Rock de México

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rock Mexicano o Rock de México
Orígenes musicales Década de 1960 y Década de 1970
Orígenes culturales En México y en varios Estados de la República
Instrumentos comunes Guitarra, Bajo, Bateria, Teclados, Sintetizadores y Vocales, entre otros.
Popularidad En todo el país, en especial en la Ciudad de México
Derivados Varios Géneros de rock existentes del mundo y del punk y metal
Fusiones
Rock en Español, Rock and Roll, Rock urbano, Rock alternativo, entre otros géneros que se fusionen con el rock mexicano

El rock mexicano es el rock ejecutado por artistas de origen mexicano y recorre gran variedad de géneros y estilos. Inicia entre los años cincuenta y los sesentas con el rock and roll proveniente de músicos como Bill Haley, Little Richard y especialmente de Elvis Presley, quien fue traducido e interpretado por grupos de rock mexicanos dentro de un proceso de imitación que se manifestó no sólo en lo musical, sino también en lo social.

La llegada y los inicios del rock and roll mexicano (1955-1960)[editar]

A finales de los años 50 del siglo XX, el Rock and Roll llegó a México por influencia de músicos de Estados Unidos, principalmente Elvis Presley y Bill Halley y sus cometas (Bill Halley & His Comets), cuya obra se difundió rápidamente por la cercanía, geográfica y cultural, de ambos países. El impacto que provocó el nuevo ritmo musical entre la población mexicana motivó a que algunas de las orquestas locales más famosas, como las de Pablo Beltrán Ruiz o Juan García Esquivel comenzaran a incorporarlo en su repertorio. En 1958, la cantante y vedette Gloria Ríos grabó una versión al español del tema Rock Around the Clock que se tituló "El relojito", con un peculiar estilo que mezclaba la voz con el baile y la música de una orquesta en vivo. Esta grabación puede ser considerada como la primera canción del Rock Mexicano.

Para 1956 en la Ciudad de México no sólo ya había orquestas de músicos profesionales que interpretaban rock and roll en fiestas, centros nocturnos o salones de baile, sino que empezaban a aparecer jóvenes que tocaban instrumentos y formaban agrupaciones. De ese año data la primera camada de grupos, conformada entre otros por Los Black Jeans, Los Camisas Negras (que fue la primera banda en editar un disco), Pepe y sus Locos (que posteriormente pasarían a llamarse Los Locos del Ritmo y Los Teen Tops, agrupación liderada vocalmente por Enrique Guzmán. A finales de la década Los Black Jeans (donde cantaba César Costa) editaron un sencillo en la compañía Peerless, que sonó con regularidad en la radio y fue el detonador en todo el país. Con sólo unos meses de diferencia, Johnny Laboriel y su banda Los Rebeldes del Rock con el respaldo de la compañía Dimsa, se convirtieron en el primer grupo mexicano que editó un álbum completo, el homónimo Los Rebeldes del Rock en abril de 1960, cuyo sencillo "Hiedra venenosa" alcanzó una gran popularidad en la radio.[1] Lo mismo pasó con Los Locos del Ritmo y Los Teen Tops con sus sencillos "Yo no soy rebelde" y "El rock de la cárcel", respectivamente.

Segunda camada y los solistas (1960-1969)[editar]

Los Teen Tops en escena

Durante la primera mitad de la década de los años 60, empezaron a aparecer músicos de rock and roll en el interior de la república. Tal fue el caso de Los Gibson Boys de Guadalajara, Los Rocking Devils de Tijuana o Los Apson Boys de Sonora. En la capital crecía el número de grupos, como Los Crazy Boyz, Los Blue Caps, Los Hermanos Carrión, Los Sparks, Los Hooligans y Los Spitfires (cuya cantante era Julissa), entre otros. Destaca el caso de estos últimos, que fueron el primer grupo en escandalizar a la sociedad conservadora del México de la época con su sencillo "Ven cerca", que se pensó era sexualmente sugestivo por la peculiar interpretación de Julissa.

Durante la segunda mitad de la década las compañías discográficas dejaron de interesarse en los grupos, y comenzaron a desbandar a las agrupaciones al convertir a sus vocalistas en solistas intérpretes de baladas; así sucedió con Angélica María y Alberto Vázquez. César Costa salió de Los Camisas Negras, antes Black Jeans; Enrique Guzmán abandonó Los Teen Tops; Julissa dejó a Los Spitfires; y Ricardo Roca a Los Hooligans. Sin embargo, apareció otra camada de bandas, principalmente del norte del país e influenciados por The Beatles, que fueron responsables de que el rock and roll en México no desapareciera; tal fue el caso de Los Yaki, de Reynosa, en donde Benny Ibarra era el líder; Los Tijuana Five (conocidos también como Los TJ's), la primera banda de Javier Bátiz; Los Johny Jets; Las Mary Jets (una de las primeras bandas integradas sólo por mujeres); Los Ovnis, entre otros muchos.

Posteriormente, y de manera alterna al nuevo movimiento de baladistas juveniles, comenzaron a gestarse los primeros trabajos de músicos influenciados principalmente por el rhythm and blues, como el cantante y guitarrista Javier Bátiz, quien fue el primero en traer esta corriente a la capital mexicana. Con un estilo único, mucho más energético tanto en lo escénico como en lo vocal, Bátiz empezó a influenciar a los músicos del Distrito Federal y Guadalajara, como fue el caso de grupos como Three Souls in my Mind de Alejandro Lora o como el guitarrista Carlos Santana. También ya sonaba el músico Toño Quirazco, quien fue el introductor del ska y otros ritmos procedentes de Jamaica en México.

Álbumes relevantes[editar]

  • Rock, de Los Locos del Ritmo (Maya, 1960).
  • Teen Tops, de Los Teen Tops (Columbia, 1960).
  • Rockin rebels, de Los Rebeldes del Rock (Dimsa, 1960).
  • Los Spitfires, de Los Spitfires (Cisne, 1961).
  • Vuelve primavera, de Los Blue Caps (Orfeón, 1965).
  • Los Rocking Devils, de Los Rocking Devils (Tambora, 1964).
  • Los Camisas Negras, de Los Camisas Negras (Musart, 1960).
  • Los Tijuana Five, de Los Tijuana Five (Pickwick, 1967).
  • Bátiz & hair, de Javier Bátiz (Orfeón, 1968).
  • Aconséjame mamá, de Baby Bátiz (Maya, 1965).
  • Triunfo y aplastamiento del mundo moderno con gran riesgo de Arau y mucho ruido - Arau A Go Go, de Los Tepetatles (Pop Art, 1965).

El “rock chicano”, el Festival de Avándaro y la clandestinidad (1970-1979)[editar]

En esta década apareció el rock mexicano adquirió un carácter al que se denominó "chicano": aunque se grababa y se tocaba en el país, las letras se cantaban en inglés, ya que para muchos productores el rock cantado en español era algo impensable e incluso ilógico, ya que el ritmo había nacido en países anglosajones. Este fenómeno dio pie a que algunos sectores de la sociedad -principalmente los conservadores, pero no únicamente ellos- acusaran al rock nacional de ser un elemento de "transculturización" y una influencia negativa en los jóvenes, por lo que el género fue proscrito en casi todos los medios de comunicación y se concentró a lugares clandestinos.

Durante esta etapa aparecieron nuevas bandas, aún bajo la influencia de Batiz entre los jóvenes músicos. Apareció una nueva oleada des norte del país: El Ritual, banda de rock progresivo duro y letras en inglés (se maquillaban para crearse una imagen retadora) provenientes de Tijuana, junto con Peace and Love, banda de funk y rock quienes también cantaban en inglés; Baby Bátiz, hermana de Javier, rompe con la etiqueta de la cantante tierna de los años 60 e interpeta canciones al estilo de blues y soul influenciada principalmente por Janis Joplin. Del Nuevo León llegaron La Tribu, Macho y El Amor, un grupo de baladas románticas a ritmo de rock sicodélico. De Durango vinieron Los Dug Dug's, quienes tuvieron mucha aceptación con su tema "Lost in my Word"; primero componían en inglés y posteriormente optaron por el español. En Guadalajara despuntaba Carlos Santana, quien al no tener suficiente apoyo en México, decidió emigrar a Estados Unidos, donde realizó una notable carrera (fue el único artista de origen mexicano o latino en actuar en el Festival de Woodstock; La Revolución de Emiliano Zapata, liderada por el cantante y guitarrista Javier Martín del Campo, alias El Javis, que tocaban un sonido sicodélico y con letras en inglés; su primer sencillo “Nasty Sex”, fue uno de los primeros temas que entraron en la radio; Los Spiders, también de Guadalajara, posicionaron el tema “Back” en la radio; las "big bands" 39.4, Bandido y Tequila, que interpretaban cóveres lograron hacer canciones originales para que sonaran en la radio, con los temas “Fe”, “Freedom now” y “Give me another chance”, respectivamente, tenían un sonido que mezclaba el soul, el jazz, el funk y el rock. Otra banda jalisciense fue La Fachada de Piedra, que tenía un sonido de rock más crudo. En el Distrito Federal, además de Three Souls in my Mind, quienes aún tocaban en inglés y estaban fuertemente influenciados por The Rolling Stones, otros grupos se abrían camino, tales como La Máquina del Sonido de Armando Molina, La División del Norte y El Epílogo, y otras como Enigma, quienes fueron considerados como la primera banda de hard rock en México; además lo fusionaban con el blues, incluso fueron los primeros en dar indicios de heavy metal y sus integrantes usaban su nombre y como apellido tomaban su signo zodiacal; así, el guitarrista y vocalista era Pablo Cáncer, quien en su primer LP compuso temas en inglés como “Under sign of Aquarius” y “The call of the woman”. El también cantante y guitarrista Carlos Matta fundó su proyecto musical junto al flautista Jorge Reyes, la banda Nuevo México, con influencias de rock progresivo con tintes folkloristas y prehispánicos y letras en español como “El talón de Aquiles”. El pianista y cantante de blues Guillermo Briseño se unió a una de sus primeras bandas Cosa Nostra, en donde la cantante Norma Valdez hacía coros. Love Army fue otro ejemplo de un grupo que no cantaba en inglés, pues el cantante y compositor Alberto Isordia compuso la canción “Caminata cerebral”.

Festival de Rock y Ruedas de Avándaro[editar]

El 11 y 12 de septiembre de 1971 se reunieron miles de personas en torno al pueblo de Avándaro, en el Estado de México, para asistir al primer festival masivo de rock en el país. Lo que en un principio había sido planeado como una carrera de autos que se ambientaría con la música de algunos grupos, se convirtió en un evento que marcó la culminación de la primera etapa del rock en México, y que por su trascendencia e implicaciones musicales, sociales e incluso políticas, se le compara con el Festival de Woodstock, que se realizó en Estados Unidos dos años antes.

A este evento se le considera el parteaguas del rock mexicano. En principio solo se tenían planeadas un par de bandas, pero la lista de agrupaciones creció a más de 10 y duró dos días. Excepto por las ausencias muy señaladas de La Revolución de Emiliano Zapata y Javier Bátiz, que expresamente declinaron participar, el elenco del festival puede ser considerado como una muestra representativa del rock que se hacía en México en esa época, con todas sus variantes y características. En esos dos días se presentaron Tinta Blanca, Three Souls in my Mind, El Epílogo, Tequila, Bandido, La Fachada de Piedra, Los Yaki con la participación de la cantante chilena Mayita Campos, El Amor, El Ritual, Peace and Love, Los Dug Dugs, La División del Norte, Zafiro, Sociedad Anónima, La Ley de Herodez y Soul Master.

