Józef Piłsudski

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Józef Piłsudski
Józef Piłsudski
Józef Piłsudski

18 de noviembre de 1918-9 de diciembre de 1922
Primer ministro   Ignacy Daszyński, Jędrzej Moraczewski, Ignacy Jan Paderewski, Leopold Skulski, Władysław Grabski, Wincenty Witos, Antoni Ponikowski, Artur Śliwiński, Julian Nowak
Sucesor Gabriel Narutowicz

2 de octubre de 1926-27 de junio de 1928
Presidente Ignacy Mościcki
Predecesor Kazimierz Bartel
Sucesor Kazimierz Bartel

24º primer ministro de la Segunda República de Polonia
15 de agosto de 1930-4 de diciembre de 1930
Presidente Ignacy Mościcki
Predecesor Walery Sławek
Sucesor Walery Sławek

Inspector General de las Fuerzas Armadas
27 de agosto de 1926-12 de mayo de 1935
Presidente Ignacy Mościcki
Sucesor Edward Rydz-Śmigły

Datos personales
Nacimiento 5 de diciembre de 1867
Bandera de Lituania Zułów (Imperio ruso)
Fallecimiento 12 de mayo de 1935 (67 años)
Flag of Poland.svg Polonia, Varsovia
Otras afiliaciones políticas Partido Socialista Polaco
Cónyuge Maria Juszkiewicz
Aleksandra Szczerbińska
Ocupación político, militar

Józef Piłsudski de Kościesza Acerca de este sonido ['juzɛf piw'sutski] (Zułów, cerca de Vilna, Lituania, 5 de diciembre de 1867 - Varsovia, 12 de mayo de 1935) fue el primer Jefe de Estado (1918-1922), "Primer Mariscal" (desde 1920) y dictador (1926-1935) de la Segunda república polaca. Desde la Primera Guerra Mundial tuvo una gran influencia en la sociedad de su país y fue un político muy relevante en la política europea.[1] Es considerado el principal responsable de que Polonia consiguiera la independencia en 1918 tras 123 años de particiones.[2] [3] [4]

Infancia y juventud[editar]

De familia noble y compuesta por nueve hermanos, nació en Zułów, dentro de la Polonia del Imperio ruso (actual Lituania). La familia tuvo que abandonar la ciudad por los problemas económicos provocados por su hermano Bronisław Piłsudski quien, junto con Aleksandr Ulyanov (hermano de Lenin), intentaron atentar contra el Zar Alejandro III de Rusia.

Los Piłsudski tuvieron que deshacerse de sus propiedades para hacer frente al juicio, por lo que se mudaron a Vilna, donde Józef se formó intelectualmente. Su padre murió antes de que acabara el bachillerato (Gymnasium).

Capacitado con grandes dotes de liderazgo, en 1894 se hace con el poder de un grupo politico socialista llamado Polska Partia Socjalistyczna y funda la revista antirrusa Robotnik (El obrero), periódico de los socialistas polacos.

Creó una corriente revolucionaria dentro de este partido y luchó a favor de la independencia de Polonia, que entonces se encontraba dividida entre la Rusia zarista, el Imperio austrohúngaro y Alemania.

Actividad política[editar]

En 1899 se casa con Maria Juszkiewicz, en 1900 es capturado por la fuerza imperial y encerrado en la Ciudadela de Varsovia. A su esposa la liberan once meses después. Pilsudski, para llamar la atención por su encarcelamiento, hace una huelga de hambre para así ser llevado a un hospital. Después de un mes de recuperación, burla la guardia del hospital y consigue huir. Se encuentra con su esposa y juntos se escapan a Francia.

En 1904 viaja en secreto a Japón, que se encuentra en situación prebélica contra el Imperio ruso, y se prevé un ataque por parte de éste. Pilsudski propone que Japón no sólo se centre en un frente en Asia, sino que también lo haga desde Europa por el mar Báltico a través de lo que es Polonia. Por tanto, mientras Japón ataca al ejército del Imperio ruso, se sucedería una avanzada hacia Moscú. Todos los militares polacos y prisioneros políticos ayudarían a las tropas japonesas en las zonas ya liberadas por éstos.

Su intentona fracasa, ya que Roman Dmowski impide que ocurra por medio de sus dotes diplomáticas, pues no quiere que los polacos tengan que ver con un conflicto ruso-japonés. Dmowski y Pilsudski son unas personas totalmente diferentes pero quieren llegar a un destino común a través de distintos caminos. Pilsudski vive en Japón durante un año, hasta 1906.

