Historia universal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapamundi dibujado por Ortelius (1570).
Miembros de la Organización de las Naciones Unidas.

La historia universal, historia del mundo, historia mundial o historia de la humanidad es el conjunto de hechos y procesos que se han desarrollado en torno al ser humano, desde su aparición hasta la actualidad.[1] [2] [3]

Una característica para diferenciar la historia de la prehistoria es el momento en que se inventa la escritura porque esta hizo posible la difundición y preservación del conocimiento adquirido.[4] [5] [6] En algunos casos, la escritura, a su vez, se ha convertido en una necesidad fundamental desde la aparición de la agricultura.[7] [8]

Índice

El Estado[editar]

Max Weber define Estado como «una organización humana que controla de manera exclusiva y legal el uso de la fuerza sobre una zona geográfica específica».[9]

Los primeros estados aparecieron en el IV milenio a. C. en Mesopotamia y en Egipto a orillas del río Nilo,[10] [11] [12] . En el III milenio a. C. surge la Cultura del valle del Indo,[13] [14] [15] y la civilización Caral en Perú. La época de los Tres augustos y cinco emperadores a las orillas del río Amarillo.[16] [17] [18] En China a partir del 2500 a. C.[19] aparece la primera dinastía testificada por la arqueología que es la dinastía Xia.[20] En el segundo milenio emergieron civilizaciones en Creta, Grecia Oriental y Turquía.[21]

Interconexión del mundo[editar]

Primer desembarco de Cristóbal Colón en América en 1492. La pintura corresponde a la "Exposición Nacional, Medalla de Primera clase" en 1862, por Dióscoro Puebla

Desde el siglo I a.C. se desarrolló una red de rutas comerciales organizadas a partir del negocio de la seda China. Sus diversas rutas, comenzaban en la ciudad de Chang'an (actualmente Xi'an) en China, pasando entre otras por Karakorum (Mongolia), el Paso de Khunjerab (China/Pakistán), Susa (Persia), el Valle de Fergana (Tayikistán), Taxila (Pakistán), Antioquía en Siria, Alejandría (Egipto), Kazán (Rusia) y Constantinopla a las puertas de Europa, llegando hasta los reinos hispánicos en el siglo XV, en los confines de Europa y a Somalia y Etiopía en África oriental. En 1492 el navegante genovés Cristóbal Colón llegó al continente americano, en 1498 el portugués Vasco de Gama conectó Europa con la India y en 1522 Juan Sebastián Elcano circunnavegaría por primera vez el globo (1519-1522). En el siglo XV navegantes chinos como Zheng He y portugueses como Enrique el Navegante, impulsados por la difusión de la brújula, la cartografía y la construcción de grandes naves, establecieron rutas comerciales que conectaron Europa, África y Asia.

A fines del siglo XVI se conformó una gran red de comercio marítimo a través del Océano Pacífico de navegantes chinos, japoneses y europeos con centros portuarios en Lima, Panamá, Manila, Guangzhou y Xiamen. Simultáneamente españoles y portugueses abrieron ruta naviera para comerciar esclavos secuestrados en África y vendidos en América. En el siglo XVI, los avances de la ciencia como el de Andreas Vesalio en medicina y Nicolás Copérnico y Galileo Galilei en astronomía cambiaron la visión del mundo (para los europeos, al menos). Sentaron así las bases para una serie de descubrimientos: la Teoría de la Gravedad de Isaac Newton, el principio de que toda vida procede de otra vida de Lazzaro Spallanzani, el descubrimiento de los microorganismos por Anton van Leeuwenhoek, la vacunación de Edward Jenner, etcétera.

A inicios del siglo XVII navegantes europeos llegaron a Australia. Sólo la Polinesia quedó fuera, y aun así, las civilizaciones del Océano Pacífico fueron sumadas en el siglo XVIII (Isla de Pascua en 1722, Hawái por el capitán Cook). Al mismo tiempo, fueron confirmadas por primera vez las hipótesis sobre el mítico continente austral, al recibirse reportes de la existencia de la Antártida.

En la Inglaterra del siglo XVII llevó a la generación de un nuevo sistema político, la democracia con separación de poderes. Además, se abandonó el escuela mercantilista proteccionista, en beneficio del librecambismo. Esto permitió el lanzamiento de la Revolución industrial. Inglaterra se transformaría así en la nación más poderosa de la Tierra, y el Imperio colonial británico llegaría a cubrir la quinta parte de todas las tierras emergidas. Esta transición, que en Inglaterra fue gradual, se produjo en el resto de Occidente de manera brusca y violenta, en lo que se llaman las revoluciones liberales. Paralelamente, los esfuerzos de inventores como Thomas Newcomen y James Watt llevaron a la invención, a finales del siglo XVIII, de la máquina de vapor.

Poco a poco, todas las regiones y poblaciones del globo cayeron bajo el poder de uno u otro estado hasta que, mediante el tratado de Berlín de 1878, el Reino Unido, el Imperio Austrohúngaro, Francia, el Imperio alemán, el Reino de Italia, Rusia y el Imperio otomano se atribuyeron los últimos territorios desocupados, a excepción de la Antártida.[22] Esta historia está marcada tanto por una sucesión gradual de migraciones, intercambios culturales, descubrimientos e inventos, como por desarrollos muy acelerados ligados a cambios de paradigma y a periodos revolucionarios. Algunas "tribus", como por ejemplo los Casitas de Babilonia o los Manchuria de China, consiguieron conquistar a estados muy desarrollados y, posteriormente, se integraron dentro de sus estructuras.[23] Los europeos consiguieron enclaves imperiales en Indonesia y las Molucas, merced a la ausencia de poderes políticos o militares fuertes en la región.

División de la Historia[editar]

División de la Historia Europea según Cristóbal Cellarius
Prehistoria
Edad Antigua Antigüedad clásica
Antigüedad tardía
Edad Media Alta Edad Media
Baja Edad Media Plena Edad Media
Crisis de la Edad Media
siglo XV
Edad Moderna siglo XVI
siglo XVII
siglo XVIII
Edad Contemporánea siglo XIX
siglo XX
siglo XXI

La historia universal suele ser dividida en períodos históricos. El más conocido, aunque también cuestionado por eurocéntrico,[24] [25] [26] [27] es el que inventara el historiador alemán Cristóbal Cellarius en 1685, estableciendo tres edades: antigua, media y moderna. Los historiadores no europeos han sostenido que dicha periodización es sólo válida para la historia europea. Los historiadores marxistas distinguen cuatro grandes períodos: comunismo primitivo, esclavismo, feudalismo y capitalismo

El Paleolítico[editar]

La genética y el estudio de los fósiles dice que el Homo sapiens apareció en África hace unos 200 000 años,[43] [44]

Es también en el paleolítico cuando se desarrolla el lenguaje y se generaliza el entierro de los muertos.[45] Probablemente los entierros tuvieron como uno de sus objetivos ocultar la descomposición de los cuerpos, e indicar una comprensión más avanzada del concepto de la muerte.

En un determinado momento, los humanos comenzaron a hacer uso del fuego tanto para calentar como para cocinar sus alimentos.[46] En esta fase, los seres humanos dependieron de la carroña, la caza y la cosecha; eran nómadas, y no tenían la capacidad de producir su propio alimento. También se adornaban con diversos objetos y es en este periodo cuando aparecen las primeras manifestaciones artísticas.

Hace unos 50 000 años, los seres humanos comenzaron a establecerse por todo el planeta. Primero, en África, después llegaron a Asia Central, desde donde se dirigieron, por un lado, hacia Europa, y por el otro, hacia América cruzando el Estrecho de Bering.[47] [48]

La rápida colonización humana de América del Norte y de Oceanía tuvo lugar durante la glaciación, en una época en que las actuales zonas templadas eran extremadamente inhóspitas. Al final de la última glaciación, hace aproximadamente unos 12 000 años, el hombre ya habita casi la totalidad de las zonas libres de hielo del mundo.[49] Las últimas áreas colonizadas fueron las islas de la Polinesia, que fue ocupada a lo largo del primer milenio de nuestra era.

Las sociedades de cazadores-recolectores eran, en general, de pequeñas dimensiones, y ya desarrollaban un tipo de estratificación social; también establecieron contactos con otras sociedades recorriendo, en algunos casos, grandes distancias, como es el caso de los aborígenes australianos.

Con el tiempo, la mayor parte de estas sociedades o se transformaron en estados agrícolas más poderosos, o fueron exterminadas o absorbidas por otros grandes estados; algunos grupos continuaron sobreviviendo aislados del resto y, en la actualidad, todavía siguen existiendo en algunas regiones muy remotas.

El Mesolítico[editar]

El Oriente Medio fue una de las primeras regiones en desarrollar su agricultura, por lo tanto, se adelantaron al Mesolítico y comenzaron a hablar de Epipaleolítico. El mesolítico (en griego, μεσο- [meso-], «medio», y λίθος [líthos], «piedra»; que quiere decir Edad Media de Piedra) inicia al final del Paleolítico, hace aproximadamente unos 10 000 años,[50] y finaliza con el desarrollo de la agricultura, aunque esta fecha inicial varía según las determinadas peculiaridades de cada región. En algunas zonas llegó a durar unos cuantos milenios, pero en ciertos lugares donde la agricultura ya existía, como por ejemplo en el Oriente Medio, el mesolítico tuvo una duración corta y quedó mal definido,[50] en las regiones poco afectadas por la glaciación a veces se prefiere hablar de Epipaleolítico.[50]

Donde persistió más tiempo fue en sociedades de Europa del Norte,[51] ya que tenían abundancia de alimentos debido a que vivían en zonas pantanosas aparecidas como consecuencia del cambio climático. Estas condiciones favorecieron la existencia de diferentes ritmos en el desarrollo, como se puede observar analizando los vestigios de las culturas Aziliense y Maglemosiense.[52] La persistencia del Mesolítico retrasó la llegada del Neolítico, que se produce alrededor del 7000 a. C.[53]

Sin embargo, se han hallado pocos vestigios de este período y estos se limitan generalmente a residuos alimenticios, pero cabe destacar que en las regiones boscosas aparecen los primeros signos de deforestación. Esta práctica no se generalizó sino hasta el neolítico, que es cuando la agricultura comenzó a requerir de la utilización de grandes espacios de cultivo.

En muchas zonas, el Mesolítico se caracterizó por la existencia de herramientas de sílex, para objetos destinados a la pesca, aixes de piedra y artefactos de madera, como por ejemplo canoas y arcos que se han encontrado en algunos lugares. Estos objetos producto del progreso tecnológico se desarrollaron primero en África, asociados con la cultura aziliense, antes de extenderse hacia Europa a través de dos zonas: la península ibérica y el Levante mediterráneo.[54]

El Neolítico[editar]

La agricultura y la ganadería fueron las dos principales actividades del Antiguo Egipto, las cuales elevaron su supremacía, su riqueza y los empleos en la civilización conllevándolo a convertirse en uno de los imperios más poderosos de toda la historia.[55] El Neolítico —que quiere decir, la «nueva edad de piedra»— es donde se produce el primer periodo de desarrollo tecnológico y social.[56] Esta etapa se inició hace unos 12 000 años (en el 10 000 a. C.) y se caracterizó por la creación de los primeros poblados y por la aparición de la agricultura, la ganadería, y la metalurgia.[57] [58] En este período es cuando comienza el cultivo de ciertos cereales como el arroz, el trigo, el maíz, y de tubérculos como la patata. De esta manera, el ser humano dejó de depender de la caza, la pesca y de la recolección de productos de las plantas silvestres, y se convirtió en autosuficiente; esto permitió que se pudiera adoptar un tipo de vida sedentaria, aunque algunas actividades como el pastoreo aún siguieron requiriendo de la práctica del nomadismo o del semi-nomadismo. La incorporación de este cambio de vida conllevó cambios en la alimentación y, de esta manera, se aprendió a fabricar pan y a elaborar bebidas alcohólicas.

La agricultura[editar]

El desarrollo de la agricultura tuvo numerosas consecuencias, algunas de ellas de gran trascendencia para la historia de la humanidad.[59] Una de las más importantes fue el incremento de las concentraciones humanas que se organizaron y llegaron a formar estados. Aun así, siguieron existiendo pueblos nómadas, como los aborígenes de Australia o los boiximanos del sur de África, que no utilizaron la agricultura, y si lo hicieron, fue en una época más reciente.[60] [61] [62]

A mediados del X milenio a. C. se produjo un cambio crucial que es el desarrollo de la agricultura, cambio calificado como "revolución" por el historiador australiano Gordon Childe;[63] tuvo lugar en la zona del Creciente Fértil, y hacia el 7000 a. C. se extendió a otros lugares, como al valle del Indo, a Egipto (6000 a. C.), y a China (5000 a. C.).[64] Por otro lado, en Mesoamérica también se encontraron restos arqueológicos que confirman que la agricultura ya se practicaba en este lugar en el 2700 a. C.[65] A partir del 5500 a. C. se generalizó el desarrollo del regadío organizado y de la utilización, por parte de los sumerios, de mano de obra especializada.

