Independentismo catalán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estelada blava (azul), bandera independentista catalana.
Estelada groga (amarilla), otra bandera del independentismo catalán, con connotaciones más izquierdistas.

El independentismo catalán o secesionismo catalán es la corriente político-social, derivada del nacionalismo catalán, que propugna la independencia, bien de Cataluña con su actuales límites como comunidad autónoma, bien de una Cataluña ampliada con la denominada «Cataluña Norte» (Rosellón y Alta Cerdaña franceses) y/o la franja oriental de Aragón, bien de los denominados Países Catalanes;[1] es decir, su secesión respecto a España y Francia. En general también propugna la libre y directa integración de Cataluña a la Unión Europea, excepto entre los sectores más izquierdistas del independentismo.

Historia[editar]

El primer partido independentista catalán fue Estat Català fundado por Francesc Macià en 1922. El golpe de Estado de Primo de Rivera de septiembre de 1923 reafirmó la apuesta por la vía insurreccional, que se concretó en el fracasado intento de invasión de Cataluña por la frontera francesa de un pequeño ejército de voluntarios conocido como complot de Prats de Molló. El complot, a pesar del fracaso, y el juicio posterior celebrado en París contra Macià y 17 implicados convirtió a l'Avi ('el abuelo') Macià (tenía 67 años) en el mito viviente del nacionalismo catalán. En 1928 Macià visitó los centros catalanes de América Latina que habían financiado sus actividades y en La Habana presidió la Asamblea Constituyente del Separatismo Catalán, celebrada entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre de 1928, en la que se aprobó la Constitución Provisional de la República Catalana y se fundó el Partit Separatista Revolucionari Català —aunque éste sólo actuó en América, ya que Estat Català siguió siendo el aglutinante del independentismo en Catalauña-. Cuando tras la proclamación de la Segunda República Española el 14 de abril de 1931 Macià renunció a la República Catalana y aceptó la formación de la Generalidad de Cataluña dentro de la Segunda República Española, los sectores independentistas se distanciaron de l'Avi.[2] [3]

Principios ideológicos[editar]

El independentismo catalán plantea sus tesis sobre el principio de que el pueblo de Cataluña es una nación soberana, aludiendo básicamente a la interpretación de su historia, cultura, lengua propia y al derecho civil catalán, y sobre la afirmación de que Cataluña no alcanzará su máxima plenitud cultural, social ni económica mientras forme parte de España. El independentismo catalán defiende la tesis de que Cataluña es una nación oprimida por España desde su ocupación por las tropas borbónicas en 1714, y la posterior supresión de las instituciones catalanas y la prohibición de su lengua en la administración mediante los Decretos de Nueva Planta promulgados por Felipe V.

Los porcentajes de apoyo varían en las encuestas en función de si existen solo dos opciones (sí o no), o si en la pregunta se incluyen otras opciones federalistas. En el primer caso las encuestas dan una mayoría clara a la independencia,.[4] En el segundo caso la opción mayoritaria sigue siendo la independencia, pese a que un pequeño porcentaje (cerca del 9%) cambiaría su voto a la opción de "estado dentro de una España federal",.[5] Los partidos claramente independentistas como Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Solidaritat Catalana per la Independència (SI) o Candidatura d'Unitat Popular (CUP),[6] no forman mayoría en el parlamento catalán aunque sectores importantes de otros partidos como CiU o ICV son favorables a la misma. Ejemplos destacados serían el actual presidente catalán Artur Mas[7] y el expresidente Jordi Pujol.[8]

Una parte de los partidarios de esta corriente política no sólo aspira a la independencia de Cataluña en sentido estricto, sino a la unión de lo que denominan Países Catalanes: la propia Cataluña; el Rosellón y la Cerdaña franceses (a los que denominan Cataluña Norte); la Franja Oriental de Aragón a la que denominan Franja de Ponent y consideran también parte de Cataluña; la Comunidad Valenciana; las Islas Baleares; la comarca murciana de El Carche y la ciudad sarda de Alguer, en Italia. Dichos territorios, excluyendo el Valle de Arán,[cita requerida], una vez independizados formarían un estado confederado catalán en el que también se incluiría el Principado de Andorra.

El independentismo catalán es en la actualidad un movimiento pacífico que rechaza la violencia, aunque en el pasado dio lugar a dos grupos terroristas ya desaparecidos como el Exèrcit Popular Català (en castellano, Ejército Popular Catalán) o Terra Lliure (en castellano, Tierra Libre).

La bandera que identifica al independentismo catalán es la conocida como estelada.

Apoyo político a la independencia de Cataluña[editar]

Local independentista en Vich.

Existe mucha diversidad de partidos con representación política en Cataluña, y el independentismo está presente en varios de ellos, de forma más o menos pronunciada, por lo que es difícil leer la correspondencia que tendría con un eventual referéndum sobre la independencia.

