Triunvirato

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un triunvirato (o bien en latín: triunvirātus) es una forma de gobierno ejercido por tres personas, normalmente aliadas entre sí. El nombre surgiría en la antigua Roma en el siglo I a. C., en la época de la república, ya que en ciertos tiempos se formarían alianzas para controlar el escenario político pero al dominarlo tres bandos con sus respectivos líderes, quedaría acuñado de esa forma, además serviría para diferenciarlo del duunvirato y del decenvirato que ya tenían siglos de existencia.

Este término concretamente fue utilizado por primera vez para describir las alianzas entre Cayo Julio César, Cneo Pompeyo Magno y Marco Licinio Craso (Primer Triunvirato) y entre Marco Antonio, Marco Emilio Lépido y César Octaviano (Segundo Triunvirato).

Triunviratos iniciales de la Historia[editar]

Primer Triunvirato romano[editar]

Se denominó «Primer Triunvirato» a aquel que durase entre los años 60 a. C. hasta el 53 a. C. y estuviera conformado por las alianzas entre tres los líderes romanos de la época, siendo éstos Licinio Craso, Julio César y Pompeyo Magno.

Cneo Pompeyo estaba enemistado con la nobleza tradicional, pese a su popularidad ganada en el campo de batalla, Marco Licinio Craso era poderoso por su inmensa riqueza y Cayo Julio César tenía la habilidad del auténtico político. Craso pereció en la guerra contra los partos, César resolvió brillantemente la conquista de las Galias (58-51 a. C.). Pompeyo rompió con César y se reconcilió con la nobleza, envidioso de la gloria militar ajena. En consecuencia, el triunvirato se debilitó muy pronto.

Tras las exitosas campañas de Pompeyo contra los esclavos rebelados de Espartaco y sobre todo la limpieza de los piratas que operaban en el mediterráneo (se ganó el apodo de Magno), este decidió gobernar de forma indirecta (a diferencia de su mentor Lucio Cornelio Sila). Para ello contaba con el apoyo del senado (pues había estado del lado de & gacharon como nunca nadie habia garchado trolaban las finanzas en Roma, para ello se alió con el más prominente de ellos, Marco Licinio Craso. Ambos personajes chocaban en personalidad y carácter. Julio César, en aquella época en ascenso de su carrera política, necesitaba libertad de acción para emprender alguna campaña militar donde cimentar su renombre (dado que las victorias militares eran vistas como una fuente de fama y botín), que permitían posicionarse políticamente de cara a los electores r instancias de César, quien cerró una alianza matrimonial con Pompeyo (éste se casó con Julia, la hija de aquél) y otra económica con Craso (quien le financió la llegada al consulado en 59 a. C.), acordaron una alianza política entre los tres. Aunque éste tipo de alianzas no eran raras en la vida política de finales de la República, la riqueza, popularidad y experiencia militar combinada de los tres, les permitieron acaparar (para sí y sus aliados) las principales magistraturas romanas.

César, luego de su consulado, se pudo dedicar con tranquilidad a las campañas de las Galias (58 a. C. - 51 a. C.). Sus enormes éxitos, magnificados por una excelente propaganda, despertaron la envidia de Craso (quien se veía a sí mismo injustamente eclipsado por la fama militar de sus aliados) y generaron la desconfianza de Pompeyo.

Para colmo, en el año 54 A.C. fallecía Julia (hija de César y esposa de Pompeyo). Un año después, Craso inicia una campaña para la conquista del Imperio parto, pero es derrotado y muerto en la Batalla de Carras. Sin el lazo familiar que suponía el matrimonio de Julia y sin la mediación de un tercer aliado, Pompeyo y César se fueron distanciando cada vez más; éste distanciamiento fue aprovechado por la facción de los optimates, quienes atrajeron a Cneo Pompeyo a su bando al desencadenarse la guerra civil.

Segundo Triunvirato romano[editar]

Se denomina Segundo Triunvirato al formado por Octavio Augusto, Marco Antonio y Marco Emilio Lépido, quienes se hizo cargo del gobierno desde el año 43 a. C.. Sin embargo, las luchas internas acabaron con él hasta que finalmente se produjo un enfrentamiento entre las fuerzas al mando de Octavio y las fuerzas al mando de Marco Antonio (ligado a la reina Cleopatra de Egipto) cuyo resultado supuso la victoria de Octavio en las aguas de Actium 31 a. C.

A raíz de los disturbios que siguieron al asesinato de Julio César, se forjó una alianza entre Octavio, Antonio y Lépido que supuso el aniquilamiento de las personas implicadas en dicho magnicidio. A fin de reorganizar la estructura política de la República, se organizó formalmente un triunvirii res publicae constituendi o Triumviri rei publicae constituendae. A diferencia del Primer Triunvirato (una mera alianza entre políticos dentro de la estructura constitucional), el Segundo se formó como una comisión de tres miembros destinada a reconstituir la República, y a cada uno se le asignó un área geográfica de actuación.

Sin embargo, pronto comenzaron las desavenencias internas. Lépido cayó al intentar arrebatar el gobierno de Sicilia a Octavio, tras lo cual Antonio y Octavio se repartieron los territorios romanos (Occidente y Oriente respectivamente). Terminada la conquista de Armenia por parte de Antonio, este pasó el verano en Egipto junto a Cleopatra quedando hechizado por ella y dándole hijos. Además repudió a su esposa Octavia (hermana del otro triunviro), acto tras el cual Octavio hizo público el testamento de Antonio donde dejaba los territorios orientales de Roma a sus hijos y a Cesarión a quien reconocía como hijo de César. La guerra cívil quedó sellada en Actium donde las tropas del joven César, al mando de Agripa, venció a Antonio y Cleopatra. Meses después, Egipto quedaba anexionado a Roma y Octavio allanaba el camino para el Imperio.

Triunviratos modernos[editar]

- Argentina[editar]

- Centroamérica[editar]

- México[editar]

- Uruguay[editar]

- Unión Soviética[editar]

- República Dominicana[editar]

- Italia[editar]

- Unión Europea[editar]

Notas[editar]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]