Guerra de Canudos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra de Canudos
Canudos-map.jpg
Mapa del norte de Bahía, ubicación de Canudos
Fecha 1893-1897
Lugar Bahía, Brasil
Resultado Victoria del gobierno
Consecuencias Canudos es destruida y los sobrevivientes son reubicados
Beligerantes
Bandera de Brasil Brasil Flag of Empire of Brazil (1870-1889).svg Rebeldes conselhistas
Comandantes
Bandera de Brasil Ministro de Guerra Carlos Machado Bittencourt
Bandera de Brasil Cpt. Virgílio Pereira de Almeida
Bandera de Brasil Lt. Pires Ferreira
Bandera de Brasil Col. Antônio Moreira César
Bandera de Brasil Gen. Arthur Oscar de Andrade Guimarães
Flag of Empire of Brazil (1870-1889).svg Antonio Conselheiro
Fuerzas en combate
Bandera de Brasil 10.000 soldados[1] 25.000 pobladores (en su mayoría no combatientes)[2]
Bajas
5.000 soldados muertos[5] 20.000 rebeldes y civiles muertos[5]

La guerra de Canudos (o campaña de Canudos) fue un conflicto entre el ejército Brasileño y los integrantes de un movimiento popular de contenido socioreligioso liderado por Antonio Conselheiro. Transcurrió entre 1896 y 1897, durante los primeros años del Brasil republicano, en la entonces comunidad de Canudos, en el interior del estado de Bahía, en la región Nordeste de Brasil.

Orígenes[editar]

Caricatura de la prensa de la época representando al Conselheiro con un séquito armado, tratando de «parar a la República».

El conflicto tenía su origen en el mismo establecimiento de Canudos, en las tierras áridas del sertón o caatinga al noreste del estado, entonces provincia de Bahía. Bahía era una zona muy pobre, con una economía de subsistencia basada en la agricultura y la cría de ganado, sin grandes ciudades, y una población sin derechos compuesta principalmente por antiguos esclavos negros (libertos que abandonaron la esclavitud con la Ley de 1888), empobrecidos y desarraigados, indígenas y mestizos. Este fue el campo de cultivo para la aparición del fanatismo religioso, movimientos mesiánicos e insatisfacción con el régimen repúblicano recientemente instalado (declarado el 15 de noviembre de 1889 después de un golpe de estado contra el Emperador, Dom Pedro II, que seguía siendo querido por el pueblo).

Alegoría a Canudos por André Koehne.

En este escenario apareció uno entre muchos otros predicadores místicos espirituales, Antônio Vicente Mendes Maciel, también conocido como Antonio Conselheiro («El Consejero»), quien deambulaba de villa en villa con sus seguidores, haciendo pequeños ritos y demandando apoyo de las pequeñas granjas. Antônio Conselheiro afirmó ser un profeta y dijo que el legendario retorno del rey portugués Sebastián estaba cerca. Después de deambular por las provincias de Ceará, Pernambuco, Sergipe y Bahía, decidió en 1893 establecerse definitivamente con sus seguidores, un considerable número, en la granja de Canudos, cerca de la ciudad de Monte Santo (Bahía) en la rivera del Vaza-Barris. Pronto sus predicaciones y promesas de un mundo mejor atrajeron a casi 8.000 nuevos residentes, que comenzaron a causar problemas en la región. Temiendo la invasión de la ciudad de Juazeiro por los "Conselhistas", con quienes habían tenido problemas comerciales, se desató la histeria en el gobierno provincial. Una visita de dos monjes capuchinos a Canudos no fue suficiente para calmar a la población; uno de ellos acusó erróneamente a Antônio Conselheiro de tratar de liderar un levantamiento monárquico.

Desarrollo[editar]

Única foto conocida de "Antônio Conselheiro" tomada tras su muerte en septiembre de 1897.

Para la opinión pública, los gobernantes y el clero, el movimiento adquiría tintes cada vez más opositores a la República, dado que negaban la legitimidad de los matrimonios civiles y del censo (instrumento, pensaban, para el retorno de la esclavitud). Además, el noreste del país había pasado por una de las peores épocas secas de su historia. De los desiertos seguía llegando gente continuamente a Canudos; mientras los cangaçeiros del Conselheiro asaltaban haciendas, villas y pequeñas ciudades para abastecer la colonia.

El gobierno de la República, recién instalado, quería dinero para materializar sus planes, y se puso a recolectar impuestos a tal fin. El estado comenzó a enviar tropas en pequeñas expediciones para invadir la aldea, pero éstas eran irremediablemente diezmadas por el bando de los beatos. No obstante, la muerte del coronel Moreira César cambió el curso de los combates. En 1897, en la cuarta incursión de tropas gubernamentales a la región, los militares incendiaron Canudos, mataron a toda la población y degollaron a los prisioneros.

La Guerra de Canudos propiamente dicha duró un año y, según la historiografía, se movilizaron más de diez mil soldados de 17 Estados brasileños, distribuidos en cuatro expediciones militares. Se calcula que murieron más de 25 mil personas, culminando con la destrucción total de la ciudad que sirvió de escenario.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Guerra de Canudos - História do Brasil - InfoEscola
  2. Brasil para todos: Historia - Guerra de Canudos
  3. Ibero-amerikanisches Archiv. Volumen 26. Universität Bonn. Ibero-Amerikanisches Forschungs-Institut, Ibero-Amerikanisches Institut (Berlín, Alemania). Colloquium Verlag, 2000, pp. 87; Revista do Instituto Histórico e Geográfico Brasileiro. Río de Janeiro (1999). Números 403-405, pp. 805.

    Depois o general Moreira Cesar foi enviado da Bahia [Salvador] para Canudos com 1.500 homens. (...) caminhavam por um vale profundo quando, de repente, foram atacados por 5.000-6.000 rebeldes, vindos dos morros e das fumas.

  4. Hernâni Donato (1996) [1986]. Dicionário das batalhas brasileiras. São Paulo: IBRASA, pp. 556. ISBN 8534800340. En la batalla de Uauá (21 de noviembre de 1896) una columna militar fue emboscada por una cifra de 1.000 a 3.000 canudos.
  5. a b Nineteenth Century Death Tolls

Bibliografía[editar]

  • La Guerra del Fin del Mundo. Novela sobre la Guerra de Canudos en la que Mario Vargas Llosa en clave de Historia y ficción, nos deja impresiones desde todos los ángulos de la tragedia; comunidad, población civil, políticos y ejército.
  • FACÓ, Rui. Cangaceiros y fanáticos. São Paulo: Editora Civilização Brasileira, 1972.
  • Manaos, de Alberto Vázquez-Figueroa. Citada brevemente en un pasaje del libro por el protagonista, el Nordestino.
  • El dictador y la hamaca de Daniel Pennac. Afirma que en el asalto final se movilizó casi la mitad del ejército brasileño.
  • Los sertones de Euclides Da Cunha; novela histórica de la vida de Antonio Conselherio, la guerra de Canudos, y una fuerte crítica a la represión realizada por el Estado Brasileño.

Enlaces externos[editar]