Vuelve a Polonia para retomar la política que había dejado tras la huida. En 1908 junto con K. Sonskowski crea en Leópolis una organización secreta que tiene como misión: «intentar hacer lo posible contra Rusia» en los conflictos militares con otros países y también sus problemas internos. El 26 de septiembre del mismo año organiza un ataque a un tren cerca de Bezdanami, mientras que a partir de 1912 milita en un grupo que tiene como fin la independencia de Polonia. Ese mismo año le hacen comandante de todas las fuerzas armadas polacas.

La guerra mundial[editar]

A pesar de la falta de formación militar reglada, Piłsudski manda durante la guerra la Primera Brigada de la Legión Polaca,[5] convirtiéndose en el caudillo de la lucha antirrusa por la restauración de una Polonia independiente.[5] La mayoría de sus partidarios y colaboradores en su posterior actividad política provenían de la Primera Brigada, mientras que muchos de sus adversarios militares pertenecían a la Segunda Brigada o sirvieron en unidades regulares del Ejército austrohúngaro.[5]

Polonia independiente[editar]

Jefatura de Estado (1918-1922)[editar]

Escudo de la familia Piłsudski, variante del Clan Kościesza.

Tras la Primera Guerra Mundial vuelve a Varsovia liberado por los alemanes de la prisión de Magdeburgo (10 de noviembre de 1918)[6] y es nombrado jefe de Estado y comandante en jefe del ejército polaco, convirtiéndose en la práctica en dictador de Polonia.[6] El 20 de febrero de 1919 la nueva asamblea constituyente elegida en enero le nombra oficialmente jefe del Estado.[6]

Durante ese período, luchó activamente contra el bolchevismo, dirigiendo personalmente los Ejércitos polacos durante la guerra Guerra Polaco-Soviética como comandante en jefe de las fuerzas armadas.[7]

El principal interés de Piłsudski fue el Ejército.[7] Impidió el nombramiento de ministros de Defensa en los primeros gobiernos polacos para mantener el control personal del mismo,[7] y se aseguró el nombramiento de un ministro afín (antiguo compañero de prisión durante la guerra), el general Kazimierz Sosnkowski, que se mantuvo en el cargo a pesar de los cambios de gobierno hasta la primavera de 1923.[8]

El 17 de marzo de 1921 sus rivales de la derecha lograron aprobar la nueva constitución de carácter marcadamente parlamentarista en la que la presidencia del Estado apenas tenía poderes.[9] Su idea era impedir que Piłsudski, cuyo gran prestigio le hacía el candidato evidente a la presidencia, controlase la política nacional.[9] El mariscal, en respuesta, se negó a presentarse a las elecciones de diciembre de 1922.[10] Ese mismo mes fue nombrado jefe del Estado mayor, sustituyendo a uno de sus rivales militares, el general Władysław Sikorski.[8]

Cuando ese mismo mes su candidato y amigo personal, Gabriel Narutowicz, fue asesinado por un joven fanático de derechas que confiesó que hubiese preferido asesinar a Piłsudski, este acusó a la derecha de estar detrás de la muerte y su animadversión hacia sus rivales se ahondó.[10] Cuando la derecha, con el nuevo apoyo del Partido Campesino Piast de Wincenty Witos, formó el primer gabinete en la primavera de 1923 Piłsudski se negó a colaborar con el nuevo gobierno y abandonó paulatinamente sus cargos oficiales.[11]

Ideas políticas y rivales[editar]

Sus ideas políticas eran muy distintas a las de Roman Dmowski, quien creía que era posible una autonomía dentro del Imperio ruso, o una alianza con éste. Piłsudski, en cambio, era partidario de una alianza con Alemania y de la creación de Estados intermedios independientes (Bielorrusia, Ucrania) entre Rusia y Polonia. Para esto alentó desde el gobierno el proyecto Międzymorze en favor de una federación de estados de Europa Oriental ansiosos de evitar la dominación política y económica por parte de Alemania o la URSS; este proyecto no resultó atractivo para el resto de estados del este europeo al ser demasiado evidente que Pilsudski promovía una unión bajo la dirección de Polonia, siendo que Lituania rechaza repetir la experiencia de la República de las Dos Naciones, y el plan tampoco recibe acogida favorable en Checoslovaquia debido a una serie de controversias territoriales checo-polacas. A esta oposición cabía agregar la negativa evidente de la URSS de apoyar semejante plan que amenazaba su hegemonía en Europa Oriental.

