Juegos Olímpicos de México 1968

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
México 1968
XIX Juegos Olímpicos de Verano
1968 Mexico emblem.svg
Emblema de los Juegos Olímpicos de México 1968.
Localización Ciudad de México
Bandera de México México
Participantes
 • Países
 • Deportistas

112
5516 atletas
Eventos 172 en 20 deportes olímpicos
Ceremonias
Apertura 12 de octubre de 1968
Clausura 27 de octubre de 1968
Inaugurado por Gustavo Díaz Ordaz
Juramentos
 • Deportista

Pablo Garrido
Llama olímpica Enriqueta Basilio
Estadio olímpico Estadio Olímpico Universitario
Cronología
Tokio 1964 Olympic flag.svg Múnich 1972
[editar datos en Wikidata]

Los Juegos Olímpicos de México 1968, oficialmente conocidos como los Juegos de la XIX Olimpiada, fueron un evento multideportivo internacional celebrado en la Ciudad de México, México, del 12 al 27 de octubre de 1968. Tras dos candidaturas fallidas, la Ciudad de México fue seleccionada como sede del evento durante la 60.ª Sesión del Comité Olímpico Internacional. Desde ese momento se constituyó formalmente el Comité Organizador que se encargó, junto a diversas secretarías de Estado, de la organización de los Juegos. A excepción de cuatro sedes y tres estadios de fútbol, todas las instalaciones deportivas se ubicaron dentro de los límites de la ciudad. Para hospedar a deportistas, jueces y entrenadores, se construyeron dos villas olímpicas y se emplearon hoteles y apartamentos.

En total, participaron 5516 atletas —4735 hombres y 781 mujeres— de 112 países,[1] que compitieron en 172 eventos de 20 deportes —dieciocho del programa olímpico y dos de demostración—. Se prohibió la participación de Sudáfrica por sus políticas racistas, las Alemanias compitieron como países separados por primera vez y naciones como El Salvador, Honduras, Kuwait y Paraguay, entre otras, hicieron su debut en los Juegos Olímpicos de verano. Además, esta fue la primera edición del evento organizada por un país en vías de desarrollo, por una nación hispanohablante y los primeros realizados en América Latina. Fueron también los terceros celebrados en otoño, los primeros con controles antidopaje y pruebas de género e hizo su aparición la olimpiada cultural.

La altitud de la ciudad fue motivo de polémica, sin embargo, diversas competiciones deportivas de prueba invalidaron los temores presentes. El gobierno mexicano buscó promocionar al país por medio del evento. En contraste, el movimiento estudiantil lo utilizó para atraer la atención a los abusos gubernamentales. El conflicto entre ambas partes llegó a su punto más álgido diez días antes de la ceremonia de apertura, cuando el Ejército Mexicano atacó una manifestación en la Plaza de las Tres Culturas. Pese a que decenas de personas fallecieron, los Juegos continuaron de acuerdo a lo planeado.

En los Juegos Olímpicos se rompieron setenta y seis plusmarcas olímpicas y treinta mundiales. Tommie Smith y John Carlos protagonizaron un momento histórico al realizar el saludo del poder negro durante la ceremonia de premiación de los 200 metros. Estados Unidos fue el contingente olímpico más exitoso al obtener 107 medallas e, individualmente, los gimnastas Věra Čáslavská y Mijaíl Voronin fueron los atletas más condecorados.

Antecedentes[editar]

Ciudad de México ubicada en México
Ciudad de México
Ciudad de México
Localización de la Ciudad de México en la República Mexicana.

Tras diez años de conflicto armado, a inicios de la década de 1920, México comenzó la recuperación y, con ella, se emprendió un proceso de construcción nacional. Para lograrlo, el gobierno mexicano empleó diversos instrumentos, como el deporte,[2] también utilizado como mecanismo para la movilización política, el desarrollo social y para «restablecer la credibilidad de México en la comunidad internacional».[3] Según Barke (2011), una de las primeras manifestaciones de este «deseo de utilizar el deporte como un medio para la unificación nacional tras el caos de la Revolución mexicana [...] fue la construcción de un Estadio Nacional en mayo de 1924».[2]

Un año atrás, Henri de Baillet-Latour, miembro del Comité Olímpico Internacional —COI—, visitó México, como parte de un recorrido por América Latina. Durante esa visita se constituyó el Comité Olímpico Mexicano y se acordó que México enviaría su primer contingente olímpico en los Juegos de París 1924,[4] lo que, finalmente, se realizó pero con financiamiento privado.[2] Al cabo de dos años, la Ciudad de México celebró la primera edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, un evento que, según Arbena (1999), mostró que el país era un «potencial líder internacional, al menos, en su propia esfera geopolítica».[3]

Durante los años siguientes, el gobierno federal continuó su promoción del deporte y llevó a cabo diversas competiciones atléticas nacionales.[3] Poco después de organizar el Segundo Congreso Panamericano de Educación Física (1946), el presidente Miguel Alemán Valdés (1946 – 1952) y otras autoridades deportivas desarrollaron un plan a largo plazo para obtener la sede olímpica.[5] Sin embargo, en 1949, la primera candidatura de la Ciudad de México fracasó en la segunda ronda de votación.[6] Para Brewster y Brewster (2010), una de las razones que llevó a las autoridades mexicanas a buscar la sede fue el potencial que tiene la celebración de un evento deportivo de tal magnitud de «modificar las percepciones extranjeras», hasta ese entonces dominadas por la visión hollywoodense que representó a los mexicanos como «corruptos, ineficientes y de poca confianza».[7] A principios de la década de 1950, se completó el tramo mexicano de la carretera Panamericana y se inauguró el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. En 1952, finalizó la construcción del Estadio Universitario, que reemplazó al Nacional y que fungió como estadio principal de los VII Juegos Centroamericanos y del Caribe.[5]

Durante una visita a México en 1951, Avery Brundage, miembro del COI, que respaldaba la idea de llevar el movimiento olímpico a América Latina y que apoyó, al menos de forma «pasiva», el plan de Alemán Valdés, había indicado que las nuevas instalaciones en construcción para los Juegos Panamericanos de 1955, a celebrarse en México, eran de «calibre olímpico».[5] Dos años más tarde, la Ciudad de México organizó la 48.ª Sesión del COI, la primera realizada en América Latina.[8] Brundage creía que, con esto, los miembros del organismo podrían observar «de primera mano» los avances en el desarrollo de la ciudad. Finalmente, en 1955, la capital mexicana albergó los Panamericanos. Sin embargo, la organización del evento fue accidentada. La falta de recursos económicos llevó al traslado de competiciones a instalaciones menores. Por su parte, otras sedes fueron completadas a medias y el transporte demostró ser «el mayor desafío de la ciudad».[5] Pese a ello, fueron considerados un éxito[9] y, para Brundage, representaron la primera competencia internacional «en la que el país sede cumplió estrictamente con las reglas del COI».[5] No obstante, una polémica presente fue la altitud de la ciudad —2240 msnm—.[10] Ese mismo año, México falló una vez más en la búsqueda de la sede olímpica. En esta oportunidad, la ciudad fue eliminada en la primera ronda al obtener únicamente seis votos.[6]

Candidatura[editar]

La candidatura de la Ciudad de México a los Juegos Olímpicos de 1968 se basó principalmente «en las instalaciones existentes y la experiencia en eventos anteriores».[11] Un punto a favor para la candidatura fue el desarrollo económico y la industrialización que el país vivió desde 1940[12] —México había experimentado más de dos décadas de indicadores macroeconómicos favorables, un fenómeno denominado Milagro mexicano[13] — y que lo convirtieron en un «candidato adecuado» para buscar la sede olímpica.[14] Por otro lado, de acuerdo a Brewster y Brewster (2010), aunque «lejos de ser perfecta», la situación política en México a inicios de la década de 1960 era buena, mejor que la de muchos países de América Latina.[12] El 7 de diciembre de 1962, Ernesto P. Uruchurtu, jefe del Departamento del Distrito Federal presentó formalmente a Brundage, presidente del COI desde 1952, la candidatura de la ciudad.[15] En la pugna por la sede, México se enfrentó a Detroit, Lyon y Buenos Aires.[16]

Como una confirmación, el 29 de junio de 1963, se publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto presidencial suscrito por el presidente Adolfo López Mateos (1958 – 1964) en el que se autorizaba al Departamento —en colaboración con la Secretaría de Educación Pública— gestionar la candidatura.[17] [18] Poco después, el 4 de julio, Uruchurtu decretó la formación del Comité de Invitación, encargado de proponer y apoyar la candidatura, integrado por José de Jesús Clark Flores, como presidente, Marte R. Gómez, como vicepresidente, y Alejandro Carrillo, Josué Sáenz, Federico Mariscal, Manuel Guzmán Willis, Eduardo Hay, entre otros.[15] Durante este proceso, el COI elaboró un cuestionario detallado que las ciudades aspirantes debieron responder. La candidatura mexicana respondió con un libro trilingüe de 180 páginas titulado «Demande-Requests-Solicita». Además de las respuestas al cuestionario, contenía información sobre las instalaciones deportivas y los eventos realizados previamente en la ciudad, sobre los efectos de la altitud y una semblanza histórica del país.[16] [19] [20]

A pesar de la información presentada, el Comité solicitó explicaciones verbales. Los delegados mexicanos negaron que la altitud representara un peligro y que supusiera un problema grave de adaptación física.[17] Para promocionar la candidatura, el gobierno mexicano y los promotores realizaron un trabajo diplomático «fino y sistemático», con el que se buscó ganar la voluntad de Brundage y los miembros del COI con derecho de voto y organizar la promoción de la sede a través de embajadas y consulados. Según Rodríguez Kuri (2014), la candidatura sacó provecho de una «coyuntura internacional altamente favorable», en la que participó también el «reacomodo profundo de la geopolítica del COI».[15]

Elección[editar]

60.ª Sesión del Comité Olímpico Internacional
Baden-Baden, Alemania Occidental
18 de octubre de 1963
Ciudad Votación[6]
Bandera de México Ciudad de México, México 30
Bandera de Estados Unidos Detroit, Estados Unidos 14
Bandera de Francia Lyon, Francia 12
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina 2

El 12 de octubre de 1963, el contingente mexicano arribó a la ciudad alemana de Baden-Baden, tras un viaje de dos días desde la Ciudad de México.[21] Alrededor de las 10 de la mañana del 18 de octubre, durante la 60.ª Sesión del Comité Olímpico Internacional, inició el proceso de elección de la sede con la presentación de la candidatura de Buenos Aires, seguida, 45 minutos después, por la de Detroit. A las tres de la tarde, luego de un largo descanso, el equipo francés hizo lo propio, sucedido por el mexicano,[21] [22] integrado por Hay, Guzmán Willis, Sáenz y Carrillo.[23] También estuvieron presentes Gómez, Clark Flores y Pedro Ramírez Vázquez.[24] [25]

Durante la presentación, Sáenz afirmó que el costo de alimentación y alojamiento por atleta sería de 2.80 dólares diarios, que serían sufragados por medio de los «los ingresos resultantes de comunicaciones». Por su parte, Hay defendió la postura de que la altitud de la ciudad no afectaría a los atletas y comprometió a los organizadores a pagar los gastos de aclimatación de los deportistas que así lo solicitaran. Se mencionaron los eventos anteriores celebrados en la capital y las plusmarcas que en ellos se lograron. Se habló de la «estabilidad política, la firme economía y las libertades sociales y políticas» además de la situación de las instalaciones ya existentes en ese año.[17] [25] A las 17:40, los miembros de las Federaciones Internacionales realizaron preguntas a los representantes. Michael Morris Killanin e Ivar Vind se encargaron de supervisar la elección.[22] Posteriormente, Vind anunció los resultados.[21]

Reacciones[editar]

Tras escuchar el anuncio, el contingente mexicano estalló en aplausos y gritos de alegría.[21] Inmediatamente después, Gómez y Clark agradecieron la elección y se comprometieron formalmente a cumplir con todo lo prometido.[22] Esta inesperada victoria —para medios nacionales e internacionales, Detroit y Lyon eran las candidaturas favoritas[26] — provocó que «los capitalinos se volvieran locos y, en una u otra forma, externaran su júbilo por la noticia».[27] El presidente López Mateos describió el triunfo como «una forma de reconocimiento al esfuerzo del Pueblo Mexicano». Senadores, gobernadores y funcionarios del Departamento del Distrito Federal, así como el secretario de Gobernación, Gustavo Díaz Ordaz, hicieron declaraciones similares.[27] Para los medios mexicanos, el triunfo se debió al conocimiento del COI sobre las condiciones del país y a la defensa de los oradores mexicanos.[25] [28]

Sin embargo, diversos factores dieron paso a la elección de la ciudad como sede de los Juegos: la llegada de Brundage a la presidencia del COI —así como sus visitas a México—,[29] el apoyo de López Mateos a la candidatura,[30] la decisión del organismo de llevar el olimpismo a otros lugares del mundo,[31] [32] [33] e incluso los discursos en los que se apeló a las alianzas políticas de la Guerra Fría con lo que se consiguió el voto de los bloques «ruso», latinoamericano y africano en favor de la candidatura mexicana.[28] [34] En este sentido, Rodríguez Kuri (1998) sugiere que México representó para el COI la oportunidad para llevar a cabo un «desplazamiento geopolítico», es decir, recorrer «las tensiones y conflictos inherentes a la organización de unos Juegos Olímpicos hacia un país nominalmente no alineado, y que se encontraba involucrado en una política internacional de distensión».[26] En entrevista con L'Aurore, Brundage declaró: «[l]os delegados han estimado que la elección de México ayudará a la difusión y expansión del espíritu olímpico».[35] Por su parte, los medios franceses se mostraron «decepcionados» por la derrota e incluso algunos culparon al gobierno al señalar que era un «justo castigo a la perversidad de los poderes».[36] En Detroit, el alcalde Jerry Cavanagh expresó su «amarga decepción»[37] y en Argentina, los medios señalaron que los dos votos obtenidos mostraron que Buenos Aires estaba «fuera de juego».[35]

Organización[editar]

Comité Organizador[editar]

Durante la presidencia de López Mateos, México obtuvo la sede olímpica. Tras su periodo presidencial, ocupó brevemente el cargo de presidente del Comité Organizador.

El 28 de mayo de 1963, por decreto presidencial, López Mateos ordenó la creación del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada —COO—.[38] Sin embargo, fue hasta la elección de la Ciudad de México en octubre de ese año que el Comité se constituyó formalmente.[39] Tras la designación, el puesto de presidente permaneció vacante. Por esta razón, se creó la Comisión Ejecutiva dirigida por Clark Flores.[40] Agustín Legorreta se encargó de las finanzas, Ramírez Vázquez de la construcción y se crearon dieciocho secciones especiales encargadas de otros aspectos.[41] El Comité Organizador tuvo sus oficinas centrales, conocidas como el Centro Olímpico, ubicadas en el Paseo de la Reforma y también fungieron como centro de acreditación para la prensa.[13] [42] Inicialmente, el COO se encargó de «crear un inventario de instalaciones existentes y determinar qué modificaciones serían requeridas». Más tarde, se procedió con la creación de un anteproyecto que fue presentado a Brundage en marzo de 1965.[40]

El 28 de junio de ese año, el nuevo presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz, designó a su predecesor como presidente del organismo.[40] Durante la 64.ª Sesión, celebrada en Roma, el COO presentó un reporte ante los miembros del COI. En la comparecencia se informó sobre los costos de albergar a los atletas, la posible ruta de la antorcha olímpica y se discutieron temas como la transmisión, el transporte y las visitas deportivas y médicas.[43] Además se abordó con especial atención la controversia de la altitud.[44]

Desde la llegada de Díaz Ordaz a la presidencia, la organización de los Juegos Olímpicos fue motivo de conflictos internos. Según Rodríguez Kuri (1998), el nuevo mandatario enfrentó el compromiso «con preocupación».[26] Zolov (2004), indica que, para el verano de 1965, Díaz Ordaz estaba listo para «tirar la toalla». Durante el siguiente verano, México enfrentó «no solo la apremiante realidad de las restricciones financieras, sino que también el más abstracto problema de credibilidad». Sin embargo, el 16 de julio de 1966, luego de que López Mateos dimitiera por motivos de salud, Ramírez Vázquez fue elegido para sustituirlo.[45] Según el nuevo dirigente del COO, al nombrarlo, Díaz Ordaz le señaló que «[e]l primer reto es rescatar la confianza de que lo podemos hacer y hay que demostrarlo de inmediato».[46]

A partir de este momento, y en contraste con los planes de López Mateos de impulsar el gasto, los organizadores optaron por una olimpiada «barata». Bajo la dirección de Ramírez Vázquez, la organización adoptó un «pragmatismo marcado por el reconocimiento de los recursos y limitaciones del país y de la ciudad».[45] De tal forma que, propone Rodríguez Kuri (2003), «adaptaron los juegos a la ciudad, y no al revés».[47] El propio Ramírez Vázquez declaró que la preparación de los Juegos «no constituye, de ninguna manera, un derroche injustificado». En este sentido, en múltiples ocasiones se hizo énfasis en el uso posterior que se daría a las instalaciones; una «equilibrada planificación de las construcciones ha previsto su servicio posterior para el bien público».[47] Esta idea también fue expresada por Díaz Ordaz en su III Informe de Gobierno: «Se procura, además, que [las instalaciones] tengan una utilidad social permanente y no sirvan exclusivamente de motivo de lucimiento para nuestra capital durante unos cuantos días».[48]

Una de las primeras medidas del nuevo presidente del COO fue anunciar el programa cultural, parte de una estrategia para reactivar el apoyo nacional a los Juegos Olímpicos.[45] El 24 de octubre, por decreto presidencial, el COO transformó su estructura administrativa.[49] Con la reorganización del Comité se simplificó su estructura y se doto a la presidencia y a otros cargos de «poderes organizativos y ejecutivos claramente distinguibles».[47] Finalmente, el 25 de julio de 1967, el COO se estableció como un «organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios».[50] Luego de la llegada de Ramírez Vázquez, el COO definió los lugares exactos de las sedes y formuló un programa de construcción, adquirió dispositivos de sincronización, instalaciones de prensa y equipos de cómputo, estableció el control técnico y horarios de los eventos, la logística del recorrido de la antorcha, las ceremonias, el control del tránsito vehicular y la decoración urbana, entre otros aspectos de los Juegos.[49] [51] Desde 1965, el COO aseguró seguir el modelo de organización de Roma 1960. Por esta razón, para finales de ese año, Marcello Garroni, subsecretario del Comité Olímpico Nacional Italiano, ya había realizado dos viajes a México para apoyar en diversos aspectos de la organización. Asimismo, personal del COO viajó a Roma para recibir información y capacitación.[26]

Por medio de equipos de cómputo, se crearon ochenta y tres programas de ruta crítica: veinticinco para el Diagrama Maestro y la organización deportiva, ocho para los servicios, dos para las ceremonias de apertura y clausura, siete para la olimpiada cultural y cuarenta y uno para las villas olímpicas.[51] La gestión de los programas necesarios para el evento se delegó a siete departamentos, además de secciones especiales creadas para las villas y para el programa de identidad olímpica, que fueron supervisados por los altos cargos del COO.[52] Durante la organización de los Juegos, el Comité trabajó con organismos gubernamentales, diversas empresas privadas, el COI y las Federaciones Internacionales.[53] El número de empleados fluctuó de menos de cien en octubre de 1966 a más de 14 000 en septiembre de 1968. Para agosto de 1969, ese número se había reducido a menos de cuarenta.[54]

Eventos[editar]

Díaz Ordaz junto a dos gimnastas de la República Democrática Alemana durante la III Semana Deportiva Internacional celebrada en 1967.

