Provincia de Manabí

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Manabí
Provincia de Ecuador
Bandera de Manabí
Bandera

Escudo de Manabí
Escudo

Otros nombres: Corazón de la Costa Ecuatoriana
Lema: "Manabí Cantemos"
Ubicación de Manabí
Coordenadas: 1°03′08″S 80°27′02″O / -1.0522194444444, -80.4506


Coordenadas: 1°03′08″S 80°27′02″O / -1.0522194444444, -80.4506
Capital Escudo de Portoviejo.png Portoviejo
 • Población 230.586
 • Coordenadas 1º3'8S, 80º27'2O =
Ciudad más poblada Manta
Entidad Provincia
 • País Bandera de Ecuador Ecuador
Subdivisiones 22 cantones
Eventos históricos  
 • Fundación 25 de junio de 1824
Superficie  
 • Total 18 400 km²
Altitud  
 • Media 6 - 350 msnm msnm
Población (2013)  
 • Total 1 395 249 hab.
 • Densidad 75,8 hab/km²
Gentilicio manabita
manaba (coloquial)
IDH 0.835 (10°) muy alto
Huso horario UTC-5
Código postal EC1300
Prefijo telefónico 5 (+593-5)
ISO 3166-2 EC-M
Sitio web oficial

Manabí es una provincia ecuatoriana localizada en el emplazamiento centro-noroeste del Ecuador continental, cuya unidad jurídica se ubica en la región geográfica del litoral, que a su vez se encuentra dividida por el cruce de la línea equinoccial. Su capital es Portoviejo. Limita al oeste con el Océano Pacífico, al norte con la provincia de Esmeraldas, al este con la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas y Los Ríos, al sur con la provincia de Santa Elena y al sur y este con la provincia de Guayas.

Manabí con una población de 1,395.249 habitantes, es la tercera provincia más poblada de Ecuador.

Ciudades principales de Manabí[editar]

Toponimia de Manabí[editar]

En tiempos de la conquista, los españoles avecinados denominaron a lo que es la parte sur de Manabí como Partido y Tenencia de Puerto Viejo, antes esta fue el señorío de Cancebí, mientras que la parte central y norte fue primero un reino indígena compuesto por confederaciones de tribus y estas a la vez por caseríos, aunque realmente existieron los caseríos de Pechance además del señorío principal, que según el historiador quiteño Juan de Velasco era el centro motor de la parte oriental ( es decir Chone, Flavio Alfaro y El Carmen) de lo que se conocía con el nombre de Reino de Los Caras, entidad jurídica que tenía su sede y capital en el actual Bahía de Caráquez. Ya para finales del siglo XVVI, este reino pasó a manos politico-administrativas de la Gobernación y Tenencia de Atacames después de haberse anulado la Gobernación de Caráquez. Según el cronista Cieza de León los aborigenes conocían al Partido de Puerto Viejo como Manapi o Manaphi refiriéndose a una tribu que pobló el valle central y oriental del actual Río Portoviejo además de inmediaciones de la costa sur. Durante la colonia se dice que también los españoles cambiaron la letra P por la B y llegaron a llamarle como le decían los indios aborigenes como Manabí, aunque no existen evidencias claras de haberse adoptado el referido nombre, ni de haberse producido el cambio.

Historia[editar]

El escudo de armas colonial del antiguo Parido y Tenencia de San Gregorio de Puerto Viejo que comprendía toda la actual Zona Centro y Sur de la Provincia de Manabí.
El escudo de armas colonial de la antigua Tenencia de Caráquez que comprendía toda la actual Zona Norte de la Provincia de Manabí.
Playa Los Frailes en el Sur de Manabí.
Plano parcial de la Ciudad de San Cayetano de Chone (Manabí), donde notablemente se caracterizan los rasgos urbanos de una ciudad netamente española en los aspectos del trazo de solares, plazas y parques siguiendo el ejemplo urbano a orillas del río al igual que la ciudad de San Gregorio de Portoviejo.

