Potencias Centrales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Las alianzas militares en Europa en 1914. En verde oliva están representadas las Potencias Centrales a finales de 1914. En 1915 se les unió Bulgaria.

Las Potencias Centrales (o Imperios Centrales) es una designación atribuida a la coalición formada entre los imperios: Alemán y Austrohúngaro durante la Primera Guerra Mundial, a la cual se añadirían el Imperio otomano y el Reino de Bulgaria. El nombre está relacionado con la posición central ocupada por Alemania e Imperio austrohúngaro en el continente europeo.

Las raíces de esta coalición se encuentran en la Triple Alianza constituida en 1882 entre el Alemania, Imperio austrohúngaro y el Reino de Italia. Esta última abandonó la alianza en el verano de 1914, declarándose país neutral. El 23 de mayo de 1915, Italia entró en la guerra del lado de los Aliados, después de haber firmado el Tratado de Londres el 26 de abril, a través del cual ganaría provincias austríacas al norte.

Considerando la expansión del Imperio ruso como una amenaza, el Imperio otomano firmó un acuerdo militar secreto con el Imperio alemán en agosto de 1914, entrando en la guerra en noviembre del mismo año.

El Reino de Bulgaria, resentida con su derrota en la segunda guerra de los Balcanes de 1913, se unió a las Potencias Centrales en octubre de 1915.

Con el fin de la guerra,[1] los territorios de las Potencias Centrales se desmembrarían, naciendo nuevos estados. Así, del Imperio austrohúngaro surgieron Austria, Hungría, Checoslovaquia y parte del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos. Con la derrota alemana, el derrumbamiento del Imperio ruso supuso el nacimiento de numerosos países sucesores, la mayoría después de la Guerra Civil Rusa, los cuales formaron el principio de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS o Unión Soviética) en 1922 y sólo siguieron independientes: la Segunda República Polaca, Finlandia, Estonia, Lituania y Letonia (Estos tres últimos se unirán a la Unión Soviética en 1940). En cuanto al Imperio otomano, quedó reducido a la península de Anatolia (la actual Turquía).

Miembros[editar]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Rodríguez-Ponga, Alfonso (9 de enero de 2012). «El fin de la Primera Guerra Mundial: fue más absurda que cruel» (en español). Ersarp. «El nuevo orden europeo hizo que se desvanecieran los Imperios (alemán, austro-húngaro y otomano) europeos y que, como rama verdecida de un olmo seco de Machado, la llegada de la paz fue la mejor noticia que el Viejo continente podía recibir.».