Coahuila y Texas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estado Libre y Soberano de
Coahuila y Texas

Estado de México

Bandera de Iturbide.png

1824-1835

Flag of Texas (1836–1839).svg
Coat of arms of Coahuila.svg

Bandera de Coahuila y Texas

Bandera

Ubicación de Coahuila y Texas
Estado de Coahuila y Texas en México

Coordenadas:28°50′N 99°30′O / 28.833, -99.500

Capital
Idioma oficial Español
Otros idiomas Inglés
Religión Catolicismo
Gobierno Estado federado
Gobernador
Legislatura
Historia
 • Independencia

27 de septiembre de 1821

 • Estado de la Unión 7 de mayo de 1824
 • Constitución de 1824 4 de octubre de 1824
 • Revolución de Texas 2 de octubre de 1835
 • Bases Constitucionales 23 de octubre de 1835
 • República de Texas 2 de marzo de 1836
Superficie
 • 1824[n. 1] 800 000 km²
 • 1828[2] 800 000 km²
Población
 • 1828[2] est. 70 955 
     Densidad 0,1 hab./km²
Moneda Peso mexicano

Coahuila y Texas fue uno de los 19 estados mexicanos durante la Primera República Federal.[3] Comprendía aproximadamente el territorio del actual estado de Coahuila (México) y una parte importante del territorio de Texas (hoy en Estados Unidos). El estado tuvo dos capitales: Saltillo y Monclova. Administrativamente, estaba dividido en tres distritos: Río Grande Saltillo, en el sur; Monclova, en el centro; y Béjar, que comprendía el territorio de Texas, localizado al norte del río Nueces.

El estado existió oficialmente hasta la aprobación de las Bases Constitucionales de corte centralista expedidas el 23 de octubre de 1835.[4] Bajo el nuevo régimen, los estados federados se convirtieron en departamentos. El estado de Coahuila y Texas se dividió en dos departamentos.[5] En respuesta a la instauración del régimen centralista, Texas se independizó y se constituyó como una república independiente en 1836. Coahuila se unió a Nuevo León y Tamaulipas, que se proclamaron independientes en 1840 con el nombre de República del Rio Grande.

Historia[editar]

Independencia de México[editar]

México en 1824. Coahuila y Texas es el estado más nororiental.

El 27 de septiembre de 1821, después de 3 siglos de dominio español, y una Guerra de Independencia de 11 años, México alcanzó su libertad. Los Tratados de Córdoba reconocieron a la Nueva España como un Imperio independiente, el cual tomo el nombre de Imperio Mexicano.[6] [7]

Después de una serie de problemas políticos y económicos, el Imperio encabezado por Agustín de Iturbide fue disuelto tras el triunfo de la Revolución del Plan de Casa Mata en 1823.[8] [9]

Tras la caída del Imperio surge el Supremo Poder Ejecutivo que sería el encargado de convocar la creación de la República Federal, el triunvirato estuvo vigente entre el 1 de abril de 1823 y el 10 de octubre de 1824.[10]

El 31 de enero de 1824, se expidió el decreto por el cual se creó el Acta Constitutiva de la Federación Mexicana, la cual sentó las primeras bases y leyes de la futura Republica.[11]

El 4 de octubre de 1824, se promulgó la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos. Después de un par de ajustes ese mismo año, el país quedo integrado por 19 estados, 5 territorios federales y un distrito federal[12] [13] [14]

Estado Federado[editar]

El 7 de mayo de 1824, Coahuila y Texas se volvió uno de los estados fundadores de los Estados Unidos Mexicanos,[15] el estado combino las poco pobladas ex provincias españolas de Texas y Coahuila.[16] [17] Coahuila y Texas era el estado más pobre de la federación mexicana,[18] conservo las mismas fronteras de la época de la colonia, pero no incluyo el área alrededor de El Paso, que pertenecía al estado de Chihuahua y el área de Laredo, que era parte del estado de Tamaulipas.[16]

