Historia del Brasil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La periodización tradicional divide la historia del Brasil en cuatro períodos generales: la Precolonial (hasta 1500), el Brasil Colonial (entre 1500 y 1822), el Imperio (de 1822 a 1889) y la República (desde 1889 hasta los días presentes).

Hay varias teorías acerca de quién fue el primer europeo en llegar a las tierras que ahora forman el Brasil. Entre ellos, resalta la teoría que afirma que fue Duarte Pacheco Pereira entre noviembre y diciembre 1498[1] [2] y la que sostiene que fue el español Vicente Yáñez Pinzón en 26 de enero de 1500.[3]

Pero según la gran mayoría de los historiadores, el descubridor de Brasil fue Pedro Alvares Cabral que fue quien tomó "oficialmente" el territorio en nombre de su país.

Entre los siglos XVI y XIX, Brasil fue parte del imperio colonial portugués utilizando el nombre de Reino del Brasil y teniendo como capital a Salvador de Bahía. El 7 de septiembre de 1822, el país declaró su independencia y se convirtió en una monarquía constitucional, el Imperio de Brasil y teniendo como capital a Río de Janeiro. Un golpe militar estableció en 1889 un sistema republicano. Desde entonces, Brasil ha sido nominalmente una república democrática, salvo por tres períodos de dictadura expresa: 1930-1934, 1937-1945 y 1964-1985.

Según la mayoría de los historiadores, el descubridor de Brasil fue el español Vicente Yáñez Pinzón,[3] quien avistó tierra el día 26 de enero del año 1500 y llegó a la actual región de Cabo de San Agustín (Pernambuco), para realizar luego una primera exploración por la desembocadura del Amazonas.[4] Este viaje se ve reflejado en los Pleitos Colombinos.[5] En cambio, para la historiografía portuguesa, el descubridor será Pedro Álvares Cabral (23 de abril de 1500), quien tomará "oficialmente" el territorio en nombre de su país.

Brasil es desde los 1970 hasta la actualidad (2014), la mayor economía de Sudamérica, la sexta del mundo y el quinto país más poblado. También forma parte de los llamados BRIC.

Los primeros brasileños[editar]

El territorio de Brasil ha sido habitado desde hace por lo menos 8000 años. Los orígenes de los primeros brasileños, llamados "indios" por los portugueses, todavía son una materia de discusión entre los arqueólogos. La visión tradicional es que fueron parte de la primera ola de inmigrantes cazadores que llegaron a América desde Siberia, a través del estrecho de Bering.

Los Andes y las altas montañas del norte de Sudamérica crearon un límite cultural entre las civilizaciones agrarias de la costa oeste (de donde surgieron las ciudades-estado urbanizadas y el Imperio Inca) y las tribus semi-nómadas del este, que nunca desarrollaron registros escritos o arquitectura monumental permanente. Por esta razón, muy poco se sabe de la historia de Brasil antes de 1500. Los restos arqueológicos (principalmente cerámica) revelan vagamente un complejo patrón de desarrollos culturales regionales, migraciones internas y grandes federaciones similares a estados ocasionales.

Para el tiempo en que llegaron los primeros exploradores europeos, todas las partes del territorio estaban habitadas por tribus indias semi-nómadas que subsistían de una combinación de caza, pesca, recolección y agricultura. La densidad de población era más o menos baja; los números totales han sido estimados en un millón de personas (pero recientes descubrimientos arqueológicos, tal como los mencionados arriba, parecen indicar un número mucho más alto). Aunque muchos indios brasileños sucumbieron a las masacres, enfermedades, y las duras consecuencias de la esclavitud y el desplazamiento forzoso, muchos otros fueron absorbidos dentro de la población brasileña, destacando en esto los bandeirantes paulistas que esclavizaron durante tres siglos a cerca de medio millón de indios.[6] Unas cuantas tribus subsisten en su estilo de vida en los remotos rincones de la selva tropical del Amazonas.

La actual cultura brasileña le debe mucho a esos pueblos, incluido el desarrollo de cosechas como la cassava y el complejo conocimiento necesario para la supervivencia en la selva tropical.

