Guerra Civil Rusa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra Civil Rusa
Revolución Rusa
CWRArticleImage.jpg
En sentido horario: soldados del Ejército del Don en 1919; una división de infantería blanca en marzo de 1920; soldados del I Ejército de Caballería del Ejército Rojo; León Trotsky en 1918; ahorcamiento de bolcheviques por la Legión Checoslovaca en abril de 1918.
Fecha 6 de noviembre de 1917-17 de junio de 1923 (calendario gregoriano)
(relacionado con: Guerra turco-armenia, Guerra polaco-soviética, Guerra ucraniano-soviética, Guerra polaco-ucraniana, Guerra Civil Finlandesa, Guerra de Independencia Ucraniana, Guerra armenio-azerí, Conflicto de Osetia)
Lugar Territorios del antiguo Imperio ruso, Mongolia, Tuvá y Persia
Causas Revolución bolchevique
Resultado Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg Victoria bolchevique en Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Transcaucasia, Asia Central, Tuva y Mongolia
Cambios territoriales Desmembración del Imperio ruso.
Independencia exitosa de Estonia, Finlandia, Letonia y Lituania y Polonia.
Nacimiento de la Unión Soviética (1922).
Beligerantes
Bolcheviques
Repúblicas Soviéticas:[nota 1]
Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg Rusia Soviética
Flag of Ukrainian SSR (1919-1929).svg Ucrania (desde 1919)
Flag of Byelorussian SSR (1919-1927).svg Bielorrusia (desde 1919)
Flag of the Lithuanian-Byelorussian SSR.svg Lituania-Bielorrusia (1919)
Flag of Azerbaijan 1920.gif Azerbaiyán (desde 1920)
Flag of SSRA.svg Armenia (desde 1920)
Flag of Georgian SSR (1921-1922).svg Georgia (desde 1921)
Flag of the Bukharan People's Soviet Republic.svg Bujará (desde 1920)
Flag of the Galician SSR.png Galicia (1920)
Flag of Khiva 1920-1923.svg Corasmia (desde 1920)
Flag of Mountain ASSR (1921-1924).svg Montaña (desde 1921)
Flag of Tannu Tuva (1921-1926).svg Tannu Tuvá (desde 1921)
Flag of Abkhazian SSR (1921-1925).svg Abjasia (desde 1921)
Flag of Donetsk Republic.svg Donetsk (1918-1919)
Red flag.svg Taurida (1918)
Mar Negro (1918)
Kubán (1918)
Mar Negro-Kubán (1918)
Cáucaso Septentrional (1918)
Odesa (1918)
Besarabia (1919)
Don (1918)
Apoyado por:
RPAU flag.svg Ejército Negro (1918-1919, 1920)
Red flag.svg SR de Izquierda (1917-1918)
Darker green and Black flag.svg Ejército Verde (1918-1919)
Zaristas
Flag of Russia.svg Movimiento Blanco[nota 2]
Flag of Russia.svg Komuch (1918)
Siberian flag.svg Siberia Autónoma (1918)
Flag of Russia.svg Gobierno Provisional Siberiano (1918-1920)
Kolchak (blason).jpg Directorio de Omsk (1918-1920)[nota 3]
Flag of Don Cossacks.svg República del Don (1918-1920)[nota 4]
Flag of Kuban People's Republic.svg Kubán (1918-1920)
Flag of the Alash Autonomy.svg Alash (1917-1920)
Separatistas/autonomistas
Flag of the Transcaucasian Federation.svg Transcaucasia (1918)
Flag of Georgia (1918-1921).svg Georgia (1918-1921)
Flag of Armenia.svg Syunik/Armenia (1918-1921)
Flag of Azerbaijan.svg Azerbaiyán (1918-1920)
Flag Far Eastern Republic.svg Chitá (1920-1922)
Flag of the Mountainous Republic of the Northern Caucasus.svg Cáucaso Septentrional (1917-1920)
Flag of Ukrainian People's Republic (non-official, 1917).svg Ucrania (1917-1921)
Flag of Ukraine.svg Ucrania Occidental (1918-1919)[nota 5]
Flag of Poland.svg Polonia (1918-1921)
Flag of Finland.svg Finlandia (1917-1918)
Flag of Estonia.svg Estonia (1918-1920)
Flag of Latvia.svg Letonia (1918-1920)
Flag of Lithuania.svg Lituania (1918-1920)
Flag of the Crimean Republic.svg Crimea (1917-1918)
Intervención aliada:
Flag of the United Kingdom.svg Imperio británico
Merchant flag of Japan (1870).svg Imperio del Japón
Flag of the Republic of China (1912-1928).svg República de China
Flag of France.svg Francia
Flag of the Czech Republic.svg Checoslovaquia
State Flag of Greece (1863-1924 and 1935-1970).svg Reino de Grecia
Flag of Italy (1861-1946).svg Reino de Italia
Flag of Romania.svg Reino de Rumania
State Flag of Serbia (1882-1918).svg Reino de Serbia
US flag 48 stars.svg Estados Unidos
Facciones islámicas[nota 6]
Bandera del Turquestan.svg Basmachí
Flag of the Emirate of Bukhara.svg Bujará (hasta 1920)
Bandera de Khiva 1917-1920.svg Jiva (hasta 1920)
Pro-alemanes[nota 7]
Flag of the German Empire.svg Imperio alemán
Civil ensign of Austria-Hungary (1869-1918).svg Imperio austrohúngaro
Baltic German.svg Baltische Landeswehr (1918-1920)
Eiserne Division.JPG Freikorps en el Báltico (1918-1919)
West Russian Volunteer.jpg Bermontianos (1919)
Otras facciones
RPAU flag.svg Ejército Negro (1919, 1920-1921)
Red flag.svg SR de Izquierda (1918)
Darker green and Black flag.svg Ejército Verde (1919-1920)
Single Color Flag - 0434B1.svg Ejército Azul (1920-1921)
Anarchist flag.svg Kronstadt (1921)
Flag of Mongolia (1911-1921).svg Mongolia
Flag of Uriankhai (1918-1921).svg Tannu Uriankhai
Ottoman flag.svg Imperio otomano
Comandantes
Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg Vladímir Ilich Lenin
Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg León Trotski
Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg Mijaíl Tujachevski
Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg Iósif Stalin
Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg Mijaíl Frunze
RPAU flag.svg Néstor Majnó
RPAU flag.svg Simon Karetnik
Darker green and Black flag.svg Nikífor Grigóriev[nota 8]
Flag of Russia.svg Nicolás II de Rusia
Flag of Russia.svg Aleksandr Kolchak
Flag of Russia.svg Lavr Kornílov
Flag of Russia.svg Antón Denikin
Flag of Russia.svg Piotr Wrangel
Flag of Russia.svg Piotr Krasnov
Flag of Russia.svg Nikolái Yudénich
Single Color Flag - 0434B1.svg Aleksandr Antónov
West Russian Volunteer.jpg Rüdiger von der Goltz
Fuerzas en combate
Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg Ejército Rojo
430.000 (octubre, 1918)[1]
1.500.000 (junio, 1919)[2]
3.000.000 (octubre, 1919)[1]
3.000.000[3] -5.000.000[4] (fines de 1920)
RPAU flag.svg Ejército Negro
29.000 activos y 20.000 reservistas (enero, 1919)[5]
30.000 activos y 70.000 reservistas (marzo, 1919)[5]
20.000 (julio, 1920)
29.000 (octubre, 1919)[5]
Flag of Russia.svg Ejército Blanco
En total 250.000[nota 9]
Kolchak: ~118.000 (primavera, 1919)[nota 10]
Denikin: ~150.000 (invierno, 1919)[nota 11]
Yudénich: ~14.000 (otoño, 1919)[6]
Flag of Azerbaijan.svg Azerbaiyán
30.000 (1919)[7]
Flag of Estonia.svg Estonia
40.000 (febrero, 1919)[8]
Flag of Ukrainian People's Republic (non-official, 1917).svg Ucrania
140.000 (diciembre, 1918)[9]
Flag of Ukraine.svg Ejército de Galitzia:
100.000 (1918)[10]
70.000 (junio, 1919)[11]
Flag of Finland.svg Finlandia
100.000 (octubre, 1919)[6]
Flag of Poland.svg Polonia
800.000 (verano, 1920)[12]
Flag of Lithuania.svg Lituania
62.000 (1919-1920)[13]
Flag of the Czech Republic.svg Legión Checoslovaca
50.000 (mayo, 1918)[14]
Merchant flag of Japan (1870).svg Japón
70.000 (1918)[15]
US flag 48 stars.svg Estados Unidos
15.000 (junio, 1919)[16]
RPAU flag.svg Ejército Negro
15.000 (diciembre, 1920)[5]
5-6.000 (enero, 1921)[5]
2.500 (abril, 1921)[5]
Single Color Flag - 0434B1.svg Ejército Azul
20-40.000 (1920-1921)[17]
West Russian Volunteer.jpg Bermontianos
14-20.000 (septiembre, 1919)[18]
Baltic German.svg Baltische Landeswehr
10-14.000 (1959)[19]
Eiserne Division.JPG Freikorps
20-40.000 (enero, 1919)[20]
Bajas
1.213.000 militares y civiles muertos en combate, por heridas o represión política[3] [21] 1.376.000 militares y civiles muertos en combate, por heridas o represión política[21]

3.000.000 a 5.000.000 de muertos por hambre, 2.000.000 por represiones, 2.000.000 a 2.300.000 por epidemias (principalmente tifoidea) y 150.000 judíos asesinados por pogromos (principalmente a manos de zaristas).[21]
[editar datos en Wikidata]

La Guerra Civil Rusa fue un conflicto armado múltiple que tuvo lugar entre 1917 y 1923 en el territorio del disuelto Imperio ruso, entre el nuevo gobierno bolchevique y su Ejército Rojo, en el poder desde la Revolución de octubre de 1917, y del otro lado los militares del ex ejército zarista y opositores al bolchevismo, agrupados en el denominado Movimiento Blanco, compuesto por conservadores y liberales favorables a la monarquía y socialistas contrarios a la revolución bolchevique y relacionados estrechamente a la Iglesia ortodoxa rusa.

Ambos bandos tuvieron aliados temporales, el Ejército Rojo a menudo con izquierdistas y grupos revolucionarios, y las fuerzas del Ejército Blanco con muchos ejércitos extranjeros (Estados Unidos, Japón, Francia e Imperio británico principalmente), apoyo denominado Intervención Aliada en Rusia.

Otros nacionalistas y grupos políticos regionales también participaron en la guerra, incluidos los nacionalistas ucranianos del Ejército Verde, los anarquistas ucranianos del Ejército Negro y las Guardias Negras, y señores de la guerra o atamanes.

Los enfrentamientos más intensos tuvieron lugar desde 1918 hasta 1920, pero la resistencia continuó en algunas zonas del país hasta 1922: podemos citar el Levantamiento de Kronstadt, los majnovistas, la Rebelión de Tambov y la resistencia final del Movimiento Blanco en el Este. Las grandes operaciones militares terminaron el 22 de octubre de 1922, cuando el Ejército Rojo ocupó Vladivostok, ocupado anteriormente por el Gobierno provisional de Primorie. El último enclave de las Fuerzas Blancas fue el distrito Ayano-Maysky, en la costa del Pacífico, no capituló hasta el 17 de junio de 1923.

Los historiadores soviéticos tradicionalmente no aplican el calificativo «rusa» y utilizan la expresión Guerra civil e intervención militar de 1917–1922, e incluyen tanto la guerra polaco-soviética y la resistencia en Ucrania, como la resistencia de los Basmachí y la intervención en el Asia Central.

Antecedentes[editar]

Revolución de Febrero[editar]

En la ciudad de Petrogrado el 8 de marzo de 1917 (en el calendario gregoriano, en el juliano era el 23 de febrero)[22] estalló la insurrección de la Ojrana y la policía local. Al día siguiente, se sumaron los soldados de la guarnición de la capital imperial. El 12 de marzo (27 de febrero) los combates terminaron, obligando al zar Nicolás II de Rusia (1868-1918), autócrata del gigantesco Imperio ruso desde 1894, a abdicar el 15 de marzo (2 de marzo). Se instala en su lugar el Gobierno Provisional Ruso.

Períodos de la guerra[editar]

La contienda se desarrolló en tres frentes principales, Este, Sur y el Noroeste, y puede ser dividida en tres períodos:

  • El primer período duró desde la Revolución hasta el armisticio. El primer grupo armado contrarrevolucionario fue el ejército de voluntarios en la región del Don, que luego se unió con la Legión Checoslovaca en Siberia. El Este estaba controlado por dos administraciones antibolcheviques, Komuch en Samara y el gobierno nacionalista de Siberia en Omsk. La mayoría de los combates en este primer estadio de la guerra fueron poco menos que escaramuzas entre pequeños grupos y con rápidos cambios de escenario. Entre los antagonistas se encontraban los checoslovacos (conocidos como la Legión Checoslovaca o los Checoslovacos Blancos) y los polacos de la 5ª División de rifles.
  • El segundo período de la guerra, de marzo a noviembre de 1919, fue clave. Al principio, el Ejército Blanco avanzaba desde el Sur (dirigido por Antón Denikin), desde el Noroeste (al mando de Nikolái Yudénich) y desde el Este (comandado por Aleksandr Kolchak). Estas tropas tuvieron éxito, obligaron a retirarse al nuevo Ejército Rojo y avanzaron hacia Moscú. Pero León Trotsky, luego de reformar el Ejército Rojo, fue capaz de repeler las fuerzas de Kolchak en junio, y las fuerzas de Denikin y Yudénich en octubre. El poder de combate de Kolchak y Denikin se rompió casi simultáneamente a mediados de noviembre.
  • El período final de la guerra se caracterizó por situar a las últimas tropas del Ejército Blanco en Crimea. Piotr Wrangel reunió los remanentes del ejército de Denikin y fortificó su posición en Crimea con 150.000 supervivientes. Mantuvieron estas posiciones hasta que el Ejército Rojo volvió de Polonia, donde había estado luchando en la Guerra Polaco-Soviética desde 1919. Cuando la totalidad de las fuerzas del Ejército Rojo se enfrentó con los Blancos, éstos terminaron agobiados. Las tropas que quedaron fueron evacuadas a Estambul en noviembre de 1920.

