Reinos Combatientes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El periodo de los Reinos Combatientes (chino simplificado 战国时代, chino tradicional 戰國時代, pinyin Zhànguó Shídài) tuvo lugar en la franja de tiempo que comenzó en algún punto del siglo V a. C. y que acabó en la unificación de China por la dinastía Qin en el 221 a. C. Normalmente es considerado como la segunda parte de la dinastía Zhou oriental, siguiendo al periodo de las Primaveras y Otoños. Al igual que en este último, el rey de Zhou actuó meramente como un emperador títere. El nombre de periodo de los Reinos Combatientes proviene del Registro de los Reinos Combatientes compilado en los primeros años de la dinastía Han. La fecha del comienzo del periodo de los Reinos Combatientes esta en disputa. Mientras frecuentemente se cita el 475 a. C. como dicha fecha, siguiendo al periodo de las Primaveras y Otoños, en otras ocasiones se menciona el 403 a. C., la fecha de la tripartición del estado de Jin, como el comienzo de este periodo.

El periodo de los Reinos Combatientes, en contraste al periodo de las Primaveras y Otoños, fue un periodo en el que los señores de la guerra regionales anexaron estados más pequeños a su alrededor y consolidaron su mandato. El proceso comenzó en el periodo de las Primaveras y Otoños, y por el siglo III a. C., siete grandes estados habían alcanzó cierta prominencia. Estos Siete Reinos Combatientes (戰國七雄, Zhànguó Qīxióng, literalmente, "Los siete héroes entre los reinos combatientes") eran Qi (齊), Chu (楚), Yan (燕), Han (韓), Zhao (趙), Wei (魏) y Qin (秦). Otra señal de este desplazamiento en el poder fue un cambio en los títulos: los señores de la guerra aún se consideraban duques (公 gōng) del rey de la dinastía Zhou, pero empezaron a llamarse a sí mismos reyes (王 wáng), para implicar el significado de que se tenían como iguales del rey de Zhou.

Los Reinos Combatientes en el 260 a. C.

El periodo de los Reinos Combatientes presenció la proliferación de los trabajos con el hierro en China, reemplazando al bronce como el metal dominante usado en la maquinaria de guerra. Áreas tales como Chu (actual Sichuan) y Yue (actual Zhejiang) fueron atraídas hacía las esfera cultural china durante este periodo. Las murallas construidas por los estados para mantener alejadas a las tribus nómadas del norte y a los otros estados fueron los precursores de la Gran Muralla China. Diferentes filosofías evolucionaron hacia las Cien escuelas del pensamiento, incluyendo el Confucianismo, Taoísmo, Legismo y Mohismo. El comercio también alcanzó una importante relevancia, y algunos mercaderes alcanzaron un poder considerable en la política de gobierno. Las tácticas militares también cambiaron. A diferencia del periodo de las Primaveras y Otoños, la mayoría de los ejércitos en el periodo de los Reinos Combatientes, hacían un uso combinado de la infantería y caballería, y los carruajes fueron cayendo en desuso progresivamente.

El colapso de Jin[editar]

En el periodo de las Primaveras y Otoños, el estado de Jin (晉) era indiscutiblemente el estado más poderoso en China. Sin embargo, al llegar el fin de dicho periodo, el poder de la familia gobernante se debilitó, cayendo gradualmente Jin bajo el control de seis grandes familias. Al comenzar el periodo de los Reinos Combatientes, después de numerosas luchas por el poder, quedaron cuatro familias, Zhi, Wei, Zhao y Han, siendo la familia Zhi la que tenía el control del estado de Jin. Zhi Yao (智瑶), él último jefe de la familia Zhi, intentó formar una coalición con las familias Wei y Han para acabar con los Zhao. Sin embargo, a causa de la arrogancia de Zhi Yao y su falta de respeto hacia las otras familias, los Wei y Han se aliaron secretamente con los Zhao, y conjuntamente lanzaron una ataque sorpresa que aniquiló a los Zhi.

En el 403 a. C., las tres grandes familias de Jin, con la aprobación del rey Zhou, dividieron Jin en tres estados, el estado de Han, el estado de Zhao y el estado de Wei. Los tres jefes de cada familia recibieron el título de marqués (侯), y debido a que los tres estados eran originariamente parte de Jin, fueron llamados también los Tres Jin. El estado de Jin siguió existiendo en un pequeño resquicio de territorio hasta el 376 a. C., cuando se dividió entre los Tres Jin.

