República Centralista (México)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
República Mexicana

Bandera de la Primera República Federal de los Estados Unidos Mexicanos.svg

1835-1846

Bandera de la Primera República Federal de los Estados Unidos Mexicanos.svg
Flag of Texas (1836–1839).svg
Flag of the Republic of Yucatan.svg
Flag of Tabasco.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: Ninguno oficial
Himno nacional: Ninguno
Ubicación de México
México en 1843.
Capital Ciudad de México
19°26′N 99°8′O / 19.433, -99.133
Idioma oficial Español
Religión Católica
Gobierno República Centralista
Presidente
 • 1835 - 1836 (primero) Miguel Barragán
 • 1846 (último) José Mariano Salas
Legislatura Congreso
 • Cámara alta Cámara de Senadores
 • Cámara baja Cámara de Diputados
Historia
 • Bases Constitucionales 23 de octubre de 1835
 • Siete Leyes 30 de diciembre de 1836
 • Bases Orgánicas de la República Mexicana 14 de junio de 1843
 • Guerra Estados Unidos-México 25 de abril de 1846
 • Restablecimiento de la Constitución de 1824 22 de agosto de 1846
 • Acta Constitutiva y de Reformas de 1847 21 de mayo de 1847
Superficie
 • 1839[n. 1] 4 350 000 km²
Población
 • 1842[1] est. 7 016 300 
Moneda Real Mexicano

La República Centralista es el período de la historia de México en que el Estado estuvo organizado bajo un régimen político unitario. El régimen centralista fue establecido formalmente el 30 de diciembre de 1836, con la promulgación de las Siete Leyes Constitucionales, aunque ya en 1835 se había derogado la constitución federal de 1824.[2] La República Centralista duró casi once años. El 22 de agosto de 1846, el presidente interino José Mariano Salas, expidió el decreto que restauró la vigencia de la Constitución de 1824[3] [4] y con esto, el regreso al federalismo.

El período centralista del Estado mexicano fue un intento del sector conservador de ese país que intentó poner fin a las disputas entre las élites regionales y entre los diversos caudillos que protagonizaban la vida política nacional. Sin embargo, como ocurrió durante la Primera República Federal y el Primer Imperio, el país siguió padeciendo de una grave inestabilidad política y levantamientos armados. La supresión del régimen federal fue detonante de la reacción de los partidarios del federalismo en Zacatecas (1835), Tabasco (1841 y 1846), y el noreste de México, particularmente en el estado de Tamaulipas. Las respuestas más radicales a la instauración del régimen unitario fueron la proclamación de la independencia de Texas (1836) y de Yucatán.

Asímismo, México enfrentó en este período dos conflictos internacionales: la Primera Intervención francesa en México, provocada por reclamaciones económicas de súbditos franceses al gobierno de México; y la Intervención estadounidense en México, como consecuencia de la anexión de Texas realizada por los Estados Unidos.

La República fue gobernada por once presidentes. Ninguno completó su mandato durante este periodo.

Instauración del régimen centralista[editar]

Debido al caos político y contienda,después de que los conservadores asesinaran a Vicente Guerrero, el continuo debate entre federalistas y centralistas aun después de proclamada la Constitución de 1824 y las diversas sublevaciones provocadas por las reformas liberales expedidas por Valentín Gómez Farías, los conservadores iniciaron acciones para disolver la federación, imponer una república centralista y cancelar la reformas realizadas bajo el mandato de Gómez Farías.

A mediados de 1835, el partido conservador estableció un Congreso, el cual se declaró constituyente y promulgó el 23 de octubre de ese año las Bases Constitucionales. El 30 de diciembre de 1836,[5] se promulgaron las Siete Leyes Constitucionales, que establecían el régimen de centralización gubernamental y administrativa en el país.