Curso de los acontecimientos[editar]

El primer intento para tomar el poder contra los bolcheviques fue el Levantamiento Kérenski-Krasnov en octubre de 1917. Tuvo el apoyo del amotinamiento junker en Petrogrado, pero fue rápidamente vencido por la Guardia Roja.

Inglaterra, Francia y Estados Unidos, entre otros, intervinieron del lado de los Blancos. Después de que los aliados derrotaran a los imperios centrales en noviembre de 1918, continuaron su intervención en la guerra contra el bolchevismo por su temor a que la Guerra civil rusa derivase en una revolución socialista mundial. Lenin fue sorprendido por el estallido de la guerra civil y, en principio, subestimó las fuerzas que se levantaban en contra del nuevo Estado.

Los grupos que en principio se alzaron contra los bolcheviques eran principalmente generales contrarrevolucionarios y tropas cosacas locales que declararon su lealtad al Gobierno Provisional. Entre ellos estaban Alekséi Maksímovich Kaledin y Piotr Nikolaevich Krasnov (cosacos del Don), Aleksandr Dútov y Grigory Mijáilovich Semiónov (cosacos de Oremburgo y de Baikal, respectivamente).

En noviembre, el General Mijaíl Vasílyevich Alekséyev, el comandante en jefe zarista más antiguo, comenzó a organizar una milicia de voluntarios en Novocherkassk. En diciembre se sumaron Lavr Kornílov, Denikin y muchos otros. Ayudados por Kaledin, tomaron Rostov en diciembre.

A pesar de todo, los cosacos no tenían deseos de luchar, y en enero, cuando comenzó la ofensiva bolchevique bajo el mando de Vladímir Aleksándrovich Antónov-Ovséyenko, los cosacos dejaron sólo a Kaledin, que terminó por suicidarse. Las fuerzas de Antónov-Ovséyenko recuperaron Rostov y a fines de marzo de 1918 se declaró la República Soviética del Don. El Ejército Voluntario fue evacuado en febrero y escapó a Kubán, donde se reunió con los cosacos de Kubán para organizar un asalto a Ekaterinodar. Kornílov fue asesinado el 13 de abril y el mando pasó a Denikin, quien volvió al Don. Allí, los bolcheviques alistaron a la población local y la milicia de voluntarios encontró nuevos reclutas.

A principios de la primavera de 1918, el Partido Social-Revolucionario y los mencheviques se sumaron a la lucha armada. En principio eran fuertes opositores del conflicto bélico con los bolcheviques, pero el tratado de paz con Alemania cambió su punto de vista.

Pudieron haber sido una seria amenaza, pues contaban con el apoyo y la autoridad emanada de su victoria en las elecciones en la Asamblea Constituyente Rusa en 1918. Sin embargo, necesitaban el apoyo de las armas. Un intento temprano de reclutar tropas de Letonia en julio de 1918, llevado a cabo por el Partido Socialista Revolucionario, acabó en rotundo fracaso. La Legión Checoslovaca terminó por acudir en ayuda de la contrarrevolución democrática. La Legión Checa había sido parte del viejo ejército ruso y para octubre de 1917 se habían alistado alrededor de 30.000 hombres, en su mayoría exprisioneros de guerra y desertores del ejército austro-húngaro. Auspiciada por Tomás Masaryk, la legión fue rebautizada con el nombre de Cuerpo de Ejército Checoslovaco.

Un acuerdo de los checoslovacos con el gobierno bolchevique para atravesar el mar por Vladivostok fracasó por un intento comunista de desarmar al Cuerpo Checoslovaco, y esa fuerza terminó por rebelarse en junio de 1918 en Cheliábinsk, negándose a obedecer a rojos y a blancos. En un mes, los checoslovacos controlaban gran parte del Oeste de Siberia y parte de la región del río Volga y los Montes Urales. Para el mes de agosto, su control se había expandido de tal forma que Siberia (y su preciado suministro de grano) quedó excluida del resto de Rusia.

Los mencheviques y el Partido Socialista Revolucionario apoyaron la acción contra el control de los suministros de alimentos ejercido por los sóviets. En mayo de 1918, con el apoyo de los checoslovacos tomaron Samara y Sarátov, estableciendo el Comité de Miembros de la Asamblea Constituyente. Para julio, la autoridad de los mencheviques se extendió a una gran parte del territorio que se encontraba bajo dominio checoslovaco. Intentaron retomar las operaciones contra Alemania y comenzaron a formar su propio ejército. También implementaron un programa de reformas socialistas, pero sin los profundos cambios económicos que los sóviets estaban realizando y que eran tan populares.

Se estaban desarrollando una especie de gobiernos conservadores y nacionalistas dominados por los baskires, los kirguizios y los tártaros, así como un Gobierno Regional Siberiano en Omsk. En septiembre de 1918 todos los gobiernos antisoviéticos se reunieron en Ufá y acordaron formar un nuevo Gobierno Provisional Ruso en Omsk, encabezado por un directorio formado por cinco integrantes: tres del Partido Social-Revolucionario (Nikolái Avkséntiev, Bóldyrev y Zenzínov) y dos del Partido Democrático Constitucional (Vinográdov y Volgogódski).

Rápidamente, el nuevo gobierno fue influido por el Gobierno Regional Siberiano y su nuevo ministro de guerra Aleksandr Vasílievich Kolchák, quien disponía de la fuerza militar de la cual carecía el nuevo gobierno. El 18 de noviembre de 1918, Kolchak fue erigido como dictador por un golpe de Estado. Los miembros del directorio fueron arrestados y Kolchak fue ascendido a almirante, proclamándose a sí mismo como el «Gobernante Supremo» de Rusia.

Teatro de operaciones europeo durante la Guerra civil rusa:      Bajo control bolchevique, febrero de 1918      Bajo control bolchevique, verano de 1918      Avance máximo de las fuerzas antibolcheviques.

Para los soviéticos este cambio de mando era un problema militar y una victoria política, dado que tildaba a sus oponentes de «reaccionarios antidemocráticos», además de que el súbito ascenso de Kolchak generaba las inmediatas suspicacias entre los demás generales blancos, aumentando las disensiones en un bando que ya era desorganizado. Pero como los sóviets temían, Kolchak probó ser un comandante capaz. Tras una reorganización de su Ejército Popular, Kolchak, con sus fuerzas, irrumpió en Perm y expandió su control sobre territorio soviético.

En territorio soviético, siguiendo el Quinto Congreso Soviético de julio, dos miembros del Partido Socialrevolucionario de Izquierda (Yákov Blyúmkin y Nikolái Andréyev) asesinaron al embajador alemán en Moscú, el conde de Mirbach, en un intento de provocar a los alemanes y reanudar las hostilidades. Otro izquierdista del Partido Social-Revolucionario capturó a prominentes bolcheviques e intentó levantar al Ejército Rojo contra el régimen.

Los sóviets pudieron aplacar los levantamientos locales organizados por el Partido Socialista Revolucionario y los anarquistas. Lenin se disculpó personalmente ante los alemanes por el asesinato, aunque era improbable una represalia alemana por estar inmersos en plena campaña occidental. Hubo arrestos masivos en el ala izquierda del Partido Socialista Revolucionario, y los dos actos terroristas que tuvieron lugar más tarde, entre ellos el ataque a Lenin, que lo dejó herido, derivaron en la expulsión de los mencheviques y del Partido Socialista Revolucionario de los sóviets.

Reorganización del Ejército Rojo[editar]

Sátira referida a Trotsky, representado como un demonio.

La guerra civil era inevitable para el momento en que se firmo el tratado de paz con los Imperios Centrales, para ese entonces el ejército zarista había sido completamente desmovilizado. Hasta entonces los bolcheviques dependían exclusivamente de los voluntarios de su Guardia Roja (ruso: Красная Гвардия) y su aparato de seguridad, la Checa (ruso: ЧК) pero en enero de 1918 León Trotsky (1879-1940) fue designado Comisario de Guerra con la orden de organizar un Ejército Rojo de Obreros y Campesinos a fin de profesionalizar sus fuerzas. También se crearon los primeros cuerpos de comisarios políticos, agentes encargados de mantener la moral alta y asegurar la lealtad al régimen soviético.[23]

Viendo que el intento de formar un ejército compuesto solo por obreros sería demasiado pequeño, Trotsky ordeno hacer levas forzadas entre el campesinado.[24] Las mismas tácticas usadas por el Ejército Blanco.[25] Para finales de 1920 los bolcheviques comandaron alrededor de cinco millones de combatientes,[26] incluidos 30.000 antiguos oficiales zaristas convocados como especialistas militares (voenspetsy),[27] [28] en muchos casos sus familias fueron tomadas como rehenes para obligarlos a cumplir con sus órdenes.[29] En el principio de la guerra tres cuartos de los oficiales rojos eran veteranos zaristas.[29] En su pico, un 83% de todos los comandantes de cuerpos y divisiones bolcheviques eran voenspetsy.[28]

Alimentando a prisioneros bolcheviques en Arcángel durante la intervención aliada en la Guerra Civil Rusa, 1919–1920.

La política del comunismo de guerra le otorgó prioridad al Ejército Rojo. Mientras los bolcheviques controlaban las principales regiones industriales, también estaban relativamente bien equipados. Los mejores sistemas de comunicación, en particular los trenes, estaban bajo el control de los bolcheviques, permitiendo que tanto los soldados como los suministros necesarios fueran velozmente transportados al campo de batalla, al establecer la administración bolchevique sobre todos los medios de transporte, lo cual permitía un manejo eficaz de los mismos.

Las ventajas más importantes que tenía el Ejército Rojo sobre el Ejército Blanco eran disciplina y capacidad de liderazgo. Mientras que Lenin era el líder indiscutido del Partido Bolchevique, Trotsky era el brillante organizador militar dirigiendo actividades en los frentes de la guerra. Viajando en su legendario tren, aumentó la moral en el Ejército Rojo y diseñó estrategias. También reintrodujo una estricta disciplina, tras un corto período de igualdad bajo la Primera Orden Soviet; al advertir que la igualdad entre soldados impedía la disciplina necesaria para el esfuerzo de guerra, Trotski reimplantó la disciplina militar de la época zarista, así como las jerarquías y el principio de obediencia.[30] Los desertores eran fusilados, llegándose a organizar regimientos con los desertores capturados y aplicarles la decimatio,[31] así como quienes desobedecieran órdenes, mientras que tanto los comisarios políticos y bolcheviques comprometidos eran adscritos en diferentes rangos para asegurar la lealtad de los soldados.[23] Así cada regimiento de soldados bolcheviques tenía un destacamento de la Guardia Roja listo para disparar a los que intentaran huir durante las batallas.[30]

Cáucaso, sur de la Rusia europea y Ucrania[editar]

Primeras repúblicas soviéticas[editar]

En verde claro el frente oriental al firmarse el armisticio de diciembre de 1917, en verde oscuro el límite de los territorios cedidos por los bolcheviques a los alemanes y austrohúngaros en el Tratado de Brest-Litovsk de marzo de 1918 y que ocuparon hasta la capitulación de noviembre del mismo año.

Ucrania, la región más fértil del antiguo imperio, fue un campo de batalla clave durante la guerra civil, lugar de choque de numerosas facciones. Inicialmente los bolcheviques fundaron la República Socialista Soviética de Ucrania (RSSU) el 24-25 de diciembre de 1917 en Járkov. Se fue de inmediato a la guerra con los nacionalistas ucranianos y las fuerzas alemanas, con éxitos iniciales como la toma de Kiev un mes después, ciudad a la que se traslado el gobierno. Sin embargo, ésta se perdió en marzo de 1918 y los dirigentes comunistas se refugiaron en Ekaterinoslav. Retrocediendo constantemente su territorio fue ocupado completamente en julio por tropas del Imperio alemán, aliado de los nacionalistas, dejando de existir de facto, aunque será recién en el 20 de noviembre que oficialmente será disuelta.

El avance alemán era producto del Tratado de Brest-Litovsk (3 de marzo de 1918), en él Lenin había cedido el Báltico, Bielorrusia, Polonia y Ucrania a los Imperios Centrales a cambio del cese de hostilidades. Producto de esto los alemanes y austrohúngaros avanzaran sobre las zonas cedidas, reclamándolas y buscando crear protectorados, aniquilando en el proceso a algunas de las primeras "repúblicas" soviéticas (en esos momentos eran poco más que núcleos insurrectos de bolcheviques).

Territorios teóricamente controlados por la República Popular de Ucrania, República Soviética de Odessa y República Soviética de Donetsk-Krivoy Rog (enero de 1918).

Unos de las claves de la caída de éstas fue, además de su obvia inferioridad militar, la falta de unidad entre ellas, así por ejemplo, hubo desavenencias desde el principio entre la facción pro-rusa, representada por la RSSU, proclive a unirse al gobierno de Moscú y otra más nacionalista, que deseaba mayor autonomía respecto del gobierno central ruso, esta última proclamo el 11 de febrero de 1918 en Járkov la República Socialista Soviética de Donetsk-Krivoy Rog (RSSDKR). Esta ciudad no era considerada por los fundadores de la RSSDKR parte del territorio ucraniano, por tanto, no sujeto a ser cedida en virtud del Tratado de Brest-Litovsk. A pesar de las graves derrotas en el campo de batalla ambas repúblicas soviéticas ucranianas se negaran a colaborar y para abril la RSSDKR perderá su capital, trasladando su gobierno a Lugansk, urbe que caerá también ante las fuerzas alemanas ese mismo mes, huyendo sus líderes a Novocherkask. Para ese entonces, Lenin había decidido lo inconveniente de dos repúblicas peleándose entre sí. El 17 de febrero de 1919 el gobierno moscovita diluyo a la RSS de Donetsk, fundando en diciembre del mismo año de jure una sola república soviética ucraniana en Moscú que servirá de bandera de lucha para la ofensiva que intentara reconquistar dicho territorio para manos bolcheviques de los blancos.

Mapa de Ucrania en 1918.

Durante marzo de 1918 también se proclamara la República Soviética del Mar Negro en Novorossiysk, fusionada luego por necesidad con la República Soviética de Kubán (fundada el 13 de abril en Yekaterinodar) el 30 de mayo, originando la República Soviética del mar Negro y Kubán que también tendrá una corta existencia.

