Grigori Sokólnikov

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Grigori Yákovlevich Sokólnikov
Григо́рий Я́ковлевич Соко́льников
Sokolnikov grygory.JPG
Sokólnikov en 1925.

Coat of arms of the Soviet Union.svg
Comisario del Pueblo de Finanzas de la URSS
6 de julio de 1923-16 de junio de 1926
Primer ministro   Vladimir Lenin
Alexei Rykov
Predecesor Ninguno
Sucesor Nikolai Bryujanov

Emblem of the Russian SFSR.svg
Comisario del Pueblo de Finanzas de la RSFSR
22 de noviembre de 1922-6 de julio de 1923
Primer ministro   Vladimir Lenin
Predecesor Nikolái Krestinski
Sucesor Miron Vladimirov

Datos personales
Nacimiento 15 de agosto de 1888
Romni, Sumy, Ucrania
Fallecimiento 21 de mayo de 1939
Verjneuralsk, Cheliábinsk, Rusia
Partido =Partido Comunista de la Unión Soviética
Profesión Economista
Alma máter La Sorbona
[editar datos en Wikidata]

Grigori Yákovlevich Sokólnikov (en ruso: Григо́рий Я́ковлевич Соко́льников; en ucraniano: Григорій Якович Сокольников) (Romni, Sumy, Ucrania, 3 de agostojul./ 15 de agosto de 1888greg. - Verjneuralsk, Cheliábinsk, 21 de mayo de 1939), fue un economista, periodista, político, abogado y diplomático ruso.

Militancia marxista revolucionaria[editar]

Bolchevique desde 1905. Fue apresado y deportado por el gobierno zarista. Marchó a París y luego a La Sorbona, donde se graduó en Economía y Leyes. Al estallar la I Guerra Mundial, se destacó en el ala izquierda de la Segunda Internacional que rechazó apoyar a cualquiera de los bandos y denunció la guerra como enfrentamiento entre imperialistas y publicó junto con Trotski el periódico internacionalista Naché Slovo.

Miembro del Comité Central del Partido Comunista desde 1917 hasta 1927. Presidente de la delegación rusa que firmó el tratado de paz de Brest Litovsk, en 1918. Jugó un papel muy importante en la Guerra Civil. Fue al mismo tiempo integrante del Consejo Supremo de la Economía que condujo la nacionalización de la banca y miembro del consejo militar revolucionario de los ejércitos segundo, octavo, noveno y decimotercero. En agosto de 1920 fue designado comandante del frente de Turquestán.

Dirección de la Economía Soviética[editar]

Terminada la Guerra Civil y lanzada la Nueva Política Económica su talento se desplazó de lleno a la construcción de las bases económicas soviéticas. Fue Comisario de Finanzas entre 1922 a 1926. Al principio formó un triunvirato con Yevgeni Preobrazhenski (que se convirtió en su oponente ya que postulaba ideas totalmente contrarias) y con el economista graduado en Estados Unidos Aleksandr Krasnoshchekov, quien pasó a ser jefe del Banco Industrial (Prombank). Sokólnikov terminó ejerciendo de forma única el cargo cuando la visión de Preobrazhenski fue descartada y se aprobaron sus propuestas: la nueva política financiera estableció un sistema monetario firme, la estructuración de un presupuesto sano con impuestos monetarios progresivos y el fortalecimiento de las actividades bancarias y de crédito del estado.

Desde antes de la guerra, el gobierno zarista venía aumentando las emisiones de dinero, que se incrementaron durante el conflicto mundial y luego durante la guerra civil, cuando el gobierno revolucionario acudió a la misma fórmula para garantizar las operaciones militares. Sokólnikov consideró que la economía de paz no podía soportar la inflación extrema a la que se había llegado, la cual afectaba gravemente las condiciones de vida de los trabajadores. Relacionó las reformas con la necesidad de consolidar la revolución rusa, de modo que el proletariado europeo pudiera evitar otra guerra mundial o adelantar la revolución internacional. En el undécimo congreso del partido (marzo-abril de 1922) tuvo que debatir a fondo con Preohrazhenskii, Strumilin, Krasin y Larin y afirmó que la "impresión del dinero es el opio del pueblo". El Congreso instaló una comisión para preparar una resolución final basada en las tesis de Sokólnikov.

Sokólnikov consideraba que la banca estatal era la palanca fundamental para la dirección correcta del economía. El Gosbank fundado en enero de 1922 en Moscú, abrió 21 sucursales, que llegaron a 389 en 1924. Urgió también la creación de una red de bancos: industrial, agrícola, cooperativo, regionales... bajo la supremacía del Gosbank que, como banco central, elevó las reservas de oro y estabilizó la masa monetaria.

Al comenzar 1922 las emisiones de dinero cubrían el 95 por ciento de los gastos del estado, al finalizar el año la cifra se redujo a 35 por ciento y para mayo de 1923 a sólo el 16 por ciento. En 1924 se detuvieron las emisiones de dinero. El estado soviético contaba por primera vez con una moneda estable.

Sokólnikov enumeró los logros obtenidos durante estos años así: "La organización del Comisariado de Finanzas; la creación de un presupuesto no deficitario firme; la liquidación del impuesto natural y la organización de un sistema de impuestos y de rentas monetarios; la introducción de la modernidad; la creación de un sistema de instituciones de actividades bancarias, dirigido por el banco central de estado; la organización de las operaciones de crédito del estado (a corto plazo, y préstamos a largo plazo); diferenciación entre el estado central y los presupuestos locales; la introducción de la disciplina y de la responsabilidad financieras".

Enfrentamiento con Stalin[editar]

Grigori Sokólnikov, 1928.

Paradójicamente en el decimocuarto congreso del Partido Comunista, fue Sokólnikov quien criticó una visión demasiado optimista de la situación económica y llamó además a fortalecer la democracia interna del partido, por lo que Stalin lo enfrentó. Sokólnikov fue reelegido al Comité Central, pero no al Buró Político. Un mes después fue sustituido como Comisario de Finanzas y relegado a la vicepresidencia del Gosplan, donde sus choques con Stalin se multiplicaron por las concepciones diferentes sobre la planificación y las críticas de Sokólnikov al proyecto de Plan Quinquenal, que consideraba apenas un esbozo. Proponía aprobar primero un verdadero plan a 3 años, centrando los esfuerzos en elevar la productividad.

En 1928 fue destituido del Gosplan y nombrado como jefe de la industria petrolera, donde se le encargó negociar difíciles contratos con compañías petroleras occidentales. Como en Brest- Litovsk demostró sus dotes diplomáticas, a lo que Stalin respondió alejándolo y nombrándolo en 1929 como embajador en Londres.

Detenido después de regresar en 1936, fue condenado a 10 años de cárcel en la farsa de confesiones arrancadas con torturas, conocida como «segundo Juicio de Moscú». Desapareció en prisión, posiblemente ejecutado como otros opositores.

Fuentes[editar]