Anglicismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los anglicismos son préstamos lingüísticos del idioma inglés hacia otro idioma. Muchas veces son un producto de traducciones deficientes de material impreso o hablado en inglés y otras veces ocurre lo contrario: se crean por la inexistencia de una palabra apropiada que traduzca un término o vocablo en específico.

Son muy comunes en el lenguaje empleado por los adolescentes, debido a la influencia que los medios de comunicación regionales y foráneos tienen sobre su manera de hablar y expresarse; y también en el lenguaje técnico de ciencias e ingeniería, por los grandes aportes que los países de habla inglesa hacen a la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías.

Penetración en el idioma español[editar]

Medios de comunicación[editar]

Prácticamente, todas las secciones de los medios incorporan anglicismos: en la llamada prensa femenina encontramos términos como shorts, jeans, gloss, lifting, celebrity, mall, blue jeans, happy hour y shopping; en la información deportiva los anglicismos tienen más presencia. Se usan en proporción directa con el origen extranjero del deporte, la novedad de este deporte entre hablantes de español y su internacionalización.

En la adaptación al español de los préstamos lingüísticos deportivos se puede hablar de 3 etapas: incorporación, adaptación y presencia de términos sin traducir:

  • 1.ª etapa: en el fútbol (balompié), los jugadores y los entendidos creen que es mejor usar la terminología de su lengua de origen (goal, corner, football, shoot...).
  • 2.ª etapa: en España, desde los años 40, con la llegada del franquismo, se produjo un proceso de nacionalismo deportivo que intentó sustituir los términos extranjeros por palabras nacionales. Así, se crearon términos como saque de esquina y se castellanizaron fútbol, chute y gol. Este proceso se dio también en Argentina, donde se creó fobal.[1]
  • 3.ª etapa: actualmente, hay palabras que se mantienen el origen de su idioma original y otras que se castellanizan. El prestigio de los jugadores o personajes que proceden de ese país impulsa a usarlos sin traducirlos. Por ejemplo:
    • golf, rugby, cricket; se mantiene la ortografía y la pronunciación.
    • voleibol; se traduce la palabra.
    • club; se mantiene la ortografía, pero se castellaniza la pronunciación.

La analogía con expresiones del inglés ha generado un fenómeno de creación de palabras de apariencia inglesa sobre términos españoles, como puénting.

Tecnología[editar]

En las páginas de información científica y tecnológica de los periódicos aparecen muchos préstamos. Los periodistas los usan porque piensan que, si las tradujesen, perderían rigor o precisión, y porque la traducción implica el uso de más palabras. Ejemplos: síndrome del burnout (síndrome del trabajador quemado); bluetooth (dispositivo de transmisión de datos sin cables); blog (diario en la Red).[cita requerida]

Informática[editar]

También hay muchos calcos semánticos en la Informática, cuando se podrían intentar traducir los términos bien o usar palabras que ya existan en español. Por ejemplo: de hard copy se dice a veces copia dura, pero lo más preciso es copia impresa; de directory se dice directorio, que en castellano podría ser guía; se traduce port por puerto en vez de vía de entrada; se dice a veces remover por el verbo inglés remove, que en realidad significa eliminar.

Economía[editar]

La economía es otra sección donde hay muchos préstamos lingüísticos debido, en parte, a la globalización. Actualmente, la información económica tiene una sección especial en todos los periódicos, no como antes cuando era un pequeño recuadro con información bursátil. Existen muchos anglicismos, ya que el inglés domina la economía. Algunos como desinversión (disinvestment), coaseguro (coinsurance), estanflación (stagflation), refinanciación (refinancing) o diseconomía (diseconomy) se han adaptado. Pero términos como cash, flow, holding o stock se mantienen, e incluso algunos (como dumping[2] o trust[3] ) se han incluido en el DRAE.

Ocio[editar]

En las páginas dedicadas al ocio también abundan los términos ingleses, tales como thriller, primetime, celebrity, reality show, singles, hobby, etc.

