Dominación del mundo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Julio César, caudillo romano.
Felipe II de España.

Aunque es discutible que un planeta tan complejo, extenso y diverso como la Tierra pueda ser «dominado» con éxito por un único gobierno mundial, el concepto de «dominación del mundo» ha sido un tema frecuente tanto en la historia como en la ficción.

Ideologías[editar]

Religiosas[editar]

Muchas religiones de tipo proselitista tales como el islam y el cristianismo son universalistas, viéndose responsables de convertir a tanta gente como sea posible a su religión, sin restricciones de carácter nacional o étnico. Esta dominación espiritual (véase, por ejemplo, Reino de Dios) está vista generalmente de forma distinta a la de una dominación temporal, pero ciertos sectores o corrientes de pensamiento de dichas religiones tienen como meta la de una teocracia mundial.

Políticas[editar]

Algunos defensores de ideologías políticas modernas, tales como el republicanismo, la democracia, el comunismo, fascismo, conservadurismo, socialdemocracia, anarquismo, liberalismo ven sus ideologías como el ideal de organización social, y animan activamente a su puesta en práctica en todo el mundo. El período de la Guerra Fría en particular, está considerado como una época de intensa polarización ideológica en todo el mundo, con los partidarios de los dos campos rivales expresando esperanza de que su ideología emergería triunfante sobre la otra y se convirtiría en la forma predominante de gobierno en todo el mundo. Líderes y defensores de los bloques de la Unión Soviética y de los Estados Unidos se acusaban mutuamente de tener un objetivo de dominación mundial.

Después del final de la Guerra Fría y de la caída de la Unión Soviética, Francis Fukuyama predijo en su libro El fin de la Historia y el último hombre que la democracia liberal se convertiría en la forma más extendida de gobierno en toda la Tierra. A este período se le llamó Nuevo Orden Mundial.

Sociedades secretas[editar]

A través de la historia ha habido muchas sociedades y hermandades secretas y sombrías dedicadas —por lo menos en literatura y textos apócrifos— a tomar el control del mundo o supuestamente haberlo hecho ya.

Concepto de Estado universal según Arnold Toynbee[editar]

En épocas relativamente antiguas, el alcance del control político y la fuerza militar fueron limitados por tecnologías del transporte y el conocimiento de la geografía. El Imperio romano tenía metas de dominación global, y podría de hecho haber conquistado la mayoría del «mundo conocido»; (es decir, el mediterráneo) a través de su historia. Las dinastías de Qin y de Han así como la Tang china eran también exitosas en la conquista del mundo conocido de la civilización china. El historiador Arnold Toynbee utilizó el término Estado universal para referirse a un imperio como el Imperio romano o el Imperio chino, que conquistaron el mundo entero conocido por una civilización en particular.[1]

Ejemplos de Estados universales[editar]

Imperio persa[editar]

El Faravahar, símbolo del Imperio persa aqueménida y del zoroastrismo: Faravahar.svg

Persia fue el primer gran imperio del mundo. En los años 520 a. C., gracias a las conquistas de Ciro II y su hijo Cambises II, fue la primera superpotencia única, y para el 500 a. C., con Darío I, alcanzó su máxima extensión territorial.

Imperio macedónico[editar]

El Sol de Vergina, símbolo del Imperio macedónico: Vergina Sun.svg

El Imperio macedónico surgió a partir de las conquistas de Filipo II de Macedonia y su hijo Alejandro Magno, particularmente como resultado de la ambición de este último por conquistar y dominar el mundo, y a su muerte en el 323 a. C., abarcaba la mayoría del mundo conocido por los antiguos griegos.

Imperio mauria[editar]

El León de Sarnath, Escudo de la República de la India y símbolo del Imperio mauria: Emblem of India.svg

Ashoka el Grande, después de haber derrotado al reino de Kalinga en la Guerra Kalinga, renunció a la violencia y en el 250 a. C. su imperio adoptó el budismo. Se convirtió en una persona generalmente reconocida como el mayor dominador que haya existido, quien logró prever un mundo gobernado por el óctuple sendero del budismo, enviando misionarios de la Antigua India a la Antigua Roma y Egipto.

