Nuevo México

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estado de Nuevo México
State of New Mexico
Estado de los Estados Unidos
Bandera de Nuevo México
Bandera

Escudo de Nuevo México
Escudo

Otros nombres: La Tierra del Encanto[1] (en inglés The Land of Enchanment)
Lema: Crescit eundo (en latín: «Crece yendo» o «crecemos al andar»[2] )
Ubicación de Nuevo México
Coordenadas: 34°N 106°O / 34, -106Coordenadas: 34°N 106°O / 34, -106
Capital Santa Fe
 • Población 73.720
Ciudad más poblada Albuquerque
541.615
Idioma oficial Inglés (56%),
Español (42%) y
Navajo (2%)
Entidad Estado
 • País Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Gobernador
Senadores
Susana Martínez (R)
Tom Udall (D)
Jeff Bingaman (D)
Subdivisiones 33 condados
Fundación
Admisión
6 de enero de 1912
47º estado
Superficie Puesto 5.º de 50
 • Total 315 194 km²
 • Agua (0,2%) 606 km²
Altitud  
 • Media 1.735 msnm
 • Máxima 4.013 msnm
 • Mínima 865 msnm
Población (2009) Puesto 36.º de 50
 • Total 2,059,179 hab.
 • Densidad 6,27 hab/km²
Gentilicio Neomexicano -a[3]
PIB (nominal)  
 • Total (2007) USD 76.178 millones
 • PIB per cápita USD 32.992 (2009)
IDH 0,895 (39.º de 50) – Muy Alto
Huso horario Montañas: UTC-7/-6
Código postal NM
ISO 3166-2 US-NM
Sitio web oficial
[Editar datos en Wikidata]

Nuevo México[4] (pronúnciese , nuevo [méjiko] (no [méksiko]), (pronunciado /'nweβo 'mexiko/ en español) es un estado del suroeste de los Estados Unidos de América. Limita al norte con el estado de Colorado, al noreste con el estado de Oklahoma, al este y sureste con el estado de Texas, al suroeste con los estados de Chihuahua y Sonora (México), al oeste con el estado de Arizona y al noroeste con el estado de Utah, siendo uno de los llamados "Estados de las Cuatro Esquinas".

Habitado durante siglos por nativos americanos, tras la llegada de los europeos ha formado parte del Virreinato de Nueva España, México y Estados Unidos. Nuevo México no fue miembro de pleno derecho de la Unión hasta 1912, año de su declaración como estado y de la aprobación de su constitución, peculiar debido al respeto que ofrece hacia las lenguas de sus habitantes nativos y al sistema educativo. Los elementos de su historia y su geografía hacen que este estado sea hoy una mezcla diferente al resto de los Estados Unidos. El paisaje y el clima, la arquitectura tradicional (ahora revalorizada) del adobe, las tradiciones familiares, la cocina y otras manifestaciones culturales, han atraído a lo largo de las últimas décadas a artistas, escritores, intelectuales y hippies que han ido aportando aún más a este estado rico en cultura e historia; pero no en vano, es también uno de los estados más pobres del país con una emigración interna mayoritaria hacia los estados de California y Texas[cita requerida].

Geografía[editar]

Pico Wheeler, el punto más alto del estado (4.013 metros).

Con 315.194 kilómetros cuadrados, Nuevo México es el quinto estado más extenso de los Estados Unidos. Su superficie es accidentada, con las estribaciones sur de las Montañas Rocosas al norte del estado (Sierra de la Sangre de Cristo), grandes llanuras al este, y mesetas y más montañas al sur y al oeste. El río Grande con su amplio valle divide el estado de norte a sur. Sorprenden los paisajes desérticos, las extrañas formaciones rocosas, los bosques de montaña y las numerosas fuentes termales.

El gobierno federal protege millones de hectáreas del Estado como Parques Forestales, entre los cuales encontramos:

Áreas manejadas por el Servicio de Parques Nacionales incluyen:[5]

Flora[editar]

La cholla tubular es un símbolo de Nuevo México.