Las Siete[editar]

Las Leyes Constitucionales de la República Mexicana, mejor conocidas como las Siete Leyes, fueron una serie de leyes de carácter constitucional que sustituyeron a la Constitución de 1824. A pesar de ser denominadas en algunas ocasiones como Constitución de 1836, las Siete Leyes no fueron una constitución en forma.[6]

1. La primera ley se refería a los derechos y deberes de los ciudadanos y establecía la obligación de la religión católica.
2. La segunda creó el Supremo Poder Conservador el cual podía declarar la incapacidad física o moral de cualquiera de los tres poderes de la República (ejecutivo, legislativo y judicial).
3. Las 3a. 4a. y 5a leyes organizaban los poderes de la Unión, fijando los procedimientos de su elección y sus atribuciones.
4. La sexta ley establecía la división del territorio en Departamentos, y la supresión de legislaturas locales, las cuales serían sustituidas por juntas departamentales.
5. La séptima ley señalaba que por ningún motivo las leyes constitucionales podían ser modificadas durante un espacio de tres años.

El centralismo era liberal; mantenía la división de poderes pero creaba uno nuevo: el Supremo Poder Conservador; el Ejecutivo mantenía su debilidad, ahora sin vicepresidencia, pero su cargo se extendía a ocho años; los estados se convertirían en departamentos y los gobernadores eran nombrados por el presidente de una terna enviada por las juntas departamentales de solo 7 miembros. Para fortalecer al gobierno nacional se le daba el control de todo el presupuesto de la República. Se estableció el voto censitario; es decir, solo votarían y serían votados quienes tuvieran propiedades o capital.[7]

Las Siete Leyes fueron decretadas por el presidente interino de México José Justo Corro y decretadas por el Congreso Nacional.

Oposición política y armada a la República Central[editar]

División política y movimientos secesionistas ocurridos en el período de la República Central.

Secesión de Zacatecas[editar]

La Rebelión en Zacatecas fue la primera rebelión provocada por los intentos de centralizar los asuntos de los estados. La rebelión comenzó como respuesta a la orden del gobierno de desintegrar los cuerpos de milicias. La rebelión fue encabezada por el gobernador Francisco García Salinas, que dirigió un ejército de unos cuatro mil hombres en contra del gobierno, aún federal.[8]

Antonio López de Santa Anna, presidente en aquel entonces, combatió personalmente la revuelta, dejando como encargado de la presidencia al general Miguel Barragán. El gobernador García Salinas, fue derrotado en la Batalla de Zacatecas. Como castigo a la rebeldía de Zacatecas, el partido de Aguascalientes fue separado y declarado territorio de la federación el 23 de mayo de 1835.[9]

Independencia de Texas[editar]

La Rebelión de Texas comenzó el 2 de octubre de 1835 en la Batalla de González. El descontento de los colonos estadounidenses comenzó prácticamente desde que se asentaron en el estado de Coahuila y Texas. Como resultado de la rebelión de Fredonia de 1827, se decretaron las leyes del 6 de abril de 1830 que acrecentaron el descontento de los colonos. En 1831, las autoridades mexicanas dieron a los colonos de González un pequeño cañón para ayudar a protegerse de las frecuentes incursiones comanches. Debido a la orden del gobierno de desintegrar los cuerpos de milicias, el coronel Domingo Ugartechea comandante de las tropas mexicanas en Texas, les pidió que regresaran el cañón. El 1 de octubre, los colonos votaron a favor de iniciar una pelea y se negaron a devolver el cañón. La pelea terminó al día siguiente con la retirada del pequeño grupo de soldados mexicanos.[10]

Después de las victorias texanas de González y el tras el asedio de Béjar,[11] vino una serie de victorias mexicanas, la mayoría de ellas comandadas por el general José de Urrea. Urrea venció a los rebeldes en la Batalla de San Patricio, la Batalla de Refugio, la Batalla de Coleto y la Batalla de Goliad del 27 de marzo de 1836.