Ante la necesidad de resolver la controversia de la altitud, el COO organizó entre 1965 y 1967 tres competiciones internacionales preolímpicas. La primera —Semana Deportiva Internacional— se llevó a cabo del 11 al 17 de octubre de 1965 y contó con la participación de 508 atletas de dieciocho países que compitieron en eventos de siete deportes. Gracias a los estudios médicos realizados a los deportistas en diversas etapas, se estimó un periodo de aclimatación de seis a ocho días.[38]

En la segunda —II Semana Deportiva Internacional— participaron 784 atletas de veinticinco países. Y la tercera —III Semana Deportiva Internacional—, además de reunir a 2564 deportistas de cincuenta y seis países, ayudó a la prueba de instalaciones, la preparación técnica y la organización general.[55] Tras esta última, los diversos exámenes médicos, así como los resultados de las competencias, prácticamente resolvieron el tema de la altitud.[56]

Entre el 26 y el 30 de junio de 1968, el COO y la UNAM realizaron el Primer Congreso Internacional de Derecho del Deporte, al que se invitó a organismos y universidades.[57] Al evento acudieron Díaz Ordaz, Brundage, Ramírez Vázquez y el rector de la universidad, Javier Barros Sierra, y 430 juristas de treinta países.[58] Algunas de las conclusiones fueron: prohibir el dopaje en el deporte, exhortar a la no interferencia del movimiento deportivo internacional por razones políticas, considerar el estudio y práctica del deporte un derecho de la niñez y la juventud y llevar el deporte a los campesinos.[57]

Sesiones del COI[editar]

Los contingentes mexicanos acudieron a diversas conferencias internacionales, especialmente a las sesiones del COI, donde el COO se encargó de presentar reportes con los pormenores de la organización.[59] En octubre de 1965, el Comité realizó su presentación durante la 63.ª Sesión, celebrada en Madrid, España. En esta se habló sobre los avances en los experimentos realizados en relación con la altitud.[60] Meses después, en abril de 1966, López Mateos presentó el reporte a los miembros del COI durante la sesión de Roma. También, se indicó que el costo diario por atleta sería de cuatro dólares.[61] En mayo de 1967, Ramírez Vázquez lideró el grupo mexicano que presentó los progresos y un video sobre las sedes en construcción durante la 65.ª Sesión, organizada en Teherán, Irán. En ella también se abordaron diversos temas como la distribución de las medallas, los avances en la edificación, el alojamiento y entretenimiento de los atletas y el hospedaje.[62]

En febrero de 1968, el COO presentó su reporte final durante la 66.ª Sesión, efectuada días antes de los Juegos Olímpicos de Grenoble 1968.[63] Se informó que, hasta ese momento, estaban registrados un total de 2564 atletas y 905 periodistas. Además se habló de los eventos de prueba realizados en las nuevas sedes, la olimpiada cultural, la red de carreteras, el transporte y las instalaciones para la transmisión del evento.[64] Por otro lado, el Comité Organizador también organizó algunos eventos, como la 67.ª Sesión del COI,[65] la Tercera Asamblea General de los Comités Olímpicos Nacionales,[66] el XVII Congreso Mundial de la Federación Internacional de Medicina Deportiva[67] y reuniones de quince federaciones deportivas internacionales.[68]

Finanzas[editar]

Estos Juegos Olímpicos tuvieron un costo de 175 840 000 dólares.[53] De ellos, 53 600 000 se utilizaron para instalaciones deportivas, 16 560 000 para obras urbanas, 16 080 000 para la Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo, 12 720 000 para la Villa Olímpica Narciso Mendoza y 76 880 000 para gastos directos del COO. Las construcciones fueron coordinadas por el Comité Organizador y realizadas por la Secretaría de Obras Públicas, el Departamento del Distrito Federal y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos.[38] [53] [69] El 93.9% del total fue erogado en el país y el restante 6.1% en el extranjero.[48]

Para cubrir los gastos, el gobierno federal proveyó un subsidio de 56 816 000 dólares. A esto se sumaron los 20 064 000 dólares que el COO obtuvo con diversas actividades, como la venta de boletos. La venta de los derechos de trasmisión internacionales generó 6.41 millones y 3.89 millones se obtuvieron por medio del pago de regalías. Los derechos televisivos locales, concesiones, servicios y otras actividades generaron ingresos por 9.76 millones.[70]

En su V Informe de Gobierno, Díaz Ordaz reportó un costo total de 2198 millones de pesos. En comparación con el monto señalado en el IV Informe, la cifra sufrió un incremento de 283 millones. Para el presidente, este aumento fue ocasionado por un acrecentamiento en el gasto corriente del COO. Este gasto fue de 961 millones de pesos, de los cuales, 250 800 000 fueron recuperados mediante ingresos generados por los eventos y 710 200 000 formaron parte del subsidio federal. Además se pagaron 159 600 000 a empresas públicas y dependencias gubernamentales por diversos servicios.[48]

Instalaciones[editar]

Desde la candidatura se dejó en claro que una de las ventajas del proyecto de la Ciudad de México era la infraestructura ya existente. Sin embargo, fue necesario construir algunas sedes más.[71] El COO reexaminó las instalaciones disponibles y elaboró nuevos planes. El presupuesto para mejoras llegó a los 84 millones de dólares del gasto federal más 75 millones de inversión privada.[72] No obstante, no se incluyeron proyectos como autopistas o el metro.[71] Durante la 63.ª Sesión del COI, el COO afirmó que se evitaría realizar «inversiones anticipadas que implicasen procedimientos antieconómicos y que no permitiesen el uso inmediato de las instalaciones», lo que se tradujo en que las obras de construcción se iniciarían hasta 1966.[73]

En abril de ese año, López Mateos reportó en Roma que las obras se encontraban en planeación y diseño. Tras los cambios aplicados a la estructura administrativa del COO, el 24 de octubre se creó la Dirección de Control de Instalaciones con el objetivo de vigilar el cumplimiento de criterios y especificaciones durante la etapa de construcción, además de la elaboración de los programas arquitectónicos más tarde entregados a la Secretaria de Obras Públicas para la elaboración de los anteproyectos. Una vez finalizada esta fase, se encargó del mantenimiento y operación de las instalaciones.[73]

No obstante, la construcción de las sedes más importantes se retrasó hasta finales de 1966 e inicios de 1967. Esta situación provocó críticas a los organizadores y llevó a diversos medios internacionales a especular sobre un cambio de sede.[47] Aunque en público Brundage siempre mostró su apoyo, en privado fueron diversas las ocasiones en las que instó a Ramírez Vázquez a seguir los proyectos de construcción de acuerdo a lo programado.[74] Finalmente, se decidió construir los siguientes inmuebles: la Pista Olímpica de Remo y Canotaje, el Polígono Olímpico de Tiro, la Sala de Armas, el Palacio de los Deportes, el Velódromo Olímpico Agustín Melgar, la Alberca Olímpica Francisco Márquez y el Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera.[73] Los primeros tres fueron diseñados por la Secretaría de Obras Públicas y el resto por arquitectos independientes. Con excepción de la pista del Velódromo, todas las instalaciones fueron construidas por técnicos mexicanos.[40] [49]

Las sedes se construyeron, acondicionaron y equiparon en un lapso de aproximadamente 521 días, mientras que las secciones habitacionales de las villas olímpicas en 455.[73] Otras veintisiete construcciones, como el Campo Marte, el Estadio Azteca y el Auditorio Nacional, se acondicionaron como sedes. Esta adaptación duró entre cuarenta y cuatro y 686 días.[73] El Estadio Olímpico Universitario, cuya construcción se llevó a cabo entre 1950 y 1952 y con una capacidad para 83 700 espectadores, fue empleado como estadio olímpico. Asimismo, fue sede de las competiciones de atletismo.[75] Se sembraron en total 448 719 metros cuadrados de siete diversas clases de céspedes, 31 637 unidades de plantas, arbustos y árboles de ornato y algunos ahuehuetes en varias sedes.[73] El año anterior a los Juegos Olímpicos, el gobierno gastó tres millones de pesos en la plantación y veinticuatro en la restauración de plazas.[76]

A diferencia de las dos ediciones olímpicas anteriores, los eventos de estos Juegos no se desarrollaron en una única zona de competencias. Con el uso de instalaciones preexistentes y la construcción de nuevas, las sedes se distribuyeron en diversos puntos de la Ciudad de México.[13] Por esta razón se construyeron o adecuaron algunas vialidades, como la rama sureste del Periférico, el Viaducto Tlalpan y la Avenida Pedregal. Además se amplió la Avenida de los Insurgentes Sur.[47] La dispersión de las sedes, según Brewster y Brewster (2010), tuvo el objetivo de convertir las instalaciones en una «parte integral de los esfuerzos de la ciudad» para fomentar la práctica de deportes y evitar su desuso tras los Juegos Olímpicos.[77] Por otro lado, en octubre de 1967, se prohibió la venta callejera en lugares como la Zona Rosa y en la periferia al sur de la ciudad, en los alrededores de las instalaciones deportivas.[76]

Villas olímpicas[editar]

Tras un estudio, el COO decidió construir dos edificios separados, uno para atletas y oficiales y otro para jueces y participantes de la olimpiada cultural. El primero fue llamado Villa Olímpica Miguel Hidalgo y el segundo Villa Olímpica Narciso Mendoza.[78] Un total de 13 835 personas habitaron las villas durante 20 días y fueron necesarios 6000 trabajadores.[79] Entre el 12 y el 27 de octubre, el Servicio de Comedores preparó un promedio de 22 229 raciones de comida diariamente. En total se prepararon 356 467 raciones.[80] Entre el 12 de octubre y el 7 de noviembre, el costo por persona fue de cuatro dólares e incluyó alimentación, alojamiento y transporte.[79] La Villa Olímpica Miguel Hidalgo —nombrada en honor a Miguel Hidalgo y Costilla, padre de la patria mexicana e iniciador de la Guerra de Independencia de México— fue construida al sur de la Ciudad de México en nueve hectáreas y más tarde ampliada con 20 000 metros cuadrados. La construcción estuvo a a cargo del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos[80] y se inició el 2 de mayo de 1967. El 17 de septiembre de 1968, fue inaugurada por Díaz Ordaz.[81]

Se conformó de 5044 cuartos y 2572 baños en un total de 904 departamentos. Además incluyó un edificio de Control y Registro, seis edificios temporales para comedores, un centro de prensa, un anfiteatro, pistas de tartán, dos gimnasios, estacionamiento, campos de entrenamiento, lavanderías, laboratorios, una estación de bomberos, alojamiento para el Destacamento Militar Olímpico y una capilla.[80] [82] La Villa Olímpica Narciso Mendoza —nombrada en honor a Narciso Mendoza, niño militar que participó en el Sitio de Cuautla— se edificó al sureste de la ciudad, en los bloques I y III de una zona residencial edificada por la Secretaría de Obras Públicas y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos.[83] Se constituyó de 686 casas y 470 departamentos, con un total de 3474 estancias y 1314 baños.[83] Su construcción se extendió del 1 de agosto de 1967 a septiembre de 1968 y contó con un restaurante y cocina, cafetería, un auditorio, un comedor para el Destacamento Militar Olímpico y un pequeño centro comercial.[83]

Servicios[editar]

El 7 de diciembre de 1966, la Oficina de Control de Alojamiento comenzó a funcionar. En colaboración con la Secretaría de Turismo, estudió la disponibilidad y controló el alojamiento y hospedaje, organizó las áreas de estacionamiento,[84] y contribuyó a garantizar la existencia de boletos.[85] La oficina contaba con 286 habitaciones en hoteles y cincuenta y ocho suites y apartamentos turísticos. También se organizó alojamiento en 3167 hogares privados y apartamentos.[84] Por otra parte, la seguridad estuvo a cargo del Destacamento Militar Olímpico, creado con contingentes de la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa Nacional. En cuanto al tema migratorio, la Secretaría de Gobernación permitió el ingreso a la República Mexicana sin necesidad de visa consular del 14 de septiembre al 15 de noviembre de 1968.[85]

Del 15 de septiembre a finales de octubre, un total de 188 388 turistas extranjeros ingresaron al país, un incremento del 37% con relación al año anterior, por setenta y cinco puntos de entrada.[86] Asimismo, se construyó una nueva sección en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México para vuelos chárter, que contó con salas de recepción, de inmigración y de descanso e instalaciones aduaneras. Se recibieron setenta y dos vuelos chárter, además de diecisiete vuelos que fueron los encargados de transportar los 172 caballos destinados a las competiciones ecuestres y de pentatlón moderno.[87] 1170 personas fueron seleccionadas y entrenadas para desempeñarse como edecanes.[86] Sus trabajos abarcaron la asistencia a miembros del COI, Comités Nacionales y Federaciones Internacionales, así como a los altos mandos de delegaciones deportivas y culturales e invitados especiales, la prensa y algunos miembros de las delegaciones.[88]

Entre el 1 de octubre y el 15 de noviembre, fueron instalados ocho puestos de información en la ciudad. Los servicios médicos estuvieron regulados por un Grupo de Coordinación, que, en colaboración con la Secretaría de Salud, supervisó la prestación de atención médica general, administró el aprovisionamiento de las cocinas e inspeccionó las condiciones sanitarias en viviendas, instalaciones de entrenamiento y competición y baños públicos.[89] En las sedes, las villa olímpicas y en los hoteles María Isabel y Camino Real se construyeron instalaciones médicas. También se prestó atención en unidades del Instituto Mexicano del Seguro Social. En total, 1863 atletas y 837 participantes ajenos a las competencias recibieron asistencia médica. Fueron dadas 2817 consultas y 699 tratamientos y se aplicaron cuarenta y seis férulas y 354 inyecciones.[89] De septiembre a noviembre, los vehículos empleados por el COO recorrieron más de cuatro millones de kilómetros, por lo que consumieron poco menos de dos millones de litros de gasolina.[89]

Tecnología deportiva[editar]

En esta edición se utilizó por vez primera la pista de tartán, las pértigas de fibra de vidrio y las colchonetas de espuma para el aterrizaje tras el salto.[90] En todos los deportes se utilizó el cronometraje electrónico, por primera vez considerado oficial y se implementó el sistema Photosprint en las competiciones de atletismo y los touchpads en natación, ambos de la empresa Omega, cronometrador oficial de los Juegos, que además instaló cincuenta y dos marcadores, el más grande en el Estadio Olímpico, y envió cuarenta y cinco cronometradores y ocho toneladas de material.[91]

En las competiciones de natación se emplearon las touchpads, un instrumento que, con dos tercios dentro del agua, reaccionaba al roce con las manos del nadador y detenía el cronómetro. Por su parte, el Photosprint, desarrollado cinco años antes, se utilizó en el atletismo para filmar a los corredores al cruzar la línea de meta. Tras treinta segundos, se obtenía una imagen positivada que ayudaba a determinar el ganador en caso de llegadas simultáneas.[91] [92] También en atletismo se conectaron la pistola de salida, los altavoces y las señales de inicio.[91] El uso de una pistola para marcar la salida representaba una desventaja para los competidores más alejados del arma, debido a que escuchaban una centésima de segundo más tarde el sonido en comparación con los corredores más cercanos. Al conectarlos, el sonido fue amplificado y los deportistas observaban la señal de salida antes de que el sonido alcanzara al atleta más cercano a la pistola.[93]

Antidopaje[editar]