El festival atrajo a multitudes de jóvenes de todas las clases sociales de la época en México; se estima que asistieron más de 200,000. Este hecho hizo que las autoridades de la época prestara especial atención al evento, pues se creían tal cantidad de personas en cualquier momento se manifestarían en contra el Estado. El punto de quiebre, que derivó en la prohibición de cualquier evento masivo relativo al rock en al menos 15 años fue lo que sucedió durante la actuación de Peace and Love. Hasta ese momento todo el concierto había sido transmitido a través de la radio. Mientras el vocalista entonaba la canción "Mari, marihuana", gritó: "¡Chingue su madre el que no cante!". De inmediato la señal del festival fue cortada. Días después, el gobierno federal (en ese entonces lo encabezaba Luis Echeverría) ordenó la cancelación de conciertos de rock, prohibió a las estaciones programar música de ese género, obligó a las compañías disqueras a no grabar a bandas y a la prensa se le encargó satanizar al festival y a la juventud, la cual ya padecía maltratos y abusos de la policía. Estaban recientes los movimientos de 1968 y 1971, que fueron reprimidos con violencia.

Los Hoyos Fonquis[editar]

El rock en México se halló entonces confinado a la marginalidad y a un carácter contestatario que no aportó en nada a su mejoría. Luego del masivo Avándaro, en los años siguientes los conciertos se realizaron casi exclusivamente en los "hoyos fonquis", que eran casas en estado ruinoso, fábricas abandonadas, y cines o teatros medio derruidos. En estos espacios las bandas tocaban al nivel del suelo y muchas veces no se les pagaba. Sin embargo para entonces eran la única fuente de trabajo para las bandas y los únicos lugares donde se podía escuchar rock hecho en México.

Los años 70 son la "década perdida" del rock en México, debido al veto de la radio, la televisión, los lugares de conciertos y las casas disqueras, enmarcada en la represión generalizada que se ejerció contra los jóvenes. Muchas bandas desaparecieron o cambiaron de género musical, como fue el caso de La Revolución de Emiliano Zapata, quienes se dedicaron a la llamada "música romántica"; o bien convirtieron en grupos "versátiles" para amenizar fiestas. Mayita Campos, la cantante que acompañó a Los Yaki en Avándaro, grabó un par de discos LP en los que interpretó canciones de jazz y soul. Sin embargo, hubo grupos que resistieron: Three Souls in my Mind decidieron componer temas en español, que usaron para expresar su descontento con temas como “Chavo de onda”, “Abuso de autoridad” o “Perro negro y callejero”. Prosiguieron con su carrera tocando en lo hoyos foquies” en condiciones precarias, e incluso heroicamente lograron publicar un disco casi cada año. Un camino similar siguieron Enigma y Nuevo México. Incluso había nuevas propuestas como la del cantante Paco Gruexxo, quien elaboraba canciones originales de rhythm and blues. Hangar Ambulante fue otro ejemplo de supervivencia en medio de este ambiento adverso.

Con el transcurrir de la década se asimilaron también las influencias progresivas, lo que dio origen a numerosos grupos, pero pocos lograron dejar material grabado. Fue el caso de Al Universo, formado por el ex Nuevo México Jorge Reyes y Armando Suárez, quienes incluso musicalizaron obras teatrales; Vía Láctea, de Carlos Alvarado; Cosa Nostra, ya sin Briseño y con canciones en español; Música y Contracultura, abreviados como MCC donde el cantante Mario Rivas fue considerado como uno de los mejores de México. Con tendencias más pesadas surgieron Nuevo México y Náhuatl; Toncho Pilatos, de Guadalajara, con una tendencia hacia el rock progresivo y música folclórica; Alberto Isordia salió de Love Army para cimentar su proyecto Pájaro Alberto y Sacrosaurio]]; La Verdad Desnuda, Lucifer y Mayita Campos se unen; Los Dug Dugs, ya con canciones en español como "La gente" y "Ya te dejé"; Mr. Loco, Ciruela, Frankie Alfredo y París, de Guadalajara, con su estilo funk rock; y Huevo Blues, quienes reversionaban temas de rock angloparlante y los parodiaban, entre muchas otras.

A finales de la década surge Decibel, grupo con tendencias "avant-garde", pionero en música experimental en el país y formado por Walter Schmidt y Carlos Robledo. Hacían uso del ruido de artefactos como silbatos o juguetes y los contextualizaban sobre secuencias programadas previamente con sintetizadores; llegaron a presentar su trabajo en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes. Su primer disco, El poeta del ruido fue editado en 1979 posterior a la separación de la banda, y fue hasta los años 90 cuando revivieron el proyecto con nuevos álbumes. El punk y el new wave procedentes del Reino Unido y de Estados Unidos también llegaron a México. En 1978 se fundó Dangerous Rhythm, antecedente de Ritmo Peligroso, la primera banda punk mexicana en grabar un disco, Social germ, en 1979. A diferencia de sus contrapartes anglosajonas, este grupo se formó por jóvenes de la clase media de la Ciudad de México e interpretaban sus propias canciones en inglés.

Tras la desaparición de Decibel, Schmidt y Robledo se unieron a Jaime Keller, alias Illy Bleedin, un cantante influenciado por David Bowie, para formar Size, una banda con rasgos de new wave, postpunk y synth pop con temas tanto en inglés como algunos en español, que revolucionaría, sin proponérselo, la escena nacional. Unos pocos meses después se forma Rebel d'Punk, grupo de jóvenes de la clase marginada de la colonia San Felipe de Jesús, de la Ciudad de México, junto con Javier Baviera, ex integrante de Decibel y Como México no hay Dos; este grupo duraría sólo 2 años en su formación original; Javier se mudaría a Nueva York. Su primera grabación la realizan en un acoplado del rock nacional de los años 80, donde contribuyeron con las canciones "El Museo del Chopo" y "De plástico". Otras bandas de punk que se formaron en esa época y en ese mismo territorio fueron Síndrome del Punk, Massacre 68 y Polo Pepo y la Sociedad Corrupta, que fueron claves para el desarrollo de un punk menos comercial, con ideales más anárquicos y que lograron identificarse con jóvenes habitantes de colonas marginadas de la metrópoli.

Por esa época emergió en Guadalajara el grupo Sombrero Verde, antecedente a Maná. Su propuesta radicaba en un rock con elementos de latinos y de reggae.

Álbumes relevantes[editar]

  • Back (LP), de Spider's (RCA/Camden, 1970).
  • Coming home, de Javier Bátiz (Star, 1971).
  • Chavo de onda, de Three Souls in my Mind (Cisne/Raff, 1976).
  • Hecho en casa, de Nuevo México (Orfeón, 1975).
  • Cambia, cambia, de Los Dug Dugs (RCA/Camden, 1975).
  • La Revolución de Emiliano Zapata, de La Revolución de Emiliano Zapata (Polydor, 1971).
  • Toncho Pilatos, de Toncho Pilatos (Polydor, 1971).
  • Enigma, de Enigma (Epic, 1972).
  • Peace and Love, de Peace and Love (Cisne/Raff, 1973).
  • Caminata cerebral, de Love Army (Cisne/Raff, 1971).
  • El Ritual, de El Ritual (Cisne/Raff, 1971).
  • Rock sound, de Tequila (Okeh/CBS, 1983).
  • Náhuatl, de Náhuatl (Cisne/Raff 1974).
  • Dangerous Rhythm, de Dangerous Rhythm (Orfeón, 1979).
  • El poeta del ruido, de Decibel (Orfeón, 1979).

Renacimiento, el "Rock en tu idioma" y la apertura de los medios (1980-1989)[editar]

Tendencias progresivas[editar]

Prácticamente tuvo que pasar una década de Avándaro para que empezara a notarse un nuevo despunte en el rock mexicano. El primer signo de este auge apareció por el lado del progresivo que floreció en principios de los años 80, con la aparición de decenas de bandas; entre ellas Chac Mool (integrada por Jorge Reyes y Carlos Alvarado), Iconoclasta, The High Fidelity Orchestra, Nobilis Factum, Cast, la Banda Elástica, La Caja de Pandora, 0.720 Aleación (influenciados por el "canto nuevo" y la música de protesta), Delírium, Oxomaxoma (proyecto experimental de percusionistas y música electrónica cuyo primer álbum vio la luz hasta 1990), Nazca y muchos otros. Chac Mool llamó la atención muy pronto, fueron llamados a varias salas de conciertos por su propuesta fresca, pues era progresivo cantado en español e inspirado por la imaginería prehispánica. De sus primeros cuatro LP destaca el primero, Nadie en especial, de 1980. Poco tiempo después Reyes empezó como solista, armando ensambles de música prehispánica mezclada con elementos eléctricos; sus álbumes más representativos son Ek-Tunku (1983) y A la izquierda del colibrí, grabado junto con el músico Antonio Zepeda (1986). Luis Pérez también fusionó elementos musicales prehispánicos con tendencias modernas, en su LP En el ombligo de la luna. Posteriormente, Chac Mool cambió su sonido por uno mucho más accesible de rock-pop con su álbum Caricia digital (1984). En esa época se les propuso abrir el concierto de Queen en México (The Game Tour), pero lamentablemente no sucedió. Otra banda progresiva que se transformó fue La Caja de Pandora, después de entrar el cantante Salvador Moreno, quien más tarde, ya en los 90, formaría parte de la banda La Castañeda.

Algunos grupos procedentes del progresivo de los años 70 también entraron a la nueva década con una modernización en sus sonidos. Alex Eisenring, líder del Queso Sagrado, reapareció con un proyecto llamado Syntoma, que en 1981 editó su EP Heloderma, y en 1983 sacó su único LP llamado No me puedo controlar, que los convierten en la primera banda de synth-pop experimental mexicana. Otra banda de rock progresivo activa a finales de los setentas fue Nirvana, homónima del grupo estadunidense que posteriormente surgiría.

El impulso de Comrock[editar]

En los primeros años de los 80, en medio de la poca apertura que aún prevalecía, nació el sello discográfico Comrock, que por una corta temporada se dedicó a grabar, producir y distribuir discos de grupos nacionales. Las primeros que firmaron fueron Ritmo Peligroso, Mask, Los Clips (antecedente de Rostros Ocultos), Kenny y los Eléctricos (quienes primero se llamaron Kenny & The Electrics) y Punto y Aparte; después salió a la venta un disco acoplado con dos canciones de cada una de estas bandas. Posteriormente grabaron a otras como el primer álbum de El Tri, Simplemente, en 1985; de Luzbel, Pasaporte al infierno, en 1986; y de Casino Shanghái, Film, en el mismo año. En 1988, la compañía transnacional Warner Music Group compró la disquera y las bandas pasaron a ser parte de su catálogo luego de que el sello se disolvió. Actualmente algunos de estos discos aún se distribuyen.

Pop y música electrónica[editar]

A principios de la década sucedió también un florecimiento del tecno/pop, desde Size, formada a finales de 1978, hasta las nuevas propuestas como Syntoma, quienes publicaron su LP No me puedo controlar en 1983. Posteriormente, Size se desintegró después de un concierto en Cuernavaca, Morelos. Walter Schmidt y Carlos Robledo se unieron a la cantante Ulalume Zavala y al músico Humberto Álvarez para formar al grupo Casino Shanghái; su textura musical era de electro pop con elementos oscuros y de cabaret, haciendo especial énfasis a las películas de los años 40 tanto en su vestimenta como en el arte alrededor. A finales de los 80 surgió en Tijuana el proyecto Artefakto, liderado por Roberto Mendoza (actualmente en Panóptica), quien fue el antecedente de Nortec Collective. También aparece la cantante, vedette y actriz Angélica Infante, empieza a mostrar su trabajo de tecno-rock que a la postre se iría convirtiendo en hard rock y heavy metal. Su primer álbum, Fixión, fue publicado hasta 1992 en formato de acetato. Otra exponente importante de esta tendencia fue Margarita Saavedra, quien fundó su proyecto Alquimia, en el que compuso música electrónica de alta calidad con tintes oscuros; posteriormente se fue a radicar a Inglaterra, en donde actualmente sigue trabajando bajo la línea musical del new age.