El 23 de febrero de 1836, el Ejército de Operaciones en Texas, encabezado por el presidente Antonio López de Santa Anna, comenzó el sitio del Álamo.[12] La mayoría de los soldados había sido reclutado contra su voluntad.[13] El Álamo cayo el 6 de marzo del mismo año, solo sobrevivieron dos personas.

El 21 de abril, tuvo lugar la batalla de San Jacinto, conocida también como "la siesta de San Jacinto",[14] donde el ejército mexicano fue atacado mientras dormía y fue totalmente derrotado. Santa Anna fue capturado días después de la batalla y firmó el 14 de mayo el Tratado de Velasco, con el que reconocía la independencia de Texas. El gobierno mexicano encabezado por José Justo Corro no reconoció el tratado argumentando que Santa Anna no tenía autoridad de otorgar la independencia al territorio, sin embargo, Texas se mantuvo independiente de facto hasta 1845, cuando se anexó a Estados Unidos.[15] [16]

Rebelión de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas[editar]

La república del Río Grande fue intento de república compuesta por los estados mexicanos de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y partes del actual estado estadounidense de Texas. El 17 de enero de 1840, un grupo de notables de los tres estados se reunieron en cerca de Laredo. Planearon una secesión de México y la formación de su propia república federal compuesta por los tres estados, con Laredo como la capital. Sin embargo, las legislaturas de los estados (entonces departamentos) no tomaron ninguna acción constitucional para respaldar la creación de la república y pidieron ayuda al gobierno central para sofocar la rebelión.[17]

Los insurgentes pidieron ayuda al presidente de la República de Texas Mirabeau B. Lamar, quien no les brindó apoyo porque buscaba el reconocimiento de su propia independencia por parte de México.[18]

Finalmente después de una serie de derrotas insurgentes, el 6 de noviembre, Antonio Canales, comandante en jefe del ejército insurgente, se reunió con Mariano Arista quien le ofreció el puesto de general brigadier del Ejército Mexicano en cambio de abandonar su idea secesionista. Canales acepto el ofrecimiento y el intento de independencia fue abandonado.[19]

Rebelión de Tabasco[editar]

La Rebelión de Tabasco inicio en 1839. Fue liderada por rebeldes federalistas que estaban en contra del gobierno centralista implementado en México. Los rebeldes tomaron varias ciudades importantes y también pidieron ayuda al gobierno de Texas, quien los apoyo con dos barcos.[20]

Esta guerra civil culmino en enero de 1841, con el triunfo de los federalistas y la caída del gobernador centralista José Ignacio Gutiérrez.[21]

El entonces presidente Anastasio Bustamante, como represalia decreto el cierre del puerto de San Juan Bautista, lo que afecto el vida económica del territorio. Esto provocó descontento en las autoridades federalistas tabasqueñas, por lo que el 13 de febrero de 1841, Tabasco decreta su separación de México.

Meses después Antonio López de Santa Anna, revoco el decreto de Bustamante y aseguro a las autoridades tabasqueñas que el federalismo seria reinstaurado, lo que finalmente culmino en la reincorporación de Tabasco el 2 de diciembre de 1842.[21]

Tabasco decretaría su separación en noviembre de 1846 como protesta a la falta de ayuda del gobierno ante la ocupación estadounidense del estado. Finalmente se reincorporó en diciembre del mismo año.[21]

Independencia de Yucatán[editar]

División Política de la República de Yucatán.

Yucatán se unió a la federación en 1823 bajo un estatus especial, el de República Federada, tal como lo estipulaba la Constitución de Yucatán de 1825.[22]

Al cambiar el sistema federal por el centralista, Yucatán consideró su pacto de unión a México roto. Después de varias peticiones al gobierno central de restaurar la Constitución de 1824, el 29 de mayo de 1839 estalló la revolución en Yucatán. Después de una serie de victorias yucatecas, el gobierno central declaró la guerra a Yucatán.[23] El 4 de marzo de 1840, el Congreso yucateco decretó que mientras la Nación Mexicana no sea regida conforme a las leyes federales, el Estado de Yucatán permanecerá separado de ella, reasumiendo su Legislatura las facultades del Congreso general y su Gobernador las del Presidente de la República, en todo lo que concierna a su régimen particular.[24]