Poco vivió también la República Soviética de Odesa, proclamada el 31 de enero de 1918 (18 de enero) por un exitoso levantamiento de bolcheviques, anarquistas y social-revolucionarios aliados entre sí. Debido a que dominaba las gubérniyas de Besarabia y Jersón tuvo que afrontar de lleno la presión de los rumanos, quienes rápidamente conquistaron la primera comarca, al poco tiempo también debió enfrentar a los alemanes y austro-húngaros, desapareciendo el 13 de marzo tras caer Odesa. El 11 de mayo de 1919 los bolcheviques recuperaron la ciudad, proclamando la República Soviética Socialista de Besarabia, solo para verla obligada en agosto a trasladar su capital a Tiráspol por la amenaza del avance franco-polaco. En septiembre era desmantelada oficialmente, permaneciendo Odesa bajo dominación polaca hasta el 29 de diciembre de 1920. Besarabia, sin embargo, siguió bajo soberanía rumana hasta 1940.

En la Península de Crimea (parte de la Táurida) el Consejo Nacional de los Tártaros fundó la República Popular de Crimea el 14 de octubre de 1917, Estado que fue invadido en enero siguiente. El 19 de marzo nacía la República Soviética Socialista de Táurida, disuelta el 30 de abril por la invasión de las tropas alemanas a la región. Para junio dominaban toda la Táurida.

También se vio amenazado por los Imperios Centrales el Óblast Occidental, una región parte de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia. Incluía las gubérniyas Minsk, Vilna y Vítebsk, con capital a la primera ciudad. Aquel óblast debió enfrentar desde el 25 de marzo de 1918 a la República Popular Bielorrusa, régimen títere de los alemanes, con capital en Minsk. Debido a esto el óblast tuvo que trasladar la sede de su gobierno a Smolensko. El 1 de enero de 1919 dicha entidad soviética se anexó a la República Socialista Soviética de Bielorrusia. El breve intento independentista de la Rutenia blanca fue aplastado el 5 de enero, con la caída de Minsk, como parte de la gran ofensiva decretada por los bolcheviques tras el colapso del Imperio alemán y la cancelación de la paz de Brest-Litovsk.

Orígenes del Ejército Blanco[editar]

Apenas sucedido el golpe de Estado bolchevique, los antiguos generales zaristas Mijaíl Alexéyev (1857-1918) y Lavr Kornílov (1870-1918) empezaron a organizar un movimiento contrarrevolucionario en el sur de Rusia. Fue Kornílov quien asumió primeramente el mando de las fuerzas zaristas meridionales. Agrupadas en lo que después se llamara el Ejército de Voluntarios del Cáucaso, las unidades blancas apoyadas por los cosacos del Don del atamán Alexéi Kaledin (1861-1918) perdieron inicialmente las posiciones que tenían en Rostov del Don en febrero de 1918, viéndose obligados a buscar refugio en Kubán, episodio conocido como la Marcha del Hielo. Más al llegar ahí tras un mes de viaje los cosacos locales se negaron a ayudarles. Kornílov, desesperado, lanzo una contraofensiva, perdiendo la vida el 13 de abril al asaltar Ekaterinodar (Yekaterinodar). Lo reemplazo Alexéyev pero éste murió en septiembre. El mando finalmente lo asume su exitoso lugarteniente Antón Denikin (1872-1947). Éste había abandonado el asedio de Ekaterinodar en mayo, volviendo en julio para hacerla capitular finalmente el 18 de agosto. Ahí se fundó un gobierno anti-bolchevique autónomo hasta mayo de 1919, momento en que reconozca la supremacía de Kolchak. El apoyo de los Imperios Centrales y luego de la Entente les será importantísimo, tanto para conseguir armas como para distraer a las fuerzas comunistas.

Cosacos del Don, Kubán y Terek[editar]

También falleció Kaledin, siendo sucedido por Piotr Krasnov (1869-1947), hombre que llevara a sus cosacos a intentar tomar Tsaritsyn sin mucho éxito. El papel de los cosacos del Don no debe ser subestimado. El 23 de marzo de 1918, durante su victorioso avance por el sur sobre Novocherkask y Rostov, los bolcheviques proclamaron la República Soviética del Don, sin embargo, esta fue de inmediato rechazada por la asamblea de los cosacos locales, el Krug, que nombró atamán a Krasnov, un ex-oficial ruso que fue capturado durante la Revolución de Octubre y liberado por los rojos a cambio de prometer no volver a luchar en su contra. Krasnov no cumplió su promesa y huyo a la región del Don. Entre el 8 y 18 de mayo recupero ambas ciudades y proclamo la República del Don, un Estado independiente cosaco que siempre tendrá tensas relaciones con los blancos. Al siguiente mes toda la cuenca del Don estaba bajo su poder gracias al apoyo de Denikin, mientras este último se preparaba para tomar Ekaterinodar, Krasnov marchaba sobre Povorino, Kamyshin y Tsaritsyn con dirección a Moscú, pero el atamán aún no se había sometido a la autoridad de los blancos, lo hará solo en enero de 1919, tras su derrota en la toma de Tsaritsyn y el fin del suministro de armas de los alemanes, quedando en manos de Denikin que era aliado de la Entente. El 9 de febrero Krasnov es depuesto y sucedido por Afrikán Petróvich Bogayevski (1873-1934). Su anhelada república encontrara su fin ante los cascos de la mítica Caballería Roja de Budionni. Taganrog caía el 6 de enero de 1920, Novocherkask el 7, Najicheván el 8 y Rostov del Don el 10. Tras estos hechos la Entente finalizó el bloqueo contra la naciente URSS el día 16 mientras que las tropas blancas sobrevivientes huían para atrincherarse en Crimea.

Respecto al destino de la otra gran horda cosaca de la región: los cosacos de Kubán, inicialmente ante la caída del Zar convocaron una Rada o asamblea popular de los diversos stanistas de la región. Ahí se ejemplifico el rechazo al nuevo gobierno por su deseo de continuar la guerra y las simpatías ante las promesas bolcheviques de paz. Tras una entrevista entre las autoridades cosacas y el general Alekséi Kaledín (1861-1918) la Rada no se sintió identificada con las ideas revolucionarias. Poco después los cosacos eligieron atamán al coronel Alexánder Filimónov (1866-1948) para que dirigiera sus huestes en la guerra civil que comenzaba a fraguarse.

La población de Kubán se sumara al ejército blanco tras los éxitos iniciales del general Lavr Kornílov (1870-1918) a comienzos de 1918, todos logrados al apoyo material alemán. Pero las relaciones entre blancos y cosacos nunca serán muy buenas, sobre todo por el miedo de los primeros a las políticas independentistas de los segundos, en especial, tras proclamarse el 28 de enero de 1918 la República Popular de Kubán. La alianza entre ambos continuaría durante el avance y derrota de Denikin. A finales de 1919 la victoria de los bolcheviques era visiblemente solo cuestión de tiempo, lo que significo solo un mayor distanciamiento entre los aliados pero igualmente estaban condenados. El final de la república llegó el 17 de marzo de 1920 con la toma de Kubán por los rojos.

Inmediatamente después de su victoria los comunistas iniciaron una política de descosaquización (Raskazáchivaniye). La colectivización posterior afecto de igual manera a cosacos y a kuláks, ambos grupos considerados enemigos del pueblo. Según Michael Kort «durante 1919 y 1920, de una población de aproximadamente 1,5 millones de cosacos del Don, el régimen bolchevique mató o deportó una población estimada entre 300.000 y 500.000 cosacos».[32] Ambos grupos de cosacos se enfrentaron duramente a la República Soviética del Terek, proclamada por la hueste cosaca homónima el 16 de marzo de 1918 en Piatigorsk. Poco después, el 7 de julio, fue fusionada dentro de la República Soviética del Norte del Cáucaso. Esta última era la suma de las repúblicas socialistas de Terek, Kubán-Mar Negro (proclamada en Krasnodar el 30 de mayo) y la de Stávropol (proclamada en esa ciudad el 1 de enero), su capital era inicialmente Krasnodar, pero al caer la ciudad el 17 de agosto ante Denikin fue trasladada a Piatigorsk. Con la mayoría de su territorio conquistado por los blancos fue abolida en diciembre del mismo año.

Durante su corta existencia fue el principal foco del poder soviético en la región, tratando de mantener unas relaciones muy ambiguas con la República de las Montañas del Cáucaso Septentrional. Muchos de los cosacos del Terek eran osetios, dedicándose en preferencia a enfrentar a sus rivales étnicos tradicionales que a los blancos.

Lejano Oriente[editar]

Mongolia[editar]

Los mongoles se vieron involucrados en la guerra cuando se proclamaron autónomos después que la Revolución de Xinhai pusiera fin a la dinastía Qing en 1911 e iniciara un periodo de inestabilidad política en la vecina China, país que hasta entonces había dominado Mongolia por varios siglos.

Fotografía de Roman Ungern von Sternberg, anterior a 1920.

Se proclamo al Tulku (Buda Viviente) Jebtsundamba Kutuktu VIII (1869-1924) como Kan (Emperador) con el nombre de Bogd, aliándose en 1913 con el Reino del Tibet (Estado independiente de facto entre 1912 y 1951). Entre sus principales objetivos estaba unificar la Mongolia Exterior con la Interior, algo que fue rechazado por el gobierno chino, ya que esta última tenía una numerosa población de la etnia han, colonos enviados durante el siglo XIX a la zona, aunque si le fue reconocida cierta autonomía en 1915. Sin embargo, tras la caída del Imperio ruso, indirecto protector del nuevo Estado, y la creciente inestabilidad del vecino país, el gobierno de Pekín decidió controlar mejor a su vecina Mongolia. En 1919 las tropas de la República de China invadieron el país y tomaron prisionero al Kan que se transformó en un títere a su servicio.

Por otra parte, el general ruso Grigori Semiónov (1890-1946) y su subordinado, el barón Roman Ungern von Sternberg (1885-1921), dominaban la región del lago Baikal enfrentándose con éxito a los bolcheviques, pero sin someterse a la autoridad de los blancos, siendo ambos, además, muy crueles con la población local. Los generales estaban apoyados por el Imperio del Japón, que favorecía la fragmentación de Rusia en lugar de su conservación bajo un solo gobierno. Animados por la promesa de apoyo en la creación de un gobierno propio en el Extremo Oriente ruso por parte de los nipones, empezaron a atacar los convoyes de suministros que recorrían el ferrocarril transiberiano en la zona de Transbaikalia, en la Siberia Central, lo que fue determinante en la derrota del avance de Kolchak en los lejanos Urales.

Ungern von Sternberg, a inicios de 1920 se separó de Semiónov, y con su propio ejército de rusos, buriatos y cosacos empezó a atacar tanto a blancos como a rojos. Actuando como un caudillo o señor de la guerra en octubre cruzó el Onon e intento tomar Hüree. En enero de 1921 asalto varias veces la capital mongola de Urga o Khüree. Fue rechazado, pero al mes siguiente, por medio de una treta, consiguió que los chinos la abandonaran sin pelear. Mientras tomaba Bogd, liberaba al Kan y se apoderaba de Hüree finalmente. En marzo se proclamo una nueva monarquía encabezada por el cogobierno del Kan con el barón, que era en la práctica el dictador del país. Explotando el profundo odio que sentían los locales por los chinos llegó a soñar con reconstruir el antiguo Imperio mongol, Ungern, titulado entonces Hoshoi Chin Van, avanzó sobre las tropas chinas refugiadas en Hiagt, cerca de Choir, al mando de Xu Shuzheng (1880-1925), y las aniquilo.

Después de esto, la Komintern envió tropas a la vez que se organizaba un partido mongol de talante bolchevique, armando un ejército mongol auxiliar gracias a los numerosos reclutas descontentos con la brutalidad del barón. El ataque se produjo en dos columnas simultáneas el 28 de junio. Además, en este caso recibirían el apoyo de la República del Lejano Oriente. Así los rojos avanzaron sobre Hüree y luego ocuparon la Mongolia central, mientras, las últimas tropas chinas aún en el país eran forzadas a retirarse a las fronteras de su Estado. La capital cayó el 6 de julio, forzando al barón a refugiarse en la frontera septentrional ruso-mongola, donde siguió combatiendo hasta que lo entregaron sus propias tropas en agosto de 1921 en Novonikolaevsk. Sería ejecutado en septiembre a la vez que los comunistas lentamente masacraban a sus opositores. Por ejemplo, en julio se produjo una matanza de exiliados rusos en Uliastai, mientras que las tropas antiblocheviques refugiadas en la Mongolia occidental serían exterminadas. Se puede citar al Ejército de Oremburgo, que estaba guarnecido cerca de Chuguchak (Xinjiang) al ver lo sucedido a las tropas de Ungern intento escapar al este pero fue interceptado y forzado a capitular. Para enero de 1922 la zona era dominada completamente por los comunistas, que la siguieron ocupando hasta agosto. En cuanto al Kan, se le permitió reinar en una monarquía constitucional dirigida por los primeros ministros salidos del Partido Revolucionario del Pueblo Mongol (PRPM), una mezcla de nacionalistas y socialistas unidos por el odio al barón. Finalmente murió en 1924 y los comunistas declararon que no habría una nueva reencarnación de Buda, proclamando la República Popular de Mongolia.

La capital del país fue rebautizada como Ulán Bator, en honor a Damdin Sükhbaatar (1893-1923), héroe y dirigente del PRPM durante la lucha contra el barón y los chinos.

Transbaikalia[editar]

La región de Transbaikalia fue el principal centro de operaciones del atamán Semiónov, líder de los buriatos y cosacos del Baikal. Tras la caída del zar a inicios de 1917 los socialrevolucionarios rápidamente se hicieron con el control de la comarca.[33] Las ciudades principales, Chitá y Verjneúdinsk, quedaron sometidas a autoridades leales al Gobierno Provisional Ruso, cooperando con los sóviet locales se mantuvieron a parte del conflicto.[34]

Fotografía de Grigori Semiónov, aproximadamente 1920.