El "Guacarrock", el "Rock Urbano" y el Movimiento Rupestre[editar]

A mediados de la década apareció el grupo Botellita de Jerez, formado por Sergio Arau en la guitarra, Armando Vega Gil en el bajo y Francisco Barrios alias El Mastuerzo en la batería. Con esa alineación grabaron tres LP, titulados Botellita de Jerez (1985), Naco es chido (1986) y La venganza del hijo del guacarrock (1987). Estos tres álbumes, considerados clásicos en la historia del rock mexicano, muestran el estilo que ellos denominaron "guacarrock": una mezcla de rock con elementos tomados de la música mexicanas como el son, el mariachi y el bolero. Sus canciones poseen un muy desarrollado sentido del humor y son de corte nacionalista, aunque no panfletario. En sus letras utilizan expresiones del habla común de la Ciudad de México, y abordan temáticas de la vida cotidiana y la cultura popular. Su importancia e influencia siguen latentes.

En 1983 Alejandro Lora salió de Three Souls in my Mind y fundó una nueva banda a la que llamó El Tri, con la que graba su primer material en 1984. Guillermo Briseño continúa su carrera como solista en la línea del blues. Otro ejemplo fue la Banda Bóstik, grupo de rock marginal oriundo de Tlalnepantla de Baz, Estado de México. En 1986 se formó Tex Tex. Originarios de Texcoco, Estado de México, rápidamente adquirieron fama en la creciente escena subterránea urbana con una propuesta a la que denominaron "rock agropecuario". También los músicos Choluis y El Pato formaron el grupo Trolebús), y Mamá-Z, con un rock humorista y bohemio, también aportó a esta corriente, publicando dos LP (Mamá-Z en 1985 y Esa viscosa manera de pegarme las ganas, en 1987). También en los 80 hace su aparición la banda de blues rock Real de Catorce, que lanza su primer material en 1987; se trata de la que fuera la banda de apoyo de la cantante Betsy Pecanins. Otra banda de rhythm and blues fue Follaje, que se integró con ex miembros de Three Souls in my Mind.

En 1980 se publicó el álbum LP Roberto y Jaime: sesiones con Emilia. Fue un trabajo muy poco común para la época, pues era una mezcla de instrumentos de rock y elementos del "canto nuevo" o canto de protesta, realizado por los cantautores Jaime López y Roberto González junto con la cantante Emilia Almazán. Podría considerarse como el antecedente de lo que después se denominó Movimiento Rupestre: aquellos músicos que a falta de recursos para formar grupos con instrumentos eléctricos, presentaron su propuesta acompañados únicamente por su guitarra, cuya riqueza se concentraba en sus letras, muchas veces complejas y con una carga existencial que remite al movimiento folk acústico de los años 60 en Estados Unidos. El principal actor de esta nueva camada fue un cantautor emigrado de Tampico, Tamaulipas, al Distrito Federal, Rodrigo González, alias Rockdrigo, quien con sus canciones, armadas únicamente con guitarra acústica, armónica y voz, pronto alcanzó notoriedad. Jaime López fue uno de los primeros en seguir esta nueva corriente; lo siguieron Roberto González, Arturo Meza (quien también había trabajado en Decibel), Eblén Macari, Roberto Ponce, Rafael Catana, el grupo Qual del compositor Fausto Arellín, Gerardo Enciso de Guadalajara junto a su entonces banda El Poder Ejecutivo, entre otros, así como Cecilia Toussaint y su banda Arpía, y Nina Galindo y su banda Escape liderada por el compositor Mauricio González.

El subterráneo del Punk[editar]

El punk llegó a la Ciudad de México procedente de Estados Unidos a finales de los años 70, importado por jóvenes de las clases adineradas, quienes tenían los recursos para comprar discos y formar bandas. Aparecieron grupos como Dangerous Rhythm, Size, The Casuals, Salida Falsa y Aceptada, Serpentis y Hospital X, las cuales tenían un sonido similar al de sus homólogos de Estados Unidos o la Gran Bretaña.

Poco a poco el punk fue absorbido por jóvenes de las clases más marginadas, en barrios populares del valle de México, y surgieron bandas como Rebel D'Punk (1979), Energía (1981), Rocker's Punk (antecesor de Herejía, 1981), Síndrome del Punk (1982), Yap's (1982), Los Negativos, Black Market y Solución Mortal (estas tres últimas de la ciudad fronteriza de Tijuana, 1982), entre otras.

Para mediados de los años 80 ya se había creado una escena más sólida en la Ciudad de México, había bandas como Xenofobia, Histeria, Virginidad Sacudida, Crimen Social, Sistema Negativo, Rompecabezas Punk, Descontrol, Asfixia, Catalepsia, Grooby, DeFectuosos, Kkaaooss Subterráneo, Anti-Gobierno, y Colectivo Caótico.

Para 1987 el punk alcanzó un auge, con bandas como Espécimen de Tijuana, Decadencia, Complot Anárquico, Sicosis, Massacre 68, Atóxxxico, M.E.L.I. (1988), Ley Rota (1988) y Sabotaje Final (1988), entre muchas más. Después el movimiento comienza a extenderse a otras partes del país, con bandas como Generación Podrida, Reacción Cadena, Desgarre Social y Autodestrucción de Mexicali; Desahogo Personal de Toluca; A.D.I. y Sedición de Guadalajara; Disolución Social, Abuso, Derechos Humanos y Cabezas Podridas de Monterrey; Arkanhell, Alergia(Punk) y Ruido Sadista de Saltillo; Lacras y Aquelarre de Tampico; Disturbio Clandestino de San Luis Potosí; Los 3 Cochinos, Estupidez Crónica, Putrefaxión Juvenil y Libertad De Expresión de Hermosillo; Q.S.Q. y Estructuración Nefasta de Los Mochis; y otras muchas bandas.

La irrupción del metal[editar]

A principios de la década, el grupo setentero Enigma fue el primero en dar indicios de hard rock en México, en sus conciertos y componiendo canciones ya en español. Bajo esta misma orientación se formó en 1972 el grupo La Cruz en Tijuana, pero no fue sino hasta 1986 que lograron grabar su primer LP con música original titulado Rock a la medianoche. En 1983 el grupo Mistus contribuyó a esta corriente pero con canciones en inglés. En ese mismo año apareció Cristal y Acero, banda que grabó su primer álbum homónimo. Este grupo fue pionero de la ópera rock en el país: a lo largo de la década presentaron varios montajes escénicos acompañados con rock; tal es el caso de Kuman, de 1987. Más tarde, ya en los años 90, a pesar de hacer cambios drásticos en su alineación, presentaron la obra Drácula.

Ya plenamente en el heavy metal, Luzbel fue la primera banda que logró consolidarse con una grabación. Integrado entre otros por el vocalista Arturo Huízar y el guitarrista Raúl Greñas, publicaron primero en 1985 su EP Metal caído del cielo, y al año siguiente su LP debut, Pasaporte al infierno. En Guadalajara resaltó el trabajo de Mask, donde participó José Fors como vocalista; su primer y único LP fue The fox. Otras bandas como Farnux, Fongus, Khafra, Ramsés, Mákina, Argus, Raxas, Cuero y Metal, lograron grabar algún álbum; también se formaron grupos como Ultimátum y Abaddon, que tuvieron como vocalistas a Marcela González y Brenda Marín, respectivamente. Conforme fue avanzando la década el heavy metal mexicano comenzó a diversificarse; prueba de ello fue la aparición de grupos en el subgénero del thrash metal, como Next y Transmétal, esta última integrada por los hermanos Partida: Lorenzo, Juan y Javier, al lado del vocalista Alberto Pimentel. En el estilo death metal, en 1988 la banda Toxodeth, que a principios de los noventa lograron grabar un disco en Discos Culebra, un subsello de BMG.

A finales de los 80 y principios de los 90 se consolidó una corriente de hard rock con una orientación más melódica, que tuvo alcanzó cierto éxito comercial, sobre todo con grupos como Branda y Coda, este último señaladamente influenciado por Bon Jovi y conformado por ex integrantes de la banda Megatón, que estuvo más dirigida al heavy metal.

El "boom" del "Rock en tu idioma"[editar]

Como en otros aspectos de la sociedad y la cultura mexicanas, el terremoto de 1985 significó un punto de inflexión. Detonados por un nuevo entorno social, aparecieron decenas de bandas con propuestas más elaboradas y arriesgadas que intentaban crear una identidad a partir de la asimilación de influencias más allá de la imitación. Algunas tuvieron éxito comercial y otras se quedaron en el subterráneo. Algunas, como El Personal de Guadalajara (grupo que mezclaba ritmos como el reggae, el calipso y la rumba con letras humorísticas) o Sangre Asteka (integrada por Humberto Álvarez y José Manuel Aguilera, que combinaba rock con ritmos mexicanos, del Distrito Federal, mostraron unas muy interesantes fusiones. Otras propuestas fueron Kerigma y Axis, así como el grupo Taxi, el solista Ricky Luis o la renovada propuesta de Cecilia Toussaint, con un estilo más pop. Otro peculiar proyecto que apareció en esta época es Qué Payasos, agrupación que denominó a su estilo como "rock para niños y no tan niños".

En medio de este ambiente de efervescencia, en el segundo lustro de los años 80 llegó al país una oleada de grupos argentinos y españoles que comenzaron a sonar en la radio. Estos grupos se caracterizaron por mezclar en su sonido influencias de reciente creación en ese momento, como el punk, el new wave y el pop, con letras en español. A este movimiento, que se agrupa genéricamente en el concepto Rock en tu idioma (aunque, en rigor, este nombre denomina únicamente a una campaña de promoción emprendida por BMG) pertenecieron Miguel Mateos, Soda Stereo, Radio Futura, Enanitos Verdes, G.I.T., Nacha Pop y Alaska y Dinarama, entre otros, que alcanzaron un gran éxito comercial en el país. Paralelamente, algunas bandas mexicanas con estilos parecidos a los de sus homólogos extrajeros buscaron incorporarse a la corriente, para aprovechar el ambiente favorable al género en la radio comercial y la televisión. Las Insólitas Imágenes de Aurora fue un ejemplo de esto: originalmente estaba conformada por Saúl Hernandez, Alfonso André y Alejandro Marcovich, con un sonido orientado más al new wave y con letras surrealistas. Para firmar con una gran compañía disquera (RCA, hoy BMG), hicieron cambios en su alineación y se renombraron como Caifanes, que luego se convertiría en la primera banda masiva del país. Con un sonido más sofisticado, su cóver del tema bailable cubano "La Negra Tomasa" comenzó a sonar en la radio, incluso en estaciones que nunca habían programado rock. Caifanes fueron considerados como un hito de su época y los representantes de México en el movimiento del Rock en tu idioma. Gracias a su éxito muchos grupos de comenzaron a tener apoyo de los medios, asistir a mostrar su trabajo en algunos programas de televisión y sonaron en la radio.

El evento que marca la incorporación de México a la corriente fue el concierto que ofreció Miguel Mateos en el Hotel de México, hoy World Trade Center México, el 31 de octubre de 1987, cuyos abridores fueron los entonces recién creados Caifanes y Neón. Las disqueras transnacionales entonces abrieron sus puertas a las bandas mexicanas por primera vez, cuando empezaron a ver su trabajo como un negocio redituable. Es así como las disqueras CBS (hoy Sony Music) y RCA (BMG) firmaron a Caifanes, Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, Bon y Los Enemigos del Silencio y Neón.