Luego de la muerte del ciclista danés Knud Enemark Jensen durante los Juegos Olímpicos de Roma 1960, ocasionada por el consumo de diversas sustancias,[94] Arthur Porritt propuso, en la 63.ª Sesión del COI, establecer políticas sobre el dopaje. El Comité accedió a condenar el uso de drogas, sancionar a los deportistas que las usaran y a solicitar a los Comités Nacionales examinar a sus atletas.[95] El 9 de mayo de 1967, se aprobó una política de pruebas antidopaje y se estableció que, a partir de México 1968, se realizarían exámenes de orina aleatorios a los atletas en la búsqueda de sustancias que a partir de entonces serían consideradas prohibidas, como los estimulantes, narcóticos, antidepresivos y tranquilizantes, por medio de cromatografía de gases.[95] En México, se realizaron 667 pruebas,[96] de las que solamente una resultó positiva, la del sueco Hans-Gunnar Liljenwall, participante de pentatlón moderno, que dio positivo por alcohol.[97] Asimismo, por primera vez se realizaron pruebas de género,[98] un total de 640,[99] implementadas mediante exámenes cromosómicos.[100]

Información e identidad[editar]

El programa de información del COO se dividió en dos fases: la primera —el Programa de Identidad Olímpica— consistió en la creación y proyección de una imagen olímpica en México. La segunda abarcó la cobertura mediática del evento.[101]

Identidad olímpica[editar]

Los anillos olímpicos inspiraron el «diseño geométrico» del logotipo, que se convirtió en el símbolo de estos Juegos en el mundo.[101] Es una combinación de los cinco anillos más el año del evento. El diseño, influenciado por el arte huichol, fue producto de la colaboración entre Ramírez Vázquez, Terrazas y Wyman.[102]

Con el fin de dar a los Juegos Olímpicos un estilo distintivo, el COO creó el Programa de Identidad Olímpica y con él los departamentos de Diseño Urbano y Publicaciones, encargados de diversos aspectos del diseño y las comunicaciones del evento. Eduardo Terrazas fue el coordinador general del programa y del área de diseño urbano y Beatrice Trueblood se encargó de lo relativo a las publicaciones.[101] Con el segundo mayor presupuesto dentro de la organización, la primera tarea de ambos departamentos fue el desarrollo de un logotipo y una simbología para los Juegos. Con el permiso de Ramírez Vázquez, Terrazas y Trueblood reclutaron a un grupo de personas de otros países.[103]

Los principales colaboradores del proyecto fueron Terrazas —diseño urbano—, Trueblood —publicaciones olímpicas—, Manuel Villazon —equipo de diseño estudiantil, en el que participaron hasta quince mil jóvenes estudiantes mexicanos[104] —, Peter Murdoch —proyectos especiales— y Lance Wyman —diseño gráfico—,[105] además de Alfonso Soto Soria, Abel Quezada, Jesús Virchez Alanís, Mathias Goeritz, Bob Pellegrini, Michael Gross, Julia Jonhson y un grupo de artesanos huicholes.[104]

La configuración de las letras del logotipo dio paso a un alfabeto empleado como «unificante tipográfico» de eventos y sedes.[106]

Tras su llegada a México en 1966,[107] Wyman estudió los «diseños de indígenas regionales, artefactos aztecas, arte folclórico mexicano, artesanías regionales y la arquitectura de adobe». Tras sus investigaciones, se centró en dos «elementos fundamentales del diseño gráfico para posteriores desarrollos: línea y color». La identidad combinó las formas de la iconografía tradicional mexicana, principalmente la artesanía huichola, y el op-art.[108] Al igual que el arte huichol, el arte óptico empleaba «líneas concéntricas, paralelas, divergentes y convergentes».[109] La precisión de las líneas y la simpleza de las figuras empleadas por ese estilo, fueron adecuadas para comunicar «la racionalidad, eficiencia y actualidad alcanzadas por México en esa década».[104]

En cuanto a elementos gráficos, el emblema se conformó de líneas repetidas que «evocaban los diseños precolombinos y los colores vistosos propios de las artesanías nacionales».[106] Según Terrazas, el logotipo tuvo «un diseño con un componente mexicano, pero modernizado por la geometría» y fue resultado de la fusión de los anillos olímpicos con el número 68 y «líneas paralelas al estilo de tablas de los huicholes».[110] La configuración de las letras dio paso a un alfabeto empleado como «unificante tipográfico» de eventos y sedes.[106] Durante el proceso de creación, Pedro de Haro, un jefe huichol, y un grupo de huicholes participaron con la creación de una serie de tablas que integraban el 68 y los anillos. Aunque la idea fue originalmente concebida por Ramírez Vázquez, fue perfeccionada por los artistas huicholes. Tras la creación del diseño básico, Terrazas ideó la extensión de las letras y, finalmente, Wyman llevó a cabo la aplicación del concepto.[109] Para Dina Comisarenco, las líneas curvas combinadas con el número y los anillos «traslada visualmente el movimiento hacia la palabra México» asemejando las ondas en el agua provocadas por el impacto de un objeto. Mientras que «el contraste de la tipografía contribuye a destacar a los anillos», que se convierten en los protagonistas, es decir, «el objeto que al caer en el agua pone a México en movimiento».[104] Terrazas diseñó modelos tridimensionales del logotipo, que fueron colocados en diversas instalaciones y en las villas olímpicas;[103] una versión aún más grande, y en la que los visitantes podían ingresar, constituyó la exposición mexicana en el XIV Triennale di Milano en 1968.[13]

Muestra de parte de la iconografía empleada para los eventos culturales.

De acuerdo con Rodríguez Kuri (2003), hasta mediados de 1965, la publicidad relativa a los Juegos Olímpicos «evidenciaba un fuerte carácter prescriptivo y utilitario, pedestre inclusive [...]»; a manera de «regaño anticipado», se dejaba en claro que la imagen de México ante los visitantes era responsabilidad de toda la población. Al momento en que Ramírez Vázquez asumió la presidencia del COO, el eslogan de la campaña vigente era «Pórtate bien mexicano, porque va a venir la Olimpiada».[47] Sin embargo, al asumir el cargo cambió el tono de las campañas[111] e hizo uso del humor, algo que, según él, podría ser «más efectivo para convencer a las personas de aceptar los mensajes subliminales de la campaña»,[112] es decir, que «los mexicanos necesitan cambiar su comportamiento para crear una buena impresión». Como resultado, el COO desarrolló cortos televisivos de dos minutos protagonizados por Cantinflas, caracterizado como el Patrullero 777 —de la película El gendarme desconocido (1941)—. En cada comercial, el policía llevaba a la comandancia a una «serie de personajes y situaciones» con los que los visitantes podrían encontrarse durante el evento deportivo.[111]

Con relación a la identidad olímpica mexicana, Ramírez Vázquez declaró: «[e]l resto del mundo ha tardado en olvidar una imagen de México, la de una figura cubierta por un sarape y un sombrero sumida en un profundo sueño o en apatía a la sombra de un árbol. La nueva imagen internacional de México está siendo creada este Año Olímpico. Se trata, por supuesto, de una imagen totalmente diferente, pero no se está haciendo el menor esfuerzo por crear una imagen que sea falsa».[113] De acuerdo a Terrazas, con el proyecto se buscó «dar una imagen de país con rica historia y a la vez moderno, industrial».[110] Con el programa de identidad se trató de desechar las ideas presentes, algunas veces expresadas en «términos neocoloniales», de que México no estaba lo suficientemente industrializado,[13] no era un país maduro, no podría pagar los costos del evento o que la organización sería un «desastre», que se sumaron a las críticas por la altitud y por el retraso en las obras olímpicas.[114]

Medalla de México 1968.

En 1968, el Departamento de Diseño Urbano llevó a cabo la decoración del interior y exterior de las sedes. Fuera de los inmuebles se instalaron figuras de fibra de vidrio que representaban los atletas de cada deporte, inspiradas en las figuras pirotécnicas llamadas Judas,[115] [116] También se colocaron globos con el emblema México 68 y calcomanías con la imagen de la paloma de la paz.[115] Las plazas de Ciudad Universitaria —para la que fueron necesarios 50 000 metros cuadrados de pintura— y el Estadio Azteca se cubrieron con un diseño derivado de las ondulaciones del logotipo y en las principales avenidas de la ciudad los postes de luz se pintaron hasta una altura de 1.20 metros.[104] [117] Este departamento también creó un mapa y marcó las rutas principales —a las casas y negocios próximos a estas rutas se les entregó pintura para embellecer sus fachadas—.[13] [103] Además, se ocupó del diseño del pebetero del Estadio Olímpico y el podio.[116]

La identidad olímpica contó con una variedad de «muebles urbanos», «unos de carácter permanente y otros efímero». Dentro de los primeros se incluyeron señalizaciones —de rutas y eventos—, casetas, botes de basura, transporte, buzones postales y fuentes de agua. Las casetas de información, que se colocaron por toda la ciudad, se conformaron por un «serie de marcos metálicos modulares que podían ensamblarse de diferentes formas», que además facilitaban su transporte. En ellas, diversas personas atendían a los visitantes y residentes con direcciones e información sobre los Juegos. Para los del segundo tipo, Murdoch diseñó un «sistema de señalización sobre cartón» que, al plegarse, formaba una caja. Con tres a cinco cubos se formaba una torre que «garantizaban su visibilidad en calles muy transitadas o salas de exhibición». Estas torres, con información e imágenes sobre México y la organización de los Juegos, fueron enviadas a embajadas mexicanas y eventos internacionales.[13] [104] [108]

Pictogramas deportivos utilizados en los Juegos.

También se crearon vestidos especiales para las edecanes, hechos con base en el logotipo de los Juegos.[118] Otra pieza clave del diseño fue el color. Se emplearon colores brillantes tanto para el decorado de las sedes y la ciudad en general, como para los pictogramas.[108] El diseño de los Juegos ha sido destacado por su originalidad y funcionalidad, así como su aporte al diseño gráfico. Philip B. Meggs señala que el «sistema gráfico desarrollado por Lance Wyman y sus colaboradores en México, ha sido uno de los más exitosos en el desarrollo de los sistemas de identidad gráfica».[107] En el caso de los pictogramas, a diferencia de los de Tokio 1964, que emplearon a los protagonistas de los deportes, los de México se sirvieron de los accesorios de cada deporte o de una parte del cuerpo de los deportistas.[119] Fueron creados por Wyman, Terrazas, Betrice Colle y un grupo de estudiantes de la Universidad Iberoamericana dirgidos por Villazón, que emplearon una amplia gama de colores, acentuando su simplificación y concentración visual.[120] Según Wyman, la iconografía fue similar a los glifos de las culturas del México prehispánico.[121]

El 23 de diciembre de 1966, el Congreso de la Unión autorizó la acuñación de una moneda de plata conmemorativa con valor de veinticinco pesos.[122] Una cara muestra el Escudo Nacional de México y en el reverso se observa la figura de un jugador de pelota acompañada por los anillos olímpicos.[102] Por otra parte, en México, al igual que en todas las ediciones olímpicas desde Ámsterdam 1928, se empleó la medalla diseñada por el escultor italiano Giuseppe Cassioli, con la única modificación del año y número de la olimpiada. En el frente se muestra a la diosa Niké con una palma y una corona triunfal y al reverso un atleta cargado por un grupo de personas. Tuvo un grosor de seis milímetros, un diámetro de sesenta y un peso de 130 gramos.[123]

Información[editar]

El COO produjo cinco publicaciones especiales: la Carta Olímpica —una publicación quincenal con el fin de informar sobre los progresos en la organización—, el Noticiero Olímpico —que contenía información sobre los avances en los proyectos—, el Boletín Oficial —similar a los anteriores pero con un formato más grande—, el Programa Cultural de la XIX Olimpiada —en el que se informaba sobre la olimpiada cultural— y, durante los Juegos Olímpicos, el Programa Oficial —con información sobre los eventos deportivos—.[124] Se publicaron más de 275 000 copias de una serie de once boletines especiales llamados México-68, XIX Olimpiada. Además de 3 661 460 copias de cuarenta y cuatro boletines informativos trilingües, 125 000 programas para las ceremonias de apertura y clausura, 65 000 programas generales ordenados por deporte y día, 2 850 000 copias de diecinueve panfletos informativos y 271 000 copias de veinte folletos con las disposiciones oficiales, entre otras publicaciones.[125]

Por su parte, la Oficina de Acreditación de Prensa registró 4377 representantes de diversos medios de comunicación.[126] La villa olímpica, el Hotel María Isabel y la Torre Central de Telecomunicaciones fueron los principales centros de prensa. La villa estuvo equipada con áreas de entrevista y traducción, 153 máquinas de escribir Olivetti con teclados para cincuenta y cinco idiomas, cubículos individuales para periodistas, cuartos oscuros, correo, teléfono, telégrafo y restaurantes. Las instalaciones fueron proporcionadas para la recepción, transmisión y reproducción de los resultados, así como la impresión de boletines y otros comunicados.[122] En total se realizaron 12 356 llamadas de larga distancia, 7476 mensajes de télex, 7037 envíos telegráficos y 38 876 telegramas privados. Entre el 12 y el 27 de octubre se realizaron 4500 ampliaciones fotográficas, 152 000 entregas de correspondencias y se distribuyeron 63 000 boletines informativos y 3400 resúmenes de resultados.[127]

Transmisión[editar]

Mediante consultas entre el Departamento de Control de Instalaciones y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se determinó la posición de cámaras y micrófonos, la forma de enviar las señales y las áreas que se asignarían en la Torre Central de Telecomunicaciones. En las sedes se establecieron 237 posiciones para televisión y 390 para radio, además se instalaron 146 cabinas especiales para los cronistas.[73] La transmisión, en color, de los Juegos Olímpicos llegó a 600 millones de espectadores de todo el mundo.[122] Gracias a la instalación de una estación en Tulancingo de Bravo, Estado de Hidalgo (Tulancingo I)[127] y al satélite ATS 3, fue posible la retransmisión satelital a Europa —por medio de la Estación Terrena Goonhilly[128] — y a Estados Unidos.[129] [130]

Este sistema fue empleado por un total de 225 horas y 14 minutos. La cobertura total de televisión a color con canales de audio fue de 938 horas y treinta y nueve minutos.[127] En México, 498 estaciones de radio se encargaron de la cobertura de los eventos y, al interior del país, treinta y nueve ciudades recibieron un total de 218 horas y diecinueve minutos de transmisión televisiva.[127] Para la transmisión del evento se creó un grupo de trabajo conformado por Telesistema Mexicano, la ABC, la NHK y la UER.[128] En total, esta última pagó un millón de dólares para obtener los derechos de transmisión,[131] mientras que la ABC los obtuvo por 4.5 millones.[132]

Olimpiada cultural[editar]

El Palacio de Bellas Artes durante la hora azul de septiembre.

En los Juegos de México se realizó una «olimpiada cultural», un evento alterno a las pruebas deportivas que comprendía actividades artísticas, culturales y científicas.[133] La presentación del folclore nacional y su diversidad cultural fue un «factor determinante en la formación del programa artístico».[134] Tras la elección de la Ciudad de México como sede olímpica, se creó el Departamento de Actividades Artísticas y Culturales con el fin de organizar el evento cultural.[135] En la 65.ª Sesión del COI, el COO presentó el proyecto del programa[62] y, el 22 de febrero de 1967, se publicó un estudio en el que se decidió que la olimpiada tendría veinte eventos divididos en cinco categorías.[135]

Con los componentes discursivos de la olimpiada cultural se buscó «reorientar la opinión nacional e internacional lejos de cuestionar la practicidad de México como sede», para verlo como el «escenario ideal para una celebración de los valores universales durante un momento de discordia internacional». Uno de los elementos discursivos más importantes fue «la promoción de una asociación directa del país con la paz mundial»,[45] reflejado en lemas como «Todo es posible en la paz» y en la amplia utilización de la paloma de la paz.[136]

La olimpiada fue inaugurada el 19 de enero de 1968 en el Palacio de Bellas Artes.[133] Tuvo una duración de un año[137] y en ella participaron artistas de 97 países.[138] Durante la inauguración, se presentó el Ballet de los Cinco Continentes y asistieron el presidente de México, el presidente del COI, el regente del Distrito Federal y el presidente del Comité Organizador.[137] Además se realizaron bailes de Grecia, México y África.[135] El COO se encargó de proporcionar alimentos, alojamiento y transporte a los participantes.[139] Hubo representaciones cinematográficas, siete grupos de teatro, veintisiete grupos de danza y catorce orquestas sinfónicas, entre otras agrupaciones.[133] Los estados concursantes escogieron los eventos en los que participar, no se entregaron medallas y no hubo jueces. Inmediatamente después de ser invitados, sesenta y nueve países aceptaron participar y veintiocho más se agregaron tras visitas realizadas por Ramírez Vázquez.[140]

Ruta de la amistad[editar]

Con motivo del programa cultural surgió la idea de crear la Ruta de la Amistad, un corredor escultórico ubicado en el Anillo Periférico.[138] Goeritz ideó el proyecto y contó con el apoyo de Ramírez Vázquez. La ruta tiene diecisiete kilómetros de largo y un total de diecinueve esculturas, más tres localizadas en el Estadio Azteca, el Estadio Olímpico Universitario y el Palacio de los Deportes, creadas por artistas de diversos países. Las figuras tienen una altura de entre siete y veintidós metros y están alejadas una de la otra por aproximadamente kilómetro y medio.[141] [142] La selección de los escultores corrió a cargo de un grupo compuesto por un arquitecto, un crítico y un representante del Instituto Nacional de Bellas Artes. Del total de esculturas, diez fueron construidas en su tamaño original, seis fueron reducidas y tres fueron aumentadas de tamaño. El Departamento del Distrito Federal y la Secretaría de Obras Públicas ayudaron en su construcción.[143]

Controversias[editar]

Altitud[editar]