El 31 de marzo de 1841, se promulgo la Constitución de Yucatán de 1841. Esta nueva Constitución estableció innovaciones como la libertad de culto, libertad de prensa y las bases constitucionales y jurídicas del juicio de amparo.[25]

El 1 de octubre de 1841, la Cámara de diputados de Yucatán expidió el Acta de Independencia de la Península de Yucatán.[26]

Santa Anna envió a Andrés Quintana Roo a dialogar con las autoridades yucatecas para negociar su reincorporación a México. De la reunión se firmaron unos tratados, totalmente benéficos para Yucatán, que fueron rechazados por Santa Anna.

Santa Anna envió una invasión armada a Yucatán para someterlo, pero fueron derrotados. Al no poder someter a la península, Santa Anna les impuso un bloqueo comercial. El bloqueo hizo que las autoridades de Yucatán (confiadas por su victoria militar), negociaran con Santa Anna. El 5 de diciembre de 1843 se firmaron unos tratados donde Yucatán restablecía las relaciones con México, pero se mantenía regido bajo sus propias leyes y gobernantes. En 1845, el presidente José Joaquín de Herrera desconoció los tratados y provocó nuevamente la ruptura entre Yucatán y México.

Después que el federalismo fuera restaurado en 1846, Yucatán decidió incorporarse a México, pero la fracción campechana se oponía a la reincorporación argumentando que México estaba en conflicto con Estados Unidos.

Piedra grabada que narra unos episodios de la Guerra de Castas entre 1854 y 1855. Aunque formalmente ya había desaparecido el régimen centralista todavía se menciona al "DEPARTAMENTO DE YUCATAN".

El 30 de julio de 1847 estalló en Yucatán el levantamiento indígena conocido como la Guerra de Castas. La guerra indígena obligó a Yucatán a buscar ayuda de México, con el que negoció su reincorporación a la República que tuvo lugar el 17 de agosto de 1848.[27]

La bandera de Yucatán es ampliamente usada como insignia civil en el estado y existen propuestas para adoptarla como bandera oficial.[28]

1840 - 1846[editar]

Debido a los numerosos conflictos desarrollados en el país, el descontento con la administración se agudizo y se extendió la certeza de que el centralismo tampoco funcionaba. Prácticamente la única buena noticia del nuevo régimen fue el reconocimiento de la independencia de México por parte de España el 28 de diciembre de 1836.[29]

El 19 de julio de 1840, Valentín Gómez Farías proclamo un plan federalista, el cual fue sofocado.[30] Como consecuencia de todo esto, surgieron propuestas para solucionar la situación: el monarquismo con un rey europeo o la dictadura militar. Los militares desecharon la propuesta de la monarquía y en connivencia con los comerciantes extranjeros, promovieron tres pronunciamientos para establecer la dictadura.

El 10 de octubre de 1841, Antonio López de Santa Anna asumió el Ejecutivo, con facultades extraordinarias para gobernar y legislar, mientras se reunía un Congreso que redactaría una nueva constitución.[31]

Bases Orgánicas[editar]

Tras ser elegido, el Congreso Constituyente debatió durante 1842 un proyecto constitucional que resulto federalista; debido a esto fue disuelto en diciembre del mismo año y sustituido por una Junta de Notables que redacto las Bases Orgánicas, juradas el 14 de junio de 1843.[32]

Aunque las Bases Orgánicas mantuvieron el centralismo, otorgaron mayor representación e influencia a las asambleas departamentales. Se eliminó el Supremo Poder Conservador y se aumentaron las facultades del ejecutivo. Se eligió como presidente a Santa Anna, pero con un Congreso decidido a hacerle cumplir la ley. Cuando Santa Anna trato de disolverlo, la legislatura lo desaforo y este, salió al exilio. Fue sustituido conforme a la constitución el 12 de septiembre de 1844 por José Joaquín de Herrera.