El tipo de flora del estado es neártica y neotropical, en las zonas de mayor altura hay especies que sobreviven a nevadas lluvias y sequías como el abeto azul, el pino de cono tieso y arbustos; en la zona Hudsoniana de cordilleras de montañas y desfiladeros está el abeto, el temblón y el pino ponderosa. Bajando de altura podemos encontrar robles, juníperos, oyameles, pinos Douglas, alamillos, álamos canadienses, la colombina, el poleo y la hierba caballar, arce y flores silvestres debido a la humedad que desciende de las montañas nevadas teniendo un gran colorido durante el otoño. En zonas mucho más áridas, destacan: los pastizales o zacatales; el pino piñonero; el encino; el álamo; el olivo; el cedro; el huizache; las chollas o biznagas; los nopales o chumberas; los cardones; los magueyes o agaves; y gran variedad de cactus.

Fauna[editar]

El oso negro americano es un símbolo del estado de Nuevo México.

La fauna del estado es muy diversa, aquí podemos encontrar especies propias de la alta montaña que predominan en Canadá o especies animales que predominan en regiones subtropicales de México. Entre los mamíferos, tenemos al oso negro americano que es símbolo de este estado; otros mamíferos que habitan aquí son los leones de montaña, los carneros cimarrones, las cabras montesas, los venados, las marmotas o roedores de menor tamaño como la rata canguro y especies en peligro de extinción como el lobo mexicano, el bisonte americano y el berrendo.

Dentro de las aves tenemos al pavo salvaje de gran colorido, el correcaminos, los patos salvajes, codornices, centzontles, carpinteros, etc. Entre los reptiles destacan las serpientes de cascabel y serpientes coralillo, entre otros. Entre los insectos hay gran diversidad, como las mariposas, arañas, escorpiones y ciempiés.

Historia[editar]

Los primeros habitantes de Nuevo México eran amerindios de la cultura anasazi. En el siglo XVI, cuando se produjeron los primeros contactos con los europeos, en la región se encontraban una serie de tribus que compartían este territorio de forma relativamente pacífica. Por un lado estaban los pueblo, descendientes de los más primitivos anasazi, y por otro los navajos y los apaches, descendientes de los athabascos, que habían bajado desde lo que hoy es Canadá. También encontraron a los hopi, descendientes de los mogollón y emparentados con los pueblo, en lo que ahora es Arizona. Hay ruinas de los asentamientos primitivos por todo el estado. Los indios pueblo vivían en asentamientos permanentes, “pueblos” construidos principalmente de barro que recordaron a los españoles a sus propios pueblos de adobe. De ahí el nombre que les dieron.

La expedición de Francisco Vázquez de Coronado en 1542.

La primera expedición Francisco Vázquez de Coronado reunió una gran expedición en Compostela entre 1540-1542 para explorar y encontrar las Siete Ciudades de Oro míticas de Cíbola que describió Cabeza de Vaca, que acababa de llegar de sus penosas travesías de ocho años viajando de Florida a México. Los hombres de Coronado encontraron varios pueblos de casas de barro cocido en 1541. Más adelante, otras expediciones por el Sur-Oeste o por Grandes Llanuras tampoco consiguieron encontrar las fabulosas ciudades. Un desanimado y ahora pobre Coronado, junto con sus hombres, comenzaron su viaje de vuelta a México dejando atrás Nuevo México.

Más de cincuenta años después de Coronado, Juan de Oñate, en una expedición desde Zacatecas, fundó la colonia de San Juan en Río Grande en 1598, la primera población europea permanente en el futuro estado de Nuevo México. Oñate extendió el llamado Camino Real, en más de 966 km (600 millas). Oñate fue nombrado primer gobernador de la nueva Provincia de Nuevo México. Los indígenas en Acoma se rebelaron contra esta invasión española, pero sufrieron un severo castigo.

Mercado frente al Palacio de los Gobernadores de Santa Fe, el edificio gubernamental usado más antiguo en los Estado Unidos

En 1609, Pedro de Peralta, posteriormente gobernador de la Provincia de Nuevo México, fundó Santa Fe del Yunque al pie de la sierra de la Sangre de Cristo. Esto se produjo diez años antes de que los primeros colonos ingleses llegaran a las costas de Nueva Inglaterra a bordo del Mayflower, lo cual convierte a Santa Fe en la capital de estado más antigua de los EE.UU. La ciudad, junto con la mayor parte de las áreas colonizadas del estado, fue abandonada por los españoles durante doce años (1680-1692) a consecuencia de la exitosa Rebelión Pueblo. Los indios Pueblo lograron expulsar a los españoles hasta El Paso. Después de la muerte del líder pueblo Popé, Diego de Vargas restauró en 1692 el dominio español en la zona trayendo nuevos colonos y desarrollando a Santa Fe como un centro comercial. Los pobladores que volvieron fundaron la antigua ciudad de Albuquerque en 1706, dándole el nombre del virrey de Nueva España, el duque de Alburquerque. Esta vez se establecieron nuevos acuerdos con los indios, que necesitaban ayuda contra los saqueos de otros indios nómadas, los utes, apaches y comanches, que empezaron a llegar del norte.