Erasmo Seguin, diputado representante de Texas en el Congreso Constituyente durante los debates constitucionales, propuso que Texas se convirtiera en un territorio federal. Él sabía que Texas, por su pequeña población y la insuficiencia de recursos, era un región mal preparada para ser un Estado independiente, y que el gobierno federal de acuerdo a lo planteado en la futura Constitución, tendría la obligación de ayudar económicamente a los territorios federales. Debido a que Coahuila era mucho más poblado que Texas, Seguin temía que en un estado combinado, Coahuila ejercería un mayor poder en la toma de decisiones. El diputado representante de Coahuila, Miguel Ramos Arizpe, también pensaba que Coahuila no estaba preparada para ser un Estado independiente. Ramos Arizpe no estaba dispuesto a unirse a otros estados cercanos, ya pensaba que Coahuila no podría competir ni en población ni en economía y por lo tanto sería un socio más débil. Debido a que la única opción que tenía Coahuila para ser aceptado como Estado Libre y Soberano, era combinarse con otro territorio, Texas se volvió la opción más viable. Para convencer a los Tejanos de unir fuerzas con Coahuila, Ramos Arizpe escribió al ayuntamiento de Béjar y les advirtió a los líderes políticos de que los territorios federales perderían la propiedad de las tierras públicas ante el gobierno federal y por el contrario, los gobiernos de los estados conservarían la propiedad de las tierras públicas. Eso fue suficiente para convencer a los tejanos a abandonar su oposición a la unión.[19]

Inmigración y esclavitud[editar]

El gobierno federal tenía poco dinero para crear milicias, así que los colonos estaban facultados para crear sus propias milicias para defenderse de las tribus nativas. La región fronteriza del estado sufría de constantes incursiones de Apaches y Comanches. Con la esperanza de que poblando el territorio con nuevos colonos se podría controlar los ataques, el gobierno federal Mexicano aprobó la Ley General de Colonización para permitir la inmigración legal a Coahuila y Texas, y se le permitió como primer paso a 300 familias de colonos estadounidenses lideradas por Stephen F. Austin, trasladarse a México.[20]

Después de algunos debates, el 24 de marzo de 1825, el Congreso del Estado de Coahuila y Texas autorizó un sistema de concesión de tierras a "empresarios", que reclutarían colonos para después traerlos a las tierras que les fueron concesionadas.[21] [22] Rápidamente, los funcionarios en Saltillo, capital de Coahuila y Texas, fueron sitiados por especuladores de tierra extranjeros que querían concesiones en Texas.[23] Aproximadamente 3,420 solicitudes de concesión de tierras fueron presentadas por inmigrantes y ciudadanos naturalizados, la mayoría de ellos angloamericanos.[24] Sólo uno de los veinticuatro empresarios, Martín De León colonizo sus tierras concesionadas con ciudadanos del interior de México; los otros vinieron principalmente de los Estados Unidos.[25] [26]

Desde el momento en que México se independizó de España hubo un apoyo público para la abolición de la esclavitud. Los temores de una crisis económica si todos los esclavos fueron liberados al mismo tiempo dio lugar a una política de emancipación gradual.[27] En 1823, México prohibió la venta o la compra de esclavos y se decretó que los hijos de los esclavos alcanzarían la libertad al llegar a catorce años.[28] El 16 de septiembre de 1825, el primer presidente de México, Guadalupe Victoria, hizo efectiva la abolición de la esclavitud,[29] decretada por Miguel Hidalgo en 1811. Todo esclavo introducido a México ya se fuera por compra o comercio también sería liberado.[27] Muchos de los colonos en Texas, sin embargo, poseían esclavos que habían traído con ellos desde los Estados Unidos.[28] En 1827, legislatura de Coahuila y Texas prohibió la introducción de más esclavos al estado y la libertad a todos los niños nacidos de un esclavo.[28] Las nuevas leyes también ordenaron que cualquier esclavo traído al estado tendría que ser liberado en un plazo máximo de seis meses.[30] Dos años más tarde, el 15 de septiembre de 1829, el presidente Vicente Guerrero decreto la prohibición total de la esclavitud en México.[31] [28] Esto dio lugar a murmuraciones de revueltas en Texas, y el gobernador de Coahuila y Texas, José María Viesca, escribió al presidente para explicarle la importancia de la esclavitud a la economía de Texas, y la importancia de la economía de Texas para el desarrollo del estado. Texas fue excluido temporalmente de la abolición.[32] En 1830, se le ordenó al estado cumplir inmediatamente y en su totalidad con la ley de emancipación. Muchos colonos convirtieron a sus esclavos en sirvientes contratados por un plazo de 99 años, una práctica que el Estado prohibió en 1832.[33]

Tensiones[editar]

Mapa de Coahuila y Texas en 1833 que muestra varias de las concesiones de tierras.

