Herramienta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Icono de herramientas

Una herramienta es un objeto elaborado a fin de facilitar la realización de una actividad cualquiera sea esta con el fin de jugar o comer con estas: bañarse, correr, saltar etc. tarea mecánica (que requiere de una aplicación correcta de energía). Existen herramientas didácticas que sirven para realizar un proceso de E-A (enseñanza-aprendizaje) guiado para conseguir unos fines. También se están haciendo cada vez más frecuente el uso de herramientas en aplicaciones informáticas. Y en general podemos hablar de cualquier cosa, estrategia o aplicación que nos permite resolver problemas o situaciones cotidianas.

El término herramienta, en sentido estricto, se emplea para referirse a utensilios resistentes (hechos de diferentes materiales, pero inicialmente se materializaban en hierro como sugiere la etimología), útiles para realizar trabajos mecánicos que requieren la aplicación de una cierta fuerza física.[1] En la actualidad la palabra herramienta abarca una amplia gama de conceptos y diferentes actividades (desde las herramientas manuales hasta las informáticas), pero siempre bajo la idea de que el término de herramienta se usa para facilitar la realización de una actividad cualquiera. La palabra herramienta proviene del latín "ferramentum", compuesta por las palabras "ferrum" = hierro y "mentum" = instrumento. Ya que en sus inicios las herramientas eran usadas de forma más mecánica y prácticamente todas ellas estaban hechas de hierro, entonces su palabra fue definida en función de las primeras herramientas existentes, las cuales eran todas compuestas básicamente por el metal de hierro.[2]

Características de las herramientas[editar]

Las herramientas se diseñan y fabrican para cumplir uno o más propósitos específicos, por lo que son artefactos con una función técnica.

Muchas herramientas, pero no todas, son combinaciones de máquinas simples que proporcionan una ventaja mecánica. Por ejemplo, una pinza es una doble palanca cuyo punto de apoyo está en la articulación central, la potencia es aplicada por la mano y la resistencia por la pieza que es sujetada. Un martillo, en cambio, sustituye un puño o una piedra por un material más duro, el acero, donde se aprovecha la energía cinética que se le imprime para aplicar grandes fuerzas.

Las herramientas se dividen en dos grandes grupos: manuales y mecánicas. Estas mismas se subdividen según su uso en herramientas de medición, trazado, sujeción, corte, desbaste, golpe y herramientas de maquinado . Las manuales usan la fuerza muscular humana (ej. martillo), mientras que las mecánicas usan una fuente de energía externa, por ejemplo la energía eléctrica.

Historia de la herramienta[editar]

Al igual que el resto de los animales, los primeros hombres usaban su cuerpo para conseguir lo que necesitaban: cavaban pozos y cazaban con sus manos, cortaban la carne con sus dientes, etcétera. Pero el raciocinio humano, y la posibilidad del movimiento con sus manos, que le permiten agarrar cosas, le posibilito paulatinamente diferenciarse con el resto de los animales, y comenzó a crear elementos que le facilitaban sus labores, que fueron evolucionando desde objetos muy simples, hasta las sofisticadas herramientas actuales. Las primeras herramientas utilizadas por el hombre primitivo fueron elementos que uso en su estado natural y que los encontró en su entorno, como piedras, huesos de animales y palos, que aprovechó como armas o medios defensivos. Hace aproximadamente 3.000.000 de años, el hombre se preocupó por tallas piedras, golpeando con una dura otra más blanda, como el sílex, por ejemplo, haciéndoles puntas de flechas para aprovecharlas como armas, o creándoles bordes filosos, que le permitieran cortar, carne o madera. Así fueron apareciendo, el cuchillo, el hacha, el serrucho y el torno. Con huesos de animales o espinas de pescados crearon las primeras agujas, usando como hilo fibras de plantas o tiras finas de cuero, con lo que pudieron cocer sus vestimentas. Paulatinamente fueron mezclando sus inventos para crear otros más complejos, por ejemplo al mango del martillo le agregó una piedra afilada en forma de sierra, y creo la hoz, que le sirvió para recoger la cosecha. Gracias a estos avances y combinación de herramientas hoy en día usamos innumerables herramientas: lápices para escribir, gomas para borrar, cintas para correr, automóviles para movilizarnos más rápidamente, computadoras para escribir o conectarnos con el mundo, etcétera, que todas y cada una de ellas nos permiten realizar actividades de forma más fácil o simplemente nos permiten hacer cosas inimaginables hace algunos años atrás.[3]

Referencias[editar]

  1. Quintanilla, Miguel Ángel y Sánchez Ron, José Manuel (1997) Ciencia, tecnología y sociedad. España.
  2. [1],concepto de herramienta.
  3. [2], Historia de la herramienta.

Enlaces externos[editar]