Rebelión de Tambov

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Zonas afectadas por la rebelión campesina

La Rebelión de Tambov de 19201921 fue uno de los mayores levantamientos del campesinado contra los bolcheviques durante la Guerra Civil Rusa.[1] Estuvo dirigida por un antiguo miembro del Partido Social-Revolucionario, Aleksandr Antónov, por lo que el movimiento sería conocido más tarde en la historia soviética como la Antónovshchina (Анто́новщина). Se desencadenó a causa de la recolección forzosa de cosechas realizada por el gobierno soviético dentro de la política del comunismo de guerra.

Desde el estallido del levantamiento en el sureste de Tambov en agosto de 1920 hasta su aplastamiento por las autoridades en la primavera de 1921, se sucedieron feroces combates guerrilleros en Tambov, Sarátov y Penza.[2]

Antecedentes[editar]

La Guerra Civil Rusa había interrumpido las labores normales de cosecha en los terrenos agrícolas de Rusia, y había cortado las comunicaciones usuales entre los campesinos productores de grano y las ciudades donde se consumía dicha producción, factores que amenazaban el suministro de alimentos a las ciudades donde vivía el proletariado urbano (que era a su vez el principal apoyo político de los bolcheviques).

Comienzos[editar]

Antonov regresó a su provincia natal en 1917, donde fungió como jefe de policía en la ciudad de Kirsanov hasta después de la Revolución de Octubre.[2]

En el otoño de 1919, ya dirigía una banda terrorista formada principalmente por desertores del Ejército Rojo y campesinos que se habían resistido a las requisiciones gubernamentales.[2] Sus primeras acciones consistieron en el asesinato de funcionarios especialmente odiados por la población y asaltos de granjas estatales.[2] Sus fuerzas fueron creciendo a lo largo del año siguiente y mataron a unos doscientos recolectores gubernamentales en la región.[2]

Estallido del levantamiento a gran escala[editar]

El levantamiento se produjo en agosto de 1920[2] en los territorios de la óblast (región rusa) de Tambov y en parte de la óblast de Vorónezh, cuando el gobierno soviético radicalizó las requisas de grano, imponiendo la confiscación forzosa de los excedentes de producción y fijando también cuotas mínimas obligatorias de producción para la cosecha futura. Los campesinos de Tambov se opusieron a ambos mandatos y amenazaron reducir la producción si continuaban las confiscaciones forzosas, alegando que éstas no consideraban la demanda de alimento que también existía en las zonas rurales. Las requisiciones y el deseo de evitar ser reclutados por el Ejército fueron las dos principales causas del alzamiento,[2] muy popular entre los campesinos de la región.[3]

Aleksandr Stepánovich Antónov, líder de la revuelta

Con un programa político poco definido a pesar de que Antonov se proclamaba socialrevolucionario y contó con cierto apoyo de las organizaciones del partido en la región, el movimiento era fundamentalmente primitivo,[3] un estallido del hartazgo de la población sin una idea clara de cómo sustituir al Gobierno.[4]

Una característica distintiva de esta rebelión, entre otras muchas del momento, fue que estuvo comandada por una organización estrictamente política, la Unión de Campesinos Trabajadores (Soyuz Trudovyj Krestyán), dirigida por el propio Antónov, y que inclusive ejerció poder efectivo dentro de su área de influencia, fijando una jerarquía bien definida y creando un ejército propio.

La seriedad del levantamiento armado obligó a crear la Comisión Plenipotenciaria del Comité Ejecutivo Central Ruso del Partido Bolchevique para la Liquidación del Bandidaje en la Provincia de Tambov. La rebelión fue aplastada por unidades del Ejército Rojo encabezadas por Mijaíl Tujachevski. La coordinación política de las operaciones contra la rebelión estuvo dirigida por Vladímir Antónov-Ovséyenko. El famoso mariscal Gueorgui Zhúkov obtuvo su primera condecoración combatiendo a los rebeldes.

Desarrollo[editar]

El momento de apogeo de Antonov y sus partidarios tuvo lugar a comienzos de 1921, cuando logró desbaratar la administración en las zonas rurales aunque la falta de armamento pesado no le permitía sostener el control de las ciudades, donde se refugiaron comunistas y funcionarios.[2]

Represión[editar]

La insurrección fue de tal tamaño que hubo que mandar 30.000 soldados del Ejército Rojo para sofocarla. El ejército empleó artillería pesada y trenes armados para combatir a los campesinos rebeldes.[5] Incluso, en ocasiones, se emplearon armas químicas[1] contra las tropas campesinas, con base en arsenales sobrantes de la Primera Guerra Mundial. Se establecieron también varios campos de concentración, donde se llevó a los familiares de los insurgentes en calidad de rehenes.[6]

Las autoridades utilizaron métodos draconianos, ya utilizados con anterioridad por Kolchak, contra los rebeldes y los sospechosos de simpatizar con ellos, incluyendo la quema de casas, la toma de rehenes o el fusilamiento de aquellos que les diesen cobijo.[4]

En abril y mayo de 1921, la llegada de tropas especiales de caballería y cadetes supuso el comienzo de la decadencia de la sublevación.[4] El anuncio del fin de las requisiciones favoreció el fin de la resistencia, que había desaparecido casi por completo en el otoño cuando apenas algunas bandas armadas recorrían aún ciénagas y bosques, perseguidas por las unidades gubernamentales.[4]

La rebelión fue aplastada por el Ejército Rojo a mediados de 1921, gracias a un mejor armamento, dando muerte a los principales dirigentes campesinos y reocupando el territorio ganado por los sublevados. Antónov y algunos campesinos armados se dispersaron por las zonas boscosas de la región de Tambov realizando actos de guerrilla contra las autoridades soviéticas hasta que sus seguidores fueron paulatinamente muertos en combate o abandonaron la lucha. Finalmente Antónov fue asesinado el 24[4] de junio de 1922 en su escondite por miembros de la Cheka cuando intentaron arrestarlo;[7] la Cheka incendió la casa donde se había refugiado con su hermano y lo abatió cuando trató de huir.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Orlando Figes: Die Tragödie eines Volkes.(alemán), Berlin 1998, pag. 811.
  2. a b c d e f g h Chamberlin (1965), p. 437
  3. a b Chamberlin (1965), p. 438
  4. a b c d e f Chamberlin (1965), p. 439
  5. Richard Pipes: Russia under the Bolshevik regime. (inglés), New York 1993, pag. 378–387.
  6. Richard Pipes: Russia under the Bolshevik regime. New York 1993, P. 404.
  7. Orlando Figes: Die Tragödie eines Volkes. Berlin 1998, P. 811 ff; Richard Pipes: Russia under the Bolshevik regime. New York 1993, pag. 387–401.

Bibliografía[editar]

  • Chamberlin, William Henry (1965). The Russian revolution, 1918-1921: from the civil war to the consolidation of power (en inglés). Grosset & Dunlap. p. 558. OCLC 614679071. 

Enlaces externos[editar]