La investigación tradicional ha tendido a concentrarse en la región del llamado Creciente Fértil pero los estudios arqueológicos realizados en el continente americano, así como en el este y sudeste de Asia, muestran que ciertos sistemas agrícolas que utilizaban diferentes tipos de cultivos y que funcionaban con el apoyo de determinados animales, podrían haberse desarrollado de manera paralela prácticamente en la misma época.[66]

Es, pues, el desarrollo de la agricultura el que crea las condiciones necesarias para hacer posible la emergencia de sociedades complejas, llamadas "civilizaciones", la formación de estados y la aparición de mercados. Y, de manera paralela, el desarrollo de la tecnología permitió al hombre ejercer un control de la naturaleza y desarrollar sistemas de transporte y redes de comunicación.[67]

El uso de los metales[editar]

Fundición de cobre en murales funerarios egipcios.

El uso de los metales, el bronce y el hierro, suplantaron el sílex y otros materiales pétreos que hasta ese momento eran la materia básica para la elaboración de herramientas agrícolas, armas y materiales de construcción; esto hizo posible el poder disponer de objetos más duraderos y eficientes.

Después del cobre, se descubrieron nuevas aleaciones del cobre con el estaño o el plomo, que juntos dieron lugar a un nuevo producto, el bronce; este nuevo material es menos maleable, pero más duro. Un gran salto tecnológico se dio con el uso de la forja, estos hornos de alta temperatura hicieron posible la manipulación del hierro para producir herramientas aún más resistentes. Esta secuencia tecnológica ha configurado la denominación de las diferentes etapas de la edad de los metales: la edad del cobre, la edad del bronce, la edad del hierro.

Todos estos metales ya eran conocidos por el hombre preneolítico, pero este no dominaba las técnicas para su elaboración y manipulación, técnicas que requerían de temperaturas muy altas. Los utensilios, armas y adornos de cobre o bronce eran el material básico en el 3000 a. C. Posteriormente, en el Mediterráneo oriental, en el Oriente Próximo y en China se implantó, de manera generalizada, el uso del hierro.[68]

Es posible que los habitantes de América no conocieran el uso del hierro con anterioridad a la cultura chavín (900 a. C.),[69] pero se sabe que los mochicas disponían de armaduras, de cuchillos y de vajillas de metal.[70] Los incas, que tenían poco recursos para conseguir metales, recurrían al relevo de sus arados, al menos durante la conquista de los Chimú.[71] La investigación arqueológica en Perú ha sido poco desarrollada pero es posible que el acero ya existiera en esa zona antes que en Europa.[72]

Historia de Asia[editar]

A partir del III milenio a. C. surgieron grandes civilizaciones, creadoras de imperios territorial y orgánicamente más vastos cada vez. Los principales núcleos de civilización fueron los siguientes:

China[editar]

Mapa político animado de las dinastías en la historia de China.
  • Los tres augustos y los cinco emperadores fueron los gobernantes de China anteriores a la primera dinastía Xia. A pesar del carácter legendario de las historias es posible que en el origen de estas leyendas se encuentren personajes reales, jefes tribales del III milenio a. C. que habrían logrado victorias militares previas a la unificación de la posiblemente legendaria dinastía Xia. Las fuentes históricas chinas coinciden en el número de tres augustos y cinco emperadores, pero las identidades de éstos varían según las fuentes, existiendo versiones diversas tanto para los augustos como para los emperadores.
  • Dinastía Xia (2100 a.d.C.-1600 a.d.C. ). La dinastía Xia que según las crónicas chinas habría durado del siglo XXI a. C. al siglo XVI a. C., está considerada la primera dinastía en la historia china. Las memorias históricas de Sima Qian recogen los nombres de los 17 reyes de esta dinastía. Alrededor de los ríos Yangtsé y Huang-ho surgió la cultura Xia y la cultura Shang. Esta sucumbió ante los invasores Zhou, que gobernaron China durante la primera mitad del I milenio a. C.
  • Dinastía Shang (1600 a.d.C. -1046 a.d. C.) La dinastía Shang siguió a la legendaria dinastía Xia y precedió a la dinastía Zhou (1122-256 a. C.). Se especula que fue fundada por un líder rebelde que destronó al (aún legendario) último gobernante Xia. En 1951 fue encontrado en Erligang, en las proximidades de la actual ciudad de Zhengzhou, provincia de Henan, el primer yacimiento arqueológico de la denominada cultura de Erligang (1600 - 1400 a. C.), de la Edad del Bronce en China. Muchos arqueólogos chinos creen que Zhengzhou se encuentra donde estuviera una antigua capital de la dinastía Shang, lo que identificaría la cultura de Erligang como uno de los inicios de la dinastía Shang.Sima Qian dice en sus Memorias históricas que la dinastía Shang trasladó su capital seis veces. El último y más importante traslado, a la ciudad de Yin (殷) en 1350 a. C., condujo a la época dorada de la dinastía. Shang Zhou, el último rey Yin, se suicidó después de que su ejército fuera derrotado por el pueblo Zhou. Las leyendas dicen que su ejército le traicionó uniéndose a los rebeldes. Tanto las leyendas coreanas como las chinas manifiestan que un desencantado príncipe Yin llamado Jizi (箕子, Jīzi), que rechazó ceder el poder a los zhou, dejó China con su guarnición y fundó el estado de Choseon cerca de la actual Pyongyang, el primer estado coreano. Aunque Jizi es mencionado solo unas pocas veces en las Memorias históricas, se piensa que la historia de su marcha a Choseon no es sino un mito.
  • Dinastia Zhou (1046 a.d.C.-256 a.d. C.) A finales del período Zhou crecieron dos grandes escuelas filosóficas, el confucionismo y el taoísmo.
  • El período de las Primaveras y Otoños A su vez, en el siglo VI a. C., la antigua hegemonía Zhou se trizó en varios reinos, los cuales entraron en un estado crónico de guerra, durante el período de Primaveras y Otoños.
  • Los Reinos Combatientes (221 a. d. C.) Normalmente es considerado como la segunda parte de la dinastía Zhou oriental. El rey de Zhou actuaba meramente como un emperador títere. El nombre de periodo de los Reinos Combatientes proviene del Registro de los Reinos Combatientes compilado en los primeros años de la dinastía Han. La fecha del comienzo del periodo de los Reinos Combatientes está en disputa. Mientras frecuentemente se cita el 475 a. C. como su inicio, siguiendo al periodo de las Primaveras y Otoños; en otras ocasiones se menciona el 403 a. C., la fecha de la tripartición del estado de Jin, como el comienzo de este periodo. El periodo de los Reinos Combatientes, en contraste al periodo de las Primaveras y Otoños, fue un periodo en el que los señores de la guerra regionales anexaron estados más pequeños a su alrededor y consolidaron su mandato. El proceso comenzó en el periodo de las Primaveras y Otoños, y por el siglo III a. C., siete grandes estados habían alcanzado cierta prominencia. Estos Siete Reinos Combatientes (戰國七雄, Zhànguó Qīxióng, literalmente, "Los siete héroes entre los reinos combatientes") eran Qi (齊), Chu (楚), Yan (燕), Han (韓), Zhao (趙), Wei (魏) y Qin (秦). Otra señal de este desplazamiento en el poder fue un cambio en los títulos: los señores de la guerra aún se consideraban duques (公 gōng) del rey de la dinastía Zhou, pero empezaron a llamarse a sí mismos reyes (王 wáng), para implicar el significado de que se tenían como iguales del rey de Zhou.
  • Dinastía Qin (221 a.d.C.- 206 a.d. C.) El nombre Qín, que tiene una pronunciación similar en castellano a "chin", es uno de los posibles orígenes de la palabra China. La unificación de China en el 221 a. C. bajo el primer emperador Qin Shi Huang, nombre que podría traducirse como "El augusto emperador fundador de los Qin", marcó los comienzos de la China imperial, periodo que duró (con ciertas interrupciones) hasta la caída de la dinastía Qing en 1912 d. C.. La dinastía Qin dejó el legado de un estado centralizado y burocrático que sería continuado en las dinastías sucesivas. El rey de Qin, Zheng, se autoproclamó "Primer emperador", una fórmula de títulos reservada anteriormente para deidades y los mitológicos gobernantes de China. Es conocido por los historiadores como Qin Shi Huang, Primer emperador de Qin. A la muerte del emperador Qin Shi Huang sobrevino una nueva guerra civil.
  • Imperio han (206 a.C.-220 d.C.). En el año 206 a. C., el general Liu Bang unificó nuevamente a China, siguiendo a continuación unos cuatro siglos de relativa paz y estabilidad política. El poder fue ejercido por la Han Anterior o Han Occidental y la Han Posterior o Han Oriental, entre los siglos II a. C. y II d. C..
  • Tres Reinos (220 a.C. - 280 d.C) En un estricto sentido académico se refiere al periodo comprendido entre la fundación de Wei en el 220 y la conquista de los Wu por la dinastía Jin en el 280. Sin embargo, muchos historiadores chinos amplían el punto del comienzo de este periodo a la rebelión de los turbantes amarillos en el 184.
  • La dinastía Jin (265 d.C. -420 d.C.) (chino tradicional: 晉; Wade-Giles: Chin4; pinyin: Jìn) gobernó desde el año 265 al 420. Esta dinastía fue fundada por la familia Sima (司馬), descendientes del general y político del estado de Cao Wei, Sima Yi.
  • Dieciséis Reinos (304 d.C. - 439 d.C. ) Entre los años 304 y 439 el norte de China atravesó una etapa de fragmentación política y de caos. Estos dieciséis reinos habían sido formados por pueblos de etnia no china.
  • Dinastías Meridionales y Septentrionales Precisamente sería otro pueblo de etnia no china, los tuoba, los que consiguieran unificar el norte de China al derrotar a todos estos pequeños estados y proclamar la dinastía Wei del Norte en el año 440. Con la unificación del norte, China queda dividida en dos estados: Uno en el norte, en el que se sucederán las llamadas dinastías septentrionales: Wei del Norte, Wei del Este, Wei del Oeste, Qi del Norte y Zhou del Norte; y otro en el sur, en el que, al ser derrocado el último emperador Jin en 420, se sucedieron cuatro dinastías en la corte de Jiankang: los Song, Qi, Liang y Chen.
  • Dinastía Sui (581 d.C. - 618 d.C.) En el año 581 Yang Jian, general del ejército de la dinastía Zhou del Norte, se hizo con el poder y proclamó una nueva dinastía: los Sui. Ocho años después, en 589, la dinastía Sui derrotaba a la débil dinastía Chen del sur, con lo que conseguía la reunificación del sur y el norte. Tras la reunificación, se inició una etapa de reformas institucionales y de consolidación del poder central. En esta época se construyó el Gran Canal y se amplió la Gran Muralla China. También fue una época de promoción del budismo. En el año 604, Yang Guang sucedió a su padre en el trono quién murió asesinado en el año 617. Se inició entonces, una sucesión de guerras campesinas, que finalizan con la toma del poder por Li Yuan, en el año 618, que funda la dinastía Tang, con capital en Xi'an.
  • Dinastía tang (618 d.C. - 439 d.C. ) En el año 618, un año después de la muerte del último emperador Sui, el militar Li Yuan asumía el poder como emperador Gaozu de la nueva dinastía Tang. En el año 624, Taizong lo sucedió en el trono. Tras la muerte violenta del primer heredero al trono, un segundo hijo del emperador subió al trono como emperador Gaozong en 649. A partir de noviembre de 660, se agravó el estado de salud del Emperador Gaozong, y la Emperatriz Wu comenzó a gobernar desde la sombra. Tras la muerte del emperador, en el año 683, fue su tercer hijo, el Emperador Tang Zhongzong, quien subió al trono, pero al cabo de seis semanas, Wu usó su poder para destituirlo y darle el trono a otro hijo suyo, el Emperador Tang Ruizong, que, como su hermano, gobernaría de manera nominal por un periodo breve, hasta que su madre decidió ratificar de manera pública y oficial su poder, convirtiéndose en la primera, y única, mujer en la historia de China que ocupó el trono imperial. En el año 705, la emperatriz Wu, que, según las crónicas existentes, tenía ya 80 años de edad, fue derrocada y su hijo el emperador Zhongzong retomó el poder, restaurando la dinastía Tang. Tras varios años de luchas internas, el emperador Xuanzong consolidaría el poder de la dinastía. China en este período vivió una época de esplendor cultural, con inventos como la pólvora o la brújula. En el año 904, el dirigente militar Zhu Wen lanzó un ataque contra Chang'an, destruyendo la ciudad. A pesar de la aparente fortaleza del imperio, el general de origen centroasiático An Lushan dirigió uno de los mayores rebeliones chinas, la rebelión de An Lushan, que sacudiría los cimientos del estado chino en el año 755. El nuevo emperador Suzong logró finalmente sofocar la rebelión en el año 763. Finalmente, en 907 Zhu Wen hizo matar al último emperador Tang y proclamó una nueva dinastía: la dinastía Liang, con capitales en las ciudades de Luoyang y Kaifeng.
  • Periodo de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos (907 d.C. -960 d.C.) Las cinco dinastías son las siguientes:
  • Dinastía Song (960 d.C. -1279 d.C.) El emperador Taizu de Song (960-976) unificó China a través de la conquista de otras tierras durante su reinado, poniendo fin a la agitación de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos. Durante esta dinastía se usó el papel moneda, la pólvora y la brújula. La dinastía Song se divide en dos periodos distintos: el Song del Norte y el Song del Sur. Durante el Song del Norte 9601127), la capital Song estuvo en la ciudad del norte Bianjing (actualmente Kaifeng) y la dinastía controlaba la mayor parte del interior de China. El Song del Sur (chino: 南宋, 1127–1279) hace referencia al periodo tras el cual los Song perdieron el control del norte de China frente a la dinastía Jin. Durante este periodo, la corte Song se retiró al sur del río Yangtze y estableció su capital en Lin'an. En 1234, la Dinastía Jin fue conquistada por los mongoles, quienes tomaron el control del norte de China, manteniendo precarias relaciones con los Song del Sur. En 1271, Kublai Kan fue proclamado Emperador de China.[73] Tras dos décadas de enfrentamientos esporádicos, los ejércitos de Kublai Kan conquistaron la dinastía Song en 1279. [74]
  • Dinastía Yuan (1279 d.C. -1368 d.C.)
  • Dinastía Ming (1368 d.C. -1644 d.C.) En el año 1351 d.C. un grupo llamado Los Turbantes Rojos se alzó en rebelión. Zhu Yuanzhang era un agricultor pobre y un monje budista que se unió a los Turbantes Rojos en 1352 y se forjó una reputación al casarse con la hija adoptiva de un comandante rebelde.[75] En 1356, las fuerzas de Zhu tomaron la ciudad de Nankín,[76] la cual se convertiría posteriormente en la capital de los Ming. Con el desmoronamiento de la dinastía Yuan, muchos grupos rebeldes comenzaron a enfrentarse por el control del país. En 1363, Zhu Yuanzhang ganó la batalla del lago Poyang, en la que fuera posiblemente una de las mayores batallas navales de la historia. Gracias al uso de brulotes, los 200 000 marinos de Zhu consiguieron vencer a sus rivales pese a que eran superiores en número. La victoria eliminó a la última facción rebelde, lo que dejó a Zhu Yuanzhang como dueño incontestable del rico valle del Yangtsé y le permitió afianzar su poder en el Sur. Tras la sospechosa muerte del jefe de los Turbantes Rojos cuando era un invitado de Zhu en 1367, ya no había nadie que pudiera impedir su acceso al trono e hizo públicas sus ambiciones imperiales al enviar su ejército hacia la capital Yuan Dadu (actual Pekín) en 1368.[77]
  • Dinastía Qing (1644 d.C. -1912 d.C.) La dinastía Qing no fue fundada por los chinos han, sino por los manchúes, que tanto hoy como en la antigüedad son minoría étnica en China. El Estado manchú fue formado por Nurhaci, quién originalmente era un vasallo de la dinastía ming, cuando se declaró emperador del Jin en 1609. Cuando Ligden Khan, el último Gran Kan de los mongoles, murió en el Tíbet en 1634, su hijo Ejei se entregó a los manchúes y le dio el gran sello del emperador de Yuan a Hung Taiji, hijo y sucesor de Nurhaci. La dinastía ming finalizó oficialmente cuando el emperador Chongzhen de China, último emperador ming, se suicidó colgándose en un árbol en el parque Jingshan. Pekín en abril de 1644 fue tomada por un líder llamado Li Zicheng. Wu Sangui, comandante general de los Ming, hizo una alianza con el príncipe manchú, Dorgon, regente del emperador Shunzhi de seis años de edad, hijo del emperador Hung Taiji que había muerto el año anterior. Ambos ejércitos derrotaron a las fuerzas rebeldes de Li Zicheng en batalla el 27 de mayo de 1644. Y así los Manchú se establecieron como una nueva dinastía en China. En 1848 aconteció la Guerra del Opio.
  • La República de China (1912 d.C. -1949 d.C.) En 1912 el último emperador Qing, Puyi, fue derrocado. Sun Yat-sen llega a ser nombrado Presidente de la República de China. Sin embargo, Yuan Shikai, un líder militar, se autoproclamó emperador en 1915 Sun Yat-sen se instala en Cantón, desde donde dirige el Kuomintang, el partido político que él había fundado. Chiang Kai-shek, sucesor de Sun Yat-sen al frente del Kuomintang, conseguirá conquistar gran parte de China y establecer en Nankín la capital de la República de China. Chiang Kai-shek se convierte en presidente de la República. Pero en el año 1931 d.C. Japón conquista Manchuria abandona la capital Nankín, ocupada por Japón, y se repliega al interior, estableciéndose en la ciudad de Chongqing. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, Japón abandona sus conquistas en Asia, y China recupera Manchuria y Taiwán. Cuando parecía que el gobierno de Chiang Kai-shek podría ya lograr consolidar la estabilidad de la república, el partido comunista organizó una rebelión armada contra el Kuomintang. Éste se convierte en una guerra civil total a partir de 1947. En contra de las previsiones, los comunistas logran vencer al ejército de la República. El gobierno del Kuomintang se va a Taiwán.
  • La República Popular China (1949 d. C.-2016 d.C.) El 1 de octubre de 1949, el líder del Partido Comunista Chino Mao Tse-Tung proclama la República Popular China desde la puerta de Tian'anmen de la Ciudad Prohibida de Pekín. Mao fue el líder máximo de China hasta su muerte en 1976. Tras la muerte de Mao, el sucesor elegido por éste, Hua Guofeng, no consiguió consolidar el poder, que acabó en manos de Deng Xiaoping. Deng Xiaoping inició un proceso de reformas económicas y apertura comercial al resto del mundo. Desde entonces, la economía china ha conseguido crecer a un ritmo espectacular. Tras la muerte de Deng, su sucesor Jiang Zemin mantuvo el poder hasta el año 2003, cuando fue sustituido por Hu Jintao, el cual gobernó la China hasta el año 2013, año en el cual fue reemplazado por el actual presidente Xi Jinping.