En el 389 a. C. se produjo un cambio de gobierno en Qi. La familia Tian (田) tomó el control del estado de Qi y recibieron el título de duques. El antiguo estado de Qi de la familia Jian (姜) continuó existiendo, al igual que el estado de Jin, en un pequeño territorio hasta el 379 a. C., cuando finalmente fue absorbido en el estado de Qin de los Tian.

La temprana lucha entre Wei, Han, Zhao, Qi y Qin[editar]

En el 371 a. C., la marquesa Wu de Wei, falleció sin nombrar a un sucesor, causando que Wei se sumergiera en una guerra interna por la sucesión. Después de tres años de guerra civil, Zhao y Han, intuyendo que había una oportunidad, invadieron Wei. Al borde de conquistar Wei, los líderes de Zhao y Han no se pusieron de acuerdo en qué hacer con Wei y ambos ejércitos se retiraron misteriosamente. Como resultado, el rey Hui de Wei (que era todavía un marqués en aquel momento) consiguió ascender al trono de Wei.

En el 354 a. C., el rey Hui de Wei inició un ataque a larga escala sobre Zhao, lo cual piensan algunos historiadores fue para vengar la casi destrucción de Wei en la anterior invasión. Por el 353 a. C., Zhao estaba perdiendo terriblemente, y una de sus mayores ciudades, Handan (邯鄲) - una ciudad que eventualmente se convertiría en la capital de Zhao - estaba siendo asediada. Como resultado, el vecino estado de Qi decidió ayudar a Zhao. La estrategia que Qi usó, sugerida por el famoso táctico Sun Bin (孫臏) que en aquel momento era consejero del ejército de Qi, fue atacar el territorio de Wei mientras el principal ejército Wei estaba ocupado asediando Zhao, forzando a Wei a retroceder. La estrategia fue un éxito, el ejercitó Wei volvió atrás apresuradamente, y se encontró a medio camino a Qi, lo que culminó en la batalla de Guiling (桂陵之戰) donde Wei sufrió una derrota decisiva. Este evento dio lugar a la famosa frase "圍魏救趙" que significa "Atacar a Wei para salvar a Zhao".

Alrededor del 359 a. C., Shang Yang (商鞅), un ministro del estado de Qin, inició una serie de reformas que hicieron que Qin pasará de ser un estado de segunda a un estado que sobrepasó a los otros seis en cuanto a poder. Se considera de forma general que éste es el punto donde Qin comenzó a ser el estado dominante en China.

En el 341 a. C., Wei atacó a Han, y Qi se interpuso de nuevo. Los dos generales que participaron en la anterior batalla de Guiling se encontraron otra vez, y debido a la brillante estrategia de Sun Bin, Wei fue de nuevo derrotado de forma contundente en la batalla de Maling (馬陵之戰).

La situación de Wei tomó un giro aun peor cuando Qin, aprovechándose de la serie de derrotas frente a Qi, atacó Wei en el 340 a. C. bajo el consejo de Shang Yang. Wei fue derrotado de forma devastadora y forzado a ceder una gran porción de su territorio para conseguir una tregua. Esto dejó vulnerable a su capital Anyi, así que Wei se vio obligado también a mover su capital a Daliang.

Después de esta serie de eventos, Wei quedó severamente debilitado, convirtiéndose Qi y Qin en los dos estados dominantes en China.

El ascenso de los reinos[editar]

En el 334 a. C., los gobernantes de Wei y Qi acordaron reconocerse mutuamente como reyes, formalizando la independencia de los estados y la falta de poder del trono de Zhou desde el comienzo de la dinastía Zhou oriental. El rey de Wei y el rey de Qi se unieron a las filas del rey de Chu, cuyos predecesores habían sido reyes desde el periodo de las Primaveras y Otoños. A partir de este punto, todos los otros estados declararon eventualmente su reinado, representando el comienzo del fin de la dinastía Zhou.

En el 325 a. C., el gobernante de Qin se autoproclamó rey. Posteriormente hicieron lo mismo los gobernantes de Han y Yan (323 a. C.), el gobernante de Song (318 a. C.), y por último el gobernante de Zhao, que sostuvo su postura hasta el 299 a. C. cuando imitó a los otros reinos.

La expansión de Chu[editar]

En los comienzos del periodo de los Reinos Combatientes, Chu era uno de los estados más fuertes de China. Se elevó a un nuevo nivel alrededor del 389 a. C. cuando el rey de Chu nombró al famoso reformador Wu Qi (吳起) como su primer ministro.

