Stephen Kearny

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Stephen Kearny
Stephen Kearny
Stephen Kearny

4º Gobernador Militar de California
1 de marzo de 1847-31 de mayo de 1847
Predecesor John C. Frémont
Sucesor Richard Barnes Mason

Datos personales
Nacimiento 30 de agosto de 1794
Newark, Nueva Jersey Flag of the United States.svg Estados Unidos
Fallecimiento 31 de octubre de 1848(54 años)
San Luis, Misuri Flag of the United States.svg Estados Unidos
Profesión militar

Stephen Watts Kearny (30 de agosto de 179431 de octubre de 1848) fue un militar estadounidense que tuvo una destacada participación en la Guerra Mexicano-Americana.

Kearny nació el 30 de agosto de 1794 en Newark, en el estado de Nueva Jersey; era hijo de Philip Kearny, Sr. y Susanna Watts. Sus abuelos maternos eran el rico comerciante de Nueva York Robert Watts y Mary Alexander; ésta última era hija del famoso general patriota de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, William Alexander.

Kearny asistió a escuelas públicas, y luego ingresó a la Universidad de Columbia donde estudió durante dos años. Al abandonar la universidad, él se incorporó a la Milicia de Nueva York (la fútura Guardia Nacional de Nueva York, parte del sistema de la Guardia Nacional de los Estados Unidos) dando así inició a la carrera militar que marcaría el resto de su vida.

Stephen Kearny participó en la Guerra anglo-estadounidense de 1812 con el rango de teniente primero, y al final de la guerra él eligió permanecer en el Ejército de los Estados Unidos. Fue asignado a la frontera occidental bajo el mando del general Henry Atkinson. En 1819 participó en la expedición que exploró el Río Yellowstone, en las actuales Montana y Wyoming; llegando hasta lo que hoy día es Nebraska, donde los expedicionarios fundaron el acantonamiento de Missouri, posteriormente rebautizado como Fort Atkinson (primer cuartel del Ejército estadounidense en la zona del Río Misuri).

En 1820 Kearny se casó con Mary Radford, la hijastra de William Clark; el famoso explorador que colideró la Expedición de Lewis y Clark. Kearny y su mujer tuvieron once hijos, varios de los cuales murieron en la infancia.

En 1825 Kearny participó en otra expedición que llegó a la desembocadura del Río Yellowstone; durante sus jornadas con esas expediciones Kearny llevaba una relación detallada de todo lo visto, incluidas sus interacciones con los indios americanos de esas regiones.

En 1826 Kearny, que ya tenía el rango de mayor, fue nombrado primer comandante de la recién fundada instalación militar que al año siguiente recibiría el nombre de Puesto Militar de las Barracas de Jefferson; un cuartel situado al sur de la ciudad de San Luis, en Misuri. El nuevo acuartelamiento tuvo un personal inicial de seis oficiales y 245 soldados bajo el mando de Kearny; también fue designada como "Escuela Práctica de Infantería". Durante su estancia allí a menudo Kearny fue invitado a la cercana ciudad de San Luis (centro de la política, el comercio y la economía de la región) como huésped de Meriwether Lewis Clark, Sr., el hijo del padrastro de la esposa de Kearny, William Clark.

En 1832, durante su gestión como comandante del cuartel de Jefferson, Kearny organizó un regimiento de dragones en las líneas de una unidad de caballería. La caballería del Ejército de los Estados Unidos eventualmente surgió a partir de este regimiento, ganando para Kearny el apodo de "el padre de la Caballería de los Estados Unidos". El regimiento fue instalado en Fort Leavenworth, en la actual Kansas, y Kearny fue ascendido a coronel. También fue nombrado comandante del Tercer Departamento Militar del Ejército, a cargo de la protección de la frontera y de la preservación de la paz entre las tribus indias de las Grandes Llanuras.

En 1839 Kearny marchó desde Fort Leavenworth con 20 compañías de dragones (la fuerza montada estadounidense más grande reunida hasta entonces) contra los indios Cheroqui.