De Herrera, consciente de que Texas se había perdido, intento negociar el reconocimiento de su gobierno a la República de Texas, como medio para evitar su anexión a Estados Unidos.[33] Los opositores acusaron a De Herrera de intentar vender Texas y Alta California.

El 29 de diciembre de 1845, los Estados Unidos anexaron Texas a su territorio, mientras Mariano Paredes y Arrillaga enviaron a segurar la frontera norte amenazada, se dirigió a la Ciudad de México y mediante un golpe de estado destituyo a De Herrera y ocupo el cargo.

Conflictos internacionales durante la República Central[editar]

Primera Intervención francesa[editar]

Bombardeo a San Juan de Ulúa desde la corbeta La Créole.

La Guerra de los Pasteles fue un conflicto bélico entre México y Francia que duro de 1838 a 1839. A principios de 1838 el ministro francés lanzo un ultimátum al gobierno Mexicano desde Veracruz: o México pagaba las reclamaciones de sus nacionales o sus puertos serían bloqueados por la flota francesa. El gobierno de Bustamante se negó a negociar con Francia mientras sus barcos siguieran en costas mexicanas.[31]

Las relaciones diplomáticas se rompieron el 16 de abril de 1838 y comenzó un bloqueo francés a los puertos mexicanos. Francia envió a Charles Baudin a negociar una salida diplomática con México. Baudin expreso una serie de peticiones que fueron rechazadas por el gobierno mexicano. Como respuesta Francia bombardeo Veracruz y el fuerte de San Juan de Ulúa, donde Santa Anna perdió la pierna.

Finalmente con la intervención diplomática inglesa que reunió a Eduardo Gorostiza y Guadalupe Victoria con Baudin, se firmó el tratado de paz el 9 de marzo de 1839, con el que México pago las exigencias de los súbditos franceses pero no los gastos de la flota francesa.[34]

Intervención estadounidense[editar]

El ingresó de Texas como parte de Estados Unidos desencadenó los sucesos que condujeron a la guerra. Ese mismo año crecieron las tensiones entre los México y EE.UU. cuando el gobierno de estadounidense ofreció pagar la deuda mexicana a los colonos estadounidenses si México permitía que EE.UU. le comprara los territorios de Alta California y Nuevo México. México rechazo la propuesta y se rompieron las relaciones diplomáticas entre ambos países vecinos.

La primera batalla se libró el 25 de abril de 1846 al norte del río Bravo, en el lugar llamado Rancho de Carricitos. El combate provocó que el Congreso de Estados Unidos declarara la guerra a México el 13 de mayo de 1846; México por su parte le declaro la guerra a Estados Unidos el 23 de mayo del mismo año.[35]

El 28 de julio de 1846 Paredes y Arrillaga partió a combatir a los estadounidenses, su lugar lo ocupó Nicolás Bravo. Bravo fue derrocado el 4 de agosto por un grupo de federalistas encabezados por José Mariano Salas.[36]

Restablecimiento de la Constitución de 1824[editar]

Finalmente el 22 de agosto se expidió el decreto que restablecía la Constitución de 1824,[3] con lo cual se dio fin al sistema centralista dando paso a la Segunda República Federal.

Gobernantes de la República Centralista[editar]

Antonio López de Santa Anna, domino la vida política de la República Centralista.

Durante los casi 11 años que duró la República Centralista, tuvo dieciséis cambios en el Ejecutivo realizados por nueve presidentes.

