Imperio ruso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Российская Империя
Rossíyskaya Impériya
Imperio ruso

Flag of Tzar of Muscovia.svg
Merchant ensign of Vistula ships of Congress Poland.svg
Chorągiew królewska króla Zygmunta III Wazy.svg
Sweden-Flag-1562.svg
Flag of Sweden.svg
Flag of Moldavia.svg
Livonia 1.PNG
Ottoman flag.svg

1721-1917

Flag of Russia.svg
Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: Съ нами Богъ («Dios está con nosotros») (17211825)
Самодержавіе, православіе и народность («Autocracia, Ortodoxia y Carácter nacional») (18251917)
Himno nacional: «Dios salve al zar»
Ubicación de Rusia
Máxima extensión del Imperio ruso y áreas de influencia hacia 1866
Capital San Petersburgo (17211728)
Moscú (17281730)
San Petersburgo (17301917)
Idioma oficial Ruso¹
Gobierno Monarquía absoluta carente de Constitución (hasta 1906)
Desde 1906, Monarquía constitucional absoluta
Historia
 • Declaración del Senado 1721
 • Revolución rusa 1917
Superficie
 • 1916 21 799 825 km²
Población
 • 1916 est. 181 537 800 
     Densidad 8,3 hab./km²
Moneda Rublo
Miembro de: Santa Alianza, Triple Entente
¹ El polaco, el sueco y el finés también tenían un estatus oficial en algunas de las subdivisiones del Imperio ruso. El francés era común como segunda lengua.

Imperio ruso (en ruso: Российская Империя, Россійская Имперія en ortografía anterior a 1918) es la denominación que se le da a Rusia entre 1721 y 1917. Abarcó grandes zonas de los continentes europeo, asiático y norteamericano, siendo el sistema político sucesor del zarato.

La expresión «Rusia imperial» designa el periodo cronológico de la historia rusa desde la conquista de los territorios comprendidos entre el mar Báltico y el océano Pacífico iniciada por Pedro I hasta el reinado de Nicolás II, el último zar, y el comienzo de la Revolución de 1917.

La capital del imperio fue San Petersburgo (rebautizada en 1914 como Petrogrado a raíz del inicio de la Primera Guerra mundial). A finales del siglo XIX, el imperio comprendía 22.800.000 km². De acuerdo al censo de 1897, su población alcanzaba las 125.640.000 personas, habitando la mayoría (93,44 millones) en Europa. Más de 100 diferentes grupos étnicos convivían en el imperio (la etnia rusa componía el 44% de la población). Además del actual territorio de Rusia, en 1917 el Imperio ruso incluía territorios de los estados bálticos, Ucrania, Bielorrusia, parte de Polonia (Reino de Polonia), Moldavia (Besarabia), el Cáucaso, Finlandia, la mayoría del Asia Central y una parte de Turquía (las provincias de Ardahán, Artvin, Iğdır y Kars). Entre 1732 y 1867, el Imperio ruso también incluía Alaska, al otro lado del estrecho de Bering.

En 1914, el Imperio ruso estaba dividido en 81 provincias (óblasti) y 20 regiones (gubérniyas). Entre los vasallos y protectorados del imperio se incluían el Emirato de Bujará, el Kanato de Jiva y, tras 1914, Tuvá.

El Imperio ruso estaba gobernado por una monarquía hereditaria liderada por un emperador autocrático (zar) desde la dinastía Románov. La religión oficial del imperio era el cristianismo ortodoxo, controlado por el monarca a través del Sagrado Concilio. Sus habitantes estaban divididos en estratos (clases) tales como dvoryanstvo («nobleza»), el clero, los comerciantes, los cosacos y los campesinos. Los nativos de Siberia y Asia Central fueron oficialmente registrados en el estrato inorodtsy («extranjeros»).

Su escudo de armas fue el gran escudo del Imperio ruso, y su himno «Dios salve al zar» (Боже, Царя храни).

Después de que la monarquía zarista fuese derrocada durante la Revolución de febrero en 1917, Rusia fue declarada República bajo el Gobierno provisional ruso.

Índice

Etimología[editar]

El territorio controlado por la Dinastía Románov en Europa oriental hasta el siglo XVII se llamaba «Moscovia». Antes de la proclamación del Imperio ruso en 1721, se llamaba popularmente «Rusia» (Русія o Росія, en ruso del siglo XVII), a la nación eslava que existía antes de la llegada de los mongoles, la Rus (Русь). Mientras la población rusa siempre consideró Rus un nombre para ellos y su nación, modernos intelectuales ucranianos debaten sobre la exactitud del término. Las últimas investigaciones dicen que Rus quiere decir 'Vikingos del Este'. La nación rusa se formó a partir de una alianza de tribus eslavas, finesas y escandinavas. La clase gobernante durante los primeros años era en su mayoría de origen escandinavo, por ello el nombre de Rus se aplicó para designar a la nueva nación. Sin embargo, al ser los eslavos el grupo más numeroso, su idioma se convirtió en lengua franca de los territorios del noreste de Europa, y se le llamó idioma ruso.[cita requerida]

Emperadores[editar]

Nicolás II de Rusia Alejandro III de Rusia Alejandro II de Rusia Nicolás I de Rusia Alejandro I de Rusia Pablo I de Rusia Catalina II de Rusia Pedro III de Rusia Isabel I de Rusia Iván VI de Rusia Ana de Rusia Pedro II de Rusia Catalina I Pedro I de Rusia

Historia[editar]

Pedro el Grande y el Gran Imperio ruso[editar]

Pedro el Grande.

Pedro, el hijo del segundo matrimonio del zar Alexis, fue el primero en ser relegado al suelo político. Como varias facciones de la corte lucharon para controlar el trono, Alexis fue sucedido por el hijo de su primer matrimonio, Fiódor III, un chico enfermizo que murió en 1682. Como resultado de la Revuelta Streletski, Pedro fue hecho co-zar con su medio hermano, Iván, pero la media hermana de Pedro, Sofía, mantuvo el verdadero poder. Ella reinó mientras el joven Pedro se entretenía con juegos de guerra y cabalgaba en el Cuartel Alemán de Moscú. Estas experiencias lo llevaron a un ávido interés por la práctica militar de Occidente, particularmente por la ingeniería, artillería, navegación y construcción de barcos. En 1689, usando tropas que él había entrenado durante sus juegos de guerra, planeó cómo destronar a Sofía. Cuando Iván V murió en 1696, Pedro se volvió el único zar.

Pedro el Grande consolidó el poder autocrático del zar, y a su vez las guerras dominaron la mayor parte de su reinado. Al principio Pedro intentó asegurar las fronteras del sur con los tártaros y el Imperio otomano. Sus campañas a un fuerte en el mar de Azov fallaron inicialmente, pero, después de embarcarse con su nueva armada diseñada por él, Pedro pudo capturar el tan importante fuerte de Azov en 1696. Para continuar con la guerra contra el Imperio otomano, Pedro viajó a Europa a buscar aliados. Fue el primer zar en hacer ese viaje. Pedro visitó Brandeburgo, los Países Bajos (en los cuales, según una teoría, al ver su bandera, lo inspiró para hacer un esbozo para la suya, la cual sería usada hasta 1914), Reino Unido y el Sacro Imperio Romano Germánico, durante su llamada Gran Embajada. Pedro aprendió mucho y alistó a cientos de especialistas técnicos. La embajada fue corta por el intento de Sofía para reemplazarlo en el trono, pero la revuelta fue aplastada por Pedro y sus seguidores. Como castigo expuso públicamente los cuerpos de los participantes de la revuelta, muertos o torturados, para advertir a los otros, acción por la cual fue llamado el «Raro».

Batalla de Poltava.

Pedro fracasó en la coalición europea contra el Imperio otomano, pero durante sus viajes encontró interés en empezar una guerra contra Suecia, al ser un poderoso Estado en Europa del Norte. Viendo una oportunidad de acceder al Mar Báltico, Pedro hizo paz con el Imperio otomano en 1700 y después atacó a los suecos en sus posiciones del puerto de Narva en el Golfo de Finlandia. Aunque el joven rey Carlos XII se probó con sus tropas, las cuales aplastaron al ejército de Pedro. Afortunadamente para Pedro, Carlos XII no continuó su victoria con una ofensiva y se enzarzó en las guerras con Polonia.

Golfo de Finlandia.

Este descuido le permitió a Pedro armar un nuevo ejército, combinando las fortalezas del suyo y las de Occidente. Cuando los dos líderes se enfrentaron otra vez en Poltava en 1709, Pedro derrotó a Carlos. Cuando este último escapó al territorio otomano, Pedro entró de nuevo en guerra con el Imperio otomano. El zar coincidió en devolver el puerto de Azov a los otomanos en 1711. La Gran Guerra del Norte, que en esencia fue la Batalla de Poltava, continuó hasta 1721, cuando los suecos decidieron firmar el Tratado de Nystad. El tratado permitió retener los territorios obtenidos por Rusia: Livonia, Estonia, e Ingria. Mediante esta expansión territorial, Pedro adquirió un enlace directo con Europa Occidental. Como celebración, Pedro asumió el título de Emperador (императoр) y zar del Gran Imperio ruso, proclamado en 1721.

Pedro consiguió la expansión de Rusia y su transformación en Imperio bajo ciertas iniciativas mayores. Creó las fuerzas navales rusas, reorganizó el ejército mediante el sistema europeo, organizó racionalmente el gobierno y movilizó el financiamiento para los recursos humanos. Bajo el reinado de Pedro, el ejército que se reclutó fue bajo condiciones de trabajo para toda la vida, incluyendo a los oficiales de la realeza, los cuales participaban en trabajos de la administración civil o militar. En 1722 Pedro introdujo la Tabla de rangos que determinaba la posición o estatus de la persona en su servicio al zar, ya sea plebeyo o nobleza. Hasta la gente más común aparecían en la tabla automáticamente.

La reorganización de Pedro en la estructura gubernamental no pudo ser menos minuciosa, consiguiendo transformar al gobierno existente en un estado absolutista liderado por el zar mismo. Reemplazó a los prikazi (burócratas) por un cuerpo colegiado y creó un senado para coordinar las políticas del gobierno. Las reformas de Pedro en el gobierno local tuvieron pocos logros, pero sus cambios le permitieron al gobierno local recolectar impuestos y mantener el orden. Como parte de las reformas del gobierno, la Iglesia fue parcialmente incorporada a la estructura administrativa del Estado. Pedro abolió el Patriarcado y lo reemplazó con un cuerpo colectivo, el Sínodo Sagrado, dirigido por un funcionario gubernamental.

Academia rusa de las artes.

Pedro triplicó los ingresos de la tesorería estatal con una cantidad moderada de impuestos. Impuso la capitación, o sondeo de impuestos, en todo hombre excepto clérigos y nobles. También gravó con impuestos el alcohol, la sal e incluso llevar barba. Para proporcionar armas y uniformes para sus soldados, desarrolló industrias metalúrgicas y textiles.

Pedro quería equipar a Rusia con tecnología, instituciones e ideas modernas. Dotó de una educación occidental a todos los nobles, introdujo las llamadas escuelas naturales para enseñar la escritura rusa y aritmética básica, estableció una casa imprenta y fundó la Academia rusa de las Ciencias, la cual fue inaugurada justo antes de su muerte en 1725, que se convirtió en uno de los mayores institutos de cultura de la Rusia Imperial. También recomendó que los rusos adquirieran ropa, gustos por el arte y costumbres del Occidente. El resultado fue una profundización en la grieta cultural entre la nobleza y las masas. La mejor ilustración de la occidentalización de Pedro fue su ruptura con las viejas tradiciones y sus métodos occidentales en arquitectura, que lo llevaron a construir la nueva capital, San Petersburgo, en 1703. Situada en tierra nueva, conseguida de la guerra con Suecia, en la cual fue ayudado por Dinamarca-Noruega, Polonia-Lituania y Sajonia, en el golfo de Finlandia. Aunque San Petersburgo asumió su occidentalización, esta fue forzada, por lo cual no pudo demostrar su individualidad, que Pedro tanto admiraba.

La era de las revoluciones en el palacio[editar]

Guardias de corps en la recepción del Strelna.

Pedro cambió las reglas de sucesión del trono después de que exilió a su hijo, Alexis, que se opuso a las reformas de su padre y se presentó como figura de grupos antirreformistas. Una nueva ley expedida por Pedro I proporcionaba al zar la decisión de elegir a su sucesor, pero Pedro no lo hizo antes de su muerte en 1725. En las décadas que siguieron, la ausencia de reglas para la sucesión dejó a la monarquía abierta a intrigas, conspiraciones y varios golpes de Estado. En adelante, el factor crucial para obtener el trono fue apoyado por la guardia élite del palacio en Petrogrado.

Después de la muerte de Pedro, su esposa, Catalina I, subió al trono. Pero cuando ella murió en 1727, el nieto de Pedro, Pedro II, fue coronado zar. En 1730 Pedro II sucumbió ante la viruela, y Ana, hija de Iván V, que fue co-zar con Pedro, ascendió al trono. El Supremo Consejo Imperial que colocó a Ana en el trono, le impuso muchas condiciones. En su lucha contra esas restricciones, Ana tuvo que apoyar a los nobles que temían que la oligarquía reinara sobre la autocracia. Así, el principio de la autocracia recibió gran apoyo en ese caótico conflicto por el trono.

Segunda galería en la academia de artes, 1836

Ana murió en 1740, y su joven bisnieto fue proclamado zar como Iván VI. Después de varios golpes de Estado, fue remplazado por la segunda hija de Pedro (r. 1741-1762). Durante el reinado de Isabel, que fue mucho más efectivo que el de sus predecesores inmediatos, se produjo la «occidentalización» de la cultura rusa. Entre los eventos culturales más destacados se encuentran la fundación de la Universidad de Moscú en 1755 y la Academia de Bellas Artes en 1757 y el surgimiento del primer científico y escolar ruso, Mijaíl Lomonósov.

Operaciones del ejército ruso en la Guerra de los siete años 1756-1762, el territorio en color verde a la derecha corresponde al Imperio ruso, el territorio central en amarillo corresponde a la República de las Dos Naciones (Polonia y Gran Ducado de Lituania).

Durante el reinado de los sucesores de Pedro, Rusia tuvo un rol en Europa mucho más importante. Desde 1726 a 1761, Rusia fue un aliado de Austria contra el Imperio otomano al cual Francia usualmente apoyaba. En la Guerra de sucesión polaca (de 1733 a 1735), Rusia y Austria bloquearon al candidato al trono polaco. En una costosa Guerra con el Imperio otomano (1734-1739), Rusia readquirió el Puerto de Azov. El alcance más grande que Rusia tuvo con Europa fue en la Guerra de los Siete Años (1756-1763), la cual tuvo lugar en tres continentes, entre Francia, el Imperio británico y numerosos aliados de los dos bandos. En esa guerra, Rusia continuó su alianza con Austria, pero Austria cambió a una alianza con Francia en contra de Prusia. En 1760 las fuerzas rusas estaban a las puertas de Berlín. Afortunadamente para Prusia, Isabel murió en 1762, y su sucesor, Pedro III, alió Rusia con Prusia por su devoción al rey prusiano Federico el Grande.

Retrato de Pedro III de Rusia, por Lucas Conrad Pfandzelt.

Pedro III tuvo un reinado corto e impopular. Aunque fue nieto de Pedro el Grande, su padre fue duque de Holstein-Gottorp, por lo cual Pedro III fue criado en una familia luterana y los rusos lo consideraban extranjero. Haciendo caso omiso de esto y sin ocultar su concepto de Rusia, introdujo con gran resentimiento ensayos militares prusianos en la milicia rusa, atacando a la Iglesia ortodoxa rusa, y privando a Rusia de una gran victoria que cambiaría la historia de Rusia y del mundo, estableciendo una repentina alianza con Prusia. Haciendo uso de su descontento y temiendo su propia posición, la esposa de Pedro III, Catalina, depuso a su marido en un golpe de estado y su amante, Alexis Orlov lo mató, y por defecto, en junio de 1762 Catalina la Grande se convirtió en Emperatriz de Rusia.

Expediciones oceánicas[editar]

Pedro I legó la flota rusa a sus sucesores, pero, de Catalina I a Pedro III, ninguno de los emperadores de Rusia compartió el gran amor de Pedro hacia el mar. En las décadas que siguieron a su muerte en 1725, les parecía inconcebible a los sucesores de Pedro que una exhibición de buques de guerra era la mejor manera de demostrar el poder y la estatura de Rusia al mundo. Ni era prudente juzgar la flota para mantener ningún propósito inmediato, la flota de Pedro de treinta naves de la línea y los centenares de naves complementarias; el coste de guardar tal fuerza a flote agotaría solamente las cajas del estado. Aún más increíble sería poner el plan de Pedro en ejecución para aumentar el tamaño de la flota, para realizar su visión de crear un armada en el mar.

La Gran Guerra del Norte, que duró veintiún años, había servido ya para agotar los recursos y la hacienda rusa. Por consiguiente, hubo un período en la reducción de gastos en la flota que siguió la muerte de Pedro y fue acompañado por una reducción marcada en la construcción de nuevas naves y en los números de marineros y oficiales. La escuela náutica y la academia marítima que Pedro había fundado, sin embargo, continuaron prosperando. Sus estudiantes y graduados se preservaron realzando las tradiciones de la navegación rusa durante el reinado de Pedro y de sus sucesores. A partir de 1716 a 1719 los rusos navegaron en una gran lodiá en el tramo que va desde Ojotsk a Kamchatka, en el territorio que había sido explorado por Vladímir Atlásov a finales del siglo XVII. Los graduados de 1720 de la academia marítima, el navegador geodésico Iván Yevréinov (:en:Ivan Yevreinov) y Fiódor Luzhin, exploraron y trazaron las catorce Islas Kuriles. La información que trajeron se convirtió en la base para la expedición bien conocida del Capitán Comodoro Vitus Bering. En el invierno helado de 1724, Bering alcanzó Kamchatka por tierra y a vela, en las naves construidas allí, «a lo largo de la tierra que conduce al del norte... para buscar el sitio donde esta tierra converge con América...».