Apoyo político en las elecciones municipales de 2011 a partidos políticos tradicionalmente independentistas (ERC, Solidaritat y CUP.

Sin embargo, existen partidos claramente independentistas como ERC y CUP, dentro de CiU hay que diferenciar los que siguen las tesis de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) mayoritariamente pro-independencia de la posición de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) que plantea una "tercera vía".[9] También simpatizan con la posición independentista sectores de ICV, y otros más bien contrarios como el PSC, así como otros absolutamente en contra como el PPC y Ciudadanos (C's).

Apoyo político en las elecciones autonómicas de 2012 a partidos políticos tradicionalmente independentistas (ERC, Solidaritat y CUP.

Existen otros partidos o coaliciones independentistas extraparlamentarias como Estat Català, Endavant, el PSAN, el MDT, o Solidaritat. También hay una gran diversidad de colectivos y entidades independentistas, así como grupos juveniles como la Joventut Nacionalista de Catalunya, las JERC y Arran, además del sindicato estudiantil SEPC.

Encuestas y sondeos[editar]

Encuestas de respuesta afirmativa o negativa[editar]

El CEO empezó a preguntar directamente sobre un referéndum independentista desde la segunda oleada de 2011:

Fecha Sí a la independencia (%) No a la independencia (%) Se abstendría (%) Otra respuesta (%) No lo sabe (%) No contesta (%)
2.ª oleada 2011[10] 42,9 28,2 23,3 0,5 4,4 0,8
3.ª oleada 2011[11] 45,4 24,7 23,8 0,6 4,6 1,0
1.ª oleada 2012[12] 44,6 24,7 24,2 1,0 4,6 0,9
2.ª oleada 2012[13] 51,1 21,1 21,1 1,0 4,7 1,1
3.ª oleada 2012[14] 57,0 20,5 14,3 0,6 6,2 1,5
1.ª oleada 2013 54,7 20,7 17,0 1,1 5,4 1,0
2.ª oleada 2013 55,6 23,4 15,3 0,6 3,8 1,3
3.ª oleada 2013 54,7 22,1 15,7 1,3 4,9 1,4

El Instituto DYM realiza una encuesta para la Universidad Abierta de Cataluña:

Año De acuerdo (%) En desacuerdo (%) Abstención (%) Indecisos (%)
2008[15] 36,5 22,1 27,1 11,7
2009[16] 50,3 17,8 24,6 1,4

El estudio del 2008, realizado mediante encuestas telefónicas, muestra que un 36,5% votaría, en caso de referéndum, a favor de la independencia, mientras que un 22,1% votaría en contra. Un 27,1 se abstendría y un 11,7 no tiene el voto decidido.

El CIS realizó en el año 2001 una encuesta en Cataluña que preguntaba explícitamente si el encuestado era favorable o no a la independencia de Cataluña. Los resultados fueron: un 35,9% de los encuestados estaba a favor, un 48,1% en contra, el 13,3% estaban indecisos, y un 2,8% no contestaron la pregunta.[cita requerida]

El ICPS realiza sondeos de opinión anuales desde el año 1993, en los que incluye un capítulo referido a la independencia de Cataluña. Los resultados públicos de este capítulo, clasificados por años, son los siguientes:[17]

Año De acuerdo (%) En desacuerdo (%) Le es igual (%) No sabe/no contesta (%)
1991 35 50 11 4
1992 31 53 11 5
1993 37 50 9 5
1994 35 49 14 3
1995 36 52 10 3
1996 29 56 11 4
1997 32 52 11 5
1998 32 55 10 3
1999 32 55 10 3
2000 32 53 13 3
2001 33 55 11 1
2002 34 52 12 1
2003* 43 43 12 1
2004* 39 44 13 3
2005 36 44 15 6
2006 33 48 17 2
2007 31,7 51,3 14,1 2,9
2011[18] 41.4 22.9 26.5 9.2

La metodología utilizada en los sondeos del 2003 y 2004 fue diferente de las otras, ya que se utilizó el método de la entrevista telefónica en lugar de la presencial.

Encuestas con más opciones[editar]

El Centro de Estudios de Opinión también realiza, cada dos meses, un estudio de la opinión política de los ciudadanos. Los resultados respecto al independentismo catalán son los siguientes:[19]