Así, en 1987 nació Fobia, que mezclaba rock con pop y toques de sicodelia (y lanzaron su primer disco hasta 1990); y al año siguiente apareció Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, que fusionaba el rock con ritmos latinos como el ska y el calipso, y cuyo álbum debut fue editado hasta 1989. Estas bandas fueron las encargadas de que los medios de comunicación comenzaran a ocuparse de la música rock hecha en México. Incluso algunas bandas ya existentes como El Tri y Maná lograron obtener apoyos en disqueras y la radio; además, otras bandas como Ninot, Bon y Los Enemigos del Silencio y Neón. Incluso Botellita de Jerez, ya con otra alineación y sin Sergio Arau, cambiaron el estilo que los caracterizó; hicieron una telenovela (Alcanzar una estrella). Otros grupos se sumaron: Kenny y Los Eléctricos, Ritmo Peligroso y Rostros Ocultos aprovecharon comercialmente el auge, mientras que a nivel subterráneo existían propuestas como la del Dr. Fanátik, quien hizo un proyecto alterno con José Manuel Aguilera, Saúl Hernández y Alfonso André, llamado La Suciedad de las Sirvientas Puercas, donde se vestían de mujer.

Caifanes en el 2011 durante su reunión en el Vive Latino

Debido al éxito comercial de Rock en tu idioma y la aceptación de Caifanes, Maldita Vecindad y Fobia, Televisa y BMG organizaron un concurso en el que Los Amantes de Lola fueron ganadores y Pedro y Las Tortugas obtuvieron el segundo lugar. Otras bandas que también participaron fueron Huizar (proyecto solista del ex vocalista de Luzbel) y Radio Carolina, quienes no tuvieron tanta aceptación.

Nuevos espacios[editar]

Luego de los años en que no existieron lugares para el rock en México más que los "hoyos fonquis", en los años 80 el primer lugar que se abrió a las bandas de rock fue el Museo Universitario del Chopo, en donde se organizó un concurso donde salió ganadora la banda progresiva Iconoclasta. Posteriormente se organizó también el Tianguis Cultural del Chopo, donde poco a poco empezaron a generarse conciertos callejeros. El primero fue con el grupo de punk T.N.T. En la segunda edición del concurso la banda ganadora fue Kerigma, quienes sorprendieron con su gran calidad musical.

Durante los primeros años de los años 80 había un lugar llamado Hip 70, ubicado al sur del Distrito Federal. Se caracterizó por programar a grupos de punk, y bandas como Kenny y Los Eléctricos, Size y Dangerous Rhythm hacían conciertos regularmente, y ocasionalmente El Tri. Con el paso de los años, algunos foros culturales como el de la librería El Ágora fueron acondicionados para que bandas como Guilermo Briseño y el Séptimo Aire, Botellita de Jerez, Real de Catorce, MCC, Luzbel y Cecilia Toussaint tuvieran un lugar para presentar su trabajo en vivo. Poco a poco los "hoyos fonquis" empezaron a desaparecer. Otra sede fue el Bar 9, ubicado en la avenida Insurgentes; se trataba de un bar ga en donde se programaban algunos días de la semana noches de rock, a las que acudía todo tipo de personas, con grupos como Casino Shanghái, Manchuria, Las Insólitas Imágenes de Aurora, Mamá-Z y Ritmo Peligroso. Además se organizaban noches de punk, en donde llegaron a presentarse Massacre 68 y Rebel d'Punk, este lugar fue cerrado tiempo después debido a trifulcas y peleas entre pandillas.

Cabe resaltar la apertura de Rockotitlán, que fue uno de los sitios más importantes para la historia del rock mexicano (fue el lugar donde Caifanes se presentó por primera vez). Por ahí desfilaron las bandas más importantes de los 80 y algunas que lo serían ya en los 90. A la par, apareció el L.U.C.C. (La Última Carcajada de la Cumbancha), donde a finales de la década se presentaban bandas nóveles como Café Tacvba, Santa Sabina, además de Abril, Juguete Rabioso, etcétera. Otros lugares importantes fueron el Tutty Frutty, el Rock Stock, entre otros, de los cuales también hacían uso Gerardo Enciso y El Personal, que venían de Guadalajara.

Hoy en día hay una gran cantidad de bandas de rock que suenan en las radios y televisión mexicana entre los que destacan Molotov, Zoé, Hello Seahorse, Jumbo, Los Daniels, Porter, La Gusana Ciega, etc. Hay también una gran cantidad de bandas de rock emergiendo en México como: Animal Gang, Quiero Club, La Banderville, Furland, Los Marty, Los Harris, Disco Ruido, Ventilader, etc. Siendo el Vive Latino uno de los festivales más importantes de la escena de rock mexicana en el cual se dan a conocer las nuevas propuestas musicales.

Incursión en el cine[editar]

El creciente presencia del rock en México propició que directores cinematográficos apostaran por musicalizar sus películas con canciones de algunos grupos. Una de las primeras aportaciones fue la del grupo Manchuria para la película Deveras me atrapaste, dirigida por Gerardo Pardo en 1984. Otra obra fue ¿Cómo ves?, de 1985 dirigida por Paul Leduc, en la que participaron, tanto en la banda sonora como en algunas escenas El Tri, Cecilia Toussaint y Rodrigo González. Un toke de roc fue una película dirigida y realizada por Sergio García Michel en 1988, musicalizada por Newspaper, Botellita de Jerez, El Tri, Chac Mool, Nina Galindo y Marisa de Lille, entre otros. En 1991 se estrena Ciudad de ciegos, dirigida por Alberto Cortés y cuya música fue hecha por Jaime López y José Elorza, que cuenta varias historias en un departamento en la colonia Roma; al final tienen participaciones Santa Sabina junto a Saúl Hernández y el Sax de Maldita Vecindad, quienes forman un grupo ficticio.

Álbumes relevantes[editar]

  • Achorage Don´t make waves 1981.
  • Tonight/Daily Matriz, de Size (New Rocker Productions, 1980).
  • Nadie en especial, de Chac Mool (PolyGram, 1980).
  • Electric/Manías, de Kenny & The Electrics (New Age, 1981).
  • Cristal y Acero, de Cristal y Acero (Independiente, 1983).
  • Simplemente, de El Tri (Comrock, 1984).
  • En la mira, de Ritmo Peligroso (Comrock, 1985).
  • Charrock and roll, de Botellita de Jerez (Independiente, 1984).
  • Hurbanistorias, de Rodrigo González (Independiente, 1985).
  • Primera Calle de la Soledad, de Jaime López (RCA/Víctor, 1985).
  • Pasaporte al infierno, de Luzbel (Comrock, 1986).
  • El diablo en el cuerpo, de Size (Independiente, 1986).
  • Rock a la medianoche, de La Cruz (Independiente, 1986).
  • Briseño y el Séptimo Aire, de Guillermo Briseño (Comrock, 1986).
  • A la izquierda del colibrí, de Jorge Reyes y Antonio Zapeda (Philips, 1986).
  • Real de Catorce, de Real de Catorce (Discos Pueblo, 1987).
  • Abran esa puerta, de Banda Bóstik (Pentagrama, 1987).
  • Suite mexicana, de Iconoclasta (Rosenbach, 1987).
  • Arpía, de Cecilia Toussaint (Discos Pentagrama, 1987).
  • Sobrevivientes, de MCC (Música y Contracultura) (RCA/Víctor, 1987).
  • En sentido contrario, de Trolebús (Discos y Cintas Dencer, 1987).
  • Esa viscosa manera de pegarme las ganas, de Mamá-Z (Independiente, 1987).
  • No me hallo, de El Personal (Discos Caracol, 1988).
  • A contracorriente, de Gerardo Enciso y El Poder Ejecutivo (Independiente, 1988).
  • Caifanes, de Caifanes (conocido también como Volumen 1 o álbum negro (RCA/Ariola, 1988).
  • Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio, de Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio (RCA/Ariola, 1989).

Consolidación (1990-1999)[editar]

Los años 90 iniciaron con un auge en la escena del rock mexicano. Tras el espacio ganado en los medios masivos de comunicación luego del fenómeno del "Rock en tu idioma", los grupos ya no sólo apostaban por incorporarse a una corriente o imitar a un modelo extranjero; además, buscaban desarrollar un estilo propio con propuestas más ambiciosas, más sofisticados en sus letras y nivel de producción, además de un basarse en un marcado eclecticismo musical. En ninguna otra época del rock en México han existido tantos grupos que se resistieron a entrar una clasificación, sea por la variedad de sus influencias o por el marcado sello personal de su obra.

En este ambiente de tenue "apertura" impulsado por la presencia en la radio y la televisión, los antiguos "hoyos fonquis" se extinguen y dan paso a espacios donde esta música pierde definitivamente su carácter semi-clandestino, para ser consumido por las clases medias. Así, hacia 1990 se multiplicaron los conciertos. Es la época en la que, al menos en la Ciudad de México, los grupos nacían y podían se desarrollar una carrera, así fuera incipiente, en el "circuito" que formaban Rockotitlán, el L.U.C.C. (La Última Carcajada de la Cumbancha), el Rockstock o el Bulldog, además de decenas de sitios de existencia efímera. Es la época en la que se populariza la denominación "antro" para referirse a estas discotecas o bares donde se podía escuchar lo más nuevo del rock mexicano. La proliferación de espacios posibilitó la realización de encuentros y concursos. El más famoso fue La Batalla de las Bandas, realizado por Rockotitlán, en el que participaron varios grupos que lograron grabar al menos un disco y obtener distintos grados de éxito comercial, como Raxas, El Clan, Ansia, Consumatum Est y Crista Galli.

A principios de los 90, grupos mexicanos logran internacionalizarse. Las dos bandas puntales del sello BMG, Caifanes y Maldita Vecindad, graban discos (El silencio, de 1992 y producido por Adrian Belew, y El circo, de 1991 y producido por Gustavo Santaolalla y Aníbal Kérpel, respectivamente) con gran presupuesto que les permiten realizar giras hacia América Latina, Europa y Estados Unidos. mientras El Tri y Maná consolidaron su presencia en WEA. Las compañías transnacionales empiezan a ver al rock como un producto redituable, por lo que empiezan a apoyar a los grupos nuevos, sea estableciendo convenios de distribución con las florecientes disqueras independientes, o creando subsellos especializados. La culminación de este fenómeno fue la creación, por parte de BMG, de Discos Culebra en 1992. Bajo la dirección de Humberto Calderón, ex integrante de Neón, el subsello lanzó los primeros discos de algunos grupos, con producción sofisticada realizada en estudios profesionales. Ese año aparecieron los álbumes de lo que se conoció entonces como "primera generación": Pa' servir a usted de La Lupita, grupo que mezclaba pop, funk, heavy metal y corridos, La invasión de los blátidos, de los tapatíos Cuca, liderados por José Fors y orientados al hard rock, y el muy esperado disco debut de Santa Sabina, banda liderada por Rita Guerrero y de estilo rock, jazz y gótico). Más tarde, Culebra dio a conocer a Romántico Desliz, banda fugaz del cantautor Fratta con un sonido pop elegante y refinado; la cantante oscura , que sacó un solo disco de cóveres; Los Lagartos, banda de punk rock, La Castañeda (inspirados en el antiguo manicomio de la Ciudad de México, tocando un rock muy rasposo y visceral, y que empleaba el performance); de Guadalajara, el disco Cuentos del miedo de Gerardo Enciso; de Monterrey a Toxodeth, y de la frontera a Tijuana No, quienes mezclaban punk, ska y reggae, para quienes relanzaron su disco debut.

