Herodes I el Grande

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Herodes. Retrato de ficción del siglo XVIII.

Herodes (en hebreo הוֹרְדוֹס, Hordos; en griego Ἡρῴδης, Hērōdēs) más conocido como Herodes el Grande (en griego Μέγας ἡρῴδης) o Herodes I (probablemente en la región de Idumea, 73/74 a. C. – Jericó, región de Judea, 4 a. C.),[1] [2] [3] [4] [5] fue rey de Judea, Galilea, Samaria e Idumea entre el 37 a. C. y el 4 a. C.[6] en calidad de vasallo de Roma.[7] [8] [9]

Fue conocido por sus proyectos constructivos colosales, entre los que están la expansión del Segundo Templo de Jerusalén (el Templo de Herodes), la construcción del puerto de Cesarea Marítima y las fortalezas de Masada y Herodión. Hay detalles de su biografía en la obra del historiador romano-judío del siglo I Flavio Josefo. Herodes también aparece en el Nuevo Testamento cristiano como el gobernante de Judea que ordenó la Matanza de los Inocentes (hecho de historicidad no probada)[10] [11] en la época del nacimiento de Jesús. Creó una nueva aristocracia prácticamente de la nada.[12] La historia de su legado ha suscitado opiniones diversas, de académicos que consideran su reinado un éxito y de los que lo consideran un gobernante tiránico.

En el año 3 a. C. el emperador Augusto dividió la región de Palestina entre los sucesores de Herodes I.[13] Herodes Arquelao fue nombrado etnarca de Judea y Samaria; Herodes Antipas fue nombrado tetrarca de Galilea y Perea; y Herodes Filipo fue nombrado tetrarca de Batanea, Gaulanítide, Traconítide y Auranítide.[13] Salomé, hermana de Herodes el Grande, recibió en el testamento de su hermano la toparquía de tres ciudades: Yavne (al norte de Gaza), Asdod (en Gaza)[14] y Fasayil (al este de Judea), lo que fue refrendado por Augusto.[15]

Biografía[editar]

Se suele aceptar que Herodes nació en torno al 74 a.C. en la región de Idumea, al sur de la región de Judea.[16] No obstante, algunos autores indican que nació en torno al 72 o al 71 a.C.[17] Era el segundo hijo de Antípatro de Idumea, un oficial de alto rango del reinado de Hircano II, y de Cipros, una mujer nabatea. El padre de Herodes era de un linaje edomita que se había convertido al judaísmo. Herodes fue criado como un judío.[18] [19] [20] [21] [22]

Como Antípatro era un súbdito leal de Hircano, su hijo Herodes fue nombrado gobernador de Galilea en el 47 a.C.. En ese momento Herodes tenía entre 25 y 28 años.[23] Su hermano mayor, Fasael, fue nombrado gobernador de Jerusalén. Herodes contaba con el respaldo de Roma, pero su brutalidad recibió la condena del Sanedrín.[24]

En el año 41 a.C., Herodes y su hermano Phasael fueron nombrados tetracas por el romano Marco Antonio. Ambos sustituyeron en el gobierno a Hircano II. Posteriormente, Antígono Matatías, sobrino de Hircano II, tomó el trono de su tío con la ayuda del Imperio parto. Herodes se marchó a Roma y pidió a los romanos que restaurasen a Hircano en el poder. Los romanos tenían un interés especial en Judea porque su general Pompeyo el Grande conquistó Jerusalén en el 63 a.C., llevando a la región al área de influencia romana.

En Roma, el Senado, de forma no prevista por Herodes, le nombró "rey de los judíos".[25] Josefo sitúa este evento en el año del consulado de Gneo Domicio Calvino y de Gayo Asinio Polión (40 a.C.), pero Apiano lo sitúa en el año 39 a.C.[26] Herodes regresó a Judea para tomar el trono de Antígono. Cerca del final de la campaña contra Antígono, Herodes se casó con la nieta de Hircano II, Mariamna, que también era sobrina de Antígono. Herodes intentó con ello asegurar su proclamación como monarca y ganarse el favor de los judíos. No obstante, Herodes ya tenía una esposa, Doris, y un joven hijo, llamado Antípater, y escogió desterrar a Doris y a su hijo.

Tras tres años de conflicto, Herodes y los romanos finalmente tomaron Jerusalén y Herodes entregó a Antígono a Marco Antonio para su ejecución. Herodes toma entonces el papel de único regente de Judea con el título de basileo (Βασιλεύς, "rey" en griego), fundando la dinastía herodiana y acabando con la dinastía asmonea. Josefo sitúa este hecho durante el consulado de Marco Vipsanio Agripa y de Lucio Caninio Galo, en el 37 a.C., pero también dice que ocurrió exactamente 27 años después de la toma de Jerusalén por parte de Pompeyo, lo que indica que pudo haber sido en el 36 a.C. Dion Casio informó de que el 37 a.C. "los romanos no lograron nada digno de mención" en la zona.[27] De acuerdo con Josefo, Herodes gobernó durante 37 años, 34 de los cuales fueron tras la toma de Jerusalén.

Como la familia de Herodes se había convertido al judaísmo, su faceta religiosa era cuestionada por algunos miembros de la sociedad judía.[28] Cuando Juan Hircano I conquistó la región de Idumea (la tierra de Edom bíblica) en torno al 140-130 a.C., solicitó la obediencia de los idumeos a la ley judía so pena de destierro; por lo que muchos idumeos se convirtieron al judaísmo y, por ende, se circuncidaron.[29] y muchos se casaron con judíos y adoptaron sus costumbres.[30] Aunque la propaganda de Herodes le describía como judío y estaba considerado como tal por muchos,[31] su identificación religiosa estaba puesta en duda por el decadante estilo de vida de los herodianos, lo que les hizo ganarse la antipatía de quienes más atendían al judaísmo.[32]

Posteriormente, ejecutó a varios miembros de su propia familia, incluida su mujer, Mariamna.[22]

Reinado[editar]

El reinado de Herodes marcó un nuevo comienzo en la historia de Judea. Judea había estado gobernada de forma autónoma por los reyes asmoneos desde el 140 a.C. hasta el 63 a.C. Los asmoneos mantuvieron sus títulos nobiliarios, pero fueron vasallos de Roma tras la conquista de Pompeyo del 63 a.C. Herodes derrocó al asmoneo Antígono en una guerra que duró del 40 al 37 a.C., y reinó bajo el control romano hasta su muerte, en el año 4 a.C., fundando a través de sus hijos la dinastía herodiana.

