Oceanía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Oceanía
LocationOceania.png
Superficie 9 008 458 km²
Población 34 300 000 hab.
Densidad 3,4 hab./km²
Gentilicio Oceánico/a
Subdivisiones Australasia
Melanesia
Micronesia
Polinesia
Países
Dependencias
Idiomas regionales
Zona horaria Del UTC+8 al UTC-6
Ciudades más extensas Bandera de Australia Sídney
Bandera de Australia Melbourne
Bandera de Australia Brisbane
Bandera de Australia Perth
Bandera de Nueva Zelanda Auckland
Bandera de Australia Adelaida
Imagen satelital.

Oceanía es un continente insular de la Tierra constituido por la plataforma continental de Australia, las islas de Nueva Guinea, Nueva Zelanda y los archipiélagos coralinos y volcánicos de Melanesia, Micronesia y Polinesia. Un sector de los expertos considera que Insulindia también forma parte de Oceanía.[1] Todas estas islas están distribuidas por el océano Pacífico. Con una extensión de 9 008 458 km², se trata del continente más pequeño del planeta.

En otros modelos continentales, por ejemplo en los de habla inglesa, se usa Australia (continente) en lugar de Oceanía, pero en este caso su definición no incluye las islas del Pacífico.

Historia[editar]

Prehistoria y primeros pobladores[editar]

La masa continental de Sahul, antes de que la elevación del nivel de los océanos separase a Australia, Nueva Guinea y Tasmania tras la última era glacial.

El origen del nombre Oceanía fue acuñado por el geógrafo Conrad Malte-Brun en 1812, en donde Océanie proviene del griego okeanos 'océan'.[2]

Los primeros pobladores humanos de Oceanía procedían del sureste de Asia: de ellos descienden los actuales papúes y nativos australianos. A esta primera oleada humana siguió la de los austronesios, también de origen asiático, que se extenderían hacia el este hasta la Isla de Pascua. Tanto la migración pre-austronesia como la posterior inmigración autronesia se dieron en oleadas diferentes que abarcaron diversos varios milenios en completarse. Hace 18 mil años Nueva Guinea y Australia formaba una única masa de tierra poblada por seres humanos, posteriormente la subida del nivel del mar aisló a las poblaciones en tres grupos Nueva Guinea, Australia y Tasmania (además de algunas pocas islas menores). Dichas poblaciones evolucionaron separadamente bajo condiciones ecológicas divergentes y desarrollaron patrones culturales independientes. Por otra parte la presencia austronesia en Oceanía está testimoniada arqueológicamente ya en el milenio II a. C., cuando ocupaba básicamente regiones dentro de Melanesia, aunque las últimas islas importantes en ser colonizadoas fueron alcanzadas durante el primer milenio I d.C..

Dominio del Imperio tongano[editar]

En el 950 d.C. el Imperio Tu'i Tonga dominó la mayoría de las islas de Oceanía, en sus comienzos los reyes lograron deshacerse del dominio extranjero y consolidó el poder del imperio en lo que hoy es Tonga. Cerca al año 1200 comenzó su expansión que se dio hasta, aproximadamente el 1500. El imperio conquistó lo que hoy en día se conoce como Fiyi, partes de Samoa y otras islas de la polinesia como las Islas Cook y Niue. La gran habilidad para construir canoas y el buen sistema aplicado a las invasiones facilitó que Tu'i Tonga se estableciera en más islas aún.

Cercano al año 1500 se desataron muchos problemas en la realeza del imperio que debilitó su figura en las colonias, que consiguieron mucha autonomía de la corona real y el poder central. En 1799 fue asesinado Tuku'aho, el rey que poseía el poder en ese momento, lo que desató una terrible guerra civil. Ya con la presencia europea la guerra civil terminó de devastar a los dos bandos, dejando al imperio diezmado en manos de la corona británica.

Colonización europea[editar]

Galeón neerlandés, utilizado en la conquista del continente.
La localidad de Levuka (Fiyi) hacia 1842.

Los españoles, con Fernando de Magallanes al frente de la expedición que circunnavegaría el mundo por primera vez, descubrieron las Marianas y otras islas de Oceanía. Magallanes moriría posteriormente en las Filipinas. Poco después exploraron la región los portugueses: En 1525 descubrieron las Carolinas y, al año siguiente, Nueva Guinea. Los neerlandeses recorrieron en 1642 el litoral de Australia y descubrieron Tasmania, las islas Tonga, Fiyi y Bismark. Entre tanto, desde Acapulco (México) y el Callao (Perú) partieron expediciones españolas que hallaron numerosas islas del Pacífico.