Imperio romano[editar]

SPQR (Senatus Populusque Romanus, en latín, ‘senado y pueblo romano’), símbolo del Imperio romano: SPQRomani.svg Spqrstone.jpg

Desde su fundación en 753 a. C. (fecha legendaria), Roma estuvo subyugada a la monarquía impuesta por Etruria, pero finalmente en 509 a. C., se independizó e instauró la república, la cual inició una serie de conquistas que continuarían durante los tiempos del imperio, y que alcanzaron su cenit durante el gobierno del emperador romano Trajano, quien a su muerte, en 117 d. C., dejaba un Imperio que se extendía por casi 6 millones de kilómetros cuadrados, desde el Río Éufrates (al este)hasta el Océano Atlántico (al oeste), y desde Europa Central (al norte) hasta el Desierto del Sahara y el Mar Rojo (al Sur).

Dinastía de los Omeyas[editar]

Varias dinastías árabes usaron diversas banderas de colores verde, rojo, blanco, o negro. Estos cuatro colores juntos, son conocidos en la actualidad como los Colores Árabes.

La Dinastía de los Omeyas, que alcanzó su máxima extensión en el Siglo VIII, tenía como meta expresa, la conquista del mundo para y por el Islam. Harun Al-Rashid es a menudo considerado el más grande de los califas.

Imperio mongol[editar]

Banderas del Imperio mongol:

El Imperio mongol (Mongol: Их Монгол Улс, 'Gran Nación Mongol'; 12061405) fue el imperio de mayor extensión de la historia, cubriendo una superficie de más de 36 millones de km²[2] en su cumbre, con una población estimada en más de 100 millones de habitantes, lo cual representaba un tercio de la población mundial, convirtiendo al Imperio mongol en la superpotencia de aquellos días y hasta hoy en día ha sido la superpotencia más grande que el mundo ha visto. El Imperio mongol fue fundado por Genghis Khan en el año 1206, y en el 1294, bajo el mando de Kublai Khan, se apoderó de la mayoría de los territorios desde el Este de Asia hasta Europa Central. El Imperio mongol fue el primer imperio con libertad religiosa, y el primero en hacer uso del papel moneda.

Dinastía Ming[editar]

Bandera del Imperio chino: China Qing Dynasty Flag 1862.png

En el siglo XV, la dinastía Ming china fue la superpotencia mundial dominante, y el emperador Yongle envió a partir del 1405, bajo la orden del almirante y explorador Zheng He, vastas flotas de naves dispuestas a la exploración (y al comercio) del Sureste Asiático, India, Arabia y África. Las expediciones continuaron hasta el año 1433. Si China no hubiera abandonado su grandísimo programa naval a mediados del Siglo XIV, es posible que hubiera dominado el mundo en el Siglo XVI, y no las potencias europeas.

Imperio Inca[editar]

El Imperio inca fue un Estado de América del Sur gobernado por los incas que se extendió por la zona occidental del subcontinente entre los siglos XV y XVI. Fue la etapa en que la civilización inca logró su máximo nivel organizativo y su territorio, conocido como Tahuantinsuyo (quechua:Tawantin Suyu, aimara: Pusin Suyu, 'las cuatro regiones juntas'), abarcó cerca de 2 millones de km² entre el Océano Pacífico y la selva amazónica y desde las cercanías de San Juan de Pasto al norte hasta el Río Maule al sur. Tahuantinsuyo fue el dominio más extenso que tuvo cualquier estado de la América precolombina.

Imperio otomano[editar]

Bandera del Imperio otomano: Ottoman flag.svg

El Imperio otomano (1299-1923) (en otomano: دولت عالیه عثمانیه Devlet-i Âliye-yi Osmâniyye, en turco moderno: Osmanlı Devleti o Osmanlı İmparatorluğu), también conocido como Imperio turco otomano, fue un Estado multiétnico y multiconfesional gobernado por los osmanlíes. Era conocido como el Imperio turco o Turquía por sus contemporáneos. Fue sucedido por la República de Turquía, que fue proclamada oficialmente el 23 de octubre de 1923.