Herodes fue investido "rey de los judíos" por el Senado romano,[33] como vasallo del Imperio romano, para que apoyase los intereses de este. Poco después de comenzar su reinado, Herodes necesitó demostrar su valía como rey ante el nuevo emperador, Augusto (que todavía era conocido como Octavio), ya que él había mostrado previamente apoyo a su oponente, Marco Antonio. Herodes se ganó la confianza de Augusto y continuó reinando. Aunque Herodes era libre para gobernar internamente sobre sus territorios, había restricciones para las políticas de asuntos exteriores, entre las que estaban las relaciones con otros reinos.[34]

El apoyo de Herodes al Imperio romano fue un factor importante a la hora de mantener su autoridad. Hay varias interpretaciones sobre la popularidad de Herodes durante su reinado. En la obra Las guerras judías de Flavio Josefo se describe al reinado de Herodes en términos favorables, y da a Herodes el beneficio de la duda sobre su implicación en los eventos infames que tuvieron lugar durante su reinado. No obstante, en su obra posterior, titulada Antigüedades de los judíos, Josefo hace hincapié en la autoridad tiránica y algunos académicos han asociado esto con el reinado de Herodes.[35]

El gobierno despótico de Herodes queda demostrado por muchas de sus medidas de seguridad, destinadas a reprimir el desprecio que sus súbditos sentían hacia él, sobre todo los judíos. Por ejemplo, se ha sugerido que Herodes usó su policía secreta para monitorizar y recibir información de los sentimientos que tenía el pueblo hacia él. Intentó prohibir las protestas y quitó a algunos opositores por la fuerza.[35] Tenía una guardia personal (en latín corporis custodes) de 2000 soldados.[36] Josefo escribió sobre la presencia de varias unidades de la guardia personal en el funeral de Herodes. Esas unidades eran de Doryphnoroi, tracios, celtas (probablemente galos) y germanos.[36] Aunque el término Doryphnoroi no tiene una connotación étnica, la unidad pudo estar compuesta por soldados veteranos distinguidos y hombres jóvenes de familias judías influyentes.[36] Los tracios había servido en los ejércitos judíos desde la dinastía asmodea, mientras que los celtas eran antiguos guardaespaldas de Cleopatra que fueron dados como regalo de Augusto a Herodes tras la batalla naval de Accio.[36] El contingente germano provenía de la guardia personal de Augusto, los germani corporis custodes, y su función era proteger el palacio.[36]

Herodes gastó grandes sumas de dinero en varios proyectos constructivos y en realizar grandes regalos a otros gobernantes, incluyendo a los romanos. Sus construcciones se basaron en proyectos grandes y ambiciosos. Herodes fue responsable de la construcción del Templo y parte de la colina en la que se encuentra, que hoy se conserva como la Colina Occidental. Parte de este monte sigue existiendo todavía como la Colina Occidental. Además, Herodes usó la última tecnología constructiva, como el cemento hidráulico y la construcción bajo el agua para el puerto de Cesarea.[34] Aunue el celo constructivo de Herodes transformó sus dominios, sus motivaciones no están claras. Aunque construyó fortalezas (Masada, Herodión, Alexandrium, Hircania y Maqueronte) para que su familia pudiera refugiarse de una insurrección, todos sus grandes proyectos iban dirigidos a ganarse el apoyo de los judíos y a mejorar su reputación como líder.[37] Aunque quería ganarse el apoyo de los judíos, Herodes también construyó Sebaste y otras ciudades paganas porque también quería apelar a la abundante problación pagana.[34] No obstante, para financiar estos gastos, Herodes usó un sistema impositivo asmoneo que supuso una gran carga para el pueblo judío. A pesar de la carga económica que suponían sus proyectos constructivos y los regalos que realizaba, esto trajo también creación de empleo y de oportunidades para la gente.[38] En algunos casos, el propio Herodes se encargó de mantener a su pueblo en tiempos de necesidad, como durante la gran hambruna que tuvo lugar en el 25 a.C.[39]

Aunque intentó seguir las leyes tradicionales judías, hubo varios momentos en los que Herodes fue indiferente a estas, lo que le valió los mayores reproches de los judíos, según la obra Antigüedades de los judíos. En Jerusalén, Herodes introdujo formas extranjeras de entretenimiento, y erigió un águila dorada en la entrada del Templo para satisfacer a los romanos.[38] La política de impuestos le granjeó una mala reputación y esta constante preocupación por su reputación le llevó a hacer regalos caros que vaciaban las arcas públicas, lo que también generaba quejas entre los judíos.[37] Las dos sectas judías más importantes que había durante su reinado, los fariseos y los saduceos, se opusieron a Herodes. Los fariseos estaban enfadados porque Herodes ignoró muchas de sus peticiones acerca de la construcción del Templo. Al mismo tiempo, los sacuceos, que eran conocidos por sus responsabilidades sacerdotales en el templo, se oponían a Herodes porque reemplazó a los sumos sacerdotes por extranjeros de Babilonia y Alejandría, en un intento de ganarse el apoyo de los judíos de la diáspora.[40] Estos esfuerzos no fueron efectivos, y al final del reinado de Herodes hubo un clima de enfado y desafección entre la mayoría de los judíos. Tras la muerte de Herodes hubo duras revueltas violentas en varias ciudades, incluida Jerusalén, tal y como había ocurrido contra las construcciones que promovió. Estas revueltas llevaron a que los judíos pidieran más libertad del dominio romano. El dominio de Herodes fue la causa primigenia del enfado que provocó la gran revuelta del 70 d.C.[37]

Obra arquitectónica[editar]

Maqueta del Templo de Herodes.