El objeto principal de los navegantes rusos era encontrar un paso desde Rusia a la India y a China a través del océano Ártico. De 1728 a 1729 Bering navegó a través del Pacífico Norte en la nave San Gabriel. Entumecido por el frío viento polar, el San Gabriel y su equipo pasaron por el estrecho entre Asia y América que ahora honra su nombre y navegaron por un mar entonces no conocido (el estrecho de Bering y el mar de Bering bautizados en su memoria), descubriendo esta ruta por segunda vez. Las descripciones finales del descubrimiento fueron compiladas después por los navegadores Iván Fiódorov y Mijaíl Gvózdev, que planearon la ruta de su exploración en 1732. La expedición de Bering descubrió y exploró marítima entre el Pacífico y el mar de Ojotsk vía la primera expedición en el canal de Kuril. Bering registró cuidadosamente para las generaciones futuras de cartógrafos el sureste y las costas del suroeste de la península de Kamchatka y, posiblemente de mayor importancia aún, probó de una vez por todas la no-existencia de las tierras legendarias que fueron formuladas para mentirle a la población al este y al sur de Kamchatka, así como ocurrió con Cristóbal Colón y su viaje a las Indias (América).

Durante su primera expedición de Kamchatka Bering no pudo encontrar la ruta a China. Por lo tanto, en 1733 el gobierno de la emperatriz Ana I de Rusia decidió organizar una nueva exploración a las costas norteñas de Siberia y del Lejano Oriente dotándola de unos medios humanos y materiales sin precedentes. Bering fue acompañado por un miembro de la vela determinada de Alekséi Chírikov de la expedición de San Gabriel de Kamchatka. Las otras separaciones fueron dejadas para buscar la ruta a Japón a lo largo de las islas Kuriles y para explorar la costa del océano Ártico. La dirección general de la expedición fue confiada al colegio del ministerio de Marina.

Fort Ross, fue un asentamiento ruso de la compañía ruso-americana en el Condado de Sonoma, California.

Las naves precisadas en sus expediciones comenzaron una secuencia de descubrimientos asombrosos. En 1736-1737 la expedición al mando del teniente Stepán Malyguin rodeó la península de Yamal y alcanzó el estuario del río Obi. En el mismo tiempo, la expedición dirigida por el teniente Dmitri Ovtsyn, fue enviado más lejos hacia el este, navegado del estuario río Yeniséi y tras la costa de la península de Gidansk. Los tenientes Vasili Prónchishchev y Jaritón Láptev exploraron la costa de la península de Taimyr y del estuario del río Lena. El piloto de esa expedición, Semión Cheliuskin, descubrió y describió la extremidad norteña del continente asiático. Finalmente, Piotr Lasinius y Dmitri Láptev navegaron a lo largo de la orilla siberiana del estuario del Lena hasta el río Kolymá. Debido a su escala magnífica y atrevimiento, este viaje fue llamado la gran expedición del Norte. Muchas áreas geográficas y aguas fueron nombradas para honrar a los oficiales rusos del siglo XVIII que primero los exploraron: el estrecho de Malygin y el estrecho de Ovtsyn, la costa de Prónchishchev, el cabo Cheliuskin y el mar de Láptev.

Al comienzo del verano de 1741 dos barcos, el San Pedro y el San Pablo, salieron del tranquilo puerto de Petropávlovsk en las islas de Pedro y Pablo, que había sido descubierto durante la primera expedición de Kamchatka, y, bajo el mando de Bering y de Chírikov, las naves alcanzaron el continente norteamericano. Desafortunadamente, la segunda expedición de Kamchatka sería la última de Bering. Al volver de la costa de Alaska su barco, el San Pedro, se estrelló cerca de una de las islas Komandórskiye. En esa isla, el navegante prominente cayó enfermo y murió. Sin embargo, como resultado de la segunda expedición de Kamchatka, la costa del noroeste de América fue explorada tan bien como las islas Aleutianas y Komandórskiye, eso llevó a Rusia a la posesión de Alaska, que después en 1867 sería vendida a Estados Unidos (véase Compra de Alaska).

En 1738 las naves del capitán Martin Spangberg fueron las primeras en alcanzar las costas nororientales de la isla de Sajalín y de Japón, en la gran isla del Hokkaidō. La información que recolectó durante su expedición ayudó a la compilación de la porción del este del mapa general del Imperio ruso, elaborado en 1745.

Expansión rusa bajo Catalina II[editar]

Catalina la Grande.

La extensión imperial obtenida en el reinado de Catalina II, trajo al imperio enormes territorios nuevos en el sur y el oeste así como la consolidación del gobierno interno. Después de la Guerra de Crimea con el Imperio otomano en 1768, por el Tratado de Küçük Kaynarca en 1774, Rusia adquirió una conexión directa al mar Negro, mientras los Tártaros de Crimea se convirtieron en un estado independiente de los otomanos. En 1783 Catalina anexionó Crimea. Tras la Guerra ruso-turca (1787-1792), por el tratado de Yasi en 1792 se amplió el dominio territorial de Rusia hacia el sureste, llegando al río Dniéster. Los términos del tratado redujeron las ambiciosas metas del presunto proyecto magno de Catalina: la expulsión total de los otomanos de Europa y la renovación del Imperio romano de Oriente bajo control ruso. El Imperio otomano no planteó nuevamente una amenaza seria a Rusia, al contrario, los gobernantes turcos se vieron forzados a tolerar un aumento de la influencia rusa en los Balcanes.

La expansión occidental de Rusia bajo Catalina resultó en el reparto[1] de la Polonia- Lituana. Polonia, que había sido potencia regional entre los siglos XVI- y XVII empezó a debilitarse gravemente a lo largo del siglo XVIII, mostrando continuas luchas entre su aristocracia y un creciente desorden interno; una señal evidente del debilitamiento de Polonia ocurrió cuando cada uno de sus poderosos vecinos - Rusia, Prusia, y Austria - intentaron colocar a su propio candidato en el trono polaco generando la Guerra de Sucesión de Polonia, que envolvió a toda Europa. En 1772 Rusia, Austria, y Prusia, llegaron a un acuerdo informal para anexarse diversas porciones del territorio polaco, por la cual Rusia recibió las zonas que comprenden la actual Bielorrusia y Livonia. Después de la primera partición, Polonia instauró un nuevo régimen que inició un programa extenso de reformas, que incluyó una constitución democrática lo cual alarmó a las facciones más reaccionarias de la aristocracia polaca, la cual pidió a su vez la ayuda de Rusia. Usando como excusa el peligro del radicalismo liberal tras la Revolución francesa de 1789, Austria, Rusia, y Prusia, reclamaron la abolición de la Constitución polaca de 1791 y en 1793 Polonia volvió a ver reducido su territorio tras una invasión conjunta de sus vecinos que dio lugar a la segunda partición. Esta vez Rusia obtuvo la mayoría de Bielorrusia y el sector de Ucrania que está situada al oeste del río Dnieper. La partición de 1793 condujo a una sublevación nacionalista en Polonia contra la influencia de rusos y prusianos, la cual terminó siendo derrotada por los ejércitos de Rusia y Prusia en 1795, dando lugar a la tercera partición en ese mismo año. El territorio polaco que aún se mantenía independiente fue repartido por ambos invasores. Consecuentemente Polonia desapareció del mapa político internacional.

Mapa de asentamientos judíos en Rusia (1905).

Aunque integrar parte del territorio de Polonia a su imperio significó apoderarse de nuevas tierras fértiles, esto también creó nuevas dificultades para el Imperio ruso. Al perder a Polonia como Estado colchón, Rusia tuvo que compartir a partir de esos momentos frontera con grandes potencias Prusia y Austria, que podrían ser eventuales rivales. Además, el Imperio ruso llegó a ser más étnico y heterogéneo que antes al absorber a una gran cantidad de etnias, tales como los ucranianos, bielorrusos, y judíos. Los ucranianos y bielorrusos, que en su mayoría trabajaban como siervos bajo el dominio polaco, cambiaron poco su situación al principio bajo poder ruso. Los polacos, tradicionalmente católicos y herederos de una antigua potencia, se resentían a perder su independencia económica y cultural, siendo un pueblo difícil de controlar, y efectuando a lo largo del siglo XIX varias sublevaciones fallidas contra los rusos. Rusia había suprimido sus derechos a los judíos del imperio en 1742 y los había considerado desde entonces como población extranjera. Un decreto de 3 de enero de 1792, inició formalmente el régimen de la Zona de Asentamiento, según el cual los judíos estaban autorizados a residir libremente sólo en la parte más occidental del Imperio y sin acercarse a los grandes núcleos urbanos rusos, ello inició una etapa de antisemitismo informal que degeneró en discriminación violenta en períodos más últimos del Imperio. También a fines del siglo XVIII, Rusia suprimió la autonomía de Ucrania al este del río Dniéper, la de los territorios bálticos, y la de varias áreas pobladas por cosacos. Con su énfasis en un imperio uniformemente administrado, (aunque era alemana por su origen) Catalina puso las bases de una política de rusificación que en sus últimos años de reinado ya se había impulsado, y que sería ejecutada más intensamente por sus sucesores.

Los historiadores han discutido la sinceridad de Catalina como monarca representativa de la Ilustración, pero pocos han dudado que ella creyó realmente en el activismo del gobierno dirigido, desarrollando al máximo los recursos del Imperio y haciendo su administración más eficaz. Inicialmente, Catalina procuró racionalizar procedimientos del gobierno mediante modificaciones en las leyes. En 1767 Catalina creó la Comisión Legislativa, formada por nobles, grandes terratenientes, y otros aristócratas, para codificar las leyes de Rusia. Aunque la comisión no formuló un nuevo código legal, La Instrucción a la Comisión de Catalina introdujo a algunos rusos al pensamiento político y legal occidental.

Yemelián Pugachov.

Durante 1768-1774 en la guerra con el Imperio otomano, Rusia experimentó una agitación social importante causada por la sublevación de Pugachov. En 1773 un cosaco del río Don llamado Yemelián Pugachov, declaró ser el destronado zar Pedro III, rechazando la autoridad de la emperatriz Catalina. Otras comunidades e agrupaciones cosacas, además de varias etnias turcomanas que sentían el choque del estado centralizado ruso, junto a trabajadores industriales en los montes Urales, así como los campesinos que esperaban escapar a la servidumbre, se unieron mutuamente en una rebelión de alcance masivo. La preocupación principal del régimen imperial era entonces la guerra contra Turquía y ello permitió a los rebeldes de Pugachov tomar control de una gran zona de territorio en la cuenca del río Volga, pero el ejército regular derrotó ferozmente la rebelión en 1774.

La sublevación de Pugachov alentó la determinación de Catalina para reorganizar la administración provincial de Rusia. En 1775 ella dividió Rusia en provincias y distritos según las estadísticas de la población. Se otorgó a cada provincia una ampliada administración, destacamentos de policía, y un aparato judicial. Los nobles tuvieron que servir no superando el tiempo establecido para el gobierno central, pues la ley así lo había requerido desde tiempos de Pedro el Grande, y muchos de ellos recibieron papeles significativos en administrar gobiernos provinciales, con lo cual la autoridad imperial confiaba tales puestos a aristócratas de confianza, obedientes al zar y que aseguraban que el poder central llegase a cada rincón del Imperio.

Catalina también procuró organizar a la sociedad en grupos sociales bien definidos y estratificados. En 1785 publicó las cartas a los nobles y señores del pueblo. La carta a la nobleza confirmó la liberación de los nobles respecto del servicio obligatorio y les dio derechos como clase privilegiada y servidora directa de la autocracia rusa. La carta a las ciudades probó ser más complicada y en última instancia mucho menos acertada que la publicada para los nobles. No se llegó a publicar una carta similar para los campesinos, ni para mejorar las condiciones de la servidumbre.

Retrato de Aleksandr Radíschev.

La «occidentalización» de Rusia continuó durante el reinado de Catalina. Un aumento en el número de libros y de periódicos también trajo adelante discusiones intelectuales y la crítica social propia de la Ilustración rusa. En 1790 Aleksandr Nikoláyevich Radíschev publicó su libro El Viaje de San Petersburgo a Moscú, un ataque feroz contra el sistema de servidumbre y contra la autocracia. Catalina, asustada ya por la Revolución francesa, hizo que Radíschev fuese arrestado enviándolo a Siberia. Radíschev ganó más adelante el reconocimiento de padre del radicalismo ruso.

Catalina terminó de desarrollar muchas de las políticas de Pedro el Grande y fijó las bases para la expansión imperial del siglo XIX. Hizo construir el Palacio Pávlovsk para su hijo Pablo, que es una de las Patrimonio Cultural de Rusia. Rusia se convirtió en un país capaz de competir a la vez que también rivalizar con sus vecinos europeos en las esferas militares, políticas, y diplomáticas. La élite de Rusia acabó por convertirse en el terreno cultural en una de las más cultas, tal y como sucedía en los países de la Europa Central y Occidental de la época. No obstante, la organización de la sociedad y del sistema de gobierno, las grandes instituciones centrales a la administración provincial de Catalina, seguía siendo la misma sociedad dividida en estratos sociales cuidadosamente delimitados y donde la movilidad social era difícil, tal como se había previsto desde tiempos de Pedro I, no produciéndose ningún cambio en tal sentido hasta la emancipación de los siervos en 1861 y, en algunos aspectos, hasta la caída de la monarquía en 1917. Catalina dio un empuje para la expansión rusa hacia el sur, incluyendo el establecimiento de Odesa como el principal puerto mercantil ruso en el Mar Negro, con tal de que sirviese como base para el comercio del grano del siglo XIX.

A pesar de tales realizaciones, el imperio que Pedro I y Catalina II habían construido seguía enfrentando problemas fundamentales. Una élite pequeña de europeizados, enajenada de la masa de rusos ordinarios, planteó preguntas sobre la misma esencia de la historia, de la cultura, y de la identidad de Rusia. Rusia alcanzó su pre-eminencia militar por confianza en la coerción y en una economía dirigida por la corte imperial, bastante primitiva, y principalmente basada en el sistema de servidumbre para actividades económicas primarias como la agricultura, minería, y ganadería. El desarrollo económico de Rusia era insuficiente para las necesidades del siglo XVIII, estaba muy alejado aún del grado de transformación que la temprana Revolución industrial causaba en países occidentales. La tentativa de Catalina para organizar la sociedad rusa en rígidos estamentos corporativos hizo frente al temprano desafío de la Revolución francesa, que propugnaba una ciudadanía individual. La extensión territorial y la incorporación de Rusia de un número de aumento de no-rusos en el imperio fijaron la etapa para el problema futuro de las nacionalidades. Finalmente, la primera cuestión de la servidumbre y la autocracia en los argumentos morales presagiaron el conflicto entre el Estado y la intelectualidad que llegó a ser dominante en el siglo decimonoveno.

Durante el temprano siglo decimonoveno, la población de Rusia, los recursos, la diplomacia internacional, y las fuerzas militares le hicieron uno de los estados de mayor poderío del mundo. Su poder le permitió desempeñar un papel cada vez más activo en los asuntos de Europa. Este papel llevó al Imperio a participar años después en una serie de guerras contra Napoleón, que tenían consecuencias de gran envergadura para Rusia y el resto de Europa. Después de aceptar la Ilustración con entusiasmo durante el siglo XVIII, la élite de Rusia se tornó en un opositor activo de las tendencias de liberalización en Europa central y occidental desde 1789.

Internamente, la población de Rusia había crecido de forma más diversa con cada adquisición territorial. La población incluida luteranos fineses, bálticos alemanes, estonios, y algo de lituanos, había también católicos lituanos, polacos, y algunos letones, ortodoxos bielorrusos y ucranianos, pueblos musulmanes a lo largo de la frontera meridional del Imperio y en el este, griegos ortodoxos y de sakartvelos, y miembros de la Iglesia apostólica armenia.

Soldados rusos y franceses en un combate cuerpo a cuerpo en Malájov Kurgán durante la Guerra de Crimea.

Como la influencia occidental, la oposición a la autocracia rusa fueron aumentando, ante ello el régimen reaccionó creando una especie de policía secreta, así como también imponiendo la censura para acortar las actividades de las personas que abogaban el cambio o movimiento nacionalista alguno al interior del Imperio. El régimen seguía confiando en su economía basada en siervos como una herramienta destinada a servir como apoyo a las clases altas, al gobierno, y a las fuerzas militares.

Guerra y paz en Rusia, 1796-1825[editar]

La Plaza Roja en 1802, pintura de de Fiódor Alekséyev.

Catalina II murió en 1796, y su hijo Pablo (r. 1796-1801) le sucedió. Dolorosamente enterado de que Catalina había considerado en nombrar a su hijo, Alejandro, como zar, Pablo instituyó una primogenitura en la línea masculina como la base para la sucesión. Era una de las reformas que fueron realizadas durante el breve reinado de Pablo I. Él también sostuvo la Compañía Ruso-Americana, la cual condujo a Rusia a la eventual adquisición de Alaska. Pablo era generoso pero volátil, y su generosidad para con los siervos le provocó el tener un gran número de enemigos.

Como super poder europeo, Rusia no podía escapar a las guerras que implicaban a la Francia revolucionaria y napoleónica. Pablo se convirtió en un opositor firme a Francia, y Rusia unida junto con el Reino Unido y el Imperio austríaco en la Segunda Coalición entablaron una guerra contra Francia. En 1798-1799 las tropas rusas comandadas por uno de los generales más famosos del país, Aleksandr Suvórov, realizó brillantes campañas en República Cisalpina y Suiza. La ayuda de Pablo a la Orden de Malta y la tradición rusa de los caballeros de Malta, junto con sus políticas liberales hacia las clases más bajas, y el descubrimiento de la corrupción en la Hacienda, impulsaron al zar a llevar a cabo una reforma que selló su destino, pues el zar Pablo I fue asesinado en 1801.

Retrato ecuestre de Alejandro I.

El nuevo zar, Alejandro I de Rusia (r. 1801-1825), llegó el trono como resultado del asesinato de su padre, y en donde se rumoreaba que él mismo había tomado parte en ese asesinato. Preparado para el trono por Catalina II en la ilustración y el arte, Alejandro también tenía una inclinación hacia el romanticismo y el misticismo religioso, particularmente en el último período de su reinado. Alejandro ocupado vanamente con los Cambios en el gobierno central, provocaron la sustitución de las universidades que Pedro el Grande había instalado con los ministerios, pero sin un primer ministro que coordinara todo ello. El brillante hombre de estado Mijaíl Speranski, que era el principal consejero del zar fue un hombre adelantado a su tiempo, propuso una reforma constitucional extensa del gobierno, pero Alejandro lo despidió en 1812 y perdió todo interés en dicha reforma.

