Capitanía General de Santo Domingo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Capitanía General de Santo Domingo

Colonia española
(Con un breve periodo francés 1801-1809)

Copia de Cacicazgos de la Hispaniola.png

1493-1821
1861-1865

Flag of France.svg
Royal Standard of the King of France.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de Santo Domingo
Capital Santo Domingo
Idioma oficial Español
Gobierno Monarquía
Rey
 • 1493-1516 Fernando II e Isabel
 • 1813-1821 Fernando VII
Virrey
 • 1493-1500 Cristóbal Colón
 • 1821 Pascual Real
Historia
 • Asentamiento humano

Antes de 1493

 • Asentamiento europeo 1493
 • España cede la parte occidental a Francia 20 de septiembre de 1697
 • España cede la parte oriental a Francia 22 de julio de 1795
 • España recupera la parte oriental 7 de noviembre de 1808
Superficie 76 480 km²
Moneda Peso de Santo Domingo

La Capitanía General de Santo Domingo fue la primera colonia española en el Nuevo Mundo. La isla fue bautizada por los conquistadores como La Española[1] y desde 1511 la jurisdicción de los tribunales de la colonia fue organizada en la Real Audiencia de Santo Domingo.[2]

Después de años de lucha con los franceses, éstos terminaron quedándose con el tercio occidental de la isla.[3] Los españoles mantuvieron el control permanente de los dos tercios orientales de la misma, a excepción de un período de dominio francés desde 1795 hasta 1809. Este territorio se convertiría años más tarde en la República Dominicana.

La Capitanía General tuvo un papel importante en el establecimiento de colonias españolas en el Nuevo Mundo por ser un centro de conquistadores en su camino hacia la conquista de América.

Capitanía General[editar]

Cristóbal Colón llegó a la isla en su primer viaje, el 5 de diciembre de 1492 y la llamó La Española.[4] Convencidos de que los europeos eran de alguna forma sobrenatural, los taínos les dieron la bienvenida con todos los honores. Era una sociedad totalmente distinta a la europea. Guacanagarix, el jefe anfitrión y sus hombres, los trató con amabilidad y les dio todo lo que deseaban. En palabras del almirante, los indígenenas eran «tan afectuosos, generosos y tratables (...) que no hay pueblo mejor en ninguna tierra ni en todo el mundo. Aman a sus vecinos como a sí mismos y su lengua es la más dulce y gentil del mundo».[4] Sin embargo, el sistema igualitario de los taínos se enfrentó a las estructuras del sistema feudal de los europeos. Esto llevó a los europeos a creer que los taínos eran débiles, y comenzaron a tratar a las tribus con más violencia. Colón intentó mitigar esto cuando él y sus hombres se marcharon de Quisqueya, dejando a los taínos con una buena primera impresión. En este primer viaje, fundó fuerte Navidad, el primer asentamiento castellano en el Nuevo Mundo, ya que la noche anterior una de las naos que había cruzado el Atlántico, la Santa María, había embarrancado y tuvo que dejar en la isla a treinta y nueve de sus hombres, además de Diego de Arana que estuvo al mando, antes de zarpar para España el 4 de enero de 1493.[5]

Cuando Colón regresó en noviembre de 1493 en su segundo viaje, el 28 de ese mes, después de haber recalado en Samaná y posteriormente en Montecristi, encontró que la pequeña fortaleza, fuerte Navidad, había sido quemada y ninguno de los hombres que había dejado ahí quedaba con vida.[6] A principios de diciembre, el almirante «decidió que debíamos regresar costeando por donde habíamos venido desde Castilla, porque era por allí por donde se decía que había oro» pero debido al mal tiempo no fue hasta principios de enero que desembarcaron a unos cinco kilómetros al este de Montecristi donde fundó La Isabela, considerada la primera ciudad en América.[7]

El 4 de agosto de 1496, su hermano Bartolomé Colón, quien gobernó hasta 1498, estableció el asentamiento Santo Domingo de Guzmán en la costa sur, que se convirtió en la nueva capital. Se estima que los 400 000 taínos que vivían en la isla fueron esclavizados antes de trabajar en las minas de oro. Como consecuencia de la opresión, el trabajo forzoso, el hambre, las enfermedades y asesinatos en masa, se estima que hacia 1508 ese número se había reducido a alrededor de 50 000. En 1535, sólo estaban vivos 6000.[8]

Ubicación de la Capitanía General de Santo Domingo, 1736.