La consolidación y expansión de la colonia española hacia lo que ahora es el sur de Colorado y el este de Arizona continuó durante los dos siglos siguientes. En 1786 cuando España poseía la soberanía sobre la inmensa Luisiana española el francés súbdito español Pedro Vial inauguró el importantísimo Camino de Santa Fe que conectaba a la ciudad capital novomexicana de Santa Fe con la de la capital de la Alta Luisiana: San Luis de Illinues (actual San Luis, Misuri). Como el resto de la antigua Nueva España, el territorio de Nuevo México se independizó de España en 1824.

Provincia de México[editar]

Al consumarse la independencia de México de España en 1810-1821, la provincia de Nuevo México formaba parte del México independiente. La población tenía fuertes vínculos con la capital del país, ya que el "Camino Real de Tierra Adentro" comunicaba a Santa Fe y a muchas otras poblaciones con la ciudad de México desde tiempos de la Colonia Española. Sin embargo, la mayoría del comercio se daba con El Paso del Norte y la ciudad de Chihuahua.

Mapa del territorio de Santa Fe de Nuevo México de México en 1824.

Pequeños grupos de tramperos procedentes de los Estados Unidos habían llegado y estado en Santa Fe,[cita requerida] pero las autoridades españolas les prohibían oficialmente comerciar.[cita requerida] El comerciante William Becknell volvió a los Estados Unidos en noviembre de 1821 con noticias de que el México independiente veía ahora con buenos ojos el comercio por Santa Fe.

William Becknell partió de Independence, Misuri, hacia Santa Fe a principios de 1822 con el primer grupo de comerciantes. La compañía comercial del Camino de Santa Fe, encabezada por los hermanos Charles y William Bent y Ceran Saint Vrain, era una de las más prósperas en el Oeste.

Establecieron su primer puesto de comercio en el área en 1826 y hacia 1833 habían construido un fuerte de adobe y puesto comercial llamado Bent's Fort junto al río Arkansas. Este fuerte y puesto de comercio, localizado aproximadamente 320 km al nordeste de Taos, Nuevo México, era el único lugar poblado por estadounidenses a lo largo del Camino de Santa Fe antes de llegar a Taos. El Camino Histórico Nacional de Santa Fe sigue la ruta del viejo camino, con muchos sitios marcados o restaurados.

El Camino Español de Los Ángeles, en California, a Santa Fe, Nuevo México, fue usado principalmente por hispanos, comerciantes anglosajones y ex-tramperos que vivían parte del año en o cerca de Santa Fe. A partir de 1829 aproximadamente, el camino consistía en una reata de caballerías que realizaba el duro viaje de ida y vuelta de 3.800 km pasando por Colorado, Utah, Nevada y California, permitiendo sólo un viaje de ida y vuelta al año. El comercio consistía principalmente en mantas y algunas mercancías de Santa Fe que se intercambiaban por caballos en California.

La República de Texas reclamó el territorio prácticamente deshabitado[cita requerida] al norte y al este del río Grande cuando ésta se rebeló contra México en 1836.[cita requerida] Las autoridades de Nuevo México capturaron a un grupo de invasores tejanos que embarcaron una expedición para afirmar su reclamación de la provincia en 1841.

Territorio estadounidense[editar]

Después de la invasión estadounidense de 1846-1848 y el Tratado de Guadalupe Hidalgo en 1848, México fue obligado a ceder[6] su territorio al norte del río Grande y California, hoy conocido como el sudoeste estadounidense a los Estados Unidos de América por medio de tratados con Antonio López de Santa Anna, a cambio de la evacuación de la ciudad de México y muchas otras áreas ocupadas por el ejército estadounidense. A cambio de la mitad de su territorio, México recibió la cantidad de quince millones de dólares, más la condonación de tres millones de dólares de deudas que los estadounidenses reclamaban. Con la derrota de México, Santa Anna se convertiría en uno de los hombres menos populares en la historia de México.

