Gran Colombia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
República de Colombia
Gran Colombia

(1819) Flag of Venezuela (1817 and 1859).svg
(1819) Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg
(1822) Bandera de la Provincia Libre de Guayaquil.svg

1819-1831

Flag of Venezuela (1830-1836).svg (1830)
Flag of Ecuador (1830-1835).svg (1830)
Flag of New Granada (1830-1834).svg (1831)

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: Unión
Ubicación de Gran Colombia
República de Colombia
Capital
Escudo de Bogotá.svg
Bogotá
4°39′N 74°3′O / 4.650, -74.050
Idioma oficial Español
Religión Católica
Gobierno República presidencialista
República Unitaria
Presidente
 • 1819-1830 Simón Bolívar
 • 1830 Domingo Caycedo
 • 1830 Joaquín Mosquera
 • 1830-1831 Rafael Urdaneta
 • 1831 Domingo Caycedo
Período histórico Guerras de Independencia Hispanoamericana
 • Establecimiento 17 de diciembre de 1819
 • Constitución 6 de octubre de 1821
 • Guerra contra Perú 1828 - 1829
 • Separación de Venezuela 6 de mayo de 1830
 • Separación de Ecuador 13 de mayo de 1830
 • Muerte de Bolívar 17 de diciembre de 1830
 • Disolución 19 de noviembre de 1831
Superficie
 • 1822[1] [2] 2 172 609 km²
 • 1825[3] [4] 2 519 954 km²
Población
 • 1822[1] [2] est. 2 469 000 
     Densidad 1,1 hab./km²
 • 1825[3] [4] est. 2 583 799 
     Densidad 1 hab./km²
Moneda Piastra

Gran Colombia es un extinto país sudamericano creado en 1821 por el congreso reunido en la ciudad de Cúcuta con el nombre de República de Colombia. Dicho término se emplea por la historiografía para distinguirla de la actual República de Colombia, cuyo territorio por entonces era conocido como virreinato de la Nueva Granada.

Esta república existió jurídicamente entre 1821 y 1831 y se configuró a partir de la unión de las anteriores entidades coloniales del Virreinato de la Nueva Granada, Capitanía General de Venezuela, Presidencia de Quito y la Provincia Libre de Guayaquil. Su superficie correspondía a los territorios de las actuales repúblicas de Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela (incluyendo la Guayana Esequiba, en reclamación guyano-venezolana); y otros territorios que pasaron a Brasil, Perú y Nicaragua por acuerdos internacionales celebrados entre estos países y las repúblicas surgidas de la disolución grancolombiana.

Si bien la Gran Colombia fue creada mediante la Ley Fundamental de la República de Colombia expedida durante el Congreso de Angostura (1819), el Estado como fruto de la unión de dichos pueblos no vio la luz hasta el Congreso de Cúcuta (1821), donde se redactó la Constitución nacional con la cual se implementó y reglamentó su creación, al igual que la vida política e institucional del nuevo país.

El país se disolvió a finales de la década de 1820 e inicios de los años 1830, por las grandes diferencias políticas que existían entre partidarios del federalismo y el centralismo, así como por las tensiones regionales entre los pueblos que integraban la república.

Antecedentes[editar]

Monumento conmemorativo a Simón Bolívar, Puente de Boyacá, Colombia.

Después del fracaso de la Segunda República de Venezuela y su corta permanencia en Nueva Granada como comandante militar, Simón Bolívar se vio obligado a reflexionar sobre la causa de los fracasos previos, la situación internacional y la forma de lograr la independencia de forma duradera. Sus reflexiones le llevaron a la conclusión de que para alcanzar la independencia definitiva se debía derrotar totalmente a los españoles para impedir que realizaran acciones de reconquista. Para ello, los esfuerzos descoordinados y dispersos de los caudillos regionales a lo largo de América debían unificarse bajo un mandato único y como garantía de una independencia permanente debía crearse una república grande y fuerte que pudiera desafiar las pretensiones de cualquier potencia imperial, este proyecto estaba inspirado en la idea de una unión continental que abarcara desde el territorio de la Nueva España hasta el sur de Chile, después de alcanzada la independencia.

La idea de crear una nación semejante hizo que Bolívar tuviera un objetivo político mucho más amplio, lo que en definitiva le motivó a actuar de una manera diferente a las veces anteriores. En el contexto de las Guerras de Independencia Hispanoamericana, fuerzas revolucionarias lideradas por Simón Bolívar sentaron las bases de un gobierno regular en una convención constitucional. Previamente, el gobierno había sido militar y altamente centralizado con poder ejecutivo directo ejercido por vicepresidentes o gobernadores mientras el presidente Simón Bolívar estaba en la campaña libertadora de Colombia y en la Guerra de Independencia de Venezuela.

Colombia como proyecto de Bolívar[editar]

Monumento a Simón Bolívar en la sede del Congreso Anfictionico - Panamá.

El nombre Colombia se otorga al ideal de integración de toda Sudamérica anhelado por Bolívar. Ya en 1815, en la isla de Jamaica, Bolívar había expuesto la idea de Colombia como un país que debía hacerse realidad.[5] Concluyó que, para convertir Colombia en una nación viable, era necesario crear un gobierno centralizado capaz de coordinar las acciones necesarias para resguardar las fronteras y aglutinar a los distintos pueblos de la América hispana como garantía de la independencia.

Aunque el proyecto de Colombia como nación fue ideado por Francisco de Miranda durante sus acciones precursoras, fue Bolívar quien reanimó este proyecto en sus primeros contactos con El Precursor en Londres y fue quien se empeñó en llevarlo a cabo contra viento y marea hasta su muerte.

Para garantizar la libertad de Colombia consideraba vital conseguir cuanto antes el control sobre Venezuela para impedir que los españoles la utilizaran como puesto de avanzada en Tierra Firme para sus campañas de reconquista, por lo que decidió emprender esta tarea como algo prioritario. Así, desembarcó en la isla de Margarita a mediados de 1816 decidido a lograr desde el principio el reconocimiento de su liderazgo y, después de obtener un éxito inicial con el líder local Juan Bautista Arismendi, preparó la campaña para liberar el continente.

A medida que pasaba el tiempo, Bolívar debió lidiar con personajes que habían ganado su generalato a través de la acción, pero que acabaron aceptando la Jefatura Suprema de Bolívar como un mal necesario para poder derrotar a los españoles hasta que a la larga su liderazgo fue indiscutido.

La consolidación del liderazgo supremo facilitó el control del Oriente venezolano y la instalación de Bolívar en Angostura trajo consigo el inevitable y largo enfrentamiento con las fuerzas expedicionarias del general español Pablo Morillo y la organización de los mecanismos elementales para que el Gobierno pudiese funcionar. Para entonces el Ejército español ya se encontraba muy desgastado después de la larga campaña de reconquista realizada a lo largo de América y aunque el general Morillo era un comandante militar muy capaz que intentó por todos los medios paliar la situación no pudo evitar que sus tropas iniciaran un lento declive debido a la falta de recursos y de refuerzos para cubrir las bajas que sufrían.

Ya en 1818, la situación del Ejército español en Venezuela se tornó insostenible y Morillo se vio obligado a retirar algunas de sus fuerzas de la Nueva Granada para intentar contener a Bolívar. Para entonces, la situación política y militar era lo bastante buena como para pensar en la organización de un Estado y así fue como Bolívar instaló el Supremo Congreso de la República en Angostura el 15 de febrero de 1819.

Ventajas[editar]

Ventajas de la unión americana[editar]

La Gran Colombia era el primer paso para la unificación total de los pueblos libres ideada en un principio por Francisco de Miranda, quien concibió la creación de un solo Estado sudamericano independiente, el cual substituiría al conjunto de posesiones que componían al Imperio español en esta parte del hemisferio. En otras palabras, la idea de la integración americana es inseparable, en Miranda, de la idea de la independencia de las colonias hispanoamericanas. Sobre este aspecto, Miranda es también un precursor, aún cuando a menudo el mérito de esta concepción se atribuye a otros independentistas no menos importantes. Para julio de 1809, la independencia de las colonias americanas se ha convertido para Miranda en un hecho ineluctable y ve por tanto llegado el momento de convocar un Congreso de diputados de villas y provincias de América —idea que ya venía manejando desde hacía tiempo— sobre el propio territorio americano. Ningún otro lugar, a su entender, parecía más apropiado que Panamá para reunir ese congreso. Por su situación geográfica, el Istmo era de fácil acceso para los americanos de todas las latitudes y encarnaba, por así decirlo, la imagen de la unión entre el norte y el sur de la América de lengua española. Por la misma razón, Miranda había sugerido, en su plan de gobierno de 1801, que Colombo, la ciudad capital de Colombia, fuera construida en el Istmo de Panamá.