Piłsudski se enfrentó a dos rivales principales: sus adversarios militares dentro del Ejército, que le disputaban el control sobre el mismo y la forma de organizar las fuerzas armadas,[5] y los conservadores, principalmente el Partido Nacional Democrático de Dmowski, que le odiaban como antiguo socialista, combatiente contra Rusia y antiguo aliado de Alemania, supuesto defensor de las minorías del Estado y partidario del federalismo.[9] La rivalidad entre los partidarios del mariscal y sus opositores caracterizó la política polaca de entreguerras.

Retiro oficial (1922-1926)[editar]

Piłsudski rechazó una pensión gubernamental y se retiró a su casa a las afueras de Polonia, regalo de sus admiradores.[11] Se mantuvo impartiendo conferencias y escribiendo artículos y libros, generalmente de contenido político y muy polémicos.[11]

El gobierno se entregó pronto a tratar de deshacer la obra del mariscal en el Ejército, tratando de someterlo al poder civil mediante planes de reorganización de sus adversarios,[11] a la vez que se desencadenó una campaña de desprestigio de su figura y se le mantinía bajo vigilancia.[12] La derecha trató de implicarle en ciertos juicios por espionaje a favor de la Unión Soviética, sin éxito.[12]

Piłsudski, por su parte, cotinuó su dura polémica con sus adversarios sobre el modelo de mando de las fuerzas armadas y su subordinación al gobierno, que el mariscal veía como negativa y conducente a la utilización de las mismas en las rivalidades partidistas, mientras que sus opositores la consideraban como necesaria para someterlas al control democrático.[13]

La creciente tensión entre partidarios y detractores del mariscal,[14] la agudización de la crisis económica,[15] el empeoramiento de la situación internacional para Polonia con la firma de los tratados de Locarno y Berlín y la crónica inestabilidad gubernamental, en la que se suceden los gabinetes (catorce hasta 1926[5] ) hicieron que los admiradores del mariscal se le viesen cada vez más como la figura providencial para la nación, invitándole cada vez más abiertamente a tomar el poder por la fuerza.[6]

En noviembre de 1925 Piłsudski, tras la caída del gobierno de tecnócratas de Grabski, había advertido al presidente de la república que no estaba dispuesto a admitir más cambios en el Ejército.[15] El presidente se había declarado incapaz de poner fin a la crisis política.[6] A partir de ese momento y durante el invierno y la primavera de 1926 la tensión creció y los partidarios del mariscal prepararon su vuelta a la política mediante un golpe de Estado.

Golpe de Estado y régimen autoritario (1926-1935)[editar]

En mayo de 1926, tras meses de preparación por sus partidarios[16] y el apoyo de algunas unidades militares fieles a su persona,[17] da un golpe de Estado,[17] insatisfecho con la crónica inestabilidad política, lo que él considera intromisión en asuntos militares del gobierno,[5] la aguda crisis económica[18] y la delicada situación internacional para Polonia.[18] Las fuerzas políticas y sociales de izquierda, esperando el fin del control de la vida política por las formaciones de derecha y una revolución social, apoyan el golpe, aunque pronto quedan desilusionadas.[17]

Piłsudski el año de su muerte. Los últimos años de su vida el régimen perdió importantes apoyos y se volvió notablemente más represor.

El golpe de Piłsudski marca el final del gobierno democrático parlamentario en Polonia, símbolo del fracaso del sistema democrático en la región en los años posteriores, que es sustituido paulatinamente por diferentes dictaduras.[17] A partir del golpe de Estado vuelve a ejercer sus funciones en el gobierno de Polonia hasta su muerte. El golpe, a pesar de su éxito político y militar, supuso una desilusión para el mariscal que se veía a sí mismo como una figura admirada por todo el país y había esperado que todo el Ejército le hubiese seguido en vez de dividirse.[19] La imagen de sí mismo como un guardián del bienestar nacional aceptado por todas las opciones políticas se desvaneció.[19]

Tras el golpe de Estado de 1926, y al notar que el proyecto Międzymorze tampoco recibe apoyo decisivo de Gran Bretaña o Francia, Pilsudski lo abandona, y se dedica a dirigir el gobierno de Polonia como un dictador carismático, sustentado en su popularidad entre las masas, pero permitiendo cierto margen de maniobra a la oposición. Para ello Pilsudski introduce el denominado régimen Sanacja (o «sanación», en polaco), donde sus seguidores forman un frente «por encima de los partidos políticos» mientras los gobiernos quedan sujetos a la aprobación de Pilsudski, convertido en dictador de facto de Polonia,[19] apoyado por los líderes militares (el "grupo de los coroneles") y por el movimiento Sanacja: un partido político que evitaba conducirse como tal.