El Imperio otomano comenzó siendo uno más de los pequeños estados turcos que surgieron en Asia Menor durante la decadencia del Imperio selyúcida. Los turcos otomanos fueron controlando paulatinamente a los demás estados turcos y bajo el reinado de Muhammad I (1451-1481) acabaron con lo que quedaba del la dinastía selyúcida. La primera fase de la expansión otomana tuvo lugar bajo el gobierno de Osmán I y siguió en los reinados de Orkhan, Murad I y Beyacid, a expensas de los territorios del Imperio Bizantino, Bulgaria y Serbia. Bursa cayó bajo su dominio en 1326 y Adrianópolis en 1361. Las victorias otomanas en los Balcanes alertaron a Europa sobre el peligro que este Imperio representaba y fueron el motivo central de la organización de la Primera Cruzada. El sitio que pusieron los otomanos a Constantinopla fue roto gracias a Tamerlán, líder de los mongoles, quien tomó prisionero a Beyacid en 1403. Pero el control mongol sobre los otomanos duró muy poco.

Imperio Jázaro[editar]

Fueron un pueblo búlgaro procedente del Asia central. Su nombre parece estar vinculado a un verbo turco que significa «errante» ('gezer' en turco moderno).

En el siglo VII, los jázaros fundaron un kanato independiente en el Cáucaso Norte a orillas del mar Caspio, donde con el paso del tiempo el judaísmo se convertiría en religión oficial. En su momento de máximo esplendor, ellos y sus tributarios controlaron buena parte de lo que hoy es el Sur de Rusia, Kazajistán occidental, este de Ucrania, parte importante del Cáucaso (Daguestán, Azerbaiyán, Georgia...) y Crimea.

Estados Pontificios[editar]

Bandera de Estados Pontificios: Flag of the Papal States (pre 1808).svg

Desde que se instituyó la sede episcopal de Roma, los fieles, y en mayor medida los emperadores cristianos, fueron donando a la Iglesia romana cuantiosos bienes territoriales, algunos de ellos constitutivos de importantes extensiones de terreno. Estas posesiones, más otras de carácter inmueble, vinieron a integrar lo que se conoció como Patrimonio de San Pedro, y estuvieron diseminadas por toda Italia e incluso fuera de ella. Su administración, aunque no convirtió inicialmente a los papas en jefes de Estado, les confirió no obstante auténticas prerrogativas civiles y políticas reconocidas por la Pragmática Sanción de 554 promulgada por el emperador Justiniano I (una vez que, tras la conquista de Belisario, Roma volvía a estar bajo la soberanía de los emperadores, tras el interregno hérulo y ostrogodo), entre otras la de poseer una fuerza militar que llegó a constituir un respetable ejército puesto en acción en múltiples ocasiones, en no pocas bajo el mando del propio pontífice-caudillo.

Imperios Coloniales[editar]

Imperio español[editar]

Bandera del Imperio español: Flag of Cross of Burgundy.svg

La nación más cercana a la dominación mundial en términos territoriales fue el Imperio español (por extensión, España) cuando pasó a incorporar el Reino de Portugal y todos sus territorios de ultramar en 1580 bajo su dominio durante el reinado de Felipe II (se separaron en 1640). En el momento de su máxima extensión, el Imperio Español abarcaba casi toda América del Sur y América Central, así como una vasta extensión del suroeste de América del Norte, casi todos los territorios marítimos de África y la India de Portugal, además de zonas de Asia y el Pacífico como Filipinas, Guam, las Islas Marianas y las Carolinas. En Europa, además de la Península Ibérica y las Islas Baleares y las Canarias, los territorios bajo dominio Hispano incluían los Países Bajos (independientes en 1588), Flandes, el Franco-Condado (Francia), el Milanesado, Cerdeña, el Reino de Nápoles, Sicilia, Malta, y todas las posesiones de Inglaterra entre 1553-58. A estos territorios hay que sumar las plazas en el norte de África de Ceuta y Melilla, Orán, y Mazalquivir (en la actual Argelia). Fue en esta época de máxima extensión del Imperio Español que el monarca Felipe II acuñó la famosa divisa «En mis dominios no se pone el sol».

