Separatismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El separatismo es una ideología que promueve la desunion de una o varias partes de una entidad.

Los movimientos separatistas consisten en unos movimientos sociales de carácter político que aspiran a la autonomía respecto a una institución política bajo la que está regulado un grupo concreto de ciudadanos. Las razones para la separación pueden ser regionales, étnicas, lingüísticas, culturales, religiosas o la combinación de algunas de éstas.

El separatismo puede ser ficticiamente considerado una amenaza al Estado para acallar tensiones y problemas internos sociales y económicos, siendo ésta la forma de crear un enemigo exterior o interior de irreal potencialidad, que fortalezca la conciencia nacional de dicho Estado.[cita requerida]

Separatismo político-administrativo[editar]

El separatismo político persigue la soberanía e independencia de un territorio o comunidad (normalmente, formada por personas con una conciencia nacional) de otro mayor. Un ejemplo lo constituyen las colonias al independizarse de su metrópolis. Los propios grupos separatistas a veces rechazan dicha denominación, creyéndolo peyorativo.

Los movimientos separatistas comúnmente emplean métodos estrictamente pacíficos y dentro de la legalidad constitucional. La provincia de Quebec en Canadá alberga un movimiento separatista absolutamente pacífico desde aproximadamente los años 60´ excepción hecha de la Crisis de Octubre de 1970. Otros grupos pacíficos lograron sus objetivos en Checoslovaquia y la Unión Soviética. Singapur también se escindió pacíficamente de la Federación de Malaysia. Los Estados Confederados de América sólo acudieron a la guerra en 1861 tras una serie de secesiones constitucionalmente legales. En México hubo varios movimientos separatistas, algunos de ellos exitosos, permitiendo la existencia de la República de California, la República de Texas, la República del Río Grande, la República del Yucatán y Las Provincias Unidas de Centroamérica. También existieron movimientos en el estado de Chiapas.

El separatismo también puede tomar la forma de una reacción violenta a un golpe militar pasado, respondiendo con el empleo del terrorismo. Por todo el mundo, diversos movimientos promueven el separatismo como la «única» manera de conseguir su objetivo de liberación nacional. Entre ellos se incluyen a la organización terrorista ETA en España y Francia, a los separatistas Sij en India durante la década de los 80, el IRA en Irlanda desde la década de 1910, y el Frente de Liberación de Quebec en los años 60. Su estrategia de guerrilla puede degenerar en guerras civiles, tal y como ocurriera en Chechenia.

La violencia disminuye normalmente cuando existen medios políticos que los separatistas pueden emplear para conseguir mayor poder político y económico dentro de orden constitucional. Unas elecciones libres y referéndum pueden ser una vía para reducir la tensión. Sin embargo muy pocos países son conscientes de su potencial divisibilidad [cita requerida].

Orígenes y ejemplos de separatismo[editar]

Celebración de la independencia de Kosovo

Los movimientos separatistas, por lo general, se sustentan en el nacionalismo de tal forma que el separatismo puede ser una parte de algunos movimientos nacionalistas que pueden oscilar ideológicamente desde concepciones autonomistas o federalistas a posiciones abiertamente separatistas.

Igualmente, una sensación de ineficacia política y una desventaja (o ventaja) económica desempeñan un papel importante. Así, la ruptura de Checoslovaquia estuvo motivada en cierta medida por factores económicos: Eslovaquia era reacia a abandonar parte de su industria pública, el grueso de su economía regional. Bohemia y Moravia, las regiones de la futura República Checa, deseaban experimentar con la idea del libre mercado.

Otra causa importante, es la actitud centralizadora de las capitales de los países, que a través de leyes y procedimientos someten a sus provincias o estados a una especie de colonias productoras de riquezas y quitándoselas de manera, presuntamente legal, lo que podría derivar en un separatismo por causas económicas, ya que la mayoría de las leyes emitidas por la capital centralista, disminuyen cada vez más las facultades de los Estados o les dan muy pocas facultades, y por lo tanto, la libertad de la región separatista para actuar según sus intereses es cada vez más limitada.

Quebec también supone un ejemplo de cómo la marginación política puede derivar en ambiciones separatistas. Durante todo el primer siglo de existencia de la Confederación Canadiense, desde 1867, una pequeña minoría de habitantes anglófonos de Montreal dominó la política y la economía de la provincia. El rechazo a este statu quo culminó con la creación de los primeros grupos separatistas en los años 60 y 70.

Belfast, Irlanda del Norte

España también es un país donde encontramos diferentes separatismos. El nacionalismo vasco y el nacionalismo catalán reivindican el separatismo frente a España y Francia, reclamando territorios pertenecientes actualmente a estos dos estados como parte de Euskal Herria y Cataluña respectivamente. Con respecto al sentimiento separatista vasco, alrededor de los años 70, surgieron una serie de movimientos a favor de lograr el separatismo por medios armados, incluyendo el terrorismo, como la organización terrorista ETA o su antigua rama política ETA-PM, ese grupo terrorista, ETA, no opera medios armados en la actualidad. En Cataluña surgieron dos grupos terroristas armados llamados EPOCA y Terra Lliure, éste último se disolvió en 1995 después de 15 años de activismo. Destacan también el nacionalismo gallego y el aragonés pero en menor medida, además en España existen otros nacionalismos históricos como el andaluz, el castellano, el nacionalismo canario y el valenciano.