El proyecto más famoso de Herodes fue la reconstrucción y ampliación del Segundo Templo de Jerusalén, con el propósito de "tener una capital digna de su dignidad y grandeza"[34] y para ganarse el apoyo de los judíos.[34] Los descubrimientos recientes indican que las murallas del Monte del Templo y el Arco de Robinson podrían no haber sido completados hasta 20 años después de su muerte, durante el reinado de Herodes Agripa.[41]

En el decimoctavo año de su reinado (20 o 19 a.C.), Herodes comenzó la reconstrucción del templo a "mayor escala".[42] El nuevo templo estuvo terminado en un año y medio, aunque la construcción de los edificios de su entorno continuó durante 80 años.[43] Para satisfacer las normas religiosas, Herodes empleó a 1.000 sacerdotes como tallistas de la piedra y como carpinteros en la reconstrucción.[42] El templo finalizado, que fue destruido en el año 70 d.C., es llamado a veces el Templo de Herodes. Hoy, solo se conservan en pie cuatro muros, incluido el Muro de las Lamentaciones. Estos muros rodeaban una plataforma plana en la parte superior del monte, en la cual se encontraba el templo.

Otras obras de Herodes son el desarrollo de un sistema de abastecimiento de agua para Jerusalén, la construcción de las fortalezas de (como Masada y Herodión), la fundación de nuevas ciudades (como Cesarea Marítima), así como el cercamiento de lugares sagrados (como el entorno de la Cueva de los Patriarcas y de Marne, en Hebrón). Herodes y Cleopatra sostuvieron un monopolio sobre la extracción de brea del Mar Muerto, que era usada para la construcción de barcos. También tenía la autorización del emperador romano para extraer cobre de las minas de Chipre.

Herodes en el Nuevo Testamento[editar]

La Matanza de los Inocentes, de Guido Reni, c. 1612. Pinacoteca Nacional de Bolonia.

Herodes aparece en el Evangelio de Mateo (Mateo 2:1-23). Mateo describe un evento conocido como la Matanza de los Inocentes. De acuerdo con este relato, tras el nacimiento de Jesús, algunos magos de Oriente vieron una estrella en el este (otras traducciones dicen que fue en "el amanecer") que les indicó que iba a nacer el rey de los judíos. Estos magos fueron a preguntar a Herodes por este asunto. Herodes, como rey de los judíos, se asustó por la aparición de un usurpador. Herodes reunió en una asamblea a los sacerdotes y a los escribas y les preguntó dónde había nacido "El Ungido" (Messiah en hebreo; Ὁ Χριστός, ho Christos en griego). Ellos le respondieron diciendo que en Belén, en referencia a la profecía del Libro de Miqueas (Miqueas 5:2). Por ello, Herodes envió a los magos a Belén, un pueblo de la región de Judea, con instrucciones de que buscasen al niño y que, tras encontrarlo, le informasen a él para que fuese a rendirle culto. No obstante, cuando los magos encontraron a Jesús, fueron advertidos en un sueño de no informar a Herodes. Del mismo modo, José (padre de Jesús) fue advertido en un sueño de que Herodes intentaría matar a Jesús, de modo que él y su familia fueron a Egipto. Cuando Herodes se dio cuenta de que había sido ignorado, dio la orden de matar a todos los niños menores de dos años años en Belén y sus alrededores. Según Mateo, entonces se cumplió una profecía de Jeremías. Mateo cita de forma casi literal a Jeremías 31:15:[44]

En Ramá se oyó una voz,
hubo lágrimas y gemidos:
es Raquel, que llora a sus hijos
y no quiere que la consuelen,
porque ya no existen

Mateo 2:18

Según Mateo, José y su familia permanecieron en Egipto hasta que Herodes murió, y luego se trasladaron al pueblo de Nazaret, en la región de Galilea, para evitar vivir bajo el gobierno del hijo de Herodes I encargado de la gobernación de Judea, Herodes Arquelao.

Aunque Herodes era culpable del asesinato de sus mujer y de dos de sus hijos, no hay fuentes contemporáneas que hagan referencia a la Matanza de los Inocentes.[45] La ausencia de fuentes puede deberse a que Belén era un pueblo pequeño y el número de niños varones de menos de dos años podría no haber pasado de 20.[46] La mayoría de las biografías recientes de Herodes dudan de que el evento tuviera lugar.[47] No obstante, Stewart Perowne dice que la matanza es "totalmente coherente con todo lo que sabemos de él".[48] En cualquier caso, no hay documentación que la respalde salvo las argumentaciones que cada uno esgrima.[49] Jack Finegan,[50] A. Schalit,[51] y Richard T. France[52] apoyan la historicidad del evento o dicen que no hay nada que imposibilitase que Herodes ordenase eso.[53]

Este relato le sirvió a Dionisio el Exiguo para orientar históricamente el nacimiento de Cristo, pudiendo señalar así el comienzo de la era cristiana, base del actual calendario gregoriano.

Muerte de Herodes[editar]

Herodes murió en Jericó.[16] Desde la obra del académico Emil Schürer en 1896[54] la mayoría de los académicos están de acuerdo en que Herodes murió entre finales de marzo y principios de abril del año 4 a.C.[55] [56] La evidencia del 4 a.C. es proveída por el hecho de que los hijos de Herodes, que reinaron en distintas regiones de su reino, dataron su gobierno desde el 4 a.C.[57] Aparentemente, Herodes Arquelao ejerció prerrogativas reales durante la vida de su padre.[58] Josefo dice que el tetrarca Herodes Filipo murió tras 37 años de gobierno, en el año 20 del gobierno de Tiberio (el 34 d.C.).[59] Otros académicos han seguido apoyoando la fecha tradicional del 1 a.C.[60] [61] [62] [63] [64] En particular, Filmer y Steinmann creen que Herodes fue nombrado rey por el Senado de Roma en el 39 a.C., que murió en el 1 a.C. y que los herederos de Herodes dataron sus gobiernos desde el 4 o el 3 a.C.[26] [65]

Josefo dice que Herodes murió tras un eclipse lunar.[66] Él enumera una serie de eventos entre este eclipse y su muerte, y entre su muerte y la Pascua. El 13 de marzo del 4 a.C. tuvo lugar un eclipse[67] unos 29 días antes de la Pascua, y ese eclipse es el que tradicionalmente se asocia al relato de Josefo.[56] No obstante, hubo otros tres eclipses totales en torno a esa fecha, y hay académicos que proponen el año 5 a.C.[55] -con dos eclipses totales,[68] y el 1 a.C.[65] [69]