El Reino de los Manta (Capital: Jocay), que se extendió desde el centro, al sur del territorio, formado por las siguientes tribus: Los Cancebies, Apechiniques, Pichotas, Japotoes, Picoazaes, Jarahuas, Machalillas, Pichuncis y Xipaxapas.

Playas en Manabí
Vegetación típica de Manabí
Costa manabita que bordea la Plataforma Continental en el Pacífico

Durante el coloniaje español, en la primera mitad del siglo XVIII, la zona del antiguo Gobierno de Caráquez, y que hoy ocupan los cantones El Carmen, San Cayetano de Chone, Sucre, Pedernales, Jama, San Vicente, Bolívar, Tosagua, Junín y Pichincha, pasó a ser jurisdicción de la Gobernación de Esmeraldas, regida por Pedro Vicente Maldonado.

US Navy en el puerto de Manta - Manabí

Y la zona del también antiguo reino de los Manta, que en la Colonia se llamaba "Partido o Tenencia de Portoviejo", y que hoy ocupan los cantones Portoviejo, Rocafuerte, Montecristi, Jaramijó, Manta, Santa Ana, Veinticuatro de Mayo, Olmedo, Jipijapa, Paján y Puerto López paso a formar parte de la Gobernación de Guayaquil.

Por Manabí llegaron al país los sabios de la Misión Geodésica Francesa, presidida por Carlos de la Condamine, cuando el actual Ecuador se llamaba Real Audiencia de Quito, que el primero de marzo de 1736, desembarcaron en Manta.

Luego de sellada la Independencia del País del dominio español, el 24 de Mayo de 1822, lo que hoy es Ecuador, con el nombre de Departamento del Sur, entró a formar parte de la Gran Colombia, fundada por el Libertador Simón Bolívar.

En virtud de ello, al crearse las principales provincias de nuestra Nación, Bolívar hace la creación de lo que se llamó "Provincia de Portoviejo", el 2 de Agosto de 1822, pero con esta creación no obtuvo personería Jurídica la Provincia , ya que estaba regida por un Juez Político, que obedecía órdenes del Gobernador de Guayaquil. Poseía 2 cantones: Portoviejo y Montecristi.

La verdadera creación político-administrativa de la Provincia se operó dos años después, cuando el Congreso de Bogotá, presidido por el General Francisco de Paula Santander, promulgó la Primera Ley de División Territorial el 25 de junio de 1824, que lo otorgó la anhelada personería Jurídica a la Provincia, que pasó a denominarse Manabí.

Esta Ley, desmembrando territorio de Portoviejo, aumenta un tercer cantón, Jipijapa, y al designar un Gobernador frente a la administración pública, colocó a Manabí en plano de igualdad con Provincia del Guayas. Se asentó la capital en la ciudad de San Gregorio de Portoviejo.

Cuando se llevó a cabo la creación formal de la Provincia de Manabí, su área territorial ascendía a 25.620 kilómetros cuadrados. Pero en 1825 pierde Atacames, y en 1878, en el Gobierno de Veintimilla, pierde a Muisne (antiguo Mompiche), ya que ambas comarcas fueron anexadas a Esmeraldas

Al separarse la nación de la Gran Colombia, el 13 de mayo de 1830, ya como pueblo independiente y soberano con el nombre de Ecuador, bajo la Presidencia del Venezolano General Juan José Flores, antiguo lugarteniente del Libertador, fue designado como primer gobernador de Manabí, bajo el Estado Ecuatoriano, el Coronel Juan Antonio Muñoz.

Desde el 25 de Junio de 1824, época de la Gran Colombia, y luego, al iniciarse la vida de la República del Ecuador en 1830, hasta nuestros días, han surgido en Manabí veintidós cantones con sus pertinentes Concejos Municipales.