Otras compañías discográficas comienzan a interesarse en otros grupos como EMI quienes firmaron a Las Víctimas del Doctor Cerebro (banda de rock, punk, ska y heavy metal) y WEA quienes firman a Café Tacvba, cuarteto de Ciudad Satélite que combinó la músca folklórica como la polka con el ska y el rock pop.

La compañía Sony Music también generó un sub sello "independiente" para el apoyo de bandas mexicanas y latinoamericanas, entre otros figuraba el grupo La Dosis. Universal Music por su lado lanzó a Surco de donde salieron bandas como Molotov y Discos Manicomio de donde salieron Zurdok y Resorte.

Otras propuestas se hacen presentes; el guitarrista Julio Revueltas con su música intrumental de corte jazzística con tintes de rock, la cantautora Leticia Servin que junto a Francisco Barrios el "Mastuerzo" (ex Botellita de Jerez) y el cantautor de origen hidrocálido Armando Palomas continúan en la brecha del llamado "Movimiento Rupestre", así como el trovador Fernando Delgadillo. La cantautora Tere Estrada proveniente de una banda de los ochenta llamada Esquina Bajan, además forma un colectivo de artistas femeninas independientes llamadas Mujeres en Fuga al lado de Alda Cano, Laura Abitia y María Tort encargada a la música experimental. Tere aporta su participación en cuanto a blues y rock se refiere, además reivindica la imágen de la mujer mexicana en el rock con su libro "Sirenas al Ataque" en el que hace mención de artistas como Ana de Alba (cantante independiente intérprete de las canciones de Arturo Meza), Hebe Rosell (artista de origen argentino quien fuera miembro de la banda de apoyo de Guillermo Biseño como saxofonista y tecladista), el trío femenil de jazz pop experimental Flor de Metal, etc...

Por su parte José Fors sale de la Cuca para comenzar con su proyecto solista denominado Forseps, a su vez otros integrantes de La Cuca forman el grupo Nata, también dentro de la línea del hard rock.

Aún con la industria establecida apoyando propuestas rockeras nacionales, no tardaron en abrir algunos sellos independientes, como Opsión Sónica que dentro de su catálogo se encontraban artistas muy diversos como Salón Victoria, Limbo Zamba, Riesgo de Contagio, Los Esquizitos, Hocico, Hueco y Riesgo de Contagio.

Discos Antídoto del músico denominado El Señor González (que fue integrante de Botellita de Jerez en su segunda etapa), ahí no solo se grababan artistas de rock, pero que de la cual salieron propuestas como El Señor González y Los Cuates de la Chanva, Fratta, Monocordio, etc.

Discos Intolerancia de Gerardo Rosado (integrante de Consumatum Est) sello que en su primera etapa grabó a La Gusana Ciega.

Discos Do Do en el que integraban a Raxas y El Clan, a su vez Discos Rockotitlán que grabó a Guillotina, Ansia, Paco Gruexxo, Kerigma, etc.

A pesar del gran auge comercial que crean las compañías disqueras durante esta década, es evidente que el apoyo a los grupos mexicanos de rock ya no puede continuar, prácticamente todos los sub sellos de las disqueras transnacionales desaparecen antes de acabar la década de los noventa. Incluso las compañías independientes entran en crisis, todo ello gracias a la piratería. Esta crisis discográfica es tal que muchas bandas terminan por desintegrarse, no obstante algunas optan por el camino de la independencia y continúan su carrera musical por un tiempo más. Algunas otras que se separaron retomarán años más tarde su carrera o simplemente se reúnen esporádicamente y vuelven a disolverse.

Crecimiento del Rock Mexicano[editar]

Durante la primera mitad de los noventas las bandas líderes del movimiento seguían siendo Caifanes, Kenny y los eléctricos, Maldita Vecindad, Santa Sabina, La Lupita, Ritmo Peligroso, Fobia, Tex Tex, Los Amantes de Lola, Crista Galli, Ansia, La Castañeda, Coda y varios más los cuales alcanzan bastante difusión radial e importantes cifras de ventas. De manera más independiente pero no menos representativa surgen grupos de Blues como Real de Catorce, Trolebús.

En los años noventa continúa el florecimiento del Rock Progresivo y Alternativo, ahora con proyección internacional, al ser reconocidos por diversos foros y disqueras de Europa y E.U.A., que muestran interés en los grupos nacionales. Algunos de estos grupos son Café Tacvba, Guillotina (considerada la banda Grunge mexicana) junto a Radio Kaos (influenciados por Pearl Jam), Panteón Rococó, Plastilina Mosh, El Gran Silencio, La Gusana Ciega, Molotov, etc. También comienzan a surgir grupos en los diferentes estado del país como de La Dosis y Azul Violeta Guadalajara ambas con tendencias hacia el funk, el pop rock y el jazz, La Nun.k Muerta Rebelión de Veracruz; La Barranca con un estilo más experimental y El Clan la primera banda de rock gótico en México, a la par de Hocico, dúo de tecno industrial y electro dark. Muchos de ellos siguen activos en 2008. También en los años noventa surgió Jaguares, continuación de Caifanes después de su ruptura, ambas de las bandas de rock más influyentes e importantes de México hasta la fecha. Destaca el trabajo de La Barranca, agrupación originalmente conformada por José Manuel Aguilera; ex integrante de Sangre Asteka, colavorador de Jaime López para el disco Odio Funkie y eventual guitarrista de Jaguares, además de Federico Fong, Alfonso Adré y esporádicamente Cecilia Toussaint en los coros. Jarris Margalli ex miembro de dos bandas ochenteras Mistus y Ninot auto produce su primer trabajo solista, además de haber colaborado también con Jaguares.

Hacia fines de los años noventa, con una industria mucho más desarrollada, salen a la luz grupos como Jumbo (de Monterrey, Nuevo León), Pastilla (banda de rock pop alternativo de integrantes de origen mexicano avecinados en Estados Unidos), Naranja Mécanica (banda de rock electrónico de Torreón, Coahuila), y los raperos Molotov, y Control Machete. Estos y muchas otras bandas trabajan en la fusión de estilo, algunos mezclan rock y hip hop, con letras irreverentes y temáticas personales, con fuertes dosis de crítica social.

Por otra parte las cantautoras mexicanas también se abren paso por la escena del rock alternativo; la tijuanense Julieta Venegas ex integrante de Tijuana No y Ely Guerra, además de la banda de rock pop femenil Aurora y La Academia.

Entre las bandas de "rock garage" y "surf" destaca Los Esquizitos, cuyos integrantes después pasaron a formar parte de Lost Acapulco. A finales de los noventas se comenzó a escuchar los primeros trabajos del grupo femenil Las Ultrasónicas dentro de esta misma línea.

El grupo tijuanense tecno electrónico Arefakto continúa haciendo discos hasta mediados de los noventa, sin embargo se desintegra, dejando a Roberto Mendoza y a Pepe Mogt con la posibilidad de trabajar por su cuenta. Entre 1997 y 1999 empezaron a aparecer los proyectos en solitario de Fussible (Pepe Mogt) y Bostich (Ramón Amezcua) que después formarían el Nortec Collective integrado también por Panóptica (Roberto Mendoza) que se encargarían de un sonido vanguardista entre la música electrónica y la música norteña y de banda.

En el rock progresivo mexicano seguido de las bandas ochenteras como Iconoclasta, Chac Mool y Delirium, de la década de los noventas a la actualidad, han surgido propuestas de grupos y artistas como La Perra (dúo bajo-batería), Cabezas de Cera (quienes fabricaban sus propios instrumentos), La Pura Realidad, Muros de Agua, Faena, Gallina negra, Paciencia de Gato, Govea, Luz de riada, Nemesis y Aurea hybride. Destacan también las experimentaciones musicales vocales de Juan Pablo Villa y el trío coral femenil Muna Zul.

Continuación del "Rock Urbano"[editar]

El fundador de la Banda El Tri, Alejandro Lora, en el escenario en 2006

El denominado Rock Urbano es una forma de música rock hecha principalmente en las zonas conurbanas de la Ciudad de México que tienen en la mayoría de sus letras historias del conglomerado marginal que rodea a la capital del país, aunque dichas bandas con su estilo y atuendo han influido en la formación de otras en el resto de México e incluso el sur de los Estados Unidos. Estas bandas de Rock Urbano la mayor parte han grabado para la prácticamente la única disquera que se dedica a este estilo Discos y Cintas Denver. Si bien su rango de distribución es limitado hasta cierto punto en el país y no tiene la misma publicidad que el Rock comercial y el Rock Pop mexicanos, si ha tenido difusión hacia otros países y regiones que se identifican con las letras marginales de éstas, principalmente a partir de la década de los años 2000 es cuando va adquiriendo mayor notoriedad entre la escena alternativa latinoamericana gracias a la popularización de internet que ha difundido algunas canciones de muchos artistas del género. Se le ha etiquetado como Rock Urbano por que los autores de las canciones obtienen la inspiración en las historias de la gente más pobre de las zonas más marginales de la Capital Mexicana y lugares aledaños del Estado de México, principalmente se caracterizan por ser como "relatos" de los personajes de dichas zonas, el repudio al gobierno y al maltrato de la gente trabajadora por parte de la clase alta.

Este estilo de rock es escuchado principalmente en los barrios y colonias del área conurbana de la Ciudad de México como Ciudad Nezahualcóyotl, Ixtapaluca, Tláhuac, Ecatepec, Tultitlán, Iztapalapa, Tlalnepantla y Naucalpan, todas en su mayoría son cinturones de estrato social bajo compuesto en su mayor parte por migrantes provincianos del interior de la república que combinan en sus vestimentas las tendencias del Punk Hardcore principalmente aunque no correspondan a la música de Rock Urbano propiamente.

Los grupos más representativos y populares son Juan Hernandez y su Banda de Blues, El Haragán y Compañía (encabezado por Luis Álvarez que en los años noventa protagonizaría este movimiento), Heavy Nopal (anteriormente conocido como Dama), Lira'n Roll (anteriormente conocido como Blues Boys), Charlie Montanna (quien fue vocalista de los grupo Mara y Vago), Isis (banda de los esposos Fabiola Paz y Jesús Corona) Interpuesto, Loba (banda femenil), Caneza,, Sam Sam , José Luis DF, Rod Levario, Leon Vago, La Divina Comedia entre otros. En el barrio de Prados, Tultitlán, surgió una banda de hard rock, con algunas tendencias heavy y un poco urbanas. El nombre de la agrupación fue Infractor (inicialmente "Bando infractor" en aversión al Bando de buen gobierno), liderada por el vocal Carlos Rivera y el guitarrista Fernando Silva. Su sonido particular sería gracias a sus vertiginosos sólos de guitarra e influencias de bandas como Iron Maiden y Deep Purple de tipo extranjero, y de grupos nacionales como Enigma y Three Souls In My Mind.

Este género híbrido dentro del Rock Mexicano se va transformando en "baladas", e incluso algunas de las bandas comienzan a realizar versiones de baladas de artistas de los 60 y 70, las bandas son Sur 16, Tatuaje Vivo, 3 Vallejo, La Otra Banda de México, Los Gestos de la Doña, Alma Callejera, Ritual Viviente, California Blues, Valance, Hazel, entre otros...

A su vez muchas bandas de heavy metal y punk convergen dentro del estilo y el sector del "Rock Urbano" compartiendo conciertos y fanáticos, como Rebel'D Punk, Síndrome de Punk ahora como Amaya LTD Síndrome, Transmetal, Espécimen, Garrobos, Lvzbel (banda de Arturo Huizar en la que continuó tocando canciones del Luzbel de los ochenta), Leprosy, Graffiti 3X, Vómito Nuclear, Sindicato del Terror, etc.

