Piura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Piura
San Miguel de Piura
Bandera de Piura.jpg
Bandera
Coats of Arms of Piura.png
Escudo

Plaza de Piura.
San Miguel de Piura
San Miguel de Piura
Localización de San Miguel de Piura en Perú
País Flag of Peru.svg Perú
• Departamento Piura
• Provincia Piura
Ubicación 5°12′03″S 80°37′31″O / -5.2008333333333, -80.625277777778Coordenadas: 5°12′03″S 80°37′31″O / -5.2008333333333, -80.625277777778
• Altitud 29 msnm
• Distancias 420 km a Trujillo[1]
981 km a Lima
Fundación 1532 482 años
Población  
• Total (Censo 2007) 377.496 (año 2007)[2]
430.319 (año 2014)[3] hab.
• Metropolitana 510.488 (año 2014) hab.
Gentilicio Piurano(a)
Alcalde Ruby Rodriguez de Aguilar (2011)
Sitio web www.munipiura.gob.pe
[editar datos en Wikidata ]

Piura, fundada como San Miguel de Piura es una ciudad de la zona occidental norte del Perú, capital de la Región Piura. Está ubicada en el centro oeste de la región, en el valle del río Piura, al norte del desierto de Sechura, a 981 km al norte de Lima y próxima a la frontera con el Ecuador. Es la quinta más poblada del país, alcanzando oficialmente, y según proyecciones del INEI del año 2014, los 430.319 habitantes.[3]

Fue fundada por Francisco Pizarro el 15 de agosto de 1532, recibiendo su escudo de armas en 1537;[4] en la actualidad la ciudad cumple el rol de principal centro comercial, administrativo y de servicios del departamento de Piura.[5]

Aniversario de Piura: El aniversario de Piura se celebra todos los años desde que Francisco Pizarro llegó a fundar la ciudad con el nombre San Miguel de Tangarará en el año 1532, desde ese entonces todos los 5 de octubre es el día principal para celebrar el aniversario piurano. En estas fechas la gente de Piura muestra sus principales costumbres y gastronomía del lugar, muchas danzas típicas del región entre las que destaca el tondero son bailadas por muchas avenidas y plazas de la región, se aprovecha estos días para reforzar su identidad. Claro que Piura tiene una fundación española pero con el tiempo se estuvo buscando recuperar la identidad cultural original del Perú y de los antiguos pobladores netos piuranos. En 1932 el presidente de la república Sánchez Cerro decretó temporalmente como posible fecha de fundación el 15 de julio, otra teoría de acuerdo a cartas y documentos es que Francisco Pizarro estuvo en perfectas condiciones para hacer la fundación a mediados de agosto de 1532, por lo que una época se llegó a realizar los actos de fiesta todos los 15 de agosto que es la probable puesto que se celebra el día de la virgen de La Asunción, también patrona de la ciudad.Ya que no se esclarecía oficialmente la fecha de fundación de Piura, se decidió unir la celebración en Semana Jubilar y la conmemoración del sacrificio de Miguel Grau, su hijo más preclaro, que se inmoló en el combate de Angamos el día 8 de octubre de 1879. La fundación española no conlleva necesariamente el levantamiento de un acta pues, igual, el emperador Carlos V le concedió escudo de armas distinguiéndola como la primogénita de las ciudades europeas fundada en América del sur. El historiador Miguel Maticorena Estrada demostró que la fundación aconteció el día 15 de agosto de 1532.

Elemento mediado[editar]

Piura también es conocida como Ciudad de la Hospitalidad porque sus habitantes acogen muy bien a quienes la visitan, y alberga a los que llegan a residir en ella. Se le conoce también como Ciudad del Eterno Sol por su calor y sol radiante del día a día, así como también la Ciudad de los algarrobos por sus bosques secos tropicales de algarrobos que reverdecen en cada temporada de lluvias veraniegas, hermoseando las dilatadas planicies que se cubren de vegetación herbácea deviniendo en sabana arbórea.[6]

Asimismo se la conoce como la Ciudad Errante o Volante porque donde actualmente se ubica es su cuarto asentamiento, dado que el primero, cuando la fundó Francisco Pizarro en 1532 con el ceremonial dispuesto en las Reales Ordenanzas, conforme también se hizo posteriormente en las fundaciones de las ciudades de Lima y Trujillo, fue en Tangarará, en el exuberante valle del Chira y cerca de la actual ciudad de Sullana, pero sus habitantes pronto empezaron a sufrir los embates del paludismo por lo que Diego de Almagro ordenó el traslado. El padre Rubén Vargas Ugarte dice que el asiento no fue afortunado, al igual que el segundo y el tercero.[7] El segundo asentamiento aconteció dos años después, en el valle del Alto Piura, en el lugar que ahora se conoce como Piura La Vieja y a inmediaciones de la hacienda Monte de los Padres en la actual provincia de Morropón, contándose con tierras muy fértiles para el cultivo y pastos pero luego de un riguroso período pluvial o Mega Niño sus habitantes resultaron afectados con males en los ojos, de ahí que surgió la devoción a Santa Lucía cuya imagen actualmente se encuentra en el templo de San Francisco, y decidieron migrar una vez más. El tercer asiento fue en el año de 1578 en lo que hoy es el puerto de Paita, refundándose la ciudad con el nombre de San Francisco de la Buena Esperanza, pero el sitio resultó muy expuesto a los ataques de los piratas y corsarios que la destruyeron en 1587. Con autorización del Virrey Fernando de Torres y Portugal, Conde del Villar, sus habitantes se mudaron a su actual y definitiva cuarta ubicación entonces conocida en el siglo XVI como el asiento del Chilcal, "a dos leguas castellanas al norte del pueblo de indios de Catacaos" y junto a la presa precolombina de Tacalá que pocos años antes había sido reforzada con cal y canto por el quinto virrey del Perú Francisco de Toledo, porque determinaron que "hay abundante agua y leña, y muy buen temperamento", constituyendo "sitio muy despejado y que lo baña el aire el cual viene por partes limpias", conforme es de verse en el acta que para el efecto se redactó y aún se conserva, refundándola el Capitán don Juan de Cadalzo y Salazar el día 15 de agosto de 1588 con el nombre de San Miguel del Villar.[8]

Igualmente se le conoce como la Ciudad de los Museos, por sus museos de historia y de arte religioso, de ceramios precolombinos, particularmente de la civilización Vicús, así como pinacotecas de sus personajes ilustres como Ignacio Merino, Luis Montero, Felipe Cossío Del Pomar, y de pintores contemporáneos como Arcadio Boyer.