La altitud de la Ciudad de México —2240 msnm— fue motivo de polémica ya desde la candidatura de la ciudad. Según Rodríguez Kuri (1998), antes de 1968, «era un lugar común la afirmación de que los competidores de nivel olímpico sufrirían consecuencias debido a la altura».[26] Estos temores se expresaron en diversos medios internacionales.[45] Incluso, por esta razón, David Cecil, miembro del COI, propuso retirar la sede a México.[44]

Hemos sido criticados por otorgar los Juegos a una ciudad que está a una milla y media [2.4 kilómetros] por encima del nivel del mar, pero los Juegos Olímpicos pertenecen al mundo, Norte y Sur, Este y Oeste, caluroso y frío, seco y húmedo, alto y bajo, y México será el primer país de América Latina y el país hispanoparlante en tener el honor de celebrar los Juegos. En cuanto a la altitud, beneficiará a los atletas en algunos eventos y les dificultará otros, pero al final, es lo mismo para todos, y los objetivos del Movimiento Olímpico no son simplemente romper plusmarcas.[144]

Avery Brundage

Sin embargo, las semanas deportivas internacionales que se celebraron entre 1965 y 1967 buscaron acabar con la polémica. Durante la segunda semana se realizaron mediciones fisiológicas en los atletas, para estudiar el efecto de la altitud, en un experimento denominado México 2.[26] Los resultados de los diferentes eventos resolvieron, de una vez por todas, la controversia sobre la altitud.[19] Posteriormente, XII Congreso Nacional de Neumología y Cirugía de Tórax, se concluyó que, «si un atleta está entrenado debidamente y se le aclimata con la anticipación necesaria, no tendrá ningún problema [...]».[26]

Participación de Sudáfrica[editar]

Con el fin de evitar la suspensión de Sudáfrica, en diciembre de 1963, el COI exigió al Comité Olímpico Sudafricano —SANOC, por sus siglas en inglés— cambiar sus políticas deportivas racistas. Durante los Juegos Olímpicos de Innsbruck 1964, se debatió el asunto y, ante la inacción sudafricana, decidió retirar su invitación al SANOC, estableciendo que, de acceder a condenar el apartheid, podría ser reconsiderada la decisión.[145] Sin embargo, el SANOC no cumplió con el requerimiento, por lo que el 18 de agosto de 1964, el COI prohibió la participación de Sudáfrica en Tokio 1964.[146] Al año siguiente, la Organización para la Unidad Africana creó el Consejo Supremo para el Deporte en África con los objetivos de preparar los Juegos Panafricanos y evitar la participación sudafricana en el deporte.[147] En la 65.ª Sesión, el SANOC accedió, entre otras cosas, a enviar un equipo conformado por atletas de diferentes grupos raciales.[148]

Tras los compromisos pactados y una visita realizada al país, el COI consideró factible invitar a Sudáfrica a participar en México 1968. Sin embargo, la decisión acarreó diversas críticas. En la sesión previa a los Juegos de Grenoble, se procedió a invitar oficialmente a Sudáfrica a que enviara una delegación a los Juegos. La decisión desencadenó una serie de protestas: los países africanos, al igual que el Bloque del Este, amenazaron con boicotear el evento y en Estados Unidos algunos atletas afroamericanos se negaron a participar.[149] Tras discutir el problema, el COI revocó la invitación a Sudáfrica justificándose en la «atmósfera de violencia alrededor del mundo». Con esta decisión, se cancelaron los boicots planeados.[150]

Matanza de Tlatelolco[editar]

El Ejército Mexicano en la Plaza de la Constitución el 28 de agosto de 1968.

La olimpiada de México «representaban un Milagro mexicano que el movimiento estudiantil quería desenmascarar». Mientras que el movimiento buscaba que mediante el evento se atrajera la atención hacia los abusos del gobierno, este luchaba por evitar que se diera una mala impresión de México al mundo.[151] Con consignas como «¡No queremos Olimpiada, queremos revolución!», los jóvenes «se oponían a la conservación del statu quo, a la simulación de un México democrático y al sistema de gobierno impuesto por el Partido Revolucionario Institucional», eran estudiantes «cansados de que se les impusiera un modelo que consideraban viejo y desvinculado de su realidad».[152]

Los inicios del movimiento estudiantil coincidieron con diversos preparativos para los Juegos. Por ejemplo, el 28 de julio, se realizó un simulacro de la inauguración. Un día después, en el Teatro Ferrocarrilero, en medio de una presentación de la olimpiada cultural, se solicitó apoyo al sindicato de rieleros, que respondió con el envío de un grupo de choque en previsión de manifestaciones en contra.[153] Tras protestas multitudinarias llevadas a cabo en agosto e inicios de septiembre, el 18 de septiembre, el Ejército Mexicano ocupó la Ciudad Universitaria y, cinco días después, el Casco de Santo Tomás.[154]

El 2 de octubre, miles de personas acudieron a un mitin convocado en la Plaza de las Tres Culturas. Rápidamente soldados y tanques rodearon la plaza y, alrededor de las 18:10,[155] la manifestación fue atacada y dispersada por el ejército y por un grupo paramilitar llamado Batallón Olimpia. Como resultado, según cifras oficiales, alrededor de veinte personas fallecieron (el número real se desconoce) y los principales líderes estudiantiles y 500 personas más fueron detenidas.[154] [156] [157] Al día siguiente, algunos periódicos nacionales calificaron a los manifestantes de «terroristas» y se les acusó de iniciar el enfrentamiento, de buscar «desprestigiar a México» y de tratar de frustrar los Juegos Olímpicos.[158]

Con relación a lo ocurrido, la Presidencia de la República afirmó que la intervención «acabó con el foco de agitación que ha provocado el problema» y garantizó «la tranquilidad durante los Juegos Olímpicos».[154] El COI —con sede temporal en el Hotel Camino Real de la Ciudad de México— declaró que el evento se celebraría a pesar de lo sucedido.[159] Brundage mencionó que el evento continuaría ya que la violencia no había sido dirigida hacia los Juegos.[156] Antonio Carrillo Flores, secretario de Relaciones Exteriores, realizó declaraciones similares ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.[160] Y José de Jesús Clark Flores indicó que «solo una tromba o un terremoto acabaría con los Juegos Olímpicos».[161] El 9 de octubre, el Consejo Nacional de Huelga —órgano directriz del movimiento—, concedió una tregua olímpica y se comprometió a no obstaculizar el evento.[162]

Recorrido de la antorcha olímpica[editar]

Antorcha[editar]

Antorcha Tipo 3, una de las cuatro empleadas en el recorrido.[163]

Para el recorrido de la antorcha olímpica, Ramírez Vázquez, Terrazas, Wyman, Villazón y Murdoch se encargaron de diseñar cuatro tipos de antorchas, compuestas de acero, metal, madera y cuero. Todas presentaron el nombre de México, dos en la base y dos en el ápice. Además, dos de ellas incluyeron la paloma de la paz.[163] El combustible empleado, que consistió en una mezcla sólida de nitratos, sulfuros, carbonatos de metales alcalinos, resinas y siliconas, logró producir una llama brillante color rojo y amarillo. La volatilidad de los materiales ocasionó explosiones menores en Barcelona y Medinaceli.[164] En esta edición, por vez primera, se permitió a las naciones ubicadas a lo largo de la ruta seleccionar a sus propios representantes —anteriormente, los organizadores debían proveer todos los relevistas—.[165] Un total de 2778 personas portaron la antorcha a lo largo de los 13 620 kilómetros que conformaron el recorrido.[163]

Recorrido[editar]

El trayecto buscó emular la ruta que Cristóbal Colón siguió durante su primer viaje.[163] Asimismo, simbolizó la «unión de las culturas clásicas del Mediterráneo con las de América».[166] El COO contó con la colaboración de los gobiernos de Grecia, Italia y España[165] para el recorrido, que se inició el 23 de agosto de 1968, cuando la actriz griega María Mosxoliou colocó una pequeña cantidad de resina en un recipiente reflejante cóncavo de metal. A las 10:30 de la mañana, los fuertes rayos solares encendieron la resina.[166] El primer relevista fue el atleta griego Haris Aivaliotis.[163] Al día siguiente, tras su llegada a Atenas, se realizó una ceremonia especial en el Estadio Panathinaikó y, posteriormente, se trasladó al puerto de El Pireo, donde abordó el destructor H.H. Navarino.[165]

El 27 de agosto, arribó a Génova, en donde se realizó un tributo frente al hogar de Colón. El día siguiente, comenzó su viaje hacia Barcelona a bordo del Palinuro, un buque escuela de la Marina Militare.[165] En España pasó por diversas provincias en su camino hacia Palos de la Frontera. Cristóbal Colón de Carvajal y Gorosábel, un descendiente directo de Colón, fue el último de relevista de la ruta española.[164] Su travesía por el Océano Atlántico comenzó el 12 de septiembre en la corbeta Princesa, proporcionada por el gobierno español. Dos días después, realizó una escala en Las Palmas de Gran Canaria y, quince días más tarde, arribó a San Salvador, sitio del primer desembarco de Colón. En ese lugar se conmemoró el vínculo simbólico de dos eventos: el primer desembarco en América y la primera llegada de la llama olímpica al Nuevo Mundo.[164]

Luego de abordar el destructor mexicano Durango, por la tarde del 6 de octubre, llegó al puerto de Veracruz. Diecisiete nadadores llevaron la antorcha a tierra en relevos de aproximadamente 850 metros. En el Estadio Municipal, se llevó a cabo un programa de danzas folclóricas y música. Luego de pasar por diversas ciudades, como Xalapa y Orizaba, llegó a la Ciudad de Puebla. Cuatro veces entre Xalapa y Puebla, el viento apagó la llama. Sin embargo, en todas las ocasiones se volvió a encender gracias a las lámparas de seguridad[167] —el primer día del relevo, se encendieron en Olimpia cuatro lámparas de seguridad con la llama original—.[168]

En la mañana del 10 de octubre, la antorcha fue trasladada a Tlaxcala. En Huamantla, 2500 artesanos locales crearon una alfombra de flores y arena blanca de más de tres kilómetros de longitud. Por la tarde del siguiente día, en Teotihuacán se celebró un acto que imitó la Ceremonia del Fuego Nuevo, en la explanada de la Pirámide de la Luna,[169] para simbolizar la fusión de las «mitologías del Viejo y del Nuevo Mundo».[163] Finalmente, a las 10:00 horas del 12 de octubre, llegó al Monumento a la Raza de la Ciudad de México, en donde se encendió una segunda antorcha que fue transportada a Acapulco. La otra antorcha, tras detenerse en el Museo Nacional de Antropología, arribó al Estadio Olímpico Universitario y con ella se encendió el pebetero durante la ceremonia de apertura de los Juegos. En total, las lámparas de seguridad fueron utilizadas en 30 ocasiones. La última de ellas se apagó por la noche del 15 de octubre.[169]

Recorrido de la antorcha olímpica.

Deportes[editar]

El evento deportivo abarcó 172 eventos de veinte deportes (dieciocho del programa olímpico y dos de demostración). Los deportes de demostración fueron el tenis y la pelota vasca.[170] El tenis regresó al programa olímpico por primera vez desde los Juegos Olímpicos de París 1924 y no volvería al mismo hasta los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984.[171] Por otra parte, como deporte de demostración, en esta edición la pelota vasca hizo su segunda y penúltima aparición en los Juegos Olímpicos.[172]

Desarrollo[editar]

Calendario[editar]


Evento[173] 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 TOT
Apertura A
Atletismo 1 5 4 6 6 5 2 7 36
Baloncesto 1 1
Boxeo 11 11
Ciclismo 1 1 1 1 2 1 7
Equitación 2 1 1 1 1 6
Esgrima 1 1 1 1 1 1 1 1 8
Fútbol 1 1
Gimnasia 2 2 4 6 14
Halterofilia 1 1 1 1 1 1 1 7
Hockey 1 1
Lucha 8 8 16
Natación 2 4 3 3 3 4 4 3 3 29
Piragüismo 7 7
Pentatlón moderno 2 2
Remo 7 7
Saltos 1 1 1 1 4
Tiro 2 1 1 1 2 7
Vela 5 5
Voleibol 2 2
Waterpolo 1 1
Clausura C
Evento 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 TOT
A Apertura Clasificatorias # Eventos finales C Clausura


Ceremonia de apertura[editar]

La ceremonia de apertura, realizada en el Estadio Olímpico Universitario, tuvo una asistencia de cien mil espectadores.[174]

El 12 de octubre, se realizó la ceremonia de apertura en el Estadio Olímpico Universitario, que inició con una salva de 21 cañonazos a manera de saludo para Gustavo Díaz Ordaz, Pedro Ramírez Vázquez y Avery Brundage. Luego de que sonara el Himno Nacional Mexicano, se liberó un globo con forma de los anillos olímpicos.[175] Enseguida, los contingentes de las naciones participantes desfilaron frente a los concurrentes y se posicionaron al centro del estadio. Un cadete del Heroico Colegio Militar precedía a los atletas, portando el nombre del país.[176] El desfile inició con Grecia y finalizó con México.[177]

Posteriormente, Ramírez Vázquez y Brundage realizaron los discursos de bienvenida y Díaz Ordaz inauguró los Juegos: «Declaro inaugurados los Juegos Olímpicos de México, que conmemoran la Decimonovena Olimpiada de la Era Moderna». Un grupo de cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar escoltó e izó una bandera olímpica.[176]

Mientras sonaba la canción tradicional japonesa Sakura, seis jóvenes japonesas y miembros del Colegio del Aire ingresaron al estadio portando la bandera olímpica oficial y que, posteriormente pasó a manos del alcalde de Tokio, quien la entregó a su símil de la Ciudad de México. La bandera abandonó el estadio portada por seis jóvenes mexicanas, también acompañadas por cadetes, y con La Sandunga como música de fondo.[176] Poco después arribó al estadio la antorcha olímpica y con ella Enriqueta Basilio encendió el pebetero olímpico.[177] Esta fue la primera ocasión en que una mujer lo hacía.[174] Finalmente, Pablo Garrido dio el Juramento Olímpico, tras lo cual se liberaron diez mil palomas. La ceremonia concluyó con otra interpretación del Himno Nacional Mexicano.[178]

Eventos[editar]

Atletismo[editar]

Curva final de la semifinal de los 400 metros, 17 de octubre.

Los treinta y seis eventos que conformaron el programa de atletismo se llevaron a cabo entre el 13 y el 20 de octubre en el Estadio Olímpico Universitario. En total, se rompieron veintiséis plusmarcas olímpicas y quince mundiales.[179] Bob Beamon, en la final de salto de longitud, obtuvo la plusmarca mundial con 8.90 metros, 0.71 más que el segundo lugar, el alemán Klaus Beer.[180] En el salto de altura, la innovadora técnica de Dick Fosbury —llamada Fosbury Flop— le permitió alcanzar la plusmarca olímpica con 2.24 metros.[181]

Con 9.95 segundos, el estadounidense Jim Hines logró la medalla de oro, estableció una nueva plusmarca mundial y se convirtió en la primera persona en romper la barrera de los 10 segundos en los Juegos Olímpicos en los 100 metros.[182] [183] En el mismo evento, su compatriota, Wyomia Tyus rompió la marca mundial con 11.08 segundos y ganó el primer lugar.[184] Por otra parte, los deportistas africanos comenzaron a destacarse en diversas competiciones atléticas. Amos Biwott obtuvo el oro en los 3000 metros con obstáculos[185] y Naftali Temu ganó el primer oro olímpico para Kenia al vencer en la final de los 10 000 metros al etíope Mamo Wolde y al tunecino Mohammed Gammoudi.[186] No obstante, en los 5000 metros, Gammoudi superó a Temu y al también keniano Kip Keino,[187] quien ganó con plusmarca olímpica la final de los 1500 metros.[188]

Con una diferencia de casi un segundo, el británico David Hemery venció en los 400 metros vallas y estableció una nueva plusmarca mundial.[189] El estadounidense Tommie Smith hizo lo propio al obtener la medalla de oro en los 200 metros con una marca mundial de 19:83 segundos. En la ceremonia de premiación, él y su compatriota John Carlos, medalla de bronce, realizaron el saludo del poder negro.[190] Por su parte, José Pedraza Zúñiga ganó la única medalla del certamen atlético para el país sede al llegar en segundo lugar en la final de la marcha de 20 kilómetros.[191] La final de los 400 metros fue la única con tres ganadores del mismo país: los estadounidenses Lee Evans —43.8 segundos y plusmarca mundial—, Larry James y Ron Freeman.[192] Ellos tres ganaron, junto a Vincent Matthews, el relevo 4 × 400 metros.[193] En lanzamiento de disco, ambas competiciones —femenina y masculina— finalizaron con plusmarca olímpica.[194]

Semifinal de los 110 metros vallas, 17 de octubre.