A principios de la década de los Años 1840, cuando los colonos empezaron a viajar a lo largo de la Senda de Oregón, Kearny a menudo ordenó a sus hombres escoltar a los viajeros para evitar los ataques de los indios. La escolta militar a las caravanas de carretas de los colonos se convertiría en las décadas siguientes en una política oficial del gobierno estadounidense.

Para proteger a los emigrantes Kearny fundó un nuevo puesto militar cerca de Nebraska City, en Nebraska; el acuartelamiento fue llamado Fort Kearny, en honor a su fundador. Sin embargo, el Ejército estadounidense se dio cuenta de que el sitio elegido para la ubicación de Fort Kearny no era adecuado y por eso trasladó la instalación militar a otro sitio en el Río Platte, en el centro de Nebraska.

Kearny en la guerra mexicano-americana.[editar]

En 1846 estalló la guerra entre Estados Unidos y México; inmediatamente Kearny ordenó reunir una fuerza de 1.700 hombres entre soldados regulares y voluntarios en Fort Leavenworth para marchar contra los territorios mexicanos fronterizos. Kearny fue ascendido a general de brigada y procedió a designar con el nombre de Ejército del Oeste a la fuerza que había reunido (muchos años después, durante la Guerra de Secesión, se crearía otra fuerza militar estadounidense que llevaría el mismo nombre que Kearny le había puesto a la suya).

Ese Ejército del Oeste se componía de dos regimientos de voluntarios de Misuri, un regimiento de voluntarios de Nueva York (que luego viajaría a California en barcos), batallones de artillería e infantería, 300 dragones del Primer Regimiento de Caballería de Estados Unidos y el famoso Batallón Mormón.

Invasión y conquista de Nuevo México.[editar]

El general Kearny proclama a Nuevo México parte de los Estados Unidos, el 15 de agosto de 1846 en la Plaza de Las Vegas, Nuevo México.

A finales de junio de 1846 Kearny puso en marcha a su Ejército del Oeste por el Camino de Santa Fe. El objetivo inmediato de Kearny era ocupar la entonces provincia mexicana de Santa Fe de Nuevo México, que abarcaba la mayor parte del actual estado estadounidense de Nuevo México así como partes del actual Texas, Kansas y Oklahoma; como primer paso en su objetivo más ambicioso de conquistar California.

Entre el 8 de agosto y el 15 de agosto de 1846, en unos sucesos que se conocieron como la Batalla del Cañoncito y la Batalla de Santa Fe (o simplemente la Captura de Santa Fe englobando ambos sucesos), Kearny y su ejército ocuparon la ciudad de Santa Fe sin disparar un solo tiro ante la huida de el Gobernador mexicano Manuel Armijo y sus fuerzas; con la toma de Santa Fe, la capital de Nuevo México, todo el territorio quedó en manos de Kearny que se apresuró a reclamar la soberanía del mismo para los Estados Unidos. El 18 de agosto Kearny se proclamó Gobernador Militar de Nuevo México y en septiembre nombró a un civil, Charles Bent, Gobernador territorial de Nuevo México; sin embargo éste Charles Bent acabaría asesinado al año siguiente en una rebelión india y ese mismo año (1847) el Congreso de los Estados Unidos revocaría la declaración de Nuevo México como Territorio de Estados Unidos hecha por Kearny y por eso no sería hasta 1851 que se nombraría un nuevo Gobernador.

También Kearny ordenó al coronel Alexander William Doniphan y al teniente Willard Preble Hall (que en el futuro sería un célebre abogado y Gobernador de Misuri) la redacción de un conjunto de leyes para el territorio de Nuevo México que sería conocido como el Código Kearny; éste instrumento legal promulgado por Kearny el 22 de septiembre de 1846 y que fue publicado tanto en inglés como en español, estaba destinado a garantizar los derechos de todos los residentes de Nuevo México, especialmente de los descendientes de mexicanos que constituían hasta entonces el grueso de la población (regulando la conducta del gobierno estadounidense de ocupación hacia ellos). Era un código legal progresista para la época que también regulaba el derecho civil y que se basaba en la Carta de Derechos y las leyes de Misuri, leyes de Texas y el famoso proyecto de código criminal conocido como Código Livingston, por su autor, el jurista estadounidense de prestigio internacional para ese entonces Edward Livingston (autor también del Código Civil de Luisiana). La influencia del Código Kearny fue tan grande que aún en la actualidad gran parte del código sigue vigente en la legislación estatal de Nuevo México, con las lógicas reformas y enmiendas para actualizarlo a los nuevos tiempos.