Este movimiento también abrigó a las intérpretes Angélica Infante (orientada al hard rock y al heavy metal), Sagrario Bello, Valery, Fabiola X (quienes cantan covers de canciones clásicas del rock angloparlante) y la veterana Baby Batiz además del ya consagrado Javier Bátiz quien se sigue presentando en vivo de manera "underground".

La particularidad en estas agrupaciones consiste en que se han mantenido al margen de los medios de comunicación masivo a diferencia de las bandas populares, la radio y la televisión no les interesa apoyarlos, sin embargo generan toda una escena a nivel "undergroud" pues se producen sus discos en la compañía Discos y Cintas Denver y organizan festivales con gran número de agrupaciones, se publican afiches y carteles por muchos lados de la Ciudad y su área metropolitana, su público fiel acude prácticamente cada fin de semana a disfrutar de sus bandas favoritas, en las que alternan los estelares y gustosos en hacer giras por varias partes de la república como Puebla, Guadalajara, Morelos, e incluso para la comunidad mexicana en Estados Unidos, además de compartir escenario con bandas extranjeras como los españoles Ángeles del Infierno, Mago de Oz, Medina Azahara y los argentinos Rata Blanca.

El Ska y el Reggae en México[editar]

El primer registro que se tiene de ska en español, a mediados de los 60, fue la orquesta de un tipo llamado Toño Quirazco, que en sus distintas épocas logró interpretar muchas de las canciones de la época a ritmo de ska. La orquesta de la que se hizo acompañar la mayor parte de su vida artística, se hacía llamar "Hawaiana", y tanto el "Jamaica Ska", y el "Ska Vol. 2", fueron discos rubricados como "Quirazco y su Hawaiana", así como la infinidad de EPS 7 que incluyeron en varios casos canciones que hasta el momento se desconozca si existen en formato LP. Quirazco, fue un artista de la época dorada del rock and roll, como se le llamó en México a la época de los 50-60, cuando la mayor parte de los artistas solo refriteaban a los intérpretes estadounidenses, mientras esta orquesta, hacía versiones de música jamaiquina, y canciones clásicas en la historia de la música.

"Piedra Rodante", la revista por excelencia del rock mexicano de finales de los 60 y principios de los 70 (comparable a la "Banda Rockera" de los 80) registra muy, pero muy rara vez documento alguno relacionado con el ska, a no ser por sus notas esporádicas que refieren a "Byron Lee", "Prince Buster", o "The Skatalites".

No será sino hasta mediados de los años 80 cuando surgirá la banda más importante en la historia del ska mexicano: Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, una banda surgida por los rumbos de Tacubaya compuesta en su mayoría por estudiantes deseosos de un cambio político-social en este país. Desde un principio, se montaron en el tren de la solidaridad y la reivindicación, algo que era clásico de la época, ya que aún existían las secuelas del último gran terremoto que había asolado a la ciudad de México apenas en 1985; aunado a eso, la represión que había no sólo en la capital del país, sino en todo este contra cualquier intento de expresión juvenil, propiciaban por si mismas las condiciones para que surgiera una banda con un proyecto cultural multidisciplinario, el cual haría explosión a finales de la misma década; No solo logra atraer los reflectores de varios sectores de la sociedad, sino que también los atrae de la primera compañía que apuesta por el rock mexicano actual, BMG ARIOLA.

En México, son pocas las bandas que adoptan este género de manera "pura", ya que como parte de la cultura mexicana se genera una "mezcla" de este ritmo, fusionándolo con ritmos como: salsa, merengue, cumbia, swing, punk, hard core, etc. Creando así el llamado "mexska". Una de las bandas que adoptan este ritmo (al menos en sus inicios) es Inspector, destacándose, por tocar un "ska puro" sin embargo en la escena subterránea pueden existir más grupos que se dediquen a tocar y componer canciones de Ska con ritmo 100% fiel a su contraparte original.

El ska híbrido con los géneros antes mencionados tiene como máximos representantes a Tijuana No (ska, punk, reggae), Panteón Rococó (ska, rock), Inspector (ska, rocksteady, fusión), Salón Victoria, Salario Mínimo (ska, salsa, rock), Los Estrambóticos (ska, rock), Nana Pancha, La Matatena, La Tremenda Korte, Los de Abajo (ska, world beat), Pánico Latino, Maskatesta, La Parranda Magna, Su Mercé, Rude Boys, La Sonora Skandalera, K-ras Citadinas (proyecto alterno de Sax de Maldita Vecindad), Sekta Core (ska, punk, hard core). La mayoría surgieron en los años 90. Es importante señalar la importancia de Panteón Rococó y Los de Abajo, pues han sido pieza clave de este movimiento, puesto que su música ha girado en partes de Europa, Asia y Sudamérica. Han sido bien recibidos en esos lugares cuando realizan conciertos, han sido elogiados por las prensas locales de esos países y han puesto en alto a la escena mexicana.

En los terrenos del Reggae ELISEO PECH YAMA (músico nacido en QUINTANA ROO) mejor conocido como ELY COMBO, introdujo el REGGAE en nuestro país a inicios de los años setenta, después, a finales de los años ochenta la banda El Personal mezcló ritmos de reggae dentro de su propuesta, a pesar de ello, no se le considera propiamente como una banda de reggae, en los noventa sin embargo (y después del fallecimiento de su vocalista Julio Haro) abordaron un poco más esta corriente. A principios de los noventa las bandas que encabezaron el género fueron Los Yerberos y Antidoping que hacían un reggae de estilo tradicional, a veces mezclando sonidos de ska y letras contestatarias y pacíficas, ambas tuvieron el apoyo de Culebra Records para la grabación de sus materiales discográficos. Por su lado, las bandas independientes Rastrillos y Ganja tocaban a la par de las ya mencionadas y posteriormente surgieron nuevos grupos como Los Guanábanas, Jamaica 69, Akil Ammar, Lengualerta (rapero con tendencias de reggae), Los Aguas Aguas, Los Atletas Campesinos, etc.

El Rap y Hip-Hop en México[editar]

El estilo musical de El Gran Silencio es una fusión de cumbia norteña y raggamuffin con elementos del rock tradicional

Esta corriente fue iniciada comercialmente por el tío regiomontano Control Machete, integrado por Toy, Pato y el rapero Fermín IV, publicaron su primer álbum con una compañía transnacional titulado "Mucho Barato" en 1996. El Gran Silencio fue también una banda que hizo uso del rap en su propuesta, pero lo mezclaron con elementos de ska y cumbia. En el Distrito Federal hubo dos bandas que integraron el estilo del rap con la música del rock, como fue el caso de Molotov banda que despuntó comercialmente tanto dentro de México como fuera, hasta ahora ha sido una de las bandas más importantes del Rock de México, publicaron su primer álbum titulado "¿Dónde Jugarán las Niñas?" (Parodiando al álbum de Maná "¿Dónde Jugarán los Niños?"), su portada fue "escandalizante" por mostrar unas pantaletas y las piernas de una muchacha y su venta fue prohibida por un tiempo en las tiendas de discos. Otra banda importante es Resorte más orientados al llamado "nu metal". Plastilina Mosh fue otra propuesta musical que utilizó elementos de rap con música electrónica, rock y pop.

Una de las bandas más emblématicas de la "Avanzada regia" es Plastilina Mosh.

En Monterrey, Nuevo León siguieron surgiendo propuestas que utilizaban al rap como forma de expresión, como Zurdok Movimiento que solo publicaron un álbum en 1997 con este estilo, después se dedicaron al "Rock pop alternativo" bajo el nombre solo de Zurdok. Los Quehaceres de Mamá y La Flor del Lingo fueron otras propuestas que mezclaron el "rapeo" con instrumentos de rock. Además de La Vieja Guardia ya al estilo hip-hop.

En el Distrito Federal surgieron Sociedad Café y Poncho Kingz (quienes si contaron con apoyo discográfico pero solo publicaron un solo álbum). La aportación femenina llegó de la mano de Magisterio cuya líder era Ximbo y la "MC" Jezzy P formaron el colectivo Rimas Femeninas sobre la Tarima al lado de chilena Moyenei Valdéz que años más tarde se uniría a Rocco de Maldita Vecindad para formar el Sonidero Meztizo.

Movimiento de "Rock Gótico" en México[editar]

A principios de la década de los noventa grupos como la cantante (que interpretaba covers de Javier Corcobado y Alaska y Dinarama), Santa Sabina y La Castañeda fueron los únicos que demostraban tendencias oscuras tanto líricamente como en estética, sin embargo la banda de rock gótico El Clan fue la primer banda que se consideró la pionera de este movimiento, fueron ganadores del segundo concurso La Batalla de las Bandas organizado por Rockotitlán quedando en segundo lugar, su videoclip "Las Brujas" recibió un premio por parte del INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes). Le siguió el dúo industrial gótico Hocico, este dúo despuntó rápidamente fuera del país, comenzaron a ser elogiados en Europa, sobre todo en festivales de Alemania, donde son bien recibidos actualmente.

A mediados de la década destacaron otras bandas como La concepción de la Luna que mezclaba el tecno con el rock y también salidos del segundo concurso de la "La Batalla de las Bandas" de Rockotitlán, otro ejemplo es Hueco, banda que lanzó en formato de vinilo su primer material discográfico en pleno 1997 y que tenía influencias de Joy Division, Nocturno a Rosario, Veneno Para las Hadas con tendencias tecno, Maldoror, Las Virgenes que nunca fueron Santas, Las Danzas, Kael Jared, etc.

En cuanto al metal gótico, las bandas que dominan al público "dark" son Akkabal, Anabantha, Autumn Tenebre, E-met, Erszebeth, Morante, Vía Dolorosa, Trágico Ballet, Fractalia y Elfika entre otros.

El Clan es de los pocos grupos que sobrevive en escena durante varios años a pesar de sus cambios tan drásticos de alineación, pues el vocalista original Gustavo Pérez "El Castor" sale de la banda para emigrar a los Estados Unidos y allá forma una banda llamada Aladhya y un proyecto electrónico llamado Two Old Vamps, en su lugar entra como cantante Hugo Grob y graban su segundo álbum en estudio llamado Sigue Soplando el Ánimma y en 2005 es reemplazado por Ricardo Lassala ex vocalista del grupos Ansia.

Durante la década del año 2000 el grupo Anabantha cobra peculiar importancia dentro de la república mexicana, y la vocalista Duan Marie explota su proyecto solista bajo el nombre de María Escarlata

Los nuevos lugares para conciertos[editar]

En el bloque pasado se hizo mención de "Rockotitlán" y su importancia en la escena de los años ochenta y parte de los noventa. Pero para mediados de la década de los noventa, otro número importante de lugares se hicieron presentes. Primero que nada, cabe resaltar la importancia que tuvo la Ciudad Universitaria (UNAM), en donde se realizaron algunos festivales como Rock por La Paz y la Tolerancia en 1994, en el que se recaudaron recursos para ayudar a las comunidades indígenas afectadas por el movimiento Zapatista de Liberación Nacional, participaron artistas como Santa Sabina, Maldita Vecindad y Café Tacvba entre otros (pese a que los conciertos al aire libre fueron cancelados por el gobierno debido a un incidente ocurrido durante un concierto de Caifanes). Poco a poco también la televisión mostraba con más apoyo el trabajo de los rockeros mexicanos. La cadena televisiva MTV y sus sesiones acústicas Unplugged se interesaron en grabar programas de las bandas antes mencionadas e incluso la grabación de ese álbum.

