Monarca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Corona del rey de España.[1]


El monarca (rey o reina, en la mayoría de los casos) es el jefe de Estado (algunas veces simbólico), de un país cuyo sistema de gobierno recibe el nombre de monarquía. Puede ser jefe de una etnia o de un país y a veces ostenta el papel de jefe de una Mancomunidad de Naciones. Quitando unos poquísimos casos, como los antiguos reyes de Polonia, que eran elegidos, es un título hereditario y no sometido a la aprobación popular. Aunque tradicionalmente han actuado como autócratas (en el sentido de concentrar en su persona todo el poder político y económico del país, caso de los antiguos regímenes de monarquía absoluta, en siglos anteriores, como el zar de Rusia, de la casa de Borbón o de los emperadores bizantinos), también han podido ser figuras de carácter ceremonial sin ningún poder real (caso del emperador de Japón), con el poder restringido a sus territorios patrimoniales (caso del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico o el rey de Francia en la Edad Media antes de que extendiera su autoridad a la totalidad del país), o con unos poderes más o menos limitados por una constitución, en cuyo caso se habla de monarca constitucional (caso del estatúder en los Países Bajos, el rey de España o el rey de Inglaterra).

Habiendo estado extendidos por casi todo el globo, el origen de los distintos regímenes monárquicos es a veces un tanto incierto, sobre todo por la antigüedad de muchos de ellos y por la carencia de fuentes relevantes que lo refieran; en estos casos, es relativamente común que la monarquía se asocie a alguna leyenda de carácter mítico, usualmente asociada a una intervención divina, (caso del emperador en Japón, supuesto descendiente de la diosa Amaterasu; y también de los emperadores julio-claudios de Roma, que decían descender de la diosa Venus). En muchos otros casos, existen abundantes fuentes documentales que describen la aparición de la monarquía, como por ejemplo en el advenimiento del régimen imperial romano y de su directo descendiente el Imperio bizantino, en el establecimiento del Sacro Imperio Romano Germánico. De todas formas, dentro del contexto de las monarquías cristianas (que van desde el Bajo Imperio romano y el Imperio bizantino hasta los reyes de Francia, Inglaterra, Austria, España, entre otras) se extendió como había sido en la Edad Antigua, a modo de justificar el régimen, el concepto de monarquía divina, en virtud del cual el rey lo era por la gracia de Dios (derecho divino de los reyes), lo cual confería un carácter sagrado a la monarquía. Conceptos parecidos se empleaban en el Imperio chino, donde el emperador (el 'Hijo del Cielo'), ostentaba el llamado "mandato del Cielo", que lo habilitaba para gobernar.

La monarquía es mayoritariamente hereditaria y presuntamente perpetua, excepto en casos excepcionales como en la Ciudad del Vaticano, donde el monarca es un pontífice elegido por inspiración divina, por un grupo cerrado de personas que conforman el Colegio Cardenalicio. El modo de herencia más común ha sido de padres a hijos, por línea paterna; las monarquías matrilineales han sido algo excepcional. En algunas dinastías, las mujeres han podido gobernar, bien porque no hubiera ningún hermano varón, bien porque ellas fueran las primogénitas; ello, empero, dependía de las tradiciones de la propia dinastía: por ejemplo, la dinastía Capeto de Francia, se regía por la Ley Sálica que impedía gobernar a las mujeres, mientras que la Casa de Trastámara de Castilla no lo hacía, y algunas mujeres pudieron llegar al poder.