El Consejo Provincial de Manabí inició su vida Institucional el 11 de marzo de 1947, siendo su primer Presidente el médico Manabita Dr. Oswaldo Loor Moreira.

Límites y Geografía[editar]

La provincia de Manabí limita al norte con la provincia de Esmeraldas, al sur con la provincia de Santa Elena, al este con las provincias de Guayas, Los Ríos y Santo Domingo de los Tsáchilas, y al oeste con el Océano Pacífico.

División Política[editar]

Se divide en 22 cantones y tres secciones geográficas o zonas cardinales:


Escudo Colonial de Portoviejo.JPG Cantones de la Zona Centro y Sur (Antiguo Partido de Puerto Viejo)
Portoviejo
Puerto López
Jipijapa
Manta
Paján
Pichincha (1)
Rocafuerte
Santa Ana
Montecristi
Olmedo
Veinticuatro de Mayo
Jaramijó (2)
  • Notas Explicativas
    1. (1) En el caso exclusivo del cantón Pichincha se aduce que una parte de sus límites pertenecen a la zona norte históricamente y otros jurídicamente a la zona centro y sur de la provincia de Manabí.
    2. (2) Por simple hecho geográfico el verdadero límite de la costa central manabita corresponde desde que culminan las playas del cantón Sucre, desde el cantón Jaramijó hasta la extensión de la ensenada de Manta entre los respectivos límítes territoriales de éste cantón y Montecristi. La zona Sur empieza desde el cantón Jipijapa.

  1. La Zona Norte de Manabi, que fueron territorios anexados a la antigua Tenencia de Caráquez con sede en la actual ciudad de San Antonio de Caráquez.


Escudo Gobierno Caraquez.jpg Cantones de la Zona Norte (antigua Tenencia de Caráquez y Partido de La Canoa)
Bolívar
Chone
El Carmen
Flavio Alfaro
Junín
San Vicente
Pedernales
Jama
Sucre (1)
Tosagua
  • Notas Explicativas
    • (1) El cantón Sucre a nivel costanero desde las playas de Chirije con dirección hacia el norte, hasta la Bahía de Cojimíes sería la delineación adecuada entre los límites de la zona norte y zona central de Manabí por derecho histórico, aunque a nivel geográfico-fragmentario se deduce que la zona norte costanera comienza en el estuario del Río Chone, ubicado a orillas de la Bahía de Caráquez. Lo cierto es que la antiguos gobiernos de Caráquez en tiempos coloniales empezaron exactamente desde las playas de Chirije, mientras lo que corresponde al resto de costas con dirección hacia el sur le competían al Partido de Puerto Viejo, como es el caso de los actuales balnearios de San Clemente, San Jacinto, etc. que fueron sitiales anexados por tradición a la administración de la encomienda de Charapotó, la cual estuvo dirigida por un cacique principal, demostrándose que siempre esta jurisdicción perteneció de inclusión al partido de Puerto Viejo desde sus inicios. Esto lo desmienten los mapas de Pedro Vicente Maldonado quien traza los límites del Corregimiento de Guayaquil y el Gobierno de las Esmeraldas a partir de una línea paralela que define la existencia de los valles del Río Chone y Tosagua (hoy Carrizal) como la frontera ideal establecida entre Caráquez y Puerto Viejo; aunque erróneamente los expedicionarios Jorge Juan y Antonio de Ulloa explican que dichos límites se aplican desde una línea partiendo del Cabo Pasado, de hecho ignorando la existencia territorial de Caráquez y solamente enfatizando referencias acerca de la Provincia de Puerto Viejo; originandose de allí una terrible imprecisión histórica sobre limites.

Población[editar]

Su población es de 1,395.249 habitantes.