El 2 de diciembre de ese año (calendario gregoriano) los bolcheviques se hicieron con el poder en Irkutsk, inmediatamente después Semiónov organizó una revuelta pero pronto fue vencido y expulsado a Manchuria.[35] Gracias al apoyo del general blanco Dmitri Leonídovich Horvat (1858-1937) fue que pudo reorganizar a sus seguidores y regresar a la región en enero de 1918. Mientras tanto, la situación política en Transbaikalia era un caos. Los socialrevolucionarios temían que la guerra civil finalmente se hiciera presente en la provincia y decidieron ganarse a los bolcheviques combatiendo al atamán. La pronta llegada de refuerzos rojos desde el oeste permitió a las autoridades locales expulsar nuevamente a Semiónov a Manchuria, pero de ahí provenían tropas chinas lo arrinconaban en torno a Manchuli y Hailar.[36] Todo con la anuencia de las potencias occidentales. Sin embargo, Semiónov demostró gran habilidad como diplomático, consiguiendo ganarse el favor occidental, motivo por el cual pudo hacerse con trenes blindados y grandes cantidades de armamento,[37] convirtiendo a su pequeña pero eficiente hueste en la única tropa antibolchevique de importancia en la región[38] hasta la rebelión de la Legión Checoslovaca.[39] Debido a esto mismo los chinos aceptaron terminar su ofensiva en la frontera pero teniendo ya el control del ferrocarril transmanchuriano.

A principios de abril las tropas del atamán sumaban 2.000 hombres, más de la mitad de caballería, bien armados regimientos de infantes y artilleros y 4 trenes blindados.[40] A finales del mes había capturado diversos pueblos de la región, pero tuvo que detener su ofensiva por problemas de suministros.[41] Poco después, asumía un mando completamente autónomo y rompía relaciones con Horvat. Su brutalidad con los civiles le hizo muy impopular,[42] limitando sus reclutas a bandidos chinos casi exclusivamente.[43] Administrando la región como su feudo personal, saqueaba a placer los pueblos indefensos y ejecutaba a quien quería.[44] Durante la segunda mitad de mayo los bolcheviques iniciaron una contraofensiva y al final de agosto Semiónov se veía de nuevo arrinconado a la frontera con China. Pero en esas fechas los checoslovacos consiguieron acabar con las autoridades soviéticas de la región, dando al caudillo la oportunidad de consolidar sus posiciones y recuperar la iniciativa, el 6 de septiembre tomaba Chitá.[45] Gracias a esto pudo controlar la ruta de ferrocarriles que transportaba armamento y suministros entre Vladivostok y Omsk, robándoles a placer y vendiéndolos a contrabandistas y especuladores, esto será clave en la derrota de las fuerzas blancas en Siberia.[46] Por entonces la región quedaba dominada por los blancos de Kolchak.

Éste intento ganarse a Semiónov nombrándolo jefe del distrito militar de Chitá en mayo de 1919.[47] Sin embargo, como otros sátrapas solo colaboraba cuando le convenía[48] y como sus aliados japoneses, jamás envió tropas al frente.[49] En esos momentos el atamán contaba con más de 3.000 seguidores[50] que en poco tiempo alcanzaron los 4.000.[51] Tras la derrota y captura de Kolchak, el atamán asumió el mando en el Lejano Oriente ruso durante los primeros días de 1920. Intento recuperar Irkutsk de las tropas bolcheviques pero fallo. En abril defendió con éxito Chitá de la recién creada República de Lejano Oriente, tres meses más tarde los nipones empezaron a retirarse de la región, a pesar de las suplicas de Semiónov.[52]

Con el avance constante de las tropas rojas, el general blanco Vladímir Kápel se refugió con él junto a los últimos restos del ejército de Kolchak. La llamada Gran Marcha Helada Siberiana empezó en enero de 1920 en Irkustk y terminó un mes más tarde, con el arribo de los soldados zaristas a Chitá, ciudad que cayo finalmente el 22 de octubre.[53] Semiónov tuvo que refugiarse en la costa, ahí en mayo de 1921 apoyo un golpe de Estado contra las autoridades de la República de Lejano Oriente, proclamándose gobernante del krai de Primorie hasta septiembre, cuando ante la inminente derrota se exilió.

Ussuri[editar]

Fotografía de Kalmykov tomada en 1918.

La cuenca del Usuri quedó rápidamente dominada por Iván Pavlovich Kalmykov (1890-1920), atamán de los cosacos locales desde enero de 1918, quien empezó a reunir sus fuerzas para levantarse en armas abiertamente un mes más tarde.[54] Muy pronto centro sus actividades al oriente del ferrocarril del Este de China, capturando la estación de Grodekovo (4 de julio). Después de conseguir el apoyo de checoslovacos y japoneses tomo Jabárovsk el 5-7 de septiembre, como el resto de los caudillos cosacos dependía de la ayuda exterior.[55] A comienzos de 1919 se somete a la autoridad de Kolchak pero nunca le dio mayor ayuda. Después que aquel cayo, a finales del mismo año, empezó a atacar las ciudades del krai de Primorie, impidiendo a los blancos enfrentar apropiadamente a los rojos.[56]

Finalmente, la presión de las tropas bolcheviques fue insostenible para él y sus hombres. En febrero de 1920, se retiró de Jabárovsk hacia China, pero las autoridades locales lo detuvieron el 5 de marzo con sus últimos ochocientos seguidores en la aldea de Norti, acusado de numerosas atrocidades contra civiles indefensos.[57] En septiembre, cuando se planeaba su extradición a Vladivostok intento escapar y resultó asesinado por sus carceleros.

Tuvá[editar]

La región de Tuvá era parte de los dominios de los Qing como el resto de Mongolia, sin embargo, en 1911 dicho país se proclamo independiente con el apoyo ruso y Tuvá hizo lo propio, bajo el nombre de República Urjanchai, poco después se convirtió en un protectorado ruso (krai) en abril de 1914. Para asegurar el dominio tropas cosacos ocuparon Tuvá en julio de 1916, pero se retiraron a finales del año siguiente ante el colapso del imperio.

Luego vino la guerra civil. Los rojos se apoderaron de la región en marzo de 1918 pero en julio eran expulsados por los blancos, pero su dominio duró poco. Un mes más tarde tropas chinas, mongolas y tuvanas expulsaron a los cosacos y se dividieron el territorio. El suroeste fue ocupado por los mongoles del general Khatanbaatar Magsarjav (1877-1927) y el sur por los chinos, pero los blancos consiguieron mantenerse en el resto del territorio hasta julio de 1919, momento en que los soviéticos conquistaron Tuvá. Los bolcheviques siguieron ahí hasta febrero de siguiente año, cuando vino una gran ofensiva china.

Las cosas no se calmaron aún, pues a inicios de 1921 se inició una guerra sanguinaria entre los chinos y las tropas nominalmente blancas de Ungern von Sternberg. Los comunistas aprovecharon la debilidad de sus rivales y en junio de 1921 tomaron el control definitivo del área, proclamando la República Popular de Tannu Tuvá un mes después y declarándola independiente de China en diciembre. Esta república será parte de la futura URSS un año después.

Asia Central[editar]

Revuelta de los basmachi[editar]

A mediados del siglo XIX los pueblos musulmanes del Asia Central fueron conquistados por Moscú, quedando bajo una especie de protectorado. El resentimiento ante lo que se veía como la imposición de una autoridad extranjera finalmente estalló en 1916, como rechazo a las levas forzadas producto de la Gran Guerra.[58] Además, desde su anexión los rusos había convertido al fértil valle de Ferganá en una región productora de algodón,[59] pero la distribución de la nueva riqueza fue muy desigual, viéndose muchos de los agricultores locales forzados a endeudarse y con condiciones de trabajo bastante peores para los nativos frente a los rusos.[60] Por esas razones la revuelta inmediatamente mostró una feroz violencia étnica, forzando a cientos de miles de colonos rusos y pobladores nativos a huir a la República de China.[61]

Bandera de Turquestán usada por el movimiento.

El conflicto internacional obligó al gobierno a fijar los precios, lo que llevó a la ruina de los pequeños productores. Hubo un aumento de los vicios, en particular en alcoholismo, significando una condena de abierta del clero musulmán.[62] Poco después aparecieron las primeras bandas de forajidos, las que sirvieron de base de las partidas guerrilleras.[63] El término basmach proviene del turco que significa bandido o merodeador.[64] Muchos de los combatientes, una vez vencido el movimiento, volvieron a su antigua vida delictiva.[65] Esta rebelión construirá las bases de larga resistencia a las autoridades moscovitas en el Asia Central,[66] gracias, en parte, al apoyo de agentes británicos.[67] Esto se hará patente justo después de la caída del Zar las fuerzas musulmanas organizaran la Shura-i Islam con el fin de funar un Estado democrático, federal y autónomo para los musulmanes de la región.[68] Debido a esto la guerrilla es considerada un movimiento de liberación nacional,[69] aunque mezclada con la idea de yihad.[70]

El gobierno de los rebeldes se instalara en Kokand durante noviembre de 1917, pero ante su debilidad militar dará amnistía a bandas de criminales para su protección (Gobierno Provisional Autónomo de Turkestán).[71] El peligro que llevó a tal decisión fue la ofensiva bolchevique proveniente de la ciudad de Taskent. Ahí se había instalado un soviet el 2 de marzo de ese año. La ciudad fue tomada y saqueada, estimándose en catorce mil los civiles asesinados en el pogrom posterior (febrero de 1918).[72] Tras la desaparición de ese gobierno, el antiguo ladrón Irgash Bay asumió el mando de la rebelión.[73] Tras su victoria, los rojos de Taskent se enfrentaran al Gobierno Transcaspiano con asiento en Asjabad. Una heterogénea coalición de autonomistas, mencheviques y social-revolucionarios apoyados por los ingleses del general Wilfrid Malleson (1866-1946) y los ejércitos blancos desde febrero de 1918. Taskent se impondrá sobre Asjabad en julio de 1919, tras la retirada de Malleson y la llegada de refuerzos de Mijaíl Frunze (1885-1925), dominando completamente la región en 1920.

A pesar del aparente victoria, los soviéticos se mostraron incapaces de acabar con las guerrillas basmachi que aún controlaban los campos de Ferganá.[74] Incluso tuvieron que dejar a los colonos rusos organizar sus propias milicias de autodefensa, produciéndose grandes masacres a malos de soldados y milicianos como represalia de ataques rebeldes.[75] Hábilmente los soviéticos buscaron dividir a las guerrillas, muy autónomas entre sí, granjeándose el apoyo de sectores más moderados, ofreciendo integrarlos al Ejército Rojo.[76] En marzo de 1920, tras una feroz política de represión durante el invierno numerosas partidas desertaron y gran parte de la población civil dejó de sustentar a los basmachi.[77] Sin embargo, los soviéticos cometieron el error de hacer levas forzadas durante el verano de ese año y requisar los alimentos, lo que produjo una nueva insurrección.[78] En esos momentos unos 120.000 a 160.000 soldados rojos operaban en la región.[79] Sus rivales tenían 20.000 o 30.000 combatientes.[80]

En noviembre de 1921 llegó el ex ministro de defensa turco İsmail Enver (1881-1922) a ayudar a los soviéticos, pero inmediatamente deserto y se volvió el líder más importante de los basmachi, unificando las guerrillas bajo su mando.[81] A inicios del año siguiente tenía bajo su mando más de 16.000 rebeldes y controlaba Samarcanda y Dusambé.[82] Enver morirá en un combate el 4 de agosto de 1922, su sucesor, Selim Pasha, se refugiará en Afganistán un año después.

Este conflicto trascendió las fronteras rusas. Los basmachi enfrentaron en numerosas ocasiones a las tropas del Kuomintang en Sinkiang y del Estado Imperial de Irán en territorio persa entre 1928 y 1929. Las relaciones de los rebeldes con los zaristas no fueron siempre buenas, aunque en un principio colaboraron con los blancos, a partir de enero de 1920 se iniciaron enfrentamientos que solo acabaron cuando los bolcheviques expulsaron a los blancos del territorio. Apoyaron también la rebelión del tayiko Habibullah Kalakani (1890-1929) contra el rey pastún Mohammed Nadir Shah (1883-1933) en la guerra civil producida durante 1929 en el Reino de Afganistán.

El movimiento será finalmente vencido tras una serie de concesiones económicas y religiosas a mediados de los años 1920 de parte del gobierno comunista.[83] También se busco ganarse a los musulmanes incorporándolos por millares en sus milicias.[84] En 1924 las guerrillas del valle de la Ferganá desaparecerán definitivamente. Los sobrevivientes aun sumaban cinco o seis millares de rebeldes, número que pronto cayo a dos mil.[85] Muchos terminaron por refugiarse en Afganistán, siguiendo a las doscientos mil gentes que escaparon de Tayikistán a ese reino.[86] La mayoría de los bastiones de resistencia cayeron en 1926, continuando combates en la frontera afgana hasta 1930.[86] Los últimos núcleos basmachi desaparecieron en 1934, en las montañas de Kirguistán.

Jiva y Bujará[editar]

Asia Central soviética en 1922.

Otras insurrecciones fueron las del Kanato de Jiva y del Emirato de Bujará. En el primer caso el Kan había sido vasallo del Zar desde 1873, por lo que siguiendo el colapso del poder zarista las tribus turcomanas se aliaron a los bolcheviques a finales de 1919, derrocando al Kan el 2 de febrero del año siguiente. Nacía en su lugar la República Soviética Popular de Corasmia el 26 de abril, pero el 20 de octubre fue renombrada como República Soviética Socialista de Corasmia. Por esas fechas los comunistas ya habían depuesto a los nacionalistas musulmanes, obligando a muchos de ellos a unirse a las guerrillas basmachi de Corasmia fundadas por el depuesto Kan.[87] En el segundo caso, se inició un conflicto entre el Emir conservador y una facción de reformadores conocida como el Movimiento de Jóvenes Bujaros. Estos últimos pidieron ayuda a los bolcheviques, cuyo ejército atacó Bujará en marzo de 1918 siendo derrotado y expulsado a Taskent. Hubo que esperar hasta el 2 de septiembre de 1920 para que Frunze tomara la ciudad. El 8 de octubre se proclamaba la República Popular Soviética de Bujará, disuelta el 17 de febrero de 1925 entre las repúblicas soviéticas de Uzbekistán y Turkmenistán. Sin embargo, el Emir fundó sus propias guerrillas basmachi al mando del líder tribal Ibrahím Bay, formadas por turcomanos, tayikos y kazakos.[88] Las guerrillas estuvieron a punto de tomar Jiva en 1926 pero dos años después terminaron definitivamente derrotadas.[89]

Rebeliones posteriores[editar]

Tras la derrota de los blancos en Crimea a finales de 1920 la principal resistencia al régimen soviético vino de las numerosas rebeliones de campesinos. En efecto, tras la victoria las autoridades de Moscú finalmente pudieron implementar medidas de colectivización agrícola, quitándoles a los agricultores tierras y producciones, lo cual gatillo las insurrecciones. Hordas de aldeanos se enfrentaron durante a tropas veteranas equipadas con armamento moderno, llegando a durar meses sus resistencias.

