Tres Zapotes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tres Zapotes y otros sitios de olmeca

Tres Zapotes es un sitio arqueológico en Mesoamérica, situado en las tierras bajas del golfo de México en el llano del río Papaloapan. Ubicado en el municipio de Santiago Tuxtla, Tres Zapotes fue un importante sitio durante el apogeo de la cultura olmeca, contemporáneo a La Venta, y después se desarrollaron ahí las culturas epiolmeca y del Centro de Veracruz.

Localización[editar]

El sitio está situado cerca del cerro de la Estrella en las montañas de donde están sitios como La Venta, San Lorenzo y Laguna de los Cerros. Todos estos sitios tienen orientaciones y diseño similares.

Descubrimientos importantes[editar]

La primera cabeza del estilo Olmeca fue descubierta por José Melgar en Tres Zapotes en 1862. Hasta la fecha, se han encontrado dos, etiquetadas como «monumento A» y «monumento Q». Más pequeñas que las cabezas colosales en San Lorenzo, miden menos de 1.5 metros de alto. Estas dos esculturas se fechan a partir de los períodos formativos temprano y medio, pero la ocupación en este sitio durante este tiempo es confusa.

En los últimos períodos formativos, los arqueólogos creen que el sitio consistió en cuatro porciones de grandes montones que medían 18 metros de alto. Rodearon las plazas tres de ellas, en un área con un tamaño de cerca de 2 kilómetros cuadrados. El cuarto grupo está a 2 kilómetros de noroeste de sistema principal de montones.

La mayor parte de la escultura proveniente de Tres Zapotes data de los últimos períodos formativos. Las semejanzas de estos estilos escultural implica la comunicación y la continuidad dentro de la civilización Olmeca. Por ejemplo, el monumento 2 de Izapa y la estela D de Tres Zapotes estaban geográficamente orientadas a 500 kilómetros y comparten semejanzas artísticas. La semejanza más evidente es que las dos escenas se desarrollan dentro de la boca de un jaguar. La semejanza en arte conduce a los arqueólogos a creer que los dos grupos vivierón a través de un istmo compartido en la tradición lingüística Olmeca y habló los idiomas de Mixe-Zoquean. También, se cree que los de Mixe-Zoquean condujeron posiblemente a la escritura maya.

Estela C[editar]

Estela C de Tres Zapotes.

En 1939, el arqueólogo Matthew Stirling descubrió en Tres Zapotes la mitad inferior de estela C. Está estela fue tallado del basalto, por un lado contiene una pintura de un ser-jaguar abstracto. En el otro lado esta la fecha en numeración maya más remota hasta ese momento descubierto. Esta fecha, 7.16.6.16.18, que se correlaciona en nuestro calendario actual al 3 de septiembre del 32 AdC, aunque existió una cierta controversia sobre el dígito que faltaba, el primer dígito, que Stirling había asumido era “7”. Su presunción fue validada en 1969 cuando la mitad superior fue encontrada.

Desde 1939, solamente una fecha más antigua se ha descubierto, en la estela 2 de Chiapa de Corzo, Chiapas, con una fecha de 7.16.3.2.13 (36 a.C).

La parte posteriora de la estela C tiene grabados por lo que se cree se trata de la escritura olmeca épica.

Museo de Tres Zapotes[editar]

El museo de Sitio de Tres Zapotes se ubica en Santiago Tuxtla, Veracruz en la comunidad de Tres Zapotes; fue inaugurado en 1974.[1] Se exhiben monolitos de la Cultura Olmeca que se han encontrado a lo largo de los años, encontrados principalmente en expediciones realizadas por Matthew Stirling a partir de 1936; fue inspirado por José María Melgar y Serrano.[2] José Melgar publicó un artículo en 1869 con ilustraciones lo que llamó la atención de arqueólogos de diferentes partes del mundo. En el museo podemos encontrar una exhibición permanente de piezas que fueron elaboradas por la cultura madre entre ellas se encuentran cabezas colosales, estelas, tiestos; en la remodelación que se realizó en 2007 por el Gobierno del Estado de Veracruz y el Instituto Nacional de Antropología fueron añadidas las tumbas olmecas, la pieza destacada del museo es la Estela C, pues en ella se cree que viene una fecha que podría determinar con mayor certeza la antigüedad de la cultura Olmeca.[3] En 1889 George Kunz regristró un artículo sobre la pieza conocida como El hacha de Kunz reconocido por su singular forma al parecer un jaguar-humano. En 1906 Eduard Seler volvió a confirmar la existencia de una cabeza colosal, la reportada por José Melgar. En 1932 Albert Weyerstall regristró la misma cabeza colosal. Se iniciaron investigaciones dirigidas por Matthew Stirling que concluyeron en 1940.[4]

Referencias[editar]

  1. «Secretaria de Cultura». Consultado el 12 de junio de 2016. 
  2. «Herencia Olmeca». Consultado el 12 de junio de 2016. 
  3. «Herencia Olmeca». Consultado el 12 de junio de 2016. 
  4. «Herencia Olmeca». Consultado el 12 de junio de 2016. 

Coordenadas: 18°28′N 95°26′O / 18.467, -95.433