El foco primario de Alejandro no estaba en la política doméstica, sino en los asuntos extranjeros, y particularmente en Napoleón. Temiendo las ambiciones expansionistas y el crecimiento de Napoleón gracias al gran ejército que logró crear el Emperador francés, Alejandro firmó una Coalición Gran Bretaña y Austria contra Napoleón. Napoleón derrotó a los rusos y a los austriacos en Austerlitz en 1805 y derrotó a los rusos en Friedland en 1807. Alejandro fue forzado a pedir la paz, y por el Tratado de Tilsit, firmado en 1807, él se hizo aliado de Napoleón. Rusia perdió poco territorio bajo dicho tratado, y Alejandro hizo uso de su alianza con Napoleón para la extensión adicional. Por la Guerra Finlandesa él ganó el Gran Ducado de Finlandia a Suecia en 1809, y adquirió Besarabia del Turquía como resultado de la Guerra Ruso-Turca de 1806-1812.

La alianza ruso-francesa gradualmente se filtró. Napoleón fue referido sobre las intenciones de Rusia en los estrechos estratégico vitales del Bósforo y los Dardanelos. Al mismo tiempo, Alejandro vio como el Gran Ducado de Varsovia reconstituía al estado polaco con la suspicacia de estar controlado por el Primer Imperio francés. El requisito de ensamblar el Bloqueo Continental ambos imperios contra Gran Bretaña era una interrupción seria al comercio ruso, y en 1810 Alejandro negó la obligación.

Retirada de Moscú, obra de Adolph Northern.

En junio de 1812 Napoleón invadió Rusia con 600.000 soldados — una fuerza dos veces más grande que el ejército regular ruso. Napoleón esperaba infligir una derrota importante en los rusos y forzar a Alejandro para demandar la paz. Napoleón empujó las fuerzas rusas hacia detrás, sin embargo, él se extendió demasiado tiempo. La resistencia rusa fue obstinada, los miembros de la cual declararon la Guerra Patriótica combinada con el invierno ruso y la política de tierra quemada trajo a Napoleón una derrota desastrosa: menos de 30.000 de sus tropas volvieron a su patria. Tras la retirada francesa, los rusos los persiguieron en Europa central y occidental hasta las puertas de París.

Después de que los aliados derrotaran a Napoleón, Alejandro se conocía como el salvador de Europa, y él desempeñó un papel prominente en rediseñar del mapa de Europa en el Congreso de Viena en 1815 En el mismo año, bajo influencia del misticismo religioso, Alejandro inició la creación de la Santa Alianza un acuerdo flojo que promete las reglas de las naciones implicadas —incluyendo la mayoría de Europa— al acto según principios cristianos. Más pragmática, en 1814, Rusia, Gran Bretaña, Austria, y Prusia había formado la Alianza Cuádruple. Los aliados crearon un sistema internacional para mantener el status quo territorial y para prevenir el resurgimiento de una Francia expansionista. La cuádruple alianza, confirmada por un número de conferencias internacionales, aseguró la influencia de Rusia en Europa.

El ejército ruso entra en París (30 de marzo de 1814).

Al mismo tiempo, Rusia continuó su expansión. Creo el congreso de Viena Congreso de Polonia país al cual Alejandro concedió una constitución. Así, Alejandro fue el monarca constitucional de Polonia mientras que era el zar autocrático en la restante Rusia. Él era también el monarca limitado de Finlandia, que había sido anexada en 1809 y tenía concedida la categoría de estado autónomo. Rusia 1813 ganaba territorio en el área de Bakú del Cáucaso a expensas de Persia. Asimismo comienza la Guerra del Cáucaso. Por el temprano siglo XIX, el Imperio también era arraigado firmemente en Alaska. Los historiadores han convenido generalmente que un movimiento revolucionario fue llevado durante el reinado de del joven Alejandro I los oficiales que habían perseguido a Napoleón en Europa occidental se volvieron a Rusia con ideas revolucionarias, incluyendo derechos humanos el gobierno representativo y la democracia total.

Decembristas en la cámara de senadores rusa.

La Occidentalización intelectual que había sido fomentada en el siglo XVIII por un estado ruso paternalista, autocrático, ahora incluyó en la oposición la autocracia con demandas para el desarrollo de una gobierno representativo, las llamadas para la abolición de la servidumbre y, en algunos casos, idea de un derrocamiento revolucionario del gobierno. Los oficiales eran insensatos particularmente al ver que Alejandro había concedido a Polonia una constitución mientras que Rusia permanecía sin una. Varias organizaciones clandestinas se preparaban para una sublevación cuando Alejandro murió inesperadamente en 1825. Después de su muerte, había confusión sobre quién lo sucedería porque el siguiente en línea, su hermano Constantino Pávlovich había abandonado su derecho al trono. Un grupo de oficiales que ordenaban a cerca de 3.000 hombres rechazó jurar la lealtad al nuevo zar, el hermano de Alejandro, Nicolás I de Rusia proclamó en lugar su lealtad a la idea de una constitución rusa. Debido a que estos acontecimientos ocurrieron en diciembre de 1825 llamaron los rebeldes decembristas Nicolás superó fácilmente la rebelión, y los decembristas que seguían estando vivos fueron arrestados. Muchos fueron exiliados a Siberia.

Rusia bajo Nicolás I[editar]

Nicolás I Pávlovich (Николай I Павлович, 6 de julio de 17962 de marzo de 1855) fue el zar de Rusia desde 1825 hasta su muerte en 1855. Durante su periodo transcurre la mayor parte de la Guerra del Cáucaso.

Nicolás careció totalmente de la grandeza espiritual e intelectual del hermano, él hizo su papel, simplemente pues un autócrata paternal que gobernaba a su gente por cualquier medio necesario. Experimentando el trauma de la Revuelta Decembrista, Nicolás estaba determinado para refrenar a la sociedad rusa. La policía secreta, la supuesta tercera sección, creó una red enorme de espías y de informadores. El gobierno ejercitó la censura y la otra controló excesivamente a la educación, la publicación, y todas las manifestaciones de la vida pública. En 1833 el ministro de la educación, Serguéi Uvárov, ideó un programa de «Autocracia, Ortodoxia, y Carácter nacional» como el principio de guía del régimen. La gente debía demostrar lealtad a la autoridad ilimitada del zar, a las tradiciones de la Iglesia ortodoxa rusa, y, en una manera vaga, a la nación rusa. Estos principios no ganaron la ayuda de la población sino que por el contrario conducida a la represión en general y a la supresión de las nacionalidades de no rusos y las religiones en detalle. Por ejemplo el gobierno forzó a la Iglesia ortodoxa georgiana para aceptar la regla sinódica de la rusa. Con Polonia ocupada comenzó la revolución polaca el 29 de noviembre de 1830 contra los rusos.

El énfasis oficial en el nacionalismo ruso contribuyó a una discusión sobre el lugar de Rusia en el mundo, el significado de la historia rusa, y el futuro de Rusia. Un grupo, los occidentalizadores, creyó que Rusia seguía siendo posterior y primitiva y podrían progresar solamente europeizándose más. Otro los eslavófilos, favoreció entusiastamente a los eslavos y la cultura del grupo, y costumbres, y tenían un disgusto por el Occidente y su cultura y costumbres. Los eslavófilos vieron la Filosofía eslava como fuente de la integridad en Rusia. Algunos de ellos creyeron que los rusos obshchina, o el MIR, ofrecieron un alternativa atractiva al capitalismo occidental y podrían hacer Rusia a un salvador social y moral potencial. El eslavofilismo se podría por lo tanto decir para representar una forma rusa de mesianismo.

A pesar de las represiones de este período, Rusia experimentó un florecimiento de la literatura y las artes. A través de los trabajos de Aleksandr Pushkin, Nikolái Gógol, Iván Turgénev, y muchos otros, la literatura rusa ganó estatura y el reconocimiento internacional. El ballet clásico tomó la raíz en Rusia después de su importación de Francia, y la música clásica se estableció firmemente con las composiciones de Mijaíl Glinka (1804-1857).

Desarrollo económico[editar]

Serguéi Prokudin-Gorski, hizo las primeras fotografías en color del Imperio ruso a principios del siglo XX.
La primera estructura hiperboloide del mundo, construida en Nizhny Nóvgorod, Imperio ruso, en 1896.

Los siglos XIX tardío y XX fueron tiempos de crisis para el Imperio. No solo la tecnología y la industria se desarrollaron más rápido en occidente, sino también nuevos, dinámicos y competitivos poderes en el teatro mundial: Otto von Bismarck unificó Alemania en la década de 1860, la post-guerra civil estadounidense, hizo que creciera como potencia, y Japón emergió de la Restauración Meiji. Aunque Rusia se estaba expandiendo gigantemente sobre Asia Central, rodeando al Imperio otomano, el Imperio persa, el Raj Británico y el Imperio chino, no podía generar suficiente cápita para sostener el rápido avance tecnológico o comerciar con avanzados países una base comercial.

En la última mitad del siglo XIX, la economía rusa se desarrolló más lento que como lo hizo en las demás potencias del mundo. La población de Rusia era sustancialmente mayor a la de los países desarrollados de oeste, pero la vasta mayoría vivía en comunidades rurales, con poca tecnología y primitiva agricultura. La industria en general, tuvo una participación mayor que en occidente, pero en sectores específicos se desarrollaba con una iniciativa primitiva, alguna de esta extranjera. Entre 1850 y 1900, la población rusa se duplicó, pero se mantuvo estrictamente rural hasta el siglo XX. La población de Rusia entre 1850 y 1910 tuvo la mayor tasa de natalidad de todos los grandes poderes y naciones en desarrollo, con excepción de Estados Unidos.

La agricultura, con la tecnología menos desarrollada, se mantuvo en las manos de las antiguas familias de siervos y granjeros, que juntos componían cuatro quintos de la población rural. Los terrenos algunos de más de cincuenta kilómetros cuadrados componían 20 por ciento de las tierras fértiles, pero pocos de esos terrenos trabajaban eficientemente y a gran escala. Granjas de pequeña escala y la población rural incrementó la tierra usada para la agricultura de subsistencia, y la cada vez más numerosa masa de campesinos empobrecidos pedía más tierras, en el turquestán los granjeros pedían desviar los ríos Amu Daria y Sir Daria, que alimentan al mar de Aral, la ley se hizo de la vista gorda y el emperador Alejandro III de Rusia decreto una ley de protección de los recursos en el territorio ruso, esto ahogó las expectativas de desviar los ríos, que volvió en los años 60 en la unión soviética, Durante la época soviética se empezó a desviar agua de los ríos Amu Daria y Sir Daria para regar cultivos en Uzbekistán y Kazajistán.

El crecimiento industrial era insignificante, aunque inestable, y en términos absolutos no era extensivo. Las regiones industrializadas de Rusia incluían a Moscú, las regiones centrales de la Rusia europea, Ingermanland, el mar Báltico, enfocado en Riga, Polonia, el Río Don y el Dniéper, y los Urales. En 1890 Rusia tenía casi 32.000 kilómetros de vías ferrocarrileras y 1,4 millones de empleados de fábrica, de los cuales la mayoría trabajaban en la industria textil. Entre 1860 y 1890, la producción anual de carbón había crecido cerca de un 1.200 por ciento a más de 6,6 millones de toneladas, y la producción de hierro y acero se había duplicado a más de 2 millones de toneladas por año. El plan estatal se había duplicado, pero, la deuda y los gastos se habían cuadruplicado, constituyendo 28 por ciento de los gastos oficiales en 1891. La exportación era inadecuada para lo que el imperio necesitaba. Hasta que el estado introdujo tarifas industriales estratosféricas en 1880, esto no pudo financiar el comercio porque no era suficiente para cubrir las deudas.

Las reformas y sus límites[editar]

retrato de Alejandro II.

El zar Alejandro II, que sucedió a Nicolás I en 1855, era un conservador que no vio otra alternativa más que implementar un cambio. Alejandro inició reformas sustanciales en la educación, el gobierno, la judicatura y el ejército. En 1861 proclamó la emancipación de casi 20 millones de siervos. Las comisiones locales, que eran los poseedores de las tierras, efectuaron la emancipación dándoles a los siervos libertad limitada. La antigua servidumbre se mantuvo en las aldeas, pero requirieron pagos del gobierno casi por cincuenta años. El gobierno compenzó a los terratenientes emitiendo finanzas.

Bandera adoptada en 1883.

El imperio que había compensado a más de 50.000 terratenientes que poseían más de 1,1 km² seguirían sin siervos y estos continuarían proveyendo líder políticos y administrativos en el campo. El gobierno también esperaba que el campesinado produjera suficientes alimentos para ellos y para la exportación, ayudando así a financiar los gastos, importaciones y la gran deuda externa. Ninguna de las expectativas del gobierno eran realistas, la emancipación dejó descontentos tanto al terrateniente como al campesino. El nuevo campesinado pronto se atrasó en los pagos al gobierno porque la tierra que recibían era pobre y porque los métodos de ganaderia rusa eran inadecuados. Los antiguos poseedores de tierras tuvieron que venderlas para quedar como solvente, ya que la mayoría no podía manejar la tierra sin los siervos. Además, el valor de los créditos gubernamentales cayeron de igual modo.

Las reformas en el gobierno local siguieron de cerca la emancipación. En 1864 gobiernos locales de la parte europea rusa fueron organizados en provincias y el ziemstva o distritos (ziemstvo singular), que fueron compuestos por los representantes de todas las clases y eran responsables de escuelas locales, salud pública, los caminos, las prisiones, el suministro de alimentos, y otros tratos. En 1870 las dumi (duma en singular) o consejos elegidos para la ciudad, fueron formadas. Dominado por los dueños y obligada por los gobernadores provinciales y la policía, los zemstva y las dumas aumentaron los impuestos y el trabajo impuesto para apoyar sus actividades.

En 1864 el régimen puso en ejecución la Gran Reforma Judicial. En ciudades importantes, estableció cortes de estilo occidental con jurados. En general, el sistema judicial funcionó con eficacia, pero el gobierno careció de las finanzas y la influencia cultural para extender el sistema judicial a las aldeas, en donde la justicia campesina tradicional continuó funcionando con interferencia mínima de funcionarios provinciales. El sistema judicial ruso fue moldeado a las leyes francesas y alemanas contemporáneas. Cada caso tuvo que ser decidido sobre sus méritos y no sobre precedentes. Seguía habiendo este acercamiento desde que otras reformas importantes ocurrieron en las esferas educativas y culturales. La ascensión de Alejandro II trajo una restauración social, de lo cual requirió una discusión pública de ediciones y la elevación de algunos tipos de censura. Cuando hubo una tentativa de asesinar el zar en 1866 el gobierno reinstaló la censura, pero no con la severidad del control anterior a 1855. El gobierno también puso restricciones en las universidades en 1866 cinco años después de que habían ganado la autonomía los campesinos y siervos. El gobierno central procuró actuar con la zemstva para establecer los planes de estudios uniformes para las escuelas primarias y para imponer políticas conservadoras, pero careció recursos, porque muchos profesores y funcionarios liberales de la escuela estaban solamente nominados conforme al ministerio reaccionario de la educación, sin embargo, los logros educativos del régimen fueron mixtos después de 1866.

En la esfera financiera, Rusia estableció el banco del estado en 1866, que dio a la divisa nacional estabilidad y firmeza. El ministerio de las finanzas apoyó el desarrollo del ferrocarril, que facilitó actividad vital de la exportación, pero era cauteloso y moderado en sus empresas extranjeras. El ministerio también fundó el Banco campesino de las Tierras en 1882 para permitir a granjeros emprendedores adquirir más tierra. El ministerio de asuntos internos contradijo esta política, sin embargo, estableció el Banco de tierra de los nobles en 1885 para prevenir ejecuciones hipotecas.

Emperador Alejandro III de Rusia.

El imperio también intentó reformar a los militares. Una de las principales razones de la emancipación de los siervos debía facilitar la transición al ejército de reserva, moderno y más operativo, instituyendo recaudaciones y la movilización territorial en épocas de necesidad. Antes de la emancipación, los siervos no podrían recibir el entrenamiento militar y después volver a sus dueños. La inercia burocrática, sin embargo, obstruyó reforma de los militares hasta que la Guerra Franco-Prusiana (1870- 1871) demostró la necesidad de construir un ejército moderno. El sistema de gravamen introducido por Dmitri Miliutin en 1874 dio al ejército un papel en la enseñanza de muchos campesinos a leer y en iniciar la educación médica para las mujeres. Pero el ejército seguía siendo antiguo a pesar de estas reformas militares. Los oficiales prefirieron a menudo bayonetas a las balas, expresando la preocupación de que las miras de largo alcance en los rifles inducirían cobardía. A pesar de algunos logros notables, Rusia no mantuvo paso con progresos tecnológicos occidentales: la construcción de rifles, de las ametralladoras, de la artillería, de naves, y de la artillería naval. Rusia tampoco pudo utilizar la modernización naval como los medios de desarrollar su base industrial en la década de 1860.

En 1881 los revolucionarios asesinaron a Alejandro II. Su hijo Alejandro III comenzó un periodo de reacción política que intensificó un movimiento contrarreformaista que había empezado en 1866. Él fortaleció a la policía de seguridad y la reorganiza en una agencia conocida como el Ojrana, le dio poderes extraordinarios, y la puso bajo el Ministerio de Asuntos Interiores. Dmitri Tolstói, el ministro de Alejandro de asuntos interiores, instituyó el uso de terratenientes que eran inspectores de distrito y él restringió el poder del zemstva y la duma. Alejandro III asignó a su antes tutor, el reaccionario Konstantín Pobedonóstsev, el ser el procurador del Sínodo Sagrado de la Iglesia ortodoxa e Iván Delianov para ser el ministro de educación. En sus esfuerzos de «salvar» a Rusia del «modernismo», ellos reavivaron censura religiosa, poblaciones no-ortodoxas y no rusas fueron perseguidas, generando antisemitismo, y suprimió la autonomía de las universidades. Sus ataques en los elementos liberales y no rusos alienaron segmentos grandes de la población. Las nacionalidades, particularmente los polacos, fineses, letones, lituanos, y ucranianos, reaccionados ante los esfuerzos del régimen a rusificarlos, intensificaron su propio nacionalismo. Muchos judíos emigraron o unieron movimientos radicales. Las organizaciones confidenciales y los movimientos políticos continuaron desarrollando a pesar de los esfuerzos del régimen para sofocarlos.