Fecha Estado independiente (%) Estado federal (%) Comunidad autónoma (%) Región (%) No lo sabe (%) No contesta (%)
Junio de 2005 13,6 31,3 40,8 7,0 6,2 1,1
Noviembre de 2005 12,9 35,8 37,6 5,6 6,9 1,2
Marzo de 2006 13,9 33,4 38,2 8,1 5,1 1,2
Julio de 2006 14,9 34,1 37,3 6,9 6,1 0,7
Octubre de 2006 14,0 32,9 38,9 8,3 5,1 0,8
Noviembre de 2006 15,9 32,8 40,0 6,8 3,7 0,8
Marzo de 2007 14,5 35,3 37,0 6,1 4,9 2,2
Julio de 2007 16,9 34,0 37,3 5,5 5,4 1,0
Octubre de 2007 18,5 34,2 35,0 4,7 6,0 1,5
Diciembre de 2007 17,3 33,8 37,8 5,1 5,0 1,0
Enero de 2008 19,4 36,4 34,8 3,8 4,1 1,6
Mayo de 2008 17,6 33,4 38,9 5,1 4,3 0,7
Julio de 2008 19,4 34,7 37,0 6,1 5,2 0,9
Noviembre de 2008 17,4 31,8 38,3 7,1 4,2 1,2
Febrero de 2009[20] 16,1 35,2 38,6 4,5 3,6 0,2
Mayo de 2009[21] 20,9 35,0 34,9 4,4 3,0 1,7
Julio de 2009[22] 19,0 32,2 36,8 6,2 4,2 1,6
Diciembre de 2009[23] 21,6 29,9 36,9 5,9 4,1 1,6
1.ª oleada 2010[24] 19,4 29,5 38,2 6,9 4,4 1,6
2.ª oleada 2010[25] 21,5 31,2 35,2 7,3 4,0 0,7
3.ª oleada 2010[26] 24,3 31,0 33,3 5,4 4,9 1,0
4.ª oleada 2010[27] 25,2 30,9 34,7 5,9 2,7 0,7
1.ª oleada 2011[28] 24,5 31,9 33,2 5,6 3,5 1,3
2.ª oleada 2011[10] 25,5 33,0 31,8 5,6 3,4 0,7
3.ª oleada 2011[11] 28,2 30,3 30,4 5,7 3,9 1,5
1.ª oleada 2012[12] 29,0 30,8 27,8 5,2 5,4 1,8
2.ª oleada 2012[13] 34,0 28,7 25,4 5,7 5,0 1,3
3.ª oleada 2012[14] 44,3 25,5 19,1 4,0 4,9 2,2
1.ª oleada 2013 46,4 22,4 20,7 4,4 4,9 1,2
2.ª oleada 2013 47,0 21,2 22,8 4,6 3,5 0,9
3.ª oleada 2013[29] 48,5 21,3 18,6 5,4 4,9 1,3
1.ª oleada 2014[30] 45,2 20,0 23,3 2,6 6,9 2,0
Modelcatala0611.png


El último estudio realizado sobre el tema fue realizado mediante entrevista telefónica, a catalanes mayores de 18 años, por el Centro de Estudios de Opinión de la Generalidad de Cataluña y publicado en diciembre de 2009. En las citadas entrevistas telefónicas se incluían diversas preguntas acerca del sentimiento de pertenencia a España y/o Cataluña.[31]

Año Sólo catalán (%) Más catalán que español (%) Tan español como catalán (%) Más español que catalán (%) Sólo español (%) No sabe (%) No contesta (%)
2009 19,1 25,6 42,7 4,5 5,7 0,8 1,6
1.ª oleada 2010 17,3 25,4 45,1 4,1 6,6 0,9 0,6
2.ª oleada 2010 17,8 26,5 42,2 4,3 7,6 0,7 0,8
3.ª oleada 2010 19,3 28,1 38,9 4,5 6,7 1,2 1,3
4.ª oleada 2010 20,3 25,5 42,5 3,9 5,5 1,1 1,2
1.ª oleada 2011 19,4 27,0 42,7 3,7 5,3 0,7 1,2
2.ª oleada 2011[10] 20,2 26,2 42,8 3,6 5,4 0,9 0,9
3.ª oleada 2011[11] 20,5 29,5 39,3 3,3 5,0 1,3 1,1
1.ª oleada 2012[12] 21,1 28,2 42,4 2,4 3,4 0,6 1,9
2.ª oleada 2012[13] 22,7 30,2 37,3 3,5 4,0 0,5 1,8
3.ª oleada 2012[14] 29,6 28,7 35,0 2,5 2,0 0,7 1,6

El proceso hacia la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014[editar]

Antecedente: el referéndum independentista de 169 municipios de 2009[editar]

Tras la celebración el día 13 de septiembre de 2009 de un referéndum popular organizado por asociaciones independentistas en Arenys de Munt sobre la voluntad de sus habitantes de ser independientes de España, el día 13 de diciembre de 2009 se celebró en 167 municipios de Cataluña una votación donde sus habitantes fueron convocados para votar respondiendo a la pregunta: "¿Estás de acuerdo en que Cataluña sea un estado de derecho, independiente, democrático y social, integrado en la Unión Europea?". Estaban convocados a las urnas un total de 700.000 votantes, y participaron en la consulta 200.000 personas (aproximadamente un 30%).[32] [32] El "sí" ganó con casi el 95% de los votos, frente al "no" con un 3,52%.[33] [33]

