La Guaira

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Pedro de La Guaira
La Guaira
Bandera de La Guaira
Bandera
Escudo de La Guaira
Escudo
La Guaira.jpg
LaGuaira2004-9.jpg Fuerte El Vigia.jpg
Guipuzcoana house.jpg

Montaje de fotografías de La Guaira

La Guaira
Venezuela
Ubicación de La Guaira en Venezuela
País Flag of Venezuela.svg Venezuela
• Estado Flag of Vargas State.svg Vargas
• Municipio Vargas
Ubicación 10°36′00″N 66°55′59″O / 10.6, -66.933055555556Coordenadas: 10°36′00″N 66°55′59″O / 10.6, -66.933055555556
• Altitud 4 msnm
Superficie -. km²
Fundación 1555
Población 60.792 hab.
• Densidad -. hab./km²
Gentilicio Guaireño.
Código postal 1160
Pref. telefónico 212
Alcalde (20132017) Carlos Alcalá Cordones (PSUV)
Sitio web Página de la alcaldía.
[editar datos en Wikidata]

La Guaira es la capital del estado Vargas y del Municipio Vargas. Está ubicada en el centro-norte de Venezuela, a tan solo 30 km de Caracas.

Historia[editar]

Fueron los aborígenes arauacos quienes primero marcaron con su huella el litoral central venezolano. Sin embargo, 500 años antes de la llegada de Cristóbal Colón, fueron desplazados en algunos sitios por los Caribes, asentados en estas costas. El actual Estado Vargas se convirtió después en la gran nación Tarma, "extendida entre Puerto Maya y los Valles del Tuy", poblada por indios del independiente, quienes hablaban lengua caribe.

Un mestizo guaiquerí, Francisco Fajardo, en 1555 fundó "La Villa del Rosario". Los atropellos cometidos contra los indígenas por los españoles que lo acompañaron, hicieron fracasar su intento de conquista pacífica. Como consecuencia de esto, el cacique Guaicamacuto convocóó un congresillo indio en los Uveros de Macuto para deliberar sobre la expulsión de Fajardo del territorio ocupado, dando muestras de primitivas sesiones de la democracia republicana.

Fundación de la Guaira[editar]

La ciudad era antiguamente conocida como Huaira, por ser un asentamiento indígena. Casto Fulgencio López, el historiador más aceptado, establece un día 29 de junio el año de 1589, día de San Pedro y San Pablo. Por eso el nombre formal fue "San Pedro de La Guaira". Ya en 1580, nueve años antes de su supuesta fundación, Diego Ruiz de Vallejo, contador de Real Hacienda de la Provincia de Venezuela, en carta al Rey Felipe II, habla del Puerto de La Guaira.

Acto de Fundación[editar]

Muy de mañana llegaron, a lomo de mula, el Gobernador y Capitán General de la Provincia, Don Diego de Osorio y su Secretario, Don Simón Bolívar, ancestro de Simón Bolívar. Estaban también los dignatarios del Cabildo de Caracas y algunos indios. El primer cura designado para el pueblo, Padre Franco, daría una misa. Una campana improvisada tañó entre tiros de arcabuz. Don Diego de Osorio, señalando la hora y cuchillo, como se estilaba, declaró fundada, en nombre de la Sacra, Real y Católica Majestad de Don Felipe Segundo, Rey de España, a la población de "San Pedro de La Guaira". Fue el 29 de junio de 1589, el fundador reta con la espada en alto:

"Si alguno fuere tan osado y villano que contradijere este muy grande acto por el cual tomo posesión en nombre de Su Majestad, que comparezca y diga."

Ataques de piratas y otros[editar]

Recién fundada, es tomada por piratas holandeses. Diego de Osorio, se retira a Caracas en busca de refuerzos y antes de volver, el cacique Guaicamacuto ataca por sorpresa a los filibusteros comandado por Amyas Preston, de la flota de Sir Walter Raleigh. Aunque Preston dejó a un lado La Guaira y llegó a Caracas por un sendero indígena que comenzaba en Macuto, los españoles decidieron fortificar el puerto, mejorar y controlar un solo camino y por consiguiente eliminar las picas secundarias.