El proyecto de Miranda no llegó a realizarse, pero la idea fue retomada por Bolívar quien, en 1815, en su «Carta de Jamaica», sugiere la reunión en Panamá de un Congreso de las Repúblicas americanas independientes, lo que no se concretará hasta 1826. Aunque los objetivos de este Congreso convocado por Bolívar tendían más bien al establecimiento de alianzas entre repúblicas independientes y no a la constitución de una sola república como proponía Miranda, es evidente que es a este último a quien corresponde la paternidad de la idea general de una unión americana.

Ventajas de la Unión[editar]

  1. La existencia de estos nuevos Estados obtendría nuevas garantías.
  2. El orden interno se conservaría intacto entre los diferentes Estados y dentro de cada uno de ellos.
  3. Ninguno sería débil con respecto a otro; ninguno sería más fuerte.
  4. La fuerza de todos concurriría al auxilio del que sufriese por parte del enemigo externo o de las facciones anárquicas.
  5. Un equilibrio perfecto se establecería en este verdadero nuevo orden Americano.
  6. El Nuevo Mundo se constituiría en naciones independientes, ligadas todas por una ley común que fijase sus relaciones externas y les ofreciese el poder conservador en un congreso general permanente.

Historia[editar]

En 1816, Simón Bolívar, con la ayuda de los generales Urdaneta, Piar, Páez, Mariño, Nariño, Monagas, entre otros, conseguiría una serie de victorias sobre los realistas. Después de liberar Guayana y Nueva Granada, proclamó el 17 de diciembre de 1819, en Angostura (actual Ciudad Bolívar) su fundación. Los últimos contingentes realistas en Venezuela fueron derrotados en la histórica Batalla de Carabobo el 24 de junio de 1821. El 28 de noviembre de 1821 se da la Independencia de Panamá y voluntariamente se une al sueño de Bolívar firmando con España un pacto de no agresión.

La resistencia de España en el continente terminó en Perú con la Batalla de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1824, en la que se consagró definitivamente como héroe Antonio José de Sucre (1795-1830). Todo el poderío español en el Virreinato de Nueva Granada y en Perú, quedó hundido bajo los golpes de tres hombres: Bolívar, Miranda y Sucre; fallecidos en diferentes circunstancias: Bolívar el 17 de diciembre de 1830, en Santa Marta, Colombia; Francisco de Miranda en la cárcel de la Carraca, en Cádiz, en 1816; Antonio José de Sucre, asesinado en Berruecos, Nueva Granada (actual Colombia), el 4 de junio de 1830.

Sin embargo debido a tensiones regionales no alcanzó a durar la unión política de los territorios del antiguo Virreinato. La oposición al gobierno de Bolívar era en general, secesionista. En 1830 Venezuela y Ecuador declararon su independencia de la República de Colombia, quedando finalmente disuelta la Gran Colombia en 1831, dando nacimiento de tres entidades estatales distintas: Nueva Granada, Ecuador y Venezuela. La secesión venezolana fue dirigida por el General José Antonio Páez (1790-1875), quien ya había combatido bajo las órdenes de Bolívar y poseía desde entonces el virtual control de la parte venezolana de la república. Páez se convirtió en el primer presidente del nuevo estado venezolano, y gobernó intermitentemente hasta 1863. En Ecuador asumió Juan José Flores. Reducida a la Nueva Granada, presidida por Rafael Urdaneta quien originalmente había ejecutado un golpe de estado pensando en devolverle el poder a Bolívar, la Gran Colombia se disolvió tras el derrocamiento de Urdaneta. En la Nueva Granada se eligió como vicepresidente interino a José María Obando, un año después asumió Francisco de Paula Santander como presidente y delineó la estructura del nuevo Estado.

En Venezuela, en 1835, un grupo de oficiales patriotas se levantaron contra el presidente José María Vargas, en lo que se conoce como Revolución de las Reformas, para exigir la reconstitución de la Gran Colombia, reformas políticas y el fin del poderío económico de la oligarquía, fortalecida con el comercio de importación y exportación. Obtuvieron un triunfo efímero, pero luego retomó el poder el general José Antonio Páez con lo que se hizo definitiva la disolución de la Gran Colombia.

Proyectos similares en América Latina fueron la Confederación Perú-Boliviana y la República Federal de Centro América.

Congresos de Angostura y de Cúcuta y Convención de Ocaña - Constitución de 1821[editar]

Casa del Congreso de Angostura, Ciudad Bolívar, Venezuela
Templo Histórico de Cúcuta, donde ocurrió el Congreso de Cúcuta, en el que se creó la Gran Colombia

En 1819, a pesar de estar todavía bajo el control Español, los ímpetus independistas continuaron y se reactivaron los ánimos constitucionales. El 15 de febrero de 1819, seis meses antes de la Batalla de Boyacá, se reunieron representantes de Venezuela, Nueva Granada (actualmente Colombia) y Quito (actualmente Ecuador) en Angostura, Venezuela, donde se instaló el Congreso de Angostura para trabajar en el desarrollo de una Ley Fundamental de Colombia (constitución) en la cual, mediante un decreto, «las Repúblicas de Venezuela y la Nueva Granada quedan desde este día reunidas en una sola bajo el título glorioso de República de Colombia». Los representantes de Quito eran pocos ya que todavía se encontraba bajo el control español.

Las decisiones tomadas inicialmente fueron las siguientes:

  • Las Repúblicas de Venezuela y la Nueva Granada fueron reunidas bajo el título de República de Colombia. Su territorio comprendía a los de la antigua Capitanía General de Venezuela y el Virreinato del Nuevo Reino de Granada.
  • La República de Colombia se dividirá en tres grandes Departamentos, Venezuela, Quito y Cundinamarca. Las capitales de estos Departamentos serían respectivamente las ciudades de Caracas, Quito y Bogotá.
  • La Nueva Granada fue renombrada Cundinamarca y su capital Santa Fe renombrada Bogotá. Igualmente sería la ciudad capital de la República.
  • Sería gobernada por un presidente. Existiría un vicepresidente que suplantaría al presidente en su ausencia. (Históricamente se acostumbra llamar a la primera República de Colombia "La Gran Colombia").
  • Los gobernadores de los tres Departamentos también se llamarían Vicepresidentes.
  • El presidente y vicepresidente serían elegidos con voto indirecto, pero para efectos de empezar, el Congreso los eligió de la siguiente forma: Simón Bolívar como presidente de la república y Francisco de Paula Santander como vicepresidente. En agosto, Bolívar continuó su tarea libertadora, partió hacia Ecuador y Perú y dejó a Santander a cargo de la presidencia.
  • A Bolívar se le concedió el título de "Libertador" y se estipuló que su retrato sería expuesto en el salón de sesiones del Congreso con el lema «Bolívar, Libertador de Colombia y padre de la Patria».

Después de las batallas del Pantano de Vargas y de Boyacá, el 17 de diciembre de 1819, el Congreso de Angostura declaró formalmente creada la República de Colombia. La iniciativa de Simón Bolívar fue aprobada, aunque esta liberación no alcanzó a Pasto, Santa Marta ni a Panamá.

Al final de las sesiones, el congreso acordó que se reuniría nuevamente en Cúcuta, en enero de 1821, para expedir la nueva constitución. El 23 de marzo de 1820, fue liberado en España Antonio Nariño, El Precursor. Después de seis años de cautiverio fue nombrado vicepresidente de Colombia en sustitucion de Juan Germán Roscio recientemente fallecido y, como tal instaló, el Congreso de Cúcuta el 6 de mayo de 1821, donde elaboró un proyecto de constitución que presentó a consideración, sin lograr atención.

La convención de Ocaña fue básicamente una confrontación entre las ideas de ambos próceres. Los proyectos que se discutieron fueron polémicos, centralismo y federalismo entre otros. Santander tuvo que ceder para mantener la unidad de la nación, en el punto concerniente a la necesidad de cambiar la Constitución de Cúcuta, pues ésta no podía reformarse antes de diez años.

José María del Castillo y Rada fue escogido como presidente y Andrés Narvarte como vicepresidente de la convención. Finalmente ésta no pudo terminar como estaba planeado porque los seguidores de Bolívar se retiraron. El libertador asumió la dictadura en un esfuerzo desesperado para mantener una unidad que ya había sido socavada e inauguró un período dictatorial.

Panamá se une a la Gran Colombia[editar]

Las circunstancias de que las fuerzas militares españolas estuviesen confinadas en las provincias sudamericanas, permitió a Panamá lograr por sí sola su independencia de España el 28 de noviembre de 1821. Los adinerados comerciantes panameños gratificaron pecuniariamente a los oficiales españoles. Este procedimiento fue favorecido por que al frente del gobierno del istmo, se encontraba el general criollo panameño José de Fábrega, quien se unió al movimiento emancipador.