Los monarcas pueden recibir distintos títulos, como rey / reina, emperador / emperatriz, gran duque / gran duquesa, príncipe/princesa, papa (con dignidad religiosa), rara vez se les denomina caudillo; en algunas civilizaciones americanas cacique (sobre todo de carácter tribal), Pishin (en las culturas mayas), Inca (en el imperio inca). Existen además términos específicos para los monarcas de algunos estados, derivados de los idiomas locales o de adaptaciones lingüísticas, como zar (de Rusia, de Bulgaria), faraón (de Egipto), sah (de Persia), kan (o Khan, para los pueblos tártaros). Los monarcas de los estados gobernados por la ley islámica eran llamados sultanes, y si estaban investidos de la suprema autoridad religiosa, califa (que significa algo así como "representante del profeta" o comendador de los creyentes). En la antigua Grecia, los monarcas recibían el título de tirano o basileo; éste último fue retomado por los emperadores bizantinos. Los términos príncipe y princesa provienen del latín princeps, primer ciudadano; fue el título empleado durante el Alto Imperio romano por los emperadores (a su vez, emperador viene del latín imperator, título militar equivalente a "soberano" o jefe del Ejército). Algunos monarcas soberanos, sobre todo de Italia, mantuvieron el título de príncipe, y en ciertos países como en Francia fue empleado como título nobiliario; en otros casos se destinó a los hijos, descendientes o herederos del monarca (príncipe de Asturias, príncipe de Gales, príncipe de Orange, entre otros). Nótese que en algunos países europeos, asiáticos y africanos un "rey" es el jefe de Estado de una nación-estado, pero en otros países, el rey puede que sea el jefe de una tribu, y que no se corresponda con un Estado independiente.

Antiguamente, y aún en algunas naciones monárquicas actuales, solían atribuirse al monarca, poderes divinos (por ejemplo, los monarcas ungidos de Israel, e Inglaterra, supuestamente podían curar a los enfermos imponiendo las manos), como una muestra de que eran elegidos o enviados de Dios para gobernar.

Origen del término[editar]

La palabra monarca, en latín monarcha, proviene de la griega μονάρχης, monárkhēs (de monos, μόνος, "uno/singular", y ἄρχω, árkhō, "gobernar" (compárese con archon, ἄρχων, "liderar/gobernar/mandar")) la cual se refería a un solo gobernante absoluto, al menos nominalmente hablando.

Por su parte el término “rey” en el español moderno deriva del latín “rex” con igual significado, y de forma análoga la palabra “reino” del latín “regnum”. Todas estas provienen a su vez de la raíz indoeuropea  “reg” que significa regir o gobernar además de referir al lado derecho o recto del cuerpo, razón por la cual se conserva en la etimología del término para diestro de algunas lenguas germánicas.

En hebreo el término para rey es mé·lekj. Uno de los monarcas más antiguos, Nemrod, es mencionado por la biblia (Gé 10:8-12.) y numerosas tradiciones antiguas.[2]

Sucesión.[editar]

Salón del Trono del Palacio Real de Madrid.

El sistema de sucesión al trono no es igual en todas las monarquías. Tradicionalmente, lo más común es que el sucesor de un rey sea su hijo primogénito varón; en caso de que no los tuviera, le sucedería su hija mayor o algún familiar de sexo masculino, dependiendo de si la monarquía permite a las mujeres reinar, e incluso que la sucesión pase por una rama femenina del linaje.

Algunas monarquías han abolido esta preferencia por los hombres, y es el hijo primogénito del monarca, varón o mujer, quien sucede al rey.

En España, fue abolida en 1830 la ley sálica que impedía reinar a las mujeres, pero sigue existiendo una preferencia por los hombres en la sucesión al trono. Felipe VI sucedió al rey Juan Carlos I, a pesar de tener dos hermanas mayores que él.

También han existido algunos monarcas electos, como los papas, los reyes de Polonia, y dictadores que se han declarado líderes de una monarquía autoproclamada.[3]

Monarcas actuales[editar]

Monarcas de Europa[editar]

Monarcas de Asia[editar]

Monarcas de África[editar]

Monarcas de Oceanía[editar]

Lista de monarcas por año de ascensión[editar]