  • El 11 de junio de 1641 un sismo afecta a La Guaira, Caracas y sus alrededores.Se estimaron entre 300 y 500 personas víctimas del terremoto. Su magnitud fue de Mb 7,5-8,0. Este sismo es conocido con el nombre de terremoto de San Bernabé.
  • En 1642, William Jackson, con más de mil hombres, bombardea a La Guaira, pero es rechazado. Otro bombardeo se produce en julio de 1651.
  • En 1680, el pirata francés Michel de Grammont se apoderó de La Guaira la noche del 26 de junio por dos días y se llevó como rehenes a 150 hombres de la guarnición. Este episodio debió influir en la decisión de aumentar la seguridad de las fortificaciones del puerto y el camino hacia Caracas.
  • En época colonial La Guaira se convirtió en un punto importante para el comercio con las Antillas y Europa. Desde 1730 opera la Real Compañía Guipuzcoana constituida en virtud de una Real cédula del rey Felipe V para controlar el contrabando de los holandeses y consolidar el monopolio comercial en particular de rubros agrarios como el cacao, el tabaco, el algodón y el índigo.
  • La Guaira fue el primer escenario bélico de la Guerra del Asiento el 22 de octubre de 1739, al ser atacada por 3 navíos de la flota inglesa del Almirante Edward Vernon. A las órdenes del Capitán Waterhouse bombardearon las defensas y trataron de tomar el puerto, pero la gente en tierra estaba sobre aviso y lanzaron fuego cerrado.
  • En marzo de 1743 el puerto es atacado sin éxito por otra escuadra inglesa de 19 buques al mando del Almirante Charles Knowles. Los guaireños, dirigidos por Gabriel de Zuloaga, José de Iturriaga y Don Mateo Gual, contraatacaron y lograron poner en fuga a los ingleses.

Amotinados del buque ingles HMS Hermione entregan la nave a las autoridades españolas del puerto de La Guaira el 27 de septiembre de 1797.

Recibimiento de Miranda en La Guaira, Mauricio Rugendas, siglo XIX.

En 1804 llega a La Guaira la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna a cargo de Francisco Javier Balmis y José Salvany. La expedición se dividió en La Guaira: José Salvany, el segundo cirujano, se adentró en la actual Colombia y el Virreinato del Perú y Balmis por su parte volvió a Caracas y más tarde a la La Habana. El poeta venezolano Andrés Bello incluso escribió en 1804 una Oda a la Vacuna.

En 1810 Francisco de Miranda al regresar a Venezuela fue recibido con honores y manifestaciones de júbilo en el Puerto de La Guaira.

Con la caída de la Primera República en 1812 mientras el Generalisimo Francisco de Miranda esperaba en La Guaira para embarcarse al exterior, un grupo de oficiales patriotas dirigidos por Simón Bolívar, apresaron a Miranda y lo entregaron a los españoles al que hasta entonces había sido líder del movimiento independentista. Miranda fue encarcelado en el fuerte San Carlos antes de enviarlo a Puerto Cabello.

En 1856 una flota de tres buques de guerra holandeses bloquean el puerto de La Guaira enviando además un ultimátum al gobierno venezolano para dar respuesta a sus peticiones sobre la soberanía de la isla de Aves además de “negociar” los términos de las supuestas indemnizaciones a los judíos expulsados de Coro.

Costa este del estado Vargas (Ferdinand Bellermann, 1874)

El 13 de marzo de 1858 durante la Revolución de Marzo, el General Justo Briceño bloquea el puerto de La Guaira con algunas naves tomadas en Puerto Cabello.

En 1867 se inicia el levantamiento topográfico para la línea de ferrocarril La Guaira-Caracas. La capital de Venezuela, Caracas, está situada a solo 11 km. del mar Caribe pero a una altitud de 914 metros, empresas británicas y estadounidenses se disputaron durante 14 años la ruta y su financiamiento. Finalmente, un grupo inglés obtuvo el contrato en 1881 y comenzó la construcción de la línea de 37 km. El ferrocarril comenzó a operar en julio de 1883 y prestó servicio hasta 1951.