Pocos días antes de ser proclamada la independencia de Panamá llegó al istmo, una misión enviada por el general Agustín de Iturbide para conseguir que Panamá se uniera al naciente Estado Mexicano, como ya lo habían hecho los países centroamericanos. Así mismo al lograrse la emancipación, algunos próceres de ellas, como el obispo de la ciudad, abogaron por la unión al Perú, Sin embargo prevaleció la opinión de la unión a la Gran Colombia. En la misma acta de independencia, Panamá señala su intención soberana y voluntaria de adherirse a Colombia.

Al enterarse Bolívar de la Independencia de Panamá, envió al Coronel de Fábrega el conocido mensaje que reza así: «La Acta de Independencia de Panamá, es el monumento más glorioso que puede ofrecer a la historia ninguna provincia americana. Todo está allí consultado, justicia, generosidad, política e interés general.».[6]

A la fecha de la Independencia de Panamá, la constitución de Cúcuta llevaba dos meses y tres semanas de haber sido promulgada, dicha carta magna no resultó grata a los próceres y dirigentes de Panamá, que eran negociantes vinculados al tránsito y al tráfico internacional. Anglófilos por razones mercantiles, profesaban el liberalismo manchesteriano y eran, por tanto, partidarios del abstencionismo estatal, del librecambio y de una economía esencialmente comercial. Creían que al istmo le auguraba un gran futuro que se manifestarían tan pronto fuera construida una vía férrea transístmica. Por eso los gestores panameños de la independencia de España optaron por la unión al Estado Colombiano, pero bajo el entendimiento de que, dentro de este, Panamá mantendría autonomía económica, y política. Aquel entendimiento no sería extensivo a los ideólogos de la central Bogotá, que traería como consecuencia los movimientos panameños por la instauración del federalismo y los innumerables intentos de separación de la Gran Colombia y sus Estados sucesores.[7]

El Haití español intenta unirse a la Gran Colombia[editar]

Localización de la Capitanía General de Santo Domingo (actual República Dominicana, en el centro). En este mapa los países integrantes de la Gran Colombia se ubican en la parte baja, en la llamada Tierra Firme.

El 30 de noviembre de 1821 algunos dominicanos encabezados por José Núñez de Cáceres proclamaron pacíficamente la independencia de la Capitanía General de Santo Domingo con el nombre de Estado Independiente del Haití Español.[8] Núñez, quien era partidario de la causa de Bolívar y estaba temeroso de una posible invasión haitiana, estipuló en el acta constitutiva del Estado recién creado que este formaría parte de la República de Colombia.[9]

Núñez decidió entonces enviar al continente como delegado a Antonio María Pineda con el fin de reunirse con el presidente grancolombiano Simón Bolívar,[10] para así planear la futura integración y apoyo a la causa independentista dominicana, tanto de España como de Haití; sin embargo, la comisión no logró llegar a tiempo para encontrarse con el Prócer, pues este había ya emprendido viaje al sur a consumar las campañas de independencia,[11] las que mantenían a Bolívar alejado de Colombia y del gobierno, por lo cual no se logró que la República Dominicana integrase al proyecto bolivariano.

Debido al poco apoyo internacional y a la lucha interna por unificarse con Haití, la Gran Colombia o mantenerse como un estado completamente independiente, a tan sólo nueve semanas de que Núñez declarara la independencia las fuerzas militares de Haití dirigidas por Jean Pierre Boyer ocuparon el país, decretando su formal anexión el 9 de febrero de 1822.[12]

Santanderismo contra bolivarianismo[editar]

Tras el Congreso de Cúcuta, Simón Bolívar fue nombrado presidente de la República y Francisco de Paula Santander su vicepresidente. Santander propugnaba una legislación robusta y un marco constitucional y legislativo que guiara a la nueva república. La prioridad de Bolívar fue continuar su proyecto de la liberación de la América española. Durante la campaña del sur, dirigida directamente por Bolívar, el vicepresidente Santander estuvo a cargo del gobierno en Bogotá.

La crisis entre Bolívar y Santander (y sus respectivos seguidores) se ahondó con las diferencias entre Santander, José Antonio Páez y con la promulgación de la constitución de la República de Bolivia de 1826, escrita por Bolívar para la naciente república de Bolivia y que los santanderistas temían que intentaría imponer en Colombia. El principal recelo sobre la constitución bolivariana surgía del amplio poder dado a la figura presidencial, la cual era vitalicia y, de esta forma, asimilable a una monarquía.

El 9 de abril de 1828 se instaló la Convención de Ocaña. Las diferencias entre santanderistas y bolivarianos eran evidentes: los primeros favorecían el federalismo, mientras que los segundos preferían un poder central y presidencial fuerte. La Convención, que tenía por objeto reformar la Constitución de Cúcuta fue un fracaso, y los bolivarianos abandonaron el recinto proclamando a Bolívar como dictador.

La crisis culminó con el atentado a Bolívar del 25 de septiembre de 1828, en lo que se conoce como la Conspiración Septembrina. La participación de Santander no es clara; sin embargo, fue condenado junto con muchos de sus seguidores, quienes fueron ejecutados por traición. Por orden de Bolívar, la condena del propio Santander fue conmutada por destierro.

Después de los hechos, Bolívar siguió gobernando en un ambiente enrarecido, acorralado por disputas fraccionales y sufriendo de tuberculosis. La revueltas continuaron. Perú se declaró en contra de Bolívar y Venezuela se proclamó independiente. Páez ocupó la presidencia de ese país e hizo que el Congreso aceptara la renuncia de Bolívar a mediados del año 1830 y lo expulsara del país concediéndole una pensión de 3000 pesos anuales.

Tentativa de separación de Panamá en 1826[editar]

En lo que a Panamá concierne, su clase dirigente se opuso tenazmente a la adopción la constitución Bolivariana, a pesar de todas las gestiones del enviado especial por el libertador y de la presión que ejercieron el intendente y jefe militar en el istmo.

En 1826, mismo año en que Panamá rechazó la constitución Bolivariana, se celebró en la capital istmeña el famoso Congreso internacional Bolivariano. Más este notable acontecimiento, no fue óbice para que en ese año se produjera la primera tentativa de separación de Colombia. Sucede que el congreso colombiano hacía caso omiso de las solicitudes de franquicias comerciales para el istmo, lo cual frustraba las aspiraciones panameñas. En consecuencia, surgió un movimiento separatista para convertir a Panamá en un país hanséatico, bajo la protección de Gran Bretaña y los Estados Unidos. El movimiento fue, sin embargo, reprimido por los militares colombianos destacados en el istmo.[13]

El conflicto con el Perú[editar]

Luego de finalizada la lucha independentista de Perú y pasada la amenaza española que llevó a los peruanos a solicitar la intervención de Colombia, las relaciones entre Colombia y Perú se fueron haciendo paulatinamente más tensas por las disputas territoriales, el deseo peruano de anexar Guayaquil, el desagrado de los peruanos a la intervención de Bolívar en los asuntos internos del Perú y su reclamo de Tumbes, Jaén y Maynas, territorios peruanos.[14] [15] Los orígenes y primeras manifestaciones de la contienda se dieron seis años antes con el problema de a quién le correspondía la soberanía de la rica provincia de Guayaquil, el tema fue una espina entre las relaciones de ambas repúblicas, Colombia y Perú, puesto que fue anexada a la Gran Colombia el 31 de julio de 1822.

El Perú había intervenido en Bolivia a principios de 1828 y se negaba a permitir la intervención de Colombia en los asuntos de la república altoperuana (algo parecido a lo que pasó en el mismo Perú bajo la dictadura de Bolívar). El 3 de junio de 1828, la Gran Colombia, por intermedio de Bolívar, le declaró la guerra a la República Peruana. En el transcurso de este conflicto, el Perú avanzó al interior del "Departamento del Sur" de Colombia, hasta cerca de la ciudad de Cuenca obteniendo decisivas victorias navales[16] mientras que en Nueva Granada se vivía un estado de guerra civil con el alzamiento de los generales José María Obando y José Hilario López. Tras ser pacificados por Bolívar y reorganizados las fuerzas, el ejército colombiano inició una ofensiva terrestre que culminó en la Batalla del Portete de Tarqui el 27 de febrero de 1829, con la victoria de las tropas colombianas del mariscal Antonio José de Sucre sobre la vanguardia peruana.[17] El 28 de febrero se firmó el Convenio de Girón[18] y el 22 de septiembre, el Tratado de Guayaquil, en aras de una salida diplomática, manteniéndose el statu anterior a la guerra.[19]

Sin embargo, la posterior separación de la unión colombiana dejó pendiente la suscripción de un tratado de límites que formalizara la frontera heredada de la colonia, lo que durante los años venideros desembocaría en el conflicto de La Pedrera, en la guerra colombo-peruana (1932-1934) y en el largo conflicto entre el Perú y Ecuador (siglos XIX y XX).