Chu llegó a su cumbre en el 334 a. C. cuando ganó grandes extensiones de territorio. La serie de eventos que llevaron a esto comenzaron cuando Yue se preparó para atacar Qi. El rey de Qi envió un emisario que persuadió al rey de Yue para atacar Chu en su lugar. Yue inició un ataque a larga escala sobre Chu, pero fue derrotado de forma devastadora por el contraataque de Chu. Chu procedió entonces a conquista el estado de Yue.

La unificación de China[editar]

Hacía el final del periodo de los Reinos Combatientes, el estado de Qin se fue haciendo desproporcionadamente poderoso en comparación a los otros seis estados. Como resultado, las políticas de los seis estados de forma abrumadora se orientaron a tratar la amenaza Qin. Había dos bloques, el de la alianza Hezong (合縱/合纵 hézòng, "conexión vertical") que estaba formado por los reinos de Zhao, Qi, Wei, Chu, Yan y Han cuyos territorios, juntos, empezaban en el norte y acababan en el sur.[1] Por este motivo, se le llamaba a esta alianza "conexión vertical". Su objetivo era repeler el expansionismo Qin. El segundo bloque era la alianza Liangheng (連橫/连横 liánhéng, "conectados horizontalmente") que estaba formada por Qin y los reinos del centro y del oeste.[2] Hubo algunos éxitos iniciales en Hezong, aunque de forma eventual esta política fracasó. Qin explotó de forma repetida la estrategia Lianheng para derrotar a los estados uno a uno. Durante este periodo, muchos filósofos y estrategas viajaron a lo largo de los estados para recomendar a los gobernantes la puesta en práctica de sus ideas. Estos "grupos de presión" fueron famosos por su tacto e intelecto, y fueron conocidos colectivamente como Zonghengjia (縱橫家), tomando su nombre de las dos principales escuelas de pensamiento.

En el 316 a. C. Qin conquistó el área de Shu. Posteriormente fue conquistando cada uno de los otros estados, Han en el 230 a. C., Zhao y Wei en el 225 a. C., Chu en el 223 a. C., Yan 222 a. C., y en el 221 a. C. Qi, completando así la unificación de China e iniciando la dinastía Qin.

Reino Zhongshan[editar]

Un reino menos conocido es el enigmático reino Zhongshan, de la nacionalidad di del norte, del cual se supo su ubicación por las excavaciones de arqueólogos chinos en los años de 1974 a 1978 en el distrito de Pingshan de la provincia de Hebei, donde fueron halladas y exploradas 30 tumbas y construcciones, obteniéndose 19 000 objetos. Estuvo localizado históricamente entre los reinos combatientes Yan, Shao y Qi. Fue fundado el 414 a. C. en Gu, distrito de Dingshian. En el 409 a. C. fue exterminado por el reino de Wei. El príncipe Huan lo restauró e hizo su capital en Lingshou. En el 296 a. C. Zhongshan fue aniquilado por los reinos combatientes Zhao, Qi y Yan, repartiéndose entre ellos su territorio.

Por medio de las excavaciones se hallaron objetos culturales de la más alta calidad artística. Una piedra de 90 por 50 y 40 cm, grabada con 19 caracteres, que data de hace 2300 años, siendo por lo tanto más antigua que las piedras grabadas de la dinastía Qin, fue exhumada del mausoleo del rey Xi de Zhongshan y está exhibida en el Museo de Historia de China. En la misma tumba se encontraron más de dos mil bronces de fina factura, de los que destacan esculturas, lámparas y, de manera especial, dos vasijas, una cuadrada y otra redonda, además de un trípode con patas de hierro. El trípode tiene una inscripción de 469 caracteres, la más larga del periodo de los Reinos Combatientes; la vasija cuadrada tiene 450 y la redonda 204. Las inscripciones de estas dos contienen los nombres de los reyes de las seis generaciones del reino Zhongshan. También se hallaron dos jarras de bronce, con tapas herméticamente cerradas, conteniendo vino, quizás el más antiguo del mundo, que todavía conservaba su bouquet.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Zhang Huizhi 張撝之 y otros, Xuesheng gu hanyu cidian 学生古汉语词典, Shanghai, 2002, p.247
  2. Zhang Huizhi 張撝之 y otros, Xuesheng gu hanyu cidian 学生古汉语词典, Shanghai, 2002, p.247
  3. Shi Shuzhi. «El misterio del antiguo reino Zhongshan». El misterio del antiguo reino Zhongshan: recopilación de reliquias y hallazgos arqueológicos de China. Ediciones en Lenguas Extranjeras, Beijing (1983), pp. 20-28, 102 y 179.

Enlaces externos[editar]