El presidente Guadalupe Victoria había rechazado dos ofertas de compra sobre Texas ofrecidas por el embajador estadounidense Joel R. Poinsett,[34] [35] En 1826, fue sofocado un movimiento separatista encabezado por el empresario Haden Edwards, quien declaro la creación de la República de Fredonia. Esto, aunado al número enorme de estadounidenses que vivían en Texas, llevo a las autoridades mexicanas a la conclusión de que los Estados Unidos posiblemente usarían la fuerza para anexarse el territorio Tejano.[36] [37]

El 6 de abril de 1830, el gobierno mexicano aprobó una serie de leyes que restringieron la inmigración desde los Estados Unidos hacia Texas. Las leyes también cancelaron todos los contratos vacantes de "empresarios" y decretaron por primera vez la aplicación de derechos de aduana.[36] Aplicación de las nuevas leyes enfureció colonos en Texas, y en junio de 1832 un grupo de colonos armados marcharon hacia la base militar de Anáhuac, y depusieron al comandante, Juan Davis Bradburn. Un segundo grupo forzó la rendición de otro comandante militar Mexicano en la Batalla de Velasco.[38] [39] La pequeña rebelión coincidió con una rebelión encabezada por el general Antonio López de Santa Anna contra la política centralista del presidente de México Anastasio Bustamante. Los tejanos se alinearon con las políticas federalistas de Santa Anna.[40] Los colonos de Texas continuaron presionando por cambios en la legislación mexicana.[41] En 1833, solicitaron la condición de estado independiente para Texas, e incluso elaboraron una propuesta de constitución del estado.[41]

En marzo de 1833, la capital del estado fue trasladada de Saltillo a Monclova, que estaba más cerca de Texas.[42] Poco después, estalló la guerra civil y el gobierno de la República se alejó del federalismo hacia un gobierno más centralizado. En cuanto comenzaron los enfrentamientos, los residentes en Saltillo declararon que Monclova había sido convertida ilegalmente en capital del estado y eligieron a un nuevo gobernador. Los tejanos en Saltillo propusieron el establecimiento de un gobierno provisional en Bejar durante los disturbios para fortalecer la autonomía de Texas. Juan Seguin, jefe político de Béjar, pidió una reunión de ciudad para crear un gobierno, pero se vio obligado a posponerlo cuando las tropas mexicanas avanzaron hacia Texas.[43]

Disolución[editar]

Mapa de México en 1835 que muestra sus 24 Departamentos.

En 1835, el Congreso de mayoría conservadora, apoyado por Santa Anna, asumió la soberanía nacional y derogo la Constitución de 1824, la cual fue sustituida por las "Bases Orgánicas Constitucionales", que fueron proclamadas el 23 de octubre de 1835. Ese día oficialmente los 20 estados de la República (incluyendo a Coahuila y Texas), los 5 territorios federales y el distrito federal, dejaron de existir como tales al convertirse en Departamentos. En varias partes del país los federalistas se rebelaron. En mayo de 1835, Santa Anna acabo brutalmente con la revuelta en Zacatecas.[44] Como consecuencia a su revuelta, el territorio de Aguascalientes fue separado de Zacatecas el 23 de mayo de 1835[45] Los federalistas, incluyendo a Agustín Viesca, gobernador de Coahuila y Texas, tenían miedo de que Santa Anna atacara Coahuila, después de someter a los rebeldes en Zacatecas, por lo que el 21 de mayo 1835, se disolvió la legislatura estatal y se autorizó al gobernador establecer el gobierno en una parte diferente del Estado. Viezca fue arrestado cuando viajaba a San Antonio. Cuando Viezca escapó y llegó al área de Texas, nadie lo reconoció como gobernador.[43] El 2 de octubre de 1835, los colonos en Texas se rebelaron contra el gobierno Mexicano. El resultado de la Revolución de Texas fue el establecimiento de la República de Texas en 1836.

