Inglés estadounidense

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Prevalecencia del inglés en los estados de los Estados Unidos.

El inglés estadounidense (en inglés American English) (también llamado inglés americano e inglés norteamericano) se refiere al grupo de dialectos y acentos del idioma inglés que se hablan en los Estados Unidos de América. Se estima que casi dos tercios de los hablantes nativos del inglés viven en los Estados Unidos.[1] Los dialectos estadounidenses son muy parecidos a los de Canadá.

El uso del inglés en Estados Unidos se heredó de la Colonización Británica. La primera oleada de colonos de habla inglesa llegó a América del Norte en el siglo XVII. En ese tiempo, había también en el continente hablantes de neerlandés, francés, español, alemán, sueco, escocés, galés, irlandés, gaélico escocés y finés, y diversos idiomas indígenas americanos.

Fonología[editar]

De muchas maneras, comparado con el inglés del Reino Unido, la fonología del inglés americano Estados Unidos[2] se considera más conservadora. Algunos acentos distintivos pueden encontrarse en la Costa Este (por ejemplo: en Nueva Inglaterra Oriental y Nueva York), en parte porque estas regiones estaban en contacto con Inglaterra e imitaban variedades prestigiosas de la metrópoli inglesa en el momento en que estas variedades iban sufriendo cambios.[3] Muchas comunidades de la Costa Este han existido en su ubicación actual más tiempo que otras. Sin embargo, el habla del interior del país y la mezcla de diversos dialectos británicos, irlandeses y escoceses crearon una nueva base lingüística muy homogénea que originó al típico inglés estadounidense.

En la mayoría del habla inglesa en Estados Unidos, se pronuncia la R en posición final de sílaba y ante pausa (aRt y sisteR). En el siglo XVII, la pronunciación rótica (con -r final y postvocálica) era aún mayoritaria en Inglaterra, especialmente al norte, al oeste y, obviamente, también en escocés e irlandés, dialectos que pesaron mucho en la formación del inglés estadounidense. Ya desde el siglo XVII los dialectos del sureste de Inglaterra comenzaban a vocalizar esa r postvocálica y su expansión fue muy rápida en Inglaterra. Pero la presencia en Estados Unidos del elemento irlandés y escocés, junto con hablas inglesas septentrionales, donde la r se mantiene, aseguró la conservación de la consonante en casi todo el inglés estadounidense.

Sin embargo, aquellos acentos de la costa atlántica, más permeables a la norma culta inglesa, como Nueva York, Nueva Inglaterra y algunas regiones al sur de EE.UU., siguieron la innovación de la metrópoli y enmudecieron o vocalizaron la -r no prevocálica de modo que sister se articula como sista y art tiene una a alargada, pero sin el sonido de la -r , como aat. Actualmente, la influencia del inglés estadounidense general en los medios de comunicación, que mantiene la rótica, está causando la recuperación de la -r en los dialectos atlánticos.

Ha habido otros cambios en el inglés británico desde el siglo XVII que no se pueden ver en Estados Unidos hoy:

Fonema antiguo Fonema moderno
(británico)
Palabras con este fonema Notas
[æ] antes de [f], [s], [θ], [ð], [z], [v]
o después de [n]
[ɑ] bath, dance También es [ɑ] en Nueva Inglaterra
[t] en posición intervocálica [ʔ] bottle No en todos los acentos

Por otro lado, ha habido cambios en Estados Unidos que no se pueden ver en el inglés británico ni en el habla internacional:

Fonema antiguo Fonema moderno (estadounidense) Palabras con este fonema Notas
[t] o [d] en posición intervocálica [ɾ] bottle
[ju] después de consonantes alveolares [u:] new, duke, Tuesday, suit, resume, lute
[e], [i], [u] antes de /r/ [ɛ], [ɪ], [ʊ] pair, peer, pure No en todos los acentos
[ɛ] antes de consonante nasal [ɪ] pen Al sur de EE.UU.
[ɑɪ] antes de /t/ intervocálico [əɪ] writer En Canadá y algunos estados norteños de EE.UU.
(tales como Minnesota)

En la mayor parte de EE.UU. el fonema /ɒ/ es inexistente, siendo siempre sustituido por el fonema /ɑ/. Es decir, que palabras como father and bother, con vocales bien diferenciadas en el inglés británico se pronuncian con la misma vocal en Estados Unidos.

