Diáspora vasca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se conoce como diáspora vasca a la dispersión de los vascos que, por uno u otro motivo, dejaron su tierra para emigrar a otros lugares. Muchos de ellos sienten un apego especial a su tierra y a la comunidad a la que pertenecen, manteniendo vínculos con la región de origen y definiéndose como vascos.

En ocasiones la diáspora vasca es llamada con cierto cariño la octava provincia.[1]

Vascos fuera de su tierra[editar]

Desde los inicios de la Reconquista, diferentes grupos vascos fueron estableciéndose lejos de su solar originario. Al principio fueron las repoblaciones en territorios reconquistados al Islam, fundamentalmente en los territorios castellanos, pero también en Aragón Oriental y la Ribera Navarra, y más tarde las colonias españolas en América, lo que llevó a muchos vascos a asentarse lejos de su país, ya fuese por deseos de participar en la aventura, ya por establecerse como comerciantes en los puertos base de las Flotas de Indias.

La causa fundamental de la emigración fue la particular estructura social de los territorios vascos. La herencia paterna solía recaer en uno de los hijos, no necesariamente el mayor, lo que relegaba a los demás varones a un papel secundario, del que solo podían liberarse emigrando de su tierra o como clérigos. La gran experiencia marinera de los vascos de la costa, y la excelente calidad de las naves cantábricas, que eran las preferidas para la carrera de Indias, les hizo participar en la Conquista de América, estableciéndose muchos en tierras americanas a partir del siglo XVI.

Unos siglos más tarde, cuando ya había descendientes de vascos repartidos por casi todo el mundo hispano, éstos participaron activamente, como la mayor parte de los miembros de la burguesía criolla, en las guerras de independencia americanas.

Tras la independencia hispanoamericana, hubo una nueva oleada de emigración, con un ámbito más amplio. La necesidad de buenos pastores en América, unida a la crisis económica en la vieja Europa, propició emigraciones masivas de vascos al Oeste estadounidense y al Uruguay. Siendo Buenos Aires el puerto de desembarco de los que se dirigían al Uruguay, muchos pastores se quedaron en Argentina.

La emigración creció y llegó a ser preocupante, especialmente en el País Vasco francés. Uno de los factores más relevantes fueron los desertores vascos del ejército francés. En 1850, cuando la población del País Vasco continental no llegaba a ser el 1% de Francia, el 50% de los desertores del ejército francés eran vascos. Se calcula que entre 1832 y 1907 marcharon cien mil personas de las tierras vasco-francesas en una época en la que la población media de la región era de 120.000 personas.

Otra emigración masiva de vascos se produjo tras la Guerra Civil Española, incluidos en la llamada diáspora republicana. Muchos de los que estuvieron en contra de la sublevación militar de 1936 tuvieron que abandonar España. Entre ellos se encontraba el Gobierno vasco, que se mantuvo como tal en el exilio hasta poco después de la llegada de la democracia.

Una última emigración forzada es la de todos aquellos ciudadanos (empresarios, periodistas, catedráticos, familiares de asesinados, etc.) que son acosados por la violencia de persecución del grupo terrorista ETA; así como los exiliados y huidos de la justicia por la persecución de los estados Español o Francés, generalmente a causa de su integración en dicha banda terrorista.

Emigración[editar]

Repoblaciones durante la Reconquista[editar]

En tiempos de Alfonso II de Asturias, en la incipiente Castilla se repueblan los valles de Mena y de Losa con foramontanos. La mayoría de los colonizadores de esta incipiente Castilla serán vascones en la zona oriental, y cántabros y godos en el centro y el oeste.[2]

Una prueba de estas repoblaciones vascas son los nombres de algunas localidades, como por ejemplo Naharros (Salamanca, Guadalajara y Cuenca) y Narros (Ávila, Salamanca, Soria y Segovia) –navarrros–, Bascones (Burgos, Palencia y Asturias) y Bascos (Lugo y Orense) –vascos– y Vizcaínos (Burgos).[2]

Por el lado navarro-aragonés, Alfonso I de Aragón repuebla en 1119 el territorio soriano con aragoneses y navarros, permitiendo a los musulmanes permanecer en zonas rurales, debido a la falta de gente en sus reinos.[2]

Así, los apellidos vascos se van repartiendo por ambas Castillas (Vieja y Nueva), La Rioja, parte de Aragón, La Mancha, el Reino de Murcia, Extremadura, Andalucía y las Canarias, y, una parte significativa pasó a Navarra y, a través de Aragón, al Reino de Valencia. También los apellidos navarros se propagaron en gran medida a estas últimas zonas y, a través de Castilla, a Extremadura, La Mancha y Andalucía.[2]

Una vez completada la conquista de Canarias, hacia 1525, sólo un cuarto de la población de las islas era guanche. Los demás eran inmigrantes castellanos, andaluces, gallegos y portugueses, y mercaderes y marinos vascos, burgaleses, catalanes y genoveses.[2]

También se instalaron vascos como repobladores después de haber servido a la Corona Española. Un ejemplo es el de Garci López de Arriarán, que después de servir en la Escuadra de Guarda del Estrecho, se quedó en Málaga con varios de sus parientes y algunos de sus hombres; y otro el de Domingo de Lezcano, probablemente pariente de Juan de Lezcano, que hizo lo mismo.[3]

Vizcaínos en Cádiz[editar]

A la izquierda del altar mayor de la Catedral Vieja de Cádiz se puede ver un escudo antiguo de Guipúzcoa.
y a la derecha el de Vizcaya, provenientes de la desaparecida Capilla de los Vizcaínos.
Iglesia de San Agustín (Cádiz). Encima de la puerta se puede leer ESTA PORTADA AZERES?? SANCHO DE URDANIBIA QD??. AÑO 1647.

El Colegio de Pilotos Vizcaínos de Cádiz disponía de capilla propia en la Catedral Vieja. Para su retablo, el maestro Gaetano Patalano realizó las siguientes esculturas en 1693. "San Fermín", "San Martín de Aguirre", "San Francisco Javier" y "San Ignacio de Loyola", todas de santos relacionados con Vasconia.[4] En la Edad Media y casi hasta el siglo XIX, se denominaba vizcaíno a todo el que procedía de las provincias orientales del Golfo de Vizcaya. Así, Juan de la Cosa, de Santoña, era conocido como vizcaíno. Por extensión, se aplicó este nombre a todos los de origen vasco.

Ya en tiempos de Alfonso X el Sabio, participaron vizcaínos en la repoblación de Cádiz.[5]

El descubrimiento de América dio nuevo auge a la ciudad, acudiendo muchos vascos a establecerse en ella, fuese como comerciantes, fuese como navegantes. Prueba de su presencia e influencia en la ciudad es el hecho de que el 18 de marzo de 1500 los Reyes Católicos confirman los privilegios y dan carta de Real Cédula a las Ordenanzas del Colegio de Pilotos Vizcaínos de Cádiz, considerado hoy como el primer precedente de la Facultad de Ciencias Náuticas de la Universidad de Cádiz.[6]

En el siglo XVI, los vizcaínos de Cádiz colaboraron en la formación de una escuadra para ayudar a defender la ciudad.[7]

A principios del siglo XVII un grupo de cargadores de Indias, de mayoría guipuzcoana, fundó la Venerable, Inmemorial y Pontificia Cofradía del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia y María Santísima de la Amargura en el convento de los agustinos, acogiendo en su seno a los vizcaínos residentes en Cádiz. En 1647 el vasco Sancho de Urdanibia edifica la Iglesia de San Agustín, que casi se puede considerar el templo del pueblo vasco en Cádiz, aunque, en la misma época, los pilotos vizcaínos mantenían su capilla propia en la Catedral Vieja.[4]

La Venerable, Inmemorial y Pontificia Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de la Amargura era conocida como Cofradía nacional de los vizcaínos (y hoy a veces se le llama Cofradía de los vascos), por agrupar en su seno a naturales de las provincias Vascongadas y del reino de Navarra, pudiéndose ver los tres escudos provinciales y el del viejo reyno en las cuatro esquinas de la bóveda central de la iglesia de San Agustín.[8]

Vascos en Chile[editar]

La inmigración vasca en Chile es amplia, notoria y continua a través del tiempo, pudiéndose dividir en períodos históricos: el descubrimiento, fundación y periodo colonial; la oleada de inmigración del siglo XVIII y las inmigraciones recientes (siglos XIX y XX). Actualmente Se estima entre 1.600.000 (10%) y 3.200.000 (20%) los chilenos que ostentan algún apellido vasco.[9] [10] [11] [12] [13]

Descubrimiento, fundación y periodo colonial[editar]

La presencia vasca en Chile comienza ya con el descubrimiento y conquista de lo que más tarde sería la república de Chile. En las huestes de Diego de Almagro en 1535 y de Pedro de Valdivia en 1540, ya venía un numeroso contingente de naturales de las provincias vascas y de Navarra, como así vascos pertenecientes a la diáspora del resto de España. Se cuenta, por ejemplo, que durante la fundación de Santiago de Chile, mientras el trazado era realizado por el alarife Pedro de Gamboa, natural de Elgorrieta, en Vizcaya, su amigo y compañero de armas, Pedro de Miranda, natural de Lara, en Navarra, amenizaba su labor tocando en un chistu canciones vascas tradicionales.