India[editar]

Mesopotamia[editar]

Sucesivos asentamientos en Mesopotamia, palabra que en griego significa «entre ríos» (μέσος, «entre» y ποταμός, «río»).[79]

  • Período de El Obeid (4500 a. C. - 3500  a. C.): En esta etapa destaca Eridu, considerada por la tradición sumeria como la más antigua de las ciudades de Mesopotamia. La antigüedad de la ciudad fue demostrada por los arqueólogos a lo largo del siglo XX, habiéndose datado los niveles más bajos (nivel XIX) de la excavación en torno al 4900 a. C., a principios del período de El Obeid.[80] Eridu fue quedando eclipsada por la vecina ciudad de Ur.[80] En esta primera etapa, los restos cerámicos muestran un papel significativo de Eridu en la región. Hacia el 3800 a. C. (nivel VI) la ciudad contaba con un importante templo y un cementerio del que se han descubierto aproximadamente mil sepulturas. Durante el período de El Obeid la agricultura avanzó gracias al control de las aguas en superficie, mediante técnicas de regadío a base de canales.[81] Este desarrollo permitió que la agricultura floreciera en nuevas áreas de Mesopotamia.[82]
  • Período de Uruk (3800 a. C. - 3200  a. C.) Los hallazgos más importantes de esta etapa se centran en Uruk, un poblamiento situado a pocos kilómetros de El Obeid, en el curso bajo del Éufrates, que dará nombre al período.[83] La cultura Uruk tuvo su centro en la zona sur de Mesopotamia, pero sus rasgos se extendieron por todo el Oriente Próximo asiático. Así, se encuentran muestras en el norte de Siria, Turquía o Susa, en el actual Irán.[84] Las principales características de este período son la aparición del sello cilíndrico, lo monumental de su arquitectura, los rasgos de su cerámica y la aparición de la escritura. Otros avances fueron la invención de la rueda y su primera aplicación fuera del transporte, el torno de alfarero.[85] Al final del período se empezó a utilizar el bronce, producido a base de cobre y arsénico o estaño.[86]
  • Período Yemdet Nasr (3200 a. C.- 3000 a. C.): Se produjo el distanciamiento entre las regiones norte y sur; esta última, más poblada. La administración abandonó el ámbito regional y se localizó en cada una de las ciudades, las cuales se diferenciaron más entre sí. Por primera vez se puede hablar de Ciudades-Estado y Ciudad-Templo. En este nivel los hallazgos de documentos escritos se ven reducidos considerablemente. Así, en las regiones periféricas, su uso desapareció por completo; si bien se mantuvo en la Baja Mesopotamia. Es probable que, debido al carácter administrativo de la mayoría de los textos, ya no fuesen necesarios cuando la burocracia regional dejó de funcionar.[87]
  • Período Dinástico Arcaico (2900 a. C.- 2334  a. C.)
  • El Imperio Acadio (2334 a. C.- 2193 a. C.): fue un gran reino de Mesopotamia formado a partir de las conquistas de Sargón de Akkad. Mantuvo su máximo esplendor entre los siglos XXIV y XXII a. C. en los que se sucedieron cinco monarcas: el propio Sargón, sus hijos Rimush y Manishutusu, su nieto Naram-Sin y el hijo de este, Sharkalisharri que gobernaron un total de 141 años.
  • La invasión de los Gutis También llamados gutu fueron un pueblo del este del Tigris, que habitaba los montes Zagros a finales del tercer milenio a. C., que desde el 2000 a. C. participaron en las luchas por dominar Acad, reino una parte del cual llegaron a ocupar primero brevemente (2180 a. C.-2175 a. C.) y más tarde por más tiempo (2159 a. C.-2116 a. C.). Aparecen en la Historia Universal cuando Naram-Sin, rey acadio, emprende una expedición punitiva en su contra. La famosa estela de Naram-Sin refleja el triunfo militar de este. Sin embargo, un siglo después los gutis atacaron al Imperio acadio, desmantelándolo. Los gutis se impusieron en Mesopotamia durante aproximadamente un siglo, hasta que —siendo vencidos primero por el rey de la ciudad de Uruk, Utu-ḫegal—, la resurrección política de la antigua ciudad sumeria de Ur reemplazó su poder definitivamente.
  • La segunda dinastía de Lagash: La invasión de los Gutis no fue tan devastadora. Las ciudades del sur sumerico mantuvieron su independencia ey se distinguieron por un intensa actividad cultural. Tenemos una numerosa documentación sobre todo en cuanto refiere a la dinastía de Lagash. Entre los ensi de estas ciudades se evidencia en particular Gudea, por la gran cantidad de textos literarios y de estatuas a su imagen, que lo hicieron el rey sumerico más famoso.[88] El fue un rey pacifico, que se dedicó a la construcción de numerosos canales, edificios y templos, de los cuales el más famoso es el E-Ninnu, el templo del dios Ningirsu, construido en colaboración con otras ciudades, sin reparar en gastos.[89]
  • La tercera Dinastía de Ur: Durante el período posterior fue Uruk, con el reinado de Utu-hegal quien obtuvo una posición predominante. El nuevo monarca venció al jefe de los nómadas gutis, Tiriqan, que fue tomado prisionero, tras lo cual se nombró «rey de las cuatro regiones». Utu-hegal fue sucedido por Ur-nammu, el cual no se sabe si pertenecía a su dinastía o fue un usurpador. Se ha especulado que podría tratarse de su hermano.[90] El nuevo rey se esforzó por hacer realidad el título que había heredado; atacó las ciudades vecinas y conquistó Nippur, Uruk, Larsa, Ur, Eridu y Lagash, cuyo rey Nammahni fue muerto.[91] Tras esto, decidió trasladar la capital de su Estado desde Uruk a Ur, fundando una nueva dinastía; la III dinastía de Ur. El motivo de este traslado no está claro, aunque es posible que Ur-Nammu hubiese sido gobernador de esta ciudad antes de recibir el trono de Uruk.[90] Ibbi-Sin, hermano Shusin de fue el último soberano de la dinastía. Durante su reinado tuvo que enfrentarse a las oleadas de los nómadas amorreos. Finalmente, un ataque de los elamitas y los nómadas de los montes Zagros consiguió tomar Ur, poniendo fin a la dinastía. Esto fue relatado en las llamadas lamentaciones de Ur.
  • Las ciudades-Estado amorreas
    • Isín: Ishbi-Erra, súbdito de Ibbi-Sin se separó de la tercera dinastía de Ur y fundó una dinastía propia en Isín, al norte de Ur. Aunque el imperio de Ur no fue sucedido por otro Estado que abarcase toda Mesopotamia,[92] En los años posteriores Ishbi-Erra consiguió una hegemonía parcial en las ciudades sumerias del sur de Mesopotamia. Está situación se mantendría durante unos 50 años, incluyendo el reinado de sus sucesores.[91]
    • Larsa: Sin embargo, algunas ciudades sumerias no estaban controladas por la dinastía de Isín. A partir del reinado de Lipit-Ishtar, una de ellas empezó a destacar: era Larsa. El florecimiento de Larsa se hizo evidente hacia el 1930 a. C., cuando el rey Gungunum conquistó Elam y el valle del Diyala. Unos cinco años después, tras conquistar la ciudad de Ur, Gungunum se autonombró «rey de Sumeria y de Acad». Su sucesor Abisare prosiguió la expansión del reino, conquistando las ciudades acadias de Kish y Akusum así como Nippur. Ya en el siglo XIX a. C., el rey Bur-Sin de Isín trató de frenar el avance de Larsa conquistando Ur y Nippur, pero su iniciativa debió fracasar ya que hacia mediados de siglo, Isín había perdido todo territorio más allá de la propia ciudad.[91]
  • El Imperio paleobabilónico o Primer imperio babilónico al Estado creado por Hammurabi (1792 - 1750 a.C. según la cronología media)[nota 1] en la Baja Mesopotamia. Bajo su mando Babilonia, una ciudad-Estado sumeria en poder de una dinastía amorrita, pasó en poco más de treinta años a controlar un territorio más extenso que el imperio de Ur (época de Ur III), anterior poder hegemónico indiscutible de la región.[93] La I dinastía, la amorrea, terminó en el siglo XVI a. C., a causa de la invasión del Imperio hitita. Poco después se inició la dinastía casita de Babilonia o periodo babilonio intermedio.
  • El Imperio Asirio (1813 a. C. - 609 a. C.): Hacia el siglo VIII a. C. los asirios, un pueblo del norte de Mesopotamia, iniciaron una vasta expansión militar contra Palestina, llegando incluso a Egipto.
  • El Imperio Caldeo (626 a. C. - 539 a. C.) o Imperio neo babilónico. El rey Asirio Assurbanipal murió en el año 627 a. C., casi al mismo tiempo que su súbdito, el rey de Babilonia, Kandalanu. Nabopalasar, luego de exitosas campañas contra los asirios en ciudades como Nippur o Uruk, fue coronado rey de Babilonia en el 626 a. C. Los reyes de este imperio alternavan sus sedes entre Babilonia y Caldea. Gobernaron hasta 538 a. C., fecha en la que los persas tomaron Babilonia.
  • El Imperio Persa (550.-331 a. C.): Los persas fueron un pueblo indoeuropeo originario de Irán. Su imperio unificó un gran territorio entre Grecia y la India, incluyendo a Egipto y el Asia Central (Transoxiana), entre los años 538 a. C. y 330 a. C.
  • El Imperio Seléucida (321 a.C. - 63 a.C.): Alejandro Magno conquistó el Imperio aqueménida pero murió, el imperio se puso bajo la autoridad de Pérdicas en 323 a. C. quién también murió. Entonces, Seleuco se estableció en Babilonia ese mismo año, tomándose esa fecha como la de la fundación del Imperio seléucida. Hacia los años 100 a. C., el antaño formidable Imperio seléucida abarcaba poco más de Antioquía y algunas ciudades sirias. Entre los años 69-64 a. C. Antíoco XIII Asiático fue rey seléucida[94] tras la derrota de Tigranes II el Grande, Lúculo lo proclamó rey en Antioquía, como rey cliente.[95] Sin embargo, Pompeyo lo depuso poco después, convirtiendo Siria en provincia romana. Se le suele considerar como el último de los seléucidas, pese a que Filipo II Filorromano reinó en parte de Siria después de él.