Durante este período, la dirección española cambió de manos varias veces. Cuando Colón partió en otra exploración, Francisco de Bobadilla se convirtió en gobernador. Las acusaciones contra Colón por parte de los colonos debido a su mala gestión se agregaron a una situación política tumultuosa. En 1502, Nicolás de Ovando sustituyó a De Bobadilla como gobernador, con un ambicioso plan para ampliar la influencia española en la región. Fue él quien tuvo un trato más brutal con la mayoría de los taínos.

En 1509, Ovando fue relevado por Diego Colón, quien llegó con el título de gobernador de las Indias, pero en 1511 se le reconoce como virrey de las Indias, permaneciendo hasta 1518 y luego entre 1520 y 1524.

En 1511 fue creada la Real Audiencia, pero no se instaló hasta 1526, con jurisdicción sobre todas las tierras colonizadas por España en América.

De 1502 a 1522 hubo una importación masiva de esclavos africanos, favorecida por los reyes de España Fernando e Isabel.

La colonia sufrió un gran declive durante los años venideros debido al abandono por parte de los conquistadores, que habían zarpado a México y Perú en busca de riquezas. Este hecho fue aprovechado por algunos piratas como el corsario Francis Drake, quien se hizo con el control de la parte oriental de la isla en 1586, pidiendo un rescate para devolverla a los españoles.

En 1605, España, descontenta con que Santo Domingo estuviera facilitando el comercio entre sus otras colonias y otras potencias europeas, ordenó al gobernador Antonio de Osorio atacar las vastas zonas de las regiones norte y oeste de la colonia, forzando a sus habitantes a reasentarse más cerca de la ciudad de Santo Domingo.[9] Esta acción, conocida como devastaciones de Osorio, resultó desastrosa: más de la mitad de los colonos reubicados murieron de hambre o enfermedad.[10] Los bucaneros ingleses y franceses se aprovecharon de la retirada de España en una esquina de La Española para asentarse en la isla de la Tortuga en 1629. Francia estableció un control directo en 1640, reorganizándola como una colonia oficial y ampliando la costa norte de la isla, cuyo extremo oeste España se lo cedió a Francia en 1697 bajo el Tratado de Ryswick.

Debido al declive de la parte española de la isla, España decidió cederle su parte de la misma a Francia mediante el Tratado de Basilea de 1795. En el tratado se establecía que Francia debía devolver los territorios ocupados en España, así como la normalización de las relaciones comerciales entre ambos países.

Los franceses ocuparon la parte oriental de la isla, hasta que fueron derrotados por los habitantes españoles en la batalla de Palo Hincado el 7 de noviembre de 1808 y la capitulación definitiva del asediado Santo Domingo el 9 de julio de 1809, con la ayuda de la Marina Real Británica. Con las nuevas autoridades españolas comenzaría el periodo denominado la España Boba. La dominación colonial española continuaría sin éxito hasta 1821, cuando los criollos dominicanos encabezados por el político y escritor José Núñez de Cáceres declararon su independencia.

Tras diecisiete años de independencia dominicana, consumada por el líder político Juan Pablo Duarte, quien junto a otros liberales (autodenominados Los trinitarios) terminó con el yugo haitiano que había sometido la parte oriental de la isla por veintidós años, la Corona Española volvió a tomar el control de Santo Domingo en 1861 debido a una anexión propiciada por la clase conservadora dominicana, liderada por el rico terrateniente y primer presidente de la recién proclamada nación Pedro Santana. Este tercer periodo español no prosperó, ya que Gregorio Luperón, un joven nacionalista que comulgaba con las ideas de Duarte, enfrentó a los conservadores en la Guerra de la Restauración, poniendo fin al dominio español de manera definitiva en 1865.