En 1557, junto a las huestes del gobernador García Hurtado de Mendoza, arriba Alonso de Ercilla, madrileño cuyos padres, miembros de la corte de Felipe II, provenían de Bermeo, Vizcaya. Ercilla fue el creador del poema épico La Araucana, donde destaca el valor de los araucanos. Poco tiempo después el que fue el primer poeta chileno Pedro de Oña (1570-1643), hijo de vascos, publicó el poema épico Arauco domado, donde la temática es la contraria.

Este contingente, a lo largo de los años de la colonia fue engrosando en número, destacando los numerosos gobernadores de origen vasco: Martín Ruiz de Gamboa, Martín García Óñez de Loyola, Pedro de Vizcarra, Francisco de Álava y Nurueña, Martín de Mújica y Buitrón, José de Garro, Juan Ustariz Vertizverea, José Santiago Concha y Salvatierra, Félix de Berroeta, Juan de Balmaceda Censano y Beltrán, Agustín de Jaúregui y Aldecoa, José de Rezabal y Ugarte y Francisco de Irarrázal. En el siglo XVI, de las 157 familias de la Península que se establecieron en Chile, 39 de ellas tienen apellidos vascos.

Oleada de inmigración vasca del siglo XVIII[editar]

Durante el siglo XVIII se vivió en la zona central de Chile una época de profundo crecimiento y larga paz. En esta época hubo una gran inmigración de las provincias vascas y de Navarra, logrando a finales del siglo XVIII una participación conjunta vasco-navarra que se estima en un 27% de la población chilena.(18,1% procedentes de las Vascongadas y 8,9% de Navarra).[14] Lograron ser el grupo regional más importante de la población, desplazando a los naturales y descendientes de nacidos en las regiones de Extremadura, Castilla la Nueva, Castilla la Vieja y Andalucía, que eran los componentes mayoritarios de la población chilena durante el período de la Colonia. Estas familias inmigrantes se dedicaron inicialmente de forma preferente al comercio, y en los años siguientes se produjeron numerosos enlaces con familias de origen castellano que eran poseedoras de tierras y títulos, dando origen a un nuevo grupo social conocido en la historia de Chile como "aristocracia castellano-vasca".

También durante este siglo se crea en Chile la cofradía de Aranzazu, creada con fines benéficos para ayudar a vascos en extrema necesidad.

Inmigraciones recientes (siglos XIX y XX)[editar]

Luego de la exitosa colonización alemana de gran parte del sur de Chile, en 1840, tuvo lugar una nueva oleada de emigración vasca, tanto de las regiones españolas como francesa. El último contingente vasco data de septiembre de 1883. Esta inmigración continuó a raíz de las guerras carlistas y luego se acrecentó con la guerra civil española, donde el poeta Pablo Neruda destacó como mediador para la inmigración de refugiados vascos a Chile, en gestiones autorizadas por el presidente chileno de esa época, Pedro Aguirre Cerda, con ascendientes vascos.

La presencia vasca y de descendientes de vascos en Chile es numerosa. Muchos chilenos con ascendientes vascos han destacado en los más numerosos ámbitos, sobre todo en el militar: Manuel Rodríguez y Erdoíza, Bernardo O'Higgins, cuyo abuelo materno era vasco y del cual heredó el nombre; cultural: Gabriela Mistral, Pablo Neruda; eclesiástico, los santos chilenos Alberto Hurtado y sor Teresa de Los Andes, el cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa[15] quien fue papable en la elección pontificia que siguió a la muerte de Juan Pablo II; político, sólo en el siglo XX, siete jefes de estado chileno tienen algún ancestro vasco (Federico Errázuriz Echaurren, Germán Riesco Errázuriz, Juan Luis Sanfuentes Andonaegui, Emiliano Figueroa Larraín, Pedro Aguirre Cerda, Salvador Allende Gossens (Uribe) o Augusto Pinochet Ugarte), entre otros.

Aunque quizás todo esto se puede resumir en una frase atribuida a Miguel de Unamuno: "La Compañía de Jesús y la República de Chile son las dos grandes hazañas del pueblo vascongado.".[16]

Políticos, militares y religiosos[editar]

En 1492, el descubrimiento de América va a modificar sustancialmente la vida de los españoles. Pese a la poca población vasca, muchos vascos van a destacar en esta etapa de descubrimiento, conquista y colonización de América, como en importantes sucesos posteriores.

Diásporas[editar]

Río de la Plata[editar]

A lo largo del siglo XIX el País Vasco estaba sufriendo una gran transformación: estaba pasando de una sociedad predominantemente agrícola y ganadera a una sociedad predominantemente industrial. Además, había sufrido la guerra contra Napoleón y las guerras carlistas. Estas fueron ganadas por los liberales, entre cuyos ideales se encontraban la Desamortización, con la consecuente pérdida del poder de la Iglesia, la modificación de los fueros, la igualdad de todos ante la ley, el servicio militar obligatorio, etc., ideas no demasiado queridas por la sociedad rural vasca. Muchos agricultores vascos escogieron irse a América, donde podían conseguir tierras, en vez de trabajar en su tierra en fábricas que normalmente estaban en manos de liberales. Además, hubo un importante aumento de población (de 535.539 personas en 1787 a 986.023 en 1910)

Por otro lado, las repúblicas del Río de la Plata deseaban acoger inmigrantes porque prácticamente solo tenían pobladas sus capitales y las costas, y pensaban que era bueno mezclar la sangre latina hispana con anglosajona para mejorar la raza y prosperar.[17]

El cónsul de Uruguay en Vitoria puso anuncios en los periódicos para animar a los vascos a emigrar a su país. Este mismo cónsul manifestaba a su Ministro de Relaciones Exteriores que la emigración vasca era preferible, ya que eran hombres fuertes y muy trabajadores, eran católicos y todos hablaban español.[17]

La suma de todos estos factores provocaron una emigración masiva de vascos hacia las nuevas repúblicas. En este contexto nacieron los ganchos y las agencias de emigración que (de forma similar a los que sucede hoy en día con los emigrantes) se lucraron a costa de los emigrantes que se hipotecaban para pagar el viaje a cambio de poder trabajar en el país de destino y así poder saldar su deuda.

Hubo una primera etapa de inmigración en Argentina (1835-1853) de pastores vascos del País Vasco francés. Le siguió una etapa posconstitucional entre 1853-1877 en la que muchos emigrantes se instalaron en la Pampa. Fueron más de 200.000 entre 1857 y 1864. Y más tarde, entre 1877 y 1914 les siguió otra ola de inmigrantes después de ser aprobada la ley de inmigración argentina.

Oeste de los EEUU[editar]

A mediados del siglo XIX, con la llamada del oro, muchos vascos emigraron a California en busca de nuevas oportunidades. La mayoría procedía de América del Sur, aunque algunos llegaron directamente de Europa.[18]

Los que procedían de Sudamérica habían sido pastores de la Pampa. Al no encontrar oro, decidieron volver a su oficio de pastores de ovejas, encontrando su oportunidad en las grandes praderas inexplotadas de California. Hacia 1870 habían aumentado sus rebaños y abierto grandes territorios para alimentar su ganado en la California meridional, cerca de las Montañas Rocosas, pasando por la Sierra Nevada y la meseta de Columbia. A finales del siglo XIX se habían repartido por las grandes llanuras del Oeste americano.

Las relaciones de esos pastores vascos con la sociedad norteamericana no era buena. Los ganaderos establecidos les consideraban intrusos, y el pastoreo era un oficio despreciado en el oeste americano. La mayoría de los pastores vascos vivieron una vida de aislamiento en un paisaje duro y, muchas veces, hostil, considerándolo solo como un periodo transitorio. En este contexto, las dificultades de formar familia y a la asimilación eran casi insuperables. Por estas razones, los vascos mantuvieron una gran sensibilidad hacia su patria. En su mayoría contemplaron su estancia en los EE.UU. como una especie de purgatorio para conseguir dinero y volver a Francia o a España.

Estos pastores vascos eran, en los EE.UU., pioneros de la trashumancia que caracterizó el pastoreo de corderos en el oeste americano. Mientras muchos volvían a su país, algunos consideraron quedarse, y compraron ranchos donde explotar sus ovejas. Muchos obtuvieron la ciudadanía de los EE.UU., y sus viajes a la casa madre eran cortos, a veces con la única finalidad de buscar esposa y volver con ella a América. Eran llamados despectivamente en el País Vasco amerikanoak, porque eran ricos y se les solía tener envidia. Entre 1900 y 1920 430.000 vascos se instalaron en los EEUU. Se van instalando en comunidades relacionadas entre ellas, como en Jordan Valley, ciudad del condado de Malheur (Oregón) construida por los vascos en 1915. También se instalan en Idaho y en Elko y Winnemucca en (Nevada). En los primeros años del siglo XX, los vascos consiguen aumentar su influencia en algunas empresas mercantiles, y su éxito en varios sectores ha servido para resaltar su presencia en esas regiones como un capital cultural y económico único. Al mismo tiempo, la comunidad vasca empezó a favorecer acontecimientos y festivales que propagasen la cultura vasca.