  • Bactria. En Asia Central, por su parte, al hundirse el Imperio seléucida los griegos se independizaron y crearon el reino de Bactria, después de lo cual invadieron la India y destruyeron al Imperio mauria.
  • El Imperio Parto (247 a. C.-22 d. C.): Desplomado el Imperio seléucida, surgió el Imperio parto en Persia, que gobernó entre el 226 a. C. y 221.
  • El Imperio Sasánida (226 d. C.-651 a. C.): Los partos, a su vez, fueron sucedidos por los sasánidas. La dinastía sasánida fue fundada por Ardacher I tras derrocar al último rey arsácida, Artabán IV de Partia, y terminó cuando el último Shahanshah (Rey de reyes) sasánida Yazdgerd III (632-651) perdió una prolongada guerra de 14 años contra el primero de los califatos islámicos.
  • El Islam (610 d. C. - 632 a.dnbsp;C.): La actividad del "profeta" Mahoma, quien predicó entre 610 y 632, galvanizó a las tribus de la península arábiga, quienes se lanzaron a una serie de campañas militares que duraron ininterrumpidamente durante más de un siglo (desde la conquista de La Meca en 630 hasta la Batalla del Río Tallas en 751). Se construyeron así un gran imperio, el Califato Omeya (661-750), que abarcó desde el Asia Central hasta España. Bajo el dominio árabe, muchas culturas, tales como la bizantina, la persa y la griega, se mezclaron y, durante el período del Califato Abasida (750-1258), el Medio Oriente vivió una gran época de esplendor.
  • El Califato Omeya (661 d. C.-750 d. C.): En 661, una guerra civil llevó a la instauración del Califato Omeya, conformado por una casta de señores de la guerra instalados en Damasco (Siria).
  • El Califato Abasí (750 d. C.-1258 d. C.) Fue la segunda dinastía de califas suníes, que sucedió a la de los omeyas. También se conoce como califato de Bagdad, ya que el califato abasí fue fundado en Kufa en 750 y cambió su capital en 762 a Bagdad. En 750, estos fueron derribados por una rebelión promovida en el Jorasán por los abasidas, quienes vivieron una edad de oro cultural durante la centuria siguiente; esto, aunque surgieron anticalifatos en Egipto y España. El Califato Abasida fue reemplazado por el gobierno de facto de los turcos selyúcidas, y después, sus últimos restos de poder fueron abatidos con la conquista de Bagdad por los mongoles, en 1258.
  • El Imperio Selyúcida (1037 d. C.- 1157 d. C.): Después de que los abasidas entraran en decadencia, con la irrupción de los selyúcidas (siglo X), la religión musulmana siguió extendiéndose hacia regiones aún más alejadas, incluyendo el África Central o Indonesia, al tiempo que su cultura alcanzó incluso hasta la Europa cristiana.
  • El Imperio Mongol (1206 d. C.-1368 d. C..)
    Expansión del territorio mongol.
    : fue el segundo imperio más extenso de la historia y el primero entre los constituidos por territorios continuos,[96] [97] [98] [99] [100] fue instituido por Gengis Kan a partir del año 1206 y llegó a tener en su apogeo una extensión máxima de unos 33 000 000 km², abarcando desde la península de Corea hasta el Danubio,[97] y albergando una población de más de 100 millones de habitantes,[101] El Imperio mongol se desintegró en una serie de kanatos, los cuales fueron sometidos uno a uno en el curso de los seis siglos siguientes, por invasores rusos y chinos, desapareciendo los últimos en el siglo XIX.
  • El Imperio safávida (1501 d. C.- 1722 d. C.) o (persa: دودمان صفوی) Los safávidas eran originarios de Ardabil, una ciudad del Azerbaiyán iraní, en ese entonces una región en el norte de Irán. Eran predominantemente una dinastía de habla túrquica azerí, cuyo idioma clásico era el persa.[102] [103] Los safávidas crearon un Estado iraní unificado e independiente por primera vez desde la conquista musulmana de Persia, reafirmaron la identidad política iraní y establecieron el islam chiita como la religión oficial de Irán. Los safávidas gobernaron Irán entre 1502 y 1722, año en que invadieron sus dominios las fuerzas pastunes de Mir Mahmud Hotaki. Posteriormente, en 1736, se apoderó del territorio la dinastía afsárida, aunque algunos señores safávidas perduraron hasta 1760.
  • La dinastía Afshárida (1785 d. C.- 1925 d. C.) (en persa: سلسله افشاریان ) fue una dinastía iraní de Jorasán, de la tribu de los turcomanox afshar, que gobernó el Imperio persa en el siglo XVIII, época en la que el imperio alcanzó su grado más grande desde el Imperio sasánida.
  • La dinastía Kayar (1736 d. C.-1796 d. C..): La dinastía kayar (también escrito Qajar, Qadjar o Qājār; en persa: سلسله قاجاریه o دودمان قاجار ) fue una familia real de Irán, de origen turco, que gobernó Persia (Irán) desde 1785 hasta 1925. Primero bajo monarquía absoluta y luego bajo monarquía constitucional. La familia Qajar tomó el control total de Irán en 1794, al deponer a Lutf Ali Khan Zand, el último Shah (emperador o rey) de la dinastía Zand. Reafirmaron la soberanía persa sobre los anteriores territorios iraníes de Georgia y el Cáucaso. En 1796, Aga Muhammad Kan fue coronado formalmente como sah.[104] Fue sucedida por la Dinastía Pahlaví en 1925.
  • La Dinastía Pahlaví (1925 d. C.- 1979 d. C.): Los Pahlaví fueron la última dinastía de la Sah en gobernar sobre Irán, entre 1925 y 1979, hasta su derrocamiento por la Revolución iraní.
  • La República de Irán (1979 d. C.- 2016 d. C.) [105] [106] [107] [108] [109] [110] (en persa: انقلاب اسلامی, Enghelābe Eslāmi o انقلاب بیست و دو بهمن) fue el proceso de movilizaciones que desembocó en el derrocamiento del sah Mohammad Reza Pahleví y la consiguiente instauración de la República islámica actualmente vigente en Irán. Por ello, suele calificarse a la revolución de islámica, aunque en realidad fue un movimiento amplio y heterogéneo que progresivamente fue siendo hegemonizado por el clero chiíta bajo el liderazgo del ayatolá Jomeini.

Levante Mediterráneo[editar]

  • Hebreos. En Canaán surgieron varias culturas. Los hebreos fueron fuertes bajo Salomón, y dominaron a los filisteos, sus eternos enemigos instalados en la costa; después decayeron, pero legaron la Biblia a la posteridad.
  • Fenicios En la costa del Líbano floreció Fenicia, un pueblo de mercaderes que navegó hasta Gran Bretaña en busca de comercio.
  • En Siria se hicieron fuertes los principados arameos, que aunque sucumbieron después ante los asirios, hicieron pervivir su idioma hasta más allá de la época de Jesucristo.

Rusia[editar]

Anatolia[editar]

Islas asiáticas[editar]

  • Japón Hacia el siglo VII el Yamato, uno de los protorreinos feudales japoneses, ganó la supremacía del sur del archipiélago, e instauró el régimen del Mikado. En los siglos siguientes, la llamada Era Heian, Japón vivió una edad de oro, la cual terminó después una intensa guerra civil en 1056. En 1085, el último emperador con poder efectivo fue derrotado, principiando así el gobierno de los shogunes, jefes militares que gobernaban nominalmente en nombre del emperador, aunque eran los señores de facto de Japón. El régimen de los shogunes alternó épocas de estabilidad con cruentas guerras civiles, hasta la imposición del Shogunato Tokugawa en fecha tan tardía como 1603. En cuanto a Japón, tras obligársele a abrirse al comercio exterior en 1853, empezó su desarrollo durante la Era Meiji (1868-1912).
  • Insulindia. En la actual Indonesia, por su parte, surgieron el Imperio sriviyaia primero, y el Imperio mojopajit después, antes de la irrupción de los musulmanes desde Malaca.

Historia de Europa[editar]

Los celtas y etruscos[editar]

  • Stonehenge(2500 a.C) Stonehenge está formado por grandes bloques de rocas metamórficas distribuidos en cuatro circunferencias concéntricas. Cerca se halla la «Piedra del Sacrificio». Enfrente se encuentra la «Piedra Talón». Está compuesto de un gran círculo de grandes megalitos cuya construcción se fecha hacia el 2500 a. C.[122]
  • Cultura de Hallstatt (1200 a.C - 450 a.C)
  • Cultura de La Tène (475 a.C - 18 a.C)
  • Celtas. Los celtas se aposentaron en Europa Occidental durante el I milenio a. C., y su cultura se propagó desde España a Polonia, y desde Inglaterra hasta Turquía. Finalmente, fueron derrotados por los romanos, y sólo sobrevivió un único reducto, en la lejana Irlanda, hasta que este fue aniquilado por los vikingos.
  • Etruria. En Italia surgió la cultura de los etruscos, que gobernó el norte de la península entre los siglos X y III a. C., aproximadamente, sucumbiendo ante la presión cultural y militar de los romanos.

Los griegos[editar]

La Monarquía Romana (753 a.C.-509 a. C.)[editar]

La monarquía romana[123] (en latín, Regnum Rōmānum) fue la primera forma política de gobierno de la ciudad estado de Roma, desde el momento legendario de su fundación el 21 de abril del 753 a. C. hasta el final de la monarquía en el 509 a. C., cuando fue expulsado el último rey, Tarquinio el Soberbio, instaurándose la República romana.