En la segunda mitad de esta década existieron otros espacios alternativos en los cuales las bandas podrían exhibir su trabajo en vivo, como el Circo Volador, en el que es muy común ver a bandas de la línea metalera, punk y gótica, se presentan bandas de talla internacional y nacional. Otro lugar fue el Multiforo Alicia, donde bandas como Los Esquizitos y Las Ultrasónicas se presentaban, así como grupos de ska como Panteón Rococó y Sekta Core, artistas de blues como Real de Catorce, Gerardo Enciso o Nina Galindo o del estilo "Rockabilly" como Los Pardos o Los Gatos. El "Faro de Oriente" fue otra sede para conciertos importante al poniente de la Ciudad de México. Otros recintos fueron el "Club Dada X" orientado a bandas de música de rock gótico como El Clan y Hocico. El Hard Rock Live fue también un parte aguas dentro del quehacer artístico de los grupos de Rock en México e internacionales. Se comienzan abrir los foros grandes de la Ciudad de México como el Auditorio Nacional, el Palacio de los Deportes o el Foro Sol en donde se realizó la primera edición del Festival Vive Latino en 1998 y que sigue vigente actualmente. Incluso en ocasiones llega a utilizarse en Zócalo Capitalino para realizar conciertos masivos gratuitos

En Guadalajara, Jalisco existió el foro Roxy, actualmente están vigentes el Teatro Diana, el Teatro Estudio Cavaret, entre otros. Mientras que en Monterrey, Nuevo León destaca el Café Iguana

A principios de esta década todavía es evidente que El Tri, Maná, Caifanes y Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio siguen siendo los que encabezan la escena de rock nacional. Llegan nuevos nombres que se suman a esta lista; Café Tacvba y Molotov además de la ruptura de Caifanes por un pleito interno, que da lugar a Jaguares. Mientras que Carlos Santana continúa con gran éxito en el extranjero. La polémica se crea alrededor de Maná y Café Tacvba puesto que se cree que sus propuestas musicales son demasiado comerciales para ser llamadas "Rock". Sin embargo mantienen su popularidad, su público los sigue y son pilares en cuanto a ventas de discos. Pronto también las bandas internacionales comienzan a voltear a México para venir a realizar conciertos, y a ver a los grupos mexicanos como posibles abridores de dichos eventos como fue el caso de Caifanes que se convirtió en la primera banda latina en abrir un concierto de The Rolling Stones, la compañía organizadora de espectáculos OCESA trae a KISS y Las Víctimas del Doctor Cerebro son los encargados del número de apertura. Santa Sabina abrió a King Crimson. Tex Tex abre a ZZ Top, etc. Las bandas mexicanas se incorporan al mercado internacional, principalmente Caifanes, Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio, Café Tacvba, El Tri y Maná, contraponen el peso del resto de las bandas latinoamericanas y españolas como Soda Stereo, Los Fabulosos Cadillacs, Heroes del Silencio, Aterciopelados, Los Prisioneros, etc. Algunas bandas discográficas abren ven el gran impacto comercial del llamado "Rock en Español" que hubo en México desde los años ochenta y deciden abrir su mercado a las nacientes bandas mexicanas durante los años noventa, como MTV Latinoamérica y graban discos en grandes disqueras multinacionales como BMG, EMI, Universal Music, Sony Music, etc.

Cafe Tacuba en el escenario

El Juguete Rabioso, banda de origen mexicano, pero que sus integrantes eran de origen español y argentino.

Álbumes relevantes de Rock Mexicano de los noventa[editar]

  • Fobia de Fobia (BMG, 1990)
  • Falta Amor de Maná (WEA, 1990)
  • Valedores Juveniles de El Haragán y Compañía (Discos y Cintas Denver, 1990)
  • El Circo de Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio (BMG/Ariola, 1991)
  • Sangre Asteka de Sangre Asteka (Lejos del Paraíso, 1991)
  • Ansia de Ansia (Discos Rockotitlán, 1991)
  • Esquizofrenia de Kerigma (Discos Rockotitlán, 1992)
  • El Silencio de Caifanes (BMG/Ariola, 1992)
  • Noche de Día de Cecilia Toussaint (Sony Music, 1992)
  • Pa Servir a Ud. de La Lupita (Culebra/BMG, 1992)
  • Servicios Generales II de La Castañeda (Culebra/BMG, 1993)
  • NO de Tijuana No (Culebra/BMG, 1993)
  • El Infierno de Dante de Transmetal (Discos y Cintas Denver, 1993)
  • Odio Funkie (Tomas de Buró) de Jaime López y José Manuel Aguilera (Lejos del Paraíso, 1994)
  • Una Rola para los Minusválidos de El Tri (WEA/Warner, 1994)
  • Símbolos de Santa Sabina (Culebra/BMG, 1994)
  • Re de Café Tacvba (WEA, 1994)
  • Te Vas a Acordar de Mi de Tex Tex (BMG, 1994)
  • La Invasión de los Blátidos de Cuca (Culebra/BMG, 1992)
  • ¿Dónde Jugarán las Niñas? de Molotov (Surco/Universal, 1997)
  • Aquí de Julieta Venegas (BMG/Ariola, 1997)
  • Mucho Barato de Control Machete (Surco/Univeral, 1996)
  • Des-Construcción de Artefakto (Opción Sónica, 1993)
  • Odio Sobre el Alma de Hocico (Opción Sónica, 1997)
  • Sin Sentir de El Clan (1994)
  • Tempestad de La Barranca (BMG/Ariola, 1997)
  • Víctimas del Doctor Cerebro de Víctimas del Doctor Cerebro (EMI, 1993)
  • A la Izquierda de la Tierra de Panteón Rococó (Iguana Records, 1999)
  • Hombre sintetizador de Zurdok (Universal Music Mexico, 1999)
  • Bajo el Azul de tu Misterio de Jaguares (BMG/Ariola, 1999)

La moda "Indie", la verdadera independencia y el Internet como forma de difusión musical (2000-2009)[editar]

A partir del año 2000 la escena del rock mexicano se ha diversificado, tanto en diferentes propuestas como en público y lugares para hacer conciertos, sin embargo, las industrias discográficas poco ayudan a su difusión y la piratería acaba con la industria; las bandas que más reditúan hasta el momento son Café Tacvba, Molotov, Jaguares, El Tri (aunque su música muestra poca evolución) y Maná se vuelve cada vez más comercial y se integra menos a la escena de rock. Carlos Santana aunque viene a México por giras, ya es considerado un artista de talla internacional. Es aquí cuando los máximos exponentes del "Rock Alternativo" empiezan a hacerse presentes; Panda y Zoe muestran sus primeros trabajos. También empezaba a rodar la banda Volovan con tendencias más Indie. A su vez una banda de covers de pop con estética de rockeros glam entra al medio; Moderatto, que está integrada por ex miembros de Fobia (suspendida hasta el momento) y del ex baterista de la banda de rock urbano Isis Elohym Corona. Genitallica y Pito Pérez fueron bandas de rock pop que también tuvieron buena aceptación a inicios de la década del 2000. A su vez, bandas como Santa Sabina y La Barranca continúan su carrera de manera independiente. Otras bandas comienzan a hacerlo como Las Víctimas del Doctor Cerebro, Panteón Rococó y Forseps entre otros. Fernando Rivera Calderón de Monocordio se une a Armando Vega Gil de Botellita de Jerez para crear el Palomazo Informativo encargado de convertir en canciones las noticias políticas del país. Aparecen las primeras grabaciones de las nuevas bandas de heavy metal y metal progresivo; Ágora la más popular se dan a conocer por abrir conciertos de Iron Maiden, Mastodon, Rata Blanca y otras. De Monterrey, Nuevo León aparecen Ira y Maligno (esta última integrada por ex miembros de Toxodeth y Genitallica) y el grupo femenil de heavy metal Mystica Girls. Muluc Pax de thrash metal cuya propuesta es peculiar por introducir la temática de la cultura Maya en su música. Ricardo Flores alias El Abulón de Víctimas del Doctor Cerebro funda su proyecto alterno Six Million Dollar Weirdo junto a la baterista Zette, ex miembro de la banda femenil de grounge Violenta. El Jazz Alternativo se integra al terreno del rock con grupos como Troker y Los Músicos de José y las intérpretes Magos Herrera e Iraida Noriega. En los terrenos del ska llegan Maskatesta y de Tijuana Los Kung-Fu Munkeys. En esta década surge el trabajo de Rodrigo Sánchez y Gabriela Quintero "Rodrigo y Gabriela", quienes formaron un dúo de guitarras acústicas en las que crean reversiones de canciones clásicas del heavy Metal, en especial de Led Zeppellin, emigraron a Europa donde su propuesta musical trascendió a tal grado de desplazar en las listas de popularidad a los artistas anglo parlantes. En México durante finales de los noventa conformaba cada uno parte de grupos de death y thrash metal, y se fueron a Europa a probar suerte. Es un caso similar al de Carlos Santana. En 2008 José Fors presenta su Ópera Rock Dr. Frankenstein obra musical en vivo apoyada por la Universidad de Guadalajara en donde participaron integrantes de bandas como Fobia, Azul Violeta, La Castañeda, La Dosis, Santa Sabina, Forseps, etc.

La experimentación musical cae en las manos de José Manuel Aguilera (La Barranca), saca su álbum solista instrumental titulado Yendo al Cine Solo en 2002. En 2007 músicos como Alejandro Otaola (guitarrista de Santa Sabina y La Barranca) y Alonso Arreola (periodista y bajista de La Barranca) dirigen sus proyectos solistas. Otaola lo hace con el disco Fractales que emplea improvisaciones musicales de varios músicos y les da un tratamiento electrónico. Y en el caso de Arreola lo hace con el disco LaBa donde el instrumento estelar es el bajo, ruidos de voces y percusiones, el cual distribuyó de manera gratuita.

El espacio de las cantautoras como Ely Guerra y Julieta Venegas poco a poco comienza a llenarse de más propuestas; por un lado Natalia Lafourcade, egresada de la academia Fermata cuyo estilo es de pop alternativo. Por otro estaba Diana Wolf que solo logró sacar un disco y cuyo estilo se le vincula al de Alejandra Guzmán, posteriormente fue bajista del grupo Six Million Dollar Weirdo. También entró María Barracuda proveniente de Ciudad Juárez, Chihuahua. En Guadalajara la cantante Sara Valenzuela ex vocalista de La Dosis comienza su carrera de solista. A finales de la década se dieron a conocer los álbumes de Ximena Sariñana (en el pop jazz) y Carla Morrison (en el pop folk). En los terrenos underground y a raíz del rompimiento de Las Ultrasónicas su bajista y vocalista Jessy Bulbo comienza a trabajar su propia línea musical combinando la "psicodelia", el "rock garaje" y algunas secuencias electrónicas. Amandititita, hija del trovador urbano Rodrigo González inventa su propia línea musical en la que crea historias urbanas a ritmo de cumbias, aunque se vuelve severamente criticada por ello se ve envuelta en polémicas. En el 2003 Julieta Venegas cambia su estilo oscuro de rock pop por una propuesta más comercial de pop con su álbum "Si" de 2003, se vuelve una artista importante para el pop y se aleja un poco del ambiente del que surgió. En el 2009 los Hermanos Villalobos, virtuosos violinistas jarochos, lanzan también su primera producción discográfica en este género.

En esta década llegan a México nuevas tendencias musicales como el World Beat o música del mundo, como es el caso de la música balcánica que se combina con el rock, y bandas internacionales como Gogol Bordello influyen en la creación de bandas nacionales como Polka Madre (que combina la música judía y balcánica con elementos de punk, rock, surf y ska) y La Internacional Sonora Balkanera (proyecto de música electrónica con tendencias balcánicas). Así mismo se forma una banda llamada Paté de Fua, hecha por integrantes de origen argentino y mexicano formada en México, que combina el jazz, el foxtrot y el tango. Otro proyecto alternativo que destaca es el de Kumbia Queers banda de cumbia/rock formado por Ali de Las Ultrasónicas y las argentinas She Devils.