Rebelión de Kronstadt[editar]

Mapa de la Bahía de Kronstadt.

Las principales fueron la revuelta de la base naval de Kronstadt, urbe de la isla de Kotlin, en el Golfo de Finlandia, a finales de febrero de 1921. Marcada por su fuerte carácter anarquista, fue protagonizada por campesinos y ciudadanos locales a los que se les sumaron los marineros de la Flota Soviética del Báltico ahí anclada.[90] Liderados por el anarco-sindicalista Stepán Maxímovich Petrichenko (1892-1947), fueron capaces de organizar sus defensas y escribir un petitorio de demandas al gobierno bolchevique para desmovilizarse. Cerca de 10.000,[91] aunque otros hablan de 30.000 marinos se sumaron al alzamiento.[92] Cifras modernas estiman que la población de la ciudad era de cerca de 50.000 almas y la de su base naval de otras 15.000.[93]

Petrichenko también había sido jefe de los marinos rusos que en diciembre de 1917 proclamaron la República Soviética los soldados y de los constructores de la Fortaleza, en la isla de Naissaar, cerca de las costas de Estonia. En abril de 1917 dicho país se había proclamado autónomo del Gobierno Provisional, siendo después ocupado por los rojos tras la Revolución de Octubre, sin embargo, el 26 de febrero de 1918 las tropas alemanas entraban en su territorio y pondrán fin a la vez a la efímera mini-república. Petrichenko escapara a Kronstadt donde permanecerá en calma hasta la insurrección de 1921.

Mapa señalando la ubicación de Naissaar.

El general rojo Mijaíl Tujachevski (1893-1937) fue enviado con una poderosa tropa de 60.000 soldados y tomo con un sanguinario asalto de varias semanas la base naval (18 de marzo). El coste para los comunistas fue la vida de más de 10.000 de sus combatientes.[94] Algunos estiman que 10.000 a 18.000 rebeldes y civiles fueron asesinados, incluyendo muchos tomados como rehenes por los soviéticos.[95] De los que fueron capturados vivos, hasta 15.000 terminaron haciendo trabajos forzados en Solovkí, en las islas Solovetsky del Mar Blanco.[96] Fuentes oficiales soviéticas dan las siguientes cifras: 527 muertos y 3.285 heridos entre sus hombres y 1.000 muertos, 2.000 heridos y entre 2.300 y 6.528 capturados por el lado de los vencidos, con 6.000 a 8.000 fugados a Finlandia a través de la traicionera capa de hielo que cubría entonces el golfo.[97] Estos últimos fueron los más afortunados aunque significaran un grave problema de refugiados para la recién independizada república. Su líder estaba entre ellos. Recibirán en su mayoría la amnistía de parte del gobierno finlandés, lo que no impedirá a personajes como Petrichenko volverse espías de los comunistas.

Archivos recientemente publicados revelan que entre abril y junio hubo 2.103 sentencias de muerte y 6.459 de trabajos forzados relacionados con Kronstadt.[98]

Rebelión de Tambov[editar]

La otra de gran importancia sucedió en los óblast de Tambov y Vorónezh en agosto de 1920, como rechazo a la Nueva Política Económica (NEP) decretada en marzo de ese año por Lenin, que exigía la requisición de la producción agrícola, y del reclutamiento forzoso de varios miles de jóvenes aldeanos.[99] Todo comenzó en cuando 14.000 "desertores" al mando de Aleksandr Antónov (1888-1922) expulsaron o asesinaron a los representantes del gobierno rojo de Moscú, avanzando luego sobre Tambov, apoyados por miles de campesinos armados a veces solo con garrotes o armas corto-punzantes que marchaban al son de las campanas de las iglesias de sus pueblos, alcanzaron tal vez los 50.000 combatientes, se apoderaron de la ciudad en momentos que las autoridades soviéticas solo tenían 5.000 soldados en la región ya que estaban más ocupados en expulsar de Crimea a Wrangel.[100] En pocas semanas, aquella revuelta campesina, indistinguible en sus comienzos de los centenares que se habían producido en Rusia y Ucrania los dos años anteriores, se transformó en un movimiento bien organizado gracias a la inspiración de su carismático caudillo.[101]

Conocida también como Antónovshchina en honor a su dirigente, la revuelta se extendió por la cuenca del Volga como el fuego sobre el pasto seco, llegando a controlar Sáratov y Penza. Un poderoso ejército bolchevique de 50.000 soldados al mando de Tujachevski fue enviado a aplastarlos en octubre, apoyado por trenes blindados, artillería pesada y armas químicas de los almacenes de la Gran Guerra.[102] Las tropas rebeldes se componían principalmente de "desertores" rojiverdes, unos 20.000, apoyados por miles de milicianos mal armados,[103] con los que podían llegar a ser el doble o más.[104] La tropa era conocida como el Ejército Azul.

Mapa de la Antónovshchina.

Los azules empezaron a controlar más y más territorios, pronto alcanzarían un máximo de 70.000 en febrero de 1921.[105] Pero tras el término de la guerra con los polacos en marzo, los rojos pudieron liberar recursos suficientes para armar 100.000 soldados, incluidos destacamentos de la policía secreta, e iniciar la campaña definitiva contra los azules entre abril y mayo.[106] Para junio de ese año estos últimos estaban totalmente vencidos. Antónov resultó muerto el 24 de junio de 1922, en un combate entre soldados rojos y una de las últimas partidas guerrilleras.

Revueltas siberianas[editar]

Menos conocidas son las sublevaciones en Siberia Occidental iniciadas a comienzos de 1921. Como en los otros casos, se trataba de una comarca rica afectada duramente por la guerra civil y después por la NEP. Multitudes de varios millares de agricultores se dispusieron a rodear y asaltar los hangares donde era guardado el grano requisado, muy pronto las autoridades soviéticas perdieron el control de provincias de Tiumén, Omsk, Cheliábinsk y Ekaterimburgo y las ciudades industriales de Petrogrado y Moscú tenían sus actividades cerradas, con sus líneas férreas cortadas. Durante el verano de ese año todas las revueltas habían sido aplastadas.[90] No llevaban ni cuatro años de comunismo en Rusia y empezaron a parecer pintadas en las paredes de las grandes ciudades que decía «¡Abajo Lenin y la carne de caballo!¡Dadnos al Zar y la carne de cerdo!».[107] Aunque algunas partidas continuarían actuando por los siguientes dos años en el sudeste ruso.[108]

Revuelta de Yakutia[editar]

Mapa de Yakutia.

Aprovechando el caos producido por la Revolución de Octubre, el gobierno regional de Yakutia proclamo su independencia del poder bolchevique en enero de 1918, buscando de inmediato la protección nipona. Sin embargo, en julio tropas rojas venidas de Irkutsk pusieron fin al movimiento separatista.

Durante agosto de ese año las tropas de Kolchak se apoderaron de la región. Los blancos avanzaran hacia los Urales una vez dominada toda Siberia, pero tras ser detenidos a mediados de 1919 son forzados a retroceder con grandes pérdidas. Mientras los rojos avanzaban estallaron una serie de revueltas contra los blancos, en Yakutsk se produjo una en diciembre, haciéndose los revolucionarios con el control de la urbe. Posteriormente, en junio de 1920 estos se someterían efectivamente al gobierno rojo de Moscú. En reemplazo de Kolchak, que fue detenido y ejecutado por los rojos, se instalo la República del Lejano Oriente en abril de ese año, sobreviviendo gracias a la protección que les daba la intervención japonesa en la región. Mientras el atamán Semiónov era abandonado a su suerte por los asiáticos en julio que firmaron una tregua con los soviéticos, en consecuencia era derrotado y Transbaikalia ocupada por los comunistas en noviembre.

Tras la caída de Chita en octubre, el Gobierno de la República quedó muy debilitado, produciéndose un golpe de Estado, con la anuencia de Japón, en mayo de 1921, que instalo en Vladivostok un nuevo gobierno. Pero los japoneses ya habían perdido las ganas de anexarse la región de Amur. Por su parte, el 2 de septiembre estalló un levantamiento blanco en Yakutia con apoyo de los rusos exiliados en Harbin, haciéndose con el control de Yakutsk con doscientos combatientes y seis ametralladoras entre los días 23 y 27 de marzo de 1922 al mando del coronel Mijaíl Korobeinikov (¿?-1924). La guarnición comunista es masacrada. El coronel rápidamente pidió ayuda a Vladivostok pero el 27 de abril los bolcheviques proclamaban la República de Sajá, iniciando inmediatamente una campaña para recuperar la ciudad.[109] Poco después, en junio, los nipones iniciaron su retirada de Siberia.

Fotografía de Pepelyáiev (1918).

Sabiendo que el gobierno de Vladivostok estaba condenado, el general Anatoli Pepelyáiev (1891-1938) zarpo desde ese puerto con un pequeño contingente de 553 miembros de la Milicia de Voluntarios de Siberia y unos dos centenares de marineros de la Flota del Océano Pacífico el 30 de agosto, es la última gran operación militar de la guerra. En honor a Pepelyáiev la revuelta paso a la posterioridad con el nombre de Pepelyayevshchina. Seis días más tarde el general desembarcaba en Ayán y Okhotsk. A finales de octubre ocupaba Nelkan, su objetivo era recuperar Yakutsk y la tropa de Korobeinikov se refugia con él, pero el 22 de octubre caía Vladivostok. Los rebeldes de Pepelyáiev quedaron solos como el último núcleo de resistencia al proclamarse la Unión Soviética el 31 de diciembre.

El 12 de febrero de 1923 el contingente de Iván Strod (1894-1938) derrota a los blancos cerca de Sasyl-Sasyg y durante marzo se recupera la localidad de Amga. Mientras desde Vladivostok zarpan los buques Indigirka e Stavropol capitaneados por Stepan Vostretsov y desembarcan cerca de Ayán el 6 de abril, Pepelyáiev se retira a Nelkan aunque Ayán es recuperada el 1 de mayo.[110] Pero al día siguiente es vencido cerca de Okhotsk.

Los últimos combates entre los remanentes del ejército blanco se libran en Okhotsk (6 de junio) y Ayan (16-17 de junio). Tras el segundo enfrentamiento Pepelyáiev capitula y es tomado prisionero con 103 oficiales y 230 soldados. Son enviados a Vladivostok, ahí el general es sentenciado a muerte, pena conmutada a diez años de prisión. Sin embargo, durante las purgas estalinistas terminara finalmente ejecutado. El coronel Korobeinikov en cambio, consiguió hacerse a la mar con algunos sobrevivientes y refugiarse en China, pasando el resto de su vida en Harbin. La ciudad manchuriana en 1932, momento de la invasión japonesa, tenía 200.000 habitantes chinos, 100.000 rusos, 4.000 japoneses y 2.000 occidentales.[111] Los rusos eran refugiados que vivían en malas condiciones de vida, obligando a muchos millares de mujeres rusas a prostituirse en Shangai, Pekín y Tianjín.[112]

Una última revuelta de los pueblos evenkis y yakutos se produciría en Yakutia en agosto de 1925 pero fue aplastada rápida y sangrientamente.[113] El control soviético sobre el vasto ruso queda asegurado.

Represión[editar]

La política se represión fue dura y a la menor protesta se venía un feroz castigo, numerosas partidas de guerrilleros ocultas en los bosques fueron perseguidas hasta su exterminio. Solo en el caso de Tambov, las actividades de la Cheka (policía secreta rusa) incluyeron la internación forzada de 50.000 civiles, familiares de los azules, en calidad de rehenes, donde 15 a 20% murió por las malas condiciones de vida.[114] El número de detenidos en campos de trabajos forzados aumentaron de 16.000 en mayo de 1919 a 70.000 en septiembre de 1921.[114] El número total de muertos durante la Antónovshchina fue de 240.000 entre caídos en combate, muertos en los campos y por represión.[115] Otros miles sufrieron traslados forzados a Siberia y el norte de Rusia, aunque eso no era nuevo, ya en 1918 70.000 cosacos del Norte del Cáucaso y 100.000 aldeanos de Tambov fueron reubicados a la fuerza como parte de la política de colectivización.[116] Las políticas de represión contra grupos étnicos considerados contrarios al comunismo fue dura, en especial, con los cosacos en los años posteriores a la guerra civil: las huestes del Ural, el Don, Kubán y el Terek fueron exterminados física y culturalmente; destino similar correrán 70.000 polaco-alemanes y 30.000 fineses del oeste de la URSS, ente 1935 y 1938 serán trasladados forzadamente a Siberia y Kazajistán.[116]

En las grandes urbes se producida un fenómeno similar. Durante 1921 miles de socialistas, anarquistas, mencheviques, simpatizantes o solo sospechosos de serlos serán arrestados, con destinos diversos, pero usualmente muy lúgubres, acusados de propiciar insurrecciones contra el Estado.

Solo por mencionar, Tujachevski sería víctima en 1937 de las famosas Purgas de Stalin a la vieja guardia roja.

Hambruna de 1921-1922[editar]

Mapa de la extensión de la hambruna de 1921.

En cuanto a la NEP, las revueltas no detuvieron a Lenin en su implantación, que fue terrible. Su consecuencia más visible fue una hambruna catastrófica que afecto Rusia (especialmente el óblast de Samara, en el Volga y la cuenca del río Ural), el sur de Ucrania y Crimea. Las reservas de granos y demás alimentos fueron confiscadas y almacenadas a la fuerza, cuando vino una temporada de sequía, las comunidades de agricultores, antes muy autónomas, se hallaron dependiendo de los bolcheviques para sobrevivir. Abundaron los casos en que la desesperación llevó al canibalismo.[117] El número de muertes ha sido estimado en un máximo de cinco millones,[118] pero cálculos posteriores lo rebajan a la cifra de uno o dos.[119] Fue llamada Povolzhie, nombre dado a la región del Volga. Esta hambruna será usada por el gobierno rojo para desamortizar numerosos bienes y terrenos de la Iglesia ortodoxa rusa, acusándola de acaparar comida y de impedir una mayor producción agrícola.[120]

La persecución religiosa no se hizo esperar. Primero se había separado la Iglesia del Estado, luego la primera había sido expulsada de las escuelas, se cerró el gran Monasterio de la Trinidad y San Sergio en 1920, convirtiéndoselo en una serie de edificios institucionales y museos, incluido uno dedicado al ateísmo, luego vendrían desfiles antirreligiosos y profanando reliquias y lugares de peregrinación. En marzo de 1922 se inició la confiscación de los bienes eclesiásticos, disparando a las masas de fieles que intentaban defender a los millares religiosos que eran arrestados, siendo muchos de éstos enviados a los campos en los alrededores de Petrogrado. Solo durante ese año 2.961 sacerdotes, 1.962 monjes y 3.447 monjas serán asesinadas.[121]

Bandera del Estado de Idel-Ural.