La República Romana (509a.C.- 27 a. C.)[editar]

En el Lacio (centro de Italia), la República romana (509 a. C. a 31 a. C.) inició una imparable expansión, imponiéndose a los etruscos primero, y a los cartagineses después (véase guerras púnicas), y a los reinos helenísticos al último, hasta conquistar todo el Mar Mediterráneo, al que llamaron Mare Nostrum ("Mar Nuestro").

El Imperio Romano (27 a.C.-476 d.C.)[editar]

El Imperio romano (en latín: Imperium Rōmānum, Senātus Populusque Rōmānus o Rēs pūblica populī rōmānī, entre otros nombres)[nota 2] fue el tercer periodo de civilización romana en la Antigüedad clásica, posterior a la República romana y caracterizada por una forma de gobierno autocrática. El nacimiento del Imperio viene precedido por la expansión de su capital, Roma, que extendió su control en torno al mar Mediterráneo. Bajo la etapa imperial los dominios de Roma siguieron aumentando hasta llegar a su máxima extensión durante el reinado de Trajano, momento en que abarcaba desde el océano Atlántico al oeste hasta las orillas del mar Caspio, el mar Rojo y el golfo Pérsico al este, y desde el desierto del Sahara al sur hasta las tierras boscosas a orillas de los ríos Rin y Danubio y la frontera con Caledonia al norte. Su superficie máxima estimada sería de unos 6,5 millones de km².

Las invasiones bárbaras[editar]

A partir del período microglaciar iniciado c. 400 d.C. fueron más numerosas las incursiones militares y los desplazamientos de población en las fronteras del imperio romano. Atendiendo a su condición etnolingüística, estos pueblos eran muy diferentes entre sí, pudiendo distinguirse cuatro grupos culturales:

A excepción de los pueblos túrquicos, los otros tres eran indoeuropeos, como los griegos y latinos.

El Reino de Soissons (457 d.C. 486 d.C.)[editar]

El Reino de Soissons[124] (también llamado Dominio de Soissons o Reino de Siagrio) fue un enclave galo-romano centrado alrededor de la ciudad de Soissons que sobrevivió a la caída del Imperio romano de Occidente, siendo el último territorio del Imperio romano en caer, en el 486 d.C, diez años después de la deposición de Rómulo Augusto y seis después de la muerte de Julio Nepote.

El Reino de Soissons comenzó cuando el emperador Mayoriano (457-461) designó a Egidio como magister militum de la Galia romana. Cuando Mayoriano perdió su autoridad y su vida frente a Ricimero en 461, Egidio mantuvo su dominio de la mayor parte de la provincia de Galia Lugdunense, creando de facto un Estado remanente romano que llegó a ser conocido como el Reino de Soissons. En el caos de la Galia del momento, Egidio conservó su poder frente a los francos asentados al este y los visigodos del sur; sus relaciones con la Bretaña romana pueden haber sido amistosas. Egidio murió en el año 464 o 465. Su hijo Syagrius heredó el poder como Dux del enclave de Suessionum (Soissons). Fue derrotado por los francos en la batalla de Soissons en el año 486 d.C., Siagrio pidió refugio a Alarico II (reino visigodo de Tolosa). Este, en vez de recibirlo, lo hizo prisionero y lo envió a Clodoveo I, quien mandó decapitarlo en el 487. Su régimen representó el último ejemplo registrado de una autoridad nativa galo-romana en la Galia.

El Reino Franco (481 d.C. 800 d.C.)[editar]

Expansión del reino Franco.

Entre los años 355 y 358, el emperador Juliano intentó dominar las vías fluviales del Rin bajo el control de los francos, y una vez más volvió a pacificarlos. Roma les concedió una parte considerable de la Gallia Belgica, momento a partir del cual pasaron a ser foederati del Imperio romano. De este modo, los francos se convirtieron en el primer pueblo germánico que se asentó de manera permanente dentro de territorio romano. [125]

En el año 481, Clodoveo, hijo del rey Childerico I y de la princesa Basina de Turingia, accedió al trono del reino franco salio, situado en la región de Tournai en la actual Bélgica. El título de rey no era nuevo, pues este era dado a los jefes de guerra de las naciones bárbaras al servicio de Roma. Fue Clodoveo I (481-511), quien por sus campañas militares agrandó verdaderamente el reino de los francos (Regnum Francorum) al este en Alemania y al sur-oeste en Aquitania, dominada hasta entonces por los visigodos.

Muchos años después, el mayordomo de palacio de todos los reinos merovingios, Pipino el Breve (hijo del mayordomo Carlos Martel y descendiente de Pipino el Viejo), logró destronar a su rey merovingio Childerico III en 751, y fue reconocido rey de los francos y posteriormente ungido como rey por el Obispo Romano Esteban II en 754. Pipino el Breve repartió el reino a su muerte en 768, entre sus hijos Carlos y Carlomán. De todas formas, Carlomán se retiró a un monasterio y murió poco tiempo después, dejando a su hermano como único rey. Éste pasaría más tarde a ser conocido como Carlomagno, en francés Charlemagne y en alemán Karl der Große.

El Imperio Carolingio (800 d.C. 843 d.C.)[editar]

Imperio Carolingio

El día de Navidad de 800, el Obispo Romano León III coronó a Carlomagno como «Emperador que gobierna el Imperio romano», en Roma. Carlomagno tuvo varios hijos, pero sólo uno le sobrevivió. Fue Luis el Piadoso, quien sucedió a su padre al frente del imperio unificado. Luis murió en el año 840 d.C., y sus tres hijos supervivientes decidieron repartirse el territorio en el Tratado de Verdún, en 843.

Francia Oriental (843 d.C. 962 d.C.)[editar]

Mediante el Tratado de Verdún se repartía el reino de Carlomagno entre sus tres nietos. La parte oriental, llamada Francia Oriental, recayó en Luis el Germánico, cuyos descendientes reinarían hasta la muerte de Luis IV el Niño, y que sería su último rey carolingio. Tras la muerte de Luis IV en 911, los líderes de Alemania, Baviera, Francia y Sajonia todavía eligieron como sucesor a un noble de estirpe franca, Conrado I. Pero una vez muerto, el Reichstag reunido en 919 en la ciudad de Fritzlar designó al conde de Sajonia, Enrique I el Pajarero (919-936). Con la elección de un sajón, se rompían los últimos lazos con el reino de los francos occidentales. Enrique nombró a su hijo Otón I el Grande como sucesor, quien fue elegido rey en Aquisgrán en 936.

El Sacro Imperio Romano Germánico (962 d.C.- 1806 d.C.)[editar]

Sacro Imperio Romano Germánico

Conocido como el Primer Reich. El Imperio se formó en 962 bajo la dinastía sajona con la coronación de Otón I el Grande como emperador. El Sacro Imperio se convirtió en la entidad predominante en la Europa central durante casi un milenio hasta su disolución en 1806.

La Confederación del Rin (1806 d.C.- 1813 d.C.)[editar]

La Confederación del Rin (en alemán: Rheinbund) fue el nombre que recibió la confederación de Estados clientes del Primer Imperio Francés creada por el emperador Napoleón Bonaparte en el marco de las denominadas Guerras Napoleónicas. La confederación fue creada inicialmente por 16 estados alemanes después de que Austria y Rusia fueran derrotadas en la Batalla de Austerlitz. El posterior Tratado de Presburgo supuso la creación de la Confederación del Rin. La confederación existió entre 1806 y 1813.[126] La Confederación se disolvió después de la derrota de Napoleón en la batalla de Leipzig en 1813.

El Congreso de Viena (1814 d.C.- 1815 d.C.)[editar]

El Congreso de Viena fue un encuentro internacional celebrado en la capital austriaca, convocado con el objetivo de restablecer las fronteras de Europa tras la derrota de Napoleón Bonaparte y reorganizar las ideologías políticas del Antiguo Régimen. Así pues, su intención era retornar Europa a la situación anterior a la Revolución francesa (1789) y además para asegurar un equilibrio de poder.

La Confederación Germánica (1815 d.C.- 1866 d.C.)[editar]

La Confederación Germánica (en alemán: Deutscher Bund, «Confederación Alemana») fue una unión establecida en 1815 por el Congreso de Viena que agrupó a 39 Estados alemanes en una confederación de Estados soberanos bajo la presidencia de la Casa de Austria. La Confederación Germánica terminó como resultado de la guerra austro-prusiana de 1866 disputada entre las distintas entidades que conformaban esta Confederación: el Imperio austriaco y sus aliados por un lado, y el Reino de Prusia y sus aliados por otro lado.

La Confederación Alemana del Norte (1866 d.C.- 1871 d.C.)[editar]

La Confederación Alemana del Norte (en alemán: Norddeutscher Bund) tuvo su inicio en 1867, tras la disolución de la Confederación Germánica. Formada por 22 Estados del norte de Alemania, fue un agrupamiento transitorio, que duró solo hasta la proclamación del Imperio alemán en 1871. El 10 de diciembre de 1870, el Reichstag de la Confederación Alemana del Norte renombró la Confederación como Imperio alemán y dio el título de emperador alemán al rey de Prusia como presidente de la Confederación.[127] Durante el Sitio de París, el 18 de enero de 1871, el rey Guillermo I de Prusia fue proclamado emperador alemán en la Galería de los Espejos del Palacio de Versalles.[128]

El Imperio Alemán (1871 d.C.-1918 d.C.)[editar]

El Imperio alemán (en alemán: Deutsches Reich,[129] llamado por algunos historiadores alemanes Kaiserlich Deutsches Reich o simplemente Kaiserreich), fue la forma de Estado que existió en Alemania desde su unificación y la proclamación de Guillermo I como emperador, el 18 de enero de 1871, hasta 1918, cuando se convirtió en una república después de la derrota en la Primera Guerra Mundial y la abdicación de Guillermo II (9 de noviembre de 1918).

La República de Weimar (1919 d.C.-1933 d.C.)[editar]

El nombre de República de Weimar es un término aplicado por la historiografía posterior, puesto que el país conservó su nombre de Deutsches Reich (‘Imperio Alemán’). La denominación se debe a la ciudad de Weimar, donde se reunió la Asamblea Nacional constituyente y aprobó la nueva constitución, el 31 de julio y entró en vigor el 11 de agosto de 1919. Este período se caracterizó por golpes de Estado militares y derechistas, intentos revolucionarios por parte de la izquierda y fuertes crisis económicas. Toda esta combinación provocó el ascenso de Adolf Hitler y el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán. El 5 de marzo de 1933, los nazis obtuvieron la mayoría en las elecciones al parlamento, con lo que pudieron aprobar el 23 de marzo la Ley habilitante que, junto al Decreto del incendio del Reichstag del 28 de febrero se permitió la aprobación de leyes sin la participación del Parlamento, se considera que significó el final de la República de Weimar.

La Alemania Nazi (1933 d.C.-1945 d.C.)[editar]

La Alemania nazi o nacionalsocialista se refiere al momento en el que el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán gobernó el país. Después de que Hitler fuera nombrado canciller por el presidente Paul von Hindenburg, el 30 de enero de 1933, el Partido Nazi comenzó a eliminar toda la oposición política y a consolidar su poder. En medio de la Gran Depresión, los nazis restauraron la estabilidad económica y acabaron con el desempleo de masas utilizando los elevados gastos militares y una economía mixta. El retorno a la estabilidad económica impulsó la popularidad del régimen. Austria y Checoslovaquia fueron anexionadas en 1938 y 1939. En septiembre de 1939 acabó invadiendo Polonia, lo que marcó el comienzo de la Segunda Guerra Mundial en Europa. En alianza con Italia y las Potencias del Eje, Alemania conquistó la mayor parte de Europa en 1940. Después de la invasión alemana de la Unión Soviética en 1941, la marea se volvió contra el Tercer Reich, sufriendo graves derrotas militares a partir de 1942. Alemania fue invadida en 1945 por los soviéticos desde el este y por los aliados occidentales desde el oeste. La negativa de Hitler a admitir la derrota llevó a la destrucción masiva de la infraestructura alemana y la pérdida innecesaria de vidas en los últimos meses de la guerra. Los aliados llevaron a los líderes nazis supervivientes a juicio por crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y guerra de agresión en los Juicios de Núremberg.