  1. Rey Bhumibol Adulyadej de Tailandia (1946)
  2. Reina Isabel II de Antigua y Barbuda, Australia, Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Granada, Jamaica, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Islas Salomón, Tuvalu y el Reino Unido (1952)
  3. Sultán Muda Hassanal Bolkiah de Brunéi (1967)
  4. Sultán Qabus ibn Sa'id Al Sa'id de Omán (1970)
  5. Reina Margarita II de Dinamarca (1972)
  6. Rey Carlos XVI Gustavo de Suecia (1973)
  7. Rey Mswati III de Suazilandia (1986)
  8. Emperador Akihito de Japón (1989)
  9. Príncipe Juan Adán II de Liechtenstein (1989)
    1. Príncipe Luis, regente de Liechtenstein (2004)
  10. Rey Harald V de Noruega (1991)
  11. Rey Letsie III de Lesoto (1996)
  12. Rey Abdalá II de Jordania (1999)
  13. Rey y Emir de los Creyentes Mohamed VI de Marruecos (1999)
  14. Gran Duque Enrique de Luxemburgo (2000)
  15. Rey Hamad bin Isa al Jalifa de Bahréin (2002)
  16. Copríncipes de Andorra: Joan Enric Vives Sicilia (2003) y François Hollande (2012)
  17. Rey Norodom Sihamoní de Camboya (2004)
  18. Presidente Jalifa II bin Zayed Al Nahayan de los Emiratos Árabes Unidos. Emir de Abu Dabi (2004)
    1. Emir Saud bin Saqr Al Qasimi, de Ras al-Jaima, Emiratos Árabes Unidos (1996)
    2. Emir Sultán III bin Mohamed Al Qasimi, de Sarja, Emiratos Árabes Unidos (1987)
    3. Emir Hamad bin Mohamed Al Sharqi, de Fuyaira, Emiratos Árabes Unidos (1974)
    4. Emir Humaid V bin Rashid Al Nuaimi, de Ajmán, Emiratos Árabes Unidos (1981)
    5. Primer Ministro, Emir Mohamed bin Rashid Al Maktum, de Dubái, Emiratos Árabes Unidos (2006)
    6. Emir Saud bin Rashid Al Mu'alla, de Umm al-Qaywayn, Emiratos Árabes Unidos (2009)
  19. Príncipe Alberto II de Mónaco (2005)
  20. Rey Jigme Khesar Namgyal Wangchuck de Bután (2006)
  21. Emir Sabah Al-Ahmad Al-Yaber Al-Sabah de Kuwait (2006)
  22. O le Ao o le Malo (Jefe de Estado de Samoa) Tupuola Efi (2007)
  23. Gran Maestre Fra' Matthew Festing de Malta (2008)
  24. Yang di-Pertuan Agong (Jefe de Estado de Malasia) Abdul Halim Muadzam Shah (2011). Sultán de Kedah (1958)
    1. Sultán Ahmad Shah, de Pahang, Malasia (1974)
    2. Sultán Mohamed V, de Kelantan, Malasia (2010)
    3. Sultán Ibrahim Ismail, de Johor, Malasia (2010)
    4. Sultán Nazrin Shah, de Perak, Malasia (2014)
    5. Sultán Mizan Zainal Abidin, de Terengganu, Malasia (1998)
    6. Rajá Sirajuddin, de Perlis, Malasia (2000)
    7. Sultán Sharafuddin Idris Shah, de Selangor, Malasia (2001)
    8. Yang di-Pertuan Besar Muhriz, de Negeri Sembilan, Malasia (2008)
  25. Rey Tupou VI de Tonga (2012)
  26. Papa Francisco. Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano (2013)
  27. Rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos (2013)
  28. Emir Tamim Al Zani de Catar (2013)
  29. Rey Felipe de los Belgas (2013)
  30. Rey Felipe VI de España (2014)
  31. Rey Salmán de Arabia Saudita (2015)

Monarcas que no ostentan la Jefatura de un Estado Soberano[editar]

Cronologías de monarquías reinantes[editar]

África[editar]

Asia[editar]

Europa[editar]

Oceanía[editar]

Cronologías de monarquías desaparecidas[editar]

Europa[editar]

Asia[editar]

África[editar]

América[editar]

Oceanía[editar]

Reyes de Israel y Judá[editar]

Emperadores Romanos de Oriente (Bizantinos)[editar]

Emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico[editar]

Estados Cruzados (Monarquías de origen europeo instauradas en el Medio Oriente entre los Siglos XII y XIV)[editar]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]