Miguel Barragán ocupo la presidencia el 28 de enero de 1835 y fue el presidente que gobernó durante la transición de la República Federal a la República Centralista. Barragán entregó el cargo a José Justo Corro. Corro fue el encargado de proclamar las Siete Leyes y durante su gobierno México recibió el reconocimiento de su independencia por parte de España; convoco a elecciones y entregó el cargo a Anastasio Bustamante quien fue elegido para gobernar por un periodo de 8 años, el 19 de abril de 1837. Bustamante salió a combatir las rebeliones federalistas y el cargo de presidente lo ocupo Antonio López de Santa Anna el 23 de marzo de 1839. Santa Anna entrega la presidencia interina a Nicolás Bravo el 10 de julio del mismo año. Bravo entregó nuevamente la presidencia a Bustamante el 19 de julio.

El 22 de septiembre de 1841 Bustamante dejó la presidencia nuevamente para combatir la rebelión denominada Regeneración; el congreso designó como presidente interino a Francisco Javier Echeverría, quien gobernó por 18 días. El 10 de octubre Echeverría dejó el cargo que fue ocupado nuevamente por Santa Anna. Santa Anna dejó la presidencia una vez más el 26 de octubre de 1842 y el cargo fue ocupado por Nicolás Bravo. Bravo entregó el poder a Santa Anna el 4 de marzo de 1843. El 4 de octubre, Santa Anna designado como presidente constitucional según las Bases Constitucionales dejó el poder y se designó como interino a Valentín Canalizo. Canalizo entregó el poder nuevamente a Santa Anna el 4 de junio de 1844. Santa Anna dejó el poder por enésima vez el 12 de septiembre del mismo año dejando nuevamente a Canalizo como interino, pero como Canalizo no se encontraba en la capital, se designó a José Joaquín de Herrera para sustituir al sustituto. Herrera entregó el poder a Canalizo cuando este llego a la capital el 21 de septiembre del mismo año.

Cuando Santa Anna trato de disolver el Congreso que le exigía cumplir la ley, el Congreso lo destituyo de la presidencia. Canalizo y Santa Anna son capturados y expulsado del país. Según las Bases Orgánicas se designó como presidente interino a José Joaquín de Herrera el 6 de diciembre de 1844.

Herrera fue derrocado por un golpe de estado encabezado por Mariano Paredes y Arrillaga, quien ocupa la presidencia. Arrillaga sale a combatir a las tropas estadounidenses y deja en la presidencia a Nicolás Bravo el 28 de julio de 1846. El 4 de agosto Bravo es destituido por un grupo de federalistas encabezados por José Mariano Salas quien asume la presidencia el 6 de agosto.

Salas fue el último presidente de la República Centralista y el primero de la Segunda República Federal, debido a que el 22 de agosto de 1846, restituye la Constitución de 1824. Continuo en el cargo hasta el 23 de diciembre del mismo año, cuando después de convocar a elecciones entregó el cargo al vicepresidente electo Valentín Gómez Farías.

División Político - Administrativa[editar]

De las Siete Leyes Constitucionales, la sexta fue la que hablo de la configuración territorial en sus artículos 1o. y 2o. Poco después se promulgo la Octava Base Orgánica, que formó de hecho un cuerpo aparte de las Siete Leyes. El primero de sus artículos dispuso que el territorio nacional quedaría compuesta de la siguiente manera:[37]

Mapa de México según las Siete Leyes Los 24 Departamentos de la República eran:
Mexico 1835 (Siete Leyes).PNG

Los estados existentes desde la Constitución de 1824 que se convirtieron en Departamentos sin cambios territoriales fueron:

Orden Nombre Orden Nombre
1
Santa Fe de Nuevo México
11
Sonora
2
Guanajuato
12
Tabasco
3
Oaxaca
13
Tamaulipas
4
Puebla
14
Nuevo León
5
San Luis Potosí
15
Durango
6
Veracruz
16
Chihuahua
7
Yucatán
17
Chiapas
8
Jalisco
18
Sinaloa
9
Querétaro

Los estados y territorios federales que sufrieron cambios fueron:

Orden Nombre Cambio
19
Michoacán
Le fue agregado el Territorio Federal de Colima.
20
Zacatecas
Le fue separado y el partido de Aguascalientes.
21
Aguascalientes
Separado de Zacatecas y convertido en Departamento.
22
Coahuila y Texas
Fueron separados en los dos Departamentos diferentes.
23
Alta California y Baja California
Fueron convertidos en el Departamento de Californias.
24
México
Le fue agregado el Territorio Federal de Tlaxcala y el Distrito Federal.