El 21 de mayo de 1885 el Presidente Antonio Guzmán Blanco, suscribe en Inglaterra un contrato con la empresa Punchard Mc Taggart Lowrther la modernización del puerto de La Guaira que incluía un rompeolas de 625 metros aproximadamente de longitud, 945 metros aproximadamente de malecón, sistemas ferroviarios, almacenes, grúas y un faro entre otras instalaciones. Así mismo se constituyó la compañía La Guaira Harbour Corporation Limited, siendo la nación propietaria de 120 mil acciones ordinarias.

Fuerte el Vigía, ubicado en la parte alta de la Guaira

Entre fines de 1902 y principios de 1903 las marinas de guerra del Imperio Británico, el Imperio Alemán y el Reino de Italia bloquearon las costas y puertos de Venezuela exigiendo el pago inmediato de las deudas contraídas por Venezuela a las empresas de sus connacionales.

En 1908 tras la ascensión al poder de Juan Vicente Gómez, atracaron en La Guaira a petición del mismísimo Gómez, los acorazados norteamericanos USS Maine, USS Des Moines y al crucero pesado USS North Carolina, para controlar cualquier revuelta interna tras el golpe de estado que depuso al presidente Cipriano Castro; oportunidad que aprovecharon los estadounidenses para disuadir nuevas incursiones navales europeas en Venezuela y reafirmar la Doctrina Monroe.

En 1939, 251 judíos europeos prófugos, llegaron a La Guaira en los llamados "Barcos de la Esperanza", el Königstein y el Caribia después de haber sido rechazados en Barbados, Trinidad y la Guayana Británica. Una historia conmovedora que habla de la calidad humana y valor del presidente Eleazar López Contreras al otorgarles asilo en Venezuela.

Fuerte "San Carlos" ubicado en una montaña alta en La Guaira

En esta ciudad han nacido importantes próceres de la independencia venezolana, como José María España y Manuel Gual; dos presidentes de la república como el general Carlos Soublette y el doctor José María Vargas, además el héroe venezolano-curazoleño, Manuel Piar pasó buena parte de su vida en La Guaira.

La Guaira ha sobrevivido a varios terremotos (1812, 1900 y 1967), así como a las inundaciones de los deslaves de 1798, 1951, 1999 y 2005.

Camino de los Españoles[editar]

El Camino de los Españoles es un sendero fortificado en el Parque nacional El Ávila, que va desde La Guaira hasta la ciudad de Caracas. El camino fue ordenado en mayo de 1589, por el Gobernador y fundador del puerto de La Guaira, don Diego de Osorio. Según hay constancia en un acta de fecha 4 de enero de 1603 por fin se cumple la orden de construcción siguiendo un sendero o pica indígena llamada ‘’La Culebrilla’’.

Inauguración de la Plaza Vargas[editar]

Cuando se arribó al primer centenario del nacimiento del doctor José María Vargas, el 10 de marzo de 1886, se inauguró la Plaza Vargas en La Guaira.

La Plaza Vargas sustituyó a la Plaza Mayor que existía desde la época de la Colonia. La estatua del Dr. Vargas, obra del artista Rafael de la Cova, se inauguró el 2 de febrero de 1890. En el acto de develación del monumento, la tela fue descorrida por un grupo de bellas señoritas guaireñas, ataviadas con trajes que simbolizaban la medicina, la teología, la filosofía, la república, la sabiduría, la libertad y la historia. En ese memorable acto, llevó la palabra el doctor Raimundo Andueza Palacio, quien tiempo después llegaría a ser Presidente de la República. Fue un merecido homenaje al más ilustre de los guaireños, el doctor José María Vargas, en el centenario de su nacimiento.

La Casa Guipuzcoana[editar]

Edificio sede de la Real Compañía Guipuzcoana en La Guaira, estado Vargas (Venezuela).