Una hambruna paralela se produjo en Tartaristán que mato a cientos de miles. El 5 de mayo de 1917 los tártaros de Kazán fundaron una Liga para luchar por su propia autonomía. Durante fines del año los basmachíes musulmanes, inicialmente reticentes, y los alemanes del Volga se les unieron, proclamándose la república en el mes de diciembre, pasaría a llamarse el Estado Idel-Ural. Inicialmente autónoma, en enero del año siguiente se proclamará independiente, condición que mantendrá hasta abril, momento en que los bolcheviques alzados en Oremburgo un mes antes conquistaron la región. Con las autoridades arrestadas los miembros del Congreso tártaro aún en ejercicio proclamaron la República de Transbolaqia, una declaración abierta de que los congresistas ahora gobernaban y no se someterían a los comunistas. Finalmente, en junio se verán expulsados por la Legión Checoslovaca, que reinstaurada la república. Mas esto no duro mucho, a finales de 1918, los soviéticos reconquistaron definitivamente la región. Hubo un alzamiento guerrillero empezado durante el siguiente año que siguió hasta 1921, momento en que fue aplastado. El movimiento independentista siguió existiendo en la clandestinidad hasta su infiltración y descabezamiento en 1929.

A la larga el hambre se transformará en un arma contra sus enemigos por parte del Estado soviético. Cuando vivía en Samara, en 1891, hubo una terrible hambruna que mato quizás a medio millón de personas, más Lenin rechazo ir como voluntario a ayudar a los aldeanos. Para él el hambre tenía efectos positivos al embrutecer al hombre:

Al destruir la atrasada economía campesina, el hambre, explicaba, nos acerca objetivamente a nuestra meta final, el socialismo, etapa inmediatamente posterior al capitalismo. El hambre destruye no solamente la fe en el Zar, también en Dios.[122]

Los comunistas no veían en los campesinos, sino en el proletariado industrial urbano, su principal fuente de apoyo. Los agricultores y ganaderos estaban muchos más conectados con las jerarquías, la religión y modos de vida tradicionales que deseaban eliminar, la mejor manera de que no se opusieran por defender sus tradiciones, fe y propiedades, es decir, el sentido de su vida y los medios para vivirla, era impidiéndoles luchar teniéndolos al borde de la inanición a ellos y sus seres amados.

Por otro lado, al comenzar la revolución los campesinos apoyaron a los minoritarios bolcheviques, después que estos, mediante maniobras de oportunismo político y violencia, desplazaran de la Asamblea Constituyente a los social-revolucionarios, el grupo político más fuerte de Rusia y apoyado por el 60% de población dedicada al cultivo. Es que no había otra opción clara y aparentemente viable, los blancos, por ejemplo, no supieron darla -quizás fueron vistos nada más que como defensores de las clases terratenientes y los parceleros a las que los comuneros rurales odiaban-. Sin embargo, los comunistas y el agro jamás congeniaron y las medidas cada vez más intolerables de los primeros contra los segundos llevó a una guerra abierta entre sí en 1920-1921, conflicto que Moscú lograra aplacar solo mediante la represión y el hambre.[123]

Justificándose en la guerra civil, Lenin legalizo en junio de 1922 la violencia contra los opositores políticos, cientos de intelectuales serían arrestados al poco tiempo, sospechosos de anti-bolcheviques. Esto había quedado patente durante los primeros meses después de su golpe de Estado, en ese breve espacio de tiempo los bolcheviques ejecutaron a más personas por razones políticas que los siglos anteriores de zarismo. El totalitarismo de partido único quedaba así perfectamente entronizado.


Repercusiones[editar]

Al final de la Guerra Civil, la Rusia Soviética se encontraba exhausta y arruinada. Las sequías de 1920 y 1921 y la hambruna de 1921 empeoraron la situación. La guerra se cobró alrededor de nueve millones de vidas tan sólo unos meses después de la Revolución de Octubre. Un millón de personas murió por efectos indirectos de la guerra. Otro millón abandonó Rusia escapando de los estragos de la guerra y del hambre. Esta fracción de emigrantes incluía gran parte de la población educada.

El comunismo de guerra salvó al gobierno soviético durante la guerra civil, pero la economía rusa decayó hasta estancarse. La industria privada y el comercio fueron proscritos y el recientemente establecido y poco estable gobierno era incapaz de dirigir la economía para satisfacer las necesidades del devastado pueblo ruso. Se estima que la producción total de las minas y fábricas cayó en 1920 a un 20% del nivel anterior a la guerra mundial.

Para 1921, la tierra cultivada era sólo el 62% del área de preguerra y el rendimiento de la cosecha era sólo el 37% del rendimiento normal. El número de caballos disminuyó de 35 millones en 1916 a 24 millones en 1920, y el ganado de 58 a 37 millones. La tasa de cambio para el dólar de Estados Unidos subió de 2 rublos en 1914 a 1.200 en 1920.

La combinación de los efectos de la I Guerra Mundial y de la Guerra Civil Rusa dejó una gran cicatriz en la sociedad rusa, aunque la Unión Soviética fue capaz de sobrellevar una inédita recuperación económica sobre la base de la Nueva Política Económica.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Mawdsley, 2007: 181
  2. Mawdsley, 2007: 182
  3. a b Krivosheev, 1997: 7-38
  4. Dune, 1993: xviii
  5. a b c d e f Le Banquet des Généraux. "Anarchy's Cossacks".
  6. a b Somin, 1996: 66, los finlandeses disponían de un poderoso y eficiente ejército que apoyado por 14.000 blancos intento tomar Petrogrado siendo rechazado por 70.000 defensores.
  7. Altstadt, 1992: 95
  8. Bullock, 2008: 63
  9. Aunque él Directorio de Ucrania tenía 40.000 soldados y 100.000 guerrilleros (Abbott, 2012: 17) solo 21.000 se hallaban bajo su mando directo -diciembre de 1918 a enero de 1919- (Szajkowski, 1969: 197), sus fuerzas propias se verían nuevamente reducidas hasta llegar a solo 6.000 en octubre de 1919 (Latawski, 1992: 59).
  10. Risch, 2011: 30
  11. Bullock, 2008: 63
  12. Davies, 2003: 142
  13. Gaidis, 1998: 14, 12.000 milicianos (Savanoriai) que participaron en la rebelión de 1918 a los que se sumaron 50.000 soldados en el curso de la guerra civil.
  14. Bullock, 2008: 46
  15. Oxley, 2001: 121
  16. Stewart, 2005: 56
  17. Mayer, 2000: 392, fuerzas de los azules o verdes durante el invierno de 1920 a 1921 en Tambov (para vencerlos Tujachevski marcho en la primavera siguiente con un ejército de 50.000 plazas); Hosking, 1993: 78, el Ejército Verde solo tenía 20.000 soldados pero apoyados por miles de milicianos.
  18. Bullock, 2008: 64-65
  19. Grimm, 1963: 209; Page, 1959: 159
  20. Liulevicius, 2000: 228; Head: 100, los Freikorps y Baltische sumaban en junio de 1919 50.000 hombres que conseguirán contener el avance bolchevique sobre Lituania.
  21. a b c De re Militari. "Victimario: Muertos en guerras, dictaduras y genocidios". Capítulo I.
  22. En las siguientes fechas mencionadas se dará primacía al gregoriano, entre paréntesis se pondrá el juliano.
  23. a b Villota Rocha, José Andrés (2008). Aventuras y desventuras de un teniente rojo. Madrid: Visión Libros, pp. 144. ISBN 978-8-49983-310-1.
  24. Read, Christopher (1996). From Tsar to Soviets: The Russian People and Their Revolution, 1917-21. Nueva York: Oxford University Press, p. 237. ISBN 978-0-19521-241-9. En 1920, el 77% de los soldados rasos del Ejército Rojo fueron compuestas de reclutas campesinos.
  25. Figes, Orlando (1996). A People's Tragedy: The Russian Revolution, 1891-1924. Nueva York: Penguin Group. ISBN 978-0-14024-364-2.
  26. Dune, 1993: xviii
  27. Bolinaga Irasuegui, Iñigo (2010). Breve historia de la Revolución Rusa. Madrid: Nowtilus, pp. 195. ISBN 978-8-49763-843-2. Estos oficiales inculcaron en el Ejército Rojo una férrea disciplina militar.
  28. a b Overy, Richard J. (2004). The Dictators: Hitler's Germany and Stalin's Russia. Nueva York: WW Norton & Company, pp. 446. ISBN 978-0-393-02030-4. Al final de la guerra un tercio de los oficiales zaristas eran voenspetsy.
  29. a b Williams, Beryl (1987). The Russian Revolution 1917–1921. Oxford: Blackwell Publishing Ltd. ISBN 978-0-631-15083-1.
  30. a b Bolinaga, 2010: 200
  31. Service, Robert (2001) [2000]. Lenin: una biografía. Barcelona: Siglo XXI de España, pp. 435. Traducción de José Manuel Álvarez Flórez. ISBN 978-8-43231-065-2.
  32. Kort, Michael (2001). The Soviet Colosus: History and Aftermath. Armonk: M.E. Sharpe, pp. 133. ISBN 0-7656-0396-9.
  33. Snow, 1971: 208
  34. Snow, 1971: 211
  35. Lincoln, 1989: 255; Snow, 1971: 214
  36. Morley, 1957: 85
  37. Ullman, 1961: 99, 138
  38. Lincoln, 1989: 97; Pereira, 1996: 146
  39. Lincoln, 1989: 255
  40. Morley, 1957: 181
  41. Morley, 1957: 194
  42. Morley, 1957: 197
  43. Ullman, 1961: 139
  44. Norton, 1923: 91 Smele, 1996: 188; Ullman, 1961: 275
  45. Norton, 1923: 78; Smele, 1996: 188
  46. Smele, 1996: 190
  47. Pereira, 1996: 214; Smele, 1996: 195
  48. Smele, 1996: 189
  49. Smele, 1996: 195
  50. Smele, 1996: 191
  51. Smele, 1996: 456
  52. Norton, 1923: 143
  53. Pereira, 1996: 215
  54. Janin, Maurice (1933). Ma mission en Sibérie 1918-1920. París: Payot, pp. 18. En francés.
  55. Bisher, Jamie (2006). White Terror: Cossack Warlords of the Trans-Siberian. Londres; Nueva York: Routledge, pp. 112. ISBN 978-1-135-76596-5.
  56. The Ussuri Host in the Russian Civil War. Barend's RCW Uniform Pages.
  57. Bisher, 2006: 282
  58. Spolnikov, Victor (1994). "Impact of Afghanistan's War on the Former Soviet Republics of Central Asia". Central Asia: Its Strategic Importance and Future Prospects. Edición de Hafeez Malik. Nueva York: St. Martin's Press, pp. 101
  59. Lorenz, Richard (1994). "Economic Bases of the Basmachi Movement in the Ferghana Valley". Muslim Communities Reemerge: Historical Perspectives on Nationality, Politics, and Opposition in the Former Soviet Union and Yugoslavia. Edición de Andreas Kappelerm Gerhard Simon & Edward Allworth. Durham: Duke University Press, pp. 280. ISBN 978-0-8223-1490-5.
  60. Lorenz, 1994: 282
  61. Evtuhov, Catherine & Richard Stites (2004). A History of Russia: Peoples, Legends, Events, Forces since 1800. Boston: Houghton Mifflin Company, pp. 265. ISBN 978-0-395-66073-7.
  62. Lorenz, 1994: 284
  63. Lorenz, 1994: 285
  64. Rywkin, 1990: 33
  65. Rywkin, 1990: 42
  66. Malik, Hafeez (1996). Central Asia: Its Strategic Importance and Future Prospects. Nueva York: St. Martin's Press, pp. 101. ISBN 978-0-312-16452-2.
  67. Lorenz, 1994: 287
  68. Lorenz, 1994: 186
  69. Rywkin, Michael (1990). Moscow's Muslim Challenge. Armonk: ME Sharpe, pp. 43. ISBN 978-0-87332-614-8.
  70. Lorenz, 1994: 293
  71. Lorenz, 1994: 290
  72. Lorenz, 1994: 291; Olcott, 1981: 355
  73. Lorenz, 1994: 293
  74. Olcott, Martha B. "The Basmachi or Freemen's Revolt in Turkestan, 1918-24". Soviet Studies. Vol. 33, No. 3, julio de 1981, pp. 355.
  75. Lorenz, 1994: 293
  76. Lorenz, 1994: 295; Olcott, 1981: 356; Rywkin, 1990: 34
  77. Lorenz, 1994: 296
  78. Rywkin, 1990: 35
  79. Olcott, 1981: 361; Rywkin, 1990: 35
  80. Khvostov, 2004: 46; Everett-Heath, 2003: 12
  81. Olcott, 1981: 358
  82. Wieczynski, Joseph L. (1994). The Modern encyclopedia of Russian and Soviet history. Tomo XXI. Florida: Academic International Press. p. 125. ISBN 978-0-87569-064-3.
  83. Olcott, 1981: 357; Rywkin, 1990: 41
  84. Rywkin, 1990: 35
  85. Şuhnaz, Yılmaz (1999). "An Ottoman Warrior Abroad: Enver Paşa as an Expatriate". Middle Eastern Studies. Vol. 35, No. 4, pp. 30-47.
  86. a b Rywkin, 1990: 42
  87. Rywkin, 1990: 36
  88. Olcott, 1981: 358; Rywkin, 1990: 36
  89. Rywkin, 1990: 42
  90. a b Marie, 2003: 955
  91. Kenez, 1999: 46
  92. Waller, 2012: 115
  93. Schwartz, 1986: 54
  94. Figes, 1998: 767
  95. Waller, 2012: 115; Sheehan, 2003: 88
  96. Waller, 2012: 115
  97. Pukhov, 1931
  98. Courtois, 1999: 122
  99. Landis, 2008: 32
  100. Powell, 2007: 219
  101. Courtois, 1999: 110
  102. Figes, 1998: 811; Mayer, 2000: 392
  103. Hosking, 1993: 78
  104. Mayer, 2000: 392
  105. Waller, 2012: 194
  106. Courtois, 1999: 111; Waller, 2012: 115
  107. Arranz, 2011
  108. Waller, 2012: 115
  109. The Free Dictionary. Yakut Autonomous Soviet Socialist Republic.
  110. The Free Dictionary. Stepan Sergeevich Vostretsov.
  111. Yu-lin Wu (1995). Memories of Dr. Wu Lien-teh, Plague Fighter. Singapur: World Scientific, pp. 68. Traducción del chino al inglés por Jimmy Liu Ji-chen. ISBN 978-981-02-2287-1.
  112. Hyam, 1990: 145
  113. GeoCurrents. The Yakut Under Soviet Rule
  114. a b Courtois, 1999: 80
  115. Sennikov, 2004
  116. a b Mukhina, 2007: 35
  117. Arranz, 2011
  118. Lowe, 2002: 155
  119. Patenaude, 2002: 195
  120. Piges, 1995
  121. Noya, 2011
  122. Courtois, 1998: 146
  123. Arranz, 2011