El Compromiso del Congreso de 1850 detuvo una solicitud de constituirse en Estado conforme a una constitución antiesclavista propuesta. Texas transfirió el este de Nuevo México al gobierno federal, resolviendo una larguísima disputa territorial. Tras un compromiso, el gobierno estadounidense estableció el Territorio de Nuevo México el 9 de septiembre de 1850. El territorio, que incluía la mayor parte de Arizona, Nuevo México y partes de Colorado, estableció oficialmente su capital en Santa Fe en 1851.

Kearny en el pueblo de Las Vegas en 1846 (grabado de 1882).

Estados Unidos adquirió el talón de bota del sudoeste del estado y el sur de Arizona –territorio mayormente desértico– en la compra de La Mesilla de 1853. Esta compra fue deseada cuando este territorio fue visto como una ruta mucho más fácil para tender un ferrocarril transcontinental hacia San Diego y Los Ángeles al sur del río Gila. La compañía Southern Pacific construyó el segundo ferrocarril transcontinental sobre esta tierra comprada en 1881.

El territorio de Colorado, establecido en 1861, a expensas de un territorio nuevomexicano más grande y a pesar de la falta de respeto por parte del gobierno estadounidense hacia los derechos civiles y de propiedad garantizados por el Tratado de Guadalupe Hidalgo, fue poblado por hispanos provenientes del valle de Taos. En 1851 se fundó San Luis (Colorado), la localidad más antigua de ese estado. En la década de 1880, esta expansión se vio reducida por la competencia con los inmigrantes angloestadounidenses y la pérdida masiva de tierras en el sistema legal estadounidense. Durante las controversiales deliberaciones de la "U.S. Court of Private Land Claims" entre 1891 y 1904, casi treinta y tres millones de acres fueron perdidos en favor de los abogados del "Ring de Santa Fe" y un Gobierno Federal que todavía actuaba bajo la influencia poderosa del mito del Destino Manifiesto. Pero muchos pueblos lograron sobrevivir a pesar de perder sus tierras comunales.

Durante la Guerra Civil estadounidense, las tropas confederadas de Texas ocuparon brevemente el sur de Nuevo México. Las tropas de la Unión recobraron el territorio a principios de 1862. Cuando se proclamó el Territorio Confederado de Arizona en 1861, los legisladores estadounidenses admitieron la secesión de la mitad oeste del territorio de Nuevo México, reduciendo aún más sus fronteras originales. Arizona fue separado finalmente como un territorio independiente en 1863, y así permanecieron los límites de ambos territorios hasta su proclamación como estados en 1912.

Hubo siglos de conflictos entre los apaches, los navajos y establecimientos hispano-mexicanos en el territorio. Esto le tomó al gobierno federal otros veinticinco años después de la Guerra Civil para ejercer el control tanto de las poblaciones civiles e indígenas del territorio.

Esto comenzó en 1864 cuando los navajos fueron enviados a la "Larga Caminata" a la Reserva Bosque de Redondo y luego volvieron a sus tierras en 1868. Los apaches fueron trasladados a varias reservas y las guerras apaches siguieron hasta que Gerónimo finalmente se rindió en 1886.

El ferrocarril animó el gran retumbo de ganado de los años 1880 y el desarrollo de acompañar ciudades de vaca. Los barones del ganado no podían dejar pasar pastores, y finalmente hacendados y los ocupantes ilegales abrumaron a los ganaderos cercando y arando bajo el mar de la hierba en la cual el ganado se alimentó. Reclamaciones de tierra contrarias condujeron a peleas amargas entre los habitantes españoles originales, rancheros de ganado y hacendados más nuevos. A pesar del sobrepasto destructivo, la cría sobrevivió y permanece como un pilar de la economía novomexicana.

Albuquerque, la ciudad más grande en Nuevo México, en el alto río Grande, fue incorporada en 1889.

El Estado de Nuevo México[editar]

El congreso admitió a Nuevo México como el 47 estado de la Unión el 6 de enero de 1912. La admisión del Estado vecino de Arizona el 14 de febrero de 1912 completó los 48 estados contiguos.

