Odoacro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sólido bizantino de Odoacro en nombre del legítimo emperador Zenón. Esta moneda atestigua la sumisión formal de Odoacro a Zenón.
Reino de Odoacro en el año 476 (zona color gris en la península itálica).

Odoacro (en latín: Odoace[1] o Odoacar;[2] c. 433-493), también conocido como Odovacar, posiblemente derivado del germano Audawakrs («que busca la riqueza»). Fue el jefe de la tribu germánica de los hérulos, de origen hérulo y esciro. En la historia destaca por ser quien destituyó al último emperador romano de Occidente, Rómulo Augústulo, en 476, quien fue deportado al Castellum Lucullanum en la bahía de Nápoles.

Tras derrocar a Rómulo Augústulo y enviar las insignias imperiales a Constantinopla, reconociendo la soberanía del emperador de Constantinopla sobre Occidente se le presentó la oportunidad de nombrar un nuevo emperador titular y gobernar a través de él, o gobernar como agente del emperador romano de Oriente. A diferencia de muchos de sus predecesores, como Ricimero, se decidió por la segunda opción, devolviendo las insignias imperiales de Occidente al emperador Zenón en Constantinopla, junto con una carta en la que pedía ser confirmado dux de Italia. Zenón accedió a esta petición y le confirió el rango de patricio.

Hasta su muerte en 480, el emperador legítimo de Occidente Julio Nepote siguió siendo teóricamente el superior de Odoacro, mientras que éste llegó incluso a emitir moneda en su nombre. Sin embargo, Odoacro también se tituló rex Italiae (Rey de Italia) y como tal fue reconocido durante el resto de su vida.

No obstante, las relaciones entre Odoacro y la Roma oriental empeorarían posteriormente, y en 489, con el apoyo del emperador Zenón, los ostrogodos, al mando de Teodorico el Grande, invadieron el reino de Odoacro, destruyeron su ejército de bárbaros foederati (y las escasas tropas romanas que aún existían). Acorralado, el caudillo hérulo llegó a un pacto con Teodorico en febrero de 493 para compartir el poder, y diez días después, tras entrar en la ciudad, el monarca decidió organizar un banquete en el palacio imperial de Honorio para celebrar el acuerdo, con la intención de tener a algunos de sus seguidores cerca para asesinar a Odoacro. Pero como este plan fue por mal camino, Teodorico decidió asesinarlo con sus propias manos; tras hacer un brindis, desenvainó su espada y la clavó en la clavícula de Odoacro, tras lo que éste, moribundo, preguntó "¿Dónde está Dios?", a lo que el monarca respondió "Esto es lo que les hiciste a mis amigos". Se dice que Teodorico se paró sobre el cadáver de su rival muerto y dijo "Ciertamente no había un hueso en este desdichado compañero".

Según Juan Antioqueno, "ese mismo día, todos los miembros del ejército de Odoacro que pudieron ser encontrados fueron asesinados por orden de Teodorico, así como toda su familia". La mujer de Odoacro, Sunigilda, fue drogada hasta la muerte, y su hermano Onulfo fue asesinado por arqueros mientras buscaba refugio en una iglesia. Su hijo Thela fue exiliado a la Galia, pero cuando intentó volver a Italia, Teodorico ordenó que también fuera asesinado. Tras la muerte de Odoacro, Teodorico se convirtió efectivamente en el rey de Italia.[3]

Bibliografía[editar]

  • Thompson, E. A. Romans and Barbarians: The Decline of the Western Empire. Madison: University of Wisconsin Press, 1982. ISBN 0 299 08700.

Notas[editar]

  1. Hofmann, Johann Jacob, Lexicon universale
  2. Excerpta Valesiana
  3. La crónica de Juan Antioqueno refiere que, engañado, Odoacro acude al banquete en el que recibirá la muerte acompañado por Ornulfo (su hermano), Sunigilda (su mujer) y Tela (su hijo). Al recibir la herida mortal, gritó: ¿Dónde está Dios?, a lo que Teodorico respondió Así trataste a mis amigos, en referencia a cómo el propio Odoacro había matado a Feleteo y a su mujer (Gisa) años antes. Pere Maymó, Odoacro, el primer rey bárbaro. El final de Roma, en Historia National Geographic, nº 95, noviembre de 2011, pg. 62.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Rómulo Augústulo como Emperador Romano de Occidente
Rey de Italia
(476-493)
Sucesor:
Teodorico el Grande