Jean Pierre Boyer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jean Pierre Boyer
Jean Pierre Boyer

 ? de ? de 1820-13 de marzo de 1843
Sucesor Charles Rivière-Hérard

Coat of arms of Haiti.svg
Presidente de Haití del Sur
30 de marzo de 1818-? de ? de 1820
Predecesor Alexandre Pétion

Datos personales
Nacimiento Flag of Haiti.svg Puerto Príncipe, Haití
Ocupación General y político

Jean-Pierre Boyer (Pronunciación en francés: /ʒɑ̃pjɛʁ bwa.jeʁ/; n. Puerto Príncipe, probablemente el 15 de febrero de 1776– f. París, 9 de julio de 1850) fue un militar haitiano y segundo presidente de la República de Haití entre 1818 y 1843. Fue hijo del colono francés François Jean Pierre Boyer, oriundo de Marsella, y de la esclava africana Marie Françoise Victoire, nacida en el Congo en 1754; nació como un mulato libre en Puerto Príncipe y fue educado en Francia. Luchó al lado de Toussaint L’Ouverture y luego acompañó a André Rigaud, también mulato, en la posterior insurrección contra L’Ouverture. Volvió a Haití en 1802, como parte de la expedición naval del general francés Charles-Victor-Emmanuel Leclerc, pero luego se unió a los patriotas haitianos comandados por Alexandre Pétion. En los primeros años de la vida independiente de Haití, los presidentes eran vitalicios. El general Boyer fue elegido Presidente Vitalicio por el Senado, de conformidad con la constitución de 1816, al morir el general Petion en 1818. Fue general y político.

La antigua colonia francesa de Saint-Domingue se separó en dos Estados en 1806, tras el asesinato del primer monarca del país Jean-Jacques Dessalines. En el norte, el Estado de Haití, luego constituido en Reino de Haití era gobernado por el rey Enrique I. En el sur, la República de Haití fue gobernada por Pétion hasta su fallecimiento en 1818. Boyer tomó el control de la República, y en 1820 tras el suicidio de Christophe, también ocupó la mitad norte de Haití. En 1822, el ejército haitiano comandado por Boyer anexó el Haití Español, recién independizado de España un par de meses antes.

Con la llegada de Boyer a la parte este de la isla se abolió la esclavitud y se planteó una profunda reforma agraria. Con la idea de borrar las diferencias entre la parte este y la parte oeste de la isla, Boyer dividió la isla en departamentos horizontales. Con esto se da inicio a la dominación haitiana, el 9 de febrero de 1822. En la parte Oeste de la isla se inician conspiraciones contra Boyer a partir de 1827, como el ejército rebelde liderado por Charles Rivière-Hérard, que obligan a que salga al exilio en enero de 1843. Durante esta época maldijo al pueblo haitiano por su poco amor por sus nacionales y falta de unidad nacional.

Medidas Económicas, Sociales y Políticas implementadas por Boyer.[editar]

A partir de Boyer la tierra dejo de ser un monopolio de la clase dominante para aprovechar el plus producto generado por los productores directos, fueran libres o esclavos. Boyer creo las bases del sistema agrario que todavía en nuestros días mantiene gran importancia.

Boyer desplegó una ofensiva bastante consistente contra el predominio económico de los hateros y contra el sistema de la ganadería extensiva, predominante en la parte española (este); creando un cambio radical en el sistema de la propiedad de la tierra, pues las propiedades de la Iglesia Católica, principal latifundista durante la colonia fueron confiscadas,[1] sentando las bases de un desarrollo agrícola muy superior al que hasta entonces existía.

De ahí que el periodo haitiano en su primera parte fuera además un periodo de cambios sociales e institucionales y un periodo de notable crecimiento económico. Durante la ocupación haitiana se consolidaron nuevas relaciones de producción que se venían gestando desde el siglo XVIII.

Se pueden designar las nuevas relaciones como de pequeña propiedad mercantil precapitalista, y fueron dominantes en general durante el transcurso del siglo XIX.