Notas[editar]

  1. En marzo y abril de 1918 se proclamaron las repúblicas soviéticas del Mar Negro (capital Novorosíisk) y de Kubán (capital Yekaterinodar) respectivamente, que enfrentadas a las ofensivas de los blancos y anarquistas decidieron combinarse el 30 de mayo para crear la RSS del Mar Negro-Kubán (capital Yekaterinodar) que él 6 de julio se convertirá en la RSS del Cáucaso Septentrional (capital Piatigorsk) hasta su derrota y conquista por las fuerzas blancas en diciembre del mismo año.
    En 1918 Azerbaiyán, Armenia y Georgia intentaron independizarse juntas en una sola república que a los pocos meses colapso iniciándose enfrentamientos entre estas y contra Turquía que las debilitaron cuando en 1920 los bolcheviques invadieron las dos primeras y al siguiente año la tercera. En 1922 formaran la República Federal Socialista Soviética de Transcaucasia.
    Aprovechando el caos en que se había sumido el antiguo imperio zarista los bolcheviques proclamaron una república en Odesa el 31 de enero de 1918 que rápidamente encontró su fin ya que el 13 de marzo fue ocupada por los ejércitos austríaco-alemanes. Habría que esperar al 11 de mayo del año siguiente cuando tras haber recuperado Odesa los bolcheviques proclamaron la RSS de Besarabia, sin embargo, en abril los rumanos consiguieron conquistar Besarabia por lo que nunca fue efectivo el dominio soviético en la región. Posteriormente en septiembre Odesa cayó ante las tropas polacas y no será recuperada por los bolcheviques hasta su captura definitiva en diciembre de 1920.
    En cuanto a Crimea, parte de la Taurida, hogar de los tártaros, el 14 de octubre de 1917 el Consejo Nacional de los Tártaros proclamó la República Popular de Crimea que duró hasta enero del siguiente año, cuando los rojos conquistaron la región y fundaron la República Soviética Socialista de Táurida. Sin embargo, aun quedaban bastiones blancos y gracias a la ayuda alemana, en marzo iniciaron una ofensiva que se coronó en junio con la reconquista del territorio. La derrota de Alemania significo el fin de un apoyo militar clave para los blancos que tuvieron que ir pedir ayuda a la Entente (noviembre). Esto también motivo a los rojos a volver a la ofensiva contra Crimea pero fueron vencidos a inicios de 1919. La península permanecería en poder blanco hasta noviembre de 1920, cuando fue evacuada por Piotr Wrangel.
  2. Las fuerzas blancas concentraban una gran cantidad de ejércitos dispersos además de varias flotas navales. En él Asia Central sus fuerzas incluían una guerrilla de campesinos musulmanes basmachíes en la Ferganá pero sus principales unidades eran el Ejército de Turquestán y la flota del Mar Caspio, estas últimas bajo las Fuerzas Armadas de Rusia Meridional.
    Estas Fuerzas Armadas eran el principal grupo blanco, concentrado principalmente entre Ucrania y el Cáucaso y se conformaban del Ejército del Don, el Ejército de Voluntarios (Ejército de Voluntarios del Cáucaso), el Ejército de Kiev, el Ejército de Novorosíisk, el Ejército de Járkov, el Ejército del Cáucaso (también llamado Ejército de Wrangel), el Ejército de Kubán, el Ejército de Crimea-Azov y la flota del Mar Negro.
    En el frente septentrional operaban la flota del Océano Ártico, el Ejército del Norte y un varios contingentes internacionales, principalmente rumanos y estadounidenses. En el noroeste estaba la flota del Lago Peipus con las tropas terrestres del Ejército del Noroeste y contingentes alemanes (especialmente bermontianos) y bálticos.
    En el Extremo Oriente y Siberia las actividades militares fueron bastante menores en comparación a las de la Rusia europea, las unidades blancas siguieron ahí ya que los bolcheviques se enfocaron en su derrota solo después de vencer a sus contrapartes occidentales. Las tropas zaristas eran el Ejército Siberiano, el Ejército Popular de Komuch, el Ejército Occidental (formado por la unión de las tropas de Siberia y Komuch), el Ejército Independiente de Oremburgo, el Ejército de los Urales, el Ejército del Lejano Oriente, el Zemskaya Rat (milicia rural del gobierno blanco de Priamurye entre 1921 y 1922) y la famosa Legión Checoslovaca (bajo el mando siberiano) apoyados desde el mar por la flota siberiana.
  3. Tras el colapso del Estado zarista, diversos caudillos cosacos se apoderaron de extensos territorios, volviéndose auténticos señores feudales de sus dominios denominados atamanes. Varios de estos terminaron sometiéndose a la autoridad de Kolchak durante el curso de la guerra.
    En enero de 1919 las unidades del dictador se dividían en tres ejércitos principales, estacionados en Oremburgo, Ufá y Perm, que incluían a los siguientes grupos (Smele, 1996: 226): los cosacos de Oremburgo dirigidos por Aleksandr Dútov (1864-1921); los cosacos del Ural por Vladimir Serguéyevich Tolstov (1884-1956), quien era también comandante del Ejército de Oremburgo o del Sur y otros cosacos dirigidos por el general G.A. Belov, que estaban dentro del Ejército Occidental de Mijaíl Vasílievich Khanzhin (1871-1961); otras unidades menores estaban agrupadas al Ejercito del Norte o de Siberia, de Radola Gajda (1892-1948), uno de los dirigentes de la Legión Checoslovaca y parte de un motín fallido contra el dictador en noviembre, motivo por el cual tuvo que exiliarse.
    Por su parte, los cosacos de Kubán o del Mar Negro estaban dirigidos por el atamán Alexánder Filimonov, tras tensas relaciones, se aliaron con Denikin, siendo ambos vencidos por los rojos (Kenez, 1971: 180).
    El legendario 1° Ejército de Caballería de Semión Budionni, mejor conocido como la Caballería Roja, fue clave en las victorias de los bolcheviques durante la guerra civil. El más exitoso de los ejércitos cosacos, encabezo la contraofensiva que detuvo el avance de Denikin por la región del Don a finales de 1919, persiguiéndolo hasta el Cáucaso. Posteriormente, le fue ordenado a esta unidad ir a Ucrania, viaje en que demoraron menos de un mes, logrando expulsar de ella a los polacos. Para esos momentos el 1° Ejército se dividía en cuatro división que sumaban 18.000 jinetes armados con sables, 52 cañones, 5 trenes y 8 carros blinados y un escuadrón de 15 aeronaves (Zamoyski, 2008: 42; 1981: 59) aunque otras fuentes difieren de estas cifras, mencionan 48 cañones, 4 trenes blindados, 320 ametralladoras, 4 carros armados y 3 escuadrones aéreos (Institut istorii, 1965: 88). Los cosacos avanzaron hasta Varsovia, siendo detenidos en sus cercanías en agosto de 1920 con fuertes bajas. Tras esto, la tropa de caballería recibió la orden de expulsar de Crimea a las tropas blancas de Wrangel, ahí atrincheradas, misión cumplida en el mes de noviembre.
  4. El 23 de marzo de 1918 los bolcheviques proclamaron la República Soviética del Don, tras la exitosa toma de Novocherkask y Rostov. Los cosacos del Don rápidamente reaccionaron y se negaron a reconocerla. Su asamblea, denominada Krug, elige Atamán a Piotr Krasnov (1869-1947), un ex-oficial ruso que fue capturado durante la Revolución de Octubre y liberado por los rojos a cambio de prometer no volver a luchar en su contra. Krasnov no cumplio su promesa y huyo a la región del Don. Ahí proclamara la República del Don con capital en Novocherkask.
    El 8 de mayo tomó Rostov y dos días más tarde Novocherkass, dando por finiquitada la breve república soviética. Para el mes de junio toda la región estaba bajo su dominio. Con una poderosa hueste llamada el Ejército del Don avanzo sobre Povorino-Kamyshin-Tsaritsyn en dirección a Moscú durante la segunda mitad de ese año. Fue vencido y con la pérdida del vital apoyo alemán al finalizar la Primera Guerra Mundial tuvo que someterse a Denikin, que era aliado de la Entente, en enero de 1919. Un mes después Krasnov partio al exilio en Alemania siendo reemplazado por el nuevo Atamán Afrikan Petrovich Bogaevsky (1873-1934). Por su parte, las fuerzas de Denikin sugieron avanzando hasta su derrota a finales de año, momento en que los rojos retomaron la iniciativa bélica. El canto del cisne de la República del Don se produjo en enero de 1920 cuando los bolcheviques lanzaron una feroz ofensiva encabezada por la caballería de Semión Budionni (1883-1973). Tomaron Taganrog el día 6, Novocherkask el día 7, Najicheván el 8 y Rostov del Don el 10. Tras estos hechos la Entente finalizó el bloqueo contra la naciente URSS el día 16 mientras que las tropas blancas sobrevivientes huían para atrincherarse en Crimea.
  5. Ucrania fue un campo de batalla clave de la guerra civil rusa donde muchas facciones se disputaron continuamente el poder. Por el lado de los bolcheviques inicialmente hubo una República Socialista Soviética de Ucrania fundada en diciembre de 1917 con capital en Járkov yéndose de inmediato a la guerra con nacionalistas y alemanes, tomando Kiev en enero del año siguiente donde se instalo el gobierno pero en marzo sus enemigos la recuperan refugiándose su gobierno en Еkаtеrinoslav. Aprovechando su superioridad las fuerzas alemanas harán retroceder a sus enemigos hasta que para noviembre la república soviética es finalmente disuelta (aunque ya había dejado de existir de facto desde julio). Uno de los factores claves de su caída (además de su obvia inferioridad militar) fue la falta de unidad entre las diversas repúblicas soviéticas de la región y la rivalidad entre los bolcheviques pro-rusos representados por esta y la facción más nacionalista que proclamara en febrero de 1918 en Járkov la República Socialista Soviética de Donetsk-Krivoy Rog siendo la ciudad considerada por sus fundadores como un territorio no perteneciente a Ucrania y por tanto no sujeto al tratado en el que los bolcheviques cedían Ucrania a los alemanes para fundar un protectorado independiente. Aunque con graves problemas en el campo de batalla se negara repetidamente a colaborar con sus rivales de Kiev y mucho menos a unificar ambas repúblicas. Enfrentados a los germanos y nacionalistas ucranianos perdió su primera capital, Járkov, y la segunda, Lugansk, en abril obligando a su gobierno a refugiarse en Novocherkask. Para ese entonces ya Lenin había decidido lo inconveniente de dos repúblicas soviéticas rivales disputándose Ucrania por lo que en febrero de 1919 ordeno que el gobierno de esta de diluyera fundándose de jure poco después una sola república soviética para los ucranianos en diciembre en Moscú iniciando entonces el Ejército Rojo una ofensiva para tomar el territorio de manos polacas y blancas. Otra república soviética de breve duración fue la República Soviética Socialista de Galicia nacida en Tarnopol en mayo de 1920 y derrotada por los polacos en septiembre.
    Según el Tratado de Brest-Litovsk de marzo de 1918 los bolcheviques cedieron a los alemanes gran cantidad de territorios que esperaban convertir en protectorados, razón por la cual el Imperio alemán y posteriormente grupos paramilitares formados por exsoldados germanos continuaron combatiendo por la independencia de varios Países bálticos, Finlandia y Ucrania buscando crear un cinturón de estados tapones que detuvieran la expansión del comunismo.
    En marzo de 1917 aprovechando el colapso del gobierno zarista se proclamo la República Popular Ucraniana (también llamada Estado Ucraniano o República Nacional Ucraniana) pero se mostro incapaz de contener a los bolcheviques que se apoderan de varias ciudades a finales de año. Debido a esta situación los nacionalistas le pidieron a los alemanes intervenir directamente en Ucrania, algo que hicieron a inicios de 1918 forzando a los bolcheviques a retroceder. En marzo recuperaron Kiev y no se detuvieron hasta acabar con varias pequeñas repúblicas soviéticas de la región. Antes del famoso armisticio de noviembre el gobierno títere de Kiev gobernaba toda la región excepto Crimea (dominio exclusivo alemán), Galicia (bajo soberanía austrohúngara), Besarabia (conquistada ese año por los rumanos) y Donetsk-Rostov (dominada por los cosacos del Don, también aliados de los alemanes). Esta república era en el fondo uno de los protectorados alemanes y fue gobernada en sus comienzos por la Rada Central Ucraniana que se había visto obligada a negociar una tregua con los rojos anteriormente lo que llevó a la pérdida del favor alemán siendo derrocada en abril. Es reemplazada por el Hetmanato, una dictadura militar liderada por el Atamán o Hetman Pavlo Skoropadsky. Este gobierno durara hasta diciembre de 1918 tras la rendición de las Potencias Centrales de la Primera Guerra Mundial las tropas alemanas y austrohúngaras se mostraron desinteresadas en involucrarse más en la guerra civil a pesar de ocupar gran parte del país. Se formaría así el Directorio de Ucrania con apoyo blanco de Denikin que duro hasta noviembre de 1920. Derrotado por una ofensiva roja que se apodera de gran parte de Ucrania a inicios de 1919 pierde su capital nuevamente viéndose obligado a refugiarse en Vinnytsia o Vinitsa. Enemistados luego con Denikin cuando este tome Kiev no se las devolverá aunque la recuperaran brevemente gracias a la ayuda polaca esta finalmente caerá en poder soviético marcando el inicio de su caída. Tras el colapso del Directorio y la derrota de los polacos los bolcheviques avanzaran sobre la república, finiquitándola en febrero de 1921.