Historia[editar]

Época precolombina[editar]

Cuentan los cronistas de la Conquista que según los propios tallanes, pobladores prehispánicos de la costa piurana, hubo en tiempos milenarios otros moradores que vencieron al desierto. Eran hombres que “vivían más en la mar que en la tierra”, trasladándose de un lugar a otro en grandes balsas movidas a remo y vela, dedicados a la pesca, que se proveían de agua y vegetales desde lugares lejanos, y que acampaban en medio del desierto para estar protegidos de sus enemigos. Su origen en estas tierras se pierde en la bruma de los tiempos pretéritos pero ya se les encontraba en el siglo VII de nuestra era conforme los vestigios encontrados consistentes en cerámica utilitaria, morteros de piedra y objetos también de piedra utilizados en la guerra. Se extendieron desde Tumbes por el norte hasta Olmos y Morropón por el sur, conforme lo determinó la antropóloga doctora Josefina Ramos Seminario de Cox, determinándose que sus vestigios arquitectónicos mayores son los encontrados en Catacaos, en Narihualá y en otras zonas del valle del Bajo Piura.[9]

Al llegar los tallanes a la región, provenientes de la sierra, estos primeros habitantes huyeron hacia el norte para no regresar más, pero otros se quedaron asimilándose con los recién llegados. Los tallanes resultaron ser eximios agricultores.

Pero los tallanes no fueron los primeros pobladores. Los antecedieron muchos otros entre los que destacaron los Vicús, conocidos por este nombre pues sus restos fueron hallados en la sexta década del pasado siglo XX en la hacienda del mismo nombre, ubicada cerca de la ciudad de Chulucanas en el valle del Alto Piura. La civilización Vicús floreció hace más de dos mil años y se encontraron gran cantidad de objetos utilitarios de metal, restos funerarios así como se cerámica, muy admirada en los museos por el naturalismo con la que representaban su mundo (actividades cotidianas, flora, fauna). Sus edificaciones, que se estima eran de adobe y madera como en las construcciones precolombinas de toda la costa peruana, desaparecieron hace mucho tiempo con los innumerables mega Niños acontecidos periódicamente y desde siempre en nuestra región, pero se tiene perfecta idea de cómo eran por los ceramios que las representan (casas, palacios, templos). Los últimos estudios científicos en su metalurgia concluyen que por su ubicación geográfica los Vicús constituyeron un centro de intercambio cultural entre el sur del antiguo Perú con el norte hasta la actual Colombia. En la antigua Piura se ubicaron numerosas etnias organizados en clanes que dieron lugar al nacimiento de los pueblos que ahora se conocen, éstos establecían disputas entre ellos para el dominio del territorio y manifestar así su poderío frente a los demás, prevaleciendo los tallanes. Victor Wolfgang von Hagen estima que los yungas, etnia costeña a la que pertenecían los tallanes, practicaban la monogamia y que solo los dirigentes y quienes tenían muchos medios económicos tenían harenes de mujeres quienes tenían iguales derechos que los hombres y tal es así que a menudo la mujer llegaba a ser jefe de tribu.[10] Estas comunidades que en la costa eran tallanes luego fueron invadidas por los ejércitos incas, que con fiereza los capturaron, destruyendo sus construcciones y objetos, todo esto ocasionó que el dominio inca se impusiera en nuestro departamento pero mayormente en la sierra y no tanto en la costa. Esto se explica por el hecho incontrovertible que los incas eran serranos, oriundos de la zona altoandina.

El Imperio de los Incas, con el Inca Túpac Yupanqui, inició la conquista de la región sometiendo a los Ayahuacas y a los Huancapampas, que habitaban las regiones que forman hoy las provincias de Ayabaca y Huancabamba luego de quebrar su fuerte resistencia. No dejaron mayor huella cultural en la costa pero sí en la sierra pues el Inca construyó fortalezas como la de Chulucanitas y la de Aypate, cuyos restos son motivo de admiración, para vigilar el camino Huancabamba - Ayabaca - Cuenca - Quito y ordenó masivos desplazamientos de poblaciones fuera de la región sustituyéndola por los mitimaes o colonizadores.

Conquista y virreinato[editar]

Los conquistadores llegaron a las costas de lo que es hoy el departamento de Tumbes. Sin embargo, después que Francisco Pizarro vio que Tumbes no era lugar apropiado para establecer su base de operaciones, decidió seguir su viaje al sur en busca del lugar ideal para establecerse. Él encontró este sitio a orillas del río Chira. Allí fundaron la primera ciudad española que se erigió en el Perú, en el sitio de Tangarará, a la que llamaron San Miguel.

Existen diversas versiones sobre los motivos de esa denominación, señalando unos que fue porque se fundó el día de San Miguel, mientras que otros afirman que Pizarro quiso agradecerle un milagro al santo por su intercesión a favor de los españoles en su lucha contra los naturales, o que fue por Fray Miguel de Orenes. Pero así como se discrepa de los orígenes del nombre de la ciudad, también se discute sobre la verdadera fecha de fundación de San Miguel, lo que indujo a la creencia que la ceremonia de fundación fue celebrada el día en que se celebra la festividad del arcángel. Se impone la versión que fue el día 15 de agosto de 1532 pues es la fiesta de la Virgen de la Asunción en cuyo honor está consagrada la catedral.

