Francisco De Paula Aguirre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Francisco De Paula Aguirre ( Caracas, 20 de octubre de 1875 - ibíd. 1939) fue un músico y compositor venezolano.

Biografía[editar]

Francisco De Paula Aguirre nació el 20 de octubre de 1875 en CaracasDistrito Federal, donde permaneció toda su vida componiendo e interpretando valses, canciones y serenatas que recorrieron los teatros capitalinos y conquistaron los elegantes salones de la vieja Europa.[1] .

Sus composiciones conforman un rico archivo romántico, picaresco y criollo, y denotan su amor entrañable hacia su tierra. Sus obras se convirtieron en el clásico repertorio de las radioemisoras del país. Como conductor de banda fue distinguido como subdirector de la Banda Marcial y director de la Banda Presidencial en la década de los treinta. Fue precursor de la industria de la fabricación de rollos de pianola, labor comercial a la que dedicó gran parte de su vida. Su amplio trabajo creativo está impregnado de su personalidad sencilla, tranquila, metódica y familiar.

Sus composiciones fueron ampliamente galardonadas, destacando varios premios del vals "Dama Antañona”, que recorrió los salones de las aristocráticas casas coloniales y las estrechas habitaciones de las casas de vecindad.

Entre sus creaciones destacan también importantes legados musicales de nuestra ciudad capital: "Claveles de Galipán", "Qué bellas son las flores” y su joropo profundamente nacionalista “Amalia”.

Sentimiento y bellas melodías describen la vida musical de este ilustre compositor caraqueño, que cierra el ciclo romántico de la música popular de la capital de principios de siglo.

Dama Antañona[editar]

Autor: Francisco De Paula Aguirre[2] Letra: Leoncio Martínez[3] [4] [5]

  • De limpidos blasones
  • tu fuiste la rosa
  • románticos galanes
  • dijeron ayer
  • que trigueña tan linda que vi
  • al salir de la misa de diez.


  • Mirándote bajabas
  • la frente de nácar,
  • y candida esquivaban
  • tus ojos la luz
  • encendiendo fugaz el rubor
  • en las blondas del velo andaluz.


  • Dama antañona gentil
  • el honor fue tu escudo
  • supo en sus galas unir
  • el amor y el hogar,
  • noches de luna escuchó
  • al balcón serenatas
  • y de rendido galán aceptó
  • las ternezas bailando un vals.


  • Lindísimas muchachas
  • del tiempo de ahora
  • de púrpura los labios,
  • los ojos carbón,
  • falda corta, mejillas carmín,
  • desenvueltas con aire de sport.


  • Histéricas miradas
  • que al hombre provocan,
  • y lúbricos esguinces
  • que impone el fox-trot;
  • sin embargo su ser lleva en si
  • inocencia, virtud y candor.


  • Loca de dicha pueril
  • inventó raro traje:
  • quiso en dancing lucir
  • el disfraz del ayer
  • largas enaguas vistió
  • y, al prender la mantilla,
  • la caraqueña probo ser eterna,
  • como antes, mujer y flor.

Referencias[editar]

  1. Liscano, Hugo. 1993: “Introducción al CD. Venezuela un Clásico Inmortal. Anes Record. Caracas – Venezuela.
  2. Asociación Venezolana Suiza: Dama Antañona
  3. Veloso Saad, José. (1976): La Caracas de aquellos tiempos. Caracas. 160p.
  4. Rodríguez Campos, Manuel. Coordinador General). (1997): “Leoncio Martínez ”. En: “Diccionario multimedia de historia de Venezuela”. Fundación Polar. Caracas – Venezuela.
  5. Hernández Caballero, Serafín (Editor). (1998): Gran Enciclopedia de Venezuela. Editorial Globe, C.A. Caracas. 10 volúmenes. ISBN 980-6427-00-9 ISBN 980-6427-10-6

Enlaces externos[editar]

El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Venciclopedia, publicada en español bajo la licencia GFDL.

Véase también[editar]