En el caso del triple salto, la plusmarca mundial, establecida ocho años atrás, fue superada por cinco atletas.[195] La maratón inició en la Plaza de la Constitución y finalizó en el Estadio Olímpico. Dieciocho de los setenta y cinco atletas no lograron completar el recorrido de 42 kilómetros. Wolde ganó la medalla de oro con un tiempo de dos horas, veinte minutos y veintiséis segundos, seguido del japonés Kenji Kimihara y del neozelandés Mike Ryan. Una hora y cinco minutos después de la llegada de Wolde, en el lugar 57, llegó el atleta tanzano John Stephen Akhwari, el último competidor restante.[196] Tras rezagarse a causa de calambres, sufrió múltiples heridas al caer al suelo. Regresó a la carrera luego de recibir atención médica. En los últimos metros, cojeando y con los vendajes sueltos y sangrando, fue vitoreado por los pocos espectadores que aún permanecían en el estadio. «Mi país no me envió 5000 millas para iniciar la carrera, me envió 5000 millas para finalizar la carrera», declaró poco después.[197]

Baloncesto[editar]

En el Palacio de los Deportes se celebró, entre el 13 y el 25 de octubre, el séptimo torneo olímpico de baloncesto —única categoría masculina—. Por vez primera, los estadounidenses, ganadores del torneo desde su introducción al programa olímpico en Berlín 1936, no eran los favoritos para el oro.[198] Otros dos equipos también se consideraban fuertes competidores: la Unión Soviética, campeón del Europeo de 1965 y del Mundial de 1967, y Yugoslavia, plata en 1965 y 1967. Además, Estados Unidos, campeón de los Panamericanos de 1967, pero cuarto lugar en los mundiales de 1963 y 1967, carecía de dos de sus mejores jugadores, Lew Alcindor y Elvin Hayes. De tal forma que, ese equipo estuvo encabezado por Spencer Haywood y Jo Jo White.[199]

A lo largo de siete partidos, Estados Unidos y la URSS se clasificaron a semifinales invictos. Tras ellos, con seis victorias y una derrota, Brasil y Yugoslavia.[200] No obstante en las semifinales, los yugoslavos sorprendieron al derrotar 63-62 a los soviéticos. Mientras que los brasileños cayeron ante los estadounidenses 75-63.[201] En la final, en un partido que finalizó 65-50, los estadounidenses obtuvieron su séptimo título olímpico y los yugoslavos su primer plata olímpica en un torneo de baloncesto.[198] Por su parte, en la lucha por el tercer lugar, los soviéticos ganaron su primer bronce luego de cuatro platas olímpicas seguidas.[202]

Boxeo[editar]

La Arena México celebró los 301 combates que conformaron los once eventos —todos masculinos— del torneo de boxeo entre el 13 y el 26 de octubre. Únicamente partipantes de veintiún países se clasificaron a las semifinales. Para cada pelea se seleccionaron cinco jueces de un total de treinta y nueve. La URSS y Polonia mantuvieron el dominio logrado cuatro años atrás al ganar tres oros, dos platas y un bronce y un oro, dos platas y dos bronces, respectivamente.[203] Estos Juegos fueron los primeros con la categoría de peso minimosca, con un máximo de cuarenta y ocho kilogramos.[204] En ella, Francisco Rodríguez ganó la primera medalla de oro olímpica para Venezuela al vencer por decisión (3-2) al surcoreano Ji Yong-Ju.[205] [206] Por su parte, dos mexicanos ganaron una medalla de oro, Ricardo Delgado en el peso mosca y Antonio Roldán en el peso pluma.[204]

El título ligero fue, por decisión unánime, para el estadounidense Ronald Harris, mientras que el polaco Jozef Grudzien, oro en Tokio 1964, se tuvo que conformar con la plata.[207] En contraste, en la siguiente categoría, el peso superligero, el polaco Jerry Kulej logró defender exitosamente su título al vencer por decisión (3-2) al cubano Enrique Regueiferos.[208] Asimismo, el alemán Manfred Wolke —peso wélter— de Alemania Oriental y Chris Finnegan —peso mediano— de Reino Unido ganaron las únicas medallas del torneo, ambas de oro, para su país.[204] Y en el mediopesado, el estadounidense George Foreman obtuvo el título en una final de dos rondas y con nocaut técnico frente al soviético Jonas Čepulis.[209]

Ciclismo[editar]

El equipo danés, ganador de la persecución por equipos, en el Velódromo Olímpico Agustín Melgar.

En la competición de ciclismo se disputaron un total de siete finales, todas masculinas, entre el 15 y el 21 de octubre. El programa constó de cinco eventos en pista, realizados en el Velódromo Olímpico Agustín Melgar, y dos en ruta, que se llevaron a cabo en un recorrido de 24.5 kilómetros en Ciudad Satélite. Con cuatro oros y un bronce, el equipo francés fue el más exitoso del torneo.[210] [211] En la prueba en ruta por equipos, Países Bajos, liderado por Joop Zoetemelk, defendió exitosamente el título olímpico, al vencer con dos horas y siete minutos a Suecia e Italia.[212] En contraste, en el evento individual, fue un italiano, Pierfranco Vianelli, quien logró imponerse y, con un tiempo de 4:41:25.24, vencer al danés Leif Mortensen y al sueco Gösta Pettersson.[213]

Por su parte, Francia dominó en cuatro de los cinco eventos celebrados en el Velódromo, mientras que el oro restante fue para Dinamarca, cuyo equipo venció a Alemania Occidental e Italia en la persecución por equipos[210] La prueba de velocidad individual finalizó con victoria de Daniel Morelon y bronce para su compatriota Pierre Trentin, vencedor, con plusmarca mundial, del kilómetro contrarreloj.[214] [215] Ambos ciclistas también se llevaron la victoria en el tándem, superando a los neerlandeses Jan Jansen y Leijn Loevesijn y a los belgas Daniel Goens y Robert Van Lancker.[216]

Finalmente, en la persecución individual, fueron las clasificatorias las que se destacaron, puesto que, en ellas, los primeros nueve ciclistas rompieron la plusmarca mundial establecida cuatro años atrás y veintiuno mejoraron la olímpica. El suizo Xaver Kurmann lideró las eliminatorias con una plusmarca mundial de 4:40.41. No obstante, en los cuartos de final, el francés Daniel Rébillard rompió la marca al finalizar con 4:39.87. Poco después, el danés Mogens Frey Jensen la mejoró con treinta y tres centésimas de segundo menos. En la final, Rébillard se impuso sin nuevas marcas.[217]

Equitación[editar]

Para las pruebas de equitación se emplearon las instalaciones del Club de Golf Avándaro y el Campo Marte. Los seis eventos que conformaron el programa tuvieron diferentes ganadores. Sin embargo, Reino Unido fue el equipo más exitoso con un oro, dos platas y un bronce.[218] En el gran premio de doma individual, el programa estuvo integrado por treinta y tres movimientos, mediante un puntaje total obtenido en dos rondas se determinó a los ganadores: el soviético Ivan Kizimov y su caballo Ijor, que vencieron por veintiséis puntos al alemán Josef Neckermann y su caballo Mariano. Ambos volvieron a enfrentarse en el evento por equipos, sin embargo, en esta ocasión Alemania Occidental superó a la URSS y logró defender el título que Alemania había obtenido cuatro años atrás.[219] [220]

En esta ocasión, el gran premio de saltos individual y por equipos fueron eventos separados. En el primero, el estadounidense Bill Steinkraus y su caballo Snowbound vencieron al británico Marion Coakes y Stroller y, tras un desempate para el tercer lugar, al también británico David Broome y Mr. Softee.[221] Y en el segundo, Canadá obtuvo su primer oro en eventos ecuestres.[222] Asimismo, en la competencia individual de tres días, en cuya prueba de resistencia dos caballos perdieron la vida —Ballerina de la URSS y Loughlin de Irlanda—, el francés Jean-Jacques Guyon y Pitou ganaron el oro.[223] Por su parte, en la prueba por equipos, Reino Unido se impuso a los equipos de Estados Unidos y Australia.[224]

Esgrima[editar]

Las competiciones de esgrima, un total de ocho eventos, dos femeninos y seis masculinos, se realizaron entre el 15 y el 25 de octubre en la Sala de Armas Fernando Montes de Oca. Hungría y la Unión Soviética fueron los países más condecorados, ambos con siete medallas.[225] [226] En el florete por equipos, los franceses, medalla de bronce en Tokio 1964, se hicieron con el oro, seguidos de los soviéticos y polacos.[226] En la espada individual, el húngaro Gyözö Kulcsar venció al soviético Grigory Kriss;[227] ambos ganaron nuevamente medalla de oro y plata, respectivamente, con sus equipos.[225] En el sable individual, Jerzy Pawłowski venció al soviético Mark Rakita en la final. Esta fue la primera ocasión en cuarenta y ocho años que el título no era para un húngaro.[228] Por otra parte, en ambos eventos femeninos, la Unión Soviética dominó. Yelena Novikova-Belova, en el florete individual, venció por el oro a María del Pilar Roldán, que ganó la única medalla para México en el programa de esgrima.[226]

Fútbol[editar]

En el torneo de fútbol participaron un total de dieciséis equipos, divididos en cuatro grupos. Se disputaron treinta y dos partidos en cuatro sedes: el Estadio Azteca de la Ciudad de México, el Estadio Cuauhtémoc de Puebla de Zaragoza, el Estadio León en León y el Estadio Jalisco en Guadalajara. En esta ocasión, debido a las nuevas regulaciones implementadas, se impidió la participación de todos los jugadores profesionales y de los que hubieran participado en alguna Copa Mundial. En el sorteo, Marruecos optó por retirarse al negarse a jugar contra Israel, por lo que Ghana entró en su lugar.[229] Tras las eliminatorias, ocho equipos alcanzaron los cuartos de final —Hungría, Bulgaria, Francia, España, Israel, Japón, Guatemala y México—. Guatemala, que perdió por lesión a tres de sus mejores jugadores,[230] fue incapaz de anotar en su partido contra Hungría. El gol de Lajos Szűcs dio a los húngaros su pase a las semifinales.[231]

Por su parte, Japón eliminó a Francia, México a España, y Bulgaria pasó a las semifinales luego de enfrentarse a Israel en un partido que finalizó en empate de un gol por lado.[232] En las semifinales, los búlgaros vencieron a los mexicanos (3–2) y los húngaros a los japoneses (5–0).[233] En la lucha por el bronce, los 105 000 asistentes en el Estadio Azteca observaron como la selección japonesa venció a los mexicanos gracias a dos goles anotados por Kunishige Kamamoto.[234] En la misma sede, Hungría venció a Bulgaria cuatro goles contra uno en una polémica final —en total, cuatro jugadores fueron expulsados: tres búlgaros (uno de ellos por golpear con el balón al árbitro, Diego de Leo) y un húngaro—.[229] [235]

Gimnasia[editar]

La alemana Karin Janz durante su ejercicio de barras asimétricas.

El Auditorio Nacional fue sede de las catorce finales —ocho masculinas y seis femeninas— del programa de gimnasia artística. En los eventos masculinos, Japón dominó en seis de las ocho competencias, mientras que, en los femeninos, la Unión Soviética y Checoslovaquia se repartieron los seis oros. La checa Věra Čáslavská fue la deportista más condecorada de los Juegos con seis medallas —cuatro oros y dos platas—.[236]

Sawao Kato, de Japón, venció en el concurso completo individual y, junto con su equipo, ganó el tercer título olímpico consecutivo para su país.[237] [238] Por otra parte, Kato compartió podio en la final de suelo con otros dos japoneses: su hermano Takeshi Katō y Akinori Nakayama. Este último ganó el oro en las anillas y las barras paralelas.[236] Sin embargo, empató en el primer lugar de la barra horizontal con el soviético Mijaíl Voronin. En el salto, Voronin alcanzó el primer lugar, solo 0.05 puntos por encima del segundo lugar, el japonés Yukio Endō.[239] La única final sin ganador soviético o japonés fue la del caballo con arcos, donde el yugoslavo Miroslav Cerar defendió exitosamente su título olímpico.[240]

Por su parte, Věra Čáslavská se convirtió en la primera mujer en mantener el título olímpico del concurso completo individual.[241] Asimismo, en la competición por equipos, la URSS obtuvo su quinto título olímpico consecutivo al vencer a Checoslovaquia y Alemania Oriental.[242] En dos finales, el cambio controversial de puntajes favoreció a competidoras soviéticas y afectó a Čáslavská: en la barra de equilibrio, perdió el oro ante la soviética Natalia Kuchinskaya y, en la final de suelo, tuvo que compartir el primer lugar con la también soviética Larisa Petrik. En ambas ceremonias de premiación, a modo de protesta, la checa agachó la cabeza cuando sonaba el himno nacional de la Unión Soviética.[236] [243] No obstante, en las finales de salto y barras asimétricas, Čáslavská alcanzó el primer lugar.[236]

Halterofilia[editar]

El torneo de halterofilia de estos Juegos, celebrado en el Teatro de los Insurgentes, contó con las mismas siete categorías establecidas desde Helsinki 1952. En los eventos, todos masculinos, se rompieron dieciocho plusmarcas olímpicas y cuatro mundiales.[244] Además, los levantadores de peso soviéticos sumaron la mayor cantidad de medallas: tres de oro y tres de plata.[245] En la primera categoría, los 56 kilogramos, el iraní Mohammad Nassiri rompió la plusmarca mundial en los dos tiempos, mientras que en el press, el húngaro Imre Földi superó la olímpica. En la final, ambos empataron con un total levantado de 367.5 kilogramos. No obstante, el desempate por peso corporal dio el oro al iraní.[246] Poco después, dos deportistas defendieron su título olímpico: en los 60 kilogramos, el japonés Yoshinobu Miyake al ganar el oro con un total de 392.5 kilogramos,[247] y el polaco Waldemar Baszanowski, rompiendo dos de las marcas que él mismo estableció, en la categoría de 67.5 kilogramos, con una nueva plusmarca olímpica de 437.5 kilos.[244] [248]

En la categoría de los 75 kilogramos, el soviético Viktor Kurentsov obtuvo el oro al levantar 475 kilogramos —plusmarca olímpica—, una diferencia de veinte kilos con el segundo lugar, el japonés Masashi Ohuchi. Este fue el margen de victoria más grande en esa categoría desde que, en Berlín 1936, el egipcio Khadr El-Touni ganó por 35 kilogramos de diferencia.[249] El siguiente evento contó dos ganadores soviéticos, Boris Selitsky y Vladimir Belyaev, oro y plata, respectivamente. Pese a que ambos levantaron un total de 485 kilogramos, el desempate por peso dio la victoria a Selitsky.[250] Y en las últimas dos categorías, 90 y más de 90 kilogramos, los ganadores obtuvieron el oro con plusmarca olímpica: el finés Kaarlo Kangasniemi, única medalla del torneo para Finlandia, con 517.5 kilogramos,[251] y el soviético Leonid Zhabotinsky, con 572.5 kilos y que además poseía el título olímpico.[252]

Hockey[editar]

Del 13 al 26 de octubre, el Estadio Municipal de Hockey de la Ciudad Deportiva de La Magdalena Mixiuhca albergó los partidos del torneo de hockey sobre césped, en el que participaron dieciséis equipos divididos en dos grupos.[253] En las rondas preliminares, India —seis victorias y una derrota— y Pakistán —siete victorias— se colocaron a la cabeza de sus respectivos grupos.[254] Tras los partidos clasificatorios, India, Pakistán, Australia y Alemania Occidental pasaron a las semifinales. En ellas, Australia derrotó 2-1 a la India y Pakistán 1-0 a Alemania.[255] Esta fue la primera ocasión, desde 1928, en que la India no estaba en la final.[253] El partido por el quinto lugar, donde Países Bajos derrotó a España, se convirtió en el más largo en la historia del hockey olímpico con una duración de 144 minutos. Tras diez prórrogas, el neerlandés Kik Thole anotó el único gol del partido y dio la victoria a su país.[253] [256] En la lucha por el bronce, India venció a Alemania Occidental por 2-1 y en la final, Pakistán obtuvo su segundo oro olímpico no consecutivo tras derrotar 2-1 a Australia.[257]

Lucha[editar]

El programa de lucha de los Juegos de México se conformó por un total de dieciséis eventos —ocho de lucha libre y ocho de lucha grecorromana—, todos masculinos, celebrados en la Pista de Hielo Insurgentes. En ambos programas se incluyeron las mismas ocho categorías —52, 57, 63, 70, 78, 87, 97 y más de 97 kilogramos—, que se basaron en el «sistema de puntaje negativo», cuyos puntos negativos eran resultado de las caídas. Japón fue el contingente más exitoso con cuatro oros de un total de cinco medallas ganadas, mientras que la Unión Soviética fue el equipo que más medallas obtuvo con nueve medallas —tres oros, cinco platas y un bronce—.[258] En la lucha libre, Japón dominó en las primeras tres categorías —52, 57 y 63—, la Unión Soviética —87 y más de 97— y Turquía en dos de ellas —78 y 97—.[258] En la categoría de más de 97 kilos, el soviético Aleksandr Medved defendió exitosamente su oro olímpico ante el búlgaro Osman Duraliev.[259] En contraste, en los 70 kilogramos, el campeón defensor, el búlgaro Enyu Valchev, perdió por decisión el título ante el iraní Abdollah Movahed.[260]

Asimismo, tres países ganaron dos categorías de la lucha grecorromana: Alemania Oriental —78 y 87—, Hungría —57 y más de 97— y Bulgaria —52 y 97—. Con la plata en los 78 kilogramos, el francés Daniel Robin se convirtió en el único deportista en ganar medalla en los dos torneos.[258] Por su parte, el húngaro István Kozma defendió exitosamente su título olímpico en los más de 97 kilogramos frente al soviético Anatoly Roshchin, también medalla de plata en Tokio 1964.[261] Las dos finales restantes, los 63 y los 70 kilos, fueron para el soviético Roman Rurua y el japonés Muneji Munemura, respectivamente.[258]

Natación[editar]

Las nadadoras Yukari Takemoto y Novella Calligaris en la Villa Olímpica.