Guerra de Crimea[editar]

El mar Negro a principios de la Guerra de Crimea.

Siguiendo un conflicto en Belén entre los católicos romanos protegidos por Francia y ortodoxos protegidos por Rusia, las relaciones entre la Rusia Imperial y el Imperio otomano se encontraban en el suelo hasta la declaración de guerra.

Sin embargo esta riña de monjes en iglesias en la Tierra Santa fue un pretexto. El negocio es ajustado por los turcos a favor del clero ortodoxo, pero la Rusia requería al sultán de garantías a favor de todo cristiano ortodoxo del imperio; pero las razones reales fueron ambiciones de Rusia, ansioso por anexar Constantinopla y el Mar de Mármara para alcanzar el mar Mediterráneo. Siguiendo la negativa de Turcos, el zar invade Moldavia y Valaquia, ocupados en julio de 1853. Turquía declara la guerra a Rusia el 4 de octubre de 1853. Al Imperio otomano se le unen entonces franceses, británicos, y sardos. La flota turca es destruida por el escuadrón ruso en el puerto de Sínope, el 30 de noviembre de 1853.

El 10 de abril de 1854 la flota franco-británica durante 12 horas bombardea Odesa, el principal puerto mercantil del sur de Rusia, provocando reacción negativa de la prensa europea, como buena parte de los vecinos de la ciudad fueron inmigrantes de Europa Occidental. Para despejar la situación, los aliados decidieron desembarcar en Crimea y atacar la principal base naval rusa en el Mar Negro, Sebastopol.

Después de su desembarco en Crimea el 14 de septiembre de 1854, los aliados derrotaron a las fuerzas rusas en la batalla del Alma el 20 de septiembre, y después empezaron el asedio de Sebastopol. Durante las batallas se enfrentaron en las batallas de Balaklava el 25 de octubre y de Inkerman 5 de noviembre.

La caída de la torre Malajov el 8 de septiembre de 1855, llave de la ciudad, tumba a las manos de francés, controlada por el mariscal Patrice de Mac-Mahon, notablemente famoso por esta victoria durante la que él pronunció su famoso «¡yo estoy allí! ¡Yo permanezco allí!», arrastrando en otoño la ciudad. Con el advenimiento del Zar Alejandro II, las conversaciones de paz comenzaron, concluyendo en el tratado de París, firmado el 30 de marzo de 1856.

Imperialismo en Asia y la guerra contra Japón[editar]

Retirada de las tropas rusas después de la batalla de Mukden.

En los últimos años del siglo XIX y principios del siglo XX, varios países occidentales compitieron por influencia, comercio y territorio en Asia Oriental. Mientras, Japón se esforzaba por convertirse en una gran potencia moderna.

La situación geográfica de Japón lo alentó a enfocarse en Corea y el norte de China, lo que chocaba con los intereses expansionistas rusos. El esfuerzo japonés por ocupar Corea condujo a la primera guerra sino-japonesa. La derrota china por parte del Japón condujo al Tratado de Shimonoseki (17 de abril de 1895), por el cual China renunciaba a sus reclamaciones sobre Corea, cediendo además Taiwán y Lüshunkou (a menudo llamado Port Arthur). Sin embargo, la presión occidental (por parte de Rusia, Gran Bretaña y Francia) obligó al Japón a devolver Port Arthur y Manchuria a China (Triple Intervención del 23 de abril de 1895).

Tras la revuelta de los bóxers chinos de 1898, e incumpliendo la promesa hecha al Japón, los rusos negociaron con China un arrendamiento de 25 años de la base naval, un puerto libre de hielos para su flota de Extremo Oriente. Mientras tanto, soldados rusos ocupaban Manchuria y el norte de Corea, amenazando la influencia japonesa en Corea (cuyo gobierno seguía siendo controlado en la sombra por China, pese a la independencia que le otorgara Japón). El gobierno coreano concedió a Rusia una base naval próxima a las costas japonesas, en un intento de ofrecer una doble amenaza a Japón, la de Rusia y la de China.

Rusia aprovechó la desestabilización de la zona y en 1896 se firmó un acuerdo con China para el uso de Port Arthur como base ubicada al extremo de la península de Kuan-Tong y la parte extrema de la península de Liao Yang, ahora perteneciente a Manchuria, así como el libre acceso ruso a todos los puertos chinos. Más adelante, en 1898 los rusos impidieron el uso de Port Arthur a los mismos chinos, y se empezó a ejercer el control que el Japón había deseado cuatro años atrás. Esto fue un desafío para el Imperio japonés y provocó la desaprobación de Inglaterra, quien vio al gigante ruso como una amenaza a sus posesiones británicas y su provechoso comercio asiático.

Inglaterra, en una hábil maniobra diplomático-estratégica, consiguió la cesión de Wei-Ha-Wie, un emplazamiento portuario a sólo 40 km de Port Arthur, y de este modo se buscó la neutralización de las pretensiones rusas. Sin embargo, los rusos unían este puerto con el Transiberiano mediante la construcción de una vía de ferrocarril. Esto hizo pensar a Inglaterra que Rusia deseaba consolidarse militarmente en la región y buscó la alianza con Japón.

En 1902, Inglaterra firmó una alianza con Japón, y entre las cláusulas de dicho tratado figuraba la construcción de unidades navales para Japón que se puso de inmediato en marcha, así como la aceleración en la entrega de las unidades ya encargadas. Inmediatamente se aprobó un plan de rearme naval de 200.000 toneladas denominado "Esperanza y determinación" [cita requerida] y se encargaron a Inglaterra 6 acorazados, 4 cruceros armados, 2 cruceros ligeros, 16 destructores y 10 torpederos. Otras unidades fueron encargadas a Francia, Italia e incluso Alemania y EE. UU. En Japón se empezó la construcción acelerada de 10 torpederos y 8 destructores. Se comenzó un programa de adiestramiento del personal de la Armada Imperial Japonesa de 15.100 hombres hasta incrementarse a 40.800 marineros y oficiales.

Al considerar que la penetración rusa en Corea y Manchuria suponía un riesgo para su seguridad nacional, Japón exigió a Rusia que abandonase Manchuria, en cumplimiento de los acuerdos de 1900. Rusia dilató las conversaciones diplomáticas durante dos años y Japón, harto de esperar en vano una respuesta, rompió las relaciones diplomáticas el 6 de febrero de 1904.

El recién modernizado Ejército Imperial Japonés se hallaba más que preparado para enfrentarse a las fuerzas que Rusia había estacionado en Asia al inicio de la contienda, que representaban sólo una pequeña parte de las tropas del zar.

Campaña de 1904[editar]

Para 1904, Japón ya contaba con una serie de bases logísticas distribuidas en el mar Amarillo y además con unidades navales de primera mano, a diferencia de Rusia que tan solo tenía dos bases muy distantes y estratégicamente desubicadas: Port Arthur y Vladivostok, así como unidades navales ya anticuadas. La batalla de Chemulpo fue una batalla naval que se libró el 9 de febrero de 1904 en el puerto del mismo nombre, en Corea. A finales de ese año Japón contaba con:

  • 7 acorazados: 'Asahi, Mikasa, Yashima, Fuji, Shikishima, Hatsuse, Chin-Yen
  • 8 cruceros acorazados: Asama, Tokiwa, Iwate, Izumo, Azuma, Yakumo, Nishin y Kasuga
  • 5 acorazados costeros: Fuso, Hei-yen, Chiyoda, Hiyei, Kongo (el primero)
  • 17 cruceros protegidos
  • 12 destructores
  • 100 torpederos

Uno de esos acorazados, el Mikasa, era el más avanzado buque de guerra de su tipo en su tiempo y había sido entregado en 1902, directo desde los astilleros británicos de Vickers Shipyard al Japón. El Chitose, otro de las mismas características, fue entregado desde San Francisco (EE. UU.). Todas estas unidades estaban al mando del almirante Heihachiro Togo.

Por el lado ruso, la situación era bastante diferente. En primer lugar, el adiestramiento era muy deficiente y la oficialidad era muy mediocre. Las unidades navales no pasaban de ser anticuados acorazados pasados de moda; la mayoría estaba concentrada en Port Arthur y una pequeña división en Vladivostok, todas al mando del almirante Aléxiev. Casi la mitad de la flota estaba además en el mar Báltico.

Unidades rusas en Port Arthur:

  • 7 acorazados: Petropávlosk, Pobieda, Poltava, Retvizan, Peresviet, Tsessariévitch, Sevastópol
  • 4 cruceros acorazados: Bayán, Rossía, Gromoboy, Riúrik
  • 7 cruceros acorazados: Askold, Bogatyr, Diana, Pallada, Nóvik, Variag, Boyarin
  • 25 cazatorpederos.

Unidades rusas en el Báltico:

  • 5 acorazados en construcción: Suvórov, Borodinó, Imperátor Alexánder III, Orel, Slava
  • 4 acorazados en servicio: Sissoy, Veliki, Navarín, Imperátor Alexánder II, Imperátor Nikolay I
  • 8 acorazados costeros
  • 6 cruceros acorazados
  • 9 cruceros protegidos
  • 200 cazatorpederos y torpederos
  • 14 cañoneros
  • 12 submarinos

El objetivo japonés era Port Arthur (hoy Lüshunkou, China), situado en la península de Liaotung, al sur de Manchuria, que había sido fortificado para convertirlo en una base naval mayor por los rusos. Los japoneses necesitaban controlar el mar para enfrentarse a una hipotética guerra en el continente asiático. De este modo, su primer objetivo militar fue neutralizar a la flota rusa anclada en Port Arthur. La noche del 8 de febrero, la flota japonesa, bajo el mando del almirante Heihachiro Togo, abrió fuego torpedeando sin previo aviso a los barcos rusos en Port Arthur, dañando seriamente a dos acorazados rusos. Los combates de la batalla de Port Arthur se desarrollaron a la mañana siguiente. Siguieron una serie de acciones navales indecisas, en las cuales los japoneses fueron incapaces de atacar con éxito a la flota rusa protegida por los cañones terrestres de la bahía, y los rusos declinaban abandonar la bahía hacia mar abierto, descabezados por la muerte del almirante Stepán Makárov el 13 de abril. Estas acciones proporcionaron cobertura para un desembarco japonés cerca de Incheon en Corea. Tras el desembarco, invadieron Seúl y ocuparon rápidamente el resto de la península. Para finales de abril, el ejército japonés al mando de Kuroki Itei se preparaba para cruzar el río Yalu, en el interior de la Manchuria ocupada por los rusos.

En contrapunto a la estrategia japonesa de lograr victorias rápidas para controlar Manchuria, la estrategia rusa se enfocó en acciones defensivas destinadas a ganar tiempo para que los refuerzos llegaran vía Ferrocarril Transiberiano. El 1 de mayo estalla la batalla del río Yalu, en la cual las tropas japonesas toman por asalto una posición rusa después de cruzar el río sin oposición. Fue la primera batalla terrestre de la guerra. Las tropas japonesas procedieron a desembarcar en varios puntos de la costa manchuriana, obligando a los rusos a retroceder a Port Arthur. Estas batallas, incluida la batalla de Nanshan el 25 de mayo, estuvieron marcadas por las grandes pérdidas japonesas al atacar posiciones rusas atrincheradas, pero los rusos permanecieron pasivos y no fueron capaces de contraatacar.

Japón comenzó un largo asedio de Port Arthur, fuertemente fortificado por los rusos. En agosto parte de la flota rusa intentó escapar de Port Arthur en dirección a Vladivostok, pero fue interceptada y derrotada en la batalla del Mar Amarillo. El resto de los barcos permanecieron en Port Arthur, donde fueron hundidos lentamente por la artillería japonesa. Los intentos por socorrer a la ciudad desde el continente también fracasaron, y después de la batalla de Liaoyang (24 de agosto-5 de septiembre de 1904), los rusos se retiraron a Shenyang. El ejército japonés infligió una nueva derrota a los rusos en el río Cha-ho (5 de octubre-18 de octubre de 1904).

Campaña de 1905[editar]

Port Arthur cayó finalmente el 2 de enero de 1905, después de una serie de asaltos brutales y gran cantidad de bajas en ambos bandos. Con las espaldas cubiertas, el ejército japonés presionó hacia el norte de Manchuria. Tras la batalla de Mukden (21 de febrero-10 de marzo de 1905), expulsan a los rusos de Shenyang.

Mientras tanto, Rusia había enviado la flota del Báltico al mando del almirante Rozhdestvenski hacia Asia, bordeando el Cabo de Buena Esperanza. El 21 de octubre de 1904, mientras navegaba en aguas británicas (un aliado del Japón pero neutral en esta guerra), provocó el incidente del banco Dogger al disparar sobre botes pesqueros a los que los rusos confundieron con lanchas torpederas. El viaje se demoró tanto que el almirante Togo hizo planes para interceptar a la flota del Báltico antes de que pudiera recalar en Vladivostok. Las escuadras se encontraron en la batalla de Tsushima, en el estrecho del mismo nombre entre Corea y Japón, el 27 de mayo de 1905. Durante la batalla, que duró hasta el 29 de mayo, la flota japonesa, numéricamente inferior pero más moderna y con mayor velocidad y alcance de fuego, bombardeó a la flota rusa sin piedad, destruyendo sus ocho acorazados. La flota japonesa contaba entre otros con dos acorazados comprados a Argentina: el Mariano Moreno (renombrado Nisshin) y el Bernardino Rivadavia (renombrado Kasuga), así como un crucero comprado a Chile: el "Esmeralda" (rebautizado "Izumi").

El mando ruso en Extremo Oriente, formado por el almirante Alexéyev y el general Kuropátkin, era incompetente y sus tropas, insuficientes. Los refuerzos llegaban desde la Rusia europea en el ferrocarril Transiberiano de vía única, muy lento e interrumpido a la altura del lago Baikal. Éstas y otras razones, como el ataque por sorpresa del Japón, implicaron que la guerra resultara en una sorprendente victoria japonesa, lo que le convirtió en una potencia mundial a tener en cuenta.

Rusia se ve obligada a negociar. El resultado: la humillación de una nación occidental. Se concluye un armisticio entre los dos gobiernos: aunque los rusos se encuentran muy debilitados por la Revolución de 1905, las finanzas japonesas están totalmente agotadas y el Imperio nipón ya no dispone de los medios para destruir completamente al grueso de las tropas rusas de Extremo Oriente. Se organiza una Conferencia de Paz en Portsmouth (EE. UU.) el 5 de septiembre de 1905, gracias a la mediación del presidente estadounidense Theodore Roosevelt. Las cláusulas contienen las siguientes estipulaciones: Rusia debe reconocer la preeminencia de los intereses del Japón en Corea; cede al vencedor su arrendamiento de la península de Liaodong, su base de Port Arthur, el ferrocarril meridional de Manchuria y la mitad sur de la isla de Sajalín. Ambos países, de común acuerdo, se comprometen a restituir Manchuria a China. A pesar de la insistencia del Japón, no se prevé ninguna indemnización.

El descontento popular en Rusia, seguido de la derrota, llevó a la Revolución de 1905. La guerra terminó gracias a la mediación de los EE. UU.. El descontento japonés ante la ausencia de adquisiciones territoriales condujo a una erosión de los buenos sentimientos hacia Estados Unidos, constituyendo la semilla para el futuro conflicto con el país americano.

La derrota de Rusia fue recibida con conmoción en Occidente, especialmente a través de Asia. Que un país no occidental pudiera derrotar en un conflicto bélico a un poder establecido resultó particularmente inspirador para varios movimientos independentistas anticoloniales alrededor del mundo. Esta guerra ha sido llamada el "fin del mito del Hombre Blanco". Frente al racismo de la época, supuestamente por primera vez, una nación "blanca" era vencida por otra raza.

Después de esta guerra, el Imperio nipón adquirió gracias a su Armada Imperial un prestigio nacional e internacional en lo naval y militar que durara hasta la Segunda Guerra Mundial.

Durante la contienda, el ejército japonés trató bien a los civiles y prisioneros de guerra, careciendo de la brutalidad y atrocidades que fueran muy difundidas durante la Segunda Guerra Mundial. Los historiadores japoneses piensan que esta guerra fue un punto decisivo para el Japón y una clave para entender por qué fallaron militar y políticamente.

El Imperio ruso en la Primera Guerra Mundial[editar]

En 1914 y tras el asesinato del Archiduque del Austria-Hungría Francisco Fernando, el cual es asesinado junto con su esposa, Sofía Choteck, se provoca el estallido de la primera guerra mundial, en la cual Rusia se unió al bando aliado, en ese entonces el Imperio ruso tenía una extensión de más de 23 millones de kilómetros cuadrados y una población aproximada de 171 millones de habitantes con un crecimiento demográfico de 1,8% anual. El gobierno zarista mandó a movilizar a más de 8 millones de hombres y mujeres superando al ejército alemán (Alemania tenía entonces alrededor de 50 millones de habitantes aproximadamente, con crecimiento demográfico del 1% anual) que solo tenía 3 millones (dos tercios de ese ejército estaba en el frente francés) con lo cual solo tenían 1 millón de hombres para el frente oriental, o sea el ejército ruso superaba al alemán en 8 a 1, pero el ejército ruso no estaba bien entrenado para la guerra, eso estuvo marcado en la batalla de Tanneberg donde 250 000 alemanes vencieron a 700 000 soldados rusos, y no es de sorprender los oficiales enviaron a la guerra de cada 2 soldados uno tenía arma y el otro debía esperar a que mataran al que tenía el arma para que esta la pudiera agarrar, y también de los que tenían rifle la mitad estaban cargados y los otros descargados lo que supuso una terrible carnicería en los bosques de Tanneberg, y así durante todo el resto de la guerra los rusos no hicieron más que retroceder.

