II, pp. 632-660.
  • Corona Marzol, G.: Bibliografía de José Hierro (Zaragoza, 1988) y Realidad vital y realidad poética (Poesía y poética de J. Hierro) (Zaragoza, 1991).
  • V.V. A.A.: A José Hierro. Encuentros. Domingo Nicolás (Ed.) Instituto de Estudios Almerienses. (Almería, 1999).
  • V.V. A.A.: Espacio Hierro. Medio siglo de creación poética de José Hierro. Juan Antonio González Fuentes y Lorenzo Olivan (Eds.) Universidad de Cantabria. (Santander, 2001).
  • Vierna, Fernando de: «La leyenda del almendro» en Exordio, nº 2. (Santander, 2003).

Enlaces externos[editar]