Los colonos portugueses tuvieron que derrotar a los intentos de colonización españoles (guerra de Iguape), ingleses, franceses[7] [8] y holandeses. A parte de eso deberán enfrentar las rebeliones de los esclavos negros e indígenas y los ataques de los quilombos.[9]

Además de tener que someter a los pueblos indígenas: entre 1556 y 1558 a los caetés de Alagoas,[10] 1558-1559 a los tupiniquim de Espírito Santo (guerra de Ilhéus) y de Minas Gerais (guerra de Paraguaçu),[11] en 1575 a los tamoios de Río de Janeiro y a los indios de las misiones jesuitas de Sergipe (guerra de Aperipe),[12] en 1584-1587 a los potiguares de Paraíba[13] y en 1597 a los de Río Grande del Norte,[14] [15] en 1603-1604 a los nativos de Ceará,[16] 1663-1664 a los amazónicos del río Urubu,[17] en 1665 a los tapajós,[18] [19] en 1671 a los anicuns de Goiás,[20] en 1683-1715 a los carirí de Bahía y Piauí,[21] en 1709-1710 a los cambebas del río Amazonas,[22] 1723-1728 a los manaos del río Negro,[23] 1737-1738 a los muras del Madeira-Purus[24] y la Guerra Guaranítica.

Brasil colonial[editar]

1534: El Brasil de las capitanías limitadas al oeste por la Línea de Tordesillas.

Los límites entre España y Portugal fueron establecidos a poco de que en 1492 España hiciera el "descubrimiento" oficial del territorio actualmente conocido como América, tal primer límite fue establecido por la Bula papal Alejandrina llamada Inter Caetera, sin embargo los portugueses la rechazaron argumentando que el árbitro era un papa de origen español, de modo que el meridiano fue corrido más hacia el oeste (es decir con más territorios anexados a España) por el Tratado de Tordesillas que, si fue acatado en la letra por los portugueses nunca fue cumplido en los hechos por éstos.
Pedro Álvares Cabral, un navegante portugués, se le acredita como el primer europeo en alcanzar Brasil el 22 de abril de 1500, aunque, tres meses antes, el 26 de enero de 1500, el marino español Vicente Yáñez Pinzón ya había llegado al Cabo de San Agustín y explorado toda la costa hasta la desembocadura del río Amazonas, donde le adelantó su primo Diego de Lepe, cuya expedición seguía su estela, todo ello antes que Cabral.[3] El país estaba gradualmente poblado por portugueses que buscaban escapar de la pobreza, y por nobles quienes se les concedió privilegios coloniales por la Corona. La administración colonial en los próximos dos siglos estaba basada en un sistema feudal en el cual los individuos favorecidos recibían títulos de enormes cuadras de tierra llamadas capitanías; muchos de estos dominios finalmente se convirtieron en los actuales estados brasileños.

1573: El Brasil de los "Dos Estados".

En el primer siglo después de su descubrimiento europeo, el mayor producto de exportación del país —que dio su nombre a Brasil —fue el "palo brasil", un gran árbol (Caesalpinia echinata) cuyo tronco contiene una preciada tintura roja, y que fue casi exterminado como resultado de la sobreexplotación. Comenzando en el siglo XVII, la caña de azúcar, crecida en plantaciones llamadas "ingenios" a lo largo de la costa noreste, llegó a ser la base de la economía brasileña, debido a la alta demanda de azúcar en Europa. En primer lugar, los colonos trataron de esclavizar a los indígenas para trabajar los campos (la exploración inicial del interior de Brasil fue debido enormemente a aventureros paramilitares, los bandeirantes, quienes entraron a la selva en busca de oro y esclavos "indios"). Sin embargo, los indígenas se encontraban no aptos como esclavos, y así los dueños de tierras portugueses miraron hacia África, desde la cual importaron millones de esclavos.

1709: La provincia de São Paulo en su máxima extensión.

Algunos esclavos escaparon de las plantaciones y trataron de establecer colonias independientes (quilombos) en las áreas remotas. Sin embargo, estas colonias fueron finalmente todas destruidas por el gobierno y las tropas privadas, que en algunos casos requirió de largos asedios y el uso de artillería. Así, los africanos llegaron a ser una sección substancial de la población brasileña; y cuando antes del fin de la esclavitud (1850) comenzaron a unirse con los portugueses, como con los indios anteriormente.