El gobierno de Bolívar[editar]

Entre el 24 de junio de 1828 y marzo de 1830 Bolívar gobernó por decreto. Esto no impidió la separación de Venezuela el 27 de diciembre de 1829. El 20 de enero de 1830 Bolívar convocó el Congreso Admirable con el fin de solucionar la crisis institucional. El Congreso no pudo evitar la separación de Venezuela y evidenció la falta de apoyo con la que contaba Bolívar cuya salud venía deteriorándose notablemente. Bolívar renunció el 8 de mayo de 1830, quedando Domingo Caycedo como presidente interino.

Separación de Venezuela y Ecuador[editar]

La separación de Venezuela y Quito fue acelerada por la discrepancia de opiniones entre federalistas y centralistas. Quito no había tenido una representación real en las deliberaciones constitucionales y solo es en 1822 cuando se une a la Gran Colombia. A pesar de existir apoyo a la constitución de Colombia en Quito, más específicamente en Guayaquil, quiteños y venezolanos ansiaban una constitución federalista, es decir una que les permitiera tener un control y libertad regional sin imposiciones centrales fuertes; en particular el cuerpo militar venezolano esperaba ejercer más poder en su región.

A los miembros del ejército se les había permitido votar en las elecciones desde la constitución de Cúcuta en especial como justo reconocimiento al esfuerzo realizado en las campañas libertadoras. En 1827 el congreso decide reducir ese derecho e hizo un cambio constitucional para excluir desde los sargentos hacia abajo, ya que excluir la cúpula militar era un movimiento muy atrevido.

En abril de 1828 se reúnen en Ocaña los representantes de los municipios (parroquias) para elegir el congreso constituyente que reformaría la constitución de Cúcuta. Los santanderistas (federalistas) lograron una gran representación. El descontento de los bolivarianos fue tal que decidieron abandonar las deliberaciones por lo cual no se logró el quorum. Esta incapacidad para ejercer la democracia y de resolver los conflictos bajo el diálogo, la negociación y el voto, optando más bien por el abandono, fue un comportamiento que persiguió como mal fantasma a los partidos tradicionales durante el siglo XIX y XX y fue causa generadora de violencia. A pesar de todo se nombran los miembros en las elecciones del 1 de julio de 1828.

Bolívar con su ferviente deseoso de ver una Gran Colombia unida decide hacer imponer su voluntad en forma dictatorial como último recurso y presenta, en agosto de 1828, una constitución que había desarrollado en la que se incluía Perú y Bolivia (pues Bolivia ya se había separado de Perú), con un fuerte gobierno central y una presidencia de por vida en la que el presidente podría tener la facultad de nombrar su sucesor. Esa fue la chispa final que incendió a los santanderistas pues vieron en esa propuesta un retroceso a una monarquía y llegaron al punto de intentar asesinar al libertador el 25 de septiembre. Adicionalmente, los líderes venezolanos vieron con bastante recelo las intenciones de Bolívar, en noviembre de 1829 deciden separarse de la Gran Colombia y así lo comunicaron en la convención de enero. Bolívar finalmente renuncia a su posición durante la convención constitucional de enero de 1830 reunida en Bogotá (también llamada el Congreso Admirable). Adicionalmente, empezaba a mostrarse enfermo.

Los quiteños, al saber que Venezuela se había escindido y que Bolívar se retiraba en forma definitiva, tomaron la resolución de separarse. Y con esto se desvanece la Gran Colombia después de once años de existencia. El descontento militar y el de los grupos liberales se acentuó y conllevó a la dictadura del general Rafael Urdaneta. Finalmente, en diciembre de 1830, muere el Libertador.

Jurídicamente, la Gran Colombia existió hasta el 21 de noviembre de 1831, presidida por Domingo Caycedo (del 4 de mayo al 13 de junio de 1830 y del 3 de mayo al 21 de noviembre de 1831), Joaquín Mosquera (del 13 de junio al 5 de septiembre de 1830) y por Rafael Urdaneta (del 5 de septiembre al 3 de mayo). Durante este episodio la región del istmo manifestó su separación en dos ocasiones: en 1830 al mando de José Domingo Espinar y en 1831 al mando de Juan Eligio Alzurú.

El 13 de mayo de 1830, el departamento del Sur (Quito) declaró su independencia de Colombia y conformó la República del Ecuador. Colombia quedó así constituida en solo la Nueva Granada y Panamá (jurídicamente Panamá pertenecía al departamento de la Nueva Granada). Panamá se separó por primera vez para luego mantenerese unida voluntariamente.

En 1832, se creó la República de la Nueva Granada y Francisco de Paula Santander fue nombrado su primer presidente.

La Cosiata[editar]

El 30 de abril de 1826 tuvo lugar en Venezuela un movimiento separatista conocido con el nombre de la La Cosiata dirigido por José Antonio Páez, que se presentó como una reacción contra el gobierno de Bogotá, el centralismo y Simón Bolívar. El nombre de la cosiata deriva de la cosa sin importancia, que era como calificaban los detractores de Bolívar después de la rebelión, la anmistía llegando finalmente de Perú (y nuevamente rebelión). El 25 de noviembre de 1826 Bolívar marcha con la élite de sus tropas a Venezuela y persuade a Páez de deponer su sublevación contra la Gran Colombia, a cambio de ser reconocido como jefe civil y militar de Venezuela.

Motivos de la separación[editar]

  • Disimilitud de caracteres, costumbres e intereses entre las poblaciones.
  • La crisis económica que provocó la guerra, unida a la falta de vías y de medios de comunicación, impedía organizar y gobernar bien tan extenso territorio.
  • Había sectores económicos y políticos en cada país que nunca estuvieron interesados en el proceso de integración.
  • Inglaterra y Estados Unidos promovieron la secesión.[20]
  • Los venezolanos y ecuatorianos querían mayor autonomía en su territorio.

Separación temporal de Panamá[editar]

El 26 de septiembre de 1830, Panamá se separó del Estado grancolombiano, constituyéndose en la primera de cinco separaciones de los territorios de la actual Colombia, su gestor fue el general panameño José Domingo Espinar, mulato de origen popular que no compartía las preferencias de la oligarquía panameña, fue un gran partidario de Bolívar, de quien había sido secretario. Debido a la crisis ocasionada por la renuncia del libertador y la desmembración de la Gran Colombia, Espinar, apoyado por las masas del arrabal capitalino, se rebeló contra el gobierno imperante esperando la vuelta de Bolívar al poder.

El artículo 2 del acta de tan singular emancipación decía: "«Panamá desea que su excelencia el libertador Simón Bolívar se encargue del gobierno de la República como medida indispensable para volver a la unión las partes de que ella se han separado bajo pretextos diferentes quedando desde luego este departamento bajo su inmediata protección»".

En consecuencia con lo proclamado, fue una delegación panameña a Barranquilla, donde se hallaba Bolívar, para invitarlo a que viniera al Istmo a reasumir el poder y a reconstruir a la desmembrada Gran Colombia. Bolívar se rehusó a tal ofrecimiento y aconsejó a su antiguo secretario que incorporara el Istmo a Colombia. Así procedió su leal secretario, pero poco después se produciría otro movimiento secionista al siguiente año.

La segunda separación temporal de Panamá[editar]

El 9 de julio de 1831, fue gestada por el coronel venezolano Juan Eligio Alzuru la segunda separación de Panamá de Colombia, que contó inicialmente con el beneplácito de la oligarquía panameña tanto capitalina como interiorana. Fue un movimiento en reacción a los planes de José Domingo Espinar que pretendía el restablecimiento del Estado Gran-colombiano y del poder centralizante de Bolívar, donde se pretendía una definitiva secesión.

Los métodos de aquel militar fueron tan crueles y arbitrarios que hicieron peligrar los intereses de la clase dominante panameña. por tanto esta, mediante la acción de los otros militares que controlaban, lograron derrotar y fusilar al tirano. Luego de esto, los dirigentes panameños al ver lo que un movimiento independentista mal llevado podría desencadenar, decidieron incorporar al istmo a la naciente República de la Nueva Granada.

Proyectos de restauración[editar]

Después de su disolución en 1830, nadie ha considerado tomar en serio ocupar este tema y tan solo hasta ahora se ha limitado a diversos acuerdos de integración bipartita entre los países que en su momento lo integraron sin que nada pase de restaurar la entidad territorial.

En una declaración de la Agencia Bolivariana de Noticias[21] a inicios de 2008, el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció la propuesta de la restauración política de la Gran Colombia, bajo la revolución bolivariana.