La antigua sede de la Real Compañía Guipuzcoana en La Guaira es un hermoso edificio con techo a dos aguas con un pequeño patio interno, típico ejemplo arquitectónico del País Vasco. Afortunadamente esta reliquia histórica del siglo XVIII no resultó deteriorada durante las inundaciones ocurridas en el Estado Vargas en diciembre de 1999. Personas muy importantes han estado en la Casa Guipuzcoana, ubicada en la actual Avenida Soublette de La Guaira.

  • En 1823, el administrador del puerto, Don José María de Rojás, padre del sabio Arístides Rojas.
  • En febrero de 1827, el Libertador Simón Bolívar se aloja en la casa, antes de subir a Caracas. Los comerciantes guaireños entonces le ofrecieron un regio banquete al Padre de la Patria.
  • En 1844 se alojó el prócer licenciado Francisco Aranda.
  • En 1847 reside el general José Antonio Páez.
  • En 1878 el Presidente de la República, Francisco Linares Alcántara, escoge como despacho al histórico edificio y fallece en él.
  • En 1883 el General Juan Bautista Arismendi, Administrador de la Aduana, coloca en la casa un reloj para servicio público y el primer teléfono de La Guaira, que comunicaba la Casa Guipuzcoana con el Resguardo Marítimo.

La Casa Guipuzcoana es actualmente un museo que atesora hermosos recursos e historias.

Habitantes[editar]

La Guaira en el siglo XIX
Subida hacia La Pólvora, La Guaira

El 30 de noviembre de 1772, La Guaira fue visitada por el obispo Mariano Martí, quien hizo su acostumbrado inventario del número de casas, familias y de habitantes residentes en el lugar, proporcionando los siguientes datos de interés demográfico: Se contaron 532 casas donde residían 482 familias, atendidas por 8 sacerdotes seculares; igualmente el número de personas residiendo dentro del área del puerto ascendía a 3.118 adultos y 560 párvulos. En las afueras del puerto, el señor obispo contabilizó 65 casas y 61 familias, conformadas por 1.089 adultos y 86 párvulos, para un total general de 1.175 habitantes. Sumados los residentes dentro del puerto con los que habitaban en los alrededores, se obtienen 4.853 individuos viviendo en La Guaira para el año de 1772.

Para el año de 1800, es decir 28 años después de la visita del obispo Martí, la población guaireña prácticamente se duplicó. Humboldt estimó que el número de habitantes oscilaba entre los 6.000 y 8.000 habitantes; mientras que en 1802, Francisco Depons la situó exactamente en 6.000 personas; diciendo:

"De ellos, ciento treinta están empleados en la chalupas cañoneras; setecientos once forman la guarnición o sirven en los guardacostas y galeras".

Para 1807, Dauxion Lavaisse le asignaba unas 7.000 almas, incluida una guarnición de 800 hombres.

"La guarnición de la plaza consiste de ordinario en una compañía destacada del regimiento de Caracas".

De acuerdo con los diferentes testimonios de quienes conocieron este importante puerto marítimo a comienzos del siglo XIX, su aspecto no se presentaba muy atractivo que se diga, ante los ojos de los viajeros que recalaban su vida.

El orden y la división de la ciudad misma obedecen a la irregularidad y estrechez del paraje. Las calles son angostas, torcidas y mal pavimentadas; las casas miserablemente construidas...

Decía Humboldt. Mientras que Dauxion Lavaisse la percibía también con algo de desagrado no muy bien disimulado:

"Esta ciudad está mal construida, pero bastante bien fortificada" (...) "Sólo hay una iglesia; el cura es a la vez capellán de la guarnición".

Y el mismo autor al referirse a la parte administrativa de la ciudad agregaba lo siguiente:

"La Guaira no tenía antes de la revolución, ninguna administración municipal (cabildo), como la mayoría de las otras ciudades de ese país; estaba gobernada por un comandante de plaza que reunía en su persona la autoridad civil y militar, pero cuyas sentencias se podían apelar a la Audiencia Real de Caracas (...) El gobierno sólo ha querido hacer un puesto militar y el comercio se ha contentado con tener un embarcadero para la capital".