La inmigración vasca a los Estados Unidos fue prácticamente suprimida como consecuencia de la aplicación de la National Origins Quota Act de 1921, la cual perseguía limitar la emigración del sur y este de Europa (de acuerdo con la ley, la cuota anual de españoles se reducía a 131 personas, en tanto que Francia apenas podía enviar unas 4.000 personas).[19]

Hacia finales de la década de 1940, debido a la escasez de mano de obra tras la Segunda Guerra Mundial, la industria ovejera pasó una grave crisis. En 1952 el senador de Nevada Pat McCarran restableció la inmigración de pastores vascos en la immigration act, que autorizó una cuota de 500 (técnicamente Spanish Sheep Herders, "ovejeros españoles"). Pero los problemas entre rancheros y ecologistas hicieron que se limitase el número de ovejas, por lo que las ganancias dejaron de ser atractivas. La demanda de pastores vascos se redujo, redirigiéndose hacia México, Perú y Chile. A mediados de 1970 había menos de 100 pastores vascos en el oeste americano. Tras siglo y medio, los vascos han dejado su impronta en la economía rural del oeste americano.

Algunos han vuelto al País Vasco, como Jon Andueza, cineasta y presentador de la televisión del País Vasco, Euskal Telebista, que nació en Oregón. Otros son personajes conocidos como John Garamendi, nombrado por Bill Clinton secretario del Interior en EE.UU., o Paul Laxalt, gobernador de Nevada y consejero de Ronald Reagan.

Franquismo[editar]

La caída del frente Norte primero y el final de Guerra Civil, con la victoria franquista, empujó al exilio a miles de personas, incluyendo a soldados del Eusko Gudarostea y otros soldados vascos del ejército republicano, miembros de los partidos políticos opuestos a la sublevación y al propio Gobierno Vasco.

La mayor parte se trasladó primero al País Vasco Francés y allí se decidía su destino final. Sus vínculos familiares en América Latina o la información que habían obtenido sobre ellos (de su familia,de su pueblo...) solía tenerse en cuenta a la hora de enviar a las miles de familias a lo que sería su exilio.

En 1939 el Gobierno Vasco en el exilio estimó en 150.000 los exiliados vascos que había sólo en el País Vasco francés. No existen sin embargo estadísticas oficiales para el resto de vascos que en vez de huir al País Vasco francés emigraron a otros países como refugiados políticos. Muchos se refugiaron en América Latina. Unas 35.000 personas llegaron a México, Venezuela y Argentina tras la Guerra Civil española.[20] Las comunidades vascas existentes en el continente recibieron a los exiliados, les ofrecieron asistencia sanitaria, alojamiento incluso empleo. Multitud de refugiados vascos partieron sin embargo hacia otros países europeos, principalmente a la Unión Soviética, Bélgica y el Reino Unido. En principio lo que iba a ser una situación temporal se convirtió en su nuevo hogar ya que una gran parte de ellos no pudo volver por razones tanto políticas como económicas.

Tras la Segunda Guerra Mundial se produjo otra oleada migratoria, esta vez de carácter económico, a Australia, país que experimentó un repentino auge económico. El país necesitaba de mano de obra, por lo que puso en marcha una política agresiva de inmigración para aumentar su población. En 1958 la Asociación de Productores de Caña del norte de Queesland envió un representante a España para reclutar mano de obra. Más de 5.000 españoles emigraron a Australia en los años siguientes, la mitad de ellos vascos.

Por su parte, el Gobierno Vasco mantuvo, no sin problemas, su sede en París bajo la presidencia primero de José Antonio Aguirre y, tras su muerte en 1960, de Jesús María de Leizaola, y centró su actividad en el seguimiento de la situación social del País Vasco y en ser una activa voz opositora al régimen de Franco.

Democracia[editar]

Hasta el 2005, 383.700 personas han abandonado el País Vasco, lo cual no ha modificado el numero de la población de la comunidad autónoma debido a un flujo inmigratorio similar.[21]

Desde algunos sectores como el Foro de Ermua se asocia gran parte de esta emigración con el terrorismo de ETA y la presión y amenazas de su entorno.[22] En el estudio de la Fundación BBVA "Evolución de la población española en el siglo XX",[23] presentado en 2007, se hacia eco de que casi 200.000 personas han abandonado el País Vasco desde el inicio de actividad de la banda terrorista ETA, siendo este número de 157.417 personas entre los años 1980 y 2000. Si bien este estudio alude como una de la principales causas de esta emigración el miedo infundido por ETA, su coordinador Julio Alcaide también matizó en su presentación otras motivaciones y componentes sociológicos que no se tuvieron en cuenta, como el hecho de que los jubilados oriundos de otros lugares de España residentes en el País Vasco, una vez jubilados tienden a regresar a sus lugares de origen.[24]

En 2005 el Foro de Ermua organizó y presentó en Madrid las que denominó como Comisiones de la Diáspora Democrática,[25] agrupando, según el diario El Mundo, a varios cientos de personas.[26] El acto fue presentado por Fernando Savater, María del Carmen de las Heras, Mikel Buesa, Mikel Azurmendi y José María Calleja. En el alegó que en los últimos 25 años, 383.700 personas se había marchado del País Vasco, 119.000 de ellos durante el Gobierno de Juan José Ibarretxe, y reivindicaron el derecho a votar en Euskadi de todos esos "exiliados forzosos". La mayoría de estos viven actualmente en otras partes de España, aunque algunos se han trasladado al extranjero.[27] [28] En 2009 la fundación DENAES comenzó una iniciativa similar.[29] Entre las personalidades vascos que abandonaron Euskadi debido a la presión del entorno etarra se encuentran el antropólogo Mikel Azurmendi, el historiador Txema Portillo,[30] el cantautor Imanol Larzabal o el escultor Agustín Ibarrola.

Por otra parte, diversas asociaciones independentistas de la diáspora vasca y asociaciones de apoyo a los presos de ETA definen a los huidos de la justicia española y francesa por su relación o pertenencia a ETA como "exiliados políticos".[31] La Asociación Diáspora Vasca denuncia que más de dos mil vascos se encuentran huidos en el extranjero y la presión ejercida para su extradición.[32]

Presencia en distintos países[editar]

Argentina[editar]

Por razones económicas o políticas para miles de vascos tanto del País Vasco francés como del País Vasco español, Argentina ha sido un lugar de acogida.Se calcula que alrededor del 10% de la población argentina tiene ancestros vascos.[33]

Casas Vascas (Euskal Etxeak)[editar]

De un total de 162 en todo el mundo, en Argentina se encuentran 76 (casi la mitad) centros relacionados con la cultura vasca[34] oficialmente reconocidos por el Gobierno Vasco en virtud del Decreto 318/1994, de 28 de julio, por el que se regulan el Reconocimiento y Registro de los Centros Vascos ubicados fuera de la Comunidad Autónoma del País Vasco.Una de las mas grandes se encuentra en Llavallol,partido de Lomas de Zamora,esta es el colegio,hogar de ancianos y capilla Euskal-Echea;en este se realiza una vez al año una multitudinaria fiesta, la llamada "Fiesta Vasca", a la cual asisten muchas personalidades importantes además de la totalidad del alumnado de la institución.

Herencia cultural[editar]

La comunidad vasca ha dejado su huella en Argentina como, por ejemplo, la toponimia[35] y los apellidos.

Anualmente se celebra la Semana Cultural Vasca de Argentina en una localidad diferente con un programa festivo cargado de actos culturales. También existen diversas fundaciones y asociaciones como la Fundación Vasco Argentina Juan de Garay y Euskal Argentina y en universidades como la Universidad de la Plata se ofrecen programas de lectorado de euskera y cultura vasca.[36]

Publicaciones[editar]

Colombia[editar]