Gobernadores[editar]

1493-1801: primera colonia española[editar]

Gobernadores y virreyes[editar]

  • 1492-1500: almirante Cristóbal Colón, como virrey de las Indias
  • 1496-1498: Bartolomé Colón, como adelantado
  • 1500-1502: comendador Francisco de Bobadilla, como gobernador de las Indias
  • 1502-1509: comendador Nicolás de Ovando, como gobernador de las Indias
  • 1509-1518: segundo almirante Diego Colón, como gobernador de las Indias hasta 1511, posteriormente como virrey de las Indias
  • 1515-1516: Cristóbal Lebrón, en relación con la Real Audiencia
  • 1516-1519: Luis de Figueroa, Bernardino de Manzanedo e Ildefonso de Santo Domingo, frailes de la orden de San Jerónimo.
  • 1519-1520: Rodrigo de Figueroa
  • 1520-1524: segundo almirante Diego Colón
  • 1524-1528: Real Audiencia, en relación con los jueces Gaspar de Espinosa y Alonso de Zuazo

Gobernadores y capitanes generales[editar]

  • 1528-1531: Sebastián Ramírez de Fuenleal, obispo de Santo Domingo y Concepción de la Vega
  • 1531-1533: Real Audiencia de Santo Domingo
  • 1533-1540: Alonso de Fuenmayor, obispo de Santo Domingo y Concepción de la Vega
  • 1540-1543: Luis Colón de Toledo, primer duque de Veragua
  • 1543-1549: Alonso López de Cerrato
  • 1549-1556: Alonso de Fuenmayor, arzobispo de Santo Domingo
  • 1556-1560: Alonso de Maldonado
  • 1560: Juan López de Cepeda
  • 1560-1561: Veras
  • 1561-1564: Alonso Arias de Herrera
  • 1564-1583: Antonio de Osorio
  • 1583-1590: Cristóbal de Ovalle
  • 1590-1597: Lope de Vega Portocarrero
  • 1597-1608: Antonio de Osorio
  • 1608-1624: Diego Gómez de Sandoval
  • 1624-1634: Diego de Acuña
  • 1634-1646: Maestre de Campo Juan de Bitrián y Viamonte
  • 1646-1649: Nicolás Altamirano Velasco
  • 1649-1652: Maestre de Campo Gabriel de Chaves Osorio
  • 1652-1657: Bernardino de Meneses Bracamonte y Zapata, conde de Peñalva
  • 1657-1658: Félix de Zúñiga y Avellaneda
  • 1658-1660: Pérez Andrés Franco
  • 1660-1662: Juan Francisco de Montemayor Córdoba y Cuenca
  • 1662-1670: Juan de Balboa y Mogrovejo
  • 1670-1671: Pedro de Cobos y Carvajal
  • 1671-1677: Maestre de Campo Ignacio de Zayas Bazán
  • 1677-1679: Juan de Padilla Guardiola y Guzmán
  • 1679-1684: maestre de campo Francisco de Segura Sandoval y Castilla
  • 1684-1689: maestre de campo Andrés de Robles
  • 1689-1698: almirante Ignacio Pérez Caro
  • 1698-1699: maestre de campo Gil Correoso Catalán
  • 1699-1702: Severino de Manzaneda
  • 1702-1706: almirante Ignacio Pérez Caro
  • 1706-1707: Sebastián de Cerezeda y Girón
  • 1707-1713: Guillermo Morfi
  • 1713-1714: brigadier Pedro de Niela y Torres
  • 1714-1715: coronel Antonio Landeche
  • 1715-1723: brigadier Fernando Constanzo y Ramírez, caballero de Santiago
  • 1723-1732: coronel Francisco de la Rocha y Ferrer
  • 1732-1739: brigadier Alfonso de Castro y Mazo
  • 1739-1750: brigadier Pedro Zorrilla y de San Martín, marqués de la Gándara Real
  • 1750: brigadier Juan José Colomo
  • 1750-1751: lugarteniente Rey José de Zunnier de Basteros
  • 1751-1759: brigadier Francisco Rubio y Peñaranda
  • 1759-1771: mariscal de campo Manuel de Azlor y Urries
  • 1771-1779: brigadier José Solano y Bote
  • 1779-1785: brigadier Isidoro de Peralta y Rojas
  • 1785-1786: coronel Joaquín García y Moreno
  • 1786-1788: brigadier Manuel González de Torres
  • 1788-1801: brigadier Joaquín García y Moreno

Colonia francesa[editar]

Gobernadores[editar]

  • 1801-1802: general Toussaint Louverture
  • 1802-1803: general Antoine Nicolas Kerverseau
  • 1803-1808: general Louis Marie Ferrand
  • 1808-1809: general L. Dubarquier

Segunda colonia española[editar]

Gobernadores y capitanes generales[editar]