El 11 de septiembre de 1842, la región del Soconusco se unió al Departamento de Chiapas.

Véase también[editar]


Predecesor:
Independencia de México
(1810-1821)
Historia de México
México Independiente
(1821-1855)
Sucesor:
La Reforma
(1854-1876)
Predecesor:
Primera República Federal
(1824-1835)
México Independiente
República Centralista
(1835-1847)
Sucesor:
Intervención estadounidense en México
(1846-1848)
Segunda República Federal
(1847-1854)

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. El tamaño del país era de aproximadamente 4 350 000 kilómetros cuadrados, después de la secesión de Texas. México nunca hizo una medición precisa de su territorio en aquellos años.

Referencias[editar]

  1. «La población en México». INEP. Consultado el 4 de julio de 2011.
  2. «Decreto que expide las Leyes Constitucionales de la República Mexicana.». 500 años de México en documentos. Consultado el 11 de abril de 2011.
  3. a b «The Pronunciamiento in Independent Mexico 1821 - 1876». University of St Andrews. Consultado el 10 de julio de 2011.
  4. "Decretos del Gobierno, 22 de agosto de 1846, números 2892 y 2893", en DUBLÁN, Manuel y LOZANO, José María, Op. cit., T. V, pp. 155-156
  5. «Decreto que expide las Leyes Constitucionales de la República Mexicana.». 500 años de México en documentos. Consultado el 11 de abril de 2011.
  6. De La Fuente Guerrero, Sara C. (2003). Las Constituciones de México. México: Servigraf. 
  7. Vázquez, Josefina Zoraida (2010). «8». Historia de México (VIII. El establecimiento del México independiente (1821-1848)). p. 163. ISBN 978-607-16-0173-5. 
  8. «Aguascalientes versus Zacatecas». Biblioteca Digital ILCE.
  9. «Gobierno - Zacatecas».
  10. Hardin (1994), p. 12.
  11. Barr, 1990, p. 56
  12. Hardin, 1994, p. 98
  13. Hardin, 1994, p. 99
  14. Todish, 1998, p. 20
  15. «Antecedentes sobre Límites Territoriales.». SRE. Consultado el 11 de julio de 2011.
  16. Scott, Robert (2000). After the Alamo (en inglés). Plano, Texas: Republic of Texas Press. ISBN 9780585227887. 
  17. González Quiroga, Miguel Ángel Op.cit. p.84
  18. «The Republic of the Rio Grande: A Story of Its Rise and Fall.». Texas A&M University. Consultado el 11 de julio de 2011.
  19. Ortega Ridaura, Isabel Op.cit. p.53 "La República del Río Grande y Nuevo León", Stanley C. Green
  20. [Compendio Histórico, Estadístico y Geográfico del Estado de Tabasco. Manuel Gil y Saenz "Consejo Editorial del Gobierno del Estado de Tabasco"], México (1979)
  21. a b c [Villahermosa Nuestra Ciudad. Geney Torruco Saravia "H. Ayuntamiento de Centro"], México (1979)
  22. «La historia de la República de Yucatán.». Consultado el 4 de julio de 2011.
  23. «Yucatán cumple hoy 162 años de haberse reincorporado a la República.». Consultado el 4 de julio de 2011.
  24. «Decreto de Independencia de Yucatán.». Consultado el 12 de julio de 2011.
  25. «La Constitución Yucateca de 1841.». Consultado el 4 de julio de 2011.
  26. «Acta de Independencia de la península de Yucatán.». Consultado el 4 de julio de 2011.
  27. «Efemérides, Yucatán.». Consultado el 12 de julio de 2011.
  28. 170 años cumple la bandera yucateca
  29. «Tratado definitivo de paz y amistad entre México y España.». 500 años de México en documentos.. Consultado el 12 de julio de 2011.
  30. «Plan Federalista proclamado por Gómez Farías y José Urrea después de la toma del Palacio Nacional.». 500 años de México en documentos,. Consultado el 12 de julio de 2011.
  31. a b Vázquez, Josefina Zoraida (2010). «8». Historia de México (VIII. El establecimiento del México independiente (1821-1848)). p. 174. ISBN 978-607-16-0173-5. 
  32. «Bases orgánicas de la República Mexicana, Acordadas por la Honorable Junta Legislativa establecida conforme a decretos, sancionadas por el Supremo Gobierno Provisional.». 500 años de Mexico en documentos,. Consultado el 12 de julio de 2011.
  33. Vázquez, Josefina Zoraida. Juárez el Republicano. 
  34. Muñoz, Rafael Felipe (1981). La guerra de los pasteles. 
  35. «13 de mayo de 1846. El Congreso estadounidense autoriza al presidente Polk para continuar la guerra con México.». Gobierno Federal.. Consultado el 12 de julio de 2011.
  36. «Nicolás Bravo.». Biografías y Vidas.. Consultado el 12 de julio de 2011.
  37. «División Territorial de los Estados Unidos Mexicanos de 1810 a 1995 (pag.27).». Biografías y Vidas.. Consultado el 12 de julio de 2011.