  • tasa anual de crecimiento: 1.65%
  • edad media de la población: 28.2 años
  • analfabetismo >=15 años: 10.2%
  • analfabetismo digital >=10 años: 34.3%

Si bien al igual que la mayoría del país los manabitas se consideran por costumbres y tradiciones mayoritariamente mestizos, esta realidad se discrepa de la realidad física del manabita promedio pero no exclusivo; esto debido a que sobre todo en esta provincia la gente en su notable mayoría tiene piel blanca. Pero debido al criterio generalizado del ecuatoriano de que nadie es exclusivamente de una etnia, sino una mezcla de razas (mestizo), establecieron los siguientes datos:

  • Mestizos: 69.7%
  • Montubios: 19.2
  • Afroecuatoriano: 6%
  • Blanco: 4.7%
  • Indígena: 0.2%
  • Otros: 0.3%

También la provincia consta en tener la 3ra área metropolitana más poblada del país. La Conurbación Manabí Centro es la región metropolitano más poblada de Manabí y 3ra en ranking nacional con 686.140 habitantes. Portoviejo es considerada la cabecera de esta conurbación y Manta el puerto principal de la red urbana. Las demás 4 cantones que están dentro de esta conurbación son considerada cantones suburbanos de Portoviejo y Manta. Se dice que con más de 685.000 habitantes casi la mitad de la población manabita viven dentro de esta conurbación.

Clima[editar]

Tiene un clima agradable, entre templado - subtropical seco y subtropical - tropical húmedo, con 23 grados centígrados promedio por año.

Gastronomía y cultura[editar]

La existencia de los característicos "paradores", restaurantes al borde de la vía, que permiten al viajero disfrutar de su variada comida, determinada por su producto principal, el plátano y la sazón chonera de fuerte presencia debido a la migración. También existe una gran producción láctea, lo que determina un importante consumo de queso, leche, cuajada y el famoso suero blanco acompañado de plátano asado. Los platos se acompañan con carnes y vegetales como la achocha y la vainita de la costa, un ingrediente importante en casi todos los cocidos y son típicos los bolones de queso, maní y chicharrón, seco de gallina y de guanta (cazado en las montañas) servido con arroz y plátano; como postre se acostumbra servir la mazamorra de plátano. La gastronomía manabita "es reconocida a nivel nacional e internacional por su originalidad y exquisitez, sus platos típicos constituyen un verdadero atractivo para propios y extraños, así como sus expresiones culturales y tradicionales que se reflejan en las festividades que tradicionalmente se celebran, como las de San Pedro y San Pablo (Patrimonio inmaterial del Ecuador); las festividades en Manta, Machalilla, Jaramijó, Picoaza y Crucita; la tradición Oral de Santa Ana; el Mausoleo y la Casona de Eloy Alfaro y la Basílica de la Virgen Monserrate en Montecristi".

Dialectos y estructura lingüística[editar]

El caso de Manabí[editar]

Algunos de las firmas donde yacen apellidos manabitas hoy reconocidos desde el siglo XVII y en la finalización de este documento constan las firmas de los Capitulares y Vecinos de Puerto Viejo para suscribir un contrato de empetacado y liado de tabaco que era llevado por el puerto de Manta, y dice; « / que fecha en esta dicha Ciudad de San Gregorio de Puerto Biejo en veynte y un días del mes de Septiembre de mil y seiscientos y cinquenta y (cinco ) años y los otorgantes a quien Yo el Escribano Público doy fee que conozco; lo otorgaron y firmaron de sus nombres los que supieron, escrivieron y los que sí, rogaron a un testigo lo firmase por ellos que lo fueren; el Capitán Joan de la Rocha; Bartolomé Zedeño, Procurador General de esta dicha Ciudad, Gaspar Méndez Cavello (9), presentes, de que doy fee (y lo) otorgo= lo damos conbenidos = no bale = entre renglones = el asiento bale ? = (f) Joseph Belásquez (de Navas). (f) Bartholomé de Burgos. (f) Thomás Çambrano. (f) Martín Gonzales Vásquez, (f) Garci López Zambrano. (f) Diego Sedeño. (f) Martín de Baias. (f) Francisco de Espinales. (f) Gerónimo Sánchez. (f) Bartholomé Cedeño. (f) Pedro Bravo de Brito. (f) Christoval del Salto. (f) Joan de Artiaga. (f) Miguel Pérez. (f) Joan Macías Cortéz. (f) Andrés de Argote. A rruego y por testigos. (f) Juan de la Rrocha . Ante mí, (f) Andrés Marques de Gacetta (10) .Escribano Público y de Cavildo.» .
Escudo para Cristobal Rodriguez como hijodalgo conquistador, poblador y Vecino de la Ciudad de Puerto Viejo según fecha de 30.VII.1538
Escudo para Bartolomé Pérez y sus sucesores como hijodalgo conquistador, poblador y Vecino de la Ciudad Puerto Viejo según data de 17.III.1546

