Tornillo de banco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tornillo de banco.
Tres tipos de tornillos mordazas

El tornillo de banco , torno de banco o morsa[1] es una herramienta que sirve para dar una eficaz sujeción, a la vez que ágil y fácil de manejar, a las piezas para que puedan ser sometidas a diferentes operaciones mecánicas como aserrado, perforado, fresado, limado o marcado. En Argentina y Uruguay recibe el nombre popular de morsa, denominación que asimismo se le da en italiano y portugués.

Se suele asentar en una mesa o banco de trabajo, bien atornillada a la superficie de la misma o apoyada en el suelo del taller. Tiene dos quijadas, una fija y la otra movida por un tornillo, normalmente de rosca cuadrada o trapezoidal, que gira gracias a una palanca, entre ellas se fijan las piezas a mecanizar. Para no dañar las superficie de las piezas se suelen colocar unas protecciones llamadas galteras o bien, "mordazas blandas", realizadas en plomo u otro material blando.

Esta herramienta es fundamental en la manufactura de cualquier producto del hierro o cualquier otro material que tenga que sujetarse para trabajarlo. Operaciones como aserrado, limado o marcado, precisan de un eficaz sujeción, a la vez que ágil y fácil de manejar. Estas características son, precisamente, las que posee esta herramienta.

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española (2014). «morsa». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. Consultado el 28 de mayo de 2016. 

Véase también[editar]