Imperio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa del 820 mostrando al Imperio carolingio en rojo, Imperio bizantino en violeta, Imperio jázaro en azul claro, Imperio árabe abasí en verde, Imperio uigur en marrón, Imperio chino en amarillo, Imperio tibetano en verde musgo y el Imperio khmer en azul oscuro.

Un imperio (del latín imperium) es, en los términos más rigurosos, un estado multirreligioso, multicultural y multiétnico que consiguió al menos parte de su territorio por conquistas de anexión y que además mantiene una expansión constante de no darse presiones externas o internas de tipo económico (un periodo de crisis), político (caída de la elite dominante), militar (invasión por parte de otro estado). También se puede referir a un estado en cuyo frente está el emperador (del latín imperator). Por extensión, imperio puede referirse también a la etapa histórica donde una etnia o nación, desarrolló una política imperial o bien a la potencia que ejerce el poder imperial.

A principios del siglo XX el término imperialismo adquirió la connotación peyorativa que actualmente tiene, en parte gracias a Lenin, quien en su libro El imperialismo: la fase superior del capitalismo, decía:

En esta obra hemos probado que la guerra de 1914-1918 ha sido, de ambos lados beligerantes, una guerra imperialista (esto es, una guerra de conquista, de bandidaje y de robo), una guerra por el reparto del mundo, por la partición y el nuevo reparto de las colonias, de las "esferas de influencia" del capital financiero, etc.[1]

En el marco de la Guerra Fría, se inicia una nueva época donde la palabra imperio es reemplazada por términos como «seguridad nacional» o «posicionamiento de bloque» y surgen los «imperialismos» (palabra que a pesar del parecido muy poco tiene que ver con lo que representa la palabra «imperio»), que representan la suma de todas las agresiones al Derecho Internacional.

El último Estado que oficialmente llevó ese nombre fue el Imperio japonés. Japón cambió su denominación tras el drástico cambio de su política interior desde el final de la Segunda Guerra Mundial que le impiden implementar un expansionismo con rasgos imperialistas. Posteriormente, en 1976 el general centroafricano Jean-Bédel Bokassa se proclamó emperador del Imperio Centroafricano, que duró menos de tres años, hasta su destronamiento y la restauración de la República.

Además, los monarcas británicos llevaron el título de emperadores de la India desde 1877 hasta 1947 y el título del soberano etíope también era traducido usualmente como Emperador, hasta 1975.

Actualmente sólo al Jefe de Estado japonés se le sigue llamando en occidente «Emperador».

Véase también[editar]

Referencias[editar]