    Entre otras fuerzas nacionalistas estaba la República Popular de Ucrania Occidental (o República Nacional de Ucrania Occidental) formada en octubre de 1918 aprovechando el caos surgido con el colapso del Imperio austrohúngaro. Su capital era Leópolis y abarcaba la zona de Galicia por lo que chocaba con las ambiciones expansionistas de la recién nacida Polonia que la invadirá en julio de 1919. Todos los aliados de Leópolis también son derrotados: la República Hutsul, proclamada en enero de ese mismo año en Yasinia e invadida por los rumanos (aliados de los polacos) en julio; la República Komańcza (capital en la ciudad homónima) existente entre noviembre de 1918 y la invasión polaca de enero siguiente; y la República Lemko-Rusyn con capital en Florynka, surgida en diciembre de 1918 y extinguida en marzo de 1920. La República Popular Ucraniana en cambio, al ser derrotada por los polacos se aliara con ellos para evitar ser engullida por los bolcheviques. Otro caso era el Ejército Verde formado por paramilitares nacionalistas ucranianos que lucharan tanto por la Rada de Kiev como por la República Soviética del mar Negro y Kubán (rojiverdes) a inicios del conflicto. Los rojiverdes rápidamente serán vencidos mientras que los verdes continuaran luchando al mando del caudillo Grigóriev contra Denikin y apoyando el levantamiento de Symon Petlyura en noviembre de 1918 contra el Atamán (al que inicialmente habían apoyado). En febrero del siguiente año al negarse a luchar con los aliados y blancos que habían desembarcado en Sebastopol y Odessa se une a las tropas soviéticas llegando a tomar esta última en abril. En mayo deserta y empieza a actuar solo, tomando Yelizavetgrado y llegando a las puertas de Kiev pero al enfrentar tanto a rojos como a blancos se verá sobrepasado y huira a territorio anarquista en junio ofreciendo una alianza que fue rechazada terminando arrestado y ejecutado. A sus tropas se les ofreció unirse a los majnóvistas lo que la mayoría rechazo, uniéndose luego al Directorio. Al ser estar este derrotado en julio de 1920 las últimas unidades verdes se dividieron entre los que se sumaron a los rojos en su ofensiva contra Crimea (nuevos rojiverdes) y los que se unieron a los zaristas en la defensa de la misma (blanquiverdes).
    También estaban los anarquistas de Majnó alzados en armas en marzo de 1918 lograron derrotar a alemanes, austrohúngaros, blancos y verdes consiguiendo un territorio que fue denominado Majnovia con capital de Guliaipolé. A pesar de los continuos enfrentamientos y tensiones con los bolcheviques Majnó no dudara en apoyarlos para acabar con los verdes o para aniquilar a los blancos que se había refugiado en Crimea al mando de Wrangel a finales de 1920. Una vez acabados con estos enemigos el gobierno de Moscú no dudara en atacarles, logrando expulsar a los últimos majnóvistas sobrevivientes a Polonia en agosto de 1921.
    No debemos olvidar a los zaristas del Ejército Blanco al mando de Denikin y apoyados por las tropas aliadas (principalmente francesas y griegas) que ocuparon varios puertos del Mar Negro y los cosacos de Kubán (alzados en armas contra los rojos desde 1918). Provenientes de la zona del Cáucaso donde el apoyo cosaco había sido clave habían logrado avanzar sobre Crimea, Rostov y el resto de la costa del Mar de Azov a inicios de 1919 aprovechando que los rojos estaban más ocupados conquistando el centro de Ucrania de los nacionalistas. A finales del año controlaban casi todo el territorio ucraniano (incluyendo Kiev y Járkov) aunque no habían logrado derrotar las guerrillas majnóvistas en el centro ni los restos de la República Popular Ucraniana en Vinnytsia, por no mencionar que toda Volinia la ocupaban los polacos. Denikin había intentado llegar a Moscú a mediados de año pero el frente era demasiado extenso, sus líneas de suministros muy largas y no tenia reservas ya que debía enfrentar en retaguardia a majnóvistas, verdes y hasta en el Cáucaso debió dejar unidades vigilando a los independientes georgianos. A partir de entonces sus tropas empezaron a retroceder siendo empujadas contra las costas del Mar Negro por sus diversos enemigos. Mientras los bolcheviques inician la reconquista del Cáucaso en 1920, acabando con los autonomistas del Cáucaso Septentrional, los cosacos de Kubán e independentistas azeríes (georgianos y armenios serán vencidos al año siguiente), dirigiéndose luego con el grueso de sus fuerzas sobre Ucrania, tomando Kiev y arrinconando a los blancos en Crimea a inicios de año. Para el mes de abril Denikin renuncia al mando siendo sustituido por Wrangel que lanzara una última ofensiva desesperada que llegara hasta el Dniéper, pero lograra más y finalmente evacuará a sus fuerzas en noviembre a Estambul iniciando un largo periplo que las conducirá a Serbia.
    Por último, esta la Segunda República Polaca proclamada en noviembre de 1918. Los nacionalistas polacos soñaban con recuperar los territorios de la República de las Dos Naciones por lo que una vez establecido el nuevo estado formaron un ejército y empezaron a expandirse hacia el Bielorrusia y Ucrania. Rápidamente derrotaron a varios pequeños estados surgidos, entre ellos la República Popular de Ucrania Occidental y a la República Popular Ucraniana, anexionándose a la primera en julio de 1919. En abril de 1920 firmaran un tratado con la segunda que a cambio de cederles Galicia recibirá su vital ayuda (la República Popular Ucraniana había perdido incluso Vinnytsia en marzo y estaba a punto de ser aplastada por los rojos) avanzando entonces sobre la Ucrania bajo ocupación bolchevique (estos acababan de expulsar a Crimea a los derrotados blancos). Para junio los blancos están atrincherados en Crimea y las guerrillas de Majnó dominan parte importante del interior del país mientras que los polacos y aliados dominan el oeste hasta Kiev dejando el centro y este en manos bolcheviques pero al mes siguiente los bolcheviques lanzaran una ofensiva que los llevara a las puertas de Varsovia en agosto de 1920 siendo apenas salvada la capital polaca de su conquista. Después de esto ambos bandos acordaron un cese al fuego en septiembre aunque los nacionalistas ucranianos intentaran una ofensiva fracasada viéndose expulsados a Polonia siendo sus últimos reductos aislados exterminados en febrero de 1921. Poco después, en marzo se firmara la Paz de Riga, dando fin a la guerra entre Polonia y la Rusia soviética. Ucrania quedaba definitivamente en manos bolcheviques.
  6. Los basmachí se alzaron en armas contra las autoridades zaristas en 1916 manteniéndose en armas hasta su derrota por los rojos en 1934, entre 1917 y 1920 los bolcheviques iniciaron su avance que culminó con la aniquilación de los estados autónomos de Bujará y Jiva quedando solo guerrillas en la zona que a partir de 1923 se volvieron cada vez más intermitentes finalizando con la destrucción de sus últimos refugios en Kirguistán.
  7. Los bermontianos eran unidades militares formadas por milicianos y soldados alemanes, paramilitares bálticos y prisioneros de guerra rusos que se negaron a retirarse después de la firma del Tratado de Versalles (1919) de amplios sectores de Rusia cedidos por las autoridades bolcheviques en 1918 al Imperio alemán dedicándose a combatir principalmente a los soviéticos que intentaban recuperar dichos territorios.
  8. El Ejército Verde era una fuerza nacionalista ucraniana, enemigos principalmente de los blancos terminaran siendo derrotados por la presión conjunta de estos y los bolcheviques. Su líder, Grigóriev, huyo a Majnovia, zona dominada por sus rivales anarquistas en busca de refugio a mediados de 1919, estos no aceptaron aliarse con él y lo ejecutaron en el acto. Posteriormente ofrecieron a los soldados verdes unirse a sus fuerzas a lo que la mayoría de negó. En 1920 las milicias anarquistas formarían el Ejército Rebelde de Crimea que acompañaría al Ejército Rojo en su campaña final contra los blancos (Wrangel, sabedor de los enfrentamientos entre rojos y negros intento aliarse con los segundos pero sus mensajeros fueron ejecutados por estos) para posteriormente ser aplastadas por los bolcheviques, en tanto que el grueso de los verdes formaran el Ejército Azul de Antónov que se alzara en Tambov entre 1920 y 1921.
  9. Según los historiadores modernos las fuerzas blancas jamás superaron en ningún momento los 250.000 efectivos. Por su parte, en junio de 1919 las autoridades bolcheviques estimaban las fuerzas enemigas en 657.000: 111.000 en los ejércitos de Denikin, 129.000 con Kolchak, 39.000 en el lejano norte y no menos de 378.000 en los ejércitos polaco y finlandés (Mawdsley, 2007: 181).
    Siguiendo el planteamiento de historiadores modernos las fuerzas bolcheviques rápidamente consiguieron una importante superioridad numérica a parte de su mando unificado. El 15 de septiembre de 1919 los rojos tenían 452.509 combatientes con 95.000 tropas auxiliares y servidores de retaguardia y su crecimiento no parara, en la primavera de ese año superarían el millón. En el otro extremo sus enemigos: 30 a 40.000 de las fuerzas aliadas (ingleses, norteamericanos, italianos, serbios y franceses) ocupando Arcángel, Onega, Kem y Múrmansk, 40.000 finalndeses amenazando Petrogrado y Carelia, en Estonia, Letonia y Lituania resistían 30 a 40.000 guardias blancos apoyados por 30.000 bermontianos (voluntarios alemanes), el ejército polaco aún en formación ya superaba los 50.000 combatientes, 20.000 franceses y griegos ocupan Odesa y Jersón, 40.000 checoslovacos moviéndose por el Transiberiano, en Extremo Oriente 7.000 norteamericanos y tres divisiones japonesas, en total unas 300.000 armas extranjeras. En cuanto a las fuerzas rusas contrarrevolucionarias eran 50.000 cosacos del Don, 80.000 de Kubán, 100.000 tropas de Kolchak, 10 a 15.000 voluntarios de Denikin, 10 a 15.000 del Directorio de Ucrania y otros 20.000 de distintos grupos operando en Ucrania (Serge, 1999: 408). En definitiva lo más probable es que los rusos blancos jamás pasaran el cuarto de millón aunque recibieron el apoyo de potencias extranjeras que enviaron diversos contingentes siendo el más grande el japonés (70.000 soldados) seguido del checoslovaco (40.000), 150.000 de Denikin y 14.400 de Yudénich (Oxley, 2001: 121).
  10. Inicialmente las fuerzas blancas en Siberia se hallaban divididas entre sí, solo en 1919 estas se unificaran en torno al mando único de Kolchak. Esto puede entenderse debido a que estos movimientos se iniciaron como una serie de insurrección armadas autónomas contra los bolcheviques. En mayo de 1918 por ejemplo los 50.000 soldados de la Legión Checoslovaca se negara a dejar las armas tras servir en la Gran Guerra y se alzaran contra los soviéticos (Bullock, 2008: 46). Los seguirá en su ejemplo el gobierno autónomo del Komuch en Samara que al cabo de cuatro meses dispondrá de su propio Ejército Popular del Komuch que tendrá entre sus filas a legionarios y partisanos sumando en total 77.000 hombres que enfrentaran a los 70.000 bolcheviques enviados a acabarlos, sin embargo, en octubre las fuerzas soviéticas se elevaran a los 103.000 (a los que se sumaran luego 12.000 del Ejército Rojo del Turquestán y 10.000 partisanos del Ejército de los Urales Meridionales de Vasili Blücher), tomaran Samara y acabaran con el Komuch pasando sus fuerzas sobrevivientes a Kolchak al que se sumaran otros núcleos anti-bolcheviques (Ibíd.: 48).
    Las fuerzas de Kolchak al iniciar su ofensiva de primavera desde Siberia y los Urales en dirección a Moscú eran el Ejército Siberiano (incluía en este estaba la Legión) con 45.000 efectivos, el Ejército del Oeste con 42.000, el Ejército del Sur con 20 a 30.000, 15.000 cosacos de Oremburgo (Ejército Independiente de Oremburgo) y 15.000 cosacos de los Urales (Ejército de los Urales). En total 118.000 combatientes (Bullock, 2012).
  11. Las fuerzas de Denikin en el sur de Rusia eran las más poderosas a disposición de los blancos, entre sus filas se hallaba el Ejército de Voluntarios de Wrangel que en 1919 tenía 25.000 miembros y capaces de resistir una ofensiva de 150.000 rojos (Mawdsley, 2007: 162). En enero de aquel año Denikin asumió el mando de estas diversas unidades, llamadas Fuerzas Armadas de Rusia Meridional que intentaron llegar a Moscú, a pesar de disponer de más de 100.000 efectivos (incluidos 51.000 jinetes cosacos del Don y Kubán) los blancos no consiguieron romper la tenaz resistencia bolchevique (Sandler, 2002: 237). Algunos hablan de hasta 150.000 blancos tomando parte de la ofensiva, sea cual sea el caso, en junio las tropas de Wrangel llegaron a Tsaritsyn donde fueron detenidos por Iósif Vissariónovich Dzhugashvili con la pérdida de más de 40.000 prisioneros y abundante armamento militar además de ser masacrada su caballería del Cáucaso y de cosacos del Don (Skirda, 2004: 141).
    En abril de 1919 las autoridades británicas que consideraban enviar tropas en masa a apoyar a Denikin estimaron que las fuerzas blancas eran 80.000 de los voluntarios y 30.000 de los cosacos del Don (Kinvig, 2006: 107).
    Al momento de su derrota final en junio de 1920 las últimas fuerzas blancas al mando de Wrangel (Denikin ya había renunciado al mando y partido al exilio) eran cerca de 30 a 35.000 soldados atrincherados en Crimea (Mawdsley, 2007: 264) para enfrentar a 50 o 60.000 bolcheviques que avanzaban desde Kiev (Subtenly, 2002: 316).

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]