Josefo escribió que la enfermedad final de Herodes (algunas veces llamada "mal de Herodes")[70] fue muy grave.[71] En base a las descripciones de Josefo, un médico experto ha diagnosticado que la causa de la muerte de Herodes fue una enfermedad renal crónica, complicada por la gangrena de Fournier.[72] Otras investigaciones recientes han mencionado que su enfermedad era una sarna que derivó en gusanos, putrefacción y que estuvo acompañada de trastornos psiquiátricos.[73]

Josefo escribió que a Herodes le preocupaba tanto que nadie llorase su muerte que mandó a un gran grupo de hombres distinguidos acudir a Jericó y los mandó ejecutar en el momento de su muerte para asegurarse de que hubiera muestras de dolor.[74] Por fortuna para ellos, su hermana Salomé y su hijo Arquelao no cumplieron este mandato.[75]

La división del reino de Herodes:
     Herodes Arquelao     Herodees Antipas     Herodes Filipo II     Salomé I     Provincia romana de Siria     Ciudad autónoma de Decapolis

En el año 3 a. C. el emperador Augusto dividió la región de Palestina entre los sucesores de Herodes I.[13] Herodes Arquelao fue nombrado etnarca de Judea y Samaria; Herodes Antipas fue nombrado tetrarca de Galilea y Perea; y Herodes Filipo fue nombrado tetrarca de Batanea, Gaulanítide, Traconítide y Auranítide.[13] Salomé, hermana de Herodes el Grande, recibió en el testamento de su hermano la toparquía de tres ciudades: Yavne (al norte de Gaza), Asdod (en Gaza)[14] y Fasayil (al este de Judea), lo que fue refrendado por Augusto.[15]

El "intento de suicidio" de Herodes[editar]

Josefo escribió que los dolores que le causaba su enfermedad llevaron a Herodes a intentar suicidarse a puñaladas, pero fue descubierto por su primo y este le impidió matarse.[76] Fuentes muy posteriores dicen que Herodes se suicidó, y esto es representado a veces en el arte medieval (por ejemplo, en el libro de salmos Eadwine del siglo XII)[77] y la dramaturgia, aunque otras descripciones siguen el relato de Josefo y presentan solo el intento,[78] como la obra Ordo Rachelis.

Tumba de Herodes[editar]

Foto aérea de las ruinas de la fortaleza de Herodión, desde el suroeste.

La localización de la tumba de Herodes fue documentada por Josefo, que escribió, "y el cuerpo fue llevado a lo largo de doscientos estadios, hacia Herodión, donde él había dado orden de ser enterrado".[79]

Josefo da más claves sobre la tumba, como los monumentos a Herodes:

Y lo tiraron bajo los setos y muros que los habitantes habían hecho en sus jardines y los huertos de árboles, y se talaron todos los árboles frutales que había entre ellos y la muralla de la ciudad, y se llenaron todos los espacios con huecos y las simas, y se demolieron los pericipios rocosos con herramientas de hierro; por lo que se niveló todo el lugar desde el Scopus a los monumentos a Herodes, que estaban adjuntos a la piscina de la Serpiente.[80]

El académico Ehud Netzner, arqueólogo de la Universidad Hebrea, analizó los escritos de Josefo y se centró en la búsqueda de los alrededores de la piscina. En un artículo del New York Times de 1983 se mencionó su hipótesis:[81]

La parte baja del Herodión conserva los restos de un gran palacio, un cuarto de carreras, un edificio para el servicio y un edificio monumental cuya función sigue siendo un misterio. Tal vez, dice Ehud Netzer, que escavó en el lugar, se trate del mausoleo de Herodes. A su lado hay una piscina, que es casi dos veces mayor que las piscinas olímpicas modernas.

Netzer tardó 35 años en identificar la localización exacta, hasta que el 7 de mayo de 2007 un equipo de arquólogos israelíes de la Universidad Hebrea, liderados por Netzer, anunciaron que habían descubierto la tumba.[82] [83] [84] [85] [86] El lugar está situado en el mismo sitio que indicó Josefo, por encima de los túneles y de la piscina, en una zona plana y desértica en mitad de la cima de la colina de Herodión, a 12 kilómetros al sur de Jerusalén.[87] La tumba contenía un sarcófago roto, pero sin restos del cuerpo.

La Autoridad de la Naturaleza y Parques de Israel y el Consejo Regional Gush Etzion intentaron hacer una réplica de la tumba usando un material plástico ligero.[88]

En octubre de 2013, los arqueólogos Joseph Patrich y Benjamin Arubas argumentaron que la tumba identificada no era la de Herodes. De acuerdo con Patrich y Arubas, la tumba es demasiado modesta para ser la de Herodes y tiene algunas características que hacen esto poco probable. Roi Porat, que reemplazó a Netzer como jefe de las escavaciones tras su muerte, mantuvo la identificación de la tumba de Herodes.[89]

Opinión académica sobre su reinado[editar]

El estudio del reinado de Herodes incluye opiniones diversas. Sus críticos lo han descrito como "un loco que mató a miembros de su propia familia y a una gran cantidad de rabinos",[90] "el malvado genio de la nación judaica",[91] y alguien que "estaba preparado para cometer cualquier crimen para satisfacer su ilimitada ambición".[92] Su extraordinario gasto es mencionado como la causa del grave empobrecimiento del pueblo que gobernó, a lo que se suma la opinión de que su reinado fue completamente negativo.[93]

Las políticas religiosas de Herodes le granjearon respuestas diversas del pueblo judío. Aunque Herodes se consideraba a sí mismo el rey de los judíos, dejó que se creyera que también representaba a los no-judíos que vivían en Judea, construyendo templos para otras religiones fuera de las áreas judías de su reino. Muchos judíos cuestionaron la autenticidad del judaísmo de Herodes por su origen idumeo y los infames asesinatos de miembros de su familia. No obstante, Herodes solía seguir las normas judías en su vida pública. Por ejemplo, produjo monedas sin imágenes humanas para que pudieran ser usadas en las áreas judías y reconoció la santidad del Segundo Templo mediante el empleo de sacerdotes en su reconstrucción.[94]