El programa de natación estuvo compuesto por veintinueve eventos celebrados entre el 17 y el 26 de octubre en la Alberca Olímpica Francisco Márquez, once más que en los Juegos Olímpicos anteriores.[262] En total se rompieron veintitrés plusmarcas olímpicas y cinco mundiales.[263]

En los 100 metros estilo libre, el australiano Michael Wenden obtuvo el primer lugar con una plusmarca mundial de 52.2 segundos.[264] Igualmente, la estadounidense Debbie Meyer rompió las plusmarcas olímpicas en los 200, 400 y 800 metros estilo libre.[265] Su compatriota Mike Burton hizo lo propio en los 400 y 1500 metros. Los eventos del estilo espalda finalizaron también con nuevas marcas olímpicas.[266] En el estilo pecho, dos nadadores ganaron las únicas medallas de oro en el torneo para sus países: el mexicano Felipe Muñoz Kapamas en los 200 metros y la yugoslava Đurđica Bjedov con una plusmarca olímpica de 1:15.8 en los 100 metros.[262] [267]

Álvaro Gaxiola, Klaus Dibiasi y Edwin Young en el podio de la plataforma de diez metros.

Por su parte, la neerlandesa Ada Kok ganó con plusmarca olímpica, en los 100 metros estilo mariposa, la única medalla de natación para los Países Bajos.[262] En los 200 y 400 metros de cuatro estilos, la estadounidense Claudia Kolb ganó las medallas de oro y rompió ambas plusmarcas olímpicas.[268] Finalmente, en los eventos por equipos, el cuarteto estadounidese rompió la marca mundial en el relevo 4 × 100 metros cuatro estilos masculino con un tiempo total de 3:54.9.[269] En las competiciones femeninas, ambos equipos estadounidenses mejoraron las plusmarcas mundiales.[270] [271]

Saltos[editar]

Cuatro eventos —dos masculinos y dos femeninos— conformaron la competición de saltos, también celebrada en la Alberca Olímpica. En el trampolín de tres metros, con 170.15 puntos,[272] el estadounidense Bernard Wrightson venció al italiano Klaus Dibiasi y a su compatriota James Henry.[273] No obstante, en la plataforma de diez metros, el italiano alcanzó el oro con un puntaje de 164.18; 9.69 más que el mexicano Álvaro Gaxiola y diez más que el estadounidense Edwin Young.[274] En los eventos femeninos, la estadounidense Susan Gossick se alzó con el oro en el trampolín de tres metros y la checa Milena Duchková en la plataforma de diez metros.[273]

Waterpolo[editar]

El torneo de waterpolo se llevó a cabo en dos sedes: la Alberca Olímpica Francisco Márquez y la Alberca Olímpica Universitaria de Ciudad Universitaria. Pese a que el equipo australiano había clasificado a los Juegos, el Comité Olímpico Australiano se negó a pagar los costos del viaje, de tal forma que se redujo a quince el número de equipos participantes.[275] Divididos en dos grupos, los mejores cuatro se enfrentaron en las semifinales, donde la Unión Soviética derrotó por 8–5 a Italia, y Yugoslavia a Hungría por 8–6.[276] En la pugna por la medalla de bronce, Hungría venció a Italia y obtuvo su novena medalla olímpica consecutiva en este deporte. Por otro lado, en la final, tras empatar 11-11 con la URSS al término del tiempo reglamentario, Yugoslavia se alzó con su primer título olímpico gracias a dos goles más en el tiempo extra.[277]

Pentatlón moderno[editar]

Se realizaron dos pruebas, ambas masculinas, de pentatlón moderno: una individual y una por equipos, que se llevaron a cabo en diversas sedes entre el 13 y el 17 de octubre. El primer evento finalizó con victoria del sueco Björn Ferm, con un total de 4964 puntos. Pese a no haber conseguido buenos puntajes en cuatro de las pruebas, el sueco se recuperó en la natación, donde consiguió el segundo lugar y 1075 puntos. La sumatoria final le dio la victoria con solo once puntos más que el segundo lugar, el húngaro András Balczó. El soviético Pavel Lednev alcanzó el tercer lugar con 4795 puntos.[278]

En el evento por equipos, Hungría, vencedor de dos de las pruebas —tiro y esgrima— se alzó con su tercer título olímpico no consecutivo —con 14 325 puntos—, seguido de la Unión Soviética, que, pese a dominar en dos de los eventos —ecuestre y natación— y alcanzar el segundo lugar en el campo a través, se tuvo que conformar con el segundo lugar por una diferencia setenta y siete puntos.[279] [280] En un principio, el equipo sueco —14 188 puntos— había conseguido el bronce,[279] sin embargo, tras una prueba antidopaje se determinó que uno de sus miembros, Hans-Gunnar Liljenvall, tenía una concentración excesiva de alcohol en la sangre al momento de disputar la prueba de tiro del 15 de octubre. Por esta razón, los suecos fueron descalificados y se les obligó a regresar su medalla, que fue otorgada a Francia,[281] cuarto lugar del torneo con casi mil puntos menos que los soviéticos.[279]

Piragüismo[editar]

En la Pista Olímpica de Remo y Canotaje Virgilio Uribe del Canal de Cuemanco en Xochimilco se realizaron los siete eventos de piragüismo. En el programa femenino se disputaron dos pruebas, una individual y una en dobles, ambas en kayak de 500 metros.[282] En la primera, la soviética Liudmila Pinayeva logró defender el título olímpico.[283] No obstante, en el evento de dobles, Pinayeva y su compañera, Antonina Seredina, no pudieron superar a sus rivales y perdieron la plata ante la pareja húngara por la menor diferencia posible, 0.01 segundos, mientras que Alemania Occidental ganó el oro por casi dos segundos.[284] Por otra parte, en las pruebas masculinas, Hungría venció en dos de los eventos, kayak y canoa individual de 1000 metros, y consiguió tres medallas más. Los soviéticos Alexandr Shaparenko y Vladimir Morozov obtuvieron el oro en el kayak de 1000 metros, mientras que la pareja rumana hizo lo propio en el mismo evento en canoa. En la prueba restante, el oro fue para el cuarteto noruego.[282]

Remo[editar]

Renzo Sambo, Bruno Cipolla y Primo Baran, ganadores del evento por parejas.

Los siete eventos masculinos del torneo de remo se desarrollaron en la Pista Olímpica de Remo y Canotaje Virgilio Uribe. En el único evento individual, el skiff, el neerlandés Jan Wienese se hizo con el oro al vencer al alemán Jochen Meißner y al argentino Alberto Demiddi. En los eventos de dobles, la Unión Soviética y Alemania Oriental fueron los ganadores, los primeros en el skiff por pareja y los segundos en el dobles sin timonel,[285] donde vencieron a los estadounidenses en la final por una mínima diferencia de 0.15 segundos.[286] El equipo de Alemania Oriental consiguió dos medallas más: oro en en el cuatro sin timonel y plata en la competición por cuatro. Por su parte, el otro estado alemán obtuvo el título en la competencia por ocho y, en el evento por parejas, el trío italiano llegó en primer lugar, seguido de los neerlandeses y los daneses.[285]

Tiro[editar]

En las siete pruebas de tiro, realizadas del 18 al 23 de octubre en el Polígono de Tiro, se rompieron un total de cuatro plusmarcas olímpicas y se permitió, por vez primera, la participación de mujeres.[287] [288] Además se contó con un nuevo evento, el tiro skeet, donde los tres primeros lugares empataron con 198 puntos. En el desempate, con un tiro de veinticinco puntos, el soviético Yevgueni Petrov obtuvo el oro. En un segundo desempate, el italiano Romano Garagnani ganó la plata y el alemán Konrad Wirnhier el bronce.[289] En la pistola libre, el soviético Grigori Kosych y el alemán Heinz Mertel rompieron la plusmarca olímpica con 562 puntos.[290] No obstante, con cuatro puntos de diferencia en el desempate, Kosych consiguió el oro.[291] Igualmente, en la pistola rápida, Josef Zapedszki ganó el oro con una nueva marca olímpica de 593 puntos.[292] Por su parte, en el rifle en tres posiciones, el estadounidense Gary Anderson defendió su título olímpico y rompió su propia plusmarca mundial con un total de 1157 puntos.[293] Asimismo, en el rifle en posición tendido, participaron la polaca Eulalia Rolińska y la peruana Gladys de Seminario que, junto a la mexicana Nuria Ortiz —participante de skeet—, fueron las primeras mujeres participantes de un torneo olímpico de tiro.[287] [294]

Vela[editar]

Del 14 al 21 de octubre, el Club de Yates de Acapulco, ubicado en la Bahía de Acapulco, albergó las cinco competiciones de vela.[295] En el único evento individual, el soviético Valentín Mankin, primer lugar en tres carreras, segundo en dos y tercero en una, ganó la medalla de oro.[296] Tras haber sido descalificados en la primera carrera, los británicos Rodney Pattisson e Iain MacDonald-Smith ganaron las siguientes cinco y, en la final, consiguieron el oro en la clase Flying Dutchman al vencer al dúo alemán conformado por Ullrich Libor y Peter Naumann.[297] Por su parte, los equipos estadounidenses triunfaron en dos de las categorías: Star y Dragon.[298] El evento restante, 5.5 metros, finalizó con victoria de los hermanos suecos Ulf, Jörgen y Peter Sundelin.[299]

Voleibol[editar]

En el programa olímpico de voleibol se disputaron dos eventos, uno masculino y uno femenino, ambos disputados en el Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera y en la Pista de Hielo Revolución.[300] En el torneo masculino participaron diez naciones. La Unión Soviética defendió su título olímpico y compartió podio con Japón —plata— y Checoslovaquia —bronce—, tercer y segundo lugar, respectivamente, en el primer torneo olímpico de voleibol celebrado cuatro años antes.[300] [301] Tal como sucedió en el evento masculino, los equipos femeniles de la URSS y Japón obtuvieron el oro y la plata, respectivamente. Asimismo, Polonia ganó su segunda medalla de bronce consecutiva.[300] [302]

Deportes de demostración[editar]

Los deportes de demostración, tenis y pelota vasca, se celebraron en Guadalajara y en la Ciudad de México.[303] En el caso del tenis, que regresó a los Juegos por primera vez desde 1924, hubo dos torneos, uno de exhibición y otro de demostración, celebrados en canchas de polvo de ladrillo y que contaron con las mismas cinco categorías: dos masculinas, dos femeninas y una mixta.[304] En el evento de demostración, el español Manuel Santana venció a su compatriota Manuel Orantes en la final masculina, mientras que, en la femenina, la alemana Helga Niessen Masthoff hizo lo propio ante la estadounidense Jane Bartkowicz. No obstante, en el torneo de exhibición, la estadounidense consiguió el primer lugar tras derrotar a su compatriota Julie Heldman. El mexicano Rafael Osuna, ganador del evento masculino, logró junto a Vicente Zarazua el título de dobles en ambos torneos. Heldman, por su parte, alcanzó, junto al también estadounidense Herbert Fitzgibbon, el oro en dobles mixtos de demostración, y, junto a Rosie Reyes, el de dobles femenino en exhibición.[304] [305] En el caso de la pelota vasca, esta fue tercera aparición en los Juegos Olímpicos.[172] El torneo contó con cinco categorías,[306] en las que participaron pelotaris de siete países.[303] Los españoles —pelota mano y cesta-punta— y los mexicanos —pelota goma y frontenis— dominaron en dos eventos, mientras que la competencia restante, paleta cuero, finalizó con victoria de Francia.[306]

Ceremonia de clausura[editar]

Imagen de la ceremonia de clausura.

La ceremonia de clausura se celebró el 27 de octubre en el Estadio Olímpico. Al inicio, las banderas de los países participantes desfilaron en, iniciando con Grecia y finalizando con México, seguidas por los atletas, seis por nación —con excepción del país sede que desfiló con la delegación completa—, que ingresaron al estadio juntos y sin separación.[307] Posteriormente, Avery Brundage se encargó de clausurar el evento: «Declaro finalizados los Juegos de la XIX Olimpiada e invito a la juventud del mundo a reunirse, en cuatro años, en Múnich, para la celebración de los Juegos de la XX Olimpiada».[308]

Doce cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar arriaron la bandera olímpica y, poco después, se apagaron todos los reflectores del estadio. Siendo la única fuente de luz, los asistentes observaron el lento apagado de la llama olímpica, seguido de un espectáculo de fuegos artificiales, que dio paso a la Novena Sinfonía Beethoven. Al final, mil mariachis tocaron La Negra, Guadalajara y Las golondrinas. Los atletas comenzaron a correr por la pista, mientras el público les arrojaba sombreros de charro, flores y pañuelos. Al final, los asistentes se unieron a los deportistas en la «fiesta».[307] [308] [309]

Múltiples medallistas[editar]

Múltiples medallistas.[102] [310]
Atleta País Deporte Gold Silber Bronze Total
Věra Čáslavská Flag of the Czech Republic.svg Checoslovaquia Gimnasia 4 2 0 6
Akinori Nakayama Bandera de Japón Japón Gimnasia 4 1 1 6
Charles Hickcox Flag of the United States.svg Estados Unidos Natación 3 1 0 4
Sawao Kato Bandera de Japón Japón Gimnasia 3 0 1 4
Debbie Meyer Flag of the United States.svg Estados Unidos Natación 3 0 0 3
Mijaíl Voronin Flag of the Soviet Union.svg Unión Soviética Gimnasia 2 4 1 7

Participantes[editar]

Naciones participantes (debutantes en azul).

En esta edición participaron un total de 5516 deportistas —4735 hombres y 781 mujeres— de 112 comités nacionales afiliados al Comité Olímpico Internacional. Un aumento de 365 atletas y 19 países en relación a Tokio 1964.[1] Tras participar durante tres ediciones como el Equipo Unificado de Alemania, el 6 de octubre de 1965, durante la 64.ª Sesión, el COI permitió a Alemania Oriental participar como un equipo independiente de Alemania Occidental. No obstante, ambos equipos debieron participar con el mismo uniforme, la misma bandera —la bandera alemana con los anillos olímpicos— y el mismo himno, la Sinfonía n.º 9.[311]

Barbados,[312] El Salvador,[313] Guinea,[314] Honduras,[315] Honduras Británica,[316] Islas Vírgenes de Estados Unidos,[317] Kuwait,[318] Nicaragua,[316] Paraguay,[319] República Centroafricana,[320] Congo-Kinshasa[321] y Sierra Leona[322] también fueron debutantes en los Juegos. Además, Singapur volvió a participar independientemente después de formar parte del equipo de Malasia cuatro años atrás.[323]

Medallero[editar]

     País organizador (México)

# País Oro Plata Bronce Total
1  Estados Unidos (USA) 45 28 34 107
2  Unión Soviética (URS) 29 32 30 91
3  Japón (JPN) 11 7 7 25
4  Hungría (HUN) 10 10 12 32
5  Alemania Oriental (GDR) 9 9 7 21
6  Francia (FRA) 7 3 5 15
7  Checoslovaquia (TCH) 7 2 4 13
8  Alemania Occidental (FRG) 5 11 10 26
9  Australia (AUS) 5 7 5 17
10  Reino Unido (GBR) 5 5 3 13
15  México (MEX) 3 3 3 9

Legado[editar]

Multimedia externa
Olimpiada en México (1969), dirigida por Alberto Isaac, película oficial de los Juegos Olímpicos de México 1968 (en inglés).
Atención: este archivo está alojado en un sitio externo, fuera del control de la Fundación Wikimedia.