Todo indica que la fundación aconteció en agosto, el día 15. En los días previos a la fundación se produjo una rebelión de curacas que pronto fue sofocada y terminó con la muerte de 13 señores de la jurisdicción del curacazgo de La Chira, en el Bajo Chira o Turicarami. La región fue pacificada.[11] Miguel Maticorena, citando al doctor Raúl Porras Barrenechea postuló esta fecha mostrando pruebas contundentes y que después corroboró el doctor José Antonio Del Busto Duthurburu. Pero el único documento que podría servir para determinar la fecha exacta es el acta de la primera fundación de la ciudad que se encuentra perdida.

Dos años después sus habitantes migraron a su segundo asiento en las inmediaciones de la hacienda Monte de los Padres en el valle del Alto Piura, en la margen derecha, en el que la Universidad Politécnica de Madrid conjunta

Plaza de Armas de la ciudad donde se puede observar la famosa estatua la "Pola".

mente con la Universidad de Piura dentro del marco del Programa de Cooperación Científica con Latinoamérica está haciendo estudios pues los cronistas dan cuenta que albergaba a 23 encomenderos, a la par que Trujillo y algo menos que Lima, y sus construcciones tienen altos basamentos de piedra lo que ha permitido esbozar el plano de la ciudad. Permanecieron durante más de cuarenta años en este lugar que era conocido por los naturales como Pirhua o Piura es decir "granero" o "lugar en el que se almacenan granos". Esta fue la ciudad que visitó y describió en su obra "Crónica del Perú" Pedro Cieza de León en 1547, y el Adelantado don Juan Salinas de Loyola hizo lo propio en 1571 estimando que habían más de 100 casas en solares de 180 pies de largo y ancho.[12]

Aproximadamente en 1578, la mayoría de piuranos se trasladaron al tercer asentamiento, esto es al puerto de San Francisco de Buena Esperanza de Paita, mortificados por el clima que molestaba a la población. Pero con la incursión del pirata inglés Cavendish (de enero a mayo de 1587), quien se apoderó de un gran botín (25 libras de plata y 5500 libras de metales finos) y arruinó la ciudad, los pobladores se fueron a vivir a su cuarto y último asentamiento en la cabecera del valle de Catacaos o Bajo Piura, junto a la presa precolombina de Tacalá, reforzada con cal y canto por el virrey Toledo. Desde entonces la ciudad supo mantenerse en este lugar conocido como asiento del Chilcal, pues encontraron clima saludable, el elemento que la caracterizó siempre, el río Piura que proveía de agua estacional en abundancia, así como excelentes tierras de cultivo, amplias planicies cubiertas de bosques de algarrobos que facilitaban la ganadería y la leña.

Durante la época de la colonia, y en su último asiento, la vida en Piura transcurrió en paz y tranquilidad, llegando a ser puerta y paso obligado desde España hacia Lima, ya que por aquel entonces, el puerto de Paita ofrecía las mejores ventajas para los barcos que venían de la metrópoli. Cada uno de los virreyes ingresaba por mar al Perú por Paita, luego llegaba a Piura, continuando su viaje por tierra a la capital. En la ciudad se erguían las casonas de los propietarios de tierras agrícolas y de estancias, así como las viviendas de los funcionarios y de personas que desarrollaban actividades conexas y de servicios. Se producían los afamados cordobanes, todo tipo de cueros y jabones, en curtiembres y en las denominadas tinas ubicadas en la parte norte de la ciudad, su primera zona industrial, artículos que formaban parte del torrente de exportación e intercambio comercial desde la región hacia el interior del país y hacia Guayaquil, Loja y Cuenca, a los que se aunaban cecina y sebo de la estancia de Tagarará, toyo salado y sal de Colán y Sechura, respectivamente, papa, maíz y trigo de Huancabamba, papa y subproductos de la caña de azúcar de Ayabaca, y algodón de Catacaos.[13]

Casas de la época colonial.

Independencia y República[editar]

En 1820, con las incursiones de los almirantes Guillermo Brown y Cochrane de la expedición libertadora de don José de San Martín, la población piurana se sumó entusiasta a la causa libertadora, y el día 04 de enero de 1821 se proclamó la independencia de Piura en el atrio del templo de San Francisco. La proclamación fue una gesta encabezada por los próceres José de Lama, Tomás Cortés, Baltazar Taboada, Tomás Diéguez, los hermanos Seminario y otros. De igual forma, la división Piura de 1000 hombres contribuyó victoriosamente en la independencia de Ecuador, tomando parte en la Batalla de Pichincha, el día 24 de mayo de 1822.

El 30 de enero de 1837 fue elevada a la categoría de Provincia Litoral. Durante los primeros años de la vida republicana, los piuranos tomaron partido por los diferentes movimientos políticos que se daban en aquella época, llegando a ser escenario de reñidas luchas por uno u otro caudillo.

En 1861 se crea el Departamento de Piura con tres provincias: Piura, Paita y Ayabaca. El 14 de enero de 1865, Huancabamba se convierte en la cuarta provincia de Piura.

En la década de 1860, la ciudad de Piura se dinamiza con los cultivos del algodón de la variedad Pima, traído por don Emilio Hilbck del estado de Arizona, que impulsó la industrialización y desarrollo de la ciudad y de la región, y la fuerte inmigración de ingleses, alemanes y españoles, en ese orden, y en menor escala italianos y chinos, que trajeron sus costumbres y también sus conocimientos de comercio e industria. También llegaron muchos estadounidenses. Se incorporaron rápidamente al tejido social formando familias con damas locales y creando inevitablemente nuevos gustos y hábitos. Hasta la culinaria piurana se enriqueció. En la agricultura se introdujo el uso de la bomba a vapor y maestranzas especializadas permitiendo irrigar más tierras de cultivo ampliándose la red de canales pues el éxito del algodón piurano en el mercado internacional era un gran estímulo para el agro. Aparecieron industrias nuevas como la pesca de altura de flota ballenera, la producción masiva y comercio de exportación de sombreros de paja toquilla desde Catacaos y anexos. Bien entrado el pasado siglo XX era común ver en fiestas patrias las banderas de los países de origen de las familias de esos inmigrantes ondeando junto a nuestra bandera nacional.[14]