En el siglo XVIII fueron los británicos y los franceses los que exploraron la región. Entre 1764 y 1770, los británicos recorrieron Tahití, Samoa, Salomón y Nuevas Hébridas. James Cook, entre 1768 y 1779, llegó a las islas de la Sociedad, Nueva Zelanda, las Marquesas, Nuevas Hébridas y Hawái. Los franceses exploraron las islas paralelamente a los británicos. Todos estos viajes determinaron el reparto de Oceanía entre Gran Bretaña, Francia y otros países.

En 1831, Jules Dumont d'Urville dividió las islas de Oceanía en Melanesia, Micronesia, Insulindia y Polinesia, las cuales conjuntamente con Australia conforman la división tradicional.

Independencia de las islas[editar]

Apertura del Parlamento de Australia en 1901.

A finales del siglo XIX y comienzos del XX, comenzaron los deseos de independencia en las colonias británicas, Australia y Nueva Zelanda, en 1901 y en 1907, respectivamente, abrieron el camino a los demás países hacia la independencia.

Los países más débiles y pobres solo pudieron declararse independientes durante la segunda mitad del siglo XX. En 1962, Samoa declaró su independencia de Nueva Zelanda, que la había ocupado años atrás; luego siguieron Nauru en 1968, Fiyi y Tonga en 1970, las Islas Salomón y Tuvalu en 1978, los Estados Federados de Micronesia y Kiribati en 1979 (aunque reconocida en 1990 para Micronesia), Vanuatu en 1980, las Islas Marshall en 1990 y Palaos en 1994 los siguieron en el proceso de libertad.

Estas naciones formaron el Foro de las Islas del Pacífico para intentar ayudar a países que aún están bajo el mandato de potencias, como Guam, en poder de los Estados Unidos, y Nueva Caledonia y Polinesia Francesa, ambas en poder de Francia.

Geografía[editar]

Relieve[editar]

N0-30, E90-120 N0-30, E120-150 N0-30, E150-W150 N0-30, W150-120 N0-30, W120-90
S0-30, E90-120 S0-30, E120-150 S0-30, E150-W150 S0-30, W150-120 S0-30, W120-90
S30-60, E90-120 S30-60, E120-150 S30-60, E150-W150 S30-60, W150-120 S30-60, W120-90
Mapa físico de Oceanía.

El término Oceanía cubre una región macrogeográfica situada entre Asia y América, con Australia continental como la masa principal del continente, seguida por los mucho menores y cercanas islas de Nueva Guinea, Tasmania y Nueva Zelanda, a las que se suman unas 25 000 pequeñas islas dispersas en el Pacífico.

Los territorios de Oceanía se extienden desde el sureste de Asia por el Océano Pacífico hacia América. Con su extensión de 9 008 458 km² es el continente más pequeño del mundo. Está bañada por los océanos Índico y Pacífico, con un total de 25 760 km de costas y posee la segunda mayor isla del mundo, Nueva Guinea, con 785.753 km².[3] El clima es fuertemente influenciado por corrientes oceánicas, incluyendo El Niño, el cual causa sequías periódicas, y el sistema estacional tropical de baja presión, que produce ciclones en el norte de Australia.

La región desértica o semiárida es la de mayor extensión: un 40% de su territorio está cubierto por dunas de arena. Oceanía es el continente más seco, más plano, con los terrenos de mayor antigüedad y los menos fértiles. Curiosamente, la montaña más alta del continente, el Monte Jaya (4.884 m), no se halla en Australia, sino que se encuentra en la isla de Nueva Guinea, perteneciendo a Indonesia. El Monte Kosciuszko, con 2228 m, es la principal elevación de Oceanía continental.

Puntos extremos[editar]

Los puntos geográficos extremos de Oceanía son los siguientes:

Geografía política[editar]

División política[editar]

Mapa político de Oceanía.

Desde la llegada de los colonizadores europeos, Oceanía estuvo dividida en una serie de territorios dependientes, los que comenzaron a alcanzar su autonomía solo a partir de mediados del siglo XX, a excepción de Australia y Nueva Zelanda, que lo hicieron a principios de esa centuria.

En la actualidad, aún existen muchos territorios no independizados, principalmente colonias del Reino Unido y Francia, dependencias de los Estados Unidos y algunos territorios con convenios de soberanía con Australia o con Nueva Zelanda, a los que se suman la Isla de Pascua y la Isla Salas y Gómez, pertenecientes a Chile.