La presencia del pueblo vasco en Colombia también tuvo gran importancia , sobre todo en la región de Antioquia, hecho que ha suscitado gran interés. De esto se encargaron especialmente dos historiadores norteamericanos: Everett Hagen y Leonard Kasdan. Hagen consultó la guía telefónica de Medellín en 1957 y constató que un 15% de los apellidos era de origen vasco, encontrando luego que dentro de los empresarios este porcentaje de apellidos constituía hasta un 25%, lo que le permitió concluir que la herencia vasca era muy importante para explicar el mayor desarrollo industrial de Antioquia en el contexto colombiano. Estas ideas fueron sustentadas por los representantes de las teorías desarrollistas, quienes buscaron justificar el crecimiento empresarial a partir de "la personalidad de los grupos sociales". Hoy en día el 40% de los apellidos antioqueños son de origen vasco.[37] Se encontraron en el directorio telefónico casi un centenar de apellidos vascos, algunos con mucha abundancia de nombres y otros con muy poca: Montoya (74), Zuluaga (35.5), Echeverri (29.6), Alzate (29,5), Aristizábal (29.5), Chavarriaga (28.8), Uribe (28), Palacio (25), Salazar (23.5), Gaviria (20), Ochoa (18.5), Orozco (17.8), Echavarría (16.3), Arroyave (16), Acevedo (Acebedo) (15), Aguirre (13), Atehortúa (13), Arbeláez (12), Cárdenas (11.9), Galeano (10.7), Berrío (10.5), Isaza (10), Arcila (9), Bolívar (8), Orrego (Orregui) (7.7), Durango (7.5), Maya (7), Vergara (7), Avendaño (5), Chaverra (5), Arteaga (4.5), Oquendo (4.4), Mira (4.3), Amaya (4.3), Chavarría (4), Espinal (3.5), Foronda (3.5), Idárraga (3.1), Ibarra (3.1), Araque (2.5), Arrubla (2.5), Ayala (2.5), Olarte (2.5), Quintana (2.3), Arizmendi(varias ortografías) (2), Navarro (2), Zabala (1.8), Lezcano (1.3), Guevara (1.2), Ibargüen (0.8), Leniz(s) (0.8), Suescún (0.8), Barreneche (0.7), Elejalde (0.7), Gamboa (0.7), Larrea (0.7), Mariaca (0.7), Zambrano (0.6), Solano (0.6), Mondragón (0.5), Arrieta (0.5), Aranzazu (0.4), Echandía (0.4), Aramburo(u)(0.3), Olano (0.3), Rada (0.3), Alvear (Alviar) (0.3), etc[38]

Herencia Cultural[editar]

Sustrato vasco en el habla antioqueña

El habla actual en Antioquia, observada de cerca, tiene evidentes influencias del vasco. Son de origen vasco los vocablos ‘ama’ o 'amá' (mamá), ‘coscorria’ (inservible, inepto), y ‘canilla’ (grifo), por citar sólo algunos casos. También es vasca por ejemplo la pronunciación de la letra ‘s’ apicoalvelar, tan marcada en los antioqueños, y de la letra ‘ll’ (doble L) africada, sin pasar por alto la inclusión de la letra "a" antes de ciertas erres iniciales: arrecostarse, arrecoger, arrecordarse, en lugar de recostarse, recoger, recordarse, etc.[39] Ver también Español antioqueño.

Respecto a los vascos, se encuentran semejanzas con los paisas (apócope de paisano: proveniente de la región de Antioquia ) que podrían comprobar la hipótesis de que áquellos hacen parte del ancestro de éstos: son dueños de un espíritu orgulloso y enaltecedor del trabajo duro, poseen un territorio montañoso donde han desarrollado desde siempre trabajos de minería y pastoreo, han alcanzado cierto desarrollo industrial y, en cuanto a la indumentaria, puede notarse la utilización de la boina vasca por parte de los paisas, Aún a día de hoy se puede ver la influencia de la etxe vasca en las casas tipicas antioqueñas.


Como decía Juan Ospina (1955) ¿Hay algo mas parecido al pueblo vasco que el antioqueño? Que lo digan: el carácter migratorio de sus habitantes, su individualismo feroz, su espíritu de economía y orden, su respeto al padre, su cariño lírico e inasible por la madre, su religiosidad y su alegría por las fiestas del culto. Su fanfarronería más gascona que andaluza, su especialidad en palabras de grueso calibre, en vizcaínos, su tendencia a las apuestas, sus convites campesinos, su capacidad poética y su admiración por las trovas, su belicosidad cuando se les trata en forma áspera, su sensación de personalidad aunque se enmascare en una timidez campesina, su gusto casi vital por el cerdo y sus derivados, su amor casi anatómico a la sensación de libertad. “Lleva el hierro entre mis brazos por que en el cuello me pesa” y en mas que nada se parece al vasco que ha cantado de siglos: Navarrisco valiente, Que ni Dios pué con ti, Y contigo no puede, Porque Dios te hizo así. Es el pueblo antioqueño, raza vascongada que va buscando la montaña como la aguja al imán y así va esparciéndose en el territorio patrio, en el abanico de nuestras cordilleras. Con sus docena de hijos, con su tiple y con su hacha, y con su confianza en si mismos, que los hace sentirse estrechos en los lares paternos.[40]

Gastronómicamente el uso del cerdo en la dieta diaria como el chorizo y la morcilla, las legumbres como las alubias y la gran semejanza entre el Talo vasco y la arepa antioqueña.

Talo vasco muy similar a la Arepa antioqueña

Indumentaria[editar]

Se pueden apreciar similitudes,entre la indumentaria masculina de ambas regiones.

Traje tipico Antioquia

Música[editar]

En lo musical es interesante comparar el aire andino por excelencia en Colombia, el Bambuco, con el Zortziko vasco. El cantante colombiano Juanes (Juan Esteban Aristizábal) grabó una cancion en euskera, el idioma de sus antepasados, para el album Kalea del musico vasco Kepa Junkera.Adalpeko-Juanes Según dijo el interprete, sus abuelos eran vascos, al igual que muchos de su tierra, en Antioquia[41]

Casas Vascas[editar]

Centro de Estudios Vascos de Antioquia[42] El Centro de Estudios Vascos de Antioquía es una entidad cultural y académica de la ciudad de Medellín, Antioquia, que ha venido contribuyendo desde el 2004 al estudio y difusión de la presencia vasca en esta región del país sudamericano.[43]

La Fundación Centro Vasco Gure Mendietakoak, es una institución cultural que nació en el municipio antioqueño de Caldas, su objetivo es el de difundir las distintas manifestaciones de la cultura vasca en este municipio y en Antioquia.[44]

La Fundación Internacional Casa Montoya, es una institución formada en torno a los descendientes de los hermanos Fernando y Antonio de Montoya y Salazar, oriundos de Berantevilla en Álava, quienes trajeron este apellido a Antioquia que se ha extendido por toda América, sus objetivos son familiares, culturales y sociales.[45]

También existe la Casa Vasca de Antioquia "Luis Miguel de Zulategi", reconocida por el gobierno vasco. Ubicada en el centro de Medellín, esta entidad se dedica a dar a conocer diferentes aspectos de la cultura vasca, como la pintura, la música y la tan reconocida gastronomía de esta región española a través de diferentes eventos como la Semana Vasca, que se suele celebrar en octubre, exposiciones en diferentes salas de Medellín y cursos de gastronomía para enseñar a quienes estén interesados en saborear un poco aquello que los vascos llevamos tan dentro.

Estados Unidos[editar]

En Estados Unidos hay una gran comunidad de vascos. Las diferentes asociaciones están unidas en la North American Basque Organizations (NABO), creada en 1973. Organizan diversos actos y festejos. La más importante es la llamada National Basque Festival, que se celebra desde 1959. Los pioneros de este festival fueron Robert Laxalt y Peter Etxeberria en la ciudad de Sparks (Nevada).

Centro vasco de Boise, Idaho.

Una zona en la que la presencia vasca es especialmente notable es el área de Boise (capital de Idaho, donde dicen que residen unos 20.000 vascos). El actual alcalde de Boise, David H. Bieter, tiene antepasados de origen vasco.

Casas Vascas[editar]

Aviso navideño parcialmente en euskera, en Boise.

En los Estados Unidos existen 36 centros relacionados con la cultura vasca [1] oficialmente reconocidos por el Gobierno Vasco en virtud del Decreto 318/1994, de 28 de julio, por el que se regulan el Reconocimiento y Registro de los Centros Vascos ubicados fuera de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Herencia cultural[editar]

En Boise hay un Basque Museum & Cultural Center (Museo y centro cultural vascos), y en la zona próxima a este centro hay muchas tiendas y restaurantes en los que se hace notar la cultura vasca en el llamado "Basque block".

Publicaciones[editar]

En la Universidad de Nevada, mediante el Basque Estudies Program, se llevan a cabo estudios sobre la cultura vasca, se dan clases de euskera y se publican libros, como Amerikanuak: Basques in the New World, In a Hundred Graves: a basque Portrait, Basque Nationalisme, etc.

  • "Un legado que perdura. La historia de los vascos en Idaho"

John Bieter y Mark Bieter, 2005.

Chile[editar]

Casas Vascas[editar]

Actualmente sólo dos casas vascas (Euskal Etxeas) chilenas, son reconocidas por el gobierno vasco: la Eusko Etxea de Valparaíso, fundada en 1943 y la Eusko Etxea' de Santiago de Chile, fundada en 1959, existiendo diversas postulando a tal distinción, las de Valdivia, Linares (Chile), Temuco y la de Iquique.

Herencia cultural[editar]

Chile posee una amplia toponimia vasca, ya sea de lugares, como nombres de calles o de accidentes geográficos, destacándose el caso de la ciudad de Constitución (Chile) cuyo nombre original era Nueva Bilbao, en cuyo escudo aún conserva el escudo de Vizcaya.

