Príncipe de Asturias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Princesa de Asturias
Escudo de Leonor, Princesa de Asturias.svg
Escudo de armas
Falta imagen mujer.svg
Titular
Leonor de Borbón y Ortiz
Desde el 19 de junio de 2014

Tratamiento Alteza Real[nota 1]
Residencia Pabellón del Príncipe
Designado por Nacimiento[2]
Duración Hasta su llamada al Trono o hasta el nombramiento de otro con mejor derecho
Primer titular Enrique de Castilla
Creación 1388
Sitio web www.casareal.es
[editar datos en Wikidata]

Príncipe de Asturias fue el título del heredero de la Corona de Castilla y, con la unión de los reinos peninsulares, el principal de los que ostenta el heredero de la Corona de España.[3] Como tal está reconocido en la Constitución española de 1978:

Artículo 57. [...]

2. El Príncipe heredero, desde su nacimiento o desde que se produzca el hecho que origine el llamamiento, tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y los demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona de España.[2]

Su origen se remonta a 1388, cuando Juan I de Castilla concedió la dignidad a su primogénito Enrique. En un intento por superar la lucha dinástica entre las casas castellanas de Borgoña y Trastámara, se recurrió al principado, figura ya consagrada en Aragónprincipado de Gerona—, Inglaterraprincipado de Gales— o Franciadelfinado de Vienne—.[4]

Con la unión dinástica entre Castilla y Aragón, el título se incorporó a los generales de la monarquía, acumulando el príncipe heredero los de príncipe de Asturias, de Gerona, de España y del Nuevo Mundo, y siendo titulado ya en tiempos de la Casa de Austria «príncipe de estos Reynos, príncipe de las Españas y del Nuevo Mundo».[5] A partir de 1705, con el advenimiento de la Casa de Borbón-Anjou, se promovió el título a raíz de la ayuda decisiva de Castilla a los borbones en la Guerra de Sucesión.[6] A inicios del siglo xix, el primer proyecto constitucional conservó por costumbre el título al heredero de la Corona, pero en las siguientes Cartas Magnas se eliminó la equiparación del título con la dignidad de heredero de la Corona;[7] tras diversos cambios en las sucesivas Constituciones,[8] se empleó en la segunda mitad de siglo, en la primera del xx y, finalmente, con la restauración de la monarquía, esta vez parlamentaria, en 1978.[9]

Historia[editar]

Origen[editar]

Enrique de Castilla en una vidriera. Fue el primer príncipe de Asturias, proclamado en 1388.[4]

Los orígenes del Principado de Asturias se remontan a los primeros años del siglo XIV, cuando, en las llamadas Asturias de Oviedo, se constituyó el primer gran señorío nobiliario para don Rodrigo Álvarez, conde de Gijón y Noreña, que pasó a llamarse don Rodrigo Álvarez de las Asturias (utilizando en ocasiones el apellido «Álvarez-Nava», como equivalente al «Álvarez de las Asturias», por proceder don Rodrigo del solar de Nava, villa del Principado de Asturias). Al morir sin sucesión, legó su patrimonio a Enrique de Trastámara que, una vez rey, lo cedió a un hijo bastardo: Alonso Enríquez. Durante el reinado de Juan I, el conde de Noreña y Gijón protagonizó una serie de revueltas que decidieron al rey a confiscar el señorío e incorporarlo a la Corona.

El 8 de julio de 1388, fue acordado el tratado de Bayona entre Juan de Gante y Juan I de Castilla, estableciendo la reconciliación dinástica tras el asesinato del rey Pedro I. Por este tratado, Juan de Gante y su esposa Constanza renunciaban a los derechos sucesorios castellanos en favor del matrimonio de su hija Catalina con el primogénito de Juan I de Castilla, el futuro Enrique III, a quien se le otorgó como heredero la condición de príncipe de Asturias, de modo similar que en Inglaterra el heredero del trono era titulado Príncipe de Gales y en Francia Delfín.

E otrosí pusieron e ordenaron los dichos rey don Juan e duque de Alencastre en sus tratos que el dicho infante don Enrique oviese titulo de se llamar principe de Asturias e la dicha infanta doña Catalina, princesa.