Imperio Francés[editar]

Bandera del Imperio Francés: Flag of France.svg

Francia tuvo posesiones coloniales, en varias formas, desde comienzos del siglo XVII hasta los años 1960. Los primeros territorios franceses de ultramar fueron los de América, en el Caribe y la Luisiana francesa. El Primer Imperio Francés, conocido comúnmente como el Imperio Napoleónico, cubre el periodo desde la coronación de su emperador, Napoleón Bonaparte, hasta su abdicación en 1815. Las guerras que tuvo con Gran Bretaña, Prusia, Rusia, y otros países europeos son conocidas como Guerras Napoleónicas o guerras de coalición. El segundo imperio francés se estableció en 1830 con la invasión francesa de Argelia. Napoleón III, hizo un intento de establecer un protectorado de tipo colonial en México con la imposición del emperador Maximiliano I de Austria, pero sin éxito. En su punto más álgido, entre 1919 y 1939, el segundo imperio colonial francés tenía una extensión de 12.898.000 km². Incluía la metrópoli Francia, los territorios del África Occidental Francesa, la Indochina francesa, la Guayana Francesa, Haití y otras islas en diferentes partes del mundo. Los restos de este gran imperio son múltiples islas y archipiélagos en el Atlántico norte, el Caribe, el océano Índico, el Pacífico Sur, el Pacífico Norte y el Océano Antártico, así como el territorio continental de la Guayana en América del Sur, totalizando unos 123.150 km², lo cual representa tan solo el 1% del área del imperio colonial francés anterior a 1939, con 2.543.000 personas viviendo en ellas en 2006.

Imperio Británico[editar]

Bandera del Imperio Británico: Flag of the United Kingdom.svg

Bajo el reinado de la Reina Victoria, el Imperio Británico había ganado control político directo sobre aproximadamente dos quintos de la población mundial y alrededor de un cuarto de sus tierras emergidas dominanado territorios continentales como la India, Canadá, Africa del sur y Australia y pequeños enclaves como Gibraltar, Trinidad, Hong Kong, Singapur y Malta de gran importancia geo estratégica. Desde el punto de vista económico se planteó la hegemonía sobre las áreas independientes como los territorios chinos y sudamericanos. En sud America los ingleses se apoderaron de las Islas Malvinas y parte de la Guayana Venezolana. El imperialista británico Cecil Rhodes propuso que los Estados Unidos y el Imperio Británico establecieran conjuntamente un gobierno mundial e hicieran del inglés la lengua oficial mundial. Se considera que el imperio británico se formó como resultado de objetivos comerciales británicos más que de establecer una tentativa de dominio militar. Sin embargo, desapareció después de la Segunda Guerra Mundial.

Imperio Italiano[editar]

Bandera del Imperio Italiano: Flag of Italy (1861-1946).svg

Acuñada en 1936 tras la conquista de Etiopía, la expresión Imperio colonial italiano, o simplemente Imperio italiano, se refiere a las posesiones coloniales controladas por la Italia fascista en África y en el Egeo. A diferencia de las otras potencias europeas, Italia no estableció nunca posesiones coloniales en Asia (si se excluye la concesión de la ciudad china de Tianjin) o en América. El imperio tuvo su máxima expansión en los primeros meses de 1940.

Imperio Alemán[editar]

Bandera del Imperio Alemán: Flag of the German Empire.svg

Imperio colonial alemán es el nombre que recibe el conjunto de colonias administradas por el II Imperio Alemán durante su duración entre 1871 y 1918. Este "modesto" imperio colonial controlaba colonias en África, Oceanía y Asia. Debido al corto período de colonización alemana, ninguna colonia ha heredado una mínima cultura alemana y en la actualidad no queda rasgo en las culturas locales de la presencia germana.

Alemania perderá todas sus colonias durante la Primera Guerra Mundial, al ser atacadas por los aliados, y por medio del Tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919, lograrán hacerse con todas las colonias alemanas y repartirlas entre Francia, Reino Unido, Bélgica, Unión Sudafricana, Japón, Australia, Nueva Zelanda y Portugal como mandatos de la Sociedad de Naciones.

Imperio Belga[editar]

Bandera del Imperio Belga: Flag of Belgium.svg

El Imperio colonial belga fue el resultado de la introducción de Bélgica en el Reparto de África durante el último tercio del siglo XIX, donde el rey Leopoldo II logró que le fuera concedida la mayor parte de la región del Congo. Además, tras la Primera Guerra Mundial, los belgas obtuvieron de Alemania, a través del Tratado de Versalles (1919), la colonia de Ruanda-Urundi.