Flag of Australia.svg Australia Flag of Nauru.svg Nauru
Flag of Fiji.svg Fiyi Flag of Niue.svg Niue (Nueva Zelanda)
Flag of Guam.svg Guam (Estados Unidos) Flag of Norfolk Island.svg Norfolk (Australia)
Flag of Hawaii.svg Hawái (Estados Unidos) Flag of New Caledonia.svg Nueva Caledonia (Francia)
Flag of Christmas Island.svg Isla de Navidad (Australia) Flag of New Zealand.svg Nueva Zelanda
Flag of Rapa Nui, Chile.svg Isla de Pascua (Chile) Flag of Palau.svg Palaos
Flag of the Cocos (Keeling) Islands.svg Islas Cocos (Australia) Flag of Papua New Guinea.svg Papúa Nueva Guinea
Flag of the Cook Islands.svg Islas Cook (Nueva Zelanda) Flag of French Polynesia.svg Polinesia Francesa (Francia)
Flag of the Northern Mariana Islands.svg Islas Marianas del Norte (Estados Unidos) Flag of Samoa.svg Samoa
Flag of the Marshall Islands.svg Islas Marshall Flag of American Samoa.svg Samoa Americana (Estados Unidos)
Flag of the Pitcairn Islands.svg Islas Pitcairn (Reino Unido) Flag of Tokelau.svg Tokelau (Nueva Zelanda)
Flag of the Solomon Islands.svg Islas Salomón Flag of Tonga.svg Tonga
Flag of the United States.svg Islas ultramarinas de EE. UU. (Estados Unidos) Flag of Tuvalu.svg Tuvalu
Flag of Kiribati.svg Kiribati Flag of Vanuatu.svg Vanuatu
Flag of the Federated States of Micronesia.svg Micronesia Flag of Wallis and Futuna.svg Wallis y Futuna (Francia)
División cultural del Océano Pacífico.

La definición exacta de qué territorios pertenecen al continente es muy variada:

  • Se suele incluir en Oceanía todo el territorio ubicado dentro de la placa tectónica australiana que, además de Australia, incluye la isla de Tasmania, Nueva Zelanda y el sur de la isla de Nueva Guinea. La línea de Wallace define el límite biogeográfico entre Asia y Oceanía, mientras que la línea de Weber el límite cultural.
  • Los archipiélagos ubicados en Micronesia, Melanesia y Polinesia siempre se incluyen en Oceanía.
  • Un sector de los entendidos incluye a Insulindia (Que políticamente incluye a Indonesia, Filipinas, Brunéi, Timor oriental, Sabah y Sarawak) como parte de Oceanía[1] lo que se ha visto reflejado en algunos atlas y en el popular juego de tablero Risk. El campo de la lingüística comprueba este límite dado que las lenguas habladas en Melanesia, Polinesia, Micronesia e Insulindia están tan estrechamente emparentadas que conforman la subfamilia lingüística Malayo-polinesia. Investigaciones genéticas también corroboran este límite al demostrar el estrecho lazo étnico entre estas zonas de Oceanía.[4]
  • Un sector de los geógrafos y en especial los biogeógrafos consideran que el límite entre Asia y Oceanía es la línea de Wallace, incluyendo de esta forma en Oceanía a las islas de Célebes, Sumba, Flores, Timor, las Islas Molucas y de la Sonda.
  • El territorio del Este de Indonesia situado dentro de la Placa Australiana y constituido por el sur de Nueva Guinea Occidental y otras islas más pequeñas, geológicamente son parte de Oceanía. Los nexos políticos con Asia hacen que en ocasiones estos territorios sean definidos como parte de este último continente, definiéndose así la frontera política.
  • El archipiélago polinesio de Hawái es un estado estadounidense. Las islas hawaianas están a alguna distancia de la mayor parte de las islas de Oceanía, pero están culturalmente mucho más cerca del resto de Oceanía que de América.
  • Los pocos territorios de Estados Unidos en el Pacífico Norte (denominados en forma agrupada como islas ultramarinas) están deshabitados, excepto por el personal itinerante de servicio. Son agrupados muchas veces junto a la parte continental de Estados Unidos, dentro del continente americano.
  • La Isla de Pascua es una isla polinésica situada en el Pacífico Oriental, perteneciente a Chile, y es generalmente incluida en Oceanía como su punto más oriental, debido en parte a que sus antiguos habitantes procedían de la Polinesia. Por pertenecer a Chile, es el único lugar de Oceanía donde el español es idioma oficial. En Chile, también se considera que la cercana isla Salas y Gómez pertenece geográficamente a Oceanía.
  • Nueva Zelanda está dentro del llamado triángulo polinesio y en este sentido forma parte de Polinesia. La de Nueva Zelanda constituye una de las mayores culturas de Polinesia.
  • La frontera cultural de Oceanía es similar a la política solo que además incluye la totalidad de la Isla de Nueva Guinea, las islas Halmahera, Raja Ampat, Obi, Seram, Buru, Aru, la Isla de Pascua y la totalidad del archipiélago de Hawái.
  • El término Australasia incluye invariablemente Australia y generalmente a Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea y otras partes próximas de Oceanía. El nombre alude a la región "al sur (austro) de Asia" y en tal sentido fue acuñado por Charles de Brosses en 1756. Debido a diferentes controversias interpretativas, a veces Australia no es incluida en Oceanía, a pesar de que existan términos como «Islas del Pacífico» que son utilizados normalmente para describir Oceanía sin Australia. A principios del siglo XX, Australasia se utilizó como denominación de los combinados deportivos australianos y neozelandeses, en la actualidad existen numerosas organizaciones conjuntas de Australia y Nueva Zelanda que llevan esta denominación. Pero la aceptación más generalizada del término Australasia es la que le ha dado el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) al establecer que Australasia abarca Australia, Tasmania, Nueva Zelanda, Nueva Guinea, Melanesia y las islas de la Wallacea (El oriente de Indonesia).