En el ámbito gastronómico cabe destacar el chacolí vino algo ligero y agrio que se produce comúnmente y en grandes cantidades en Chile. [46]

San Pedro y Miquelón[editar]

Esta colectividad francesa de la costa canadiense fue la base de pescadores franceses, principalmente vascos, bretones y normandos. La mayoría de los vascos eran de San Juan de Luz (Saint-Jean-de-Luz, Donibane Lohizune) y hoy en día existe una importante comunidad vasca en el archipiélago.

Herencia cultural[editar]

Existen muestras de la herencia cultural de los vascos como el propio nombre de una de las islas que forman la colectividad, Miquelon, cuyo nombre proviene del euskérico "Mikel" (Miguel). Otra herencia cultural es sin duda la afición por la pelota vasca ya que el frontón Zazpiak bat es uno de los símbolos más conocidos de la presencia vasca del archipiélago. De hecho la asociación Zazpiak-bat de pelota está afiliada a la Federación Francesa de Pelota Vasca.[47]

La bandera oficiosa de San Pedro y Miquelon posee tres emblemas en la franja vertical entre los que está la ikurriña, la bandera vasca, siendo las otras dos armiños herládicos de la Bandera de Bretaña y dos leones pertenecientes al escudo de Normandía.

Anualmente se celebran las Fiestas Vascas en el archipiélago, que cuentan con un programa festivo[48] con dantzaris, partidos de pelota y exhibiciones de deporte rural.[49]

Publicaciones[editar]

México[editar]

La Bandera de Durango es un símbolo de identidad bajo raíces vascas en México

Los primeros vascos llegaron durante el período colonial hacia la Nueva España; Fray Juan de Zumarraga fue un vasco que tuvo un papel importante en la evangelización de los mexicanos, fue fundador de Real y Pontificia Universidad de México, y también fue el primer obispo de la Nueva España, se fundó la cofradía de Nuestra Señora de Aranzazú y años después la devoción jesuita por San Ignacio de Loyola. Arribó a México otra segunda comunidad en un número de 1.533 miembros a finales del siglo XIX quienes fundaron la Casa del Pueblo Vasco en 1907 bajo autorización del ex-presidente mexicano Porfirio Díaz. Los vascos cuentan con 8.500 miembros[50] radicados en México DF, Colima, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Durango, Chihuahua, Coahuila, Oaxaca, Quintana Roo y Campeche. Esta comunidad arribó a México desde el siglo XIX y en un número de 1.533 miembros, huyendo de persecuciones en España y Francia. A la fecha algunos de los miembros de dicha comunidad son muy destacados entre las actividades restauranteras y hoteleras.

Según datos de la comunidad, en Colima habitan aproximadamente unos 2000 vascos sin contar sus descendientes. El "Instituto Javier Mina" es punto de reunión cultural de esta comunidad, es lugar de expresión de jóvenes vascomexicanos y amigos del País Vasco. Existe un grupo de vascos presos en carceles mexicanas que han sido detenidos por tener simpatía con ETA y realizar actos de independentismo fuera de las fronteras españolas.[51]

La pelota vasca en México se practica desde 1895, aproximadamente, y está representada por la Federación Mexicana de Frontón, A.C. La conforman actualmente 17 especialidades de participación internacional, y se practican en el país 26, en total. En la Ciudad de México existen más canchas para la práctica de la pelota vasca que en cualquier otra ciudad del mundo.

En México los vascos, o los criollos de origen vasco han representado uno de los grupos más importantes del país. También se puede observar la huella de los vascos en los nombres de las ciudades de Patzcuaro, Celaya, Cadereyta, Bernal Villa de Ayala, Arizpe Pabellón de Arteaga, Santa Rosa Jáuregui, Arizpe y Durango o en las colonias Narvarte, Echegaray o Euzkadi así como varias construcciones coloniales como el Colegio de las Vizcaínas el palacio de Palacio de Lecumberrila Iglesia de San Ignacio de Loyola en la ciudad de México; y más allá se han caracterizado por ser una de las aristocracias más poderosas de México como es la familia Azcárraga, los Lascuráin, los Iturbide, los Yturbe o los Labastida o dejando huella en el urbanismo capitalino en las calles de las colonias Del Valle, Doctores, Tacubaya, o el sur del centro (el Cuartel vasco en tiempos coloniales) pueden verse el nombre de benefactores de las colonias y médicos importantes como: Aniceto Ortega, Martín Mendalde, Concepción de Béistegui, Yturbe, Juan Sánchez Azcona, Álvarez de Icaza Dr. José María Vértiz, Dr. Navarro, Dr. Liceaga, Francisco Olaguibel, Meave, Echeveste, Aldacoa y Aranda o al oriente, el Anillo Periférico toma el nombre de Canal de Garay.

Uruguay[editar]

Se estima que hasta el 10% de la población de Uruguay tiene al menos un progenitor con un apellido vasco.[52] La primera ola de inmigrantes vascos a Uruguay llegó desde el País Vasco francés, comenzando alrededor de 1824.

Venezuela[editar]

Aparece su nombre actual en el mapa del cartógrafo vasco Juan de la Cosa (1500) como Venezieula, designación que le dieran Vespucio y Ojeda por recordar sus palafitos a la célebre ciudad italiana. La Cosa y Rodrigo de Bastidas visitaron la zona ese mismo año. En el tercer viaje de Colón (1498) participaron los hermanos Arana, el tonelero Martín de Arriarán, el larrabezuano Pedro de Bilbao y el secretario de Cristobal Colón, Bernardo de Ibarra. El 30 de julio divisaron la isla Trinidad y el 1 de agosto la costa venezolana, concretamente el golfo de Paria situado cerca de las bocas del Orinoco (paralelo 10 Norte), desde donde tocaron y reconocieron la isla Margarita y se dirigieron a Santo Domingo, el único enclave europeo existente aún por entonces. Ibarra declaró en el pleito entre el fisco y Diego Colón haciendo saber al Rey y a la Reina "las perlas y cosas que habían hallado" y que Colón había enviado "una carta de marear los rumbos e vientos por donde había llegado a Paria."

Fundación de Caracas

Varios vascos participan en los intentos de fundación de 1526 y 1528: Pedro de Alegría (teniente de gobernador) y Martín López, entre otros. En 1567 Juan de Losada crea Santiago de León de Caracas. Le acompañan Diego Henares de Lezama, baracaldarra, autor del trazado de la ciudad y contador real, Sancho del Villar, oñatiarra, miembro del primer cabildo y de los siguientes, alcalde en 1590 y alférez general del mismo, Francisco de Agorreta, Francisco Maldonado de Armendáriz, Juan de Amézaga, etc. A comienzos del siglo XVI se hallan en la zona los vascos Domingo de Zubizarreta, Sancho de Lizaur, Juan López de Arrichulueta (veedor de la costa de Cubagua y de las Perlas), Martín de Ochandiano (tesorero real) y fray Antonio de Bilbao (prior del convento franciscano de Nueva Cádiz de Cubagua en 1531). El vizcaino Bono de Quexo explora por primera vez la isla de Trinidad (1515). Por entonces se conoce el paso por la zona de los capitanes Hernando de Beteta y Basconia. Otro capitán, Gonzalo Martel de Ayala, toma parte en 1538 en la expedición de Espira hacia San Juan de los Llanos. El capitán Basconia en la del alemán Ambrosio Alfinger al lago de Maracaibo (1529 y 1533). En 1540 Martín de Arteaga y Sebastián de Amescua, capitanes, participan en la expedición de Felipe von Hutten al mítico El Dorado.

Conquistadores y colonizadores

(Siglos XVI y XVII) Venezuela cuenta con tierras productoras de cacao, café, azúcar y tabaco. Junto con Argentina está considerado como el que mayores extensiones posee de terreno fértil para el ganado (junto a las cordilleras y bosques de la Guayana). Son célebres sus minerales: diamantes, oro, cobre, hierro, plomo y piedras preciosas. Entre quienes acuden a lo que será Venezuela se hallan expedicionarios, colonizadores, funcionarios reales, traficantes de esclavos (principalmente desde Africa), buscadores de perlas, etc. El recuento de vascos sería larguísimo. Juan Pérez de Tolosa, juez de residencia para la zona de Venezuela y Cabo de la Vela, llegó en 1546 y restableció el orden en la ciudad de Coro y Tocuyo. Su hermano Alonso reconoció lo que sería Trujillo. Destaquemos al primer Simón Bolivar, de Zenarruza, escribano real y secretario de la Real Audiencia, que, desde Santo Domingo pasa, en 1589, a Caracas como primer regidor perpetuo y procurador general. A él se debió la creación de escuelas de primeras letras y un seminario de gramática dirigido por Juan de Arteaga y Simón de Basauri (1591). El capitán Antonio de Berrio, buscador de perlas en Guayana, baja por el delta hasta el Orinoco donde funda San José de Oruña (1592) y Santo Tomás de Guayana (1593, más tarde Angostura). Mención aparte merece la nueva aventura de Eldorado (1561) con Lope de Aguirre y Pedro de Ursúa como protagonistas y Barquisimeto como punto final de la misma. Ya en el s. XVII sobresalen los estancieros, propietarios agrarios como Francisco de Arrieta, Pedro Hernández de Galarza y Antonio Arraez de Mendoza en el valle de Bobures, Juan Félix de Arrúa en el valle de Chama, etc.Entre los gobernadores y miembros del cabildo de Caracas aparecen los apellidos Alquiza, Hernani, Oñate, Aguirre, Hoz de Berrio, Ybarra, Bolívar, Lezama, Arguinzoniz, Zabala, Arechederra, Mendoza, Arteaga, Múxica y Butrón, Villela, Echeverría, Landaeta, Guevara, Zuazo, Arraez, Ochoa, Bera etc. En Barinas, los Ochagavía, en Barquisimeto los Ansola, en Mérida los Uzcategui, etc. En la lucha contra los piratas holandeses del primer tercio de siglo destacaron los navarros Lope Díaz de Armendáriz (marqués de Cadreita), el almirante Manuel de Redín y su hermano, el capitán Tiburcio Redín que en 1637 ingresó capuchino y murió, en 1651, en La Guaira.