En el caso de la provincia de Manabí, originalmente uno de los primeros territorios abordados en los iniciales años de la conquista del Reino de Quito desde 1526 que se produjo el primer contacto euro-americano se hizo posible la mixtura de un lenguaje cuya refiltración constante y variante en el acento se perennizó para no definir un dejo, deje o habla acentuado; orginandose este dialecto con indicios históricos hallados en la creación de la antigua Tenencia de Puerto Viejo, pues de comprobación se deduce que durante la perduración del Corregimiento de Guayaquil los llamados naturales de la Costa por la calidez húmeda tenían una dispar tonalidad del habla a los de la sierra. Estos arraigos históricos dieron como resultado la consistencia lingüística de una neutralidad frágil y destruible percibida así principalmente en tiempos actuales, por la injerencia de acentos marcadamente cercanos y foráneos, pues se haya considerado por hoy el dialecto más neutro del ámbito lingüístico ecuatorial (catalogado como de aspecto fonético dulce y ciertamente de tonalidad emotiva cruda o franca en relación a las otras variantes ecuatoriales); porque incluso el esquema y / o estructura fonética en la pronunciación no es muy distinguible con la presencia de los acentos y tildaciones fijas en las sílabas; además generalmente se halla identificado el uso de palabras referenciales cuyo primitivo origen arábigo-andaluz fue de poco siendo apropiado por la etnia montubia y estando definitivamente ligados al medio de la vida bucólica y campestre del llano. Esto hace posible la caracterización personificada de un dialecto de ramificaciones particulares propiamente de conyuntura racial mestiza, cuya fusión de mezclas la componen los orígenes vasco y andaluz de los apellidos manabitas reconocidos, a pesar de que también es existente la presencia de la aportación indígena de la Cultura Manteña con diversidad de apellidaciones y modismos autóctonos que no han sido bien estudiados en su origen y contexto original, debido a que la documentación de los estragos de la conquista en Manabí desaparecieron. Entre las principales características del dialecto manaba tenemos las siguientes:

  • Se acortan o reducen algunas consonantes como si estuviere aminorados los fonemas en un tiempo de mayor diferenciación. Ejemplo: Ocurre exclusivamente con la M o la N terminales e intermedias, cuyas estructuras fonéticas son repetitivas en un un medio de tiempo (1/2) menos antecedediendo el tiempo del fonema inicial pronunciado. Así la eme o la ene se repiten medio tiempo menos del sonido producido al inicio en manera consecuente. Esto explica quizás la presencia de estos fonemas en las culturas aborígenes de Manabí, lo cual no es comprobable aún, pero verificable principalmente en la franja costera y el llano periférico de la campiña.
  • Curiosamente el tratamiento de la comunicación se precipita con mayor confianza a dar énfasis en frecuentar el uso de sustantivos diminutivos en la forma del habla y no escrita, o por su parte se disminuye la dicha morfología fonética como ocurre con los adjetivos. Ejemplo: de Negra , como Negrita. De Colorada, como Coloradita. Esta conjugación fonética se extiende al verbo que hace que pierda el sentido de las tildes con las palabras esdrújulas en comparación a las graves, dando como producto la escucha de un sentido neutral que forma el dialecto; cuasi tendiéndose a perderse el acento total de la palabra de esta manera.
  • La cultura montubia ha utilizado a lo largo del tiempo la adulteración lingüística de ciertos sustantivos como verbos y viceversa, este recurso idiomatico tiene su origen en la practica de la poesía culterana castellana, pero adaptada a la realidad de la localidad; lastimosamente no existe una recopilación oficial de términos que nos cite la variedad de este discurso diferenciador entre la línea cronológica del manabitismo y de la construcciones culturales ataviadas en lo montubio. Ejemplo de ello pueden ser palabras como viravuelta, capiro u otras quejas neutras propias vinculadas a nominaciones de plantas, frutos y animales. Las metátesis ortográficas adoptadas de forma imprecisa desde el siglo XVI originaron la conjugación de confusas morfologías lingüísticas sustantivales, verbales y adjetivales, en una mezcolanza de pronunciación que impresiona. En su momento las medidas de la Real Academia Española replicadas en el plano ecuatorial durante el reinado reformador de Carlos III y en otros gobiernos de la república que fueron abiertamente hispanófilos como el de Juan José Flores hicieron que estas formas de escritura propias entraran en desuso despectivo o a un plano considerado injustamente vulgar, sin que por lo menos se llegase a elaborar un listado de estos términos ausentes hoy y otros perdidos sin existir alguna muestra de recopilación archivada que debió poseerlos y custodiarlos el cabildo colonial con sede en Portoviejo y que los Escribanos lo aprendieron de los indios naturales y mestizos, a motivo de haber desaparecido hasta hoy casi en su totalidad todo el acervo documental de la provincia tocante al periodo colonial inicial e intermedio (reinados de Joana I, Carlos I, Felipe II, Felipe III, Felipe IV, Carlos II, Felipe V, Luis I, Fernando VI e intervalos con Carlos III) además hipoteticamente hubieran servido estos de muchísimo interés y valor para determinar exactamente otras cuestiones de estudios enfocados a las versiones locales de esteganografía y haplología que se produjeron n con la enseñanza privilegiada de la pronunciación y escritura castellana, y así generar investigaciones históricas de particularidades que no se podrán escudriñar jamás.
  • Como en muchos dialectos de las morfologías lingüísticas latinoamericanas se ausenta la distinción de la V o de la B al pronunciarlas, como también ocurre con la Z y la S.
  • En la contemporaneidad vigente se suele reducir el llamado tratamiento público o silenciosamente privado que se hace o dirige hacia una persona (el alguien) en singular con el oye delicadamente agudo; el cual equivale al similar oche que ha tendido a relacionarse en tonalidad afeminada, y que reducido de esta manera al amigable oe se percibe un fonema mucho más grave y relacionado en tonalidad de pronunciación masculinizante, pero con enfasís confianzudo, grotesco y anacronico para quienes no aceptan las abreviaciones interpretadas como vulgarismos. Esta última usanza dialéctica es común entre los jóvenes y las personas de fuerte laso referencial de amistad o familiar.
  • Conservación tangible en la diversidad de vocabularios a manera de tratamiento personal con el castellano antiguo de finales del siglo XVI, que principalmente se relacionan a los objetos comunes de uso. Ejemplo: Aljibe, Ilustre, Doña, Don, etc. Este tipo de vocabulario coloquial se enfoca en proveer nombres o calificativos tratamiento a la gente adulta o personas desconocidas. Entre mayor relación con el medio bucolico exista, mucho más intensa es la riqueza del vocabulario acumulado.
  • El reconocido tratamiento de llamado que reside exclusivamente alrededor de la palabra mande, (posiblemente deriva de las mandas montubias o de los mandatos y las ordenes dadas de los señores hacendados patrones a sus sirvientes y trabajadores) es muy común para dar a conocer la atención fija que tiene una persona hacia otra. Históricamente la depreciación de la cultura montubia ha estereotipado el uso de esta palabra que suele interpretarse en los espacios urbanos como inadecuada o insultante. Pero en la privacidad de la comunicación familiar prima su uso cuando los padres llaman o solicitan a sus hijos para disponer que se obedezca alguna orden, dando la tonalidad efusiva el signifcante de tratamiento motriz o expresión facial a modo cariño y cuando es grave demuestra desafecto o petición radical en condiciones curiosamente ambivalentes.