Durante la Guerra del Pacífico, el Almirante Miguel Grau y Seminario, nacido el 27 de julio de 1834, se convirtió en héroe durante el combate naval de Angamos.Según los historiadores y el estado peruano , desde 2011 , dan como cuna oficial de Grau no a Piura sino al puerto de Paita

El progreso material del departamento no corrió parejo con el desarrollo de su riqueza agrícola y producción industrial de textiles de algodón y sus derivados, una de las más desarrolladas del país. Don Miguel Checa y Checa (1861-1935) fue el prototipo del hacendado innovador de principios del siglo XX. Casado con doña Victoria Eguiguren Escudero tenía por cuñados a los juristas y hacendados, Víctor Eguiguren Escudero y Francisco José Eguiguren Escudero activos e ilustrados juristas y políticos. La familia Eguiguren provenía de Ecuador y tenía tierras desde Loja hasta Piura. Tuvo iniciativas felices como la construcción de un puente moderno en la ciudad de Piura, inaugurado en 1893, y la construcción del canal de la margen derecha del río Chira, en 1900, que no solo irrigaban sus fundos de Chocán y de San Francisco sino también tierras que pertenecían a otros propietarios. Cerca de su fundo de Macacará construyó la espléndida casa hacienda de Sojo, sobre un altozano dominando al valle del Chira y frente a Tangarará, el primer asiento de la ciudad de Piura.[14] En el valle del Bajo Piura se prolongó el canal Sechura. El amanecer del día 24 de julio de 1912 despertó la ciudad con fuerte terremoto que derrumbó muchos edificios. Recién entre los años 1930 y 1950 conoció nuevo desarrollo urbanístico reconstruyendo casas y edificios públicos, ensanchando calles y avenidas merced a la Junta de Obras Públicas creada a iniciativa del congresista piurano doctor Luis Antonio Eguiguren Escudero, y al constituirse en sede de sociedades agrícolas, comerciales e industriales.

En la década de 1980, Piura y el departamento nuevamente conoció un ascendente y pujante desarrollo comercial, industrial y socio-económico, a pesar de haber sido devastado en el desastre de 1983, como consecuencia del fenómeno de El Niño, manifestado en torrenciales lluvias durante seis meses que afectaron su industria, comercio y su infraestructura urbana. El fenómeno de El Niño acontecido desde fines de 1997 hasta mediados de 1998 encontró a la ciudad mejor preparada si bien cayeron dos de sus puentes que posteriormente han sido repuestos.

En la actualidad Piura está experimentando fuerte desarrollo de su sector comercial con la instalación de grandes centros comerciales y tiendas por departamentos en no menos de cinco puntos de la ciudad considerados estratégicos por los inversionistas.

Organización político-administrativa[editar]

Administración regional[editar]

  • Presidente Regional: Javier Fernando Miguel Atkins Lerggios.

Administración municipal[editar]

División administrativa[editar]

El Área metropolitana comprende Piura Cercado y los distritos de Veintiséis de Octubre, Castilla y Catacaos, sumando una población total de 510,448 hab.

Geografía[editar]

Clima[editar]

El clima del Departamento de Piura es desértico y semi-desértico en la costa y vertientes andinas occidentales, Sub- tropical en las vertientes orientales. Las precipitaciones son escasas, salvo cuando se produce el fenómeno del "El Niño", años en que las lluvias son abundantes y corre el agua por todo el curso de las quebradas secas originando inundaciones y acciones morfológicas de gran dinamismo.

Hidrografía[editar]

La hidrografía piurana se encuentra definida principalmente por el volumen de las precipitaciones provenientes del océano Pacífico, a su vez determinadas por el encuentro de dos corrientes marinas: la fría Corriente de Humboldt de 13 a 19 °C, con la cálida El Niño de 21 a 27 °C, encuentro que ocurre en la costa sur del departamento, a altura de la bahía de Sechura. Este fenómeno hace que la temperatura del mar Piura sea variante y fluctúe en los 18 y 23 °C, durante los meses de invierno y primavera; y entre los 23 y 27 °C durante el verano (a veces en el otoño con la extensión del verano). La humedad promedio anual es de 66%, la presión atmosférica media anual es de 1008,5 hPa en tanto que los vientos que siguen una dirección al sur tienen una velocidad promedio de 3 m/s. Las precipitaciones pluviales también muestran variaciones. En la costa generalmente baja dentro de los 100 y 500 msnm oscilando en esta parte entre 10 y 200 mm; entre los 500 y 1500 msnm, las precipitaciones llegan entre los 200 y 800 mm y en la zona ubicada sobre los 1500 msnm el promedio de precipitaciones pluviales es de 1.550 mm.

La baja humedad de la región configura la región como un territorio mayormente seco. Las precipitaciones se concentran mayormente en las zonas altoandinas, mientras que en la gran llanura las únicas fuentes importantes de agua son los ríos estacionales del norte –el Chira y el Piura– mientras que en la mitad sur de la amplia llanura piurana se emplaza el extenso Desierto de Sechura que está cubierto de vegetación herbàcea.

Los ríos Piura, Huancambamba y el Chira, son los más importantes de Piura. Sobre el cauce de este último, se ha construido el reservorio de Poechos con una capacidad de mil millones de metros cúbicos de agua que irriga grandes extensiones de la costa piurana. El río Quiroz, un afluente del río Piura, alimenta la inmensa represa de San Lorenzo y la aguas del Huancabamba, en la sierra, activan las turbinas de la una central hidroeléctrica, que abastece de energía a la región.