Imperio Danés[editar]

Bandera del Imperio Danés: Flag of Denmark.svg

En varias formas, Dinamarca ha tenido posesiones coloniales desde principios del siglo XIII, cuando obtuvo las posesiones en Estonia. En la unión personal con Noruega, el Reino de Dinamarca y Noruega tenía viejas posesiones, Groenlandia, las islas Feroe, Órcadas, las Islas Shetland e Islandia. En el siglo XVII, las pérdidas territoriales siguientes en la Península Escandinava, el Reino de Dinamarca y Noruega comenzó a desarrollar colonias, fortalezas, entre los postes que negociaban en África, el Caribe, y la India.

Imperio portugués[editar]

Bandera del Imperio portugués: Flag Portugal (1578).svg

Tras la expedición de Vasco da Gama a la India, una nueva ruta universal quedaba abierta. Los portugueses aprovecharon entonces para construir un vastísimo imperio a través de factorías que se extendió de lado a lado del globo, fundando ciudades(o conquistándolas) a lo largo de las costas de África, Asia, Oceanía y América.

Imperio Neerlandés[editar]

Bandera del Imperio Holandés: Prinsenvlag.svg

El Imperio neerlandés o Imperio colonial neerlandés es el nombre dado a los diversos territorios controlados por los Países Bajos entre los siglos XVII y XX, siendo el tercer país europeo en establecer un imperio global colonial fuera de Europa continental. Su habilidad para comerciar y para el transporte de mercancías, unido a la oleada de nacionalismo y militarismo que siguió a la independencia de España en 1588 ayudaron a la empresa. Junto a los británicos, los neerlandeses acumularon inicialmente posesiones coloniales en base al colonialismo capitalista de las compañías, con el predominio de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales. La intervención directa del estado en la empresa colonial vino más adelante logrando incorporar al imperio territorios en el Caribe, el océano Índico, el Pacífico Sur, Africa del Sur y el Océano Antártico, así como también parte de la Guayana en América del Sur. Los comerciantes y los marineros neerlandeses también participaron en la oleada de exploración que continuó durante los siglos XVI y XVII, aunque los neerlandeses descubrieron vastos territorios gracias a descubridores como Willem Barents, Henry Hudson, Willem Janszoon y Abel Tasman en el Ártico en Oceanía generalmente estos no llegaron a formar parte del Imperio colonial neerlandés.

Imperio Austríaco[editar]

Bandera del Imperio Austríaco: Flag of the Habsburg Monarchy.svg

Aunque pequeñas, el Imperio austríaco gozó de ciertas colonias más allá de su metrópoli en Europa y el extenso territorio, comparado con el resto de Europa, que los Habsburgo gobernaban en forma del Imperio Austrohúngaro.

Desde el siglo XVII hasta el siglo XIX, el Imperio austriaco y el Imperio Austrohúngaro intentaron sacar partido del comercio colonial y establecer sus propias colonias. Debido a presiones por otras potencias coloniales y un gobierno demasiado enfatizado en su política continental, todas estas tentativas tarde o temprano fracasaron.

Imperio Austro-Húngaro[editar]

Bandera del Imperio Austro-Húngaro Civil ensign of Austria-Hungary (1869-1918).svg

El Imperio austrohúngaro o Monarquía austrohúngara (Österreichisch-Ungarische Monarchie en alemán, Osztrák-Magyar Monarchia en húngaro) fue un estado europeo nacido en 1867, tras el Compromiso Austrohúngaro que reconocía al Reino de Hungría como una entidad autónoma dentro del Imperio austríaco, a partir de ese momento denominado Imperio austrohúngaro. En 1914 tenía una extensión de 675.936 km² y contaba con 52.799.000 habitantes y era considerada como una de las grandes potencias en el marco internacional, ocupando el 6º puesto por su potencia económica.

Imperio Ruso[editar]

Bandera del Imperio Ruso: Flag of Russia.svg

Imperio ruso (en ruso: Российская Империя, Россійская Имперія en ortografía anterior a 1918) es la denominación que se le da a Rusia entre 1721 y 1917. Abarcó grandes zonas de los continentes europeo, asiático y norteamericano, siendo el sistema político sucesor del zarato.