  • 1809-1811: brigadier Juan Sánchez Ramírez
  • 1811-1813: coronel Manuel Caballero y Masot
  • 1813-1818: brigadier Carlos de Urrutia y Matos
  • 1818-1821: brigadier Sebastián Kindelán y O´Regan
  • 1821: brigadier Pascual Real

Tercera colonia española 1861-1865[editar]

  • 1861-1862: lugarteniente-general Pedro Santana
  • 1862-1863: lugarteniente-general Felipe Ribero y Lemoine
  • 1863-1864: brigadier Carlos de Vargas
  • 1864-1865: lugarteniente-general José de la Gándara

Organización eclesiástica[editar]

Por medio de la bula Illius fulciti praesedio del 15 de noviembre de 1504, el papa Julio II erigió en la isla La Española la arquidiócesis de Yaguata (Hyaguata o Yaguate) y sus dos sufragáneas: la diócesis de Bayuna (o Bainoa) y la diócesis de Magua (o Amanaguá). Pero la bula no se ejecutó por oposición del rey.

El 13 de agosto de 1511, el mismo papa por medio de la bula Romanus pontifex illius suprimió las tres diócesis y creó otras tres nuevas sufragáneas de la arquidiócesis de Sevilla. Estas eran: diócesis de Santo Domingo, diócesis de Concepción de la Vega y diócesis de Puerto Rico. En 1527 fue suprimida la diócesis de Concepción de la Vega, quedando toda la isla bajo la jurisdicción de la de Santo Domingo.

Por medio de la bula Super universæ orbis ecclesiæ del 12 de febrero de 1546 fue erigida la arquidiócesis de Santo Domingo, asignándole como sufragáneas a las diócesis de:

En 1803 fue erigida la arquidiócesis de Caracas (o Santiago de Venezuela), pasando a ser sus sufragáneas las diócesis de Mérida (erigida en 1778) y Guayana (erigida en 1790) hasta entonces sufragáneas de la de Santo Domingo.

En 1803 fue erigida la arquidiócesis de Santiago de Cuba, pasando a ser sus sufragáneas las diócesis de San Cristóbal de La Habana (erigida en 1787 como arquidiócesis de San Cristóbal de la Habana, Luisiana y las Floridas), la diócesis de San Juan de Puerto Rico y la diócesis de Luisiana y las Floridas (erigida en 1793).

A raíz de la Paz de Basilea, en 1795 desapareció la arquidiócesis de Santo Domingo, siendo restaurada el 16 de noviembre de 1816 por medio de la bula Divinis praeceptis, que la reconoció como Primada de las Indias.

Referencias[editar]

  1. McKintosh, 2000, p. 88.
  2. Moreta Castillo, 2010, p. 221.
  3. «Hispaniola». Britannica.com. Consultado el 4 de enero de 2014.
  4. a b Thomas, 2003, p. 118.
  5. Thomas, 2003, pp. 119-120.
  6. Thomas, 2003, p. 160.
  7. Thomas, 2003, p. 161.
  8. Hartlyn, 1998, p. 24.
  9. Knight, 1990, p. 54.
  10. Rough Guide to the Dominican Republic, Pg. 352

Bibliografía[editar]

  • Hartlyn, Jonathan (1998). The Struggle for Democratic Politics in the Dominican Republic (en inglés). North Carolina: The University of North Carolina Press. ISBN 9780807861936. 
  • Knight, Franklin (1990). The Caribbean: The Genesis of a Fragmented Nationalism (en inglés). New York: Oxford University Press. ISBN 9780195054415. 
  • Rodríguez Demorizi, Emilio (1955). Academia Dominicana de la Historia, ed. Invasiones haitianas de 1801, 1805 y 1822. Ciudad Trujillo: Editorial del Caribe. ISBN 978-84-00-08682-4. 
  • Rodríguez Morel, Genaro (2000). Cartas de los Cabildos Eclesiásticos de Santo Domingo y Concepcíón de la Vega en el siglo XVI. Santo Domingo: Patronato de la Ciudad Colonial de Santo Domingo. ISBN 99934-819-2-0. 
  • Rodríguez Morel, Genaro (1999). Cartas del Cabildo de la Ciudad de Santo en el siglo XVI. Santo Domingo: Patronato de la Ciudad Colonial de Santo Domingo. OCLC 46859115.