Durante los primeros dos siglos de periodo colonial, atraídas por los vastos recursos naturales y tierra inhabitada, otras potencias europeas intentaron establecer colonias en varias partes del territorio brasileño, en desafío a la bula papal y el Tratado de Tordesillas, el cual había dividido al Nuevo Mundo en dos partes, para Portugal y para España. Los colonos franceses trataron de establecerse en la actual Río de Janeiro, de 1555 a 1567 (la llamada France Antarctique o Francia Antárctica), y la actual São Luís, de 1612 a 1614 (la llamada France Équinoxiale o Francia Equinoccial). Poca influencia étnica o de cultura francesa y holandesa quedaron de estos intentos de colonización.

1789: reorganización territorial durante la "Inconfidencia Mineira".

La finalmente frustrada intrusión holandesa en Brasil fue de más larga duración y más problemática para Portugal. Los corsarios holandeses comenzaron por saquear la costa: saquearon Bahía en 1604, e incluso capturaron temporalmente la capital, San Salvador. De 1630 a 1654, los holandeses se establecieron más permanentemente en el noreste y controlaron una larga faja de la costa más accesible a Europa, no obstante, sin penetrar en el interior. Pero los colonos de la Compañía holandesa de las Indias Occidentales en Brasil estaban en constante estado de sitio, a pesar de la presencia en Recife del gran Juan Mauricio de Nassau-Siegen como gobernador. Tras varios años de guerra abierta, los holandeses se retiraron formalmente en 1661.

Durante el siglo XVIII ocurrieron algunas rebeliones contra el poder colonial que fueron duramente reprimidas, la primera de las cuales fue la Revuelta de Filipe dos Santos en 1720. La Inconfidência Mineira en 1789, durante la que se destacó Tiradentes, fue seguida por la Conjura bahiana diez años más tarde. Estos dos grandes movimientos estuvieron marcados ya por tener la intención de proclamar la independencia en tanto que el segundo llegó a a reivindicar la abolición de la esclavitud.

El Imperio de Brasil (1822-1889)[editar]

El Imperio del Brasil en 1823 nótense los límites en las Misiones Orientales, los límites en con Paraguay antes de la Guerra de la Triple Alianza en los ríos Mbotetey e Igurey; el Acre y la Banda Oriental, ésta última ocupada con el nombre de Provincia Cisplatina.

En 1808, el rey Juan VI de Portugal (en ese tiempo aún príncipe regente), huyendo del ejército de Napoleón I, trasladó el asiento del gobierno a Brasil, ante esto Brasil dejó de tener estatus colonial y en ese mismo año de 1808 pasó a ser el Reino de Brasil como, de facto, principal constituyente del Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve siendo la capital efectiva de tal Reino Unido la ciudad de Río de Janeiro. Parte de la familia real regresó a Portugal en 1821, el interludio condujo a un creciente deseo por la independencia entre los brasileños. El 7 de septiembre de 1822, el entonces príncipe-regente proclamó la independencia de Brasil, y fue coronado emperador.

Pedro I de Brasil, en gran medida desprestigiado por los reveses bélicos ocurridos durante la guerra argentino-brasileña con la consiguiente liberación de la llamada "Provincia Cisplatina" y el inicio de movimientos republicanos separatistas en algunas provincias, abdicó en 1831 y, tras gobiernos interinos por regentes nombrados, su hijo Pedro II fue coronado emperador a los catorce años de edad. Tenía gusto por la gente común, pero disgustó a las élites, quienes lo creían demasiado liberal, y los intelectuales, que sentían que no era lo suficientemente liberal. El principal acontecimiento de su reinado fue la abolición de la esclavitud en 1888.

La Vieja República (1889-1930)[editar]

La transición del Imperio del Brasil a los Estados Unidos del Brasil, nótense los límites en las Misiones Orientales (disputadas a la Argentina hasta 1895 y luego repartidas entre Rio Grande del Sur y Santa Catarina) y en el Acre boliviano en parte hasta 1903, observar los territorios adquiridos al Paraguay tras la Guerra de la Triple Alianza, en cuanto al territorio de Oiapoque litigado por Francia ya aparece incorporado al Brasil aunque aún no con el nombre de Amapá sino como parte de Pará.