Gobierno[editar]

Coahuila y Texas, fue dividida en varios departamentos, cada uno de los cuales fue gobernada por un jefe político. Los departamentos se subdividieron en municipios, gobernados por alcaldes. Cada municipio también elegía un ayuntamiento. Originalmente, toda Texas se incluyó en el Departamento de Béjar, mientras que Coahuila estaba dividida en varios departamentos.[46] Después de muchas protestas de los ciudadanos de Texas, a principios de 1834, la región fue dividida en tres departamentos, Béjar, Brazos, y Nacogdoches. Al mismo tiempo, le fueron concedidos a Texas tres representantes en la legislatura del estado, ya que originalmente tenía dos.[47]

Las leyes que regían los asuntos del estado eran establecidas por una legislatura estatal. 10 de los 12 miembros eran elegidos de Coahuila y dos procedentes de Texas.[48] Los legisladores se reunían en la capital del estado, originalmente Saltillo, y después en Monclova. La elección de la capital fue polémica; Saltillo estaba localizada en el extremo suroeste del estado, a más de 300 leguas de distancia de la parte norte de Texas.[49]

Defensa[editar]

El gobierno federal reconoció que los estados fronterizos requerían un modelo militar diferente al de los otros estados. En 1826, Coahuila y Texas y los estados vecinos de Tamaulipas y Nuevo León fueron unidos bajo un único comando general militar , el cual tenía su sede cerca de Laredo.[50] De acuerdo con los reglamentos, cada una de las guarniciones en Texas (el Álamo en Béjar y Presidio La Bahía en Goliad) tendrían 107 soldados, sin incluir oficiales.[50] En 1832 hubo un total combinado de 70 soldados con armas de fuego y 70 años que no tenía armas.[51] Cuando se requerio, el gobierno federal estableció nuevas guarniciones dentro de Texas, pero cuando la amenaza inmediata se consideraba resuelta, las nuevas guarniciones se cerraban.[52] La mayor parte del ejército nacional permaneció en la Ciudad de México.[53]

El gobierno tenía poco dinero, y las tropas eran a menudo mal pagadas, mal armadas, sin municiones, y mal alimentadas. En muchos casos los pobladores se vieron obligados a proporcionar alimentos y otros suministros a los soldados.[54] Pocos hombres se ofrecían como voluntarios para servicio militar en la frontera, las guarniciones estaban compuestas mayormente por presidiarios o civiles reclutados a la fuerza.[55]

En 1828, la legislación de Coahuila y Texas aprobó una ley que autoriza una milicia oficial del estado. Texas tendría por lo menos tres unidades de la milicia, una en Béjar, otra en Goliad, y la última junto al Rio Brazos.[56]

Demografía[editar]

A pesar de la enorme afluencia de colonos de los Estados Unidos que se movieron al estado después de que las leyes de colonización fueron aprobadas, la mayoría de los pobladores de Coahuila y Texas eran nativos mexicanos. En la región de Texas, sin embargo, aproximadamente el 80% de la población eran migrantes de los Estados Unidos o Europa.[57]

En las zonas fronterizas del estado, al igual que el resto de la frontera mexicana, hubo más matrimonios mixtos (étnicos) que en los estados del interior.[58] Aunque tanto las Constituciones federal y estatal establecían el catolicismo como la religión oficial, en las zonas fronterizas a menudo se desobedeció la norma.[58] [48]

Según el censo realizado en Coahuila y Texas en 1828, se registró un conteo de 66,131 habitantes en el área de Coahuila y 4,824 habitantes en el área de Texas.[2]

Economía[editar]

En el estado, mayormente se cultiva alimentos suficientes para su uso en la misma zona, poco era exportado. Eso se debió en parte a la escasez de mano de obra y debido a las incursiones de las tribus nativas. La cacería silvestre era abundante, muchas familias vivían de la caza y al mismo tiempo poseían unas cuantas cabezas de ganado y agricultura de subsistencia.[59]