Fue con la ocupación haitiana que el nuevo modo de producción se hace plenamente dominante, al liquidarse la esclavitud, repartirse tierras a quienes no la tuviesen, liquidarse lo fundamental de las rentas feudales, limitarse sensiblemente al poder social y político de los hateros y fomentarse el desarrollo de la agricultura. La crisis crónica del modelo se basó en el hecho de que los pequeños campesinos no tenían ni medios ni interés en desarrollar renglones mercantiles regulares, ya que no tenían recursos de mano de obra, técnicos, financieros, etc.

Se veían explotados por los comerciantes, razón por la cual producían para el mercado lo imprescindible para procurarse algunos artículos manufacturados provenientes del exterior. La ausencia de una clase dominante agraria moderna y la fragmentación de la propiedad junto a la rusticidad tecnológica, causaron la inexistencia del mercado interno y una pobreza crónica generalizada.Después fue sustituido. Este fue uno de los principales líderes de Saint Domingue.

Código Agrario[editar]

El Código Agrario de Boyer, que fue copiado del código napoleónico, fue puesto en vigencia en Haití en 1821 y tuvo como propósito asegurar la mano de obra a los grandes y medianos propietarios, ya que impedía a los campesinos abandonar los predios donde laboraban, lo que fue rechazado tanto por los trabajadores haitianos, como por los dominicanos.

Los primeros, alegaron que no lucharon tanto para nuevamente ser esclavos, mientras que los segundos argumentaron que siempre habían vividos sin tener que estar atados a la tierra, por lo que no veían la necesidad de estarlos bajo la nueva situación creada. El Código Agrario tuvo como propósito principal en la parte Este la distribución de tierras y la eliminación del sistema de los terrenos comuneros, como lo demuestra la ley del 8 de julio de 1824 que afecto considerablemente a los grandes propietarios, incluyendo a la Iglesia que tuvo que observar como partes de sus tierras eran repartidas entre los campesinos.

Boyer, que practico una política de alianza con los hateros confronto serios problemas en la aplicación del Código Rural, ya que estos respondieron organizando una conspiración en Santo Domingo, que fue denominada la conspiración de los Alcarrizos en 1824.

Su propósito no era solo erradicar el gobierno haitiano, sino retornar al país a España, lo que evidentemente constituía un retroceso, por lo que no contó con el respaldo de las masas populares y fue derrotado.

Los hateros, no obstante, continuaron presionando y lograron que Boyer descontinuara las distribuciones de tierras y concertara con ellos una alianza. Estos también se opusieron firmemente a las pretensiones de Boyer den 1826 para que contribuyeran con el pago de impuesto.

La intención era sufragar parte de una deuda que contrajo con Francia tras haber aceptado en 1825 una ordenanza del Rey francés Carlos X que reconoció la independencia de Haití a cambio del pago de 150 millones de francos en cinco años. La oposición entonces no fue solo de los hateros, sino también de la clase media urbana y rural, que hasta ese momento le había apoyado, pero que no estaba dispuesta a cargar con los problemas del mandatario haitiano.

El Código fue un rotundo fracaso ya que después de tantos años de practica de la pequeña propiedad y de la libertad del campesino resultaba muy difícil volver al régimen de la plantación y a la servidumbre.

Temiendo que la imposición de nuevas cargas tributarias y la puesta en ejecución en el Este del Código Rural de nuevo levantaran la reacción de los hateros y esta vez con apoyo popular considerable, Boyer planteo a este sector social un entendido en el sentido de renunciar no solamente a la aplicación del Código Rural en la parte antiguamente Española.

Referencias[editar]

  1. Franco Pichardo, Franklin. (2003). Historia Económica y Financiera del la República Dominicana. (4.ª edn) (ed. Sociedad Editorial Dominicana), Santo Domingo, Pág. 19.


Predecesor:
Henri Christophe como "Rey" en el norte y Alexandre Pétion como "Presidemte en el Sur
Presidente de Haití
1818-1843
Sucesor:
Charles Rivière-Hérard