En 1915 los alemanes vuelven a derrotar a las fuerzas rusas en la batalla de los lagos mazurianos lo que provocó un descontento social en Rusia.

Desintegración del imperio[editar]

Mapa de los estados surgidos tras la desaparición del Imperio ruso

En 1917 tras varios fracasos en el frente, aparecieron movimientos revolucionarios marxistas, el gobierno tuvo que desproteger el frente para detener a los insurrectos, lo cual fue aprovechado por las fuerzas germanas y avanzaron rápidamente a través de territorio ruso. En 1917, tras la Revolución de Febrero, el zar abdicó en favor de la república que formó entonces el Gobierno Provisional Ruso conformado por la coalición entre políticos liberales y socialistas moderados, que trataron infructuosamente de poner fin a los graves problemas a los que se enfrentaba el país, enfrascado en la impopular Primera Guerra Mundial.

Sin embargo el gobierno provisional fue incapaz de darle una solución a los desacuerdos entre las diferentes facciones que componían el gobierno, ni permitió avanzar en las reformas sociales y económicas exigidas cada vez con más insistencia por la población ni llevó a avances en el fin de la guerra. A mediados del otoño, la situación de crisis y la debilidad del Gobierno llevaron a la discusión abierta de un cambio de Gobierno y la formación de uno puramente socialista. Mientras en el campo los sóviets aceleraban una reforma agraria oficiosa y se independizaban de hecho de la administración central, en las ciudades crecía el apoyo a la izquierda radical; cuando los bolcheviques decidieron tomar el poder a través de los sóviets en el Segundo Congreso Nacional de los Sóviets, la oposición gubernamental fue mínima. La Revolución de Octubre puso fin al periodo del Gobierno provisional y dio paso a uno nuevo bolchevique.

Tras la Revolución de Octubre el nuevo gobierno Bolchevique firmó un tratado de paz con los alemanes con el tratado de Brest-Litovsk poniendo fin a la participación rusa en la Primera Guerra Mundial. Durante la Guerra Civil Rusa, los grupos de Bolcheviques agruparon diferentes regiones del Imperio ruso; este desmembreamiento creó los llamados estados presoviéticos, cada uno con su gobierno, con el auge del comunismo soviético; muchos eran versiones del comunismo planteado por Lenin, el Leninismo.

Geografía[editar]

El Imperio ruso en 1914.

La Rusia Imperial, al ser el tercer imperio más grande del mundo (después del Británico y el Mongol) contenía muchos territorios y estados. El Imperio ruso en su mayor extensión se extendía a través de la mayor parte del norte del supercontinente eurasiático por lo cual controlaba casi todos los tipos de ecosistemas y una gran variedad de paisajes y climas. La mayor parte del paisaje consiste en llanuras enormes, tanto en la parte europea como en la parte asiática que son ampliamente conocidas como Siberia y el Turquestán. Estas llanuras son predominantemente estepa al sur y arbolado denso al norte, con la tundra a lo largo de la costa del norte. Se encuentran cadenas montañosas a lo largo de las fronteras del sur, como el Cáucaso, el Tian Shan (el punto más alto de todo el imperio con un medio de 7,100 metros) y el Altái, y en la parte este, como la Cordillera Verjoyansk o los volcanes sobre Kamchatka, y en Alaska las grandes cordilleras con el gigante Monte McKinley. Notables son los Montes Urales en la parte central que son la división principal entre Europa y Asia.

La Rusia Imperial tenía la costa más extensa del mundo con más de 43.000 kilómetros a lo largo de los océanos Ártico y Pacífico, así como mares "interiores": el Báltico, el Negro y el Caspio. Los mares más pequeños son parte de los océanos; el Mar de Barents, Mar Blanco, Mar Kara, Mar de Láptev y Mar de Siberia Oriental son parte del Ártico, mientras que el Mar de Bering, el Mar de Ojotsk y el Mar de Japón (o Mar del Este) pertenecen al Océano Pacífico. Las islas principales encontradas en ellos incluyen Nueva Zembla, la Tierra de Francisco José, las Islas de Nueva Siberia, Isla de Wrangel, las Islas Kuriles y la isla de Sajalín.

Muchos grandes ríos fluyen a través de las llanuras desembocando en las costas rusas. En Europa estos son el Volga, Don, Kama, Oká, Dviná, Dniéper y el Dviná Occidental. En Asia se encuentran los ríos Ob, Irtich, Yeniséi, Angara, Lena y Amur. Los lagos principales incluyen el lago Baikal, lago Ládoga y lago Onega.

Relieve[editar]

N60-90, E30-60 N60-90, E60-90 N60-90, E90-120 N60-90, E120-150
N30-60, E30-60 N30-60, E60-90 N30-60, E90-120 N30-60, E120-150

El relieve se caracterizaba por el terreno siberiano como una gran planicie a través del continente asiático. El territorio es recorrido por largos sistemas montañosos como los montes Urales, las montañas del Cáucaso, que definen la división entre Europa y Asia, en Siberia los montes Altai, cordillera de Anadir, cordillera de Chersky, montes Dzhugdzhur, montes Gidan, montes Koryak, montes Sayanes, montes Tannu-Ola, cordillera Verjoyansk y los montañas Yablonoi, al sur se encuentra la depresión del Caspio y la llanura de Asia Central.

Fronteras[editar]

Las fronteras administrativas de la Rusia europea, aparte de Finlandia, coincidían con las fronteras naturales de Europa. En el norte, hacía frontera con el océano Ártico; las islas de Nueva Zembla, Kolguyev y Vaigach también pertenecían a Europa, pero el mar de Kara era incluido en las regiones siberianas. Al este se encontraban las estepas siberianas y kirguizas, de las cuales Europa está separada por el mar Caspio, río Ural y los montes Urales; sin embargo, las gobernaturas de Perm, Ufá y Oremburgo, se extendían al otro lado de los Urales. Al sur se extendía el mar Negro y el Cáucaso, que luego serían separados geográficamente por el río Manich, que en el postplioceno conectaba el mar de Azov con el mar Caspio. La frontera occidental era puramente convencional: cruzaba la península de Kola, desde el fiordo de Varanager al golfo de Botnia; así sobre la costa hasta Niemen donde se adentraba en la frontera entre zarato de Polonia y Prusia (Imperio alemán), Galicia (Imperio austrohúngaro) y hasta el río Prut en la frontera con Rumania.

Extensión espacial[editar]

Los dos puntos más separados, entre los muchos puntos que el imperio conquisto y/o colonizó están a 10.000 km en una línea geodésica (i.e. línea más corta entre dos puntos en la superficie terrestre). Estos fueron: en el Oeste la frontera con Brandemburgo, después el Imperio alemán, cerca de Posnania marcada por el río Varta; y en su expansión por América (véase América rusa) extendiéndose por la Isla de Vancouver (por un tiempo litigada entre Rusia, la Nueva España y el Reino Unido) y en Alaska la actual ciudad de Ketchikan hasta (entre 18111841) poseer una factoría y fortaleza en la Alta California: el Fuerte Ruso que fuera el establecimiento más meridional en América.

Por otra parte Rusia mantenía en el Extremo Oriente asiático las islas Kuriles, a pocos kilómetros al noreste de la isla de Hokkaidō en Japón, e igualmente en Oceanía hubo algunos intentos de expansión que fueron frustrados por la acción conjunta de otras potencias (principalmente Reino Unido, Estados Unidos y Japón); entre esos intentos se cuentan el efímero protectorado (en 1818) sobre Kauai[2] y el de establecer una colonia en las Islas Bonin durante la segunda mitad del siglo XIX. En 1889 el aventurero ruso Nikolay Ivanovich Achinov intentó establecer una colonia rusa en África, Sagallo, situado en el Golfo de Tadjoura en el Yibuti actual.[3] Sin embargo este intento enfureció a los franceses, que enviaron dos barcos de guerra en contra de la colonia. Después de una breve resistencia, la colonia se rindió y los colonos rusos fueron deportados a Odesa.

El Imperio ruso manejaba 14 husos horarios, desde Polonia hasta el territorio hoy canadiense del Yukón.

Estado[editar]

Política[editar]

El Imperio Ruso era una monarquía absoluta donde el Zar concentraba el poder ejecutivo y legislativo en su sola mano. Esto se mantuvo hasta 1906, cuando tras la revolución del año anterior, se instauró la Duma Imperial como primera asamblea legislativa del país.

Poder ejecutivo[editar]

Emperador y zar[editar]

En Rusia el término zar ha sido usado, aparte de referencias del Imperio bizantino, y la vista desde los tártaros y mongoles a los principados rusos, y desde 1480 por el Gran Príncipe Iván III de Moscú, siguiendo la independencia de la Horda de Oro y su matrimonio con la princesa bizantina. Esto fue relacionado con las crecientes ambiciones de Moscovia en convertirse en la «Tercera Roma», después de la Caída de Constantinopla. El rey moscovita fue reconocido como emperador por el Sacro Imperio Romano en 1514, durante el reino de Basilio III. Pero el primer príncipe ruso en ser coronado «Zar de toda Rusia» fue Iván IV (el terrible) en 1547, hasta entonces conocido como gran príncipe de toda Rusia. En 1721 un edicto de Pedro el Grande decreto el título latino de Император (Imperator) fuera usado en vez de zar. El título de zar quedó siendo usado comúnmente, y también como designante oficial de los estados absorbidos por Moscovia (como los kanatos Mongoles y el Reino de Georgia). En 1815, cuando parte de Polonia fue anexada, el título fue traducido al polaco: Król, y el emperador ruso asumió el poder como Król de Polonia, y el estado polaco fue llamado oficialmente Królewstwo Polskie en polaco y Царство Польское ('zarato de Polonia') en ruso.

Familia imperial[editar]

Zarina (царица): término usado para la Emperatriz. En Rusia después fue usado Emperatriz (Императрица). La Zarina podía regir el Imperio, como lo hicieron Catalina I, Catalina II, Isabel I y Ana I.

Zarévich (Цесаревич) (literalmente, 'hijo del zar'): término masculino, el título completo era «Heredero Zarévich» (Naslédnik Tsesarévich, Наследник Цесаревич), informalmente «El heredero» (Naslédnik). Tras la instauración del Imperio, todos los hijos varones del Zar que no fueran herederos pasaron a denominarse Grandes Duques.

Zarevna (царевна): término para la hija o la nieta del zar o la zarina. A la llegada del término emperador, el término zarevna se convirtió en Velíkaya Knyaguinya (Великая Княгиня), o «Gran Duquesa». También se usaba el término Zarevna para denominar a la esposa del Zarévich.

Poder judicial[editar]

Ministerio del Interior[editar]
Actual emblema del MVD.

El MVD fue creado por Alejandro I en 1802 durante el proceso de reformas para sustituir las antiguas instituciones de Pedro el Grande. Fue uno de los principales pilares del Imperio, responsable de las fuerzas policiales y la supervisión de la administración de las gubérniyas. Entre sus competencias iniciales también se encontraban las cárceles, cuerpos de bomberos, empresas estatales, servicio de correos, solares e inmuebles del Estado, carreteras, sanidad, clero, recursos naturales y nobleza; muchas de estas fueron transferidas a otros ministerios e instituciones gubernamentales a mediados de la década de 1800.

Tras el crecimiento del movimiento revolucionario y el asesinato del zar Alejandro II, el Departamento de Policía Estatal heredaría las funciones de policía secreta de la difunta Tercera Sección y transfirió las del más capaz Cuerpo Especial de Gendarmes a la Ojrana. Durante la Primera Guerra Mundial, el departamento creó una sección de contraespionaje.

Tras la Revolución de febrero de 1917, los gendarmes y la Ojrana fueron desmantelados por ser considerados antirrevolucionarios.

Departamento de Seguridad[editar]

La Ojrana, Okranka u Okrana (del ruso Охранное отделение, Ojrannoyie Otdelenyie, 'Departamento de Seguridad') fue el cuerpo de policía secreta del régimen zarista en Rusia desde mediados del siglo XVIII.

La Ojrana formaba parte del Ministerio de Interior (MVD), ayudada por el Cuerpo Especial de Gendarmes. Su objetivo principal era garantizar la seguridad de la familia imperial; dadas las condiciones del país entonces, esto implicaba que buena parte de sus acciones se centrasen en la represión de actividades revolucionarias, especialmente por parte de los grupos anarquistas y socialistas que planeaban acabar con la dinastía Románov.

Puesto que buena parte de las organizaciones revolucionarias contaban con sedes fuera de Rusia, la Ojrana disponía de numerosos agentes a lo largo de Europa, especialmente en París, donde Piotr Rachkovski estuvo destacado (1884 - 1902); muchos de estos operaban infiltrándose como topos o agentes provocadores en los grupos revolucionarios, manteniendo así informada a la oficina central de los planes de actividad y incitando a los combatientes a realizar acciones infructuosas, desesperadas o impopulares. Entre los agentes más destacados se encuentran el doctor Yákov Zhitomirski, que llegó a ser colaborador íntimo de Lenin, Yevno Azef, Dimitri Bogrov y el Padre Gapon, quien lideró la movilización pacífica de obreros masacrada por la Guardia Imperial en el Domingo Sangriento de 1905. Asimismo, la Ojrana trató de comprometer el movimiento obrero mediante la creación de sindicatos controlados por la policía, una práctica conocida como zubatovshchina.

Entre otras actividades obra de la agencia se encuentra la propaganda antisemita de los Protocolos de los Sabios de Sion y el caso Beilis.

El procedimiento normal de la Ojrana incluía la entrega de los prisioneros al poder judicial para su proceso de acuerdo a la ley, con su posterior ejecución o envío a campos de trabajo del lejano Noreste siberiano conocidos como katorgas. Sin embargo, bajo circunstancias especiales, los agentes disponían de licencia para llevar a cabo ejecuciones sumarias y torturas en caso de necesidad. La aplicación de estas últimas le valió a la organización una triste fama, solo igualada por la de su par en el régimen nazi, la Gestapo.

Cuerpo Especial de Gendarmes[editar]

El cuerpo especial de gendarmes (Отдельный корпус жандармов) fue una policía militar en la Rusia Imperial en el siglo XIX hasta la formación de la Unión Soviética. Sus responsabilidades principales eran reforzar las leyes y la Seguridad del estado.

La responsabilidad de los gendarmes también incluía ejecución de las órdenes de la corte, perseguir fugitivos, control de las masas, y detenimiento de criminales inusuales. Los gendarmes también podían ser asignados para asistir a la policía local.

Los precursores del cuerpo militar fueron el ejército de la gendarmería, creado en 1815 basado en el regimiento Dragones Borisoglebsk, y las unidades del cuerpo especial de guardias internos, o Tropas internas del ministerio de asuntos internos (en ruso: Внутренние войска Министерства внутренних делand). Después de Revuelta Decembrista, el nuevo zar Nicolás I, creó la oficina de Jefe de gendarmes en julio de 1826, y apuntó al General conde Aleksandr Jristofórovich Benkendorf; todos los gendarmes fueron subordinados al este. Benkendorf fue apuntado también para Director ejecutivo de la nueva Tercera Sección aunque las dos oficinas, el Jefe de Gendarmes y la Cabeza de la tercera sección n o se unió formalmente hasta 1839.

En 1836, la Gendarmería de Guardias Internos fue transformada en el Cuerpo Especial de Gendarmes, también bajo el Jefe de Gendarmes. Los cuerpos se dividieron en siete distritos territoriales, seis en Rusia y uno en el Reino de Polonia, cada uno teniendo un Directorio. Un Directorio principal, junto con Directorios Guberniales adicionales, fue creado. The Army's Gendarmerie regiment joined the Corps in 1842.

Los gendarmes usaban rangos de caballería de la Tabla de rangos.

Como en el estatuto de 1867, los Cuerpos consistían en:

En 1871 los gendarmes acudieron el derecho de investigar casos políticos y criminales, como investigadores judiciales fueron rechazados.

Solo los más competentes oficiales del ejército podían unirse al cuerpo de Gendarmes. Aunque el cuerpo mantenía una poderosa imagen, su larga red de informantes y agentes servían para informar de nada más que rumores; los Gendarmes eran obviamente incapaces de infiltrarse en la realidad de las organizaciones revolucionarias. En agosto de 1880, la Tercera Sección y el cuerpo especial de Gendarmes fueron transferidos a la autoridad del Ministerio de Asuntos Interiores por propuesta del conde Mijaíl Lorís-Mélikov. La oficina del Jefe de Gendarmes fue heredado al Ministerio, y el Comandante de los Cuerpos se convirtió en el administrador. Muchos oficiales fueron transferidos para después crear el Departamento de Policía.

Después de 1902 el asesinato del ministro del MVD Dmitri Sipiagin, el poder de la seguridad del estado fue transmitido del los Directorios de Gendarmería al Ojrana y las unidades generales del personal de contrainteligencia y el Departamento de Policía.

División política[editar]

En 1708 el Imperio ruso se dividió oficialmente gracias a Pedro I, en una iniciativa de mejorar la flexibilidad, el gobierno, la administración y el poder sobre los territorios. El edicto fue publicado por el palacio Imperial de Petrogrado en 1708 el cual dividía a Rusia en ocho gubérniyas. Antes de eso el Imperio ruso se dividía en uyezds ('distritos') y volosts (distritos rurales más pequeños).

El oeste del Imperio ruso y su división interna entre 1682 y 1762 (en ruso).

El edicto no especificó la subdivisión general de las guberniyas; en lugar, las guberniyas incluyeron las ciudades situadas en su territorio y las tierras adjuntas a esas ciudades. Algunos más viejos tipos de la subdivisión también continuaron ser utilizados.

1708[editar]

A continuación se muestran las ocho guberniyas:

Con el tiempo se agregaron más a la lista conforme a aumentaba el territorio ruso, además se fueron dividiendo en más aún. Aunque estas se fueran haciendo cada vez más estas quedaron como grandes regiones que la gente usaba para no tener que aprenderse las cada vez más Gobernaturas, en las escuelas se enseñaron estas hasta el colapso.