Pedro II fue depuesto el 15 de noviembre de 1889 por un golpe militar republicano liderado por el general Deodoro da Fonseca, que se convirtió en el primer presidente del país. El nombre del país se convirtió en los Estados Unidos del Brasil (que en 1967 fue cambiado a República Federativa del Brasil). Desde 1889 hasta 1930, el gobierno era una democracia constitucional, con la presidencia alternándose entre los dominantes estados de São Paulo y Minas Gerais.

1943: Territorios de Frontera (notar Iguaçu y Ponta Pora con territorios obtenidos de Argentina y Paraguay, Acre y Guaporé (actual Rondonia) con territorios obtenidos de Bolivia y Perú).

En 1895 el Reino Unido cedió la estratégica isla de Trinidad al estado brasileño y casi coetánemente un territorio, el de Pirara que estaba litigado entre la Guayana Británica, Venezuela y Brasil; los éxitos en la política internacional también se dieron en el litigio por las Misiones Orientales Mesopotámicas reclamadas por Argentina y el sector del Oyapoque (aproximadamente el actual Amapá) reclamado por Francia. En 1903 Brasil se anexó el Acre tras vencer a Bolivia en la «Guerra del Caucho». Del mismo modo fueron favorables a Brasil todos los otros litigios con los demás estados latinoamericanos limítrofes (por ejemplo Perú y Colombia). En los últimos años del siglo XIX, el café comenzó a reemplazar al azúcar como el principal recurso de exportación del país. El negocio del café causó que Brasil creciera económicamente, atrayendo a muchos inmigrantes europeos, particularmente de Italia y Alemania. Este influjo de labor también permitió al país desarrollar una economía industrial que se expandió lejos de la costa.

Este periodo, conocido como la "Vieja República," finalizó en 1930 con un golpe militar que puso a Getúlio Vargas, un civil, en la presidencia.

Era Vargas (1930-1945)[editar]

Una junta militar tomó el control del país en 1930 y Getúlio Dorneles Vargas alcanzó el poder como presidente provisional. El cambio de régimen implicó la decadencia de la oligarquía cafetera y el ascenso de las clases medias y las oligarquías periféricas. Vargas gobernó en una forma u otra de manera continuada, salvo un breve período, hasta su suicidio en 1954. Desde 1930, los sucesivos gobiernos consiguieron el crecimiento de la industria y la agricultura y el desarrollo del extenso interior brasileño.

Getúlio Vargas gobernó como Presidente provisional entre 1930 y 1934. El golpe militar había suspendido la vigencia de la Constitución de 1891, si bien Vargas había prometido la promulgación de una nueva Carta Magna. En julio de 1932 estalló en São Paulo la llamada Revolución Constitucionalista, que exigía la instauración de un régimen constitucional y fue sofocada en octubre. En 1934 se proclamó una nueva Constitución y Getúlio Vargas fue elegido presidente por el Congreso.

Los tres años siguientes fueron de progresiva polarización política. Ganaron fuerza organizaciones izquierdistas como Alianza Nacional Libertadora o el Partido Comunista Brasileño; también surgió un movimiento de inspiración fascista llamado Integralismo. En 1935 fracasó una intentona revolucionaria de izquierda encabezada por ciertos sectores del ejército y algunos individuos ligados a la URSS; poco después los integralistas intentan un putsch. Aprovechando el clima de pánico reinante, el 10 de noviembre de 1937, un año antes de las elecciones presidenciales, Getúlio Vargas da un golpe de Estado y se convierte en dictador. El régimen instaurado, de carácter populista, se denominó Estado Novo. El 29 de octubre de 1945, los militares obligan a Vargas a dejar el poder.

República Nova (1945-1964)[editar]

Con la renuncia de Vargas en 1945, y tras redactarse una nueva Constitución en 1946, que restauraba derechos individuales respecto a la anterior, se inicia el período conocido como República Nova. Se trató de un régimen democrático, durante el cual la capital se desplazó de Río de Janeiro a Brasilia y que se caracterizó por el populismo, el nacionalismo y el desarrollismo.