Demografía[editar]

La ciudad de Piura él año 2007 presentó una población de 377.496 habitantes[2] según el último censo realizado por el INEI siendo la quinta ciudad más poblada del país. Según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INEI) el año 2014 albergaría una población de 430.319 habitantes.[3]

Evolución de la Población[editar]

La evolución de la población de la ciudad de Piura se puede observar en el siguiente gráfico:

Gráfico de la evolución de la población de la ciudad de Piura entre 1972 y 2014

Fuentes:
Población 1993, 2007,[2] 2014[3]

Cultura[editar]

Piura tiene una intensa vida cultural y artística. Cuenta con varios museos de arte religioso entre los que destaca el de la Iglesia del Carmen, de cerámicas precolombinas, particularmente de la civilización vicús, así como galerías de pinturas de sus personajes ilustres como Ignacio Merino, Luis Montero, Felipe Cossío Del Pomar, Arcadio Boyer Ramírez, y de pintores contemporáneos como Francisco Mauricio, Russbelt Guerra, Julio Cálle, José Zeta, entre otros. La Escuela Regional de Bellas Artes Ignacio Merino Muñoz, la Escuela Regional de Música José María Valle Riestra y la Camerata Académica de Piura (Orquesta Sinfónica Pre Infantil, Infantil y Juvenil) son semilleros de una pléyade de jóvenes artistas. La Orquesta Sinfónica Municipal es apoyada por el Concejo Provincial de Piura, los empresarios y el público piurano que acude a cada una de sus presentaciones. También instituciones como la Asociación Regional de Artistas Plásticos de Piura ARAP y la Asociación Felipe Cossío del Pomar mantienen vivo el arte.

Arquitectura[editar]

  • Iglesia Catedral de Piura.
  • Iglesia de San Francisco.
  • Iglesia de San Sebastian.
  • Iglesia de La Cruz del norte.
  • Iglesia del Santísimo Sacramento.
  • Iglesia de Cristo Rey.
  • Santuario de María Auxiliadora.
  • Iglesia de San Martín de Tours en Sechura.
  • Iglesia de San Lucas de Colan en Paita (1.ª. Iglesia del Perú y de Sudamérica).

Artesanía[editar]

  • Cerámicas de Simbilá, los simbileños ceramistas fuerzan al arte a entrar en la simetría y acabado de las piezas mas unitarias, pero en ocasión de regalos a familiares, devoción religiosa, genera piezas artísticas en mayor grado. El pueblo de Simbilá está muy cerca de la ciudad de Piura.
  • FILIGRANAS DE ORO Y PLATA Constituye la actividad artesanal mejor organizada y la más difundida, por la cual destaca la localidad de Catacaos a 12 km de Piura, donde se producen originales joyas de elegantes y estilizadas líneas. Las más populares son las llamadas «dormilonas», aretes compuestos por una parte superior redondeada («aroma») y una parte inferior colgante («dormilona»), armados en base a una urdimbre de metal adelgazado en hebras.La mayoría de los artesanos poseen talleres propios y emplean «aprendices» o «asalariados», pero son los mismos dueños o los familiares más cercanos los que tienen el control de la industria y generalmente los talleres se encuentran ubicados en su propio hogar. En la mayoría de los casos carecen de maquinaria y de capital suficiente para adquirir materia prima, razón por la cual su producción se encuentra restringida a los pedidos en el mercado local, y en algunos casos de la capital. La comercialización de los productos la realizan los intermediarios, con las consiguientes desventajas para el productor. El mayor problema que encuentran estos artesanos se da en el abastecimiento de la materia prima y en la morosidad de las entregas. El requisito de poseer registro industrial para adquirir el oro ha originado que los artesanos más pequeños se aparten de esta actividad.
  • Cerámicas de Chulucanas, centro poblado del distrito de Chulucanas, los ceramistas practican las técnicas que rescataron de la civilización Vicús elaborando cerámica que no es utilitaria sino artística. Entre sus escultores más reconocidos incluso internacionalmente está Gerásimo Sosa. Casi al final de la guerra civil entre los generales Piérola y Cáceres contingentes de estos dos ejercitos se dieron cita en La Encantada, los pierolistas entraron después que las huestes de Cáceres y encontraron restos del material bélico que abandonaron las huestes contrarias. Al increpar a los habitantes sobre su posible participación en la rebelión salió al frente Julia Orozco, propietaria de la fonda más grande de la comarca, quien encaró con braveza a los militares que amenazaban con fusilarlos a todos por tomar parte con sus adversarios y cuentan que fue tal su postura que los oficiales declinaron en su actitud y por el contrario pagaron generosamente los víveres y provisiones que tomaron para proseguir en su lucha por conseguir el poder del país. Doña Julia Orozco Alvarado murió a los 96 años y está enterrada en el cementerio de Chulucanas.
  • Tinajón de ocho latas, es el nombre textual de una gigantesca cerámica de más de 150 L de capacidad. Tiene la apariencia, en cuanto forma de la parte más puntiaguda, de un huevo partido en la mitad; es notable la simetría que da a esta pieza la mano del artesano. El resto de esta pieza es de paredes gruesas, pero lo es más en la boca o en el borde terminal que tiene de un grosor de más del doble que las paredes en otras partes de esta cerámica. Frecuentemente esta pieza soporta golpes y presiones de recipientes, también sirve para depositar la chicha.
  • Macetero con base, esta pieza no es muy común, tiene la forma idéntica a la de una olla chichera.
  • Cántaro muco, esta cerámica es un depósito cerrado de líquidos, granos, azúcar etc. su forma es exactamente ovoide en la cúspide, tiene una abertura pequeña sobre la cual se alza un pequeño cuello recto.
  • Vasijas votivas, tiene forma de pera pero tiene un cuello más corto y más ancho que las parecidas cantarillas, son pequeñas, las utilizan para atarlas a las cruces.

Gastronomía[editar]

El secreto en el buen sabor de los platos típicos piuranos es su manera de sazonarlos. Algunos de sus recetas más tradicionales son:

El cebiche: Plato inventado por los piratas, por ello se caracteriza por tener ingredientes como el pescado y el marisco, además de llevar cebolla y ají. Cuando la especie de pescado que lleva es de gran tamaño, el plato es denominado cebichón o encevichado.