En el área de Texas, la economía dependía en gran medida del cultivo de algodón. En 1834, Texas exportó más de 7.000 balas de algodón. La ganadería también fue un negocio lucrativo; Texas exportó más de 5,000 cabezas de ganado en 1834.[60] La madera se exportó en pequeñas cantidades, principalmente a Matamoros.[61] A mediados de la década de los 1830, Texas importó aproximadamente $630.000 dólares en bienes. Las exportaciones ascendieron a sólo unos $500.000 dólares. El déficit comercial provoco una falta de moneda corriente en Texas; en un informe a sus superiores Juan Almonte estimo que sólo alrededor del 10% de las transacciones dentro de Texas se llevaron a cabo en especie.[62]

Muchos habitantes de la frontera mexicana no obedecían las reglas que limitaban el comercio con los Estados Unidos. Esas áreas, incluyendo Texas, estaban lejos del control federal – y con frecuencia del estatal –, el contrabando era enorme.[58] Coahuila no tenía línea costera, y por lo tanto no podía importar mercancías procedentes de otros países. De 1823 a 1830, los colonos de Texas tuvieron una exención de los aranceles para algunos productos. Los impuestos por aduana no podían ser recolectados debido a que no había una oficina de impuestos. En 1830 se estableció una oficina de aduana en Anáhuac, pero los soldados fueron expulsados por los colonos en 1832. Un incidente similar ocurrió en 1835. Texas continuó sirviendo como refugio de contrabando, algunos de los productos se enviaban hacia el interior de México y el resto al territorio de Santa Fe de Nuevo México.[63]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. El tamaño del Estado fue de algo más de 800 000 kilómetros cuadrados, México nunca hizo una medición precisa del territorio de Coahuila y Texas.

Referencias[editar]

  1. «Historia Legislativa del Congreso del Estado de Coahuila (15 de agosto de 1824)». Consultado el 13 de abril de 2011.
  2. a b «Perspectiva Estadistica Coahuila de Zaragoza» pág. 76. Consultado el 13 de abril de 2011.
  3. «Decreto. Constitución federal de los Estados-Unidos Mexicanos.». 500 años de México en documentos. Consultado el 11 de abril de 2011.
  4. «Bases constitucionales expedidas por el Congreso Constituyente.». 500 años de México en documentos. Consultado el 11 de abril de 2011.
  5. «División Territorial de los Estados Unidos Mexicanos (1810-1995) Pag.27». INEGI. Consultado el 11 de abril de 2010.
  6. «24 de agosto de 1821. Se firman los tratados de Córdoba». Gobierno Federal. Consultado el 12 de Septiembre de 2010.
  7. Manchaca (2001), p. 161.
  8. «El "Proceso" contra Agustín de Iturbide». Biblioteca Jurídica Virtual. Consultado el 11 de abril de 2011.
  9. Edmondson (2000), p. 71.
  10. «El Viajero en México (Pág. 30)». CDigital. Consultado el 11 de abril de 2011.
  11. «Acta constitutiva de la Federación Mexicana». 500 años de México en documentos. Consultado el 11 de abril de 2011.
  12. «Decreto. Constitución federal de los Estados-Unidos Mexicanos». 500 años de México en documentos. Consultado el 12 de Septiembre de 2010.
  13. «Decreto. Se señala á México con el distrito que se expresa para la residencia de los supremos poderes de la federación.». 500 años de México en documentos. Consultado el 12 de Septiembre de 2010.
  14. «Decreto. Se declara á Tlaxcala territorio de la federación». 500 años de México en documentos. Consultado el 12 de Septiembre de 2010.
  15. «Las Diputaciones Provinciales» (en Spanish). p. 15. 
  16. a b Manchaca (2001), p. 162.
  17. Vazquez (1997), p. 51.
  18. de la Teja (1997), p. 85.
  19. Weber (1982), p. 24.
  20. Manchaca (2001), p. 164.
  21. Ericson (2000), p. 35.
  22. Manchaca (2001), p. 195.
  23. Vázquez (1997), p. 53.
  24. Manchaca (2001), p. 198.
  25. de la Teja (1997), p. 88.
  26. Manchaca (2001), p. 199.
  27. a b Manchaca (2001), p. 163.
  28. a b c d Barr (1990), p. 14.
  29. «La Abolición de la Esclavitud en México». Agencia de Servicios Informativos de Chiapas. Consultado el 12 de abril de 2011.
  30. Manchaca (2001), p. 165.
  31. «15 de septiembre de 1829. El presidente Vicente Guerrero expide un decreto para abolir la esclavitud». Gobierno Federal de Mexico. Consultado el 12 de abril de 2011.
  32. Edmondson (2000), p. 80.
  33. Vazquez (1997), pp. 57, 63.
  34. «Poinsett ofrece comprar el territorio de Texas.». 
  35. «Viaje por la historia de México.». 
  36. a b Henson (1982), pp. 47–8.
  37. Morton (1947), p. 33.
  38. Henson (1982), p. 107–8.
  39. Vazquez (1997), p. 65.
  40. Vázquez (1997), p. 66.
  41. a b Vázquez (1997), p. 67.
  42. Vázquez (1997), p. 70.
  43. a b Vazquez (1997), p. 71.
  44. Hardin (1994), p. 6.
  45. «Gobierno - Zacatecas».
  46. Ericson (2000), p. 33.
  47. Vázquez (1997), p. 69.
  48. a b Nugent (2009), p. 144.
  49. Weber (1982), p. 26.
  50. a b Weber (1982), p. 108.
  51. Weber (1982), p. 109.
  52. Weber (1982), p. 111.
  53. Weber (1982), p. 110.
  54. Weber (1982), pp. 111–112.
  55. Weber (1982), p. 114.
  56. Weber (1982), p. 116.
  57. Mintz (2009), p. 10.
  58. a b c Mintz (2009), p. 9.
  59. Weber (1982), p. 140.
  60. de la Teja (1997), pp. 91–92.
  61. Weber (1982), p. 142.
  62. Weber (1982), p. 141.
  63. Weber (1982), p. 155.