  • El llamado trato de tuteo y el de usted, llamado trato de señoreo, de señorear o doneo (derivación referencial del Don masculino y el Doña femenino). El primer tratamiento se asocia con la confianza familiar o amistosa, mientras que el segundo marca una distancia de respeto, edad, experiencia, jerarquía y hasta señoreaje de obediencia (tono de sumisión feudal). Depende también quién lo asocie pronunciar al comportamiento individual de cada persona, hallándose otra diferencia secundaria que suele abordarse el para las personas conocidas y el usted por el contrario para las desconocidas.
  • Los sustantivos aumentativos cuyas terminaciones suelen ser en ísimo (a), sísimo (a), con los ismos, o en las terminaciones exagerativas ón (ona), son contrarios a la costumbre de colocar modismos ortográficos y abreviaciones propias de la comunicación de la lengua castellana actual, con tendencia a exagerar la situación vivencial del algo o el alguien referencial. Así por ejemplo es muy típico en este lenguaje oír la pronunciación de palabras que suenan a halagos o sublimaciones interpersonales, lo cual es tomado como exceso de confianza o manera de atrevimiento e imprudencia lingüística, hasta entender el logro de cortesías extremadamente redundantes, aunque la sencillez contemporanea tiende a que se pierda estas manera de calificar el uso de palabras durante la conversación. Ejemplo: de Bella, Bellísima y Bellisísima. De Fuerte, Fuertón, Fuertísimo, Fuertisísimo (Lo esto muy vinculado con el habla montubio). De tostado, deriva en Tuestado y surgen Tuestao, Tuestado o Tuesto, Tuestadísimo, Tuestadisísimo y hasta en verbo como Tostar. Asimismo vuelve a la conjugación inicial como Tostadísimo y sus variantes. Todo esto es simplemente el resultado de palabras preocupadas por conjugar del relativo de tostado que viene del verbo tostar(La conjugación de los pronombres de esta última palabra es muy confuso a nivel jurisdiccional).Otro ejemplo es de Pocillo, con illo, de Loquilla, con illa y de Locario, con rio, a modo de indicar pequeñez física o grandeza en la exageración de un comportamiento.
  • Concreto uso de sinónimos en palabras que significan una sola cosa pero que se relacionan con un ámbito o ambiente distinto. Relativos de la palabra revisar y coger tales como: Adentrar, Apañar, Aguaitar, Tantear. Así por ejemplo Adentrar es colocarse o meterse abajo, encima o en medio de algo. Apañar es recoger cualquier cuerpo o ente caído y visto. Aguaitar es revisar algo relacionado con los animales y la flora en lo lejano. Tantear es usual para el uso de sucesos o acontecimientos precipitados dentro del espacio de la casa o de las huertas y cultivos adyacentes a éstas, además es una pesquisa cometida con un fin determinado. Aventar, se entiende como echar o atrever.
  • La compra o venta de ciertos productos y bastimentos en su pronunciación corresponden a nombres cuyo sistema de medidas es netamente originaria de las equivalencias y significados de las Antiguas medidas españolas o de procedencia castellana, principalmente los adoptados desde la crisis del siglo XVII. Por lo general ciertas denominaciones de este tiempo focalizándonos en la etnia montubia ha sido expuesto a ser ridiculizado por un punto de vista netamente despectivo de la burguesía local intitulada como replica de las novelerias y maneras guayaquileñas debido al exceso de influencia mercantil y politica en Manabi desde la independencia, y por quienes en la decimononia adoptaron neoextranjerismos anglosajones o anglicisismos y francofilos o galicismos, pasando las primitivas denominaciones castellanas a un desuso que solamente predominó en el ambiente de la campiña; por tanto hubo un momento de depreciación cultural autóctona para estereotipar y satirizar al habitante de la montaña erradamente. Esto es tan notorio que se respeta incluso la originalidad de la palabra extranjera sin respetarsele adecuadamente la transformacion al castellana para muchos casos.
  • El medio social de abolengo que habita la campiña y que ostenta la posesión de terrenos vastos, suele incluir expresiones alusivas de cultas en la etiqueta del tratamiento típico de la colonia; usando ciertos vocabularios que reseñan el adulador, caballerezco y nobiliario comportamiento señoritista castellano-andaluz del Siglo de Oro Español.
  • Actualmente es notoria la imprecisión de lo contable y no contable que de adopta como simplismo idomático en el vocabulario urbano y de rural circunstancia sin desarrollo comercial elevado; pues existen carácteres aplicados en el lenguaje coloquial. Ejemplo: Comprar una Agua, sin especificar a la o las botella(s) de agua. Aguaitar el Ají, sin referirse a coger los ajíes de la mata, en persona plural, por lo que sucede una extensiva confusión notoria entre el número de sustantivos existentes, que no especifican cantidades ni lugares o características físicas exactas muchas veces.
  • En el habla montubia de antaño trasciende un desface ortografico y lingüístico entre la pronunciación de palabras cuyas características por un lado tienden a conjugar dos consonantes en una sola palabra velozmente sin rescatar el desliz de la lengua: Así por ejemplo del verbo Pasar en Tiempo Presente es Pasja o Pajsa, de lo cual la letra intrusa del desfase apenas se pronuncia en un tiempo fonemático inferior a la mitad de la conjugación plena asociada a cualquier otra vocal. Y por el otro ambito es vinculante la manera de reducirse con la mitad de su composicion terminal: Así por ejemplo; Compa; por Compañero o Campadre. Aplicado esto en el coloquio bucólico solamente.