Los principales presidentes de este período fueron Getúlio Vargas, elegido democráticamente en 1950 y que gobernó hasta su suicidio en 1954, y Juscelino Kubitschek (1956-1961). En 1961 fue elegido Jânio Quadros, que renunció en agosto de ese mismo año. Pasó entonces a gobernar su vicepresidente João Goulart, quien acometió una política de reformas sociales. Las oligarquías tradicionales y la CIA maniobraron para provocar su caída. El golpe de Estado de 1964 lo depuso y estableció una dictadura militar represiva.

Dictadura militar (1964-1985)[editar]

El golpe militar depone a João Goulart, enfría las ambiciones personales y partidarias de cualquier ideología e instaura un régimen de excepción que perdurará oficialmente hasta 1985. El régimen tuvo cinco presidentes, que si bien eran civiles al ejercer la presidencia, eran oficiales generales en reserva. Son, en orden cronológico: los mariscales Castelo Branco y Artur da Costa e Silva, y los generales Emílio Garrastazu Médici, Ernesto Geisel y João Baptista Figueiredo. Bajo la influencia de técnicos como Eugênio Gudin, Roberto Campos y Antonio Delfim Netto, el régimen militar llevó a cabo reformas económicas, fiscales y estructurales, adoptando incluso algunas de las propuestas de João Goulart, como la reforma agraria y la nacionalización de empresas de infraestructuras.

La sociedad se presentó inicialmente entusiasta con el régimen por consecuencia del progreso económico, pero por la manipulación de los medios a través de la censura y la propaganda oficial, poco a poco se fue oponiendo al régimen autoritario. Las exageraciones del sistema de represión política, como la muerte del periodista y militante del Partido Comunista Brasileño (PCB) Vladimir Herzog, llevaron al propio presidente Geisel a adoptar posiciones enérgicas contra la "línea dura".

En las elecciones de 1976 la oposición tuvo un número creciente de votos, lo que llevó a una "lenta, segura y gradual" apertura política, con las vuelta de varios exiliados políticos, el fin de la censura previa a la prensa, la amnistía y el movimiento de Diretas Já, de gran carga simbólica, que exigía las celebraciones de elecciones presidenciales directas, en vez de la elección indirecta que se realizó durante la mayor parte de la dictadura.[25]

Nueva República (1985-presente)[editar]

Con José Sarney se instauró el nuevo régimen democrático. Foto oficial al asumir la presidencia.[26]

El primer presidente civil elegido desde el Golpe de Estado de 1964 fue Tancredo Neves. Sin embargo, no llegó a asumir el cargo al sufrir unas complicaciones postoperatorias que le llevarían a la muerte el 21 de abril de 1985. Antes, el 15 de marzo, había asumido interinamente la presidencia José Sarney y ya de forma definitiva al morir Neves. La democracia fue oficialmente restablecida en 1988 al promulgarse la actual Constitución Federal.[26]

Fernando Collor de Mello, del pequeño Partido da Renovação Nacional, fue elegido Presidente en 1989 en las primeras elecciones directas desde 1964.[25] Su gobierno duró hasta 1992, cuando renunció debido a un proceso de impugnación contra él a raíz de una serie de denuncias que envolvieron a Collor en casos de corrupción. La corrupción fue dirigida por su tesorero en la campaña electoral, Paulo César Farias.[25] [27] El vice presidente, Itamar Franco, asume en su lugar.[25]

En el gobierno de Franco nació el Plan Real, articulado por su ministro de Hacienda, Fernando Henrique Cardoso.[28] Por el éxito del plan, Cardoso sería elegido presidente en 1994 siendo luego reelegido en 1998. En las elecciones de 2002, el candidato opositor Luis Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores venció al sucesor de Cardoso en el PSDB, José Serra. De nuevo volvería a vencer en 2006, esta vez a Geraldo Alckmin, también del PSDB.[29]

El 31 de octubre de 2010, en la segunda ronda de las elecciones, Dilma Rousseff, sucesora de Lula da Silva al frente del Partido de los Trabajadores, fue elegida para convertirse en la primera mujer presidenta de Brasil, imponiéndose al socialdemócrata José Serra.