Chilcano: Es un caldo o sopa muy consumido en la costa norte del Perú. que se prepara principalmente con la cabeza del pescado bonito, cochayuyo y bastante limón. Se consume preferentemente caliente. Tiene propiedades energéticas dada la gran cantidad de proteínas que contiene y tiene fama de “levanta muertos”.

Sudado: Es un plato que no necesita agua y lleva ingredientes como: el tomate, el pescado, el ají, un punto de chicha blanca con camote, yuca, cancha o mote.

Malarrabia: Es un potaje típico de los viernes de cuaresma y lleva ingredientes como el arroz amarillo, pescado cubierto de sal (salpreso) y pasado por agua caliente, plátanos verdes sancochados (cocidos en agua hirviendo), batidos y mezclados con cebolla, y recubierto con queso de cabra.

Adobo: Este plato es uno de los más típicos de la gastronomía peruana, con variados condimentos, chicha de jora, ají panca, vinagre, sal orégano, pimienta y el carne de chancho en trozos.

Seco de cabrito: carne de cabra con tamales verdes de choclo tiernos y con abundante culantro y arroz blanco.

Rachi rachi: mezcla de sangre y carne de cerdo, bien asentado con anisado legítimo.

Seco de chabelo: mezcla de plátanos verdes, cecina (carne salada de res), cebolla, tomate, ají, manteca, colorante, vinagre de chicha y sal.

Chifles: rodajas de plátano verde fritos con grasa de vacuno, se le agrega cancha, mezclada con sal bien fina.

Natilla: es el dulce más típico piurano. Se prepara con leche de cabra, chancaca y harina.

La chicha: bebida típica de las celebraciones piuranas. Está preparada con maíz blanco hervido y fermentado. El distrito piurano de Catacaos, Morropón y Chulucanas, donde más se vende esta bebida y para anunciar su venta, se colocan banderas blancas en las puertas de los chicheritos.

La leche de tigre: es el jugo del cebiche que se mezcla con pisco, convirtiéndose en un cocktail exótico y de sabor muy intenso, que tiene poderes afrodisíacos comparados con el viagra, que es un aliado post carrete para recuperarse de la resaca (sin alcohol eso sí) y muchas otros atributo.

LA CECINA:carne de res, que es colocada al sol donde queda completamente seca, se dora en una sartén, se acompaña con chifles, cancha tostada, su café bien caliente.

COPUS DE CHANCHO: este plato es piuranísimo, carne de chancho aderezada y llevada a hornear previamente en un hueco hecho en el suelo calentado con leña de algarrobo y piedras calientes, se deja ahí por unas horas, luego se sirve acompañado de yucas y sarsa criolla.

SOPA DE NOVIOS: plato de fiesta, especialmente en los matrimonios, este plato está preparado a base de fideos remojados en agua y trozos de pan, se acompaña con huevo duro y aceitunas.

TAMALITOS VERDES: preparado con maíz de la zona, culantro, cebolla, ajos, sal, aceite, se procede a moler toda esta mezcla, de relleno una buena presa de chancho cocida al gusto, se envuelve en hojas de choclo y se lleva a cocinar por una hora.Se acompaña con café pasado, sarsa criolla.La costumbre en Piura es guardar estos tamales verdes de un día para otro, se lleva a freír es ahí donde se acentúa más el sabor.

Folclore y costumbres[editar]

El folclore de la Piura rural tiene leyendas, supersticiones, costumbres y creencias que revelan el espíritu y el sentir de los pobladores de la antigua Tacalá, un barrio de la ciudad. Las expresiones más representativas del folclore piurano son la Cumanana y el Tondero que nació en el valle del Alto Piura, en la provincia de Morropón en el que hubo enormes haciendas en los que se utilizó mano de obra esclava de origen africano hasta su manumición ordenada por don Ramón Castilla a mediados del siglo XIX. Sus descendientes son los cultores de esta danza. Trabajadores de origen gitano español y los mestizos compartieron faena y campo junto a los esclavos de raza negra en las afueras de Piura La Vieja, y en toda la provincia de Morropón, donde nació el mestizaje de este ritmo, a la par que el mestizaje racial. Don Enrique López Albújar, hijo de esta bendita tierra, narra en uno de los pasajes de su novela Matalaché cómo es que su protagonista José Manuel recitaba una cumanana con fondo del trinar de guitarras. No debemos perder de vista que el departamento de Piura posee el segundo lugar en mayor población de origen africano, después del departamento de Lima. Este baile llamado Tondero se baila en posición de pavo, siendo imprescindible llevar un sombrero de paja y un pañuelo. Una camisa y un pantalón con una faja amarrada a la cintura pues, tal como se deja anotado, sus orígenes son netamente campesinos.

A continuación encontramos la letra del Himno de Piura: Elevemos, elevemos, Piuranos el Himno elevemos Piuranos el Himno, franco noble, franco noble franco noble, entusiasta y viril Del que marcha afanoso a la cumbre, a la cumbre donde viera, donde viera donde viera la gloria de lucir Ya no es Piura, la ñusta escondida en las breñas de agreste región es matrona que besa los mares y corona los rayos del sol. Piura, Pirwa, Pirhua es la misma que a la patria su nombre legó y al Perú porque surja le brinda de su seno el jugo de amor. Elevemos, elevemos...(Repetir)

Música[editar]

Compositores piuranos como Adrián Flores Albán compositor de "Alma, Corazón y vida", Pedro Miguel Arrese autor de "Desesperación", "Alma mía", Rafael Vásquez De Velasco (autor del tondero La Hamaca), Rafael Otero López (fundador de Los Trovadores del Norte, compositor de "Mis algarrobos", "Rosa Victoria", "Yolanda", "Ciudad Blanca", musicalizó el soneto de Barreto titulado "Último ruego" en el éxito internacional "Ódiame"), y José Miguel Correa Suárez (el Señor del Tondero, compositor de "Nunca me faltes", "Extravío", "Sin tu amor") han creado temas clásicos de la música criolla peruana. Más contemporáneo el canchaqueño Miguel Ciccia Vasquez, compositor de "Rosal Viviente".