Turismo[editar]

La provincia de Manabí es privilegiada por sus 350 kilómetros de playa, desde Ayampe (en el sur) hasta Pedernales (en el norte), geografía caracterizada por acantilados, desembocaduras, estuarios, islotes, islas, lajas y rocas que muestran bellos paisajes a lo largo de nuestra geografía costera, que es el principal atractivo turístico de nuestra provincia región. Desde el norte al sur cuenta con muchos balnerios marítimos y de agua dulce, así tenemos:

  • En la zona norte: [[Bahía de Caráquez], San Vicente, Chirije, Cojimíes, Pedernales, Punta Palmar, Jama, El Matal, Canóa, Don Juan, Briceño y otras
  • En la zona centro y sur: Puerto Cayo, San Jacinto, San Clemente, Crucita, El Murciélago, Santa Marianita, San Lorenzo, Machalilla, Los Frailes, Puerto López, Salango, Ayampe.
Plano Primero de las montañas de los Partidos de Puerto Viejo y La Canoa; publicado en la Obra Relación Histórica del Viaje a la América Meridional, de Jorge Juan y Antonio de Ulloa que realizó la Misión Geodésica Francesa en la Real Audiencia de Quito.
Plano Segundo de las montañas de los Partidos de Puerto Viejo y La Canoa; publicado en la Obra Relación Histórica del Viaje a la América Meridional, de Jorge Juan y Antonio de Ulloa que realizó la Misión Geodésica Francesa en la Real Audiencia de Quito.
Queso Chonero.jpg

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]