Organizaciones políticas[editar]

Son pocos los países de Oceanía que gozan de libertad de expresión y sufragio universal. Solo Australia y Nueva Zelanda poseen gobiernos democráticos que pueden mantenerse a lo largo de los años, a pesar de que en Samoa, Vanuatu y Tonga los gobiernos también se encuentran bastantes consolidados.[cita requerida]

En los demás países independientes o con deseos de serlo se viven momentos de irregularidad política, Fiyi sufrió un golpe de estado en 2006 y por esa razón fue expulsado de la Mancomunidad de Naciones, en Nueva Caledonia y, en menor medida, en la Polinesia Francesa se sufren tensiones por los deseos de la población nativa de declarar la independencia de Francia, Papúa Nueva Guinea posee un gobierno nacional muy débil, amenazado constantemente. Algo parecido ocurre en Islas Salomón.[cita requerida]

Otros países no han tenido más elección que "someterse" a un país más poderoso, debido a que no pueden mantenerse económicamente de forma autónoma. Niue, Islas Cook y Tokelau firmaron un tratado de libre asociación con Nueva Zelanda. La Polinesia Francesa, Wallis y Futuna y Nueva Caledonia son estados dependientes de Francia. En la Micronesia la situación de los estados es muy mala. Todos poseen economías débiles y por lo tanto están muy influenciados por Estados Unidos, que domina la mayoría de los países de la región. Porque aunque no los domine políticamente, posee mucho poder sobre la economía de estos países en vías de desarrollo.

El foro de las Islas del Pacífico[editar]

Tuiatua Tupua Tamasese Efi, Jefe de Estado actual de Samoa.

Es la principal organización panregional, nació en el año 2000.

Los miembros plenos son los 14 países independientes: Australia, los Estados Federados de Micronesia, Fiyi, Kiribati, Nauru, Nueva Zelanda, Palau, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Islas Marshall, Tonga, Tuvalu, Vanuatu, y Samoa, además de 2 estados asociados libremente a Nueva Zelanda: las Islas Cook y Niue. También admite como observadores a los países en proceso de descolonización: Nueva Caledonia y Polinesia Francesa.

Creó la figura de los “dialogue partners” (Canadá, China, la Unión Europea, Francia, Gran Bretaña, Japón, Corea del Sur, Malasia, Filipinas, Estados Unidos y Tailandia) y mantiene también reuniones separadas de sus ministros de asuntos económicos. Las reuniones de jefes de gobierno son anuales y el secretariado pasa a ser ostentado por el representante del país anfitrión.

Uno de sus objetivos principales es promover la integración de los territorios de la región, pero también la búsqueda de soluciones para problemas comunes, tales como la seguridad, la pesca o el medio ambiente. La Declaración de Biketawa, firmada en octubre de 2000 pertenecientes al PIF, en donde se preveían mecanismos para que sus miembros intervinieran en los asuntos internos de otros “en tiempos de crisis” fue un paso crucial en el proceso de integración, que ha servido para allanar el envío de la RAMSI y para legitimar su éxito.

El PIF también favorece las independencias de los territorios aún colonizados, un objetivo común que es fuente de suspicacias o tensiones con las metrópolis.

Economía[editar]

La cría del ganado ovino ha sido uno de las principales actividades de las potencias oceánicas de Australia y Nueva Zelanda.

El peso de Oceanía en la economía mundial es muy escaso, apenas aporta tan solo el 1% de la producción total.

Australia y Nueva Zelanda tienen una economía diversificada y muy desarrollada. Aunque hoy día la mayor parte de la población trabaja en los servicios, el sector primario sigue siendo clave y proporciona una buena parte de las exportaciones.

Ambos países concentran el 40% del ovino mundial, son los principales productores de lana y aportan más de un tercio de la producción mundial.

El turismo es una de las principales actividades económicas de muchos países con ingresos bajos.

En Australia la actividad industrial ha experimentado un fuerte crecimiento en las últimas décadas, principalmente la industria pesada y la industria química; en su mayor parte, gracias a los importantes yacimientos mineros. Por su parte, Nueva Zelanda posee numerosos lagos, utilizados para la producción de energía hidroeléctrica, lo que ha favorecido el desarrollo de diversas industrias básicas.