Bibliografía[editar]

  • AGUIRRE, EUGENIO. 2004. “Victoria”. Booket. México. ISBN 978-607-07-0215-0
  • CASARES G. CANTON, RAUL; DUCH COLELL, JUAN; ZAVALA VALLADO, SILVIO. “Yucatán en el tiempo ”.Mérida, Yucatán. ISBN 970 9071 04 1
  • COSTELOE, MICHAEL P. 2000. “La República Central en México, 1835 - 1846 "Hombres de bien" en la época de Santa-Anna”. Fondo de Cultura Económica. México. ISBN 968-16-5829-9
  • DE BUSTAMANTE, CARLOS MARIA. 1843. “Cuadro histórico de la Revolución Mexicana”. Imprenta de J. Mariano Lara. 5 vols. México.
  • DE LA FUENTE GUERRERO, SARA C. 2003. “Las Constituciones de México”. Imprenta del INAH. México.
  • GUERRERO AGUILAR, Antonio (2002) La república del Río Grande y la crónica del país que nunca existió: 1837-1840, Monterrey, ed.Universidad de Monterrey departamento de Difusión Cultural, LCCN 2003429544 texto en la web consultado 2 de noviembre de 2009
  • GONZALEZ Y GONZALEZ, LUIS. 1966. “Los presidentes de México ante la nación”. Imprenta de la Cámara de Diputados. 5 vols. México.
  • MUÑOZ, RAFAEL FELIPE. 1881, “La Guerra de los Pasteles”. SEP.
  • MUSSACHIO, HUMBERTO. 1989: “Diccionario Enciclopédico de México”. Andrés León, editor. Ciudad de México - México.” ISBN 968-6290-35-4 e ISBN 968-6290-39-7
  • RIVA PALACIO, VICENTE. 1885. “"México a través de los siglos"'”. Cumbre. 5 vols. México.
  • VARIOS AUTORES. 2010. “"Historia de México"'”. Gobierno Federal. México
  • VÁZQUEZ, Josefina Zoraida De la rebelión de Texas a la guerra del 47. Grupo Patria Cultura, México. ISBN 968-39-0951-5
  • VILLAPANDO NAVA, José Manuel. Antonio López de Santa Anna. Editorial Planeta, colección Booket. ISBN 970-37-0220-1

Enlaces externos[editar]