Durante su ocupación del territorio de Nuevo México, Kearny fue bienvenido por el gran jefe indio apache Mangas Coloradas; éste cacique le ofreció a Kearny una alianza con el objeto de invadir el norte de México.

Otro aspecto destacable de la actuación de Kearny en Nuevo México fue su rechazo a las pretensiones de los políticos estadounidenses del estado de Texas, que pretendían anexar Nuevo México a su estado alegando que ese territorio debería considerarse parte integral del texano; pero Kearny frustró sus planes con su oposición.

Al concluir con estas medidas políticas y legislativas, Kearny envió fuerzas al mando del coronel Doniphan para proseguir las operaciones militares en el resto de Nuevo México y otros territorios mexicanos más al sur. Después de instalar el gobierno territorial de Nuevo México, Kearny dejó al coronel Sterling Price al mando superior de las fuerzas estadounidenses en Nuevo México (el grueso del Ejército del Oeste) mientras que él tomaba una pequeña fuerza para seguir su avance hacia California.

Kearny en la campaña de California.[editar]

Kearny tenía la misión principal de conquistar la entonces provincia mexicana de la Alta California (el actual estado estadounidense de California, Nevada, Utah, Arizona, el sureste de Wyoming y el oeste de Colorado); por eso partió en dirección a ese territorio el 25 de septiembre de 1846 con sólo 300 dragones. Pero el 6 de octubre se encontró en la aldea abandonada de Valverde con el explorador Kit Carson, que en ese momento prestaba servicio en el Ejército de los Estados Unidos, y éste lo puso al tanto de las novedades.

Y es que en los meses anteriores, mientras Kearny se ocupaba de conquistar Nuevo México, otras fuerzas estadounidenses se habían encargado de iniciar la conquista de California. En primer lugar, un mayor del Ejército de los Estados Unidos, John C. Frémont, que había entrado a California antes del estallido de la guerra con una pequeña fuerza de alrededor de 60 hombres con supuestos propósitos científicos y exploratorios; había sublevado a los colonos estadounidenses residenciados en California y había proclamado una independiente República de California con el objetivo final de la anexión a los Estados Unidos. Pocos días después el comodoro John D. Sloat, de la Armada de los Estados Unidos, inició la invasión de California desde el mar proclamando la anexión a los Estados Unidos; al poco tiempo Sloat fue reemplazado al mando de la fuerza naval invasora por otro comodoro, Robert F. Stockton, que unió sus fuerzas a las capitaneadas por Frémont (a quien ascendió a teniente coronel y convirtió en su lugarteniente) y juntos conquistaron las principales ciudades de California. Creyendo que la conquista del territorio había concluido y que se encontraba pacificado, Stockton y Frémont se apresuraron en envíar a Carson (un viejo colaborador de Frémont como explorador) con correspondencia oficial para que notificara al Presidente de los Estados Unidos James K. Polk de su victoria. Y en el camino Carson se encontró con Kearny.

Confiado por las noticias de Carson, Kearny ordenó a 200 de sus hombres que regresaran a Nuevo México, mientras él continuaba el viaje con apenas 100 de sus dragones; asimismo Kearny ordenó a Carson que lo guiara en el camino a California y que la correspondencia para el presidente Polk fuera llevada por los hombres de Kearny que iban a regresar a Nuevo México.