Dos tercios de la producción de Australia y Nueva Zelanda es insertada en los mercados asiáticos.[5]

En los demás países del Pacífico, consiste en una economía rudimentaria y de autoabastecimiento. En las islas volcánicas se practica la agricultura. En estas islas se hallan distintas especies tropicales.

El producto más importante que se exporta es la palmera cocotera, hay también ananás, arroz, bananas, caña de azúcar y la llamada “fruta del árbol del pan”.

Otra actividad importante es la minera, hay reservas de oro en Papúa Nueva Guinea, níquel y hierro en Nueva Caledonia y estonio en Fiyi. En el Océano Pacífico se hallan nódulos polimetálicos, que en algunas zonas son trabajados para la obtención de metales.

Una fuente de ingresos importantes es el turismo. Tahití y Fiyi son algunos países que subsisten principalmente con la industria del turismo. Es explotada por grandes industrias que construyen hoteles muy exóticos y consiguen cruceros y aviones para atraer al turismo mundial.

La pesca es también una actividad importante, especialmente en los países pequeños, como Wallis y Futuna, Nauru, Niue y las Islas Marshall.[6]

Demografía y geografía humana[editar]

King Merriman, un líder aborigen australiano

Esta región es la menos poblada del mundo (con excepción de la Antártida) con aproximadamente 34.300.000 habitantes en el año 2010, esta cifra ha aumentado considerablemente debido a la alta natalidad y la baja mortalidad de Oceanía. La tasa de natalidad oceánica es de 21% y la tasa de mortalidad del 9%. La esperanza de vida promedio es de 70 años.

La densidad de población subió de 2,8 habitantes por km cuadrado a 3,4 habitantes por km cuadrado.

La mayoría de la población se concentra en Australia, Nueva Zelanda y Papúa Nueva Guinea, 92,1% de la población de Oceanía. El resto de la población se divide en los demás países insulares del continente de Micronesia, Melanesia y Polinesia.

Etnografía[editar]

Niños nativos de Papúa Nueva Guinea.

La población es heterogénea, gran parte de la población se concentra en grupos étnicos nativos de la Polinesia, Micronesia y Melanesia. Otra gran parte de las personas que viven en el continente son descendientes de los primeros colonizadores europeos, principalmente de ascendencias británica, alemana, neerlandesa, francesa y una pequeña parte desciende de españoles. Otro grupo étnico es el asiático, que a pesar de representar un bajo porcentaje del total, es el tercer grupo étnico más común de Oceanía. Esto se podría explicar debido a la gran cantidad de inmigrantes asiáticos, especialmente de Indochina, que recibe el continente desde hace ya muchos años.

En Nueva Zelanda, el censo de 2006, determinó que el 67,6% de la población neozelandesa es étnicamente europea, mientras que tan solo el 14,6% era maorí (un grupo nativo de Oceanía, el principal de Nueva Zelanda) y que el 9,2% era asiático.[7] En Australia los nativos representan solo 2,2% de la población total australiana, el porcentaje más bajo de nativos oceánicos de los países del continente.

En otros países como Papúa Nueva Guinea, Vanuatu, las Islas Salomón, Fiyi, Samoa y Tonga, la mayoría de la población es descendente de tribus nativas de Micronesia, Melanesia y Polinesia, mientras que los descendentes de asiáticos y europeos representan una pequeña parte de la población total de estos pequeños países. Aunque la cantidad de personas relacionadas con la etnia asiática sigue creciendo, la etnia europea sigue siendo la segunda con más presencia en los países más pequeños de Oceanía.

Lenguas de Oceanía[editar]

Por número de personas las cuatro lenguas con mayor número de hablantes nativos en Oceanía son el inglés, el tok pisin, el francés y el hindi de fiyi, las cuatro son lenguas con origen alóctono. Las lenguas nativas con mayor número de hablantes son el samoano, el fiyiano (austronesios) y el enga (papú).

Lenguas alóctonas[editar]

La lengua más utilizada es el inglés, seguido del tok pisin (criollo) y del francés, y en algunas islas principalmente pertenecientes a la soberanía chilena, como en la Isla de Pascua o Juan Fernández, se habla el español. Minoritariamente se habla también en las islas estadounidenses de Guam y las Islas Marianas del Norte, el español ha influido notoriamente en el idioma chamorro, hablado por los indígenas de ambos países. Además existen también otras lenguas criollas locales de influencia española, que son habladas en Micronesia y Palaos, ambos países que forman parte del archipiélago de las Carolinas.

Lenguas autóctonas[editar]

Un ukelele, palabra de origen hawaiano que fue insertada en el inglés y el español.