Gobierno y política[editar]

La organización política de la Gran Colombia fue trazada definitivamente en el Congreso de Cúcuta (1821). En dicha reunión se designó como capital la ciudad de Bogotá,[22] mientras Caracas y Quito, servían como sede de las cortes superiores de justicia de los distritos judiciales en que se dividía la república.

Constitucionalmente el gobierno se caracterizaba por un fuerte poder ejecutivo en la persona del Presidente de la República, y vicepresidentes regionales que actuaban en nombre del Presidente en su ausencia. Ambos cargos eran designado por un colegio electoral designado por las asambleas provinciales.[23]

El poder legislativo residía en el Congreso Nacional, compuesto por dos cámaras: el Senado y la de Representantes. Dicho Congreso tenía sesiones una vez al año y sus miembros, con un periodo de 8 años para el Senado y de 4 para la de Representantes, eran elegidos por las tres asambleas regionales del país.[23] Cada departamento enviaba al Congreso un total de 4 senadores. El número de diputados a enviar por las provincias estaba en proporción a su respectiva población, de tal modo que se contaba un representante por 30.000 habitantes. Para la administración departamental se contaba con los Intendentes, nombrados por el Presidente, y que a su vez designaban los Gobernadores de cada provincia. Todos estos cargos ocupaban un periodo de tres años.[23]

En tanto, el poder ejecutivo se dividía en cuatro secciones: la de Asuntos Extranjeros, del Interior, de Finanzas y Aduana, y la de Guerra y Marina.

Durante el gobierno de Simón Bolívar se declaró patrimonio nacional las riquezas del suelo y el subsuelo y la nacionalización de las minas con su famosa sentencia: “Las minas de cualquier clase corresponden a la República, sentando los antecedentes de las futuras nacionalizaciones y expropiaciones en América Latina, también ordenó la creación de una dirección de minería en cada departamento de la república, decretó la educación gratuita para niños y niñas; y por la falta de escuelas, ordenó que las iglesias, en sus horas de reposo de homilías, se convirtieran en salones de clase, se decretó una reforma agraria contra los latifundios, con el reparto de las mejores tierras para quienes las trabajaran, en decir, en su mayoría peones de campo, campesinos necesitados e indígenas, se prohibió el pago en especies y ordenó el salario monetario para los empleados y obreros, ordeno la emisión de las licencias de importación para proteger la industria nacional de tantas importaciones, se ocupó de regular las tasas de interés, prohibió el endeudamiento con la Banca Internacional, se decretó el control de cambio, el control de precios, y fortalecimiento del sistema monetario,[24] asimismo decretó la entrega de tierras a los oficiales y soldados del ejército libertador, este proyecto no alcanzó los resultados esperados, ya que las tropas recibieron vales en vez de tierras y se vieron obligadas a venderlos (a un precio devaluado) lo cual fomentó la expansión del latifundio y el surgimiento de oficiales y militares de alto rango latifundistas.[25] De la misma forma, no se avanzó en mejorar la situación de las grandes masas de indígenas y pueblos originarios; el largo gobierno bolivariano de 11 años, no heredó un gran progreso material ni tampoco éxitos y logros muy significativos para los pueblos originarios de la Gran Colombia.

Directrices de la Constitución Nacional[editar]

El Congreso elegido en Angostura se reunió de nuevo, esta vez en la Villa del Rosario, Cúcuta, a principios de 1821.

Tras la Batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1821, quedó oficialmente independizada Venezuela, y luego de la liberación de Caracas, Cartagena, Popayán y Santa Marta, el 18 de julio se reanudó con mayor ímpetu los trabajos de constitucionales en Cúcuta para incluir las regiones recién emancipadas.

El 30 de agosto de 1821 se decretó la Constitución de Cúcuta y se expidió el 12 de julio. Esta se ha considerado como la primera Constitución de Colombia, que estuvo vigente durante la Gran Colombia hasta su disolución en 1831. Dicho documento constaba de 10 capítulos y 191 artículos:

  • Promulgó la liberación progresiva de la esclavitud: los hijos de padres esclavos serían libres al llegar a los 21 años de edad, y creó un fondo para asegurar que los esclavos que se fueran liberando tuvieran medios para subsistir. El fondo recolectaba porcentajes que variaban desde el 0,15% hasta el 10% de las herencias. Esto sucedía 42 años antes de la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos. (Véase libertad de vientres y abolicionismo)
  • Promulgó el derecho a la plena libertad de expresión.
  • Acabó con la Inquisición e hizo reformas relativas a los obispos, arzobispos y algunos bienes de la Iglesia.
  • El Gobierno de Colombia se declaró popular y representativo.
  • Ordenó al congreso a dividir el territorio de la República en seis o más Departamentos, para su más fácil y cómoda administración.
  • Cada parroquia tendría una Asamblea que se reuniría cada cuatro años, el último domingo del mes de julio. Los miembros de estas Asambleas designarían los electores de los cantones, que deben tener más de veinticinco años, poseer en bienes raíces más de quinientas piastras o trescientas de renta.
  • Estos se constituirían en Asamblea provincial de electores que se reunirían cada cuatro años el día primero de octubre para elegir el presidente y vicepresidente de la República, el senador del Departamento y el representante o representantes de la provincia. Estos funcionarios departamentales ejercerían su función durante cuatro años.
  • Podían votar los mayores de veintiún años que sepan leer y escribir y posean cien piastras.
  • El Congreso estaría formado por dos cámaras: la del Senado y la de Representantes. Los senadores serían nombrados por un período de ocho años y los representantes por un período de cuatro años.
  • Para ser Senador se exigió tener treinta años, ser criollo por nacimiento, poseer propiedades inmuebles por valor de cuatro mil piastras o una renta anual de quinientas piastras, ejercer una profesión liberal, y en caso de ser extranjero, llevar doce años establecido en el país y poseer bienes inmuebles por valor de diez y seis mil piastras.
  • Se elegirían cuatro senadores por Departamento: dos por ocho años y dos por cuatro. Estas diferencias se dirimirían a la suerte con objeto, dice la ley, de que el Senado se renueve cada cuatro años.
  • La Cámara de representantes se compondría de los Diputados elegidos a razón de uno por cada 30.000 habitantes. Cuando los representantes llegaran a cien, se elegiría un diputado por cada 40.000 habitantes y aún por cada 50.000, hasta que la Cámara está integrada por ciento cincuenta diputados.
  • Para ser diputado se necesitaba tener veinticinco años y propiedades por valor de dos mil piastras o quinientas piastras de renta, o ser profesor. Había que haber residido dos años antes de la elección, u ocho en caso de no haber nacido en Colombia, y en esta, además, tener bienes raíces por valor de diez mil piastras.
  • La Cámara de Representantes tendrían la facultad exclusiva de acusar ante el Senado al presidente, al vicepresidente de la República y a los ministros de la Alta Corte de Justicia.
  • Para ambas Cámaras dispone la Constitución que las sesiones sean públicas; que los principales funcionarios públicos queden excluidos de las funciones legislativas; que sus miembros gocen de inmunidad mientras duran sus funciones, y que devenguen un sueldo.
  • El Poder Ejecutivo está constituido por un presidente y un vicepresidente, elegidos por cuatro años, que no pueden ser reelegidos y que, en caso de muerte, son sustituidos por el presidente del Senado. El presidente tendría un sueldo de treinta mil piastras por año, y el vicepresidente, de diez y seis mil.
  • Cada departamento estaba administrado por un Intendente nombrado por el presidente y un Gobernador que estaba bajo las órdenes del intendente.
  • Establece los cargos de ministros, consejo, tribunal supremo y reglamenta cada uno de los cargos.
  • El Congreso eligió por votación como presidente de la República a Simón Bolívar y vicepresidente a Francisco de Paula Santander, pero como Bolívar estaba ausente Santander toma la Presidencia y Nariño la vicepresidencia.

El 24 de mayo de 1822, Quito selló su independencia en la Batalla de Pichincha; y el 9 de diciembre de 1824 se culminó la de Perú (hoy Perú y Bolivia) en la Batalla de Ayacucho. Perú y Bolivia nunca llegaron a formar parte de la Gran Colombia pero comparten con Ecuador, Venezuela y Colombia el título de Países bolivarianos por haber sido repúblicas liberadas por Simón Bolívar quien mereció el título de Libertador y ser considerado el primer presidente oficial en la mayoría de estas.