No obstante, tras el agravamiento de la Gran Depresión en 1930 surge con mayor fuerza una oposición política que exige a Pilsudski dejar el poder. En respuesta, Pilsudski arresta a decenas de parlamentarios opositores a su régimen y los encarcela en la ciudad de Brest.[20] Después de ello, Pilsudski insiste en mantener su régimen en base a su carisma entre las clases obreras, y empieza a elaborar una nueva constitución que le permita legalizar el régimen Sanacja y perpetuarlo en el poder. Los últimos años de su régimen este pierde su prestigio y apoyo: al terror policial utilizado para ganar la elecciones de noviembre de 1930 se une la brutal represión militar del nacionalismo ucraniano también a finales de ese año.[20] Tanto los intelectuales como los partidos de izquierda y las minorías se alejan de Pilsudski.[20]

Fruto del deseo de sus partidarios de asegurar el régimen es la Constitución de abril de 1935, elaborada por la camarilla de Pilsudski expresamente para que sea este líder quien se sirva de ella. No obstante tal esfuerzo resulta vano: el 12 de mayo del mismo año muere Pilsudski, y el régimen Sanacja queda en manos de los coroneles hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Legado[editar]

Pilsudski es, sin duda, uno de los personajes más importantes de la Historia de Polonia del siglo XX, considerado por muchos como el «salvador de Polonia», por haber liderado la guerra de independencia contra alemanes y soviéticos y por dirigir la reconstrucción de un estado polaco soberano tras más de un siglo de particiones. Se le atribuye también haber mantenido la cohesión y organización nacional de Polonia durante quince años de independencia, a pesar de su actitud dictatorial en el contexto del régimen Sanacja.

Aunque criticado durante su gobierno por políticos e intelectuales polacos, su reputación mejoró tras la Segunda Guerra Mundial, cuando el abierto nacionalismo de Pilsudski resultó favorablemente comparado frente al régimen comunista polaco, fuertemente influenciado por la URSS, la misma potencia extranjera contra la cual se había luchado en la guerra de independencia de 1920-1921. El régimen comunista polaco condenó formalmente el régimen y personalidad de Pilsudski al tacharlo de reaccionario y aliado de los terratenientes, pero esta clase de censuras fortalecieron cierto prestigio de la figura de Pilsudski frente a la subordinación del régimen polaco ante la URSS hasta la época del deshielo de Jruschev.

De hecho, tras el restablecimiento de la democracia en Polonia en 1991, Pilsudski ha vuelto a ser homenajeado como «héroe nacional» debido al restablecimiento de la independencia en 1918 y su celo en el mantenimiento de la soberanía nacional, a pesar de los cuestionamientos sobre su régimen dictatorial o la represión a sus opositores, siendo homenajeado con numerosas estatuas y monumentos, así como con calles y plazas dedicadas a su memoria.[cita requerida]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Plach 2006, p. 14.
  2. Lieven, 1994, p. 159.
  3. Lerski, 1996, p. 441.
  4. Held, 1992, p. 249.
  5. a b c d e f Rothschild (1962), p. 242
  6. a b c d e Rothschild (1962), p. 257
  7. a b c Rothschild (1962), p. 244
  8. a b Rothschild (1962), p. 245
  9. a b c Rothschild (1962), p. 246
  10. a b Rothschild (1962), p. 247
  11. a b c d Rothschild (1962), p. 249
  12. a b Rothschild (1962), p. 250
  13. Rothschild (1962), p. 251
  14. Rothschild (1962), p. 254
  15. a b Rothschild (1962), p. 256
  16. Rothschild (1962), p. 258
  17. a b c d Rothschild (1962), p. 241
  18. a b Rothschild (1962), p. 259
  19. a b c Rothschild (1990), p. 56
  20. a b c Rothschild (1990), p. 64

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Consejo de Regencia
Jefe del Estado Polaco
19181922
Sucesor:
Gabriel Narutowicz