En Oceanía se hablan más de 1500 lenguas, cuya clasificación presenta aún bastantes dudas (especialmente en lo referente a las lenguas de origen pre-austronesio). A grandes rasgos se pueden diferenciar tres grupos:

Las poblaciones autóctonas de Australia y Nueva Guinea proceden de las primeras migraciones de la humanidad (proceso que se había iniciado en África). Cuando los primeros seres humanos poblaron esos territorios ambos formaban parte de una única masa de tierra, llamada Sahul, que incluía también a Tasmania. Estos hecho llevaron a Joseph Greenberg a especular sobre un origen común de las lenguas de estos territorios, que se denomina hipótesis indopacífica, que incluiría además el tasmanio (ya extinguido) y las lenguas andamanesas. Sin embargo, la enorme diversidad de estas lenguas y la escasa evidencia disponible para dichas hipótesis hacen que los dos últimos grupos sólo se consideren agrupaciones geográficas útiles, pero no grupos lingüísticos filogenéticos genuinos.

Las lenguas austronsias de Oceanía fueron dividas inicialmente según un criterio geográfico: Melanesia, Polinesia, Micronesia y Nueva Zelanda, sin embargo estas divisiones no representan agrupaciones lingüísticas adecuadas (ver lenguas oceánicas). Las lenguas polinesias, de Fiyi y las lenguas micronesias parecen formar un grupo filogenético dentro de las lenguas oceánicas centro-orientales, mientras que las lenguas de Melanesia y otras áreas forman parte de diferentes familias oceánicas y por tanto no forman ningún grupo filogenético válido. Dentro de las lenguas polinesias se encuentran las lenguas de la isla de Pascua (rapanui) o Hawái (hawaiano) hasta Nueva Zelanda (maorí). El parentesco de estas lenguas polinesias ya fue detectado en los primeros viajes del capitán Cook.

Las lenguas no austronésicas de Nueva Guinea, llamadas lenguas papúes, sólo fueron razonablemente conocidas a partir del siglo XX. Su clasificación fue altamente controversial hasta los trabajos de Stephen Wurm (1975) y Malcolm Ross (2005). Esos trabajos sugieren que las lenguas papúes no forman una familia lingüística, sino varias familias altamente diversas. La mayor de estas familias está formada por las lenguas trans-neoguineanas que incluye centenares de lenguas. A este grupo pertenece el kate, que fue lengua franca de varios grupos antes de la expansión del tok pisin y el dani, lengua conocida por ser una de las pocas del mundo con solo dos términos para designar colores.

En cuanto a las lenguas de Australia, de las aproximadamente 750 que se hablaban en la isla antes de la llegada de los europeos, quedan actualmente unas 200, muchas de ellas con los últimos hablantes.

En muchas regiones de Oceanía, las lenguas autóctonas no han resistido la presión de la colonización y actualmente la zona del mundo donde más lenguas autóctonas desaparecen. El samoano, lengua oficial de Samoa hablada por más 300 mil personas, es una de las pocas excepciones. Un caso curioso es la lengua llamada beach-la-mar, criollo de base léxica inglesa, francesa, española e indígena. Esta lengua se utiliza como lengua puente del Pacífico no francófono y tiene, incluso, un diccionario y una literatura.

Algunas palabras procedentes de las lenguas de Oceanía han tenido una gran difusión a través del inglés. Entre estas podemos citar ukelele (del hawaiano), tabú y tatuaje (del tóngico) y kiwi (del maorí). De las lenguas australianas nos ha llegado la palabra bumerang, que es originariamente el nombre de un grupo étnico local, así como algunos nombres de animales como dingo, koala y canguro.[8]

Características de la población[editar]

En Oceanía la población varía dependiendo de las distintas regiones y países. En Australia y Nueva Zelanda la mayor parte de la población es adulta, superando ampliamente a la población juvenil. En cambio, en Fiyi, Kiribati, Papúa Nueva Guinea, Vanuatu y las colonias pertenecientes a Francia, al Reino Unido y a Estados Unidos, la mayor parte de la población está compuesta por jóvenes.

Por otra parte, en Papúa Nueva Guinea se ve una mayor cantidad de población adulta pero con un envejecimiento mucho menor que en los otros países del continente.

Cultura[editar]

Religiones[editar]

El 42,7% de la población es protestante, el 24,7% es católica, tan solo el 2,2% pertenecen a la Iglesia ortodoxa y el 14,8% profesan otras religiones cristianas (En total, el 86,6% del continente es cristiano). Hay bajos porcentajes de nativos hinduistas (1,10%), a pesar de que en Fiyi es la segunda religión más popular después del cristianismo, budistas (0,8%), musulmanes (0,8%) y de religiones tradicionales (0,8%). El 13,1% restante profesa otras religiones.

En resumen, 24.451.000 oceánicos son cristianos, 345.000 hinduistas, 266.000 budistas, 248.000 musulmanes, 259.000 de religiones tradicionales y 3.891.000 nativos pertenecen a otras religiones.[9]

Arte[editar]

Un pilar de una casa de ceremonias de las Islas Salomón, un ejemplo del arte melanesio.