Carson guio a Kearny y sus dragones a lo largo del Río Gila, en una travesía muy dura por el Desierto de Sonora en la que murieron muchas de las mulas que transportaban el equipo y los hombres estaban cada vez más exhaustos; el 25 de noviembre arribaron al Río Colorado, y el 5 de diciembre llegaron a 40 kilómetros de la ciudad de San Diego, su destino final. Sin embargo, allí se encontraron con el teniente Archibald H. Gillespie de la Infantería de Marina de Estados Unidos; Gillespie les dio malas noticias, ya que en los meses que Carson había estado ausente de California había estallado una rebelión de los californios (californianos de sangre mexicana) que se habían sublevado contra la ocupación americana y habían expulsado al propio Gillespie de la ciudad de Los Ángeles (la autoritaria forma de gobernar la ciudad por parte de Gillespie había tenido mucho que ver con el estallido de la revuelta). Gracias a la rebelión, una renovada y vigorosa resistencia por parte de fuerzas mexicanas había puesto en jaque a las fuerzas estadounidenses en el sur de California, y Stockton se encontraba prácticamente sitiado en San Diego. Precisamente Gillespie traía un mensaje de Stockton para Kearny y lo acompañaba la pequeña fuerza de 36 marines y un pequeño obús con la que había huido después de ser expulsado de Los Ángeles. Kearny incorporó a Gillespie y sus infantes de marina a su columna.

En el mensaje Stockton alertaba de la presencia en el Valle de San Pascual, cerca de la posición donde se encontraba Kearny, de una fuerza de 100 lanceros mexicanos comandados por el general Andrés Pico; Kearny intentó atacarlos por sorpresa pero la fuerza de reconocimiento que envió fue descubierta. Por eso el 6 de diciembre de 1846 Kearny tuvo que enfrentarse a Pico y sus lanceros con su fuerza combinada de dragones y marines en la Batalla de San Pascual; Kearny sufrió una derrota a manos de los mexicanos y 17 de sus hombres murieron, y 18 más quedaron heridos. El propio Kearny fue herido en el combate; pero logró enviar a Carson a San Diego para pedir ayuda. En respuesta Stockton envió 200 marines y marineros, y su presencia a tiempo logró dispersar a los lanceros mexicanos antes de que pudieran aniquilar por completo a la columna de Kearny. Por esa razón Kearny alegaría más tarde que no había sido derrotado y que los mexicanos fueron los verdaderos derrotados en San Pascual; pero la opinión de otros oficiales estadounidenses es que los vencedores indiscutibles fueron los mexicanos y que los Estados Unidos habían sido derrotados en esa batalla.

Escoltados por los hombres de Stockton, Kearny y los agotados y maltrechos sobrevivientes de su columna llegaron a San Diego, donde estaba situado el cuartel general de las fuerzas invasoras estadounidenses de California, el 12 de diciembre. Entonces surgió una cuestión sobre la cadena de mando; tanto Stockton como Kearny tenían rangos similares o equivalentes dentro del escalafón militar, y ambos alegaban tener instrucciones del mando supremo para comandar la conquista de California. De momento Kearny tuvo que reconocer el título de Gobernador Militar de California que se había arrogado Stockton con permiso del presidente Polk, y aceptar que ejerciera el mando superior de las fuerzas estadounidenses en el teatro de operaciones de California, ya que Stockton le llevaba ventaja por haber llegado primero y tener una mayor cantidad de tropas; pero el conflicto entre ambos resurgiría al final de la campaña.

A lo largo del mes de diciembre Stockton y Kearny consolidaron su control sobre la zona de San Diego; a finales del mes salieron de San Diego con una fuerza formada por 600 marines y marineros de la flota de Stockton y 60 dragones de Kearny, en total 660 hombres. Mientras tanto, Frémont maniobraba desde otro lugar con otra fuerza estadounidense de alrededor de 450 hombres; la estrategia consistía en cercar a los mexicanos con estos dos ejércitos desde dos direcciones distintas, en una maniobra de tenazas, convergiendo ambas fuerzas sobre la ciudad de Los Ángeles, el último reducto de la resistencia mexicana en California.

La estrategia dio resultados y los defensores mexicanos de Los Ángeles se hallaron en una situación cada vez más difícil ante los avances de Stockton-Kearny por un lado y Frémont por el otro. Hubo intentos de negociación por parte de los comandantes mexicanos, pero Stockton se mostró intransigente en exigir una rendición incondicional.