La expresión «Rusia imperial» designa el periodo cronológico de la historia rusa desde la conquista de los territorios comprendidos entre el mar Báltico y el océano Pacífico iniciada por Pedro I hasta el reinado de Nicolás II, el último zar, y el comienzo de la Revolución de 1917.

Imperio Sueco[editar]

Bandera del Imperio Sueco: Sweden-Flag-1562.svg

Suecia fue una de las grandes potencias europeas del siglo XVII. En la historiografía moderna esta época es conocida como la del Imperio sueco o stormaktstiden (en sueco, "La era del gran poder" o "La era del poderío").

Imperio Noruego[editar]

Bandera del Imperio Noruego:Flag of Norway.svg

Hace referencia a las posesiones noruegas durante la Edad Media. Sin embargo, durante el siglo XX, Noruega adquirió nuevos territorios, sobre todo en el Ártico y en la Antártida.

Otras Naciones importantes[editar]

Unión Soviética[editar]

Bandera de la Unión Soviética: Flag of the Soviet Union.svg

Un cartel de la temprana Unión Soviética: "Larga vida a la Revolución rusa! Los trabajadores tomaron el poder en Rusia y conquistarán pronto el mundo entero"

Desde la Revolución rusa, los bolcheviques previeron su régimen como el primer paso para extender el comunismo a todo el mundo. El Komintern fue establecido en 1919 en orden de apoyar los partidos comunistas esparcidos por el globo y promover la revolución proletaria internacional, tras esto, Stalin consolido el control comunista en la Unión Soviética y fueron los gobiernos posteriores los que promovieron con más productividad (sobre todo el de Jruschov) la revolución mundial, pensamiento asentado sobre las siguientes bases: inestabilidad económica capitalista e inferioridad numérica en misiles de EEUU. igualdad atómica de la URSS y otros países comunistas (china) con EEUU. crisis de la estructura económica de occidente a causa de la emancipación de las colonias. perdida de las colonias y nacimiento del gigantesco campo socialista de los pueblos de color, África y Asia, a los que se les reconoce como tercera fuerza. la Unión Soviética cree ciegamente en esta época que, tras la tercera gran crisis del imperialismo mundial(después de las dos guerras mundiales),estallará la gran revolución mundial.

Imperio del Japón[editar]

Bandera del Imperio del Japón: Naval Ensign of Japan.svg

El Imperio del Japón (大日本帝国 Dai-Nippon/-Nihon Teikoku?) comúnmente se refiere a Japón desde la Restauración Meiji hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial, desde 3 de enero de 1868 hasta 2 de septiembre de 1945. Políticamente, cubre el período desde la imposición de establecer prefecturas en lugar de dominios feudales el 29 de agosto de 1871, pasando por la expansión de Japón por el Pacífico y el océano Índico, hasta la rendición formal el 2 de septiembre de 1945 cuando se firmó el Instrumento de Rendición. Constitucionalmente, se refiere al período del 29 de noviembre de 1890 hasta el 3 de mayo de 1947. El país fue renombrado como el Imperio del Japón, ya que los clanes anti-Tokugawa, Satsuma y Chōshū formaron la base de su nuevo gobierno tras la Restauración Meiji, con su intención de dejarlo como un imperio.

Tercer Reich[editar]

Bandera de la Alemania Nazi: Flag of German Reich (1935–1945).svg

En la Segunda Guerra Mundial, el régimen nacionalsocialista de Adolf Hitler, estableció lo que se llamó como el sistema político de la nueva orden y tenía ambiciosos planes de control directo sobre todo Europa, y lograr entonces la obtención de poder que harían de él una superpotencia formidable en políticas globales. En el Zweites Buch, escrito en 1928, Hitler previó una guerra aérea apocalíptica de la conquista contra los Estados Unidos por su sucesor en 1980, conducido por grandes flotas de bombarderos nazis de alto rango. Durante la invasión inicial de Rusia (Operación Barbarroja) en Junio 1941, Hitler tenía expectativas de salir victorioso en la Segunda Guerra Mundial en 1945, y planeó entonces, después de completar la construcción de la Welthauptstadt Germania de Albert Speer por Berlín, abrir una gran Exposición Universal en Berlín en 1950 y retirarse luego a su barrio natal de Linz.[3] La decisión de Hitler de declarar la guerra en los Estados Unidos en diciembre de 1941 y su derrota en Rusia comenzando con la Batalla de Stalingrado en noviembre de 1942 marcaron su perdición. Uno de los eslogans de las Juventudes Hitlerianas fue Hoy Alemania, Mañana el Mundo!.