Por todo lo antes señalado, puede en consecuencia inferirse, que se trataba de un lugar poco próspero, poco atractivo y poco poblado. Igual a lo que ocurría en otras partes de la Provincia de Venezuela en el puerto de La Guaira se hacían presentes enfermedades endémicas; epidémicas, que causaban estragos significativos entre la población.

Hacia finales del siglo XVIII, concretamente en 1798, se produjeron en La Guaira diferentes eventos con una incidencia negativa en la salud de sus moradores, como fueron los casos de la fiebre amarilla y las fiebres atáxicas y biliosas que de manera recurrente atacaban las poblaciones de Macuto y Caraballeda. Estas fiebres también llamadas "pútridas", hicieron su aparición después de haberse presentado una terrible inundación en febrero de ese año, que causó graves estragos en el lugar. Las aguas estancadas y represadas en los grandes charcos formados como consecuencia de los deficientes sistemas de drenajes, facilitaron la reproducción de gran cantidad de larvas de los mosquitos transmisores de diferentes enfermedades contagiosas. En 1908, el bachiller Rafael Rangel fue comisionado por el presidente Cipriano Castro para controlar un brote de peste bubónica en el puerto de La Guaira.

Geografía[editar]

La ciudad que ha formado una conurbación con Maiquetía se ubica en el centro-norte del país a orillas del Mar Caribe, en las faldas del cerro y parque nacional El Ávila, en la Cordillera de la Costa, donde las montañas llegan hasta cerca del mar y la población se asienta horizontalmente por toda la estrecha franja costera y parte de las montañas. Esto resulta en que esté poco poblada, a pesar de su importancia política, económica y cultural. El mar de esta zona es bravo y no hay playas aptas para el baño, pero si hay importantes centros de pescadores.

Está separada de Caracas por tan solo 30 km y del principal aeropuerto del país (Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar) por menos de 5 km. El clima es tropical árido, con un promedio anual de 28 °C y menos de 200 mm de precipitaciones anuales, a pesar de que la ciudad sufrió las inundaciones de lluvias torrenciales a finales de 1999, que la anegaron parcialmente.

La altitud de La Guaira es de 4 msnm, su latitud de 10º 36' 00" N y su longitud de 66º 55' 59" O.

Deportes[editar]

Esta ciudad es sede del tercer equipo de béisbol con más fanaticada en el país, los Tiburones de La Guaira. Los Tiburones de la Guaira han tenido como estadio local desde su fundación en 1962 al Estadio Universitario de Caracas, en la ciudad vecina de Caracas. Aún cuando en un principio su estadio original sería el César Nieves de Catia La Mar, éste no fue aprobado por la Liga Venezolana de Béisbol Profesional debido a sus reducidas dimensiones. Entre los beisbolistas venezolanos más importantes nativos de La Guaira se pueden incluir a Cristóbal "Cris" Colón, Óscar Henríquez, Carlos "Café" Martínez, Kelvim Escobar y Luis Rivas. El equipo de baloncesto nacional como los Delfines de La Guaira (hoy Bucaneros de Vargas) tiene su sede en el moderno Gimnasio José María Vargas. En las costas del litoral central frente a La Guaira se encuentra uno de los mejores lugares del mundo para la pesca deportiva de marlines (aguja azul y aguja blanca) y pez vela. Gracias a que durante todo el año se pueden pescar estos ejemplares el placer de La Guaira está calificado para la celebración de campeonatos de la categoría competitiva conocida como Grand Slam.

Sitios Históricos[editar]

Almacén La Pólvora, ubicado en La Guaira

La Guaira ofrece en su casco colonial, vestigios de un pasado cargado de historia que guarda parte del acervo cultural venezolano.

  1. La Casa Guipuzcoana
  2. Catedral "San Pedro Apóstol"
  3. Ermita "El Carmen"
  4. Almacén "La Pólvora"
  5. Fuerte "El Vigía"
  6. Fuerte "San Carlos"
  7. Catedral de Macuto
  8. Casa de Manuel Gual y José María España
  9. Casco Colonial de La Guaira
  10. Camino de los Españoles
  11. Camino de los Indios.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]