Misioneros capuchinos

Formaron parte de la penetración blanca, para lo cual aprendieron las lenguas aborígenes. En 1672 Francisco de Puente la Reina y otros 10 frailes, pasaron a Cumaná donde residieron durante 40 años. Este navarro fundó la Conversión de la Doctrina Cristiana para los índios chaimas. F. Javier de Alfaro (Manuel Frías) pasó del convento de Los Arcos a Maracaibo; escribió un catecismo para cada grupo de nativos coianos, chaques y anatomos. Nicolás de Rentería misionó en Los Llanos en 1663. Antonio de Idiazabal llegó a Venezuela en 1672 y murió, enfermo, en Cumaná.

Real Compañía Guipuzcoana de Caracas

Fue la compañía mercantil por acciones más importante de su tiempo (1728-1785); su objetivo desbancar a los holandeses del comercio del cacao venezolano (también tabaco y cueros). El permiso real autorizó a los guipuzcoanos a traerlo a cambio de llevar mercancías propias desde Pasaia y Cádiz y pagar un canon al monopolístico puerto de Cádiz. El factor principal en Caracas fue Pedro de Olavarriaga. Se abrieron factorías en La Guaira, Caracas, Puerto Cabello, San Felipe, Maracaibo, Cumaná y Guayana. No sólo llevó mercancías guipuzcoanas sino también pertrechos y tropas y habilitó embarcaciones propias para defender Venezuela de los ataques ingleses drante la guerra del Asiento en la que se distinguió Blas de Lezo. A ella se debió la colonización de Cumaná y varios ensayos pesqueros. La declaración de libre comercio de 1778 y el acoso inglés determinaron su cierre. Veáse Real Compañia Guipuzcoana de Caracas. Los vascos establecidos en Venezuela prosiguieron la colonización principalmente en los valles de Aragua, en las llanuras de Cojedes, Portuguesa, Orinoco y costas de Caracas. Introdujeron, entre otras cosas, el añil de tinte, el algodón y la caña de azúcar. El vínculo con Pasaia-San Sebastián se mantuvo hasta finales del siglo XVIII.

Ya para principios del siglo XVIII se asumen como un grupo asentado en la Capitanía General de Venezuela y pertenecientes a la elite criolla, prueba de ello es el funcionamiento de la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas la cual tuvo el monopolio económico con la región desde 1728 hasta 1781. Ilustres próceres de la independencia venezolana tenían antepasados vascos, entre los que destacan el Libertador Simón Bolívar, Rafael Urdaneta, Carlos Soublette, José Antonio Anzoátegui, José Tadeo Monagas , José Gregorio Monagas y Juan Bautista Arismendi. Andrés Ibarra hizo la campaña del Sur con Bolivar en 1829 y realizó la pacificación de Pasto y Popayán; muerto "El Libertador", sirvió bajo el general Mariano Montilla y desde 1833 se dedicó a los asuntos de su país. Diego Ibarra tomó parte en el sitio de Barinas y la batalla de Carabobo; fue edecán de Bolivar contribuyendo a la toma de Angostura (Ciudad Bolivar), luchó también en Colombia y en la campaña del Ecuador y en 1833 se incorporó al Ejército con el grado de general. Juan Guillermo de Iribarren luchó a las órdenes del general Urdaneta distinguiéndose en Cojedes; en 1824 fue comandante general del 4º distrito de Venezuela y acabó con la sublevación de Carabobo. En el terreno de la cultura, Francisco María de Irastorza, alavés de Subijana, gestionó, como gobernador del obispado (1800), la elevación del Colegio universitario de Mérida a Universidad. Conviene recordar finalmente que los versos del himno venezolano fueron escritos por Vicente Salias y su música por Juan Landaeta, ambos fusilados en 1814 durante la guerra de independencia. Otro notable venezolano como el pintor Arturo Michelena considerado uno de los mejores pintores venezolanos del siglo XIX tenía antepasados vascos.

Segunda oleada inmigratoria vasca

(1939- ). Una segunda oleada, la definitiva en la constitución de la actual colonia vasca, fue la impulsada por la guerra civil de 1936-1939 que polarizó a derechas e izquierdas en Venezuela. Con ésta en curso y la mundial en puertas, el Gobierno creó, deseoso de recibir aportes demográficos, un Instituto Técnico de Inmigración y Colonización de tierras que utilizó, impulsado por Arturo Uslar Pietri, desde el principio a vascos. En junio de 1939 salía de Europa el primer grupo de refugiados vascos. Los recién llegados destacaron en la enseñanza (los Miangolarra), la construcción (Aguirrezabala, Salvador, Badiola, Múgica, Rousse, etc.), la agricultura, el comercio y la industria pesquera ("Pesquerías Vascas del Caribe"). En 1940 se crea una Delegación del Gobierno Vasco y los nuevos emigrados erigieron una Asociación de Socorros Mutuos presidida por Ignacio de Rotaeche. Dos años después comenzaron a florecer los Centros Vascos de Caracas, El Tigre, Puerto La Cruz, La Victoria, Valencia, Maracaibo, Cumaná, etc.

José Antonio de Aguirre, presidente del Gobierno Vasco en el exilio, al que dos diplomáticos venezolanos (Rómulo Araujo y Carlos Enrique Aranguren) habían auxiliado en su huida de Europa, visitó por primera vez Venezuela en octubre de 1942 (en 1983 lo haría Garaicoechea, también lehendakari). Se celebró en el frontón de Caracas el I Campeonato de Pelota. El CV de Caracas abrió sus puertas en ese año tras la labor de una comisión constituida por Víctor Elguezabal, Andoni de Arozena, José Luis Ochoa de Chinchetru y alguno más. Luego, en 1950, se inauguró la nueva sede en el barrio residencial de "El Paraíso". En torno a la nueva sede bullen Martín Gaubeka, José Estornés, José Elguezabal, Miguel Pelay, Florentino Urarte, Juan de Iturri, etc. Cuenta con banda de txistularis (1966, están los hermanos Oñatibia), club de fútbol, Ikastola dirigida por Iziar Basterretxea (1965), etc. Un rasgo común en la colonia vasca es su devoción por Simón Bolivar al que todos los años le rinden homenaje. Asimismo su cultivo de la música (coro "Pizkunde" desde 1942), la danza, grupos vocales, teatro, etc.

En 1939 a consecuencia de la Guerra Civil Española se inicia la llegada a puertos venezolanos de lo que se considera la más grande migración de vascos a Venezuela desde la colonia. Con el apoyo del Gobierno vasco en el exilio, el Gobierno Venezolano del General Eleazar López Contreras y contando con la aprobación de un gran número de intelectuales venezolanos como Arturo Uslar Pietri y Antonio Arraíz, el día 24 de Junio del mismo año 82 vascos abordan el trasatlántico "El Cuba" en el puerto francés de Le Havre partiendo hacia Venezuela bajo las notas del Txistu de Segundo de Atxurra quien interpreta el Agur Jaunak, muchos de ellos despidieron a su tierra para no volverla a ver. La llegada de este primer contingente fue todo un suceso en la Caracas de la época y la prensa local se hizo eco del mismo dedicando algunas reseñas, en las mismas se menciona que el Domingo 6 de Julio de 1939 después de oír misa en la Iglesia de Santa Rosalía en la ciudad de Caracas, el grupo acompañado de Arturo Uslar Pietri y Simón Gonzalo Salas hacen una ofrenda floral a los restos del Libertador Simon Bolívar en el Panteón Nacional, cantando el Agur Jaunak, el Himno Nacional de Venezuela y el Eusko Abendaren Ereserkia, creando este último gran polémica ya que algunos medios criticaron esto, erróneamente, por “haberse interpretado himnos comunistas en el panteón nacional”, situación que no fue tomada en cuenta por el Gobierno Venezolano. A esta primer contingente se produjeron otros de manera casi consecutiva y con un numero mayor de personas.