  • Bajada de Reyes. Se realiza entre el 6 de enero y el carnaval. Se hace un nacimiento, en el que colocan al niño Jesús, a la Virgen María y a José de Nazaret; la mula, el buey y muchos adornos. El día de la bajada se tiene lista una fuente para recibir las imágenes y el capillo. La dueña de la bajada ve los últimos detalles y reza exclamando: “Ay, niño Jesús. Que me vaya bien, no como a la fulana...”

Cuando ya todos los padrinos invitados están presentes, la dueña de casa designa a tres primeros padrinos que bajaran al niño, mientras un grupo de niñas hacen de pastorcitas cantándole al niño Jesús, el siguiente canto:

Manuelito lindo, qué haces en la cuna, los pies en la cama, la cara en la luna.
Cuál de los tres reyes ¿será el mejor? El señor Don..., se llevó la flor...”

Después de terminar la labor de bajar los objetos, se empieza a tomar y a comer el horneado, el copús y otros potajes, entre copa y copa la hora avanza y empiezan a retirarse.

Habla piurana

El castellano en Piura adquirió su propia modalidad. Fue tal vez la influencia andaluza la que le dio ese acento cantarino y armonioso[cita requerida]. Algunas palabras con su significado que son utilizadas en Piura:

  • Algarrobina: es un producto que se extrae del fruto del algarrobo, base para ricos aperitivos; lo cierto es que algarrobina es un piuranismo, indiscutible y que cada día se acredita más como pócima para alargar la vida, gozarla más y convertir su industrialización en segura fuente de ingresos.
  • Acatar: en España, según el diccionario de la Academia, tiene el sentido de tributar homenaje de sumisión y respeto. Los piuranos le dan sentido de aceptación a la invitación hecha por cortesía. Es la sana picardía piurana, puesta al servicio del negocio, acato significa “acepto”.
  • Apalabrear: en América, concretamente en Argentina, se hecha mano de este mismo verbo (quizás "apalabrar") con el significado de personas que dio su palabra, comprometiéndose a hacer algo.
  • Las aromas: el origen, la etimología, de la palabra aroma, es netamente piurano y se halla en el aromo, nombre que dan los piuranos al arbusto que crece silvestre en los campos de Piura y que es muy oloroso, claro que modificando su estructura se ha variado la vocal “o” por “a”, y añadido la consonante “s”, todo un proceso lingüístico.
  • Bacán: se utiliza esa palabra cuando agrada algo o está bien hecho, ya se trate; de una obra de arte, de un dulce, de un partido de fútbol, etc. Es un americanismo que tiene muchos usos o significados.
  • Barranco: para los piuranos de ayer y hoy, barranco es el significado del sitio donde se acumulan la basura, un lugar que debe evitarse.
  • Batán: en el piuranismo BATÁN, que no es otra cosa que un trozo de madera de árbol de corazón más duro, que se presta a ser moldeado, es de forma rectangular en el que vacían granos de maíz, trigo o cualquier gramínea para ser reducidos a harina mediante el machacado o molido con una gruesa piedra del ande.
  • Che: el origen del "¡che!" proviene más que probablemente de la misma expresión que se sigue utilizando con frecuencia en el Levante español hasta nuestros días. Cuando los piuranos hablan para expresar admiración, rechazo u otro afecto, usan estos dos términos que identifican a donde van los piuranos o en donde están, "¡gua!", "¡che"!. A mediados del siglo XIX Piura recibió fuerte inmigración española.
  • Chucaque: los nativos que sufren de vergüenza, ya sea por un motivo valedero o por un mal entendimiento, son atacados por una indisposición que va del simple malestar de estómago, hasta convulsiones y la muerte.

Economía[editar]

Centro de una rica región agrícola, pesquera, minera y petrolera, durante los últimos 10 años se ha convertido en un polo de desarrollo gracias a fuertes inversiones privadas La relación entre la capital San Miguel de Piura con su hinterland es dinámica hacia los cuatro puntos cardinales pues es equidistante de las localidades de Sullana, Paita, Sechura, Chulucanas y Tambo Grande con un promedio de 50 kilómetros y todos los días se constata el tránsito fluido de personas y mercaderías en buses y toda clase de vehículos automotores que las interconecta a toda hora a través de pistas perfectamente asfaltadas. Se encuentra intercomunicada con el resto del Perú y el exterior por la carretera Panamericana, por el puerto mayor de Paita, el segundo más importante del país, y a través del Aeropuerto Internacional Capitán FAP Guillermo Concha Iberico que por su frecuencia de vuelos convierten a Piura en el destino más frecuentado después de las ciudades de Lima, Cusco y Arequipa. El auge comercial de los últimos años demuestra que Piura tiene un gran poder de consumo, que la población, sea cual sea el nivel socio-económico, posee poder adquisitivo, lo cual se ve reflejado en la gran cantidad de tarjetas que se utilizan a diario para realizar compras o retiros en efectivo en cualquier establecimiento comercial, lo cual es un gran atractivo para la inversión privada nacional y extranjera.

Sector terciario[editar]

Turismo

Piura es conocida como "la ciudad del eterno calor", su Plaza de Armas es una de las más antiguas y bellas del país, tiene corte español cuadrado. Tiene una hermosa catedral construida en la época colonial que conserva sus retablos y está rodeada de árboles de tamarindos, ficus, crotos, cucardas, poncianas y papelillos. Está entrecruzada por amplias avenidas que la hacen funcional. Aparte del complejo de mercados, cuenta con varios centros comerciales, los más conocidos el Open Plaza, Plaza del Sol, Real Plaza y Plaza de la Luna, estratégicamente distribuidos por toda la ciudad; así como con modernas urbanizaciones, condominios en zonas exclusivas y campos de esparcimiento como restaurantes campestres, campos de fútbol, tenis, etc.