1897[editar]

El 28 de enero de 1825 se realizó un gran censo en el Imperio ruso que mostró la población de cada una de las 20 gobernaturas y 81 regiones. Las presentaba así:

División política del Imperio ruso
Administrative division of Russia 1848-1878.jpg
Gobernatura Población (1825) Superficie (km²) Capital
Rusia Imperial 135 000 000 23 850 000 San Petersburgo
1. Arcanjelgorod 1 051 000 5 625 Arjángelsk
2. Astracán 2 842 000 71 546 Astracán
3. Belgorod 517 000 73 943 Bélgorod
4. Kazán 751 000 57 727 Kazán
5. Kiev 4 256 000 73 681 Kiev
6. Moscú 3 238 000 247 487 Moscú
7. Nizhni Nóvgorod 2 475 000 151 445 Nizhni Nóvgorod
8. Nóvgorod 562 000 5 627 Nóvgorod
9. Polonia 1 489 000 123 367 Varsovia
10. Oremburgo 4 893 000 30 621 Oremburgo
11. Revel 3 116 000 63 618 Tallin
12. Riga 2 334 000 20 856 Riga
13. Ingermanland 6 652 000 78 630 San Petersburgo
14. Siberia 14 161 000 22 333 Irkutsk
15. Smolensk 3 988 000 58 667 Smolensk
16. Voronezh 1 605 000 4 892 Tambov
17. Viborg 943 000 27 862 Helsinki
18. Besarabia 4 164 000 64 203 Chisinau
19. Bakú 3 522 000 93 343 Bakú
20. Extremo oriente 5 391 000 34 251 Vladivostok

1911[editar]

División interna del Imperio ruso en 1914.
Distritos militares del Imperio ruso en 1913.

En este año se presentaron las últimas gobernaturas realmente imperiales en Rusia:

Gobernatura general de ÅboGobernatura general de AugústovGobernatura general de AzovGobernatura general de ArjánguelskGobernatura general de AstrajánGobernatura general de BakúGobernatura general de BesarabiaGobernatura general de BélgorodGobernatura general de BielorrusiaGobernatura general de VínitsaGobernatura general de VazaGobernatura general de BrátslavGobernatura general de VilnoGobernatura general de VítebskGobernatura general de VladímirGobernatura general de VólogdaGobernatura general de VoliniaGobernatura general de VorónezhGobernatura general de VyborgGobernatura general de ViatkaGobernatura general de GoradniaGobernatura general de SacartveloGobernatura general de DerbentGobernatura general de YekaterinoslavGobernatura general de YelizabetnópolGobernatura general del YeniséiGobernatura general de San PetersburgoGobernatura general de IrkutskGobernatura general del CáucasoGobernatura general de CazánGobernatura general de Nova MírgorodGobernatura general de CálishGobernatura general de CozielskGobernatura general de KielceGobernatura general de KíevGobernatura general de KaunasGobernatura general de ColivaGobernatura general de CostromáGobernatura general de CracoviaGobernatura general de CuopiovoGobernatura general de CurlandiaGobernatura general de KurskGobernatura general de JersónGobernatura general de KutaísiGobernatura general de LituaniaGobernatura general de LivoniaGobernatura general de LomzhaGobernatura general de LublinGobernatura general de VarsoviaGobernatura general de Rusia MenorGobernatura general de MinskGobernatura general de MoguiliovGobernatura general de MoscúGobernatura general del Nóvgorod InferiorGobernatura general de NicoláyevskGobernatura general de NóvgorodGobernatura general de KremenchugGobernatura general de OlonietsGobernatura general de OremburgoGobernatura general de OrëlGobernatura general de PenzaGobernatura general de PermGobernatura general de PiótrkowGobernatura general de PlockGobernatura general de PodoliaGobernatura general de PoltavaGobernatura general de RádomGobernatura general de RévelGobernatura general de RyazánGobernatura general de SamaraGobernatura general de SandómirGobernatura general de SarátovGobernatura general de SiedlceGobernatura general de San MiguelGobernatura general de SimbirskGobernatura general de SmolenskGobernatura general de StávropolGobernatura general de SuwalkiGobernatura general de TáuridaGobernatura general de TulaGobernatura general de UfáGobernatura general de UusimaaGobernatura general de JameeGobernatura general de Turku y PoriGobernatura general de MiqueliGobernatura general de VaasaGobernatura general de OuluGobernatura general de ChernígovGobernatura general del Mar NegroGobernatura general de YerevánGobernatura general de Yaroslavl

Relaciones internacionales[editar]

Embajadas y misiones diplomáticas de Rusia[editar]

Estado Representación Lugar
Abisinia Misión Adís Abeba
Imperio austrohúngaro Embajada Viena
EE. UU. Embajada Washington
Argentina Misión Buenos Aires
Baden Misión Karlsruhe
Baviera Misión Múnich
Bélgica Misión Bruselas
Bulgaria Misión Sofía
Brasil Misión Río de Janeiro
Brúnsvica Misión Brúnsvica
Costa Rica Embajada San José
Colombia Misión Bogotá
Sultanato de Jorasmia Agencia Política Bujará
Imperio británico Embajada Londres
Wurtemberg Misión Estongarda
Ciudades libres de Hamburgo, Lubeca y Bremen Misión Hamburgo
Reino de Prusia Embajada Berlín
Hesse Misión Aguascalientes
Reino de Grecia Misión Atenas
Reino de Dinamarca Misión Copenhague
Jedivato de Egipto Misión El Cairo
Imperio español Embajada Madrid
Reino de Italia Embajada Roma
Imperio chino Misión Pequín
Gran Ducado de Luxemburgo Misión Luxemburgo
Reino de Marruecos Misión Tánger
Gran Ducado de Meclemburgo Estrélitza (Alemania) Misión Nuevastrélitza
Estados Unidos Mexicanos Misión Ciudad de México
Reino de los Países Bajos Misión La Haya
Noruega Misión Cristiania
Gran Ducado de Oldemburgo Misión Oldemburgo
República del Paraguay Misión Asunción
Reino de Persia Misión Teherán
Imperio portugués Misión Lisboa
Principado y posteriormente Reino de Rumania Misión Bucarest
Reino de Sajonia Misión Dresde
Ducado de Sajonia Altenburgo Misión Weimar
Ducado de Sajonia Coburgo Gota Misión Gota
Santa Sede Misión Ciudad del Vaticano
Reino de Serbia Misión Belgrado
Siam Misión Bangkok
Imperio otomano Embajada Estambul
República Oriental del Uruguay Misión Montevideo
Imperio francés Embajada París
Principado Montenegro Misión Cetiñe
República de Chile Misión Santiago
Confederación helvética Misión Berna
Reino de Suecia Misión Estocolmo
Imperio del Japón Embajada Edo/Tokio

Relaciones anglo-rusas[editar]

El Reino Unido y el Imperio ruso concluyeron el Entente Anglo Ruso el 31 de agosto de 1907, en San Petersburgo. Definieron sus esferas de interés en respecto a Persia, el Bajo Turquestán y el Tíbet, con Rusia tomando las áreas al norte y el Reino Unido el Golfo pérsico, en el sur. Otra de sus prioridades discutidas era revisar el expancionismo colonial de Alemania.

El entente Anglo Ruso junto con el Entente Cordiale y la Alianza francesa, formó el Triple Entente entre Gran Bretaña, Francia y Rusia.

Relaciones sino-rusas[editar]

El primer contacto diplomático entre la Rusia Imperial y la China Imperial tuvo lugar en 1660 como resultado de un conflicto sobre la zona oeste del río Amur. En 1689 los dos países firmaron el tratado de Nerchinsk, que concedió el territorio a China. Se estableció la frontera siguiendo los montes Stanovoi y el río Argun, y se iniciaron relaciones comerciales con China.

En 1858, durante la Segunda Guerra del Opio, China se convirtió en el «Hombre enfermo de Asia», mientras que Rusia se fortalecía, anexionando finalmente la zona izquierda del río Amur, incluyendo Manchuria exterior y la isla de Sajalín, por los tratados de Unequal y Aigun. Por 1899, la Rebelión de los Boxers desfió el poder de la Triple Entente, que previamente fue ratificada en la Convención de Pekín challenged de 1860.

Los dos países vieron sus monarquías abolidas durante la segunda década del siglo XX, la dinastía Qing en 1912, siguiendo a la revolución de Xinhai, y la dinastía Románov en 1918, siguiendo la Revolución de Octubre, dirigida por Vladímir Ilich Ulivanov, más conocido como "Lenin", que dieron comienzo a la República de China y la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas, respectivamente.

Relaciones perso-rusas[editar]

Las Relaciones Ruso Iraníes particularmente se levantaron con la debilitación de la dinastía Safávida, que le dio camino a la dinastía Qajárida, que rápidamente fue absorbida al manejo del caos nacional, mientras que rivalizaba con los poderes coloniales, esto le ayudó a mantener una posición estable en la región. Mientras que los portugueses, británicos y holandeses, competían por el sur de Persia y el golfo pérsico, la Rusia Imperial dejó el sur para establecer una esfera de influencia sobre el norte.

Plagado de políticas internas, el gobierno Qafárida se encontró incapaz de de levantarse ante esta amenaza, incluso irreconociendo la amenaza rusa en el norte.

La debilitada y en bancarrota corte real, bajo el sah Fath Ali, fue forzado a firmar el Tratado de Gulistán en 1813, seguido del segundo Tratado de Turcmanchái, los dos tratados juntos son los actuales para las fronteras entre Azerbaiyán, Armenia e Irán después de los esfuerzos de Abbas Mirza, Persia falló en defender el frente Caucásico.

Con la Rusia Imperial continuamente avanzando hacia el sur en el curso de dos años de continuas guerras, los tratados de Turcmanchái y Gulistán en las fronteras occidentales, más la inesperada muerte de Abbas Mirza en 1823, y el asesinato del gran visir (Mirza Abol Qasem Qa'im Maqām), Persia perdió su establecimiento tradicional en Asia Central hacia los ejércitos zaristas. Los ejércitos rusos ocuparon las costas del mar Aral en 1849, Taskent en 1864, y Bujará en 1867, Samarcanda en 1868, y Jiva y el Amu Daria en 1873. El Tratado de Ajal fue la mayor pérdida frente al emergiente poder global ruso.

Para el fin del siglo XIX, el dominio ruso se vio tan pronunciado que Tabriz, Qazvin, y otras de estas importantes ciudades, fueron ocupadas por el Imperio ruso y el gobierno central de Teherán se le dejó tan poco poder que no podía incluso elegir a sus propios ministros, si aprobación del del Consulado anglo ruso.

Un resultado del descontento popular en contra de la presencia rusa en el país, se convirtió en el Movimiento constitucionalista de Gilán. La revolución encabezada por Mirza Kuchakkan produjo una confrontación entre los rebeldes y el ejército ruso, que fue aplastado y el país por esos momentos le perteneció a Rusia, a punto de anexarlo, pero la toma del país se vio interrumpida por la Revolución de octubre de 1917.

Efecto en los territorios conquistados[editar]

Ingria[editar]

Gracias a la conquista de la tierra de Ingria del Imperio sueco, Pedro I se otorgó el título de emperador y fundó, en 1703, la nueva capital del imperio: San Petersburgo.

Pedro estableció Ingria como el Ducado de Ingermanland, con el príncipe Menshikov como primer y último duque, hasta que en 1710 se estableció como la Gobernatura general de San Petersburgo.

Polonia[editar]

La independencia de Polonia terminó con una serie de Particiones (1772, 1793 and 1795) entre Rusia, Prusia y Austria, con Rusia ganando la mayor parte del territorio de la Mancomunidad incluyendo todos los territorios del Lituania, (excepto Podolia) y las tierras al oeste del Niemen), Volinia y Ucrania, Livonia y Curlandia. Austria ganó las pobladas tierras del sur, la región de Galicia-Volinia, En 1795 Austria ganó también las tierras entre Cracovia y Varsovia, entre el Vístula y el Pilica. Prusia adquirió las tierras al oeste del mar Báltico, por [[Cracovia y la Gran Polonia, así como Varsovia y los territorios lituanos del noreste (Augustov, Mariampolé) y Podolia. El último intento heroico para salvar la independencia polaca fue una revuelta nacional en 1794 liderada por Tadeusz Kosciuszko, pero fue aplastada eventualmente.

Después de que el emperador francés Napoleón I derrotara a Prusia, instauró un estado con la tutela francesa, el Gran Ducado de Varsovia. Cuando el Imperio austríaco fue vencido en 1809, Lodomeria fue añadida al ducado dándole una población de 3.75 millones de habitantes, un cuarto de la población de la Mancomunidad. Los nacionalistas polacos se quedaron como aliados de Francia hasta bien entrado el siglo XX.

Con la derrota de Napoleón, el Congreso de Viena en 1815 convirtió el Ducado en el zarato de Polonia y se le fue entregado a Rusia. El Congreso se independizó, con la caída del Imperio ruso en 1917 convirtiéndose en la República de Polonia.

Finlandia[editar]

Finlandduchy.jpg

Durante la Guerra Finlandesa entre Suecia y Rusia, Finlandia fue conquistada por los ejércitos del zar Alejandro I de Rusia. Los cuatro estados de la Finlandia ocupada por Suecia fueron reorganizados en el Congreso de Porvoo en 29 de mayo de 1809. El país fue ocupado por Rusia hasta 6 de diciembre de 1917 cuando el Gran Ducado de Finlandia declara su independencia y se convierte en la República de Finlandia

Letonia[editar]

En el comienzo del siglo XVIII, la Gran Guerra del Norte, fue enfrentada entre Rusia y Suecia. El curso de la guerra fue directo al territorio letón, que al final de la Guerra le perteneció a Rusia. Una de las metas era asegurar el rico puerto de Riga. En 1710, el zar ruso, Pedro el Grande, aseguró Vidzeme y luego Curlandia para formar una provincia.

Desde Vidzeme a Riga, Rusia obtuvo un claro pasaje a Europa. Para el fin del siglo XVIII, gracias a las particiones polacas, todo el territorio de la actual Letonia estuvo bajo mandato ruso. Con la llegada de la revolución de 1905 el descontento popular empezó y el 18 de noviembre de 1918 la Gobernatura General de Riga se convirtió en la República independiente de Letonia

Georgia[editar]

La absorción de Georgia en el Imperio ruso era un proceso de varias etapas. El interés ruso en Georgia comenzó en el final del siglo XVI cuando los zares llegaron a ser cada vez más en cuestión con la extensión en el Oriente medio los principados georgianos, bajo presión otomana y de los imperios persas, bajó en desarreglo en el siglo XVIII. Los reinos unidos de Kartli y de Kajeti aceptaron la protección rusa en 1783. La protección de menos de dos décadas dada vuelta en absorción durante el primer trimestre del siglo XIX todas las tierras georgianas se convirtió en más adelante parte del Imperio ruso. Era un proceso colonial clásico. Como los otros estados principales de Europa, Rusia invirtió energía militar, política, y económica mucha en la extensión de su imperio colonial.

Asia central[editar]

Jiva[editar]

El descubrimiento de oro en los bancos del Amu Daria durante el reino de Pedro el Grande en Rusia, junto con el deseo de Rusia para abrir una ruta hacia la India, produjo una expedición armada, bajo el príncipe Alejandro Bekovich Cherkaski, consistente en unos 4.000 hombres.

En cuanto recibió a la expedición, el kan jivano estableció un campo bajo pretensión de buena voluntad, y después atacó y saqueó los envíos. Pedro I, entablado con sus guerras en contra del Imperio sueco y del otomano, ni se inmutó con la noticia.

El zar Pablo también intentó conquistar la ciudad, pero su expedición pésimamente manejada y poco apoyada terminó en un completo fracaso. Durante los gobiernos de los zares Alejandro II y III, grandes esfuerzos por anexar la ciudad fueron hechos.

Fuerzas rusas tomando Jiva, pintura de Vasili Vereschaguin.

Otro episodio sucedió en el llamado "Gran Juego", involucrando una expedición rusa, que pretendía liberar a los esclavos vendidos por los agresores turcomanos de la frontera rusa en el Mar Caspio, pero también para extender sus territorios mientras los ingleses se enfrascaban en la Primera Guerra Anglo-Afgana en 1839. La expedición comandada por el general Perovsky, general de las legiones de Oremburgo, consistía de 5200 soldados de infantería y 10.000 camellos. Por la mala planificación, pésima logística y un poco de mala suerte, salieron en noviembre de 1839 en uno de los peores inviernos de la historia del Turquestán, y fueron forzados a regresar el 1 de febrero del siguiente año a Oremburgo, sufriendo más de mil pérdidas sin un solo tiro.

Al mismo tiempo, los británicos, preocupados por los intentos rusos de anexar Jiva, lanzaron, su esfuerzo por anexar las tierras, un general disfrazado de afgano en Herāt, el Capitán James Abbott, comenzó sus movimientos en Nochebuena hacia Jiva, llegó al lugar el año de 1840 en enero, pero aunque elkan sospechaba de, él tuvo éxito en hablar elkan en permitir que él llevara una carta para el zar con respecto al tema de los eslavos. Él dejó la ciudad el 7 de marzo de 1840, ir al Fuerte Aleksandrovsk, y fue traicionado posteriormente por su guía. Después de todo sus superiores en Herāt, al no saber de su destino, enviaron a otro oficial, el teniente Richmond Shakespear. Era evidentemente que Shakespear fue más acertado que Abbott ya que de alguna forma habló con elkan para que no solamente liberara a todos los rusos bajo su control, pero también haciéndose propiedad de los esclavos rusos, lo cual era castigado con la muerte. Los eslavos libres y Shakespear llegaron a Fuerte Aleksandrovsk el 15 de agosto de 1840, y Rusia perdió su motivo para conquistar a Jiva.

El Kanato gradualmente, empezó a disminuir su tamaño por la presión y conquista rusa en el Turquestán, y en 1873, después de que Rusia conquistara las ciudades vecinas de Samarcanda y Taskent, el General Von Kaufman, lanzó un ejército de 13.000 soldados a Jiva, que cayó el 28 de mayo de 1873, y Jiva fue reducida a un protectorado ruso.

Bujará[editar]

El emirato de Bujará fue creado oficialmente en 1785, tras la asunción del Emir (de la dinastía Mangit), Shah Murad. En el transcurso del siglo XVIII, los emires lentamente habían adquirido el control efectivo del Kanato de Bujará, desde su empleo militar como ataliq. En los años de 1740, cuando el Janato fue conquistado por Nadir Shah de Persia, fue evidente que los emires tenían el verdadero poder en Bujará.