Manifestación de 2010 "Som una nació, nosaltres decidim"[editar]

Después de cuatro años de deliberaciones durante los cuales sus miembros fueron sometidos a toda clase de presiones, el Tribunal Constitucional publicó a finales de junio de 2010 la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006, que supuso un duro golpe a las aspiraciones del nacionalismo catalán en temas tan sensibles como la identidad «nacional», la lengua, la administración de justicia o la posibilidad de disponer de una Hacienda propia. Así el 9 de julio se celebró en Barcelona una gran manifestación de rechazo a la sentencia del Constitucional con el lema Som una nació, nosaltres decidim, a la que acudieron todos los partidos catalanes excepto el Partido Popular y Ciutadans, y que derivó en un plebiscito a favor de la independencia. Durante la misma el presidente de la Generalitat, el socialista José Montilla, se vio obligado a abandonar la manifestación entre fuertes medidas de seguridad presionado por grupos independentistas radicales. Cuatro meses después se celebraron las elecciones al parlamento catalán que ganó CiU y su líder Artur Mas fue investido como nuevo presidente de la Generalitat.[34] [35]

Territorio catalán libre, septiembre de 2012[editar]

Municipos y comarcas que se han declarado como territorio catalán libre.

La denominación de territorio catalán libre (territori català lliure en catalán) es la denominación con la que se dotó simbólicamente el ayuntamiento de San Pedro de Torelló el 3 de septiembre de 2012, a la cual se unieron otros municipios y comarcas catalanas.[36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] Además, en la moción, excediendo el marco constitucional, se instaba al Parlamento de Cataluña a votar la independencia de Cataluña, de forma unilateral, en un plazo máximo de 2 meses. La moción, sin ninguna consecuencia práctica, fue calificada por el alcalde como un "gesto político".[43]

En total se han declarado como territorio catalán libre 197 municipios y 5 comarcas, siendo el último de los municipios Lloréns el 6 de mayo de 2013.

Manifestación de 2012 "Catalunya, nou estat d'Europa"[editar]

Estelada en Arc de Triomf. Barcelona.

La manifestación «Catalunya, nou estat d'Europa» (en español, 'Cataluña, nuevo estado de Europa') tuvo lugar en Barcelona durante la fiesta del Día Once de Septiembre de 2012. Fue organizada por la Asamblea Nacional Catalana, cuya presidenta, Carme Forcadell, dijo que «el 12 de septiembre, el Gobierno deberá empezar a trabajar por la independencia de Cataluña».[44]

La afluencia de participantes a la manifestación fluctuó según distintas fuentes entre las 600 000 personas (delegación del gobierno)[45] y los 1,5 millones (según la Guardia Urbana y el Departamento de Interior) o 2 millones (según los organizadores del acto). Las otras dos manifestaciones más multitudinarias de la historia reciente de Cataluña fueron la manifestación por el Estatuto de 1977 (1,2 millones de personas) y la Manifestación «Som una nació. Nosaltres decidim» de 2010 (1,1 millones según la Guardia Urbana y 1,5 millones según los organizadores).

El president Artur Mas y el líder de ERC Oriol Junqueras firman el 19 de diciembre de 2012 un Acord per a la transició nacional (o Pacte per la Llibertat) por el que se comprometen a convocar una consulta para que el «pueblo de Cataluña» pueda decidir si quiere constituirse en un «nuevo Estado en Europa».

Un estudio posterior del diario La Vanguardia, que divide el área ocupada por los manifestantes en tramos y calcula la densidad por metro cuadrado en cada uno de ellos, da la razón a la delegación del gobierno español, y cifra la asistencia en unas 600 000 personas, muy por debajo de los datos manejados por la Guardia Urbana y los aportados por los organizadores.[46] Según el mismo artículo, un cálculo similar aplicado a la manifestación de 2010 («Som una nació. Nosaltres decidim») daría la cifra de 350 000 personas, muy por debajo, igualmente, de los aportados en su día por la Guardia Urbana y los organizadores. Otros cálculos realizados con el mismo principio dan cifras muy distintas, alrededor del millón de personas, al variar algunas estimaciones y suposiciones tales como la densidad por metro cuadrado.[47] Hay que tener en cuenta que el recuento de personas en este tipo de eventos es estimado y poco objetivo.