El 8 de enero de 1847 Stockton y Kearny libraron la decisiva Batalla del Río San Gabriel contra el ejército mexicano en California comandado por el general José María Flores (Gobernador mexicano de la Alta California); los mexicanos sufrieron una terrible derrota. Al día siguiente, el 9 de enero, Kearny y Stockton remataron su labor victoriosa al derrotar a los mexicanos en la Batalla de La Mesa; la batalla sería el último acto de resistencia armada de los mexicanos en California, y como resultado de ella los mexicanos evacuaron Los Ángeles, que fue de nuevo ocupada por los estadounidenses el 10 de enero.

El 11 de enero el general Flores renunció al mando de las tropas mexicanas y se marchó a México; el general Andrés Pico lo reemplazó. Sin embargo, cuando Pico intentó retirarse con lo que quedaba de las diezmadas fuerzas mexicanas en California, se encontró con el teniente coronel Frémont cerrándole el camino con la otra fuerza americana. Sin otra salida, Pico firmó con Frémont el 13 de enero de 1847 el Tratado de Cahuenga, por el cuál los mexicanos de California se rendían ante los estadounidenses y terminaba definitivamente su resistencia a la invasión, quedando el territorio bajo el firme control de los Estados Unidos.

Aunque la campaña militar de California había concluido con éxito, seguidamente se presentó un conflicto político-militar entre los triunfadores. La relación ya tensa entre Kearny y Stockton se rompió, ya que Stockton debía renunciar a su cargo de Gobernador Militar de California para continuar su servicio en otros lugares donde se le requería una vez terminado su trabajo en California; pero en lugar de traspasar el cargo a Kearny, el 16 de enero nombró como su sucesor en el cargo de Gobernador Militar a su lugarteniente, el teniente coronel Frémont. Kearny reaccionó con enfado y declaró el nombramiento nulo y sin valor; alegando su rango superior y el apoyo del Presidente y del Secretario de Guerra, Kearny exigió a Frémont que se retirara del cargo y se lo entregara de inmediato a él. Pero Frémont, apoyado por Stockton, se negó; entre otras razones ambos alegaban que las fuerzas mexicanas se habían rendido ante Frémont (lugarteniente de Stockton en ese momento) y no ante Kearny y Stockton.

Durante semanas se presentó una confusa situación en la que Kearny demandaba insistentemente el cargo de Gobernador, al mismo tiempo que le daba varias oportunidades a Frémont para renunciar voluntariamente al mismo; pero Frémont se negaba con terquedad. Por otro lado, Kearny llevó el conflicto ante el gobierno en Washington D.C.; y finalmente obtuvo el apoyo del presidente Polk que le dio la razón y lo ratificó como legítimo Gobernador Militar de California. Como resultado, Kearny procedió a arrestar a Frémont, y en agosto de 1847 lo envió a Washington D.C. para que fuera sometido a un consejo de guerra por los delitos de motín e insubordinación. Frémont sería encontrado culpable y la sentencia aprobada por el presidente Polk, aunque el mismo presidente le perdonaría el cumplimiento de la pena en vista de su servicio en la guerra; lo que no sería suficiente para Frémont que renunció al Ejército por considerar la sentencia injusta y deshonrosa.

El mismo mes que enviaba a Frémont al consejo de guerra, Kearny viaja a Washington y es recibido como un héroe.

Últimos servicios y muerte.[editar]

Luego de su breve servicio como Gobernador Militar de California, Kearny continúa su participación en la guerra con México y es nombrado por el gobierno estadounidense Gobernador Militar de Veracruz, ocupada en ese momento por las fuerzas americanas.

El 16 de marzo de 1848 Kearny fue nombrado Gobernador Militar de la Ciudad de México ocupada por las fuerzas estadounidenses; en ese cargo actuaría como un alcalde de la capital mexicana.

En septiembre de 1848 Kearny recibió un nombramiento honorario temporal de general de división como recompensa por sus servicios, a pesar de la fuerte oposición de un senador del Congreso de los Estados Unidos, Thomas Hart Benton, suegro de John C. Frémont.

Pero para ese momento Kearny ya estaba enfermo de Fiebre amarilla, que había contraído en Veracruz; por eso regresó a la ciudad de San Luis, en Misuri (donde estaba asignado antes de la guerra), y allí murió el 31 de octubre de 1848 con 54 años de edad. Está enterrado en el Cementerio de Bellefontaine en San Luis, un Hito Histórico Nacional estadounidense.