El arte tradicional de Oceanía tiene un sentido mágico-simbólico, originado por la preocupación religiosa y manifestado en ídolos, máscaras, armas, tatuajes y adornos. Los polinesios hacen llamativos tatuajes corporales; es más evolucionado el arte de los maoríes de Nueva Zelanda, con su arquitectura en madera, de una decoración muy rica, y grandes máscaras labradas; también llaman la atención sus figurillas de jade (tikis). En la Isla de Pascua son famosas las gigantescas estatuas de medio cuerpo, de piedra volcánica, alguna de hasta 15m de altura. Los melanesios decoran con figuras humanas y de animales las proas de sus piraguas y realizan máscaras de danza; en Nueva Guinea destacan las macabras estatuas de antepasados y la talla y adorno de cráneos de difuntos. En el arte de los micronesios resalta la elaboración de esteras.

Deportes[editar]

Los dos deportes más populares son el rugby y el fútbol, aunque también el críquet, el culturismo, el béisbol, el baloncesto, el squash, el surf, la natación y algunos deportes locales, jugados por nativos, son también deportes practicados por los pobladores de Oceanía.

Rugby[editar]

Los All Blacks realizando un haka.

El rugby es el deporte más popular en las principales potencias oceánicas, Nueva Zelanda y Australia, aunque en países más pequeños como Fiyi, Niue, Tokelau, las Islas Cook, Papúa Nueva Guinea, Tonga, Samoa, Samoa Americana y las Islas Norfolk el rugby es un deporte muy practicado por toda la población.

El torneo continental oceánico de rugby es la Copa del Pacífico, que se disputa desde 1975 y que incluye a todos los seleccionados de Oceanía y a equipos alternativos neozelandeses y australianos. Las primeras 4 ediciones (1974, 1977, 1986 y 1988) fueron ganadas por el seleccionado maorí de Nueva Zelanda, los siguientes dos campeonatos (1990 y 1992) quedaron para Samoa. Las ediciones de 1994 y 2006 fueron ganadas por el combinado tongano. Nueva Zelanda XIII en 1997, las Islas Cook en 2004 y Papúa Nueva Guinea en 2009[10] ostentan un solo título.

Nueva Zelanda y Australia son las selecciones más importantes de Oceanía, compiten a nivel internacional en todas las ediciones de la Copa Mundial de Rugby y el Torneo de las Tres Naciones. Nueva Zelanda consiguió el título mundial dos veces (1987 y 2011) y el Torneo de las Tres Naciones en 9 ocasiones, mientras que Australia obtuvo el campeonato del mundo 2 veces (1991 y 1999), y el Torneo de las Tres Naciones en dos oportunidades. Estos dos países envían equipos alternativos a participar de los torneos continentales para poder mantener a los jugadores principales para los dos torneos más importantes a nivel mundial de rugby.

Fiyi, Tonga y Samoa son también selecciones importantes a nivel internacional, ya que compiten con frecuencia en la Copa Mundial de Rugby y en otros torneos de rugby union. Estos tres seleccionados se enfrentan cada año en la Copa de las Naciones del Pacífico, el torneo sufrió cambios continuos de participantes, llegando a participar la selección junior de Nueva Zelanda, el elenco de maoríes neozelandeses y la selección alternativa de Australia, a pesar de esto, desde 2010 logró su forma actual, los tres seleccionados del Pacífico más Japón. Solo una vez una de las tres selecciones oceánicas pudo conquistar el título, lo hizo Samoa en 2010, ya que Nueva Zelanda Junior ganó las ediciones 2006, 2007 y 2009, Maoríes de Nueva Zelanda se quedó con el torneo celebrado en 2008 y Japón ganó el campeonato de 2011.

En rango de jerarquía, detrás de Fiyi, Samoa y Tonga aparecen los combinados de Papúa Nueva Guinea y las Islas Cook que tienen el gran logro de haber conseguido un título en la Copa del Pacífico. Juegan en prácticamente todas las ediciones de dicha copa, aunque nunca ninguno de los dos seleccionados llegó a jugar una Copa Mundial u otro torneo de rugby union.

Samoa Americana es otra selección de Oceanía de buen nivel, a pesar de ello, nunca llegó a disputar una Copa Mundial, aunque si jugó en tres ediciones de la Copa del Pacífico (1988, 1992 y 1994) sin poder lograr nunca un título. Niue representa otro seleccionado que nunca ha podido alzarse con títulos pero que si posee un cierto reconocimiento a nivel continental.