Dos semanas después de la celebración de la manifiestación el Parlament de Cataluña aprobaba una resolución en la que instaba al gobierno catalán la celebración de una «consulta» en la que «el pueblo de Cataluña pueda determinar libre y democráticamente su futuro colectivo». A continuación el presidente de la Generalitat Artur Mas adelantó las elecciones al parlamento de Cataluña previstas para 2014 y éstas se celebraron el 25 de noviembre. Aunque CiU perdió algunos diputados, tanto Esquerra Republicana como Iniciativa per Cataluña aumentaron su representación parlamentaria, y además la CUP entró en el Parlament con tres diputados, por lo que se configuró una mayoría «soberanista». Así el 23 de enero de 2013 el Parlament aprobó la «Declaración de Soberanía y del derecho a decidir del Pueblo de Cataluña» cuyo artículo primero —que declaraba al «pueblo de Cataluña» «sujeto político y jurídico soberano»— anuló el Tribunal Constitucional en marzo del año siguiente.[48]

Concert per la Llibertat[editar]

Mosaico del Concierto por la Libertad

El Concert per la Llibertat fue un concierto celebrado en el Camp Nou de Barcelona el 29 de junio de 2013, organizado por Òmnium Cultural junto con otras entidades de la sociedad civil, como la Asamblea Nacional Catalana o la Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes con el objetivo de reclamar, mediante el lenguaje universal de la música, el derecho del pueblo catalán y de todos los pueblos del mundo a poder decidir libre y democráticamente su propio futuro. Asistieron unos 90 000 espectadores.[49]

Entre la manifestación "Catalunya, nou estat d'Europa" y la Via Catalana, escenificó otra gran movilización social a favor de la independencia.[50] Actuaron más de 400 artistas, como Lluís Llach, Sopa de Cabra, Miquel Gil, Pastora, Joana Serrat, Jofre Bardagí, Jordi Batiste, Lídia Pujol, Maria del Mar Bonet, Marina Rossell, Mercedes Peón, Nena Venetsanou, el Orfeó Català, Paco Ibáñez, Pascal Comelade, Pep Sala, Pere Jou de Quart Primera, Peret, Projecte Mut, Sabor de Gràcia, Ferran Piqué, Joan Enric Barceló y Eduard Costa de Els Amics de les Arts y Brams, entre otros.[51] Los directores artísticos fueron Gerard Quintana y Lluís Danés, que se encargó de la escenografía, con varias escaleras en el escenario que simbolizaban el camino hacia la libertad.[52]

Manifestación de 2013 "Vía Catalana hacia la Independencia"[editar]

Carme Forcadell, presidenta de la autodenominada Asamblea Nacional Catalana, durante el acto de clausura celebrado en la Plaza de Cataluña de Barcelona de la Vía Catalana hacia la Independencia del 11 de septiembre de 2013.

La Vía Catalana hacia la Independencia, también conocida como Vía Catalana, fue una cadena humana de unos 400 km en Cataluña promovida por la asociación independentista Asamblea Nacional Catalana para el 11 de septiembre de 2013 con el objetivo de reivindicar la independencia[53] de Cataluña.[54] Siguió el trazado de la antigua Vía Augusta, desde la localidad francesa de Le Perthus hasta la localidad valenciana de Vinaroz (ambas incluidas), atravesando Cataluña de norte a sur. Los organizadores consideraron que dicho trazado constituye la «columna vertebral» de los Países Catalanes y que posibilitaba la participación de los habitantes tanto de la Comunidad Valenciana como del territorio francés que denominan «Cataluña Norte». También animaron expresamente a los habitantes de las Islas Baleares a participar con actos simultáneos.[55] Según Carme Forcadell, presidenta de la ANC, debe ser "un símbolo, el símbolo de la unidad del pueblo catalán para alcanzar la soberanía nacional".[56] En total, la organización movilizó unos 1.500 autobuses y casi 30.000 voluntarios. Se contrataron más de 20 medios aéreos para documentar el acto y más de 800 fotógrafos para fotografiar el acontecimiento.

La manifestación contó con el apoyo expreso de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), y con la crítica explícita del Partido Popular de Cataluña (PPC) y de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía.[55]

Acuerdo para la consulta de 2014[editar]

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, anunció el 12 de diciembre de 2013[57] [58] el consenso alcanzado entre todas las formaciones políticas favorables al derecho a decidir para acordar la fecha, la pregunta y el procedimiento para hacer la consulta sobre el futuro político de Cataluña. El jefe del Ejecutivo catalán anunció que la consulta se haría el 9 de noviembre de 2014 y tendría una pregunta con dos apartados: «¿Quiere que Cataluña sea un Estado?» y «En caso de respuesta afirmativa, ¿quiere que este Estado sea independiente?». El jefe del Gobierno catalán subrayó que la pregunta era "inclusiva, clara y amplísimamente mayoritaria". También reveló que se había conseguido el acuerdo de forma "rápida y discreta", después de sólo dos días de negociaciones. Artur Mas compareció al mediodía ante los medios de comunicación en la Galería Gótica del Palacio de la Generalidad, acompañado de los líderes de las formaciones políticas favorables al derecho a decidir, con los que se reunió esa misma mañana: Jordi Turull (CiU), Oriol Junqueras (ERC), Joan Herrera (ICV) y David Fernàndez (CUP). También estuvieron presentes la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, y el consejero de la Presidencia, Francesc Homs.