Calendario turístico[editar]

  • 6 de enero: bajada de Reyes en Narihualá en el distrito de Catacaos, a diez minutos de Piura. Fiesta de Reyes de Sechura, con la escenificación de la adoración de los Reyes magos al niño Jesús. Caminata de los Tres Reyes Magos por las avenidas principales de la ciudad de Sullana. Feria comercial de Reyes en Sullana, feria peruano-ecuatoriana, feria agropecuaria de criadores de ganado ovino y vacuno en Sullana.
  • 20 de enero: comienza el mes de los Carnavales en Sechura, agasajando a San Sebastián. Finaliza el miércoles de ceniza, tras la muerte del Ñiño Carnavalón. Hay bailes, comparsas, yunsas, concursos, reinados y retretas, sin olvidar un corso el último martes. San Sebastián, en Suyo y Ayabaca.
  • 2 de febrero: Fiesta del Señor de Chocán en Querecotillo (Sullana), festividad importante que mueve gran cantidad de devotos que llegan, incluso del Ecuador.
  • 20 de febrero: se celebra en la caleta de San Pedro la fiesta de Yunces con la competencia de los tradicionales bando rojo y bando verde. Hay fuegos artificiales, reinas de belleza y paseos de carros alegóricos. En Negritos también se celebra en este día el final de los carnavales tradicionales en el club Negritos, con una fiesta de disfraces.
  • 13 de octubre: Festividad en homenaje al Señor Cautivo en Ayabaca, a la que cada año concurren millares de devotos y peregrinos de la región y todo el país.

Comunicaciones y transporte[editar]

Piura se encuentra intercomunicada con el resto del país y el exterior por la carretera Panamericana, y a través del Aeropuerto Internacional Capitán FAP Guillermo Concha Iberico.

Servicios públicos[editar]

Educación[editar]

La ciudad de Piura cuenta con una considerable oferta en cuanto a centros de formación profesional universitaria; funcionan en ella las siguientes universidades y una reconocida Escuela Técnica Profesional de formación empresarial:

Deporte[editar]

Fútbol[editar]

Estadio Miguel Grau de Piura.

Es el principal deporte practicado en la ciudad, al igual que en el resto del país, el fútbol piurano se encuentra representado por el Atlético Grau, que está considerado entre los equipos más populares del Norte Peruano y es el equipo más tradicional y popular para la afición piurana.

Clubes de Fútbol
Equipo Fundación Estadio Liga
600px Giallo e Rosso (Strisce)2.png Atlético Grau 5 de junio de 1919 Miguel Grau Copa Perú
600px Rosso e Nero.png Sport Escudero 16 de noviembre de 1919 Miguel Grau Copa Perú
600px Celeste.png Sport Liberal 15 de julio de 1929 Miguel Grau Copa Perú

Escenarios deportivos[editar]

El principal recinto deportivo para la práctica de este deporte es el Estadio Miguel Grau de Piura, está ubicado en la Urbanización Miraflores, distrito de Castilla, lleva el nombre del máximo héroe peruano, fue inaugurado el 7 de julio de 1958, aunque varias remodelaciones han hecho cambiar el aspecto que lucía en sus comienzos. La última remodelación se dio con miras a la Copa América 2004 disputada en el mes de Julio, ha dejado como saldo una capacidad de 25.000 espectadores. También ha sido sede del Mundial Sub-17 disputado en Perú entre los meses de septiembre y octubre de 2005.

Ciudades hermanadas[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. «DISTANCIA ENTRE LAS PRINCIPALES CIUDADES DEL PAIS-INEI». Consultado el 20 de abril de 2012.
  2. a b c INSTITUTO NACIONAL DE ESTADISTICA E INFORMATICA. «PERÚ: Perfil sociodemográfico (página 30)» (en español).
  3. a b c d INSTITUTO NACIONAL DE ESTADISTICA E INFORMATICA. «PERÚ: ESTIMACIONES Y PROYECCIONES DE POBLACIÓN TOTAL POR SEXO DE LAS PRINCIPALES CIUDADES» (en español).
  4. Garayar, Carlos (2004). «Conquista y colonia». Atlas Regional del Perú 2. Lima: Peisa. 
  5. Instituto nacional de Estadística e Informática, Categoria de ciudades segun su dinamica y funciones urbanas. Consultado el 05 de abril de 2012.
  6. AGRICULTURA Y GANADERÍA editado por la Oficina Regional de Desarrollo del Norte ORDEN, volumen 12. Lima 1970, pág. 39-42
  7. Historia General del Perú, volumen I, editor Carlos Milla Bartres. Lima 1966, pág. 43
  8. Historia General del Perú, volumen II, editor Carlos Milla Bartres. Lima 1966, pág. 305-306
  9. CATAC CCAOS Origen y evolución histórica de Catacaos. Editorial CIPCA Centro de Investigación y Promoción del Campesinado. Edición de septiembre de 1982. Piura, pag. 28-30
  10. Los reinos desérticos del Perú. Editorial Diana. México. Primera edición mayo de 1973, pg. 57-59.
  11. Francisco de Xerez (1534 Biblioteca Peruana. Primera serie. T I, pag. 207, ETA Lima 1968.
  12. Relaciones Geográficas de Indias. Juan Jiménez De La Espada 1965, tomo II pag. 33-45
  13. Joaquín De Helguero "Informe económico de Piura, 1802" Transcripción y presentación de Nadia Carnero. Piura: UNMSM/CIPCA, 1984.
  14. a b Atlas Regional de Piura. Centro de Promoción e Investigación del Campesinado y Pontificia Universidad Católica del Perú, pg. 31-45
  15. «Ciudades hermanadas» (en español). Ayuntamiento de Trujillo. Consultado el 26 de julio de 2009.