No obstante, también fue alagado por sus obras, siendo llamado el "mayor constructor de la historia judía",[90] y alguien que "sabía estar en su sitio y seguía las reglas".[95] De hecho, los restos sus edificios son hoy conocidas atracciones turísticas de Oriente Medio, y muchas tienen un contenido histórico y religioso.[96]

Cronología[editar]

Años 30 a.C.[editar]

  • 39-37 a.C.: Guerra contra Antígono. Tras la conquista de Jerusalén y la victoria sobre Antígono, Marco Antonio lo ejecuta.
  • 36 a.C. : Herodes nombra a su cuñado de 17 años, Aristóbulo III, sumo sacerdote, y teme que los judíos nombren a Aristóbulo III "rey de los judíos" en su lugar.
  • 35 a.C. : Aristóbulo III es ahogado en una fiesta por orden de Herodes.
  • 32 a.C. : Comienza la guerra contra los nabateos, con la victoria un año después.
  • 31 a.C. : Judea sufre un terremoto devastador. Octavio derrota a Marco Antonio, de modo que Herodes estrecha su alianza con Octavio, que con posterioridad sería Augusto.
  • 30 a.C.: Herodes recibe la aprobación de Octavio, que le reafirma en Rodas como "rey de los judíos".

Años 20 a.C.[editar]

  • 29 a.C.: Josefo dice que Herodes era muy apasionado y muy celoso con su esposa, Mariamna I. Ella descubrió que Herodes planeaba asesinarla, y dejó de dormir con él. Herodes le acusó de adulterio. Su hermana, Salomé I, fue la principal testigo contra ella. La madre de Mariamna I, Alejandra, también incriminó a su propia hija. Los historadores dicen que su madre iba a ser la siguiente persona ejecutada y que lo hizo para salvar su propia vida. Mariamna fue ejecutada, y Alejandra se autoproclamó reina, argumentando que Herodes estaba mentalmente incapacitado para gobernar. Josefo escribió que este fue el error estratégico de Alejandra, ya que Herodes la ejecutó sin jucio previo.
  • 28 a.C.: Herodes ejecutó a su cuñado Kostobar[97] (marido de Salomé, padre de Berenice) por conspirador. Hubo un gran festival en Jerusalén porque Herodes había construido un teatro y un anfiteatro.
  • 27 a.C.: Fracasa un intento de asesinato a Herodes. Para honrar a Augusto, Herodes reconstruyó Samaria y la rebautizó como Sebaste (Augusto en griego es Sebaste).
  • 25 a.C.: Herodes importó grano de Egipto y empezó un programa de ayudas para combatir la gran hambruna y las enfermedades que fueron causadas por una gran sequía. También renunció a una tercera parte de los impuestos. Comenzó la construcción de Cesarea Marítima y de su puerto.
  • 23 a.C. : Herodes construyó un palacio Jerusalén y la fortaleza de Herodión en Judea. Se casó con su tercera mujer, Mariamna II, la hija del sacerdote Simón ben Boethus; inmediatamente después Herodes privó a Jesús ben Fabus de su papel como sumo sacerdote y le dio ese cargo a Simón.[98]
  • 22 a.C. : El emperador romano Augusto le entrega las regiones de Traconítide, Batanea y Auranítide, al noreste.
  • En torno al 20 a.C. : Comienza la ampliación del Monte del templo y Herodes finaliza la reconstrucción del Segundo Templo de Jerusalén.

Años 10 d.C.[editar]

  • En torno al 18 a.C. Herodes viajó, por segunda vez, a Roma.
  • 14 a.C. : Herodes apoya a los judíos de Anatolia y Cirene. Debido a la prosperidad en Judea, perdona una cuarta parte de los impuestos.
  • 13 a.C. : Herodes nombra a su primogénito Antípater (hijo de Doris) como primer heredero.
  • 12 a.C. : Herodes sospecha de que los hijos que tuvo con Mariamna I, Alejandro y Aristóbulo, quieren asesinarlo. Él los envía a Aquilea a ser juzgados. Augusto reconcilia a los tres. Herodes apoya económicamente los Juegos Olímpicos, que tenían problemas financieros, y garantiza su continuidad. Herodes modifica su testamento para que Alejandro y Aristóbulo no estén en la sucesión real, pero Antípater sigue siendo el primero en la línea de sucesión.
  • En torno al 10 a.C. : Se inaugura una ampliación del entorno del templo. Empieza la guerra contra los nabateos.

Última década del siglo I a.C.[editar]

Tumba de Herodes.
  • 9 a.C. : Se inaugura Cesarea Marítima. Dado el curso de la guerra contra los nabateos, Herodes deja de caerle en gracia a Augusto. Herodes vuelve a sospechar que Alejandro tiene un complot para matarlo.
  • 8 a.C. : Herodes acusa a sus hijos Alejandro y Aristóbulo de alta traciión. Herodes se reconcilia con Augusto, que le da permiso para proceder legalmente contra sus hijos.
  • 7 a.C. : Un tribunal romano llevó a cabo una audiencia en Beirut. Sus hijos Alejandro y Aristóbulo fueron encontrados culpables y ejecutados. Antípater pasó a ser el único sucesor al trono. Posteriormente, se incorporó como segundo en el orden sucesorio a Herodes Filipo, hijo de Mariamna II.
  • 6 a.C. : Herodes actuó contra los fariseos.
  • 5 a.C. : Antípater fue llevando ante un tribunal bajo la acusación de intentar asesinar a Herodes. Herodes, entonces gravemente enfermo, nombró a su hijo Herodes Antipas (de su cuarta mujer, Maltace) como sucesor.
  • 4 a.C. : Jóvenes discípulos de los fariseos destrozan el águila dorada colocada en la entrada del Templo de Jerusalén después de que los fariselos les adoctrinaran diciéndoles que eso era un símbolo idolátrico romano. Herodes les arrestó, los llevó a juicio y los condenó a muerte. Augusto aprobó la pena de muerte para Antípater. Entonces Herodes ejecutó a su hijo y cambió su testamento de nuevo con los siguientes títulos: Herodes Arquelao (de Maltace) rey de Judea; Herodes Filipo (de Cleopatra de Jerusalén) etnarca de Baulanítide, Batanea y Traconítide; a Herodes Antipas (de Maltace) procurador y tetraca de Galilea y Perea; y a su hermana Salomé el gobierno de varias ciudades limítrofes con Judea. Este testamento debía ser validado por Augusto.
  • 3 a.C.: Augusto aceptó el testamento con algunas modificaciones en las divisiones territoriales en la zona y no otorgó a nadie el título de rey.