La construcción del misil de White Sand en el condado de Doña Ana.

El gobierno de Estados Unidos construyó el Centro de Investigación Los Álamos en 1943 durante la Segunda Guerra Mundial. El personal confidencial allí desarrolló la bomba atómica, la primera hecha detonar en el sitio de Trinity, en el desierto de los Terrenos de Prueba de White Sands entre Socorro y Álamogordo el 16 de julio de 1945.

Albuquerque se amplió rápidamente después de la guerra. Los experimentos a altitudes mayores cerca de Roswell en 1947 según se dice condujeron a sospechas persistentes pero no probadas que el gobierno capturó y ocultó cadáveres y equipo extraterrestres. Es la ciudad más grande del estado.

El estado rápidamente surgió como un líder en investigación y desarrollo de energía nuclear, solar y geotérmica. Los Laboratorios Nacionales Sandia, fundados en 1949, realizaron la investigación nuclear y el desarrollo de armas especiales en la Base Kirtland de la Fuerza Aérea, al sur de Albuquerque y en Livermore, California.

Localizada en el remoto desierto chihuahuense, la Planta Piloto de Aislamiento de Desechos (WIPP en inglés) está ubicada al sudeste, a 26 millas de Carlsbad. Allí los residuos nucleares son sepultados profundamente en el movimiento subterráneo de 2.150 pies extraído de los cuartos de disposición de formación de sal forjada en una formación de sal de 2.000 pies de espesor que ha sido estable durante más de 200 millones de años. El WIPP comenzó sus operaciones el 26 de marzo de 1999.

Economía[editar]

Laboratorio Nacional de Los Álamos en Los Álamos.

En general, la economía de Nuevo México es tan diversa como sus raíces culturales. Incluye turismo derivado de cientos de galerías de artes, áreas de esquí, arquitectura colonial y la visita anual de cientos de personas a la ciudad de Roswell relacionado con la temática Ovni. También cuenta con una creciente series de industrias. Existe un amplio intercambio comercial con México y una incesante y creciente proliferación del mundo tecnológico debido a la presencia de laboratorios nacionales en Albuquerque y Los Álamos (Laboratorio Nacional de Los Álamos). Además cabe señalar que Nuevo México es también uno de los estados del país que más energía produce. Aparte de la agricultura de regadío del valle del río Grande, la economía también descansa en la ganadería extensiva, la industria extractiva (uranio, primer puesto entre el resto de estados), oro, plata, cobre, potasa, petróleo y hulla. Las industrias alimentarias y las construcciones aeroespaciales también son de gran importancia. Santa Fe atrae a numerosos visitantes cada año gracias a su arquitectura colonial.

Transporte[editar]

El Camino de Santa Fe fue el siglo diecinueve el territorio de EE.UU. vital ruta comercial y militar de enlace a los Estados Unidos del este. Todos con terminales en el norte de Nuevo México, el Camino Real, el Camino de Santa Fe y el antiguo camino español están reconocidas como Senderos Histórico Nacional. De latitud de Nuevo México y pasa bajo la convirtió en un atractivo corredor de transporte este-oeste. Como un territorio, la compra de Gadsden han ampliado las tierras de Nuevo México con el propósito de la construcción de un ferrocarril transcontinental del sur, la del Ferrocarril del Pacífico Sur. Otro ferrocarril transcontinental fue completado por el Atchison, Topeka y Santa Fe Railway. Los ferrocarriles en esencia, sustituyó a la anterior los senderos, pero provocó un aumento de la población. A principios de auto transcontinental senderos más tarde cruzó el Estado que más migrantes. Los ferrocarriles fueron posteriormente complementados o reemplazados por un sistema de carreteras y aeropuertos. Hoy en día, las carreteras de Nuevo México Interestatal aproximación de las rutas de la tierra antes del Camino Real, el Camino de Santa Fe y los ferrocarriles transcontinentales.

Gobierno[editar]

La Constitución de 1912, como se ha enmendado, dicta la forma de gobierno en el estado.

La gobernadora Susana Martinez y el gobernador asistente John Sanchez, ambos republicanos, ganaron la elección en 2010. Sus términos expirarán en enero de 2015. Los gobernadores sirven por un periodo de cuatro años y pueden buscar la reelección.