Euzko Gaztedi y la prensa extraterritorial

EG se creó en 1948 en el seno del Centro Vasco de Caracas con la finalidad de agrupar a la juventud e impulsar actividades culturales y sociales. Sus presidentes fueron: Martín Ugalde, Sabin Zenarruzabeitia, Jon Urrezti, Iñaki Elguezabal, Jon Aretxabaleta, Jesús Dolara, Joseba Leizaola, Rosario Amestoy, Iñaki Aretxabaleta, Joseba Bilbao, Joseba Iturralde, Txomin Bizkarret, Bilgen Amézaga, Iñaki Anasagasti, Jesús Azpiritxaga, Iñaki Goikoetxea, Xabier Azpiritxaga, Adolfo Urrutia y Ander Amenabar. De la labor de este grupo dinamizado por Jokin Intza surge Euzko Gaztedi del Interior-Resistencia Vasca (EGI), dependiente del PNV, que introdujo clandestinamente la revista "Gudari" en Ultramar entre 1960-1974 y publicó importantes títulos (Steer, Landáburu, Azpiazu, Aguirre, Leizaola, Abrisketa, etc.). Algunos de sus miembros y los nuevos refugidos de los 60 establecen un grupo afín a ETA. Por lo demás conviene hacer notar que el impulso vasco-venezolano a la prensa vasca de América, Francia y clandestina interior fue muy importante con alrededor de 30 modalidades diferentes entre las cuales la revista "Noticentro" del CV de Caracas.

El 3 de Marzo de 1950 se inauguró el Centro Vasco de Caracas con la presencia del Lehendakari José Antonio Aguirre y el delegado vasco en Nueva York Jesús de Galíndez, donde mantienen viva la herencia y costumbres de los exiliados y editan la revista Caracas´ko Eusko Etxea. Con motivo del 70 aniversario de la llegada del primer contingente, este mismo rotativo publico “sus hijos dejamos constancia, de que jamás escuchamos una queja, ni atisbamos la angustia que debieron sentir tratando de encajar su recio y justo carácter en un país tropical, aun con resabios coloniales, hospitalario. Pero reacio a comprender, desde su ángulo facilista y su tibio carácter, amasado a sol y noches templadas, el doloroso silencio de los que dejaron atrás su patria desolada y enterraron su juventud en las brumas del bello país de los mil verdes”.

La pelota y el fútbol

Se sabe de la existencia de frontones en la época colonial, jugándose las modalidades a pala o mano. La moderna emigración le dio nuevo impulso con el grupo "Pilota-Zale" impulsado por Angel Bustunduy. En Caracas tienen lugar las Series Internacionales de Jai-Alai de cestapunta. El principal equipo de fútbol fue el "Deportivo Vasco" creado en 1944 que llegó a ser campeón de la primera División de Venezuela.


Gobernadores y Presidentes de la República de origen vasco

Conviene citar a Antonio Berrio, José de Iturriaga, Miguel de Ursúa, Sancho de Alquiza, Antonio de Vergara y Azcárate, Laureano Ezcatay y Francisco de Arce. También a los Presidentes Cristóbal Mendoza, Raimundo Andueza Palacio y Wolfgang Larrazábal.


Aportación de la cultura Vasca en Venezuela

Una lista de escritores sería interminable. Citemos a Tomás Michelena, Juan José Churion, Amadeo Urdaneta, Ismael Urdaneta, Antonio Ros de Olano, J.M. Herrera Irigoyen, y a Vicente Lecuna, durante muchos años presidente del Banco de Venezuela y cualificado historiador de Simón Bolívar. Destacan los poetas Enriqueta Arcelo Larriva, Ada Pérez Guevara, Luz Machado, Salvador Garmendia, Juan Liscano, etc. La segunda oleada inmigratoria acarrea un nuevo aporte. Vicente de Amézaga, exiliado, vive en Argentina, Uruguay y finalmente en Venezuela, donde publica en los años 60 varias obras sobre la emigración vasca. Eugenio Imaz, filósofo donostiarra, llegó a Venezuela en 1940 y murió en Veracruz en 1950. El catedrático navarro Juan David García Bacca llegó también ese año y ejerció la docencia en la Universidad Central de Caracas. En la de los Andes (Mérida) ejerció Félix Gaubeca por esos años. Ricardo de Maguregui fundó y dirigió la Escuela Náutica de Venezuela. Los hermanos Miangolarra fundaron y dirigieron prestigiosos colegios. El profesor de la Universidad Central de Caracas Mario Briceño Perozo ha estudiado la presencia vasca en la república; es autor de Magisterio y ejemplo de un vasco del siglo XVIII (1965) y un estudio sobre la Academia Errante (1983). Rafael Maria Urrecheaga (1826-1907). Dr. José Maria Bengoa uno de los médicos vascos mas insignes que vivió y desarrolló parte de su carrera en Venezuela, dedicados al área de la nutrición en las poblaciones más necesitadas.

El hermano Pablo Mandazain (H. Ginés) fundó la Sociedad de Ciencias Naturales La Salle. En lengua castellana hay que citar a José y Mariano Estornés Lasa, Pelay Orozco, Luis Ruiz de Aguirre, Martín Ugalde, Iñaki Urreztieta, Jesús Basañez, José Maria Burgaña, Pedro Maria de Urruticoechea, Luis de Aranguren, etc. En lengua vasca nos conformamos con citar a Andima de Ibiñagabeitia, Toribio Echeberria, Jon Oñatibia, Andoni Arocena, Gotzon Egaña, Francisco Atucha, Jesús Maria de Sasía, Luis Maria de Arrizabalaga, Polixene de Trabudua, Jon de Urresti. En lo tocante a las artes plásticas y arquitectura, al pintor Arturo Michelena(s. XIX) hay que añadir Isaac Díaz de Ibarrondo, Eusebio Azpiazu, Cesar Hombrados Oñatibia (donostiarra, autor del Via Crucis de la iglesia de Santa Eduvigis, el mural de la iglesia del Espíritu Santo de Mosen Sol y la vida de Jesucristo y San Francisco de Asís en la iglesia de Chiquinquirá en la Florida), Luciano Quintana, Andoni Arocena, José Ulibarrena, Eloy Erentxun, Vicente Arnoriega, etc. y los arquitectos Lander Quintana o Isidro Monzón. Concluyamos con el organista Alejandro Valdés Goicoechea, el pianista Jesús Gallastegui, el músico Aitor Garrayola y el cantante Koldo Garmendia.

Eusko Etxea de Caracas

En la actualidad es el Centro Vasco más populoso (600 familias, predominando vizcainos y alaveses) y uno de los más importantes del mundo. Construido en el barrio El Paraíso sobre una parcela de 10.000 m² e inaugurado en la primera quincena de marzo de 1950 bajo la presidencia del lendakari José Antonio de Agirre, acompañado por Joseba de Rezola y Jesús de Galíndez. Es un edificio inspirado en el modelo caserío palaciano, de dos plantas, bar, sala de reuniones, biblioteca, despachos, restaurante, ikastola, piscina y frontón de 45 m. de largo.

Vascos importantes nacidos en Venezuela

Iñaki Mirena Anasagasti Olabeaga, nació el 16 de noviembre de 1947 en Cumaná, Venezuela, donde su familia, nacionalista vasca (su padre era militante del PNV), se había exiliado tras la Guerra Civil Española (su madre llegó a Venezuela en 1945). Es un político español perteneciente al Partido Nacionalista Vasco.

Fernando Amorebieta Mardaras, nació en Cantaura, estado Anzoátegui, Venezuela, 29 de marzo de 1986 , es un futbolista hispano-venezolano, internacional absoluto con Venezuela. Juega de defensa y su actual equipo es el Athletic Club de la Primera División de España.

Mikel Erentxun Acosta nació en Caracas, Venezuela, 23 de febrero de 1965 , es un cantante de rock y músico español, nacido en Caracas (Venezuela) y afincado en San Sebastián. Vocalista de Duncan Dhu junto a Diego Vasallo, además arquitecto.

Unai Etxebarria Arana es un ex ciclista nacido el 21 de noviembre de 1972, nació en la localidad venezolana de Caracas pero que desde la infancia reside en el País Vasco (España), poseyendo tanto la nacionalidad española como la venezolana.

La diáspora en la actualidad[editar]

Relaciones de las comunidades vascas con los gobiernos del País Vasco y Navarra[editar]

El Gobierno Vasco y el Gobierno de Navarra mantienen una relación estrecha con los centros de la diáspora. Ambos gobiernos poseen un registro de centros y celebran actos y congresos tanto en tierras de la diáspora como en tierras locales.

Cada cuatro años se celebra el Congreso Mundial de Colectividades Vascas. Un congreso calificado como histórico fue el de 1995.[53] Encabezado por el entonces lehendakari José Antonio Ardanza en él estuvieron representadas colectividades vascas de diferentes países, miembros del Gobierno Vasco y del Gobierno de Navarra, así como autoridades procedentes del País Vasco francés.

