Fernando de Berrío

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Fernando de la Hoz Berrío y Oruña (Berja, Almeria, 1577 - Argel, 1622), fue un explorador y gobernador español en la América Colonial, que comandó más de veinte expediciones a la búsqueda de El Dorado y que según algunos, fue el primer europeo en contemplar el Salto Ángel, la cascada más alta del mundo (979 m).

Biografía[editar]

Fernando de Berrío era hijo del también explorador y gobernador Antonio de Berrío, segoviano, a quien Juan de Austria encomendó el gobierno de las Alpujarras tras la rebelión morisca y de Maria de Oruña, sobrina materna del Adelantado y Abogado Gonzalo Gimenez de Quesada. Siendo a su vez Hermano de Don Francisco de la Hoz Berrio y Oruña, Gobernador de Venezuela, y de Antonia Maria de la Hoz Berrio y Oruña.

Los Berrío se trasladaron al Nuevo Mundo en 1580. En Bogotá, la Real Audiencia reconoció sus derechos sobre la herencia de Gonzalo Jiménez de Quesada y la familia se asentó en Tunja y Chita. Fernando acompañó a su padre desde joven en diversas expediciones y, como él, buscó afanosamente El Dorado, aventura en la que compitió con Sir Walter Raleigh.

La búsqueda de El Dorado fue una misión encomendada por Jiménez de Quesada, en parte como contrapartida a su legado. Fernando de Berrío continuó la labor de su padre sin éxito, en la misma región que éste había explorado, el macizo de Guayana, en el que comandó más de veinte expediciones, siendo el primer occidental, según algunos, en contemplar el Salto Ángel, la cascada más alta del mundo, con 979 m. de altura.

Asimismo, recibió de su padre la gobernación de la provincia de Trinidad y Guayana, en el extremo oriental de Venezuela, dependiente del Virreinato de Nueva España, durante los periodos 1597-1612 y 1619-1622, año de su muerte. De su gobierno destacó el constante esfuerzo por consolidar la hegemonía española en esa parte del Caribe, que le llevó a enfrentarse a otras potencias europeas, a indígenas y a burócratas indianos.

Refundó además, en 1598 la ciudad de Santo Tomé de Guayana, la actual Ciudad Guayana, en el estado de Bolívar, ciudad cuya defensa organizó durante los ataques de Sir Walter Raleigh en 1617. Al resultar destruida, promovió el traslado de la misma a los lados de Chirica, un lugar más defendible y apto para el cultivo del tabaco.

La exhaustiva búsqueda de El Dorado le provocó fuertes pérdidas económicas, para resarcir las cuales no dudó en permitir el comercio con ingleses y holandeses, especialmente de tabaco, decisión polémica que fue denunciada y le valió la sustitución por Sancho de Alquiza. Cuando se dirigía a España para intentar redimir la sanción real mediante indulto, fue apresado por piratas berberiscos y llevado a Argel, donde murió de peste en 1622.

Referencias[editar]