La Unión Europea (1993 d.C.-2016 d.C.)[editar]

Está compuesta por veintiocho Estados europeos y fue establecida con la entrada en vigor del Tratado de la Unión Europea (TUE), el 1 de noviembre de 1993.[130] Con ese acto, la supraestructura «Unión Europea» aunaba y se fundaba sobre las tres Comunidades Europeas preexistentes —la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Euratom) y la Comunidad Económica Europea (CEE/CE)— y les añadía la política exterior común y la cooperación judicial y policial, formando un sistema complejo conocido como «los tres pilares». Sin embargo, con la entrada en vigor, el 1 de diciembre de 2009, del Tratado de Lisboa, la Unión Europea sucedió, por completo aunque con ciertas particularidades, a las Comunidades Europeas y asumió con ello su personalidad jurídica única como sujeto de Derecho internacional.[131]

Historia de África[editar]

Las principales antiguas culturas africanas:

  • Antiguo Egipto. Alrededor del río Nilo surgieron varios asentamientos neolíticos, los nomos, encajonados entre barreras geográficas como el desierto del Sahara y la península del Sinaí, a pesar de lo cual desde temprana época comerciaron con el Medio Oriente.[132] Hacia el año 3100 a. C., dichos nomos fueron unificados en un solo gran imperio bajo la autoridad del faraón. La cultura egipcia desarrolló los jeroglíficos como forma de escritura, las mastabas, pirámides e hipogeos como métodos de sepultura, y la momificación como método de inhumación, así como una religión emparentada con los dioses Ra y Osiris, entre muchos otros. La corona faraónica vivió épocas de crisis y esplendor, pero siempre dentro de sus fronteras, hasta que invasores externos, los hicsos, se apoderaron del Delta por cerca de una centuria (hacia 1650 a. C.), hasta que fueron expulsados. En respuesta, los ejércitos egipcios cruzaron el desierto del Sinaí y se expandieron hasta el río Éufrates, interviniendo de lleno en la política del Medio Oriente. En su etapa de decadencia, la cultura antigua egipcia aún era lo suficientemente prestigiosa como para inspirar a los reyes de Kush y Axum, reinos que surgieron en el I milenio a. C. en lo que actualmente es Etiopía, y que incluso invadieron a Egipto y lo gobernaron como "Faraones Negros" durante tres cuartos de siglo.[133] Las sucesivas crisis invasoras vividas por el Imperio egipcio obligaron a constantes movimientos poblacionales desde el valle del Nilo al resto de África.
  • Imperio cartaginés (573 a. de C. - 146 a. de C.) La ciudad de Cartago, inicialmente una colonia fenicia. Su forma de Estado evolucionó desde una tiranía con ciertas características monárquicas, hasta un sistema plenamente republicano.[134] [135] La extensión territorial de sus dominios formaron un verdadero Imperio púnico o cartaginés. Su crecimiento territorial y comercial causó por todo el Mediterráneo diversas guerras con las polis griegas. En esta época Cartago alcanzó su mayor apogeo siendo la primera potencia económica y militar del Mediterráneo occidental. A finales del siglo III a. C. entró en contacto con la otra gran república de su tiempo, Roma, la cual también estaba inmersa en un gran proyecto de crecimiento territorial. Su enfrentamiento se materializó en las tres guerras púnicas, consideradas como las guerras más trascendentes de la antigüedad clásica. Cartago siempre resultó derrotada y los enfrentamientos no cesaron hasta el desmantelamiento de la República de Cartago y la destrucción de su capital en el 146 a. C.[136]

Colonización de África[editar]

A comienzos del siglo XIX, África era un continente casi inexplorado, gobernada por reyes tribales como Shaka Zulu. Pero en el transcurso del siglo, varios misioneros y exploradores la cartografiaron casi por completo.

En 1900 sólo eran independientes Liberia, Abisinia, Libia, y los últimos reductos de los bóeres estaban en proceso de anexión por Inglaterra (ver guerras de los Bóeres).

Historia de América[editar]

De manera completamente independiente al desarrollo histórico en Afro-Eurasia, surgieron y se desarrollaron en América una serie de civilizaciones, agrupadas en grandes troncos: las civilizaciones mesoamericanas, las civilizaciones andinas sudamericanas (Caral-Supe). las civilizaciones en América del Norte (como la cultura Anasazi, la confederación iroquesa o la cultura inuit), las islas caribeñas (caribes), las civilizaciones en las llanuras del este sudamericano (como los asentamientos de terra preta en la Amazonia y los tupí-guaraní en el sur del continente.

Mesoamérica hasta 1492 d. C.[editar]

Esferas de piedra de Costa Rica, más de 300 esferolitos precolombinos de gran perfección.[137]
  • Olmeca. En el Sureste del estado de Veracruz, México existió la cultura olmeca considerada como la primera cultura mesoamericana. Se les acredita como los primeros en desarrollar el calendario, la escritura y la epigrafía en América. Ellos prosperaron en la costa del Golfo de México entre 1200 a. C. y los albores de la era cristiana, aproximadamente, teniendo como centros sucesivos los asentamientos de San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes. Dos grandes núcleos culturales recibieron y prolongaron su legado: la cultura de los mayas, y la cultura de Teotihuacan y Monte Albán.
  • Los mayas prosperaron en la región que actualmente corresponde a Guatemala, Belice, Honduras y los estados Mexicanos de Yucatán, Campeche, Chiapas, Quintana roo, al este del antiguo mundo Olmeca. Se organizaron en la jungla, en torno a un modelo de asentamiento conocido como centro ceremonial. Nunca fueron un estado unido. En su defecto, cada centro ceremonial se constituyó como una teocracia militar. Los más fuertes fueron Tikal, Calakmul, Palenque, Copán y Uaxactún, entre otros. Estos asentamientos alcanzaron su apogeo en el llamado Período Maya Clásico, entre 300 y 900 d. C. aproximadamente, y fueron abandonados por razones aún no del todo aclaradas.
  • Teotihuacan El Valle de México fue controlado, entre 250 y 750 d. C. aproximadamente, por Teotihuacan, ciudad que era una de las más pobladas de la Tierra en su minuto. La influencia cultural de Teotihuacan llegó, a través de las rutas comerciales, tan lejos como el actual sur de Estados Unidos, en donde florecieron asentamientos como Cahokia o Snaketown, incluso siglos después del hundimiento de la ciudad madre. En paralelo al Valle de México, en el Valle de Oaxaca, floreció Monte Albán, la gran ciudad de la cultura zapoteca. Hacia el año 1000, el área mesoamericana fue sacudida por invasiones y cambios en el poder político.
  • Los Toltecas En el Valle de México, el declive de Teotihuacan fue acompañado por el ascenso de Tula, capital de la cultura tolteca; cuando estos a su vez fueron derrotados por los chichimecas, una facción suya emigró hacia el Yucatán, en donde se fusionaron con emigrantes de la cultura maya para consolidar el poder de ciudades como Chichén Itzá y Mayapán.
  • Los Mixtecas Por su parte, en el Valle de Oaxaca, Monte Albán debió cederle su lugar a los recién llegados mixtecas. Durante el siglo XIV, el Valle de México vivió un período de relativa paz bajo el control de Azcapotzalco, pero cuando este se desplomó en 1428, fue reemplazado por una nueva potencia: los tenochas de Tenochtitlán, creadores del Imperio azteca, la última gran potencia regional, antes de ser abatido por los invasores españoles en la guerra de 1519 a 1521.

El mundo andino hasta 1492 d.C.[editar]

  • Tiahuanaco, ciudad que controló casi todo el mundo andino gracias a una vasta red de comercio, y que tuvo su contraparte en la ciudad de Huari, emplazada en las cercanías del Océano Pacífico. Otras potencias relevantes a lo largo de la historia del mundo andino, son el reino de los moche, Paracas, Nazca y Chimú. La influencia cultural andina rebasó, las actuales fronteras peruanas, y se esparció hacia Chile en una dirección, y hacia Colombia en la otra. En Chile surgieron culturas urbanas tales como la de los atacameños y los diaguitas. En Colombia, por su parte, prosperó la cultura de los muiscas, que pronto se reunieron en señoríos militares, siendo el del Zipa de Bacatá el más poderoso de todos.
  • Imperio incaico En el siglo XV, en el Valle del Cuzco, se consolidó el poder militar de los quechuas. Su rey el Inca Pachacútec, que salvó a Cuzco de ser conquistada por los chancas en 1438, emprendió una larga serie de guerras contra los reinos vecinos, sentando así las bases del Imperio incaico; su labor no sólo fue militar, sino que también se dedicó a construir fortalezas y organizar la administración y la religión, creando para esto último el templo de Coricancha. El orden fundado por Viracocha resistió casi un siglo entero, hasta que en 1527, la guerra civil azotó al Imperio incaico, enfrentando dos núcleos imperiales: Quito, al norte, y Cuzco al sur.

En 1547, en Los anales sur-americanos, Francisco Pizarro ―el conquistador del Perú― declaró: «Escuché que los altos señores de este imperio [Perú] se reúnen cada cuatro años en el País de las Bolas, donde al parecer reciben consejos de grandes sabios».

Colonización de norteamérica[editar]

Gobernaciones de sudamérica[editar]

Virreinatos de sudamérica[editar]

Los europeos se instalaron, sin excepciones, como los amos absolutos. En cuanto a los nativos, la inmensa mayoría de ellos pereció, víctimas de la guerra, la explotación económica, y las epidemias. En numerosas regiones, sin embargo, sobrevivieron muchas etnias indígenas de sangre casi pura; al mismo tiempo, especialmente en las ciudades hispanoamericanas, se formó un estamento social mestizo entre los indígenas y los europeos de sangre pura. En los inicios del Imperio español hubo una dura discusión filosófica y legal sobre el estatuto que debían tener los indios, y el trato que debía dárseles, lo que se llamó las Polémicas de Indias; finalmente se aceptó que por el bien de los indígenas (según el concepto cristiano europeo), debía protegérseles y evangelizárseles, lo que se buscó llevar a cabo mediante el sistema de la encomienda. Los resultados de esta operación política son discutidos hasta el día de hoy en la historiografía sobre el tema. Además, se sumó un vasto contingente de población negra, traída como esclavos desde África. Esta red de trata de negros que los europeos montaron en el Atlántico, esta operación de tráfico de esclavos se extinguió alrededor el siglo XIX.

Independencia de norteamérica y nacimiento de las repúblicas[editar]


Independencia de sudamérica y nacimiento de las repúblicas[editar]


Historia de Oceanía[editar]

Mapa animado que muestra la creación de las diferentes colonias australianas. Además, Nueva Zelanda (no mostrada) perteneció a Nueva Gales del Sur desde 1788 hasta 1840.


Los grandes cambios en Europa (843 d.C. 1870 d.C.)[editar]

La Segunda Revolución Industrial (1870 d.C.-1914 d.C.)[editar]

La industrialización y la producción en serie permitieron abaratar los costos de producción. Hacia 1835, los seres humanos alcanzaron por primera vez los mil millones de habitantes en su historia. La industrialización puso en manos de las potencias coloniales europeas todo un nuevo repertorio de tecnologías para la guerra, como por ejemplo el rifle de retrocarga, el acorazado o la ametralladora, lo que les dio la supremacía sobre los ejércitos.

Comenzó también la degradación de los ecosistemas, la contaminación, la pérdida de especies, y la consiguiente disminución de la biodiversidad. Además, las emisiones de dióxido de carbono desde mediados del siglo XIX, como producto de la quema masiva de combustibles fósiles (carbón, petróleo), ha generado el efecto invernadero. En el paso de los siglos XIX a XX, el surgimiento de leyes laborales protegió a los trabajadores y permitió el surgimiento de una clase media, y de una sociedad próspera basada en el consumo a gran escala. Esto no fue sin duras luchas, en las cuales las organizaciones de trabajadores (sindicatos) fueron muchas veces prohibidas y perseguidas. En 1935 se dio el paso decisivo en Francia, al crearse por ley el descanso dominical. Por otra parte, el progreso de la Medicina con investigadores como Louis Pasteur y otros, permitió alargar la esperanza de vida de las personas.

La Primera Guerra mundial (1914 d.C.-1918 d.C.)[editar]

Bomba atómica sobre Nagasaki, 9 de agosto de 1945.

El agotamiento de los territorios mundiales para ser colonizados, llevó a las potencias europeas a chocar unas con otras. En 1914, un incidente menor (el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria) desató la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, la paz no fue satisfactoria, y hubo una nueva conflagración. El resultado de esos años (1914-1945) fue la ruina de los imperios coloniales,y desde ese entonces han sucedidos varios hechos como la revolución rusa de 1917, la Guerra Civil Española.

Interguerras (1918 d.C.-1939 d.C.)[editar]

Durante este período, se produjo la Gran Depresión. En 1923 cae el Imperio otomano y surge la República de Turquía

La Segunda Guerra Mundial (1939 d.C.-1945 d.C.)[editar]

La Segunda Guerra Mundial en la cual se enfrentaron las potencias Aliadas (Gran Bretaña, Unión Soviética, Estados Unidos, Francia Libre, Polonia, China y muchos más) contra el Eje (Alemania Nazi, Italia, Japón).