Presidentes de la República 1819 - 1831[editar]

Leyenda: Presidente titular Presidente interino o encargado
Foto Presidente Periodo Tipo de Asunción Ocupación
Simon Bolivar.jpg Simón Bolívar 7 de diciembre de 1819 - 4 de mayo de 1830 Elecciones indirectas General Militar
Santander by Acevedo Bernal.jpg Francisco de Paula Santander 7 de diciembre de 1819 - 20 de febrero de 1827 Presidente encargado Militar Jurisconsulto
Domingo Caycedo.jpg Domingo Caycedo 4 de mayo de 1830 - 13 de junio de 1830 Presidente interino Militar y Político
JoaquínMosquera2.jpg Joaquín Mosquera 13 de junio de 1830 - 5 de septiembre de 1830 Elecciones indirectas Jurista, Militar, Estadista y Político
Rafael urdaneta.jpg Rafael Urdaneta 5 de septiembre de 1830 - 3 de mayo de 1831 Presidente interino Militar y Político
Domingo Caycedo Santamaría.jpg Domingo Caycedo 3 de mayo de 1831 - 21 de noviembre de 1831 Elecciones indirectas Militar y Político

Fuerzas armadas[editar]

La Gran Colombia contaba para mediados de los años 1820 con un ejército de 25 000 a 30 000 hombres, de los cuales alrededor de la mitad eran tropas regulares y el resto milicias.[23] La calidad de los soldados colombianos variaban: desde veteranos con años en servicio en unidades elite como el batallón Voltígeros, el batallón Rifles, los Bravos de Apure, el batallón Albión; a unidades mal apertrechadas y mal entrenadas que participaban en labores como milicias y guerrillas.

La armada contaba con una variedad de buques, incluyendo varios navíos de más de 60 cañones, fragatas de 44 cañones, y muchas unidades menores.[26] La armada se concentró en la bahía de Cartagena en 1825, realizando ejercicios como preparativo para la planeada invasión a Cuba y Puerto Rico que al final no se realizó. Al estallar la guerra con Perú, la marina se hallaba en buena parte en el mar Caribe.

La Gran Colombia era en gran medida un país altamente militarizado, sus fuerzas armadas ocupaban un papel de gran importancia tanto en la república como en la política. En especial en sus últimos años cuando el Libertador había vuelto del Perú, creció el militarismo bolivariano en un intento de frenar la creciente popularidad de los liberales santanderistas y los movimientos secesionistas en Venezuela y Ecuador. Estas discrepancias políticas escalarían hasta que Bolívar proclamó su dictadura.

Bolívar era partidario de unas fuerzas armadas permanentes y en pie de guerra que pudieran mantener la paz interna mediante la coerción, resguardar la soberanía de la nación y permitir a Colombia jugar un papel de importancia en la política americana. En cambio Santander quería una reducción de las fuerzas para disminuir tanto sus costos como su participación política.[27]

Organización territorial[editar]

Organización territorial de la Gran Colombia
Panorama general Descripción y división correspondiente
División política real de la Gran Colombia en 1820, excluyendo a Panamá y Ecuador que continuaban bajo el domino español.
República de Colombia
(1819—1824)

La ley expedida el 17 de diciembre de 1819 determinó que la República de (la Gran) Colombia estaba dividida en tres grandes departamentos: Venezuela, con capital en Caracas; Cundinamarca (o Nueva Granada), con capital en Bogotá; y Quito, con capital en la ciudad del mismo nombre, aunque este último estaba todavía en poder de las fuerzas españolas.[28] Esta división territorial se mantuvo, hasta que mediante la ley del 2 de octubre de 1821, el territorio de la Gran Colombia fue subdividido en siete departamentos; segregando del antiguo departamento de Venezuela los de Orinoco y Zulia, y del de Cundinamarca los de Boyacá, Cauca y Magdalena.

El 28 de noviembre de 1821, el Istmo de Panamá declaró su independencia de España y decidió unirse voluntariamente a la Gran Colombia. El 9 de febrero de 1822, mediante Decreto Ejecutivo del Vicepresidente de la Gran Colombia Francisco de Paula Santander, se crea provisionalmente y hasta la reunión del próximo del congreso, el Departamento del Istmo, con los mismos derechos concedidos a los departamentos originales creados por la ley de 2 de octubre de 1821.[29]

En 1822 todo lo que hoy es Ecuador y la Provincia Libre de Guayaquil (que se había declarado independiente) se integraron al país.

Departamentos de la Gran Colombia en 1824.
República de Colombia
(1824—1830)

La ley sobre división territorial de la República de Colombia decretada el 25 de junio de 1824 dividió el territorio de la siguiente manera, de mayor a menor jerarquía administrativa: 12 departamentos, 37 provincias y 193 cantones.[22] La región del norte del país se componía de 4 departamentos: Apure, Orinoco, Venezuela y Zulia, y 12 provincias en total; la región central, de 5 departamentos: Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Istmo y Magdalena, y 17 provincias; y la región del sur, de 3 departamentos: Quito, Guayaquil, Azuay, con 8 provincias.[28] Igualmente mediante la ley del 12 de octubre de 1821 se dividió la república en 3 distritos judiciales y militares: (Venezuela -o Norte-, Nueva Granada -o Centro-, y Quito -o Sur-), estos distritos judiciales fueron derogados, mediante la Ley Orgánica del poder Judicial de 11 de mayo de 1825.

Departamentos de La Gran Colombia
Apure Boyacá Azuay
Orinoco Cauca Guayaquil
Venezuela Cundinamarca Quito
Zulia Istmo
Magdalena

Geografía[editar]

Location GranColombia.png

El país estaba conformado por un vasto territorio, que ocupaba en su mayor parte la región norte de América del Sur. De oriente a occidente iba desde el río Esequibo y el Océano Atlántico hasta el istmo de Panamá y el Océano Pacífico. De norte a sur, comprendía el amplio terreno ubicado entre el Mar Caribe y el río Amazonas.[28] En total abarcaba un área de más de 2.500.000 kilómetros cuadrados.

Relieve[editar]

El volcán Chimborazo, la mayor altura de la Gran Colombia, según el dibujo hecho por Aimé Bonpland y Alexander von Humboldt durante su viaje por Hispanoamérica.

El aspecto más característico del país era sin duda la gran Cordillera de los Andes.[22] Dicha cadena montañosa ocupaba la mitad occidental del país, ingresando por el Distrito del Sur, luego dividiéndose en tres ramales en su entrada al Distrito del Centro y finalmente curvándose para luego internarse al territorio del Distrito del Norte.

Las mayores alturas de la Gran Colombia se encontraban cercanos de la línea ecuatorial, estando una gran cantidad de ellas ubicadas en el Distrito del Sur. El monte más alto era el Chimborazo (6.310 m), seguido del Cotopaxi (5.897 m), Cayambe (5.790 m), Sierra Nevada de Santa Marta (5.775 m), Antisana (5.758 m), y el Nevado del Huila (5.750 m).[22] Es notable el hecho que todas estas alturas son volcanes (tanto extintos como activos), a excepción de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Aproximadamente un tercio del país correspondía a los llanos del Orinoco, una vasta sabana cubierta de pastizales aptos para la ganadería y la agricultura, regada por numerosos y caudalosos ríos. La porción restante del territoio estaba ocupada por la amplia llanura de la amazonia, poco explorada y llena de enormes ríos caudalosos.[22]

Hidrografía[editar]

Corte geológico, orográfico y ríos navegables de la Nueva Granada (Colombia).[3]
Corte geológico, orográfico y ríos navegables de Venezuela.[1]

Ríos[editar]

Tres grandes ríos surcaban el territorio de la Gran Colombia: el Magdalena, que con su principal afluente el Cauca desemboca en el Caribe; el Orinoco, río caudaloso en el cual desembocan los ríos Meta y Guaviare; y el Amazonas, al cual afluyen el Napo, el Putumayo y el Caquetá. Otros ríos importantes eran el Atrato, el Guayaquil y el Guarapiche.[28]

De estos servían como importantes vías fluviales el Magdalena y el Orinoco, por los cuales entraban los productos importados al país.

Lagos y bahías[editar]

Debido a su extensión territorial y a poseer costas sobre ambos océanos, la Gran Colombia contaba con innumerables bahías, golfos y estuarios aptos para servir de puertos naturales. Los más importantes en la costa pacífica eran la de Guayaquil, al sur; la del Chocó o Buenaventura, al centro; y la de Panamá, al norte. Por la costa atlántica se tenían los golfos de Darién, Maracaibo, Cariaco y el de Paria.[28]

Entre los lagos del país se destacaban dos: el lago de Maracaibo, un enorme cuerpo de agua que se comunicaba con el golfo del mismo nombre y en el cual sucedió una de las más importantes batallas por la independencia; y el lago de Valencia, cuerpo de agua incrustado en la cordillera costera venezolana.[22] A lo largo del país también existían otros espejos de agua importantes como las ciénagas de Santa Marta o la Zapatosa.