Deportivamente, los Juegos Olímpicos finalizaron con treinta plusmarcas mundiales y setenta y seis olímpicas nuevas.[325] Las condiciones de la Ciudad de México ayudaron a los atletas de cortos esfuerzos, mientras que en el resto «provocó más de un desfallecimiento». Tres de esas marcas tuvieron una gran duración. Primeramente, la marca de Beamon tardó más de veinte años en ser superada. En Tokio 1991, inicialmente Carl Lewis logró una nueva marca al saltar 8.91 metros, sin embargo, una hora después Mike Powell alcanzó los 8.95 metros.[326] Por otro lado, la marca de Hines se mantuvo hasta 1988, cuando Calvin Smith la mejoró por 0.02 segundos. Finalmente, la plusmarca de Evans en los 400 metros duró hasta 1983, año en que Butch Reynolds llegó en 43.29 segundos.[327]

En términos económicos, los gastos de la realización del evento contribuyeron significativamente al aumento de la deuda externa mexicana. Tras los eventos deportivos celebrados en México, el gobierno buscó «absorber gran parte de la demanda de empleo por medio de la política de gasto público que llevó a altas tasas de crecimiento del Producto Interno Bruto».[328] En general, el sector turístico se vio beneficiado por la celebración del evento.[329] Witherspoon (2003) aclara que, sin embargo, «todo el impacto económico de los Juegos, tanto el positivo, como el negativo, se concentró en la Ciudad de México». Además, indica que la economía mexicana no sufrió efectos significativos: en 1968, el Producto Nacional Bruto (PNB) creció 7.1%, el promedio de crecimiento entre los años 1963 y 1967.[330] Por su parte, la renta per cápita aumentó 3.4%, en comparación con el 2.7% que creció en 1967. A corto plazo, México no vivió el incremento económico esperado ante el turismo que se experimenta en un año olímpico. Con la llegada de Luis Echeverría Alvarez a la presidencia, pese a que el PNB continuó su crecimiento, también comenzó a incrementarse el desempleo y la inflación.[331] De esta forma, los gastos que representaron eventos como los Olímpicos fueron factores que contribuyeron a los problemas económicos que México enfrentó en las décadas de 1970 y 1980.[330]

Según Barke (2011), los de México 1968 son unos de los Juegos Olímpicos «más memorables de los tiempos modernos y, quizá, más por eventos no deportivos» que por los éxitos deportivos.[332] En ese sentido, Zolov (2009) asegura que, para los mexicanos, las «imágenes de represión [por la masacre de Tlatelolco] han eclipsado todos los demás aspectos» de los Juegos. Mientras que, para los estadounidenses, estos Olímpicos se resumen «en una sola representación del desafío enguantado en negro [saludo del poder negro]».[45] A pesar de los cambios radicales que la capital mexicana sufrió en los años posteriores, la mayoría de las sedes olímpicas «continuaron siendo utilizadas para su propósito original».[333] Al cabo de dos años, México celebró la Copa Mundial de Fútbol de 1970.[334] Con esto, se convirtió en el primer país en celebrar ambos eventos de forma consecutiva.[335] Posteriormente, la ciudad albergó los Juegos Panamericanos de 1975[336] y la Copa Mundial de Fútbol Juvenil de 1983.[337] En 1986, tras la renuncia de Colombia, la Copa Mundial de Fútbol regresó a México y con ello se convirtió en el primer país en celebrar dos veces una Copa Mundial.[338] Posteriormente, en 1990, los XVI Juegos Centroamericanos y del Caribe se celebraron en la capital mexicana.[339] Además fue una de las sedes de la Copa Mundial de Fútbol Sub-17 de 2011.[340] La ciudad también ha celebrado ediciones de diversos campeonatos mundiales, como el de voleibol en 1974.[341]