Esposas e hijos[editar]

Esposas e hijos de Herodes
Esposa Hijos
Doris
Mariamna I, hija del asmoneo Alexandros,
ejecutada el 29 a.C.
Mariamna II, hija del sumo sacerdote Simón ben Boethus
Maltace
Cleopatra de Jerusalén
Palas
  • Hijo, Fasael
Phaidra
  • Hija, Roxana
Elpis
Una prima (de nombre desconocido)
  • Sin hijos conocidos
Una sobrina (de nombre desconocido)
  • Sin hijos conocidos

Es muy probable que Herodes tuviera más hijos, sobre todo con sus últimas esposas, y también que tuviera más hijas, ya que en aquella época a veces no se dejaba constancia de los nacimientos de mujeres.[99]

Árbol genealógico[editar]

 
 
Antípatro el Idumeo
 
Cipros
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fasael
 
Herodes I
 
José ben Antípatro
 
Feroras
 
Salomé I
 
 
 
 
 
 
Costobarus
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Doris
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Antípater
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mariamna I
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Alejandro
 
Aristóbulo IV
 
Salampsio
 
Cipros
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Berenice
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mariamna III
 
Herodes V
 
Herodías
 
Herodes Agripa I
 
Aristóbulo el Menor
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mariamna II
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Herodes Filipo I o Herodes II
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Salomé
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Maltace
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Herodes Arquelao
 
Herodes Antipas
 
Olimpias
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cleopatra de Jerusalén
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Herodes Filipo II
 
 
 
Herodes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Palas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fasael
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Phaidra
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Roxana
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Elpis
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Salomé
 
 
 
 
 
 