Clima[editar]

El clima de la Gran Colombia no estaba afectado por la latitud del país respecto al ecuador, sino por la topografía y la temporada de lluvias, que daba origen a dos estaciones llamadas comúnmente invierno y verano. De entre todas las zonas que componían la república, las más cálidas y secas eran la Guayana, la llanura septentrional de la Nueva Granada y la costa pacífica cercana a Guayaquil.[22] Las regiones más lluviosas eran las cercanas a la cordillera andina, en especial al sur y oriente del país, donde nacían los principales tributarios del río Amazonas.

Los valles situados entre las cordilleras gozaban de un clima templado y uniforme durante gran parte del año, mientras aquellas zonas cercanas a la costa disfrutaban de un clima bastante caluroso. En tierras más altas incluso podía encontrarse nevados y hielo, aunque se hallaran en la zona intertropical cercana a la línea ecuatorial, tal como ocurría en el Distrito del Sur. La misma situación geográfica de las cordilleras originaba que la vegetación fuera muy variada y la fecundidad del suelo fuera inmensa, por lo cual en el país se daba toda clase de productos agrícolas.[28]

Demografía[editar]

Los habitantes de la Gran Colombia era muy multiétnica. Habían españoles, indios, mulatos, negros, mestizos y zambos.[23] La población en general estaba distribuida de una forma muy heterogénea, de modo que mientras el norte del país, estaba mayoritariamente habitado por españoles y mestizos, el sur del país lo estaba por un amplio número de indígenas. Esto se debía a que mucha de la población nativa en la región norte fue exterminada durante las primeras incursiones europeas hechas durante la época de la conquista española, mientras en las regiones más al sur se crearon resguardos y misiones por parte de órdenes religiosas que conservaron en gran parte su número original.[28] En sí la población estaba altamente estratificada, estando los españoles y blancos en general en el tope, seguidos de los indios, los negros y las demás mezclas de razas.[22]

Según las estimaciones realizadas en 1822, la población de la Gran Colombia se distribuía por departamentos de la siguiente manera:[2] [30]

Número Departamento
o provincia
Población
1 Orinoco 174.000
1.1 Cumaná 70.000
1.2 Barcelona 44.000
1.3 Guyana 45.000
1.4 Margarita 15.000
2 Venezuela 430.000
2.1 Caracas 350.000
2.2 Barinas 80.000
3 Zulia 162.100
3.1 Coro 30.000
3.2 Trujillo 33.400
3.3 Mérida 50.000
3.4 Maracaibo 48.700
4 Boyacá 444.000
4.1 Tunja 200.000
4.2 Socorro 150.000
4.3 Pamplona 75.000
4.4 Casanare 19.000
5 Cundinamarca 371.000
5.1 Bogotá 172.000
5.2 Antioquia 104.000
5.3 Mariquita 45.000
5.4 Neiva 50.000
6 Cauca 193.000
6.1 Popayán 171.000
6.2 Chocó 22.000
7 Magdalena 239.000
7.1 Cartagena 170.000
7.2 Santa Marta 62.000
7.3 Riohacha 7.000
8 Quito 550.000
8.1 Quito 230.000
8.2 Quixos & Macas 35.000
8.3 Cuenca 78.000
8.4 Jáen de Bracamoros 13.000
8.5 Maynas 56.000
8.6 Loja 48.000
8.7 Guayaquil 90.000
9 Panamá 80.000
9.1 Panamá 50.000
9.2 Veragua 30.000
Total Gran Colombia 2.463.000

La población esclava dentro del país apenas sobrepasaba los 70.000 (1823).[23] La población indígena, en tanto, se calculaba entre 400 mil y 500 mil distribuida en toda la nación. Las tribus de las cuales se tenía un registro escrito eran los Chaimas, Pariagotos, Guaraones, Guayquerías, Guaguas, Cumanagotos, Caribes, Guajiros, Salivas, Guamos, Muiscas y Muzos.[22]

El censo de 1825[4] arrojó los siguientes resultados demográficos por distrito:

Distrito Judicial Hombres libres Esclavos Indígenas independientes Población total
Gran Colombia - Norte (1824-1830).svg Norte (Venezuela) 609.545 50.088 26.579 686.212
Gran Colombia - Centro (1824-1830).svg Centro (Nueva Granada) 1.182.500 45.830 144.771 1.373.110
Gran Colombia - Sur (1824-1830).svg Sur (Ecuador) 485.021 6.975 52.481 524.477
Totales Gran Colombia 2.227.066 102.902 203.831 2.583.799

Ciudades principales[editar]

Las principales ciudades de la Gran Colombia, aproximadamente hacia 1821, eran:[22]

  • Santafé de Bogotá: sede del gobierno republicano, su población se estimaba en unos 65.000 habitantes.
  • Santiago de León de Caracas: contaba en 1802 con 42.000 habitantes, hasta que el terremoto de 1812 le costó la vida a 12.000 de ellos. Para 1822 contaba con apenas 6.000 personas.
  • San Francisco de Quito: ubicada prácticamente en la línea ecuatorial, contaba con 50.000 habitantes.
  • Mompox: contaba con 8.000 habitantes.
  • Pamplona: contaba con 7.000 habitantes.
  • Cartagena de Indias: se estimaba su población en 24.000 personas.
  • Portobelo: ubicado en la costa norte del istmo de Panamá, contaba con apenas 300 personas.
  • Panamá: puerto ubicado en el istmo de Panamá en el lado del Pacífico, se estimaba su población en 12.000 habitantes.
  • Guayaquil: ubicado sobre el Océano Pacífico, contaba con 15.000 habitantes.
  • Maracaibo: localizado en la salida del lago del mismo nombre, contaba con 25.000 personas.
  • Cumaná: su población se estimaba en 18.000 habitantes, la mayoría dedicados a la pesca y navegación.
  • Puerto Cabello: con 15.000 habitantes, puerto dedicado al comercio, la navegación y el contrabando.
  • Popayán: centro religioso ubicado en los Andes, contaba con 25.000 personas.
  • Angostura: situada sobre el Orinoco, se estimaba su población en unos 7.000 habitantes.
  • Santiago de Cali: ubicada en la región sur de la provincia del Cauca, tenía una población de 15.000 a 20.000 habitantes.
  • Tunja: capital de Boyacá, tenía una población de 14.000 personas.
  • Medellín: ubicada en el valle de Aburrá, tenía una población de 4.000 personas.
  • Santa Marta: en el litoral caribe, tenía 25.000 personas.

Economía[editar]

Productos[editar]

Los suelos del país, debido a su fertilidad, permitían sembrar una amplia gama de cultivos, desde aquellos de clima templado hasta los de clima más cálido. Es por ello que la principal actividad económica de los habitantes de la Gran Colombia era la agricultura.[28]

Los productos que se originaban en el país eran el cacao, caña de azúcar, café, algodón, añil, tabaco, maíz, trigo, vainilla, dátiles, uvas pasas, frutos, hortalizas, tintes, maderas, quinina y variadas plantas medicinales. En cuanto a productos animales, se producían carnes y cueros, que se fundaban en los llanos del Orinoco. En cuanto a los minerales y piedras preciosas, en el país se producía oro, plata, platino, cobre, esmeraldas, perlas, etc.[23]

Comercio[editar]

Los principales artículos de exportación eran el cacao, añil, tabaco, café y ganado, siendo gran parte de ellos trasportados hacia Europa (principalmente Gran Bretaña y Francia), Estados Unidos y Perú. Los de importación, manufacturas tales como vinos, sedas, paños, telas, o productos de consumo como harina, pan, sal, carne, jabón, sebo de ballena, velas, sales, muebles, etc.[28]

El comercio de estos productos se realizaba por los ríos Orinoco, Magdalena, Chagres y Atrato, así como por los puertos marítimos de Cartagena de Indias, Portobelo, Guayaquil, La Guaira, Maracaibo y Riohacha hacia las islas caribeñas de Trinidad, Curazao, Jamaica y otras desde donde partían hacia sus destinos finales en Europa y América del Norte.[23] Bolívar decreto el Puerto de Margarita, "puerto de libre comercio" para beneficio económico de la región, también decretó el apoyo y el fomento del Estado a la agricultura, a la ganadería y a la implantación de nuevos cultivos.

Finanzas y Hacienda pública[editar]

Debido a la guerra de independencia las finanzas de la República estaban en su peor momento. La deuda interna se calculaba en unos 12 o 14 millones de piastras, en tanto que la externa en 16 millones de la misma moneda, la cual comprendía el empréstito de 10 millones negociado por Francisco Antonio Zea en Londres.

