República del Río Grande

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
República del Río Grande

Flag of Nuevo Leon.svg
Flag of Tamaulipas.svg
Flag of Coahuila.svg

1840

Flag of Nuevo Leon.svg
Flag of Tamaulipas.svg
Flag of Coahuila.svg
Flag of Texas.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de República del Río Grande
República del Río Grande
     territorio      territorio disputado
Capital Laredo Bandera de Texas Texas (enero-marzo)
Victoria Bandera de Texas Texas (marzo-noviembre)
Idioma oficial Español
Gobierno República
Presidente
 • 1840 Jesús Cárdenas
Historia
 • Siete Leyes 17 de enero de 1840
 • Guerra de Camargo 6 de noviembre de 1840

La República del Río Grande ó La frontera del norte de la república Mejicana[1] fue un efímero intento de formar un país,[2] [3] [4] compuesto por los estados mexicanos de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y partes del estado estadounidense de Texas, entre el 17 de enero de 1840 hasta el 6 de noviembre de 1840 debido al descontento popular en la región por régimen basado en las Siete Leyes, ejercido durante el gobierno de Anastasio Bustamante, el cual favorecía un sistema de gobierno centralista. La República del Río Grande se pretendió fundar[5] en Norteamérica entre las fronteras de la República de Texas y la República Mexicana.

Antecedentes[editar]

Tras dos décadas de conflictos marcada por el enfrentamiento entre diversas corrientes políticas que disputaron, incluso por las armas, el dominio del país, México obtuvo su independencia de España en 1821. Luego de una monarquía derrocada, México adoptó la constitución federal de 1824, donde se establecía una república federal.

En 1833 Antonio López de Santa Anna fue electo para su primer periodo como presidente; sin embargo, algunos miembros del partido conservador, en conjunto con Santa Anna, empezaron a crear una red de corrupción y así Santa Anna consideró que un sistema centralizado sería más fácil de controlar. De esta forma, el presidente suspendió la constitución de 1824, disolviendo el congreso. Al año siguiente se dieron a conocer las Siete Leyes, que sentaron las bases de la organización del estado mexicano como un estado unitario convirtiendo a la ciudad de México en el poder central de la república, y la nación en una dictadura. En varias regiones esto fue pretexto de sublevaciones.


El establecimiento de la república centralista en México fue el pretexto que aprovecharon los colonos texanos de origen anglosajón y sus aliados mexicanos para proclamar su independencia respecto a México. En realidad, las razones del descontento texano eran otras: sus pretensiones de separar Texas de su unión con Coahuila, y su preocupación por la inminente desaparición de la esclavitud en la región ante la declaración de la constitución del estado de Coahuila y Texas de que nadie nacería en esclavitud en el territorio coahuilense.[6] El 21 de abril de 1836, Santa Anna, preso de los rebeldes texanos, fue obligado a reconocer la independencia de la provincia texana por la firma del Tratado de Velasco. Otros movimientos detonados por la instauración de la república centralista fueron la separación de Yucatán y de Tabasco, así como las rebeliones de Zacatecas (1835) y Sinaloa (1837). Ésta última fue una de las más duraderas y era encabezada por José Urrea. El movimiento de Urrea se extendió hacia Tampico en 1837, y de ahí se extendió por los tres estados del noreste mexicano: Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.

Proclama y enfrentamientos militares[editar]

El 27 de marzo de 1839, Antonio Canales Rosillo, junto con el coronel José María González y Antonio Zapata iniciaron una sublevación en contra del gobierno mexicano aduciendo su causa al establecimiento de una federación y a la formación de la República de Río Grande. En Nuevo León el gobernador interino Manuel María de Llano se unió a la causa de Canales, y conjuntamente buscaron apoyo en Texas, el 10 de julio de 1839 el general Juan Pablo Anaya acudió a organismos privados y gubernamentales para conseguir hombres y armas ofreciendo a cambio reparto de tierras y participación en el gobierno,[7] los texanos apoyaron el movimiento, pero se negaron a hacerlo de forma abierta,[8] por lo que lucharon bajo la bandera federalista.[9] De esta manera el movimiento contó con el apoyo de fuerzas estadounidenses al mando de Reuben Ross y fuerzas texanas al mando de Samuel W. Jordan, quienes partieron de Lipantitlan cruzando la frontera el 30 de septiembre con seiscientos filibusteros.[8] Entre septiembre y octubre del mismo año, Antonio Canales convocó a una convención de delegados en Texas.[10] El 30 de octubre de 1839, las villas de Guerrero y Mier fueron tomadas con éxito por las fuerzas de Antonio Canales. Sin embargo entre el 10 y 11 de diciembre, fueron repelidos en su intento de tomar la plaza de Matamoros.[11]

El 1 de enero de 1840 Canales fue derrotado por el Ejército del Norte bajo el mando de Mariano Arista en Monterrey.[11] El 18 de enero de 1840, en las cercanías de San Fernando de Agua Verde, Coahuila, las fuerzas comandadas por Antonio Canales nuevamente fueron derrotadas por las tropas de Mariano Arista. Tras la batalla, fueron capturados y fusilados algunos estadounidenses.[10]