En enero de 2014 el parlamento de Cataluña aprobó una moción por la que se solicitaba al Congreso de los Diputados la cesión de la competencia para la celebración del referéndum, pero el 8 de abril la petición fue rechazada por el pleno por una abrumadora mayoría. La respuesta del parlamento de Cataluña fue elaborar su propia ley de consultas para amparar legalmente la convocatoria prevista para el 9 de noviembre.[48]

Las causas del crecimiento del independentismo a principios del siglo XXI[editar]

Según Jaume Claret y Manuel Santirso, el crecimiento del independentismo fue «alimentado tanto por la sensación de fracaso tras el Estatuto de 2006 como por la posterior crisis económica, por determinadas políticas del PP desde el Gobierno central percibidas como agresiones al autogobierno —desde leyes concretas como la LOMCE del ministro José Ignacio Wert [quien el 10 de octubre de 2012 afirmó en el Congreso que «nuestro propósito es españolizar a los alumnos catalanes»][59] a decisiones políticas respecto a infraestructuras viarias, ferroviarias y aeroportuarias— y por simplificaciones con gran poder de convocatoria como "el expolio fiscal" de Cataluña a manos del resto del Estado».[60]

Según Germà Bel, «el factor principal [del aumento tan grande y tan rápido del apoyo a la independencia en Cataluña] ha sido la frustración de las expectativas y esperanzas puestas en la transformación de España» de un Estado «uninacional» en un Estado «plurinacional».[61] «El largo proceso desde el referéndum y el recurso del PP al Tribunal Constitucional de 2006, hasta la tortuosa y partidistamente intervenida sentencia del Tribunal Constitucional de julio de 2010 agotaron el resto de esperanza de muchos catalanes que habían depositado su confianza en una transformación de España en un Estado plurinacional. [...] Y una vez fracasada la estrategia de reforma, las alternativas disponibles quedan reducidas a dos: la asimilación y disolución en una España uninacional, o la creación de un Estado propio. La mayoría de estos catalanes ha optado por pasar a apoyar la independencia, aunque ésta no hubiese sido su opción óptima. Cuando la voz ha fallado, la salida se convierte en el último recurso».[62]

El periodista Arturo San Agustín publicó en abril de 2014 un libro en el que recogía las respuestas de varias decenas de personas relevantes de la sociedad civil catalana (periodistas, empresarios, profesores, religiosos, políticos) y de alguna gente corriente a la pregunta que daba título al libro ¿Cuándo se jodió lo nuestro?, es decir, ¿cuándo comenzó el «portazo» entre Cataluña y el resto de España que evidenciaba el crecimiento del independentismo catalán? La mayoría de los entrevistados situaban el inicio del «desencuentro» en el fracaso del Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006 que culmina con la sentencia del Tribunal Constitucional de junio de 2010, junto con el impacto de la crisis económica española de 2008-2014. Otros retrocedían en el tiempo y lo situaban en la «recentralización» o «renacionalización» (española) puesta en marcha por los gobiernos de José María Aznar especialmente a partir del año 2000 en que ya no necesitaron el apoyo parlamentario de CiU, y cuyo antecedente más remoto fue la LOAPA de principios de la década de los 80. Algunos señalaban también los errores cometidos en la elaboración del Estatuto de 2006, como dejar fuera de la misma al Partido Popular, la «competencia» entre Esquerra Republicana de Cataluña y CiU para demostrar qué partido era más nacionalista catalán, la promesa de Zapatero de que las Cortes aprobarían el Estatuto de Autonomía que aprobara el Parlamento de Cataluña o el acuerdo entre éste y Artur Mas al margen del tripartit que entonces gobernaba en Cataluña. [63] El periodista Rafael Jorba explicaba el «portazo» entre Cataluña y el resto de España recurriendo a la metáfora de la «tormenta perfecta», que se habría producido por «la suma de dos factores»:[64]

El primero es la mala gestión del Estatut, que comienza en el 2006 con el pésimo planteamiento del mismo por parte del expresidente Pasqual Maragall y del Parlament de Cataluña y que acaba, en el 2010, con algo mucho peor: una sentencia del Tribunal Constitucional que, por primera vez, enmienda una ley refrendada por una parte del cuerpo electoral español. […] El otro factor que hace posible la "tormenta perfecta", y que equivaldría al aparato eléctrico, a los rayos y truenos, es la crisis económica. De modo que el resultado de la suma de la mala gestión del Estatuto, a la que hay que añadir el empeño por parte del Partido Popular para generar en España anticuerpos catalanafóbicos y la crisis económica, da como resultado nuestra situación actual.