El título de príncipe de Asturias en adelante sería ostentado por el heredero de la Corona de Castilla y de España. Pero en los primeros tiempos de la institución, el título de príncipe de Asturias no fue solo un simple título de honor, pues el territorio asturiano les pertenecía como patrimonio. La persona a la que se le otorgaba este título podía nombrar jueces, alcaldes, etc., que gobernaban el Principado en representación de su Señor. Luis Suárez indica que entre 1388 y 1495, no todos los herederos pueden ser considerados como príncipes de Asturias, ya que para todos ellos no hubo un acto formal por el que se hacía la concesión del señorío jurisdiccional. En concreto indica que sólo fueron príncipes de Asturias, el príncipe Enrique entre 1388-1390, el príncipe Enrique entre 1444-1453, y la princesa Isabel entre 1468-1474.[10] Esta situación cambió con los Reyes Católicos, que redujeron el título de Príncipe de Asturias a una condición honorífica, carácter que se mantuvo con los reyes de la Casa de Austria y con la dinastía de los Borbones.

La persona del príncipe de Asturias[editar]

Estandarte entre 2001 y 2014, establecido por Real Decreto 284/2001.[11]
Estandarte desde 2014, establecido por Real Decreto 979/2015.[12]

El príncipe de Asturias, como príncipe heredero, es el primero en la línea de sucesión al trono español, recibe el tratamiento de Alteza Real por Real Decreto 1368/1987[1] y ostenta los títulos inherentes a dicha posición, reconocidos en el artículo 57.1 de la Constitución,[2] y que simbolizan la unión dinástica española.[9] Además del principal, el de príncipe de Asturias —como heredero de la Corona de Castilla, cuyo origen se remonta a 1388—,[4] encontramos los de:

Preside asimismo la Fundación Princesa de Asturias y la Fundación Princesa de Girona —fundaciones Príncipe de Asturias y Príncipe de Girona cuando el heredero es varón—.[15] [16]

Al alcanzar la mayoría de edad debe prestar ante las Cortes Generales juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las comunidades autónomas, así como el de fidelidad al rey, atendiendo al artículo 61 de la Constitución.[2] Este procedimiento se introdujo en 1978, ya que antes de la promulgación de la Carta Magna los príncipes de Asturias tenían que recibir el juramento de lealtad de las Cortes y no al revés.[17]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Alteza Real es el tratamiento protocolario que designa el Real Decreto 1368/1987.[1]

Referencias[editar]

  1. a b «Real Decreto 1368/1987, de 6 de noviembre, sobre régimen de títulos, tratamientos y honores de la Familia Real y de los Regentes». Boletín Oficial del Estado núm. 271, de 12 de noviembre de 1987 (Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado): 33717. 6 de noviembre de 1987. 
  2. a b c d Cortes Generales (27 de diciembre de 1978). «Constitución Española». Boletín Oficial del Estado núm. 311, de 29 de diciembre de 1978. Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado. 
  3. Coronas González, 2001.
  4. a b c Coronas González, 2001, p. 53.
  5. Coronas González, 2001, pp. 61-62.
  6. Coronas González, 2001, p. 64.
  7. Coronas González, 2001, pp. 67-68.
  8. Coronas González, 2001, p. 69.
  9. a b Coronas González, 2001, p. 73.
  10. Suárez Fernández, Luis (2000). «Primera etapa en la institución del Principado de Asturias». En Real Academia de la Historia. Boletín de la Real Academia de la Historia. CXCVII (III): 395. ISSN 0034-0626. 
  11. Ministerio de la Presidencia (16 de marzo de 2001). «Real Decreto 284/2001, de 16 de marzo, por el que se crea el guión y el estandarte de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, y se modifica el Reglamento de Banderas y Estandartes, Guiones, Insignias y Distintivos, aprobado por Real Decreto 1511/1977, de 21 de enero». Boletín Oficial del Estado núm. 66, de 17 de marzo de 2001: 9936-9937. 
  12. Ministerio de la Presidencia (30 de octubre de 2015). «Real Decreto 979/2015, de 30 de octubre, por el que se crean el Guión y el Estandarte de Su Alteza Real la Princesa de Asturias, y se modifica el Reglamento de Banderas y Estandartes, Guiones, Insignias y Distintivos, aprobado por Real Decreto 1511/1977, de 21 de enero». Boletín Oficial del Estado núm. 261, de 31 de octubre de 2015: 103585-103588. ISSN 0212-033X. 
  13. a b Anguera Nolla, 2008, p. 86.
  14. Ferrando Badía, 1990, p. 13.
  15. «Estatutos». Fundación Princesa de Asturias. Consultado el 21 de julio de 2016. 
  16. «Presidencia de Honor». Fundación Princesa de Girona. Consultado el 21 de julio de 2016. 
  17. «Leonor, la niña que empieza a ser princesa». RTVE. 19 de junio de 2014. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]