La guerra fría (1945 d.C.-1990 d.C.)[editar]

A partir del final de la Segunda Guerra Mundial en 1946, emergió un orden bipolar encabezado por Estados Unidos (EE. UU.) y la Unión Soviética (URSS). Ambos buscaban el dominio mundial, pero el temor al arsenal nuclear enemigo los llevó a evitar la confrontación abierta. Por eso, a este período se le llama la guerra fría. Muchos países de Europa del Este, se unieron a la Unión Soviética y formaron el pacto de Varsovia. La intensidad de las hostilidades entre Estados Unidos y la Unión Soviética fue escalando hasta llegar a la crisis de los misiles de 1962. A consecuencia de esto, ambas potencias se abocaron a relaciones más cordiales, surgiendo así la Distensión. En la década de 1980, Estados Unidos se embarcó en una nueva carrera armamentista. En respuesta, la Unión Soviética buscó reformarse y abrirse en un proceso llamado Perestroika, el cual se salió de control, y llevó al desmantelamiento final de la Unión Soviética y del bloque comunista (1989-1991).

Se intentó crear un nuevo orden mundial tendiente a evitar repetir los horrores de las guerras mundiales, y para eso se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1945, que en 1948 formuló la Declaración universal de los derechos humanos. Pero la ONU fue relativamente insolvente para contener a los "dos grandes". Estos, por su parte, apoyaron activamente la descolonización, desmantelando los imperios coloniales de Francia, Inglaterra y otros países europeos, como una manera de intervenir directamente en las nuevas repúblicas. El resultado fue una serie de cruentos golpes de estado y sangrientas guerras étnicas, religiosas o civiles, que azotaron a África y Asia durante toda la segunda mitad del siglo XX. Así, al eje "Este-Oeste" (URSS-EEUU) se sumó un eje "Norte Sur" (países ricos y países pobres). A los países más pobres y atrasados se los llamó el Tercer Mundo, por no tener mayor cabida en ninguno de los otros dos mundos, el del capitalismo estadounidense o el del comunismo soviético.

En este período ingresa también China al club de los poderosos, en particular desde las reformas de Mao Tsé Tung en adelante (1949). A la vez, Europa deja sus tradicionales guerras intestinas y crean la Comunidad Económica Europea, que después del Tratado de Maastrich, se convierte en la Unión Europea (1989).

Astronáutica[editar]

Buzz Aldrin sobre la superficie lunar, 20 de julio de 1969.

El desarrollo de la cohetería en la primera mitad del siglo XX, permitió por primera vez al ser humano enviar más allá de la atmósfera, naves y satélites robóticos primero, y sondas tripuladas después, empezando así la astronáutica.

De este modo, en 1957 la Unión Soviética puso en órbita el Sputnik, el primer satélite artificial. Luego, en 1961, le sigue Yuri Gagarin, el primer cosmonauta. La primera mujer será Valentina Tereshkova, en 1963, y el primer caminante espacial será Alexei Leonov en 1965. En 1969, el Apolo XI corona con éxito el primer vuelo tripulado a la Luna. En 1977 empieza la misión Voyager, destinada a explorar el exterior del sistema solar. En 1983, por primera vez un artefacto humano, la sonda Pioneer 10, llega hasta la heliopausa, el confín más remoto del sistema solar, y abandona definitivamente este. En 1990, entra en órbita el Telescopio Espacial Hubble, el primer telescopio ubicado más allá de la atmósfera, y pionero de varios otros satélites que captan ondas electromagnéticas del espacio para su estudio.

La exploración del espacio se desenvolvió en el marco de la llamada carrera espacial entre la Unión Soviética y los Estados Unidos; después del derrumbe de la primera, la exploración se ha vuelto una empresa de colaboración internacional entre varias potencias, como lo prueba que la antigua y soviética Estación Espacial MIR haya sido reemplazada por la Estación Espacial Internacional.

La computadora[editar]

Computadores de la NASA

Los progresos en materia electrónica llevan al desarrollo de la computadora. En 1943 entra en operaciones el ENIAC, la primera computadora. Sin embargo, no es sino hasta la invención del transistor, que estas se convierten en herramientas verdaderamente potentes.

Radio y televisión[editar]

En la primera mitad del siglo XX se masifica el uso del radio y en la segunda mitad del mismo siglo se masifica el uso de la televisión.

Nacimiento de los Supra Estados (1990d.C.-2016 d.C.)[editar]

En este período, los tratados cobran mayor vigor. Así en 1990 se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en 1991 se funda la Mercosur, en 1993 nace la Unión Europea, en 1995 se establece la Organización Mundial del Comercio en 1996 se conforma la Comunidad Andina, en 2001 nace la Unión Africana, en 2014 surge Unión Euroasiática.

El Choque de civilizaciones[editar]

Por otra parte, Samuel P. Huntington en su libro Choque de civilizaciones planteó la tesis de que el mundo no se está globalizando por completo sino que se están formando grandes civilizaciones y muy distintas entre sí. Las civilizaciones descritas se pueden agrupar en:

  • La civilización euro-norteaméricana: Hablan varios idiomas, pero predomina fundamentalmente el inglés. Su sistema de escritura es el abecedario. Se práctica el laicismo. Llegan a ser cerca de mil millones.
  • La civilización musulmana: Hablan el árabe, su religión mayoritaria es el Islam, tiene el alifato como sistema de escritura. Son más de mil millones y se concentran en el norte de África y Asia Central.
  • La civilización hindú: Hablan el hindi, su sistema de escritura es el Devanagari, y su religión es el hinduismo. Son más de mil millones y se concentran en la india.
  • La civilización sínica: Hablan chino, su religión es confucianismo, budismo, taoísmo y otras privadas, escriben con Rénwù. Son más de mil millones y se encuentran en China y Asia oriental.
  • La civilización latinoamericana: Hablan español y en menor medida portugués, su religión es el cristianismo. Escriben con el abecedario. Son un poco más de 600 millones de personas.
  • La civilización sub-sahariana: Son más de 700 millones de personas. Viven en pobreza. Tienen religiones animistas.
  • La civilización judía: Son pocos pero de gran influencia. Hablan en hebreo y escriben con el Alef-Bet su religión, el judaísmo,

Internet[editar]

El mundo se ha interconectado, se masificó el uso de Internet que posibilita el intercambio de información a largas distancias y en breve tiempo. Se desarrolló el Proyecto Genoma. Es también una sociedad de masas, que consume aceleradamente recursos y con ello pone en riesgo al propio planeta. Las grandes pandemias resurgen a causa del sida.

Véase también[editar]


Notas y referencias[editar]

  1. Williams, H. S. (1904). The historians' history of the world.
  2. Blainey, Geoffery (2000). A short history of the world. Penguin Books, Victoria. ISBN 0-670-88036-1
  3. Gombricth, Ernst H. (2005). A little history of the world. Yale. GB y EE.UU.
  4. De acuerdo con la Encyclopedia Americana, 1986 ed., Vol. 29, p. 558, «La escritura da permanencia al conocimiento de los hombres y les permite comunicarse a grandes distancias.... Sin el arte de la escritura no sería posible la existencia de la compleja sociedad de una gran civilización».
  5. «Historia del Mundo, Webster, H. (1921).». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  6. «Boston: D.C. Heath.». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  7. Bellwood, Peter. (2004). First Farmers: The Origins of Agricultural Societies. Blackwell Publishers. ISBN 0-631-20566-7
  8. Cohen, Mark Nathan (1977). The Food Crisis in Prehistory: Overpopulation and the Origins of Agriculture. New Haven i Londres: Yale University Press. ISBN 0-300-02016-3.
  9. Max Weber. "Politik als Beruf", en Gesammelte Politische Schriften (Múnich, 1921), pp. 396-450. Originalmente fue una conferencia en la Universidad de Múnich, 1918, publicada en 1919 por Duncker & Humblodt, en Múnich.
  10. John Baines i Jaromir Malek. The Cultural Atlas of Ancient Egypt, revised edition. Facts on File, 2000. ISBN 0-8160-4036-2.
  11. Bard, KA. Encyclopedia of the Archaeology of Ancient Egypt. NY, NY: Routledge, 1999. ISBN 0-415-18589-0.
  12. Grimal, Nicolas. A History of Ancient Egypt. Blackwell Books, 1992. ISBN 0-631-19396-0.
  13. F. Raymond Allchin (ed.). The Archaeology of Early Historic South Asia: The Emergence of Cities and States. Nova York: Cambridge University Press, 1995.
  14. Chakrabarti, D. K.. Indus Civilization Sites in India: New Discoveries. Mumbai: Marg Publications, 2004. ISBN 81-85026-63-7.
  15. Dani, Ahmad Hassan; Mohen, J-P. (eds.). History of Humanity, Volume III, From the Third Millennium to the Seventh Century BC. Nova York/París: Routledge/UNESCO, 1996. ISBN 0-415-09306-6.
  16. History of China. Edward H. Schafer, Time-Life, Time-Life Books - 1968 - 191 páginas
  17. History and culture of China. Maurizio Scarpari, Carmen Artal - 2001 - 292 páginas ISBN 978-5-3082-36
  18. Empire Mythologic. Roger Goepper, Helmut Brinker - 1988 - 460 páginas ISBN 84-01-60748-5
  19. Wordpress. «El origen del estado chino». Consultado el 17 de mayo de 2009. 
  20. Discovery Channel. «China Antigua». Consultado el 17 de mayo de 2009. 
  21. Florentino Idoate. «El siglo II a. C.». Consultado el 17 de mayo de 2009. 
  22. Geografía.about.com «Conferencia en Berlín, de 1884-1885 para distribuir África.». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  23. MSM Encarta. «Los Casitas». Consultado el 12 de mayo de 2009. 
  24. GUNDER FRANK, Andre (2008). «Introducción la historia mundial real frente a la teoría social eurocéntrica». Re-orientar: la economía global en la era del predominio asiático. Valencia: PUV. pp. 31-82. ISBN 9788437071510. 
  25. DUSSELL, Enrique (2007). Política de la liberación. Historia mundial y crítica. Madrid: Trotta. ISBN 9788481649246. 
  26. MIGNOLO, Walter (2000). «La colonialidad a lo largo y a lo ancho: el hemisferio occidental en el horizonte colonial de la modernidad». La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Buenos Aires: CLACSO. pp. 55-86. ISBN 9509231517. 
  27. QUIJANO, Aníbal (2000). «Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina». La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Buenos Aires: CLACSO. p. 201. ISBN 9509231517. 
  28. Edad antigua (cronología)
  29. William W. Hallo & William Kelly Simpson. The Ancient Near East: A History, Holt Rinehart and Winston Publishers, 1997.
  30. Jack Sasson. The Civilizations of the Ancient Near East, Nova York, 1995
  31. Marc Van de Mieroop. History of the Ancient Near East: Ca. 3000-323 B.C., Blackwell Publishers, 2003.
  32. «Acient Asian World». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  33. a b «Internet Medieval Sourcebook Project». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  34. «The Online Reference Book of Medieval Studies». Archivado desde el original el 30 de noviembre de 2015. Consultado el 29 de abril de 2009. 
  35. Fran Rees: Johannes Gutenberg: inventor of the printing press (112 páginas), 2005. ISBN 0-7565-1862-8
  36. «Jacob Burckhardt (1878), The Civilization of the Renaissance in Italy, S. G. C. Middlemores. ISBN 0-14-044534-X». Archivado desde el original el 30 de noviembre de 2015. Consultado el 29 de abril de 2009. 
  37. «The Cambridge Modern History. Vol 1: The Renaissance (1902)». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  38. Grant, Edward. The Foundations of Modern Science in the Middle Ages: Their Religious, Institutional, and Intellectual Contexts. Cambridge: Cambridge Univ. Pr., 1996.
  39. Rice, Eugene, F., Jr. The Foundations of Early Modern Europe: 1460-1559. W. W. Norton & Co., 1970.
  40. «Charles. Understanding the Industrial Revolution (2000). Online edition». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  41. «Reuters - The State of the World. The story of the 21st century». Archivado desde el original el 30 de noviembre de 2015. Consultado el 29 de abril de 2009. 
  42. «Scientific American Magazine, "The Climax of Humanity"». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  43. «Origins of Modern Humans: Multiregional or Out of Africa? por Donald Johanson». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  44. José Antonio Chamizo Guerrero. Ciencias naturales, Historia del mundo y Desarrollo Humano. ISBN 970-18-9991-1
  45. «Evolving in their graves: early burials hold clues to human origins - research of burial rituals of Neanderthals.». Archivado desde el original el 28 de junio de 2012. Consultado el 29 de abril de 2009. 
  46. «El descubrimiento del fuego por parte del hombre.». Archivado desde el original el 30 de noviembre de 2015. Consultado el 29 de abril de 2009. 
  47. «Genetic Variation and Population Structure in Native Americans». Consultado el 29 de abril de 2009. 
  48. «Teoría del poblamiento de América por medio del Estrecho de Bering». Archivado desde el original el 16 de diciembre de 2007. Consultado el 29 de abril de 2009. 
  49. Danilo J. Anton: Diversidad, globalización y la sabiduría de la naturaleza (302 páginas), 2000. ISBN 0-88936-885-6,
  50. a b c «El Mesolítico». Consultado el 1 de mayo de 2009. 
  51. «El Mesolítico, la Prehistoria y la Historia». Archivado desde el original el 28 de junio de 2012. Consultado el 1 de mayo de 2009. 
  52. «Las antiguas culturas en el Mesolítico». Consultado el 1 de mayo de 2009. 
  53. «El Neolítico». Consultado el 1 de mayo de 2009. 
  54. «La cultura Aziliense». Consultado el 1 de mayo de 2009. 
  55. «El Antiguo Egipto, ¿Un imperio muy poderoso?». Consultado el 3 de mayo de 2009. 
  56. «¿Qué pasó durante la revolución Neolítica?». Archivado desde el original el 30 de noviembre de 2015. Consultado el 3 de mayo de 2009. 
  57. Peter Bellwood: First farmers: the origins of agricultural societies. Blackwell Publishers, 2004. ISBN 0-631-20566-7
  58. «Museo Mundial del Hombre, la etapa Neolítica». 2005. Consultado el 3 de mayo de 2009. 
  59. «La evolución de la Agricultura». Consultado el 3 de mayo de 2009. 
  60. Oliphant, Margaret (1992). The Atlas of the Ancient World: Charting the Great Civilizations of the Past. Ebury. ISBN 0-09-177040-8. 
  61. Brinton, Crane (1984). A History of Civilization: Prehistory to 1715 (6ta. Edición edición). Englewood Cliffs, N.J.: Prentice-Hall. ISBN 0-13-389866-0. 
  62. Chisholm, kane (1991). Early Civilization. Englewood Cliffs, N.J.: Usborne. ISBN 1-58086-022-2. 
  63. Gordon Childe acuñó los términos de «revolución neolítica» y «revolución urbana», que enfatizan la relevancia de los procesos de transformación, por encima de las características que definen un período de una manera estándar.
  64. Ángeles González, María; Patricia van Rhijn (Septiembre de 1994). «1». Historia universal desde comienzos del hombre (1ra. edición edición). pp. 21, 22. ISBN 970-18-8903-7. 
  65. Marcel Mazoyer, y Laurence Roudart: A history of world agriculture: from the neolithic age to the current crisis. Nueva York: Monthly Review Press, 2006. ISBN 1-58367-121-8
  66. «La agricultura desde hace diez mil años...». 2005. Consultado el 3 de mayo de 2009. 
  67. Wordpress. «Los cambios que la tecnología le ha provocado a la sociedad». Consultado el 17 de mayo de 2009. 
  68. Ángeles González, María; Rhijn van Patricia (Septiembre de 1994). «3». Historia universal desde comienzos del hombre (1ra. edición edición). p. 35. ISBN 970-18-8903-7. 
  69. Ángeles González, María; Rhijn van Patricia (Septiembre de 1994). «10». Historia universal desde comienzos del hombre (1ra. edición edición). p. 126. ISBN 970-18-8903-7. 
  70. Ángeles González, María; Rhijn van Patricia (Septiembre de 1994). «10». Historia universal desde comienzos del hombre (1ra. edición edición). p. 124. ISBN 970-18-8903-7. 
  71. Ángeles González, María; Rhijn van Patricia (Septiembre de 1994). «10». Historia universal desde comienzos del hombre (1ra. edición edición). p. 123. ISBN 970-18-8903-7. 
  72. Ángeles González, María; Rhijn van Patricia (Septiembre de 2003). «10». Cronología y supersticiones históricas (1ra. edición edición). p. 124. ISBN 970-18-8903-7. 
  73. Rossabi, 1988, p. 115
  74. Rossabi, 1988, p. 76
  75. Ebrey (1999), 190–1.
  76. Gascoigne (2003), 151.
  77. Ebrey (1999), 191.
  78. Kamat.com
  79. McNeill, Willam H. [1967]. «In The Beginning», A World History, 4th ed.. New York: Oxford University Press, 1999, p. 15. ISBN 0-19-511615-1.
  80. a b Leick, Gwendolyn (2002). «Eridu». Mesopotamia: la invención de la ciudad. Barcelona: Rubí. ISBN 84-493-1275-2. 
  81. Margueron, Jean-Claude (2002). «El dominio del agua». Los mesopotámicos. Fuenlabrada: Cátedra. ISBN 84-376-1477-5. 
  82. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Ubaid
  83. Asimov, Isaac (1986). «Los sumerios - Las grandes invenciones». El Cercano Oriente. Madrid: Alianza Editorial. ISBN 788420637457 |isbn= incorrecto (ayuda). 
  84. Margueron, Jean-Claude (2002). «La pujante civilización de Uruk». Los mesopotámicos. Fuenlabrada: Cátedra. ISBN 84-376-1477-5. 
  85. Margueron, Jean-Claude (2002). «El utillaje de la vida diaria: piedra y metal». Los mesopotámicos. Fuenlabrada: Cátedra. ISBN 84-376-1477-5. 
  86. Margueron, Jean-Claude (2002). «Las primeras utilizaciones de los metales». Los mesopotámicos. Fuenlabrada: Cátedra. ISBN 84-376-1477-5. 
  87. Leick, Gwendolyn (2002). «Shuruppak». Mesopotamia: la invención de la ciudad. Barcelona: Rubí. 84-493-1275-2. 
  88. Liverani 2004