Como también las bandas nacientes empiezan a creer que entrar en una disquera ya no es parte del negocio del rock, empiezan a utilizar diferentes espacios como el internet para mostrar sus canciones y anunciar sus conciertos, portales como MySpace comienzan a ser muy útiles y el término "indie" se vuelve una moda.

Rock alternativo, Indie rock y Pop punk[editar]

El Rock/Pop Alternativo suena con más fuerza; Zoé,, Panda,, La Gusana Ciega,, Zurdok, Jumbo y la banda Volovan como precursora del movimiento Indie. Son los líderes de esta tendencia, después La Gusana Ciega se desintegra y deja a su vocalista libre para explotar su proyecto solista denominado Cosmonova. Fueron parte aguas de que otras bandas comenzaran a surgir; Austin TV, Thermo, Porter, Elis Paprika, Ventilader, Kill Aniston, Bengala, DLD (anteriormente conocidos como Dildo), Sub- División, Atto & The Magestics, etc. En el estilo del llamado "Happy Punk" o "Pop duro" se encontraron Panda, División Minúscula, Tolidos, Nikki Clan y Canseco (casi todos provenientes del norte del país), del D.F. figuró Pink Punk. Chetes deja a Zurdok para continuar como Solista. Siguiendo la línea de bandas como Santa Sabina y La Barranca aparece San Pascualito Rey banda que combina el rock alternativo con la música popular mexicana en tonos oscuros y letras depresivas. De Guadalajara casi sorpresivamente llega Porter que comenzaban a tener una carrera ascendente, su EP titulado "Donde los Ponnys Pastan" los catapultó a la fama de inmediato, casi instantáneamente muchos jóvenes acuden a su llamado como "fans" sin embargo desaparecieron en no menos de cinco años dejando como solista a su ex vocalista Juan Son. En la segunda mitad de la década figuran Finde, Furland LeBarón, Los Daniels, Los Marty, Los Románticos de Zacatecas y Enjambre; estos últimos llevaron a la fama su propuesta. Descartes a Kant es una banda de Guadalajara cuya música es una mezcla bipolar de noise core y jazz. Aunque se podría denominar Rock Bipolar/Experimental.

La línea subterránea del "Garage rock, Surf rock y Rockabilly"[editar]

Escena subterránea inspirada en la música surf, en su mayoría de tipo instrumental, sin embargo hay agrupaciones con vocalistas. Una de sus características en el estilo es la vestimenta que utilizan pantalones cortos, sandalias, camisas tipo hawaianas con flores y palmeras y la utilización de máscaras de luchadores.

En el ambiente subterráneo el entonces cuarteto femenil Las Ultrasónicas sorprenden con su intensidad y su actitud en los escenarios y cuyo estilo musical combina también el punk. Lost Acapulco continúa como uno de los máximos exponentes del "surf" después de la disolución de Los Esquizitos. Riesgo de Contagio deja de ser tan popular como al principio. Otras bandas llegaron a la escena; Sr. Bikini, Fenómeno Fuzz, The Cavernarios, Los Santísimos Snorkells, Telekrimen y Yucatán A go-go (banda de rock, punk y surf con letras y temáticas dirigidas a los niños) eran parte de las agrupaciones que llenaban recintos como El Foro Alicia en ese tiempo. En el surf garaje estilo "Western" aparecen Twin Tones quienes visten de mezclilla, sombreros vaqueros y tocan en vivo sentados.

Paralelo y afín al movimiento del "Surf" comienzan a salir las bandas mexicanas del "Rockabilly" (ritmo y cultura posterior al "Rock and Roll" de los años sesenta). Las ramificaciones empezaron a hacerse notar rápidamente, como el "Punkabilly" y "Psycobilly", entre las bandas más populares se encuentran; Los Gatos, Los Rebel Cats, Eddy y los Grasosos, Nycotina, Los Pardos, Los Black Jacks,Rebellys, Nycotina, Los Golosos, Los Leopardos, etc.

El rock garage se manifiesta con Nos Llamamos, Joe Volume & The Vincet Black Shadows y Jessy Bulbo quien salió de Las Ultrasónicas y solidificó su propuesta. Otras bandas son Los Licuadoras, Les Estuches, Yokozuna, Le Butcherettes, San Pedro El Cortéz, Los Headaches, Las Pipas de la paz, The Funerals, Las Navajas, etc.

Techno y Música Electrónica[editar]

En esta década ya es común ver a bandas que tocan con elementos y armonías de rock combinadas con "beats" de música electrónica, tales como Zoé y Austin TV, sin embargo es en este apartado donde resaltarémos la importancia de las bandas de música electrónica en México; desde el mismo Nortec Collective de Tijuana conformado por Fussible, Bostich, Panóptica, Hiperboreal, Planktonman y Clorofila, hasta el Nopal Beat de Guadalajara, de donde salieron bandas como Sussie 4. Kinky ha sido el ejemplo mucho más comercial de esta línea, pues usa al rock alternativo y elementos electrónicos y de pop, alcanzaron gran aceptación gran parte del público y hasta la fecha se le puede considerar como una de las bandas mexicanas más importantes y populares. Otro colectivo que se encargó en cierto modo del trato electrónico al rock fue la disquera Nuevos Ricos, de donde Titán fue el principal actor; su música ya venía mostrándose desde los años noventa, pero resurgió en esta década su sonido experimental de combinar la música electrónica con el rock, de esta misma familia la cantante María Daniela muestra su proyecto Maria Daniela y su Sonido Lasser, Sonido Lasser Drakar es otro proyecto que siguió esa misma lista, asimismo Silverio, músico polémico por insultar y ser insultado por su público al tiempo en que se desnuda. Los Fancy Free de Chihuahua fue otro ejemplo, pues usaron la psicodelia del rock con elementos rebuscados de música electrónica. Faca fue un caso singular; se trata de una chica que trabajaba su música y que la mandaba por correo electrónico a un compañero de origen argentino al cual ni siquiera conocía.

Dentro de una línea "Electro Pop" ya eran populares Belanova, Face y Morbo (ex Moenia). Pero en un ambiente más alternativo pronto surgieron Quiero Club de Monterrey, Sub División y Hello Seahorse del Distrito Federal.

A finales de la década Panóptica se separa del Colectivo Nortec y comienza su propio proyecto Panóptica Orchestra mientras que Fussible y Bostich lanzan el álbum Tijuana Sound Machine.

Álbumes relevantes de la década del 2000[editar]

  • "Trance" de La Castañeda (Independiente, 2000)
  • "La Gusana Ciega" de La Gusana Ciega (Independiente, 2000)
  • "D.D. y Ponle Play" de Jumbo (BMG, 2001)
  • "Yendo Al Cine Solo" de José Manuel Aguilera (Independiente, 2001)
  • "Maquillaje" de Zurdok (Universal Music México, 2001)
  • "¡Oh Si, Más Más!" de Las Ultrasónicas (Termita, 2002)
  • "Natalia Lafourcade" de Natalia Lafourcade (Sony Music, 2002)
  • "Compañeros Musicales" de Panteón Rococó (Iguana Records, 2002)
  • "Kinky" de Kinky (Universal, 2002)
  • "Dance and Dence Denso" de Molotov (Universal, 2003)
  • "Rocanlover" de Zoé (Independiente, 2003)
  • "Espiral" de Santa Sabina (Antídoto, 2003)
  • "Cuatro Caminos" de Café Tacvba (WEA, 2003)
  • "Sí" de Julieta Venegas (BMG, 2003)
  • "La Última Noche del Mundo" de Austin TV (Independiente, 2003)
  • "Sufro Sufro Sufro" de San Pascualito Rey (Intolerancia, 2003)
  • "Sweet & Sour, Hot & Spicy" de Ely Guerra (EMI, 2004)
  • "Donde los Ponnys Pastan" de Porter (Independiente, 2004)
  • "La Hora del Tiempo" de Monocordio (Antídoto, 2005)
  • "Música Moderna" de Sussie 4 (Nopal Beat, 2001)
  • "Tijuana Sessions Vol. 3" -acoplado- de Nortec Collective (National Records, 2005)
  • "Saga Mama" de Jessy Bulbo (Nuevos Ricos, 2006)
  • "Zona de Silencio" de Ágora (Independiente, 2005)
  • "Para ti con desprecio" de Panda (Movic Records, 2005)
  • "Amantes Sunt Amentes" de Panda (Movic Records, 2006)
  • "Maligno" de Maligno (Independiente, 2007)
  • "Música de fondo" de Zoe (MTV, EMI, 2010)
  • "Desde la pulkata" de La Bartolina (Independiente, 2011)

El Comienzo de la Década Actual (2010 - al presente)[editar]

Las bandas indie posicionan su lugar dentro de la escena del rock mexicano, ya se ha roto el interés por tratar de crear un sonido de "Rock Mexicano", simplemente se preocupan por mostrar su trabajo en vivo, sus canciones vía internet y realizar giras en la mayor medida posible. Zoé, Panda, La Otra Banda de México, Hello Seahorse, Bengala y Enjambre se mantienen a la cabeza de las bandas "Indie" Mexicanas. Se introducen proyectos como Torreblanca y Madame Recamier, dedicados al rock experimental con elementos de jazz. Entran viejos músicos de décadas pasadas a crear música nueva en nuevos proyectos como el de Salvador y los Eones de Salvador Moreno de La Castañeda que se dedica a rescatar los boleros y combinarlos con elementos de metal gótico. JotDog conformado por María Barracuda y Jorge "la chiquis" Amaro quienes ya antes habían tenido sus propios proyectos como solistas tanto en agrupaciones. Abominables después de la partida de Six Million Dollar Weirdo, Illy Bleeding y Los Robotes Trucosos; del ex vocalista de Size el cantante Illy Keller quien fallece en un accidente automovilístico antes de concretar este proyecto, así como la vocalista de Santa Sabina Rita Guerrero quien fallece a causa del cáncer de mama. Hasta bandas como Deleone, Twin Tones que integran elementos del country, blues, al rock alternativo en un entorno western. Bandas como BuenRostro y El poder del Barrio en el género del ska. También tenemos a bandas que comienzan a surgir, con aún pequeña popularidad en la escena underground. Algunas por nombrar son URSS Bajo El Árbol, quienes ya tienen material grabado y en distribución, aunque con críticas tanto positivas como negativas. Con melodías dulces, rescatando elementos prehispánicos y la historia de la ciudad de México; La Bartolina, quienes con su primer EP "Desde la pulkata" incursionan en la escena del Rock en México. Otra banda con disco por distribuir es Ometéotl (OMTL) que, junto a la anterior mencionada, vienen representando al género de rock llamado New Prog en México. Estos son algunos ejemplos de cómo el rock mexicano sigue cambiando y evolucionando actualmente.

Referencias[editar]

  1. «Los Rebeldes ddel Rock». Cuadernos de Rock en Español. Consultado el 4 de mayo de 2012.

Rockola Iberolatina | Las 200 Mejores/más Importantes Bandas del Rock Mexicano [1]

  • "Catálogo Subjetivo y Segregacionista del Rock Mexicano" de Antonio Malacara Palacios (Editorial: CONACULTA/FONCA, 2001)
  • "Ahí la Llevamos Cantinfleando" de Merced Belen Valdéz Cruz (Edición de Autor, 2001)
  • "Sirenas al Ataque, Historia de las Mujeres Rockeras Mexicanas" de Tere Estrada (Editurial: Oceano, 2008)

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]