El F-22 Raptor volando sobre la Base de la Fuerza Aérea Holloman sede del Ala 49.

Otros oficiales constitucionales, todos cuyo periodo también expiró en enero de 2011, incluyen a la ministra de Asuntos Exteriores Mary Herrera, el ministro de Justicia Gary King, al auditor estatal Hector Balderos, al Comisionado de Tierras Pat Lyons, y al Tesorero del Estado, James B. Lewis. Herrera, King, Balderos y Lewis son demócratas, Lyons es republicano.

La Legislatura del Estado de Nuevo México consiste de una Cámara de Representantes de 70 asientos y un Senado de 42 asientos.

El Partido Demócrata generalmente domina la política estatal, y desde 2004 el 50% de votantes se registró como demócratas, el 33% republicanos, y el 17% no se afilió con ninguno de los dos partidos principales.

Nuevo México envió al demócrata Jeff Bingaman al Senado de los Estados Unidos hasta enero de 2013 y al republicano Pete V. Domenici hasta enero de 2009. Los republicanos Steve Pearce y Heather Wilson y el demócrata Tom Udall representan al estado en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Política[editar]

El capitolio actual de Nuevo México.

En la política nacional, Nuevo México ha apoyado electoralmente a todos los que se han convertido en presidentes desde su constitución como estado, con dos excepciones. En estas excepciones, los neomexicanos apoyaron al presidente republicano Gerald Ford por encima del gobernador de Georgia Jimmy Carter en 1976, y al Vicepresidente demócrata Al Gore por encima del Gobernador de Texas George W. Bush en 2000. Ningún candidato presidencial ha ganado con mayoría absoluta en Nuevo México desde George H. W. Bush en 1988, y ningún demócrata lo ha hecho desde Lyndon B. Johnson en 1964. En las cuatro últimas elecciones, Nuevo México apoyó a los demócratas en 1992, 1996, y 2000. Nuevo México fue uno de los dos estados que únicamente apoyaron a Al Gore en 2000 y a George Bush en 2004 (el otro estado fue Iowa). En 2004, George W. Bush ganó las elecciones del estado por un margen de tan solo 0,8 puntos porcentuales con el 49,8% de los votos. El demócrata John Kerry ganó en Albuquerque, Las Cruces, dos condados del noroeste y por márgenes más grandes en seis condados del norte de Nuevo México (Santa Fe, Río Arriba, Taos, Mora, San Miguel, y Guadalupe).

Los partidos políticos principales en Nuevo México son los Partidos Demócrata y Republicano; entre los partidos menos influyentes podemos incluir el Partido de los Verdes de Nuevo México, el Partido Constitucional y el Partido Libertario.

Educación[editar]

Edificio Jerry Apodaca, la sede del Departamento de Educación Pública de Nuevo México .
La biblioteca Zimmerman de la Universidad de Nuevo México.

Debido a diversos centros de investigación del estado, Nuevo México tenía la mayor concentración de los titulares de doctorado de cualquier Estado en el 2000.

La educación primaria y secundaria[editar]

Véase también: Lista de escuelas secundarias en Nuevo México. La Pública de Nuevo México del Departamento de Educación supervisa el funcionamiento de las escuelas primarias y secundarias.

Hay importantes esfuezos por la recuperación de la lengua española en el estado de Nuevo México, la educación bilíngüe es fundamental para la población debido a su diversidad lngüística. No solo el castellano va en recuperación, sino también los idiomas nativos del estado como el navajo, zuñi, comanche entre otros.

Demografía[editar]

Demografía Histórica
Censo
Año
Población

1850 61.547
1860 87.034
1870 91.874
1880 119.565
1890 160.282
1900 195.310
1910 327.301
1920 360.350
1930 423.317
1940 531.818
1950 681.187
1960 951.023
1970 1.016.000
1980 1.302.894
1990 1.515.069
2000 1.819.046

A fecha de 2009, el estado de Nuevo México cuenta con una población de 2.059.179 personas,[7] de las cuales :

  • El 48,0% son latinoamericanos o blancos hispanos (entre los que predominan los descendientes de colonizadores españoles y mexicanos).
  • El 42,4% son blancos no hispanoamericanos (descendientes de europeos no españoles).
  • El 9,1% son amerindios (nativos americanos).
  • El 2,0% son negros.
  • El 1,3% son asiáticos.
  • El resto lo conforman personas de otras razas.