Bibliografía[editar]

  • de la Teja, Jesus F. (1997), «The Colonization and Independence of Texas: A Tejano Perspective», en Rodriguez O., Jaime E.; Vincent, Kathryn, Myths, Misdeeds, and Misunderstandings: The Roots of Conflict in U.S.–Mexican Relations, Wilmington, DE: Scholarly Resources Inc., ISBN 0842026622 
  • Edmondson, J.R. (2000), The Alamo Story-From History to Current Conflicts, Plano, TX: Republic of Texas Press, ISBN 1-55622-678-0 
  • Ericson, Joe E. (2000), The Nacogdoches story: an informal history, Heritage Books, ISBN 9780788416576 
  • Henson, Margaret Swett (1982), Juan Davis Bradburn: A Reappraisal of the Mexican Commander of Anahuac, College Station, TX: Texas A&M University Press, ISBN 9780890961353 
  • De La Fuente Guerrero, Sara C. (2003), Las Constituciones de Mexico, Ciudad de México, Mx: Instituto Nacional de Antropología e Historia, ISBN 978-968-03-0356-4 
  • Manchaca, Martha (2001), Recovering History, Constructing Race: The Indian, Black, and White Roots of Mexican Americans, The Joe R. and Teresa Lozano Long Series in Latin American and Latino Art and Culture, Austin, TX: University of Texas Press, ISBN 0292752539 
  • Mintz, Steven (2009), Mexican American Voices: A Documentary Reader, Volume 4 of Uncovering the Past: Documentary Readers in American History, Wiley-Blackwell, ISBN 9781405182607 
  • Morton, Ohland (July 1943), «Life of General Don Manuel de Mier y Teran», Southwestern Historical Quarterly (Texas State Historical Association) 47 (1), http://www.tshaonline.org/shqonline/apager.php?vol=047&pag=035, consultado el 2009-01-29 
  • Nugent, Walter (2009), Habits of Empire: a History of American Expansionism, Random House, ISBN 9781400078189 
  • Vazquez, Josefina Zoraida (1997), «The Colonization and Loss of Texas: A Mexican Perspective», en Rodriguez O., Jaime E.; Vincent, Kathryn, Myths, Misdeeds, and Misunderstandings: The Roots of Conflict in U.S.–Mexican Relations, Wilmington, DE: Scholarly Resources Inc., ISBN 0842026622 
  • Weber, David J. (1982), The Mexican frontier, 1821-1846: the American Southwest under Mexico, Histories of the American frontier, University of New Mexico Press, ISBN 9780826306036 

Enlaces externos[editar]