Referencias[editar]

  1. [1] Quem descobriu o Brasil?
  2. COUTO, Jorge: A Construção do Brasil, Edições Cosmos, 2ª Ed., Lisboa, 1997.primeiro
  3. a b c IZQUIERDO LABRADO, Julio, "El descubrimiento del Brasil por Vicente Yáñez Pinzón: el Cabo de Santo Agostinho", en Huelva en su Historia X, Universidad de Huelva, 2005.
  4. *Laviana Cuetos, Maria Luisa. La América española, 1492-1898. De las indias a nuestra América. Temas de Hoy (1996) p. 21
  5. MURO OREJÓN, Antonio, Pleitos Colombinos, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Madrid, 1967
  6. Hernâni Donato (1996) [1986]. Dicionário das batalhas brasileiras. São Paulo: IBRASA, pp. 66. ISBN 8534800340.
  7. Ibíd., 1996: 76; 81; 88. Expulsados definitivamente en 1697 tras un fallido intento de colonizar Amapá.
  8. René Dugay-Trouin, almirante francés tomó Río de Janeiro el 12 de febrero de 1711 con 5.000 marineros aprovechando que la mayoría de las fuerzas lusitanas estaban ocupadas tras la Guerra de los Emboabas en Minas Gerais -Divaldo Gaspar de Freitas (1975). As repercussões do descobrimento do Brasil, analisadas através do estudo da formação, características e, sobretudo, das potencialidades e projeção futura da comunidade luso-brasileira. São Paulo: Fundo de Pesquisas do Museu Paulista da Universidade de São Paulo, pp. 129- amenazando la ciudad hasta el 13 de noviembre cuando Antônio de Albuquerque Coelho de Carvalho, gobernador de la recién creada Capitanía de San Pablo y Minas de Oro partió a enfrentarlo con 1.000 soldados, 2.000 marineros, 4.000 milicianos y 7.000 a 8.000 esclavos negros armados -Joel Serrão & António Henrique R. de Oliveira Marques (1991). Nova história da expansão portuguesa: O império luso-brasileiro, 1620-1750. Tomo VII. Lisboa: Editorial Estampa, pp. 44. ISBN 978-9-72330-775-7-.
  9. Donato, 1996: 83 y 385. En partícular en de Palmares destruido por Domingos Jorge Velho en 1694 con 3.000 soldados (incluyendo 800 bandeirantes paulistas). El pueblo tenía 10.000 habitantes y dos mil casas.
  10. Ibíd., 1996: 73
  11. Ibíd., 1996: 74 y 388-389. Las campañas fueron dirigidas por Mem de Sá con 300 lusitanos y 3.700 yanaconas quien destruyó 160 aldeas.
  12. Ibíd., 1995: 74-75 y 360. El gobernador Luiz de Brito de Almeida derrotó a los caciques Aperipe, Tipita y Surubi que se rindieron con 1.200 de sus guerreros que terminaron siendo esclavizados. En 1586 se rebeló el cacique Mbaopeba quien resistió por tres años hasta que su principal aldea, que llevaba su nombre, fue asaltada por sorpresa por 60 lusitanos dirigidos por Cristóvão de Barros y Sebastião de Farras el 1 de enero de 1589, 300 de los 20.000 guerreros indios (cifras de la época) murieron, al día siguiente se dio una batalla en campo abierto donde se impusieron nuevamente los europeos, el cacique huyó tras perder otros 1.000 guerreros más 400 capturados.
  13. Ibíd., 1996: 75 y 389-390. Los potiguares aliados con los franceses vencieron a Frutuoso Barbosa en 1579 pero en 1584 el gobernador Manoel Teles Barreto los atacó con un ejército de cientos de portugueses y españoles, 10 navíos y 3.000 yanaconas y no paró hasta expulsar a los franceses. En 1590 los potiguares se rebelaron pero fueron derrotados.
  14. Ibíd, pp. 76. Los franceses expulsados de Sergipe, Alagoas y Paraíba se refugiaron en un fuerte junto al río Potengi pero una expedición de 178 lusitanos y 800 indios al mando de Feliciano Coelho y una flota liderada por Francisco de Barros Rego los derrotó.
  15. Leslie Bethell (1990). Historia de América Latina. Barcelona: Crítica, pp. 111. Los potiguares eran capaces de movilizar 20.000 guerreros y fueron durante gran parte del siglo XVI detuvieron el avance lusitano hacia la Amazonia.