El 44% de la población es de origen hispanoamericano. La mayor parte de los habitantes hispanoamericanos son descendientes de los españoles que, procedentes de México, llegaron en los siglos XVI y XVII. También hay inmigrantes llegados desde México más recientemente. Es una corriente migratoria que aún continúa. Otro 9,1% de los habitantes son nativos americanos, descendientes de los nativos pobladores de estas tierras. Éste es el estado con más población indígena de los Estados Unidos. Los indios de Nuevo México pertenecen a una de las siguientes tribus: navajos, indios pueblo, repartidos en 21 pueblos independientes, y apaches. Una gran parte de los indios viven en reservas diseminadas por todo el estado. Los indios pueblo son los que más se hispanizaron y más se mestizaron con los descendientes de los españoles. La mayor parte del resto de los habitantes del estado son anglo-estadounidenses, descendientes de los llegados a partir de 1848, año en que Nuevo México pasó a ser territorio de los Estados Unidos.

La población de origen hispanoamericano es la de más rápido crecimiento. Nuevo México es el estado con mayor porcentaje de personas hispanas de todo Estados Unidos.

Ciudades importantes[editar]

Santa Fe es la capital del estado y la cuarta ciudad más poblada.

Santa Fe es la capital del estado y está situada en el norte, aunque Albuquerque es la ciudad más grande de Nuevo México. Las Cruces está al sur del estado, muy cerca de la frontera con Texas y México. Clovis se encuentra en el este del estado, en la frontera con Texas, a 300 kilómetros de Albuquerque y a 150 kilómetros de Roswell. El aeropuerto más cercano está en Lubbock, Texas, a 150 kilómetros de Clovis. Las ciudades más pobladas del estado son Albuquerque (530.000 habitantes), Las Cruces (86.000 habitantes) y Santa Fe (72.000 habitantes). Esas cifras se refieren sólo al área urbana, sin incluir el resto de los habitantes de cada condado. En el caso de Albuquerque, el área metropolitana es de 750.000 y la de Santa Fe, de 150.000.

Religión[editar]

El Santuario de Chimayó es el refugio de fe más importante del estado.

En el estado aún existe la práctica del religiones antiguas pertenecientes a los nativos americanos, las viejas deidades de los indígenas son respetados y venerados en muchas comunidades nativas del estado. Los zuñis, los navajos y apaches han sabido custodiar celosamente sus lugares sagrados y sus recintos de culto.

El cristianismo de la iglesia católica romana es la estructura religiosa más importante de Nuevo México por su alto número de creyentes de origen español, mexicano, irlandés, francés e indígena; la segunda estructura cristiana en importancia es el protestantismo histórico traído por los colonos estadounidenses de origen inglés, holandés y alemán; algunos indígenas adoptaron el protestantismo.

La fe mormona es otro grupo religioso de gran transcendencia dentro del estado por sus cercanías con el estado de Utah, así también otros grupos religiosos de gran tradición histórica en los Estados Unidos como los pentecostales, los presbiterianos o los bautistas.

Los primeros judíos que llegaron a Nuevo México eran sefardíes, durante el periodo colonial de Nueva España, y que fueron perseguidos por el Santo Oficio de la iglesia católica en la Ciudad de México; por la lejanía con la capital del virreinato, los sefardíes se establecieron en Santa Fe y en algunos ranchos de la región, manteniendo sus creencias de manera discreta.

Idiomas[editar]

Porcentaje de hispanohablantes en Nuevo México por condado.
Nuevo México es el estado con mayor población indígena en los Estados Unidos y sus lenguas nativas conviven con el inglés y el español.
Nuevo México, es el único estado continental mayoritariamente hispanohablante de los Estados Unidos.