Las naciones del norte de la Península Itálica mantuvieron su independencia durante siglos (por ejemplo, el Véneto tuvo una identidad separada desde el siglo X hasta el XIX como República de Venecia; Liguria se mantuvo independiente durante casi siete siglos como República de Génova). El separatismo de la Italia septentrional no sólo tiene raíces económicas, sino también lingüísticas y culturales. Existen también movimientos separatistas en Sicilia y Cerdeña.

En América Latina un ejemplo de esto fue la separación de Panamá de Colombia, como consecuencia de la no ratificación por parte del senado de Colombia del Tratado Herrán-Hay, Estados Unidos apoyó a los separatistas panameños en miras a la construcción del canal en el istmo.

En Bolivia fecha surgieron también grupos separatistas, el problema nace a través del Departamento de Santa Cruz (a la cabeza) y el resto de la región del Oriente de Bolivia, pues se han denominado dichas regiones como la Nación Camba, al resto del país le provocó controversia y aún hoy en día sigue bajo el Gobierno del Presidente Evo Morales. Cuando según analistas bolivianos al exigir la Autonomía, es separarse de Bolivia y formar una nación excluyendo a las regiones de Occidente. Pero no se ha de confundir autonomía con la Nación Camba, ya que la autonomía es algo similar a las Comunidades Autónomas Españolas mientras la Nación Camba es una secesión de facto o directa del Estado de Bolivia.

En Ecuador hay grupos separatistas que reclaman los territorios de la costa Ecuatoriana como partes de la antigua Provincia Libre de Guayaquil, República independiente desde 1820 a 1822 cuyos territorios comprendían desde la región de Esmeraldas hasta Tumbes en Perú incluyendo las islas Galápagos, estos grupos Guayaquileños reclaman su independencia argumentando que su anexión a la Gran Colombia fue "manu militare" es decir por la fuerza gracias a una invasión militar de Simón Bolívar por lo tanto la entidad jurídica Provincia Libre de Guayaquil aún existe y en base al principio de Uti possidetis iure sus territorios siguen siendo los mismos que durante el período presidencial de José Joaquín de Olmedo, además también se basan en artículos aprobados en una constitución realizada por Olmedo donde queda claro que los Guayaquileños como nación se reservan el derecho de pertenecer y formar parte a cualquier gran asociación Sudamericana que escojan y por lo tanto está implícito el derecho a dejar de pertenecer y formar parte del Ecuador cuando gusten.[1]

Imagen pro-separatista del Norte de México sacada de un foro en Internet, se puede ver el desprecio que mucha gente en la región tiene a su gobierno, el cual describe como "centralizado".

En México surgen grupos separatistas, como los intentos de la independencia o el anexionismo en la región noreste de México que tiene antecedentes muy remotos. En los años 1750, una familia terrateniente del estado de Coahuila, los Sánchez Navarro, promovía la creación de una república en esta zona y las aledañas, llegando a su influencia hasta los actuales estados de Durango, Zacatecas, Tamaulipas, San Luis Potosí, Nuevo León, Coahuila y Texas en los Estados Unidos, en este último estos grupos han denominado la República de Texas. Esta idea independentista nace al lograr convertir ante las cortes de Cádiz, los antiguos reinos en provincias autónomas.

En Asia un ejemplo es el caso del Tíbet, en 2008 pidieron su independencia y acusando a China por reprimir, incluso hubo enfrentamientos provocando lesiones físicas severas, durante el recorrido de la Antorcha Olímpica se ha amenazado en balboquear los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Tipología[editar]

La historia nos muestra un amplio aspecto de actividades y sentimientos separatistas:

  • Algunos movimientos se levantaron en armas mediante guerra convencional. Muchos países americanos lograron así su independencia desde aproximadamente 1780 a 1830.
  • En otras ocasiones, a falta de recursos suficientes para emprender una guerra abierta, los movimientos separatistas recurren a tácticas de guerrilla. El separatismo checheno derivó en esta dirección tras el fracaso de la guerra abierta en el Cáucaso. Los españoles recuperaron su independencia de esta manera tras la invasión napoleónica de 1812.
  • Los movimientos separatistas violentos y minoritarios recurren a tácticas de terrorismo, diferentes de las anteriores (guerrilla) en que la actuación violenta no se desarrolla en el terreno contra fuerzas oponentes, si no entre la población civil del territorio, y, en ocasiones, contra esta población civil misma. Ejemplos de este terrorismo separatista son el vasco de ETA o el norirlandés del IRA.
  • En los casos en que una fuerza invasora ostenta un poder férreo y unas capacidades muy superiores, los movimientos separatistas tienen pocas opciones salvo la de ocultarse en forma de resistencia. Las autoridades zaristas en Polonia durante el siglo XIX dieron muy pocas posibilidades a los rebeldes polacos de usar armas, además de reprimir el uso de su lengua y la práctica de sus actividades culturales en público. Sin embargo, el separatismo polaco en suelo ruso no decayó, sino que esperó a tiempos más favorables.
  • En ocasiones, el separatismo puede perseguir sus objetivos a través de la legalidad constitucional, normalmente con una representación parlamentaria. La India es el clásico ejemplo de uso de la resistencia pasiva para promover el separatismo y la independencia política. La filosofía y metodología de Mahatma Gandhi demostró su valía en este campo.
  • El separatismo a través de la distinción cultural puede horadar una hegemonía supranacional. El separatismo de Cornualles ha obrado así a menudo, y demostró ser eficaz en la región báltica tras la I Guerra Mundial
  • El separatismo apoyado por intelectuales ha surgido en diversos lugares como Cascadia, una porción de la costa oeste de Norteamérica particularmente rica en diversidad natural.
  • Un sentimiento temporal o intermitente de desafección con una situación nacional o regional puede desembocar en un separatismo oscilante que aflora y decae en popularidad. La región de Nueva Inglaterra en Nueva Gales del Sur ilustra un caso de este tipo.
  • El separatismo de micronaciones no es considerado una amenaza seria para la unidad de los territorios. Lugares como la Provincia del Río Hutt o Sealand declararon su independencia formando parlamentos y promulgando constituciones, emitieron sellos y papel moneda, pasaportes,... sin realmente ser tomados en serio por el poder metropolitano o cambiar el equilibrio de votos en las Naciones Unidas. Estos casos pudieron servir como vehículo de protesta económica o política sin necesariamente amenazar la integridad de facto del estado nación.
  • En Filipinas también han surgido movimientos separatistas como el FMLI y la agrupación musulmana de los jeques en la isla de Mindanao. Lo cual se trata de separar algunas regiones o provincias de dicha isla.

Separatismos oscilantes[editar]

El separatismo varía en forma, fuerza y dirección a lo largo del tiempo. Bélgica luchó una sangrienta guerra por su independencia en 1830, pero en la segunda mitad del siglo XX fue uno de los países fundadores de la multinacional Unión Europea. El separatismo texano fue una realidad en 1836, y declinó con la anexión a los Estados Unidos en 1845, pero el grupo República de Tejas mantiene viva la pretensión de independencia hoy día. Los indios, antes de 1947, reivindicaban su propio rajá, sólo para más tarde experimentar el separatismo islámico con la formación de Pakistán, que a su vez fue víctima del separatismo bengalí y la independencia de Bangladés (Pakistán Oriental). El romanticismo del deseo constante e inherente de alcanzar la consolidación nacional no siempre refleja el curso de los acontecimientos, al menos hasta el presente, como es el caso aún latente de Puerto Rico y el objetivo de la independencia nacional que busca alcanzar el Partido Independentista de Puerto Rico.

Separatismo religioso[editar]

Los grupos religiosos cuyos miembros creen que no deberían interactuar con nadie excepto con sus correligionarios tienden a quebrarse y formar sectas. El separatismo religioso ha llegado a ser un rasgo particular de algunas iglesias protestantes en las cuales el gobierno eclesiástico y la autoridad teológica residen a nivel congregacional local. Compare el paisaje religioso de la Europa del siglo XV con el de América del Norte en el siglo XX. Y ven el culto como una potencial arma de separación.

Los que defienden la separación de la Iglesia y el Estado a menudo se llaman a sí mismos "separacionistas".

Género y sexualidad[editar]

El separatismo feminista (o feminismo separatista) sugiere que las desigualdades políticas entre varones y mujeres no pueden ser bien resueltas, e incitan a las mujeres a dirigir sus energías hacia otras mujeres más que a los varones. Una rama del separatismo feminista conocida como separatismo lésbico defiende el lesbianismo como un resultado lógico para el feminismo (ver Feminismo lésbico). No todos los separatistas feministas defienden el completo aislamiento de la mujer y el varón, pero en cambio pueden rechazar participar en asociaciones dirigidas por varones. Algunos defienden la completa separación, mientras otros los ven como un período necesario de desarrollo. Un pequeño número de comunidades exclusivamente femeninas con una filosofía separatista han emergido desde la década de los '70, a veces aceptando niños varones hasta cierta edad como la pubertad. Descripciones de sociedades enteramente femeninas en la ficción pueden hallarse a lo largo de la historia, incluyendo las historias de las Amazonas, o la utópica novela Herland de 1915.

Algunos escritores y activistas contemporáneos homosexuales y transexuales han criticado al género como una forma de separatismo que artificialmente divide a la sociedad en dos grupos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]