Ortografía[editar]

En el año 1828, el primer diccionario del uso estadounidense fue publicado por el estadounidense Noah Webster. Webster en su diccionario incluyó algunas sugerencias para reformar la ortografía inglesa. Muchas de sus sugerencias fueron adoptadas. Al otro lado del Océano Atlántico adoptaron otras reformas ortográficas que no se usan en los Estados Unidos, pero en Canadá siguen más o menos las reglas británicas.

Algunos ejemplos de diferencias en la ortografía:

Británico y Mancomunidad Británica Estadounidense
-re (centre, theatre...) -er (center, theater...)
-ise (realise...) Canadá y Oxford: realize... -ize (realize...)
-ogue (dialogue, analogue...) -og (dialog, analog...)
-our (colour, favour, labour...) -or (color, favor, labor...)
-ce [nouns] -se [verbs] (practice/to practise) -ce/-se [both] (license/to license, practice/to practice)
sceptical skeptical
jewellery jewelry
mad crazy
skilful (Australia y Canadá: skillful) skillful
pavement sidewalk
angry mad

Vocabulario[editar]

Estados Unidos le ha dado al léxico inglés miles de palabras, significados y frases. Varias miles se usan ahora en el inglés hablado internacionalmente; sin embargo, otras murieron poco tiempo después de su creación.

La creación de un léxico estadounidense[editar]

El proceso de creación de nuevas palabras comenzó tan pronto como los colonos comenzaron a tomar prestados nombres de la flora, fauna y topografía de los idiomas indígenas. Ejemplos de tales nombres son opossum, raccoon (mapache), squash (calabaza) y moose (alce) (del algonquino). Otros préstamos de estas lenguas, como wigwam o moccasin, describen objetos artificiales de uso común entre los indígenas de la región. Los idiomas de otras naciones colonizadoras también contribuyeron al léxico estadounidense; por ejemplo, cookie (galleta), cruller y pit (carozo o "hueso" de una fruta) del holandés; levee, portage y (probablemente) gopher del francés; barbecue (barbacoa), stevedore (estibador) del español.

Entre las adiciones más tempranas y notables del inglés regular al vocabulario estadounidense, que datan de los primeros días de la colonización hasta principios del siglo XIX, existen términos que describen las características del paisaje estadounidense; por ejemplo, run, branch, fork, snag, bluff, gulch, neck (de los bosques), barrens, bottomland, notch, knob, riffle, rapid[s], watergap, cutoff, trail, timberline y divide. Palabras ya existentes tales como creek, slough, sleet y –en un uso posterior– watershed recibieron nuevos significados desconocidos en la metrópoli.

Nuevas palabras de origen estadounidense[editar]

Muchas palabras que son entendidas por todo el mundo anglohablante son de origen estadounidense, por ejemplo:

  • O.K., que quiere decir "de acuerdo/vale", "bueno" o "suficiente"; se usa como interjección, adjetivo y adverbio.
  • Belittle, "despreciar."
  • Gerrymander, "aprovecharse de las divisiones y los distritos en unas elecciones."
  • Blizzard, "una gran nevada."
  • Teenager, "adolescente", que está en "la edad de los teen" (de 13 a 19 años) en referencia a los números terminados en -teen en inglés.

Además, debido al contacto con sus vecinos de Hispanoamérica, el inglés de Estados Unidos y Canadá suele usar muchos préstamos de origen hispano en su léxico.

Palabras que ya no se usan fuera de Estados Unidos[editar]

Hay una cantidad de palabras antiguas de origen inglés que ya no se usan fuera de los Estados Unidos y hoy en día se consideran "inglés estadounidense", por ejemplo:

  • Fall, literalmente "caída", que quiere decir "otoño". En Inglaterra se dice autumn, que es cognado de la palabra española otoño" (aunque "autumn" se dice en los Estados Unidos también).
  • Gotten, en vez de got, participio pasado de to get, que quiere decir "obtener, conseguir, sacar, tener…"
  • Creek, sinónimo de river, que quiere decir "río" (nota: creek significa río pequeño o arroyo).

Además el modo subjuntivo es un poco más usado en el inglés estadounidense.

Referencias[editar]

  1. Crystal, David (1997). English as a Global Language. Cambridge: Cambridge University Press. ISBN 0-521-53032-6. 
  2. North American English (Trudgill, p. 2), es un término colectivo usado por las variedades del inglés que se hablan en Estados Unidos y Canadá.
  3. Trudgill, pp. 46-47.

Enlaces externos[editar]