Enric Juliana afirma que «la acelaración del ciclo político catalán» como consecuencia de toda la polémica generada en torno del nuevo Estatut —«la herencia de los hermanos Maragall», como él la llama—, «ha dado mayor centralidad al discurso al discurso secesionista. ¿Por qué seguir en una comunidad de vecinos en la que pagas una cuota central elevada, que se redistribuye entre buena parte de la escalera, y encima no te saludan y te miran mal por hablar en casa tu propio idioma?». Asimismo señala que ese proceso ha sido alimentado por la derecha española, mediática y política. «El día que el Partido Popular decidió instalar "mesas petitorias" en todos los pueblos de España para recabar firmas contra el Estatut, cometió un error de graves proporciones. Lo recuerdo bien: en la calle Potosí de Madrid, frente al mercado de Chamartín, unas señoras me pararon y pidieron mi firma "contra los catalanes" [sic]. El día en que el episcopado español, sin previa consulta al Vaticano, permitió que desde el principal medio de comunicación de la Iglesia católica en España se calificase de nazi al Gobierno de Cataluña, se cometió un error fenomenal. La concordia se ha debilitado. El "nosotros" catalán ha adquirido más consistencia, se ha solidificado, y a la vez ha perdido porosidad y flexibilidad. Esa es la principal conclusión».[65]

Referencias[editar]