Fútbol[editar]

Partido amistoso entre Australia y Nueva Zelanda jugado el 9 de junio de 2005 en Londres.
El Estadio Westpac localizado en Wellington durante el encuentre entre los All Whites y Baréin que garantizó la participación de Nueva Zelanda en una Copa Mundial luego de 28 años.
Los Socceroos en un cotejo ante Alemania durante la Copa FIFA Confederaciones 2005.

El fútbol no es tan practicado por los pobladores de Oceanía, pero si es uno de los deportes más populares del continente, además, es el deporte más popular en países como Vanuatu y la Polinesia Francesa. Como sucede en el rugby, las selecciones de Australia y Nueva Zelanda son las de mayor nivel, mientras que otras selecciones importantes oceánicas son Fiyi, las Islas Salomón, Nueva Caledonia, Vanuatu y Tahití. La Confederación de Fútbol de Oceanía (comúnmente abreviada OFC) es el máximo ente futbolístico de Oceanía, posee 11 miembros, las selecciones ya nombradas (exceptuando a Australia que en 2006 se adhirió a la AFC) y las Islas Cook, Samoa, Samoa Americana, Tonga y Papúa Nueva Guinea. Además de 3 selecciones asociadas (miembros de la OFC, pero no de la FIFA), Tuvalu, Niue y Kiribati. Palaos y las Islas Marianas del Norte fueron antiguos miembros asociados, pero hoy se encuentran en la AFC buscando su lugar en la FIFA. Guam también es miembro de la AFC y de la FIFA, pero por ciertos problemas con la Federación Internacional de Fútbol Asociado no ha participado en las últimas dos eliminatorias asiáticas rumbo al Mundial.

El máximo torneo continental a nivel selecciones es la Copa de las Naciones de la OFC que se disputa desde 1973, edición que ganó Nueva Zelanda. El combinado neozelandés repitió esta hazaña tres veces más, en 1998, 2002 y 2008. Australia ganó los torneos disputados en 1980, 1996, 2000 y 2004. Estas dos son las únicas selecciones que han podido conquistar más de dos títulos en el campeonato. Si exceptuamos a Australia y Nueva Zelanda, sólo Tahití pudo lograr un campeonato (2012).

Por otro lado, en el Fútbol femenino, al igual que en fútbol masculino, Australia y Nueva Zelanda son las mejores selecciones del continente, goleando a todas la selecciones en todos los torneos (exceptuando los partidos entre sí). El Campeonato Femenino de la OFC, es la máxima competición a nivel continental (última edición en 2010), en la cual la selección neozelandesa es la más ganadora del certámen con 4 títulos, le siguen Australia y Taiwán. Ahora, sin Australia ni Taiwán, Nueva Zelanda, práctimente no tiene rival en la OFC, puesto a que logra goleadas increíbles (14-0, 10-0, 11-0 a Vanuatu, Islas Cook y Papúa Nueva Guinea, respectivamente en 2010), aunque en los mundiales, Nueva Zelanda no hace buenos papeles. Otra selección importante en la OFC es Papúa Nueva Guinea que gana con superioridad al resto de los países, aunque es goleada por Nueva Zelanda.

A nivel internacional la OFC es la confederación más débil de las 6 asociaciones miembros de la FIFA. Australia disputó 3 mundiales (en el último, Sudáfrica 2010 ya era miembro de la AFC). Se clasificó siendo miembro de la OFC a los dos mundiales que se disputaron en Alemania, 1974 y 2006. Solo ganó un partido y en 1974 no pudo marcar goles. Nueva Zelanda, por su parte, jugó los mundiales de España 1982 y Sudáfrica 2010, en 1982 fue goleado en sus tres partidos, pero en 2010 fue la única selección que no perdió ningún partido, empatando en sus tres partidos en la fase de grupos. Solo una vez una selección oceánica superó la fase de grupos, lo hizo Australia en 2006 aunque fue eliminada en octavos de final a manos de la selección italiana, que días después obtendría el título mundial.

A nivel de clubes, todos los países cuentan con ligas semiprofesionales, además de sus respectivas copas. Australia y Nueva Zelanda, además de la liga oficial, poseen múltiples campeonatos regionales. El nivel de la A-League australiana crece año tras año, mientras que la ASB Premiership neozelandesa trata de ganar relevancia mundial. La Liga Nacional de Fútbol de Fiyi, la Primera División de Vanuatu, la S-League de Islas Salomón y la Tahiti Division Federale son ligas que están avanzando en nivel futbolístico. El campeonato de clubes a nivel continental es la Liga de Campeones de la OFC en la que solo una vez un equipo fuera de Australia y Nueva Zelanda logró un título, el Hekari United de Papúa Nueva Guinea. El campeón del torneo se clasifica para la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, donde los equipos oceánicos no acostumbran a realizar buenos papeles. Un ejemplo de esto es que el mejor puesto alcanzado por un equipo de Oceanía en este torneo fue el quinto lugar logrando por el Auckland City FC en la edición 2009.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]