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Richardson, Peter. Herod: King of the Jews and friend of the Romans, (Continuum International Publishing Group, 1999) pp. XV–XX.
  2. Knoblet, Jerry. Herod the Great (University Press of America, 2005), p. 179.
  3. Rocca, Samuel. Herod's Judaea: a Mediterranean state in the classical world (Mohr Siebeck, 2008) p. 159.
  4. Millar, Fergus; Schürer, Emil; Vermes, Geza. The History of the Jewish People in the Age of Jesus Christ (Continuum International Publishing Group, 1973) p. 327.
  5. Wright, N. T. The New Testament and the People of God (SPCK, 1992), p. 172.
  6. José Luis Corral y Antonio Piñero (2014). El trono maldito. Planeta. p. 569. «Novela histórica con la colaboración del catedrático Antonio Piñero para la verificación de los hechos históricos más relevantes». 
  7. Thomas C. McGonigle; Thomas D. McGonigle; James F. Quigley (1988). A History of the Christian Tradition: From its Jewish Origins to the Reformation Volume 1 of A History of the Christian Tradition. Paulist Press. 
  8. Francis E. Peters (2005). The Monotheists: Jews, Christians, and Muslims in Conflict and Competition, Volume II: The Words and Will of God The Words And Will of God. Princeton University Press. 
  9. Aryeh Kasher; Eliezer Witztum (2007). King Herod: a persecuted persecutor : a case study in psychohistory and psychobiography. Traducido por Karen Gold. Walter de Gruyter. 
  10. Brown, Raymond E. (1982). El nacimiento del Mesías: comentario a los relatos de la infancia. Madrid: Ediciones Cristiandad. p. 230. ISBN 84-7057-302-0. Consultado el 20 de marzo de 2014. 
  11. Piñero, Antonio (2011). Guía para entender el Nuevo Testamento (4ª edición). Madrid: Editorial Trotta. pp. 160-161. ISBN 978-84-8164-832-4. 
  12. Cohen, Shaye. Ancient Israel: From Abraham to the Roman Destruction of the Temple. Prentice Hall Biblical Archeological Society. p. 269. 
  13. a b c d Corrial y Piñero, 2014, p. 567.
  14. a b Corrial y Piñero, 2014, p. 21.
  15. a b Corrial y Piñero, 2014, p. 139.
  16. a b Perowne, Stewart H. (2013). «Herod». Encyclopædia Britannica. Consultado el 8 de mayo de 2013. 
  17. Steinmann, Andrew "When Did Herod the Great Reign?", Novum Testamentum, Volumen 51, Número 1, 2009, pp. 1–29.
    Andrew Steinmann, From Abraham to Paul: A Biblical Chronology. (St. Louis, MO: Concordia Pub. House, 2011), pp. 219-256.
    Filmer, W. E. "Chronology of the Reign of Herod the Great", Journal of Theological Studies ns 17 (1966), 283–298.
  18. Herod at Encyclopædia Britannica: "...thus, Herod was, although a practicing Jew, of Arab origin on both sides."
  19. http://ngm.nationalgeographic.com/print/2008/12/herod/mueller-text
  20. Aryeh Kasher and Eliezer Witztum, King Herod: A Persecuted Persecutor: A Case Study in Psychohistory, pp 19-23
  21. Jan Retsö,The Arabs in Antiquity: Their History from the Assyrians to the Umayyads, Routledge (2013), p. 374
  22. a b Richard R. Losch, All the People in the Bible, Wm. B. Eerdmans Publishing (2008), p. 155
  23. Schürer, Emil, T. Alec. Burkill, Geza Vermes, and Fergus Millar. The History of the Jewish People in the Age of Jesus Christ (175 B.C.-A.D. 135). Edinburgh: Clark, 1973. pp. 270-275.
  24. Herod I at Jewish Encyclopedia: "Tenía perfil de comandante; era excelente en los ejercicios físicos, era un delicado diplomático; y, sobre todo, estaba preparado para cometer cualquier crimen con tal de satisfacer su ambición insaciable".
  25. Josefo. Las guerras de los judíos 1.14.4: Marco antonio "ellos resolvieron hacerle rey de los judíos [...] les dijo que con Herodes entre los suyos sacarían ventaja en la guerra contra los partos; por lo que el cónsul y el resto de los magistrados fueron a él, para ofrecer sacrificios [a los dioses romanos], y para darle el decreto en el Capitolio. Además Antonio hizo una fiesta para Herodes en el primer día de su reinado".
  26. a b Steinmann, Andrew "When Did Herod the Great Reign?", Novum Testamentum, Volumen 51, Número 1, 2009, pp. 1–29.
  27. Dion Casio, Roman History 49.23.1–2.
  28. Atkinson, Kenneth (October 1996). «Herod the Great, Sosius, and the Siege of Jerusalem (37 B.C.E.) in Psalm of Solomon 17». Novum Testamentum (Brill) 38: 312-322. doi:10.1163/1568536962613216. JSTOR 1560892. 
  29. Circumcision: Circumcision Necessary or Not? en Jewish Encyclopedia: "El riguroso punto de vista shamaico, recogido en el Libro de los Jubileos (l.c.), perduraba en la época del rey Juan Hircano, que forzó al rito abrahámico a los idumeos, y en la época del rey Aristóbulo, que hizo cirncucidarse a los itureos. (Josefo, "Ant." xiii. 9, § 1; 11, § 3)."
  30. "Herod I". Encyclopaedia Judaica. (Edición en CD-ROM. Versión 1.0). Ed. Cecil Roth. Keter Publishing House. ISBN 965-07-0665-8
  31. Josefo, Guerras, 2.13. "También hubo otro disturbio en Cesarea,-aquellos judíos que se mezclaron con los sirios que vivían ahí se levantaron en un tumulto contra ellos. Los judíos pretendían que la ciudad fuese suya, y dijeron que la había construido un judío, en referencia al rey Herodes. Los sirios admitieron que había sido construida por un judío; pero objetaron, sin embargo, que era una ciudad griega; porque se habían construido estatuas y templos que no estaban diseñados por judíos."
  32. Herod I: Opposition of the Pious at Jewish Encyclopedia: "Todo el boato y esplendor hizo a Herodes popular entre los paganos, sin embargo, hizo que le aborreciesen los judíos, los cuales no le perdonaban el insulto a su sentimiento religioso que suponía obligarles a participar en los juegos paganos y en los combates con animales salvajes".
  33. Jewish War 1.14.4: Marco Antonio " [...] entonces se resolvió hacerle rey de los judíos [...] diciéndoles que Herodes sería rey para tomar ventaja en la guerra contra los partos; por lo que todos le votaron. Y cuando el senado fue disuelto, Antonio y el César salieron, con Herodes entre ambos; mientras que el cónsul y el resto de los magistrados se fueron con ellos, para ofrecer sacrificios [a los dioses romanos], y para depositar el decreto en el Capitolio. Antonio también le hizo una fiesta a Herodes en el primer día de su reinado."
  34. a b c d e Cohen, Shaye. "Roman Domination: The Jewish Revolt and the Destruction of the Second Temple," en Ancient Israel, ed. Hershel Shanks. (Biblical Archaeology Society, 1999), p. 270.
  35. a b Cohen, Shaye. "Roman Domination: The Jewish Revolt and the Destruction of the Second Temple," en Ancient Israel, ed. Hershel Shanks. (Biblical Archaeology Society, 1999), p. 271.
  36. a b c d e Samuel Rocca (2009). The Army of Herod the Great. Osprey Publishing. pp. 15-16. ISBN 1-8460-3206-7. Consultado el 2 de noviembre de 2013. 
  37. a b c Cohen, Shaye. "Roman Domination: The Jewish Revolt and the Destruction of the Second Temple," en Ancient Israel, ed. Hershel Shanks. (Biblical Archaeology Society, 1999), p. 269-273.
  38. a b Levine, Amy-Jill. "Visions of Kingdoms: From Pompey to the First Jewish Revolt," en The Oxford History of the Biblical World, ed. Michael D. Coogan. (Nueva York: Oxford University Press, 1998), p. 357.