Educación[editar]

Dentro del ámbito educativo los anglicismos también se han incorporado, como alumni, coaching, test, parenting, campus, master, , etc. En general, todas las secciones tienen muchos anglicismos, lo que refleja el influjo que ejerce la cultura estadounidense.

Ejemplos[editar]

  • Originalmente la palabra inglesa football era un anglicismo. Después se castellanizaron su ortografía y su pronunciación y quedó fútbol. Ahora se dice que fútbol es una palabra castellana de origen inglés. Aunque balompié es un sinónimo de fútbol, ha caído bastante en desuso.
  • La palabra hippie o hippy tiene una pronunciación castellanizada /jipi/; la adaptación ortográfica propuesta en el español es jipi.[4]
  • La palabra parking equivale al inglés británico car park, y tampoco se ha castellanizado su ortografía. La adaptación gráfica propuesta en castellano es parquin, plural: párquines. El uso de este anglicismo adaptado es aceptado por la Real Academia Española,[5] pero se aconseja el uso de las voces españolas aparcamiento, estacionamiento y parqueadero. Parquear es usada en general en Hispanoamérica, aunque en Argentina, Chile, México, Venezuela y Uruguay se usa la palabra castellana estacionar.
  • Ocurre algo similar con la expresión inglesa O.K. (oquéi o all known), que puede sustituirse con las frases de acuerdo, perfecto y otras.
  • Backstage (báksteich) es un verdadero anglicismo, ya que su pronunciación no está bien adaptada al idioma español y existen frases con un significado idéntico: entre bambalinas y tras [las] bambalinas.
  • Se puede cambiar la voz inglesa hobby (/jobi/) por sus equivalentes españoles: afición o pasatiempo.
  • Bacon (/beicon/) es una voz inglesa usada en España. En Hispanoamérica, se usan las palabras tocineta y tocino, según el tipo. En Argentina y en Uruguay, se usa panceta; en España se usa mucho menos, pues panceta se refiere a un tipo de carne muy parecido.
  • Guachimán o huachimán es muy usado en Panamá, Perú, Venezuela y Colombia, viene de la palabra del inglés watchman (o watching man), en castellano su equivalente seria vigilante o celador.
  • Footing (/futin/) es una palabra inglesa usada en la Hispanofonía para referirse al deporte de correr (aunque el significado de footing en inglés es diferente), llegada al castellano a través de la comprensión francesa del concepto original inglés. En castellano se denominaba a esa práctica paso ligero o trote, pero al parecer solo se usa en el Ejército.
  • Guaipe (del inglés wipe:[6] ‘limpiar’, o como sustantivo, ‘material que sirve para limpiar’[7] ), palabra usada en Chile y Perú para referirse a las hilachas que se usan para limpiar y luego se desechan.
  • Anglicismos sintácticos, en que se calca una construcción inglesa, aunque se usen palabras españolas. Por ejemplo, al decir «mi nombre es Juan» («my name is Juan») en vez de «me llamo Juan», o el uso de la forma sintáctica inglesa para la fecha, por ejemplo septiembre 11, siendo la sintaxis española 11 de septiembre.
  • La palabra test, que hace referencia a un tipo de examen de tipo crítico.
  • Parenting, es la acción de educar a un hijo, hacer de padre.


Referencias[editar]

  1. http://www.babylon.com/definition/FOBAL/Spanish
  2. «dumping», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=dumping 
  3. «trust», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=trust 
  4. «jipi», Diccionario de la lengua española, Real Academia Española, avance de la vigésima tercera edición.
  5. Diccionario panhispánico de dudas, 2005 [1]
  6. http://cuarta.cl/diario/2002/08/20/4a.FICHA.FICHA.html
  7. wipe (acepción 13). Dictionary.com Unabridged.'kkkiiiiii' Random House, Inc. http://dictionary.reference.com/browse/wipe (consultado el 5/3/2010).

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]