El 18 de marzo de 1840, Antonio Canales estableció su cuartel en San Patricio, Texas, izando la bandera de la República de Río Grande. Una fuerza de quinientos estadounidenses y texanos al mando de Jordan y W.S. Fisher ocuparon Laredo, Ciudad Guerrero, Mier y Ciudad Camargo. El avance continuó hacia Tula de Tamaulipas, Linares y Ciudad Victoria. En octubre, cerca de Saltillo enfrentaron a las tropas del general Rafael Vázquez, y fueron obligados a replegarse hacia el territorio de Texas.[12] Canales por su parte fue derrotado en Santa Rita (actual Morelos, Coahuila), los días 24 y 25 de marzo, mientras Antonio Zapata fue capturado y decapitado por traición, Antonio Canales y Juan Nepomuceno Molano huyeron a territorio texano. De nueva cuenta, recibieron apoyo de los texanos, se reclutaron más hombres y se establecieron en Ciudad Victoria implantando un gobierno local. Al avanzar hacia Saltillo fueron doblegados por el Ejército del Norte.[13] El 1 de noviembre Arista y Canales se entrevistaron en el campo de los Olmitos, para negociar un convenio de paz. Canales estaba decepcionado por el poco soporte de los texanos, decidió no apoyar los planes de expansionismo de los colonos anglosajones de la pretendida República en perjuicio de México y de esta forma salvar su nombre como traidor.[14] Finalmente, el 6 de noviembre de 1840 en Ciudad Camargo, Antonio Canales optó por la rendición.[11]

Mariano Arista nombró a Jesús Cárdenas prefecto del distrito norte de Tamaulipas y a Juan Nepomuceno Molano le dio libertad para actuar políticamente en Tamaulipas. El movimiento separatista llegó a su fin y se creó una alianza política que benefició más tarde a Mariano Arista durante su período presidencial de 1851 a 1853. Antonio Canales fue nombrado comandante militar de las villas del norte para luchar a lado de los mexicanos.[15] Pero Canales se retiró a Texas, en donde volvió a organizar un grupo de fuerzas militares.[11]

Gobierno[editar]

Bandera de la República del Río Grande.

La República del Río Grande fue creada por una convención constitucional en el Rancho Oreveña, cerca de la ciudad actual de Zapata, el 7 de enero de 1840, descontenta con la política del gobierno centralista mexicano, y en una unión entre Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León y zonas que actualmente pertenecen al estado estadounidense de Texas.[16] Se realizó la creación de un gobierno provisional con un gabinete a la sombra, cuyo objetivo era tener bases autonómicas y una soberanía fundamentada en la Constitución de 1824:[17]

Manuel María de Llano se caracterizó por ser un político liberal simpatizante con el sentimiento regionalista del área. En su equipo de trabajo integró a célebres y polémicos regionalistas como Santiago Vidaurri. El 17 de enero de 1840, en calidad de gobernador del estado, declaró a Nuevo León independiente de México, sumándose a la iniciativa de los sublevados que uniría a los estados de Coahuila y Tamaulipas en la República del Río Grande. Sin embargo los sublevados fueron derrotados y la región nunca fue de hecho independiente.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Correo del Río Bravo del Norte (16 de febrero de 1840). «parte oficial del 16 de febrero de 1840» (en español). Consultado el 26 de junio de 2014. «"El presidente de la frontera del norte de la republica Mejicana "».
  2. Vázquez, 1986; 60 y 63-64: No parece haber base para imaginar que los federalistas proyectaran algo más que un gobierno provisional, del cual sólo reclamaban la jefatura política de la parte norte de Tamaulipas o del estado de Nuevo León [...] Esta declaración de Anaya es el único rastro que tenemos de que existió una "opinión" separatista, pues todos los documentos mexicanos sólo muestran un movimiento federalista típico, empeñado en establecer un gobierno provisional.
  3. Yates Sosa, 2012; 217: La República del Río Grande fue un efímero intento de formar un país, compuesto por los estados mexicanos de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, y partes del estado de Texas, entre el 17 de enero de 1840 hasta el 6 de noviembre de 1840
  4. Guerrero Aguilar, 2002; 7 y 40: La propuesta nunca cristalizó, ya que a fines de 1840, Canales se rindió al gobierno mexicano y tomó el grado de coronel en el ejército centralista de Mariano Arista [...] El sueño de la República de Río Grande había terminado para nunca más revivir.
  5. Ortiz Monasterio, 1993; 30
  6. Chance, 2006.
  7. Olivarría y Ferrari, 1888; 449 :"Constan estas ofertas de Anaya en un plan que bajo su firma publicó en el Correo de la Luisiana del 15 de enero de 1840".
  8. a b Sam Houston Dixon (1924). Sons of Deweitt Colony Texas (ed.): «The Republic of the Rio Grande: A Story of Its Rise and Fall» (en inglés). Romance and Tragedy of Texas History. Consultado el 4 de noviembre de 2009. «"The President has been unable to secure reliable information regarding this filibustering expedition, and I am requesting that you secure and report to me, if possible, information giving their number[..]The President [Lamar] regards such an expedition at this time, unfortunate for Texas, as it will tend to further excite envy and hatred among the Mexicans who have recently given assurance of a better understanding of our people and our government "».
  9. González Quiroga, 2006; 38
  10. a b García Cantú, 1996; 140
  11. a b c d Morado Macías, 2006; 81
  12. García Cantú, 1996; 141
  13. Green, 2006; 53
  14. Olivarría y Ferrari, 1888; 458
  15. Morado Macías, 2006; 85
  16. Moore, 2007; 186
  17. a b c d e Morado Macías, 2006; 84
  18. Guerrero Aguilar, 2002; p.37

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]