  16. Ibíd., pp. 81 y 308. Los locales eran apoyados por los franceses, Diogo de Campos Moreno y Pedro Coelho de Souza con 65 portugueses, 2 barcos y 200 indios potiguares y tabajaras los derrotaron en Ibiapaba (20 de enero de 1604). Aliandosé con el cacique Jacaúna con quien derrotarían en Batalla de Guaxenduba a una nueva expedición francesa.
  17. Ibíd., pp. 84, indios caboqueras, buruburus y guanavenas. Expedición de Antonio Arnau de Vilela.
  18. John Hemming (1978). Red gold: the conquest of the Brazilian Indians. Cambridge: Harvard University Press, pp. 638. Los tapajós reunieron un ejército de 60.000 guerreros para enfrentar a los lusitanos.
  19. Anna C. Roosevelt. "Maritime, Highland, Forest Dynamic". (1999). The Cambridge History of the Native Peoples of the Americas: South America Part I. Tomo III. Edición de Frank Salomon & Stuart B. Schwartz. Cambridge: Cambridge University Press, pp. 336. ISBN 978-0-52163-075-7. La sociedad de los Tapajós estaba organizada en un señorío, siendo considerada la más poderosa y avanzada tribu amazónica. Su principal centro de poder estaba en la actual Santarém. Esta sociedad surgió hacia el año 1000 y desde su capital se expandió por un área de 25.000 km² sometiendo a otras tribus. Se decía que podía movilizar un ejército de 60.000 guerreros y tenía una población total de 250.000 personas.
  20. Ibíd., pp. 86. Castanho de Almeida lideró la campaña.
  21. Ibíd., pp. 87
  22. Ibíd., pp. 89. Estos indios habían sido convertidos por misioneros jesuitas españoles y cuando los lusitanos atacaron se envió una tropa desde Quito que expulso a los bandeirantes.
  23. Norton Shaw, Hume Greenfield & Henry Walter Bates (1845). The Journal of the Royal Geographical Society. Tomo XV. Londres: John Murray, pp. 96. Los manaos se enfrentaron durante años contra los portugueses y sus aliados indios al mando del Ajuricaba hasta que una expedición encabezada por el gobernador del Gran-Pará João da Maia da Gama consiguio cercarlo y forzarlo a rendirse con 2.000 de sus guerreros. Ajuricaba fue capturada pero termino por suicidarse.
  24. A rebelião dos Mura Durante todo el siglo XVIII los muras lanzaron ataques contra pueblos, fuertes y expediciones portuguesas en el centro de la Amazonia hasta que en 1737-1738 lanzaron una expedición contra ellos y los aplastaron, muriendo 20.000 según el jesuíta João Daniel. Debilitados, los muras pidieron la paz en 1786 pero fueron vencidos y expulsados de sus tierras por los mundrucus del río Tapajós en 1788. En 1835 junto a los tapuios se aliaron a los rebeldes cabanos durante la Cabanagem siendo aplastados, en 1863 fueron finalmente sometidos.
  25. a b c d (en portugués) Historia. Siglo XX.. Gobierno brasileño.. http://www.brasil.gov.br/espanhol/el_pais/historia/sec_xx/. Consultado el 3-2-2009. 
  26. a b Manuel Álvarez-Rivera (30-10-2006). Recursos Electorales en la Internet: Elecciones Federales en Brasil. http://electionresources.org/br/index_en.html. Consultado el 3-2-2009. 
  27. Kurt Weyland (en portugués). The Rise and Fall of President Collor and Its Impact on Brazilian Democracy. Gobierno brasileño.. http://www.jstor.org/pss/166101. Consultado el 3-2-2009. 
  28. ROCHA, Sonia, Revista Brasileira de Estudos Populacionais - TEXTO PARA DISCUSSÃO Nº 439 RENDA E POBREZA: OS IMPACTOS DO PLANO REAL, Rio de Janeiro, dezembro de 1996, pág. 1. Disponible aquí
  29. Max Seitz (30-10-2006). Lula triunfa en segunda vuelta. BBC. http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_6097000/6097582.stm. Consultado el 3-2-2009. 

Véase también[editar]