La película oficial de los Juegos, Olimpiada en México, dirigida por el cineasta mexicano Alberto Isaac,[342] fue el documental más costoso del gobierno de Díaz Ordaz.[343] Producida por la Sección de Cinematografía del Comité Organizador, requirió de ochenta y un equipos de cámara para su filmación.[342] En 1969, fue nominada al Óscar al mejor documental largo.[344] En ese mismo año, el Comité publicó su memoria oficial: «Official Report of the Organizing Committee of the Games of the XIX Olympiad», compuesta por cuatro volúmenes que abarcan diversas fases de la organización. Su elaboración corrió a cargo de doscientos empleados del Departamento de Publicaciones y otras secciones del COO e incluyó más de 4000 fotografías y los resultados oficiales de las competiciones deportivas.[345]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Factsheet: The Games of the Olympiad» (pdf). Olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Octubre de 2013. Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  2. a b c Barke, 2011, pp. 187
  3. a b c Arbena, Joseph L. (1991). «Sport, Development, and Mexican Nationalism, 1920-1970». Journal of Sport History 18 (3): 350-364. Consultado el 28 de junio de 2016. 
  4. Witherspoon, 2003, pp. 18
  5. a b c d e Wysocki Quiros, David J. (2016). «Una Antorcha de Esperanza: Mexico and the 1955 Pan-American Games». The International Journal of the History of Sport 33 (1-2): 44-61. doi:10.1080/09523367.2015.1124860. 
  6. a b c «Past Olympic Host City Election Results». GamesBids.com (en inglés). Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  7. Brewster y Brewster, 2010, pp. 42 y 43
  8. «Mexico and Olympism». Olympic Review (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (95-96): 389-402. 1975. Consultado el 29 de junio de 2016. 
  9. Barke, 2011, pp. 188
  10. Alperín, Eduardo (7 de octubre de 2011). «México 1955, segunda escala». ESPN Deportes (ESPN). Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  11. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 9, tomo II.
  12. a b Brewster y Brewster, 2010, pp. 2
  13. a b c d e f g Flaherty, George F. (2014). «Responsive Eyes. Urban Logistics and Kinetic Environments for the 1968 Mexico City Olympics». Journal of the Society of Architectural Historians 73 (3): 372-397. doi:10.1525/jsah.2014.73.3.372. 
  14. Fournier, Patricia; Martínez Herrera, Jorge (2006). «Capítulo III. "México 1968": Entre las fanfarrias olímpicas, la represión gubernamental y el genocidio». En Pedro Paulo A. Funari y Andrés Zarankin. Arqueología de la Represión y la Resistencia en América Latina (1960-1980) (Primera edición). Córdoba: Encuentro Grupo Editor. p. 70. ISBN 978-9-8723-0222-1. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  15. a b c Rodríguez Kuri, Ariel (2014). «Ganar la sede. La política internacional de los Juegos Olímpicos de 1968». Historia Mexicana (El Colegio de México) 64 (1): 243-289. Consultado el 14 de junio de 2016. 
  16. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 11, tomo II
  17. a b c «Suplemento al Volumen II» (pdf), XXXV Aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 12 de octubre de 2003, consultado el 19 de febrero de 2016 
  18. «DECRETO por el que se autoriza al Departamento del Distrito Federal para que con la cooperación de la Secretaría de Educación Pública, gestione que la ciudad de México sea la sede de los Juegos Olímpicos de 1968». Diario Oficial de la Federación. 29 de junio de 1963. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  19. a b «Obtención de la sede» (pdf), XXXV Aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 12 de octubre de 2003, consultado el 19 de febrero de 2016 
  20. Wrynn, Alison M. (2006). «‘A Debt Was Paid Off in Tears’: Science, IOC Politics and the Debate about High Altitude in the 1968 Mexico City Olympics». The International Journal of the History of Sport 23 (7): 1152-1172. doi:10.1080/09523360600832429. 
  21. a b c d Witherspoon, 2003, pp. 32
  22. a b c «Minutes of the 60th Session of the International Olympic Committee Baden-Baden Kurhaus October 14th-20th 1963». Bulletin du Comité International Olympique (en inglés) (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (85): 68-73. 1964. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  23. «Annexe N° 1. 60e Session du Comité International Olympique. Liste de presence». Bulletin du Comité International Olympique (en francés) (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (85): 27-28. 1964. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  24. Witherspoon, 2003, pp. 31.
  25. a b c United Press International (19 de octubre de 1963). «México conquistó sede para los Juegos Olímpicos». El Siglo de Torreón. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  26. a b c d e f g Rodríguez Kuri, Ariel (1998). «El otro 68: política y estilo en la organización de los juegos olímpicos de la Ciudad de México». Relaciones (Zamora: El Colegio de Michoacán) XIX (76): 107-129. ISSN 0185-3929. Consultado el 7 de mayo de 2016. 
  27. a b AEE (19 de octubre de 1963). «La designación de Sede produjo gran júbilo en la C. de México». El Siglo de Torreón. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  28. a b United Press International (19 de octubre de 1963). «La victoria de México». El Siglo de Torreón. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  29. Redacción (19 de octubre de 1963). «Los pilares de la victoria de México». El Siglo de Torreón. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  30. Witherspoon, 2003, pp. 33.
  31. Witherspoon, 2003, pp. 39,40 y 41.
  32. Vachon, Paul (27 de junio de 2012). «Detroit's Failed Bid to Host the 1968 Olympics». Hour Detroit. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  33. Muñoz, Lorenzo (20 de octubre de 1963). «Por qué se disputarán en Méjico los Juegos de 1968». ABC. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  34. Barke, 2011, pp. 186.
  35. a b «Últimos acuerdos del Comité Olímpico Internacional». Mundo Deportivo. 20 de octubre de 1963. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  36. Pérez Ferrero, Miguel (20 de octubre de 1963). «El «antidegaullismo» saca punta política a la derrota de Lyon ante Méjico». ABC. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  37. «Decepción de Detroit». ABC. 19 de octubre de 1963. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  38. a b c «El Comité Organizador» (pdf), XXXV Aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 12 de octubre de 2003, consultado el 19 de febrero de 2016 
  39. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 19, tomo II.
  40. a b c d Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 20, tomo II
  41. Arbena, 2004, pp. 176
  42. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 29, tomo II
  43. Agencia EFE (28 de abril de 1966). «La Llama Olímpica para Méjico cruzará el Atlántico desde Palos de Moguer». ABC. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  44. a b «Hoy decidirá el Comité Internacional». ABC. 26 de abril de 1966. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  45. a b c d e f Zolov, Eric (2004). «Showcasing the ‘Land of Tomorrow’: Mexico and the 1968 Olympics». The Americas (Academy of American Franciscan History) 61 (2): 159-188. doi:10.1353/tam.2004.0195. 
  46. Ragaso, Tania (17 de abril de 2013). «La más efectiva identidad gráfica de México: Entrevista con Pedro Ramírez Vázquez». Revista Código. Consultado el 15 de junio de 2016. 
  47. a b c d e f Rodríguez Kuri, Ariel (2003). «Hacia México 68. Pedro Ramírez Vázquez y el proyecto olímpico». Secuencia (Ciudad de México: Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora) (56): 36-73. doi:10.18234/secuencia.v0i56.812. ISSN 2395-8464. 
  48. a b c Informes presidenciales. Gustavo Díaz Ordaz (pdf), Ciudad de México: Dirección de Servicios de Investigación y Análisis de la Cámara de Diputados, 2006, consultado el 20 de febrero de 2016 
  49. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 21, tomo II
  50. «DECRETO por el que el Comité Organizador de los XIX Juegos Olímpicos tendrá el carácter de organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio». Diario Oficial de la Federación. 27 de juluo de 1967. Consultado el 19 de febrero de 2016. 
  51. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 22, tomo II
  52. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 22, tomo II.
  53. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 23, tomo II
  54. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 26, tomo II.
  55. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 53, tomo II.
  56. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 49, tomo II.
  57. a b «Primer Congreso Internacional de Derecho del Deporte». Boletín Mexicano de Derecho Comparado (Universidad Nacional Autónoma de México) (4): 255-258. 1969. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  58. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 58, tomo II.
  59. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 57, tomo II.
  60. «Minutes of the 63rd Meeting of the I.O.C.». Bulletin du Comité International Olympique (en inglés) (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (92): 74-80. 1965. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  61. «Minutes of the 64th Meeting of the I.O.C.». Bulletin du Comité International Olympique (en inglés) (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (95): 79-93. 1966. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  62. a b «Extracts of the minutes of the 65th session of the International Olympic Committee». Bulletin du Comité International Olympique (en inglés) (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (98–99): 89-95. 1967. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  63. «Extracts of the minutes of the 66th session of the International Olympic Committee». Newsletter (en inglés) (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (6–7): 101-110. 1968. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  64. «Future Games». Newsletter (en inglés) (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (6–7): 111-113. 1968. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  65. «Extracts from the Minutes of the 67th Session of the International Olympic Committee». Newsletter (en inglés) (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (15): 583-604. 1968. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  66. «Reuniones y Congresos Internacionales» (pdf), XXXV Aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 12 de octubre de 2003, consultado el 20 de febrero de 2016 
  67. «Our History». fims.org. Federación Internacional de Medicina Deportiva. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  68. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 64, tomo II.
  69. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 24, tomo II.
  70. Arbena, 2004, pp. 181
  71. a b Barke, 2011, pp. 239
  72. Witherspoon, 2003, pp. 108.
  73. a b c d e f g «Las Instalaciones» (pdf), XXXV Aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 12 de octubre de 2003, consultado el 20 de febrero de 2016 
  74. Brewster y Brewster, 2010, pp. 67
  75. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 76, tomo II
  76. a b Brewster y Brewster, 2010, pp. 96
  77. Brewster y Brewster, 2010, pp. 86
  78. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 187, tomo II.
  79. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 194, tomo II
  80. a b c «Villas Olímpicas» (pdf), XXXV Aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 12 de octubre de 2003, consultado el 20 de febrero de 2016 
  81. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 188, tomo II.
  82. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 192, tomo II.
  83. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 193, tomo II
  84. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 166, tomo II
  85. a b «Coordinación Nacional» (pdf), XXXV Aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 12 de octubre de 2003, consultado el 21 de febrero de 2016 
  86. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 167, tomo II
  87. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 168, tomo II.
  88. Belén Moreno, Ana (1999). «The evolution of volunteers at the Olympic Games». Papers of the Symposium held in Lausanne, 24th, 25th and 26th November, 1999 (Lausana: Centro de Estudios Olímpicos). Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  89. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 169, tomo II
  90. Arribas, Carlos (12 de marzo de 2007). «La revolución Fosbury». El País. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  91. a b c «Ciudad de México 1968». omegawatches.com. Omega. Archivado desde el original el 16 de julio de 2015. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  92. «El nacimiento del cronometraje moderno». omegawatches.com. Omega. Archivado desde el original el 14 de agosto de 2015. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  93. Berry, James R. (1968). «How They're Killing The Dead Heat». Popular Mechanics (Nueva York: Hearst Magazines) 130 (4): 138-141. ISSN 0032-4558. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  94. Redgrave, Steve (13 de febrero de 2012). «Death on the Roman road». London Evening Standard. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  95. a b Kremenik, Michael; Onodera, Sho; Nagao, Mitsushiro; Yuzuki, Osamu; Yonetani, Shozo (2006). «A Historical Timeline of Doping in the Olympics (Part I 1896-1968)». Kawasaki Journal of Medicine Welfare 12 (1): 19-28. Consultado el 21 de febrero de 2016. 
  96. Gracia Marco, Luis; Rey López, Juan Pablo; Casajús Mallén, José Antonio (2009). «El dopaje en los Juegos Olímpicos de verano (1968-2008)». Apunts Medicina de l'Esport 44 (162): 66-73. ISSN 1886-6581. Consultado el 21 de febrero de 2016. 
  97. Agterberg, Ezequiel (22 de julio de 2012). «Ser positivo». ESPN Deportes (ESPN). Consultado el 21 de febrero de 2016. 
  98. Saner, Emine (30 de julio de 2008). «The gender trap». The Guardian. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  99. Arbena, 2004, pp. 177
  100. Lerner, Michael A. (2004). Joyce D. Duncan, ed. Sport in American Culture: From Ali to X-games (en inglés). Santa Bárbara: ABC-CLIO. p. 150. ISBN 1-57607-024-7. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  101. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 297, tomo II
  102. a b c «Mexico 1968 Summer Olympics». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  103. a b c Dunn, Catherine (julio de 2008). «Technicolor 1968». Inside Mexico. Consultado el 19 de julio de 2016. 
  104. a b c d e f Comisarenco, Dina (2008). «40 años después. Diseño: Concepto y forma de las Olimpiadas». BioGráficas (91): 1-16. Archivado desde el original el 29 de octubre de 2013. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  105. «1968 Mexico Olympics, Mexico». graphicambient.com (en inglés). Consultado el 20 de julio de 2016. 
  106. a b c Consuegra, 1992, pp. 143
  107. a b Nuño Morales, Javier (20 de diciembre de 2012). «Lance Wyman». Algarabía. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  108. a b c Poulin, Richard (2012). Graphic Design and Architecture, A 20th Century History: A Guide to Type, Image, Symbol, and Visual Storytelling in the Modern World (en inglés). Beverly: Rockport Publishers. pp. 162 y 163. ISBN 978-1-5925-3779-2. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  109. a b Rivas, Carolina; Sarhandi, Daoud; Terrazas, Eduardo (2005). «This is 1968... This is Mexico». Eye Magazine 14 (56). ISSN 0960-779X. OCLC 795418996. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  110. a b Marín, Bernardo (30 de septiembre de 2012). «Eduardo Terrazas: “Un buen arquitecto debe tener conciencia social”». El País. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  111. a b Brewster y Brewster, 2010, pp. 97 y 98
  112. Brewster, Keith (2010). «Teaching Mexicans How to Behave: Public Education on the Eve of the Olympics». Bulletin of Latin American Research 29 (Supplement s1): 46-62. doi:10.1111/j.1470-9856.2009.00337.x. 
  113. «Pedro Ramírez Vázquez». Arquitectura/México (100): 65-72. 1968. Consultado el 27 de mayo de 2016. 
  114. Brewster y Brewster, 2010, pp. 62
  115. a b «El Programa de Información» (pdf), XXXV Aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 12 de octubre de 2003, consultado el 22 de febrero de 2016 
  116. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 299, tomo II
  117. Sotelo, Marco (2008). «Eje Olímpico de Comunicación. Publicaciones». El Centro: 33. Archivado desde el original el 5 de mayo de 2014. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  118. Gómez Palacio, Bryony; Vit, Armin (2012). Graphic Design, Referenced: A Visual Guide to the Language, Applications, and History of Graphic Design (en inglés). Gloucester: Rockport Publishers. p. 356. ISBN 978-1-5925-3742-6. Consultado el 14 de junio de 2016. 
  119. Silva, Rodrigo; Alonso, Antonio (2 de agosto de 2012). «Todos los deportes, todos los pictogramas». El País. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  120. Consuegra, 1992, pp. 124.
  121. «Lance Wyman 1968 Olympics». olympic-museum.de (en inglés). Olympic Games Museum. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  122. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 301, tomo II
  123. «Olympic Summer Games Medals from Athens 1896 to London 2012» (pdf). olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. diciembre de 2013. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  124. Sandoval Macías, Teresa Cecilia. «XIX Olimpiada México 68». museoebc.org. Escuela Bancaria y Comercial. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  125. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 298, tomo II
  126. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 303, tomo II.
  127. a b c d Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 302, tomo II
  128. a b Chisari, Fabio (2002). «‘An Armchair Seat at the Olympics’ BBC Television and the 1968 Mexico City Olympic Games». The Sports Historian 22 (2): 1-22. doi:10.1080/17460260209443381. 
  129. Winston, Brian (1998). Media,Technology and Society: A History: From the Telegraph to the Internet (en inglés). Londres: Routledge. p. 298. ISBN 978-1-1347-6633-8. Consultado el 18 de junio de 2016. 
  130. Ferreira, Leonardo (2006). Centuries of Silence: The Story of Latin American Journalism (en inglés). Westport: Praeger. p. 211. ISBN 978-0-2759-8397-0. Consultado el 18 de junio de 2016. 
  131. «Forty years of Sports Eurovision». Olympic Review (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (321): 354-356. 1994. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  132. Zarnowski, Frank (1993). «A Look at Olympic Costs». International Journal of Olympic History 1 (2): 16-32. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  133. a b c Sánchez Reyes, Cristina (11 de julio de 2012). «Olimpiada Cultural, un movimiento alternativo». El Economista. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  134. García García, Beatriz (2010). El concepto de programa cultural olímpico: orígenes, evolución y proyecciones. Barcelona: Centre d’Estudis Olímpics de la Universidad Autónoma de Barcelona. p. 8. ISBN 978-8-4693-2478-3. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  135. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 270, tomo II
  136. Rodriguez, Miguel (2004). «Mexico 1968: «Todo es posible en la paz»». Outre-Terre 8 (3): 319-330. doi:10.3917/oute.008.0319. 
  137. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 269, tomo II.
  138. a b Figueroa Anaya, Enrique (6 de agosto de 2012). «Olimpiada Cultural México 1968». Reconoce MX. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  139. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 276, tomo II.
  140. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 272, tomo II
  141. «Historia». mexico68.org. Patronato Ruta de la Amistad. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  142. «Esculturas». mexico68.org. Patronato Ruta de la Amistad. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  143. Wendl, Karel (1998). «The Route of Friendship: A Cultural/Artistic Event of the Games of the XIX Olympiad in Mexico City - 1968». Olympika: The International Journal of Olympic Studies VII: 113-117. Consultado el 20 de febrero de 2016. 
  144. «Extracts of the speech by Avery Brundage, September 29, 1967». Newsletter (Lausana: Comité Olímpico Internacional) (2): 4-7. 1967. Consultado el 17 de junio de 2016. 
  145. Espy, 1981, pp. 87.
  146. «1964: South Africa banned from Olympics». news.bbc.com.uk (en inglés). BBC News. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  147. Brichford, Maynard (1999). David Levinson y Karen Christensen, ed. Encyclopedia of World Sport: From Ancient Times to the Present (en inglés). Nueva York: Oxford University Press. p. 4. ISBN 978-0-1951-3195-6. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  148. Espy, 1981, pp. 98.
  149. Espy, 1981, pp. 99-102.
  150. Espy, 1981, pp. 103.
  151. Babb, Sarah (2003). Proyecto México: los economistas del nacionalismo al neoliberalismo. Fondo de Cultura Económica. p. 156. ISBN 978-9-6816-6864-8. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  152. García Muñoz, Cecilia (1 de octubre de 2013). «México 1968: Las Olimpiadas 10 días después de la matanza». ADN Político. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  153. Arrioja, Juan Arvizu (18 de agosto de 2008). «Bazucazo en puerta de Preparatoria 1 enciende conflicto». El Universal. Consultado el 18 de junio de 2016. 
  154. a b c Diego Ortega, Roberto (1 de septiembre de 1978). «1968: El ambiente y los hechos. Una cronología.». Nexos. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  155. Espinosa de los Monteros, Roberto. «2 de octubre de 1968». inehrm.gob.mx. Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México. Archivado desde el original el 8 de mayo de 2014. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  156. a b «1968: Student riots threaten Mexico Olympics». news.bbc.com.uk (en inglés). BBC News. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  157. «The ghosts of Mexico 1968». The Economist. 24 de abril de 2008. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  158. Poniatowska, Elena (1998). La noche de Tlatelolco: testimonios de historia oral. Ciudad de México: Ediciones Era. pp. 164-166. ISBN 978-9-6841-1425-8. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  159. Informex (4 de octubre de 1968). «Lo declaró ayer Avery Brundage». El Siglo de Torreón. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  160. de Arenzaga, Roberto (6 de octubre de 1968). «El canciller mejicano afirma que se celebrará la Olimpíada en su país». ABC. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  161. AEE (4 de octubre de 1968). «Declaración de Clark Flores». El Siglo de Torreón. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  162. Ingrid, Romero (2 de octubre de 2015). «Propaganda de guerra durante el movimiento estudiantil de 1968 en la Ciudad de México». Siempre. Consultado el 22 de febrero de 2016. 
  163. a b c d e f «Mexico 1968 Torch Relay». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 22 de junio de 2016. 
  164. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 246, tomo II
  165. a b c d Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 244, tomo II
  166. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 243, tomo II
  167. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 247, tomo II
  168. «El Fuego Olímpico» (pdf), XXXV Aniversario de los Juegos Olímpicos de México 68, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 12 de octubre de 2003, consultado el 22 de junio de 2016 
  169. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 248, tomo II
  170. «México DF 1968 - Ficha». espndeportes.espn.go. ESPN Deportes. Consultado el 26 de marzo de 2016. 
  171. «TENNIS: History of Tennis at the Olympic Games» (pdf). Olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Marzo de 2015. Consultado el 26 de marzo de 2016. 
  172. a b Eskenazi, Gerald (19 de julio de 1992). «BARCELONA - A VIEWERS GUIDE: Demonstration Sports; PELOTA». The New York Times. Consultado el 26 de marzo de 2016. 
  173. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 14—17 tomo III.
  174. a b «Local hero Basilio blazes trail for women at Opening Ceremony». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. 10 de septiembre de 2013. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  175. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 21, tomo III.
  176. a b c AEE (13 de octubre de 1968). «En Emotivo Acto se Inauguraron los Juegos Olímpicos». El Siglo de Torreón. pp. 1 y 15. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  177. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 22, tomo III
  178. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 23, tomo III.
  179. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 45, tomo III.
  180. «Beamon leaps into the record books». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  181. «Revolutionary Fosbury raises the bar». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  182. «Record-breaker Hines goes sub-10 to take 100m gold». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  183. Quealy, Kevin; Roberts, Graham (5 de agosto de 2012). «One Race, Every Medalist Ever». The New York Times. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  184. «Wyomia Tyus fait valser les records du monde de sprint». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  185. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 78, tomo III.
  186. «Electric Temu digs deep to win 10,000m». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  187. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 67, tomo III.
  188. «Keino triumphs in 1,500m to signal dawn of Kenyan greats». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  189. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 74 y 75, tomo III.
  190. «200m medallists Smith and Carlos stage podium protest». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  191. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 111, tomo III.
  192. «Evans leads US clean sweep of 400m». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  193. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 83, tomo III.
  194. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 104, tomo III.
  195. «Saneyev tops world-beating field in the triple jump». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  196. «Athletics at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Marathon». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 25 de julio de 2016. 
  197. «Marathon man Akhwari demonstrates superhuman spirit». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  198. a b «US basketball team in seventh heaven». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 25 de julio de 2016. 
  199. «Basketball at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Basketball». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 26 de julio de 2016. 
  200. «Basketball at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Basketball Preliminary Round». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 26 de julio de 2016. 
  201. Castillo, Juan José (24 de octubre de 1968). «63-62 Rusia eliminada por Yugoslavia». Mundo Deportivo. Consultado el 26 de julio de 2016. 
  202. «Soviet Union Men's Olympic Basketball Team Index». basketball-reference.com (en inglés). Consultado el 26 de julio de 2016. 
  203. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 165, tomo III
  204. a b c «Boxing at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 26 de julio de 2016. 
  205. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 171, tomo III
  206. «Boxing at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Light-Flyweight». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 26 de julio de 2016. 
  207. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 174, tomo III
  208. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 175, tomo III
  209. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 181, tomo III
  210. a b «Cycling at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 28 de julio de 2016. 
  211. «Cycling at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Road Race, Individual». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 28 de julio de 2016. 
  212. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 211, tomo III.
  213. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 215, tomo III.
  214. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 212, tomo III.
  215. «Cycling at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's 1,000 metres Time Trial». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 28 de julio de 2016. 
  216. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 218, tomo III.
  217. «Cycling at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Individual Pursuit, 4,000 metres». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 28 de julio de 2016. 
  218. «Equestrianism at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 28 de julio de 2016. 
  219. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 412, tomo III.
  220. «Equestrianism at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Dressage, Team». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 28 de julio de 2016. 
  221. «Equestrianism at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Jumping, Individual». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 28 de julio de 2016. 
  222. «Equestrianism at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Jumping, Team». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 28 de julio de 2016. 
  223. «Equestrianism at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Three-Day Event, Individual». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 28 de julio de 2016. 
  224. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 409, tomo III.
  225. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 225, tomo III.
  226. a b c «Fencing at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 30 de julio de 2016. 
  227. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 235, tomo III.
  228. «Erudite Pawlowski reigns supreme in the sabre». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 30 de julio de 2016. 
  229. a b «Football at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Football». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 30 de julio de 2016. 
  230. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 243, tomo III.
  231. «Torneo Olímpico de Fútbol Ciudad de México 1968 – Hungría 1:0 (0:0) Guatemala – Resumen». fifa.com. FIFA. Consultado el 30 de julio de 2016. 
  232. «Football at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Football Quarter-Finals». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 30 de julio de 2016. 
  233. «Football at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Football Semi-Finals». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 30 de julio de 2016. 
  234. «Torneo Olímpico de Fútbol Ciudad de México 1968 – Japón 2:0 (2:0) México – Resumen». fifa.com. FIFA. Consultado el 30 de julio de 2016. 
  235. «Torneo Olímpico de Fútbol Ciudad de México 1968 – Bulgaria 1:4 (1:2) Hungría – Resumen». fifa.com. FIFA. Consultado el 30 de julio de 2016. 
  236. a b c d «Gymnastics at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 30 de julio de 2016. 
  237. «Gymnastics at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Team All-Around». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 30 de julio de 2016. 
  238. «Sawao Kato - Gymnastics Artistic». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 30 de julio de 2016. 
  239. «Magnificent seven medals for gymnast Voronin». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 30 de julio de 2016. 
  240. «Gymnastics at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Pommelled Horse». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 30 de julio de 2016. 
  241. «Čáslavská reigns supreme again with four gymnastics golds». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 30 de julio de 2016. 
  242. «Gymnastics at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Women's Team All-Around». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 30 de julio de 2016. 
  243. Meyers, Dvora (14 de febrero de 2014). «Personal Protest at the Olympics». The Brooklyn Quarterly. Consultado el 30 de julio de 2016. 
  244. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 289, tomo III
  245. «Weightlifting at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  246. «Weightlifting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Bantamweight». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  247. «Weightlifting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Featherweight». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  248. «Weightlifting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Lightweight». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  249. «Weightlifting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Middleweight». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  250. «Weightlifting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Light-Heavyweight». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  251. «Weightlifting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Middle-Heavyweight». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  252. «Weightlifting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Heavyweight». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  253. a b c «Hockey at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Hockey». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  254. «Hockey at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Hockey Preliminary Round». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  255. «Hockey at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Hockey Semi-Finals». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  256. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 321, tomo III.
  257. «Hockey at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Hockey Final Round». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  258. a b c d «Wrestling at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  259. «Wrestling at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Heavyweight, Freestyle». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  260. «Wrestling at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Lightweight, Freestyle». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  261. «Wrestling at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Heavyweight, Greco-Roman». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2016. 
  262. a b c «Swimming at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  263. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 341, tomo III.
  264. «Swimming at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's 100 metres Freestyle». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  265. «Debbie Meyer». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  266. «Mike Burton». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  267. «Swimming at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Women's 100 metres Breaststroke». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  268. «Claudia Kolb». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  269. «Swimming at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's 4 × 100 metres Medley Relay». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  270. «Swimming at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Women's 4 × 100 metres Medley Relay». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  271. «Swimming at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Women's 4 × 100 metres Freestyle Relay». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  272. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 377, tomo III.
  273. a b «Diving at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  274. «Diving at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Platform». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  275. «Water Polo at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  276. «Water Polo at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Water Polo». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  277. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 451, tomo III.
  278. «Modern Pentathlon at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Individual». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 2 de agosto de 2016. 
  279. a b c «Modern Pentathlon at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Individual». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 2 de agosto de 2016. 
  280. «Modern Pentathlon Men's Team Medalists». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 2 de agosto de 2016. 
  281. UPI (25 de octubre de 1968). «Descalifican a Equipo Sueco por Usar Drogas». El Siglo de Torreón. Consultado el 2 de agosto de 2016. 
  282. a b «Canoeing at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 2 de agosto de 2016. 
  283. «Lyudmila Khvedosyuk-Pinayeva». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 2 de agosto de 2016. 
  284. «Canoeing at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Women's Kayak Doubles, 500 metres». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 2 de agosto de 2016. 
  285. a b «Rowing at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  286. «Rowing at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Men's Coxless Pairs». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  287. a b «Shooting at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  288. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 419, tomo III.
  289. «Shooting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Skeet». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  290. «Shooting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Free Pistol, 50 metres». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  291. «Shooting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Free Pistol, 50 metres Shoot-off for 1st Place». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  292. «Shooting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Rapid-Fire Pistol, 25 metres». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  293. «Shooting at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Free Rifle, Three Positions, 300 metres». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  294. «Rolińska and de Seminario shoot through the glass ceiling». olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  295. «Sailing at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  296. «Sailing at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed One Person Dinghy». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  297. «Sailing at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed Two Person Heavyweight Dinghy». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  298. «Sailing at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  299. «Sailing at the 1968 Ciudad de México Summer Games: Mixed 5.5 metres». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 3 de agosto de 2016. 
  300. a b c «Volleyball at the 1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 4 de agosto de 2016. 
  301. «Olympic Volleyball». fivb.org (en inglés). Federación Internacional de Voleibol. Consultado el 4 de agosto de 2016. 
  302. «Volleyball at the 1964 Tokyo Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 4 de agosto de 2016. 
  303. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 491, tomo III
  304. a b «México 1968». itftennis.com. Federación Internacional de Tenis. Archivado desde el original el 28 de abril de 2015. Consultado el 4 de agosto de 2016. 
  305. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 856–865, tomo III
  306. a b «La Pelota Vasca en los Juegos Olímpicos». fipv.net. Federación Internacional de Pelota Vasca. Consultado el 4 de agosto de 2016. 
  307. a b AEE (28 de octubre de 1968). «Innolvidable Final de los Juegos Olímpicos». El Siglo de Torreón. pp. 1 y 10. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  308. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 502, tomo III
  309. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 503, tomo III
  310. «1968 Ciudad de México Summer Games». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  311. Mallon y Heijmans, 2011, pp. 122.
  312. «Barbados and Olympism». Olympic Review (Comité Olímpico Internacional) (181): 682-683. 1982. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  313. «El Salvador and Olympism». Olympic Review (Comité Olímpico Internacional) (151): 253-256. 1980. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  314. Mallon y Heijmans, 2011, pp. 147.
  315. Mallon y Heijmans, 2011, pp. 157.
  316. a b McGehee, Richard V. (2010). «30. Mexico and Central America». En S. W. Pope, John Nauright. Routledge Companion to Sports History (en inglés). Routledge. p. 494. ISBN 978-0-4157-7339-3. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  317. «United States Virgin Islands». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  318. Mallon y Heijmans, 2011, pp. 199.
  319. Mallon y Heijmans, 2011, pp. 293.
  320. Mallon y Heijmans, 2011, pp. 74.
  321. «Congo (Kinshasa)». sports-reference.com (en inglés). Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  322. «Sierra Leone and Olympism». Olympic Review (Comité Olímpico Internacional) (161): 181-183. 1981. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  323. Mallon y Heijmans, 2011, pp. 212 y 327.
  324. «Participating Countries». olympic-museum.de (en inglés). Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  325. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 9, tomo III.
  326. Alperín, Eduardo (22 de julio de 2012). «Historia de los JJ.OO. - México 1968». ESPN Deportes (ESPN). Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  327. «México DF 1968 - Anécdotas». espndeportes.espn.com. ESPN. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  328. García Fonseca, Cándido (Octubre de 2003). «Capítulo 1. Identificación y caracterización de las crisis recurrentes del peso mexicano». Las crisis recurrentes del peso mexicano: causas, efectos y posibles soluciones (doctor). Universidad Veracruzana y Universidad de Barcelona. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  329. Anda Gutiérrez, Cuauhtémoc (2005). «2. Antecedentes de la estructura económica actual». Estructura socioeconómica de México, 1940-2000. Ciudad de México: Limusa-Noriega. p. 107. ISBN 978-9-6818-5407-2. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  330. a b Witherspoon, 2003, pp. 131 y 132
  331. Brewster y Brewster, 2010, pp. 165
  332. Barke, 2011, pp. 183
  333. Byrnes, Mark (15 de mayo de 2013). «After the Olympics, Documenting What's Left». CityLab (The Atlantic). Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  334. «Copa Mundial de la FIFA México 1970». fifa.com. FIFA. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  335. «Candidates for 2016 Olympics». BBC News. 30 de septiembre de 2009. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  336. Velázquez, Antonio T. (8 de octubre de 2011). «Las glorias en la historia de los Panamericanos». Expansión. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  337. «Campeonato Mundial Juvenil de la FIFA México 1983». es.fifa.com. FIFA. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  338. «La historia de México 1986». ESPN Deportes (ESPN). 30 de noviembre de 2009. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  339. «Historia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe». conade.gob.mx. Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  340. «Copa Mundial Sub-17 de la FIFA México 2011». es.fifa.com. FIFA. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  341. «World Championships». fivb.org (en inglés). Federación Internacional de Voleibol. Consultado el 5 de agosto de 2016. 
  342. a b Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 746—748, tomo IV
  343. Mendoza, Carlos (2006). «El documental, ese limosnero criticón». En Armando Casas. Documental. Ciudad de México: Universidad Nacional Autónoma de México. p. 113. ISBN 970-32-3445-3. Consultado el 24 de agosto de 2016. 
  344. «The 42nd Academy Awards». oscars.org (en inglés). Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Consultado el 24 de agosto de 2016. 
  345. Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1969, pp. 748—749, tomo IV

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Bandera de Japón Tokio 1964
XIX Juegos Olímpicos de Verano
Bandera de México Ciudad de México 1968
Sucesor:
Bandera de Alemania Múnich 1972