Nuevo México es un estado en el que, además de inglés, se habla también español en gran medida. La Constitución original de 1912 proveía un gobierno bilingüe de forma temporal y hace mención a las dos lenguas más habladas (inglés y español) con el objeto de protegerlas y promover su uso. La Comisión de Derechos Civiles de los EE.UU. reconoce que las lenguas oficiales de este estado son el inglés y el español. El gobierno estatal publica el manual del código de circulación en español, así como las papeletas de votaciones en ambos idiomas. La ley federal obliga a imprimir las papeletas en español. Antes de 1967, se requería que los anuncios de elecciones estatales y de los condados se publicaran en inglés y "pudieran ser impresos en español". En 1995, Nuevo México adoptó un himno estatal bilingüe, titulado Mi lindo Nuevo México.

Prácticamente todos los habitantes de Nuevo México hablan inglés. Sólo parte de la población inmigrante llegada recientemente y procedente de México o Centroamérica, y algunos neomexicanos hispanos autóctonos de edad avanzada, hablan únicamente español. Algunos grupos indígenas que viven en Nuevo México todavía hablan sus propias lenguas. También se puede encontrar a personas muy mayores que sólo hablen alguna de las lenguas indias del estado. Según los datos del Censo de 2000, el 28,76% de la población de más de 5 años hablaba español en casa, mientras que un 4,07% hablaba navajo.

Aunque la Constitución de Nuevo México de 1912 refleja la intención de proteger los idiomas y las culturas de los habitantes de Nuevo México, el uso del español como medio de instrucción en las escuelas públicas, así como su uso social, decayó de forma dramática a lo largo de casi todo el resto del siglo XX. Hubo algunos esfuerzos institucionales del Senado para que el idioma español se enseñara en todas las escuelas públicas a principios de los años cuarenta. Sin embargo fue en 1968 cuando se produjo la primera declaración en apoyo de la enseñanza bilingüe por parte del State Board of Education. Aquella declaración se materializó con la firma de la "Bilingual Multicultural Act" en 1973.

El español neomexicano es una variedad única dentro del panorama lingüístico hispánico debido al aislamiento de Nuevo México desde los primeros tiempos de la colonia y por ello ha podido conservar rasgos del español medieval, además de hacer uso de gran cantidad de indigenismos (del náhuatl primero y de las lenguas locales después) y anglicismos (después de la anexión estadounidense en 1848).

El poema A Nuevo México, escrito por Luis Tafoya en 1911, fue declarado poema oficial del estado de Nuevo México en el año 1991.[8]

Cultura[editar]

Tiendas y galerias de arte en Santa Fe.
El pueblo de Taos destaca por su arquitectura de adobe.

Nuevo México es una meca del arte para los estadounidenses, en este estado se puede disfrutar de la historia, las artes escénicas y visuales. Los nativos americanos se expresaron en petroglifo en las rocas, los colonos españoles y mexicanos crearon un estilo hispano propio. Santa Fe y Taos tienen escuelas y salas de exposiciones de importantes artistas reconocidos a nivel mundial como los cuadros de la pintora Georgia O'Keeffe.

Santa Fe es la capital cultural y administrativa del estado de Nuevo México donde se puede encontrar una oferta museística, la expresión de la danza, el teatro y la ópera, importantes galerías y exposición de grandes pintores, mueblerías de arte rústico español, joyerías, librerías y exposición de festivales de música, cine y teatro.

Patrimonio de la Humanidad:

Patrimonio nacional:

Patrimonio estatal:

Festivales y Fiestas:

Deporte[editar]

El Isotopes Park, en Albuquerque, donde juegan los New Mexico Lobos.

El rodeo es por excelencia el deporte predilecto de los neomexicanos, su origen colonial ha hecho de éste una tradición que comparte con otros estados vecinos y de igual modo con los mexicanos, las suertes de montas y lazadas son elementos primordiales entre los participantes.

En el estado de Nuevo México se puede practicar el esquí sobre nieve y además tiene una excelente infraestructura que permite la práctica de este deporte casi la mayor parte del año donde vienen turistas nacionales y turistas mexicanos por la cercanía con las zonas de esquí alpino.

El hockey sobre hielo es otro de los deportes que se practica en este estado, el ciclismo de montaña, la pesca, el senderismo, el béisbol, el básquetbol y el fútbol americano, cuyo equipo estatal es llamado Lobos de Nuevo México.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • VALADÉS, José C, et al (1994) Orígenes de la República Mexicana: la aurora constitucional, México, ed.Universidad Nacional Autónoma de México, ISBN 978-968-36-3320-0 URL consultado el 6 de noviembre de 2009

Enlaces externos[editar]