Demografía[editar]

En 1914 la población del Imperio ruso alcanzó los 175 millones. El censo de 1897 había registrado cerca de 126 millones. Las estimaciones daban 105 millones para 1880, 74 millones en 1860 y unos 40 millones en 1815. La natalidad se mantenía alta en 1897 (48 por mil), al igual que la mortalidad (31 por mil). En todo el imperio la población urbana rondaba el 20% (25% en la parte europea) con 25 ciudades de más de 100 mil habitantes en 1914. En 1914 en la parte europea del imperio vivían 142,5 millones de personas, y los restantes 32,5 millones se repartían entre el Cáucaso, Siberia y Asia Central. La emigración hacia el este arrojó 7,5 millones de eslavos entre 1897 y 1914 (siendo estos 1/3 de la población de los territorios asiáticos en 1914).

Principales ciudades
Ciudad Pob. (1903)
San Petersburgo (Ingermanland) 1.439.000
Moscú (Moscú) 1.175.000
Varsovia (Polonia) 686,000
Odesa (Odesa) 669,000
Riga (Riga) 517,500
Kiev (Kiev) 498,724
Lodz (Polonia) 343,900
Kazán (Kazán) 206,600
Omsk (Siberia) 154,200

La división social era muy marcada, las clases altas y medias sólo representaban en 1914 el 20% de la población. La nobleza (alrededor de 1 millón de personas) seguía acaparando los altos cargos diplomáticos, administrativos, militares y judiciales a través de la Tabla de Rangos creada por Pedro I a comienzos del siglo XVIII, igualmente mantenía en sus manos 60 millones de hectáreas de tierra (40%). La clase burguesa era débil numéricamente en la Rusia imperial, aunque muy poderosa debido al fuerte crecimiento industrial desde 1890. Las capas medias (profesionales, comerciantes, funcionarios, artesanos y pequeños agricultores o "kulak") eran reducidas y débiles, oscilando entre los diversos radicalismos ideológicos. La mayoría de estas capas medias estaba compuesta por miembros de las minorías alemana, armenia y judía, siendo más numerosa en Finlandia, Polonia y las provincias bálticas.

Principales ciudades[editar]

San Petersburgo, Moscú, Varsovia, Odesa, Riga, Kiev, Smolensk, Arjángelsk, Vladivostok, Járkov, Yekaterinoslav, Nóvgorod, Lodz, Vyborg, Rostov del Don, Vilna, Tiflis, Sebastopol, Astracán, Białystok, Perm, Ufá, Ereván, Minsk, Brest y Irkutsk fueron las ciudades principales del Imperio según su economía, actividades industriales, servicios, extensión territorial y relevancia cultural y política. La población urbana superaba el 20% en 1914, especialmente en Finlandia, Polonia y las provincias bálticas.

Idiomas[editar]

El ruso fue el más común de los idiomas en la Rusia Imperial hablado por 70% de la población, en donde se concentra 40% de los hablantes en la Rusia europea y sus territorios adyacentes como Kiev y Minsk, y en Asia a través de las ciudades cruzadas por el transiberiano. A través de las conquistas territoriales, los idiomas manejados por el imperio se aumentaron, desde el Aleutiano en el Estrecho de Bering hasta el Kurdo en las actuales provincias turcas de Ardahan, Artvin, Iğdır, y Kars. Muchos de los idiomas Asiáticos de Siberia ahora están en peligro de desaparecer. Entre la aristocracia y las clases altas, especialmente el francés era extendido como segunda lengua, pero también alemán e inglés eran ampliamente enseñados.

Grupos étnicos[editar]

El Imperio ruso tenía más de 200 diferentes grupos étnicos e indígenas, gracias a su expansión en Eurasia y sus masivas campañas, desde el Turquestán hasta el Extremo Oriente y en América, cerca de Los Ángeles. En su máxima extensión, se calculan 298 grupos étnicos diferentes, es decir, que el Imperio ruso ha sido el segundo país con más grupos étnicos del mundo, después del Imperio mongol. El censo de 1897 (125,64 millones de habitantes), marcó que el 44% de la población era étnicamente rusa, 66,5% con los pueblos hermanos eslavo-orientales (ucranianos y bielorrusos). Grupos más pequeños vivían compactamente en sus regiones correspondientes y pueden ser clasificados y categorizados por su idioma:

Religión[editar]

Estudiantes judíos con un maestro en Samarcanda 1910.

El Imperio ruso oficialmente era un estado ortodoxo en un 71% de la población (rusos, ucranios, bielorrusos, georgianos, rumanos, osetios, etc). En 1914 el clero ortodoxo lo componían 130 obispos, unos 50.000 sacerdotes y diáconos, y 84.000 monjes y monjas, que conservaban el 1% de la propiedad de la tierra. Había una gran separación entre el clero regular "negro" (de donde también salía la jerarquía) bien formado, respetado y rico, y el clero diocesano rural, los "popes" (empobrecido y desprestigiado).

El cristianismo y el islam eran las religiones más seguidas. Los cristianos pertenecían a varias: La Iglesia ortodoxa rusa, que tenía el mayor número de creyentes (71%); las Iglesias católica (9%, polacos, lituanos, grecocatólicos); la Iglesia apostólica armenia (0,9%); y varias Iglesias protestantes con un 4,5% (alemanes, fineses, estonios, letones...). La mayoría islámica eran suníes, pero también había chiitas por herencia de Irán, pero con una mucho menor población. El judaísmo también tenía muchos seguidores (4%). Otras religiones, que eran practicadas por pequeños grupos, incluían el budismo, lamaísmo y chamanismo. Además se encontraban las enormemente variadas religiones paleosiberianas, también las finoúgricas del norte

Índice de desarrollo humano[editar]

Mujer de Perm, 1910.

Estudios de Países históricos han demostrado que el índice de Desarrollo Humano en el Imperio ruso era alto, oscilando entre 0,800 y 0,850 puntos, debido a las campañas de alfabetización usadas por el gobierno, además que la gente vivía dignamente, aunque existía la servidumbre, el cambio fue muy grande con la emancipación de los siervos, además existían enormes cantidades de ricos en la zona europea y con la anexión de Polonia y Finlandia, aumentó. Aunque en su mayoría de la población era campesina, poseían una cultura significativa además, gracias a las culturas que había tan aisladas de Siberia ahí provenía un porcentaje pequeño pero importante. A pesar de los progresos realizados desde fines del siglo XIX, la renta per cápita rusa no alcanzaba más que 1/3 de la británica en 1914.

Cultura[editar]

Literatura[editar]

Era de Pedro[editar]

La occidentalización de Rusia, comúnmente asociada con Pedro I de Rusia, y Catalina II de Rusia, coincide con una reforma del alfabeto ruso y el incremento de la tolerancia de la idea de usar lenguaje popular para propósitos literarios. Autores como Antioj Kantemir, Vasili Trediakovski, y Mijaíl Lomonósov en el siglo XVIII prepararon el terreno para poetas como Derzhavin, autores como Sumarókov y Fonvizin, y escritores de prosa como Karamzín y Radíshchev.

Páginas revisadas por Pedro I, Alfabeto cirílico, selección de letras para el alfabeto civil

Era de Oro[editar]

El siglo XIX es tradicionalmente referido como la "Edad de Oro" de la literatura rusa. El Romanticismo permitió el florecimiento especialmente de un talento poético: los nombres de Vasili Zhukovski y Aleksandr Pushkin entran al foro, seguidos de Mijaíl Lérmontov y Fiódor Tiútchev.

Los adelantos del siglo XIX incluyeron a Iván Krylov el fabulista; escritores como Visarión Belinski y Aleksandr Herzen; autores como Aleksandr Griboyédov y Aleksandr Ostrovski; poetas como Yevgeni Baratynski, Konstantín Bátiushkov, Nikolái Nekrásov, Alekséi Konstantínovich Tolstói, Fiódor Tiutchev, y Afanasi Fet; Kozmá Prutkov el satirista; y un grupo de reconocidos novelistas como Nikolái Gógol, Lev Tolstói, Fiódor Dostoyevski, Nikolái Leskov, Iván Turgénev, Mijaíl Saltykov-Shchedrín e Iván Goncharov.

Edad de Plata[editar]

Otros géneros entraron al foro con el acercamiento del siglo XX. Antón Chéjov fue excelente en escribir cortas historias de drama, y Anna Ajmátova representó líricas inovadoras.

El principio del siglo XX marca el principio de la era de plata de la poesía rusa. Escritores bien conocidos de este periodo, incluyen a : Anna Ajmátova, Inokenti Anenski, Andréi Beli, Valeri Briúsov, Marina Tsvetáyeva, Serguéi Yesenin, Nikolái Gumiliov, Danil Jarms, Velimir Jlébnikov, Ósip Mandelshtam, Vladímir Mayakovski, Fiódor Sologub y Maksimilián Voloshin.

Gastronomía[editar]

La cocina del Imperio ruso deriva sus rico y variado carácter de la gran y multicultural extensión del Imperio. Sus fundaciones fueron puestas por alimento campesino de la población rural en un clima a menudo áspero, con una combinación de abundante pescado, aves de corral, hongos, bayas, y miel. Cosechas de centeno, trigo, cebada, y mijo previsto los ingredientes una plétora de pan, cereales, kvass, cerveza, y la bebida nacional, el distinguido vodka. Las sopas y los guisados se centraron en producto, pescados, y carnes estacionales o almacenables. Estos alimentos enteramente nativos, junto con las especias y las técnicas usadas para la carne del asado a la parilla y fabricación de la leche coagulada amarga traída de Mongolia y Tataria por el Kanato de Jiva, seguían siendo las grapas para la mayoría extensa de rusos bien en el siglo XX. La mentira en los alcances norteños del antiguo camino de seda, tan bien como la proximidad cercana de Rusia a Cáucaso, Persia, y imperio otomano ha proporcionado un carácter del este ineludible a sus métodos el cocinar.

Las grandes extensiones de Rusia del territorio, de la influencia, y del interés durante el siglo XVI y el siglo XVIII trajeron más alimentos refinados y técnicas culinarias. Era durante este período que las carnes ahumadas y los pescados, pasteles cocinando, ensaladas y alimento verde, chocolate, helado, vinos, y el licor fueron importados del extranjero. Por lo menos para la aristocracia urbana y provincial, abrió las puertas para la integración creativa de estos comestibles nuevos con los platos rusos tradicionales. El resultado se varía extremadamente en técnica, el condimento, y la combinación. Carácter del este a sus métodos el cocinar.

Festividades[editar]

Las festividades y vacaciones en el Imperio ruso estuvieron en uso hasta su caída en 1917.

Fecha Nombre en castellano Nombre en ruso Notas
14 de enero Año Nuevo Новый Год
7 de enero Navidad Ortodoxa Рождество
8 de marzo Día de la Mujer женский день Existió antes que el internacional, instaurado por Catalina.
7 de julio Día Iván kupala Иван-Купала Ritual de origen pagano aceptado por la Iglesia ortodoxa.
8 de agosto Día del zar Царий день Usado desde Iván el Terrible hasta la abdicación de Nicolás.
4 de noviembre Día de la unidad popular День народного единства Conmemora la revuelta popular contra los polacos en el tiempo de problemas.

Deporte[editar]

Olympic flag.svg Rusia en los Juegos Olímpicos

Símbolos patrios[editar]

El Imperio ruso tenía unos elementos emblemáticos y simbólicos establecidos por ley autocática del emperador.

Escudo[editar]
Escudo simple de la Rusia Imperial y Moscovia.

El águila bicéfala llegó al escudo de Rusia en 1452 proveniente del Imperio romano de Oriente. En aquella época el mundo cristiano vivía tiempos difíciles con la reciente Caída de Constantinopla por los turcos, que con la caída del Imperio bizantino, siguieron ocupando territorios, adentrándose en Grecia y el Mediterráneo colocando en jaque la existencia de la soberanía italiana y la existencia del Vaticano.

El Papa Pablo II tuvo como único recurso para defenderse, recurrir a la familia de Tomás Paleólogo, hermano del último emperador bizantino, muerto en la toma de Constantinopla, se había exiliado en Roma. Tomás tenía una hija, la princesa Sofía. El padre quería que se casara con una persona influyente, capaz de fortalecer o papel de Roma en ese período difícil.

Procurando una alianza favorable, Tomás terminó por optar en Moscovia, donde reinaba el gran príncipe Iván III de Rusia. El príncipe, que contaba con 20 años ya había estado casado y era viudo. El Papa estaba que su eventual casamiento con la heredera del trono de Bizancio seguro lo llevaría el reconquistar Constantinopla en una guerra con los turcos. Asimismo, se arregló el matrimonio entre los dos jóvenes, matrimonio que convertiría al príncipe ruso en heredero y sucesor de un inmenso territorio de donde, siglos antes la Rusia antigua la "luz del cristianismo".

La pieza más importante del matrimonio de Sofía era la protección de Bizancio - el águila bicéfala del escudo del emperador pasado, simbolizando independencia y el dominio en los territorios del este y la persona occidental del imperio (por lo tanto las dos cabezas). El águila bicéfala con dos coronas hechas para admirar a los rusos debido a su fuerza enigmática.

El escudo no sufrió alteraciones hasta el reinado del zar Iván IV, el Terrible. El zar mandó colocar un escudo en el pecho del águila con la imagen del patrono San Jorge, combatiendo un dragón.

Himno nacional[editar]

El himno nacional del Imperio ruso fue «Dios salve al Zar» (en ruso: Бо́же, Царя́ храни́), una modificación del himno nacional británico «Dios salve al Rey». Fue escrito en 1815 por Vasili Zhukovski. En 1833 fue modificado por el príncipe violinista Alekséi Lvov, quien escribió la música usando, como en la versión anterior, la letra del poema «Oración de los rusos» de Zhukovski. Sirvió hasta 1917, cuando la Revolución rusa tomó el control y la monarquía abdicó y adoptaron La Marsellesa y después La Internacional.

Arte[editar]

Postal del río Moscova pasando por el centro de Moscú, años 1890.

Desde iconos y domos característicos de Rusia hasta el suprematismo y el barroco de Stalin, el arte ruso y la arquitectura es buscada por sus visitantes. Esto repercutió desde ser el antiguo estado de la Rus de Kiev, continuando con la tradición en los siguientes estados sucesores en la historia rusa República de Nóvgorod, Moscovia, que consistieron en el tradicional arte eslavo, pero con la falta de la influencia de Europa, que al declararse el Imperio ruso, y convertirse en una gran potencia europea, recibir toda ese arte, y plasmarse la moderna rusa, por así decirlo, así es como el arte ruso ha motivado a tanta gente y pueblos, esto siguió aún con la aparición de la Unión Soviética y posteriormente el Pacto de Varsovia. Aunque hablar del arte en el Imperio ruso es hablar de uno de los imperios más grandes en cuanto a: Culturas, Grupos étnicos y estilos de vida, se trataran de mencionar los rusos propiamente dichos.

Iconos[editar]

El Salvador (c. 1410, por Andréi Rubliov).
La Virgen de Vladímir (siglo XII).

La tradición Iconoclasta fue heredada del Imperio bizantino, cuando empezó como la tradición de los frescos y mosaicos en la fe ortodoxa. Durante el siglo XVIII y XIX, la controversia iconoclasta en la Iglesia Ortodoxa llamó a la pregunta, si las imágenes religiosas eran una practica religiosa o sacrilegio idólatra. Aunque el uso de imágenes no desapareció, apuntó a la apreciación entre la intención del arte para la contemplación espiritual y desviar la realidad. Ésa es una de las diferencias por las cuales los íconos son tan variados. Durante el siglo XIV en particular, el movimiento iconoclasta tomó el grado de subjetividad y expresión personal en Rusia. Una de las más notables figuras en este cambio fue Andréi Rubliov, cuyos trabajos se pueden apreciar en la Galería Tretiakov en Moscú y el museo ruso en San Petersburgo. Sus trabajos fueron apreciados por el zar Alejandro el cual decretó en un acta la protección de los íconos, y que la Iglesia no podía prohibirlos.

Ballet[editar]

Ballet de Chaikovski El cascanueces.

Rusia ha hecho una contribución única al desarrollo del ballet clásico. El ballet clásico fue introducido en Rusia junto con otras formas aristocráticas de la danza como parte del programa de occidentalización de Pedro I de Rusia en el temprano 1700. La primera escuela del ballet clásico fue establecida en 1734, y fundaron la primera compañía completa del ballet clásico en la escuela imperial del ballet clásico en San Petersburgo en 1740. Los bailarines italianos y los coreógrafos franceses predominaron en que período, pero antes de 1800 ballets clásicos rusos asimilaba elementos nativos de la gente que bailaba como los nobles patrocinados bailan las compañías de siervos. Los críticos europeos del ballet clásico convinieron que la danza rusa tenía una influencia positiva en ballet clásico de Europa occidental.

Ilustración de George Barbier representando a Vátslav Nizhinski e Ida Rubinstein en Sheherazada, producción de los Ballets Rusos en 1910.

Marius Petipa, un coreógrafo francés que pasó cincuenta años efectuando ballets clásicos en Rusia, era la figura dominante durante ese período; sus triunfos más grandes eran el estacionamiento de los ballets clásicos de Chaikovski. Otros bailarines europeos conocidos, tales como Marie Taglioni, Johansson Cristian, y Enrique Cecchetti, se realizaron en Rusia a través del siglo XIX y temprano siglo XX, trayendo nuevas influencias del oeste.

La figura más influyente del vigésimo siglo temprano era el impresario Serguéi Diáguilev, que fundó a una compañía innovadora del ballet clásico que viajaba en 1909 con el coreógrafo Mijaíl Fokin, el bailarín Vátslav Nizhinski, y el diseñador Alexandre Benois. Después del estacionamiento de Stravinski polémico el Rite del resorte, la primera guerra mundial y la revolución Bolchevique guardó Diágilev de volver a Rusia. Hasta que Diáguilev murió en 1929, su compañía rusa de la danza, el ballet clásico Russe, fue establecida jefatura en París. En el mismo período, la bailarina Ana Pávlova del émigré viajó el mundo con su troupe y ejerció una influencia enorme en la forma del arte.