  39. Jagersma, Henk. A History of Israel from Alexander the Great to Bar Kochba, tranducido por John Bowden (Londres: SCM Press Ltd, 1985), p. 107.
  40. Schiffman, Lawrence H. "The Jewish-Christian Schism," en From Text to Tradition: A History of Second Temple and Rabbinic Judaism (Hoboken: Ktav Publishing House, 1991), p. 145.
  41. «Building the Western Wall: Herod Began it but Didn’t Finish it (diciembre 2011)». Israel Antiquities Authority. Consultado el 9 de noviembre de 2014. 
  42. a b Temple of Herod en Jewish Encyclopedia
  43. Graetz, Heinrich (1893) "History of the Jews: From the Reign of Hyrcanus (135 B.C.E.) to the Completion of the Babylonian Talmud (500 C.E.)", Cosimo Books, Nueva York, Volumen 2, 2009 ed, p.109
  44. Mateo 2:16-18 La matanza de los inocentes[1]
  45. Sanders, E. P. (1994). The Historical Figure of Jesus. Viking Adult. pp. 87–88.
  46. Hagner, Donald A. (1993). Matthew 1–13, Word Biblical Commentary, Vol. 33a. Thomas Nelson. p. 35.
  47. Paul L. Maier (1998). «Herod and the Infants of Bethlehem». Chronos, Kairos, Christos II. Mercer University Press. p. 170. «la mayoría de las biografías recientes de Herodes el Grande lo niegan por completo». 
  48. Stewart Perowne (1956). The Life and Times of Herod the Great. Nashville: Abingdon. p. 172. 
  49. Paul L. Maier (1998). «Herod and the Infants of Bethlehem». En E. Jerry Vardaman. Chronos, Kairos, Christos II. Macon, Georgia: Mercer University Press. p. 172. ISBN 0865545820. «"En cualquier caso, la simple declaración por parte de estos autores de que la masacre es un hecho legendario y no histórico tiene un soporte basado en la argumentación y no en la documentación real".» 
  50. Jack Finegan (1992). The Archaeology of the New Testament. Princeton. p. 26. 
  51. Schalit, A. (1969). «Konig Herodes: der Mann und sein Werk». Studia Judaica 4 (Berlin: de Gruyter): 648ff. 
  52. France, Richard T. (1979). «Herod and the Children of Bethlehem». Novum Testamentum (21): 98-120. 
  53. Pesch, Rudolf (2009). Die matthäischen Weihnachtsgeschichten: die Magier aus dem Osten, König Herodes und der bethlehemitische Kindermord ; Mt 2 neu übersetzt und ausgelegt. Paderborn: Bonifatius. p. 72. ISBN 9783897104488. 
  54. Emil Schürer. A History of the Jewish People in the Time of Jesus Christ, 5 vols. New York, Scribner's, 1896.
  55. a b Barnes, Timothy David. "The Date of Herod's Death," Journal of Theological Studies ns 19 (1968), 204–219
  56. a b Bernegger, P. M. "Affirmation of Herod's Death in 4 B.C.", Journal of Theological Studies ns 34 (1983), 526–531.
  57. Josefo, Guerras, 1.631–632.
  58. Josefo, Guerras, 2.26.
  59. Harold Hoehner. Herod Antipas, (Zondervan, 1980) p.251.
  60. Edwards, Ormond. "Herodian Chronology", Palestine Exploration Quarterly 114 (1982) 29–42
  61. Keresztes, Paul. Imperial Rome and the Christians: From Herod the Great to About 200 AD (Lanham, Maryland: University Press of America, 1989), pp.1–43.
  62. Jerry Vardaman, Edwin M. Yamauchi (1989). The Nativity and Herod's Death. Winona Lake, Indiana: Eisenbrauns. p. 85–92. 
  63. Finegan, Jack. Handbook of Biblical Chronology, Rev. ed. (Peabody, MA: Hendrickson, 1998) 300, §516.
  64. B. MAHIEU – Between Rome and Jerusalem. Herod the Great and his Sons in their Struggle for Recognition in: Orientalia Lovaniensia Analecta 208 (Brill 2012) pp. 235-243.
  65. a b Filmer, W. E. "Chronology of the Reign of Herod the Great", Journal of Theological Studies ns 17 (1966), 283–298.
  66. Josefo, Antigüedades, 17.6.4
  67. Lunar eclipse of March 13, 4 BC
  68. NASA lunar eclipse catalog Lunar Eclipses: -0099 to 0000 (100 BCE to 1 BCE)
  69. Steinmann, Andrew. "When Did Herod the Great Reign?", Novum Testamentum, Volumen 51, Número 1, 2009, pp. 1–29.
  70. What loathsome disease did King Herod die of?, The Straight Dope, 23 de noviembre de 1979
  71. Josefo, Antigüedades, 17.6.5
  72. CNN.com – Health (25 de enero de 2002). Mystery of Herod's death 'solved' CNN Archives, 2002. Consultado el 30 de enero de 2013.
  73. Houman H. Ashrafian (Agosto de 2005). «1». Herod the Great and His Worms 51. Journal of Infection. p. 82–83. doi:10.1016/j.jinf.2005.01.003. 
  74. Josefo, Antigüedades, 17.6.174–175.
  75. Josefo, Antigüedades, 17.8.193.
  76. Josefo, Antigüedades, 17.7
  77. Zarnecki, George and others; English Romanesque Art, 1066–1200, p. 111, 1984, Arts Council of Great Britain, ISBN 0728703866
  78. Murray, Alexander, Suicide in the Middle Ages: Volume 2: The Curse on Self-Murder, 2000, Oxford University Press, ISBN 0191613991, 9780191613999
  79. Josefo, Guerras, 5.33.1.
  80. Josefo, Guerras, 5.3.2.
  81. Rosovsky, Nitza. (24 de abril de 1983) "Discovering Herod's Israel", The New York Times. Consultado el 7 de mayo de 2013.
  82. La Universidad Hebrea anuncia el hallazgo de la tumba del rey Herodes El Mundo. 8 de mayo de 2007
  83. Haaretz Staff y Amiram Barkat (7 de mayo de 2007). «Archeologist: King Herod's tomb desecrated, but discovery 'high point'». Haaretz. Consultado el 7 de mayo de 2013. 
  84. Associated Press (7 de mayo de 2007). "Israeli Archaeologist Finds Tomb of King Herod", Fox News Channel, consultado el 7 de mayo de 2013.
  85. "Herod's Tomb Discovered" IsraCast, 8 de mayo de 2007. Consultado el 7 de mayo de 2013.
  86. Kalman, Matthew (8 May 2007). "Herod's tomb reportedly found inside his desert palace" The Boston Globe, contulado el 7 de mayo de 2013.
  87. Steve Weizman (8 de mayo de 2007). «Archaeologists Find Tomb of King Herod». USA Today. Associated Press. Consultado el 7 de mayo de 2013. 
  88. Hasson, Nir (29 de enero de 2012). "Top archaeologists condemn Israeli plan to rebuild ancient tomb", Haaretz. Consultado el 8 de mayo de 2013.
  89. Nir Hasson (11 de octubre de 2013). «Archaeological stunner: Not Herod's Tomb after all?». Haaretz. 
  90. a b Ken Spino (rabino) (2010). «History Crash Course #31: Herod the Great (online)». Crash Course in Jewish History. Targum Press. ISBN 978-1-5687-1532-2. Consultado el 7 de mayo de 2013. 
  91. Tierney, John. "Herod: Herod the Great", Catholic Encyclopedia (1910): "Herod, surnamed the Great, called by Grätz "el malvado genio de la nación judaica" (Hist., v. II, p. 77).
  92. Herod I en Jewish Encyclopedia: "sobre todo, estaba preparado para cometer cualquier crimen para satisfacer su ilimitada ambición".
  93. Shaye Cohen. "Roman Domination: The Jewish Revolt and the Destruction of the Second Temple," en Ancient Israel, ed. Hershel Shanks. (Biblical Archaeology Society, 1999), p. 273
  94. Shaye Cohen, 1999, p. 272.
  95. Shaye Cohen, 1999, p. 270.
  96. Shaye Cohen, 1999, p. 296.
  97. Josefo, Antigüedades, 15.7.8
  98. Josephus, Antiquities, 15.9.3
  99. Josefo, Antigüedades, 18.1.2–3.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Hircano II
Rey de la Judea romana
Vasallo de Roma

40 a. C.4 a. C.
Sucesor:
Herodes Arquelao
Etnarca de Judea, Samaria e Idumea
Herodes Antipas
Tetrarca de Galilea y Perea
Herodes Filipo
Tetrarca de Batanea, Gaulanítide, Traconítide y Auranítide