Existen así mismo varias publicaciones editadas por la Dirección de Relaciones con las Colectividades Vascas. Entre ellas destacan la revista Euskal Etxeak, publicaciones de los Congresos Mundiales de Colectividades Vascas, Premio Andrés de Irujo, Colección "Euskaldunak Munduak - Vascos en el Mundo,[54] y la colección Urazandi[55] que traducido del euskera significa allende de los mares que recoge principalmente en cada capítulo la historia de los centros vascos repartidos en el mundo.

El Decreto 318/1994, de 28 de julio,[56] del Gobierno Vasco, regula el reconocimiento y registro de los centros vascos - euskal etxeak ubicados fuera de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Diaspora vasca en documentales[editar]

Personalidades famosas de origen vasco[editar]

  • Juanes Aristizabal (cantante-colombiano)
  • Ignacio Anzoátegui (escritor argentino)
  • Maxima Zorreguieta (reina-argentina)
  • Gaston Aguirre (futbolista-argentino)
  • Juan Guillermo Memo Aguirre (cantante-chileno)
  • Monica Aguirre (modelo-chilena)
  • Alberto Plaza Aguirre (cantante-chileno)
  • Ruben Aguirre Fuentes (actor comico- mexicano)
  • Herman Ettedgui (deportista, periodista-venezolano)
  • Isabel Allende (escritora- chilena)
  • José Doroteo Arango Arámbula "Pancho Villa" (militar-mexicano)
  • Aracely Arambula (actriz-mexicana)
  • Maria Belen Aramburu (periodista-argentina)
  • Juan Pablo Montoya (ex corredor de Formula 1 - colombiano)
  • Mauro Goicoechea (futbolista- uruguayo)
  • Lorena Ochoa (golfista-mexicana)
  • Jesus Ochoa (actor-mexicano)
  • Mariana Ochoa (actriz-mexicana)
  • Sofia Vergara (actriz - colombiana)
  • Letizia Calderon (actriz - mexicana)
  • Eduardo Capetillo (actor - mexicano)
  • Benny Ibarra (cantante - mexicano)
  • Ignacio Iribarren Borges (político y canciller venezolano)
  • Sandra Echeverria (actriz - mexicana)
  • Laura Esquivel (escritora - mexicana)
  • Andrea Legarreta (actriz - mexicano)
  • Andy Etchebarren (beisbolista - estadounidense)
  • Guadalupe Victoria (político y militar mexicano)
  • Venustiano Carranza (militar - mexicano)
  • Susana Zabaleta (actriz - mexicana)
  • Ana Carolina Ardohain Dos Santos (modelo - argentina)
  • Maitena Burundarena ( historietista - argentina)
  • Flavio Mendoza (bailarin - argentina)
  • Paula Ormaechea (tenista - argentina)
  • Alejandro Amenabar (director - chileno)
  • Unai Amenabar (periodista - venezolano)
  • Felipe Camiroaga (conductor - chileno)
  • Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga "Gabriela Mistral" (escritora - chilena)
  • Sebastian Piñera (presidente de chile - chileno)
  • Luis Alfonso Larrain(director de orquesta - venezolano)
  • Kenita Larrain (modelo - chilena)
  • Andrea Echeverri (cantante - colombiana)
  • David Archuleta (cantante - estadounidense)
  • Wenceslao Urrutia (político y canciller venezolano)
  • María de los Dolores Asúnsolo y López Negrete "Dolores del Rio" (actriz - mexicana)
  • María de los Ángeles Félix Güereña " Maria Felix" (actriz - mexicana)
  • Vicente Fox (ex presidente de mexico - mexicano)
  • Victor Basterra (preso politico durante la dictadura militar-obrero grafico-argentino)

Referencias[editar]

  1. Web de Amalur. 8garren probintzia (en euskera)
  2. a b c d e Apellidos y migraciones internas en la España cristiana de la Reconquista. Fernando González del Campo Román
  3. AZNAR VALLEJO, Eduardo: “Marinos vascos en la guerra naval de Andalucía durante el siglo XV”
  4. a b Cádiz cofrade. Cuatro siglos de Pasión
  5. Historia de Cádiz, Volumen 1 (Entre la leyenda y el olvido. Épocas Antigua y Media) Autores Francisco Javier Lomas Salmonte y Rafael Sanchez Saus EDITORIAL SILEX 1991 ISBN 84-7737-035-4
  6. Facultad de Ciencias Náuticas de la Universidad de Cádiz
  7. Cádiz en la Baja Edad Media a través del comercio (Fco. Javier Fornell Fernández /Licenciado en Historia /Universidad de Cádiz)
  8. Venerable, Inmemorial y Pontificia Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de la Amargura
  9. Diariovasco.
  10. entrevista al Presidente de la Cámara vasca.
  11. vascos Ainara Madariaga: Autora del estudio "Imaginarios vascos desde Chile La construcción de imaginarios vascos en Chile durante el siglo XX".
  12. Basques au Chili.
  13. Contacto Interlingüístico e intercultural en el mundo hispano.instituto valenciano de lenguas y culturas.Universitat de València Cita: " Un 20% de la población chilena tiene su origen en el País Vasco".
  14. De los vascos en Chile y sus instituciones
  15. www.euskalkultura.com - BOLETÍN DE CULTURA Y DIÁSPORA VASCA
  16. Chile al trasluz, artículo de Pedro Laín Entralgo, en la revista Alférez, Madrid, enero de 1949
  17. a b Causas de la emigración vasca contemporánea. José Manuel Azcona
  18. Los vascos en el oeste americano]
  19. Statistics of who was allowed in after the Immigration Act of 1924 (en inglés)
  20. El franquismo, los exiliados políticos
  21. Eustat
  22. Los "exilios vascos" y el "régimen nacionalista"
  23. Evolución de la población española en el siglo XX, por provincias y comunidades autónomas, Fundación BBVA.
  24. ETA ha provocado más exiliados del País Vasco que la Guerra Civil en toda España, ABC, 28 de septiembre de 2007.
  25. En Euskadi no estamos todos: Comisiones de la Diáspora Democrática Vasca, Foro de Ermua.
  26. Unos 119.000 vascos se exiliaron de Euskadi con Ibarretxe
  27. En Euskadi no estamos todos: Comisiones de la Diáspora Democrática Vasca
  28. El Foro de Ermua acusa al Gobierno Vasco de «alterar el censo electoral»
  29. Un exiliado, un voto, Fundación DENAES.
  30. El profesor Txema Portillo se va de Euskadi por el acoso terrorista, El País, 16 de octubre de 2000.
  31. Exiliados.Etxerat
  32. [http://ecuador.indymedia.org/es/2004/04/5217.shtml Comunicado de la Asociación Diáspora Vasca (Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Estado español, Chile, Dinamarca, Ecuador, Estado francés, Gran Bretaña, México, Perú, Puerto Rico, Suecia, Suiza, Uruguay, USA, Venezuela)
  33. Presente y futuro de los Centros Vascos en Argentina (I de III) de Gonzalo Javier Auza
  34. http://www.lehendakaritza.ejgv.euskadi.net/r48-3872/es/contenidos/informacion/03_listado_centros/es_lista/adjuntos/argentina.pdf
  35. Toponimia vasca en Argentina
  36. La Universidad de La Plata en Argentina implantará un lectorado de euskera y cultura vasca
  37. Luis Gorostiza, (1912).
  38. Vascos en Colombia, Tomos 1 y 2, Francisco de Abrisketa, Jaime de Kerexet
  39. http://www.euskalkultura.com/noticias/centro-de-estudios-vascos-de-antioquia-cinco-anos-investigando-y-difundiendo-la-cultura-y-presencia-vasca-en-antioquia-y-colombia-1
  40. http://vascoantioquia.blogspot.com/search/label/HISTORIA
  41. http://canales.diariovasco.com/ocio/meca/juanes-euskera-kepa-junkera-200911091001.php
  42. http://centroestudiovascoantioquia.blogspot.com/
  43. http://www.euskalkultura.com/noticias/el-centro-de-estudios-vascos-de-antioquia-en-colombia-recordo-a-la-victimas-de-la-guerra-del-36-en-euskal-herria?language_sync=1
  44. http://vascoantioquia.blogspot.com/
  45. http://ficasamontoya.jimdo.com/
  46. Chacolí, Vino ligero algo agrio que se hace en el País Vasco y en Chile.
  47. Presentación de la Asociación Zazpiak-Bat de Saint-Pierre et Miquelon (en francés)
  48. Fêtes basques du Saint-Pierre et Miquelon 2006 (en francés)
  49. Las islas de St. Pierre et Miquelon celebrarán las Fiestas Vascas y el centenario del frontón Zazpiak Bat.29/06/2006
  50. Centro Vasco Etxea A.C.
  51. 6 presos vascos en México
  52. Christian, Shirley (21 de noviembre de 1989). «Montevideo Journal: Basques Have Lots to Boast of (and at Times Do)». The New York Times. Consultado el 26 de abril de 2010. «A fourth of Uruguay's three million people have at least one parent with a Basque surname.» 
  53. Imágenes de un encuentro histórico
  54. Euskaldunak Munduan Vascos en el Mundo
  55. Colección Urazandi-Allende de los mares
  56. Decreto 318/1994

Enlaces externos[editar]