República Social Italiana[editar]

Bandera de la República Social Italiana: War flag of the Italian Social Republic.svg

La República Social Italiana (en italiano, Repubblica Sociale Italiana), llamada por muchos historiadores República de Saló o República Social Fascista de Saló, fue un Estado creado por Benito Mussolini en el norte de Italia, ocupado por la Wehrmacht alemana, cuando las fuerzas aliadas tomaron el sur del país.[4] Tenía virtualmente su capital en la ciudad de Roma (en Saló, estaba la Agenzia Stefani, que enviaba de allí sus mensajes oficiales a la prensa), y existió entre 1943 y 1945.

Mussolini fue su primer y único jefe de Estado. Su política económica fue la socialización de la economía. Su gobierno fue una república unipartidista/militar a cargo del Partido Fascista Republicano. De régimen fascista, albergaba militares nazi-fascistas de toda Europa: los ultra-derechistas franceses, los nazis alemanes o los cruces flechadas de Hungría, aliados de Adolf Hitler.

Estados Unidos[editar]

Bandera de Estados Unidos: Flag of the United States.svg

Posteriormente a la Guerra Fría, las críticas de las relaciones extranjeras de Estados Unidos, discutieron sobre qué hegemonía global necesitaría Estados Unidos. El 11 de septiembre de 1990, el Presidente de los Estados Unidos, George Bush, dio su famoso discurso, Hacia un Nuevo Orden Mundial [1][2] ante una sesión de junta del Congreso de los Estados Unidos. El 20 de septiembre de 2002, la Casa Blanca actualizó su website con el texto completo de la (en aquel entonces) más reciente estrategia de seguridad de los Estados Unidos, compuesta principalmente por el Neoconservadurismo (también llamado "neocon" ) de Paul Wolfowitz.

El sistema económico de Estados Unidos es generalmente llamado neoliberalismo, lo cual los críticos describen como la dominación de la economía por parte de las corporaciones multinacionales, pero con libre competencia entre sí, haciendo que las nuevas corporaciones, con nuevos inventos y tecnología más eficiente, reemplacen a las más viejas y menos eficientes.

Organizaciones/Sociedades Secretas[editar]

Illuminati[editar]

Adam Weishaupt habría creado esta sociedad con el propósito de derrotar a los gobiernos y reinos del mundo además de erradicar a todas las religiones y creencias para regir a las naciones bajo un Nuevo Orden Mundial, basado en un sistema internacionalista. Establecerían una moneda única y una religión universal, donde según sus creencias, cada persona lograría la perfección. Sin embargo, los propósitos finales de esta sociedad, eran solamente conocidos por Adam Weishaupt y sus más íntimos seguidores. Algunos autores como Nesta Webster, describen así las seis metas a largo plazo de los illuminati:[5]

Caballeros Templarios[editar]

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo (latín: Pauperes commilitones Christi Templique Solomonici), comúnmente conocida como los Caballeros Templarios o la Orden del Temple (francés: Ordre du Temple o Templiers) fue una de las más famosas órdenes militares cristianas.[6] Esta organización se mantuvo activa durante poco menos de dos siglos. Fue fundada en 1118 o 1119 por nueve caballeros franceses liderados por Hugo de Payens tras la Primera Cruzada. Su propósito original era proteger las vidas de los cristianos que peregrinaron a Jerusalén tras su conquista. Fueron reconocidos por el Patriarca Latino de Jerusalén, Gormond de Picquigny, el cual les dio como regla la de los canónigos agustinos del Santo Sepulcro. Aprobada de manera oficial por la Iglesia Católica en 1129, la Orden del Templo creció rápidamente en tamaño y poder. Los Caballeros Templarios empleaban como distintivo un manto blanco con una cruz roja dibujada. Los miembros de la Orden del Templo se encontraban entre las unidades militares mejor entrenadas que participaron en las Cruzadas.[7] Los miembros no combatientes de la orden gestionaron una compleja estructura económica a lo largo del mundo cristiano, creando nuevas técnicas financieras que constituyen una forma primitiva del moderno banco,[8] [9] y edificando una serie de fortificaciones por todo el Mediterráneo y Tierra Santa.