El gran experimento[editar]

Casa de estilo Europa Occidental en San Petersburgo.

La influencia de levantamiento de la cultura europea en Rusia durante los siglos XVII y XVIII trajo las ilustraciones rusas más cercanas a las tradiciones familiares de la pintura occidental. No fue hasta el final del siglo XIX que se presentó el gran cuerpo siguiente de los estilos artísticos únicamente rusos, convirtiéndose conjuntamente con fuerzas liberales de la reforma social. Este movimiento moderno casi tomó muchas diversas direcciones de su inicio, y sería imposible describir todos. Sin embargo, incluso un conocido muy general con sus ideas e intereses comunes hace su trabajo mucho más accesible.

Desde el comienzo, el movimiento moderno del arte fue referido a romperse lejos de la tradición clásica y a crear una nueva clase de arte que fue contratado íntimo con la vida de cada día de la sociedad rusa. Se convirtió que un interés renovado en arte ruso tradicional forma, incluyendo ambos pintura popular decorativa del arte y, por supuesto, del icono. El arte decorativo ganó un aprecio de la energía de patrones geométricos abstractos - las líneas, las formas, y el color fueron utilizados para construir ritmos y formas enérgicas, para representar no necesariamente objetos o espacios reales. El reexamen de la pintura del icono hizo a pintores más enterados de la energía de una perspectiva visual plana, de dos dimensiones. Es decir realizaron que podrían tratar la lona como una lona, más bien que intentando dar la impresión que era una ventana en un espacio.

Del final del siglo XIX hasta cerca de 1910, el movimiento moderno del arte seguía siendo el más interesado de aspectos tradicionales de la vida rusa—la religión y la vida de la aldea eran tan influyentes como la vida de las grandes ciudades. Mientras que las fuerzas de la reforma social se ligaron más de cerca a la población de levantamiento de trabajadores industriales, los artistas del avant-garde de Rusia dieron vuelta cada vez más a la fábrica y al paso frenético de la vida urbana para la inspiración. Las formas simplificadas y agudamente angulares de los colores brillantes, y un énfasis en la energía liberatoria del mundo moderno se convirtió la base para las nuevas y cada vez más abstractas composiciones. Cubo-Futurismo, Rayonismo y Suprematismo eran los más importantes de los estilos y de las escuelas que emergieron durante este tiempo. Entre sus artistas más prominentes estaban Kasimir Malévich, Vladímir Tatlin, Mijaíl Lariónov, y Ana Goncharova.

Después de la revolución rusa de 1917, el Avant-Garde ruso saltó en el servicio del nuevo régimen de Bolcheviques. Se parecía prometer apenas la clase de rotura en un mundo nuevo, y barrer lejos del viejo, que habían estado trabajando para en el arte por años. Produjeron los carteles políticos, desfiles organizados de la calle y las ferias, y, lo más notablemente posible, realizaron el diseño de los grandes espacios públicos del país para las celebraciones del aniversario de la revolución. Cogido para arriba en el énfasis del nuevo régimen en la importancia de la energía industrial, comenzaron a traer a la composición un sentido de la racionalidad y el foco tecnológico del trabajo y del diseño industriales. Constructivismo, como este estilo se conoce, continuado desarrollándose en los últimos años 20, cuando el conservadurismo del estado stalinista renunció el Avant-Garde en favor del realismo soviético. Muchos de los artistas prominentes de las escuelas anteriores desempeñaron un papel central en Constructivismo, especialmente Tatlin. Otros artistas bien conocidos del movimiento de Constructivismo incluyen Aleksandr Ródchenko, Varvara Stepánova, y Liubov Popova.

Negado por el gobierno stalinista y descuidado en el oeste, el Avant-Garde ruso ha recibido solamente recientemente la atención que merece. El museo ruso en San Petersburgo posee la colección más fina de su trabajo.

Cinematografía[editar]

El cine llegó a Rusia de manos de los Hermanos Lumière en 1896. La primera película rodada en Rusia fue tomada por un camarógrafo de los Lumière, se trataba de la coronación del zar Nicolás II. Poco tiempo después abrirían salas de exhibición de las casas Pathé y Gaumont. En 1908 Aleksandr Drankov produce la primera película narrativa rusa Stenka Razin, dirigido por V. Romashkov. Los siguientes años se producirían más de cien películas más enteramente rusos que competirían con la producción de Francia, Alemania, Inglaterra, entre otros.

En 1912 se inauguran los estudio Jadzhónkov y se produce la película Oborona Sevastópolya (La defensa de Sebastopol) dirigido por Iván Mozhujin quien también hacía el papel de Napoleón. El zar Nicolás ayudo a la producción de esta y otras películas, e incluso tenía un camarógrafo personal, que tomaba películas "caseras", pero no existía una promoción oficial desde el estado. Hacia 1914 con la llegada de la primera guerra mundial, los cineastas rusos se vuelcan a la producción de películas patrióticas anti alemanes, aumentando exponencialmente la producción, llegando a 499 películas en 1916. Los aliados de Rusia importaban los mejores y más exitosas películas, como los de Yákov Protazánov y Yevgeni Bauer.

Finalmente, en medio de la guerra, hacia 1917 se produce la Revolución rusa, si bien hay un cierto intento de los productores en adaptarse y se hacen algunas películas antizaristas, finalmente el cine del Imperio ruso desaparece, al proclamarse la creación de la Unión Soviética. La última película de este período en completarse fue Otéts Sergui ('Padre Sergio') que sería el primer estreno el año siguiente, ya bajo el régimen soviético.

Muebles[editar]

Pieza arquitectónica en Suzdal.

En la Rusia Imperial, como se ha visto fue un crisol de culturas unificadas por esta entidad, desde los antiguos santuarios ortodoxos, en el centro económico ruso, el Islam llevado a Crimea por los turcos, las herencias étnicas en Siberia, las herencias en el Turquestán, la china en la Manchuria rusa, los cosacos al sur del Dniéper, y los múltiples habitantes del Cáucaso, pero donde hubo una uniformidad en las combinaciones fue en la Finlandia Anexada.

Los viejos muebles suecos y rusos son parte del patrimonio cultural finlandés. Finlandia fue anexada al Imperio ruso como Gran Ducado Autónomo en 1809 y permanecida tan hasta independencia en 1917. Había muchos oficiales del gobierno y artesanos finlandeses que trabajaban en San Petersburg en ese entonces, y trajeron muebles con ellos a Finlandia, al igual que los inmigrantes rusos.

San Petersburgo se había convertido en la capital, en 1712, del imperio que crecía rápidamente. La ciudad tenía contactos cercanos con Francia, Holanda, Alemania e Italia que también proveyeron de San Petersburgo muchos arquitectos y artesanos que construyeron palacios e interiores diseñados allí. Los muebles, fueron traídos también a los palacios del extranjero. Los carpinteros decorativos rusos los utilizaron como modelos pero los combinaron liberalmente con las características de los estilos griego, romano y egipcio. Esto dio a luz se sabe a qué como el estilo ruso que favoreció tallar y dorado rico decorativos. Los muebles que chapeaban con maderas duras finas llegaron a ser populares en el siglo XVIII. Antes de esto los muebles fueron pintados.

Las decoraciones de bronce genuinas eran raras, en lugar los muebles tenían a menudo ornamentación de madera pegado sobre ellos y después pintado y dorado para simular el bronce. Los muebles rusos fueron diseñados para los palacios monumentales y por lo tanto se parecen pesados en comparación con otros estilos. Los modelos para el estilo ruso temprano del imperio fueron encontrados en libros franceses e ingleses del patrón, pero el estilo ruso del imperio apropiado era la creación del arquitecto Andréi Voronijin del San Petersburgo que diseñó muebles pesadamente construidos en el 1810. Los muebles ofrecieron el pájaro, animal, quimera y los adornos de la esfinge, los palmotees, los rosetones, los lyres y el acantus incluidos favoritos más últimos se va. Los muebles más finos fueron hechos para los cuartos de la recepción del palacio.

Los muebles de caoba cabidos con los montajes de cobre amarillo fueron utilizados para los otros cuartos, las sillas que eran adornadas con las tallas ricas. Los apoyabrazos fueron tallados en la forma de cisnes o de cariátides y dorados o pintados para simular el bronce. Las piernas fueron forradas en latón. Los muebles de Gambsstyle (Heinrich Gambs, alemán, movido a San Petersburgo en 1790) estaban también en venta en Finlandia aunque los fabricantes rusos no estamparon generalmente sus muebles.

Los muebles del estudio abarcan un sofá, cuatro sillas del brazo, sillas más pequeñas, una tabla y un pecho de cajones. No conocen a los dueños anteriores de la habitación, solamente Amos Anderson comprada le en 1917. El material es pino con una chapa de caoba. El sofá y la tabla fueron hechos en San Petersburgo en el 1810 y las sillas del brazo en el 1820. Las esfinges de la característica de los apoyabrazos hechas de ebonised y doraron la madera y los montajes de cobre amarillo de los restos traseros representan la cara de Apolo en el centro de una guirnalda flanqueada por palmettes. El resto trasero del sofá se adorna con un adorno de la serpiente y los restos del brazo con las cabezas de los cisnes. Las ayudas laterales de los restos traseros fueron hechas en la forma de las cabezas de los cariátides cubiertas con pátina negra con las columnas cortas para las piernas delanteras. La tapicería no es original. Las piernas de la tabla, giradas un torno y adornadas con las envolturas de se van están cubiertas en parte con una pátina de bronce y doradas en parte.

Fotografía[editar]

El fotógrafo más reconocido del periodo fue Serguéi Prokudin-Gorski. Estudió con renombrados científicos en San Petersburgo, Berlín y París, desarrollando las técnicas para las primeras fotografías en color.

De sus resultados surgieron las primeras patentes de películas positivas en colores y de proyección de películas con movimiento. Hacia 1905, Prokudin-Gorski concibió el gran proyecto de documentar, con fotografías en colores, la enorme diversidad de historia, cultura y avances del Imperio ruso, para ser utilizado en las escuelas del imperio, gracias al sistema de reformas culturales de Nicolás II.

Para su proyecto, el zar Nicolás II puso a la disposición de Prokudin-Gorski, un vagón de tren equipado con un cámara oscura y los insumos necesarios. Igualmente obtuvo todos los permisos para visitar áreas de acceso restringido y contar con el apoyo de la burocracia del imperio. Así equipado, Prokudin-Gorski recorrió el imperio entre 1909 y 1915, documentándolo con imágenes y dando a conocer la magnitud del imperio a sus habitantes.

Economía[editar]

Vía férrea del Transiberiano; foto tomada por Prokudin-Gorski.

En 1891 el trabajo sobre el ferrocarril transiberiano comenzó, y en 1895 el del ferrocarril transcaspiano. Los historiadores han observado que con el ascenso de Nicolás II de Rusia al trono en 1894, el ritmo de la industrialización rusa se incrementó. Otro factor era la alianza francesa; los bancos franceses invirtieron considerablemente en Rusia. En 1897 Rusia adoptó el patrón oro, una medida que animó la inversión extranjera y ayudó a acelerar el proceso de industrialización. En 1914 el Imperio ruso era la quinta potencia económica (industrial y comercial) del mundo, casi alcanzando a Francia.

En 1892, el Imperio ruso tenía una red del ferrocarril de una longitud combinada de 31.202 km, en 1905 de 61.085 kilómetros (que sobrepasaban Alemania como país de Europa con el sistema de ferrocarril más largo en el 1899), en 1914 alcanzaba los 70.000 km (la 3ª red del mundo tras los EE. UU. y el Imperio británico). En 1892 las exportaciones de arrabio de Rusia ascendieron a 1,1 millones de toneladas métricas (lo que equivale a menos de 1/6 de las exportaciones de Gran Bretaña), en 1905 que se había levantado a 2,7 millones de toneladas métricas o más a de 1/4 de la salida británica. En 1892, las minas de carbón rusas produjeron 6,9 millones de t de carbón; en la producción 1905 alcanzada 18,7 millones de t.

Mientras que las cifras que indicaban el crecimiento industrial eran impresionantes —la industria de Rusia creció más rápidamente que la de Gran Bretaña y de Alemania— Rusia todavía se retrasó lejos detrás de las naciones industrializadas en términos per cápita de consumo. La población de Rusia también creció más rápidamente que el de naciones de Europa occidental; la población del Imperio ruso alcanzó 125.000.000 en 1894, 146.000.000 en 1904, 175.000.000 en 1914. La industrialización rápida también significó la urbanización rápida.

En contraste con las naciones industrializadas de Europa central y occidental, Rusia continuada para ampliar perceptiblemente las tierras de labrantío en donde el grano, la patata, etcétera, fueron cultivados desde los 13,4 millones de ha en 1895 a 20 millones en 1905 (figuras para las provincias europeas del Imperio ruso sin Polonia); la producción del trigo se levantó a partir de 8,4 millones de toneladas métricas en 1895 a 12,8 millones de 1905, cosecha de la patata a partir de 21,1 millones de toneladas métricas en 1895 a 27,6 millones de toneladas métricas en 1905.

INGRESOS Y GASTOS DEL GOBIERNO RUSO (1894–1905)
Año Ingreso Gasto Año Ingreso Gasto
1894 1.154.000.000 1.155.000.000 1900 1.704.000.000 1.883.000.000
1895 1.256.000.000 1.521.000.000 1901 1.790.000.000 1.874.000.000
1896 1.369.000.000 1.480.000.000 1902 1.905.000.000 2.167.000.000
1897 1.416.000.000 1.495.000.000 1903 2.032.000.000 2.108.000.000
1898 1.585.000.000 1.772.000.000 1904 2.018.000.000 2.738.000.000
1899 1.673.000.000 1.785.000.000 1905 2.025.000.000 3.205.000.000

Agricultura en la Rusia Imperial[editar]

Campos de cosecha cerca de Samarcanda en el Turquestán

La agricultura de la Rusia Imperial en el siglo XIX y el siglo XX se hizo tan fuerte como el de los países más desarrollados, a pesar de que Rusia estaba entre los mayores proveedores de producción agrícola, los esfuerzos de la Sociedad Económica Libre por mejorar la tecnología agrícola no terminaban.

En la Rusia Imperial, existían regiones oficiales para cada cultivo, a saber: el Turquestán para el algodón, y Sacartvelo para el .

Siglo XX[editar]

En 1910, el 36,4% del total de las exportaciones de trigo del mundo eran rusas. Al mismo tiempo, la eficiencia era menor en comparación a los países desarrollados (e.j., la recolección de grano era un 10% menor a la de México). El crecimiento observado en el principio del siglo XX fue hecha por el desarrollo estimulado por la Reforma Stolypin, mientras que la mecanización agraria se mantuvo relativamente baja. El próximo desarrollo fue detenido por la Primera Guerra Mundial y la Revolución rusa.

Referencias[editar]

  1. Mapa LVII - Repartos de Polonia
  2. Hawaiiweb.com
  3. {Le cosaque Achinoff en Le Progrès Illustré (periódico francés), 1 de marzoch de 1891

Bibliografía[editar]

Enciclopedias
  • Diccionario enciclopédico Brocgaus y Efron: 1890.
  • Identidad nacional en la cultura rusa: Introducción.
  • El libro rojo de la gente del Imperio ruso: Margus Kolga Ígor Tõnurist Lembit Vaba Jüri Vikberg.
Historia
  • Allen, W. E. D.: Embajadas rusas hacia los reyes Georgianos, 1589–1605. Prensa de la universidad de Cambridge, Sociedad Hakluyt, 1970, 2 vols.
  • Antónov, J. T.: The code of principal laws of the Russian empire (Свод Основных Государственных Законов), 1906.
  • Brower, Daniel. El destino del Imperio ruso y el Turquestán
  • Screen, J. E. O.: Suomalaiset tarkk'ampujat, Suomen vanha sotaväki 1881–1901
  • Screen, J. E. O.: El ejército finés, 1881–1901, Entrenamiento de batallones francotiradores.
  • Soloviev, Serguéi: Rusia desde tiempos antiguos, 1855.
  • Marc Lvovich, Slonim: Teatro ruso del Imperio a los Soviets, 1965.
  • Voltaire, François: Historia del Imperio ruso bajo Pedro el Grande.
  • Zorrilla, José: Álbum de un loco, 2005.
Biografías
  • Troyat, Henry: Catalina la Grande México: Ediciones B.
  • Davies, Norman, White Eagle, Red Star: the Polish-Soviet War, 1919-20, Pimlico, 2003. (Primera edición: St. Martin's Press, inc., New York, 1972)
Territorios
  • Turkestan Down to the Mongol Invasion (London: Luzac & Co) 1928 (Trans. T. Minorsky & C.E. Bosworth)
  • "A Short History of Turkestan" (1920) in Four Studies on the History of Central Asia (Leiden: E.J. Brill) 1956 (Trans. V. & T.Minorsky)
  • An Historical Geography of Iran (Princeton: Princeton University Press) 1984 (translated by Svat Soucek; edited by C.E. Bosworth)
  • Собрание Сочинений (Москва: Издательство Восточной Литературы) 1963-77 9 Vols.
  • Отчет Поездке в Среднюю Азию с Научную Целью (С.Пб.: Тип. Имп. Академии Наука) 1897
  • История Культурной Жизни Туркестана (Москва: Изд. Академии Наук СССР) 1927
  • Работы по Исторической Географии (Москва: Изд. Фирма «Восточная Литература» РАН) 2002
  • Eugene Schuyler Turkistan (London) 1876 2 Vols.
  • G.N. Curzon Russia in Central Asia (London) 1889
  • Ген. М.А. Терентьев История Завоевания Средней Азии (С.Пб.) 1903 3 Vols.
  • Count K.K. Pahlen Mission to Turkestan (Oxford) 1964
  • Seymour Becker Russia's Protectorates in Central Asia, Bujara and Khiva 1865-1924 (Cambridge, Mass.) 1968
  • Adeeb Khalid The Politics of Muslim Cultural Reform. Jadidism in Central Asia (Berkeley) 1997
  • T.K. Beisembiev The Life of Alimqul (London) 2003
  • Daniel Brower Turkestan and the Fate of the Russian Empire (London) 2003

Enlaces externos[editar]