    pag. 187Liverani2004
  89. Chiara Dezzi Bardeschi - Mesopotamia. La culla della civiltà p. 36.
  90. a b Leick, Gwendolyn (2002). «Akkad». Mesopotamia: la invención de la ciudad. Barcelona: Rubí. ISBN 84-493-1275-2. 
  91. a b c Garelli, Paul (1974). «El Imperio de Ur y su herencia». El Próximo Oriente asiático. Barcelona: Labor. ISBN 84-335-9310-2. 
  92. Margueron, Jean-Claude (2002). «Las época de las dinastías amorritas». Los mesopotámicos. Fuenlabrada: Cátedra. ISBN 84-376-1477-5. 
  93. Lévêque, Pierre (1991). Las primeras civilizaciones. 1. De los despotismos orientales a la ciudad griega. Akal. pp. 241-244. ISBN 978-84-76006757. 
  94. Cicerón, In C. Verrem II 4.61, Appian, Syriaca VIII 49, XI 70, Justino, Historiarum Philippicarum T. Pompeyo Trogo XL 2.2 (dice que Antíoco IX fue su padre). Ver: C.J. Bennett, art. Cleopatra Selene queen of Syria, in Egyptian Royal Genealogy, 2002-2008 (n. 28).
  95. Apiano, Syriaca VIII 49, Justin, Historiarum Philippicarum T. Pompeii Trogi XL 2.2.
  96. «The British Empire in 1924»
  97. a b «Mongolia se encomienda a Gengis Jan». El País 18.08.2007. 2007. Consultado el 19 de junio de 2008. 
  98. Díaz Ibáñez, Jorge (2009). La China imperial en su contexto medieval (siglos III-XVII). Madrid: Arco Libros. p. 55. ISBN 847635777X. «El imperio mongol de los siglos XIII-XIV fue el más extenso que jamás haya existido.» 
  99. Finlay, Pilgrim Art, p. 151
  100. Ferguson, Niall (2004). Empire, The rise and demise of the British world order and the lessons for global power (en inglés). Basic Books. ISBN 0-465-02328-2. 
  101. http://web.archive.org/web/http://www.eeb.uconn.edu/people/turchin/PDF/Latitude.pdf
  102. Encyclopaedia Iránica. R. N. Frye. Pueblos de Irán. (en inglés)
  103. Irán en la historia, por Bernard Lewis
  104. "Qajar Dynasty", Encyclopædia Britannica
  105. Islamic Revolution, Iran Chamber.
  106. Islamic Revolution of Iran, MS Encarta. Archived 2009-10-31.
  107. The Islamic Revolution, Internews.
  108. Iranian Revolution.
  109. Iran Profile, PDF.
  110. The Shah and the Ayatollah: Iranian Mythology and Islamic Revolution (Hardcover), ISBN 0-275-97858-3, by Fereydoun Hoveyda, brother of Amir Abbas Hoveyda.
  111. a b John Channon & Robert Hudson, Penguin Historical Atlas of Russia (Penguin, 1995), p.16.
  112. Bushkovitch, Paul. A Concise History of Russia. Cambridge University Press. 2011.
  113. Paul Robert Magocsi, Historical Atlas of East Central Europe (1993), p.15.
  114. «Civilization in Eastern Europe Byzantium and Orthodox Europe». Archivado desde el original el 30 de noviembre de 2015. 
  115. Рыбаков, 1982, p. 547.
  116. Yury Dolgoruky in Grand Soviet Encyclopedia
  117. Bridget O'Laughlin (1975) Marxist Approaches in Anthropology Annual Review of Anthropology Vol. 4: pp. 341–70 (October 1975) (doi:10.1146/annurev.an.04.100175.002013).
    William Roseberry (1997) Marx and Anthropology Annual Review of Anthropology, Vol. 26: pp. 25–46 (October 1997) (doi:10.1146/annurev.anthro.26.1.25)
  118. The red blues — Soviet politics por Brian Crozier, National Review, 25 de junio de 1990.
  119. Country Profile: Russia Foreign & Commonwealth Office of the United Kingdom.
  120. Bryce, 2001, pp. 61-66; Freu y Mazoyer, 2007a, pp. 33-35.
  121. Bryce, 2001, pp. 67 y 89.
  122. National Geographic [1] Una mirada a las tumbas de Stonehenge".
  123. Viñas, Antonio (1 de enero de 2007). Instituciones políticas y sociales de Roma: monarquía y república. Librería-Editorial Dykinson. ISBN 9788498490046. Consultado el 12 de noviembre de 2015. 
  124. MacGeorge, Penny (2002). Late Roman Warlords. Oxford University Press. pp. 111-113. ISBN 0-19-925244-0. Consultado el 23 de septiembre de 2013. 
  125. http://www.roman-emperors.org/nouest4.htm
  126. Hans A. Schmitt (1983). Germany Without Prussia: A Closer Look at the Confederation of the Rhine German Studies Review 6, Nº 4, pp. 9-39.
  127. Case, 1902, pp. 139–140
  128. Case, 1902, p. 140
  129. Constitución alemana de 1871 (en alemán)
  130. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas tratados
  131. «Tratado de Lisboa: la Unión Europea en el Mundo». Portal de la Unión Europea. 2009. Consultado el 26 de octubre de 2011. 
  132. El material del yacimiento de Merimde, El Fayum y el-Omari revelan que el Bajo Egipto era "el lugar era un centro comercial estratégico para las relaciones entre el Oriente Próximo y el valle del Nilo, y que también hacía de intermediario entre las culturas primitivas del Alto Egito y aquellas otras regiones distantes" ("Egipto. El mundo de los faraones", de varios autores, editado por Regine Schulz y Matthias Seidel, Editorial Könemann, impreso en Alemania, Año 2004, ISBN 3-8331-1106-2, página 11). La misma fuente añade: "Se han registrado pruebas importantes de los contactos con el Oriente Próximo. Así, por ejemplo, se han hallado barritas de terracota que son similares a los clavos de barro cocido usados en Mesopotamia en la era de Uruk para decorar los templos".
  133. Véase "Egipto. El mundo de los faraones", de varios autores, editado por Regine Schulz y Matthias Seidel, Editorial Könemann, ISBN 3-8331-1106-2, páginas 272-273. También el artículo "Los Faraones Negros", de Robert Draper, publicado en Revista "National Geographic" en español, edición de febrero de 2008, Páginas 22-46.
  134. Francisco Marco Simón, Francisco Pina Polo, José Remesal Rodríguez. Repúblicas y ciudadanos: modelos de participación cívica en el mundo antiguo. 
  135. «Cartago». Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano de Literatura, Ciencias y Artes 4. Barcelona: Montaner y Simón Editores (texto de dominio público). 1887–1910. }
  136. Isaac Asimov: La República Romana, pág. 45
  137. Brendan M. Lynch (22-Mar-2010). «University of Kansas researcher investigates mysterious stone spheres in Costa Rica». Consultado el 24 de marzo de 2010. 
  138. Zapp, Ivar (1998). «Atlantis in America: Navigators of the Ancient World». Publisher Adventures Unlimited Press. ISBN 0932813526. 
  139. Fonseca Zamora, Oscar (1992). Historia antigua de Costa Rica: surgimiento y caracterización de la primera civilización costarricense. Universidad de Costa Rica. ISBN 9977-67-192-3. 
  140. «Archaeologists shed new light on Americas’ earliest known civilization». Northern Illinois University. 2004-12-22. Consultado el 1 de febrero de 2007. 
  141. {{cita publicación|autor=Wade, L.|fecha=7 de enero de 2014|título=Searching for the Amazon's Hidden Civilizations|publicación=Science News
  142. Mann, Charles (2005). 1491: New Revelations of the Americas Before Columbus. University of Texas. p. 296. ISBN 1-4000-3205-9. 

Enlaces externos[editar]


Error en la cita: Existen etiquetas <ref> para un grupo llamado «nota», pero no se encontró la etiqueta <references group="nota"/> correspondiente, o falta la etiqueta </ref> de cierre