  1. ERC. Principios ideológicos en castellano
  2. González Calleja, Eduardo (2005). La España de Primo de Rivera. La modernización autoritaria 1923-1930. Madrid: Alianza Editorial. pp. 351–358. ISBN 84-206-4724-1. 
  3. Falguera, Oriol (2003). «La Constitució de la República catalana, 1928» (en catalán). El Temps (1009):  pp. 46-51. 
  4. El 'sí' vencería en un referéndum por la independencia de Cataluña
  5. Casi el 43% de catalanes votaría a favor de la independencia.
  6. La CUP, el independentismo anticapitalista en el Parlament www.elpais.com
  7. Artur Mas ha votado a favor de la independencia de Cataluña
  8. Jordi Pujol revela que ha votado a favor de la independencia
  9. [1], La 'tercera vía' de Duran: pacto fiscal, soberanía cultural y nueva Constitución,25 septiembre 2013
  10. a b c Baròmetre d'Opinió Política. 2a. Onada 2011 PDF(en catalán)
  11. a b c Baròmetre d'Opinió Política. 3a. Onada 2011 PDF(en catalán)
  12. a b c Baròmetre d'Opinió Política. 1a. Onada 2012 PDF(en catalán)
  13. a b c Baròmetre d'Opinió Política. 2a. Onada 2012 PDF(en catalán)
  14. a b c Baròmetre d'Opinió Política. 2a. Onada 2012 PDF(en catalán)
  15. Resultados del estudio del Instituto DYM para la UOC
  16. [2] PDF
  17. Informe del ICPS (en Catalán / Valenciano)
  18. . ICPS: Institut de Ciències Polítiques i Socials. Consultado el 13 de septiembre de 2014.
  19. Centre d'Estudis d'Opinió Página con los resultados de las encuestas
  20. Baròmetre d'Opinió Política. Febrer 2009PDF
  21. Baròmetre d'Opinió Política. Maig 2009PDF
  22. Baròmetre d'Opinió Política. Juliol 2009PDF
  23. Baròmetre d'Opinió Política. Desembre 2009 PDF
  24. Baròmetre d'Opinió Política. 1a. Onada 2010 PDF
  25. Baròmetre d'Opinió Política. 2a. Onada 2010 PDF(en catalán)
  26. Baròmetre d'Opinió Política. 3a. Onada 2010 PDF(en catalán)
  27. Baròmetre d'Opinió Política. 4a. Onada 2010 PDF(en catalán)
  28. Baròmetre d'Opinió Política. 1a. Onada 2011 PDF(en catalán)
  29. Baròmetre d'Opinió Política. 3a. Onada 2013 PDF(en catalán)
  30. Baròmetre d'Opinió Política. 1a. Onada 2014 PDF(en catalán)
  31. Baròmetre d'Opinió Política. Febrer 2009
  32. a b Fracaso total del referéndum sobre la independencia catalana: votó menos del 30%
  33. a b Yahoo.com. Independencia de Cataluña: baja participación en un referéndum simbólico
  34. Sánchez-Cuenca, Ignacio (2012). Años de cambios, años de crisis. Ocho años de gobiernos socialistas, 2004-2011. Madrid: Los Libros de la Catarata-Fundación Alternativas. p. 97. ISBN 978-84-8319-682-3. 
  35. García de Cortázar, Fernando; González Vesga, José Manuel (2012). Breve historia de España (6ª edición). Madrid: Alianza Editorial. pp. 699–700. ISBN 978-84-206-7374-5. 
  36. «Sant Pere de Torelló se declara "territorio catalán libre" e insta al Parlament a asumir la soberanía nacional». elperiodico.com. Consultado el 4 de septiembre de 2012.
  37. «Un pueblo de Barcelona vota ser "territorio catalán libre"». diariodesevilla.es. Consultado el 4 de septiembre de 2012.
  38. «San Pere de Torelló se declara “territorio catalán libre”». diariovasco.com. Consultado el 4 de septiembre de 2012.
  39. «San Ere de Torelló se declara “territorio catalán libre”». elmundo.es. Consultado el 4 de septiembre de 2012.
  40. «El municipio de San Pere de Torelló se declara “territorio catalán libre”». lavanguardia.com. Consultado el 4 de septiembre de 2012.
  41. «San Pere de Torelló se declara “territorio catalán libre”». lavozdegalicia.es. Consultado el 4 de septiembre de 2012.
  42. «San Pere de Torelló se declara “territorio catalán libre”». telemadrid.es. Consultado el 4 de septiembre de 2012.
  43. «San Pere de Torelló se declara “territorio catalán libre”». elpais.com. Consultado el 4 de septiembre de 2012.
  44. ARA Barcelona (28 de agosto de 2012). «Carme Forcadell, presidenta de l'ANC: "El 12 de setembre, el Govern haurà de començar a treballar per la independència de Catalunya"» (en catalán) (HTML). www.ara.cat.
  45. Article al diari Ara, l'11 de setembre de 2012
  46. Artículo del diario La Vanguardia, Unas 600.000 personas en la manifestación independentista
  47. Artículo de setmanaridirecta.info (en catalán)
  48. a b Vera Gutiérrez Caro, "Paso a paso hacia la consulta", El País, 19 de julio de 2014.
  49. VilaWeb (ed.): «L'independentisme esclata al Camp Nou (El independentismo estalla en el Camp Nou )».
  50. «El Barça cedeix el Camp Nou el 29 de juny per al concert amb Llach per l'estat propi (El Barça cede el Camp Nou el 29 de junio para el concierto con Llach por el estado propio )». Ara. http://www.ara.cat/politica/Camp_Nou-estat_propi-independencia-29_juny-Lluis_Llach-Lluis_Danes-Gerard_Quintana_0_907109517.html. 
  51. VilaWeb (ed.): «Lluís Llach, Sopa de Cabra, Miquel Gil i Pastora entre més al concert per la independencia (Lluís Llach, Sopa de Cabra, Miquel Gil y Pastora entre más al concierto por la independencia )».
  52. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas 324cat
  53. http://assemblea.cat/?q=node/5776
  54. Moffett, Matt. «Catalan Separatists to Link for Independence Cause». The Wall Street Journal (en inglés). Consultado el 5 setembre 2013. 
  55. a b Ruiz Valdivia, Antonio (10 de septiembre de 2013). «'Via catalana': Lo que tienes que saber sobre la cadena humana por la independencia». El Huffington Post. Consultado el 13 de octubre de 2013. 
  56. «De la Jonquera a Alcanar: 400 km de 'Via Catalana' cap a l'estat independent». Ara. 19 de junio de 2013.  (en catalán)
  57. «Presidente Mas: "El sentido de país ha hecho posible el consenso para acordar una pregunta inclusiva, mayoritaria y clara"». Generalidad de Cataluña. 12 de diciembre de 2013. Consultado el 12 de diciembre de 2013. 
  58. «Declaración institucional de Artur Mas». El País. 12 de diciembre de 2013. Consultado el 12 de diciembre de 2013. 
  59. Bel, 2013, p. 33.
  60. Claret y Santirso, 2014, p. 224-225.
  61. Bel, 2013, p. 232-233. "Una España en la que todas las lenguas y culturas fuesen tratadas en pie de igualdad, sin hegemonismos de la lengua y cultura mayoritarias, y con los pragmatismos necesarios. En la que las políticas públicas en los ámbitos fiscales, de infraestructuras y tantos otros no aplicasen diferentes reglas de equidad dentro del mismo Estado, vulnerando nociones básicas de justicia. En la que no hubiese esa obsesión por sujetar a todo un país anclándolo físicamente a su capital. En la que... Pero esa España no pudo ser
  62. Bel, 2013, p. 119; 232.
  63. San Agustín, 2014.
  64. San Agustín, 2014, pp. 160-161.
  65. Juliana, 2014, p. 476-477.

Bibliografía[editar]

  • Bel, Germà (2013). Anatomía de un desencuentro. La Cataluña que es y la España que no pudo ser. Barcelona: Destino. ISBN 978-84-233-4727-8. 
  • Claret, Jaume; Santirso, Manuel (2014). La construcción del catalanismo. Historia de un afán político. Madrid: Los Libros de la Catarata. ISBN 978-84-8319-898-8. 
  • Juliana, Enric (2014) [2012]. «Modesta España». España en el diván. De la euforia a la desorientación, retrato de una década decisiva (2004-2014). Barcelona: RBA. ISBN 978-84-9006-690-4. 
  • San Agustín, Arturo (2014). Cuando se jodió lo nuestro. Cataluña-España: crónica de un portazo. Barcelona: Península. ISBN 978-84-9942-311-1. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]