Los ingresos y egresos del Estado no estaban muy bien definidos, pero se calculaban las entradas en unos 3 millones de piastras por año. Ellas provenían tanto de los monopolios de los cuales el Estado se había apropiado sobre la sal, el tabaco y en parte sobre el oro, como de las aduanas y de un impuesto llamado "donativo gratuito"; también se originaban de los empréstitos forzosos, contribuciones sobre las propiedades, bienes confiscados, beneficios vacantes, etc. Los gastos en tanto, tal como se encontraban expuestos en los cálculos oficiales, alcanzaban un monto de 17 millones de piastras, de los cuales 10 millones estaban asignados al ejército de tierra y 4 a la marina.[23]

Cultura[editar]

Educación[editar]

Por medio de un decreto del Congreso se declaró la emancipación de los esclavos en el país. Dicho acto legislativo proclamó que todo esclavo nacido después del 20 de julio de 1821 vendría a ser libre por derecho a la edad de 18 años, en lo que se llama libertad de vientres.[23] [31]

El Gobierno grancolombiano tenía una gran empeño por ofrecer acceso a la educación pública. Para lograr este objetivo, se dictaron varias leyes (de julio a agosto de 1821) para las escuelas de primeras letras, colegios y las escuelas para señoritas, y en algunas de estas se introdujeron la enseñanza mutual siguiendo los métodos de Lancaster. Algunos no estaban enteramente liberados de las reglas monásticas.[23] Entre sus múltiples artículos, se definía lo siguiente:[22]

  • Debían construirse establecimientos de educación pública de la siguiente manera: escuelas en las poblaciones con más de 100 vecinos, y colegios en las capitales de provincia. La educación básica era obligatoria desde los 6 a los 12 años.
  • Parte de las rentas públicas de las poblaciones debían destinarse a la dotación de los establecimientos. Los sueldos de los maestros debía ser asignados por el gobernador de la provincia, y pagados por el respectivo jefe de la población.
  • La educación básica consistía en la enseñanza de lectura, escritura, ortografía, aritmética, dogmas de la religión cristiana y derechos y deberes del hombre.
  • La educación secundaria tenía por demás las cátedras de gramática española y latina, filosofía, nociones de cálculo avanzado, derecho civil, canónico y natural, y teología dogmática. En donde fuera posible los colegios debían enseñar principios de agricultura, comercio, minería, y ciencias militares.
  • La educación de las niñas y jóvenes, por su parte, debía darse en los conventos y centros religiosos.

En cuanto a la educación superior, la idea de universidad fue pública y estatal empezó a forjarse con la promulgación de la Ley 8 de 1826 “Sobre organización y arreglo de la Instrucción Pública”, promovida por Francisco de Paula Santander. Esta ley dio lugar a la Universidad Central de la República que tuvo sus sedes en Bogotá, Caracas y Quito. La Universidad Central es la antecesora de la Universidad Nacional de Colombia, y se fundó el 25 de diciembre de 1826 en la Iglesia de San Ignacio de Bogotá.

Religión[editar]

La religión católica era la predominante y la que estaba reconocida por el Estado. El clero gozaba de sus antiguos privilegios; sin embargo los conventos fueron reducidos en 1821 y sus ganancias asignadas a la enseñanza pública, con el propósito de difundir las ciencias y de familiarizar a los habitantes de la nación con los conocimientos políticos del momento.[23]

Bibliografía[editar]

  • Baralt, Rafael María y Ramón Díaz (1841). Resumen de Historia de Venezuela. Brujas - París: Desclée de Brower, 1939.
  • Brito, Figueroa, Federico (1966). Historia económica y social de Venezuela. Caracas: Universidad Central de Venezuela.
  • Liévano Aguirre, Indalecio (1966). Los grandes conflictos sociales y económicos de nuestra historia. Bogotá: Intermedio Editores (2002). ISBN 958-709-048-9
  • Quintero, César. Evolución Constitucional de Panamá. editorial portobelo, 1999. Panamá
  • Restrepo, José Manuel (1827). Historia de la Revolución de Colombia. París: Librería Americana. Medellín: Editorial Bedout, 1969.

Notas y referencias[editar]

  1. a b Agustín Codazzi (1840). Atlas Físico y Político de la República de Venezuela. París: Lithographie de Thierry Frères. OCLC 11947373. 
  2. a b Datos publicados por el Instituto Geográfico de Weimar en 1823, en base a la subdivisión de la Gran Colombia de 1822. Por tal motivo no se incluye a la Provincia de Guayaquil.
  3. a b Agustín Codazzi; Manuel María Paz; Felipe Pérez (1889). Atlas geográfico e histórico de la República de Colombia. Imprenta A. Lahure. OCLC 7859879. 
  4. a b Datos publicados por Manuel María Paz y Felipe Pérez en 1890, en base a la subdivisión de la Gran Colombia de 1824.
  5. La Nueva Granada se unirá con Venezuela, si llegan a convenirse en formar una república central... Esta nación se llamará Colombia. "Carta de Jamaica", Kingston, 6 de septiembre de 1815. Bolívar, Simón; Obras completas; Fica, Tiempo Presente - Ecoe; 1979, p. 167.
  6. Simón Bolívar: Cronología (1783-1830). Carta a José de Fábrega. Cuartel General de Popayán, 1 de febrero de 1822. Sitio web de la Universidad de los Andes, Mérida, Venezuela.
  7. Figueroa Navarro, Alfredo (1982). Dominio y sociedad en el Panamá Colombiano (1821-1903). Editorial universitaria, pág 241
  8. «30 de noviembre de 1821. Proclamación de la Independencia de la República por parte del pueblo dominicano». Red Escolar. Consultado el 18 de marzo de 2011.
  9. «Aspectos Históricos: Independencia y República». Rutas Dominicanas. Consultado el 18 de marzo de 2011.
  10. «José Nuñez de Cáceres». Educando.edu.do (23 de marzo de 2007). Consultado el 6 de octubre de 2011.
  11. «Discurso del presidente de la República Dominicana, Doctor Leonel Fernández». Centro de Información Gubernamental. Consultado el 18 de marzo de 2011.
  12. «La importancia de llamarse República Dominicana». Periódico El País. Consultado el 18 de marzo de 2011.
  13. Quintero, César. Evolución Constitucional de Panamá. editorial portobelo, 1999. Panamá
  14. Basadre 2005, tomo 2, p. 23.
  15. Basadre 2005, tomo 1, p. 281.
  16. Basadre 2005, tomo 1, p. 286.
  17. Basadre 2005, tomo 1, p. 289-290. El historiador peruano, para sustentar la afirmación de que solo la vanguardia peruana actuó en Tarqui, cita el Diario político y militar (21 de marzo de 1829) de José Manuel Restrepo.
  18. Basadre 2005, tomo 1, p. 290.
  19. Basadre 2005, tomo 2, pp. 13-14.
  20. Toro Jiménez, Fermín. 2004. Surgimiento y Desaparición de la Gran Colombia 1819-1830, una visión alternativa
  21. «Venezuela mantendrá lucha para lograr la resurrección de la Gran Colombia». Informe de la Agencia Bolivariana de Noticias. Consultado el 15 de noviembre de 2010.
  22. a b c d e f g h i j k Baldwing, Cradock y Joy, ed. (1822). (Gran) Colombia: Relación geográfica, topográfica, agrícola, comercial y política. Banco de la República, Bogotá. 
  23. a b c d e f g h i j k l «Observaciones sobre Colombia, su Gobierno, etc. Informe del diplomático sueco Severin Loric.» (4 de agosto de 1823). Consultado el 18 de marzo de 2011.
  24. La Dictadura de la Felicidad
  25. político y social de Simón Bolívar
  26. Gerardo Etcheverry. «Principales naves de guerra a vela hispanoamericanas.». Consultado el 18 de marzo de 2011.
  27. Liévano Aguirre, Indalecio (1983). Bolívar. Madrid: Cultura Hispánica del Instituto de Cooperación Iberoaméricana. p. 189. ISBN 84-7232-311-0. 
  28. a b c d e f g h i Guhl, Ernesto (1991). «Capítulo XII: División Política de la Gran Colombia». Las fronteras políticas y los límites naturales. Fondo Fen Colombia, Bogotá. 
  29. Juan B. Sosa, Límites de Panamá, 1919, Revista Loteria, Pág. 18-19.
  30. Alexander von Humboldt (2011). Political Essay on the Island of Cuba: A Critical Edition. University of Chicago Press, pp. 215-217. Edición de Vera M. Kutzinski & Ottmar Ette. ISBN 978-0-22646-567-8.
  31. Víctor Manuel Patiño. Biblioteca Luis Ángel Arango (ed.): «Capítulo XXVI: Reformas Económicas a mediados del siglo XIX.» «Historia de la Cultura Material en la América Equinoccial». Consultado el 31 de marzo de 2011.

Enlaces externos[editar]