Al Qaeda[editar]

Al Qaeda (en árabe: القاعدة, al-Qā‘ida: ‘la base’) o Al Qaida es una organización paramilitar, yihadista, que emplea prácticas terroristas y se plantea como un movimiento de resistencia islámica alrededor del mundo, mientras que es comúnmente señalada como una red de terrorismo internacional. Su fundador, líder y mayor colaborador fue Osama bin Laden, un multimillonario de origen saudí, que se educó en universidades del Reino Unido.

Hezbolá[editar]

Hezbolá (adaptación fonética al español del árabe, حزب الله izbu-'llāh(i), "Partido de Dios", desde izb, partido y Allah, Dios), también escrito como Hizbullah o Hezbollah, es una organización islamista libanesa prosiria y proiraní que cuenta con un brazo político y otro paramilitar. Fue fundado en Irán en 1979 y en el Líbano en 1982 como respuesta a la ocupación israelí de ese momento y fueron entrenados, organizados y fundados por un contingente de la Guardia Revolucionaria iraní. Hezbolá recibe armas, capacitación y apoyo financiero de Irán y ha «funcionado con bendición de Siria» desde el final de la Guerra Civil Libanesa. Su máximo líder actual es Hassan Nasrallah.

Es, junto con Amal (prosiria y aliada de Hezbolá), la principal expresión política y militar de la comunidad chií libanesa, actualmente el grupo religioso más numeroso del país.

Aspectos religiosos[editar]

Religiones del Mundo. Mapa de distribución

En aspectos religiosos, muchas imperios han intentado dominar el mundo utilizando una religión como única y primordial, teniendo como objetivo convertir al mundo en esa religión, algunos imperios ya antes mencionados son:

También han existido y existen hoy en día organizaciones o sociedades secretas que pretenden expandir su religión por todo el mundo, esas ya antes mencionadas son:

Las religiones más importantes del mundo son:

  1. Cristianismo
  2. Islam
  3. Judaísmo
  1. Hinduismo
  2. Budismo
  3. Sijismo
  4. Jainismo
  1. Cao Dai
  2. Cheondoismo
  3. Confucianismo
  4. Jeungismo
  5. Shinto
  6. Taoísmo
  7. I-Kuan Tao
  • Otras:
  1. Religiones indígenas
  2. Religiones afroamericanas
  3. Juche
  4. Espiritismo
  5. Bajaísmo
  6. Caodaísmo
  7. Zoroastrismo
  8. Tenrikyō
  9. Neopaganismo
  10. Unitarismo universalista
  11. Rastafarianismo

Divisiones:

Sin embargo a pesar de que son millones las personas afiliadas a una religión, muchas personas optan por no estar ligadas a ninguna:

Teorías de la conspiración[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Toynbee, Arnold Un estudio histórico--Volumen XII: Reconsideraciones Londres:1961--Prensa de la Oxford University Páginas 308-313 "Estados universales".
  2. http://www.hostkingdom.net/earthrul.html
  3. Speer, Albert Inside the Third Reich New York:1970--Macmillan P.139
  4. «1945: Mussolini fuzilado» (en portugués). Deutsche Welle 27.04.2006 (2006). Consultado el 25/12/2007.
  5. Nesta WEBSTER: Revolución mundial: el complot contra la civilización.
  6. Malcolm Barber, The New Knighthood: A History of the Order of the Temple. Cambridge University Press, 1994. ISBN 0-521-42041-5.
  7. The History Channel, Decoding the Past: The Templar Code; vídeo documental escrito por Marcy Marzuni, y emitido el 7 de noviembre de 2005.
  8. Martin, p. 47.
  9. Nicholson, p. 4